Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Fechas de cumpleaños
por Evanna Hoy a las 07:29 pm

» Aquella noche
por Seth Hoy a las 07:26 pm

» Biblioteca Mágica
por Reifon Hoy a las 07:15 pm

» Sede de los Taumaturgos
por Aes Hoy a las 03:36 pm

» Actualizaciones
por Giniroryu Ayer a las 06:15 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 181 miembros registrados.
El último usuario registrado es Percy

Nuestros miembros han publicado un total de 38492 mensajes en 726 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Sudeste » Sede de los Taumaturgos

Sede de los Taumaturgos

Ir a la página : Precedente  1 ... 25 ... 47, 48, 49, 50, 51, 52  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 48 de 52.]

1 Sede de los Taumaturgos el 02/08/11, 06:38 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Minarete de madera rojiza de tres plantas decorado con cenefas y arabescos. El interior es amplio principalmente iluminado por antorchas. Se divide en dependencias individuales donde imperan los muebles de madera ignífuga, los colores cálidos y el cuero. También hay áreas comunes como una cocina, dos salas de entrenamiento bien equipadas, un pequeño estudio y un salón decorado con tapices que narran batallas importantes de la historia de la ciudad.

Ver mensajes anteriores:

Habitantes actuales:

Anriel y Nero
Barael
Devoss
Eriel
Hyun
Karime
Keiriarei
Kin
Kudryavka
Rádar
Ramas
Rasqa
Ruth
Samika
Saren
Siete
Sox
Surásara
Tayron (y Dafne)
Varsai
Xalkoth


565 Re: Sede de los Taumaturgos el 22/10/18, 05:48 pm

Yber


GM
Eitne respondió a Guille con un tono de voz muy bajo, pero que tanto él como Nime pudieron escuchar con claridad.

Creo que son buenas personas —dijo, convencido sobre todo por lo que decía la libense. Eitne nunca había sido una persona muy incrédula y eso no había cambiado: creía a pies juntillas que Nime había compartido un sueño con Sinceridad. No lo pondría en duda nunca.

Caminó cabizbajo, con gestos tan encogidos que le hacían parecer aun más pequeño entre las muletas. No miró hacia arriba hasta que vieron la sede y, por suerte para él, fue suficiente para que sus preocupaciones pasaran a un segundo plano. El minarete era un edificio super llamativo, de un rojo intenso que le provocó una sonrisa al niño; una sonrisa como la del león que fue anoche: amplia, llena de dientes y fascinación.

Ala... —exclamó.

Luego se fijó en la criatura que se acercaba a ellos por la otra punta de la calle. El escalofrío se contagió a las muletas y Eitne no se cayó porque ya tenía experiencia siendo cojo. Temió por Rena hasta que la criatura bípeda habló y reveló sus verdaderas intenciones: ¡Venía a saludarlos! Eitne se estiró para escucharla, adquiriendo una postura más abierta. La emoción volvía sin quererlo, la alegría de algo tan sencillo como que un ciudadano les explicara las cosas. Era un cambio a mejor, después de tantos meses de incertidumbre.

Cuando la loba, que se presentó como Cicatriz, acabó de hablar, Eitne se acercó con un par de saltos a la pata coja y se dirigió a ella. Lo hizo con tan mala fortuna que su susurro sonó en los oídos de todos los que aun no habían entrado al edificio.

Hola, señora Cicatriz, soy Eitne —se presentó con su voz dulce, tintineante—. ¿Puedo preguntarte si la Luna puede arrepentirse? Es que ayer era un león de humo negro y hoy vuelvo a ser... —Calló una palabra de autodesprecio y guardó silencio durante un segundo, necesario para expresarse mejor—. Vuelvo a ser yo.

566 Re: Sede de los Taumaturgos el 22/10/18, 05:54 pm

Giniroryu


GM
Cicatriz no sentía tanta fascinación como el resto del grupo por la tintineante voz de la pequeña bestia del crepúsculo, pero aún así fue suficiente como para que detuviese sus pasos y se parase a responderle.
—Volverás a serlo en cuanto caiga la noche —le respondió en un tono que le salió inconscientemente un poco más suave de lo habitual—. Es una característica de tu transformación: eres una bestia del crepúsculo y tu forma cambia según sea de día o de noche. Me vas a tener que disculpar pero tengo bastante prisa, en la biblioteca de Serpentaria seguro que puedes encontrar más información acerca de tu transformación.
La Comandante haría ademán de irse, aunque pararía si Eitne le formulaba alguna otra pregunta.

567 Re: Sede de los Taumaturgos el 22/10/18, 06:09 pm

Yber


GM
A Eitne se le abrieron los ojos al instante. Todo el miedo que arrastraba desde que se despertó se esfumó de golpe y la sonrisa que calzaba se hizo aun más grande. ¡Volvería a transformarse de noche!

Sí, sí —respondió. ¿Cómo no iba a disculparla después de todo lo que le había revelado?—. ¡Muchísimas gracias, señora Cicatriz!

El niño corrió dentro con ayuda de las muletas y no le importó lo más mínimo el buen estado del recibidor, ni los muebles tan bonitos que lo adornaban; no le importó la sensación de viajar en el tiempo de nuevo al presente, después de haber vivido en un torreón de piedra, viejo y feo. Lo único que le importaba lo expulsó por la boca.

¡Chicos, chicos! —gritó. Su voz sonó por todo el lugar llena de entusiasmo y cascabeles¡Soy una bestia del crepúsculo! —las palabras sonaron en sus oídos llenas de veracidad, como si siempre hubiese sido así y tan solo le hubiera faltado el nombre—. ¡Me transformaré de nuevo esta noche!

Eitne daba saltos sobre su única pierna cuando entró a la cocina. Por primera vez tomó conciencia de dónde estaba, avanzó hasta la encimera y pasó su mano oscura por la superficie. No había polvo y el tacto era suave, de un frío agradable. Miró los cajones que no podía alcanzar y buscó la mesa y los aparatos de cocina. Ahora que sus emociones no obstaculizaban la sensación eléctrica que le invadía, todo alrededor de la bestia del crepúsculo volvía a ser maravilloso.

Bestia del crepúsculo —pensó en voz alta, pero su voz no llegó a ningún oído salvo el suyo propio. Eitne se familiarizaba con su esencia dormida, con su nuevo nombre.

Sin quererlo, deseó que se hiciera de noche.

568 Re: Sede de los Taumaturgos el 22/10/18, 08:50 pm

Bellota


Cuando la osa la dejó pasar, Mónica dejó de prestar atención a todo y a todos. Si no, seguro que se habría asustado de lo que había dicho el enano rubio, porque era demasiado similar a lo que le había pasado a ella. Pero como no estaba a lo que estaba, nada pasó. Se colgó del cuello peludo de Eorlir y achuchó a Ina con cuidado, emocionada, tremendamente aliviada y, a la vez, tremendamente triste. Solo volvió en sí cuando reanudaron la marcha, momento en que se enhebró del brazo de Sinceridad y, de forma caótica, trató de poner a los sinhadres al día de todas sus aventuras desde que los habían perdido. Sin mucho éxito y trabándose con las palabras, pero lo intentó.

Finalmente llegaron a un edificio que de inmediato le gustó. Mon esbozó una sonrisa que se esfumó al ver salir a la loba bípeda. Sin embargo, no le dio ni tiempo a ponerse en una postura defensiva: parecía que venía con bienvenidas y panfletos. Ansiosa de información, la humana leyó el suyo rápidamente y sin enterarse de gran cosa por los nervios, y fue entonces cuando la voz tintineante del niñito cojo le resonó en los oídos. Mon no pudo evitar levantar la vista con auténtica pena y unas extrañas ganas de consolar al que ahora en su cabeza se llamaba Cachorrillo, pero… pero parecía que la tal Cicatriz se las había arreglado para hacer que todo su disgusto se esfumase. La humana ocultó una sonrisa.

Ella también tenía preguntas acerca de su transformación (porque en serio, ser un tocador con patas no era su idea de diversión), pero se las calló para otro momento y siguió a los demás hacia su nueva casa. Al entrar se le abrió la boca de la sorpresa.
Oh, qué bonito —musitó. Era cálido, era luminoso. Y ahora parecía que era su refugio y que nadie les iba a atacar.

Por primera vez en muchos días, Mónica de pronto no supo qué decir.

Los motes de los letarguinos… hasta que Mon se acostumbre a ellos:
-Adru: ¿? (Barajando “Abejonejo”).
-Eitne: Cachorrillo.
-Neil: ¿? (Barajando “Grititos”).
-Guille: ¿?
-Nime: ¿? (Por ahora “con la que soñó Since”).
-Pam: ¿?
-Rena: ¿? (Por ahora “OMG no me mates”).
-Milo: ¿?
-Rox: ¿?
-Zob: ¿?

569 Re: Sede de los Taumaturgos el 22/10/18, 10:40 pm

Evanna


Mas pronto de lo que esperaba la visión de una alta torre apareció frente a sus ojos y junto a ella la visión de una gigantesca loba bípeda, que hizo a Pma mriarle con algo de sorpresa, en guardia, al menos hasta que escucho lo que aprecia ser una simple bienvenida y la entrega de unos panfletos done informaban de la situación de los torreones y que no leyó momentáneamente. El asombro de Pam era palpable junto con su extrañado ceño fruncido. Tanta....normalidad tras esos meses sin sentido lleno de peligrosos y muertos aprecian demasiado surrealista. ¿Deba relajarse y confiar o seguir manteniendo en guardia con todos aquellos con los que se contrabandeara hasta asegurarse que no eran peligro? No olvidaba que había sido un ciudadano quien les ataco cuando aun era cosechados y supuestamente según aquel libro de Adru, tenían salvaguardas.

Ahora que no lo eran, mas fácilmente podrían intentar aprovecharse de ellos cuando ni controlaban sus habilidad sin sabían que eran. Al menos la mayoría, pues la pregunta de Eitne no tardo en recibir respuesta. Ver como el rostro de este se iluminaba en un total felicidad fue suficiente para Pam para bajar la tensión que había sentido al verlo acercarse a Cicatriz, mas no logro apartar totalmente la vista de esta hasta que atravesó los muros del torreón tras decir la contraseña..

-¿Ves? Te dije que que era muy pronto para rendirse -dijo Pam ante la ilusión de Eitne al descubrir que volvería convertirse en aquella bestia negra de nuevo. No entendía muy bien de que iba todo eso de ser una “bestia del crepúsculo” que imaginaba era el nombre de lo que era ahora y de lo que tendría que documentarse, de el y del resto una ve pudiera saber donde narices estaba la biblioteca de la que hablaban. Pues necesitaba información, y urgente.

Pues a pesar de sus palabras tranquilizadoras y seguras, no eran pensamientos que lograse aplicarse a si misma. Pam miró sus manos con frustración. Sí, su piel lucia diferente mas lisa al tacto y con aquellas estrías cual patrón, tenía aquellas inútiles alas colgando de su espalda bajo el jersey y aquellas condenadas antenas que mas que útiles eran un incordio...¿y es eso era todo? <<Solo soy una inútil mariposa gigante, de mona del queso a mariposa...vamos mejorando. >> pensó no sin cierto fastidio y sarcasmo, no se sentía muy positiva sobre ella misma precisamente. <<Debí de preguntarle a ella que narices soy>> pensó Pam soltando el aire en un profundo suspiro. No habría sido suficiente saber que era, quería saberlo todo sobre que le estaba pasando, de principio a fin, especialmente que hacer con las dichosas antenas hipersensibles que estaban torturándole la existencia <<Que mas da, igual creo que nada de lo que me contaran ahora mismo se asentaría en mi cerebro...estoy sobrecargada. Necesito ir a esa biblioteca pronto>> pensó Pam agotada por intentar mantener la compostura sin perder los nervios que bastante tocados los tenía ya.

-Tal vez haya algún habitante que nos pueda decig- dijo Pam a las pregunta de Nime suponiendo que seria lo mas normal en esa situación. Era preferible a intentar meterse en un cuarto ajeno, especialmente sabiendo que podría tenerlo protegidos con magia-Si el torreón estaba protegido...seguro sus habitantes, también tiene sus cuartos así...- al menos dentro de todo lo mal que se sentía, algo bueno empezaba a surgir. Cada vez hablaba menos mal. Algo era algo. <<Genial...>> sus pensamientos cargados de sarcasmo iban a volverse su marca registrada a ese ritmo, estaba cada vez mas segura.

570 Re: Sede de los Taumaturgos el 23/10/18, 12:05 am

Giniroryu

avatar
GM
Finalmente llegaron al que iba a ser su nuevo hogar. La torre no parecía tan robusta como había pensado, acostumbrada a la gruesa piedra del torreón, pero era bonita. No tuvo mucho tiempo de elucubrar al respecto, de todas formas, ya que una loba cubierta de cicatrices se acercó a ellos y comenzó a explicarles qué tenían que hacer a partir de ese momento. Era extraño recibir ayuda de repente después de tanto tiempo, pero la sinhadre no pensaba quejarse. Quiso hacer varias preguntas, como por ejemplo qué pasaba si rompía algo que no podía pagar, pero decidió que tal vez era mejor dejarlo estar por ese momento. En cuanto Eitne habló se giró hacia él a pesar de que no hablaba con ella ni mucho menos, y permaneció muy atenta a cada palabra que el daeliciano decía, que iban acompañadas ahora de un sonido de campanas muy agradable. La edeel enarboló una gran sonrisa ante la felicidad de la bestia del crepúsculo.
¡Eres una cosa súper guay, Eitne!
A la propia Adru le hubiera gustado preguntarle por sí misma a la loba, pero estaba claro que tenía mucha prisa. Total, seguro que en los libros que decía podrían encontrar todo. Ya le pediría a Neil que buscase con ella.

Accedió al interior con mucho entusiasmo, todavía contagiada por la felicidad del daeliciano.
Siempre podemos llamar a la puerta primero —respondió a Nime mientras correteaba de aquí para allá viéndolo todo— ¿Verdad, verdad? —dijo cuando pasó cerca de Mónica al escucharla decir “qué bonito”.
Su correteo la llevó hasta lo que parecía la sala común y se dejó caer sobre un sillón con bastante poca delicadeza.
>>¡Son más cómodos que los del torreón!


_________________________________________

El quinto GM oculto representado en un gif:

571 Re: Sede de los Taumaturgos el 23/10/18, 10:49 pm

Zarket

avatar
GM
~ La noche anterior ~

Las nuevas sensaciones que lo atacaban eran unas que Rad no sabía cómo cribar o afinar. Lo único que podía hacer para ignorar el peso del universo era ignorarlo, cerrar los ojos a él, al menos en un sentido metafórico. Ni siquiera era del todo consciente de si podía hacerlo, mucho menos de cómo hacerlo, pero no dejó de buscar en las nuevas zonas de su mente. Un par de veces, creyó, vislumbró entre sus ojos entrecerrados cómo sus nuevas pecas titilaban, solo para que no lo hicieran cuando miraba.

Su mente se encontraba agotada, pero su cuerpo estaba vibrante, pletórico. La presencia de la Luna Roja era imposible de ignorar, y, en cierta forma, tampoco quería. Era un astro demasiado fascinante, demasiado poderoso, demasiado horrible y demasiado hermoso. Renunciar a aquel portento de la naturaleza no era algo que realmente quisiese.

Por ello, un rato después, decidió levantarse y acercarse a verla. Su luz era subyugante, el nimbo sangriento de nubes que la coronaba más majestuoso que todo lo que había visto nunca.

Sus amigos se encontraban ya en la azotea. Todos tenían un aire extraño, tal y como sentía que él mismo lo tenía, en su interior. Seguían siendo los niños desdichados de horas antes, y de forma simultánea, sin embargo...

¿Cómo estáis?

Fue un murmullo grave. La brutal tormenta que había parecido querer borrar Rocavarancolia entera había amainado su fuerza, pero las gotas de lluvia seguían cayendo, al parecer incapaces de agotarse.

572 Re: Sede de los Taumaturgos el 24/10/18, 04:45 pm

Jack

avatar
La torre, para la cual Sinceridad no tenía el término "minarete", apareció ante sus ojos por fin. Era bastante alta y vistosa, tanto que se planteó si había estado realmente allí desde su llegada a la ciudad porque nunca la había visto al observar las calles desde el aire. O quizá la ocultaban con magia hasta que cumpliera el plazo, pero ¿para qué? Todo lo nuevo desde la salida de la Luna no hacía más que darle dudas y nuevas preguntas. ¿Quizá les respondería aquella mujer de la puerta?

Pues no. En la puerta solo les explicaron las características de la torre y su funcionamiento. Gruñía cuando entró con el folleto en la mano. <<¿Hemos pasado una desgracia tras otra y ahora nos tratan como si no hubiera muerto nadie?>> Firmó con su nombre y siguió a Mónica.

Gruñiría más en cuanto sintió la comodidad de aquel sitio. Las antorchas y los colores la invitaban a quedarse y relajarse por fin después de todo el tiempo en la ciudad, pero no dejaba de verlo como un regalo envenenado. Igual que sus transformaciones, aunque no lo diría en voz alta. No después de haber visto la reacción de uno de los jóvenes del otro grupo, por ejemplo, cuando la mujer le reveló su transformación. Calmó su malhumor, en parte, y hasta sonrió. Su voz era muy curiosa y le gustaba.

Pero ahora tenían que ver qué les deparaba en aquel sitio. Como siempre, centrarse en lo presente le calmaba.
Si hay información sobre nuestras transformaciones en ese otro refugio... Podríamos ir mañana —sugirió a su amiga—. Pero vamos a buscar un cuarto primero... Nos ponemos cerca, ¿no? ¿Pero dónde se va a meter Lorenzo? Habrá que buscarle un sitio adecuado...



Última edición por Jack el 31/10/18, 07:08 pm, editado 1 vez


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

573 Re: Sede de los Taumaturgos el 24/10/18, 05:23 pm

Lathspell

avatar
Zobriel no podía recordar cual había sido su impresión ante la primera vista del torreón que lo acogió durante la criba. Recordaba como habían huido ante los primeros matices de miedo que la ciudad les ofreció. Ahora sin embargo, estaban transformados, juntos, menos personas de las que comenzaron, pero desde otro punto de vista, con más gente alrededor, gente con sus mismos miedos. Así que esta vez pudo darse el lujo de mirar aquel lugar. Enorme, elegante, hasta muchísimo mas seguro que Letargo, y aun así no se dejo calmar tan pronto. Cuando Rena se puso frente a la loba gris que estaba en la puerta una aguja le atravesó el corazón. Recordó a Adru y al sujeto, que después de lo que hizo, ahora yacía empalado. Sabía que Rena no lo hacía de mala intención pero...todo paso tan rápido, seguían siendo unos niños, transformados pero niños, y la loba, aunque lo dejo claro, no era hostil.

Había contenido la respiración inconscientemente hasta que  entraron después de firmar, había oído lo de Eitne pero no pudo felicitarlo ni animarlo. Su corazón solo se calmo cuando asimilo que estaban en su nueva casa, cuando acepto que los habían dejado pasar y nada malo les sucedió. Parpadeo mirando a todo lado e imaginándolo todo lleno de gente, conversaciones, comida...  << Al menos no todosss actúan como aquel...igual acabo de aquella forma por sser como era...>> pensó dándole un último recuerdo al cizaña y fijándose en su folleto por primera vez y  reconociendo lo mucho que le molestaba sisear, tanto  que aun en sus pensamientos lo estaba tratando de controlar. El papel explicaba todo bastante claro, como Cicatriz lo había hecho. Y aun así quería saber más, pero podría esperar.  Pam ya estaba en un sitio donde podía asirse a otras cosas para mantener el equilibrio, y además, no vio donde estaba el improvisado paraguas, así que la dejo un momento y se sentó para confirmar la comodidad de los sofás. Estaba abrumado  y con una idea dándole vueltas en la cabeza, la cuestión era que ni siquiera el mismo quería prestarle atención ahora mismo a eso.

- Lo ssson ... - le dijo a Adru mirando al piso, antes de añadir un susurro-todo essto, parece ahora muy ssimple, digo, no lo fue para nada pero...ahora parece aun tan grande todo que no comprendemoss nada....perdón, lo bueno ess que ya tenemoss un hogar nuevo...y camas nuevass - sonrió torpemente a modo de disculpa. No sabía bien que pensar y se volvió a levantar para asomarse a las escaleras y dar unos pasos en ellas. Aunque había tratado de evitarlo de nuevo se sentía como el anterior Zobriel que no sabía de qué hablar o como decir las cosas.  Esperaba toparse con alguien para preguntar cualquier cosa sobre el nuevo sitio. Aunque se alegraba de que las cosas estuvieran "bien", algo muy en el fondo le decía que la vida que estaban empezando era abrumadoramente grande como para que un folleto lo explicara. Necesitaba preguntarle a alguien, lo que sea.


_________________________________________

El Odio es por mucho el placer mas duradero. El hombre Ama con prisas, pero llega a Odiar con mucha calma.

574 Re: Sede de los Taumaturgos el 24/10/18, 09:09 pm

Nihil

avatar
Rena refunfuñó durante todo el discurso de Cicatriz. A pesar de haber demostrado que no era una amenaza no terminaba de fiarse, o tal vez fue su orgullo herido la causa de que la loba no le gustase. Se mantuvo a una distancia prudencial cuando Eitne corrió a preguntarle lo que fuera, con el lomo erizado y los ojos negros clavados en el miembro del Consejo. Aun así la voz tintineante del niño consiguió quitarle el mal humor y bajar sus defensas. Le alegró verlo recuperar la ilusión que había tenido la noche anterior y antes de entrar le dio un empujón cariñoso con el hocico, como para señalar que compartía el sentimiento. Tuvo que firmar rasgando su inicial con la garra en el papel porque no fue capaz de sostener la pluma.

El edificio por dentro era como no habían visto ninguno en la ciudad: acogedor y limpio. Los muebles estaban en buen estado y parecía que alguien se había molestado en hacer la estancia agradable para sus habitantes. Rena siguió al grupo olisqueándolo todo, metiendo el hocico en donde podía. Le sorprendió que en la sala común hubiera sillones apropiados para su nuevo tamaño, vio todos los tapices con imágenes de batallas y las armas aparatosas adornando las paredes. Desde luego parecía un hogar para guerreros. Le gustaba.

Al pasar por la cocina robó una manzana de un frutero que había sobre la encimera, con todo el disimulo del que fue capaz, y la fue masticando mientras caminaba.

Entonces llegó.

Fue primero un latigazo en la columna que casi hace que se atragante, luego un dolor agudo se extendió por sus articulaciones. Estaba subiendo las escaleras hacia la primera planta y por inercia aceleró el paso. Poco a poco el olor a ropa de cama y vida se le fue escapando, el pelo castaño se le retrajo y se fue sintiendo más y más expuesta, pero la postura en la que se sentía segura ya no le resultaba cómoda. Cuando llegaron arriba no se paró a admirar el edificio, sus ojos, que empezaban a volverse castaños, se clavaron en una puerta entreabierta, y hacia allí fue. Dejó caer el brazo de la boca cuando su mandíbula dejó de tener fuerza para sostenerla. Entró en la habitación vacía como una exhalación y cerró la puerta. Se quedó sentada contra esta mientras sus huesos crujían y su rostro mutaba. De pronto volvía a ser Rena la irrense. El implante arrancado chisporroteaba levemente y estaba completamente desnuda. Se miró la única mano que tenía, confusa. ¿Qué había pasado? ¿Era algo como lo de Eitne? ¿Pero por qué no se había destransformado por la mañana como él? ¿Volvería a ser un oso en algún momento? Miró a su alrededor, la habitación en la que había acabado tenía una fina capa de polvo sobre todos los muebles y el suelo, pero estaba ordenada. Había un arcón a los pies de la cama y fue a mirar si había ropa, como en los torreones. Dio gracias por no haberse destransformado por el camino, se habría muerto de vergüenza si llegase a quedar en bolas en medio de la calle y delante de desconocidos.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

575 Re: Sede de los Taumaturgos el 24/10/18, 09:10 pm

Dal

avatar
-La noche anterior-



Eriel se rió a carcajadas. Era cierto, ya no tenían por qué sentirse desinformados, podrían ir a aquella biblioteca y leer cuanto quisieran.

-Hay que organizar una salida a esa biblioteca para informarnos de nosotros mismos - le comentó a su amigo.- Aunque igual alguien de este lugar pueda informarnos antes de los nombres para saber qué buscamos, ¿qué opinas?

-Por otra parte creo que voy a echar de menos algunas de mis cicatrices - le reconoció al ángel negro.- Cada cicatriz contaba una historia de supervivencia, ahora me siento un poco raro sin ellas.

-¿Peeeeeeeerdona? - le soltó a Tay cuando éste subió fingiendo sentirse ofendido.- Sox, suéltalo en pleno vuelo, que sepa lo que es caer.

Entre risas se acercó al belga y le pasó el brazo por los hombros.

-No te preocupes, hay que darle algo de tiempo - dijo en respuesta a lo de Dafne.- Por cierto, Tay. ¿Puedo tocar? - le preguntó mirando fijamente aquella cola de aspecto esponjoso.

-Va, Sox, no seas aguafiestas - espetó.- Ya nos preocuparemos de eso mañana.

-Anda mira, el que faltaba por fin se ha dignado a aparecer - comentó riendo cuando Rad apareció por las escaleras.- Todo bien ¿tú?


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

576 Re: Sede de los Taumaturgos el 25/10/18, 09:01 pm

Aes

avatar
Tayron se encontraba mirando el fulgor de la Luna cuando recibió las palabras de Sox por sorpresa, no pudo evitar retroceder un paso como si le hubieran clavado un puñal frío, que laceraba la piel y congelaba todo intento de control emocional. Quiso disimularlo, atrapar la mueca de dolor antes de que dominara su rostro, fingir que no quería pegarle un puñetazo por su brutez. Con el astro rojo en el cielo casi sentía poder hacerlo sin consecuencias.
-Yo... es decir... - no había un mañana del que preocuparse quiso decirle a un Eriel que intentaba suavizar un dolor que no podía taparse. Para Eriel la Dafne muerta que había revivido era un problema del que preocuparse otro día, como cuando te quedas sin pan en domingo. Tayron apretó los puños con la mirada brillosa y la garganta quejosa. ¿Que si estaba seguro de que era real?. Los nudillos se tornaron blancos. No lo comprendían, cuánto había pasado. Lo que era verla de nuevo. “¿Te ha dicho de donde ha salido”?. No cómo ha vuelto.

-Te ha salvado- dijo, como si comprendiera una de las grandes verdades del mundo- joder, ha ayudado con las piedras, podríamos haber muerto- notaba el riego sanguíneo acelerado, un poder antiguo en él. Sabía que la mejor versión de él mismo estaba ahora a flote, puede que también la peor. No estaba... preparado. Absolutamente para nada.- nos salvó entonces. Cómo..., tú, cómo puedes dudar de ella. Ni siquiera le habéis dado las gracias- lo sabía, se estaba metiendo en el barro, su voz se tornaba distante y dura, aunque temblorosa. Puede que no tuvieran la culpa, que solo estuvieran inseguros. Pero le daba igual- ninguno le ha dado las putas gracias- y desvió la mirada. ¿Acaso es lo que quería?. Tras la muerte de Dafne se había acercado más aún al grupo, por eso dolía más, cualquier gesto de sospecha quemaba, fuera racional o no. Ya daba igual que no le agradecieran nada, aunque Dafne hubiera perdido la vida. A él le bastaría.

-Y no- gruñó al nublino justo al tiempo que advirtió a Rad llegar- no me toques la cola.- y como un acto reflejo, ésta empezó a enrollarse con torpeza.


_________________________________________

" Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Son Un Sentimiento Suspendido En El Tiempo, A Veces Un Evento Terrible Condenado A Repetirse."

577 Re: Sede de los Taumaturgos el 28/10/18, 10:48 pm

Cuervo

avatar
Desde que le empezaron a vislumbrar Guillermo comenzaron a surgirle un millón preguntas sin parar, el edificio era mas grande que su torreón y parecía mejor preparado. Una loba se presento delante de ellos y empezó a darles lo que para guille fueron las primeras respuestas sobre todo lo que habían pasado. Y se alegro muchísimo cuando supo que Eitne volvería a recuperar su forma animal.  

Al ver que resolvería sus preguntas Guillermo, corrió a ponerse donde la loba le viera y comenzó a hacer preguntas:

-¿Vamos a poder vivir aquí? ¿Y vamos a tener una habitación para todos o cada uno un cuarto? ¿y hay chocolate? ¿Y Neil puede seguir cocinando? ¿y que vamos a hacer aquí? ¿Qué hace una comandante de los ejércitos de Rocavarancolia? ¿Y hay cole aquí? ...-dijo de golpe diciendo lo primero que se le ocurría. De repente miro a donde estaban Nime y Eitne preocupado- ¡Tenemos que ir a pillar las mejores camas! - y salió corriendo con las manos en alto dejando atrás dejando el salón común.


_________________________________________

He aquí mi secreto:


"Lo esencial es invisible a los ojos"

"Reír para alejar a los fantasmas"

"Una vez que conoces a alguien, nunca lo olvidas realmente"

"Un corazón es una carga muy pesada"

"Eres mas valiente de lo que crees, mas fuerte de lo que pareces y mas inteligente de lo que piensas"

"Yo no estoy loco, mi realidad es diferente a la tuya"





578 Re: Sede de los Taumaturgos el 29/10/18, 01:05 am

Tak


GM
Nime supo que se adentró demasiado rápido en el edificio cuando algunos de sus compañeros empezaron a hacerle preguntas a la que los había recibido. Retrocedió para ver de qué se trataba y vio la alegría de Eitne al recibir una explicación para lo que le había pasado. Ella también sonrió, empezando a decir:
¡Lo sabía! ¿Ves, ves? —Y lo felicitó con una palmada en la espalda.

Guille también tenía un montón de preguntas, y en cuanto fueron respondidas Nime se adentró de nuevo en el edificio. Los siguió a todos hasta el salón y observó los grabados decorativos de cerca y con gran interés. Se abstrajo durante varios minutos, a pesar de que a veces le costaba enfocar las imágenes, porque aunque no entendía nada adoraba las historias sobre conflictos bélicos.

Cuando por fin se dirigía a ver la cocina pudo ver a Rena acelerando el paso escaleras arriba y supo que algo iba mal por su lenguaje corporal.
¿Qué pasa? ¿Qué le pasa? —añadió dirigiéndose a quienes estuviesen más cerca—. ¡Rena! —la llamó justo al empezar a seguirla. Escuchó una puerta, pero cuando llegó arriba no supo de cuál se trataba—. ¿Rena?

579 Re: Sede de los Taumaturgos el 31/10/18, 12:06 am

Nihil

avatar
Rena oyó la voz angustiada de Nime en el pasillo.

-¡Estoy aquí! -respondió. Su voz sonaba rara después de tanto tiempo sin usarla. Parecía más ronca que antes. Carraspeó antes de seguir hablando -Ahora salgo.

Le fue más sencillo encontrar ropa de su talla allí de lo que le había sido en el torreón. Parecía que allí contaban con más habitantes de tallas grandes. Se puso unos pantalones de una tela suave y motivos raros que iban anudados a la cintura y una camiseta lisa sin mangas. No encontró ningún zapato por ningún sitio así que no tuvo más remedio que salir descalza, por suerte el suelo allí era de madera y no de fría roca.

-Estoy aquí -repitió, saliendo al pasillo. Intentó sonreir -Parece que yo también me he destransformado.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

580 Re: Sede de los Taumaturgos el 31/10/18, 12:52 am

Giniroryu

avatar
GM
Adru había girado la cabeza para escuchar a los demás y asintió enérgicamente hacia Sinceridad mientras se incorporaba impulsándose con el movimiento de sus piernas para levantarse del sofá. Olvidó que ahora tenía cuernos muy largos y se dio un golpe contra ellos justo al inclinarse. Dejó escapar un leve “ouch” pero sin detenerse y se acercó al resto.
Yo también quiero saber cómo se llama lo que soy, igual que Eitne.

Mientras Guille hacía un montón de preguntas que nadie sabía responder, de pronto Rena echó a correr escaleras arriba de forma extraña. La sinhadre corrió tras Nime, adelantando a la libense mientras una copia suya quedaba en mitad de las escaleras. No sabían dónde se había metido Rena, pero las nuevas orejas de la edeel captaron el sonido familiar de la voz de la irrense tras una de las puertas se acercó a ella
¿Rena, estás bien? Espera, he oído tu voz, eso quiere decir…
La irrense salió del cuarto y tal como ya sospechaba, había dejado de ser un oso.
>>Pero tú seguías transformada hasta ahora… Aunque no eres de humo como Eitne, no debéis de ser lo mismo… Y Eorlir sigue transformado pero puede hablarnos a la cabeza aunque también es un oso. —La sinhadre adquirió un gesto pensativo e inmediatamente después sonrió mientras daba un pequeño salto delante de los presentes—. En realidad creo que esto de averiguar cómo funcionamos ahora puede ser muy divertido. ¿Por qué aparecerán Adrus fantasma a veces? Yo también quiero saber cosas sobre mi nuevo yo.


_________________________________________

El quinto GM oculto representado en un gif:

581 Re: Sede de los Taumaturgos el 31/10/18, 02:01 am

Yber

avatar
GM
Eitne no podía dejar de darle vueltas a lo que le había dicho Cicatriz, una loba que se le antojó amable y dulce, ignorante del efecto hipnótico que iba provocando en la gente. Bestia del crepúsculo sonaba a criatura poderosa de cuentos, tal vez incluso aparecía en alguno de los de su abuela y no lo recordaba. Se imaginaba a sí mismo poderoso, con quién sabe qué nuevas habilidades en su forma nocturna (pues estaba claro que lo único que hacía de día era brillar y sonar como si se hubiese comido el cencerrillo de un retoño de vhadkhita).

¡Llevabas razón! —le dijo a Pam con voz cantarina. Sonaba tan dulce con el cascabel en la garganta que tal vez empalagara incluso a otros daelicianos, pero Eitne se sentía feliz—. ¡Gracias! ¡Es verdad! ¡Sííííí! —Respondió de nuevo a la mona y también a Adru y a Nime y a todos los que se alegraron por él—. ¡Yo también quiero ir a ese sitio! —añadió tras Sinceridad.

Ahora que se le había pasado cualquier rastro de tristeza, el niño intentaba prestarle atención a todo lo que ocurría y se decía a su alrededor. A la vez, sin embargo, no dejaba de preguntarse qué sería de él. Estaba examinando los cajones de la cocina (todos a rebosar de frutas, carnes, bebidas, condimentos…), cuando decidió por sí mismo que lo más importante de día sería comer, que de noche lo atravesaba todo y eso incluía la comida. Una buena alimentación era importante para estar sano, se lo decían siempre en casa.

Los gritos llegaron mientras él se llenaba los bolsillos con cerezas. El niño asió las muletas y se desplazó todo lo rápido que pudo hasta el piso del que provenían. Encontró por las escaleras una de las copias que Adru iba dejando por todas partes y no pudo evitar frenar al verla. La remanencia desapareció ante sus narices y Eitne sonrió, olvidándose de los gritos que habían llamado su atención.

Las últimas palabras de Adru fueron lo primero que escuchó.

Yo creo que eres tan rápida que alucinamos todos —rio, llenando el pasillo de cascabeles, allí donde pudieran escucharlos. Eitne lo decía en serio.

Estaba tan acostumbrado a ver a Rena en su forma humana (y tan poco en su forma osuna) que tardó en entender lo que había pasado. Entonces se le iluminó la cara y añadió:

¡Rena! ¡Te ha pasado como a mí! ¡Solo tienes que esperar de nuevo a la noche! —su voz sonó clara solo para Rena. El resto solo podrían saber lo que decía Eitne si leían sus labios.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 48 de 52.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 25 ... 47, 48, 49, 50, 51, 52  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.