Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Torreón Letargo
por Tak Hoy a las 01:51 am

» Faro
por Bellota Ayer a las 11:29 am

» Torreón Maciel
por Zarket Ayer a las 12:03 am

» Acantilados
por Bellota 16/10/17, 12:02 pm

» Trama
por Giniroryu 16/10/17, 03:01 am

¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 3 Invitados

Tak

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35820 mensajes en 683 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Torreón Maciel

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4 ... 30 ... 57  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 3 de 57.]

1 Torreón Maciel el 31/10/15, 02:16 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Torreón de cuatro plantas de piedra azulada, cuya azotea y última planta fueron destrozadas por una ballena, de la que ya solo queda el esqueleto. Allí anidan las estirges. Se accede por un puende levadizo y un portón. El corredor de la entrada está plagado de pintadas y mensajes y termina en una reja llena de púas. El patio, donde se reparten algunas vértebras del animal del techo, está rodeado de un muro coronado con cristales, y en el centro de éste hay una estatua de gran pájaro negro con el pico serrado en cuya base está apoyado el reloj robado del torreón Margalar. A partir de la séptima cosecha también hay un reloj de sol.

Ver mensajes anteriores (click aquí):

Click para un recordatorio de cómo funciona nuestro anillo mágico:
Estado de carga actual: 24 unidades/41 (suficiente para dos usos clavados)
Perteneció a una bruja de su propio dolor y está equipado para ofrecerle los mayores beneficios posibles:

*) ONROL

—El contacto con el cristal engarzado detona un hechizo de curación activa, configurado de tal forma que ralentiza el proceso curativo y amplifica el dolor sufrido. El proceso completo depende de la extensión y profundidad de los daños, pero en media dura varios minutos. El dolor es más intenso que al recargar, pero localizado a los lugares donde están situados los daños.

—El anillo se puede cargar llevándolo puesto, lo cual provoca un dolor intenso repartido por todo el cuerpo. El dolor es tal que los músculos se tensan de forma espasmódica; dificulta el pensamiento y, en general, la vida. Se recomienda vaciar los intestinos y la vejiga antes de cargarlo. El tiempo posible de aguantar llevándolo puesto depende de la fortaleza del cosechado y lo acostumbrados que lleguen a estar con el anillo; aun así los cosechados que lo lleven puesto más de una hora seguida se arriesgan a caer desmayados.

—Una referencia del tipo de dolor la proporciona Yber aquí a partir del minuto 13. La intensidad del dolor del anillo es menor que ésa al cargar, y parecida cuando está curando. Ha dado el visto bueno a lo que hemos estado roleando previamente a la existencia de este post de recordatorio, de modo que no tenemos más que seguir en la misma línea.

—Cuando está completamente cargado el anillo deja de doler.

*) OFFROL

—El anillo tiene una capacidad de unas 42 unidades mágicas y cada uso del hechizo consume 12 unidades mágicas. Completamente cargado, tiene para tres usos. La energía que sobra queda almacenada para luego.

—Mientras se lleve puesto, el anillo roba a su usuario una unidad mágica (un asterisco) por hora. Si habéis estado menos de una hora quitaos un asterisco sin más, para simplificar. El proceso empieza en cuanto se pone y se da de forma gradual.

—El anillo no se carga mientras el portador está inconsciente, pero sí puede curar a una persona que haya perdido el conocimiento.

—Aquellos de nivel de magia "normal" pueden cargar el anillo, aplicándoseles las mismas consecuencias que en un traspaso (detalladas en el hilo de Sistema de magia).

—Yber nos da cierta libertad con la forma de rellenarlo mientras seamos razonables, así que no tenemos que rendir cuentas exactas.

  • Podemos usar inactivos, pero no exclusivamente y teniendo en cuenta que son cosechados como cualquier otro y no van a servir de mulas de carga (aka aguantarán lo que aguanten los nuestros).

  • No hay que describir siempre el dolor en directo, pero sí es recomendable mencionar con regularidad qué personajes activos lo recargan. Ejemplos como mencionar que X PJ se une a una conversación después de haber estado cargándolo, o decir que después de la cena pasó un turno con él, son suficientes.

  • De la misma forma inrol no hay que ir contando con exactitud los tiempos de recarga de cada uno: poniendo aproximadamente en tu post el tiempo que se ha estado es suficiente, y podemos dar por hecho que entre todos, activos e inactivos, suman X cantidad razonable. Si nos hace falta podemos rellenar X cantidad que nos haga falta en un minisalto para completar la que necesitemos, sin necesidad de ir contando tediosamente.



Click para un recordatorio de los hechizos de que disponemos:

-Sanación superficial: cierra cortes, desgarros en la piel (*), heridas de profundidad moderada (**). Funciona de forma diferenciada por cada tipo de herida (heridas de corte limpio o de corte irregular como un desgarro).
Lanzamiento a ojo: el mago traza en el aire unos centímetros por encima de la herida el contorno de ésta (una línea por ejemplo). Conjuración de muy rápida a rápida.

-Térmico: aumenta o disminuye notablemente la temperatura de un objeto de tamaño pequeño (*). Con práctica pueden limitarse esos cambios a una dirección controlada por el mago (chorros de calor, [**]). Puede anclarse a una sala concreta, creando una cámara frigorífica (***): no obstante es necesario repetir varias veces el hechizo si se quiere usar una habitación como congelador ya que este hechizo supone solamente un descenso térmico. Van de fuera a dentro.
Lanzamiento a ojo. Conjuración rápida-media.

-Levitación: un hechizo exigente mentalmente, cansa más de lo acostumbrado. Cuando una persona levita lo más normal es caminar sobre el aire; uno puede dejarse arrastrar simplemente por el hechizo sin moverse, pero la sensación de indefensión es mayor.
Lanzamiento a ojo. Conjuración rápida.


  • Brujos bajos: objetos ligeros (por ejemplo una manzana)(*) con poca práctica, un baúl (**) con práctica.
  • Brujos altos: Un baúl con poca práctica, una persona (***) con práctica.
  • Magos: Una persona con algo de práctica, objetos muy pesados (****)con mucha práctica.


Barael, nuestro mago manco local, podrá hacer los tres pero hasta un nivel inferior: sanación superficial y térmico solo hasta el nivel indicado por un asterisco amarillo; levitación hasta el nivel brujo alto con la salvedad de no poder levitar personas. C⁠⁠onserva las unidades mágicas y la facilidad.

-

HECHIZOS SIN TRADUCIR

-Esculpir llamas (*): La precisión del esculpido depende de la capacidad mágica. Los brujos bajos pueden hacer figuras sencillas como esferas o alargar las llamas. Los brujos altos pueden ondularlas o sacar figuras secundarias. Los magos pueden tratar de imitar imágenes.
Lanzamiento a ojo. Conjuración rápida-media.

-Nudo de Cerática (*): ¿Harto de que se le desmoronen los sándwiches de más de dos pisos? ¿Cansado de que, al cortar una tarta, la mitad de la nata que la rellena se salga por los lados? ¡No se preocupe más! El Nudo de Cerática tiene la solución. Con este simple hechizo, podrá hacer una hamburguesa de diez pisos, luego cortarla en rodajas perfectas, ¡y hacerse un bocadillo de hamburguesa! El Nudo de Cerática lo mantiene todo en su sitio perfectamente. ¿Los sanjacobos le estallan llenándole el plato de queso? ¿Teme morder un taco por miedo a llenarse el regazo de salsa picante? ¡Se acabó, gracias al Nudo de Cerática! ¡No me puedo creer que no sea una variación del hechizo tapón!
El Nudo de Cerática se anula al cortar rodajas o mordiscos lo suficientemente finos, o con los ácidos gástricos. Cuesta más cuanto más endeble, complejo y líquido sea su sándwich.
Lanzamiento a ojo. Conjuración rápida.

-Colorear llamas (*): cuanta más habilidad mágica tenga quien lo emplee, más colores diferentes y texturas podrá darle a la llama. Los brujos altos pueden llegar a teñir llamas, mientras que los magos podrán incluso hacer gradaciones y texturas.
Lanzamiento a ojo. Conjuración media.

-Hechizo de Dentera (*): transforma la voz del usuario en un sonido muy alto y desagradable, similar a uñas raspando metal oxidado. Puede espantar a muchos monstruos, pero también atraer a otros.
Lanzamiento por voluntad. Conjuración muy rápida.

-Hechizo humedecedor (***): envuelve la superficie deseada de una fina película de agua que no empapa los otros objetos en los que esté en contacto. Aplicable sobre la piel y sábanas, por ejemplo.
Lanzamiento por área. Conjuración rápida-media.

-Imagen de Néctar: invoca una espectacular orquídea hecha de magia, de textura acuosa y brillo tenue. Esta flor etérea atrae a todos los mantófagos en aproximadamente un kilómetro a la redonda. El efecto es mucho más intenso cuanto más cerca, y no atrae a todas las especies por igual. Al cabo de un rato, acaban consumiéndola por completo, y la proliferación consecuente puede ser un peligro. Existen variantes menores: las Hojas de Néctar, que invocan una pequeña brizna con un radio de efecto de unos diez metros.
Lanzamiento por voluntad. Conjuración lenta.



Click para un recordatorio del calendario y nuestra posición en él:


Tiempo de cosecha transcurrido: cuatro meses y una semana aprox.

Tiempo hasta la Luna Roja: algo menos de tres meses.

—Maciel: ocho de marzo, día de la salide de la Emisaria, dos meses y medio por delante de Letargo y un mes por delante del Faro.

—8 marzo: salida de la Emisaria.

Emisaria en adelante: poco a poco van apareciendo más estrellas en el cielo. Algún día suelto pueden observarse tupidas nubes en el cielo.

Primera semana de abril en adelante: empiezan a aparecer noches de frío. Para entonces hay 12 estrellas en el cielo, que forman dos constelaciones en forma de tridente y lágrima.

Segunda semana de abril en adelante: aparecen vórtices viejos en el cielo o ciertas partes de la ciudad, en forma de pequeñas auroras boreales. Empieza a reaparecer vegetación en los jardines de las casas abandonadas, enredaderas en torno a ventanas...). Mar embravecido por la proximidad de la Luna roja.

Tercera semana de abril en adelante: un sector entero del cielo está lleno de estrellas.

Última semana de abril en adelante: días de clima caótico, por ejemplo un día muy caluroso seguido de otro día de crudo invierno. Durante las noches más frías la superficie del río puede congelarse levemente y la fachada de los edificios tener escarcha.

—2 junio: ¡Luna Roja!


Click para un recopilatorio de lo importante que tener en cuenta para el siguiente salto que tengamos:

Se terminan de traducir casi todos los hechizos, exceptuando el de néctar.

Tuétano sobrevuela el torreón alguna vez.

—Hay un librito de bolsillo sobre episodios de la historia de Rv, por si alguien quiere echarle un ojo a algunos pasajes.

Click para leer nuestro almacén de ideas:

Salidas:


Rocavaragálago.

Malyadar (+montañas opcionalmente)

Barrio quemado.

Cementerio.

Capilla de los nombres.

Social links:
Grupales:
—Traducir los textos/distinguir los textos que son morralla de lo que realmente les puede ser útil. Social link varios grupales o individuales sobre fragmentos pasajeros de la historia de Rv.

—Hablar de discotecas y posiblemente de todo (o lo que más) lo que echen de menos de sus mundos.

Fiestecilla de celebración por una salida potencialmente peligrosa que les haya salido bien / una celebración más sobria el día de la luna mientras esperan, meramente por haber llegado al final del recorrido.

Noche helada. Despiertos a las cuatro de la mañana para buscar mantas y Rad menciona casualmente que son las cuatro de la madrugada, no es hora para estar despierto. Tapar las ventanas con algo para que no escape el calor.

Día muy caluroso, y que usen el hechizo humedecedor para mantener empapada la cara interna de unas sábanas sin manchar el sofá o las camas, o sus camisetas para mantenerse algo más frescos.

Tetrakill+ social links de duelo. Abiertos a sorpresa de cualquier tipo; preferencia por un Lizbeth, un Roallen, un monstruo grande, sangre, vísceras...

—Post-tetrakill: entrenamiento mágico colectivo.

—Contar el número de gente que queda al final (presumiblemente seis) en comparación a los diecisiete del principio.

—Social links sobre la cercanía de la Luna, lo que les aguarda y qué poder les gustaría recibir.


Individuales:
—Social link entre Eriel y Siete sobre sus familias y costumbres, posiblemente derivando a que Siete confiese que viene huyendo de algo que hizo en su mundo.

—Siete se da cuenta de que Barael miente sobre por qué cogió el anillo cuando lo de Tuétano.

—Alguien ofrece a Siete usar el hechizo humedecedor en alguna sábana para que pueda mantener húmeda la piel.

—Competición de tiro al blanco entre Sox y Eriel. Si más gente quiere socialinkear, pueden estar mirando y/o llevando la puntación.  

—Sox cocina cosas distintas con Siete.

—Posiblemente Sox se trague el orgullo tras una salida complicada en la que no le baste la ballesta y le pida a Rad que le dé algunos consejos sobre la espada (opcionalmente cambiarse de arma a una vara o lanza)

—Levitarse unos a otros para que cuando lo hagan en un apuro y por ejemplo es un arquero, éste pueda apuntar con fiabilidad mientras lo están desplazando.


25 Re: Torreón Maciel el 07/03/16, 10:02 pm

Bellota


Mon, desde que sabía que había una bañera en el lugar nuevo, no podía parar quieta de nervios. El día antes a marchar no pudo relajarse ni un momento, revisando una y otra vez el contenido de su bolsito para ver si se dejaba alguno de sus imprescindibles (imposible ya que ni los había sacado)… y buscando como loca su coronita de plástico, desaparecida en combate al parecer; y el día que partían daba botes como loca de lo contenta que estaba, comprobando una y otra vez que su bolsito estaba colgado a su costado.

Cuando llegaron se plantó en la puerta junto a Vampy y respiró hondo con una sonrisa de oreja a oreja. -¡Huele a hogar! Aunque sí, esto va a necesitar una limpieza a fondo- asintió con voz severa a lo que dijo el carabés. Sin pensar demasiado se adentró en el edificio, curioseándolo todo y teniendo cuidado de no tocar nada.

-Pues hombre, a pesar de todo si tampoco hay fregonas va a tardar más de lo que solemos tardar en limpiar en mi casa…- comentó. “Sobre todo teniendo en cuenta que vivo en una caravana y eso se limpia en un suspiro” se dijo para su fuero interno mientras seguía curioseando, al menos hasta que escuchó la voz de Cenizo detrás de ella.

-¿El qué?- le preguntó la chica, tratando de ver lo que el nublino ocultaba a su espalda. Cuando le puso una pastilla de jabón en las manos Mónica se tambaleó hacia atrás, con la boca abierta de par en par y sintiéndose mareada. –Oh, Dios mío- tartamudeó mientras escuchaba cómo el corazón le atronaba en sus oídos.

Miró alternativamente a la pastilla de jabón y a Cenizo con los ojos empañados, incapaz de reaccionar durante unos minutos, y después saltó y le dio un rápido abrazo, estampándole también un fuerte beso en la mejilla y comenzando a saltar por el cuarto aferrando la pastilla junto a su pecho (y cantando algo parecido a un "tengo jabón, tengo jabón, tengo jabón, jajajajaja"), deteniéndose para volver a abrazar un par de veces más al pobre chico, que debía de estar atónito.

-¡Sí! ¡Por fin!- reía mientras bailoteaba, feliz, abrazada a su jabón, ignorando por completo las reacciones que pudieran estar teniendo los demás a su arrebato. Después se quedó quieta y se puso seria. –Supongo que vamos a tener que racionarlo…- comentó con voz preocupada.

Y yo me voy a quedar con el cacho más grande. ¿Qué hago primero? ¿Ducha o limpiar? Me apetece ducha pero fijo que está carrañento todo esto y arg. Limpiar entonces”.

-Bueno, ahora que tenemos esto- elevó la pastilla casi esperando un coro de ángeles y luz celestial alrededor de ella- podemos limpiar mejor de lo que podríamos haber hecho sin él. Ahora toca buscar escobas, y fregonas, y barreños- se acercó al carabés, el único que parecía entender su ansiedad por la limpieza. -¿Te vienes a buscar?

Mónica con el jabón:

TENGO UNA PASTILLA DE JABÓON, TENGO UNA PASTILLA DE JABÓON... ¡Y TÚ NO LO TIENES!



Última edición por Bellota el 07/03/16, 11:42 pm, editado 1 vez (Razón : Aporte necesario para la vida diaria)

26 Re: Torreón Maciel el 07/03/16, 11:12 pm

Lupin


Sakrilt tenía muy claras sus prioridades al llegar al torreón: soltar donde primero viera el par de sábanas que cargaba —sin contar la que llevaba a modo de túnica cutre salchichera— y tirarse al sofá que vio el día anterior a descansar. No es que el trayecto desde las mazmorras hubiera sido duro ni nada: era puro cansancio acumulado, incomodidad que a lo largo de los días se elevaba exponencialmente y la dejaba con ganas de no hacer absolutamente nada de provecho —aunque de eso tiene siempre—.

Y de tal forma procedió en cuanto entró al Torreón Maciel. Estaba incluso de buen humor, pero rápidamente se le pasó al oír lo que comentaban el resto. Joder, si a ella se la pelaban limpiezas, escobas y «su puta madre en patera», que diría resumiendo todo su estado. «¿Es que no se cansan los monacos estos? Joder. Yo ya limpiaré otro día…». No le deis mucho crédito a este último pensamiento.

Mientras el resto seguía con su perorata sobre limpieza, con la idea de querer pasar desapercibida, se tiró encima del sofá sin decir ni una palabra, pies incluidos. Sí, está claro que la discreción no es su fuerte.

27 Re: Torreón Maciel el 08/03/16, 08:29 pm

Alicia


Siete esperaba tardar unas cuantas horas, pero lo cierto es que, acostumbrado a los campamentos temporales y no a los edificios de piedra, no sabía estimar la cantidad de trabajo que daban. Eso dijo, con toda sinceridad, cuando salió el tema.
Estuvo pronto dedicado a tareas de limpieza, no sin buena disposición pero aparentemente, no satisfaciendo las necesidades de otros. Incluso aunque no se lo dijeran, lo leía en su postura, en la forma de mirar algo que estaba a punto de dejar atrás. Se ofreció a cocinar.
- Tampoco se vuestros gustos, pero es más probable que quedeis satisfechos. Cuando pueda ver como quereis cada cosa, sabré imitarla en otra ocasión.

Ahora tenía material y espacio con el que trabajar. Siete tenía preferencia natural por el pescado. Olió con cuidado las especias para mezclar mentalmente los sabores y se puso manos a la obra después de mojarse las manos. Contó mentalmente el número de personas antes de separar ingredientes y estar seguro de que cubrirían las necesidades. Cantó una canción infantil mientras lo hacía, adaptando como podía la nueva letra. Las silabas le sorprendían siendo muy largas o muy cortas de pronto. Estaba de buen humor, y se veía perfectamente en la forma que entonaba. El nuevo comienzo le daba esperanza. Pescado, verdura, pan caliente y queso cortado estaban en la mesa al mediodía.

28 Re: Torreón Maciel el 09/03/16, 07:45 pm

Reifon


-Hay hueso de sobra allí como para hacer cuarenta peines, cuando nos mudemos y limpiemos te enseñaré a tallar en hueso. -Contestó a Dafne.

Una vez todo aclarado se fue a descansar mientras le enseñaba a Dafne como ir haciendo un peine con madera.

Ya había pasado bastante tiempo desde la última vez que había hecho nada y a la hora de dormir últimamente estaba que se subía por las paredes así que esa noche decidió dormir solo. Aunque no fuera mucho, le ayudaría a calmarse.

No pudo evitar fijarse en el comportamiento de su hermano hacia Mon, quizás para los demás seguía siendo simplemente un chico alegre, pero él lo notaba más feliz y sobre todo, más dispuesto a hacer cosas. No le quedo ninguna duda cuando después de dejar sus cosas y la comida a mano montaron el numerito del jabón. <<Espero que no le rompa el corazón, igual debería hablar con ella más tarde. Después de todo, él ya está en esa edad...>> Aunque de todas maneras se alegraba de que su hermano fuese más activo. Se fue abajo y subió el puente levadizo para que nada pudiera entrar y pudieran estar más relajados.

Todo necesitaba una limpieza, en especial el patio por lo que su sentido de "hay que trabajar duro" se activó y se puso manos a la obra sin falta, con un cubo de agua y un trapo se dispuso a hacerlo cuando vio a Sak vagueando. Mojo otro trapo, lo escurrió y se lo puso encima.

-A trabajar. -Su hermano podría reconocer aquella cara enfadada y aquella pequeña frase a la perfección. No aceptaba ninguna excusa en esta situación, no tener escobas no daba baza a ser menos productivos.

Empezó a limpiar el patio sin tapujos, con velocidad y eficacia, eliminando cagadas y polvo como si su vida dependiese de ello con la intención de acabar lo más pronto posible y continuar en donde hiciera falta, siempre dispuesto a trabajar algo más.

-Siempre que hagas lo que sea, procura hacerlo lo más perfecto posible en el menor tiempo que puedas. -Decía para si, recordando las enseñanzas de su abuelo.


29 Re: Torreón Maciel el 09/03/16, 10:57 pm

Jack


Lo del nuevo que había despertado fue muy raro. Antes habría esperado que las ratas de fuego les hubieran invadido el refugio a que uno de los inconscientes hubiera resucitado... ¿Porque cómo podían estar dormidos tanto tiempo sin comer? ¿Acaso esa gente tan extraña podía hibernar? No parecían tener muchas reservas así que la roquense lo dudaba, la verdad, pero algo se le escapaba. No le dio muchas vueltas y tan solo se dedicó a recoger lo necesario para el torreón después de haberse presentado.

El retorno al torreón... también fue curioso. Se armó un revuelo por limpiar que no entendía. Vale que necesitase pasar un par de veces unas ramitas y quitar telarañas y demás, pero nada urgente precisamente. O eso pensaba ella. Por eso se los quedó mirando mientras preguntaban y buscaban "escobas", que pronto vio qué eran: versiones más... hum... <<Eso es de sureños. Malditos sedentarios. Con lo fácil que es cortar unas ramitas y coger un poco de agua. ¿Y cuando no limpian, qué hacen con esa "escoba"? ¿Tenerla abandonada? Tss>> Estaba de broma, claro, le hacía gracia el asunto. No es que hubiera árboles cerca del torreón, así que aquellas cosas eran útiles y a las malas se podrían usar para espantar a los pajarracos de arriba.

se encogió de hombros y optó por la planta de abajo.

—Yo me encargo de la armería —informó antes de bajar.

Las armas y armaduras estaban cubiertas de polvo, telarañas, y algún que otro insecto (que se vio tentada a usar de aperitivo, pero la desconfianza le hizo descartarlos) había hecho de ellas su hogar, así que se armó con un trapo y un cuenco con agua y bajó. Así, de paso, empezaría a familiarizarse con todo lo que allí había. Que, por cierto, no sabía qué diantre eran las cosas que había en la armería, pero era obvio que todo estaba hecho para pelear o defenderse. Acostumbrada a cuchillos de piedra y lanzas de madera, aquel montón de armas era una maravilla, aún polvorientas. Empezó por lo que mejor conocía, aquellas alargadas y rematadas en punta afilada que recordaban a sus lanzas, o los cuchillos. Le habían dicho que aquel material duro y frío era metal, algo que salía de las piedras. No había entendido mucho de la explicación, suficiente tenía con la maravilla que cada objeto representaba. <<Menos mal que el Coro no está tan avanzado... si tuvieran cosas de estas nos habrían exterminado ya. Pero si me puedo llevar algunas a la vuelta... O si alguien sabe cómo fabricar ese metal tan raro...>> La pega es que no sabía cuándo volvería, así que lo dejó aparte.

Lanzas, cuchillos... Luego pasó a lo que habían llamado "espadas". Después de limpiar cada cosa, las cogía e intentaba figurarse cómo funcionarían según la forma y el peso, con extremo cuidado, obviamente. No estaban mal de peso, eran manejables y si alguno sabía usarlas creía que aprendería rápido. Finalmente, cuando acababa de limpiar y manipular cada una, las dejaba con las que más se le parecían: había decidido ordenar la armería según las semejanzas entre las armas y dejar las armaduras en otro sitio. Sobre esas... no veía cómo volar con aquellas piezas y placas de metal. Demasiado peso. Tampoco se veía volando si tenía que cargar con escudos y armas... Y no sacrificaría el vuelo a la hora de cazar, o al menos no pensaba hacerlo de momento.

Si alguien bajaba, la encontraría o bien pasando trapos por las hojas de metal o probando el peso, pero siempre tarareando alguna canción roquense. O incluso tamborileando en un escudo con varios cuchillos cuando descubrió que ese metal sonaba bien... Es más, allí había material de percusión de sobra para tocar algo, así que acabó vestida con algunas piezas de protecciones de cuero, varios cintos por el cuerpo (sin armas) y golpeando algún cuchillo contra algún escudo con remaches mientras bailoteaba y cantaba. No podía ver armas y no recordar los bailes alrededor de las hogueras cuando salían a cazar. Perder una oportunidad como aquella sí que era herejía, no las estupideces del Coro.

30 Re: Torreón Maciel el 12/03/16, 12:56 am

Naeryan

avatar
Entrecerró los ojos, mirándolas de forma fija como si éstas le hubieran ofendido personalmente, una vez Eriel les señaló las marcas ennegrecidas del techo como inarreglables. “Ya veremos.”
—Desde luego—contestó a Mónica, mirando de reojo la cacareada pastilla con curiosidad. Tenía que ser muy buen agente limpiador si tanto bombo le estaba dando. No ató cabos en ese momento de que probablemente estaba sobrestimando su capacidad. Estaba acostumbrado a usar aerosoles, o hechizos, o pequeñas pastillas de magia concentrada que permitían limpiar un área grande en cuestión de segundos con una cantidad mínima.

Hallaron todo el material que necesitaban, por rudimentario que fuera, y al volver con lo que podía cargar de éste en mano Sox asintió ante la resolución de Siete. Podía ser productivo limpiar la cocina antes, sobre todo si aquel proceso iba a tardar más de un día; podía haber toda clase de gérmenes de comida vieja anidando ahí. El carabés ya llevaba, sin embargo, desde el primer día reprimiendo el impulso de querer quemar hasta los cimientos cualquier posible foco de infección (e incorrección, en general). El que la torre leprosa y las estirges siguieran ahí intactos era prueba de ello.

Subió las escaleras en dirección al dormitorio, que le pareció uno de los objetivos más prioritarios. Independientemente de si allí se había puesto alguien más se remangaría y se pondría a ello, dividiéndose el espacio con el compañero de turno si hacía falta para cubrirlo en menos tiempo.
Descubrió enseguida que limpiar a mano era una tarea ingrata que requería un tiempo y energías indecentes para el poco resultado que se obtenía. Aún así Sox se dedicó a ello de la forma concienzuda que le caracterizaba: si no estaba seguro de si algo estaba completamete bien, lo repasaba de nuevo. Barrer. Luego fregar con el agua del pozo y una fregona que improvisó enganchando un palo de prácticas de la armería a una sábana enrollada de las mazmorras. Luego un repaso con un trapo donde hubiera quedado algo. También le dio un repaso a las paredes e incluso al techo. Mirada crítica. Repetir si quedaba alguna mancha. Si tenía alguna duda sobre cuál era el método más eficiente para algo le preguntaba a Mónica, que parecía igual de entregada a su tarea.

Cuando estuvo moderadamente satisfecho con el resultado reunió toda la ropa de cama que le cupo en los brazos y la bajó al salón, de camino a llevarla al patio para airearla y comprobar si alguna necesitaba pasar por una limpieza exprés. En realidad estaba buscando una excusa para pasarlas todas por agua también.
—Hay ropa en baúles en el dormitorio —anunció a sus compañeros en cuanto dejó su carga en el sofá. Siete había cocinado algo y Sox se acercó para picotear. Se hizo un bocadillo con la selección que había hecho el idrino para poder terminarlo rápido—. ¿Pretendes asignarte la tarea de cocinar permanentemente? —le preguntó. Si era así era bueno saberlo para descontarle otras tareas en el futuro.

Aquello le hizo pensar. Ahora que tenían un lugar más permanente de residencia, y conocían mejor su entorno, ¿no iba a tener lugar ninguna clase de reparto? Sox necesitaba horarios y directrices para sentirse cómodo. Los demás, en cambio, parecían felices viviendo en el caos.

En días pasados los demás ya habrían podido darse cuenta de las costumbres de los carabeses al respecto de comer. El rubio comió en un tiempo récord y solo se había parado a hacerlo para conversar con Siete a la vez; si no habría continuado con su lista mental de tareas.

Hizo una parada por la armería para buscar cuerda que usar para tender, con el correspondiente saludo a Since y el preguntarle cómo le iba con la tarea. Una vez en el patio silbó de forma penetrante para no tener que buscar y preguntar a cada uno por separado.
—¿Alguien desocupado? Esto se tiende más rápido entre dos.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

31 Re: Torreón Maciel el 13/03/16, 03:16 pm

chicoaeseg15

avatar
Con alegría Tayron siguió el ritmo del grupo hasta llegar al torreón, la ilusión que tenía por continuar la cosecha en ese refugio era enorme y no podía estar más agradecido por haberlo encontrado. Pensaba que mantenerlo se convertía en un objetivo común, y especialmente él se esforzaría para hacer que aquello funcionara.

Por eso aunque le fastidió tener que hacerlo se vio obligado a limpiar, era cierto que tenía por costumbre darle un repaso al bar constantemente cuando sus abuelos se lo pedían y no era un chico desordenado, pero el hecho de limpiar lo trasladaba a su trabajo y no a la diversión como era Rocavarancolia, así que se haría a la idea de que su aventura era la aventura de mucha más gente, y aunque opinaba que la limpieza podía posponerse y sustituirla por un buen descanso se pondría manos a la obra.

Cuando llegó inspiró con fuerza y dejó las sábanas que algunos traían consigo de las mazmorras a un lado, empezó subiendo a los dormitorios en silencio y decidió darle un poco al suelo con agua, las sabanas estaban sucias y olía a humedad así que las paredes se llevaron también su parte. No le costó demasiado hacer un par de cosas más e incluso le cogió el gustillo una vez tomó el ritmo para hacerlo todo rápido pero con eficacia. No se cruzó con nadie pero sí que escuchó a el silbido que Sox profirió desde su situación y la noticia de que había ropa en los baúles.
-¡Estupendo!, dudo que haya de mi gusto pero siempre puedo acostumbrarme- dijo al tiempo que se fijaba en la idea del carabés, esbozó una mueca cuando clasificó esa tarea como aburrida, prefería cosas que requiriesen más fuerza o energía, como limpiar el suelo a lo bruto con dos paños, tender era...en otras palabras un asco, pero aún así y sin saber por qué se decantó por ayudarle.- yo me apunto, aunque no te prometo nada fuera de lo común- y era cierto puesto que aunque el belga era un chico independiente que sabía cuidar de sí mismo y mantener un sitio en condiciones las tareas que en su casa le eran asignadas se centraban en su fuerza, descargando cajas o desplegando mesas, tender o lavar por simple que fuese era cosa de su abuela.


_________________________________________

" Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Conquistar Sin Riesgo, Es Triunfar Sin Gloria."

32 Re: Torreón Maciel el 13/03/16, 09:17 pm

Neith2

avatar
Al fin se encaminaron al lugar del que todos habían hablado, Dafne en esos momentos se encontraba expectante, deseando llegar a ese nuevo lugar, ya que sería el segundo edificio que había pisado en todo lo que llevaba en Rocavarancolia.

La noruega asintió felizmente cuando el nublino le informó que en el nuevo torreón había huesos que podrían servirle para hacer peines, y así fue en cuanto llegaron se pusieron manos a la obra.

Aquel lugar daba sensaciones de buscar aventuras, era más grande y había más habitaciones para cada uno. Lo malo sería que tuviesen que limpiar de nuevo, recordó todo lo que había hecho allí en las mazmorras para dejarlo todo reluciente por lo que en ese nuevo aposento el trabajo sería doble.

-Oh me encanta este lugar Tay, tenías razón-Dijo a su compañero mientras lo agarraba del brazo y miraba de un lado a otro observándolo todo.

Después se acercó a Sox y se quedó observando al baúl donde él estaba, el cual tenía diversas cosas, desde algunas prendas hasta armas bastante apañadas.

-Esto esta súper bien, al menos hay más cosas que en las mazmorras, y también por lo que parece es un lugar seguro-Afirmó la noruega mientras permanecía al lado del carabés.

Cuando algunos de sus compañeros dejaron las sábanas que traían de las mazmorras a un lado a la chica se le ocurrió que estaría bien ir preparando las camas, para que a la hora de dormir estuviesen todas bien puestas.

-¡Eh chicos!, que os parece... si alguno de vosotros me ayuda a hacer las camas .-Cuestionó mientras esperaba la aprobación de alguien

33 Re: Torreón Maciel el 15/03/16, 01:36 am

Dal

avatar
Eriel se sorprendió por el arrebato de la humana, sabía que se iba a poner contenta pero él no imaginaba que sería tanto. Respondió a su abrazo y su beso en la mejilla con la cara varios tonos más oscuros de lo habitual. Cuando se separó de ella el chico se sentía un poco como flotando, durante varias horas se centró en limpiar cerca de ella para que viese que estaba cumpliendo con su trabajo esperando algún elogio por su parte.

Cuando Siete los llamó a comer Eriel se sorprendió a sí mismo dándose cuenta de que llevaba mucho tiempo centrado en limpiar, no se habia preocupado por la comida ni de quién la hacía, cosa rara en él. Decidiendo que se merecía un descanso y una buena comida el chico se sentó a la mesa elogiando el trabajo del idrino.

-Siete, la próxima vez pide ayuda, no vas a cocinar tú para todos nosotros, no te vas a comer todo el trabajo - dijo y se echó a reír por su propio chiste.

No había más que echar un vistazo al chico para ver que estaba de un humor inmejorable. Ayudó a recoger los platos y cargó un cubo con agua hasta la cocina para ayudar a Siete a limpiarlos.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

34 Re: Torreón Maciel el 15/03/16, 01:05 pm

Alicia

avatar
- No me importa ocuparme de esto- repuso a Eriel, al tiempo que contestaba la pregunta de Sox. Se giró a mirarlo, para que entendiese que estaba incluido en la conversación-. Si no hay quejas en mi forma de hacerlo, entonces, sí, puedo cocinar para todos- de vuelta a Eriel, con una sonrisa-. No hay tanta diferencia entre cocinar para mi que para todos. No somos un grupo tan grande. No he sentido necesitar ayuda, pero tampoco voy a rechazarla si llega.

Se sentó a comer él mismo, viendo que no pensaban unirse como tal para aquello y que Eriel bien podría ser su unica compañía. Sox estaba de pie y a punto de irse.
Las habilidades de cocina de Siete entraban en la media, lo suficiente para hacer platos agradables pero no tanto como para impresionar. El hambre, sin embargo, inclinaba la balanza en su favor, y los primeros bocados fueron especialmente placenteros. Seguía sin entender del todo las actitudes de sus compañeros por lo que hizo nota mental de preguntar más en el futuro. Si se atrevía.


_________________________________________

-

35 Re: Torreón Maciel el 15/03/16, 11:06 pm

Bellota

avatar
Mientras iba con Vampy a la busca de unas escobas, se dedicó a acariciar el jabón con cariño, y cuando encontró las escobas se amarró el pelo en un moño especialmente tambaleante en la cima de la cabeza y se dispuso a sacar hasta la última brizna de basurilla que hubiera en el torreón.

Tras horas de incesante (y demasiado entusiasta) trabajo con la escoba y de todo un repertorio de canciones clásicas con las que estuvo martirizando a sus compañeros, desde “Un elefante se balanceaba” hasta “Así limpiaba, así, así” (incluyendo los grandes éxitos “Doce Punto y Mónica se fueron a pasear”), había pasado a limpiar el polvo de los sitios mirando suspicaz a sus compañeros y repasando lo que limpiaban ellos de un modo muy sutil, producto de años de práctica con su hermano, y anhelando y detestando a la vez el que se acercara el momento de gastar un pellizco de su amado jabón para darle un fregoteo decente al sitio. Sólo se detuvo para picar con desgana la comida que había preparado Tritón, preguntándole con voz estudiadamente despreocupada si se había lavado las manos antes de cocinar, y decidiendo mentalmente no arriesgarse demasiado y a la próxima supervisar el proceso del cocinado. Mientras picaba la comida y limpiaba, alternativamente, se abstrajo del mundo de un modo impresionante, de tal modo que sólo existían ella, la superficie a limpiar y su trapo o escoba (además de sus cancioncillas, aunque con el cambio de idioma habían perdido parte de su rima). Subió y bajó por todo el torreón con una energía que nunca habría supuesto tener en casa. En realidad no era gran cosa: había decidido que tras más de una semana viviendo “en la mierda más pura y absoluta” como decía ella, dejarse la piel en hacer de su nuevo hogar un precioso y reluciente lugar desinfectado era un esfuerzo básico que cumpliría con gusto, ya que en adelante sólo habría que repasar las habitaciones una vez por semana.  

Cuando por fin vio el cuarto de baño y su bañera se detuvo unos momentos en el umbral de la habitación, sin saber muy bien qué decir o hacer, y casi de inmediato se puso a limpiar el lugar con renovadas energías, frotando la bañera con tanta alegría que la dejó reluciente. Después se asomó a la puerta y berreó esperando que la oyeran. -¡Me pido “primer” en darme un baño!

Corrió escaleras abajo y, a la velocidad de la luz para que nadie le mangara el sitio en el baño, seleccionó un par de prendas del baúl que sus compañeros habían indicado (una camiseta de hombre que le llegaba por la rodilla y unas deportivas que sólo eran una talla más que la suya, además de un par de calcetines), apartando lo que no le interesaba y finalmente corriendo del pozo al baño y del baño al pozo con un balde sin importarle que el agua que estaba recogiendo estuviera fría como el hielo y decidiendo obviar lo que hubiera podido haber en esa agua confiando en el poder limpiador del jabón. Una vez la bañera estuvo llena se metió en ella recibiendo las punzadas del agua fría con un suspiro de felicidad. -¡Por fin!- exclamó feliz mientras se enjabonaba de pies a cabeza. Cuando por fin salió de la bañera, después de haber vuelto a cantar “Los grandes éxitos de Mónica”, arrugada como una pasa, con los labios amoratados y metódicamente limpia, se sentía como una persona nueva.

-¡El mundo es maravilloso!- exclamó con una sonrisa de oreja a oreja mientras bajaba las escaleras saltando, vestida con su nueva ropa (ya que la vieja la había lavado aprovechando su estancia en el baño y la llevaba húmeda, en el brazo, para tenderla), con el pelo empapado y suelto, el jabón guardado de nuevo en el bolso y después de haber limpiado de nuevo el cuarto de baño para el siguiente que quisiera pasar. –Me siento lista para casi cualquier cosa.

36 Re: Torreón Maciel el 16/03/16, 01:14 am

Leonart

avatar
Lorenzo

Una sonrisa de complice curvose en los labios del español ante la mención de si su arma tenia propiedades mágicas o más bien, la falta de ellas.
No es la magia lo que busco apelar, Don Sox, sino a su alma.―aclaróle, pero dejole con el misterio para subir escaleras arriba.

;----------------------;

No fue sino, cuando encontrose al nuevo neno despierto, que saludole con una profusa reverencia dando galardon de su parla. Pero de ahí, no hubo mucha conversación por parte del diestro, quien, perdido en sus pensamientos, trazaba ideas en su mente.
Una vez llegaron, comenzaronse a asentar. Quiso el español relajarse sobre el sofá y quitose las pesadas botas adustas de polvo, y dejolas a sus pies, para repantingarse sobre el sofá y ocultar su cara con el sombrero de ala ancha. Y asi, en un estado que ni vivo ni muerto, ni despierto ni dormido, el español patrioticamente siesteó un total de casi dos horas. Suerte para el, habia elegido inconscientemente, el saltarse la ardua limpieza que tardo el torreón, cosa que agradeceria a la virgencita de empel, pues las tareas del hogar no eran lo suyo.

Vistiose las botas y arreglose la pluma. Sin más, salio al patio y desenvainó a extranjera, quien entonces pasó a limar, limpiar y cuidar, mientras destajaba el aire, asi como el músico antes del concierto prueba su instrumento. No empeñandose demasiado, sentiase algo más cargado de energias y no dudó en usarlas entrenando, repitiendo plantas, alzados, guardias y compases a una velocidad que a ojos extraños, podria parecer que con clase bailaba.


_________________________________________

TFW le pones dos velas a la Virgen pa que os saque de aquí pero a un ingrato le da por ser ateo
Spoiler:

37 Re: Torreón Maciel el 16/03/16, 11:28 pm

Naeryan

avatar
Tayron vino rápido, y además era alto. Estupendo.
—No hace falta. Con que esto quede en condiciones es un resultado aceptable —repuso, alzando la cuerda para que viese a qué se refería—. Aunque si conoces alguna forma extraordinaria de tender, compártela.

Había marcas en los muros del patio, advirtió. Aquella cuerda había sido usada antes por otros inquilinos para probablemente el mismo propósito. Le llamó la atención a Tayron sobre aquello y le indicó que buscara marcas similares en su lado del muro.
—Me gustaría poner un toldo. Es arriesgado colgar cosas para secar con una plaga de pájaros justo al lado —comentó cuando terminaron. Lorenzo parecía pretender ponerse a practicar cerca, y Sox le encomendó que tuviera cuidado para no hacerlo cerca de donde habían tendido las cuerdas.

Desde la puerta abierta pudo oírse bajar a Mónica, y el rubio esbozó una media sonrisa a carrillo mordido ante el drástico cambio de actitud. Sin embargo Sox, por mucho que se estuviera muriendo de ganas de recuperar un aspecto civilizado, se negó a priorizar placer antes que trabajo al oír que la bañera volvía a estar libre. Además sería un contrasentido limpiarse antes de volver a ponerse manos a la obra limpiando porquería. Esperaba, eso sí, que el que relevase a Mónica se diera prisa en llenarla para que pudieran volver a disponer del cubo.

También pudo oírse a Dafne, que les había acompañado mientras adecentaban el dormitorio, diciendo de hacer las camas. Sox supuso que estaría usando las sábanas que habían traído de las mazmorras, que sabían a ciencia cierta que estaban limpias, y miró a Tayron con una ceja alzada.
—¿Cambias de aires o te quedas? Antes de tender lo que había en las camas toca lavarlo todo. A conciencia.
No se le había escapado que ambos terrícolas gravitaban constantemente el uno hacia el otro. El carabés prefería no tener un compañero distraído.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

38 Re: Torreón Maciel el 17/03/16, 11:02 pm

Léthe0


El camino hacia el torreón se lo pasó comiendo lo que le daba Mon; todo le parecía riquísimo, aunque siempre un tanto salado. Al llegar, observó cómo limpiaban y se limitó a imitarlos; a seguir a uno y otro en líneas paralelas a su recorrido, sonriendo si le miraban, cambiando de cuando en cuando de persona para que nadie se diese cuenta de que no sabía limpiar.

Cuando Sox avisó de la ropa en el baúl tan solo pensó en la pena que le daría dejar la que le hizo su padre. Intentó, aún así, darle una oportunidad y echarle un ojo a sus contenidos. Encontró varios ropajes en tonos ocres marrones y demás colores oscuros, casi todos rotos por algún lado u otro. Tal vez pueda arreglarlos, si tan solo encontrase aguja y un poco de hilo… - Decidió para sus adentros, recordando lo que había visto hacer a su padre.

Decidió buscar a Sox, quien había deducido como líder. Lo encontró fuera con Tayron, justo cuando acabaron de tender.

¡Hola! Esto… ¡Sox! ¿Puedo hacer algo más para ayudar? - Sugirió aún culpable por la mediocre limpieza que había realizado. - ¡Y por cierto! Le eché un ojo a la ropa del baúl y hay algunas prendas que están bastante feas, ¿Sabes dónde podría encotrar alguna aguja y un poco de hilo? ¡No todo tiene que ser tan feo en Rocavaran…colia. - Terminó, sus ojos suplicantes hacia los de Sox. Se tendría que cambiar de ropa tarde o temprano para lavar la suya, y sería incómodo encontrarse agujeros inesperados.

39 Re: Torreón Maciel el 21/03/16, 12:34 am

Dal

avatar
Eriel ayudó en todo lo que pudo sobre todo cerca de Mónica y no pudo evitar sonreír como un tonto cuando la chica se puso de buen humor tras su baño. Llegado un punto escuchó un estrépito en las mazmorras y una voz que cantaba, sabiendo quién era el chico intentó ignorarla como bien pudo aunque tenía que reconocer que no cantaba mal. Para la cena ayudó a Siete a hacerla y antes de acostarse en una de las camas cerca de su hermano se dio un baño de agua fría para relajarse tras un día extenuante.

Tras unos días en los que tan sólo habían salido a por comida el nublino se sentía harto de limpiar, necesitaba salir de allí pronto para no ahogarse. Ese mismo día se despertó de la peor pesadilla de su vida, cosa por la que se levantó antes que nadie por una vez en su vida.
En su cerebro y su retina tenía la imagen de una abominación y de su hermano muerto, y el dolor que había sentido cuando él mismo había muerto le parecía tan real...

Se sentó en un sillón tratando de no pensar en el sueño, cosa que era realmente difícil, pero al rato se levantó y se puso a hacer algo de desayunar para todos. Frió carne para que no se perdiese y recibió al resto con la mesa puesta y una expresión abstraída. Cuando hubo un buen número de ellos abajo anunció:

-¿Qué os parece si salimos a algún lado hoy? Podríamos ir a la playa un poco como hace días que sugirió Siete. Si os soy sincero empiezo a sentirme encerrado aquí y tengo que despejarme - no dijo nada de la pesadilla pero como seguía en su mente pensó que si se distraía con otra cosa quizá se olvidara de ella.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

40 Re: Torreón Maciel el 23/03/16, 02:58 am

Naeryan

avatar
Para su sorpresa interna Tayron insistió en quedarse y terminar la tarea, y ganó así puntos en la escala mental de Sox. Tocó lavar concienzudamente cada ítem de ropa de cama, frotando con ojo crítico con un trapo que le hacía las veces de esponja, y una vez pasada la inspección colgarlos sobre las cuerdas que habían tendido. El carabés dirigió una mirada suspicaz al tejado una vez terminaron, pero no parecía que los pájaros fuesen a bajar a arruinarles la tarea.

Quedaban las suficientes horas de sol para que se secasen y aún pudieran usarlas a la hora de acostarse, esperaba, aunque podía nublarse en cualquier momento. Con aquel cielo sin cúpula climática cualquier sabía. Sox chasqueó la lengua molesto.
Tendrían que encontrar también alguna forma de planchar que no fuese mágica. Sox se sentía ya improductivo ante tanta pérdida de tiempo por tener que buscar rodeos manuales a todo. Le gustaba resolver problemas, pero por analítica. No remiendos triviales que ocupasen su atención cuando ésta estaba mejor aprovechada en cuestiones más importantes.  

Hablando de ocupar su atención, el recién despertado había acudido al patio a preguntarle algo. Daer (el carabés hacía especial énfasis en memorizar la información nueva). Sox se preguntó por qué le interpelaba a él en particular. No era como si hubiese (todavía) una lista de puntuaciones donde consultar quién iba el primero, y por tanto a quién era más fiable pedir información de aquel tipo. Sox supuso, igual que había hecho con Tayron en su momento, que en el mundo de Daer, al igual que en Carabás, la llamatividad física iba ligada a la posición de uno y que se había guiado por ese criterio.
(Hablando de lo cual, eso le recordaba en algún momento sus mechas y su color de ojos iban a desteñir. Fantástico.)
—Ah —lo que decía el daeliciano, sin embargo, hizo que en sus ojos reapareciese un brillo de interés. Le gustaba la gente que quería ser útil desde el primer momento. Se llegaba muy lejos, y rápido, en grupos compuestos por personas así—. Pregunta a Barael o a Dafne. Estaban trabajando en ello hace unos pocos días y deberían llevarlos encima.

Con un asentimiento a Tayron de reconocimiento al trabajo bien hecho el carabés entró de nuevo en el torreón, preguntándose si habría alguna lámina de metal a la que poder hacer un apaño y convertir en plancha. Se topó en su lugar de narices con Sakrilt. Había estado más concentrado en la búsqueda de instrumentos de limpieza cuando la clinger se había espatarrado en el sofá, y había tomado aquel gesto por un descanso momentáneo.
Craso error, pero también el de Sak al creer que aquel descanso indefinido iba a tomárselo sin impedimentos. Sox se plantó delante de ella, fregona improvisada en mano, sin saber que Barael había intentado lo mismo un tiempo antes.
—Vas a vivir aquí. Trabaja tu parte—le dijo, con la solidez (y también la delicadeza) de una losa de lógica.
La clinger terminó por arrimar el hombro en alguna tarea tarde o temprano, aunque Sox tenía la irritante sensación de que se trataba más de impulso de hacer algo que porque realmente creyese que fuera su deber. Sin embargo no era su obligación ir corrigiendo las motivaciones de todo el mundo, aunque las desaprobara. Al menos no cuando tenía otras tareas entre manos.

-

Sox durmió mal aquella primera noche, con la compañía de tantos murmullos y respiraciones de durmientes e insomnes en la misma habitación. Aun con las ojeras hasta el suelo, sin embargo, estaba levantado a primeras horas de la mañana al día siguiente.
Dormir en el sofá era detrimental para su espalda, por lo que aún en los días que siguieron continuó con aquel arreglo, pero tal vez más tarde pudiera apañar algo para que aquella situación no se extendiera mucho más. Tal vez trasladar su colchón a alguna habitación sin usar.

No era prioritario, sin embargo. Pensaría en ello cuando por fin no tuvieran que arreglar nada más en aquel endemoniado torreón de anticuario, tarea en la que emplearon los siguientes días. Sox se negaba a salir a cualquier parte más que a lo imprescindible mientras aquel lugar no quedase en condiciones óptimas, de modo que no participó en las excursiones a por comida ya que no se trataban de territorio nuevo. Constató que las marcas de quemaduras del salón estaban demasiado fijadas en la estructura como para borrarlas con simple mano de limpieza, pero en cuanto tuviese acceso a algún hechizo de moldeado iban a desaparecer en un parpadeo si de él dependía.

Agradeció profundamente la presencia de una bañera, y prefirió usarla con agua fría. Le despabilaba por las mañanas, y helarse era preferente a la pérdida de tiempo que suponía calentar el agua manualmente. (Aún así echaba de menos una ducha carabesa de forma casi dolorosa. Agua caliente. Grifos. Secado instantáneo. No tener que sorberse la nariz a escondidas de los demás)

La voz de Since ascendía habitualmente por las escaleras que llevaban a las mazmorras, o desde donde estuviera haciendo sus cosas. Dado que Sox no estaba llevando a cabo trabajo intelectual sino manual, aquello no le importunó. Mientras siguiera siendo armónica incluso le aliviaba un poco la mente.

Se tomó un rato de su tiempo un día para seleccionar de entre los baúles ropa que le sirviera. La dobló y la apartó, pensando en marcarla de alguna manera. Luego lo pensó mejor: era probable que dado el número de personas fuese imposible mantener un recambio completo de ropas, aparte de aquellas con las que habían llegado, exclusivo para cada uno.

Estaba cansado y no comprendía por qué.

-

—Supongo que es razonable —admitió a regañadientes ante la propuesta de Eriel. La tarde anterior les había sobrado tiempo, los ajustes últimos a la habitabilidad del torreón cosas que a los menos remilgados probablemente les habrían parecido superfluos. Se había habituado a la rutina de los días anteriores y ahora era reluctante a salir de ella. Tenía la sensación de que siempre había algo pendiente. Podía hacer una lista, si se centraba. Cuántas cosas había que renovar y arreglar sin parar cuando uno tenía que estar pendiente de un edificio entero sin magia, y no solo de su habitación en la residencia.

Comió su parte del desayuno rápido como acostumbraba. No había tenido tiempo de determinar si había alguna diferencia exacta respecto a la comida de su mundo, y tampoco los resultados de mezclarlas, de modo que aquellos días había comido lo que le habían servido. Otra cosa pendiente, otra cosa que se le había olvidado.

Maldita sea. ¿Cómo en un lugar donde no había nada académico que llevar al día lograban existir tantas cosas fuera de su control?


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

41 Re: Torreón Maciel el 24/03/16, 04:10 pm

chicoaeseg15

avatar
Con verdadera disposición el belga se acercó a Sox para ayudarle en la tarea, sonrió cuando su compañero le invitó a explicar alguna idea que les permitiera acabar el trabajo más rápido, desgraciadamente nunca se había quedado lo suficiente al lado de su abuela como para copiar algunos de sus trucos. Negó con la cabeza y se dedicó a seguir las indicaciones del carabés una vez acabaron.
-Interesante- afirmó, había marcas al lado de las cuerdas y eso en su opinión era buena señal, junto con la ropa usada en los baúles Tayron también había llegado a la conclusión de que el torreón no era virgen.- no tiene por qué ser necesariamente un toldo, después de todo es frágil y esos picos están lejos de ser inofensivos, igual poner objetos brillantes para espantarlos puede ser buena idea- se atrevió a decir, su abuelo lo había hecho millares de veces con los pájaros de su mundo y ninguno habían robado un trozo de pan.

Un rato más tarde decidió quedarse para seguir ayudando, le apetecía ir con la noruega y charlar un rato pero una vez empezado algo no le gustaba dejarlo a medias. Así que lo siguiente le pareció más divertido, frotó y frotó y se manchó todas las manos de agua, como le entró calor se quitó su cazadora negra y continuó otra vez hasta que la ropa podría estar clasificada como aceptable para Mónica.

A Tayron también le agradó que el nuevo fuera activo, al fin y al cabo era curioso que Daer estuviese más dispuesto a colaborar que algunos de sus primeros compañeros. Y además, si el muchacho sabía coser más que mejor, porque probablemente le pediría algunos arreglos en el futuro.

Por su parte cuando el carabés reconoció su trabajo el belga respondió con una suave palmada en el hombro, justo como hacía con sus colegas. Salió cansado y tras ayudar levemente en algunos aspectos se echó en una cama cualquiera y dormió la mona. Estaba demasiado agotado como para caer en que deseaba dormir con Dafne, de todas formas eso era un aspecto que hablaría más tarde con ella, habían dormido juntos desde que llegaron a la ciudad y solo porque hubiesen cambiado de hogar no tenía que cambiar aquello.

Unos días después se despertó temprano y se dio una buena ducha para eliminar el mal olor corporal que le acompañaba últimamente, una vez aseado descendió con el pelo mojado a dónde el resto conversaba aún con la misma ropa con la que llegó pero sin su chaqueta.
-Que bárbaro- le dijo a Eriel con una sonrisa de oreja a oreja- la playa o cualquier otro lugar, el caso es salir porque parezco un gato encerrado en una caja de cartón, de vez en cuando hay que liberar al león- bromeó, pero calló cuando advirtió las ojeras de Sox- ¿Y a ti que te pasa?, pareces cansado- podía deberse a que el muchacho no había parado desde que llegó a Rocavarancolia, Tay no creía que el carabés  fuese un chico nervioso pero esa continua eficacia e interés en hacerlo todo lo mejor posible podría agotarlo, o al menos eso es lo que al le parecía.



Última edición por chicoaeseg15 el 26/03/16, 09:34 pm, editado 1 vez


_________________________________________

" Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Conquistar Sin Riesgo, Es Triunfar Sin Gloria."

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 3 de 57.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4 ... 30 ... 57  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.