Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Krabelin
por Muffie Hoy a las 01:47 am

» Clínica y taller de biomecánica
por Giniroryu Hoy a las 01:30 am

» Torre Serpentaria
por Giniroryu Hoy a las 01:25 am

» Torreón Letargo
por Red Ayer a las 11:48 pm

» Calles
por Giniroryu Ayer a las 11:19 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 175 miembros registrados.
El último usuario registrado es Frontera.

Nuestros miembros han publicado un total de 36697 mensajes en 695 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

El Cuchitril

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10

Ir abajo  Mensaje [Página 10 de 10.]

1 El Cuchitril el 20/11/12, 11:01 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Vivienda de piedra con dos plantas que antes de ser abandonada había sido utilizada como posada, por lo que su tamaño es mayor que el de una casa estándar. Actualmente está reformada y habitada por un grupo de transformados que trabajan como cazarrecompensas. Se les conoce como "mercenarios de la Brecha" debido al antiguo nombre de la vieja posada: " La Brecha Insondable". Sus ocupantes, no obstante, continúan llamando a su hogar "el cuchitril" debido a sus inicios en él a pesar de que ya no sea un calificativo adecuado para el edificio en la actualidad.


Interior:
En la planta baja hay una sala amplia con una mesa redonda y sillas alrededor, además de una chimenea. Según se entra, en el lateral derecho hay una barra detrás de la cual hay algunas estanterías y armarios y unas puertas de vaivén que separan la cocina de la sala principal. La cocina cuenta con un fogón de leña, unas alacenas y repisas. El suelo tras la barra es de madera y hay una trampilla para descender al sótano. La planta superior tiene ocho habitaciones y suelo de madera. Además de las dos plantas hay un pequeño patio en el que hay unas letrinas y un pozo.
Ver mensajes anteriores:


109 Re: El Cuchitril el 13/01/18, 10:57 pm

Giniroryu


GM
Todos se encontraban igual de confundidos y no era para menos. El relato de Jack era insólito, no por el hecho de que hubiese ocurrido algo así sino por a quién. ¿Quién habría podido querer asesinar a Tsusu? No se imaginaba al pequeño repoblador enemistándose con nadie, por más de una razón, y desde luego no lo suficiente como para que nadie lo quisiese quitar del medio. ¿Había algún otro drake en las nuevas cosechas? ¿Alguna otra transformación con medios similares al suyo para obtener magia…? Se estaba haciendo demasiadas preguntas demasiado pronto, así que sacudió la cabeza para centrarse en ir paso por paso.
Deberíamos ir primero al burdel, entonces. Saren también nos puede decir si Nasher se encuentra en la Sede o si está trabajando fuera… Matt va a ser un poco más complicado de contactar, hace tiempo que no se comunica —añadió mostrando el aparato rúnico a modo de indicación.

Aquel día tuvieron que dar la mala noticia a más personas de las que les hubiese gustado, incluso si efectivamente no dieron con el paradero del brujo de arena. No tardaron en ponerse de acuerdo para iniciar una investigación, que comenzaría por la propia casa del repoblador.

Y en aquella misma casa, hace unos días...

110 Re: El Cuchitril el 25/03/18, 09:50 pm

Muffie



Cuando Wen despertó entre gritos, ya llevaba siendo zarandeada un tiempo. El nombre de Nasher salía con angustia de sus labios y sus ojos horrorizados por fin consiguieron abrirse.

- ¡Nasher! ¡No!- gritó consiguiendo moverse y fue entonces cuando vio a Noel a su lado y se descubrió a si misma temblando en su propia cama-. ¡Noel!- exclamó abrazando con fuerza al draco. Luego, como si de pronto hubiera recordado todo se apartó de él con brusquedad-. Noel, tenemos que ir a por él. Hay que salvarlo. No sé si llegaremos a tiempo, pero tenemos que intentarlo. Lo va a matar. ¡Lo ha matado! No sé cómo ha podido volver, pero lo ha hecho. ¡Mató a Tsusu y ahora ha ido a por Nasher!- comenzó a intentar explicarle de forma acelerada-. Y luego irá a por Matt y a por Kaethe. Quiere matarlos a todos. Y quiere que yo lo vea y que lo sepa. Que sepa que es mi culpa. No se puede escapar del ruido y va a matarme. Cuando consiga matar a todos, me matará a mi.

Cuanto terminó de decir aquello casi sin aire respiró hondo y se percató de lo loco que sonaba lo que acababa de decir. Solo había sido una pesadilla, muy real, si, pero solo una pesadilla. En Rocavarancolia era bastante común aquel tipo de pesadillas tan reales. Pero había habido algo en esta, algo distinto.

- Noel, lo siento, sé que te va a parecer una tontería porque solo ha sido un sueño, pero tengo que ir. Acompáñame, por favor. Tengo que comprobar que solo ha sido un sueño. Yo no puedo... yo necesito.... Por favor.

111 Re: El Cuchitril el 25/03/18, 10:50 pm

Giniroryu


GM
Hacía varias horas que se revolvía incómodo en la cama, más aún porque tenía que poner cuidado en no despertar a la vouivre. A diferencia de él, ella había logrado conciliar el sueño sin ayuda de magia aquella noche. Las noches de insomnio se estaban volviendo muy frecuentes y el draco contaba con un par de profundas ojeras para demostrarlo. Fuese lo que fuese que estaba ocurriendo en la ciudad, era claro que afectaba al descanso de los ciudadanos, ya que los rostros ojerosos y los sonoros bostezos formaban parte de la estampa habitual de lugares públicos como la taberna.

Los malos sueños, otro elemento relacionado más que añadir a la lista. El sueco no había estado exento de ellos en las ocasiones que sí lograba quedarse dormido. No es que las pesadillas no fuesen una constante desde su llegada a la ciudad, y más tras haberse transformado, pero aquella clase de sensaciones opresivas y de que el plano onírico estaba trascendiendo a la realidad no recordaba haberla sentido desde su criba. Cavilaba en aquellos momentos de completo desvelo si tal vez deberían contactar con Melodes para preguntarle si sabía qué estaba ocurriendo cuando sus pensamientos se vieron completamente olvidados debido a que Wen había comenzado a moverse y a musitar cosas en sueños con cada vez más ímpetu.

Wen… Wen… ¡Despierta!
La británica parecía estar soñando que algo malo le ocurría a Nasher a juzgar por lo que decía y consideró preferible despertarla a que siguiese pasando un mal rato. El cuarto estaba insonorizado pero aun así no quería alzar demasiado la voz. Se vio obligado a hacerlo, provocando que Odin saliese escopetado de debajo de la cama emitiendo un pequeño maullido inquisitivo. El gato tendría que esperar por el momento, no obstante, ya que cuando finalmente la vouivre se despertó se aferró a él con fuerza temblando considerablemente. Noel la abrazó de vuelta, tratando de decirle que se calmase y que solo era una pesadilla. No pudo: la chica en aquel momento parecía inconsolable y le explicó atropelladamente lo que había estado soñando sin que pudiera decirle nada. Se limitó entonces a acariciar su espalda hasta que se calmó un poco.

¿A dónde?
Le preguntó cuando le pidió que la acompañara, ya empezando a levantarse de la cama. Recogió a Odin del suelo, que parecía asustado y lo subió para que se acurrucase junto a Wen. No cuestionó nada de lo que decía: conocía perfectamente la sensación de sueño vívido y la vouivre no solía tomar decisiones precipitadas e irracionales por “solo una pesadilla”. El estado en el que se encontraba, el tono de su voz… Mientras terminaba de vestirse el sueco no pudo evitar tener un escalofrío que, se dijo, tenía que tratarse únicamente de que Wen le había contagiado su agitación. No iban a encontrar nada a donde quiera que fuesen y la vouivre se tranquilizaría. No podía ser de otra forma.


Sigue en el Barrio de los Callejones sin Salida.

112 Re: El Cuchitril el 05/04/18, 06:59 pm

Yber


GM
Escuchar el intercomunicador en mitad de la madrugada nunca era bueno. Giz despertó de un salto, tan pronto como fue consciente de haber cruzado la línea entre el sueño y la realidad. Avisó de que estaba despierto y dejó que las voces de sus compañeros fueran callando los miedos. Luego volvió a hablar Noel y se quedó petrificado. No había echado de menos la voz de Nasher, porque la químera se encontraba fuera, trabajando. Sin embargo, en esta ocasión...

No puede ser —dijo en voz tan baja que la mitad de las palabras solo sonaron en su cabeza—. No, no puede ser —pulsó el botón y lo repitió—: No puede ser, Noel, no puede ser. Nasher estaba fuera...

Despulsó el botón y se llevó las manos a la cara en un gesto tembloroso, todavía sentado sobre la cama. Noel no bromeaba, supo, jamás haría un chiste de algo tan grave. «No puedes negar la realidad», se reprendió a sí mismo, y en ese mismo instante comenzó a llorar.

¿Dónde estáis? —volvió a hablarles, su voz sonaba pastosa, acelerada, y fue tal el temblor de manos que no atinó a echar del canal a nadie.

Abrió y cerró la gola varias veces en escasos segundos; trató de respirar hondo, pero le fue imposible. Se secó las lágrimas, pero sus ojos volvieron a humedecerse. Miró a un lado y a otro de la habitación, no sabía si buscando un poncho o una serenidad que no lograba. Finalmente, se vistió en un pestañeo y se teletransportó hasta la puerta de la casa.

Apareció con los ojos apretados y lo primero que notó fue la brisa nocturna. En cuanto los abrió, buscó las miradas de sus amigos con la esperanza de que le dieran más información, o incluso que corrigieran la noticia que les había dado Noel. Tal vez no estuviera muerto, solo inconsciente o herido. Nervioso, sus ojos saltaron entre unos y otros y finalmente agachó la cabeza, incapaz de mantener el contacto visual con nadie. En esos momentos, Giz necesitaba un abrazo y no era capaz de pedirlo.

En su lugar, se apoyó de espaldas a la pared y se escurrió hasta quedar sentado. «No puede haberse muerto», se dijo a la vez que enterraba la cara entre los brazos. «No puedes negar la realidad», se repitió por enésima vez e, inmediatamente, rompió a llorar con fuerza.

113 Re: El Cuchitril el 05/04/18, 07:41 pm

Tak


GM
La voz de Noel a través del comunicador lo sacó del sueño de forma instantánea. Inmediatamente tuvo la sensación de que algo iba muy mal, en parte por lo anómalo de la situación, o por el tono del draco, o todo a la vez.
¿...Qué pasa? —atinó a decir Gael, mientras escuchaba varias otras voces respondiendo. Quería preguntarle a Noel dónde estaba, si no estaba en el cuchitril, pero eso debía esperar a que terminase de explicarse.

Sin embargo olvidó todo lo que estaba pensando en cuanto supo qué pasaba. La muerte de Nasher resultó ser el shock más grande que había sufrido en mucho tiempo, y eso lo dejó desarmado varios segundos. Lo primero que se le vino a la cabeza fue que por qué él, de entre tantos. Nasher ni era descuidado ni tenía enemigos. Sin embargo, había sucedido. Otra muerte más.

Noel ya había cortado la comunicación cuando Gael consiguió ponerse en marcha, casi de forma automática y sin saber ni qué hacía. Con la misma ropa vieja que usaba para dormir salió al pasillo en busca de los demás. Necesitaba saber qué había pasado. No creía que fuese una muerte natural, a pesar de la escasa información que poseía. Esas eran escasas en Rocavarancolia.

Intercambió miradas tan confusas como dolorosas con los que se cruzó, porque las palabras no le salían. Según las noticias iban calando y él acabando de espabilarse, comenzó a sentir un fuerte nudo en la garganta, el comezón de los nervios por todo el cuerpo, el picor en los ojos.

Cuando vio que Giz no estaba ya en la entrada, estuvo a punto de volver atrás, pero se dio cuenta de que tal vez necesitaba algo de tiempo. Lo cogió por sorpresa verlo teletransportarse, y casi se asustó de su aparición repentina. Al ver la cara que traía, el fuego fatuo aún se derrumbó más. No pudo evitar acercarse a él cuando se apoyó en la pared, queriendo consolarlo, pero en un momento como aquel no había palabras que pudiesen hacerlo sentirse mejor. No fue capaz de decir o hacer nada, pero se quedó a su lado.

Mientras esperaban, un pensamiento doloroso irrumpió en su mente. ¿Y si alguien quería entorpecer su investigación del asesinato de Tsusu matando a otra persona más cercana? Podía haber relación entre los dos crímines, dado que ni Tsusu ni Nasher eran dados a crearse enemigos. Y se conocían entre ellos. Por mucho que intentaba poner en orden sus pensamientos, necesitaba más información, y miraba al cielo y a la calle esperando la llegada de Noel.

114 Re: El Cuchitril el 07/04/18, 12:30 pm

Lupin

avatar
¿Eh? ¿Qué? ¿Noel? Algo pasa, mierda. ¿Problemas? No me parece que haya nada fuera de lo normal y las defensas del Cuchitril no se han activado.

―Estoy despierta ―aviso. Menuda voz más ronca tengo. A ver Noel, di algo, ¿qué pasa?

»Oh. ―No puedo evitar que se me escape. Así que es… es eso. La mirada se me pierde unos segundos. Y ahora habla Giz… pobre Giz. Céntrate, Adara, no es momento para perderse. Trago saliva y al fin logro confirmar, tanto a Noel como de paso a Giz―: allí estaremos, Noel.

Mierda. Mierda, joder, fuck. Salgo al pasillo, como esperaba no soy la única allí. ¿Y qué otra cosa me esperaba? No, claro que no lo había pensado hasta ahora… o que no había querido. Pero coño, claro que iba a pasar, tarde o temprano nos iba a tocar de cerca. Y ni siquiera sabemos cómo evitar que siga sucediendo.

Por la cara de Gael, está claro que a él también le ha cogido con la guardia baja. Pues claro, es Nasher. Es un buen amigo. Y de entre toda la ciudad, ¿quién podía esperar que fueran a apuntarle a él? No tiene sentido, no. Palmeo el hombro de Gael mientras bajamos al salón. ¿Estará Giz ya fuera?

No lo veo, pero… Oh, ahí está, se ha teletransportado. Ay, esa cara. Solo verlo duele, duele. Duele mucho. Se apoya contra la pared y se sienta. O se derrumba, mejor dicho. Me acerco a él, me siento a su lado y le paso una mano por la espalda y otra por encima de los hombros.

Giz, pobre Giz. No sé qué decir, pero creo que no hay nada que pueda. Lo mejor es que sepa que nos tiene cerca, que aquí estamos para él. Precisamente él no se merece esto. En realidad, nadie de aquí en su lugar lo merecería. Nasher tampoco.

115 Re: El Cuchitril el 08/04/18, 03:27 am

Giniroryu

avatar
GM
La ciudad no era especialmente grande y el draco había volado a considerable velocidad, espoleado por la impotencia que sentía en aquel momento así como de la necesidad de encontrarse con el resto… Especialmente con Giz, quien estaba seguro de que estaría tan destrozado como Wen o incluso más. Aun así el vuelo hasta la puerta del cuchitril le había parecido eterno y cuando vio desde la distancia que, como mínimo Gael y Adara ya se encontraban fuera, aceleró todavía más. Aterrizó todo lo cerca que pudo y, cuando comprobó que el asreniano también estaba allí, realizó una corta carrera en su dirección. Verlo allí, encogido sobre sí mismo de aquella manera… Apretó los dientes y dedicó una mirada cargada de dolor al fuego fatuo y la ángel negro. A continuación se agachó y rodeó al goliat aparatosamente con los brazos. Durante un instante se sintió muy indefenso, como si el asreniano y él hubiesen viajado en el tiempo, a una época que ya le parecía terriblemente lejana.
No sé qué ha pasado —dijo al cabo de unos instantes, separándose ya de Giz y completamente incapaz de encontrar las palabras adecuadas. No creía que las hubiera, pero tenía que hablar; él tenía información que el resto no tenía, por escasa que fuera, y debía compartirla como fuese posible—. Ella… Wen. Wen soñó que Nasher estaba allí <<muerto>> —fue incapaz de pronunciar la terrible palabra en voz alta—. De alguna forma… Ella lo supo. Y cuando llegamos… Era real, Wen me condujo hasta el lugar exacto donde se encontraba. En el barrio de los callejones sin salida —aclaró al darse cuenta de la omisión crucial—. Wen está allí… Deberíamos irnos cuanto antes.
Según lo decía se puso ansioso sin poder evitarlo. ¿Y si le ocurría algo a la vouivre? ¿Y si era una trampa? Trató de sacudirse el pensamiento de encima: lo que debía hacer era ponerse en marcha.

116 Re: El Cuchitril el 13/04/18, 03:13 am

Yber

avatar
GM
Giz apoyó la cabeza sobre el hombro de Gael y llevó su mano a la de Adara, dejándose arropar y tratando de comunicar lo agradecido que estaba de que estuvieran cerca. Seguía sollozando, por más que se esforzaba en controlar el llanto, y poco a poco una chispa de rabia surgió de los cajones más recónditos de su mente. Con la mirada perdida en el taller del fuego fatuo, la rabia dio paso a una claridad dolorosa cosida con preguntas e hilos. Era un goliat, la confusión no cabía en él.

Así, recordó la última muerte que investigaron, que le vino a la mente desde el mismo rincón que nació la rabia; un fogonazo de lucidez: Tsusu. El repoblador había prosperado gracias a su don de gentes, a su capacidad de labrar mediante otros su propia imagen, una imagen limpia, valiosa; necesaria para el drake. Tsusu no podía dejar cabos sueltos, no podía permitirse caer mal y no lo hacía.

Igual que Nasher, supo, y le sobrevino un escalofrío que pudieron sentir todos.

Para cuando Noel aterrizó, la peor parte del llanto ya había ocurrido. Las últimas lágrimas caían a la vez que el asreniano hipaba. Al ver a su amigo, Giz no fue capaz de levantarse. Se quedó contra la misma pared, apoyado aun en Gael y agarrado aun a Adara, y dejó que aquel abrazo los completara como un pequeño puzle de cuatro piezas. Durante un instante su memoria trajo al frente el patio de Letargo, las noches claras, las risas de juegos lejanos y las lágrimas viejas, derramadas en el nombre de otra gente que ya no le importaba tanto.

Cuando el draco se separó y le comunicó lo que sabía, Giz volvió a Nasher, a la idea de su cuerpo muerto —que pronto sería sustituída por una imagen real, la última que tendría de él—; Giz volvió a pensar en los días que ya no pasarían juntos, en los viajes a Asrena que ya no harían o en cómo había perdido a su Nassandra preferida, la que la quimera dibujaba en sus escamas algunas noches.

No supo de dónde sacó la fuerza para levantarse, pero lo hizo, despacio. En un murmullo, se cubrió de protecciones para defenderse de cualquier rescoldo futuro, y luego habló con la voz rota y la mente clara:

Vamonos, por favor —rogó a sus amigos—. Wen podría estar en peligro.

No quería ir, no quería encontrarse con el cuerpo de quien había caminado a su lado durante tantos años. No quería ni pensar en el estado en que lo encontraría. Giz cogió aire, se hizo levitar y, dispuesto a partir, abrió la gola.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

117 Re: El Cuchitril el 14/04/18, 11:38 pm

Tak

avatar
GM
Gael tiritaba, conteniendo sus dientes para que no castañeasen. Se debía a los nervios, que se habían sumado al frío ventoso de la noche rocavarancolesa. Sin embargo, el fuego fatuo se negaba a avivar sus llamas para no quemar a Giz. En aquel momento el mundo se había parado y lo único que existían eran ellos y su pena. Eran capaces de decirse muchas cosas sin necesidad de usar ninguna palabra.

Noel llegó tras los que pareció una eternidad. Su cara lo decía todo, de alguna manera, y Gael acabó de encajar la realidad cuando los cuatro estuvieron en corrillo. El fuego fatuo se preparó como pudo para escuchar lo que Noel les tuviese que contar, pero resultó ser más surrealista de lo que jamás podría haber imaginado. ¿Cómo podía saber Wen dónde encontrar a Nasher? ¿Un soñador le había chivado lo que había pasado por consideración? No. Si fuese así se lo habría dicho personalmente. ¿Había alguna relación entre alguien con una transformación soñadora y el asesinato? Gael solo conocía a personas que no tenían ningún motivo para hacerle aquello a la quimera.

Estaba tan inmerso en sus pensamientos que casi olvidaba que era importante ponerse en marcha cuanto antes, por Wen. Cuando por fin comprendió que estaba sola en un callejón donde había muerto su amigo, se dio cuenta de la prisa que había realmente.
¡Espera! —le dijo a Giz—. Teletransportémonos mejor.
No era necesario añadir las posibilidades que se le estaban pasando por la cabeza. Estaba seguro de que todos las tenían en mente. Entre él y Giz llevaron a sus amigos al barrio de los callejones sin salida y luego a sí mismos. Una vez allí, el draco los guiaría a donde estaba el cuerpo. Gael temía los sentimientos que le podía producir tenerlo delante, ya que para él los cadáveres eran solo carne. Pero ese cuerpo significaba demasiado y no quería verlo de ese modo.

Sigue en el barrio de los callejones sin salida.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 10 de 10.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.