Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Bahía de los Naufragios
por Lathspell Hoy a las 04:12 pm

» Sede de los Taumaturgos
por Muffie Hoy a las 01:20 am

» Octava cosecha - Inscripción y fichas
por Tak Ayer a las 11:36 pm

» Libo
por Dal Ayer a las 11:09 pm

» Canciones y listas de reproducción de personajes
por Nihil Ayer a las 03:56 am

¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Giniroryu

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 182 miembros registrados.
El último usuario registrado es Mrrblake

Nuestros miembros han publicado un total de 39297 mensajes en 745 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Consejo » El archivo » Cosechas » Cuarta Cosecha » Torreón Sendar (Archivo I)

Torreón Sendar (Archivo I)

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 5 de 9.]

1 Torreón Sendar (Archivo I) el 27/03/13, 01:29 am

Poblo

Poblo
Recuerdo del primer mensaje :

Lo primero relevante (y para mi alivio) que sucedió nada más salir, fue que Tap se despegó de mi espalda.
Tras la desconfianza inicial de Wintel ante la repentina aparición del repoblador, y un par de intentos de este por dormirlo, que logré disuadir por los pelos, descubrimos, vagando por la ciudad, algo que no esperábamos. Un torreón.

No había visto Maciel, así que al principio pensé que podíamos haber llegado por casualidad, pero tanto Wintel como Tap se dieron cuenta en seguida que no era el caso.

Este torreón era mucho más grande que el nuestro, al menos casi el doble de alto, y, por las marcas de la azotea, parecía que había sido aun más grande.
Tras compartir una mirada con mis compañeros acabamos acercándonos. La puerta estaba protegida por un foso, pero había un puente por el que podíamos acercarnos.

-Vaya... La verdad, no esperaba encontrarme otro torreón, y menos uno tan grande. ¿Qué hacemos? ¿Intentamos entrar?-


49 Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 28/05/13, 11:32 am

NH


Yrio ayudó a RR con las runas antes de irse a dormir, pero no fue capaz de conciliar el sueño. Daba vueltas y vueltas en el camastro pensando en que habían sido demasiado descuidados, que algo se les había escapado y ahora seguro estaban jodidos. Lo peor es que tampoco podían saber si les habían visto o pretendían ir en su busca... hasta que les encontraran. A media mañana se rindió y se levantó para ir a vigilar por la ventana. No había comido mucho en el ''desayuno'' pero tampoco tenía hambre. Los sendarios no habían salido aquella mañana, y por lo tanto la mina seguía donde la habían dejado la noche anterior. Y eso le aliviaba y desquiciaba a partes iguales.

Caminó por la habitación durante horas, como un león enjaulado, tratando de no acercarse a la ventana pero mirando al exterior cada cierto tiempo, por si veía a los sendarios, o incluso por si veía a sus compañeros. << Los muy mancos pueden caer en la trampa>> pensó preocupado. Revisó también varias veces las instrucciones que le había dejado RR, las notas que había escrito y sus propios apuntes para no olvidarse de nada. Tendría que cruzar la ciudad solo y llegar hasta Maciel sin ser descubierto y sin que lo matase ningún monstruo por el camino. << Yrioooo ¿por qué te has metido en esto?>> se preguntaba dándose cabezazos contra la mesa.

Escuchó un grito, la explosión, y se puso en pie de un salto buscando sus cosas. Ya tenía la mayoría preparadas; el pico y la pala enganchados al escudo que llevaría a la espalda y se había puesto sus amuletos. Iría un poco cargado, pero no podía dejarse nada atrás. Se metió las notas en el bolsillo hechas un gurruño, preparó sus armas y esperó a ver que RR salía del agujero antes de saltar por la puerta que daba al patio. Atravesó el patio corriendo, con el corazón en la garganta y casi temblando, y se hizo levitar para entrar por una de las ventanas del edificio contiguo. Llevaba una protección básica para no morir de sorpresa aunque trataba de no alejarse de la ruta marcada. Tendría que dar un gran rodeo para evitar Sendar. Salió a la calle y empezó a correr todo lo que sus piernas le permitían << Tengo que encontrar el río>>

50 Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 01/06/13, 12:57 am

Naeryan


Hyter golpeó distraídamente con el zapato una ratonera que había quedado abandonada en el antiguo refugio de RR. Su pie atravesó limpiamente la rudimentaria trampa como si el varmano fuese un fantasma.

El atentado en las entrañas mismas del torreón Sendar había sido la gota que había colmado el vaso de la paciencia de sus habitantes. Apenas se hubieron asegurado que el desbarajuste de la armería había quedado bajo control salieron a peinar la zona casa por casa. Habían limpiado de alimañas la zona en el proceso, pero no habían encontrado a la que buscaban.

Lo que sí habían localizado había sido lo que parecía ser el punto de entrada del intruso al sótano de la armería, pero sus esfuerzos por cavar habían sido infructuosos. La explosión debía haber taponado el agujero.
Sin embargo un simple hechizo de niebla mágica había permitido a Hyter descubrir un túnel subterráneo lineal, sin bifurcaciones, que marcaba un camino claro como el cristal al punto desde donde probablemente se había iniciado la ofensiva.
Flanqueado por dos de sus compañeros para que le avisasen de cualquier amenaza, Hyter había seguido dicho túnel a lo largo de la superficie. Su recorrido le había llevado a un edificio no muy lejano de la misma puerta de Sendar, y que coincidía con la dirección que les había señalado Corann. Una vez allí se había hecho intangible y había dejado atrás a los otros dos, alegando que saliesen de inmediato en busca de los demás si tardaba más de la cuenta en salir.

El varmano se había quedado ciertamente sorprendido ante la cantidad de trampas que se había encontrado nada más poner un pie en la escalera. No había acabado detonando ninguna a causa de su naturaleza incorpórea, lo que sugería que a quienquiera que las hubiese colocado no se le había ocurrido la posibilidad de que eran fácilmente sobrepasables con magia. Y sin embargo...

El ataque a Sendar de aquella mañana, incluyendo la mina que Corann había acabado encontrando a base de ensayo y error, y que aún detonada desde lejos les había dado un susto de muerte, no había hecho más que confirmar lo que Hyter había descubierto la noche anterior aplicando hechizos de detección a la bala. En ambas cosas habían intervenido artimañas de naturaleza sin duda mágica. Y no obstante no había rastro de aquello en las protecciones de aquel refugio-búnker. Aquello daba pie a algunas suposiciones interesantes.

Podía oír los gritos airados de sus compañeros provenientes de la calle. Estaban buscando más focos en otros edificios, pero Hyter dudaba seriamente que aquello fuese obra de un torreón entero, como aventuraban los más conspiranoicos. Si así fuese, pensaba el varmano, los ataques habrían sido prácticamente incesantes y habrían venido de puntos diferentes. Tampoco tenían pruebas de que los dos grupos a los que se habían encontrado hasta el momento se conociesen entre sí.

Vio que en un rincón estaba una cama a medio hacer. Rebuscó un poco entre las sábanas y encontró lo que buscaba, tras lo cual bajó de nuevo a la explanada frente a Sendar. Una vez fuera de peligro deshizo el hechizo de intangibilidad y se reunió con los grupos de búsqueda.

Leyó en sus rostros que no habían tenido suerte, y todos se giraron a mirarle a la vez, incluido Per. Hyter ya estaba acostumbrado a aquella clase de situaciones.
-No pueden haber ido muy lejos, si de verdad son más de uno- dijo en tono monocorde-. Que Per os organice, yo voy a hacer algo antes- hizo una pausa-. Vava, tú te vienes conmigo.

51 Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 04/06/13, 12:03 am

Naeryan


52 Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 04/06/13, 12:09 am

Poblo


Poco antes de salir había sonado un pregón. Empezaba a acostumbrarme a ellos, no como el primer día que me pegó un buen susto. De todas formas teste tampoco contenía información que pudiera afectarme así que me limité a escuchar con relativa curiosidad y a memorizar algún dato que pudiera interesarme en el futuro, de haberlo. Luego salimos sin más retrasos.

La llegada a Sendar fue lenta y silenciosa. Desde que nos había estallado la bomba en la cara no nos andábamos con tonterías en ese sitio. Habíamos llegado haciendo poco ruido, y todos con protecciones mágicas básicas puestas. A mí en concreto me la había puesto Stefan, cosa que me extrañó bastante dado lo de esta mañana pero tampoco iba a ser un desagradecido, y menos en una zona de claro peligro. También llevaban escudos con protecciones mágicas Stefan, Alder, Seon y Thras.

Con los nervios a flor de piel, a menos yo, llegamos al punto donde la bomba había explotado, y también donde habíamos visto por última vez a Yrio.

-Bueno aquí estamos. Cuando quieras Seon-

Mientras la sinhadre comenzaba a formular el hechizo de localización no pude evitar mirar a todos lados de una forma un poco paranoica. También eché un vistazo al torreón de vez en cuando.
“No se han molestado en dejarse ver. Ni siquiera cuando nos atacaron. Pero es evidente que están ahí dentro. Y encima les robaron la comida a los otros, y también la cogieron el día que nosotros no encontramos nada”
No esperaba ninguna novedad con respecto a las anteriores visitas, simplemente que nos ignoraran, pero dado lo que había oído de ellos no podía evitar sentirme intranquilo.

53 Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 04/06/13, 12:54 am

Jack


Tras todo el trajín de llegar y no encontrar a Yrio con el hechizo, respiro hondo varias veces para tranquilizarme y, haciendo memoria, lanzo sobre mí mismo un hechizo de escudo mágico por miedo a pisar algo explosivo <<Las runas no deberían existir, no son justas...>>, además del que ya llevaba de la protección básica. <<Primer punto resuelto de momento, ahora aclaremos lo que pasa con estos>>

-Ni rastro de Yrio... Bien, esperadme aquí, ni se os ocurra acercaros.-mascullo en tono imperativo señalando al torreón con el pulgar.-A no ser que la cosa se ponga chunga. Voy a intentar algo. No os acerquéis.-insisto.

Con paso decidido, pensando en qué hacer y decir, haciendo inventario de todo lo que sabemos de ellos (poco y nada bueno) llego a la puerta. La ojeo delicadamente buscando alguna maldita runa <<Aunque dudo que pongan algo explosivo aquí, ¿pero paralizante por qué no? ¿O cualquier otra?>> y la golpeo varias veces usando la empuñadura de una de mis cimitarras. Dos, tres, cuatro. <<Bueno, cambio de planes: no sé nada de vosotros y nos llevamos mal con los de Maciel, a ver si cuela>> Envaino las armas y me separo de la puerta y miro a las ventanas, para luego gritar.

-¡Vengo de manera pacífica! ¡Sé que hay gente ahí dentro! ¡La escoria del otro torreón os vio hace unos días y nos lo contaron cagados de miedo! ¡Estamos buscando a un compañero desaparecido, le tiraron una bomba cerca de aquí y no hay ni rastro de él, así que toda ayuda será agradecida!

Dicho eso, tomo aire y me cruzo de brazos para luego andar en círculos en el sitio, apenas unos metros de un lado a otro, esperando, mientras miro alternativamente a los edificios colindantes y a las ventanas de Sendar.

54 Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 04/06/13, 01:15 am

Giniroryu

Giniroryu
GM
Una cabeza idrina se asomó a través de una almena del tercer piso mientras Atol reclamaba la atención de los habitantes del torreón.
-¿Qué? -inquirió Corann mientas observaba a los letarguinos.
Escuchó atentamente el discurso de Atol, sin variar en ningún momento la expresión de su cara. Tras unos segundos de silencio comienza a hablar elevando la voz para asegurarse de que puedan oírle.
-A los de ahí abajo -comenzó para llamar su atención-. He visto la explosión de la que hablas. Pero mucho me temo que no puedo ayudaros -respondió escuetamente.

Mientras tanto, alguien se acercaba por una de las calles cercanas a las inmediaciones de Sendar.

55 Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 04/06/13, 03:32 am

Yber

Yber
GM
Tap no abrió en la boca en todo el camino. Dejó que los gigantes se armaran y se hicieran sus magias y lo único que hizo fue procurar no temblar. Se estaban acercando al lugar del fuego. Era plenamente consciente de ello y de todo el miedo que le daba. Pero a base de morderse el labio y aferrarse a los pliegues de la camiseta de Pablo, estaba consiguiendo mantener la calma. Una calma un poco tensa. Lo suficiente.

El panal Sendar no tardó mucho en aparecer ante sus ojos y con el edificio, a Tap le sobrevinieron los nervios. Ver el suelo y la pared quemados trajeron recuerdos desagradables. Cuando Atol se puso a hablar con el tipo de la azotea, el repoblador fue consciente de que la calma de antes no había sido suficiente. Las respuestas del sendario, tan pasivas y desganadas, lo enervaron del todo.

-¡Tú! ¡Desgraciado de mierda! ¡Debería darte vergüenza admitir que visteis la explosión y no hicistéis nada! ¿Acaso no os ha enseñado un poco de espíritu cooperador el repoblador de vuestro grupo?-Tap era consciente de que no era el más indicado para hablar, pero en comparación con él, no debía ser muy complicado que el tal Vava hubiera tenido mejor suerte-¡Estúpidos follacardos! ¿Es que os han podado el capullo a todos? ¡Nos oísteis gritar! ¡Nos visteis arder frente a vuestra jodida puerta y no tuvisteis los tallos lo suficientemente gordos como para ayudarnos!-y así siguió y seguiría hasta que alguien le tapara la boca.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

56 Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 04/06/13, 03:14 pm

Jack

Jack
<<"He visto la explosión de la que hablas. Pero mucho me temo que no puedo ayudaros". ¿Y se queda tan pancho?>> Pero claro, en el tiempo que tardo en organizar lo que voy a decir de acuerdo a una intención, Tap llega y se suma a mis gritos pero con toda la sinceridad del mundo, tirando por la borda mi plan, más o menos, ya que iba a decir lo mismo pero de otra forma <<Ay... Pero razón no le falta>>

-¡He visto la explosión de la que hablas! ¡Pero mucho me temo que no puedo ayudaros!-repito en grito cuando Tap acaba.-¿No puedes ayudarnos ahora o no podéis ayudar nunca, como bien dice mi compañero? ¿Qué os impide ayudarnos? ¿Acaso en vuestro mundo os atacan si les ayudáis? ¡En mi mundo la ayuda es recíproca y bien recibida, demonios! ¡Ni siquiera sabíamos que existíais hace unos días, de haberlo sabido habríamos venido a saludar, ¿pero para qué, viendo lo educados que sois?! ¡Los de Maciel al menos se dignan a saludar antes de robarnos comida, vosotros en cambio ni eso!-vuelvo a mentir, terminando <<Si me oyen los Grandes Felinos, las Brujas Antiguas y K, que entiendan que es todo mentira...>>


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Codicia...


New Sincy:

57 Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 04/06/13, 06:25 pm

Dal

Dal
Llegamos y les pusimos a todos una protección básica por si las moscas, y mientras Seon realizaba un hechizo de localización fallido yo invoqué un lacayo grotesco, le saludé en su idioma y le di la orden de que vigilase por si se acercaba alguien, ya estaba harto de encontrarme sorpresitas por la ciudad. <<¿Ves?, seguro que le acabas pillando el gusto a eso de dar ordenes>>. Ignoré la voz y me concentré en lo que dijo Atol.

Un idrino se asomó a la ventana, se parecía a Shiz, por eso deduje su mundo de origen. Les dedicó unas palabras un tanto bordes, pero bueno, no debía hacerme ilusiones acerca de ellos, sabia quienes eran los decentes y me dirigí al idrino para preguntarle una cosa.

-¿Sabes donde puedo encontrar a un tal Vava o a una tal Arafy?,- eran dos de los que habían salvado a Erin,- es que tengo algo que decirles, solo un agradecimiento.

<<¿Agradecerles a unos perdedores que salvaran una loca? Poco favor os hicieron>>. <<Si no vas a irte déjame pensar con claridad por dios, y no me interrumpas en los pensamientos>>.

Aunque por la forma en que se pusieron Tap y Atol con el dudaba que fuese a contestarme.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

58 Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 04/06/13, 11:05 pm

Naeryan

Naeryan
El idrino tenía una expresión muy extraña en ese momento. Miraba a los letarguinos con una fijeza que asustaba, pero no de manera amenazante. Sus dedos se deslizaban sobre la piedra desmenuzada de las almenas trazando líneas con las uñas con una tensión que habría aplastado un material más débil, pero a la vez su cara era una máscara de calma. Al menos la parte de su cara que era visible, dado que casi de nariz para abajo estaba tapada por una bufanda tan abultada como el resto de sus ropas.
Sobre todo miraba a Tap con el crudo análisis que un niño dirige a un escarabajo que no ha visto nunca antes, y algo al mirar a Thras le hizo reír por lo bajo como ante un chiste interno. Corann se acodó sobre la almena para poder observarlos con más comodidad. No parecía ofendido por la variedad de improperios que les estaban dirigiendo los letarguinos.

-Desde luego- dijo con una lentitud enervante-. El suelo frente a mi torreón está ardiendo por un fuego volador salido de la nada, y yo voy corriendo a ayudar a unos desconocidos que minutos antes trataban de colarse dentro a la fuerza, sin saber de dónde ha venido la amenaza ni si podrían venir más- lo plano y quedo de su tono de voz prácticamente borraba el sarcasmo que estaba tratando de transmitir. Un observador atento se habría dado cuenta de que apenas parpadeaba.

-No me creo que no supieseis que existiéramos- dijo llanamente cuando oyó la perorata de Atol-. Estos dos- señaló a Pablo y Tap con toda la tranquilidad el mundo-, y otro más estuvieron curioseando por aquí escasos días antes de que vinierais los demás. ¿Dónde os habéis dejado al nublino, por cierto?- les preguntó con vaga curiosidad. Por primera vez una extraña chispa de emoción se encendió en sus ojos marrones, y se inclinó un poco sobre las almenas para preguntar con un temblor de curiosidad perturbadora en la voz. Las comisuras de sus labios temblaron un poco aproximándose a lo que parecía ser el inicio de una sonrisa expectante:-. ¿Se ha muerto?

Sin embargo esa breve llamita de vida se desvaneció pronto y el idrino volvió a su expresión original, sonriendo con sarcasmo bajo la bufanda al oír la petición de Stefan.
-¿Buscas a Arafy? Por ahí viene.
Y efectivamente la varmana estaba justo al otro lado de la explanada frente a Sendar, acompañada por Per, Dahannei, Ebnun, Flanbly's y Brina. En definitiva casi todo el grupo menos Vava y Hyter. Más de uno tenía las armas desenvainadas, y parecían bastante alarmados. Se detuvieron a unos metros del grupo de letarguinos, sin hacer ademán de atacar pero con abierta desconfianza.
-¿Quiénes sois y qué queréis?- el líder no se andó con rodeos. No parecía tan alterado como al ver a los macieleros aquella mañana, pero no parecía hacerle ninguna gracia ver a otra tanda distinta de intrusos frente a su puerta.

Por supuesto, su llegada había avisado al lacayo grotesco de Stefan, el cual, por alguna extraña razón, empezó a dar vueltas sobre sí mismo y volvió a su dimensión sin que su amo se lo hubiese ordenado.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

59 Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 04/06/13, 11:52 pm

Jack

Jack
Sacudo la cabeza y resoplo, harto de evaluar su mirada y lo visible de su cara, hartamente curioso pero cansino, para luego responder:

-Comprensible lo que dices, pero si atacasen mi torreón yo bajo a ver qué pasa. Y si hay heridos, les ayudo e interrogo para averiguar qué pasó.-aunque lo de Tap y Pablo me deja boquiabierto. <<Hay que fastidiarse... Lo de que descubrieron este torreón en compañía de Alder ya lo sé, pero ¿con Wintel también? Alder no me mentiría, así que han tenido que salir con él en otro momento>> Alder a la cual miro como buscando una respuesta, pero sacudo la cabeza <<No me mentiría>> Y, rápidamente, reacciono, sin perder el hilo.

-Espera, ¿qué? ¿Nublino? ¿Que estos dos han estado aquí con un nublino?-y entonces me giro a mirarles.-¿¡Cuándo!? ¿Por qué ibais a estar aquí? ¿Por qué no contárnoslo?-y de nuevo al idrino.-¿Y a qué maldito nublino te refieres, al loco delgado ese? ¿Qué hacíais con él y aquí, precisamente, intentando entrar? ¡Como si me importase algo su vida, dia...!

Pero me callo cuando veo otro grupito acercándose... <<Joder... Esto no lo esperabas, eh, ¿Atol? Aunque es obvio, mira qué hora es, lo normal sería verles con las cestas, ¿las nuestras quizás? Pero no, van de vacío... ¿Agradecer qué a Vava y Arafy? ¿Por qué de pronto estos parecen saber más que nadie de quién vive aquí? Ya hablaremos...>> Rápidamente me alejo del torreón para colocarme con mis compañeros, delante, mientras hacemos piña, quitándonos además de su camino hacia su puerta <<Seis anónimos con las armas desenvainadas y en tensión, doy por hecho que algunos tendrán magia, mientras que nosotros somos un grupo fácilmente destructible por hienas sin inteligencia ni magia. Genial, paso de un conflicto>> Cuando el otro habla, doy un par de pasos hacia él <<Pero al menos el que habla no parece tan alterado, aunque quizá sea una mera fachada como la mía hace un rato>> aunque ahora estoy siendo sincero y educado, deseoso de acabar con esto.

-Somos, si no me equivoco, lo mismo que vosotros. Yo soy Atol, de Libo. Vivimos en otro torreón similar a este, y teniendo en cuenta que conocemos el vuestro, el nuestro es Letargo.-me arriesgo pero lo veo justo.-¿Querer? Simple: un grupo de nuestro torreón fue atacado con una bomba aquí, en vuestra puerta, y uno de nosotros desapareció. Visto que no está por la zona, simplemente fui a preguntar a vuestro centinela.-señalo al idrino con el pulgar.-Pero no ha soltado prenda.-luego miro a mi grupo y vuelvo a mirarle, me cruzo de brazos y cambio el tema.-¿Ahora podéis explicarme por qué estáis tan tensos? ¿Acaso estamos nosotros tensos y con las armas listas para mataros, tal y como vosotros aparentáis? ¿Acaso pensáis que somos una amenaza? Quizá ya conozcáis a estos dos -señalo a Pablo, quien sí está tenso y con el arco listo, y a Tap-y los hayáis visto merodeando por aquí, pero juro por los Grandes Felinos que no tenía ni idea.-mascullo.-Y encima este-señalo a Stefan-quiere agradecerle algo a Vava o Arafy, así que si nos consideráis una amenaza os equivocáis, al menos con las chicas, el frivy y yo.-acabo, más cabreado con los de mi grupo que con los recién llegados, cosa visible en cómo me dirigí a ellos. Eso sí, alguien que me conociese o leyese entre líneas podría ver que como representen el menor peligro, habrá pelea.

<<A ver cómo acaba esto, a ver cómo acaba esto... Y tenemos que hablar, oh, sí, vaya que si hablaremos si salimos vivos de esta>> Ahora bien, en caso de conflicto ya sé quiénes se las van a tener que apañar solos.



_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Codicia...


New Sincy:

60 Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 05/06/13, 04:13 pm

Poblo

Poblo
“Vaya, mira esto. Si hoy hasta se dignan a respondernos” Fue lo que pensé cuando vi una cabeza asomarse por una almena. No intervine en ningún momento en el discurso entre este y Atol, salvo para hacer callar a Tap. Para creerse tan listo no parecía enterarse de lo que intentábamos hacer.
-¿Te quieres callar? No estamos hablando por el placer de desahogarnos con la conversación, así que cierra la boca-

Me perdí un trozo de la conversación por tener que lidiar con el repoblador, pero llegué a escuchar su pregunta. No me molesté en responder, que pensara lo que quisiera. Tanto si lo había preguntado por preocupación, algo que dudaba bastante, o tan solo por creer realmente que había muerto y tratar de hacer daño, o por cualquier otra razón, me daba igual. Además visto el panorama cuanto menos sepan mejor. Aunque tendría que explicarle algunas cosas a Atol luego. “¿Por qué cada vez que actúo por mi cuenta tengo que acabar bajo sospecha de algo?”

Mas o menos debí de ver a los que llegaban casi al mismo tiempo que el idrino, ya que reaccionamos prácticamente a la vez, o eso me pareció.

Eran seis, sin contar al propio idrino de la torre. Algunos tenían las armas desenvainadas, y les apunté con el arco nada más verlos. No estaba apuntando directamente a ninguno, simplemente había tensado y colocado el arco en posición para poder disparar rápidamente si alguien atacaba.

Como vi que Atol estaba tratando de negociar, y en respuesta a su comentario sobre estar tensos y listos para matar, que tomé como una indirecta, bajé el arco, pero no llegué a destensarlo del todo.
“Y al menor movimiento amenazante disparo. No sería la primera vez que cobramos por ingenuos”

61 Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 05/06/13, 08:28 pm

Dal

Dal
Las respuestas del idrino me dejan un tanto descolocado, <<¿Cuándo demonios salieron estos con Wintel?, veamos hay pocos momentos en los que los hayamos dejado solos en el torreón, y en menos momentos aun durante el tiempo suficiente para que hicieran algo así, lo cual me lleva a un suceso en concreto, cuando salimos a enterrar a Macack. Sí, es el único momento que veo, pero también es coincidencia, sobre todo que vinieran a este sitio...>>.

<<Es interesante ¿no crees?, que justo después de que pasara eso fuera cuando os desaparecieron las cestas, no quiero acusar a nadie pero a mi me parece sospechoso>>.

<<Ni se te ocurra sugerir lo que creo que estas sugiriendo, jamás harían algo así, seguro que todo es un accidente, una desafortunada coincidencia>>.

<<Oh por favor, ¿cuándo te va a quedar claro que tú eres yo y yo soy tú?, yo no he sugerido nada, lo has hecho tú, aunque la idea te repugne hasta lo más profundo, pero no puedes esperar mucho de la gente que esta por aquí, después de todo por aquí no se respeta la palabra dada, ¿por qué habrías de hacer tú lo mismo?>> y se comienza a reír con una risa demasiado parecida a la del sueño.

Sacudí la cabeza despejándola y fue entonces cuando el lacayo regreso a mi para señalarme como pudo la dirección en la que venía gente, me giré a la vez que oí como el idrino decía que por allí venía la chica que andaba buscando, pero entonces algo extraño llamó mi atención, y es que el lacayo comenzó a dar vueltas sobre si mismo y desapareció, fruncí el ceño, <<No se supone que debiera pasar eso, ha cumplido su función pero se supone que debería esperar a que yo le diese la orden de irse>>.

<<Dios que me meo de la risa>>, dice entre risas, <<ahora que lo pienso puede que no seas adecuado al fin y al cabo, si ni siquiera te obedece un ser que está obligado por magia ¿cómo vas a conseguir que los demás te obedezcan por la fuerza?, es hilarante lo mires por donde lo mires, quizás si te rindieses a esa otra parte podrías hacer algo>>.

<<Eso nunca, y además no me interesa la oferta>>.

<<Te interesará, ambos lo sabemos, porque te empeñas en no reconocerme como parte de ti, asi que lo sé, sé que acabarás cayendo>> dice de forma siniestra.

Los del torreón Sendar se acercaron poco a poco, con las armas desenvainadas algunos, cosa que era lógica pues estábamos en la misma puerta de su torreón hasta hace unos segundos. Deje que Atol se explayara a gusto, y cuando termine me adelante un poco y me lleve la mano izquierda al pelo en un gesto inofensivo aparentemente, ya que realmente a la menor señal de peligro desenvainaría la espada y dije a la chica varmana que había llegado:

-¿Tu eres Arafy?,- <<Pregunta estúpida, es la única varmana del grupo>>.- Si es así, quiero darte las gracias, bueno, a ti a otras tres personas, de las cuales dos deben estar aquí, aunque no veo al repoblador, os doy las gracias por haber salvado a Erin, es amiga mía, y los que la habéis salvado os habéis ganado mi gratitud, si no hubierais intervenido ahora estaría muerta.

Entonces cerré la boca y espere la respuesta de todos.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

62 Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 05/06/13, 09:26 pm

Yber

Yber
GM
Tap se calló a regañadientes y se sentó sobre el hombro del gigante con tal expresión que parecía que la disconformidad fuera a saltar de su cara para morder a Pablo. <<Estúpido...>>. Tap sí que estaba hablando para desahogarse y, aunque en el fondo sabía que tenían razón y no habían venido a eso, el repoblador decidió no disculparse por aclararles un par de cosas a los de ese panal.

Mantuvo el silencio tanto como pudo permitirse, hasta que llegaron los compañeros del renacuajo antipático de la azotea. Lo primero que hizo fue buscar al otro repoblador casi con desesperación. Una vez que comprobó que no estaba y escuchó el tono de idiotez con el que el tercer Gordote les preguntaba quiénes eran, se sintió desanimado. <<Se lo han comido>> se dijo inmediatamente. Por lo que había entendido, se habían dedicado estos días a robar cestas. <<No tenían alimentos que echarse a la boca y se lo han comido>>. Las amenazas de sus gigantes, ayudadas por el sueño intra-estomacal con el que se había levantado hoy solo confirmaban su idea. <<Seguro>>.

-No me gustan-le dijo en voz baja a Pablo, mientras alzaba la cerbatana con escaso disimulo. No merecía la pena ser sutil cuando la tensión de los gigantes letarguinos se podía oler a la legua. Además, él era bastante más pequeño, no sería su cerbatana lo que más cantaría. Ni tampoco lo más determinante, para desgracia del repoblador.

Entonces una voz inundó el aire, la misma que había dado un susto mortal a Tap el día que ocurrió lo de Macak, y distrajo al repoblador durante unos segundos. Miró al cielo con cara de malas pulgas. <<Solo despega el pico cuando alguien la palma>>. Como la anterior ocasión, apenas hizo caso a lo que decían. <<Que le den a sus noticias...>>. Volvió a centrar su atención en el grupo que tenía frente a él.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

63 Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 06/06/13, 08:21 pm

Naeryan

Naeryan
Corann se encogió de hombros con desgana ante el curso de acción que defendía Atol.
-Yo no mando aquí- dijo, y seguidamente volvió al interior del torreón, presumiblemente a abrir la puerta cuando los demás lo exigieran.
Fuera de Sendar el grupo principal no parecía complacido en general. Flanbly's había alzado de inmediato las manos al ver a Pablo tensar el arco, probablemente a punto de trazar un hechizo escudo o de ataque, quién sabía. Un gesto mandativo de Per al ver que el español bajaba el arco la hizo relajarse un poco, pero sin dejar de estar preparada.
-¿Por qué hay tantos de repente?- se quejó Dahannei en un tono algo infantil. Dio vueltas a la lanza que llevaba entre manos y preguntó:- No, en serio, ¿de dónde habéis salido? Llevamos meses sin ver a nadie más que nosotros y de repente todo el mundo aparece y quiere muchísimo a sus cestas...
Per le dirigió una mirada de reojo para que se callara. Al principio escuchó los argumentos de Atol con una expresión de impaciencia muy parecida a "quitaos-de-la-puerta-de-mi-torreón-de-una-puta-vez-y-luego-habláis", pero pareció tener en cuenta todo lo que decía.
-Sois los de arriba- dijo simplemente, como completando un puzle en su cabeza. Curiosamente tenía una expresión pensativa muy parecida a la que adoptaría Hyter de estar presente allí en esos momentos-. No me voy a andar con rodeos: la última vez que vino gente de vuestro grupo por aquí recibimos lluvia de fuego delante de nuestro torreón. Y esta misma mañana el que sea ha vuelto a tocarnos las narices, así que comprended que tengamos prisita para entrar. No está el horno para bollos ni para presentaciones, así que os lo voy a resumir: si no sois una amenaza perfecto, nosotros tampoco lo seremos. Ya tenemos bastante con lo nuestro. Pero solo Corann estaba presente cuando vuestro amigo desapareció, y el chaval no puede mentir aunque quisiera- hizo un gesto disciplente con la mano-. No tenemos nada con qué ayudaros. Mala suerte.
Arafy, quien en otras circunstancias era la piedra de toque diplomática, permanecía sin decir nada, con una expresión mortalmente seria. Tenía ojeras y estaba pálida, y no parecía prestar mucha atención al diálogo. El comentario de Stefan, que en otras circunstancias le habría valido una brillante sonrisa por su parte y algún comentario entusiasmado que habría roto el hielo, ahora apenas le arrancó una mirada inexpresiva.
-No hay de qué.

Ninguno de los presentes en el tenso intercambio lo sabía, por supuesto, pero en el momento en el que Stefan había convocado el lacayo grotesco algo bajo sus mismos pies se había puesto en marcha.
El túnel que RR había cavado con tanto esmero, y la sobredosis de actividad mágica que había sufrido la zona a consecuencia tanto de ofensivas como defensas, habían provocado unos efectos secundarios interesantes. La retirada de una cantidad considerable de material entre la superficie y algo que descansaba bajo ella había facilitado que la chispa de magia que el italiano había convocado fuese captada por el detonador adecuado. Ello, unido a algo que ya flotaba desde hacía tiempo en la atmósfera de Rocavarancolia, fue la gota que colmó un vaso que desencadenaría una serie de hechos curiosos.

La grieta apareció primero bajo los pies de Stefan, y después se extendió a la velocidad del rayo a lo largo de toda la explanada frente a Sendar formando una red semejante a una telaraña.
Después el suelo cedió.
Todos los presentes cayeron a plomo hacia la fosa que se había abierto de improviso bajo sus pies. Sin embargo tarde o temprano algo detuvo su caída.

El boquete que se había abierto tenía perfecta forma de cilindro, y desde las profundidades había emergido una columna dorada en torno a la cual giraban una serie de plataformas gemelas, sobre las cuales habían aterrizado los cosechados.

Los dos extremos de la plataforma superior eran perfectamente simétricos tanto en largo como en ancho. Su longitud no era muy larga, y ambos pasillos eran lo suficientemente espaciosos como para que alguien con unas dotes de equilibrio razonables pudiera caminar cómodamente sin caerse. Alder estaba en un extremo, y Seon en otro, y sus plataformas giraban de manera lenta. En el eje dorado, a unos pocos metros por encima del nivel de dichas plataformas, se encontraba un interruptor rojo lo bastante grande como para abarcar una mano.

En un saliente en la pared se encontraba Per, blanco como la tiza y pugnando por pegarse a la pared todo lo que podía para no caerse. Su movilidad era muy reducida, ya que tenía el espacio justo para inclinarse un poco para mirar el abismo bajo él. A muchos metros por debajo, en el lado opuesto del cilindro, había un segundo saliente, esta vez vacío de inquilino, pero en el que había un interruptor amarillo.

En el segundo juego de plataformas, más abajo en el eje, Thras hacía equilibrios al final de un estrechísimo y alargado camino de baldosas. En el extremo opuesto, en una plataforma que por el contrario era ancha y estaba poco alejada del eje, se encontraban Atol, Arafy y Flanbly's. Arafy se había aferrado al libense por instinto durante la caída, pero se había separado ella misma. La plataforma llegaba hasta el mismo eje sin problemas, y en éste estaba inscrito un tercer botón, esta vez verde. Ambas plataformas giraban visiblemente más rápido que las de Seon y Alder, y en una pared bajo el nivel que éstas marcaban había un interruptor negro.

Más abajo, la plataforma de Pablo y Tap parecía ser la única sin gemela. Giraba a velocidad media, y también había un interruptor blanco al final del camino que unía a los cosechados con el eje. Éste era aún más estrecho que el de Thras. Justo bajo ellos una plataforma en forma de rueda rodeaba al eje, en la cual estaba Dahannei. Ésta giraba a velocidad vertiginosa, y la daeliciana se las veía y se la deseaba para no caer al vacío.

En el último nivel, tres plataformas iguales en longitud y anchura giraban en equilibrio a velocidad pausada. Cada uno en un extremo se encontraban Stefan, Ebnun y Brina.

Delicados sensores mágicos medían el peso a un lado y otro de cada plataforma. Si alguien en uno de los dos extremos se movía demasiado, la persona o personas al otro lado sufrían un desbarajuste acorde al cambio de peso.
Más abajo de la última plataforma sólo había negrura, de la cual emergían de vez en cuando gruñidos difíciles de identificar y diversos sonidos semejantes al de agua corriendo, lo que indicaba que la recompensa por caerse era con toda probabilidad un billete de ida sin vuelta a los subterráneos.

Habían caído en una trampa mágica.

Spoiler:
He seguido el Método Vlad y os he escaneado el plano que diseñé para que os orientéis mejor. Os recomiendo guiaros más por éste, porque es más exacto que la descripción escrita y por tanto es más información que podéis utilizar.

[Este evento lleva esperándoos a los letarguinos prácticamente desde que empezó la cosecha. (Pa' que luego me digan que sólo pienso en los macieleros...) Pasáoslo bien y pensad con mucho cuidado, como grupo o individualmente, qué decisiones queréis tomar. Recordad, para bien y para mal, que una decisión, vuestra o no, puede afectaros a muchos a la vez...
Amo diseñar trampas mágicas. Es lo más mejor del mundo]


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

64 Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 06/06/13, 10:49 pm

Dal

Dal
La respuesta de la varmana me extraño, <<¿Que clase de persona salva a una persona y cuando le dan las gracias apenas se alegra?>>. Aunque tampoco tuve tiempo de pensar mucho ya que de pronto oí un sonido de crujido bajo mis pies, la única forma que tendría de identificarlo seria como si una placa de hielo se agrietase bajo tu peso.

Rápidamente baje la mirada temiéndome lo peor, y si, tenia toda la razón, había unas grietas en el suelo, mi cara palideció como la de un muerto y prácticamente estaba sintiendo ya un vacío en el estomago cuando la grieta se alargo buscando al resto de las personas que estábamos allí, sentí un tirón y de repente me sentí caer, boquee como pude entre el miedo y los nervios hasta que me di cuenta de que había parado.

Con nerviosismo examine mi alrededor y vi que estaba en una plataforma que giraba, a mis lados en otra plataformas iguales estaban dos nublinos, al mirar hacia abajo de nuevo un terror sin nombre se apodero de mi cuerpo y comencé a temblar, estaba paralizado, no podía moverme por mas que lo intentaba.

Cuando ya había perdido toda la esperanza y estaba a punto de echarme a llorar como un crío pequeño la voz mental me impreco.

<<Ja, ¿y tu dices que los quieres salvar a todos?, ¿alguien que no es capaz de superar ni su estúpido pánico a las alturas?, mírate, estas temblando como un crío pequeño, alguien que necesita desesperadamente aferrarse a la idea de que alguien estará ahí para salvarlo, un estúpido que quiere que lo salven pero que hizo un juramento de proteger a la gente que no esta cumpliendo. Compórtate como un hombre por amor de dios, comienza a tratar de salvar a la gente, no deben verte como el inútil que eres si no como alguien al que puedan seguir y en el que deben confiar, por esto ponte a pensar en una maldita forma de salir de aquí o juro que te estaré gritando mentalmente hasta la hora de tu muerte, la cual si no te mueves sera mas temprano que tarde>>.

Tenia razón, levante la mirada con un destello de decisión, si no me ponía en marcha era posible que no solo muriera yo, si no también toda la gente a la que apreciaba y la gente a la que acababa de conocer. Observe las paredes y vi un botón, pero no me era posible alcanzarlo, trate de moverme un poco pero cuando sentí como aquello se tambaleaba decidí dejarlo para otra ocasión y grite a los demás que tal estaban y si veían por allí algún botón que estuviera al alcance.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

65 Re: Torreón Sendar (Archivo I) el 06/06/13, 10:55 pm

Yber

Yber
GM
A Tap apenas le dio tiempo a ver la grieta antes de darse cuenta de que estaban cayendo en su interior. A duras penas, consiguió aferrrarse a la camiseta de Pablo. Había comenzado a chillar, pero la gravedad lo hizo golpearse contra el hombro de Pablo en la barriga y lo calló de golpe. Cuando se incorporó para mirar dónde estaban, tenía el pulso a mil por hora. <<Sigo vivo>> se repetía a modo de consuelo, varias veces por segundo. Tardó varios "sigo vivo" en darse cuenta de que estaban girando.

Dirigió una mirada de "pero qué cardos es esto" a Pablo y seguidamente estudió el lugar. Estaban girando en torno a un tronco de metal, sobre una plataforma que se unía al tronco mediante una rama delgada. Esperó a que completara un giro y pudo ver una cosa blanca pegada a la superficie metálica. Después miró hacia abajo. Esperaba la caída, pero no tanto el ver a más gente en condiciones parecidas. Después de las plataformas en las que se encontraba Stefan, todo era oscuridad, el tipo de oscuridad que hasta el más valiente considera peligrosa; aunque el repoblador no era precisamente de los que presumían de valentía. Lo último que hizo fue mirar hacia arriba para encontrarse más plataformas girando alrededor del tronco. <<Estamos jodidos>>. Respiró hondo varias veces en un intento vano de calmar los nervios y se llevó una mano al estómago, que todavía le dolía.

-Pablo, Pablo, Pablo-se estaba alterando otra vez en el mismo sitio. <<La otra vez fue el fuego, ahora esto...>>. Empezó a considerar cuánta distancia habría entre el punto en el que estaban y el suelo a lo oscuro (si es que había suelo); si podría escalar tronco hacia arriba sin escurrirse o si la cosa blanca serviría para algo. No sacó nada en claro-. ¿Qué hacemos, Pablo? ¿Qué hacemos?-esta vez le importó tres pimientos disimular el miedo y se le notaba en la voz. Tampoco le importó estar confiando su vida en un gigante. Menos daba una piedra.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 5 de 9.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.