Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Charla despues de entrenar. Nerys y Kiki.
por Reifon Hoy a las 01:05 am

» Torreón Sendar
por Red Hoy a las 12:02 am

» Biblioteca Mágica
por Red Ayer a las 11:03 pm

» Burdel de Dama Espasmo
por Goliat Ayer a las 07:53 pm

» I Concurso de feofics del rol
por Cuervo Ayer a las 12:23 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


Hubieron 98 usuarios en línea en la fecha 13/08/19, 07:13 am
Estadísticas
Tenemos 184 miembros registrados
El último usuario registrado es aceice

Nuestros miembros han publicado un total de 40608 mensajes en 769 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Consejo » El archivo » Cosechas » Cuarta Cosecha » Torreón Sendar (Archivo I)

Torreón Sendar (Archivo I)

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 2 de 9.]

1Torreón Sendar (Archivo I) - Página 2 Empty Torreón Sendar (Archivo I) el 27/03/13, 01:29 am

Poblo

Poblo
Recuerdo del primer mensaje :

Lo primero relevante (y para mi alivio) que sucedió nada más salir, fue que Tap se despegó de mi espalda.
Tras la desconfianza inicial de Wintel ante la repentina aparición del repoblador, y un par de intentos de este por dormirlo, que logré disuadir por los pelos, descubrimos, vagando por la ciudad, algo que no esperábamos. Un torreón.

No había visto Maciel, así que al principio pensé que podíamos haber llegado por casualidad, pero tanto Wintel como Tap se dieron cuenta en seguida que no era el caso.

Este torreón era mucho más grande que el nuestro, al menos casi el doble de alto, y, por las marcas de la azotea, parecía que había sido aun más grande.
Tras compartir una mirada con mis compañeros acabamos acercándonos. La puerta estaba protegida por un foso, pero había un puente por el que podíamos acercarnos.

-Vaya... La verdad, no esperaba encontrarme otro torreón, y menos uno tan grande. ¿Qué hacemos? ¿Intentamos entrar?-


13Torreón Sendar (Archivo I) - Página 2 Empty Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 08/05/13, 11:44 pm

Naeryan


14Torreón Sendar (Archivo I) - Página 2 Empty Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 15/05/13, 05:37 pm

Dal


-Maldita brecha en la tierra, ¿Es que cada vez que queramos ir a algún lugar en esta maldita ciudad tenemos que pasar por el mismo sitio?,- me queje no sin motivo, pues había tenido que pasar por aquel lugar lleno de huesos y a la vuelta me tocaría pasar por allí otra vez.

El resto del camino estuvo sin incidentes, casi caminamos en silencio hasta aquel lugar, salvo por lo que le pregunte a Pablo acerca de adonde íbamos y para que. Por lo demás estábamos mas atentos a que no nos saltara nada de ningún lugar.

Por fin llegamos a aquel lugar, se parecía mucho a nuestro torreón, con la diferencia de que era mas grande y sin enredaderas, lo que la verdad echaba en falta.

-Diréis lo que queráis, pero me gusta mas nuestro torreón, al menos hay alguna planta,- no pude evitar hacer ese comentario.- Bien, hagamos lo que vinimos a hacer, Pablo que demonios dice el libro ese.

15Torreón Sendar (Archivo I) - Página 2 Empty Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 15/05/13, 09:26 pm

Poblo


Esta vez durante todo el trayecto llevé el libro abierto, y tomando nota de lo que ponía y los cambios que iba teniendo. Por un momento pensé que seguiría e blanco ya para siempre, pero cuando nos hubimos alejado unas manzanas, nuevas figuras comenzaron a dibujarse, de la misma forma que la otra vez, aunque hubo que alejarse un poco más antes de poder sacar algo en claro.
Como esperábamos, el torreón del que hablaba ahora era el nuestro.
“Predominancia de nublinos” leí en una página al azar “Lo que tu digas bonito, pero como no estén escondidos...”
Parecía información antigua, y no algo actual como habíamos temido en un principio. “Anda mira. Ya hemos averiguado algo que se puede clasificar como buenas noticias. Algún día tenía que salirnos bien algo”
“Vigilancia generalmente baja” “Ups. Ahí nos han calado. Al menos es algo que vamos a arreglar”

Cuando cruzamos la cicatriz casi hubo que arrastrar a Stefan “¿Es que siempre tiene que dar la nota?”
Mientras la distancia que nos separaba de Sendar se iba reduciendo, poco a poco nuevos apuntes surgían de las páginas del libro, datos que si bien no podía verificar porque seguramente eran antiguos, era posible que usándolos de referencia sacáramos algo útil, o eso esperaba.

De la misma forma que aparecían las palabras, empezaron a desaparecer lentamente, hasta que el libro quedó en blanco nuevamente. Habíamos llegado a Sendar.
“De modo que se pone en blanco por la proximidad a los torreones. Seguro que es para que las “presas” no podamos leerlo”

Todo parecía estar igual que como lo habíamos dejado en la ultima visita. Puerta cerrada, silencio inquietante... lo normal supongo.

-A partir de aquí el libro es inútil. Se queda en blanco al acercarnos a los torreones- Dije en repuesta a la pregunta de Stefan, mientras contemplaba el torreón pensativo.

-Bueno os haré una guía rápida. La única forma aparente de entrar es por la puerta, y está cerrada desde dentro. No os molestéis en llamar, si hay alguien dentro no va a responder, pero si no hay nadie... Bueno pensad que nuestros torreones tenían como poco armas, amuletos y algo de ropa. Yo creo que merece la pena echar un vistazo dentro-

“Pero si al final resulta que hay alguien dentro, no creo que sea amistoso, o ya nos habrían respondido el día que llamamos”

Terminé para mí mismo mientras guardaba el libro y preparaba el arco y una flecha por si acaso. No necesitaba decir eso a los demás, ya tenían que saberlo de sobra.

-¿Alguna idea para entrar?-

16Torreón Sendar (Archivo I) - Página 2 Empty Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 15/05/13, 10:20 pm

Yber


GM
Tap se sintió algo reacio a seguir el libro, pero no expuso sus dudas sobre la fiabilidad del mapa en voz alta. La última vez que lo siguieron acabaron metidos de lleno en una madriguera enorme, hasta arriba de hienas, pero todavía conservaba cierta fe en los gigantes. <<Al menos sabrán distinguir el edificio para no volver a entrar>>. Y si no, ya les avisaría él mismo.

Tras una caminata tranquila, volvieron a la puerta del panal Sendar. Seguía igual de cerrada e impenetrable que el primer día. El comentario de Stefan le hizo resoplar. Hacía días que empezaba a dudar sobre la Flora de la ciudad y poco a poco, la idea de arrancar de cuajo todas las plantas del huerto le iba pareciendo más y más segura. Y agradable. Y en el fondo eso le asustaba. Por suerte o por desgracia, ver a Pablo sacando una flecha después de exponer las opciones que tenían lo asustó todavía más.

-Si estás pensando lanzarme con una flecha puedes olvidarte. Hemos venido a investigar, no a que me suicidéis atado a un palo. Aunque...-recordó lo que hizo Yrio con el escudo en la madriguera y se pensó por un instante si algo así funcionaría-. Tal vez... ¿Y si me hacéis flotar hasta la ventana? Podría intentar quitar pestillos, si es lo que cierra la puerta. Si fuera con algo más pesado simplemente tendría que volver a la ventana y me traeríais flotando de vuelta.

>>Eso sí-añadió en tono de broma, con un doble fondo más serio en realidad-. Si hago eso, tú y tú-señaló a Serok y Pablo-, ya podéis encargaros de que a Pechito y a Moscardón no les pasa nada aquí fuera. No me haría ni puñetera gracia que os atacaran mientras estoy dentro y se murieran precisamente los dos que pueden sacarme.

17Torreón Sendar (Archivo I) - Página 2 Empty Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 17/05/13, 01:16 pm

Dal


-Bien, me parece buena idea Tap, yo mismo te levitaré, que la magia de Yrio es mas útil que la mía,-dije con algo de resignación sabiéndome mas débil mágicamente hablando.- ]Y vosotros dos haced lo que os dice, si me desconcentro tendremos repoblador espachurrado de cena.- dije entre risas.

Le ofrecí la mano a Tap para que saltase sobre ella y le dije:

-No te preocupes, no dejare que te pase nada, si te encuentras en peligro vuelve a la ventana y te recogeremos.- Busque una de las ventanas del primer piso,- Quizás sea como nuestro torreón, si es así ya sabes por donde te tienes que mover,- le dije,- y por cierto, no te muevas mucho mientras te levito, no vaya a ser que te me caigas de verdad.

Comencé a trazar signos y a decir las palabras y cuando hube terminado Tap se alzaba de mi mano, en dirección a la ventana, mi concentración en el hechizo no flaqueo y lo termine dejando sobre la repisa de la ventana.

-Bien, ahora todo depende de el, pronto sabremos si lo consigue.

18Torreón Sendar (Archivo I) - Página 2 Empty Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 17/05/13, 01:47 pm

NH


Intentó no bajar la guardia durante todo el trayecto, pero el libro que llevaba Pablo llamaba demasiado su atención. Echó varios vistazos por encima de su hombro intentando captar algo de lo que decía, y lo que logró leer no le gustó en absoluto. ''Mayor posibilidad de detección'' Él había intentado varias veces el hechizo de alarma pero no había conseguido conjurarlo y, de haber gente viviendo en Sendar, esperaba que ellos tampoco. << Si nos datactan nada más llegar estamos jodidos>>

A Tap parecía que le había gustado eso de volar porque se pretó voluntario para entrar levitando por una de las ventanas. Yrio sonrió << Al final el bicho este va a ser útil y todo...>> Antes de dejar que Sstefan lo hiciese levitar hizo sobre él un par de hechizos básicos de protección, por si acaso.

-No sabemos si el torreón tiene medidas de seguridad. Con esto aguantarás el primer impacto pero a la mínima señal de que te puedan haber detectado avísanos para que te saquemos.

Yrio no sabía que mosca le había picado, de normal le habría importado más bien poco que el repoblador fuese aplastado o calcinado por alguna razón, pero en ese momento tenían una misión y volver con un compañero de menos se podía calificar perfectamente como un fracaso. Más si ese compañero era tan util como infiltrado.

Hizo levitar su escudo para cubrirse desde arriba y se mantuvo atento a la fachada de Sendar, maldiciéndose por no haberse aprendido aún el hechizo de intuición mágica ni ninguno de los de amplificación sensorial.

19Torreón Sendar (Archivo I) - Página 2 Empty Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 17/05/13, 03:19 pm

Poblo

Poblo
Apenas preparé el arco y Tap ya se puso a la defensiva.
“Idiota. ¿En serio se cree que voy a hacer eso? Se de sobra que no es sensato”
Al menos se le ocurrió levitar hasta una ventana, de lo que decidió ocuparse Stefan, no sin antes soltar el comentario graciosillo de turno.
-¿Y qué crees que hago con el arco preparado? Por muy tentador que me resulte ensartaros no es para lo que lo he traído- Solo me lo habían dicho bromeando, al menos Stefan, pero aun seguía enfadado por la bronca con Erin y no estaba de buenas.
-Y tu preocúpate por ti mismo, eres el que va a meterse ahí después de todo- Le solté a Tap.
Al ver como Yrio aplicaba más hechizos sobre Tap me recordó mi proyecto con las runas.
“Tengo que ver si consigo más usos para ellas”
Decidí que a la vuelta echaría un nuevo vistazo a los libros a ver si se me ocurría algo.

No fue hasta que vi el escudo de Yrio flotando cuando me di cuenta de que no había llevado yo uno y de que era un blanco fácil para cualquiera que decidiera disparar desde el torreón. Maldiciendo mentalmente a todo lo que se me ocurrió busqué algún sitio en el que pudiera cubrirme, pero no había nada cerca, así que me coloqué detrás de Stefan quien sí llevaba escudo.
"Si nos disparan le darán antes a él que a mí. Eso me dará tiempo para reaccionar”

20Torreón Sendar (Archivo I) - Página 2 Empty Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 17/05/13, 05:50 pm

Yber

Yber
GM
Cuando Stefan lo elevó en el aire, Tap no se sintió tan seguro como cuando iba subido al escudo. La falta de una superficie en la que apoyarse le ponía nervioso. Echó una mirada de advertencia al Moscardón, para que no se le ocurriera cagarla con él en el aire y trató de no pensar demasiado, para evitar alguna paranoia que incluyera caer desde una gran altura. Por el camino, inconscientemente, agitaba a ratos los brazos y las piernas, como si nadara en el aire.

En cuanto puso los brazos en el alfeizar, respiró tranquilo y dedicó un tiempo a escudriñar la habitación del panal en el que había caído. Era una habitación vacía. Había camas como las que los gigantes de Letargo y Maciel usaban, pero no mucho más. Tampoco parecía haber sido utilizada hace poco. Saltó al piso y corrió hasta la puerta sin preocuparse de esconderse. Tardó un par de segundos en darse cuenta de que estaba cerrada. Se cagó en un gigante al azar de los que le habían acompañado y caminó hasta ponerse bajo la manivela que los gigantes solían utilizar para abrirse en el panal. <<A lo mejor no es tan difícil...>>. Dio un salto y, agarrándose a lo que podía, trepó hasta el pomo. Lo agarró con sus cuatro brazos y tiró con todas sus fuerzas. No se abría. Probó a colgarse de él, enroscando la cola y balanceándose para que girara, pero tampoco funcionó. Probó de varias maneras más, algo frustrado, pero no consiguió resultado ninguno.

Bajó de nuevo al suelo e intentó mirar bajo la rendija de la puerta. No vio nada. <<Estúpida ciudad y estúpido tamaño y estúpido todo...>>. No quería desistir tan pronto, pero para una vez que podía hacer algo que la colonia de gigantes apreciara, se topó con una puerta. <<Una puñetera puerta de...>>. Escuchó unas voces fuera de la habitación y dio un respingo. <<Joder, joder, joder...>>. No se tomó ni un segundo en escuchar qué decían o si simplemente hablaban con el agua de la fuente. Asustado, corrió lo más rápido que pudo hasta la ventana y dio un par de silbidos para llamar la atención de los gigantes.

-¡Daos prisa!-les apremió con un volumen de voz tan bajo como pudo permitirse y agitó sus brazos para hacerse ver-. ¡Hay gente dentro!


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

21Torreón Sendar (Archivo I) - Página 2 Empty Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 17/05/13, 09:25 pm

Dal

Dal
Vi a Tap asomarse a la ventana diciendo que lo bajáramos que ahí dentro había gente, cosa que me dejo estupefacto pero me apresure a lanzar el hechizo de levitación para bajar al repoblador. Puse la mano y lo deje subirse a mi cabeza.

-Bueno, ¿nos presentamos como buenos vecinos?, y antes de que alguien me diga si no serán como la gente de ayer dudo que tuvieran mucho problema en dejar la puerta abierta. Ademas así tendría sentido que unas cestas nos hubieran desaparecido.- Dije bastante convencido,- Ahora bien, que queréis hacer, llamamos o nos vamos y les dejamos en paz. Por que podríamos plantearles un trato, y así nadie se quedaría sin comer ningún día, ahora bien acatare la decisión del resto pero mi voto es a favor de llamar.

Espere a que el resto planteara su posición mientras pensaba en que podría decirles a esos desconocidos y como serian, si habría algún mundo nuevo entre ellos.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

22Torreón Sendar (Archivo I) - Página 2 Empty Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 17/05/13, 10:17 pm

Poblo

Poblo
Tap se metió por la ventana, y esperamos, con suerte podría abrir la puerta y encontraríamos algo de utilidad dentro. Pero claro, tener suerte era mucho pedir. Al cabo de un rato asomó de nuevo por la ventana desesperado por qué lo bajáramos. Al parecer había gente dentro. “Como me temía, puerta cerrada por dentro. Eso implica que hay gente dentro”

Una vez Tap estuvo de vuelta con nosotros Stefan lanzó sus propuestas, dejando clara la atención nula que me había prestado al llegar.

-¿Llamar? Ya os dije que no contestarán, nosotros llamamos la primera vez que vinimos, sin éxito, pero si quieres probar adelante-

Pero fuera de eso, sí que dijo algo en lo que yo no había caído. “Claro, las cestas. Tendría sentido que hubieran sido ellos, aunque tampoco se puede asegurar”
Solo por el hecho haber deducido eso y yo no mi opinión del chico habría mejorado, de no ser por lo que dijo justo después.

-Mira, vamos a suponer que tu teoría es correcta y ellos son la causa de que no pudiéramos comer ayer. Bien ahora que esto está centrado te digo lo que pienso de esa propuesta tuya del trato-
Antes de continuar me acerqué a Stefan para poder subir el tono de voz sin llegar a gritar, pero que pudiera oírme bien alto.
-DE NINGÚN MODO-
Me mordí el labio y miré alrededor, me preocupaba que hubiera hablado demasiado alto, pero como no percibí nada amenazante continué, ahora hablando más bajo.
-¿Cuanto tiempo llevamos aquí? ¿Meses? Mucho tiempo en cualquier caso. Demasiado para que nadie que no tuviera acceso a comida pudiera sobrevivir. Nosotros teneos un punto de comida, los del otro torreón tienen el suyo, así que es de esperar que ellos también tengan uno, o no estarían vivos ahora. Además, no se llevaron un poco, sino toda, y no pareció importarles que nosotros no comiéramos, así que por qué me tiene que importar a mi lo que les pase?-

Tomé aire. Desde luego hoy no estaba de buen humor. Luego de que me hube calmado volví a hablar

-Bueno yo personalmente voto por marcharnos. No podemos entrar, dudo que nos dejen y en cualquier caso no ganamos nada quedándonos. El caso es... De irnos, ¿volvemos al torreón o exploramos más?-

23Torreón Sendar (Archivo I) - Página 2 Empty Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 17/05/13, 10:44 pm

Dal

Dal
-Bien, entonces procederé a golpear la puerta si el resto me da su permiso,- dije con una sonrisa en los labios.

Fruncí el ceño cuando Pablo comenzó a hablar temiéndome su respuesta:

-Pablo tu no tienes ni idea de lo que es pasar hambre ¿sabes?, no sabemos absolutamente nada de sus condiciones, es mas, es posible que los días que nosotros no cogíamos las cestas lo hicieran ellos, y simplemente ayer coincidimos, es una posibilidad.-replique enojado.

Cuando expuso sus razones de por que le daban igual no pude evitar replicar alzando la voz algo mas de lo que debería:

-¿Que?, ¿me estas diciendo que en caso de que tuvieran a gente muriéndose de hambre no accederías a compartir la comida?, eso es egoísmo puro, podemos llegar a un trato en el que nadie tenga que pasar hambre, ademas no creo que pudieras soportar ver como alguien se muere de hambre Pablo, y si me dices que si y que te quedarías con la conciencia tan tranquila solo puedo decir una cosa. Así os va en España. Eso es egoísmo puro, pareces un político queriéndolo todo para ti.- toda la perorata me salio sola, pero dije todo lo que tenia que decir.

Me apuntale en el suelo a la espera de un golpe que Pablo podía lanzar en cualquier momento y al cual estaba dispuesto a reaccionar, seguro que toparse en medio de un puñetazo con el escudo de por medio era muy doloroso.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

24Torreón Sendar (Archivo I) - Página 2 Empty Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 17/05/13, 11:47 pm

Poblo

Poblo
-¿Muriéndose de hambre? Permíteme dudarlo. Y también dudo lo de las cestas, es demasiada casualidad que no nos hallamos cruzado nunca-

Así es como había comenzado a contestar a las réplicas de Stefan. Pero cuando mencionó lo de España me callé de golpe. “Esto... ¿En serio?” Me había quedado a cuadros, decirme eso no tenía ningún sentido, pero el lado bueno era que ahora estaba demasiado sorprendido como para seguir enfadado.

-Ehmmm ¡qué? ¿En serio? ¿Qué sentido tiene mencionar España en esta discusión? y tampoco es que en Italia os vaya mejor precisamente-

Esta conversación tenía cada vez menos sentido, no solo por ese último comentario, sino también porque todo se basaba en suposiciones. No sabíamos con certeza que lo de las cestas fuera cosa de los de este torreón. No sabíamos nada de hecho, y la única forma de averiguarlo sería pillarlos con las manos en la masa o bien que ellos mismos nos lo dijeran, cosa que no iba a pasar.

-Esta conversación tiene cada vez menos sentido, así que creo que lo mejor es ponerle fin ya, pero hay algo que si te voy a decir en serio. Eres un ingenuo y un inocente si vas por todas partes creyendo que la gente es buena. Y también un idiota si lo sigues creyendo después de todas las formas de morir que hemos encontrado aquí. Algún día esa confianza te costará cara, y entonces quizás lo entiendas por fin, suponiendo que sobrevivas-

No se me pasó que se había puesto en una postura defensiva. “¿Cree que voy a atacarle? Por favor, como si me fuera a tomar eso como una amenaza”

-¿Venga a qué esperas? Llama. Lo estás deseando. Y deja de ponerte a la defensiva con el escudo, no voy a pegarte, no por algo tan estúpido como esta discusión-

25Torreón Sendar (Archivo I) - Página 2 Empty Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 18/05/13, 12:49 am

Yber

Yber
GM
-Yo sí que os pegaría a ambos si diera la talla-se quejó Tap, bastante malhumorado-. ¿No podéis dejar las discusiones estúpidas para cuando se pueda discutir? Ya os ayudo si queréis en el panal, pero aquí no. Estamos en la puñetera calle y los de dentro seguro que ya nos han-se le cortó la voz de repente. Tragó saliva, tosió y, una vez recuperó el habla, se volvió a embalar-oído. Solo os falta gritar para acabar de hacer nuestra presencia más obvia y pasarles un mapa bajo la rendija de la puerta para que sepan buscarnos.

>>Y volviendo a lo importante: yo también voto por irnos-<<Me tienen hasta el capullo...>> pensó con resignación.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

26Torreón Sendar (Archivo I) - Página 2 Empty Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 18/05/13, 06:07 pm

Vlad

Vlad
RR despertó de su vigilia un poco antes de despuntar el alba y se desperezó aparatosamente, haciendo crujir todos sus huesos, quejumbrosos por la rigidez de su lecho. Con cuidado de no golpearse la cabeza contra el bajo techo, se arregló y preparó unas viandas, para luego bajar al patio a recoger agua del pozo. Cuando finalmente extrajo el cubo, se entretuvo calentando el agua en la taza de metal, esperando minimizar así los riesgos de que su refrigerio matutino echara a huir reptando de sus labios.

Tras el frugal desayuno, se dispuso a tirar parte de los andrajos del armario por la letrina, repitiendo un ya viejo proceso de una semana, que era preciso comenzar cuanto antes.

La noche anterior lo habían despertado sus vecinos. No quiso abrir fuego en aquel momento. Por el contrario, prefirió anotar escuetamente su número y su aspecto, así como los nombres que llegaron a sus oídos. Poco después, salieron dos grupos más del torreón. Vio dos caras nuevas y echó de menos otra. Poco a poco, fue recopilando información sobre el número de habitantes que poblaban la fortificación. Poco después de repasar, se puso manos a la obra.

Fue a descender al patio, armado con pico y pala, cuando se percató de que su trampa había tenido resultado, y que un pequeño roedor se debatía entre los barrotes. Cuando fue a cogerlo, ayudándose de otro pequeño trozo de queso, el asustadizo animal lo evaluó con sus pequeños ojos negros, tras lo cual se acercó cautelosamente hacia su mano y el alimento. Al finalizar el largo periodo de acercamiento, RR tomó tan rápido como pudo a la criatura y la examinó, calculando cuanta carne podía haber bajo aquel pellejo grisáceo. Durante largos instantes, observó como la pequeña bestezuela se debatía en su mano, intentando zafarse y royendo sin éxito el cuero de sus guantes para intentar que aflojara el cepo que lo atrapaba.

Quizá el foner actuó movido por piedad, quizá por soledad o porque aquel bicho era poco más que pellejo y hueso, pero lo cierto es que lo subió al ático metido en la jaula, en la que introdujo el trozo de queso que había utilizado para atraerlo.

-Me hago una idea de lo que es pasar hambre, cabroncete.-comentó en voz baja al roedor, que por lo demás estaba ensimismado devorando aquel inesperado manjar.- Te encontraré un nombre… pero antes…

Descendió a la primera planta, dónde extrajo una tabla del suelo que transportó a su guarida. Allí, usando sus alicates y las perchas, preparó un rudimentario cepo para ratones. El mecanismo no era muy complejo, pero se tomó su tiempo en hacerlo bien, pues desde luego tenía verdadero interés en que funcionara. Tras fabricarlo y cebarlo, lo colocó en el mismo lugar dónde había situado la jaula vacía. Desde luego, no podía ir apiadándose de cada ratón que cazara, o sus ya de por si escasas provisiones tendrían que ser invertidas en alimentar a la cuadrilla de animalejos menudos. Y si algo tenía claro RR es que uno no se puede apiadar de los muertos. Encontrarlos ya fulminados de antemano ayudaría a prevenir sus arranques de emotivismo.

Volvió entonces a retomar su tarea inicial: Se dirigió a una de las habitaciones del fondo del primer piso, dónde, ayudado de sus herramientas, efectuó un par de incisiones en la madera, seccionando una parte cuadrada de la esquina de la sala. Unió los tablones seccionados con un par de tablas del suelo y, haciendo uso de un par de bisagras de la puerta, convirtió aquellos tablones en una trampilla rudimentaria. Poco después, practicó una trampa de mina en el suelo ante la puerta de la habitación en cuestión de la misma manera que lo había hecho ante su cuarto haciendo uso de la última bala que había traído de su mundo, marcando el lugar en el que estaba puesta clavando un nuevo clavo en el tablón bajo el que se situaba la artimaña.

Pero lo más difícil estaba por comenzar: RR se puso a excavar el suelo bajo la trampilla, haciendo uso del pico y la pala, hasta conseguir un pozo considerable, en el que cupiera su persona agachada. Seguidamente, Incorporó unos pequeños escalones que le ayudaran a subir de nuevo hasta la sala.

Era consciente de que necesitaría más madera para la empresa que tenía en mente, así que salió disimuladamente de su refugio, saco en mano, para correr hasta la casa de al lado, intentando superar la escasa distancia que los separaba sin hacer el más mínimo ruido y sin ser visto en las desiertas calles. Una vez ante el umbral, se introdujo en el edificio, tomando las imprescindibles y rigurosas precauciones a las que estaba acostumbrado. No se fijó mucho en la disposición del lugar, pues se limitó a arrancar madera de toda índole y a desmontar lo que pudiera quedar de los muebles, atesorando el valioso material, en una buena cuantía, así como todos los clavos que pudiera reutilizar.

Cuando se hubo aprovisionado de material constructivo, volvió a su ruinoso hogar, dónde comenzó a excavar de nuevo en su pequeño agujero. Comenzó a fabricar un túnel de poco más de un metro de diámetro, por el que él pudiera pasar a gatas, en dirección al torreón Sendar. Era más que probable que, al igual que en Maciel y Letargo, los cosechados de esa zona hubieran cubierto de defensas su hogar, quizás de carácter mágico, que el foner prefería evitar a toda costa. Pero realmente dudaba que hubieran preparado algún tipo de trampa o fortificación bajo tierra. Y aquel era su medio.

La construcción fue incómoda y difícil. Debía ir guardando los escombros en su saco e ir sacándolos al pasillo con regularidad, para luego ir usando la madera sana que había extraído para asegurar el túnel y evitar que se le hundiera encima, todo ello en un espacio asfixiante, con movilidad reducida. Pero todo aquello no constituía ninguna novedad para aquél foner, que por lo demás se sentía más seguro en aquel espacio reducido y seguro que en la inquietante superficie. Aún no se había acostumbrado del todo a aquello de no tener un techo sobre la cabeza, y prefería pasar por la calle lo estrictamente necesario.

Tras largas horas de trabajo, tuvo que volver a recoger más madera, que dejó junto a los escombros, preparada para seguir siendo usada, mientras que él subía a su habitación, sorteando sus propias trampas, a comer algo mientras observaba a través de la mira de su rifle el panorama a las puertas de Sendar.

Tras unas horas, en las que complementó su tarea de vigilante con despellejar una rata famélica que había muerto en su cepo y prepararla como buenamente pudo cociéndola a conciencia en el cubo de agua, observó movimiento.

Agarró con decisión el rifle, escupiendo a un lado el huesecillo del que acababa de descarnar su comida, y apuntó a los recién llegados.

Le resultó cuanto menos sorprendente encontrar aquellas caras conocidas por esos lares. Letarguinos… entre los que se incluía ese bicho gritón que había entrado en su antiguo hogar en zafarrancho de combate. Afinó la puntería, apuntando a la cabeza de aquella molesta cosa verde, y se sintió más que tentado de apretar el gatillo. Tras unos segundos, cambió de parecer. Si les volaba la cabeza, cosa que de seguro le reportaría una enorme satisfacción, por no hablar de algo de comida gratis si llegaba a conseguir el cuerpo de alguno de los caídos, desvelaría su posición. Y aún si conseguía matar a todos aquellos cabroncetes, los sendarinos que de seguro se habían quedado a vigilar quedarían enterados de que había alguien acechándoles. No podía sacrificar tan pronto el factor sorpresa, por mucho que le apeteciera.

Pero entonces, por desgracia para los Letarguinos, RR tuvo una idea interesante. Yrio, el muchacho pecoso, debía de ser, por lo que él sabía, un hechicero más que competente. Y si algo frenaba o realientizaba sus planes era la falta de un buen usuario de magia que le ayudara con sus proyectos. Puede que hubiera unos cuantos compañeros protegiéndole, pero él estaba lo suficientemente apartado del grupo como para que la idea de RR diera resultado…

Sin más preámbulos, tomó uno de los explosivos de Timmy y a Schrang, para luego salir a la calle con sigilo, con la granada ya encendida…

Lanzó la bomba hacia el grupo de cosechados, esperando que aquello causara suficiente confusión como para mantenerlos distraídos y ocupados en no convertirse en un montón de carne calcinada. Seguidamente, corrió tan rápido como pudo hacia Yrio, que le estaba dando la espalda, y le golpeó en la cabeza con la culata del arma. El golpe no fue lo suficientemente duro como para matarlo, pero sí para dejarlo inconsciente. El humo negro y espeso de la explosión camuflaba ligeramente su figura, y prefirió aprovechar aquella ventaja para correr de nuevo hacia su guarida, echándose al muchacho a la espalda.

Subió tan rápido como pudo hasta el último piso, dejando todas las trampas intactas tras de si, por si acaso alguno de los letarguinos averiguaba dónde se ocultaba y le daba por seguirle. Dejó al muchacho sobre la cama y, haciendo uso de la cuerda que traía consigo, lo ató de manos y piernas, para luego amordazarlo con las sábanas. Cuando finalmente consiguió dejarlo preparado sobre su lecho, volvió a la ventana, tomando su rifle para observar a través de su mira cómo se desarrollaban los acontecimientos en la calle.


_________________________________________

¿Qué es más divertido que matar a un bebé en una batidora?

Matarlo con la tapa abierta.

27Torreón Sendar (Archivo I) - Página 2 Empty Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 18/05/13, 07:33 pm

Poblo

Poblo
Stefan nunca llegó a llamar a la puerta. Ni siquiera llegó a contestarme. Apenas había terminado de hablar escuché que algo caía al suelo bastante cerca de donde me encontraba. Me giré para ver lo que era, justo a tiempo para que un destello, acompañado de un sonido ensordecedor, me cegara.
Al instante salí disparado hacia atrás, golpeándome con fuerza contra la pared del torreón. De no haberme dado la vuelta justo antes de que se desatara la explosión seguramente me habría roto la nariz. Porque había sido una explosión, aunque estaba demasiado conmocionado como para darme cuenta en ese momento, ya no pude pensar nada más cuando sentí el dolor en los antebrazos, un dolor intenso que no me dejaba pensar en otra cosa.
Todavía tirado en el suelo logré alzar la vista para mirarme los brazos, descubriendo para mi horror que estaban los dos en llamas. Sin saber muy bien como, rodando por el suelo, frotándolos contra las paredes, conseguí apagar las llamas, y no solo las de los brazos, porque mientras lo hacía descubrí que mis rodillas también ardían.
Tras apagar las llamas, todavía dolorido por fin presté atención a lo que pasaba a mi alrededor. No se veía nada, el humo me lo impedía, pero sí que podía escuchar, y lo que oía no era bueno. Gritos, la gente gritaba de dolor, y por cómo me dolía la garganta deduje que yo también había estado gritando hasta hace poco. Era evidente que no era el único quemado. Tenía que levantarme, hacer algo, lo que fuera.

¿Levantarme? ¡Ja! Era mucho más fácil decirlo que hacerlo cada movimiento que realizaba era una tortura debido a las quemaduras que tenía en los antebrazos y las rodillas. No sabía como pero me las había ingeniado para salir con las manos ilesas. Cuando por fin estuve de pie, el humo ya había desaparecido prácticamente. “¿Una bomba? ¿De dónde coño ha venido?” Un nuevo grito atrajo mi atención “Luego. Ahora la gente necesita ayuda”

Me dediqué a localizar a todo el mundo, luego ayudaría al que estuviera más grave. A Tap no costó encontrarle. Era el que más chillaba con diferencia, y eso que el muy suertudo había salido totalmente ileso. Los demás no estaban teniendo la misma suerte. Todos sin excepción tenían quemaduras, algunos más que otros, pero el peor era Serokrai que ni siquiera se había levantado. Se movía, lo que me tranquilizó. Por lo menos estaba vivo, pero por como se comportaba me di cuenta que moverse le dolía bastante. Mientras iba a ayudarle alcancé a Tap y lo agarré.

-¡DEJA DE CHILAR DE UNA VEZ QUE A TÍ NO TE HA PASADO NADA. HAZ ALGO ÚTIL, LOCALIZA A TODOS LOS DEMÁS Y VIGILA MIENTRAS INTENTO AYUDAR A SEROK!-

“Si, ayudar pero... ¿cómo?”

28Torreón Sendar (Archivo I) - Página 2 Empty Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 18/05/13, 09:03 pm

Yber

Yber
GM
Tap estaba empezando a desesperarse con tanta tontería de gigante cuando vio venir hacia ellos el cacharro. Se movió por instinto. No tenía ni idea de qué era, pero la dirección que traía fue suficiente como para que Tap saltara de un lado a otro de Stefan para evitarla. Solo le quedaba silbar para avisar al resto...

Pero el sonido sordo de una explosión mató su silbido y sacudió al Moscardón con todo lo grande que era. Tap empezó a gritar más alto de lo que había gritado nunca y se agarró a los pelos del gigante con tanta fuerza que, cuando la sacudida acabó con Stefan en el suelo, tenía varios de sus pelos entre las manos. No había visto lo que había ocurrido, pero el horrible calor y el humo que habían inundado el aire hicieron que se le revolvieran las entrañas. Se asomó desde el escondite que estaba siendo el cuerpo de Moscardón y su corazón se desbocó. Había fuego. Fuego por todas partes.

El repoblador se puso histérico y no supo reaccionar de ninguna manera que no fuera seguir gritando. Stefan estaba tirado en el suelo y parecía que Pablo y Serok también. Sabía que el Moscardón estaba vivo, pero los otros dos podrían estar muertos y él ahora no era más que un mal hierbajo vulnerable. Estaba histérico desde las raíces al capullo.

-¡Fueeeeeego! ¡Fueeg... -se llevó las manos a los oídos. Se acababa de dar cuenta de que apenas oía nada que no fuera un fuerte pitido y, dada la situación, Tap no pudo sino creer que le habían ardido, a pesar de que no le dolía nada-. ¡Me he quedado sordo! ¡Sordo! ¡Sordo!-agarró a Stefan de la oreja-¡Levántate, joder! ¡Levántate! ¡Levántate!-no podía. Se había quemado la pierna y no podía levantarse. El Moscardón le pidió que se callara de malas maneras, pero Tap no podía dejar de gritar. Estaba en estado de shock.

Mientras Stefan intentaba curarse, Tap sintió que algo le agarraba. Pataleó varias veces hasta que se dio cuenta de que era Pablo, entonces se aferró a su mano con desesperación.

-¡No me quiero quemar, Pablo! ¡No me quiero quemar! ¡No quiero...!-le lloriqueó mientras clavaba las uñas en sus dedos-. ¡No me sueltes! ¡Seguro que el suelo está quemando!-Entonces Pablo se puso serio y gritó a Tap que se tranquilizara. Seguía sin poder-¡Vivir es algo útil! ¿¡Quieres que los localice!? ¡Moscardón!-señaló a Stefan-¡Está quemado! ¡Tú mismo! ¡También quemado!-señaló al cuerpo tendido de Serok-¡Blanco! ¡Está muerto!-no era consciente de la gravedad de lo que estaba diciendo, ni de lo equivocado que estaba-. ¡Está muerto! ¡Muerto! ¡Y Pechit...-buscó con la mirada a Yrio, pero no lo vio con ningún lado. Empezó a hiperventilar más todavía-¡El fuego ha consumido a Pechito! ¡Se lo ha tragado! ¡Se lo ha tragado-quería volver más que nunca al panal; quería volver, enterrarse en la tierra fresca y no volver a salir nunca.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

29Torreón Sendar (Archivo I) - Página 2 Empty Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 18/05/13, 10:47 pm

Serokrai

Serokrai
Stefan era un ingenuo. En esta ciudad no había lugar para ese tipo de pensamientos. Si, podíamos alcanzar un acuerdo, pero antes teníamos que saber con quien nos enfrentábamos. Pablo se me adelantó en detenerle cuando iba a llamar a la puerta y descubrirnos. En mi opinión era mejor pillar por sorpresa a los habitantes del torreón que nos pillaran por sorpresa ellos a nosotros.

Iba a disponerme a terminar con la discusión en la que se habían enzarzado Pablo y Stefan cuando algo capto mi atención. Un objeto se dirigía a nosotros. No sabía que era y no me quedaba tiempo para reaccionar, asique me puse en su trayectoria, intentando cubrir a los demás y me protegí la cara alzando los brazos delante de ella. Y entonces se produjo la explosión.
Un intenso dolor recorrió todo mi cuerpo y caí al suelo boca abajo. Me pitaban los oídos y me palpitaba la cabeza. Intente moverme pero fue en vano. Me costo otros dos intentos hasta que pude tratar de incorporarme, sin demasiado éxito. Comencé a oír de nuevo, y escuche la aguda voz de Tap, que chillaba histérico.

- N-no...estoy...muerto...- Pronuncie con dificultad mientras me ponía de pie. Aguante un instante, antes de desplomarme de rodillas y decidí quedarme así. Dedique un momento a comprobar mi estado y el resultado de mi análisis no fue muy alentador. Estaba cubierto de quemaduras, en especial los brazos, que se habían llevado la peor parte. Me dolía todo y no podía pensar con mucha claridad, pero examine al resto. Tap estaba ileso, la explosión no le había alcanzado, pero no paraba de gritar. Stefan y Pablo estaban heridos, aunque en bastante menor medida que yo. Pero...algo no estaba bien del todo y las palabras del repoblador hicieron que me diese cuenta. Yrio no estaba. Trate de hablar, pero las palabras no salían de mis labios resecos. Le hice un gesto a Pablo para que me ayudara y me apoye en el para incorporarme, aprentandole con mas fuerza de la que pretendía sin darme cuenta. Use una de mis largas cuchillas para aguantar de pie y soltar a mi maltrecho compañero.

Mire a mi alrededor, pero no pude distinguir la posición de nuestros atacantes. Me tome un instante para recuperar el aliento y serenarme antes de empezar a hablar con voz pastosa.

-Tap, baja ahora mismo. Vosotros, busquemos un lugar seguro donde defendernos. Aquí estamos desprotegidos y pueden atacarnos otra vez. Allí.- Señale con la cabeza un edificio que tenía la puerta entreabierta. Sus muros parecían gruesos y resistentes, capaz de aguantar otra explosión. Comencé a andar hacia allí si quitarle los ojos de encima a mis compañeros y sin cesar de vigilar mi alrededor.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 2 de 9.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.