Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Tiempo de ocio en el burdel
por Nihil Hoy a las 03:05 am

» Barrio de los Mil Dioses
por Nihil Hoy a las 02:41 am

» Acantilados
por Giniroryu Hoy a las 02:30 am

» Torreón Maciel
por Naeryan Hoy a las 12:24 am

» Bahía de los Naufragios
por Yber Ayer a las 11:57 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 178 miembros registrados.
El último usuario registrado es Relatante

Nuestros miembros han publicado un total de 37985 mensajes en 718 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Noreste » El Cuchitril

El Cuchitril

Ir a la página : Precedente  1 ... 5, 6, 7 ... 10 ... 14  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 6 de 14.]

1 El Cuchitril el 20/11/12, 11:01 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Vivienda de piedra con dos plantas que antes de ser abandonada había sido utilizada como posada, por lo que su tamaño es mayor que el de una casa estándar. Actualmente está reformada y habitada por un grupo de transformados que trabajan como cazarrecompensas. Se les conoce como "mercenarios de la Brecha" debido al antiguo nombre de la vieja posada: " La Brecha Insondable". Sus ocupantes, no obstante, continúan llamando a su hogar "el cuchitril" debido a sus inicios en él a pesar de que ya no sea un calificativo adecuado para el edificio en la actualidad.


Interior:
En la planta baja hay una sala amplia con una mesa redonda y sillas alrededor, además de una chimenea. Según se entra, en el lateral derecho hay una barra detrás de la cual hay algunas estanterías y armarios y unas puertas de vaivén que separan la cocina de la sala principal. La cocina cuenta con un fogón de leña, unas alacenas y repisas. El suelo tras la barra es de madera y hay una trampilla para descender al sótano. La planta superior tiene ocho habitaciones y suelo de madera. Además de las dos plantas hay un pequeño patio en el que hay unas letrinas y un pozo.

Taller de Koval:
El taller de Koval se encuentra frente al cuchitril. Son dos edificios de dos plantas unidos a los que se les quitaron paredes para ampliar las estancias y la planta superior para aumentar la altitud del techo. Según se entra por la puerta se llega a un vestíbulo amplio donde hay una estantería con libros y un escritorio con un par de sillas. Una puerta a la derecha lleva al otro edificio, cuya entrada principal ha sido tapiada, y está dedicado únicamente a almacenar quimeras y experimentos nigrománticos. A la izquierda del vestíbulo hay otra puerta que lleva al taller propiamente dicho, una habitación con una mesa de operaciones grande en el centro, y otra supletoria pegada a la pared. También hay muebles llenos de diversos utensilios y un par de jaulas. Al fondo hay una puerta que lleva a un patio pequeño.

Ver mensajes anteriores:


61 Re: El Cuchitril el 28/07/17, 01:17 am

Tak


GM
Tras reír la broma de Wen, el fuego fatuo sirvió un filetón de carne cruda que había en la alacena refrigeradora a Rasqa, tal como había pedido, y le deseó buen provecho. Cuando volvía a sentarse, la gata de Adara se ensañó con Kimbra. Por un momento pensó que esta se lo había tomado a mal, dada su reacción, pero no echó a la gata ni hizo ningún comentario al respecto, porque cuando habló retomó el tema que habían estado tratando anteriormente. Sobre su transformación Gael no sabía mucho, pero la mención a la nigromancia le hizo responder enseguida a la rakshasa.
Yo puedo ayudarte con esa parte. Soy nigromante, también por cosas de mi transformación. Conozco varios grimorios útiles para empezar y también dónde encontrarlos en la biblioteca, aunque dependiendo de qué quieras hacer primero te recomendaría libros diferentes. Y atlas anatómicos, también, o experimentar con cadáveres frescos. Todo depende de cuáles sean tus intenciones a corto plazo.

Mientras hablaba, había estado dando vueltas a su infusión, y por fin le dio un trago largo. Se estaba preguntando hasta qué punto podía ayudar a la rakshasa. Siempre le había echado una mano a quien se lo había pedido, pero cada vez tenía menos tiempo a su disposición. «Tal vez pueda llevarla al Pub Muerto para que se introduzca en este ambiente y conozca más gente» sopesó.

62 Re: El Cuchitril el 28/07/17, 06:02 pm

Giniroryu


GM
Irianna:

La lacustre encontraba entre extraño y gracioso el comportamiento de Kimbra con la gata. No sabía la razón exacta por la que la krabelinense había decidido tratar de mostrar alerta, sabiendo que no pretendía hacer ningún daño al felino, así que supuso que probablemente se le estaría pasando algo por la cabeza al respecto de lo que le habían explicado sobre las mascotas. La actitud de Rasqa, en cambio, no le hacía tanta gracia.
Creo que deberías tratar de tener en consideración a los demás también de todos modos, Rasqa. No se trata de que no te guste, si no de que la has escupido en el suelo de su casa —apuntó tras su queja con seriedad pero en tono calmado: no le había gustado mucho que hubiese ignorado la parte de no dar trabajo al resto y se hubiese quedado con lo que le interesaba—. En cualquier caso… Qué sorpresa, quién diría que nos íbamos a encontrar aquí con conocidos comunes —añadió ahora sí con una leve sonrisa.
La siguiente ocurrencia de Rasqa podría haber ofendido a algunas personas, pero por suerte no parecía ser el caso de aquel grupo por lo que se permitió simplemente menear la cabeza con expresión divertida mientras sus anfitriones le explicaban al parqio acerca de las mascotas.

Noel le dijo que Vac no vivía allí, y Koval, Adara y el propio draco bromearon al respecto de su llegada de tal manera que la idrina pudo notar que aquel parecía ser el ambiente que solía haber en aquella casa. No podía decir que le disgustase, el que se lo tomasen todo con aquel humor conseguía que su tensión se relajase bastante. Pero fue el propio hado quien dio más información al respecto de su relación con el grupo de mercenarios, mencionando un par de detalles que llamaron su atención.
Oh, claro… Dama Diurna me dijo que antes vivía contigo en el burdel, ¿no es así? —se dirigió a la humana brevemente para asegurarse de que no se equivocaba. Vaciló un poco antes de formular su siguiente pregunta—. Y entonces… ¿sois hermanos? ¿Suelen traer a los hermanos en conjunto? Disculpad si se trata de algo personal, pero todavía no sé muy bien cuál es el criterio exacto por el que nos eligen para venir aquí ni cómo es el proceso…

Kimbra ya estaba realizando sus propias preguntas, a fin de cuentas, y Koval parecía responderle con gusto, por lo que supuso que no pasaría nada por plantear alguna cuestión más. A fin de cuentas ya les habían dicho que podían hacerlo y aquella era una buena oportunidad también para tratar de entender más cosas sobre Rocavarancolia sin bombardear a dama Diurna en particular cuando se encontrase con ella en la biblioteca. La explicación del fuego fatuo también llamó su atención y supuso que el motivo por el que lo había conocido con otro cuerpo distinto tenía que ver con el hecho de que era un nigromante… Aunque probablemente aquel tema sería mejor dejárselo a la hija de lunas.


Noel:

El sueco seguía comiendo y bebiendo su té sin perder la expresión divertida mientras atendía a los sucesos a su alrededor.
Venga, Rasqa, la próxima vez te invitaremos a una cacería en vez de a tomar el té en nuestra casa y ahí podrás hacer lo que quieras. Es más, ¿no quieres venir tú también, Kimbra? —Le sugirió a la demonio al recordar que tenían a otra criatura inmoral más allí—. Podemos elegir un buen mundo vinculado en el que podamos recargarnos un grupo nutrido sin tener la mirada del Consejo sobre nuestras nucas.
Suponía que al moloch le gustaría la idea, y la invitación se extendía no solo a los invitados si no que estaba seguro de que Vac y Adara también se darían por incluidos en el plan.

Como la pregunta de la hija de lunas era cosa de Gael, el sueco prestó atención entonces a Irianna tras saber por su hermano que efectivamente ya se habían encontrado antes.
Vamos a tener que hablar más acerca de nuevas caras no vaya a ser que tengamos más conocidos en común y no lo sepamos —le dijo al hado entre risas. Se dirigió a la nebulomante a continuación—. No te preocupes por hacer preguntas “demasiado personales”, si no queremos hablar de algo te lo haremos saber. Lo nuestro es un caso… peculiar, la verdad —comenzó algo pensativo, preguntándose por dónde debería empezar—. No solo no nos trajeron al mismo tiempo, Vac llegó un año antes que yo, si no que nos enteramos aquí mismo de que éramos hermanos. Es una historia un poco larga y no quiero aburrir a las visitas, pero si tenéis interés no hay ningún problema en contarla —añadió entre risas—. Pero lo del criterio es sencillo: la esencia. La Luna puede transformar a aquellos que nacen con esencia, y además tiene que hacerlo en el momento preciso o la transformación se arruinará. Es diferente para cada uno, por eso nos traen a distintas edades. Aunque no está claro, es posible que la esencia tenga un componente genético y por eso tampoco es raro que cosechen a varios niños de la misma familia. Vac y yo somos hermanos que llegamos en cosechas sucesivas, pero por ejemplo Toima tiene un primo berserker que llegó dos años después.
Se encogió de hombros tras la explicación y decidió que era suficiente información de una sola vez.

63 Re: El Cuchitril el 29/07/17, 10:49 pm

Yber


GM
Rasqa volvió a refunfuñar a Irianna, pues aún no entendía cómo escupir algo de comer que no te gusta era una falta de consideración. Para su suerte, los cuchitrileros no parecieron darle importancia (a algunos parecia hacerles gracia) e incluso Gael se ofreció a traerle comida. El parqio se olvidó enseguida de todo lo que había pasado y le pidió algo de carne cruda.

Una vez se la trajo, servido en un plato, Rasqa encendió los pinchos de su cola y pasó la punta de esta sobre el filete con gesto concentrado. El moloch tenía problemas para encender partes concretas de su cuerpo: una vez ardía la primera pua, el resto seguía ejemplo. Esta vez parecía estar yendo bien, hasta que Noel dejó caer una invitación que lo distrajo. Durante un segundo, Rasqa se convirtió en una llama con patas y luego se apagó por completo, como si hubieran subido de golpe un fogón al máximo y luego lo hubieran bajado al cero.

El gesto del parqio se convirtió en uno de fastidio y sí, refunfuñó de nuevo.

Eh... ¿Perdón? —dijo de forma poco creíble y solo por precaución, para que nadie le echara en cara de nuevo su falta de modales—. ¡Mucho mejor! —La comida cazada le sabía mejor que esas bebidas raras y las pastas terrosas. Cuando Noel extendió la invitación a Kimbra, el parqio sonrió y la miró fijamente—. ¡Eso, ven con nosotros! —Rasqa se moría de curiosidad por verla en acción.

Contento por aquel plan sorpresa, el moloch sacó la cola del plato y decidió que se lo comería a medio hacer. Al menos estaba un poco caliente.

---

Giz por su parte seguía en silencio. De vez en cuando soltaba alguna carcajada o un par de palabras monosílabas, pero el goliat estaba más ocupado en dar un buen uso a las pastas de té que en participar en la conversación. El caso del moloch y los modales le recordaba a sus primeros años en la ciudad y le despertaba empatía, así que ayudó a quitarle hierro al asunto con gestos y unos sencillos "no pasa nada". Él había sabido adaptarse bien, pero estaba claro que no era algo que todos pudieran hacer.

Pobre del mundo al que vayáis —dijo en voz baja como un mero apunte, casi como un chiste.

A Giz, si acaso, le preocupaban las especies que pudieran ponerse en peligro si Rasqa desataba un incendio. Y solo si acaso, pues a estas alturas Giz era bastante selectivo con los genes que trabajaba.

64 Re: El Cuchitril el 05/08/17, 09:35 pm

Red


Mientras la conversación proseguía a su alrededor Vac dio buena cuenta de su taza de té, disfrutando del aroma en silencio, pero cuando Irianna volvió a dirigirse a él le prestó toda su atención.
Si, hasta hace poco Dama Diurna y yo vivíamos bajo el mismo techo —le respondió con una media sonrisa, haciendo girar su taza entre las manos. El draco se encargó de responder su segunda pregunta y el hado se limitó a asentir de vez en cuando mientras su hermano hablaba—. Es una historia larga, sin duda, pero como él ha dicho se os puede contar si os interesa. —secundó al sueco antes de servirse más té.

Las pullas que los cuchitrileros le lanzaron acerca del contenido de las botellas le hizo sonreír, pero no dudo en aclararles que en aquella ocasión no estaban del todo en lo cierto.
La botella de piedra es licor de fuego, pero la de cristal es zumo sin fermentar, de frutas varmanas, y no lleva nada de alcohol —rió—. Creo que Irianna bebió uno similar cuando coincidí con ella en la taberna. —aclaró, asintiendo en dirección a la idrina.

La expedición a la que Noel había invitado a Kimbra y Rasqa sonaba bien, pues ir a recargar magia en grupo siempre era divertido, pero preguntaría más tarde que día tenía pensado organizarla. Varias criaturas charlando sobre cumplir su precio como el que comenta algo divertido era algo sumamente perturbador para aquellos que no estaban acostumbrados, y por ese motivo el hado se obligó a contener la lengua. Por el comentario de Giz se podía deducir que sus amigos cercanos ya estaban más que inmunizados al respecto, pero de los tres invitados había una que no tenía que cumplir un precio semejante y no parecía buena idea airear aquellos asuntos durante la merienda. Las primeras impresiones, después de todo, eran importantes.

65 Re: El Cuchitril el 07/08/17, 03:32 pm

Muffie



Kimbra se sorprendió gratamente del descubrimiento de Koval como nigromante, preguntándose fugazmente si, ya que desconocía el aspecto típico de los susodichos, todos se asemejarían a él.

- ¿Aceptarías otorgarme conocimiento y ayuda sobre el tema? ¿Una especie de adiestramiento o tutelaje? Por supuesto, de forma remunerada, ya que tengo entendido que en esta ciudad no se otorga nada de forma gratuita o altruista. Como sabrás, no cuento con ningún ejemplar de moneda de cambio actual. Sin embargo,
puedo realizar mi pago con sustento alimenticio dado que soy una cazadora experimentada.


La invitación de una partida de caza pilló a la demonio desprevenida, centrada como estaba en la conversación, pero enseguida asintió con la cabeza en dirección a Noel aceptando así la invitación. Al momento, se giró de nuevo en dirección a Koval, ya que prefería centrarse en esa conversación y dejar que el resto planeara la salida a la que luego se adaptaría.

66 Re: El Cuchitril el 08/08/17, 02:29 pm

Lupin

avatar
¡Sin duda, Wen! Ay qué risa, es muy bueno. Si es que somos una panda de salvajes.

—Pues oye, Vac, este zumito huele que es una maravilla, tiene que estar de vicio —igual después del té me sirvo un poquito.

Maldita Purr, no se acojona la tía. Esta tenía ganas de juerga y ha encontrado a la víctima ideal, está claro. ¿Pero qué coño…? ¿Qué hace el idiota este, es que nos quiere quemar el cuchitril o qué? ¡Mi posada! Bah, paso de él, no la va a liar aquí con tan poquito fuego.

—Noel, si no lo proponías tú, lo hacía yo —pero no para invitar a la lagartija—. Cuidado que como vayamos muchos montamos allí una pequeña masacre —añado en tono bromista. Aunque eso no sería algo nuevo—. Venga, apuntaos. ¡Será diver!

Bueno, se acabó el té, así que voy a servirme un poco de este zumo de frutas… No decepciona, ¡está buenísimo!

67 Re: El Cuchitril el 11/08/17, 12:07 am

Tak

avatar
GM
Gael tenía su atención centrada en la rakshasa. Su pregunta no lo cogía desprevenido porque él mismo se había ofrecido a ayudar, pero necesitaba sopesar cuánto tiempo podía dedicarle a la neotransformada si decidía tutelarla. No se consideraba tan digno como su propio maestro como para hacerse llamar de ese modo, pero nada le impedía compartir conocimientos. Al fin y al cabo él no vivía exclusivamente de aquello, y apenas había hecho encargos.
No te preocupes por la remuneración ahora. A mí también me han enseñado mucho sin pedir nada a cambio. Al menos por el momento —sonrió, aunque sintiendo el peso del espejo de Siloco entre su ropa—. Puedes contar conmigo. Me vale con que consigas tus propios cadáveres para experimentar.
Para él, los favores se pagaban tarde o temprano. La chica parecía tener la cabeza bien amueblada y, quizá en un futuro, le devolvería el favor en un momento que le hiciese más falta. La chica no tenía con qué pagar, como no habían tenido otros antes que ella, y aunque habían dejado de ir a ayudar activamente a los neotransformados, Gael no había olvidado lo que se sentía al estar perdido en aquella ciudad.

68 Re: El Cuchitril el 11/08/17, 06:19 pm

Leonart

avatar
Todo habia estado bien hasta el momento. Toima, se habia portado de maravilla, pensaba. Habia hecho todo lo posible para evitar molestar a la vez que tambien hacia todo lo posible por mostrar cuan apatetico se sentía hacia los invitados en un ciclo que representaba un oxymoron que solo tenia sentido para el Ulterano que en esos momentos se sentia como un magnanimo anfitrion. Justo hasta un momento en particular que, a medida que la reunion seguia su curso, algo habia cambiado en el watahré.

Se habia quedado congelado en el sitio. Sus ojos destelleaban en una dirección en particular. El color rojo vidrioso de estos detectaba cierta incomodidad e inseguridad a medida que los globos oculares resallaban por encima de la piel. Y, de pronto, se giró hacia la puerta y comenzó a andar con paso pesado soltando maldiciones entre murmullos.
-Me cago en la hosta ya... Joder... ya estoy harto de más gente que viene aqui a fardar de lagartos coño ya... ¡HOSTIA!- al final, dejando escapar un grito de frustración, abrió la puerta de mala gana hacia la entrada del cuchitril y, justo ahí, en el umbral del patio, habia un jinete negro tan sorprendido como los habitantes del cuchitril ante semejante reacción, justo cuando iba a llamar a la puerta principal.

El jinete vestia una larga capa de montar, botas, chalé y traje. Todo negro y elaborado en cuero refinado. Un solo guante del mismo color sujetaba las riendas de su monstruosa montura. Era un ser reminiscente de parientes cretácicos de vuelta en la tierra. Un lagarto que llegaba a más de dos metros, llegando a mirar a Toima directamente a los ojos. Un cuello largo y patas delanteras con afiladas garras acompañadas por unas robustas patas traseras que le permitian moverse bípedamente. Si aquello no fue delator, las crines que pendian del animal enriendado desvelaron al ibolense que se trataba de un animal que conocia muy bien, tan solo que una raza distinta.
Los ojos del argos se abrieron de par en par entonces que, aunque vacilante, se molestó en mostrarse desafiante ante el animal quien se tomaba las libertades de mirarle de reojo, con cierta inseguridad animal que reconocia. Era un macho. Al contrario que Torbellino de Muerte y Destrucción, este lagarto andaba a dos patas y era la mitad de tamaño, a cambio de ser endiabladamente más ágil y rápido. La cola del animal se movia con celo a medida que alzaba el elongado cuello y tomaba caladas del aire, como sabueso, delctandose en el olor de algo suculento algo más cercano.

-Buenos días.-dijo el jinete. Y fue entonces que Toima se fijó en él, mucho más pequeño e inimportante ante las prioridades del watahré. Llevaba un parche negro con un simbolo dorado que le era familiar. Un pelo purpura con vida y liso y arreglado. Era, sin duda alguna, un ulterano. Un Xolnita para más inri. Instintivamente, su gesto se torció en uno de asco.-¿Puedo pasar?-preguntó con una amabilidad que era de todo menos honesta.

-¿Que coño quieres, maldito Duque de la Nada?-le espetó al instante. Los ojos del argo se volvieron frenéticos, valorando al desconocido si era una amenaza o no. Descubrió sus faltas. Un ojo y una mano. ¿Un veterano? Los cortes no eran quirurjicos. Sus manos eran demasiado suaves para haber sido de familia humilde. Toima dedujo que era un noble y que aquellas heridas eran de la ciudad.

El único ojo bueno del jinete era negro como una bola de billar. No habia luz rodeandolo y parecia que a su vez robaba la luz a lo que rodeaba. Al jinete le parecia muy gracioso la reacción del Argos, tan paranoico y lleno de odio y prejuicio que no podia sino sonreir con gula ante semejante espectáculo de paranoia.
-¡Vaya!-exclamó con suavidad a medida que desmontaba con cierta gracilidad.-Parece que hemos empezado con mal pie...-continuó, haciendo como que habia ignorado el comentario hiriente mientras sujetaba las riendas al macho Basara que habia pasado a sisear amenazadoramente hacia el coloso albino.-He venido buscando...-

El watahré no le dejó explicarse, señalizando la puerta con nerviosidad, alzó la voz.
-¡No queremos más tipejos raros aqui! ¡Y ya tenemos suficientes lagartos! ¡Largo de aquí, joder!-
A medida que su voz se alzaba crecia el siseo y la postura agresiva de la escamada bestia, cosa que Toima no pasó por alto y, acto seguido, se encontronó con el animal, a escasos centímetros de su hocico y comenzó a sisearle de vuelta lleno de hartura y rabia, cosa que no ayudó ya que el jinete apenas lograba sujetar las riendas entonces.


_________________________________________

Soft Vapor Wave トップスペイン  [Siglo de Oro]  あなたの金をくれ  S·A·N·T·I·A·G·O
Spoiler:

inglés quien lo lea

69 Re: El Cuchitril el 11/08/17, 07:39 pm

Giniroryu

avatar
GM
Irianna:

La nebulomante asintió a Noel cuando le aseguró de que le harían saber si sus preguntas eran inadecuadas: la sinceridad era lo mejor en aquellas situaciones, desde luego. Atendió entonces a la explicación, dejando ver en su rostro que el término “esencia” no le era del todo desconocido. Entonces el motivo era tan simple y a la vez tan extraño como que nacían con una característica de la que nadie excepto los rocavarancoleses sabía nada. Las posibles preguntas que hubiese podido querer hacer al respecto, pues aquel concepto nuevo sin duda planteaba muchas otras cuestiones, pasaron por alto debido a lo sorprendente de la historia acerca del encuentro entre hermanos.
Parece una historia digna de oírse  —comentó cuando le ofrecieron saber la historia completa. Miró hacia Vac al hablar este acerca del zumo que había traído—. ¿Puedo echarme un poco? Me gustó bastante el que me sirvieron en la taberna —añadió señalando la botella, ya que ya se había terminado su té y le apetecía algo más fresco.

La idrina había tratado de ignorar en la medida de lo posible la conversación acerca de “ir de caza” ya que sabía perfectamente a qué se referían. El comentario de Giz le hizo pensar más de lo que le hubiese gustado en el asunto, pero aquel no era el momento de resolver conflictos morales. Dama Diurna ya le había dado su opinión a aquel respecto, a fin de cuentas, y desde luego teniendo en cuenta que se encontraba rodeada de criaturas similares a la demonio Rakshasa, y en su propia casa, no sería de muy buen gusto sacar el tema. Ya había suficientes cadáveres en aquella conversación debido al diálogo entre Kimbra y Koval.

No hubo ocasión de continuar la charla, no obstante, porque de pronto regresó el ulterano enfadado, que parecía muy molesto por algo. En un principio creyó que con lagartos se refería a Rasqa, pero cuando le vio acercarse a la puerta de la casa y abrirla tuvo un extraño presentimiento mientras empezaba a ver qué había al otro lado. Vio a Noel acercarse a la puerta también y cuando escuchó la voz del visitante ella también se levantó de la silla de golpe.
¿Qué hace aquí Roaxen Tenvrai? —Dirigió la mirada vagamente hacia sus compañeros de criba aunque la pregunta había sonado ausente y la había pronunciado en tono bajo.
Tras dudar unos instantes, la lacustre se dirigió con paso decidido hacia la puerta. El corazón le latía muy deprisa, pero no se podía permitir mostrar ningún signo visible de debilidad.
>>¿Qué haces tú aquí? —Le dijo sin más miramientos asomándose entre el draco y el argos y tratando de adoptar un lenguaje corporal tan defensivo como desafiante.
La aparición de Rasqa había demostrado que las casualidades en aquella ciudad eran frecuentes, pero ver al cizaña allí le creaba demasiadas dudas y toda la calma que había conseguido aparentar hasta aquel momento amenazaba con desmoronarse.


Noel:

No esperaba menos de ti, Adara —respondió a la ángel negro entre risas—. Seguro que podemos aportar sujetos de prueba para Koval y la nueva nigromante en prácticas —añadió haciendo alusión a la conversación entre su amigo y la hija de lunas.
Ya que la idrina parecía interesada en escuchar la historia, el sueco estaba pensando por dónde empezar cuando oyó los pasos de Toima a su espalda. Inmediatamente frunció el ceño, pero el draco no tardó en oír la criatura que se movía fuera, en las cercanías del cuchitril.
>>¿Qué hay ahí, Toima? —le preguntó levantándose y siguiéndole hacia la entrada de la casa.

No le sorprendió ver al enorme reptil que se parecía a la montura del argos cuyo nombre no estaba claro y que descansaba en el patio en esos momentos porque ya lo había oído. Tampoco resultaba inusual el comportamiento del albino al ver al desconocido ni el insulto dirigido hacia su compatriota, pero aquel podía tratarse de un potencial cliente y no pensaba dejar que Toima lo estropease todo.
Discúlpale, no tiene un buen día —le dijo al xolnita acercándose mientras le dirigía una mirada de advertencia al argos. Técnicamente era cierto: Toima nunca tenía un buen día—. ¿Qué te trae por aquí? ¿Has venido a solicitar nuestros servicios?
Antes de que el desconocido pudiera responderle, la nebulomante le sorprendió plantándose delante de la puerta e interpelando aquel tipo.
>>No me digas que… también os conocéis.
Y desde luego Irianna no parecía muy contenta de verle.

70 Re: El Cuchitril el 11/08/17, 08:18 pm

Yber

avatar
GM
El parqio estaba prestando más bien poca atención a las conversaciones, aunque de vez en cuando le llegaba alguna palabra que entendía que no era para él. No todos los días se presentaba ante él un filete sin tener que matar antes al ser al que pertenecía, asi que estaba concentrado masticando aquella comida rápida. Así, no prestó atención cuando llamaron a la puerta. No supo quien había venido hasta que lo oyó de boca de Irianna.

En ese momento, el moloch se tensó y dejó la comida en el suelo. ¿Roaxen? ¿Había oído bien? La cara de Irianna no parecía indicar lo contrario. Rasqa se dispuso sobre sus cuatro patas y dio un rodeo a la mesa con las alas plegadas. Quería acercarse a comprobarlo, pero con tanto mueble y adorno prefería no darse más prisa.

Alzó el cuello para mirar por la puerta y la cara de asco que se le puso se entendió en todos los idiomas. Rasqa se incorporó a dos patas y sus puas se inflamaron por instinto. No se lanzó contra él porque la mole de ojos le impedía el paso. Sin embargo, el moloch gruñó desde detrás de la puerta y escupió su nombre:

Roaxen —al moloch solo le faltó escupir literalmente, pero aun recordaba las llamadas de atención de antes—. Te voy a quemar vivo en cuanto salga, ¡escorpión de mierda! —le ladró.

El odio que tenía al ulterano había ido a peor con el tiempo. Cada vez que lo recordaba, el rencor le invadía y Rasqa lo retroalimentaba, incapaz de pasar página. Aquel ser despreciable casi mató a Irianna y había amenazado a prácticamente todos sus compañeros. En su interior, deseaba que el xolnita se hubiera muerto durante su fatídico accidente. Pero tal vez había sobrevivido para que fuera él quien lo chamuscara hasta la muerte. ¿A qué olería aquella peste de persona al arder?

Es un mal bicho —respondió a Noel, como si no fuera suficiente con su actitud y todo lo dicho hasta ahora—. No se merece estar vivo.

Rasqa volvió a posarse sobre sus cuatro patas y se preparó para saltar hacia Roaxen en cuanto el gigante gruñón se apartara de la entrada.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

71 Re: El Cuchitril el 11/08/17, 09:28 pm

Leonart

avatar
Con un tono de voz neutral, el xolnita intentaba apaciguar a su bestia a la vez que pedirle al albino que se separase, todo mientras las comisuras de sus labios se torcian con malicia por la escena. La realización de lo que podria llegar a pasar si soltaba aquellas riendas era hermosamente entretenida, pero no tanto como lo que estaba por ocurrir.

Sin habersele pasado por la cabeza siquiera, otros siguieron. Y de entre ellos habia a quienes reconocia, porque les estaba buscando y a otros... tambien, pero por otros motivos. Eran sus compañeros de cosecha. Algunos. Su ojo carbonito se abrió con sorpresa a medida que su cara se sorprendia de manera teatrera.
-¡Vaya, vaya! ¡Otra coincidencia más ya! Si no fuera por que tengo más intelecto que vosotros, pensaria que me estais siguiendo allí a donde vaya!-

Era hora de deshacerse del acto. Pensaba que iba a llevarle más lejos, pero con la paranoia del watahré argos y la aparición de sus compañeros, poco sentido tenia hacerse de inocente o de misterioso para encauzar a los Cuchitrileros por donde queria. A medida que cambiaba de marcha, contempló a Irianna y el corazón le dió un salto, un ligero rubor apareció en sus mejillas grisaceas y enseguida una satisfacción inmesurable culminó en su rostro.
-Hola Irianna.-enunció en un tono de voz aterciopelado.-Tu siempre eres la sorpresa más agradable de tener.- le guiñó el ojo brevemente, mostrando su serrada dentadura en una sonrisa torvada para después fijarse en la otra presencia inevitable. El que un principio habia sido una pequeña lagartija correteando por el torreon en el que se cribó, ahora era colosal. Y andaba a dos patas.

-Tu eras... Lo siento, creo que me he olvidado de tu nombre. ¡Pero fíjate que grande eres! Sigues siendo horriblemente feo, pero ahora eres más grande, bestia.- un cacareo siguió pero fue interrumpido por Toima que ya estaba literalmente forcejeando con el lagarto, sujetandole las mandibulas que le intentaban morder mientras que con una pierna evitaba que las zarpas le acuchillasen. Los rugidos de ambos silenciaron a Roaxen que le dejaron bien claro que era hora de actuar.

-Ya basta.- enunció a la vez que una simple fusta aparecia en su mano. Con un golpe rápido al hocico del Basara, se separó abruptamente del watahré, gimoteando y llorando como si algo mucho más doloroso le hubiera golpeado. Sin embargo, en los ojos del animal no habia hueco para teatralidad o la mentira, al contrario que a su amo. Aquella fusta le instigaba tal miedo que pasó a ignorar al ulterano al completo y se escondió gimoteante detras de su amo.

Toima que jadeaba, tenia cortes en los dedos y el pantalon rasgado de un zarpazo, señaló a la puerta de nuevo para despues dirigirse a todos los invitados en aquella ocasión.
-¿Os conoceis? Pues vais todos, cogeis la puerta y os largais ¡JODER!-

Roaxen quien no habia prestado atención apenas a las palabras del watahré guardó la fusta en su cinto y ató las riendas a su lado. Al acariciar las crines del animal este se apaciguo. Presto aquello, se giró hacia Noel con más formalidad con la que se habia referido a los otros y habló.
-Siento haber importunado vuestra... pequeña fiesta... Pero contestando tu pregunta, si. Vengo por negocios, de un tipo.-
Sus ojos se posaron sobre Irianna una última vez antes de volver a hablar, esta vez al grupo.
-Y os tengo que importunar una vez más, pero creo que la mascota que tuvimos en la criba quiere carbonizarme aquí mismo en vuestro patio. Me daria algo más de confianza el comentaros mi oferta si le podriais poner un collar o unas riendas, como todo buen animal debe tener.-dijo, visiblemente acariciando las riendas de su montura a su lado.


_________________________________________

Soft Vapor Wave トップスペイン  [Siglo de Oro]  あなたの金をくれ  S·A·N·T·I·A·G·O
Spoiler:

inglés quien lo lea

72 Re: El Cuchitril el 11/08/17, 11:55 pm

Lupin

avatar
Con lo bien que estaba la merienda con té, la compañía y… Y ya se ha liado. Agh, joder. Vale, reconozco que esta vez no ha sido del todo culpa de Toima —aunque ha contribuido por algún motivo que aún no comprendo—, simplemente han coincidido gente entre la que hay tensión. Tensión de esa que quieres arrancar el cráneo al de delante porque patatas. Nada nuevo en el horizonte, vaya.

—¿Todo bien, Toima? —Pregunto al llegar a su altura. Heridas puramente superficiales, incluso el desgarrón impresiona más de lo que es. Nada serio.

En fin, espero que sean un poco comprensivos.

—Muy bien, muy bien, vamos a calmarnos. —Que sí, que vale, que os lleváis fatal—. Entiendo que os odiáis, que queréis calcinaros aquí mismo y acuchillaros; pero nosotros no sabemos nada de ello y no queremos que destrocéis el Cuchitril este, que bastante nos costó adecentarlo. —Y ahora, vamos a lo que vamos—: este es un negocio y Roaxen ha venido en calidad de cliente. No vamos a echarle pero tampoco a interrumpir esta tea party tan agradable. —Vuelvo la vista al nuevo cliente—. Permíteme que te lleve a algún lugar por aquí cerca donde podamos sentarnos y hablar tranquilamente.

»¿Me acompaña alguien? —Sé que se fían de mí, pero siempre he creído que es mejor haya más de una persona para tomar decisiones.

73 Re: El Cuchitril el 12/08/17, 02:01 am

Giniroryu

avatar
GM
Irianna:

Sí, por desgracia nos conocemos —respondió a la pregunta del draco e indirectamente al comentario de Toima.
Ya le había quedado claro que al argos no le agradaba su visita, pero que la asociasen de aquella manera al cizaña la repugnaba, quería dejar claro qué tipo de relación tenían con aquel desgraciado. A pesar de todo se vio controlando los movimientos de Kimbra… y sobre todo los de Rasqa. Sabía que la demonio rakshasa podría atacarle si consideraba que corrían peligro, pero sin duda el moloch se lanzaría al cuello del xolnita si no se le paraba.

Cálmate, Rasqa. Aquí dentro no —le pidió al parqio acercándose a él y a Kimbra, buscando mantenerse con quienes sabía que se enfrentarían a Roxaen en el caso de que fuese necesario. Se dirigió entonces al xolnita tras su ácido comentario—. Descuida, lo último que queremos es encontrarte.
<<Aquí dentro>> porque en su mente se recalcaba aquella frase con cada mirada que le dedicaba aquel que, a pesar de haberle salvado la vida a costa de su propio bienestar, todavía los miraba por encima del hombro. No volvería a suceder. Si Rasqa decidía lanzarse sobre él sin que pudiesen remediarlo solo se preocuparía de que no dañase la casa de Dama Diurna pero no lo detendría. No después de haber sido tan estúpida como para creer que haber estado en peligro de muerte y solo sobrevivido gracias a ellos, gracias a que la nebulomante agotó todas sus energías mágicas curando sus heridas, su actitud cambiaría. Cuánto se había equivocado.

Qué casualidad: tú eres justo lo contrario —casi escupió el sarcasmo ante el comentario que le dedicó especialmente a ella.
Repulsión, desagrado, vulnerabilidad. Todas esas sensaciones le producía Roaxen. Pero la peor de ellas era, sin duda, saber que el cizaña saboreaba cada una y lo dejaba traslucir en sus expresiones de una forma obscenamente evidente.

Aunque agradeció la intervención de Adara, no pudo evitar sentir que aquello no era justo. Sabía que había dedicado palabras cargadas de desprecio al xolnita, pero su veneno había sido el primero en penetrar el ambiente con aquella ponzoña inconfundible y particularmente corrosiva. Al cizaña no le hacía falta escupir de forma literal su ácido para demostrar que algo muy podrido corría por sus venas. No era justo que la equiparasen en ninguna medida a aquel ser. Y a pesar de ello, era imposible culpar a la ángel negro. La alerta constante en los ojos de Kimbra, la flagrante hostilidad que amenazaba con provocar un incendio que desprendía Rasqa… La nebulomante tampoco había empleado la diplomacia precisamente. Tenían derecho a aquello, por muy injusto que fuese.

No, por favor —dijo en un tono mucho más neutral hacia la humana—. No será necesario. Aceptad mis disculpas. Ya os hemos causado suficientes problemas por hoy y aunque yo también lamento que el día finalice de este modo, no podría permanecer aquí con la conciencia tranquila —confesó evitando ser todavía más directa y mencionar la incomodidad que sin duda se produciría: no quería darle ni un gusto más de lo inevitable al xolnita.
Hizo un gesto entonces hacia la krabelinense y después dedicó una mirada cargada de significado a Rasqa: esperaba que el moloch aceptase que aquello era lo mejor.


Noel:

El draco asistía a la escena con evidente perplejidad. La velocidad a la que se había torcido todo era incluso alarmante. Buscó con la mirada algún tipo de reconocimiento por parte de sus amigos, pero en aquella ocasión la casualidad no llegaba tan lejos: nadie excepto los invitados estaban familiarizados con aquel tipejo cuyas abuelas seguro que habían muerto mucho antes de su nacimiento. Hacía tiempo que no tenía “el placer” de tratar con alguien de su calaña. El sueco no lo conocía de nada, pero no le costó empatizar con las reacciones ante el pavoneo de su ego: le recordaba demasiado a Vlad como para no hacerlo. Desde luego no sería él quien detuviese a Rasqa y, de hecho, había acercado su mano al tatuaje dispuesto a estrenar su nueva hacha si se llegaba al extremo de necesitarla. Por suerte, la ángel negro se hizo cargo de la situación y, aunque no le gustase, tenía razón.
Escucharemos lo que tengas que decirnos, pero aun así espero que si regresas por aquí tengas a bien de recordar que, incluso siendo una panda de monstruos mercenarios, todavía nos regimos por algunas de las normas del civismo y no es de nuestro agrado que sean descorteses con nuestros invitados.
Su comentario era más sarcástico y menos envenenado que las palabras que le había dedicado la nebulomante, pero el sueco había elegido las palabras específicamente para responder a los aires de aquel escorpión narcisista. Como en los viejos tiempos.

Por su parte comprendía perfectamente que la bruja no quisiese quedarse durante más tiempo, pero incluso si por algún motivo Adara decidiese llevarse al ególatra aparte antes de que se fuesen, el sueco permanecería allí vigilando de cerca a Toima y asegurándose de que las amigas de Rasqa podían mantener al parqio bajo control.
No te disculpes —tan solo giró momentáneamente la cabeza hacia la nebulomante antes de volver a fijar su mirada en los ulteranos—. No habéis hecho nada. Volved en otra ocasión, ya tendremos noticias vuestras a través de dama Diurna.
Quería dejar claro que no por culpa de conocer a aquel espécimen había cambiado su opinión sobre ellos: comprendía perfectamente qué sentían.



Última edición por Giniroryu el 13/08/17, 02:05 am, editado 1 vez

74 Re: El Cuchitril el 12/08/17, 03:28 am

Yber

avatar
GM
Rasqa respondió con un gruñido a Roaxen, pero las palabras de Irianna lo obligaron a callar una respuesta que él creía mordaz. No apagó las llamas porque no podía, porque estaba ardiendo de odio y aquello no era mitigable. Sin embargo, Kimbra e Irianna eran personas importantes para él y en esta ocasión, no atacar a Roaxen era lo mejor que podía hacer por todos. No le importaba lo que los cuchitrileros pudieran pensar de él si se lanzaba a la yugular de aquel mascahierbas, pero estaba claro que a ellas sí les importaba. Al menos a Irianna.

Tranquila, no será hoy tampoco —respondió a Irianna en un tono más calmado. El moloch entendió perfectamente lo que la nebulomante le quiso decir con aquella mirada y añadió—. Os acompaño.

El moloch esperaría a que los tres estuviesen listos para salir y se despediría de los cuchitrileros con un "hasta la próxima". Al cruzar la puerta, alzaría sus llamas tanto como le era posible para que el tuerto y su montura se llevaran una buena bofetada de calor.

No te esfuerces en recordarme, insecto —le dedicaría al cizaña con toda la rabia contenida—. Ya te acordarás de todo cuando ardas.

Una vez fuera, escupiría al suelo junto a la montura de Roaxen un escupitajo en ebullición y avanzaría a cuatro patas, con la mandíbula apretada y dejando un rastro de humo tras sus fosas nasales.

.......


Por su parte, Giz observaba la escena con la misma curiosidad que el resto de sus amigos. No entendía nada de lo que estaba pasando y lo único que se preguntaba era si Miloslava y Lean sabrían ponerle al día al respecto. Mientras elucubraba, se levantó de la mesa y se acercó a la puerta, quedando ligeramente por detrás del resto. El tono del recién llegado no le gustó nada y supo que a más de uno tampoco, pero habían tenido clientes peores. Su gran duda en aquel instante era bastante más decisiva a la hora de aceptar o no su encargo: ¿con qué les pensaba pagar alguien que acababa de ver la Luna Roja?

Se iba a unir a Adara para escuchar al cizaña cuando vio que los demás novatos decidían marcharse.

Ha sido un placer —les dijo a modo de despedida. No se le habia pasado por alto que habia quedado parte de un filete retostado en el suelo, pero Giz no sería quien se lo recriminara al parqio.

En su lugar, lo hizo levitar discretamente hacia la mesa.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

75 Re: El Cuchitril el 13/08/17, 12:54 am

Red

avatar
Claro que puedes, para eso lo he traído. —le respondió a la idrina con una sonrisa, tendiéndole la botella para que se sirviera. Irianna parecía interesada en escuchar la historia de como Noel y Vac se había encontrado en la ciudad, por lo que el hado le cedió la palabra a su hermano en primer lugar. Alguien, sin embargo, escogió ese momento para acercarse al Cuchitril y un Toima visiblemente cabreado salió a recibirlo interrumpiendo la conversación.
Y allá vamos. —comentó el griego con una mueca, apurando su bebida y observando la escena desde la parte de atrás del grupo que se había formado en la puerta.

Vac no conocía a aquella cizaña en particular, pero tenía suficiente experiencia en la ciudad como para haber coincidido con tipos con la misma transformación y sabía que disfrutaban provocando discordia. No había que ser muy perceptivo para comprender que los invitados no tenían una buena relación con el xolnita y a este no parecía molestarle en absoluto; su sonrisa frente a las muestras de rechazo de sus antiguos compañeros resultaba obscena. El hado frunció el ceño al ver como aquel sujeto trataba a su montura, pues el macho Basara parecía aterrado, y habría salido a hacerle tragar la fusta después del comentario que le había dirigido a Rasqa si Adara no hubiera intervenido esgrimiendo la voz de la razón.
Vaya un gilipollas. —murmuró para si, formándose una opinión desfavorable del inesperado cliente de sus amigos con demasiada rapidez.

Le apenaba que aquella merienda se hubiera echado a perder por un hecho tan fortuito, pero entendía que los novatos quisieran marcharse. Se limitó a despedirlos con amabilidad y asegurarles que ya se verían por ahí, regresando después al interior del edificio para recuperar su asiento. Él no tenía nada que tratar con Roaxen, pues no formaba parte del grupo de mercenarios, por lo que se limitaría a continuar con la merienda junto a quien quisiera acompañarlo.
¿Alguien quiere licor de fuego? —preguntó en voz alta sirviéndose una copa—. Podríamos jugar a las cartas o algo...

76 Re: El Cuchitril el 13/08/17, 02:43 pm

Tak

avatar
GM
Todas las conversaciones quedaron interrumpidas por Toima, que avanzó hacia la entrada barbotando cosas sin aparente sentido, aunque para los cuchitrileros era obvio que había algo o alguien al otro lado de la puerta que solo él podía ver. Por eso Gael también se levantó, por lo que puediese pasar o quién pudiese ser. Toima estaba fuera de sí y, aunque era normal en él, la cosa podía terminar bastante mal si se trataba de un cliente nuevo, que era exactamente lo que parecía ser.

El recién llegado gastaba unos aires curiosos, y el fuego fatuo no le conocía ni de vista. Tenía una serie de viejas heridas y conocía su transformación, ya que no era fácil de ocultar. Enseguida comprendió que no le podía sonar aquel tipo porque era de la misma quinta que sus invitados. Y, al parecer, habían saltado chispas entre ellos. De todos modos no era difícil entender por qué alguien podría llevarse mal con él, aunque el fuego fatuo lo achacaba en parte a su naturaleza.

Cuando Toima empezó a forcejear con el lagarto, el fuego fatuo se acercó preparando un hechizo que no llegó a hacer falta. No quería que la montura del invitado acabase herida, por lo que se puso de los nervios. Sin embargo, el invitado dominó la situación en un instante, aunque eso no hizo que la tensión del ambiente se relajase.

A pesar de los intentos de llevar las cosas por las buenas, los invitados decidieron retirarse. Gael esperaba que no se hubiesen llevado una mala impresión del cuchitril, ni invitados ni cliente.
Volved cuando queráis. Kimbra, podemos seguir hablando otro día, pásate por aquí para buscarme —dijo antes de despedirse de todos.

Hubo una pequeña espera hasta que los invitados  empezaron a avanzar por la calle, llevándose solo parte de la incomodidad del momento. Gael se puso junto a Adara y le habló al recién llegado.
¿Quieres pasar para hablar? —Quedarse bajo el dintel no parecía muy hospitalario, por mucho que Toima no estuviese por la labor de recibirle. Como Vac seguía en la zona del comedor, Gael señaló a la barra y los taburetes como alternativa.

77 Re: El Cuchitril el 17/08/17, 03:03 am

Muffie

avatar

Wednesday

A Wen le hizo bastante gracia el comportamiento de Kimbra con Purr, pero no comentó nada, sabiendo que la krabelinense no suponía una amenaza real para la gata, ya que no era su intención hacerle daño.

Si bien contestó siempre que le preguntaron directamente, la británica prefirió mantenerse expectante en la conversación, viendo complacida como las neotransformadas interactuaban con sus amigos. Y realmente todo iba muy bien hasta que Toima dió a entender que tenían un nuevo cliente a su particular manera, quien luego resultó ser un neotransformado perteneciente a la última cosecha, compañero de torreón de Irianna, Kimbra y Rasqa y que parecía haber tenido conflictos con ellos.

A Wen no le gustó desde un principio el tal Roaxen Tenvrai, quien había aparecido en su puerta solicitando los servicios de los mercenarios, pero como se solía decir los negocios son los negocios y al menos tendrían que tantear el terreno previamente.

- Siento mucho que la cosa haya tenido que terminar aquí, pero ya sabéis que sois bienvenidos y a vosotras os veré pronto. Adiós-
se despidió la británica. Tras echarle una dura mirada al xolnita por su actitud y por haber molestado a sus invitadas se giró hacia Vac-. A ver ese licor de fuego- dijo sentándose a su lado.


Kimbra

A la krabelinense le agradó significativamente que Koval aceptara aportarle conocimiento aunque no entendía aquello de que no iba a pedirle nada a cambio, pero decidió preguntar sobre ello a Irianna en un futuro próximo por si se trataba de algún tipo de concesión social que ella desconocía.

- Dado el método de obtención de magia que debo llevar a cabo debido a mi transformación creo que estoy capacitada para suministrarme cadáveres para la experimentación.

Kimbra hubiera querido seguir hablando con Koval de los pormenores de la enseñanza que estaban concretando, pero en aquel momento uno de los habitantes del edificio dió muestras de haber percibido alguien en el exterior que resultó ser Roaxen, con quién esperaba no encontrarse en un futuro próximo.

Kimbra se levantó al instante con los ojos rojos en tensión y siguió a Irianna de cerca. Si bien ella no pretendía comenzar ninguna pelea, si estaba preparada y alerta en caso de que se diera la situación. Roaxen era ciertamente una amenaza y la engendro no iba a permitir que dañara a Irianna, Rasqa o a sus anfitriones.

En vista de evitar una posible pelea, Irianna decidió que lo mejor sería que se retiraran, y viendo que los compañeros de dama Diurna tenían controlada la situación, Kimbra decidió seguir las indicaciones de la idrina y retirarse, no sin antes dejar pendiente la conversación sobre nigromancia con Koval.


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 6 de 14.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 5, 6, 7 ... 10 ... 14  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.