Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Barrio de los Callejones sin Salida
por Cuervo Hoy a las 10:55 pm

» El Cuchitril
por Giniroryu Hoy a las 07:13 pm

» Faro
por Bellota Ayer a las 12:22 pm

» Torreón Letargo
por Muffie Ayer a las 01:53 am

» Primer sueño de Rad con los dolientes de Marsi.
por Yber 10/12/17, 09:58 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 1 Invitado

Zarket

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 36030 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Torreón Letargo

Ir a la página : Precedente  1 ... 40 ... 76, 77, 78

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 78 de 78.]

1 Torreón Letargo el 31/10/15, 02:22 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Este torreón de cuatro plantas está completamente cubierto de enredaderas, por lo que en un inicio es un poco complicado encontrar la puerta, algo más pequeña que en los otros torreones. El puente levadizo suele estar bajado, y da a una franja de tierra que rodea la parte delantera del torreón. Los capullos de las flores, que solo se abren con la Luna Roja, despiden al anochecer una fragancia que atonta y adormece a quien la huele. En el patio tiene suelo de tierra y también está repleto de plantas, en su mayoría secas o raquíticas. En el centro hay una estatua de una ninfa atravesada por cientos de estacas.

Ver mensajes anteriores (click aquí):


Hechizos que conocemos:

-Hechizo térmico.
-Pulso púrpura.
-Curación superficial.
-Lumínico.


925 Re: Torreón Letargo el 17/11/17, 05:39 pm

Giniroryu


GM
Contenta de que Rox no sospechase nada, Adru asintió al nublino.
Está bien, fue idea de Zob así que si él lo dice tú serás el primero, Zob y yo los segundos.
No dio tiempo a que la sinhadre hiciese más destrozos en la cocina antes de que bajase la segunda persona, Guille en aquel caso, y la edeel se disponía de nuevo a explicar lo que estaban haciendo aunque un tanto decepcionada porque parecía que al final no iba a ser sorpresa para nadie. El  pequeño humano, no obstante, no parecía encontrarse en un buen momento de recibir sorpresas, pues llegó con aquel aura apagada que lo había caracterizado en los últimos tiempos y dijo algo inesperado. No entendió a qué se refería en un principio, pero por suerte Rox sí y cayó en la cuenta.
¿Había más niños en aquel sitio? Bueno, supongo que sí porque Ellie, Ina y Eorlir, y sus compañeros tienen que haberse despertado allí como todos nosotros, ¿no? Podemos preguntarles a Ina y Eorlir cuando se despierten si ellos también vieron a más niños. —Se agachó de golpe para colocarse a la altura de Guille y le señaló con un dedo firme—. No te preocupes, cadete Guillermo, iremos a buscar a tu pelotón. Porque además… ¿Y si Hyun volvió por allí?
Se levantó, pensativa. No se había vuelto a acordar del ruinoso lugar en el que se habían despertado por primera vez en Rocavarancolia porque hasta aquel momento nadie había mencionado que hubiese nada de interés allí.

926 Re: Torreón Letargo el 19/11/17, 04:30 pm

Tak


GM
Nime asintió despacio cuando Eitne mencionó a los dos irrenses. Eran una buena opción, Rena nunca le había fallado al intentar animarla, y Milo tenía más tacto que ella, con lo que podían hacer un buen equipo. Ya tendrían tiempo de pensar con quién hablar más adelante, porque en ese momento no les convenía retrasarse mucho. Guille podía pensar que tramaban algo.
Sí, vamos —respondió al daeliciano.

Cuando llegaron a la planta baja, Guille ya parecía haberse explicado delante de los que ya estaban despiertos. Nime pensó que siendo Adru, Rox y Zob al menos sería fácil hablar con ellos. Había escuchado las últimas palabras de Adru, y se preguntó si eso sería cierto. No era un mal lugar para esconderse, pero estaba convencida de que Hyun no sabría orientarse en la ciudad. Nunca había salido del torreón.
¿Vamos a ir hoy? —preguntó según se acercaba.

927 Re: Torreón Letargo el 19/11/17, 07:23 pm

Evanna


No estuvo mayormente pendiente a la conversación que sus compañeros mantuvieron con la pareja recién llegada que dijeron ser sinhadres, igual que Neil y Adru, su atención a medias en ese sujeto de sus grupo que no volvía. Y que por mas que esperaron y buscaron, ese día y los siguientes, jamas volvió. Hyun había desaparecido o quizás había muerto, no podían saberlo y aunque Pam no sintiera especial simpatía por este, su repentina desaparición sin que nadie supiera que había ocurrido le provoco incomodidad. Veía poco probable que hubiese sobrevivido, y aunque no entraron su cuerpo, eso no era muy halagüeño tampoco, no con los monstruos que vivían en la ciudad.

Intento que no le afectase y termino consiguiéndolo afianzándose en sus pensamientos de que el chico, jamas había sido de su agrado. Tal vez era cruel de su parte sentir tan poco por la probable muerte de un compañero, pero su cruenta enemistad con el, no permitía que sus emociones traspasaran mas que eso. No ocurrió igual con el resto y Pam no pudo culparles y ni siquiera la celebracion de Navidad de Guille, logro aplacar totalmente el estado de animo.

Un cuerpo fue sustituido por dos, era la forma de verlo de Pam, mas practica, menos emocional, mas adaptada al irremediable hecho de que nadie estaba fuera de riesgo en esa ciudad. Habían perdido a Hyun y habían ganado a dos sihadres de dudosa procedencia a los que la mona del queso no tomo confianza hasta bastante tiempo después de su llegada.

La mona del queso escuchaba sus conversación con el resto, lo que contaba de ese torreón del que decían haber llegado y que sus compañeros jamas pudieron encontrar en sus salidas, tan perdidos en la ciudad como Hyun. Ella misma se apunto a la búsqueda cuando al fin sus pies se terminaron de curar, con el mismo éxito.Fuese cual fuese ese otro torreón del que los sinhadres salieron, estaba claro no iban a poder volver, por lo que finalmente se terminaron integrando en el grueso del grupo como si fuesen dos mas.

Mientras tanto Pam,curada y con las energías renovadas, centro su atención en estudiar y repasar los hechizos que había aprendido tanto de Lulú como el entregado por Milo. Sus éxito en cuanto al realizar los hechizos fueron igual de inútiles que al principio, pero Pam no desfallecio en intentarlo y aprenderlos con la esperanza de algún día encontrar la clave para hacer magia. Pues ese cosquilleo que sentía era indudablemente la magia queriendo salir y no teniendo una vía de escape. Estaba segura de ello. Aun así y consciente que no poder hacer magia suponía un dificultad extra para su supervivencia con su tamaño, Pam intento entrenarse físicamente dentro de sus posibilidades, fabricando un arma con una tira de piel elástica y el trozo partida del asta de un tridente pequeño, fabricando un rustico tirachinas con el que practicaba todas las mañanas su puntería, siendo lo mas cerca a un arco que ella podría llevar, la cual fue mejorando muy lentamente.

El animo en el torreón aun así iba y venia junto con los repentinos sucesos extraños que empezaron a suceder y al que nadie daba explicación. Pam los había escuchado, los golpes inexplicables de las puertas donde ninguno golpeaba y que inicialmente se planteo seria alguna broma de los pequeños. Aquellos sucesos inquietaban Pam y aunque alguna vez intento abrir lda puerta golpeadas de golpe, para averiguar quien lo hacia, jamas vio nada. Fuese lo que fuese lo que provocaba ese ruido era invisible, pues algo había, tenía que haberlo, porque no solo ella escuchaba aquello. No era algo que proviniera de su imaginación, aunque si fuese algo que empezaba a terminar con la cordura de mas de uno de forma lenta y gradual.

Aquella mañana Pam despertó mas tarde de lo habitual, siendo la ultima en hacerlo, no había podido dormir demasiado últimamente por los golpeteo inesperadas en la puerta de la habitación que la mantenía en tensión con los ojos abiertos como platos durante horas, ala espera tensa de que lo que fuese que golpease las puerta, decidiese a entrar. Cosa, que evidentemente, no llegó a ocurrir.

Inquieta y fastidiad a por haberse quedado dormida, algo que jamas había ocurrido, bajo a la primera planta, desorientad ay confusa al notar que era bastante tarde, que todos estaban reunidos y que aparentemente ocurría algo de lo que no estaba enterada. << Para una vez que no madrugo, el torreón arde ¿que esta pasando? >> se pregunto confundida, intentando captar trazos de conversación para hacerse un esquema de lo que pasaba con sus compañeros. La mención de 'mazmorra', 'salir' y 'niños', le hizo una idea bastante cara de lo que hablaban, mientras se sentaba silenciosamente en una silla tras coger algunas ramitas para desayunar, llegando casi como un fantasma, pasando desapercibida hasta que se sentó entre el grupo.

Su mirada lavanda se centro en Guille, aquel que había dado inicialmente la idea y el cual recordaba haberlo vistamos raro y taciturno que nunca en la ultimas semanas. Ya no quedaba casi anda de aquel niño revoltosos, sonriente y siempre positivo.

- Han pasado meses desde que llegamos, no es posible que sigan allí durmiendo desde hace tanto tiempo, ya debieron despertarse y marcharse – indico Pam ante el plan prefiriendo no decir en voz alta que si eso no había ocurrido, ya habrían sido pastos de las alimañas de la ciudad. Dormidos no habrían sido capaces de defenderse, eran un presa fácil puesta ahí en un plato para cualquier ser hambriento- Podemos ir a comprobarlo si eso te tranquiliza Guille, pero seguro ya se fueron igual que los demás- dijo Pam que veía al niño sumamente alterado y preguntándose si es que no habría tenido también un sueño,, como todos aquellos que algunos de ellos habían tenido y que en ocasiones incluso habían vaticinado situaciones muy realistas.

928 Re: Torreón Letargo el 25/11/17, 11:07 am

Cuervo


Miraba de uno a otro, aunque siempre rehuyendo la mirada cuando le miraban a los ojos. La actitud de Adru fue mas que un rayo de esperanza, quizas le podria ayudar a arreglarlo todo, todavía habia gente por la que merecía seguir intentándolo, todavía no habia perdido todo, y volvio a mirar a sus amigos.

"Estan aquí, están bien, todavia puedo arreglarlo, puedo ser fuerte" pensó aliviado

-Cuanto antes mejor, alguno ya no estarán, pero otros no podían moverse...me tendría que haber acordado antes, no tendría que haberlo olvidado.-Dijo disculpándose.

929 Re: Torreón Letargo el 28/11/17, 07:40 pm

Lathspell


- No es tu culpa, tranquilo,  ¡la capitana  los dirigirá muy bien! Alcanzo a responderle Zob al pequeño humano mientras  dejaba que su mente divagara un poco. Estaba pensando  un poco en tratar de conseguir información, ahora que sabia que todo ya estaba  un poco más cerca. - Yo... quisiera quedarme...quiero preguntarle a Ina y Eorlir sobre los nublinos con los que vivieron, espero que la capitana me perdone.. - añadió con un ligero movimiento que lo puso más recto y mirando al frente solemnemente.

Aquella postura duro muy poco antes de relajarse y continuar comiendo, el desayuno sorpresa estaba casi arruinado, excepto que Neil quizás iba a ser  el último en comer y aquello podía contar como una sorpresa. Por otro lado aunque le atraía salir de vez en cuando, no quería dejar pasar esta oportunidad de saber más de los otros nublinos, aunque fuera por terceros.

Se levanto tras un suspiro y se puso a lavar su plato dejando a los demás conversando sobre los chicos dormidos. De alguna manera su cerebro, que trataba de mantenerse centrado y responsable, (aun mas desde las palabras de Guille en la Navidad) lo traicionó.  Se imagino a su cosechadora hablando con la momia y la criatura dragón de la plaza algo como "se me paso la mano y dormirán un año entero". Aquello no era cosa de risa, menos aun después de las pesadillas que todo el mundo parecía tener en esa ciudad pero la reacción de la momia, al menos la reacción que se imaginó, pudo con él. Se le escapo una risita y continuo lavando callado y sin querer voltear para después subir y despertar a sus compañeros antes que se acabara la comida.

930 Re: Torreón Letargo el 02/12/17, 03:55 am

Yber

avatar
GM
En cuanto puso un pie en la planta baja, Eitne escuchó la conversación y suspiró. Por primera vez en meses había dormido varias horas de una tacada, pero el cansancio de tantos días no se había borrado del todo. Miró a sus compañeros y no se atrevió a repetir lo que pensaba, no tenía sentido. «Vamos a salir» supo. Aquella idea era un peligro y una herida en el ánimo del daeliciano, que solo sentía desesperanza, asco y pena por lo que estaba seguro que encontrarían. «No quiero ver niños muertos», se dijo, y se horrorizó a sí mismo por aquel pensamiento.

Con la poca energía que había rescatado de aquel medio-sueño, el daeliciano hizo acopio de valor y logró dejar a un lado las ideas más perturbadoras. «Vamos a hacerlo por Guille», ¿no era así? «No va a pasar nada malo», se convenció, mientras se pintaba el ojo del Huésped en la frente y se equipaba con los escudos. «Todo va a salir bien», se repitió mientras esperaba al resto junto a la puerta.

«Tal vez...» pensó al salir. «Tal vez incluso tenga razón y todavía estén vivos».

¿Estáis listos? —preguntó, y no tartamudeó. Los miró a todos y luego enfocó la mirada  primero en Nime y luego en el niño humano—. Pase lo que pase, vamos a cuidarnos —les dijo en voz baja, con media sonrisa que no tenía nada de alegre.

Una vez en la calle, cuando creía que estaba por fin siendo positivo, llegó el reflujo de una pesadilla vieja. Eitne recordó la niebla, «Vamos a hacerlo por Guille»; recordó a la niña, «No va a pasar nada malo»; recordó el monstruo que fue, «Todo va a salir bien». El daeliciano frenó aquel pensamiento en seco y se mordió el labio porque no podía comerse las uñas con el escudo puesto. No quiso rememorar lo que pasaba después en el sueño, tampoco quiso pensar en todo lo que les había hecho la ciudad, ni en toda la gente que habían perdido.

«Tal vez...». Eitne no quería ver niños muertos. «Tal vez incluso tenga razón y todavía estén vivos».

Sigue en ?????


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

931 Re: Torreón Letargo el 02/12/17, 05:00 pm

Cuervo

avatar
Guillermo sintió que podia volver a respirar después de mucho tiempo, jamás podria volver atrás, y aunque lo que ocurrió le seguiría atormentado, se dio cuenta de que no estaba solo, todavía estaba con ellos, de alguna manera era su actual familia y los iba a proteger.

-Siempre nos cuidaremos- dijo tras el comentario de Eitne "no dejare que os pase nada, aunque no sea fuerte y no pueda hacer mucho, todavia... todavía estais aquí, no os abandonaré, y no os volveré a fallar".

Se dispuso a prepararse para la salida, se cogió un escudo, y un zurrón, se puso ropa cómoda para moverse, y guardo cosas que le pudieran ser útiles, como agua o vendas, para ayudar a los niños que vio en su sueño. Tambien cogió el regalo de Hyun por si acaso se lo encontraban, Guille aun confiaba en las palabras de la chica sonámbula y sabia que estaba bien.

Cuando estuvo listo se colocó en la puerta, listo para salir.

932 Re: Torreón Letargo el 03/12/17, 09:07 pm

Giniroryu

avatar
GM
Estaba claro que lo de la sorpresa no iba a poder ser; pero, bueno, no importaba mientras el desayuno fuese rico de todas formas. Quiso responderle a Nime que por supuesto, pero justo antes de abrir la boca reculó pensativa. Probablemente debería decidir alguno de los mayores al respecto, así que buscó a los presentes con la mirada. Pelusa pareció aprobar la idea a pesar de que dudaba que fuesen a encontrar a nadie y como el propio Guille le respondió a la mona del queso decidió no aportar nada. Además Zobriel le estaba hablando en ese instante.
Por supuesto, cadete, eso también es importante. —A continuación asintió a Eitne con convencimiento—. Si tenemos cuidado no pasará nada malo. Pero primero hay que desayunar bien: no podemos andar por ahí con el estómago vacío, ¿verdad?
Como para enfatizar su comentario, el estómago le rugió sonoramente en ese momento.

Un rato después, tras haber dado buena cuenta del desayuno sorpresa no tan sorpresa, la edeel se dirigió en busca de su arco y su lanza, siendo disuadida por Rena de llevar además las espadas cortas, que añadirían demasiado peso y serían un estorbo en caso de necesitar correr. Habiendo aprendido la lección tras haber sufrido quemaduras graves en dos ocasiones, salvo que solamente fuesen a buscar comida, la sinhadre llevaba calzado para salir a pesar de que no le resultaba cómodo en absoluto. Pero era mejor estar un poco incómoda durante un rato que no poder moverse sin sufrir dolor durante semanas o meses.

Para su sorpresa, Neil expresó su interés por salir en aquella ocasión, alegando que solo él podía hacer el hechizo curativo potente. Adrune asintió con una sonrisa orgullosa, aunque también sorprendida, cuando su aurva comunicó su iniciativa.

Sigue en el Barrio de los Callejones sin Salida.

933 Re: Torreón Letargo Ayer a las 01:53 am

Muffie

avatar

Neil se asustó cuando vio a Hyun con el martillo en la mano y llorando. Atemorizado, volvió a la cama, donde se tumbó y tapó hasta la coronilla susurrando que era otra pesadilla, aunque no sabía si se lo decía a sí mismo o a Hyun. Todo tenía que ser una pesadilla. La idea de acostumbrarse a los gritos era algo en lo que Neil no quería pensar, como tampoco quería pensar en el estado de Rox.

A la mañana siguiente, mientras le servía el desayuno a su edeel y le contaba que sus compañeros habían salido, el aurva intentaba evitar por todos los medios prestar atención a la actitud de Adru. Ya le hacía suficiente daño sin la necesidad de fijarse detenidamente.

Las cosas comenzaron a ponerse extrañas con la aparición de una edeel que por lo visto había entrado levitando sonámbula por el patio y se había echado a dormir. Neil ayudó a la sinhadre a tumbarse siguiendo las indicaciones de su edeel, más sorprendido que otra cosa con la situación.

Todavía recuperándose de la impresión de la situación mientras miraba a la sinhadre, Guille volvió a la habitación seguido de un grupo de desconocidos que decían ser compañeros de la edeel dormida. Uno de ellos insultó a Pam llamándola esclava, pero el resto parece amigable, sobre todo el ser pequeñito y verde, que intentó ayudar a Rox y luego les enseñó los hechizos que conocía a Pam y a él, consiguiendo que el aurva se emocionara ante la mención de un hechizo para moldear materia orgánica. Todas las cosas que él podría hacer con ese hechizo… Para su desgracia, ninguno de esos hechizos pudo ayudar a Rox en ese momento, pero Neil todavía tenía esperanza en los compañeros que habían salido. Justo se encontraba pensando en eso de forma paralela mientras aprendía los hechizos, cuando Milo llegó con lo que parecía la solución al mal que atacaba a Rox.

Neil estaba tan contento por la pronta mejora de Rox que en cuanto se despidieron de los visitantes comenzó a probar una y otra vez los hechizos que le habían proporcionado y luego también el de curación que le había dado Milo a Pelusa.

Cuando por fin volvió el grupo, Neil recordó que en esa ciudad las cosas buenas son escasas y siempre vienen acompañadas de otras malas. El grupo que había salido habían encontrado a dos sinhadre perdidos, pero habían perdido a Hyun. A Neil nunca le había gustado Hyun, peor eso no quería decir que lo quisiera desaparecido o peor, muerto. Neil quería que pudiera volver a su casa, como todos.

A partir de aquel día, Neil decidió que tenía que ayudar más. Si bien se encargaba de la cocina principalmente y limpieza a veces, se sentía como un inútil que solo estorbaba. Para su suerte, parecía ser el que más facilidad para los hechizos del torreón. Algunos, de hecho, solo podía hacerlos él. Su favorito era, como no podía ser de otra manera, el moldeador de materia orgánica, el cual practicaba siempre que podía, hasta que se dio cuenta de lo mucho que le cansaba el exceso de hechizos. Por lo que empezó a limitarlo únicamente a los necesarios, permitiéndose de vez en cuando hacer alguno por simple hobby. La magia le resultaba fascinante e inmensamente útil. Por fin había podido curar la mayoría de las heridas de sus compañeros y Adru comenzó de nueva a corretear por ahí, lo que consiguió animar bastante a Neil.

Resultó que lo que tanto planeaba Guille era la celebración de una fiesta en la tierra, la navidad, donde se repartían regalos y se decoraba el hogar. A Neil le gustó mucho su regalo y deseó haberlo sabido con tiempo para también preparar regalos para todos. Aun así, Neil pudo poner su granito de arena en la celebración haciendo una riquísima comida.

Aquella mañana Neil bajó a desayunar más tarde de lo normal, sorprendiéndose al encontrarse el desayuno ya hecho. Una sorpresa para él de su edeel y Zob, según Adru. Al sinhadre aquello le encantó, aunque no pudo evitar sentirse algo inútil. Cocinar y tallar era lo suyo. Si le quitaban eso, ¿qué le quedaba? Por eso mismo decidió unirse a la expedición propuesta por Guille. El era el único que podía hacer el hechizo de curación y quizás podría resultar más útil en el exterior que ahí, por mucho miedo que tuviera a salir.

Sigue en Barrio de los Callejones Sin Salida.


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 78 de 78.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 40 ... 76, 77, 78

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.