Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Biblioteca Mágica
por Lathspell Hoy a las 05:12 am

» Luna Alta
por Dal Ayer a las 01:54 pm

» Sede de los Taumaturgos
por Dal Ayer a las 01:44 pm

» La Cercanía
por Giniroryu 13/11/18, 06:03 pm

» Torre Serpentaria
por Tak 10/11/18, 12:23 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 181 miembros registrados.
El último usuario registrado es Percy

Nuestros miembros han publicado un total de 38480 mensajes en 726 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Sudoeste » Torreón Maciel

Torreón Maciel

Ir a la página : Precedente  1 ... 40 ... 76, 77, 78, 79, 80  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 77 de 80.]

1 Torreón Maciel el 31/10/15, 02:16 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Torreón de cuatro plantas de piedra azulada, cuya azotea y última planta fueron destrozadas por una ballena, de la que ya solo queda el esqueleto. Allí anidan las estirges. Se accede por un puende levadizo y un portón. El corredor de la entrada está plagado de pintadas y mensajes y termina en una reja llena de púas. El patio, donde se reparten algunas vértebras del animal del techo, está rodeado de un muro coronado con cristales, y en el centro de éste hay una estatua de gran pájaro negro con el pico serrado en cuya base está apoyado el reloj robado del torreón Margalar. A partir de la séptima cosecha también hay un reloj de sol.

Ver mensajes anteriores:

Click para un recordatorio de cómo funciona nuestro anillo mágico:
Estado de carga actual: 24 unidades/41 (suficiente para dos usos clavados)
Perteneció a una bruja de su propio dolor y está equipado para ofrecerle los mayores beneficios posibles:

*) ONROL

—El contacto con el cristal engarzado detona un hechizo de curación activa, configurado de tal forma que ralentiza el proceso curativo y amplifica el dolor sufrido. El proceso completo depende de la extensión y profundidad de los daños, pero en media dura varios minutos. El dolor es más intenso que al recargar, pero localizado a los lugares donde están situados los daños.

—El anillo se puede cargar llevándolo puesto, lo cual provoca un dolor intenso repartido por todo el cuerpo. El dolor es tal que los músculos se tensan de forma espasmódica; dificulta el pensamiento y, en general, la vida. Se recomienda vaciar los intestinos y la vejiga antes de cargarlo. El tiempo posible de aguantar llevándolo puesto depende de la fortaleza del cosechado y lo acostumbrados que lleguen a estar con el anillo; aun así los cosechados que lo lleven puesto más de una hora seguida se arriesgan a caer desmayados.

—Una referencia del tipo de dolor la proporciona Yber aquí a partir del minuto 13. La intensidad del dolor del anillo es menor que ésa al cargar, y parecida cuando está curando. Ha dado el visto bueno a lo que hemos estado roleando previamente a la existencia de este post de recordatorio, de modo que no tenemos más que seguir en la misma línea.

—Cuando está completamente cargado el anillo deja de doler.

*) OFFROL

—El anillo tiene una capacidad de unas 42 unidades mágicas y cada uso del hechizo consume 12 unidades mágicas. Completamente cargado, tiene para tres usos. La energía que sobra queda almacenada para luego.

—Mientras se lleve puesto, el anillo roba a su usuario una unidad mágica (un asterisco) por hora. Si habéis estado menos de una hora quitaos un asterisco sin más, para simplificar. El proceso empieza en cuanto se pone y se da de forma gradual.

—El anillo no se carga mientras el portador está inconsciente, pero sí puede curar a una persona que haya perdido el conocimiento.

—Aquellos de nivel de magia "normal" pueden cargar el anillo, aplicándoseles las mismas consecuencias que en un traspaso (detalladas en el hilo de Sistema de magia).

—Yber nos da cierta libertad con la forma de rellenarlo mientras seamos razonables, así que no tenemos que rendir cuentas exactas.

  • Podemos usar inactivos, pero no exclusivamente y teniendo en cuenta que son cosechados como cualquier otro y no van a servir de mulas de carga (aka aguantarán lo que aguanten los nuestros).

  • No hay que describir siempre el dolor en directo, pero sí es recomendable mencionar con regularidad qué personajes activos lo recargan. Ejemplos como mencionar que X PJ se une a una conversación después de haber estado cargándolo, o decir que después de la cena pasó un turno con él, son suficientes.

  • De la misma forma inrol no hay que ir contando con exactitud los tiempos de recarga de cada uno: poniendo aproximadamente en tu post el tiempo que se ha estado es suficiente, y podemos dar por hecho que entre todos, activos e inactivos, suman X cantidad razonable. Si nos hace falta podemos rellenar X cantidad que nos haga falta en un minisalto para completar la que necesitemos, sin necesidad de ir contando tediosamente.



Click para un recordatorio de los hechizos de que disponemos:

-Sanación superficial: cierra cortes, desgarros en la piel (*), heridas de profundidad moderada (**). Funciona de forma diferenciada por cada tipo de herida (heridas de corte limpio o de corte irregular como un desgarro).
Lanzamiento a ojo: el mago traza en el aire unos centímetros por encima de la herida el contorno de ésta (una línea por ejemplo). Conjuración de muy rápida a rápida.

-Térmico: aumenta o disminuye notablemente la temperatura de un objeto de tamaño pequeño (*). Con práctica pueden limitarse esos cambios a una dirección controlada por el mago (chorros de calor, [**]). Puede anclarse a una sala concreta, creando una cámara frigorífica (***): no obstante es necesario repetir varias veces el hechizo si se quiere usar una habitación como congelador ya que este hechizo supone solamente un descenso térmico. Van de fuera a dentro.
Lanzamiento a ojo. Conjuración rápida-media.

-Levitación: un hechizo exigente mentalmente, cansa más de lo acostumbrado. Cuando una persona levita lo más normal es caminar sobre el aire; uno puede dejarse arrastrar simplemente por el hechizo sin moverse, pero la sensación de indefensión es mayor.
Lanzamiento a ojo. Conjuración rápida.


  • Brujos bajos: objetos ligeros (por ejemplo una manzana)(*) con poca práctica, un baúl (**) con práctica.
  • Brujos altos: Un baúl con poca práctica, una persona (***) con práctica.
  • Magos: Una persona con algo de práctica, objetos muy pesados (****)con mucha práctica.


-Esculpir llamas (*): La precisión del esculpido depende de la capacidad mágica. Los brujos bajos pueden hacer figuras sencillas como esferas o alargar las llamas. Los brujos altos pueden ondularlas o sacar figuras secundarias. Los magos pueden tratar de imitar imágenes.
Lanzamiento a ojo. Conjuración rápida-media.

-Nudo de Cerática (*): ¿Harto de que se le desmoronen los sándwiches de más de dos pisos? ¿Cansado de que, al cortar una tarta, la mitad de la nata que la rellena se salga por los lados? ¡No se preocupe más! El Nudo de Cerática tiene la solución. Con este simple hechizo, podrá hacer una hamburguesa de diez pisos, luego cortarla en rodajas perfectas, ¡y hacerse un bocadillo de hamburguesa! El Nudo de Cerática lo mantiene todo en su sitio perfectamente. ¿Los sanjacobos le estallan llenándole el plato de queso? ¿Teme morder un taco por miedo a llenarse el regazo de salsa picante? ¡Se acabó, gracias al Nudo de Cerática! ¡No me puedo creer que no sea una variación del hechizo tapón!
El Nudo de Cerática se anula al cortar rodajas o mordiscos lo suficientemente finos, o con los ácidos gástricos. Cuesta más cuanto más endeble, complejo y líquido sea su sándwich.
Lanzamiento a ojo. Conjuración rápida.

-Colorear llamas (*): cuanta más habilidad mágica tenga quien lo emplee, más colores diferentes y texturas podrá darle a la llama. Los brujos altos pueden llegar a teñir llamas, mientras que los magos podrán incluso hacer gradaciones y texturas.
Lanzamiento a ojo. Conjuración media.

-Hechizo de Dentera (*): transforma la voz del usuario en un sonido muy alto y desagradable, similar a uñas raspando metal oxidado. Puede espantar a muchos monstruos, pero también atraer a otros.
Lanzamiento por voluntad. Conjuración muy rápida.

-Hechizo humedecedor (***): envuelve la superficie deseada de una fina película de agua que no empapa los otros objetos en los que esté en contacto. Aplicable sobre la piel y sábanas, por ejemplo.
Lanzamiento por área. Conjuración rápida-media.


HECHIZOS SIN TRADUCIR

-Imagen de Néctar: invoca una espectacular orquídea hecha de magia, de textura acuosa y brillo tenue. Esta flor etérea atrae a todos los mantófagos en aproximadamente un kilómetro a la redonda. El efecto es mucho más intenso cuanto más cerca, y no atrae a todas las especies por igual. Al cabo de un rato, acaban consumiéndola por completo, y la proliferación consecuente puede ser un peligro. Existen variantes menores: las Hojas de Néctar, que invocan una pequeña brizna con un radio de efecto de unos diez metros.
Lanzamiento por voluntad. Conjuración lenta.



Click para un recordatorio del calendario y nuestra posición en él:


Tiempo de cosecha transcurrido: cuatro meses y una semana aprox.

Tiempo hasta la Luna Roja: algo menos de tres meses.

—Maciel: tercera semana de marzo aproximadamente, alrededor de una semana y media tras la salida de la Emisaria.

—8 marzo: salida de la Emisaria.

Emisaria en adelante: poco a poco van apareciendo más estrellas en el cielo. Algún día suelto pueden observarse tupidas nubes en el cielo. Una semana después comienza a terminar la monotonía climática de Rocavarancolia.

Última semana de marzo en adelante: la Luna Roja comienza a aumentar el poder de los capaces de hacer magia.

Primera semana de abril en adelante: las noches son suficientemente frías para que aparezca rocío. Para entonces hay 12 estrellas en el cielo, que forman dos constelaciones en forma de tridente y lágrima.

Segunda semana de abril en adelante: un sector entero del cielo se llena de estrellas una noche de esta semana.

Tercera semana de abril en adelante: empieza a reaparecer vegetación en los jardines de las casas abandonadas, enredaderas en torno a ventanas, hierba en patios abandonados...

Primera semana de mayo en adelante: días de clima caótico, por ejemplo un día muy caluroso seguido de otro día de crudo invierno. Durante las noches más frías la superficie del río puede congelarse levemente y la fachada de los edificios tener escarcha.

Segunda semana de mayo en adelante: a veces aparecen nubes blancas en el cielo.

Tercera semana de mayo en adelante: leves temblores de tierra comienzan a sacudir la ciudad.

Cuarta semana de mayo en adelante: el aura de Rocavaragálago cubre la ciudad entera.

—2 junio: ¡Luna Roja!


Click para un recopilatorio de lo importante que tener en cuenta para el siguiente salto que tengamos:

Se terminan de traducir casi todos los hechizos, exceptuando el de néctar.

Tuétano sobrevuela el torreón varias veces.

—Una noche a mediados del salto un sector entero del cielo se llena de estrellas. El resto de noches el ritmo de salida de estrellas será superior al que ha habido hasta ahora (mínimo una o más por noche)

—El tiempo climático es ya frío, con rocío formándose por la noche.

—Hay un librito de bolsillo sobre episodios de la historia de Rv, por si alguien quiere echarle un ojo a algunos pasajes.

Click para leer nuestro almacén de ideas:

Salidas:


Rocavaragálago.

Malyadar (+montañas opcionalmente)

Barrio quemado.

Cementerio.

Capilla de los nombres.

Social links:
Grupales:
—Traducir los textos/distinguir los textos que son morralla de lo que realmente les puede ser útil. Social link varios grupales o individuales sobre fragmentos pasajeros de la historia de Rv.

—Hablar de discotecas y posiblemente de todo (o lo que más) lo que echen de menos de sus mundos.

Fiestecilla de celebración por una salida potencialmente peligrosa que les haya salido bien / una celebración más sobria el día de la luna mientras esperan, meramente por haber llegado al final del recorrido.

Noche helada. Despiertos a las cuatro de la mañana para buscar mantas y Rad menciona casualmente que son las cuatro de la madrugada, no es hora para estar despierto. Tapar las ventanas con algo para que no escape el calor.

Día muy caluroso, y que usen el hechizo humedecedor para mantener empapada la cara interna de unas sábanas sin manchar el sofá o las camas, o sus camisetas para mantenerse algo más frescos.

Tetrakill+ social links de duelo. Abiertos a sorpresa de cualquier tipo; preferencia por un Lizbeth, un Roallen, un monstruo grande, sangre, vísceras...

—Post-tetrakill: entrenamiento mágico colectivo.

—Contar el número de gente que queda al final (presumiblemente seis) en comparación a los diecisiete del principio.

—Social links sobre la cercanía de la Luna, lo que les aguarda y qué poder les gustaría recibir.


Individuales:
—Social link entre Eriel y Siete sobre sus familias y costumbres, posiblemente derivando a que Siete confiese que viene huyendo de algo que hizo en su mundo.

—Siete se da cuenta de que Barael miente sobre por qué cogió el anillo cuando lo de Tuétano.

—Alguien ofrece a Siete usar el hechizo humedecedor en alguna sábana para que pueda mantener húmeda la piel.

—Competición de tiro al blanco entre Sox y Eriel. Si más gente quiere socialinkear, pueden estar mirando y/o llevando la puntación.  

—Sox cocina cosas distintas con Siete.

—Posiblemente Sox se trague el orgullo tras una salida complicada en la que no le baste la ballesta y le pida a Rad que le dé algunos consejos sobre la espada (opcionalmente cambiarse de arma a una vara o lanza)

—Levitarse unos a otros para que cuando lo hagan en un apuro y por ejemplo es un arquero, éste pueda apuntar con fiabilidad mientras lo están desplazando.


913 Re: Torreón Maciel el 15/08/18, 09:59 am

Zarket


GM
Ni idea —admitió ante Sox, con un resoplido. No sufrir la tortura de aquellos nuevos miembros estaba muy bien, al menos si se ignoraba el dolor de las garras de Daer, el sufrimiento de las muertes de sus compañeros, el suplicio de las hienas, la agonía de la caída en la avenida de las estatuas y del anillo, y tantas otras cosas que había vivido―. Supongo que depende del prisma desde el que lo mires.

Rad empezaba a verlo desde un ángulo muy particular. «Menuda mierda de meses para convertirme en un reloj con lunares».

Las palabras de Eriel a Dafne provocaron una mirada escandalizada por su parte. Sabía muchas cosas de los nublinos, y de la inmadurez del menor, pero aquella falta de tacto y de sentido común le parecía que subía hasta niveles que nunca había imaginado posibles. El astrario contempló por un momento al fantasma entonces, pero apartó la vista. Eriel podía alegrarse, mas él no: Dafne quizás era, de todos, la que menos merecía sufrir aquella prisión abominable.

Entonces apareció Tuétano. Rad se encogió un poco donde estaba, con el corazón martilleando un nerviosismo súbito y desquiciante, intentando luchar contra el recuerdo de sus gritos. La última vez que había oído su voz había gritado él mismo, con la agonía de sus heridas torturándole, un pecho convertido en carne picada y un tablón clavado en la pierna. El niño astrario tuvo que luchar contra aquellas imágenes y sensaciones que titilaban en su visión y su cuerpo, no sabiendo se debía gritar por la herida que sentía sin tener, huir con una cojera que no padecía o pelear con una espada que creía perdida cuando no era así.

Se sacudió varias veces la cabeza, con los oídos embotados, mientras Tuétano declaraba su exigencia y otros se ponían a discutir, a gritar, a asentir o a huir. Apenás había podido reprimir aquellas sensaciones en los terremotos anteriores, y la voz de la quebrantahuesos ya había sido demasiado.

Rad tenía que admitir que era una visión tan imponente como temible, en especial vista con tanta cercanía. Las pavesas que flotaban a su alrededor, además, le acrecentaban la tétrica sensación que provocaba Tuétano, de horror e imbatibilidad. Podían ser ya monstruos, pero eran unos monstruos recién nacidos, que desconocían lo que podían hacer. No tenían forma de derrotarla.

Por eso mismo gruñó a los nublinos. Si no se decidían pronto él mismo cogería la joya y se la daría la quebrantahuesos.

914 Re: Torreón Maciel el 16/08/18, 01:21 am

Reifon


Por fin pudo ver a su hermano se levantaba y aparte de Tay y Dafne en aquella situación solo restaba Hyun con su pataleta, que no es que fuese ningún problema. La situación parecía bastante favorable para ellos.

Fulminó con la mirada a su hermano en cuanto abrió la boca para hablar con Dafne y se pregunto cómo cojones hablaba así teniendo en cuenta todo y sabiendo como las historias de fantasmas siempre acababan mal. Pero no le dio tiempo a reprenderle cuando Siete echó a correr delante suya. Y nunca había visto a nadie correr tan rápido.

La voz de Tuétano resonó por el cuerpo del nublino hasta su diestra, recordándole sensaciones que ahora tenía incluso más frescas por culpa del proceso que había pasado. Pero no sintió miedo si no cansancio. Todos los pensamientos y cavilaciones que había tenido sobre si mismo y como pararla se mezclaron con la visión de aquella figura amargando la euforia de la Luna y posándose sobre los hombros del nublino de golpe.

Ya estaba, la preparación había sido inútil, no había cartas que jugar.

El mayor de los nublinos dio entonces un par de pasos hacia la quebrantahuesos dispuesto a cumplir una parte de lo que creía como suyo, aunque fuese una mentira. Aquel era el trabajo de los que eran como él, mancharse las manos y lidiar con las situaciones difíciles para proteger a la familia.

A toda costa.

Pero su hermano se interpuso y el resto se sumaba ordenándole que se lo diera cuando ni siquiera lo tenía encima. El nublino no podía más, harto de todo y de todo el mundo pero sobre todo harto de él mismo. Las últimas cuatro palabras de su hermano fueron el colmo.

-Ni se te ocurra volver a decir eso. -Barael sonaba enfadado y triste a la vez, pero había una fuerte firmeza en su nueva voz. Barael apuntó a su hermano de manera agresiva como un padre que va a reprender a su pequeño. -Solo me quedan dos cosas y tú eres una de ellas. Así que DEJA DE INTENTAR QUITARME LAS DOS A LA VEZ Y HAZME CASO POR UNA PUTA VEZ EN TU VIDA ERIEL. AHORA VETE A DISCULPARTE CON DAFNE Y A ABRAZAR A TAYRON, ENCONTRAD A SIETE, AGARRAD A HYUN Y LARGAOS. -Barael estaba tan completamente cabreado que no pauso entre hablarle a su hermano y al resto y se giró sin aceptar réplica alguna encarándose a Tuétano. La miró directamente a los ojos, sin ningún atisbo de duda.

-El anillo está guardado en la armería.
-Le dio la espalda y comenzó a el paso hacia allí. -Ven. Te mostraré donde.

915 Re: Torreón Maciel el 16/08/18, 01:47 am

Yber


GM
El goteo discontinuo de un rugido contenido resuena a pesar de la fuerza con la que Tuétano cierra la boca. No sabe si reír a carcajada limpia por el cervatillo que se aleja corriendo o si partir con sus propias manos el duro cráneo del pedrusco con agallas. ¿Quién se ha creído que es ese niñato para salirle en tono conciliador? Tuétano no quiere hablar con ellos. No quiere hablar porque no sabe qué tipo de conversación podrían mantener sin acabar matándolos. No quiere escuchar de sus bocas recién bautizadas nada que suene parecido a una excusa. Tampoco quiere perdones falsos que nacen de la cobardía. ¿Tanto les cuesta entenderlo? Solo quiere el puto anillo.

—No tienes derecho a formular esa pregunta, Eriel —pronuncia su nombre con la boca llena de asco. Ha tenido tiempo de sobra para aprendérselo entre sus vuelos esporádicos y las conversaciones con Tersa. Tuétano avanza lenta hacia el umbral del arco que une el patio con el interior del torreón. Saborea cada uno de sus pasos y las vibraciones que provocan en el suelo. Poco le importa no ver tras la gárgola, al contrario que Dana el día que la mataron, Tuétano viene más que preparada—. O me decís dónde coño está el anillo o quien pueda moverse que me lo traiga, pero no me toquéis los huesos o bien saben los Padres que yo haré algo peor con los vuestros. —Su amenaza se dirige a los dos hermanos, especialmente a aquel que dejó manco hacía ya meses.

Los hermanos discuten. El que una vez fue manco gracias a ella interrumpe la riña y se le acerca con bravuconería. Tuétano clava los ojos en los del chico loco y le enseña los dientes en un sonrisa que habla de huesos rotos y macieleros muertos. Hay algo en su nueva mano que le asquea (no se la merece) y Tuétano decide que no le basta con ir tras él. ¿Quién se cree que es para vivir tan tranquilo? Con lo que hizo ante el cuerpo fresco de Dana... La parqia hace ademán de seguirlo y se sienta a mitad del camino, en pleno salón. Un charco de agua de lluvia se forma en torno a ella, diluyéndose con la sangre de aquellos críos.

—Vas a bajar tú —le ordenó—. Vas a bajar tú y me lo vas a devolver con tu mano limpia.

Mira a los nuevos hijos de la Luna uno a uno, con un gesto de rabia perenne. Solo los Padres y Dana saben el esfuerzo que está haciendo por no abalanzarse sobre ellos y dar rienda suelta a su deseo más instintivo. Solo Tuétano sabe la magnitud del conflicto que tiene cabida bajo su armazón de huesos.

—Yo me quedo aquí, junto a tu hermano. Date prisa, Barael, puede que necesiten el anillo.

916 Re: Torreón Maciel el 16/08/18, 02:50 am

Dal


La mirada de Eriel se aceró por la respuesta de su hermano. ¿Quién se creía que era? ¿Padre? Barael no tenía derecho a hablarle así, nadie tenía derecho a hablarle así. No era menos que su hermano, la Luna le había tocado a él también, eran iguales.

¿Y encima la invitaba a entrar en el torreón? ¿Pero qué coño? Eriel se planteó una seria charla con Barael. Las cosas que su hermano decía no se veían reflejadas en lo que hacía. ¿Les decía que escaparan e invitaba al monstruo que les había ocasionado pesadillas al torreón? ¿De veras Barael pensaba que Tuétano los iba a dejar salir de allí?

La respues de la quebrantahuesos fue clara. Eriel irritado se alejó un par de pasos de ella y de pronto notó el chistido de advertencia. Cabreado el nublino se dejó caer sobre el sofá relativamente incómodo. Se rebulló buscando una posición cómoda para las alas.

-¿Disfrutas? - le preguntó a Tuétano con acidez en un tono bajo que seguramente sólo habría oído ella. Ciertamente también sentía algo de curiosidad. Curiosidad por saber si Tuétano era realmente un monstruo o sólo estaba resentida por la muerte de su amiga.

917 Re: Torreón Maciel el 16/08/18, 07:11 pm

Aes


Tayron era incapaz de mirarla a la cara, porque sabía que vería a Barael en el suelo, repleto de sangre y con el crujir de los huesos de su mano clavándose en sus oídos una y otra vez. Una y otra vez. Tay casi cerró los ojos, deseando que la mirada de Tuétano no se posara definitivamente en él. Cuando pronunció el nombre de Eriel su cola se enroscó lentamente entorno a él como una manta en un símbolo de protección. Conocía sus nombres.
-Para, por favor- ¿Cómo se atrevía a hablarle? Cuando había sido su propio hermano el mayor perjudicado la otra vez. Una parte temerosa también quería alzarse y chillar a la quebrantahuesos. Explicar que no tenía por qué tratarlos así, que fue un accidente y ellos solo un grupo de niños asustados. Pero se trataba de alguien superior. Y no estaba dispuesto a perder a nadie más. Si por culpa del nublino sucediera no se lo perdonaría nunca.

Las amenazas de Tuétano se hicieron eco en los hombros del belga, que se retorcía en su sitio y no podía esperar a ver a Barael aparecer de nuevo con el anillo en mano. Dafne se vio tentada a suavizar el ambiente, quizás consiguiera ablandar a Tuétano.
-Nos ha servido este tiempo- agradeció, alzándose un poco de la altura de Tay- pero está claro que te pertenece. Nadie lo duda- y esperó a que nadie metiera la pata. Ojalá pudiera decirle al chico en voz baja que si algo malo pasaba echara a correr, pero no podía arriesgarse ni siquiera en voz baja.

El humano se permitió reflexionar. Después de todo, Tersa no debió tener mucho éxito.

918 Re: Torreón Maciel el 16/08/18, 08:19 pm

Yber

avatar
GM
Su gesto altivo no lo da a entender, pero Tuétano se siente incómoda. No por los niños nuevos, esos le dan igual; podría despacharlos de un manotazo a todos. Es su propia memoria de la luna pasada, la reminiscencia de un dolor atroz que la rompió por fuera y por dentro, que la postró en el suelo y la llevó a rendirse; los gritos de Secuoya y los suyos propios llenando las paredes de una casucha que era a la vez pequeña y grande; Dana, radiante e inmutable, salvándolos a todos. No tuvieron el lujo de vivir en un torreón, pero no lo habían necesitado, llegaron tan pocos al final de la criba que el edificio se les quedó grande. Y ahora, dentro de maciel, recuerda lo que vio hace un mes y se pregunta qué sentirán ellos. La voz del nublino menor la saca de sus pensamientos.

—Ojalá —responde a Eriel, parca en palabras.

No le quita el ojo al nublino, pues gracias a él mantiene callado al loco de su hermano (aunque ahora no está segura de que ninguno esté cuerdo del todo). Sin embargo, le dedica algo de atención a la fantasma. Ojalá Dana hubiera vuelto como ella, está segura de que no hubiera sido peor que el vacío con el que se ve obligada a convivir.

—No os sirvió a todos —por su tono de voz, queda claro que no intenta hacer daño a Dafne. De hecho, no duda en dirigirse al resto de sus compañeros: a los vivos (y al no muerto)—. Habéis llegado hasta aquí gracias a ella y, sobre todo, gracias a Dana. Honrad sus memorias y recordadlas mientras os dure este regalo —el odio acaba traspasando la voz.

Ella no quiere flores en la tumba de su bruja, quiere huesos rotos, machacados hasta el polvo. Sin embargo sabe que no podría vivir con ello, que después del arrebato el dolor sería mayor. Sabe que Dana no se lo perdonaría jamás. Ni Tersa, ni Secuoya.

Por suerte, el nublino apenas tarda. La mira con odio y ella le devuelve la mirada con tanto o más. Sabe que de todo el grupo, él es el peor de todos. Para Tuétano es el que menos se merece lo que le ha tocado y reza porque los Padres le den una oportunidad de volver a partirle cada hueso de sus manos, esta vez sin ningún tipo de daño emocional. Extiende una de sus patas delanteras y hace sonar sus huesos.

—Dámelo —le exige, con la voz tomada por sus ganas de llorar.

Tuétano se esfuerza por no perder ante sus propios sentimientos. Aprieta la mandíbula con fuerza y se centra en el cosquilleo que la inunda de fondo, tras el torrente pena: los mil dedos de la Luna Roja.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

919 Re: Torreón Maciel el 16/08/18, 11:58 pm

Kial

avatar
Tras la entrada de la quebrantahuesos, Hyun había creciado en tamaño y ahora se extendía por toda la sala practicamente. Por unos segundos había sentido incluso lo que para el sería un subidón. Pero por mucha fuerza que sintiera, tambien sentía, aunque no quisiera, cómo todo movimiento de sus compañeros, y de tuetano, desplazaba sus sentidos como si el coreano fuera agua en la que se estuvieran bañando. Y aunque trataba de no centrarse en ello, seguía saboreandolos, oliendolos, viendolos demasiado cerca. Sus cuerpos tenían volumen más haya de lo visible, acariciando su aura.

<<Esta habitación es demasiado pequeña>>, pensó. Y solo duró un segundo el pensamiento, pero ya se estaba mareando. Todavía llorando irrefrenable. Con miedo a gatear, por si movia por error cualquier otra parte de su ser, ya fuera dandole a Tuetano o cualquiera de sus compañeros. Se movía lento, sin saber a donde ir, alejandose o al menos intentandolo de la quebrantahuesos, pero cada vez se sentía más mareado.

Oyó perfectamente a Tuetano hablar, a Eriel jugarse la vida del resto desafiandola, a Tayron ya menos y poco a poco tampoco a Dafne ni nada más de la conversación. No sabía que podría volver a no ver nada, como cuando antes cerraba los ojos, pero efectivamente todo se estaba volviendo negro.

920 Re: Torreón Maciel el 17/08/18, 12:17 pm

Reifon

avatar
Fulminó a Tuétano con la mirada por la amenaza, sin embargo desapareció de la vista de todos sus compañeros en un soplido, midiendo su nueva zancada en el proceso. Saltó las escaleras y una sola pierna le bastó para aterrizar limpiamente y seguir corriendo. La Luna le instaba a correr y saltar, también a pelear, pero sabía que sin magia era un suicidio encararse a una veterana por poco que llevase en la ciudad.

Algo comenzó en medio del salto, una sensación, ¿o era un olor?, cuanto menos algo extraño. En lo poco que tardo en acercarse a la armería se fue intensificando. Lo notaba cada vez que respiraba y la sensación se filtraba por su nariz. Definitivamente parecía un olor. Pero era una sensación. La confusión no ayudaba así que la ignoró en pos de seguir.

Tan pronto como entró el olor le golpeó con más fuerza, era felicidad, pero él no estaba feliz, sentía felicidad pero a la vez el no podía distar mas de estarlo. También olía a ira en la sala. Se acercó al anillo y algo más lo impulsó, quería quedárselo de repente, sujetarlo y guardarlo para sí y hacer con él lo que le diera la gana. Y no solo él anillo, aquella daga marcada tenía buena pinta... Seguro que nadie echaría de menos aquellos clavos... Esa espada estaba muy a mano como para irse sin ella...

Que cojones me pasa.


Trató de centrarse en el anillo y eso solo empeoró que quisiera poseerlo y no dárselo a Tuétano. Pero era estúpido, ERA su anillo por derecho y eso el nublino lo respetaba más que a nada. Al cogerlo solo se confundió aún más. Definitivamente se lo daría pero pensar en ello le enfadaba de forma que consideraba estúpida y encima distinguió que el olor a ira no procedía del anillo si no de otra zona pues este era felicidad pero felicidad rara, como nerviosa, no lo sabía. Ya tenía bastante encima con todo aquello mezclándose en su cabeza.

Se dio la vuelta no sin mirar de reojo la espada la cual le costó horrores no coger y guardarla. Se centró en pensar en su hermano mientras se alejaba y se enfadaba consigo mismo sin entender por qué.

La broma empezaba a estar en el aire pero Barael la ignoró para finalizar de una vez con Tuétano.

Saltó las escaleras y cuando fue a tropezar con penúltimo peldaño corrigió sin problemas y se plantó delante de la quebrantahuesos.
-Es tuyo después de todo. -Lo dijo de manera firme y segura. Más para tratar de convencerse a sí mismo que para calmarla a ella. Extendió la mano sin pelaje y se lo pasó, costándole a cada segundo desprenderse de él como si de una parte de sí se tratase. Cuando por fin se lo dio se apartó ligeramente cubriéndose la cara con la mano para intentar evitar verlo u olerlo.

-Joder, mierda de don de mis cojones.
-Fue un murmullo apenas, aunque la parquia seguramente lo oiría.

-Por cierto... ¿Encontraste al que le pareció buena idea soltar una cabra gigante nigromántica con runas destructivas en los cuernos por la ciudad?


_________________________________________

Un blanco mas oscuro que el negro.

Un negro mas claro que el blanco.

El gris se desborda en mil tonos.

Y el arcoiris se hunde en monotonia.

921 Re: Torreón Maciel el 17/08/18, 01:21 pm

Zarket

avatar
GM
Rad tuvo que reprimir la tentación de pegarse cabezazos contra la pared hasta caer inconsciente. El peso de la Luna Roja en su conciencia seguía aplastándolo, la presencia de la quebrantahuesos le provocaba tanto pavor como recuerdos imposibles de reprimir y los nublinos, en un magnífico alarde de estupidez, se pusieron a discutir delante de Tuétano, de una forma que hacía fácil de predecir las acciones que tomaría. Eso no hizo más fácil contemplar a aquella bestia allí en medio, en una imagen que titilaba, de cuando en cuando, con la de escombros y sangre.

Se apegó a la pared, con leves temblores en sus labios, en sus manos, con la mirada baja y dificultad para registrar las palabras. La mención de Tuétano a un regalo apenas la comprendió, más allá del horror de que pudiera referirse a la prisión de dafne. Pensar en ello, sin embargo, quedó para después.

Por fin el nublino subió, con el anillo. La voz de Tuétano quizás le habría daod pena, pero él mismo estaba tomado por el pavor y sus propias ganas de llorar: llorar de dolor, llorar por no superar aquel suceso de tantos meses atrás.

Entonces el mayor de los hermanos abrió la boca. Rádar por fin levantó su cabeza y lo miró con una mirada tomada por la indignación y la incredulidad.

¡Barael!

Una exclamación estrangulada soltada a través de unos dientes apretados. El astrario no había hablado en voz muy alta, pero sería suficiente para que todos los presentes lo oyeran.

922 Re: Torreón Maciel el 18/08/18, 10:10 pm

Yber

avatar
GM
Barael desconoce el verdadero valor del anillo, solo ha sentido la euforia y la satisfacción que generaba en la bruja que falleció sepultada. De morir Tuétano, aquella joya le habría traído nuevos olores, más frescos, intensos y valiosos: rabia, pasión, duelo, afecto, confusión, amor, culpa… La vida de la quebrantahuesos toda dentro de su engarce hechizado, una amalgama de sentimientos más valiosa que el propio objeto. Al entregarlo, la rapiña se despide del que sería un robo maestro. O podría serlo, si tuviese las habilidades para matar antes a su nueva dueña. Tuétano se olvida de todo durante un segundo y observa el anillo como si hubiera recuperado a un cachorro extraviado. Los ojos se le humedecen y los labios le tiemblan.

Las palabras de Barael suenan lejanas, pero la golpean como un martillo. La parqia se tensa, creyendo que se ríe de ella, cierra el puño con la joya dentro y su pata delantera restalla con fuerza contra la boca del nublino. La mandíbula se parte y varios dientes (enteros y a cachos) vuelan por los aires. Después va Tuétano entera, que cae sobre la rapiña y lo tumba contra el suelo.

—Escúchame bien, perro gris, y da las gracias a los Padres porque estoy siendo piadosa: no te mato porque tus compañeros no se merecen otra pérdida. —Abre la mano y roza a Barael con la punta del anillo—. Ejercita el silencio con tu nueva boca, crío de mierda.



***


A lo lejos, Tersa se lleva las manos a la boca, abierta como una gran O. Tuétano le había prometido que no mataría a nadie y de momento no ha faltado a su promesa, pero la bruja de los caracoles sospecha que la quebrantahuesos comienza a flaquear. No la culpa, pues sabe lo que sufre, pero al contrario que ella, entiende que lo que ocurrió va más allá de Dana, Tuétano o los macieleros que les llovieron encima.

Tersa se acerca con precaución, fuera de la vista de ningún cosechado, y sobrevuela el patio de la torre en ruinas. En su mano derecha sostiene una canica labrada con una magia poderosa. Dentro de la esfera, su arma secreta de apaciguamiento espera adormecida.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

923 Re: Torreón Maciel el 19/08/18, 12:24 am

Naeryan

avatar
El escaso minuto y poco que había tardado Barael en devolver el anillo había sido increíblemente tenso. Sox había sido incapaz de relajar su reacción inicial, todavía vigilando intensamente a Tuétano con las alas afiladas. Éstas temblaban de vez en cuando a su espalda de la forma espasmódica de lo que no se controlaba bien todavía. La espalda todavía le picaba pero el escozor estaba yendo paulatinamente a menos. Sox había apretado la mandíbula, sin percibir todavía un hormigueo apagado en lo más profundo de sus encías. Los espacios que las alas habían devastado a su paso estaban siendo sustituidos por piel negra y nueva a medida que se cerraban.

La Luna Roja llenaba cada partícula del aire entre todos ellos, o tal vez el carabés sólo tenía esa impresión porque le costaba respirar normalmente. Sox llevaba todo aquel tiempo luchando contra algo, resistiéndose contra algo que se negaba a marcharse y dejarle volver a la normalidad. Un zumbido persistente en los oídos, una nube negra desde que Tuétano había entrado; la promesa de violencia todavía pendía estanca en el aire y se le colaba en las entrañas. Era semejante a tratar de contener un dolor de cabeza, más penetrante a cada vez que alguno de sus compañeros decía algo y Tuétano respondía; la tensión en su interior crecía y él trataba de reprimirla rechinando los dientes y no diciendo nada porque si no lo hacía... Si no lo hacía, ¿qué?

El estallido de Tuétano fue lo que finalmente prendió la mecha. Volvieron a su mente como un relámpago la grieta subterránea, el cadáver de Charlie a medio romper en el suelo, el miedo que le prendía el pecho, el crujido húmedo de carne y hueso contra piedra, el haber asistido paralizado a cómo Tuétano le aplastaba la mano a Barael, cómo Daer chocaba contra las paredes y el suelo del patio hasta hacerse pulpa. La inmovilidad que antes había sido un refugio ahora a su cuerpo le parecía intolerable. La amenaza de pelea chispeaba en el aire y cada célula le pedía participar, le cosquilleaban sus propios nudillos con el puñetazo que había visto lanzar a la quebrantahuesos.

Veía rojo. Todo lo que sabía era que iba a volver a empezar, que la ciudad iba a volver a golpearles hasta dejarles medio muertos usando a Tuétano como mensajera, y que no podía estarse quieto y permitirlo. Se lanzó hacia ella a zancadas; las alas batieron ansiosas por darle más impulso. A medio camino, sin embargo, alguien le agarró con fuerza suficiente para echarle hacia atrás: pronto al primer par de brazos se le unió otro. Sox forcejeó contra ellos por instinto.

—¡Quítate de encima! —gritó desde allí. La furia, aun momentánea, fue un suspiro de alivio al sumergirse en aguas frescas, un bienvenido refugio del miedo y la tensión. Era cómoda, conciliadora—. ¡Ya vale! ¡Ya tienes tu anillo! ¿Qué más quieres de nosotros?


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

924 Re: Torreón Maciel el 19/08/18, 08:11 pm

Dal

avatar
Una palabra, una confirmación fue todo lo que Eriel necesitaba. Comprendió que Tuétano no era un monstruo como el asesino de Nad. Estaba herida, rabiosa, bajo aquella superficie de violencia había dolor, un dolor tan hondo que por un momento donde estaba ella el nublino vio a Tayron.

Su amigo había pasado un mes entre llanto, el asesino de su amor estaba muerto, pero ¿cómo se habría comportado el humano si Daer hubiera vivido y encima Tayron no pudiera vengarse? ¿Habría la ira guiado sus actos? La situación podía no ser la misma desde el punto de vista de los macieleros, ellos sabían que había sido un accidente. Pero Eriel entendió que Tuétano no podía permitirse creer en el accidente, de ser así... ¿Con quién si no podía pagarlo más que con Dana por no haberse protegido correctamente? No, culpar a quién quieres es lo más duro que hay, Tuétano necesitaba un chivo expiatorio.

Eriel comprendió más sobre la quebrantahuesos con aquella palabra que en meses. Y por un momento sintió lástima por ella.

La lástima se esfumó cuando golpeó a su hermano pero en vez de abalanzarse sobre ella, Eriel se lanzó sobre Sox. Al entrar en contacto con el cuerpo del carabés el nublino se sintió hervir de odio. Una rabia que no era exactamente suya pero que Eriel hizo propia. Sin embargo la dirigió contra el ángel negro. No podían enfadar más a Tuétano, si lo hacían al nublino no le quedaba duda de que morirían todos.

-Sox - le dijo a voz en grito.- Para, no lo hagas peor - empujó contra el cuerpo de su amigo.- Ella tiene razón, no necesitamos más muertes en este torreón - trató de razonar con él a sabiendas de que el muerto sería él.- ¡DEJA DE FORCEJEAR, JODER! - le espetó de golpe gritando pues el carabés no parecía querer detenerse.

Eriel notó un sabor raro en la boca, un sabor a tierra que llenó pronto todo su sentido del gusto. Su boca se vio llena de un líquido espeso que en nada se parecía a la saliba. <<¿Qué coño?>>.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

925 Re: Torreón Maciel el 20/08/18, 04:13 pm

Aes

avatar
Inmóvil y apesadumbrado Tay solo alzó la cabeza cuando Tuétano se dirigió a Dafne, y si el odio acabó traspasando a la quebrantahuesos el dolor acabó haciéndolo con el humano. ¿Cómo se atrevía?. Miró a la chica, perpleja por la respuesta y vio en su rostro la sombra de la pena. Era cierto, el anillo no los había salvado a todos, ella había muerto aquel día, no lo había conseguido. No vería el resplandor de la luna como ellos, no sería tocada por sus dedos dotados de magia y poder, incluso corrupción. Y sin embargo, tampoco descansaba con los suyos, al final no había merecido la paz. Y aquella tipa grotesca se lo estaba recordando en voz alta. Una transformada pagando el dolor con ellos, con un grupo de niños confusos. Y lo peor, con Dafne, que dio su vida para salvarlos a todos.
Su cola se vio alterada por la mezcla de odio repulsivo y pavor.
-No te muevas- la voz de Dafne sonó a su lado, conciliadora, su cara ya no presentaba asombro, solo una máscara de pasividad que a penas podía sostener tras sus verdaderas emociones. Tayron creía ver un leve temblor en su mejilla.
-¿Estás?...- bien, quiso decir.
-Lo estaremos cuando se vaya- susurró, pero ambos sabían que era mentira. Quedaban muchos frentes abiertos, el lémur temía no poder cerrar algunos para siempre

Pero el destino en forma de nublinos quiso torcer más las cosas. El belga perdió los nervios, pensando en qué más podría pasar para empeorar la situación. Vio a Hyun y su cuerpo se tensó, quería correr hacia él otra vez, las que hicieran falta y socorrerle en la medida de lo posible. Y marcharse a otro refugio, ya no quería seguir viviendo ahí. Pero moverse más de la cuenta no era una opción y las palabras de Barael interrumpieron toda intención con el coreano.
El grito de Rad pareció ser un pitido fúnebre de salida y Tay pegó un bote y grito de sobresalto por el susto. El crujido de la mandíbula de Barael se clavó en su cabeza, como uno de esos momentos que sabía que recordaría o soñaría. Que tendría presente de cómo no había que actuar. ¿Y acaso no habría hecho lo mismo de ser ella?. Tanta insolencia y descuido en las palabras de Barael no era una sorpresa para ellos, pero efectivamente Tayron sabía que acabaría pasando. Algún día alguien le partiría la boca.
-¡Mierda, Sox!- le chilló, sintiéndose contrariado, él también quería dejarse llevar por sus impulsos. Pegarle a Barael y a Tuétano. Pero en los movimientos del carabés había algo diferente e inusual- no haremos nada más, por favor- rogó- nosotros no queríamos esto.- y Dafne supo, que se refería a todo.


_________________________________________

" Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Son Un Sentimiento Suspendido En El Tiempo, A Veces Un Evento Terrible Condenado A Repetirse."

926 Re: Torreón Maciel el 20/08/18, 07:09 pm

Zarket

avatar
GM
No tuvo tiempo de pensar antes de que Tuétano actuara contra el mayor de los nublinos. Rad no podía sino sentirse un poco horrorizado por aquella escena, pero nada más. Con todo, a pesar del dolor que debía sentir Barael (y la ira que debía sentir Eriel) el niño astrario no se sorprendía de aquella escena. Había sido evidente, desde mucho tiempo atrás, que aquel niñato insolente se iba a encontrar antes o después con un rocavarancolés que no aceptara sus faltas de respeto y sus altos humos. El tipo E solo podía agradecer que, al menos, Tuétano le hubiera saltado los dientes en vez de condenarle a presenciar otra muerte más.

Todo eso, claro, hasta que su compañero de especie, mundo y ciudad decidió lanzar todo su proverbial sentido común por la ventana y encararse con un monstruo mastodóntico de dos metros.

Rádar se lanzó a por él, agarrándolo por un lado mientras, para su sorpresa, Eriel lo agarraba por el otro. Escuchó sus palabras mientras intentaba no escuchar nada. Las imágenes seguían titilando, ya mucho más en su mente que ante sus ojos. Por suerte la escena poseía numerosos anclajes: las pavesas rojas, el influjo de la Luna Roja y las mutaciones de sus compañeros le ayudaban a desterrar aquellos recuerdos invasores.

¡¿Te has vuelto loco?! —siseó al oído de Sox. Quizás Eriel y Tuétano también podrían distinguir las palabras, pero ninguno de los demás presentes podría saber qué decía exactamente a su compatriota—. ¡Ya la has oído: no piensa matar a nadie! ¡¿Es que quieres que cambie de opinión?!

927 Re: Torreón Maciel el 20/08/18, 11:42 pm

Yber

avatar
GM
Maciel tiembla. Al principio levemente, una vibración tranquila, típica de una noche bajo la Luna Roja. Tuétano entra en alerta casi instantáneamente. Le vienen recuerdos fugaces de una época más feliz, concretamente del final de esa época. La quebrantahuesos deja libre a la rapiña y mira a los críos con los ojos desorbitados. Respira con dificultad. No es consciente de la ira desatada del ángel negro, ni del odio contagioso de la gárgola. Mira a un lado y a otro, localiza las salidas de forma automática y… Dana en el suelo, la sangre, los niños. Los putos niños. Dana en el suelo. Muerta. El anillo, la sangre, la rabia. Se le escapa un gruñido.

—Respira hondo —dice en voz alta a nadie más que a sí misma.

Y el suelo le responde. El temblor aumenta, los muebles vibran. Maciel se sumerge en un traqueteo y caen los primeros escombros desde el piso de arriba. Varios rescoldos tapan la salida a la calle desde fuera. El torreón tiene su historia y su próximo hito es el subsuelo. En cuestión de segundos, el temblor es una potente sacudida. Los graznidos de las estirges resuenan como un mal augurio a la vez que estas se alejan volando. Y Dana y la sangre. El crujir de huesos más implacentero, la ironía hecha de rotos de bruja. Todo vuelve a su raiz.

—¡Tuétano! —la voz de Tersa.

De nuevo abre los ojos como platos, pero esta vez observa y analiza. ¡Los niños! La vieja Qara los mira con horror. Tiene que hacer algo, pero ¿qué? La pequeña herida de donde nació la flor ahorcada se abre voraz y se traga poco a poco la muralla. El patio de Maciel se hunde y se vuelve abismo.

—TODOS. AQUÍ —les grita histérica.

Tuétano arrastra a Barael y lo resguarda bajo sus patas, la quebrantahuesos extiende las alas y crea espacio para los demás niños. La misma ironía que mató a Dana es la que ha hecho que Tuétano camine siempre apuntalada. Y aun así no serán suficientes, no hay espacio bajo ella para todos y…

—¡AMANCIA, ABRAZO DE CARACOL BALLENA! —la voz de Tersa se alza sobre el temblor. Un caracol gigante cae sobre Hyun,su concha de plata refleja la luz de la luna. El molusco es tan grande que lo cubre por completo—. ¡No lo ahogues, bonita!

El caracol obedece y Tuétano siente un pequeño alivio.

—¡Corred! —urge al resto a que se cobijen bajo sus alas. Podría salvarlos con su propia magia, pero en ese momento Tuétano se mueve por instinto; el resto de caminos los bloquea el trauma.

Más o menos a la vez, Siete vuela, intangible, y se alza sobre una inminente catástrofe. Tersa flota cerca y le dedica una sonrisa ausente mientras busca un lugar seguro para el fauno, en las calles circundantes.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

928 Re: Torreón Maciel el 22/08/18, 03:08 pm

Alicia

avatar
Desde su lugar en el segundo piso, Siete escuchó incrédulo los gritos de Barael a su hermano, que debía estar dándole delante de Tuétano. “No es el momento” pensó con desesperación. La guillotina no cayó, sin embargo y no llegó más agitación por un tiempo. Con el aliento prendido en la garganta, Siete gateó un metro sin tener una dirección en mente. Había corrido por puro instinto, entendiendo más tarde que sus piernas de qué huía. Tenía las orejas pendientes de cada sonido abajo, y dio un respingo cuando llegaron nuevos gritos. Había estado a punto de considerarse a salvo. El pulso se le disparó hasta marearlo. Sabía qué les había prometido Tuétano hacía meses. Iban a morir, pensó. Se había atrapado a si mismo allí y ahora se encogía en el suelo, con la consciencia aguda como no lo había estado cuando estaba roto en el subsuelo pero el mismo olor a sangre y los dedos contra piedra y polvo. Luego un temblor que le hizo cubrirse la cabeza con los brazos. Había habido otros, pero este no fue a menos. Siete gritó de pavor, oyendo el inicio de un derrumbe y sabiendo que no llegaría a tiempo a ponerse a salvo. Perdió apoyo, de pronto, y redobló su grito perdido entre el rugir de la piedra rota y la tormenta. Agitaba brazos y piernas en un intento por agarrarse a algo antes de caer y comprendió de pronto que flotaba. Buscó con la mirada frenética, pero no había nadie conocido a la vista, y sus manos atravesaron una pared. Siete lloró de miedo mientras lo llevaban en alzas fuera del torreón y hacia la calle.
Reconoció a la bruja de los caracoles a unos metros mientras hacía pie por fin. De pie, tuvo espacio a ver como se hundía después el torreón, antes de que sacaran a nadie más. Su casa. Su clan. Se deshizo como si fuera de arena.
- ¡No!- aulló. Siete se cayó de rodillas, temblando. Se aplastaba las nuevas orejas contra el cráneo. Cerró los ojos, hundió los dedos en sus mejillas. Estaban dentro aún. Habían estado dentro. Un vacío ocupó su pecho, hasta hacerle difícil respirar. Estaba llorando, pero no entendía, ni podía empezar a hacerlo, las consecuencias de aquella perdida.


_________________________________________

-

929 Re: Torreón Maciel el 23/08/18, 05:48 pm

Naeryan

avatar
Eriel y Rad le bloqueaban el paso, una silueta mucho menos familiar que la otra. Sox forcejeó al principio en su contra y registró con retraso lo que le increpaba el resto de sus compañeros, pero una vez lo hizo dejó de resistirse. Tenían razón, por supuesto. Qué estupidez acababa de hacer, saltarle al cuello a la quebrantahuesos no hacía más que empeorar las cosas. ¿En qué había estado pensando?

Cerró los ojos para tranquilizarse. Aun así el carabés seguía teniendo la imagen del puñetazo grabada a fuego tras los párpados, el arco lleno de tensión que había dibujado el puño óseo de Tuétano para estrellarse contra la mandíbula de Barael, el estallido del impacto y la sangre que había brotado brevemente. Tenía los dientes apretados y respiró a través de ellos, tratando de calmarse. Todavía le hervía la sangre, sentía la ira inútil palpitándole dentro mal apaciguada. No debería estar así, la situación estaba clara como el agua.

Tuétano seguía quieta y eso ayudaba. Hubo un segundo estático en el que pareció que las cosas estaban a tiempo de volver a su cauce, interrumpido solamente por la Luna volviendo a hacer vibrar el suelo.
El temblor, sin embargo, se intensificó en lugar de ir a menos. En el preciso momento en que Sox intuyó que no iba a parar sintió antes de tiempo el suelo hundirse bajo sus pies, su mente completando con recuerdos mal cicatrizados lo que iba a suceder todavía, y el vacío de terror en el estómago se intensificó. Tras de sí sus alas aleteaban frenéticamente, inútiles. Durante una fracción de instante absurda Sox esperó que aquella novedad al borde de lo verosímil le salvara, pero permaneció atado a tierra sin remedio. Trastabilló, intentando mantener el equilibrio sin éxito.

Las alimañas del último piso graznaban alarmadas, como si gritaran de sobresalto tanto como ellos. Al otro lado de la ventana el rugido del boquete al abrirse se hizo más fuerte, y en mitad del caos la presencia repentina de Tersa no se le hizo incongruente. Miró a los demás desorientado mientras los muebles se volcaban, las estatuillas sobre la mesa caían y las puertas de los armarios se abrían. Barael y Hyun seguían tirados en el suelo.

Avanzó como pudo junto a sus compañeros hasta encontrar el refugio que formaba Tuétano y se hizo un hueco debajo, sin controlar el espacio que ocupaban sus propias alas. Sintió cómo alguien más las tenía que empujar para caber. La avalancha de polvo y ruido le impedía distinguir a quiénes tenía apretujados directamente contra sí bajo las alas de Tuétano. La lluvia de escombros caía sobre todos.
—¡¿Qué está pasando?! —intentó hacerse oír por encima del estruendo, alzando más la voz conforme completaba la frase. De una forma primaria e inútil quería imponerse sobre el terremoto, gritar más fuerte que el ruido para que el temblor no se lo tragara.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 77 de 80.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 40 ... 76, 77, 78, 79, 80  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.