Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Biblioteca Mágica
por Lathspell Hoy a las 05:12 am

» Luna Alta
por Dal Ayer a las 01:54 pm

» Sede de los Taumaturgos
por Dal Ayer a las 01:44 pm

» La Cercanía
por Giniroryu 13/11/18, 06:03 pm

» Torre Serpentaria
por Tak 10/11/18, 12:23 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 181 miembros registrados.
El último usuario registrado es Percy

Nuestros miembros han publicado un total de 38480 mensajes en 726 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Otros Mundos » Mundos vinculados » Krabelin

Krabelin

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 5 de 6.]

1 Krabelin el 13/08/14, 03:58 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Krabelin

El portal se encuentra sobre Bakaiar, apróximadamente sobre el centro de su ala izquierda. Bajo este ala hay un pantano.


49 Re: Krabelin el 03/06/17, 09:16 pm

Giniroryu


GM
La idrina regresó a la ciudad de aquel segundo viaje a Krabelin radiante de felicidad. La tarde que se despidieron de dama Diurna para dirigirse de vuelta a Serpentaria no pudo evitar explicarle con entusiasmo a una Kimbra tan estoica como siempre el trato que había hecho con la humana, agradeciéndole además que aquella oportunidad había aparecido gracias a ella.

Habían decidido mantenerse en contacto para realizar las pruebas de redacción y, posteriormente, organizarse para llevar a cabo el proyecto de dama Diurna. Por lo que antes de aquella tercera visita a Krabelin junto a la hija de lunas y su cosechadora, la idrina había adquirido mayor confianza con esta última. La suficiente como para que llevase un tiempo dándole vueltas a algo. Y ese “algo” se trataba de si confiarle cierto problema que, lejos de empezar a solucionarse, apenas se había atenuado y se mantenía estable en su impacto todavía muy negativo para la lacustre.

Transcurrió la primera noche, poco después de que la nueva cosecha llegase a la ciudad, y la nebulomante tuvo un descanso intranquilo, nerviosa por lo que todavía se planteaba pero no podía sacarse de la cabeza. Y la noche siguiente llegó, todavía con la duda rondando su mente. Pero la demonio rakshasa se acababa de separar temporalmente de ellas justo tras la cena, para reponer sus reservas mágicas, y tal vez no encontrase mejor oportunidad que aquella. Aunque sabía que Kimbra no iba a juzgarla en absoluto por lo que pretendía explicar, sabía que no lo iba a comprender. Y era absurdo en realidad, pero también tenía algo de miedo de realizar aquella confesión a la que había sido su amiga casi desde el primer día que pisó Rocavarancolia.
Uhm… Dama Diurna… —Comenzó titubeante, toqueteándose el pelo con un aire nervioso que no había sido capaz de controlar con una de sus manos y dando un sorbo al té de sobremesa con la otra—. Llevo un tiempo dándole vueltas a algo… A contarte algo… Sobre mí —. Se sentía un tanto estúpida y se recriminaba mentalmente que se estaba expresando fatal y no sabía qué pensaría la bruja maldita de aquello—. Es algo… que me preocupa y que nunca he podido hablar con nadie. Kimbra no lo entendería y no tengo suficiente confianza con ninguna otra persona… Con ninguna otra chica —se corrigió—, como para hablar de ello. Pero querría asegurarme de que… bueno, no te resulte violento que te hable de algo así —. Dio otro sorbo a su té y, tras unos instantes de incómodo silencio añadió algo más apresuradamente—. Discúlpame por esta exposición tan extraña, si quieres olvidamos que he dicho nada y hablamos de otra cosa.
El corazón le latía muy rápido. Realmente no sabía si dama Diurna sentía la suficiente confianza con ella como para acceder a algo así.

50 Re: Krabelin el 05/06/17, 01:35 am

Muffie



A Wen no le costó mucho que el Consejo aceptara su propuesta del libro. Al fin y al cabo ellos iban a tener la información en primicia, por lo que podrían aprovecharla de la manera que creyeran conveniente antes de que esta llegara a la ciudad.

Una vez la propuesta fue aceptada, Wen no perdió el tiempo y le hizo las pruebas a la idrina al momento, de manera que determinó que efectivamente era una escritora y redactora capaz y comenzaron a organizarse en conjunto. Con Irianna como escritora en el equipo, parecía que iba a ser posible terminar el proyecto de exploración antes del tiempo estimado, lo que agradaba a Wen, ya que si bien era un trabajo interesante y divertido, sentía que pasaba demasiado tiempo fuera de casa.

Se encontraba en la segunda noche de aquella tercera incursión a Krabelin acompañada, incursión que estaba resultando más productiva que las anteriores debido a la organización que ya tenían.

Wen se disponía a poner en orden las notas del día mientras la Hija de Lunas se había alejado para recargar magia, cuando Irianna comenzó a hablar. La vouivre se encontraba muy curiosa por el nerviosismo de Irianna, por lo que apartó las notas a un lado y la instó a continuar.

- No tienes que callártelo si no quieres. No creo que me vaya a resultar violento sea lo que sea, pero si lo hace te lo haré saber. Si necesitas hablarlo y yo puedo ayudar, no tienes que cortarte, en serio- se ofreció la británica, intentando trasmitirle seguridad a la nebulomante.

51 Re: Krabelin el 05/06/17, 10:23 pm

Giniroryu


GM
De acuerdo.
Fue todo lo que atinó a decir en un inicio, imprimiendo a sus gestos más énfasis del que era necesario debido al nerviosismo, aunque ligeramente más tranquila debido a las palabras de dama Diurna. Inhaló aire antes de volver a hablar: ya no había vuelta atrás.
>>Bien… Verás, yo… Yo tengo un problema. Con los hombres —. Directa. Probablemente dar más rodeos tan solo hubiera confundido a su interlocutora y hecho que ella misma se trabase varias veces—. Es decir… Siento incomodidad en presencia de uno. No, es más bien miedo —se corrigió sacudiendo la cabeza—. Es una fobia —reconvino finalmente en tono grave, dirigiendo una mirada avergonzada, preocupada y nerviosa a la humana.
Sus gestos habían incluido un “ya sabes”, porque era obvio el motivo por el que nunca había podido hablar sobre ello con nadie. Era una fobia, era irracional. O eso era lo que le habían inculcado toda su vida. La lacustre realmente no comprendía cómo podría considerarse irracional algo provocado por un motivo claro. Pero siempre había habido demasiadas cosas que no comprendía de las normas sociales que sus padres pretendían que respetase al detalle y sin falla.
>>Y no sé qué hacer… Me he acostumbrado a la presencia de mis compañeros de criba, pero todavía sigo teniendo… miedo, a veces. Y la incomodidad no se va. Confío en ellos, pero al mismo tiempo no lo hago. Odio desconfiar de esa manera de personas que nunca han dudado en ayudarme… Y odio sentirme tan débil en presencia de cualquier hombre.
La expresión de Irianna había cambiado un poco y, aunque se seguía sintiendo avergonzada y nerviosa, predominaba la preocupación y el desagrado por sacar a la luz aquella constante en sus pensamientos que tanto la cohibía y la atormentaba.

52 Re: Krabelin el 06/06/17, 07:45 pm

Muffie



Cuando Irianna dijo que tenía un problema con los hombres, Wen no pudo evitar que por su cabeza pasaran decenas de clichés terrestres que, claramente debido al lenguaje corporal de la idrina, no eran el caso. La británica se mantuvo en silencio y atenta durante toda la explicación, procesando la información e intentando encontrar algún consejo que ayudara a la nebulomante, ya que quería devolver la confianza que había depositado en ella de alguna manera.

La vouivre sabía mucho de desconfianza, ella misma era un gran ejemplo de ello, pero también sabía que esta podía ser justificada o injustificada y que, por regla general, tenía un origen definido.

- Puede que esta pregunta te parezca muy personal y estas en todo tu derecho de no contestarla si no quieres o te parece incómoda- comenzó tratando, de nuevo, de hacer sentir cómoda a la idrina, entendiendo lo difícil de su confesión-. ¿Sabes cómo o cuándo surgió esta fobia?

53 Re: Krabelin el 06/06/17, 10:40 pm

Giniroryu


GM
La pregunta no le cogió por sorpresa, pues era de esperar que si le confesaba algo como aquello a alguien tendría que dar explicaciones de algún tipo.
No te preocupes; no es que no me incomode, no voy a mentir. Pero no voy a negarme a responderte después de que me hayas permitido hablarte de algo como esto. Además supongo que en realidad no tiene sentido que te lo cuente sin explicarte… Eso —. Inconscientemente se había medio abrazado a sí misma y se balanceó ligeramente en el sitio, claramente nerviosa—. Por desgracia esa parte no podría tenerla más clara. La causa tiene nombre propio. Veril. —El desagrado que imprimió en su tono y sus gestos al pronunciarlo casi había sido palpable—. Era un chico poco mayor que yo y que durante un tiempo fue mi mejor amigo…
La idrina entonces procedió a resumirle brevemente cómo lo había conocido y el tiempo durante el cual hubiese negado por completo que Veril pudiese hacerle ningún daño si alguien hubiese profetizado lo que iba a suceder.
>>Se obsesionó conmigo después de que lo rechazase —continuó su relato, todavía con los brazos cruzados sobre su abdomen—. Y a partir de ese momento mi vida se convirtió en un auténtico infierno. Mis padres, y todo el mundo que lo conocía, estaban convencidos de que era un chico estupendo, además, y estaba segura de que nadie me iba a creer si intentaba explicar algo de lo que estaba sucediendo. Además, estaba muy asustada, porque él sabía utilizar demasiado bien el chantaje…
Continuó, tratando de filtrar la angustia que se colaba en su voz sin remedio, explicándole cómo la acosaba continuamente, la tensión que sentía incluso cuando sabía que estaba sola porque siempre temía que él estuviese a punto de aparecer, las terribles jaquecas que le impedían dormir bien…
>>La situación empeoraba cada vez y yo ya no podía más. La noche que nos trajeron aquí… Esa noche huí de mi casa después de encontrármelo en mi cuarto al regresar de un paseo. Porque después de lo que me dijo y de que intentase arrinconarme contra una pared le di una patada en la entrepierna y no quería tener que darle explicaciones a mis padres. —Suspiró de forma nerviosa, el agobio había aumentado al recordar aquellas escenas—. Ni siquiera hizo falta que utilizasen ninguna droga conmigo como sé que se hace con otros cosechados. Bastó con que Miseria Nombre me dijera que todo el mundo en Idris iba a olvidarme por completo para que aceptase venir. Y de esa decisión no puedo decir que me arrepienta.
La lacustre se había hallado al borde de las lágrimas en varias ocasiones y le picaban los ojos cuando finalizó su relato. Se los frotó torpemente y sacó un pañuelo de su mochila para sonarse la nariz. A pesar de todo, sentía cierto alivio al haber podido explicar todo aquello a alguien por primera vez.

54 Re: Krabelin el 11/06/17, 01:36 am

Muffie

avatar

Wen escuchó atentamente la historia de Irianna, intentando mostrar su comprensión como forma de apoyo. Quizás la británica nunca había sido acosada, pero entendía a la perfección el sentimiento de no poder más y querer escapar. Posiblemente la cosecha de la idrina había sido más parecida a la de la vouivre que a la de sus compañeros. A ambas les habían ofrecido escapar y ambas habían aceptado sin pensárselo.

La británica le ofreció una taza de té del que acababan de preparar después de cenar a la nebulomante cuando vió que esta sacaba un pañuelo y comenzó a hablar.

- Siento que haya terminado siendo yo una opción para hablar de esto, porque la verdad es que no se me dan muy bien las relaciones sociales, soy más diestra en las laborales- comenzó a modo de disculpa-, pero pienso que si el origen es una persona en concreto, quizás el que entables relación y amistad con otros hombres pueda ayudar. Si convences a tu mente y te convences a ti misma de que no todos son Veril, estarás más cerca de superarlo- le sugirió la británica teniendo una idea al respecto-. Seguir cultivando la relación con tus compañeros puede ser beneficioso. Si quieres, yo puedo presentarte a un puñado de personas, en su mayoría hombres, que valen mucho la pena. Vivo con ellos, sé de lo que hablo. De hecho, os habríais cruzado el día que vinisteis a buscarme al Cuchitril, pero justo ese día habían salido. Si te sientes preparada, ven un día a conocerlos. Tráete a Kimbra o a otro amigo si eso te hace sentir más cómoda y no te dejes intimidar por sus transformaciones. Mientras no les des razones para usar sus habilidades en ti, no tienes nada de lo que preocuparte-. Wen no quería asustar a Irianna, pero tampoco quería mentirle.



_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

55 Re: Krabelin el 11/06/17, 02:01 pm

Giniroryu

avatar
GM
Irianna, todavía tratando de no romper a llorar, tan solo fue capaz de negar levemente con la cabeza cuando dama Diurna se disculpó. No podía decir que conociese a la bruja maldita a fondo, pero incluso si no era la persona más habladora que conocía su compañía le había resultado agradable en todas las ocasiones que se habían visto. Además, era la primera veterana de la ciudad con la que entablaba amistad, y le infundía una confianza que era obvio que sentía o no hubiera sido capaz de hablar con ella de su problema.

Llegó el momento de recibir consejos, que aunque había sido de forma más bien inconsciente ya que ella le había explicado todo a dama Diurna más bien para desahogarse, en el fondo sí esperaba que la humana tuviese alguno que darle. Al darse cuenta de dicha noción se sintió un poco culpable, pero no prestarle atención para auto-flagelarse en su lugar hubiese sido mucho más maleducado y desagradecido. Las ideas parecían obvias puestas con palabras de otra persona, pero la idrina sentía su estómago encogerse de los nervios al pensar en llevar a cabo lo que dama Diurna proponía.
Yo… sí. Soy culpable de haberme encerrado demasiado en mi cuarto de Serpentaria y ni siquiera veo con tanta frecuencia a mis propios compañeros de cosecha que también viven en la torre. Los estoy evitando dentro de mis posibilidades —admitió cuando la bruja maldita habló acerca de cultivar las relaciones con sus compañeros.

La propuesta, en cambio, le pilló bastante más por sorpresa. Probablemente se reflejó en alguno de sus gestos o incluso en su rostro, pero la lacustre no estaba en condiciones de intentar suprimirla en aquellos momentos. Permaneció unos instantes en silencio, sin apartar la mirada de dama Diurna y tratando de que se notase que no se había quedado callada porque la hubiese incomodado o se hubiese molestado por lo que decía. Estaba claro que necesitaba hacer algo al respecto de una vez, pero… ¿Estaría preparada para lo que dama Diurna le sugería? Aquellos amigos de los que hablaba llevarían tanto tiempo en la ciudad como ella, probablemente todos ellos serían rocavarancoleses hechos y derechos. La propia humana tenía otro aura que, aunque sutil, la distinguía de ella o sus compañeros. La misma sensación le habían dado los habitantes más antiguos de Serpentaria como Seon, las pocas ocasiones que había coincidido con ella, Heraldo Rocuo o Krono Rádem.
Eso… Te agradezco muchísimo la invitación. Creo que todavía no estoy preparada para algo así, pero… Si no es mucho pedir, me gustaría meditar sobre ello y en alguna de nuestras próximas reuniones para continuar con el proyecto te preguntaré cuándo os viene bien que os haga una visita —concluyó con una sonrisa.
Aquel primer viaje inesperado a Krabelin había desencadenado acontecimientos que nunca habría imaginado.

Sigue en la Taberna del Mago Tuerto.

56 Re: Krabelin el 14/04/18, 01:46 am

Muffie

avatar

Kimbra se acercó lo más cautelosamente posible a la ciudad, ayudada por varios hechizos y habiendo dejado a Ámarok a las afueras, aquello no era difícil. Desde que se habían reencontrado, Ámarok gruñía cada vez que le dejaba solo, pero Kimbra necesitaba ahorrar energía superior por el momento y si Ámarok iba con ella tendría que gastar hechizos extra para ocultarlo a él. De manera conciliadora, la engendro le había prometido una larga carrera por el prado antes de volver a la ciudad.

A pesar de que lo que más motivaba últimamente a Kimbra era el conocimiento de todo aquello que desconocía, no comenzó su investigación por los libros, sino por observar el día a día de los Seguidores de Lakra. Al principio, cuando había visto a dama Diurna hacer lo mismo que estaba haciendo en ese momento no le había encontrado el sentido, pero extrapolándolo al ejercicio de observación que ella hacía mientras cazaba podía ver la utilidad del acto, incluso su utilidad aplicado a distintos fines.

Apostada tras una tienda y oculta gracias a algunos hechizos, Kimbra permaneció durante varias horas únicamente observando y reflexionando sobre lo que era ser un seguidor de Lakra.

Aquella noche, ya en el pequeño campamento que había montado para Ámarok y ella, volvió a pensar en todo aquello, en lo que habría sido su vida y en lo que era, en lo que se había perdido y en lo que había ganado. Se vio a sí misma apreciando el arte como lo hacían los Nombrados y pensó que quizás así ella podría haber entendido mejor a sus compañeros de criba y especialmente a Irianna. Y quizás eso era lo que le faltaba para aplacar su afan de conocimiento. No es que pretendiera dejar de aprender sobre lo que le rodeaba por completo, pero la necesidad de conocer sobre la sociedad en la que se encontraba se estaba convirtiendo casi en una obsesión.

Quizás si adquiría el conocimiento básico con el que un Nombrado en su situación llegara a la ciudad podría creerse por fin en igualdad de condiciones a sus compañeros, incluso Rasqa que tenía una sociedad más parecida a la suya propia, se adaptaban sin aparentes problemas a la sociedad de la ciudad.

Definitivamente iba a hacerlo, pero dadas las circunstancias no podía hacerlo sola. Iba a necesitar algo de ayuda, así que tendría que volver a la ciudad antes de llevar a cabo su plan.

Sigue en Torre Serpentaria.


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

57 Re: Krabelin el 25/04/18, 01:27 am

Muffie

avatar

Irianna le indicó que la fecha idónea para la incursión sería en dos días y, tras concretar algunos detalles, Kimbra se retiró a su habitación a descansar. Aunque había priorizado solicitar la ayuda de la idrina, se encontraba algo cansada después de aquel viaje y si quería que sus estudios avanzaran óptimamente era necesario que descansara el tiempo que fuera conveniente.

Cuando el día indicado llegó, Kimbra se había preparado conciezudamente para el evento. Uno de sus morrales se encontraba lleno de materiales de pintura y escritura que había ido recopilando en la torre. También había conseguido algo de arcilla intentando cubrir todas las posibilidades. Teniendo en cuenta que ella ya sabía leer y escribir, además de que conocía algunas expresiones artísticas gracias a sus compañeros, no sabía exactamente si el amuleto le afectaría de la misma manera que a otros hijos de Lunas, pero aún así Kimbra pretendía que el rito se diera de la misma forma que para cualquiera de ellos.

- Creo que lo más óptimo sería hacernos con el amuleto en periodo nocturno para no perturbar la rutina de los nombrados con una posible alarma, por lo que podemos ir bajo las alas por el momento- indicó una vez Irianna se reunió con ella-. Supongo que sobra decir que no podemos comunicar a nadie algún detalle de esta incursión. no creo que este permitido de ninguna manera sustraer uno de el pilar principal de una cultura completa aunque sea por un periodo de tiempo limitado.


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

58 Re: Krabelin el 25/04/18, 01:29 am

Giniroryu

avatar
GM
Había preparado su mochila con una botella de agua, un termo con café, comida suficiente para los días que iban a pasar allí y el peine que había comprado con su primer sueldo de la plantación. Por supuesto también llevaba un cuaderno y una pluma por si podía ponerse a escribir o necesitaba realizar alguna anotación: a fin de cuentas aquel viaje también podría servir para ayudar con el trabajo de dama Diurna. Igual que la primera vez, iba con ropa de manga y pierna largas además de un sombrero de ala ancha, para evitar exponer su piel en lo posible al agresivo clima del planeta de Kimbra, incluso si contaba con los hechizos protectores específicos que le había enseñado la bruja maldita.

Una vez atravesaron el portal, Kimbra comenzó a explicar el plan a seguir y la idrina asintió cuando esta dijo que deberían esperar a la noche para actuar. No obstante, con su última afirmación la idrina se detuvo de golpe y compuso una expresión de preocupación. No había pensado lo que la hija de lunas acababa de decir.
¿Crees que podría traernos problemas serios? ¿Sabes cuánto tiempo necesitas estar en contacto con el amuleto?
De pronto aquella incursión ya no le gustaba tanto: conocía las consecuencias por armar jaleo en los mundos vinculados y no podía evitar ponerse en el peor de los casos.

59 Re: Krabelin el 25/04/18, 01:30 am

Muffie

avatar

Kimbra se sorprendió un poco ante la inquietud repentina de Irianna, pensando que esa cuestión ya se la había planteado.

- No resultará un problema siempre que el Portador no se percate de su desaparición. En un principio, el tiempo estimado de duración del proceso es algo menos de un periodo nocturno. Pero teniendo en cuenta que el tiempo máximo que puede durar el proceso dadas las estadísticas es de dos días, podemos crear un amuleto falso sustituto si crees que es conveniente. Mientras no haga uso del amuleto, lo que no suele ser común, la probabilidad de que el Portador note la diferencia es mínima. Es común que lo porte, pero no suele ser capaz de identificar sus vibraciones mágicas- le sugirió, pensando que quizás de esa manera se sentiría más cómoda. Esperaba que no se retractara de su decisión de ayudarla.



Última edición por Muffie el 25/04/18, 01:33 am, editado 1 vez


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

60 Re: Krabelin el 25/04/18, 01:32 am

Giniroryu

avatar
GM
Irianna negó con la cabeza ante la proposición de crear un amuleto falso.
No tenemos medios para hacer una falsificación creíble, eso podría resultar incluso peor —opinó—. Esperemos que podamos devolverlo antes de que se den cuenta de que falta. Si no… Pensaré algo, utilizaré magia para mantenerlos somnolientos o confusos el tiempo que sea necesario.
Esperaba que la demonio rakshasa no necesitase más que unas horas, no obstante, porque aun a pesar de lo que había dicho no se sentía demasiado cómoda con la idea.

61 Re: Krabelin el 25/04/18, 01:33 am

Muffie

avatar

- Todavía puedes retractarte si así lo deseas- le indicó Kimbra, consciente de que probablemente Irianna no se encontraba cómoda con la idea. Quizás era una misión más arriesgada de lo que ella se había pensado en un principio-. Como ya he dicho, estimo menos de un periodo nocturno de duración. Solicité tu ayuda con fines preventivos y de control, pero no quiero que consideres que estoy arriesgando deliberadamente tu integridad de alguna manera. No consideraré una falta a tu palabra o una traición si finalmente decides retractarte. Lo entenderé.

Para Kimbra, Irianna era más importante que aquel plan, por lo que no la obligaría consciente o inconscientemente a prestarle su ayuda. Ella podía retrasar el acto, buscar a otro compañero al que no le generara un conflicto o, incluso, arriesgarse a llevar a cabo el rito en solitario. La engendro preferiría no tener que resignarse a la última opción, pero cabía la posibilidad de que, en última instancia, fuera necesario.


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

62 Re: Krabelin el 25/04/18, 01:33 am

Giniroryu

avatar
GM
Volvió a negar con más vehemencia: a veces era frustrante que a otros les fuese imposible captar los matices idrinos porque si así fuera, la krabelinense ya sabría que en su resolución no había lugar para la duda.
No, Kimbra. Te dije que te ayudaría y lo voy a hacer. No tiene que ver con que lo consideres o no una traición: no voy a dejarte aquí sola.
Para ella sí estaba claro que la hija de lunas pensaba seguir adelante fuese como fuese gracias a su lectura del lenguaje corporal y la idrina no se perdonaría el irse sin más.
>>Tan solo intentemos ser lo más discretas y eficientes posible... Aunque seguro que ya contabas con ello.

63 Re: Krabelin el 25/04/18, 01:47 am

Muffie

avatar

Kimbra asintió ante las palabras de Irianna. Ella ya había considerado que la discreción y eficiencia debían ser primordiales, pero prefería que Irianna fuera consciente de ello para que se sintiera más segura.

Una vez aquel punto quedó claro, Kimbra procedió a dirigirse hacia las zonas pantanosas. A Irianna le gustaría poder recargar niebla y Kimbra quería recoger algunos materiales e ingredientes y dejar a Ámarok corretear por el prado. El kerlax no era infeliz en Rocavarancolia, pero Kimbra sabía que necesitaba de grandes extensiones de terreno para poder correr a placer.

Antes de que la noche comenzara a caer, Kimbra le indicó a Irianna que era el momento. En realidad, aún faltaban algunas horas para que los Seguidores de Lakra comenzaran su rutina habitual de sueño, pero Kimbra quería estar preparada antes de que esto ocurriera para poder empezar cuanto antes.

- Vamos a montar un pequeño campamento aquí. La ciudad Nombrada está algo más alejada, en aquella dirección- indicó señalando-. Lo suficientemente cerca como para poder operar con facilidad, pero no tanto como para que nos descubran ya que estamos en la parte trasera de la ciudad y no es común que los ciudadanos caminen por esta zona. Me hubiera agradado realizar el ritual en el altar dedicado a ello, pero eso sería poco conveniente e innecesariamente arriesgado. Además, el altar no es estrictamente necesario para el ritual. Una superficie estable cualquiera será suficiente y he traído algo llamado "mesa plegable". Curioso artilugio, en mi opinión- explicó mientras montaba el campamento y sacaba el susodicho objeto-. Una vez hayamos terminado, nos acercaremos a la ciudad. Gracias a algunos hechizos de levitación y ocultación no acarreará mayor dificultad, ya que iremos sin Ámarok que se quedará aquí vigilando el campamento. Una vez nos hayamos hecho con el amuleto lo traeremos aquí y procederé a ponérmelo. El lugar está lo suficientemente cerca como para que extiendas tu niebla como método de control si así lo deseas.


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

64 Re: Krabelin el 25/04/18, 01:55 pm

Giniroryu

avatar
GM
La nebulomante se aprovisionó de nueva niebla mientras Kimbra recolectaba algunas hierbas y se entretuvo observando las carreras de Ámarok, que sin duda parecía contento de poder contar con una buena superficie para poder estirar las patas. Una vez hubo terminado de absorber suficiente bruma ayudó a la hija de lunas a recoger plantas o cualquier cosa que requiriese. Cuando el anochecer estuvo cerca, la demonio rakshasa le dio nuevas instrucciones.

Irianna estaba de acuerdo con lo que le explicó Kimbra acerca de dónde iban a montar el campamento y en que utilizar el altar ritual habría sido excesivamente arriesgado, pero no pudo evitar dejar escapar una pequeña risa al ver a su metódica amiga sacar aquella mesa plegable mientras la describía a su particular manera. Se mostró de acuerdo con todo y comenzaron a montar el campamento.
Cuando volvamos extenderé un banco de niebla hasta una distancia prudencial —confirmó ante su última sugerencia—. No creo que Ámarok tenga problemas mientras tanto.
La lacustre sabía que el kerlax era verdaderamente confiable y su presencia ya no le producía ninguna inseguridad, sino todo lo contrario.

65 Re: Krabelin el 26/04/18, 01:17 am

Muffie

avatar

Kimbra asintió ante las palabras de Irianna mientras colocaba los materiales necesarios para el ritual, satisfecha por el comentario de la nebulomante sobre Ámarok. Por regla general el kerlax era bastante reacio a relacionarse con otras personas que no fueran Kimbra, pero le había cogido cierto cariño a los nuevos amigos de su dueña. A la engendro le agradaba ver que, en cierta manera, ese cariño era recíproco.

Cuando el campamento estuvo terminado, Kimbra guió a Irianna a la ciudad nombrada. A la krabelinense le hubiera gustado haberle mostrado la ciudad en otras circunstancias porque sabía que la idrina apreciaría el arte nombrado, pero desgraciadamente aquel no era un bueno momento para realizar turismo artístico y la idrina tendría que conformarse con lo poco que pudiera ver de la parte trasera de la tienda principal.

Kimbra levitó sobre el foso y se colocó agazapada tras el altar ritual. Todavía se oía algún ruido dentro de la tienda principal.

- Deben estar despiertos aún. Podemos quedarnos aquí hasta que dejemos de oír sonido alguno. No habrá peligro de ser descubiertas, ya que no es común que se use esta zona para nada más que el ritual.

Kimbra se mantuvo en dicha posición hasta que ya no salía ningún sonido del interior. Luego esperó unos minutos más antes de girarse hacia Irianna.

- ¿Podrías desplegar algo de niebla en el interior? Lo más probable es que ya se encuentren dormidos, pero una verificación y un reconocimiento previo del lugar podrían ser de utilidad.


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 5 de 6.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.