Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» What's up, Rv?
por Nihil Hoy a las 02:14 am

» Torreón Sendar
por Reifon Hoy a las 01:57 am

» Tienda de artefactos rúnicos
por Poblo Ayer a las 09:48 pm

» Torreón Silente
por Lupin Ayer a las 08:40 pm

» Trama
por Rocavarancolia Rol Ayer a las 07:59 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 5 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


Hubieron 98 usuarios en línea en la fecha 13/08/19, 07:13 am
Estadísticas
Tenemos 183 miembros registrados
El último usuario registrado es Vidar

Nuestros miembros han publicado un total de 40350 mensajes en 759 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Anexos » Incisos » La última canción

La última canción

Ir a la página : Precedente  1, 2

Ir abajo  Mensaje [Página 2 de 2.]

1La última canción - Página 2 Empty La última canción el 13/03/18, 02:00 am

Goliat

Goliat
Recuerdo del primer mensaje :

Hacía a penas unas horas había estado en lo más parecido a un coma. Ahora, aún temblando como un potro recién nacido, Rox había vuelto a la vida y era capaz de moverse con relativa soltura. Su cuerpo tenía leves tics que con el tiempo se iban suavizando, mas hasta que no desaparecieran del todo parecería Bambi los primeros minutos de la película. Las articulaciones le molestaban por la falta de movimiento tras 4 días en cama, asi como por los efectos aún en proceso de su recuperación, y acciones tan simples como subir las escaleras o estirar un brazo resultaban en calambres similares a las agujetas, pero no podía quejarse ni mucho menos. Al contrario, incluso con una rehabilitación que hubiera requerido de meses y más cantidades de dolor habría estado satisfecho.

El susto eso sí, no se le había pasado, y el coreano se sentía una bomba de sentimientos a punto de explotar. Estaba vivo, se había librado otra vez de la muerte, y esta vez por muy poco, pero por otro lado, Hyun parecía haber sido el precio a pagar a cambio de su suerte. ¿Se había perdido por su culpa?
Quería llorar, sin tener claro si de alegría o del miedo concentrado. Aunque antes de desahogarse necesitaba hablar con alguien concreto. Tenía preguntas y cosas que dejar dichas.

Dar con el irrense no fue una tarea difícil. Se encontraba en la sala de entrenamiento, haciendo lo propio del lugar a pesar de las horas y el jaleo de todo el día. Rox supuso que era una forma de evadirse a pensar: él mismo lo ponía en práctica a menudo.

Milo. —le llamó desde la entrada para captar su atención—. Me han dicho que fuiste tú el que encontró mi cura.
Sonrió con suavidad, apoyándose en el borde de la puerta para evitar fallos en sus piernas.
Gracias.


_________________________________________

♪♫♬:


La última canción - Página 2 Mercad11


13La última canción - Página 2 Empty Re: La última canción el 20/01/19, 09:29 pm

Red


Milo captó rápidamente el toque de atención que implicaba el codazo y se disculpó con una sonrisa avergonzada, reprendiéndose mentalmente por no haber sido más atento.
Si le preguntaras a mi madre te diría que más bien era un gamberro con infulas, pero mis compañeros de trastadas me consideraban todo un artista. —respondió a su comentario con cierta suficiencia, fingiendo arrogancia antes de que su sonrisa divertida lo delatara.

Rememorar aquella etapa de su vida apartó momentáneamente los pensamientos sobre Hyun de su cabeza, devolviendole a una época mucho más feliz, y cuando el humano le empezó a bombardear a preguntas no pudo evitar echarse a reír.
¿Acaso me estás interrogando, colega? Cualquiera diría que intentas sonsacarme información comprometida —comentó alzando una ceja—. Lo sabe todo el mundo, tío: a los soplones moratones. —sentenció, poniendo tono de mafiosillo barriobajero mientras gesticulaba de forma ridícula.

Bromear le sentaba bien, pero su amigo merecía una respuesta sincera, así que al final se cruzó de brazos y se tomó unos segundos para meditar sus próximas palabras.
En realidad podría decirse que soy alguna de esas cosas y unas cuantas más —empezó, acomodándose contra la pared con la vista algo perdida—. A grandes rasgos he traficado con información, he organizado operaciones de contrabando y he robado todo tipo de datos desde que me salí del sistema —aclaró con una sonrisa torcida en la que no había mucha alegría—. Me he colado en sitios en los que no debía estar y he visto cosas que no debía ver, pero hasta ahora nunca ha servido de nada que hagamos ruido al respecto. Para el gobierno los antisistemas somos una especie de mafia, un grupo de delincuentes peligrosos, y se han encargado de que la mayor parte de la población piense lo mismo —añadió, encogiéndose ligeramente de hombros ante el panorma que acaba de plantear—. Que te desprecien por querer hacer las cosas bien es algo muy extraño. —murmuró con una sonrisa, más para si que para el humano.

14La última canción - Página 2 Empty Re: La última canción el 27/01/19, 04:08 am

Goliat


Las risas del irrense se contagiaban al australiano con rapidez. Los dos debían estar igual de mentalmente agotados, y cada carcajada se sentía como crema sobre la herida. Rox sonrió, negando con la cabeza deprisa y falso gesto asustado ante su amenaza.

¿Yo? ¡Es solo curiosidad! ¡No le irás a pegar al mismo tullido que te has esforzado en salvar!

Se mantuvo en posición, atento a todo lo que Milo tuviera que contarle. En alguna ocasión le había sacado el tema, pero nunca se había atrevido a meterse en detalles. Por como le había contestado en su momento, el rubio sabía que era algo que se tomaba con suma discreción, incluso allí en la ciudad. Aquello le había generado más curiosidad, hasta creado un aura de misterio en torno al otro, pero no sacaba el pasado hacker del moreno a menos que fuera en coña, como en aquella ocasión. Si no estaba cómodo, no tenía porque removerlo.

Su expresión expectante empezó como puro teatro, más al notar la seriedad en sus palabras y gestos corporales, la sonrisa del humano fue deshaciéndose gradualmente. Primero una incredulidad divertida de “te estás quedando conmigo”, luego silencio. Su sorpresa era genuina. Milo le sacaba poca edad, así que pensar que el chico hubiera pasado por aquello se le antojaba, no irreal, pero sí particularmente increíble. Como de algo que oiría en las noticias referentes a países muy distintos al suyo, de revueltas y manifestaciones. En su mente, Irraria había sido algo así como una utopía espacial, avanzada, moderna y de ensueño, pero aquella información la cambiaba a algo más parecido a un futuro cyberpunk problemático. Ahora que se paraba a pensarlo, su pesadilla en las minas irrenses concordaba más con eso, desde luego.

Tardó lo que se le hizo una eternidad en responder, rebuscando en su cabeza como continuar. No quería cambiar abruptamente el tema por miedo a sonar irrespetuoso, pero tampoco encaminar la conversación en esa dirección. No parecía la más adecuada para el día que habían tenido.

Que jodido... —se pronunció finalmente.
Le costaba ponerse en situación, en algo remotamente parecido para comprender su papel. Rox se dio cuenta de que, habiendo nacido en el primer mundo, la mayoría de temas político-legales se la traían muy floja. Tanto como para no hacerse una idea que tan mal tenían que estar las cosas para que Milo se molestase en hacer todo eso

No es lo que me imaginaba. O sea, lo de hacker yo me lo imaginaba en plan... teclear muy rápido cosas al azar mientras le hablas a tu compi por un pinganillo.—hizo los gestos en el aire, con desdén—. Robar un banco, o no sé, piratear una página seria con chorradas por reirte un rato, como en las series. O ir dejando pistas para que te encuentren.
Soltó una risa corta, avergonzado.
Todo muy fantasioso. No pensé que sería tan serio… —le miró de reojo, atento a sus reacciones. Le daba verdadero apuro decir algo que no debía.— Aún así... yo creo que es guay. En plan, no es guay como ser graffitero, pero… No es vandalismo porque sí, tienes un objetivo.

Se irguió ligeramente, cambiando la pose y estirando las piernas con algo de nerviosismo. No iba a mentir, algo dentro suya se llenó de satisfacción una vez el irrense le hubo contado aquello, como un logro de información o confianza desbloqueada. Aunque no fueran detalles concretos, Rox tenía la corazonada de que si seguía preguntando, Milo respondería de forma más específica. Sin embargo, no quería oscurecer el ambiente.

Mira, lo más peligroso que he hecho yo ha sido hacerme unas quesadillas a las 4 de la mañana sin que mis padres se despertaran por el ruido del microondas. Y una vez me metí en el baño de las chicas y unas señoras me dijeron que si no me iba llamaban a la policía. ¿Cómo te quedas? Yo no seré un antisistema a gran escala, pero… —miró al irrense fijamente, moviendo la cabeza como diciendo “ojo cuidado”, hasta que finalmente una risa tonta le cortó la coña—. Y de repente soy cómplice de numerosos crímenes, toma ya.

15La última canción - Página 2 Empty Re: La última canción el 10/02/19, 03:38 pm

Red


El irrense sonrió con disimulo ante la visión de los hackers que tenía su amigo, preguntándose seriamente que clase de cibercriminales tenían en la Tierra. Desde luego lo que Rox le contaba sonaba mucho más interesante que su día a día en Irraria y durante unos instantes Milo trató de imaginarse de esa guisa, pero la fantasía se deshizo rápidamente y su sonrisa se apagó un poco.
Supongo que si es así —respondió, mirandose los dedos de las manos—. Lo del objetivo, quiero decir, pero a día de hoy no sé si lo que he hecho a servido de mucho. —añadió con cierta resignación, cerrando los ojos y pensando en la mentalidad de rebaño descerebrado que compartía la mayoría de los irrenses.

Si alguno de sus amigos antisistema le oyera posiblemente le soltaría una colleja, y pensar en eso le hizo resoplar. No tenía sentido autocompadecerse, no en un día como el que habían tenido, y seguir aquellos pensamientos tan turbios no ayudaba en nada. Los ojos le brillaban cuando volvió a abrirlos.
Estas hecho un delincuente, si señor, y mi madre te consideraría un tipejo de lo más problemático —sentenció con una mueca burlona, estirando las piernas al notarlas algo entumecidas—. Levantarse de madrugada y asaltar la nevera de tus padres, tío... ¿qué clase de desalmado es capaz de hacer eso? —preguntó, incapaz de contener la risa por más tiempo.

Aquello relajo mucho el ambiente y facilitó que la conversación tomara un rumbo menos turbulento, pero a pesar de todo el norteño no pudo evitar agradecerle su última frase al chico aussie.
Gracias por ser mi cómplice y no juzgarme mal —murmuró, esbozando una sonrisa sincera—. Estoy orgulloso de poder decir que soy colega del Terror de las Quesadillas. —agregó, riendo con ganas mientras le ofrecía un puño cómplice para que se lo chocara.

16La última canción - Página 2 Empty Re: La última canción el 22/02/19, 01:44 am

Goliat


La sonrisa del australiano se ensanchó, complacido de haber redirigido el tema. La misma mueca se volvió sarcástica al notar la burla en la voz de Milo, con lo que alzó las cejas al verse retado, separando la espalda de la pared para verle mejor.
Eh, no, no, perdona. ¡Yo no me levantaba de madrugada, llegaba a casa a esa hora! —puntualizó el detalle, como si eso cambiara crucialmente la historia—. No es solo asaltar la nevera, es mucho más delicado que eso: es sobrevivir al sonido del microondas mientras se calientan las cosas Y LUEGO, evitar el pitido infernal. PIII, PIII, PIII. —dejó salir un bufido de golpe, más risa que suspiro—. A lo mejor en tu planeta los microondas vuelan o las quesadillas se calientan solas, pero mi microondas sonaba como una lavadora cargada de piedras.

Dejando de lado su falsa indignación por las interpretaciones erróneas del irrense, Rox recuperó una pizca de seriedad cuando este terminó de hablar, solo para soltar una carcajada justo después junto a su amigo al escuchar el nombre tan ridículo que le había puesto. Iba a comentar algo más, pero el gesto del moreno, por alguna razón, le descolocó. El chico tardó unos segundos en finalmente reaccionar, aún sin perder la sonrisa, abrumado por lo lejano y a la vez tan familiar que le resultaba aquello. Puede que fuera una tontería, pero para el australiano significaba mucho. Cuando el puño chocó con el del otro, sintió una felicidad casi infantil en el pecho.

Oye, que uno lo pasa fatal haciendo quesadillas de madrugada, macho. Y bueno llámame loco, pero... tengo la ligera sensación de que "Terror de las Quesadillas" no es el mejor mote para el cómplice de un hacker, ¿eh? —añadió, divertido, irguiéndose en el sitio lo justo para sacar su iPod del bolsillo trasero de su pantalón. A continuación se lo tendió al otro—. Toma. Le queda un 5% de batería.
«Como a mi esta mañana» pensó, riendo amargamente sin más razón aparente.
Creo que le da para una canción. Si se me queda a mi sin batería me va a joder mucho, así que prefiero que seas tú el culpable. —sonrió, confirmando que no iba en serio—. ¡Si no te tardas en decidir lo mismo le da hasta para dos canciones!

Ni de coña, puede que incluso se apagase antes de acabar la primera. Aún así, al humano le importaba poco el resultado, incluso si Milo se decantaba por la canción a la que menos ganas le tuviese en ese momento. Recuperó su asiento y se puso cómodo, curioso y expectante por lo que fuese a elegir.

17La última canción - Página 2 Empty Re: La última canción el 03/03/19, 09:32 pm

Red


Milo escuchó con una sonrisa como Rox puntualizaba los detalles de su historia, aclarando que sus actos eran mucho más temerarios de lo que podía parecer a simple vista.
¿Tanto ruido hacen vuestros microondas? —preguntó riendo—. Pues estas muy equivocado, en mi planeta los electrodomésticos no vuelan, si acaso hay alguno que puede cavar. No tiene mucho sentido lo primero teniendo en cuenta que vivimos bajo tierra, ¿no crees? —bromeó con una sonrisa sarcástica.

El choque de puños fue reconfortante, aunque fuera un gesto nimio, y tras el leve golpe parte de las preocupaciones de Milo se esfumaron. Aquella conversación sin sentido estaba haciéndole mucho bien aunque no lo supiera.
A pocos hackers has conocido tu, chaval. Se suelen poner nombres ridículos, la verdad, cuanto más jóvenes e inexpertos peor —rió al hacer memoria, removiéndose un poco en el sitio para que no se le agarrotara la espalda—. Terror de las Quesadillas suena hasta genial comparado con algunos de los que me he encontrado por la red.

Cuando el medio australiano le tendió su reproductor de música portátil el irrense no supo que decir, cogiéndolo con suavidad para no dañarlo en modo alguno. Que se le estuviera acabando la batería era una pena y el norteño lamentaba no poder recargarlo con su implante, pero los puertos de energía no eran compatibles.
¿Estás seguro? —preguntó indeciso, resistiéndose a pulsar el botón de encendido todavía.

La respuesta afirmativa del coreano lo terminó de convencer, pero tras poner el marcha el iPod trató de no estarse demasiado y escogió la primera canción que llamó su atención. No entendía aquellos caracteres humanos, pero la composición le gustaba, y cuando le dio al play empezó a sonar Friday Night Gurus.

Milo se recostó contra el muro de piedra compartiendo auriculares con el rubio, escuchando con atención aquella melodía que no tardó en juzgar de su agrado.

18La última canción - Página 2 Empty Re: La última canción el 03/03/19, 11:26 pm

Goliat

Goliat
No es un recién nacido, caragato. Nuestra tecnología tampoco es de papel. —replicó con una sonrisa burlona, visto como el irrense cogía el iPod. Agradecía el cuidado, pero tampoco tenía porqué cogerlo con pinzas. Igualmente, una vez se quedase sin batería perdería todo su valor, y más viendo lejanas las posibilidades de cargarlo otra vez.

Insitió en su oferta, acomodándose de una vez en cuanto el moreno empezó a vagar por la librería de audio. Su expresión cambió en lo que el chico se detuvo.

Ah, ¡veo que eres un hombre de cultura! —cerró los ojos y sonrió, dejándose llevar por el ritmo—. Tienes buen gusto, sí.

Marcó el tempo con el pie y la cabeza, y según más se motivaba, más gestos hacía. Para la mitad de la canción, el coreano había pasado de tararear la melodía a hacer playback, dramatizando cada gesto y cada vocal. Aunque ahora no entendiese el idioma, seguía conociendo la letra. Para sorpresa de ambos, el iPod aguantó la canción entera. De hecho, sobrevivió lo justo para dejar sonar la siguiente canción, “Still Standing” de Elton John, y morirse justo en pleno estribillo, cuando más motivado estaba el chico. Si sus piernas le sostuvieran en condiciones, lo mismo se habría arrancado a bailar más allá de en el sitio.

¡NO! —su voz sonó realmente desesperada, rompiendo a reír justo después de oír su propio tono. — ¡Noooo! ¡Joder, la ironía!
Se llevó ambas manos a la cara y profirió un quejido silencioso. Al destaparse su expresión era un combo de verdadera pena y risa. La pura expresión de no saber si reír o llorar.
Ya podría haberse muerto antes de empezar la segunda, macho.


_________________________________________

♪♫♬:


La última canción - Página 2 Mercad11

19La última canción - Página 2 Empty Re: La última canción el 12/03/19, 11:08 pm

Red

Red
Aun así prefiero no arriesgarme, estas cosas hay que tratarlas con cuidado... —replicó con u a sonrisa, cerrando la boca cuando la canción arrancó.

Al parecer la elección había sido acertada, pues estaba bastante claro que agradaba a Rox, y en lo que el irrense pudo escuchar un trozo solo pudo estar de acuerdo. El ritmo era pegadizo, la letra sonaba bien aunque no comprendiera ni una palabra y en general podría haber sido una canción que él mismo llevara en su lista de reproducción.

No tardó en seguir el compás con su cuerpo, moviendo la cabeza y los hombres al ritmo de la canción con una sonrisa en la boca, pero cuando el coreano empezó con el playback al irrense se le escapó una carcajada.
¡Tienes un talento natural! —lo alabó riendo, procurando no interrumpir su improvisación.

Contra todo pronóstico la canción terminó y la batería dió para que empezara otra canción, una aún más marchosa que al hacker también le encantó. Por desgracia el iPod murió en el estribillo de la pieza, lo que decepcionó bastante a ambos chicos. La negación del medio australiano fue, de hecho, muy audible, y cuando se empezó a reír por su reacción el moreno se unió a él con expresión divertida.
Menuda mierda, si... —reconoció, enrollando los auriculares en el aparato antes de tendérselo a su dueño con un gesto triste—. Pero ha sido una pasada enserio...

Durante unos segundos permaneció en silencio, disfrutando del momento y de la compañía de su amigo. Pasar aquel rato con Rox le había despejado bastante, permitiéndole relajarse, y aunque al día siguiente la preocupación por Hyun regresaría había conseguido un rato de paz en medio de toda aquella desgracia.
Te diría de escuchar alguna canción de las mías, pero me he dejado los cascos inalámbricos abajo. —comentó al final, rascándose el dorso de la mano derecha con expresión relajada.

20La última canción - Página 2 Empty Re: La última canción el 14/03/19, 10:10 pm

Goliat

Goliat
Extendió la mano para recibir el iPod, viendo por el rabillo del ojo como Milo enrollaba los cables sobre el aparato.

Ya, bueno. Habría sido más pasada si este trasto estuviera conectado a mi nuca eléctrica y jamás se hubiera descargado —añadió en una burla desganada. Seguía pensando en el corte y en lo cuesta arriba que se le iba a hacer el día a día sin música, pero al menos le quedaba un buen recuerdo de aquel día infernal—. Nah, no te preocupes. Además, ya es tarde. Que yo me la haya pasado durmiendo no quita que tú estés cansado.

Se levantó con todo el ánimo que su débil cuerpo le permitía, guardó el iPod en su bolsillo y apoyó la espalda en la pared, a esperas de que el moreno se pusiera en pie.

¡Al menos ha aguantado a una canción entera! Es mejor quedarse con eso. Ahora a pegar el morro a la almohada— no estaba cansado, en absoluto. La sola idea de tumbarse en la cama le producía verdaderos mareos, pero no quería alterar más el tiempo de descanso del irrense, no ese día. Cuando bajaron y estuvieron a la altura de los dormitorios, Rox se detuvo en la puerta—. Voy a por un vaso de agua, ahora subo.

Con aquella excusa, el coreano pasaría toda la noche despierto en el salón.


_________________________________________

♪♫♬:


La última canción - Página 2 Mercad11

21La última canción - Página 2 Empty Re: La última canción el 17/03/19, 08:41 pm

Red

Red
Seguro que podemos recargarlo más adelante, no lo des por perdido tan rápido hombre —respondió el irrense al comentario de su amigo, sonriendo ante la idea de que lo llevara enchufado en la nuca—. Y si no siempre puedes usar mis cascos inalámbricos, que mi gusto musical no es tan terrible, ¿eh? —añadió riendo justo antes de frotarse los ojos con la punta de los dedos.

El coreano tenía razón en lo de el moreno no había descansado mucho y el bostezo que se le escapó entonces solo sirvió para reafirmar su suposición, así que Milo no tuvo más remedio que ceder. Lo hizo de buena gana, sin embargo, pues los párpados le pesaban y la cama le llamaba con fuerza.
Si, lo mejor será que me vaya a dormir —murmuró, levantándose con cierta dificultad y apoyando la mano contra la pared para guardar el equilibrio—. Menudos dos piltrafas estamos hechos, colega. —comentó con una media sonrisa, fijándose en la postura del rubio antes de enfilar las escaleras.

Bajaron los escalones despacio, procurando no tropezarse, y cuando llegaron a la puerta de la habitación Rox dijo que iría a por un vaso de agua antes de irse a la cama. El norteño le miró de soslayo antes de pedirle que esperara un momento y entrar en el cuarto.
Toma, anda —le dijo segundos después, asomándose al pasillo desde la oscuridad y tendiéndole una manta—. Para que no cojas frio mientras bebes agua. —comentó con una media sonrisa, despidiéndose del chico con un gesto de la mano antes de irse a la cama.

Estaría prácticamente dormido para cuando su cabeza reposara sobre la almohada.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 2 de 2.]

Ir a la página : Precedente  1, 2

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.