Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Torreón Silente
por Percy Ayer a las 11:45 pm

» Bahía de los Naufragios
por Yber Ayer a las 08:32 pm

» Torreón Sendar
por Tak Ayer a las 07:47 pm

» Buscando ayuda para Limón
por Evanna Ayer a las 12:09 am

» Sede de los Taumaturgos
por Giniroryu 17/04/19, 11:57 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 182 miembros registrados.
El último usuario registrado es Mrrblake

Nuestros miembros han publicado un total de 39732 mensajes en 752 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Sudeste » Sede de los Taumaturgos

Sede de los Taumaturgos

Ir a la página : Precedente  1 ... 32 ... 61, 62, 63 ... 65 ... 69  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 62 de 69.]

1Sede de los Taumaturgos - Página 62 Empty Sede de los Taumaturgos el 02/08/11, 06:38 pm

Rocavarancolia Rol

Rocavarancolia Rol
Recuerdo del primer mensaje :

Refugio para neotransformados. Se trata de un minarete de madera rojiza de cinco plantas decorado con cenefas y arabescos. El interior es amplio principalmente iluminado por antorchas. Se divide en dependencias individuales donde imperan los muebles de madera ignífuga, los colores cálidos y el cuero. También hay áreas comunes como una cocina, dos salas de entrenamiento bien equipadas, un pequeño estudio y un salón decorado con tapices que narran batallas importantes de la historia de la ciudad.

Los pomos de las puertas de los cuartos ocupados se vuelven de color rojo y una placa con el nombre de la o las personas que lo ocupan aparece en medio de la puerta.

Ver mensajes archivados:

Habitantes actuales:


Dama Abrazos
Adrune y Neil
Anriel y Nero
Barael
Devoss
Eitne
Eriel
Guillermo
Hyun
Karime
Keiriarei
Kin
Lorenzo
Milo
Mónica
Nime
Pelusa
Rádar
Ramas
Rasqa
Rena
Rox
Ruth
Samika
Saren
Siete
Sinceridad
Sox
Surásara
Tayron (y Dafne)
Varsai
Xalkoth
Zobriel


733Sede de los Taumaturgos - Página 62 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 16/01/19, 09:24 pm

Red


Milo asintió hacia los otros dos irrenses cuando se presentaron, tomando nota mental de que el amigo de Ippon había decidido cambiarse de nombre, y cuando el demonio respondió a la indiscreta pregunta de Nime con una chanza al moreno se le escapó un bufido de risa. Procuró mirar para otro lado, sin embargo, y no dejó que la libense viera la diversión en su ojos.

Cuando el kairos acabó de revisar su implante solicitó que le diera acceso a su remoto a su terminal para comprobar si los fallos puntuales habían sido un problema de software. El norteño, tras unos segundos de indecisión, recordó la secuencia de comandos apropiada por mera memoria muscular. Seguía sin comprender los caracteres irrenses, algo que suponía que tenía solución, pero al echarle un vistazo a la pantalla del biomecánico se sorprendió al reconocer el idioma rocavarancoles en las líneas de código.
¿Has programado tu mismo la actualización necesaria para traducir todo el sistema operativo? —inquirió, visiblemente interesado—. Hace meses que no tecleo en condiciones, sería genial poder volver a usar mi ordenador... —masculló, tratando de no sonar desesperado.

El teoría de Archi acerca de los fallos puntuales tenía bastante sentido, así que decidió investigar mas tarde acerca del tema, pero que mencionara su transformación en voz alta le preocupó. La reacción entusiasmada de Rena ante la noticia no tardó en llegar y Milo no tuvo más remedio que darle la razón con una sonrisa avergonzada, pues sabía que a su amiga le gustaba mucho más la magia que a él, pero tratando de desviar la atención sobre aquel punto en concreto se apresuró a replicarle.
La tuya si que es una pasada, Rena, y lo de la super fuerza es un puntazo. Va a ser la hostia cuando tengas un implante convertible a juego con tu transformación. —rió al imaginárselo.

Darle vueltas al tema y oír hablar al kairos, sin embargo, le hizo percatarse de un detalle preocupante. Todo sonaba tremendamente caro.
Hmmm... ¿sois conscientes de que no tenemos un duro para pagar todo esto, verdad? —preguntó, rascándose la nuca con cierta incomodidad—. Aunque volviera a Irraria apenas podría reunir suficientes créditos para pagar la revisión de mi implante, no de forma legal al menos, pero dejando eso a un lado un implante de diseño futurista tiene pinta de ser obscenamente caro —aclaró, cruzándose de brazos—. Estoy a favor de echarse una mano entre compatriotas y todo eso, pero no creo que algo así entre en el paquete de bienvenida a la ciudad. ¿Qué vamos a tener que hacer para saldar semejante deuda? —preguntó directamente, poco dispuesto a irse por las ramas o a no aclarar aquel punto cuanto antes.

734Sede de los Taumaturgos - Página 62 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 17/01/19, 04:07 pm

Tak


GM
Buena parte del grupo continuó con sus planes y no tardaron en marcharse acompañados por Zarpa. La sala común pasó a ser un ambiente considerablemente más tranquilo gracias a aquello. Apenas conocía a los nuevos pero Kin ya predijo que la sede se iba a volver muy ruidosa.

Había estado atendiendo a los diagnósticos de Archi mientras esperaban a que Rena volviese con el brazo que se le había roto. Sabía que nunca venía mal interiorizar los conocimientos del biomecánico, así que tenía la buena costumbre de intentar entender todo lo posible de lo que explicaba sobre implantes.

La ursántropa no tardó demasiado. A sus ojos el brazo no tenía buena pinta, pero en cambio Archi no predecía que fuese complicado volver a ponérselo.
¿Y un implante intercambiable? —propuso cuando empezaron a debatir si se podía crear uno que se adaptase a sus diferentes formas—. Podría funcionar con las runas que usan muchos para vestirse, o algo similar. ¿Sería más barato algo así? —Había empezado hablando para Archi, pero recordó mirar también a los otros dos irrenses mientras se explicaba.

Le habría gustado poder responder a la pregunta de Rena sobre si debía permanecer manca hasta que controlase la conversación, pero no supo muy bien qué decirle. Su caso era un poco diferente de lo que le había pasado a él con la sobrecarga de electricidad y los dos brazos, pero era la misma clase de problema. Lo más probable es que tuviera razón; no podía hacer nada más que practicar día y noche la transformación hasta cogerle el truco.

No llegó a pensar qué podía responderle porque Milo sacó el tema del dinero. Y tenía razón en que no podían seguir obviándolo. Aunque los costes fuesen cosa de Archi, decidió intervenir para tranquilizar a los recién transformados.
Es cierto, aquí nadie regala sus servicios, pero lo que sí podemos ofreceros son contactos. Hay bastantes lugares en la ciudad para empezar a ganar dinero, y podemos ayudaros a conseguir trabajo. Mientras viváis aquí —señaló a su alrededor con un gesto vago, refiriéndose a la sede— no tendréis ningún gasto, así que no sería difícil saldar una deuda con pagos fraccionados.
»Si aún teneis dudas os prometo que sí hay gente dispuesta a ayudar y ser paciente. Me vi en una situación similar cuando nos transformamos. Mi transformación almacena y atrae electricidad, así que se me frieron los dos brazos y el marcapasos, y aún acabé de pagar mis deudas hace nada. Nadie os va a presionar siempre que seais responsables. Obviamente hay excepciones, pero a los carroñeros se les suele oler a la legua —casi sonrió de forma burlona al decir aquello. Pensaba en dama Urticaria y en que debería advertirle a los nuevos en algún momento que no se acercasen a ella.

735Sede de los Taumaturgos - Página 62 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 18/01/19, 12:22 pm

Aes


Tayron percibió como el cosquilleo familiar de la magia se arremolinaba a su alrededor y en cuestión de segundos ya estaba levitando unos centímetros por encima del suelo. Notaba su cuerpo ligero a pesar de la cola, que dificultaba el equilibrio en el aire y tierra. De alguna forma el flujo de la Luna que traspasaba sus poros le embriaga de un poder extraño.
-Entonces es verdad- comprobó Dafne levitando en horizontal sobre el libro apoyado en la cama, ya que no podía sujetarlo con las manos- si la magia acude a tí es porque estás cargado. Según los expertos en el tema no es la manera óptima de hacerlo, pero de momento nos vale.
Tay se giró en el aire con lentitud, como si estuviera recostado sobre una mesa invisible.
-Ha debido ser tu presencia desde la Luna.
Dafne asintió mientras continuaba leyendo, era una buena noticia entre comillas. Mientras estuviera al lado de Tay serviría para aumentar sus fuerzas, aunque no sería ella quien lo comentara en voz alta.
El libro que les trajo Barael resultó ser un compendio de transformaciones relacionadas aunque fuera mínimamente con el mundo espectral, pero el autor, quién según él, había sido inútil en su vida pero un gran autor tras su muerte, no profundizaba sobre los lémures como le hubiera gustado. Aquello tranquilizó a Dafne un poco, había oportunidades con su nueva condición. Si seguía avanzando hacia el final se topaba con un índice de recomendaciones sobre cómo actuar frente a otras amenazas interdimensionales.
-Nos va a servir para una toma de contacto, pero quizás conviene que nos pasemos por la biblioteca mañana. Oh- señaló con una pizca de alegría- está entre las transformaciones con un buen poder mágico.
-Genial- Tay comenzaba a impacientarse, pero no se quejaría, al fin y al cabo ella se estaba tomando la molestia de leer por él- ¿no trae algún hechizo?.
-Mmm... no lo parece ¿empezamos?.
-Sí porfa.

Instantes después Dafne se acercó a los muros de la habitación, justo el que daba hacia fuera de la Sede.
-A ver si funciona.
-¿Qué se siente?- preguntó el belga, remangándose la sudadera hasta los codos, ahora se hallaba sentado en el suelo con las piernas cruzadas como si estuviera a punto de practicar yoga. Tay pestañeó un par de veces- al atravesar cosas.
Dafne se tomó un par de segundos para responder, para luego echar un último vistazo al libro desde su posición.
-¿La verdad?. Nada- y se fundió con la pared como en un lago líquido. Tay cerró los ojos como si ello pudiera ayudarle. Los lémures se caracterizaban por presentir fantasmas y otras fuerzas de la misma índole. No tardaría en descubrir que aquello era tan real como el rojo brillante de la Luna. Lo notaba, incluso con demasiada facilidad y a oscuras por cerrar los párpados.
-Buah- suspiró. Allí estaba, un pulso de conocimiento, de saber que había algo tras la pared. Dafne debía estar inmóvil, a la espera para alejarse y analizar si, como creían, funcionaba en movimiento. Y en efecto Tay notaba como aquella percepción errante se alejaba unos metros. Le recordaba a cuando se sentía observado y se despertaba por las noches pensando que alguien le observaba desde la oscuridad, al acecho. No era agradable, pero sí casi natural, como si una parte de sí mismo se desplegara cada vez que la noruega terminaba alejándose. De todas formas ya le había ocurrido cuando regresaba por los pasillos en dirección a su cuarto. Antes de girar el pomo de la puerta... ya sabía que se encontraba allí.

-¿Funciona?- murmuró la muchacha sin sorprenderle, Dafne terminó de pasar el resto del cuerpo por la pared para levitar a su lado. Tay le sonrió, más tranquilo y apacible.
-Totalmente. Creo que ni siquiera es una cuestión de concentración, ni haría falta cerrar los ojos como un médium- realizó una mueca con la cara. La verdad que ese término es lo que más se le asemejaba- tampoco sé tu posición exacta- no era tan concreto- es... como.... ¿oler palomitas?. Sabes más o menos que pasillo seguir y que están ahí.
Dafne asintió, orgullosa de poder ayudar. En cierta forma ella, de manera inconsciente, había querido volver a la habitación antes de tiempo.
-¿No querías hablar con Eriel o algo?.
-Sí, aunque no me apetece- soltó con rapidez, podría dejarlo para mañana pero algo le animaba a salir ahora que el cielo estaba prácticamente oscurecido. No le diría que pretendía disculparse por lo ocurrido en la azotea. Lo último que necesitaba era comentar que algunos de sus compañeros tenían una impresión distinta que la suya, Sox, principalmente- no tardaré mucho, y tú no te alejes demasiado- bromeó.
-Ahora mismo hay menos cosas que puedan dañarme que a tí. Además, ¿qué eres? ¿Un GPS?.
Tay se encogió de hombros mientras reflexionaba qué le diría al nublino.
-¿Algo así?.

736Sede de los Taumaturgos - Página 62 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 18/01/19, 01:11 pm

Giniroryu


GM
Interrumpió la elaboración de su esquema mental del futuro proyecto en su mente para atender a las cuestiones de los demás irrenses, consciente de que tal vez fuese mejor esperar a regresar a su clínica y elaborarlo en el ordenador.
Sí, así es. Puedo instalarla en el tuyo si lo deseas —le dijo a Milo, ya que había expresado su interés.
Si Rena también lo solicitaba se lo instalaría a ambos mientras continuaban debatiendo acerca de la solución para el implante de la ursántropa. La propuesta de Kin le hizo sopesar en su mente los pros y los contras antes de dar su opinión.
>>Funcionaría y sí resultaría más barato a corto plazo, además de poder elaborarlo en menor tiempo y por tanto disponer del brazo mucho antes. No obstante, hay que tener en cuenta que el costo de mantenimiento sería mayor al ser dos implantes y que es una opción menos conveniente para ella que la anteriormente propuesta, teniendo que depender de la capacidad mágica de otras personas y resultando menos intuitivo y cómodo de emplear.

Cuando surgió el tema económico el kairós ya había comenzado a pensar en ello al haber nombrado el demonio raigaurum la problemática del coste de producción.
Reconozco haberlo pasado por alto en un principio —respondió al brujo—. Pero sí puedo ofreceros formas alternativas de pago, como los plazos sin intereses, y fiar durante un tiempo.
Dejó que Kin les explicase acerca de sus opciones para comenzar a ganar dinero prontamente mientras buscaba algo en los bolsillos de su bata.
>>Si estáis interesados estoy buscando un empleado para mi clínica. En esta oferta de empleo podéis consultar los detalles —dijo mientras dejaba dos papeles sobre la mesa.

737Sede de los Taumaturgos - Página 62 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 18/01/19, 02:52 pm

Nihil


Rena se apuntó inmediatamente a lo de que Krono le instalase también el rocavarancolés en el ordenador. No sabía lo que eran la mayoría de sus archivos, era un coñazo de manejar… quería recuperar la normalidad en ese sentido. Sin embargo estaba visto que aún tendría que esperarse.

Cuando Milo comentó lo de los pagos se le cayó el alma a los pies. La ciudad cubría el tema de techo y comida, pero parecía que los gastos médicos no estaban incluídos, algo que le parecía inconcebible dado el nivel de peligrosidad que había allí. << ¿Pierdo el jodido brazo por su culpa y ahora quieren que pague por él?>> Pero no iba a montarle ningún pollo a Krono; visto el percal estaba claro que tenía que ganarse la vida como cualquiera. Sopesó las opciones que le ofrecía y el apunte de Kin. No tardó mucho en decidirse.

-Creo que a la larga va a ser mucho más conveniente el brazo convertible. Soy un puto desastre para temas de mantenimiento y no me hace especial gracia tener que andar pidiéndole magia a mis colegas para algo tan básico. Sí, me da que será una mejor inversión, aunque ahora tenga que currar más. ¿Dices que lo puedo pagar a plazos?

No tenía ni idea de qué trabajos había disponibles en Rocavarancolia, ni siquiera estaba segura de que sirviese para ninguno. Al ver la propuesta de empleo de Krono hizo una mueca y se la pasó rápidamente a Milo. ¿Trabajo que requería cierta delicadeza y de cara al público? No, gracias.

-Si necesitas que alguien pruebe la resistencia de tus implantes puedes llamarme, soy bastante cafre -comentó con una risa incómoda -Pero creo que encajo mejor en otro tipo de trabajo. ¿Sabéis de alguien a quien le pueda servir una osa ex-minera? También, er… es posible que necesite los dos brazos para trabajar así que tampoco puedo pagarte nada por adelantado. -Se mordió el labio inferior -Joder, qué mierda. Lo siento.

Los temas de dinero siempre le angustiaban. Las palabras de Milo sobre lo guay de su transformación perdieron el efecto rápido. No quería ser un lastre.

738Sede de los Taumaturgos - Página 62 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 18/01/19, 09:07 pm

Aes

Aes
A la noche

El aire nocturno terminó por abrir sus pulmones y una pequeña brisa descarrilada le revolvió el pelo con mimo. El contorno de su amigo con la Luna Roja de fondo era inconfundible. Tay llegó por la espalda, en silencio y con la voz enronquecida.
-¿Te dan ganas de saltar?- dijó asomándose a una peligrosa caída en picado y notando como el fulgor rubí de la Luna le acariciaba la cara,  reconociendo a uno de sus hijos. Ojalá tuviera alas, ojalá pudiera echar a volar y escapar de todo. Pensó al admirar las portentosas adquisiciones pétreas del nublino. En parte estaba anclado a una especie de prisión terrenal, para gente como él cuya imaginación volaba más allá una suerte de alas habría sido un regalo excepcional- yo...- se descubrió sin saber muy bien como proceder, se estaba volviendo torpe en habilidades sociales.

-Mira tío- dijo acercándose con el lenguaje y revolviéndose el pelo- sé reconocer cuando no he estado fino ¿vale?. No me he portado muy bien contigo, Eriel. Volver a ver a Dafne me ha... descolocado, me equivoqué- admitió- me equivoqué porque pretendí que se asimilara su regreso por parte de todos... cuando ni siquiera yo lo he aceptado del todo- había sido un inconsciente que se había dedicado a mirarse solo su ombligo. Pero se veía capaz de pedir perdón- hostia, todos con vuestros problemas y yo montando mi show porque no le disteis las gracias cuando todos nos debemos la vida mutuamente- se acomodó algo más a su lado, sin apoyarse del todo en el muro, ahora mismo tenía pose de fumador- hay que joderse, ni siquiera hacía veinticuatro horas cuando estábamos aullando de dolor en el suelo. Así que me gustaría que lo olvidaras- sentenció- los dos sabemos que a veces puedo ser un poco capullo.


_________________________________________

"Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Son Un Sentimiento Suspendido En El Tiempo, A Veces Un Evento Terrible Condenado A Repetirse."

"Deja Que Tu Fe Sea Más Grande Que Tus Miedos"

739Sede de los Taumaturgos - Página 62 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 18/01/19, 10:11 pm

Dal

Dal
De noche

Tras acabar de hablar con Sox Eriel copió en una hoja de papel toda la información sobre las gárgolas. Era bastante y aún así... aún así el chico sentía que no era suficiente. Tras leerlo unas cuantas veces tomó la decisión de ir él mismo a buscar más cosas a la biblioteca.

El resto del día lo pasó recorriendo la Sede, la sala de entrenamiento, la armería, el salón, los baños...

Entró en las duchas pensando que estaría sólo pero vio vapor salir de ellas. Entró y vio una cola escamosa saliendo por debajo de la puerta de un cubículo. El nublino no dijo nada, se empezó a quitar los pantalones justo cuando el sonido de agua paró.

Una mujer de cabello rojo salió del cubículo y Eriel pudo comprobar dos cosas. Que tenía una cola de serpiente que le nacía de la cintura y que estaba completamente desnuda.

Enriqueciendo violentamente el chico se giró para no ver aquello, no fuese que se sintiese atacada.

-Vaya, un cachorro - dijo como saludo la naga.

-Pe-perdona, no encontraba otro baño para...

- No lo encontrarás, no hay. Acostumbrate rápido o encuentra un horario que nadie use para bañarse. Pero buena suerte con lo último.

Tras vestirse en apenas unos segundos la naga se deslizó hacia la salida sin mediar más palabra.

Cuando la vio salir el chico terminó de quitarse la ropa y se metió rápidamente en un compartimento. Había dos manillas, una de color azul y otra rojo. No sabiendo bien la diferencia giró la azul y de forma inmediata una tromba de agua helada aguijoneó su cuerpo. Con un grito ahogado cerró rápidamente la llave. Giró la otra y está vez fue agua caliente lo que bañó su cuerpo.

-Mucho mejor - dijo para sí. Era raro, el agua al chocar contra su cuerpo era distinto. Aunque no sabía bien como definir la sensación si supo que era placentera.

Casi una hora después de entrar salió. Había aprovechado para quitar los restos de sangre que tenía de la noche anterior. Examinó también su cuerpo cuidadosamente, sus nuevas garras, los espolones de los pies, sus alas. Todo en él era pétreo, y lo nuevo tenía un tono de gris algo más oscuro, aunque se podía pasar por alto si no se miraba bien.

Todo eso fue en cinco minutos, el resto de la hora se la pasó petrificado contra su voluntad. No sintió tanto miedo como el día anterior, más que nada porque el libro decía que aquello era fácil que pasase los primeros días.

Después de salir cogió comida y subió a la azotea donde se sentó en el borde a comer y contemplar la Luna.

-Oh, hola Tay - saludó a su amigo cuando éste le habló.- Muchas la verdad, pero me he tirado desde más abajo y ya me he dado contra el suelo, no quiero repetir desde tan alto - comentó riéndose.

-¿Sólo un poco? - Le respondió con tono de burla.- No tienes que disculparte, todos estamos un poco sobrepasados. Yo tampoco he sido la persona con más tacto del mundo. El volver a verla no me afectó tanto como al resto supongo que porque esa posibilidad siempre estuvo ahí. Yo sabía historias de fantasmas en la ciudad. Son algo con lo que he crecido.

-A lo que me refiero es... Que no pidas disculpas cuando no tienes nada por lo que disculparte - dijo dirigiéndole una sonrisa a su amigo.- Y si aún no he ido a hablar con ella es porque supuse que necesitariais vuestro espacio por el momento.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

740Sede de los Taumaturgos - Página 62 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 19/01/19, 11:44 am

Aes

Aes
A la noche

A Tayron no le hizo falta forzar ninguna risa cuando Eriel relató sus intentos por usar sus nuevas alas.
-Estás pirado. Pero te veo bien  ¿no?, se supone que ahora eres de piedra- la verdad es que el belga empezaba a considerarlo uno de los más fuertes del grupo tras la Luna, al final iba a tener razón y había sido bendecido. Él no podía volar, ni parecía tener ninguna resistencia añadida.

Tay asintió, aún un poco avergonzado y con las mejillas tintadas de un rosa suave. Sí, todos estaban sobrepasados desde que llegaron a la ciudad y Eriel le había apoyado con la muerte de Dafne como ningún otro compañero, ni siquiera Hyun, quién hizo una retirada silenciosa. Por eso le dolía haberle dicho cosas de las que se arrepentía.
-Menos mal que eres un pedazo de pan- dijo sin meterse con él aunque su tono pudiese decir lo contrario- aunque ahora pareces más una figurilla de las que hace tu hermano, pero de roca. Y...- se tomó unos momentos - Gracias- le dijo sin más con un golpecito suave en el hombro a lo que se sobresaltó con un ¡Ay! Por no estar acostumbrado a la nueva fuerza que tendría que emplear.

-No te preocupes. No sabemos cómo tomarnos esto todavía- y lo último que la noruega esperaría eran conversaciones para rendir cuentas, o eso suponía él. Con la palabra fantasma sintió una pequeña punzada de dolor, pero no podía enfadarse por ello. Al fin y al cabo es lo que Dafne era, había elegido dar su vida a cambio de las demás. Y aún no sabían por qué había regresado de la tumba.
“Normalízalo!. Parecía escuchar la etérea voz de la noruega en su cabeza.
Pero sabía que aún necesitaba tiempo para eso. Se trataba de una carrera de fondo, aunque él siempre hubiese sido de los cien metros.
-No dejo de pensar en lo mucho que quiero largarme de aquí. Osea, he nacido para ver otros mundos, tu planeta, el de Rádar. Y los que existan. Ja- dijo con una mueca risueña- están esperándonos.


_________________________________________

"Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Son Un Sentimiento Suspendido En El Tiempo, A Veces Un Evento Terrible Condenado A Repetirse."

"Deja Que Tu Fe Sea Más Grande Que Tus Miedos"

741Sede de los Taumaturgos - Página 62 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 19/01/19, 01:37 pm

Dal

Dal
De noche

- Más o menos - respondió.- No soy exactamente de piedra, pero mi piel si tiene esa consistencia. Me vuelvo de piedra al petrificarme pero entonces no puedo moverme, claro que eso también tiene sus ventajas. Verás, cuando me tiré me hice unas cuantas heridas pero ya han desaparecido. Me curo rápido, y si me petrifico puedo regenerar incluso extremidades. Pero lo que realmente quiero es aprender a volar, más que conseguir magia ahora mismo.

-Técnicamente ahora soy un trozo de roca ¿no? - comentó riéndose.

Eriel fijó su vista en la Luna que los bañaba con su luz rojiza. Había algo reconfortante en aquella visión, era mágico.

- No me las des, no hace falta. Somos amigos - dijo como respuesta encogiéndose de hombros, como si eso fuera todo lo necesario.

- En cuanto aprenda a volar te llevo a cualquier mundo - Le dijo con un brillo de expectación en la mirada.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

742Sede de los Taumaturgos - Página 62 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 20/01/19, 08:45 pm

Red

Red
Las palabras de Kin lo tranquilizaron en parte, pues era un alivio saber que no iban a tener acreedores persiguiéndoles, pero no disiparon por completo su inquietud. La deuda que iban a adquirir con el biomecánico era desmedida, algo que Milo no habría aceptado bajo ninguna circunstancia hacía siete meses, pero la necesidad imperaba y no podía dejar en la estacada a Rena.

Cuando el kairós se ofreció a instalarles la actualización de idioma en los implantes el brujo se apresuró a aceptar tras la ursántropa, compartiendo la misma linea de pensamiento que su compatriota. Era un auténtico coñazo no saber por donde estaba navegando en su ordenador cuando lo encendía y echaba de menos teclear en condiciones.
¿Se podría hacer ahora? —preguntó con curiosidad, no muy seguro de que Króno llevara el archivo encima.

La oferta de empleo que les ofreció el biomecánico no pareció convencer demasiado a su amiga, pero el norteño le echó un ojo con atención. A grandes rasgos no le desagradaba y suponía que no le costaría demasiado aprender, pero el tema médico de la oferta le causaba respeto. No se le daban mal las máquinas y en temas de software era un experto, pero su experiencia más cercana a una operación quirúrgica era la amputación de Eitne y se estremecía solo con recordarlo.
Me llama la atención la oferta y la aceptaré si no te parece mal, pero acabo de caer en que Rena no es la única que necesita un implante nuevo —comentó, procediendo a explicar la situación del daeliciano. Con semejante deuda no veía el problema en añadir un poco más al montante, y él no tenía problemas en trabajar para conseguirle una pierna al niño—. Ni siquiera se si es posible implantarle una de nuestras prótesis a un alienígena, pero sería genial...

743Sede de los Taumaturgos - Página 62 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 21/01/19, 03:37 pm

Giniroryu

Giniroryu
GM
Ya he iniciado el proceso —le respondió a Milo.
El kairós asintió a las palabras de Rena, satisfecho con su decisión.
>>Opino también que es la mejor opción —dijo mientras seguía transfiriendo el paquete de idiomas a sus ordenadores—. Sí, no tengo problema con un pago a plazos, soy consciente del mercado en el que me muevo.

No supo qué contestarle a su proposición, no obstante, ya que no creía que necesitase probar la resistencia de los implantes pero tampoco tenía claro de si se trataba de una broma o no. Como de costumbre buscaría la reacción de los demás por si le daba alguna pista, pero finalmente no fue necesario porque el tema de conversación se desvió enseguida.
Soy consciente de la situación y no planeaba pedirte ningún pago por adelantado. En cuanto al trabajo creo que Kin puede informarte mejor al respecto.

La respuesta del brujo del cobre ante su oferta de empleo le satisfizo. Poder contar con un irrense como ayudante era la mejor opción posible. El biomecánico sacó sus tarjetas de negocio del bolsillo, en las que se encontraba impreso su nombre, el de su local y una runa.
Si mantienes presionado este símbolo durante cinco segundos se activará un hechizo de guía lumínica que os conducirá a mi clínica y taller de biomecánica —les indicó a Rena y a Milo mientras les tendía una tarjeta a cada uno—. Si no memorizáis el camino basta con recargar la runa para volver a emplear el hechizo guía. Puedes comenzar a trabajar durante los próximos cuatro días en cualquier momento que desees. Si no te presentas asumiré que has decidido rechazar la oferta finalmente y continuaré buscando personal.
No obstante, aquella no era la única buena noticia para el ingeniero con la que contaban aquellos novatos. Al parecer iba a poder mantenerse ocupado durante bastante tiempo.
>>No se puede emplear el sistema de implantes irrenses sin la presencia de órgano bioeléctrico, pero he estudiado el método ulterano de fabricación y colocación de implantes. Tendría que examinar primero a la persona en cuestión pero es altamente probable que pudiera crear un implante a su medida.
Archime tecleó en su ordenador para dar por finalizado el proceso de instalación del idioma rocavarancolés en los ordenadores de los novatos.


_________________________________________

El quinto GM oculto representado en un gif:
Sede de los Taumaturgos - Página 62 WLJLnOD

744Sede de los Taumaturgos - Página 62 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 22/01/19, 01:22 am

Tak

Tak
GM
A Kin le habría gustado poder calmar las preocupaciones de los nuevos, pero no había nada que pudiese decir que las hiciese desaparecer sin más. Pensar lo contrario querría decir que empezaba a olvidar la cosecha y lo que venía después, pero no era el caso.

No le sorprendió que Milo se interesase por el trabajo en la clínica de Archi, probablemente fuese una persona metódica, y la parte de programación no le iba a costar en lo más mínimo. El caso de Rena era un poco diferente, le recordaba más al tipo de trabajos que había tenido que plantearse para sí mismo. Dudaba si podría darle algún consejo útil.
No creo que te cueste encontrar algo. Puedes alistarte en el ejército, pedir trabajo en el granero, o a lo mejor encontrar algo relacionado con la construcción… Lo de la minería tiene que poder aprovecharse de alguna manera. Pero apenas habéis empezado a conocer cómo funciona la ciudad, nadie espera que os pongáis a trabajar de un día para otro —le dijo. Tal vez las opciones no resultaban muy atractivas en aquel momento, pero con la deuda que se le venía encima cualquier cosa podía servir. Incluso el ejército.

Kin recordó al niño morado cuando Milo mencionó que no sería solo un implante. No había pasado por alto sus muletas, ni el hecho de que cuando había llegado a la ciudad probablemente aún tenía dos piernas. Se sintió mal por él, y ese era el motivo por el que evitaba a los recién transformados. Se creía cómplice de sus desgracias. Si tenía que ignorarlos cuando más necesitaban ser ayudados, no podía pasar a empatizar con ellos de un día para otro. No sin sentirse culpable de haberlos dejado a su suerte.

Independiente del tema de los implantes, podeis llamar para cualquier cosa. Os podemos presentar gente también. Mi habitación está en la segunda planta, y no es difícil encontrarme aquí por las mañanas o por la noche —les dijo—. Sé que no ayuda una mierda a estas alturas… —Se detuvo. No tenía sentido salir con esas, así que volvió a empezar como si no hubiese dicho nada—. Si tenéis asuntos pendientes en Irraria también os podemos ayudar. Conozco un sitio donde se puede coger conexión a la red sin riesgos, por si queréis comunicaros con alguien. Aunque no podréis hablarles de casi nada. Está prohibido.
Kin también tenía un mensaje para Milo. Se lo había dado Ippon. Pero tras decirles que las interacciones con su mundo estaban altamente restringidas prefería ver cómo lo encajaban antes de continuar hablando.

745Sede de los Taumaturgos - Página 62 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 22/01/19, 05:15 pm

Evanna

Evanna
Pelusa miro las garras de Zobriel cuando este las movió lentamente en respuesta a su comentario de la ropa. Aun así la idea de ir rompiendo ropas por doquier sin ton ni son para acomodarla son le gustaba demasiado tampoco, aunque seguramente le iba a ser necesario hasta conseguir alguna otra forma de obtener ropas no remendadas.

-Supongo...que obteniendo algún trabajo...pero de esos donde te pagan con dinero para que puedas comprarte cosas, como ropa – dijo Pelusa con el ceño ligeramente fruncido para asegurarse de hacer una clara separación ahí. No iba a trabajar de gratis nuevamente como no tenia mas remedio que hacer en ordesta, eso se había acabado definitivamente, ya no era una esclava. Por lo demás, donde podría encontrar esos trabajos, que imaginaba existían, ya era otro cantar. Suponía que tendría que ver eso una vez fuese capaz de manejarse con una mínima decencia con su nuevo cuerpo o seria totalmente inútil- Pero...podemos ver eso cuando no seamos unod extraños en nuestro propio cuerpo, porque yo...aun no tengo magia y ya dije que creo tagdare en conseguigla- añadió Pelusa con dificultad con su lengua, antes de suspirar resignada pues ahora mismo mucho no podría hacer cuando la mas leve brisa le mareaba y daba nauseas, cuando no sabia que podía hacer realmente con el cuerpo que la Luna le había dado. La mona del queso termino los rastros de su comida y se giro definitivamente hacia Zobriel asegurándose de mantener su linea de visión a la altura de su boca, cosa de por si no muy difícil teniendo en cuenta la diferencia de estaturas. Mirarle a los ojos le era mas problemático en si que mirarle a cualquier otra zona de su cuerpo por debajo de su linea de visión.

-Vamos entonces...no podemos haceg mucho mientras los niños no llegan el resto y Rena y Milo terminan de hablag con los de su mundo.- dijo Pelusa que medio oía las conversacionales de estos de fondo pero no les prestaba mayor atención así que acepto a acompañar a Zobriel hacia una de los cuartos de entrenamiento que en su vistazo anterior sabia se encontraba en uno de los pisos de arriba-  Quiero averiguar si es ciegto que soy mas fuerte ahora- indico la niña observándole de reojo mientras terminaban de fregar todo y escuchaba sus palabras. ¿Morderlos muñecos de entrenamiento? Seria curiosos de ver, pero poco practico, es decir los muñecos no estaba vivos así que no sabría que efecto producía su veneno en ellos y fue clara en esa observación al decírselo sin tapujos- No te servirán de nada los muñecos para sabeg la fuerza de tu veneno, en algún momento....tendrás que probag con seres vivos, Zob, te guste o no- dijo Pelusa sin muchos remordimientos. Estaba siendo sincera y ante todo practica, dudaba mucho que Zobriel siendo como era fuese capaz de matar ni a una mosca, ya ni decir de hacerlo aposta para saber como funcionaba el veneno que ahora poseía en sus colmillos y saliva, pero negar que era una arma que poseía y que a la larga tendría que aprender a utilizar...y a contrarrestar de ser necesario, era innegable.

Como lo era que ella en algún momento tendría que ser igual de capaz, de tener la sangre fría y capacidad de dañar realmente a aquellos que supusiera un peligro o problema para sus personas preciadas.

-Seguro que habrá algún otra arma que puedas usar....yo también tengo que buscar algo adecuado a mi tamaño- dijo pelusa que estaba en cierta forma en la misma disyuntiva respecto a lo de no obtener una arma con cual defenderse y cuidarse. No había perdido el objetivo de tener aparte de una daga, como en la cosecha, también  un arma de medio alcance, como el tirachinas que había tenido, pero esperaba encontrar alguno mas potente en el futuro que eso. Tras terminar de recoger subiendo hacia las escaleras para la sala donde se encontraban los muñecos de practicas escuchando la voz de Zobriel hablándole de una posibilidad que ciertamente no se había planteado sobre sus alas, alas que ciertamente no les había prestado mayor atención demasiado problema como estaba de intentar mantenerse entera  con el mareo que aun inundaba todo su organismo y que intentaba controlar con pura fuerza de voluntad aunque no le funcionaba demasiado bien en la mayoría de ocasiones.

-Puede seg, aunque no se si funcionan igual que tu cola...podría probag- dijo Pam una vez entraron en la sala, encostrarse un muñeco roto en el suelo de la sala, totalmente destrozado que hizo que alzara una ceja imaginando quien podría haber sido la causante de aquel caos- Creo...que Rena paso por aquí- no podía asegurarlo lo que quedaba de partes del muñeco, parecían ser zarpazos. Se volteo hacia Zobriel con atención mientras cuidadosamente y sin previo aviso, estando ambos solos en la sala, se empezó a quitar  jersey que llevaba con máximo cuidado de no rozar mucho sus antenas sin éxito, apretando los dientes ante las nauseas que le llegaron por el roce ante las sensibles antenas. Cuando finalmente logro quitárselo, se quedo simplemente en unos calcetines hasta medio muslo y sus bragas. Sin pudor  ante su media desnudez, Pelusa toco un poco su hombro mirando por encima de  este hacia las alas a sus espaldas, dudosamente. Las sentía ahí, sobresaliendo de su piel, pero era una sensación extraña. Frunció el ceño con fastidio interno.

-Esto...no tiene músculos o huesos como tu cola, creo, tu cola puede moverse por los nervios mismos que la recorren. Como...como cuando tiene un tic en tu pierna – dijo Pam intentando explicarse, no sentía sus alas de la misma manera, no tenia muy claro tampoco como estaban formadas << Estas alas...¿tiene huesos, músculos, nervios? ¿O son solo membranas? He visto mariposas antes pero nunca me pare a pensar como funcionan sus alas. Imagino que podrán con mi peso sino vaya inutilidad...pero mover una cola que tiene huesos y músculos, aunque sea inconscientemente, me parece mucho mas fácil que mover dos trozos de piel membranosa colorida o lo que sea esto>> pensó Pelusa disconforme, pensando posibilidades. Miro hacia Zobriel.

-¿Puedes intentar desplegadlas por mi? Con cuidado...tal vez si reconozco la sensación de como se sienten desplegadas...pueda haceglo yo luego pog mi cuenta- le pidió Pelusa ante la posibilidad, de que simplemente le era aun ajenas a ella misma y por eso no le salia simplemente hacerlo sin pensar.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Rua habla =  #9932CC
Rua piensa = #CD5C5C
Dédalo piensa = #FFFAFA

746Sede de los Taumaturgos - Página 62 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 22/01/19, 07:38 pm

Nihil

Nihil
Los ojos de Rena hicieron chiribitas cuando Milo preguntó por el implante de Eitne, y aún más cuando Krono dijo que había una posibilidad de llevarlo a cabo. No tenía ni pajolera idea de qué era el método ulterano pero se fiaba de la palabra del biomecánico.

-¡Joder, sí! -dijo entusiasmada. -Podemos pagarlo entre los dos. Seguro que se alegra un montón, en cuanto vuelvan del paseo tenemos que contárselo -Cogió lo que parecía la tarjeta de visita más molona del universo y la miró de un lado y de otro -Lo llevaremos a tu clínica si dice que le parece bien y ya te lo presentamos.

Rena agradecía de veras la ayuda que les estaban prestando. Incluso aunque la situación le decía que debía ser desconfiada, su instinto de supervivencia le instaba a aprovechar la situación. No habían recibido mucha amabilidad de la ciudad y mejor usar todos los recursos que se pusieran a su alcance.

De las propuestas de trabajo de Kin la primera fue descartada de inmediato. No se imaginaba en un ejército de ningún tipo, mucho menos en lo que sea que tenían en aquella ciudad como ejército. El granero le sonó mejor, desde luego más agradable que una mina.

-Si me pudieras decir más sobre ese granero sería genial -le pidió a Kin -Y mola que vivas aquí, podríamos quedar alguna vez. ¿Hay algún sitio en este estercolero para tomarse algo? ¿Qué hace la gente de aquí para divertirse?

La mención de Irraria le dió un tirón en el pecho. Había dudado si lo de volver a casa sería cierto o no, dadas las circunstancias, pero seguía teniendo la esperanza de volver a ver a su familia, de enseñarle su mundo a sus amigos.

-¿Puedo… decirles a mis padres que estoy bien? -La voz se le cortó un poco -¿Puedo verles? Les diré la mentira que sea si eso tiene contentos a los monstruos pero necesito ver que están bien y que no se preocupan por mi.

Ya le había dado suficientes disgustos a sus padres, no pensaba arruinarles su única alegría.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

747Sede de los Taumaturgos - Página 62 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 24/01/19, 12:11 am

Dal

Dal
Sura y Varsai. Dos días después de la Luna.

La espada de madera bajó trazando un arco por encima de la cabeza de la naga buscando la de la licántropa. Varsai esquivó dando un paso atrás y evaluó la situación con un vistazo.

Su maestra movía las espadas como si de un relámpago se tratasen, rápidas y contundentes. La enseñanza de Surásara era dura, no retenía los golpes, o aprendías a esquivar y parar o al día siguiente tendrías cardenales por todas partes. Además una de sus bases de enseñanza era que estaba prohibido pedir que se los curasen. "Cada moratón es un fallo, aprende de tus errores" decía. Lo peor era que funcionaba.

Por suerte a estas alturas Varsai ya apenas sufría golpes, había aprendido. Sopesaba los riesgos antes de golpear, se había vuelto más rápida, tomaba decisiones más rápido. Se había vuelto peligrosa, para orgullo de su maestra, aunque Sura no lo reconocería en voz alta.

Mientras que la naga usaba réplicas de sus espadas en madera la varmana peleaba con las manos desnudas. No por obligación, simplemente no había encontrado ningún arma que le gustase, prefería usar las manos y las artes marciales que le había enseñado.

Su pausa fue aprovechada por Sura para lanzar dos tajos, uno fue esquivando limpiamente y el otro desviado con un golpe suave en la muñeca. Viendo un hueco Varsai entró en el campo de acción de las armas y fintó una patada, que su maestra se apresuró a bloquear con la cola, pero no pudo evitar la palmada que recibió en el hombro. Sí pudo sin embargo disminuir los daños echándose hacia atrás, evitando por poco que la licántropa le desencajase la articulación.

Un tajo vertical obligó a la varmana a salir con una voltereta. Al alejarse cambió de postura adoptando una ligeramente más agresiva que la anterior. Pudo comprobar que a ella le faltaba el aliento y estaba sudando, pero que su maestra por el contrario apenas había alterado su respiración. A pesar de todo el entrenamiento estaba claro que Sura tenía mucha más experiencia.

Desde la puerta de la sala una figura gris estaba asomada. Ninguna se dio cuenta de su presencia pues estaban demasiado centradas en su oponente.

La naga se movió veloz trazando sendos arcos con sus espadas y Varsai apenas tuvo tiempo para evitar los golpes. A pesar de sus reflejos y su velocidad felina le costaba seguir los movimientos de la ulterana. Encontró un hueco, pero significaba dejarse golpear para dar un golpe.

Mentalizándose la varmana avanzó dejando que una de las espadas la golpeara en un lado del pecho. Aprovechó el impulso y giró sobre una pierna lanzando una patada contra la mano de la ibolense. El golpe hizo que Sura soltase el arma que se deslizó por el suelo lejos de su alcance.

-Eso ha sido una tontería - le recriminó parando el combate.- ¿Eres consciente de que de haber sido mis armas de verdad ahora habrías perdido el combate y la vida?

"Sí, maestra. Pero lo he hecho porque no son tus armas. De haberlo sido no habría entrado a ese golpe" respondió con tranquilidad.

-Eso espero - dijo soltando la otra espada.- Prepárate.

Pero antes de terminar la palabra la naga se movió usando sus manos para combatir esta vez. Tras un intercambio corto, Varsai terminó inmovilizada por las manos y la cola de su maestra.

A pesar de todo lo que había mejorado aún le faltaba mucho camino por recorrer. Terminó rindiéndose y sentándose en el suelo, se frotó el pecho que empezaba a escocerle.

-¿Sabes cuál ha sido tu mayor error? - le preguntó la naga recogiendo las espadas.

"¿Haber encajado ese golpe?" aventuró la varmana sin estar segura del todo.

-Rendirte, ese ha sido tu mayor error - contestó Sura plantándose ante ella.- Podrías haber cambiado de forma y haberte liberado. Deberías aprovechar esa ventaja, Varsai. En un combate real podría salvarte la vida.

La varmana bajó la cabeza avergonzada, era cierto que podría haberlo hecho pero por alguna razón no le parecía justo hacer aquello. No en un combate honorable.

- Me gustaría presentarte a alguien - comentó la naga.- ¿Estás libre mañana?


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

748Sede de los Taumaturgos - Página 62 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 24/01/19, 03:11 am

Reifon

Reifon
Poco a poco la luz rojiza que bañaba el salón se mezcló con la luminosidad del sol rocavarancolés hasta que se formó la mañana. Para entonces Barael estaba acabando la segunda lectura de aquel libro. En principio había entendido la mayoría de su contenido pero hacia mención a hechizos que no explicaba y había términos y palabras que no terminaba de comprender o que directamente desconocía, así que tomó la decisión de volver a la biblioteca. Pudiera hacer magia o no, conocerla y sus peligros no podía ser algo negativo.

Se preparó para la salida y pasó el día allí. Preguntó al fantasma que guardaba el edificio por libros básicos sobre magia y sobre ciencia y desde unas vagas indicaciones comenzó a explorar sin adentrarse mucho en aquel caos de olores y sentimientos, muchas veces aguantando la respiración, muchas otras su propia estúpida furia sin sentido pero siempre con un libro en la mano. A lo largo del día muchos libros pasaron por sus manos, desde títulos serios como "La magia y sus usos" o "Propiedades de los materiales" hasta algunos sorprendentemente útiles pese a su portada del tipo de "Magia cotidiana, o como los magos se limpian el culo" escritos de forma burda, seca o directamente como si el autor estuviese en un mal día. Seis libros leyó antes de marcharse, solo para quedarle en claro que mejor escogía un solo tema la próxima vez y que debía organizar mejor sus lecturas, en el camino de vuelta sin embargo volvió a apagarse, lejos de la distracción que era toda aquella nueva sabiduría a su alcance con la que en Nubla solo podía soñar. Pero al final siempre se preguntaba para que tanto esfuerzo, para que tanta ansia. No encontró la respuesta.

Abrió los ojos, había caído rendido al llegar a aquel refugio por la falta de sueño y el dolor de cabeza por leer sin parar y tanta información nueva.

Hoy debería consultar que soy.

Simplemente pensarlo le revolvió el estómago. No quería saberlo, quería... Agh...
Decidió pasar del desayuno y fue a darse una ducha. Se le hacía horrible tener que pasarse una toalla por el pelaje tantas veces para secarlo y encima le daba mucho calor, por lo que empezaba a acostumbrar llevar una camiseta de tirantes bien fina, un pantalón como de pijama corto con un agujero para su cola dentro de aquel lugar y calzado cómodo. Aún era muy temprano pero escuchaba algo de la sala de entrenamiento así que subió a mirar por hacer algo, más dejándose arrastrar como un zombi que con una fuerte voluntad de gastar el tiempo en algo útil. Allí estaba su hermano, revoloteando por la puerta entreabierta. Seguramente queriendo entrar.

-Hey. -Dicho esto y sin dejarle casi responder abrió la puerta por completo llegando para oír la última pregunta de la Naga.

-Garra. -Declaró algo sorprendido al verla. -Es bueno verte por aquí. -La forma de hablar de Barael llevaba aún menos energía que de costumbre aunque lo decía con sinceridad. -Y tú eras, Surásara si mi memoria no me falla... Buenos días.-La mirada del nublino pasó directamente  a inspeccionar mejor la sala, necesitaba pesos y algo más pues ya que estaba allí quería medir cuanto habían crecido sus capacidades físicas. Antes de moverse miró directamente atrás de sí a la puerta. -¿No vas a entrar? -Le preguntó a su hermano.


_________________________________________

Motes:


Fleur = Fleurporquecojonesteparecestantoamihermanaaaaaaaaah
Iemai = ave1, en proceso
Jose antonio = no decidido
Kyllikki = Nieve, porque es blaquita y frágil
Maila = Nofrivy, parece una frivy, pero no lo és chan chan CHAAAN
Nharee = no decidido
Pefka = Maniquí que mono es por dioooo
Qwara= Depis, por deportis porque esta en forma
Rubina = Digna, por su actitud
Sarah = hmmmmmmmmmmmmmmmm
Ulmara = ave2, en proceso



Equilibrio:

Un blanco mas oscuro que el negro.

Un negro mas claro que el blanco.

El gris se desborda en mil tonos.

Y el arcoiris se hunde en monotonia.

Vivimos caminando el sendero dejado por los muertos.

Mientras brindamos nueva muerte a nuestro paso para extenderlo.

749Sede de los Taumaturgos - Página 62 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 24/01/19, 03:48 am

Dal

Dal
Antes de que Varsai pudiese responder las interrumpieron. Alguien con aspecto animal al que reconoció como Barael y un sobresaltado chico alado que se levantaba del suelo tras caerse.

"Hola Barael, me alegro de ver que sobreviviste. Pero llamame Zarpa, el otro nombre no terminaba de convencerme así que lo cambié" respondió encogiéndose de hombros.

Eriel por otra parte tras una mirada de Sura desapareció de la vista.

-Creo que intimido a tu amigo - respondió entre carcajadas.- El otro día me lo encontré en las duchas, creo que nunca he visto a nadie ponerse rojo más rápido - Le guiñó un ojo a su aprendiz y luego se volvió hacia el otro crío que había entrado.

-¿Nos conocemos cachorro? - le preguntó. Sura no recordaba apenas su encuentro con los cosechados unos meses antes, como para reconocer a uno con cambios tras la Luna.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 62 de 69.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 32 ... 61, 62, 63 ... 65 ... 69  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.