Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» La Bodega
por Jack Hoy a las 04:48 am

» Sede de los Taumaturgos
por Naeryan Hoy a las 01:14 am

» El Cuchitril
por Yber Hoy a las 01:02 am

» Libo
por Dal 16/12/18, 06:50 pm

» El Macetero
por Tak 14/12/18, 04:10 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 181 miembros registrados.
El último usuario registrado es Percy

Nuestros miembros han publicado un total de 38640 mensajes en 730 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Otros Mundos » Mundos vinculados » Krabelin

Krabelin

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 3 de 6.]

1 Krabelin el 13/08/14, 03:58 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Krabelin

El portal se encuentra sobre Bakaiar, apróximadamente sobre el centro de su ala izquierda. Bajo este ala hay un pantano.


25 Re: Krabelin el 27/10/16, 01:45 am

Giniroryu


GM
Ya veo… —comentó ante la respuesta de Kimbra acerca de los otros hijos de luna—. Se hace extraño encontrar expresiones estéticas tan radicales en un mundo como este, pero supongo que tiene sentido por lo que debe representar el cambio para ellos… Vosotros —Se corrigió.
Prefirió no profundizar en el asunto, pues lo poco que sabía venía de la propia hija de lunas, quien no había llegado a formar parte de los seguidores de Lakra.
Mientras dama Diurna tomaba notas, Irianna se renovó los hechizos protectores al ser informada de que se tenían que dirigir de nuevo al exterior. El lugar al que la demonio rakshasa comunicó que se dirigían despertaba enormemente su curiosidad, y sin duda hubiera preguntado por él la mañana anterior cuando le preguntaron al respecto de qué le gustaría visitar.

La lacustre se asomó a la caverna con cautela, no queriendo dar un mal paso al borde de la impresionante abertura. Le bastó una mirada superficial para constatar que se trataba de una maravilla digna de verse, y durante largos segundos tan solo recorrió la fuente con la mirada, completamente absorta por su belleza.
Es increíble —atinó a decir en un tono bajo, al cabo de unos instantes—. ¿Es posible que nos acerquemos usando la levitación?
La idrina mostraba entusiasmo ante la idea de explorar más de cerca aquel lugar, aunque no estaba segura de si era adecuado o seguro.

26 Re: Krabelin el 04/11/16, 04:00 am

Muffie



Kimbra

- Te ahorraré el gasto de energía superior, pues no es necesario hacer uso de la levitación para acceder a la fuente. ¿Ves esas aberturas en las paredes, por las que se acceden a las plataformas? Están interconectadas entre ellas y a su vez estas están conectadas a otras aberturas que se encuentran al fondo de esa depresión que se sitúa ahí- explicó la krabelinense mientras iba señalizando todo aquello que nombraba.


Wednesday

- Vamos, que ahí hay unas cuevas que conectan con las galerías que llevan a la fuente- resumió la británica con un bufido, encontrando bastante divertida la forma que tenía la Hija de Lunas de explicarse.

Aunque Wen sabía el camino, dejó que fuera Kimbra quien las guiara. A primera vista, la depresión que había nombrado la demonio no parecía tal, ya que no era más que una montaña de rocas cerca del cráter de la fuente, pero al llegar a su lado podía verse como en realidad se trataba de un circulo de rocas que bordeaba un hoyo rocoso en el suelo de un tamaño considerable en cuya base podía verse la apertura de una caverna. El acceso entre las rocas y hasta la cueva era fácil y era evidente que era un común lugar de paso por el desgaste de la roca y algunas piedras que alguien había movido y amontonado en un lado para despejar el camino.

La vouivre dejó entrar primera a la engendro y se reservó el lugar de la retaguardia, advirtiendo además de la precaución que debían tener y el sigilo con el que debían moverse. Wen no creía en la posibilidad de que hubiera algún Hijo de Lunas a esas horas en la fuente, o de que alguno fuera a ir, pero la vouivre no quería arriesgarse de forma innecesaria.

Puesto que se encontraban en el ciclo de Luna de las precipitaciones, las plataformas más bajas estaban inundadas y, con ellas, las galerías bajas, pero la oblicuidad de estas no permitía que las galerías superiores se inundaran de manera que no tuvieron problemas en acceder a las plataformas altas. Cuando por fin llegaron a la fuente, Wen no pudo evitar maravillarse de nuevo con la cristalina agua que se mecía en el fondo de aquel lugar y los colores que los reflejos de esta hacían resaltar en las paredes y la vegetación. Definitivamente, era su lugar favorito de aquel mundo.

27 Re: Krabelin el 04/11/16, 11:42 pm

Giniroryu


GM
La idrina siguió con una mirada curiosa lo que Kimbra iba señalando, atenta en comprender lo que le explicaba.
Oh… No habría imaginado que fuese de fácil acceso.
Siguió a dama Diurna con expectación en dirección a las cuevas a las que se refería: ya de lejos la fuente ofrecía un espectáculo increíble. Cuando atravesaron la galería y llegaron a la citada depresión, la idrina adoptó una actitud cautelosa instintivamente. Incluso aunque la humana no lo hubiese instruido así, aquel lugar le incitaba a permanecer en silencio: la fuente desprendía un aura mística que, de algún modo, ponía de manifiesto que se trataba de un lugar importante y que no debía ser perturbado. Una vez se encontraron en las galerías superiores, a la lacustre le costaba encontrar la descripción adecuada para aquel lugar.
<<La pureza reflejaba hermosos colores que danzaban entre la vegetación, custodiando su origen en el fondo de la misteriosa fuente>>.
>>Es… impresionante. —Fue todo lo que consiguió musitar, expeliendo un jirón de niebla al hacerlo, al cabo de varios segundos durante los que contuvo el aliento.

28 Re: Krabelin el 03/12/16, 12:02 am

Muffie


Kimbra

Kimbra miró fascinada aquel lugar. En todo aquel tiempo no se había percatado de lo mucho que lo había añorado y ni aún cuando vivía en aquel mundo había sabido valorar su belleza. La certeza de saber que en aquel lugar se encontraban las corazas de multitud de Hijos de Lunas que habían muerto a lo largo de los años, así como los ojos de millones de ellos, le otorgó un placer ya familiar debido a los ultimos meses, pero desconocido hasta el momento de su transformación. Kimbra tuvo que reprimir el impulso de lanzarse al agua como si esta se tratara de sangre. Era una sensación extraña. La Fuente de los Nacimientos suponía más un sinonimo de vida que de muerte, pero ese lugar significaba principio y fin para los Hijos de Lunas. Levynos, keprynos y engendros por igual nacían en aquel lugar y vivían con la certeza de que su cuerpo, de una manera u otra, volvería al lugar del que había surgido. Ante este pensamiento, le embargó una sensación que describía en su mente a la perfección la definición de morbo que, según había leido, era una caracteristica de su transformación, por fin otorgandole un significado, una reaccion en su organismo.

Kimbra quería profanar aquel lugar.

Aquella certeza otorgó nuevos matices al analisis y posterior reflexión que había realizado sobre su transformación. Ya no eran simples datos: era una realidad.


Wednesday

- Debemos movernos ya- dijo de repente Wen, rompiendo el silencio que se había formado entre ellas-. Pronto habrá Hijos de Lunas por aquí. Y nosotras tenemos un lobo grande que buscar. Así que, en marcha.

Mientras salían al exterior, Wen miró con curiosidad el brillo en los ojos de la krabelinense. Fascinada como había estado con aquel bello lugar no se había percatado de qué había pasado para que su cara cambiara, porque era obvio que algohabía en ese momento en su rostro que antes no estaba. Wen no sabía si eran sus ojos o sus facciones demacradas, o quizá era la leve elevación de la comisura de sus labios, como si intentara reprimirla, pero no pudiera del todo. Una parte de la mente de Wen reflexionó que aquello se debía, probablemente, a que Kimbra se veía más demonio y menos krabelinense.

Por suerte para ellas, no se encontraron con ningun Hijo de Lunas durante su salida al exterior y no tuvieron impedimento para alejarse lo suficiente de la fuente, pudiendo retomar su camino.

Excepto por...

Wen resopló al ver la mirada ansiosa con la que Kimbra observaba un bulto alargado en el suelo. Sus pasos se dirigían de forma inconsciente hacia él y la britanica solo pudo ropdar los ojos y dejar que la demonio siguiera su instinto sin interponerse.

La britanica agarró a Irianna del antebrazo y la echó un paso hacia atrás de forma contundente, pero sin ser brusca, antes de comenzar a hablar.

- Probablemente no quieras ver lo que esta a punto de pasar. No lo tomes como insulto, pero no parece que tengas mucho estómago. Y, aunque sois amigas y ella necesita esto tanto como tú la niebla, no es necesario que te quedes a observar-. Wen había soltado su brazo suavemente al poco de empezar a hablar-. Ahora bien, realmente puedes hacer lo que quieras. Esto es un consejo, no una orden. Mientras ella juega con tripas, yo voy a coger muestras por ahí. Estás invitada a acompañarme.

29 Re: Krabelin el 03/12/16, 12:50 am

Giniroryu


GM
Irianna había notado el sutil cambio reflejado en la postura de la krabelinense, mucho más notable en la expresión de su cara cuando pudo observar su rostro de frente. Si incluso la humana lo había notado, para ella era aún más evidente que Kimbra observaba aquel lugar con un interés que no hubiera imaginado posible en alguien tan estoico como la hija de lunas. Sabía a qué se debía, desde luego, pero resultaba difícil de imaginar… y extraño de presenciar. No dijo nada, no obstante, hasta que no salieron de vuelta tras la advertencia de dama Diurna. Realmente hasta después de conectar el cambio todavía más notable en el apático gesto de su amiga con aquellos restos de algo que había estado vivo. En realidad, hasta que la humana interrumpió sus pensamientos de forma un tanto brusca.

La idrina, sorprendida por el repentino contacto, no podía protestar por el comentario acerca de su poca capacidad para soportar lo visceral después del espectáculo que había dado durante la cena con su dificultad para comerse las ancas de rana. Ocultó su vergüenza lo mejor que pudo ante aquella afirmación y se limitó a escuchar lo que la cosechadora le decía.
Creo que voy a aceptar tu invitación —respondió a su último comentario.
Echó a andar tras ella, después de dirigir una última mirada fugaz a la krabelinense, quien ya había empezado a moverse. La humana tenía razón: no quería verlo.
>>¿Sabes? Creo que tampoco sería justo para ella que me quedase a mirar —rompió el silencio una vez se alejaron unos cuantos metros—. No estoy muy convencida de que Kimbra en particular lo viese de esta forma pero… Si yo tuviera que hacer algo así, preferiría que mis amigos no tuviesen que verlo. —Hizo una pausa y dejó escapar una leve exhalación—. Siempre he pensado que no era justo. Yo he tenido demasiada suerte en comparación con mis compañeros… Y Kimbra ni siquiera es la que más me preocupa. O sería más preciso decir que no me preocupa cómo se sienta ella, porque desde el principio pareció aceptar sin problemas el hecho de que se había convertido en un monstruo. Mentiría si dijese que no he pensado mucho en ello y cómo debería sentirme al respecto pero… No soy capaz de llegar a ninguna conclusión definitiva. No siento que tenga ningún derecho a juzgar lo que ella o cualquier otro haga, pero no puedo evitar… sentir rechazo si lo analizo en profundidad. Pero Kimbra… siempre fue muy diferente. Ella viene de este mundo —puso énfasis haciendo un gesto que abarcaba el ambiente—. No tiene nada que ver con lo que yo conocía. Es lógico que no comparta mis inquietudes, o las de otras personas que se convirtieron en algo parecido a lo que es ella. Pero si acepto a Kimbra, tengo que aceptar a los demás. ¿Pero cómo puedo hacer la vista gorda a actos tan horribles como cortarle la cabeza a alguien, o robarle un pedazo de su alma… simplemente por conseguir magia? —Volvió a callar unos instantes, con la mirada perdida en la lejanía. Se dio cuenta de que estaba hablando demasiado, pero lo cierto era que no había tenido la oportunidad de hablar de aquel dilema con nadie y no se había dado cuenta de cuánto necesitaba hacerlo—. Por como hablaste antes… ¿Estás familiarizada con esta situación? ¿Pudiste… aceptar aceptarlo?

30 Re: Krabelin el 12/02/17, 05:53 pm

Muffie

avatar

Wen empezó a coger muestras de tierra y algunas plantas mientras hacía gestos con la cabeza para indicar a Irianna que la estaba escuchando, pero no pudo evitar tensarse cuando la idrina dijo "monstruo" con aquel tono que no le gustó. Cuando la nebulomante terminó, la británica suspiró mientras dejaba su trabajo a un lado y se sentaba en el suelo apoyando sus codos en sus piernas flexionadas.

- Vivo con una ángel negro que extrae la magia de las muertes que ella provoca. Antes, vivía con un vampiro que necesitaba beber sangre para alimentarse a él mismo y a su magia, y con un hado infernal que ganaba magia de beber las lagrimas de sufrimiento de aquellos que torturaba. Mi pareja es un draco de estínfalo. Él alimenta su magia torturando y oyendo los gritos de dolor. Si, estoy sobradamente familiarizada con la situación. ¿Qué si pude aceptarlo? Cuando la Luna te transformó lo hizo junto a un nutrido grupo de amigos y compañeros. Cuando yo me transformé eramos 5- dijo mostrando su mano abierta-. Todos se dispersaron enseguida y quedé sola con mi mejor amiga transformada en un cadáver viviente sin conciencia. Dada nuestra situación, nuestras perspectivas de supervivencia eran mínimas. Y realmente no lo habríamos conseguido si no fuera por ellos. Ellos vinieron, le dieron sangre de vampiro a Kae y su conciencia volvió. Nos dieron un trabajo y una casa. Nos dijeron lo que éramos y nos entrenaron. Ellos nos acogieron cuando no tenían por qué hacerlo. Son mis amigos y son mi familia. He matado por ellos y ellos han matado por mi. Y no porque lo necesitaran para recargar su magia, sino porque así funciona esta ciudad. He conocido a seres sin esencia e incluso con la transformación más inocua que te puedas imaginar demostrar ser no más que codiciosas alimañas sedientas de muerte y destrucción. Tu transformación no determina quién eres, es solo una característica más de lo que eres, pero no dice de ti más allá de tus habilidades, defectos y ciertas predisposiciones. Tu ya eras una nebulomante antes de dejar Idris y Kimbra ya era una demonio antes de que la conocieras. Y lo hubierais seguido siendo toda la vida aunque no hubierais ido a Rocavarancolia. Esta en vuestra naturaleza como esta en la mía ser lo que soy. La Luna solo ayuda a que salga a la luz la verdad. Cuanto antes tus amigos se familiaricen y acepten lo que son, mejor. Reprimir lo que eres no conduce a nada. A veces no es simplemente conseguir magia, es una necesidad vital como comer, dormir y respirar. Lo será para ti y lo será para ellos. No pueden evitar que sea su naturaleza, pero si pueden decidir cómo ejercerla. Eso es lo que nos diferencia.

A Wen nunca le había gustado que la gente asimilara que sus amigos tenían que ser de una manera determinada según la transformación que tenían y aunque Irianna no había acusado directamente a ninguno de sus amigos de nada, la vouivre había tenido la necesidad de defenderlos.


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

31 Re: Krabelin el 12/02/17, 06:50 pm

Giniroryu

avatar
GM
La idrina supo que había dicho algo inapropiado cuando notó la tensión de la humana y según empezó a hablar deseó haberse guardado sus inquietudes para sí. A pesar de ello, prestó toda su atención a las palabras de la cosechadora pues era lo menos que podía hacer después de haber preguntado. No se podía decir que no tuviera interés en lo que decía, de cualquier forma. Aunque en realidad no tuviera forma de saberlo, se sintió estúpida por haberle planteado sus dudas a alguien que había tenido unas circunstancias como las de dama Diurna. No le costaba creer lo que decía, pues no tenía motivo alguno para mentirle sobre algo así, pero sí asimilar tanta información de golpe y tragar con la vergüenza que empezaba a sentir porque tenía la certeza de que la había ofendido sin pretenderlo.
Vaya… Yo… No sé muy bien qué decir —empezó al cabo de unos segundos de silencio incómodo—. Aunque primero creo que te debo una disculpa, porque no pretendía ser irrespetuosa pero creo que lo he sido sin darme cuenta. No… No escogí bien mis palabras. —Se había dado cuenta de que no le había gustado que emplease la palabra “monstruo”—. No me gusta ser prejuiciosa, te lo prometo, simplemente es que todo resulta abrumador. Nada es igual a cómo era hace unos meses y… parte de ello es muy bueno para mí, pero por otro lado es como si todo lo que sabía acerca de valores morales y que tenía por absolutos se derrumbasen por completo. —Apremiada a explicar el malentendido cuanto antes, ni siquiera se dio cuenta de que había mencionado algo que normalmente no hubiese hecho por miedo a dar demasiada información que suscitase preguntas que no quería responder—. Eso es lo que me está costando asumir. Por supuesto voy a continuar apoyando a mis compañeros y… Bueno, está muy bien confirmar que hay mucha gente buena en la ciudad, más de la que parece con un simple vistazo.
Aquello encajaba con las preguntas que se había hecho alguna que otra vez acerca de cómo habían podido cambiar tanto algunas personas en tan poco tiempo. Simplemente no lo habían hecho tanto como parecía en un principio, o eso es lo que había creído extraer de las palabras de dama Diurna.
>>¿Sabes? Nunca lo había visto desde esa perspectiva pero creo que es totalmente cierto una de las últimas cosas que has dicho —se atrevió a añadir al cabo de un instante—. Sí que siento como si hubiese nacido para ser nebulomante.
Añadió una leve sonrisa ante la ocurrencia, que se le formó en el rostro sin pensar en ello.

32 Re: Krabelin el 12/02/17, 08:35 pm

Muffie

avatar
Wednesday

Wen se percató de cómo sus palabras habían sonado realmente. Ella no había querido ser tan agresiva, pero ciertamente era un tema que le tocaba.

- No son tanto las palabras como el significado que se le da o la intención de ellas- explicó pausadamente-. Pero no tienes de qué preocuparte. No era mi intención tampoco ponerme así. Yo sé lo difícil que puede llegar a ser el choque que supone Rocavarancolia. Te da una visión completamente distinta de las cosas.

Kimbra

Al salir de la Fuente de los Nacimientos, Kimbra seguía reflexionando sobre aquellas sensaciones que le habían invadido en aquel lugar de culto krabelinense. Tanto se había ensimismado en ellas que ni siquiera se percató de que se acercaban a un reposo fúnebre hasta que el olor de la putrefacción no alcanzó sus fosas nasales, llamándola a acercarse y enterrar sus garras en aquellas vísceras. Como hipnotizada, Kimbra se acercó al lugar, se dejó caer al lado del cadáver y comenzó a descubrirlo.

Si bien se estaba moviendo de forma casi inconsciente, Kimbra sabía perfectamente lo que estaba haciendo, el carácter sacrilégico de su acto y lo que significaba profanar de esa manera un rito fúnebre nombrado como aquel para la liberación del alma del krabelinense muerto, por lo que decidió evitar los ojos y no llevarse consigo nada, pero si empaparse con todo aquel líquido que encontrara.

Abriendo el pecho del cadáver de un contundente golpe con la empuñadura de su arma en la coraza, aprovechándose de la fragilidad de esta, la demonio pudo enterrar sus garras en las vísceras putrefactas del muerto, fascinada por el tacto, la textura y el cosquilleo que sentía en sus extremidades. Si aquellas eran las sensaciones que un cadáver de días le producían, ¿cómo sería bañarse en los fluidos de un ser vivo o de un cadáver reciente?

"Quizás", reflexionó mientras volvía a cubrir el cadáver, "pueda visitar algún otro mundo donde poder recargar mis reservas mágicas."

Wednesday

Wen se levantó tranquilamnte al ver cómo Kimbra volvía a cubrir el cadáver con el que había estado jugando.

- Solo intenta ponerte en el lugar de tus amigos como si su transformación fuera la tuya. Pero no solo como si "te hubiera tocado", sino como si formara parte de ti como lo hace la niebla- dijo antes de retomar el camino al ver que la demonio se acercaba a ellos.


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

33 Re: Krabelin el 12/02/17, 09:05 pm

Giniroryu

avatar
GM
Le alivió comprobar que no había enfadado tanto a Dama Diurna como había supuesto; hubiera sido muy inapropiado ofender a la persona que estaba ayudando tanto a Kimbra y que le había permitido acompañarlas sin pedir a cambio más que la escasa ayuda que la lacustre pudiera ofrecer. Kimbra ya regresaba cuando la humana le dio un último consejo. La nebulomante asintió.
Lo intentaré, y te agradezco que me hayas contado tu situación.
La idrina había apartado por completo la mirada cuando la demonio rakshasa estuvo de nuevo a la vista, pero el olor a sangre que desprendía cuando regresó era difícil de ignorar. Completamente cubierta de ella y otros fluidos que no sentía la necesidad identificar hacían parecer que la krabelinense volvía de una cruenta guerra. Nada más lejos de la realidad, pues el “oponente” había estado muerto desde un principio y la hija de lunas se había ensuciado por voluntad propia. Era extraño, pero no era el momento de cuestionar aquello. No después de la conversación que acababa de mantener.
>>Deberíamos usar un hechizo de olor falso sobre ti, podrías atraer a depredadores… —Comentó, sin embargo.
El olor, además, no resultaba precisamente agradable, pero lo que había dicho no dejaba de ser cierto.

34 Re: Krabelin el 13/02/17, 07:13 pm

Muffie

avatar

Wednesday

- Sí, será lo mejor- admitió Wen ante la sugerencia de Irianna de cubrir el hedor a podrido de la demonio con un hechizo de olor falso y se lo lanzó rápidamente restandole importancia al asunto, más centrada en el tiempo que les iba a costar explorar el bosque y si serían capaces de encontrar al kerlax de la krabelinense ese día o necesitarían más. La vouivre esperaba que no fuera así, ella tenía muchas cosas que hacer como para gastar su tiempo en estar pendiente de dicha búsqueda sin poder pararse a recoger muestras.


Kimbra

Kimbra asintió hacia su amiga antes de sentir el hechizo de la bruja maldita cubrirle, consciente de la importancia de ese detalle tanto por la razón ya cuestionada como por pura convivencia. Que a ella no le importara, incluso le agradara, el aroma de los fluidos no quería decir que a todos les gustara por igual.

- Creo que la búsqueda resultaría más sencilla si levitamos sobre el bosque y únicamente bajamos a tierra en ciertos puntos estratégicos donde yo pueda hacer sonar mi silbato- sugirió la engendro cuando ya estaba cerca de la linde del bosque-. Si Ámarok está en el bosque acudirá a mi encuentro. Si no lo está, la siguiente opción sería buscar en las cuevas de las montañas a las que nos será también más fácil acceder levitando.


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

35 Re: Krabelin el 13/02/17, 07:41 pm

Giniroryu

avatar
GM
Irianna no pretendía que fuese dama Diurna la que usase el hechizo pero la humana lo conjuró mucho antes de que pudiera siquiera decidir lanzarlo ella misma tras la confirmación de Kimbra. No se detuvieron más en el asunto, cosa que la idrina prefería, y la demonio rakshasa enseguida les explicó cómo quería proceder a continuación. La lacustre no veía ninguna pega en su explicación y pronto se pusieron en marcha hacia el mencionado bosque. Cuando la hija de lunas se lo indicó, la nebulomante se lanzó el hechizo de levitación y, a través del aire, se acercaron a la espesura desde arriba. La idrina apenas pudo contener una exhalación de sorpresa cuando el despliegue de diferentes tonos de color apareció ante sus ojos, no esperando ver nada más que una extensa mancha verde.
Kimbra, tu planeta es increíble. Cuando vayamos a Idris te va a parecer aburrido en comparación —le comentó con una sonrisa sin dejar de desplazar su mirada por las variopintas copas de los árboles.
>>Por cierto, tal vez mi niebla pueda serte de ayuda… —recordó una vez consiguió dejar de centrarse en la fascinación que aquel lugar le producía—. No sé desde cuánta distancia podrá escuchar Ámarok el silbato y a lo mejor es mayor de la que puede cubrir mi niebla, pero lo puedo intentar. Si crees que es seguro que la utilice aquí, claro.

36 Re: Krabelin el 16/02/17, 12:13 am

Muffie

avatar
Kimbra

Kimbra asintió ante las palabras de Irianna aunque no sabía exactamente en qué sentido estaba de acuerdo. Claramente, Krabelin le parecía más agradable estéticamente hablando que Rocavarancolia, pero dudaba que aquello se diera con otros mundos como Idris. Para Kimbra era normal que Irianna pensara aquello, pues debía estar tan acostumbrada a su mundo que no debía ser capaz de apreciar su belleza como lo haría un extranjero.

- El bosque suele ser más silencioso de lo que su fama sugiere y sus sonidos engañan, pero el sonido del silbato es capaz de recorrer una larga distancia. Personalmente, creo que sería más efectivo el silbato, pero podrías extender la niebla para optimizar el tiempo, ya que podrás percibir qué animales se acerca ante el sonido del silbato antes de lo que lo haríamos sin su ayuda, de manera que reduciríamos el tiempo en cada zona.


Wednesday

Wen únicamente asintió, dejando que fueran las dos novatas las que decidieran el método de rastreo y se limitó a seguirlas.

Bajaron a tierra por primera vez algunos metros bosque a dentro, donde Kimbra no tardó en usar el silbato mientras Wen cogía algunas muestras preliminares y admiraba el lugar. El suelo del bosque, al contrario de lo que las frondosas y altas copas de los árboles podrían sugerir, se encontraba cubierto de vegetación con tonalidades similares a las copas, pero predominando cobres, turquesas y verdes, colores que irían variando a ocres, grises y morados medida que se iban acercando a las montañas.

Durante horas recorrieron el bosque haciendo sonar el silbato y sin más resultado que algún ataque de animal salvaje. Para su desgracia, ninguno de ellos fue Ámarok.


Kimbra

Tras la búsqueda infructuosa y ya situadas al pie de la montaña, Kimbra decidió hacer una parada.

- Sugiero, como acción más óptima, el hacer una parada de abastecimiento y recuperación de energías. Tras el período de descanso podemos continuar explorando las cuevas.


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

37 Re: Krabelin el 16/02/17, 05:36 pm

Giniroryu

avatar
GM
Se imaginaba que aquel era el caso cuando Kimbra dio su opinión al respecto, pero accedió a su sugerencia acerca de cómo emplear la niebla para facilitarles la tarea. Ayudó a dama Diurna a recoger muestras mientras mantenía la niebla desplegada, a la espera de que algún animal del tamaño adecuado entrase en su radio y advertir a la demonio rakshasa entonces. A pesar de los esfuerzos combinados les llevó mucho tiempo, y Ámarok no parecía estar allí. El cansancio de la lacustre probablemente era evidente con echarle un vistazo a su rostro, en el que se adivinaban claros rastros de fatiga, por lo que agradeció enormemente que lo siguiente en el plan fuese un descanso.

Se detuvo durante minutos a recuperar el aliento y refrescar su piel en un pequeño manantial de agua potable, aunque Kimbra no le permitió beber sin las hojas que ya habían usado anteriormente, al borde del cual también decidió lanzarse un hechizo vigorizante para asegurarse de que aguantaba en condiciones el resto de la jornada. Estaba claro que sus acompañantes tenían mucha mayor capacidad que ella para soportar aquel viaje. Se aseguró de llenar su botella de agua hasta los topes y de limpiar el interior de sus botas para minimizar posibles molestias antes de que decidiesen reemprender la marcha.
Si no son muy profundas, en las cuevas tal vez sí sea conveniente que despliegue primero mi niebla, ¿no? —Le preguntó a Kimbra según se acercaban al lugar indicado.
La idrina esperaba que no pareciese que estaba desesperada por tratar de ser útil con lo poco que podía aportar, pero lo cierto era que no podía hacer mucho más que usar su niebla. De cualquier forma, haría lo que la hija de lunas creyese conveniente.

38 Re: Krabelin el 19/02/17, 04:36 pm

Muffie

avatar

Kimbra

La krabelinense reflexionó unos segundos las palabras de Irianna mientras se refrescaba directamente desde su cantimplora, para concluir que la niebla alertaría en menor medida a la fauna de las cuevas, pudiendo evitar así encontronazos con bestias con camadas recién nacidas que podrían ponerse excesivamente agresivas.

- Es una buena idea. Podrías extender tu niebla y cuando en ella reconozcas bestias de las características de los kerlax yo calibraré la posibilidad de que sea mi montura o no y entraré a buscarla en el caso de serlo.


Wednesday

La vouivre no se inmiscuyó mientras las novatas discutían cómo proceder y simplemente se sentó en el suelo para comer un poco de cecina que llevaba como aperitivo en su bolsa, ofreciéndoles a sus compañeras a pesar de que les había dicho al empezar el viaje que no les abastecería de ninguna manera de alimento más allá del que cazaran en conjunto. No es como si escasearan sus reservas. Además, Irianna le había ayudado a recoger muestras a pesar de que aquello no estaba incluido en el trato. La idrina había sido cuidadosa y metódica con la recolección y le había ahorrado algo de tiempo.


Kimbra

Tras alimentarse e hidratarse debidamente gracias al manantial con el que habían dado y la oferta de carne de dama Diurna, el grupo se puso de nuevo en marcha, esta vez siguiendo la linde de las montañas, comenzando con las cuevas a ras de suelo primero, pues eran las más probables de ser habitadas por kerlax.


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

39 Re: Krabelin el 19/02/17, 10:14 pm

Giniroryu

avatar
GM
Bien —asintió ante la conformidad de Kimbra.
Agradeció a dama Diurna la carne que les ofreció y aceptó un poco de la misma. Comió además un trozo de aquellas barras energéticas carabesas que había cogido en Serpentaria, pero sin llenarse demasiado para evitar tener el estómago pesado al volver a caminar. No tardaron mucho más en continuar y una vez la hija de lunas le indicó dónde debía empezar a buscar, Irianna fue desplegando su niebla en cada cueva y describiendo lo que percibía en su interior con la mayor precisión que le era posible.
>>Notó… un animal cuadrúpedo de la proporción adecuada. Está solo, aunque rodeado de varios objetos. Eso es… ¿una mochila, tal vez? —Frunció el ceño, intentando concentrarse en averiguar qué clase de cosas notaba en el interior de la niebla—. No lo sé, hay varias cosas tiradas. Creo que hay un cuchillo o algo por el estilo. —Se giró entonces hacia la demonio rakshasa—. ¿Crees que podría tratarse de Ámarok?

40 Re: Krabelin el 25/02/17, 01:09 am

Muffie

avatar

Kimbra

A pesar de que las primeras cuevas no dieron muestras de estar ocupadas por Ámarok, Kimbra no se planteó en ningún momento que no fueran a encontrar rastro alguno. La muerte de Ámarok era una posibilidad, pero francamente la demonio prefería no contemplarla de ninguna manera. Ya había acondicionado una habitación en la torre Serpentaria para su montura y no se creía capaz de volverla a su forma original. Además, dentro de sí todavía quedaban restos del sentimiento que la primera conversación con dama Diurna le había producido, cuando la convenció para ir a Rocavarancolia prometiéndole que podría volver eventualmente a su mundo a buscar a su montura.

Para su suerte, poco después Irianna advirtió que una de las cuevas exploradas había un animal de las características de Ámarok rodeado de objetos.

- Ciertamente, creo que podría tratarse de Ámarok- afirmó la krabelinense-. Cuando un Hijo de Lunas muere el procedimiento que se suele seguir con sus montura es liberarlo, por lo que se le retiran todas aquellas pertenencias que lleve sobre sí que hayan podido pertenecer a su dueño. Algunas monturas, las menos amistosas con quienes no sean su dueño, suelen huir cuando esto ocurre sin permitir a otros Hijos de Luna retirar las pertenencias del difunto. Las bestias suelen sacudirse dichas pertenencias en un sitio seguro, como una cueva y un nido, donde probablemente permanezcan durante el resto de su vida útil, ya sea ocupándolo como guarida o como lugar de cría. No es algo común, pero tampoco una novedad. En este caso en concreto, Ámarok cargaba con todas mis pertenencias cuando dama Diurna aquí presente se encontró conmigo. Ciertamente, es una posibilidad que ante mi ausencia Ámarok huyera a las cuevas de las montañas y buscara una para sí donde depositar todas mis pertenencias. No lo creí probable, ya que cabía la posibilidad de que Ámarok hubiera sido interceptado por algún Hijo de Lunas o hubiera perdido mis pertenencias al volver al exterior en solitario. Por cómo describes el interior, sospecho que la opción que yo creía poco probable fue la que se dio.

Sin perder tiempo, Kimbra hizo una señal a sus compañeras de viaje para que se retiraran de la puerta y usó de nuevo el silbato que colgaba de su cuello. Al instante, un fuerte aullido resonó en la cueva tras el cual se pudo oir a una gran bestia corriendo. Ante las tres rocavarancolesas apareció un gran lobo del tamaño de un rinoceronte de un espeso pelaje gris con algunas zonas más oscuras y unos grandes ojos color cobre.

Ámarok ladró feliz al ver a Kimbra frente a él y en la cara de la demonio se pudo atisbar una sombra de sonrisa. El kerlax reconocía a su dueña por la esencia de su aroma, por lo que sus cambios fisiológicos no hicieron que la desconociera. A quienes sí desconocía eran a las otras dos humanoides que se encontraban cerca de su dueña, que si bien olían a cercanía, no las reconocía como amigas, por lo que al instante se puso a la defensiva haciendo que su pelaje se erizara en millones de púas y gruñéndoles con sus numerosos y afilados dientes.

- No, Ámarok- ordenó casi impasible la engendro, pero profundamente complacida con el hecho de poder volver a hacerlo-. Irianna- señaló-. Dama Diurna- volvió a señalar-. Aliadas- terminó indicando.

Con aquel simple apunte, el kerlax se calmó suavizando su pelaje y concentrándose en el reencuentro de nuevo agachando su cabeza y frotando su hocico contra el costado de la demonio.

- Sí, lo sé. Yo también. He vuelto- murmuró la krabelinense en dirección a su montura mientras le acariciaba el hocico, como si esta le hubiera reclamado que la echaba de menos y que había tardado en volver. Sin dejar de acariciarle, se volvió hacia sus compañeras-. La búsqueda ha terminado. Entraré a ver el número y estado de mis pertenencias. Podéis esperarme aquí o entrar conmigo si queréis ver cómo son este tipo de cuevas- les sugirió no sabiendo muy bien si les interesaría o no-. Por Ámarok no os preocupéis. A no ser que atentéis contra mi integridad física, no os atacará. Incluso podría responder a una orden simple vuestra en ciertas circunstancias- les explicó, no queriendo que vieran a su montura como una amenaza.


Wednesday

Wen había atendido vagamente a las explicaciones de Irianna sobre el interior de las cuevas o de Kimbra sobre las costumbres de ciertas monturas, más interesada en seguir recogiendo muestras y en vigilar las posibles amenazas, por lo que se encontraba bastante distraída en otras cosas cuando por fin el kerlax hizo acto de presencia. Ciertamente, era una bestia grande e imponente y vagamente pensó en lo mucho que a Giz le gustaría jugar con su genética y en lo diferente que un lobo podía ser de otro comparándolo con Ornlu, pero no se había esperado la clara amenaza del animal al gruñirles y erizar su pelaje. “¿Eso son púas? Oh, sí, Giz amará jugar con su genética”.

Por lo visto, una única orden fue suficiente para que el animal las reconociera como amistosas, “aliadas” había dicho la krabelinense, lo que, para Wen, encajaba bastante en el modelo de pensamiento de aquel mundo, al menos respecto a la poca información que había recogido por el momento. Por suerte para ella, aquel viaje le iba a proporcionar a una gran informante, ya que Kimbra tenía experiencias en las dos sociedades de aquel mundo, siempre que se considerara que la sociedad Kievek y la Lynokek compartían la mayoría de rasgos y características.

- Tranquila, yo me quedaré aquí vigilando y recogiendo muestras. Tú entra tranquila a por tus cosas- indicó la vouivre tranquilamente. El silbato de la demonio podía haber alertado a otras bestias y Wen prefirió quedarse afuera vigilando. Ya tendría otra oportunidad para explorar esas cuevas.


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

41 Re: Krabelin el 25/02/17, 02:05 am

Giniroryu

avatar
GM
La explicación que le ofreció Kimbra fue mucho más detallada de lo que hubiera sido necesario, pero a Irianna le resultaron detalles curiosos e interesantes acerca de aquellos animales, que sin duda parecían ser bastante más inteligentes que la mayoría de animales que conocía. La aparición de Ámarok la sorprendió, no tanto por su gran tamaño, que ya había atisbado a través de su niebla, sino por el efecto que tuvo en su amiga aquel reencuentro. Notaba feliz a la hija de lunas, su lenguaje corporal nunca lo había mostrado con la claridad de aquella ocasión, y durante un instante creyó ver una sonrisa muy leve en aquel el perpetuo rostro impasible. La idrina sonrió a su vez ante la escena, aunque su expresión pronto varió a la sorpresa de verse repentinamente amenazada por el gran cánido. Su envergadura y aquellas púas que se erizaron sin previo aviso hacían que resultase muy imponente incluso a sabiendas de que podría paralizar al animal con un hechizo de ser necesario. Por suerte no hizo falta nada semejante, pues Ámarok obedeció de inmediato la orden de Kimbra. A la lacustre le resultaba fascinante que un animal pudiese comprender el término “aliadas”. O tal vez el vínculo entre ama y montura era tan fuerte que se comprendían a la perfección. En menos de un minuto el reencuentro retomó su cariz anterior.
Oh, pues si no te importa sí que me gustaría entrar a mirar, y te ayudo a recuperar tus cosas —respondió a su ofrecimiento.

Con dama Diurna vigilando en el exterior no tenían que preocuparse, por lo que la idrina retiró por completo su niebla para que no entorpeciese a Kimbra. El interior de las cuevas no ofrecía nada que no cupiese esperar de un accidente de aquellas características, pero era una experiencia nueva para Irianna de todas formas. Se vislumbraban incontables galerías que se adentraban cada vez más en la tierra, pero por suerte no haría falta alejarse tanto, pues la visión resultaba un poco agobiante. Comenzó a recoger los enseres que ya había sentido en el interior del banco de niebla, siendo capaz de recordar la posición aproximada de varios de ellos.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 3 de 6.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.