Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Faro
por Bellota Hoy a las 11:29 am

» Torreón Maciel
por Zarket Hoy a las 12:03 am

» Torreón Letargo
por Cuervo 16/10/17, 08:57 pm

» Acantilados
por Bellota 16/10/17, 12:02 pm

» Trama
por Giniroryu 16/10/17, 03:01 am

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35818 mensajes en 683 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Torreón Maciel

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 30 ... 57  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 4 de 57.]

1 Torreón Maciel el 31/10/15, 02:16 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Torreón de cuatro plantas de piedra azulada, cuya azotea y última planta fueron destrozadas por una ballena, de la que ya solo queda el esqueleto. Allí anidan las estirges. Se accede por un puende levadizo y un portón. El corredor de la entrada está plagado de pintadas y mensajes y termina en una reja llena de púas. El patio, donde se reparten algunas vértebras del animal del techo, está rodeado de un muro coronado con cristales, y en el centro de éste hay una estatua de gran pájaro negro con el pico serrado en cuya base está apoyado el reloj robado del torreón Margalar. A partir de la séptima cosecha también hay un reloj de sol.

Ver mensajes anteriores (click aquí):

Click para un recordatorio de cómo funciona nuestro anillo mágico:
Estado de carga actual: 24 unidades/41 (suficiente para dos usos clavados)
Perteneció a una bruja de su propio dolor y está equipado para ofrecerle los mayores beneficios posibles:

*) ONROL

—El contacto con el cristal engarzado detona un hechizo de curación activa, configurado de tal forma que ralentiza el proceso curativo y amplifica el dolor sufrido. El proceso completo depende de la extensión y profundidad de los daños, pero en media dura varios minutos. El dolor es más intenso que al recargar, pero localizado a los lugares donde están situados los daños.

—El anillo se puede cargar llevándolo puesto, lo cual provoca un dolor intenso repartido por todo el cuerpo. El dolor es tal que los músculos se tensan de forma espasmódica; dificulta el pensamiento y, en general, la vida. Se recomienda vaciar los intestinos y la vejiga antes de cargarlo. El tiempo posible de aguantar llevándolo puesto depende de la fortaleza del cosechado y lo acostumbrados que lleguen a estar con el anillo; aun así los cosechados que lo lleven puesto más de una hora seguida se arriesgan a caer desmayados.

—Una referencia del tipo de dolor la proporciona Yber aquí a partir del minuto 13. La intensidad del dolor del anillo es menor que ésa al cargar, y parecida cuando está curando. Ha dado el visto bueno a lo que hemos estado roleando previamente a la existencia de este post de recordatorio, de modo que no tenemos más que seguir en la misma línea.

—Cuando está completamente cargado el anillo deja de doler.

*) OFFROL

—El anillo tiene una capacidad de unas 42 unidades mágicas y cada uso del hechizo consume 12 unidades mágicas. Completamente cargado, tiene para tres usos. La energía que sobra queda almacenada para luego.

—Mientras se lleve puesto, el anillo roba a su usuario una unidad mágica (un asterisco) por hora. Si habéis estado menos de una hora quitaos un asterisco sin más, para simplificar. El proceso empieza en cuanto se pone y se da de forma gradual.

—El anillo no se carga mientras el portador está inconsciente, pero sí puede curar a una persona que haya perdido el conocimiento.

—Aquellos de nivel de magia "normal" pueden cargar el anillo, aplicándoseles las mismas consecuencias que en un traspaso (detalladas en el hilo de Sistema de magia).

—Yber nos da cierta libertad con la forma de rellenarlo mientras seamos razonables, así que no tenemos que rendir cuentas exactas.

  • Podemos usar inactivos, pero no exclusivamente y teniendo en cuenta que son cosechados como cualquier otro y no van a servir de mulas de carga (aka aguantarán lo que aguanten los nuestros).

  • No hay que describir siempre el dolor en directo, pero sí es recomendable mencionar con regularidad qué personajes activos lo recargan. Ejemplos como mencionar que X PJ se une a una conversación después de haber estado cargándolo, o decir que después de la cena pasó un turno con él, son suficientes.

  • De la misma forma inrol no hay que ir contando con exactitud los tiempos de recarga de cada uno: poniendo aproximadamente en tu post el tiempo que se ha estado es suficiente, y podemos dar por hecho que entre todos, activos e inactivos, suman X cantidad razonable. Si nos hace falta podemos rellenar X cantidad que nos haga falta en un minisalto para completar la que necesitemos, sin necesidad de ir contando tediosamente.



Click para un recordatorio de los hechizos de que disponemos:

-Sanación superficial: cierra cortes, desgarros en la piel (*), heridas de profundidad moderada (**). Funciona de forma diferenciada por cada tipo de herida (heridas de corte limpio o de corte irregular como un desgarro).
Lanzamiento a ojo: el mago traza en el aire unos centímetros por encima de la herida el contorno de ésta (una línea por ejemplo). Conjuración de muy rápida a rápida.

-Térmico: aumenta o disminuye notablemente la temperatura de un objeto de tamaño pequeño (*). Con práctica pueden limitarse esos cambios a una dirección controlada por el mago (chorros de calor, [**]). Puede anclarse a una sala concreta, creando una cámara frigorífica (***): no obstante es necesario repetir varias veces el hechizo si se quiere usar una habitación como congelador ya que este hechizo supone solamente un descenso térmico. Van de fuera a dentro.
Lanzamiento a ojo. Conjuración rápida-media.

-Levitación: un hechizo exigente mentalmente, cansa más de lo acostumbrado. Cuando una persona levita lo más normal es caminar sobre el aire; uno puede dejarse arrastrar simplemente por el hechizo sin moverse, pero la sensación de indefensión es mayor.
Lanzamiento a ojo. Conjuración rápida.


  • Brujos bajos: objetos ligeros (por ejemplo una manzana)(*) con poca práctica, un baúl (**) con práctica.
  • Brujos altos: Un baúl con poca práctica, una persona (***) con práctica.
  • Magos: Una persona con algo de práctica, objetos muy pesados (****)con mucha práctica.


Barael, nuestro mago manco local, podrá hacer los tres pero hasta un nivel inferior: sanación superficial y térmico solo hasta el nivel indicado por un asterisco amarillo; levitación hasta el nivel brujo alto con la salvedad de no poder levitar personas. C⁠⁠onserva las unidades mágicas y la facilidad.

-

HECHIZOS SIN TRADUCIR

-Esculpir llamas (*): La precisión del esculpido depende de la capacidad mágica. Los brujos bajos pueden hacer figuras sencillas como esferas o alargar las llamas. Los brujos altos pueden ondularlas o sacar figuras secundarias. Los magos pueden tratar de imitar imágenes.
Lanzamiento a ojo. Conjuración rápida-media.

-Nudo de Cerática (*): ¿Harto de que se le desmoronen los sándwiches de más de dos pisos? ¿Cansado de que, al cortar una tarta, la mitad de la nata que la rellena se salga por los lados? ¡No se preocupe más! El Nudo de Cerática tiene la solución. Con este simple hechizo, podrá hacer una hamburguesa de diez pisos, luego cortarla en rodajas perfectas, ¡y hacerse un bocadillo de hamburguesa! El Nudo de Cerática lo mantiene todo en su sitio perfectamente. ¿Los sanjacobos le estallan llenándole el plato de queso? ¿Teme morder un taco por miedo a llenarse el regazo de salsa picante? ¡Se acabó, gracias al Nudo de Cerática! ¡No me puedo creer que no sea una variación del hechizo tapón!
El Nudo de Cerática se anula al cortar rodajas o mordiscos lo suficientemente finos, o con los ácidos gástricos. Cuesta más cuanto más endeble, complejo y líquido sea su sándwich.
Lanzamiento a ojo. Conjuración rápida.

-Colorear llamas (*): cuanta más habilidad mágica tenga quien lo emplee, más colores diferentes y texturas podrá darle a la llama. Los brujos altos pueden llegar a teñir llamas, mientras que los magos podrán incluso hacer gradaciones y texturas.
Lanzamiento a ojo. Conjuración media.

-Hechizo de Dentera (*): transforma la voz del usuario en un sonido muy alto y desagradable, similar a uñas raspando metal oxidado. Puede espantar a muchos monstruos, pero también atraer a otros.
Lanzamiento por voluntad. Conjuración muy rápida.

-Hechizo humedecedor (***): envuelve la superficie deseada de una fina película de agua que no empapa los otros objetos en los que esté en contacto. Aplicable sobre la piel y sábanas, por ejemplo.
Lanzamiento por área. Conjuración rápida-media.

-Imagen de Néctar: invoca una espectacular orquídea hecha de magia, de textura acuosa y brillo tenue. Esta flor etérea atrae a todos los mantófagos en aproximadamente un kilómetro a la redonda. El efecto es mucho más intenso cuanto más cerca, y no atrae a todas las especies por igual. Al cabo de un rato, acaban consumiéndola por completo, y la proliferación consecuente puede ser un peligro. Existen variantes menores: las Hojas de Néctar, que invocan una pequeña brizna con un radio de efecto de unos diez metros.
Lanzamiento por voluntad. Conjuración lenta.



Click para un recordatorio del calendario y nuestra posición en él:


Tiempo de cosecha transcurrido: cuatro meses y una semana aprox.

Tiempo hasta la Luna Roja: algo menos de tres meses.

—Maciel: ocho de marzo, día de la salide de la Emisaria, dos meses y medio por delante de Letargo y un mes por delante del Faro.

—8 marzo: salida de la Emisaria.

Emisaria en adelante: poco a poco van apareciendo más estrellas en el cielo. Algún día suelto pueden observarse tupidas nubes en el cielo.

Primera semana de abril en adelante: empiezan a aparecer noches de frío. Para entonces hay 12 estrellas en el cielo, que forman dos constelaciones en forma de tridente y lágrima.

Segunda semana de abril en adelante: aparecen vórtices viejos en el cielo o ciertas partes de la ciudad, en forma de pequeñas auroras boreales. Empieza a reaparecer vegetación en los jardines de las casas abandonadas, enredaderas en torno a ventanas...). Mar embravecido por la proximidad de la Luna roja.

Tercera semana de abril en adelante: un sector entero del cielo está lleno de estrellas.

Última semana de abril en adelante: días de clima caótico, por ejemplo un día muy caluroso seguido de otro día de crudo invierno. Durante las noches más frías la superficie del río puede congelarse levemente y la fachada de los edificios tener escarcha.

—2 junio: ¡Luna Roja!


Click para un recopilatorio de lo importante que tener en cuenta para el siguiente salto que tengamos:

Se terminan de traducir casi todos los hechizos, exceptuando el de néctar.

Tuétano sobrevuela el torreón alguna vez.

—Hay un librito de bolsillo sobre episodios de la historia de Rv, por si alguien quiere echarle un ojo a algunos pasajes.

Click para leer nuestro almacén de ideas:

Salidas:


Rocavaragálago.

Malyadar (+montañas opcionalmente)

Barrio quemado.

Cementerio.

Capilla de los nombres.

Social links:
Grupales:
—Traducir los textos/distinguir los textos que son morralla de lo que realmente les puede ser útil. Social link varios grupales o individuales sobre fragmentos pasajeros de la historia de Rv.

—Hablar de discotecas y posiblemente de todo (o lo que más) lo que echen de menos de sus mundos.

Fiestecilla de celebración por una salida potencialmente peligrosa que les haya salido bien / una celebración más sobria el día de la luna mientras esperan, meramente por haber llegado al final del recorrido.

Noche helada. Despiertos a las cuatro de la mañana para buscar mantas y Rad menciona casualmente que son las cuatro de la madrugada, no es hora para estar despierto. Tapar las ventanas con algo para que no escape el calor.

Día muy caluroso, y que usen el hechizo humedecedor para mantener empapada la cara interna de unas sábanas sin manchar el sofá o las camas, o sus camisetas para mantenerse algo más frescos.

Tetrakill+ social links de duelo. Abiertos a sorpresa de cualquier tipo; preferencia por un Lizbeth, un Roallen, un monstruo grande, sangre, vísceras...

—Post-tetrakill: entrenamiento mágico colectivo.

—Contar el número de gente que queda al final (presumiblemente seis) en comparación a los diecisiete del principio.

—Social links sobre la cercanía de la Luna, lo que les aguarda y qué poder les gustaría recibir.


Individuales:
—Social link entre Eriel y Siete sobre sus familias y costumbres, posiblemente derivando a que Siete confiese que viene huyendo de algo que hizo en su mundo.

—Siete se da cuenta de que Barael miente sobre por qué cogió el anillo cuando lo de Tuétano.

—Alguien ofrece a Siete usar el hechizo humedecedor en alguna sábana para que pueda mantener húmeda la piel.

—Competición de tiro al blanco entre Sox y Eriel. Si más gente quiere socialinkear, pueden estar mirando y/o llevando la puntación.  

—Sox cocina cosas distintas con Siete.

—Posiblemente Sox se trague el orgullo tras una salida complicada en la que no le baste la ballesta y le pida a Rad que le dé algunos consejos sobre la espada (opcionalmente cambiarse de arma a una vara o lanza)

—Levitarse unos a otros para que cuando lo hagan en un apuro y por ejemplo es un arquero, éste pueda apuntar con fiabilidad mientras lo están desplazando.


37 Re: Torreón Maciel el 16/03/16, 11:28 pm

Naeryan


Tayron vino rápido, y además era alto. Estupendo.
—No hace falta. Con que esto quede en condiciones es un resultado aceptable —repuso, alzando la cuerda para que viese a qué se refería—. Aunque si conoces alguna forma extraordinaria de tender, compártela.

Había marcas en los muros del patio, advirtió. Aquella cuerda había sido usada antes por otros inquilinos para probablemente el mismo propósito. Le llamó la atención a Tayron sobre aquello y le indicó que buscara marcas similares en su lado del muro.
—Me gustaría poner un toldo. Es arriesgado colgar cosas para secar con una plaga de pájaros justo al lado —comentó cuando terminaron. Lorenzo parecía pretender ponerse a practicar cerca, y Sox le encomendó que tuviera cuidado para no hacerlo cerca de donde habían tendido las cuerdas.

Desde la puerta abierta pudo oírse bajar a Mónica, y el rubio esbozó una media sonrisa a carrillo mordido ante el drástico cambio de actitud. Sin embargo Sox, por mucho que se estuviera muriendo de ganas de recuperar un aspecto civilizado, se negó a priorizar placer antes que trabajo al oír que la bañera volvía a estar libre. Además sería un contrasentido limpiarse antes de volver a ponerse manos a la obra limpiando porquería. Esperaba, eso sí, que el que relevase a Mónica se diera prisa en llenarla para que pudieran volver a disponer del cubo.

También pudo oírse a Dafne, que les había acompañado mientras adecentaban el dormitorio, diciendo de hacer las camas. Sox supuso que estaría usando las sábanas que habían traído de las mazmorras, que sabían a ciencia cierta que estaban limpias, y miró a Tayron con una ceja alzada.
—¿Cambias de aires o te quedas? Antes de tender lo que había en las camas toca lavarlo todo. A conciencia.
No se le había escapado que ambos terrícolas gravitaban constantemente el uno hacia el otro. El carabés prefería no tener un compañero distraído.

38 Re: Torreón Maciel el 17/03/16, 11:02 pm

Léthe0


El camino hacia el torreón se lo pasó comiendo lo que le daba Mon; todo le parecía riquísimo, aunque siempre un tanto salado. Al llegar, observó cómo limpiaban y se limitó a imitarlos; a seguir a uno y otro en líneas paralelas a su recorrido, sonriendo si le miraban, cambiando de cuando en cuando de persona para que nadie se diese cuenta de que no sabía limpiar.

Cuando Sox avisó de la ropa en el baúl tan solo pensó en la pena que le daría dejar la que le hizo su padre. Intentó, aún así, darle una oportunidad y echarle un ojo a sus contenidos. Encontró varios ropajes en tonos ocres marrones y demás colores oscuros, casi todos rotos por algún lado u otro. Tal vez pueda arreglarlos, si tan solo encontrase aguja y un poco de hilo… - Decidió para sus adentros, recordando lo que había visto hacer a su padre.

Decidió buscar a Sox, quien había deducido como líder. Lo encontró fuera con Tayron, justo cuando acabaron de tender.

¡Hola! Esto… ¡Sox! ¿Puedo hacer algo más para ayudar? - Sugirió aún culpable por la mediocre limpieza que había realizado. - ¡Y por cierto! Le eché un ojo a la ropa del baúl y hay algunas prendas que están bastante feas, ¿Sabes dónde podría encotrar alguna aguja y un poco de hilo? ¡No todo tiene que ser tan feo en Rocavaran…colia. - Terminó, sus ojos suplicantes hacia los de Sox. Se tendría que cambiar de ropa tarde o temprano para lavar la suya, y sería incómodo encontrarse agujeros inesperados.

39 Re: Torreón Maciel el 21/03/16, 12:34 am

Dal


Eriel ayudó en todo lo que pudo sobre todo cerca de Mónica y no pudo evitar sonreír como un tonto cuando la chica se puso de buen humor tras su baño. Llegado un punto escuchó un estrépito en las mazmorras y una voz que cantaba, sabiendo quién era el chico intentó ignorarla como bien pudo aunque tenía que reconocer que no cantaba mal. Para la cena ayudó a Siete a hacerla y antes de acostarse en una de las camas cerca de su hermano se dio un baño de agua fría para relajarse tras un día extenuante.

Tras unos días en los que tan sólo habían salido a por comida el nublino se sentía harto de limpiar, necesitaba salir de allí pronto para no ahogarse. Ese mismo día se despertó de la peor pesadilla de su vida, cosa por la que se levantó antes que nadie por una vez en su vida.
En su cerebro y su retina tenía la imagen de una abominación y de su hermano muerto, y el dolor que había sentido cuando él mismo había muerto le parecía tan real...

Se sentó en un sillón tratando de no pensar en el sueño, cosa que era realmente difícil, pero al rato se levantó y se puso a hacer algo de desayunar para todos. Frió carne para que no se perdiese y recibió al resto con la mesa puesta y una expresión abstraída. Cuando hubo un buen número de ellos abajo anunció:

-¿Qué os parece si salimos a algún lado hoy? Podríamos ir a la playa un poco como hace días que sugirió Siete. Si os soy sincero empiezo a sentirme encerrado aquí y tengo que despejarme - no dijo nada de la pesadilla pero como seguía en su mente pensó que si se distraía con otra cosa quizá se olvidara de ella.

40 Re: Torreón Maciel el 23/03/16, 02:58 am

Naeryan


Para su sorpresa interna Tayron insistió en quedarse y terminar la tarea, y ganó así puntos en la escala mental de Sox. Tocó lavar concienzudamente cada ítem de ropa de cama, frotando con ojo crítico con un trapo que le hacía las veces de esponja, y una vez pasada la inspección colgarlos sobre las cuerdas que habían tendido. El carabés dirigió una mirada suspicaz al tejado una vez terminaron, pero no parecía que los pájaros fuesen a bajar a arruinarles la tarea.

Quedaban las suficientes horas de sol para que se secasen y aún pudieran usarlas a la hora de acostarse, esperaba, aunque podía nublarse en cualquier momento. Con aquel cielo sin cúpula climática cualquier sabía. Sox chasqueó la lengua molesto.
Tendrían que encontrar también alguna forma de planchar que no fuese mágica. Sox se sentía ya improductivo ante tanta pérdida de tiempo por tener que buscar rodeos manuales a todo. Le gustaba resolver problemas, pero por analítica. No remiendos triviales que ocupasen su atención cuando ésta estaba mejor aprovechada en cuestiones más importantes.  

Hablando de ocupar su atención, el recién despertado había acudido al patio a preguntarle algo. Daer (el carabés hacía especial énfasis en memorizar la información nueva). Sox se preguntó por qué le interpelaba a él en particular. No era como si hubiese (todavía) una lista de puntuaciones donde consultar quién iba el primero, y por tanto a quién era más fiable pedir información de aquel tipo. Sox supuso, igual que había hecho con Tayron en su momento, que en el mundo de Daer, al igual que en Carabás, la llamatividad física iba ligada a la posición de uno y que se había guiado por ese criterio.
(Hablando de lo cual, eso le recordaba en algún momento sus mechas y su color de ojos iban a desteñir. Fantástico.)
—Ah —lo que decía el daeliciano, sin embargo, hizo que en sus ojos reapareciese un brillo de interés. Le gustaba la gente que quería ser útil desde el primer momento. Se llegaba muy lejos, y rápido, en grupos compuestos por personas así—. Pregunta a Barael o a Dafne. Estaban trabajando en ello hace unos pocos días y deberían llevarlos encima.

Con un asentimiento a Tayron de reconocimiento al trabajo bien hecho el carabés entró de nuevo en el torreón, preguntándose si habría alguna lámina de metal a la que poder hacer un apaño y convertir en plancha. Se topó en su lugar de narices con Sakrilt. Había estado más concentrado en la búsqueda de instrumentos de limpieza cuando la clinger se había espatarrado en el sofá, y había tomado aquel gesto por un descanso momentáneo.
Craso error, pero también el de Sak al creer que aquel descanso indefinido iba a tomárselo sin impedimentos. Sox se plantó delante de ella, fregona improvisada en mano, sin saber que Barael había intentado lo mismo un tiempo antes.
—Vas a vivir aquí. Trabaja tu parte—le dijo, con la solidez (y también la delicadeza) de una losa de lógica.
La clinger terminó por arrimar el hombro en alguna tarea tarde o temprano, aunque Sox tenía la irritante sensación de que se trataba más de impulso de hacer algo que porque realmente creyese que fuera su deber. Sin embargo no era su obligación ir corrigiendo las motivaciones de todo el mundo, aunque las desaprobara. Al menos no cuando tenía otras tareas entre manos.

-

Sox durmió mal aquella primera noche, con la compañía de tantos murmullos y respiraciones de durmientes e insomnes en la misma habitación. Aun con las ojeras hasta el suelo, sin embargo, estaba levantado a primeras horas de la mañana al día siguiente.
Dormir en el sofá era detrimental para su espalda, por lo que aún en los días que siguieron continuó con aquel arreglo, pero tal vez más tarde pudiera apañar algo para que aquella situación no se extendiera mucho más. Tal vez trasladar su colchón a alguna habitación sin usar.

No era prioritario, sin embargo. Pensaría en ello cuando por fin no tuvieran que arreglar nada más en aquel endemoniado torreón de anticuario, tarea en la que emplearon los siguientes días. Sox se negaba a salir a cualquier parte más que a lo imprescindible mientras aquel lugar no quedase en condiciones óptimas, de modo que no participó en las excursiones a por comida ya que no se trataban de territorio nuevo. Constató que las marcas de quemaduras del salón estaban demasiado fijadas en la estructura como para borrarlas con simple mano de limpieza, pero en cuanto tuviese acceso a algún hechizo de moldeado iban a desaparecer en un parpadeo si de él dependía.

Agradeció profundamente la presencia de una bañera, y prefirió usarla con agua fría. Le despabilaba por las mañanas, y helarse era preferente a la pérdida de tiempo que suponía calentar el agua manualmente. (Aún así echaba de menos una ducha carabesa de forma casi dolorosa. Agua caliente. Grifos. Secado instantáneo. No tener que sorberse la nariz a escondidas de los demás)

La voz de Since ascendía habitualmente por las escaleras que llevaban a las mazmorras, o desde donde estuviera haciendo sus cosas. Dado que Sox no estaba llevando a cabo trabajo intelectual sino manual, aquello no le importunó. Mientras siguiera siendo armónica incluso le aliviaba un poco la mente.

Se tomó un rato de su tiempo un día para seleccionar de entre los baúles ropa que le sirviera. La dobló y la apartó, pensando en marcarla de alguna manera. Luego lo pensó mejor: era probable que dado el número de personas fuese imposible mantener un recambio completo de ropas, aparte de aquellas con las que habían llegado, exclusivo para cada uno.

Estaba cansado y no comprendía por qué.

-

—Supongo que es razonable —admitió a regañadientes ante la propuesta de Eriel. La tarde anterior les había sobrado tiempo, los ajustes últimos a la habitabilidad del torreón cosas que a los menos remilgados probablemente les habrían parecido superfluos. Se había habituado a la rutina de los días anteriores y ahora era reluctante a salir de ella. Tenía la sensación de que siempre había algo pendiente. Podía hacer una lista, si se centraba. Cuántas cosas había que renovar y arreglar sin parar cuando uno tenía que estar pendiente de un edificio entero sin magia, y no solo de su habitación en la residencia.

Comió su parte del desayuno rápido como acostumbraba. No había tenido tiempo de determinar si había alguna diferencia exacta respecto a la comida de su mundo, y tampoco los resultados de mezclarlas, de modo que aquellos días había comido lo que le habían servido. Otra cosa pendiente, otra cosa que se le había olvidado.

Maldita sea. ¿Cómo en un lugar donde no había nada académico que llevar al día lograban existir tantas cosas fuera de su control?

41 Re: Torreón Maciel el 24/03/16, 04:10 pm

chicoaeseg15


Con verdadera disposición el belga se acercó a Sox para ayudarle en la tarea, sonrió cuando su compañero le invitó a explicar alguna idea que les permitiera acabar el trabajo más rápido, desgraciadamente nunca se había quedado lo suficiente al lado de su abuela como para copiar algunos de sus trucos. Negó con la cabeza y se dedicó a seguir las indicaciones del carabés una vez acabaron.
-Interesante- afirmó, había marcas al lado de las cuerdas y eso en su opinión era buena señal, junto con la ropa usada en los baúles Tayron también había llegado a la conclusión de que el torreón no era virgen.- no tiene por qué ser necesariamente un toldo, después de todo es frágil y esos picos están lejos de ser inofensivos, igual poner objetos brillantes para espantarlos puede ser buena idea- se atrevió a decir, su abuelo lo había hecho millares de veces con los pájaros de su mundo y ninguno habían robado un trozo de pan.

Un rato más tarde decidió quedarse para seguir ayudando, le apetecía ir con la noruega y charlar un rato pero una vez empezado algo no le gustaba dejarlo a medias. Así que lo siguiente le pareció más divertido, frotó y frotó y se manchó todas las manos de agua, como le entró calor se quitó su cazadora negra y continuó otra vez hasta que la ropa podría estar clasificada como aceptable para Mónica.

A Tayron también le agradó que el nuevo fuera activo, al fin y al cabo era curioso que Daer estuviese más dispuesto a colaborar que algunos de sus primeros compañeros. Y además, si el muchacho sabía coser más que mejor, porque probablemente le pediría algunos arreglos en el futuro.

Por su parte cuando el carabés reconoció su trabajo el belga respondió con una suave palmada en el hombro, justo como hacía con sus colegas. Salió cansado y tras ayudar levemente en algunos aspectos se echó en una cama cualquiera y dormió la mona. Estaba demasiado agotado como para caer en que deseaba dormir con Dafne, de todas formas eso era un aspecto que hablaría más tarde con ella, habían dormido juntos desde que llegaron a la ciudad y solo porque hubiesen cambiado de hogar no tenía que cambiar aquello.

Unos días después se despertó temprano y se dio una buena ducha para eliminar el mal olor corporal que le acompañaba últimamente, una vez aseado descendió con el pelo mojado a dónde el resto conversaba aún con la misma ropa con la que llegó pero sin su chaqueta.
-Que bárbaro- le dijo a Eriel con una sonrisa de oreja a oreja- la playa o cualquier otro lugar, el caso es salir porque parezco un gato encerrado en una caja de cartón, de vez en cuando hay que liberar al león- bromeó, pero calló cuando advirtió las ojeras de Sox- ¿Y a ti que te pasa?, pareces cansado- podía deberse a que el muchacho no había parado desde que llegó a Rocavarancolia, Tay no creía que el carabés  fuese un chico nervioso pero esa continua eficacia e interés en hacerlo todo lo mejor posible podría agotarlo, o al menos eso es lo que al le parecía.



Última edición por chicoaeseg15 el 26/03/16, 09:34 pm, editado 1 vez

42 Re: Torreón Maciel el 26/03/16, 12:31 am

Reifon

avatar
Para cuando Sox y Tay se pusieron a tender, el patio estaba entero limpio. Barael andaba con el torso desnudo debido al esfuerzo de haber limpiado tan fervientemente y de haber apartado los huesos a una esquina para que no estorbasen, además aún quedaba mucho por hacer. También llevaba el pelo algo mojado de tirarse agua limpia por encima. Comió deprisa haciéndose un bocadillo al igual que Sox con un poco de todo, sin molestarse en saborear mucho la comida de Siete pareciéndole esta agradable. Cosa que le dijo a él tal cual.

Esa misma tarde entrenó con Lorenzo a lo que Sinceridad se les unió, ya que tenían armas de verdad les hizo recalcar los fundamentos a ambos. Barael entrenaba con la espada bastarda, cargaba bastante sus brazos pero podía manejarla bien, sus brazos acostumbrados al trabajo duro y su firme agarre le permitían manejar aquella espada con una mano sin que se notara falta de fuerza, aunque aún estaba muy verde en técnica.

Antes de dormir se pego un buen baño, relajando el cuerpo en el agua fría, recordando su mundo, recordando a sus dos pequeños.

                               ___________________________________________


Jabón, eso iba a escasear en breves, por mucho que Mónica racionara la única pastilla que tenían, eso sí, armas para regalar. Así que por las mañanas se iba con quien lo acompañase a buscar un barril en buen estado, había visto algunos en otras casas, pero estaban muy lejos como para arriesgarse a ir y traer uno desde allí. En ese mismo día, en esa misma salida a las cestas, empezó a coger grasa en abundancia.

Después de entrenar esa tarde, se reunió con Dafne para por fin enseñarle como se hace un peine, ya con herramientas de metal, aunque fueran simples cuchillos de diferentes formas, la cosa se hacía mucho más fácil, así como se hacía más fácil que ella se cortara, por lo que fue enseñándole de forma calmada poniendo mucho énfasis a que siempre tuviera cuidado. Al terminar él el suyo se lo dio y se ofreció a peinarla como hacía con Brina, usando el peine como adorno.

Los días pasaron y encontraron por fin un barril en condiciones, al llevarlo al torreón se apresuró a hacerle una base donde ponerlo, que se mantuviera estable sin que nada lo pudiera tirar y donde estuviera un poco elevado para facilitar la extracción, lo lleno de piedras del tamaño de un puño y fue llenándolo de cenizas de madera, cuando hubiera suficiente lo empezaría a llenar de agua dejándolo reposar durante tres días.


_________________________________________________________


Ese día noto como su hermano se levantaba demasiado pronto, se levanto después que él solo para comprobar que algo raro le pasaba, aunque le dejó a su aire, al menos lo haría durante la mañana. Se percató de que no habían ido todavía a ver si alguien más despertaba, pero desde luego el no iba a ser el que propusiera perder tiempo en eso, así como de que a Sox se le había pasado medir el tiempo exacto que les faltaba, pero si coincidia con las fiestas de su mundo, tenían tiempo de sobra. Asintió sin más a lo que su hermano dijo, desayunando preocupado por él.

43 Re: Torreón Maciel el 26/03/16, 01:10 am

Jack

avatar
La roquense volvió a la realidad gracias a la necesidad de comer y beber. Había perdido la noción del tiempo con su baile y sus cantos, que le perdieron en el recuerdo como si de un delirio se tratara. No, no estaba ni con sus compañeros ni en su campamento, sino rodeada de criaturas raras pseudo-inteligentes, y muchas ruinas. Pero al menos podía cantar, bailar, y tenía objetos que le servían como instrumentos, además de armas.

Armas que fue conociendo con el paso de los días gracias a Enrevesado. Arcos, ballestas, jabalinas, espadas, cuchillos arrojadizos... Tenía un arsenal a su disposición y habilidad y ganas de aprender de sobra. Mantendría su estilo, no obstante, tan solo tenía que adaptarlo a las nuevas armas. Y como habían formado un grupo de entrenamiento, se unió.

Y entre eso, las jornadas de limpieza y orden, las idas y venidas a por las cestas, algún que otro baile o salida de exploración, pasaron los días. El nuevo refugio estaba bien. Los pajarracos de arriba no molestaban, tenían prácticamente todo lo necesario para sobrevivir, pero echaba de menos poder lavarse libremente en la fuente y no con aquel frío invento llamado "bañera". No le miraron bien cuando dijo de bañarse en el pozo, la verdad, y tuvieron que explicarle su funcionamiento para entender su reacción. <<Y yo que pensaba que era por si no podía volver a subir... Pues nada, a cubazos en esa cosa de piedra>> Aun así, no le gustaba. Se adaptaba rápido a lo nuevo, pero prefería lo que fuera más similar a su campamento en Tierra Bruja. El torreón podía ser muy práctico, pero era feo, de piedra, más típico de lo que levantaba el Coro, y no podía volar en su interior ni abrir las alas si había más gente cerca. Le agobiaba. Y encima estaban esos malditos pájaros idiotas que le miraban mal cada vez que salía a estirar las patas.

Por eso, se animaba cada vez que alguien sugería salir. Y aquel día no fue distinto.
—Yo voy a donde sea. Quiero volar tranquilamente sin que esas bolas de plumas me vigilen.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

44 Re: Torreón Maciel el 26/03/16, 09:29 pm

Bellota

avatar
Esos días pasaron como una nube llena de fregonas, trapos del polvo y escobas. Nada más despertarse Mónica se amarraba el pelo con un pañuelo, cogía el utensilio de limpieza más cercano y se ponía a limpiar con ferocidad, aunque racionando el jabón con una actitud tiránica digna de cualquier dictador mundial. Siempre había disfrutado con la limpieza, pero nunca hasta ese punto: disculpaba su actitud con un “Es que en un sitio tan grande, y encima de piedra, se acumula la mugre mucho más rápido”, pero lo cierto es que estaba comenzando a volverse adicta a la sensación familiar de tener una fregona entre las manos.

Si cerraba los ojos casi podía escuchar a Jonás rezongando a su lado, o a su padre riéndose por sus esfuerzos de limpiar tras el frigorífico y cada vez con más frecuencia se encontraba a sí misma imaginándose dialogando con su familia y con Sara, imaginando que en realidad estaba en su casa y que en cualquier momento su hermano saltaría tras ella para tocarle un poco las narices. “Echo de menos a…” se convirtió en uno de los pensamientos más recurrentes de la chica, que, aunque trataba de disimular, tenía una mirada cada vez más distante y tristona. Los únicos momentos que realmente disfrutaba eran el de ver una superficie limpia y el momento del baño. Posiblemente uno de los factores del penoso estado anímico de la chica era el no haber salido del torreón en días, pero cuanto más lo pensaba menos ganas tenía de hacer nada.

Ese día, cuando despertó, se quedó mirando el techo, sin pensar y, cómo no, sin ganas de hacer nada. “Sería maravilloso poder quedarme aquí, siendo un despojo humano, durante las próximas 48 horas” se dijo al tiempo que se abrazaba al bolso, del que no se separaba ni para dormir. “Quién tuviera una tele. O un libro. O un hermano al que molestar. Malditos Roño y Cenizo, al menos ellos se tienen el uno al otro” pensó con una punzada de envidia. Se estiró más sobre las sábanas, tapándose con ellas la cabeza, y suspiró. “No pasaría nada si me quedo un buen rato más, ¿no? Me puedo hacer la enferma…”. Sin embargo, el olor a carne frita que llegaba desde la planta baja hizo que le sonara el estómago.

Mierda- gruñó. –Necesito comer-. Intentó vaguear un poco más, pero su estómago no daba tregua, de modo que se levantó trabajosamente, hizo la cama y, tras lavarse con agua bien fría, a ver si subía el ánimo, bajó a la cocina.

-Hola- masculló mientras cogía un poco de comida y se sentaba en una silla, atendiendo a medias a la conversación que estaba teniendo lugar. “¿Van a salir?” se preguntó sin mucho interés, con la mejilla apoyada en la mano. “Arg, salir. Ser sociable. Arg. Y que este mundo me recompense con un ataque por parte de cualquier bicharraco posible. Gracias, pero no, gracias”. Sin embargo la mención a la playa le hizo levantar la cabeza y mirar al resto de presentes con una chispa de interés. “Tal vez no sea tan mala idea. A lo mejor me viene bien una excursión…”.

45 Re: Torreón Maciel el 26/03/16, 09:32 pm

Neith2

avatar
Poco a poco el torreón se estaba convirtiendo en un lugar seguro para todos, la ayuda en grupo de cada uno de los cosechados favorecía que se mejorasen las comodidades  del aquel sitio, el cual sería el hogar de todos.

Aquel día se hizo ameno y bastante rápido, la noruega agradecía la instalación a otro lugar ya que esto mejoraba la relación entre la gente del grupo, puesto que esto requería la acción de todos y la participación.

Cuando por fin cayó la noche, Dafne se dirigió hacia la que sería su cama, se acurrucó entre las sábanas junto a Tay y comenzó a pensar en todas las cosas que podría realizar mañana hasta cierto punto que el sueño pudo con ella, y cayó rendida.

Después de varios días...comenzando una nueva mañana, un leve rayo de luz se coló entré los huecos del torreón, donde la noruega se fue despertando poco a poco, la cual coincidió con Tay que también se despertó temprano.

Después de que su compañero belga se diese un baño, fue ella la siguiente en probar un remojo, no se podía pedir más en aquella ciudad, la noruega deseaba una ducha caliente, pero eso en aquel lugar solo quedaría como un insignificante deseo, al fin y al cabo había aspectos más importante que se debería tener en cuenta en aquel lugar, como estar vivo al día siguiente.

Tras secarse con una toalla después de la ducha se situó al lado de Tay, y esperó a que los demás despertasen.

Cuando vio a Barael, este se acercó a ella y se puso a enseñarle como se hacía un peine, tal y como ella le sugirió, atenta a sus explicaciones, siguiéndolas paso a paso, con todos los materiales que este le hubo prestado al fin quedó un peine bastante curioso y apañado.

-Oh, que guay Barael, me encanta como a quedado, la verdad es que para estar hecho en este sitio esta muy bien, ¡muchas gracias!-Dijo a su compañero mientras le dio un abrazo amistoso

Con el peine en la mano y después de ducharse le vino de perlas, súper contenta se lo pasaba una y otra vez por el pelo...

Cuando todos se hubieron levantado, acordaron por mayoría que estaría bien ir a visitar la playa que bañaba las costas de la ciudad. A la noruega le entusiasmaba la idea, le venía bien salir y airearse un poco después de estar tantos días encerrada.

-¡Perfecto!, me encanta, buena idea, estoy preparada para ir en busca de aventuras-Dijo en voz alta para que la escuchasen los demás, con tono risueño
Mientras se estaban preparando para irse, Dafne se acercó junto a Tay...

-Eh, ¿Qué tal?, preparado para salir y encontrarnos con todos los monstruos-Apuntó mientras hacía una mueca-Espero que estés a mi lado y me protejas de todos lo bichos que puedan aparecer-Dijo acercándose más mientras le tendió el brazo por encima y le dio un breve beso en la mejilla...

46 Re: Torreón Maciel el 26/03/16, 10:33 pm

Naeryan

avatar
La pregunta de Tayron le pilló justo después de bostezar con discreción, y Sox procuró reponerse lo más rápido que pudo.
—No estoy acostumbrado a dormir con más gente en la misma habitación—explicó, de forma algo más gruñona de lo habitual—. ¿En vuestros mundos todos dormís en grupo o qué?
Buena parte del resto de sus compañeros fueron bajando. El compartir habitaciones compensaba al menos para mantener un horario consistente entre unos y otros.

Asintió ante el comentario de Since. Los pájaros también le ponían nervioso.
La idea de la salida en sí no le despertaba mayor interés que si el lugar de destino hubiera sido cualquier otro. Para él las playas no eran lugares de recreo, y su vago interés en aquella excursión residía casi exclusivamente en corroborar las palabras de Siete los primeros días, y en la muy lejana posibilidad de que encontraran algún puerto. De haber barcos sería otra forma de confirmar de manera más directa el nivel tecnológico de aquel lugar. Sin embargo, dado que había otras personas en el grupo que podían reconocer esa información, Sox no vio motivo particular por el que unirse a la salida. Prefería tener tareas pendientes terminadas antes de iniciar otras.

Había poco más que hacer en aquel lugar que contribuyese a la distracción. Al constatar el escaso tiempo que les llevaba prepararse para salir, Sox tuvo que concederle eso a Rocavarancolia. Solo quedaron unos pocos en el torreón, y el renovado silencio le ayudó a concentrarse.

Meticuloso, se había devanado los sesos los días pasados para encontrar la manera más precisa posible de medir el tiempo, dado que ninguno de sus compañeros había traído reloj. No convertía la tarea en algo imposible, pero sí requeriría más pasos intermedios.

Estaba apañando materiales para construir un reloj de sol en el patio. Antes de ponerse a trabajar para mejorar el supuesto reloj-calendario de Luna sentía que era más prioritaria una medida fiable de tiempo a una escala menor que meses y semanas. Les ayudaría a estar pendientes de cuándo estaban a punto de llegar los espantapájaros, en lugar de guiarse vagamente por la luz que veían en el cielo. En general el control de lo que le rodeaba le ayudaba a sentirse más a gusto.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

47 Re: Torreón Maciel el 05/04/16, 01:06 am

alpeca

avatar
Eorlir suspiró. Habian llegado hacía poco al torreón, y lo unico que habían hecho todos de momento había sido limpiar y acondicionar como locos el lugar. Movió la cabeza "Mejor esto que quedarnos quietos, supongo." Miró a Ina y sonrió sin darse ni cuenta. La sinhadre se había activado un poco más al encontrar algo que hacer. Aún así, como sabía que seguía desconfiando de la gran mayoría de sus compañeros, no se despegaba de ella, dandole confianza mediante cercanía y dejando que se escondiera detrás de él cuando alguien les dirigía la palabra.

En ese tiempo en el torreón, cuando no estaban ocupados limpiando y ordenando, Eorlir dibujaba para relajarse. A veces subía por el torreón para captar las vistas de la ciudad en ruinas, otras pintaba el esqueleto que yacía en la parte alta de la torre, y otras, las más frecuentes, dibujaba planos detallados de lo que se acordaba: las zonas que habían explorado en las mazmorras, planos del torreón por pisos y la zona de los alrededores de la mazmorra, la plaza de la fuente y las cercanías del torreón. Estaba decidido a realizar un mapa de toda la ciudad si eso les ayudaba en lo más mínimo... aunque prefería empezar por las zonas más fáciles, al menos hasta que Ina se decidiera a acompañar al grupo en alguna de las excursiones y, por consiguiente, el pudiera salir sin dejarla sola. Había encontrado algo de material de dibujo por el torreón, hecho que le había alegrado mucho el día: aunque no tenía ni de lejos la calidad de sus pinturas habituales, representaba un salto respecto a tener que tallar en la pared. Lo que le faltaba era papel: por el momento estaba usando unas tablas de madera que había encontrado mientras limpiaba. Sabiendo que iba a tener que economizar material, los planos del torreón los había tallado en el rellano de cada piso, y los demás los había tallado en la entrada. La madera la usaba para pintar los planos que le daría a sus compañeros. Iba a ser algo aparatoso para llevar encima, pero era mucho mejor que ir sin nada con el riesgo de perderse.

Había algo que le había llamado la atención en el torreón: había encontrado en una pared de un cuarto un dibujo de un grupo enfrente de la plaza de la fuente. Se preguntaba quién lo habría dibujado... y cuando. Rebuscando, había encontrado más dibujos, del mismo autor a juzgar por el estilo de dibujo.

-Mira esto, Ina... alguien con algo de talento. -sonrió a su compañera- Me pregunto si podremos conocerle algún día. Tú que opinas? No creo que un monstruo come-Inas dedicara su tiempo libre a dibujar, no?

Suspiró, mirando a Ina, algo preocupado. Temía que su miedo les aislara del grupo. Sin conocimientos de la zona, su única opción era convivir con ellos, e Ina debía acostumbrarse, cuanto antes mejor. De lo contrario... bueno, probablemente les echaran y terminaran volviendo a las mazmorras. Y eso, después de encontrar un lugar medianamente cómodo y seguro en apariencia, no le atraía lo más mínimo.

Se dirigió a Sox, el que le había pedido los mapas en la mazmorra, con Ina escondiéndose en su espalda, como de costumbre.

-Oye, Sox. -Le enseñó sus láminas de madera-. No he encontrado papel por ningún sitio, así que esto tendrá que servir por el momento. Si realizamos alguna incursión y encontramos papel podría realizar unos planos en mejores condiciones. Estoy realizando uno para cada uno, y los iré poniendo al día a medida que exploremos.

48 Re: Torreón Maciel el 07/04/16, 12:26 am

Bellota

avatar
Mónica se había pasado todo el camino parloteando con Gominola, (como Krit estaba en silencio Mon prefirió no decirle nada) explicándole cosas de su vida en la Tierra, de su familia y de su manía de poner motes a la gente. Del mismo modo él le fue contando algunas cosas de su vida, por lo que el camino de vuelta se le hizo muy corto a la chica, y al llegar a la puerta gritó alegremente un “¡Ya estamos en casa, familia!”.

Se adentró en el torreón con Gominola a la zaga, charlando con él de alguna tontería y encontrando a Vampy y al chico del pelo azul hablando en el patio. Mónica respiró hondo y se acercó a ellos, esperando a que acabaran de hablar.

-Hola- les dijo con una sonrisa- hemos vuelto aquí el amigo- señaló a Gominola- y yo. Nos ha salido un monstruo por el camino y bueno… se nos han quitado las ganas de explorar. Sobre todo por la última vez- se le oscurecieron los ojos y las comisuras de la boca se le curvaron hacia abajo, la chica luchando por no echarse a llorar ante el recuerdo de su “casi-muerte”. Sacudió la cabeza. –¡Están todos bien, no os asustéis! Pero a nosotros casi nos da un infarto del susto y… mejor esperamos a otra excursión. Bueno, voy a ir a la cocina a darle un fregoteo y…- en ese momento se distrajo con las láminas de madera, y miró sorprendida al peliazul. -¿Podrías pintar ahí? ¿O hacer algún grabado, en serio? ¡Qué guapada!- esbozó una sonrisa enorme. -¡Eres como mi amiga Sara! Esa chica puede hacer una escultura genial con tres palillos y una goma, nunca he visto nada igual.

Los motes:
Por ahora aquí están los motes que Mónica ha ido poniendo a la gente, aún quedan algunos personajes por tener el suyo. (A ver si se le ocurren pronto, leches).

-Barael: Roño.
-Daerhien: Gominola.
-Dafne: Lerdafne.
-Eorlir: ¿?
-Eriel: Cenizo.
-Innadriel: ¿?
-Lorenzo: Íñigo Montoya.
-Nad: Zanahoria/Zana.
-Rádar: ¿?
-Sakrilt: Krit.
-Siete: Tritón.
-Sinceridad: Doña Plumitas.
-Sox: Vampy.
-Tayron: ¿? (a veces le llama "tirafichas" pero no me convence como mote).



Última edición por Bellota el 10/04/16, 06:07 pm, editado 1 vez

49 Re: Torreón Maciel el 08/04/16, 05:50 pm

Naeryan

avatar
Cortó una plancha de madera hasta que su ojo crítico la dio por pasable y la llevó afuera, junto a una flecha de la armería que claramente había visto mejores días. Aquello le hizo preguntarse qué habían pretendido hacer los inquilinos anteriores cuando se les acabasen los proyectiles. No había visto indicios de que existieran recursos en el torreón para fabricar más. Resopló, algo cansado ya. Más agujeros que cubrir. Todos utilitarios. El hecho de estrujarse las meninges en busca de soluciones a problemas prácticos le parecía una ocupación correcta (era el primero en preferir la practicidad), pero disfrutaba más de algo que le requiriese capacidad de abstracción. Dado el erial intelectual que suponía una ciudad vacía, dicha capacidad llevaba demasiado tiempo ociosa.

Sox dio por hecho que las direcciones que había marcado con carbón en el patio al amanecer y atardecer correspondían con precisión a este y oeste respectivamente, y orientó el reloj hacia el norte de forma consecuente, procurando delimitar el ángulo recto de la forma más exacta posible. Si aquel lugar resultaba tener estaciones, o si otros factores se interponían, tendría que corregir su orientación o su posición, pero el rubio no lo registró más que como otro paso extra, no como un estorbo. El carabés no le veía sentido a quejarse de aquello que no podía solucionar inmediatamente.

Todas aquéllos habían sido medidas comprobatorias: si el reloj de Luna funcionaba de verdad, ya debería estar correctamente orientado y Sox no tendría más que copiar dicha orientación. Sin embargo el rubio no se fiaba un pelo del trabajo que hubieran hecho otros a quienes no conocía, y solo tras asegurarse de que éste era correcto colocó, en un lugar paralelo al del reloj de Luna, la plancha de madera. Miró al sol, juzgando que estaba en su punto más alto, y clavó la flecha asegurándose de que su sombra correspondía con el punto que debería. Añadió peso en las cuatro esquinas de la plancha de madera para evitar que imprevistos estropearan aquel arreglo provisional.
Tras un momento de pensamiento decidió aprovechar y dibujar una brújula improvisada en alguna parte del patio. Ya que no disponían de formas más avanzadas de localizarse dentro de la ciudad, podía ser conveniente tener una referencia rápida de qué lugares, tomando Maciel como referencia, quedaban en una dirección u otra.

Estaba pensando en ello, levantándose de donde había colocado el improvisado reloj de sol (una estructura de madera, con la flecha clavada para que fuese la parte que proyectase sombra, a la que pretendía añadir anotaciones e indicadores de hora en cuanto el movimiento del sol le confirmase una vez más que no se había equivocado en nada), cuando la llegada de los sinhadres le distrajo. Ah, Eorlir, perfecto. Necesitaba carbón, y era él quien se había ocupado de adaptarlo a material de dibujo aquellos días.

Frunció el ceño al reconocer a Ina tras él. Habían pasado ya más de un par de semanas y seguía comportándose como un animalillo asustadizo. Carne de últimos puestos. En términos de intelecto Sox no miraba por encima del hombro a aquellos que estuvieran por debajo de sus capacidades (para cuya medición, tanto para su beneficio como para su perjuicio, se fiaba absolutamente del sistema), pero sí que no tenía palabras amables para aquellos casos en que consideraba que el problema residía en la actitud.

Asintió ante lo que le contaba su compañero, sin embargo.
—Reconozco que no se me ocurrió que la disponibilidad de papel sería un problema —no se le habían ocurrido muchas cosas, en realidad. A veces aún le costaba creer que le hubieran drogado para aceptar un trato—. Cuando vuelvan los demás hay que recordarles prestar atención a eso en otras salidas. Pero las tablas de madera son una buena solución provisional —añadió, cogiendo una de las láminas y admirando el trazo. Aquello era lo más cercano a dibujo técnico que había en aquel lugar, y como tal pudo apreciarlo—. Buen trabajo.

El mapa estaba dibujado en una superficie lo suficientemente pequeña como para poder llevarlo en un bolsillo amplio, o en su defecto colgárselo de un cinturón. Sox se acordó de restos de metal que podían reutilizarse fácilmente para formar un eslabón de cadena entre ambas cosas, como una suerte de llavero grande[*]. Fabricaría varios por si a más gente le interesaba la idea. Si los excursionistas tardaban en llegar podía darle tiempo a tener algunos listos.

Mientras le comentaba la idea a los sinhadres, Rádar abrió la puerta a los de fuera. Sox se sorprendió al oírse llamar “familia”, y también al constatar que solo volvían dos. Acudió cerca de ellos con alarma, antes de que Mónica confirmara que no había sucedido ninguna desgracia.
—¿Y los demás? —preguntó, incrédulo. No se lo podía creer. ¿Tan difícil era mantenerse juntos? Eso si no había más gente desperdigada—. ¿Qué ha pasado exactamente? ¿Os atacó?

[*Al estaba en clase mientras estaba yo redactando, así que si este detalle no es correcto lo editaré para poner que Sox le pregunta si sería viable una versión más pequeña de los mapas.]


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

50 Re: Torreón Maciel el 10/04/16, 05:35 pm

Lupin

avatar
La excursión se había acabado para ella en el instante en que por fin la mona-reptil les dejó en paz. Sobrepasada su chulería con el espectáculo destructor que presenció, la bicha empezó a sentirse mal y, sin dar motivo alguno, siguió a Mónica y Daerhien. Aunque nunca lo reconocería ni siquiera ante sí misma, la habían dejado sin palabras de puro acojone.

Por extraño que le pudiera parecer a sus dos acompañantes —aunque lo agradecerían, sin duda—, Sakrilt permaneció en silencio durante el camino de regreso. Si algo le preguntaron, ni prestó atención ni dio más que alguna respuesta escueta, posiblemente más parecida a un gruñido que a un monosílabo. Así fue, al menos, hasta que llegaron al Torreón Maciel.

Al sentirse por fin en un terreno en el que tenía confianza, se le soltó la lengua.

—¡Es que esos dos son subnormales! —Gritó más que protestó—. ¡Se pusieron a chuparle el puto culo al monstruo ese! Joer, ¿te encuentras un puto monstraco medio reptil y lo primero que se te ocurre es ponerte a hablar? Son puto retrasaurios. —Y remató su sarta de palabroides con una patada bien dada a la primera silla que se le puso delante.

Pura dialéctica sakriltiana en todo su esplendor.

51 Re: Torreón Maciel el 10/04/16, 07:09 pm

Bellota

avatar
Krit se adelantó en responder a lo que Vampy había preguntado… un poco a lo bestia.

Mon carraspeó. –A ver, están todos bien. Los demás están yendo a las playas, creemos, es lo que nos dijeron que iban a hacer- se frotó la nariz y cerró los ojos. –Eso no nos atacó exactamente… era una cosa medio reptil medio humanoide. Nos preguntó cosas, nos llamó “cosechados”. La monstruo nos hizo una advertencia sobre que nos arrepentiríamos si le hiciéramos algo. ¡Y nos dijo que los que viven aquí no pueden hacernos daño! Ni ayudarnos tampoco- resopló mientras recordaba. –Después destrozó un muro como si estuviera rasgando papel sólo mirándolo mientras alardeaba de lo que podía hacer y nosotros no…- se estremeció. –Yo eso lo considero una amenaza… y después se marchó.

Mónica se abrazó, algo insegura, y miró alternativamente a sus compañeros. –A mí se me quitaron todas las ganas de explorar y por eso me volví- susurró. –Prefiero esperarme a cuando hagamos una visita a Altabajatorre o algo así, que seguro que Doce Punto nos dice algo… Y además, puedo ser de más ayuda aquí que allá. ¡Puedo hacer la comida! Y limpiar. Ya saldré a la siguiente.

La adrenalina que la había mantenido alerta durante la aparición de la mutante serpiente y por el camino de vuelta al torreón se estaba escurriendo de su cuerpo, y la chica comenzó a tiritar.

"Aunque preferiría irme a la cama...".

Los motes:
Por ahora aquí están los motes que Mónica ha ido poniendo a la gente, aún quedan algunos personajes por tener el suyo. (A ver si se le ocurren pronto, leches).

-Barael: Roño.
-Daerhien: Gominola.
-Dafne: Lerdafne.
-Eorlir: ¿?
-Eriel: Cenizo.
-Innadriel: ¿?
-Lorenzo: Íñigo Montoya.
-Nad: Zanahoria/Zana.
-Rádar: ¿?
-Sakrilt: Krit.
-Siete: Tritón.
-Sinceridad: Doña Plumitas.
-Sox: Vampy.
-Tayron: ¿? (a veces le llama "tirafichas" pero no me convence como mote).

52 Re: Torreón Maciel el 11/04/16, 11:10 pm

Naeryan

avatar
Sak se encargó de explicarlo primero. De forma… pintoresca pero relativamente completa. Sox alzó una ceja pero no la interrumpió. No costaba unir las piezas. Sin embargo llegado el detalle de la persona medio-reptil se volvió hacia los otros dos, alarma en los ojos. La última vez que habían tenido un encuentro de ésos había terminado bien de puro milagro. Mónica fue al grano, por suerte, y lo primero que hizo fue aclararle que había ocurrido ninguna tragedia.
—Lo más probable es que hiciera magia —la tranquilizó él a su vez. Si parecía no funcionar añadiría, dándose cuenta de que para otros aquella información no fuese tan intuitiva como para Rádar y él:—. No es nada especial. Hay formas de protegerse una vez la tengamos nosotros también.
La de no intervenir era información nueva, pero no sorprendente. Ya sabían que aquella estancia prolongada era una prueba: era solo lógico que no iban a recibir ayuda. No obstante la certeza de que tampoco iban a ser perjudicados directamente, aunque Sox se reprendió a sí mismo porque aquella deducción tampoco debería ser nueva, le hizo sentir un alivio más abrumador de lo que había anticipado.
—Bueno, eso nos dibuja un curso de acción clarísimo al menos —murmuró. Deseaba haber salido ahora para oír las palabras de la mujer serpiente de primera mano—. Si no pueden ayudarnos no tiene sentido pararse a hablar con ellos ni buscarlos. Se acabaron por fin las discusiones al respecto —había empezado a asociar el inicio de una migraña a las veces en que Since y los nublinos discutían el tema en proximidad unos de otros. Frunció el ceño con incomprensión cuando Mónica dijo de buscar a Doce Punto—. ¿Por qué quieres buscarlo con tantas ganas? Ya sabemos lo que necesitamos, y si sigue las normas tampoco va a echarnos una mano.

Escuchó lo que pretendía hacer la chica los días consecutivos. Sox otorgaba más valor a las salidas porque para él primaba obtener información, pero no juzgaba a quienes prefiriesen quedarse dentro mientras hicieran bien su trabajo.
—Acuérdate de hablar con Siete el tema de las comidas. Os podéis coordinar —él pretendía aprender a cocinar más a fondo a su debido tiempo, pero esperaría a evaluar quién era el que mejor lo hacía del torreón para aprender directamente de dicha persona. O en su defecto de quien tuviera más tiempo.
Ruido cercano indicó que Sak acababa de patear una silla.
—Llevamos días limpiando esos muebles. Espero que tengas tanta práctica intentando reparar cosas que intentando romperlas —señaló Sox, alzando la voz por si más estrépito en el futuro inmediato la ahogaba.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

53 Re: Torreón Maciel el 18/04/16, 07:21 pm

Bellota

avatar
-Magia…- Mónica frunció el ceño e inmediatamente esbozó una sonrisa cansada. –No me acostumbro a que aquí sea algo real y no sólo un juego de manos. ¿Alguna vez podrías contarme algo acerca de la magia que se hace en tu mundo, por favor?- le preguntó poniendo ojillos de cachorrillo.

Imagina cuando vuelva a casa sabiendo hacer juegos de magia de la hostia, colegui. Lo van a flipar en colores cuando me vean” se dijo con los ojos brillantes.

Cuando Vampy le preguntó acerca de lo de Doce Punto la chica se puso del color de la grana. –Bueno…- carraspeó. –Cuando me trajo aquí… Eh… bueno, porque él parecía muy diferente a los que nos hemos encontrado… Ya sabes… en plan majo y tal- se rascó la nariz, nerviosa, y cruzó los brazos sin saber muy bien qué hacer con ellos. –Aparte sabemos dónde encontrarle, que es más de lo que podemos decir de los que os trajeron a vosotros… no parece peligroso en absoluto… Y además me debe un picnic- concluyó con descaro. –Perder no perdemos nada por intentarlo, y además así podemos dejar clasificada otra área de exploración.

Que quiero, quiero y quiero. Y quiero. No se me va a escapar. Doce Punto será mío”.

Respecto a las comidas Mon hizo un gesto que podría haber significado cualquier cosa mientras asentía distraídamente. “Espero que hagan los demás la mayor parte del trabajo. Ya me estoy dejando la piel en dejar este sitio decente, como para hacerles de criada”. Se alejó de la zona del desastre, donde Krit había roto una silla, mientras comentaba no sé qué acerca de echar un ojo a las provisiones y limpiar de nuevo la cocina, y se detuvo en el umbral de la puerta para observar con diversión la reprimenda de Vampy por si alguien quería decirle algo antes de marcharse.

Los motes:
Por ahora aquí están los motes que Mónica ha ido poniendo a la gente, aún quedan algunos personajes por tener el suyo. (A ver si se le ocurren pronto, leches).

-Barael: Roño.
-Daerhien: Gominola.
-Dafne: Lerdafne.
-Eorlir: ¿?
-Eriel: Cenizo.
-Innadriel: ¿?
-Lorenzo: Íñigo Montoya.
-Nad: Zanahoria/Zana.
-Rádar: ¿?
-Sakrilt: Krit.
-Siete: Tritón.
-Sinceridad: Doña Plumitas.
-Sox: Vampy.
-Tayron: ¿? (a veces le llama "tirafichas" pero no me convence como mote).

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 4 de 57.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 30 ... 57  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.