Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Bahía de los Naufragios
por Evanna Hoy a las 03:19 pm

» Libo
por Evanna Hoy a las 03:07 pm

» Canciones y listas de reproducción de personajes
por Nihil Hoy a las 03:56 am

» Sede de los Taumaturgos
por Goliat Hoy a las 01:50 am

» Octava cosecha - Inscripción y fichas
por Evanna Ayer a las 10:28 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 182 miembros registrados.
El último usuario registrado es Mrrblake

Nuestros miembros han publicado un total de 39285 mensajes en 745 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Sudeste » Sede de los Taumaturgos

Sede de los Taumaturgos

Ir a la página : Precedente  1 ... 30 ... 57, 58, 59 ... 62 ... 66  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 58 de 66.]

1 Sede de los Taumaturgos el 02/08/11, 06:38 pm

Rocavarancolia Rol

Rocavarancolia Rol
Recuerdo del primer mensaje :

Refugio para neotransformados. Se trata de un minarete de madera rojiza de cinco plantas decorado con cenefas y arabescos. El interior es amplio principalmente iluminado por antorchas. Se divide en dependencias individuales donde imperan los muebles de madera ignífuga, los colores cálidos y el cuero. También hay áreas comunes como una cocina, dos salas de entrenamiento bien equipadas, un pequeño estudio y un salón decorado con tapices que narran batallas importantes de la historia de la ciudad.

Los pomos de las puertas de los cuartos ocupados se vuelven de color rojo y una placa con el nombre de la o las personas que lo ocupan aparece en medio de la puerta.

Ver mensajes archivados:

Habitantes actuales:


Dama Abrazos
Adrune y Neil
Anriel y Nero
Barael
Devoss
Eitne
Eriel
Guillermo
Hyun
Karime
Keiriarei
Kin
Lorenzo
Milo
Mónica
Nime
Pelusa
Rádar
Ramas
Rasqa
Rena
Rox
Ruth
Samika
Saren
Siete
Sinceridad
Sox
Surásara
Tayron (y Dafne)
Varsai
Xalkoth
Zobriel


685 Re: Sede de los Taumaturgos el 17/12/18, 12:28 am

Dal


"Estoy de acuerdo con eso" dijo en la mente de Rena mientras se acercaba para contemplar el destrozo. "Es difícil controlar tus instintos animales, sobre todo al principio" le explicó sentándose cerca. "Pero se Puede".

"Soy una licántropa si es a lo que te refieres" para demostrarlo la niña cambió de forma parcialmente, mostrando una forma más varmana pero sin llegar a perder todo el pelaje. "Pero no somos el mismo animal. No tienes garras de felino".

"No te molestes en recoger eso" le comentó cuando la vio intentarlo. "Ya lo reparará alguien con magia. Raro es el día que no se rompa algo cuando se entrena" explicó volviendo a su forma animal completa.

"¿Te ha dicho alguien lo que eres?" preguntó curiosa devolviendo la mirada de la irrense. Le faltaba un brazo, el metálico. Claramente no era compatible con el cambio de forma, pero Varsai no se había parado a pensarlo.

"Me llamo Zarpa. Mucho gusto" se presentó haciendo sonar su voz en la cabeza de la otra chica.

686 Re: Sede de los Taumaturgos el 17/12/18, 12:33 am

Muffie



Cuando Hyun se fue, Neil aún se encontraba inquieto, asustado y sorprendido. Ellos habían llorado su desaparición y supuesta muerte, y él había pensado todo el tiempo que eran unos asesinos por culpa de una trampa de la ciudad. El aurva se acongojó al pensar lo mal que lo debió de pasar Hyun al tener la mente llena de esos horribles pensamientos, la paranoia y el terror.

El brujo, en un intento de serenarse y tranquilizarse, abrió de nuevo el libro que había estado leyendo en la biblioteca y siguió investigando sobre lo que él era. No le sorprendió tener a Adru revoloteando a su alrededor al momento.

- Pues... - comenzó, buscando las palabras adecuadas para que su edeel lo entendiera sin que se aburriera al instante y a la vez que pudiera ser lo suficientemente explicativo para el resto, ya que Pelusa se había interesado por su transformación también-. Puedo hacer lo que quiera con la cera. Y además tengo mucha magia. Y cuanta más cera tenga, más magia tendré. Pero lo que puedo hacer con la cera no necesita de magia. Es decir, no necesita de hechizos, puedo hacerlo solo porque quiero, porque es mía y me obedece. Mirad.

A continuación, en el charco de cera que había en el suelo comenzaron a brotar un grupo de pequeños montículos que comenzaron a tomar forma de figuras del tamaño de la palma de una mano. Aunque las figuras eran algo toscas y faltas de detalle, se podían identificar a cada uno de sus compañeros de Letargo después de su transformación en ellas o rodeadas de su dominio como en el caso de Guille y Milo.

- Creo que si practico podría hacer cosas muy grandes y bonitas- explicó con una amplia sonrisa.

687 Re: Sede de los Taumaturgos el 17/12/18, 12:48 am

Nihil


El peluche cambió de forma a una… ¿chica? Eso parecía, no se le ocurría de qué mundo podía provenir pues su forma seguía siendo bastante animal pero teniendo en cuenta que no llevaba ropa Rena no la culpaba por no cambiar del todo. No se le escapó la fluidez con la qu elo hacía. ¿Ella podría llegar a cambiar a su gusto y no cuando solo cuando se cabreaba?

-Buah -fue lo único que acertó a decir. Se sintió un poco lerda.

El comentario de la chica peluche le confirmó que nadie de su transformación tenía magia, y aunque ella lo había dicho con toda naturalidad a la irrense le seguía escociendo. Apartó un poco los muñecos rotos para que no estorbasen y se acercó a la desconocida para saludar debidamente.

-Ursántropo o algo así -respondió. -Soy un jodido oso cojo. Y me llamo Rena, por cierto. Encantada, Zarpa.

Se preguntó si su nombre lo había elegido después de la Luna como en los rituales sobre los que habían leído o si era el nombre que le pusieron en su mundo y su transformación había sido una extraña y muy conveniente coincidencia.

-Y… ¿cuánto llevas aquí? ¿Dices que esta mierda se controla? ¿Hacemos algo aparte de convertirnos en bichos grandes y peludos?

No pretendía ofender a Zarpa, ya que estaba siendo amable con ella, pero lo que había leído sobre su transformación en los libros no parecía especialmente impresionante si lo comparaba con sus compañeros.

688 Re: Sede de los Taumaturgos el 17/12/18, 01:01 am

Dal


La risa de la leoparda llenó la mente de Rena por su asombro.

"Oh, que interesante. Una osa" respondió maravillada. "He leído algo por encima cosas de tu animal. Proviene del mismo mundo que el mío" le dijo. No pudo evitar reírse cuando dijo que estaba coja.

"Bueno, tu eres una osa coja y yo una leoparda muda. Ya tenemos algo en común" comentó entre risas.

"Ya llevo un año en la ciudad. Mi cosecha fue la anterior a la vuestra justo" explicó con tranquilidad mientras su cola se movía de forma hipnótica. "Claro que se puede controlar el cambio. Puedo enseñarte si quieres, a mí también me ayudaron en su momento" se ofreció con una sonrisa felina en los labios.

"¿Te parece poco?" preguntó un poco sorprendida. "Gozamos de una fuerza y una velocidad envidiables. Esos muñecos que tan fácilmente has destrozado están reforzados. Probablemente antes de la Luna habrías necesitado un hacha y unos cuantos minutos. Y lo has hecho con las manos desnudas".

689 Re: Sede de los Taumaturgos el 17/12/18, 01:29 am

Nihil


-En mi mundo también había osos, pero nunca había visto un… lo que sea que seas tú -dijo, y señaló a Zarpa entera.

Le sorprendió saber que la otra chica era muda. Pensaba que usaba la telepatía para hablar porque (como ella misma había comprobado) no podían hacerlo en su forma animal. No le pareció apropiado preguntar si ya venía muda de su mundo o si lo estaba por culpa de la ciudad así que buscó otra pregunta.

-Hmm ¿entonces la cosa esa mental que haces también podría hacerla yo? Y no me malinterpretes, ser un bicho con garras mola y tal pero… no sé, una de las enanas de mi grupo lanza rayos de la muerte y eso es la repolla.

Estaba empezando a sentirse como una llorica con tanto quejarse. Volvió a mirar los muñecos destrozados; sí que se había sorprendido de su propia fuerza, durante la criba ni de coña había podido hacer algo así.

-¿De verdad puedes ayudarme a controlarlo? -preguntó. -Llevo dos camisetas rotas solo hoy y es un coñazo. ¿Y si alguien te ayudó significa que hay más peña peluche en la ciudad? ¿Es como algo normal? ¿Somos muchos?

Saber que Zarpa había pasado por lo mismo que ella la tranquilizó bastante. Le parecía lógico que quisiera ayudar a una recién llegada, ella posiblemente haría lo mismo.

690 Re: Sede de los Taumaturgos el 17/12/18, 01:49 am

Dal

Dal
"Soy un tipo de animal terrestre conocido como felino. Dentro de esa categoría soy una leoparda. Más concretamente una leoparda de las nieves" explicó con tranquilidad dando vueltas alrededor de Rena moviendo la cola.

"La telepatía no es algo innato para los licántropos. Pero tú podrás conservar tu aparato fonador cuando te transformes, de esa forma podrás hablar sin necesidad de un amuleto como yo". Una garra se convirtió en mano y señaló el cascabel que llevaba al cuello. "Claro que eso requiere práctica".

Ignoró la queja de Rena. Era obvio que podía estar descontenta con su transformación. Pero aquello era algo pasajero. Una vez aceptara su parte animal no querría otra cosa.

"Puedo ayudarte. Es fácil aprender, la velocidad de cambio viene con la práctica. Pero al principio es fácil perder el control, sucumbir al instinto animal y dejar que te controle. La ira suele ser el desencadenante primario del cambio. Yo te enseñaré otras formas, a convivir con tu parte animal. Si tú quieres" le dijo sentándose otra vez frente a ella.

La risa de la chica volvió a oírse en la cabeza de Rena. "Sí, la ropa puede ser un problema al principio". Varsai inició el cambio pero esta vez no lo detuvo. Volvió a su forma original con el añadido de las orejas y la cola. Sin embargo a medio camino tocó la runa de su cuello y la ropa apareció por arte de magia.

"Puedo presentarte a alguien para que te haga lo mismo que a mí. Una runa contenedora capaz de almacenar tu ropa cuando comiences el cambio. Deberás pedir ayuda a un amigo con magia para grabar otra runa en tu ropa que hará que se ponga sola en tu cuerpo. Pero merece la pena".

"Peluche..." Varsai saboreó la palabra de buen humor. Nunca se había parado a pensarlo pero era cierto que en su otra forma debía de parecer tal cosa. "Sí, somos unos cuantos. Puedo presentarte a alguno, pero no sé si hay alguien más como tú" respondió con un encogimiento de hombros.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

691 Re: Sede de los Taumaturgos el 17/12/18, 02:09 am

Nihil

Nihil
-Ah, un felino. Nime nos habló de ellos, en su mundo son sagrados o algo así. Se va a volver loca cuando te vea -Se le escapó una risa -Mira que nos los ha descrito veces, pero nunca los había imaginado así. Mola.

Fue un poco decepcionante saber que no podía usar telepatía, aunque le animó saber que había herramientas que podía usar para ello. Cuando Zarpa empezó a cambiar de nuevo se preparó para apartar la mirada, no porque le incomodase ver a otra persona desnuda, sino porque no quería resultar invasiva, sin embargo no fue necesario, pues la chica se vistió como por arte de magia (posiblemente por arte de magia) en un segundo.

-¡Joder, eso ha sido la caña! -exclamó -¿Cómo lo has hecho? Yo también quiero.

Otra herramienta útil. A Rena se le ocurrían al menos veinte usos prácticos para un invento así más allá del de no quedarse en bolas al destransformarse. Pensaba pinchar con un palo a sus compañeros mágicos en cuanto le fuera posible para que le ayudaran con eso.

Con todas esas ayudas la transformación se le fue haciendo menos cuesta arriba, pero no iba a mentir, eso de perder el control le dió miedo. Se conocía bien y sabía que tenía poca correa, y ya le habían llamado la atención más de una vez por su temperamento, pero en esa forma los daños que podía causar serían un problema serio. No quiería hacer daño a nadie (al menos no de forma involuntaria)

-Me harías un favor enorme, en serio. No sé cómo podría compensártelo pero seguro algo se me ocurrirá -le sonrió. De verdad agradecía que Zarpa estuviera dispuesta a ayudarle. -Y me gustaría conocer a los otros peluches.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

692 Re: Sede de los Taumaturgos el 17/12/18, 02:18 am

Dal

Dal
"¿Tienes una compañera libense? Que bien. No hace mucho estuve en su mundo visitando la corte. Tengo que conocerla" comentó la licántropa alegre.

"No me hace falta ningún tipo de compensación. Lo haré encantada. Sé lo que es ser nueva en esto y tener a alguien para ayudar" dijo con la cola meneándose.

"Una cosa. A mí no me importa pero por si acaso no llames a nadie más peluche. Podrían ofenderse, más vale prevenir".

"Se me ocurre también que puedo echarte una mano para que consigas trabajo rápido. Donde trabajo yo siempre se necesita gente y los licántropos venimos bien por pura fuerza. Si te interesa no tienes más que decirlo".


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

693 Re: Sede de los Taumaturgos el 17/12/18, 02:42 am

Nihil

Nihil
-Joder, ¿conoces Libo? ¿Se puede ir a visitar otros mundos? ¿Lo de que nos dejaban volver no era mentira?

Era un dato importante. Después de la estafa tan grande en la que los había metido la ciudad ninguno se fiaba de nada de lo que les dijeron al principio. Estaba deseando ver a sus padres y a sus amigos y a sus hermanos. << Pero aún no puedo>> No podía presentarse en su casa hecha el desastre que era en ese momento, tenía que aprender a controlar rápido lo de convertirse en oso para no ser un peligro público, y así podría fardar delante de sus amigos. Una espina de nostalgia se le clavó en el pecho. No había pasado ni un año y sentía que llevaba décadas sin ver su casa.

Intentó recomponerse. No podía darle otro arrebato emocional delante de desconocidos.

-Vaya si son sensibles aquí -comentó, aunque tomó buena nota de lo que le decía Zarpa.

De nuevo le dio las gracias por la ayuda. Tener un trabajo sería muy útil, sin duda. Les habían dicho que tendrían techo y comida a cuenta de la ciudad pero no habían dicho nada de otras cosas necesarias como herramientas o calzado decente. También Rena necesitaba conseguir tinte pronto o acabaría matando a alguien.

-Bueno… entonces ¿cómo hacemos lo de las prácticas? Yo ya tengo el horario de entrenamiento cogido y no me importa madrugar pero me adapto a lo que tú me digas. No me importaría empezar ya pero después de la rabieta tengo un hambre que me comería a otro yo. -se echó a reir.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

694 Re: Sede de los Taumaturgos el 17/12/18, 10:22 am

Bellota

Bellota
Ante el momento emocional de la pequeña y el resto de sus compañeros, Mónica finalmente lo asumió quedándose cerca de Sinceridad y leyendo y releyendo acerca de su transformación, sin entender gran cosa pero con sentimiento de paz por fin. Sin embargo, al aparecer un chico nuevo, levantó la vista y observó todos los sucesos en silencio a medida que se levantaba barullo. Mon se encogió, sobre todo cuando «la osa» comenzó a cambiar a… bueno, osa, pero no retrocedió. No sabía qué pensar, pero visto lo visto, el nuevo grupo no parecía violento, así que no podía creer que hubieran hecho lo que Tay decía que el chico había dicho que habían hecho.

No entiendo —masculló, entornando los ojos, tratando de ver más allá de la sombra que lo rodeaba.

Por suerte, Naeleth tomó rápidamente las riendas de la situación y paralizó al chaval (lo que sobresaltó a la chica), explicando lo que le pasaba y, según dijo, curándolo. La humana entornó los ojos, pero no dijo nada tampoco. Qué útil habrían sido esas habilidades unos días antes. Habrían podido ayudar… pero no valía la pena pensar en eso. Se distrajo escuchando la conversación de los nuevos sinhadres, y cuando vio al pequeño chillón mover su cera, haciendo figuras, se acercó a ellos olvidando su repentina timidez.

¡Hala, cómo mola! ¿Cómo has hecho eso? Yo tengo espejos, pero no creo que pueda moverlos como tú. Ojalá pudiera hacer un espejo líquido, sería fantástico.

Los motes de los letarguinos… hasta que Mon se acostumbre a ellos:
-Adru: ¿? (entre Abejonejo y Flash).
-Eitne: Cachorrillo.
-Neil: ¿? (barajando Grititos).
-Guille: ¿?
-Nime: ¿? (por ahora «con la que soñó Since»).
-Pam: ¿?
-Rena: ¿? (por ahora «OMG no me mates» o «Kenai»).
-Milo: ¿?
-Rox: ¿? (barajando Kpop).
-Zob: ¿?

695 Re: Sede de los Taumaturgos el 17/12/18, 01:40 pm

Giniroryu

Giniroryu
GM
Adru escuchó atentamente a Neil mientras asentía de forma enérgica. Se agachó para poder contemplar más de cerca como la cera se transformaba en figuritas como las que solía tallar su aurva en madera, pero sin necesidad de usar las manos. Se notaba que no tenían la misma precisión a la que estaba acostumbrada ver en una creación del chico, pero para ser la primera vez que lo hacía de aquella forma a la edeel le parecieron preciosas.
¡Woaaah, eres increíble, Neil! —Dijo mientras recogía la figurita de cera con orejas de conejo y cuernos que sin duda la representaba a ella—. Bueno, no es exactamente una mascota, pero creo que es todavía mejor. Además yo ya sabía que serías capaz de hacer mucha magia. ¿Cómo se llama tu transformación entonces? Eres un brujo, eso me quedó claro, pero no entiendo muy bien los detalles…
Recordaba a medias la explicación de Naeleth, pero sin duda el concepto “dominio” todavía se le escapaba.

Mónica se acercó a mirar también, alabando las capacidades de su aurva, y la sinhadre se sintió muy orgullosa de Neil.
Seguro que puedes hacer otras cosas interesantes, ¿no? —Le preguntó a la bruja mientras se miraba con curiosidad en el reflejo de sus ojos espejados, ladeando la cabeza de un lado a otro y probando a mover sus nuevas orejas—. Eso me recuerda que aún no sé lo que yo puedo hacer… ¿Dónde está el libro?
Si nadie se lo pasaba rebuscaría entre los libros hasta dar con el marcador de “gamusino” que había puesto Naeleth. Fuese como fuese comenzaría a leer.
>>¡Hala, parece que soy mucho más fuerte que antes! —Fue lo primero en lo que se fijó—. ¿De verdad puedo saltar tanto? —Alzó su mirada hacia el techo, pensativa—. Igual es mejor que lo intente fuera… ¡Oh, aquí está eso de las otras Adrus! “Remanencias” ¡Se llaman así! Hum… —Se enfrascó durante un instante en intentar leer la explicación acerca de su funcionamiento, aunque no consiguió concentrarse para comprenderlo adecuadamente y decidió escanear el resto del texto con la vista—. Yo tampoco puedo hacer magia. Pero no importa: Neil puede hacer mucha —concluyó con una sonrisa y volviendo a dejar el libro sobre la mesa—. Después tienes que ayudarme a leer más cosas, creo que no he entendido bien lo que hacen esas remanencias.


_________________________________________

El quinto GM oculto representado en un gif:

696 Re: Sede de los Taumaturgos el 17/12/18, 02:26 pm

Dal

Dal
"No, no era mentira. Se puede visitar otros mundos pero depende de la política de secretismo hacia el mundo en cuestión. Para todos se pide un mínimo de meses antes de atravesar el portal, para que el Consejo esté seguro de que no sois un peligro para nadie. Hay sin embargo excepciones, un novato puede ir acompañado de un veterano en la ciudad que se responsabilice por la persona. Yo misma le pedí ayuda a un chico muy majo que vive aquí para ir a mi mundo de visita" explicó a Rena con calma. No sabía la política que había hacia Irraria pero era probable que fuese como la mayoría.

La risa volvió a llenar la mente de la osa. Varsai se acordaba de los primeros cambios y el hambre que había sentido entonces. Era algo difícil de asimilar pero fácil de contrarrestar.

"Ahora vas a sentir mucha más hambre que antes. Tienes un cuerpo más grande así que necesitarás más comida. Hasta es probable que tus gustos cambien. Es decir, los animales no cocinan la comida. Pero dejaremos el tema de la caza para más adelante, es materia más avanzada" comentó empezando a moverse hacia la salida. Mientras lo hacía su cuerpo volvió a cambiar, la ropa desapareció y la leoparda volvió a ocupar el sitio de la varmana.

"¿Qué te parece si bajamos a por algo de comer y luego empezamos con la primera sesión? Hoy tengo el día libre y el cuadro que estaba haciendo puede esperar" propuso con su habitual sonrisa felina.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

697 Re: Sede de los Taumaturgos el 17/12/18, 05:42 pm

Yber

Yber
GM
Eitne se relajó a la vez que se calmó el ambiente y, como todos, él también se sumergió en los libros. Al principio había esperado pacientemente para consultar su transformación porque sentía que ya sabía más que el resto e iba con ventaja. La señora Cicatriz le había dicho lo que era y el niño sabía que, al llegar la noche, volvería a ser un felino cuadrúpedo hecho de oscuridad líquida. Sin embargo, cuando abrió el libro, descubrió que estaba tan nervioso como deseoso de encontrarse. Buscó su nombre (“Bestia del crepúsculo”) a toda prisa en el índice y pasó las páginas como si no hubiera un mañana.

A la vez que llegó a la hoja correcta, perdió contacto con el exterior y leyó con un hambre voraz por descubrirse. La felicidad invadió su cuerpo, lo cual se evidenció a través de su única pierna, balanceándose a un ritmo constante, y las pausas esporádicas para comerse las pocas uñas que aún le quedaban. Su forma diurna (o forma bella) brillaba, tenía un aura hipnótica, cascabeles en la voz y un poder super chulo que le permitía hablar con todo aquel que pudiera ver, aunque estuviese lejos. Su forma nocturna era más que sombras líquidas, una bestia imponente capaz de solidificarse a su antojo. En ambos cuerpos, tenía capacidad de hacer magia, aunque fuera a niveles menores que Neil o Milo, y probablemente lo que más le gustó de todo: afinidad con los animales. No sabía muy bien qué quería decir, pero lo que su imaginación leyó entre líneas fue suficiente para que la pequeña punzada de celos mágicos se evaporara en cuestión de segundos.  

Eitne compartió la información con todos los que la quisieran, especificamente con Pelusa, la cual preguntó y, una vez se empapó de todo lo que necesitaba saber, prestó más atención a sus alrededores. Las muestras de poder de Neil, ahora un brujo de la cera, le sacaron una sonrisa y no dudó en aportar su opinión tras Adru, por innecesaria que fuera:

¡Es super chulo! —chilló, concentrándose para intentar que solo el sinhadre lo escuchara. Por desgracia no le salió muy bien y su voz sonó para todos los de la habitación—. ¿Qué puedes hacer tú con los espejos? —preguntó curioso a la chica nueva y, esta vez sí, solo ella escucharía su pregunta. ¿Se llamaba Mónica, no? Luego se giró a Adru y añadió—: Gamusino, gamusino, ¿puedo leerlo?

Extendió los brazos hacia Adru y abrió y cerró las manos en un intento de pedir que le pasara el libro. Quería saber más sobre las remanancias.

De vez en cuando miraba a la ventana, deseoso de que avanzara la tarde para volver a deshacerse en humo negro.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

698 Re: Sede de los Taumaturgos el 17/12/18, 10:36 pm

Nihil

Nihil
Rena reprimió una sonrisa estúpida, Le hacía mucha ilusión saber que de verdad podría volver a su mundo. Las normas que comentó, al menos las que entendió, le parecieron razonables.

-Buah, si me dejan ir a casa podré pagarte tu ayuda con las empanadas de carne de mi madre. Son las mejores empanadas del universo.

La irrense ya era conocida por comer bastante en su mundo, algo que se hacía mucho más visible al compararlo con el apetito de sus compañeros de otros mundos, ¿y ahora le dicen que va a comer más? Rena daba gracias a que la comida allí corriese a cuenta del Consejo. << Los voy a arruinar >> pensó con malicia. Era una idea pueril pero iba a cobrarse todos los malos tragos que les habían hecho pasar.

-Vamos a picar algo. No creo que los cocinillas de mi grupo se hayan puesto con el almuerzo, seguro que todavía están leyendo en la zona común. Así de paso me aseguro de que no se saltan ninguna comida.

Bajaron los dos pisos que las separaban de la planta baja y fueron a la cocina. Rena repasó las alacenas en busca de algo que no tuviera que cocinar. Había bollos varios y pan integral en la encimera, también una especie de nevera anticuada enorme de donde sacó un queso graso y algo que olía jodidamente bien y que estaba etiquetado como ‘’salmón ahumado’’. Montó un par de bocatas y los dejó a un lado cubiertos por un trapo

-Vale, esos son mis bocatas, si alguien los toca me lo comeré en su lugar -dijo a nadie en particular mientras sacaba vasos y los colocaba en una bandeja, junto con una gran jarra de agua.

Fue con la bandeja a la sala común. Era increíble que pudiera sujetarla con una mano teniendo en cuenta de que la jarra era de barro y de por sí ya debía pesar. Pensó en lo que le había dicho Zarpa sobre la nueva fuerza física y en los muñecos rotos y sonrió.

-¡A hidratarse! -ordenó, dejando la bandeja en una mesa -Ya se me ha pasado el rebote. Esta es Zarpa, tiene la misma transformación que yo pero con otro animal y va a echarme una mano con toda la movida. Es maja.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

699 Re: Sede de los Taumaturgos el 17/12/18, 10:59 pm

Dal

Dal
"Suena bien lo de las empanadas. Pero no tienes que pagarme de ninguna forma, hago esto porque quiero. Entre licántropos debemos ayudarnos" le dijo a Rena con buen humor rezumando de sus palabras.

Asintió a la sugerencia de la irrense y bajó las escaleras con ella. Mientras ella rebuscaba en el interior de la despensa Varsai fue a tiro fijo, cogió un tarro con grillos cubiertos de chocolate, un cuenco y leche de la nevera. Lo puso todo en una bandeja y luego la cogió entre los dientes y la llevó al salón.

"Hola chicos" saludó la leoparda mientras dejaba la bandeja sobre la mesa. Su voz audible en todas las mentes allí reunidas. "Un placer conocer a los compañeros de Rena" dijo con su habitual sonrisa felina.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

700 Re: Sede de los Taumaturgos el 18/12/18, 01:14 am

Naeryan

Naeryan
Había iniciado ya una exclamación de sorpresa cuando se vio obligado a suprimirla a regañadientes. No era tan descabellado que hubiera más cosechados en Rocavarancolia aparte de ellos y los del faro, teniendo en cuenta la cantidad de camas que había habido en las mazmorras. Y de alguna parte tenía que haber salido Hyun, que siempre había mantenido la boca firmemente cerrada al respecto.

Aun así la idea se le hacía extraña, pero había más noticias que dar y no tuvo tiempo ni de plantearse qué aspecto tendrían los nuevos a los que no conocía. ¿Los sinhadres estaban vivos? La estupefacción le dejó plantado en el umbral. Hacía meses que Rocavarancolia no les daba una buena noticia. ¿Vivos y bien?, alcanzó a preguntar incrédulo antes de que Eriel siguiera contándole más noticias.
—¡¿Qué?! —se quedó mirando al nublino boquiabierto ante la mención de Fahran—. ¿Adónde? ¿Está alguien haciendo algo al respecto?
Había estado a un pelo de pronunciar el nombre de Tuétano, antes de recordar que la quebrantahuesos ahora había dejado las cosas en paz. Sox se pasó una mano por el pelo tratando de encajar toda aquella información nueva.
—Bajaré luego a... —¿a qué? ¿A presentarse a todo el mundo? ¿Iba a hacer falta? Cicatriz había dado a entender que aquel lugar sí iba a ser como una residencia. ¿No tenían ya que trabajar juntos para nada?

Casi agradeció la interrupción.
—¿A mí? —repitió con curiosidad—. Pasa —le invitó con retraso haciéndose a un lado en la puerta. Era incongruente la cantidad de espacio que ocupaban ahora entre los dos comparado con antes. La habitación parecía más pequeña y ya no cabían a la vez en el umbral; el carabés no le había cogido el tranquillo del todo a plegar las alas por completo.

La habitación estaba espartana e impersonal tal y como Sox la había encontrado. Las sábanas revueltas y las botas en el suelo eran el único indicio de que allí dormía alguien. Una vez dentro cogió el libro que le tendía Eriel con delicadeza, reconociendo enseguida la imagen que le señalaba.
—Así que se me va a quedar la piel entera negra —murmuró. Lo había intuido al ver los parches de piel curada a su espalda y no sabía qué pensar de ello. Parecía un color morboso. Le recordaba a su sangre. Señaló los puntos brillantes de la ilustración—. Se parecen a los de Rad, sólo que en blanco. ¿Lo has leído? —alzó la mirada del papel—. ¿Y lo tuyo? ¿Lo de gárgola?


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

701 Re: Sede de los Taumaturgos el 19/12/18, 12:42 am

Tak


GM
Mientras sus compañeros comentaban cosas nuevas de sus transformaciones Nime volvió a poder coger el libro que contenía la suya y se enfrascó a leer con más calma, aun sin dejar de escuchar la conversación. Se había pasado muchos detalles por alto, aparte de haber ignorado párrafos enteros. No sabía si acababa de entender todos los detalles, pero por lo que parecía era normal que le costase enfocar la vista, ya que ahora podía ver muchísimo más de lo que había sido capaz antes. No sabía cómo controlarlo, pero podía. Por otro lado, sus cristales todavía se iban a seguir multiplicando y creciendo, cubriendo muchas más zonas de su piel, que se iba a oscurecer más. No fue hasta que leyó aquello que se dio cuenta de que no era tan pálida como antes.

Mientras leía en la sala común no se enteró de que Rena había vuelto a bajar ni de que lo había hecho acompañada, pero cuando escuchó su voz presentando a otra persona se giró de inmediato. A su lado había un gran felino de color blanco y pelo muy mullido que sujetaba una bandeja con la boca como si nada. Nime miró sorprendida al animal, hasta que sus ojos se desenfocaron accidentalmente. Se levantó y dio varios pasos hacia Zarpa y Rena, todavía con el libro abierto entre sus manos y sin quitarle los ojos de encima a la primera. ¿Cómo se había podido comunicar? ¿Acaso era una transformada? Probablemente eso era todo, pero no dejaba de ser sorprendente que un felino se dirigiese a ellos con aquella familiaridad.
¡Hola! Yo soy Nime, hija de Salima —la saludó, con una pequeña reverencia y una gran sonrisa—. E… es un placer conocerte. ¿Eres una transformada como nosotros o… o… otra cosa?
Tal vez un espíritu sagrado reencarnado en felino, o algún ente de las leyendas de su mundo. Pero ya no estaban en Libo, sino en Rocavarancolia, y Nime se sentía tonta expresándolo en voz alta.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 58 de 66.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 30 ... 57, 58, 59 ... 62 ... 66  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.