Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Torreón Silente
por Dal Ayer a las 11:46 pm

» Torreón Sendar
por Tak 21/05/19, 03:35 pm

» Buscando ayuda para Limón
por Yber 20/05/19, 07:13 pm

» Bajos Fondos
por Yber 20/05/19, 06:37 pm

» La resaca. (Tras el desfile de la bahía)
por Reifon 20/05/19, 05:37 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Tak

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 182 miembros registrados.
El último usuario registrado es Mrrblake

Nuestros miembros han publicado un total de 39947 mensajes en 756 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Sudeste » Sede de los Taumaturgos

Sede de los Taumaturgos

Ir a la página : Precedente  1 ... 37 ... 69, 70, 71

Ir abajo  Mensaje [Página 71 de 71.]

1Sede de los Taumaturgos - Página 71 Empty Sede de los Taumaturgos el 02/08/11, 06:38 pm

Rocavarancolia Rol

Rocavarancolia Rol
Recuerdo del primer mensaje :

Refugio para neotransformados. Se trata de un minarete de madera rojiza de cinco plantas decorado con cenefas y arabescos. El interior es amplio principalmente iluminado por antorchas. Se divide en dependencias individuales donde imperan los muebles de madera ignífuga, los colores cálidos y el cuero. También hay áreas comunes como una cocina, dos salas de entrenamiento bien equipadas, un pequeño estudio y un salón decorado con tapices que narran batallas importantes de la historia de la ciudad.

Los pomos de las puertas de los cuartos ocupados se vuelven de color rojo y una placa con el nombre de la o las personas que lo ocupan aparece en medio de la puerta.

Ver mensajes archivados:

Habitantes actuales:


Dama Abrazos
Adrune y Neil
Barael
Devoss
Eitne
Eriel
Guillermo
Hyun
Karime
Keiriarei
Kin
Lorenzo
Milo
Mónica
Nime
Pelusa
Rádar
Ramas
Rasqa
Rena
Rox
Ruth
Samika
Saren
Siete
Sinceridad
Sox
Surásara
Tayron (y Dafne)
Varsai
Xalkoth
Zobriel


841Sede de los Taumaturgos - Página 71 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 08/05/19, 01:57 pm

Giniroryu


GM
El gamusino recibió las respuestas de Dédalo y Enredo ante la invitación con saltitos de entusiasmo.
Vivimos todos en la Sede, los que acabamos de transformarnos… Bueno, excepto Granta y sus amigos. —Estaba claro que conocerían el nombre del velador: toda la ciudad lo conocía—. Eres muy amable por ayudarnos gratis, señor médico. Les contaremos a todos acerca de esto y nos aseguraremos que Lorenzo tenga cuidado. Me encantaría visitaros en vuestra clínica también, nunca estuve en una.
A continuación Pelusa se presentó, pero de una forma que Adru no había escuchado antes. Comprendió por la mirada que le dirigió que efectivamente se trataba de algo nuevo y asintió de vuelta para confirmarle que le preguntaría luego al respecto.

Dédalo no tardaría en seguir los pasos de Enredo e irse, con lo que los cuatro se quedaron de nuevo solos. Desde que había escuchado a la mona del queso referirse a sí misma como “dama Pelusa” y viéndose libre de la preocupación por el estado del centauro le había asaltado una idea a la cabeza.
¿Volvemos dentro? Creo que Neil está a punto de volver de Serpentaria y… Bueno, la verdad es que me gustaría reunir a todos nuestros amigos, o los que quieran venir al menos, porque quiero contar algo. ¿Os parece bien?
En realidad llevaba una temporada dándole vueltas y todavía no había encontrado el momento idóneo, pero al verse reunida no solo con la spriggan y pronto con su aurva si no también con Sinceridad y, por qué no, Lorenzo, le pareció que tal vez era una buena oportunidad. No se había planteado hasta aquel instante cómo daría la noticia al resto ni exactamente a quién, pero, cuántos más lo supieran al mismo tiempo más sencillo, ¿no?

842Sede de los Taumaturgos - Página 71 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 12/05/19, 02:56 pm

Evanna


Dédalo, viendo que que Enredo también estaba mas que de acuerdo con su invitación, así como ya el centauro se encontraba bien, no tuvo mucho mas que decir, se despidió con una sonrisa de los novatos, antes de encaminarse junto con Enredo de vuelta la clínica mientras charlaban tranquilamente.

Dama Pelusa los miró atentamente por un segundos viéndolos marchar antes de dirigir una mirada por igual Sinceridad y a Lorenzo, especialmente al último, pero decidiéndose a no decir nada por el momento, tal vez mas tarde pudiera pillar a Lorenzo un poco mas a solas y no causarle aun mas vergüenza. Luego volvió su vista hacia Adru que había estado mas animada con la visita que podría tener en futuro a la clínica y que parecía haber entendido su mirada referente a su nuevo nombre. Ella también parecía querer contarles algo, por eso se sentía curiosa ¿iba a cambiarse también su nombre?.

- Vayamos adentro entonces -asintió la spriggan dirigiéndose ya hacia la puerta de la Sede- Es posible que estén todos en las habitaciones o tal vez entrenando. No se si habrá alguno ahora mismo en el biblioteca- continuo hablando por en ese momento no tenía todos sus amigos ubicados, solo esperaba que los pequeños si que estuvieran- También me gustaría hablar luego de que termines lo que quieras decir, sobre mi cambio de nombre....que lo dije así a bocajarro y solo ustedes tres lo sabéis. Bueno y Rox que me dio la idea inicialmente, pero no estaba confirmado hasta ahora - añadió Dama Pelusa entrando al torreón- Iré a preparar un te y algo ligero de comer para acompañarlo, no me tardo - avisó a Adru antes de dirigirse rápidamente con los implemento de cura que no fueron usados, para dejarlos en el lugar donde los cogió, antes de ir a la cocina preparar un té y hacer una macedonia de frutas, ya que no quería tampoco entretenerse demasiado pues quería escuchar lo que Adru iba a decir.

843Sede de los Taumaturgos - Página 71 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 12/05/19, 05:49 pm

Giniroryu


GM
Asintió a Pelusa, alegrándose porque ella también fuese a aprovechar para hablar sobre lo suyo y después se echó a reír levemente.
Qué casualidad, Rox también sabe lo que voy a decir. No te preocupes por tardar: aún tengo que buscar a todo el mundo. ¿Vosotros os quedáis? ¿Puedes ayudarme a avisar a los demás, Sinceridad?
Después de confirmarlo echó a correr buscando por el edificio a sus amigos. Primero miró en los lugares comunes y, a quien no hubiese encontrado en estas lo fue a buscar a su cuarto. Prácticamente todos estaban allí, pero su aurva por ejemplo llegó a la Sede un poco después y le retuvo en la propia puerta, explicándole que quería contarle algo a él y a todos.

Una vez estuvieron reunidos en la sala común al menos todos sus compañeros de criba y Pelusa sirvió el té, la sinhadre dio unos pasos para colocarse lo más en medio que pudo, con las manos tras la espalda. El edeel no era vergonzoso ni tenía miedo escénico, pero lo cierto era que estaba notando un poco de nerviosismo al disponerse a hablar delante de tantas personas.
¡Gracias a todos por venir! Soy Adru, por si alguien no lo recuerda y uhm… Os quiero explicar una cosa importante. Es sobre mí… Pero eso no es lo que lo hace importante. Bueno, a lo mejor para Neil sí. Perdona, Neil, que no te lo haya dicho hasta ahora, pero pensé que sería mejor de este modo y decírselo a todo el mundo a la vez, eh… —se había girado hacia el brujo de la cera y dejó escapar una risa nerviosa. Sabía que era probable que el chico estuviese intranquilo y quería que tuviera claro desde el principio que no se trataba de nada malo. Pero era consciente de que se estaba yendo un poco por las ramas y que le costaba expresarse—. Bueno, el caso es que… Todos o casi todos aquí pensáis que soy una chica, ¿verdad? Bueno, pues… Después de tener una charla con alguien y de pensarlo durante mucho tiempo… No soy una chica. Tampoco un chico. Soy… agénero, creo. —Aunque había omitido que su confidente era Rox por si el chico no quería que se supiera, no pudo evitar mirar hacia él buscando su aprobación—. Y… bueno, a veces me refiero a mí mismo en masculino. Lo he estado haciendo dentro de mi cabeza todo este tiempo. Pero me gustaría hacerlo en voz alta. Pero no quería que os pareciese raro… Y eso.
Se rascó la cabeza mientras sonreía de forma torpe y volvió a colocar las manos tras la espalda, comenzando a balancearse sobre sus talones esperando a que alguien hablase.

844Sede de los Taumaturgos - Página 71 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 12/05/19, 06:56 pm

Muffie



Neil llegó a la Sede repasando los últimos hechizos que había estado estudiando en su mente mientras la cera a sus pies representaba con figuras los efectos de dichos hechizos y unas abejas de cera revoloteaban sobre su cabeza. Estas últimas se habían vuelto muy comunes entre sus figuras desde hacía un tiempo, concrétamente desde que había leído sobre anclaje de hechizos y gollems. Neil se había encaprichado bastante con la idea de tener abejas y aquellas figuras de cera calmaban sus ansias por el momento.

El brujo entró alegremente por la puerta con el repentino antojo de cocinar una tarta de cereza, nata y chocolate, cuando Adru le interceptó al momento y le guió junto a prácticamente la totalidad de sus conocidos pidíendole que escuchara una noticia importante que tenía para ellos. El aurva no pudo evitar sentirse nervioso por ello, asustado con la posibilidad de que a su edeel le pasara algo malo.

Neil escuchó atentamente las palabras de Adru entre confuso, curioso y un poco molesto porque no hubiera confiado en él para decírselo antes, pero en seguida aquellos pensamientos fueron dejados atrás ante la idea de una terrible realidad. Adru había cambiado mucho. No solo había madurado por todo lo que les había pasado o el propio cambio que la transformación traía consigo, sino toda su realidad. Había dejado de ser Adrunelia por propia decisión y ahora había descubierto no ser una chica de la misma manera que Rox no lo era (ciertamente el aurva no entendía mucho sobre eso, pero sitió que ambas situaciones eran parecidas). El miedo embargó por completo al brujo, ¿y sí Adru decidía que no quería ser más su edeel? Peor aún, ¿y sí descubría que, al igual que aunque siempre le habían dicho que era una chica resultaba que no lo era, tampoco era su aurva a pesar de lo que los sacerdotes dijeron?

Las lágrimas empezaron a rodar por las mejillas de Neil aterrorizado de que lo siguiente que salieran por la boca de Adru fuera una negativa a su relación.

845Sede de los Taumaturgos - Página 71 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 14/05/19, 01:24 am

Nihil


Rena estaba haciendo ejercicios en su cuaerto cuando la Capitana fue a llamarla. Bajó a la sala común más confusa que preocupada. Si hubiese sido algo malo se le habría notado a la sinhadre en la cara aunque igual se la veía nerviosa.

Prácticamente todos los novatos que conocían y vivían en la Sede estaban allí reunidos. Se excusó para ir a por un tentempié a la cocina al ver que Pelusa tenía fruta, llevaba ya un rato entrenando y estaba deshidratada y hambrienta así que cogió la cesta entera de peras de agua y se apoyó en una columna, atenta a lo que su amiga tuviera que decirles.

Tuvo una extraña sensación de deja vu. La escena parecía una fusión del anuncio de la sinhadre sobre su nombre y una conversación que había tenido con Rox hacía tanto tiempo que parecía de otra vida. Seguía sin tener mucha idea de género, al menos no más que lo que ya le habían explicado sus amigos, y expecialmente seguía sin tener ni idea de cómo debía reaccionar a ese tipo de revelaciones.

-Entonces… ¿quieres que te tratemos en masculino ahora? -preguntó.

Era una petición sencilla, podía hacerlo, pero se preguntaba si habría algo más.

Al escanear las caras de sus amigos para ver sus reacciones vio a Neil con lagrimones corriéndole por las mejillas. Sin dudar dejó la cesta a un lado y se aproximó al chico.

-Neil, eh, ¿qué te pasa enano? ¿Estás bien?

846Sede de los Taumaturgos - Página 71 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 14/05/19, 02:17 am

Dal

Dal
Eriel se hallaba en la sala de entrenamiento cuando Adru lo avisó sobre si podía ir al salón.

El tiempo que el gárgola no estaba leyendo, practicando magia o con una lanza en las manos lo dedicaba a practicar con sus alas. Seguía las pautas que le había marcado Sinceridad a rajatabla y aunque aún no podía volar como tal había encontrado hacía poco otra forma de desafiar la gravedad.

Con un hechizo de levitación aleteaba y fingía que lo que le elevaba del suelo eran sus propias alas y no la magia. Y la verdad era que llegaba a levantarse del suelo, pero no estando atado a la gravedad aquello no tenía ningún tipo de mérito.

También había entrenado la petrificación cosa que ya no tenía mucho misterio. Ahora ya podía petrificarse a voluntad aunque sabía por libros de la biblioteca que el tiempo que tardaba era mucho.

Cerró las alas de golpe generando un sonoro estallido y salió de la sala con mucha curiosidad sobre lo que querría contar la gamusino. Se encontró con más gente allí y eligió sentarse en el respaldo de un sillón.

Estuvo atento a lo que dijo pero era algo que le causaba confusión, no entendía del todo lo que quería decir. Miró al resto pensando que quizá luego preguntase a alguien para ahondar en el tema ya que, desde luego, aquel no era el momento.

Medió unos instantes lo que iba a decir poniendo cuidado en sus palabras. Adru no estaba pidiendo permiso ni nada parecido, sólo aceptación. Y para ser sinceros Eriel tenía una mente muy abierta al respecto. Había aceptado cosas mucho peores que aquello.

-Sigues siendo Adru - dijo dirigiendo una sonrisa de ánimo al gamusino dando a entender que aquello era todo lo que importaba, que cambiar el prefijo por el que lo llamaran no cambiaría lo que el gárgola sentía al respecto de su persona.

Viendo a tanta gente allí reunida decidió que era hora de contar algo que llevaba días rondándole la cabeza. Pero podía esperar un poco a que su nuevo amigo terminara de contar lo suyo.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

847Sede de los Taumaturgos - Página 71 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 14/05/19, 10:42 am

Cuervo

Cuervo
-Vale, esa no valía…Me había entrado algo en el ojo-dijo otra vez levantándose del suelo.

Llevaban varios días entrenando, había inventado un juego, Guille tenía que esquivar los ataques de las Pendicularias para ir aprendiendo a moverse en momentos de peligro. Parecía que, aunque ya eran reconocidos como habitantes de Rocavarancolia, no iban a estar exentos de peligros. Kétchup por no dejar mal a guille lo hacia todo lo flojo que podía y cuidando de que no tuviera malas caídas.

Guille miraba en todas las direcciones y se puso a correr para ser más difícil de atacar, pero nada más dar dos pasos recibió una colleja.

-Oyeeeee no había dicho preparados listos ya- dijo sin reconocer su más absoluta derrota- Preparadoooos listoooos ya.

Guillermo seguía intentando conseguir esquivar algún ataque, estos días había aprendido que las Pendicularias podían aparecer siempre desde puntos muertos, por lo que no podía seguir confiando en los ojos y correr sin un objetivo, no había servido las anteriores 34 veces no iba a servir ahora, así que nada más decir el “preparados” cerró los ojos. Se veía todo negro, se escuchaban ruidos del torreón y podía sentir su respiración hacer subir y bajar su pecho, fue entonces cuando por primera vez sintió abrirse el portal detrás suya. Haciendo aparecer a Ketchup alargándose, rápidamente se agacho para esquivarlo, esquivando por primera vez el golpe de esta. Guillermo abrió los ojos y pudo ver como lo había conseguido, no tuvo tanta suerte con el segundo golpe, que le agarro por uno de los tobillos y lo dejo colgando boca abajo.

-Lo he conseguido!!! ¡¡Kétchup lo he conseguido!!- dijo eufórico mientras lo volvía dejar en el suelo y corría a abrazar a la Pendicularia – Dessscanso, me voy a ver si alguien quiere ayudarme a practicar magia.

Mejor seria dejar el entrenamiento con un buen sabor de boca, pensó para si. Aun así no seria la última vez que probaría la densidad de las baldosas, pues Adru apareció de la nada diciendo quería contarles nada, Guillermo pego un brinco y cayo otra vez por el suelo. Se dirigió hacia la sala común sin tener muy claro que estaba pasando.

Ya ahí, se quedó escuchando, pero cuanto más divagaba más crecía la preocupación de Guille pensando que quizás pasaba algo grave “Se quiere ir, ya no quiere estar con nosotros… Y si se quiere ir con otra gente… ¡se quiere ir a la mili!… ¡¡¡Ha descubierto que yo rompí las tazas y eché la culpa a Mostaza!!!!” (Mostaza= segunda Pendicularia con nombre, lleva una pulserita amarilla)

En diez segundos todas las hipótesis posibles sobrevolaban su cabeza, tanto que había generado tal expectación que cuando lo dijo, a Guille le supo a poco.

-Me alegro…-dijo todavía escudriñando con la mirada-… Pero ¿dónde esta la mala noticia?


_________________________________________

☽◯☾:


BRUJA 1.ª
Habla.
BRUJA 2.ª
Pregúntanos.
BRUJA 3.ª
Á todo te responderemos.

848Sede de los Taumaturgos - Página 71 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 14/05/19, 12:57 pm

Giniroryu

Giniroryu
GM
En un principio las reacciones fueron las que se esperaba, ya que ya sabía cómo se lo habían tomado todos en Letargo cuando Rox anunció algo similar tiempo atrás… Y los chicos del otro grupo también eran buenas personas, así que estaba convencida de que no dirían estupideces como las que el humano le había contado en aquella ocasión en la que hablaron del tema. Asintió a Eriel con entusiasmo, su comentario reminiscente de aquel mismo momento en la cocina del torreón que tenía en mente, pero la pregunta de Rena le cogió un poco por sorpresa.
Ah, pues… No es necesario. —La sinhadre no había sido del todo consciente hasta ese momento de que no se había explicado del todo bien en su atropellado discurso—. Quiero decir, podéis hacerlo si queréis. Yo también lo haré. A veces. Quiero usar masculino y femenino por igual, más o menos. ¡Podéis usar el que más os guste!

La pregunta de Guille le hizo centrar su atención en él en ese momento, observándole con extrañeza.
No hay ninguna mala noticia, ¿por qué habría de haberla?
Estaba a punto de echarse a reír ante la ocurrencia cuando la irrense dijo algo que cambió su expresión al instante. Demasiado ocupada respondiendo a todo lo que le habían dicho no se había fijado en la cara que puso Neil, al haber dado por hecho de que su aurva reaccionaría bien. Pero estaba ¿llorando?
>>¿Qué ocurre, Neil? —Se acercó rápidamente, preocupado y colocando sus manos sobre los hombros—. ¿He dicho algo malo?
El gamusino empezó a temer entonces que el brujo de las pendicularias pudiera tener razón y si hubiese malas noticias.


_________________________________________

El quinto GM oculto representado en un gif:
Sede de los Taumaturgos - Página 71 WLJLnOD

849Sede de los Taumaturgos - Página 71 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 14/05/19, 08:53 pm

Lathspell

Lathspell
Los días después de la fiesta aquella pasaban igual de grises que Zob, incluso parecía que estaba sufriendo alguna clase de resaca emocional. Y ya estaba el pensando que era parte de su eso mismo el sentirse menos sorprendido por las cosas. O quizás un golpe de arrepentimiento. Un golpe un día, Risas al otro, algún ruido raro en la lejanía de la ciudad, todas esas pequeñas cosas mantenían a Zob fuera de la monotonía en la que se estaba sumiendo el mismo. La vida del basilisco estaba bastante sedentaria y, entre entrenamientos en solitario y decidirse por hacer algo con su nueva vida y por fin ir a ver al señor Giz, trataba de no sentirse ni verse como un inútil y eso ya estaba bastante complicado en su condición.

La citación de la capitana lo tomo por sorpresa, bajo y se acerco a Pam que estaba con las tasas para tratar de tomar la que siempre usaba. Aun tenia la leve paranoia de envenenar a alguien y aunque era cuidadoso, no dejaba de extremar precauciones. Luego se sentó y escucho pacientemente lo que decían. Ya habían oído algo similar antes, y probablemente la cabeza del basilisco hubiera dado vueltas al asunto antes, pero con Adru las cosas siempre habían sido más...explosivas en muchos sentidos. La noticia lo sorprendió pero no como para dejar de dar pequeños sorbos a la taza mientras la miraba con los ojos abiertos.

El movimiento de la capitana le recordaba a los pequeños de Nubla cuando cantaban algo en una fiesta y esperaban que los llenaran de elogios. No pudo evitar sonreír y encogerse de hombros. Era Adru, y dudaba que ser  chico o chica hiciese de Adru alguien menos Adru. La reaccion que si lo puso nervioso fue la de Neil. Por lo poco que sabia la relación de ellos se basaba mas en ser Aurva  y Edeel, aunque jamás se había detenido a pensar en que Eorlir e inna también eran chico y chica ¿Acaso eso influía? Se levanto silencioso impulsado por sus instintos para no estar muy rodeado de gente  y despeino a guille mientras terminaba un sorbo

- No creo que hayas dicho nada malo...pero ellos llevan mucho más tiempo juntos así que tal vez sea diferente. Nuesstra capitana siempre será Adru, o capitán.... Adru es Adru, y lo único igual a Adru son sus ilusiones - Asintió con la cabeza cuidando de mirar hacia adelante por si el enano levantaba la vista. Y también porque la frase sonaba vergonzosamente rimbombante. Definitivamente sonó mejor en su cabeza que a la hora de decirla, aunque después de este pequeño tiempo hubiera apostado a que alguna de las pendicularias del humano hubiera aprobado la frase, aunque sea solo por el hecho de hacer sentir mejor al brujo.


_________________________________________

El Odio es por mucho el placer mas duradero. El hombre Ama con prisas, pero llega a Odiar con mucha calma.

850Sede de los Taumaturgos - Página 71 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 16/05/19, 12:21 am

Tak

Tak
GM
Nime estaba en su habitación leyendo cuando el ruido creciente en el pasillo la hizo asomarse a ver qué pasaba. La avisaron rápidamente de que se reuniese abajo con su grupo porque Adru quería decirles algo e, intrigada, bajó enseguida. Se encontró con que estaban prácticamente todos allí, y se apoyó en una pared cerca de Eitne y Guille. La expectación era inevitable, ya que no tenía ni idea de qué podía querer contarles la capitana.

Por ello, la revelación la cogió totalmente desprevenida. Sus ojos se desenfocaron por la sorpresa mientras clavaba la mirada en Adru y se le abría la boca. Los sentimientos de incomprensión de cuando Rox había revelado que era una mujer pero no quería serlo volvieron con fuerza. En realidad, nunca había podido saciar su curiosidad haciendo preguntas porque aquel tema le resultaba un poco incómodo, y precisamente por eso seguía sin entenderlo. Pero, a diferencia del caso de Rox, donde había pasado meses asumiendo que era un hombre, con Adru le iba a resultar todavía más difícil. Además decía que no era ni un chico ni una chica, ¿cómo podía ser eso?

Tal vez no era el momento de hacer preguntas, una vez más, porque Neil se había echado a llorar y todo el mundo parecía comprender aquello que a ella se le escapaba. Se sintió un poco avergonzada, como si los demás le llevasen la ventaja o supiesen algo que ella todavía no había aprendido. Tal vez eso era lo que realmente le impedía hacer preguntas. No quería ser la única admitiendo que no lo entendía.

-------------------

(Temporalidad del regreso de Kud).

Kin se encontraba en la sala común dando clicks distraídos en su pantalla holográfica cuando escuchó un sonido que lo alertó. Al otro lado de la ventana, un simio con mochila trataba de llamar su atención. Sin su amo no podía entrar en el dificio, y seguramente estaba educada para saber eso.

El irrense se levantó de golpe del asiento y se dirigió a la ventana. No podía no reconocer a la mascota de Kud, por mucho que hubiese crecido. Ni siquiera había visto más de su especie por la ciudad.
¿Dónde está tu amo? —preguntó al permitirle el paso, y se sintió idiota al momento. ¿De qué servía preguntarle? La mona era la prueba de que Kud no podía andar muy lejos, y esa era su oportunidad de rastrearlo y dar con él de una vez por todas.

Sin embargo, y casi como si respondiera a su pregunta, la mona le dio la carga que traía. El raigaurum no prestó atención a la mochila al ver el papel. ¿De verdad pensaba excusarse con una carta después de pasar tanto tiempo de un mundo a otro sin dirigirles la palabra?

El contenido de la carta le hizo guardarse los improperios que estaba a punto de emitir, aunque al principio quiso creer que aquello tenía que tratarse de una broma. Pero no podía serlo, o no podía arriesgarse a no creerlo. Estaba a punto de suceder otra vez. Kin sintió cómo se le desbocaba el corazón solo de pensar en perder también a Kud. «Esto no puede estar pasando… no puede…».

Subió a su cuarto saltándose escalones y rebuscó con torpeza entre sus cosas hasta dar con el comunicador. Esperaba que alguno de los demás todavía lo llevase encima o lo tuviese cerca. Accionó los botones, pero luego no supo qué decir. Tardó unos segundos en hilar algo coherente.
Kud… creo que se va a… Creo que quiere matarse. Ha mandado una carta de despedida a la sede, dice que está en el mercado pero no sé si es verdad. Tenemos que encontrarlo, voy para allá ahora mismo.

Sin soltar el comunicador para poder responder a quienes le hablasen a través de él, echó a correr escaleras abajo y le hizo gestos a la mona para que fuese con él.
Vamos con tu amo. Llévame con Kud. —Si quería ir con él podía ser una fuente de pistas valiosa, pero aun si la mona no le hacía caso echaría a correr hacia el mercado de inmediato, preparando un hechizo de rastreo por si el vánara había tratado de despistarlos.

Sigue en el antiguo mercado.

851Sede de los Taumaturgos - Página 71 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 17/05/19, 01:38 am

Reifon

Reifon
Llegó del trabajo algo tarde como era habitual, estaba ya cansado y aún tenía que repasar varios conceptos de magia pues tenía un objetivo, dominar por completo toda la magia básica antes de decidirse por fin las ramas de esta por las que se encaminaría. Estaba ya camino a las duchas cuando Adru lo asaltó para decirle que tenía algo que decirles a todos. Lo que más le sorprendió fue que le incluyera a él en aquello.

Para cuando llegó a la sala llevaba unas zapatillas, unos pantalones de pijama y se estaba secando el pelo con una toalla aún, ya que le llamaban no quería faltar. Dejó la toalla en su cuello y sentando tomó una taza de té de las que daba Pelusa a la espera de la gran noticia.

Se quedo escuchando sin decir nada, había oído alguna lo de ser del otro género pero... ¿No ser ninguno? ¿Cómo demonios funcionaba eso? La curiosidad superó su cautela y se incorporó para empezar a preguntar, poco le importaba que quisiera ser Adru pero no saber cómo funcionaba le bastaba para lanzarse. Las lágrimas de Neil fue lo que lo detuvieron.

¿En su mundo eso es algo malo?

Pero con la pregunta de Adru quedó descartado que fuese así, hasta que no se solucionara aquello no preguntaría. La respuesta general había sido positiva aunque juraría que la pequeña Nime estaba tan confusa como él.

Aguardó terminándose su té a que todo se calmara.


_________________________________________

Motes:


Fleur = Fleurporquecojonesteparecestantoamihermanaaaaaaaaah
Iemai = ave1, en proceso
Jose antonio = no decidido
Kyllikki = Nieve, porque es blaquita y frágil
Maila = Nofrivy, parece una frivy, pero no lo és chan chan CHAAAN
Nharee = no decidido
Pefka = Maniquí que mono es por dioooo
Qwara= Depis, por deportis porque esta en forma
Rubina = Avys, de altivys
Sarah = hmmmmmmmmmmmmmmmm
Ulmara = ave2, en proceso



Equilibrio:

Un blanco mas oscuro que el negro.

Un negro mas claro que el blanco.

El gris se desborda en mil tonos.

Y el arcoiris se hunde en monotonia.

Vivimos caminando el sendero dejado por los muertos.

Mientras brindamos nueva muerte a nuestro paso para extenderlo.

852Sede de los Taumaturgos - Página 71 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 17/05/19, 02:05 am

Goliat

Goliat
La vuelta a Sede tras la bahía se le hizo demasiado larga y no veía el momento de tirarse en la cama. No pensaba cambiarse, deshacer su aspecto al muñeco de hilos que era ni quitarse los zapatos. Pensaba que no podía tener más energías, pero se equivocaba. Pestañeó despacio cuando Milo se dirigió a él para devolverle la chaqueta, lento en reacciones como para negarse a aceptarla.

Que lo que había escrito en la nota era de coña, oye. No hace fal... ta. —tarde. Antes de darse cuenta tenía la chaqueta de Milo a hombros y, de no ser porque el irrense se marchó al momento, este podría haberse fijado en lo mucho que estaban enrojeciendo sus mejillas. Rox boqueó como pez fuera del agua unos segundos, marchándose a toda prisa instantes después para evitar que nadie más pillase su tremendamente obvio lenguaje corporal. Se moría de vergüenza, felicidad y mareo, todo a la vez.

Cerró la puerta de su cuarto tras de sí, apoyando la espalda en esta mientras el corazón le latía a toda prisa. ¿Qué demonios acababa de pasar? Seguía teniendo sueño, pero también se sentía desvelado. Apretó los puños en torno a la chaqueta y la cosa no mejoró al percatarse de otra cosa.
«Huele a él.»

El cambiante tuvo que reprimirse para no reaccionar como una adolescente de 15 a la que le ha pegado fuerte el primer amor. Cerró la boca con fuerza y dejó arrastrar su espalda contra la puerta hasta quedar sentado en el suelo. No sabría decir cuánto tiempo pasó ahí, reprimiendo risillas estúpidas, suspirando y hundiendo la cara sobre la tela de la chaqueta con los ojos cerrados, soñando despierto. En algún momento se arrastró hasta la cama, durmiéndose con lo puesto, una pierna apoyada en el suelo para disfrutar de la sensación de flote típica de la borrachera así como el olor de esa chaqueta vieja.


Al abrir la puerta de su cuarto Adru no se encontraría con Rox, sino a una chica asiática en su veintena, cara redondeada, labios carnosos y cejas perfectamente perfiladas. El pelo le caía hasta los hombros con una pequeña onda, de color rosa salmón, raíces negras y la raya en medio. A pesar de que iba con ropa de andar por casa unas cuantas tallas superior (unos pantalones anchos de yoga negros y una camiseta masculina gris y viejuna) su maquillaje, sombra de ojos y eyeliner eran muy elaborados. Había mimetizado la imagen de una de las modelos que había visto en las revistas terrestres de Dama Isis.

¿Capi? —su voz, más profunda de lo que su rostro aparentaba, sus pulseras, su colgante y los tatuajes de su brazo izquierdo delataban su verdadera identidad—. ¿Qué pasa?
Desde que había firmado el contrato había puesto especial énfasis en conseguir cambios de ese nivel, aunque a veces le tomasen horas o tuviera que empezar de nuevo por cualquier motivo. También había tenido que frenar su sueño de transformarse en Chico Bestia, pues todo lo relacionado al trabajo le cundía más. La gamusino no paró a explicarse y, viendo el apuro que esta tenía y creyendo que era urgente, Rox no iba perder el tiempo en volver a su cuerpo original, cosa que podía tomarle media hora como poco. Salió para encontrarse con los ya allí presentes en el salón, aún irreconocible como estaba, a esperas de que la sinhadre terminase de llamar a todos. En cuanto vio a Pelusa con el té y a la gamusino situarse en medio cual teatrillo, el "coreano" comprendió de qué iba todo aquello. El orgullo le llenó el pecho por ver cómo se atrevía a sincerarse de esa forma, por haber sido de ayuda para ello, y aún así… ¿por qué se encontraba tan incómodo?

No sentía disforia en ese cuerpo. Cuando no se reconocía en el espejo y su imagen se alejaba tantísimo de sí mismo le daba igual presentar cualquier dimorfismo sexual. Ese no era él, era algo temporal, parte de sus poderes. Sin embargo dada la situación, no ayudaba nada que estuviera en un cuerpo femenino en esos momentos. Rox sonrió para infundir ánimos al sinhadre cuando le miró, gesto seguido instantáneamente por un vistazo sutil que dirigió a los que estaban a su alrededor, más específicamente a los no-letarguinos, nervioso. Miedo a ser expuesto durante la charla, tensión a malas reacciones que pudieran herir a Adru. El cambiante se encontraba tremendamente a gusto en el género masculino así como en el término NB, y la simple idea de destapar su género asignado de nacimiento a aquellos que no le habían conocido antes de la cosecha le daba verdadero apuro: no era una mujer, nunca lo había sido. Gracias a la bendición que había supuesto su transformación podía olvidarse de ese problema para siempre… si es que nadie se iba de la lengua.
Permaneció atento pero ajeno, de brazos cruzados. No le importaría meterse a explicar si hacía falta, pero la posibilidad de que a algún crío se le escapase su caso le ponía demasiado tenso. La cosa marchó bien y pudo respirar con alivio al ver la aparente aceptación (o al menos no hostilidad real) por parte de tanto ex-letarguines como de los contemporáneos de cosecha, dejando que su orgullo hacia Adru se le subiese un poco más. Iba a preguntarle al capi si quería que se hiciera el sorprendido, pero antes de que pudiera hacerlo Neil empezó a llorar.

Recordó la reacción de su madre cuando él le había explicado a los 15 años cómo se sentía, con la diferencia de que ella antes de llorar le había gritado. Un nudo se formó en su garganta, sin saber como actuar más allá de su rol de espectador. Neil no había reaccionado mal con él, pero no es lo mismo cuando el tema afecta a alguien tan cercano. El pelimorado se apresuró en ir en consuelo de su aurva, momento que Rox aprovechó para servirse una taza de té en silencio. De verdad no sabía que decir.


_________________________________________

♪♫♬:


Sede de los Taumaturgos - Página 71 Mercad11

853Sede de los Taumaturgos - Página 71 Empty Re: Sede de los Taumaturgos el 18/05/19, 12:50 am

Jack

Jack
La roquense no se veía ni preparando dulces ni yendo a la clínica del curandero a merendar ni nada por el estilo, y no se veía obligada a tener gesto alguno con los veteranos porque habían decidido ayudar por voluntad propia. Así que se limitó a encogerse de hombros en aquel tema y escuchar al resto. Cuando se marcharon los veteranos, Adru les pidió un favor. Tenía que informar a todo el grupo sobre algo importante y partieron a avisar a los demás compañeros de cosecha que vivían en la Sede. Sinceridad buscó a sus amigos, primero, y luego avisaría a cualquiera con la rapidez que le brindaba su visión a través de paredes.

Una vez reunidos, la argos esperaba con curiosidad. Primero Adru y después Pelusa les dirían algo. ¿De qué podía tratarse que pudiera afectar tanto a su grupo de amistades de Letargo, como a los conocidos del Faro y Maciel? ¿Y quién era esa desconocida?

Por fin, Adru se dirigió a los allí presentes... y lo que dijo dejó a cuadros a la roquense. Nunca, jamás, se había planteado aquella cuestión, ni ella ni en Tierra Bruja ni quizá nadie que conociera. <<Pero seguro que si el Coro supiera de esto lo condenaría al instante>> Menos mal que en Rocavarancolia cualquier criatura podía ser lo que se propusiera, sin juicio prohibitivo por parte de nadie (o eso creía ella). En Tierra Bruja también, por descontado, aunque aquella cuestión se les escapaba de las manos.

Pero lo importante era que, aunque no entendía mucho cómo funcionaba el género, y nunca se lo había planteado como tema complejo, recibió la noticia con una sonrisa y sobrada aceptación. Más aún por el detalle de contárselo a todos, que, si teníamos en cuenta lo importante que era el anuncio para él, le había emocionado un poco.
Muchas gracias por confiar en nosotros, Adru.

Cuando le preguntaron sobre dirigirse a él en masculino, la roquense tomó nota mental de ello. <<Ha dicho que podemos tratarle de ambas maneras... ¿Mejor usar el género que le escuche usar a Adru o a sus amigos?>> Asintió despacio, afirmando para sí esa idea. No le costaría acostumbrarse, pues sería como hacerse a los nombres de sus vecinos en la Sede, pero tampoco estaba segura de si podía importunar o confundir a "Capi" si usaban pronombres opuestos en la misma situación. Sí, estaba un poco confusa ella misma, porque era mucho en lo que pensar, y encima no quería fastidiar por falta de información. Pero lo importante era que Adru y cualquiera estuviera a gusto así que se esforzaría en entender cualquier novedad.

Pero no dijo más al respecto, porque se fijó en que Neil estaba llorando. No necesitó de ojos extras para hacerlo, pues pese a que había decidido guardar la privacidad cuando estuviera con gente y solo usaba dos ubicados en el pecho o en los hombros, todas las miradas se dirigían a él. Aunque Sinceridad no entendía cuál podía ser el problema o la preocupación del sinhadre, esperaba que los dos pudieran estar a gusto. Así que dejó espacio a los sinhadres y sus amistades, y no volvió a abrir el pico. Era incómodo, no obstante. No sabía si irse podría ser ofensivo, o si al quedarse podría parecer entrometida. Solo supo pegarse a la pared e intentar pasar desapercibida mientras hablaban.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier nach Liebe!
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Codicia de Amor!


New Sincy:

Sede de los Taumaturgos - Página 71 Birds_in_the_buff_3


Banda sonora de mis pjs:

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 71 de 71.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 37 ... 69, 70, 71

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.