Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Sede de los Taumaturgos
por Goliat Ayer a las 11:32 pm

» Pozos
por Harek 14/06/19, 01:03 pm

» Torreón Sendar
por Cuervo 14/06/19, 11:35 am

» La resaca. (Tras el desfile de la bahía)
por Reifon 14/06/19, 04:14 am

» El Cuchitril
por Lupin 12/06/19, 03:18 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 182 miembros registrados.
El último usuario registrado es Mrrblake

Nuestros miembros han publicado un total de 40062 mensajes en 757 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Noroeste » Torreón Silente

Torreón Silente

Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 9.]

1Torreón Silente Empty Torreón Silente el 10/03/19, 06:50 pm

Rocavarancolia Rol

Rocavarancolia Rol
Torreón de cuatro plantas que cuenta con un patio que comienza con el suelo empedrado desde la puerta para acceder a él y hacia la mitad está al descubierto. Una estatua de un hombre envuelto en un traje de infiltración y dos dagas que blande en una postura de ataque preside el centro. La inscripción bajo la estatua dice: "en memoria de Silente, Capitán del Cuerpo de Espías". Similar al resto de torreones, aunque resulta visible que es de construcción reciente. Su principal diferencia radica en el muro exterior, que es más ancho y se puede caminar sobre él, accediendo desde una escalera en el patio. Varios metros por encima del portón de entrada, en la fachada, se encuentra un reloj como el que había en Margalar. Hay compartimentos ocultos repartidos en el interior del torreón donde caben objetos de pequeño tamaño.

2Torreón Silente Empty Re: Torreón Silente el 15/04/19, 08:23 pm

Nihil

Nihil
Luci estaba concentrado principalmente en poner un pie delante del otro. Se mantenía lejos de la cabeza del grupo y lejos de la cola, pues tenía miedo tanto de ser el primero en enfrentarse al paisaje como de quedarse rezagado. Aparte de sus pasos también prestaba atención a las tres personas que le habían dirigido la palabra, asegurándose de tener al menos una a su alcance en todo momento. El daeliciano necesitaba nuevos referentes a los que aferrarse.

En cuanto a la fealdad de la ciudad, Luci hacía grandes esfuerzos por ignorarla. La zona por la que avanzaban parecía cada vez más y más ruinosa y los pocos edificios que se tenían en pie eran verdaderas abominaciones. Entre semejante escombrera no tardaron en ver una torre alzarse, claramente nueva y en buenas condiciones pero igualmente horrenda en sus términos estéticos. Por mucho que lo deseara no le quedaba más remedio que aceptar que ese era el posible refugio que había divisado la persona emplumada pues no había ningún otro sitio donde meterse. Se le escapó un gemido lastimero.

La torre (o más bien torreón) era altísima, de piedra gris y salpicada de diminutas ventanitas que auguraban un interior oscuro y frío. El único adorno que tenía era un ¿reloj? Parecía un reloj pero Luci no era capaz de interpretar la hora que marcaba. Tenía un puente sujeto por cadenas sobre un foso. Al acercarse el pelirrosa comprobó con alivio que no había huesos en él aunque olía terriblemente mal. << ¿Es que todo en esa ciudad es desagradable?>> pensó angustiado, cubriéndose la nariz con el cuello del pijama. No sería el primero en entrar, pero tampoco el último, simplemente seguiría al grueso del grupo a pasitos inseguros.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

3Torreón Silente Empty Re: Torreón Silente el 15/04/19, 09:17 pm

Giniroryu

Giniroryu
GM
Había seguido su camino sin detenerse, pero siempre con cautela y fijándose en los alrededores. Precisamente por eso mismo no pudo si no torcer la cabeza unos instantes observando a aquel mamífero de pelo amarillo que se dirigía a ella con sinsentidos. Al cabo de unos instantes clavándole la mirada en silencio sin parpadear se le erizaron las plumas de la cabeza y le respondió.
¿Tranquila mientras huimos de dos reptiles violentos y armados? ¿Qué tienes dentro de esa pilosa cabeza tuya, mamífero? He esperado demasiado a que la mayoría moviese su peludo trasero. Me estáis obligando incluso a ser imprudente, por todas las plumas…
Lethe dejó escapar un resoplido de hastío y siguió su camino sin volver a dedicarle una mirada al mamífero. De todos modos se encontraban ya muy cerca de aquella construcción sólida que había visto.

Una vez al borde del foso la enderth examinó la fachada, preguntándose qué era aquella cosa sobre la puerta y constatando que sus paredes eran tan sólidas como parecían. Además estaba en muy buenas condiciones a diferencia de la gran mayoría de edificaciones que habían visto hasta ese momento, por lo que era muy probable que sí se tratase de uno de los refugios mencionados por los mamíferos del barco volador. Finalmente su vista se posó sobre el ancho puente para cruzar el foso y acceder a la puerta de la torre.
Yo voy a cruzar y entrar —anunció sin más miramientos, dedicándole una breve mirada de reojo al mamífero de pelo amarillo que la había increpado antes—. Si a alguien le apetece esperar a que lleguen los reptiles asesinos lamento informar de que no voy a quedarme a acompañarle.
Se dirigió a la puerta, descubrió en qué dirección se abría y comenzó a tirar de ella. Era algo pesada pero se notaba que la habían construido recientemente pues se movía sin hacer ruido.


_________________________________________

El quinto GM oculto representado en un gif:
Torreón Silente WLJLnOD

4Torreón Silente Empty Re: Torreón Silente el 15/04/19, 09:45 pm

Percy

Percy
La pajaro tiene una lengua afilada constato Kolja. No pudo hacer más que reir cuando le llamó mamifero, soltando una carcajada corta pero intensa.
-Lo primero, ave, no huimos de dos, sino de uno, el otro acabo muerto.-le informó.- Lo segundo, no se como es de donde tu has salido, pero en la tierra tenemos un dicho. La union hace la fuerza. Me imagino que en el tuyo seria, al que corra mas lento se le deja atras. Y mira, no se como es en tu mundo, pero en el mio y me imagino que en otros tantos no es demasiado comun que un reptil con aparencia de camaleon y de dos metros quiera matarte, de hecho, nada suele querer matarte porque no tenemos esa clase de depredadores en la civilización. Y si hemos necesitado más tiempo para mover nuestros "peludos traseros" es porque nuestro cerebro todavia intenta procesar lo que ha pasado, la gente no muere violentamente delante de tus narices en el mundo de los mamiferos, o por lo menos no a menudo.
Decidió dejarlo ahí, porque acababa de divisar la construcción a la que les habia estado guiando la pajaro y desde luego eso tenia pinta de ser un perfecto refugio. Era una torre que contrastaba con el resto de edificios que la rodeaban. Era mas alta y mas nueva, además de que estaba rodeada por unas murallas que parecian resistentes y un foso. Incluso tenia un puto puente levadizo, que gracias a Thor estaba bajado. Estaba claro que aquel lugar era lo mejor que les habia pasado desde que se despertarón. Kolja se quedo tan ensimismado que ni siquiera pensó en responder a la nueva joya de la pajaro. Entró tras ella. El interior estaba oscuro como la boca de un lobo. No podia distinguir mas que una mesa grande con varias sillas y una especie de cocina de hornillo.


_________________________________________

Levántate y pelea…héroe.

5Torreón Silente Empty Re: Torreón Silente el 15/04/19, 10:52 pm

Lupin

Lupin
Kradko asistió aterrada, pero embobada, al vuelo del parqio. Por si no fuera suficiente con que fuera un reptil mono comeniños, encima este podía volar. Ese iba a ser, sin duda, buen material para sus peores pesadillas.

A causa de esta distracción, la clinger perdió la ocasión de escalar junto a Lethe y observar la ciudad. Cuando se dio cuenta, esta ya se encontraba bajando. A la pequeña se le encendió la mirada cuando oyó que había un posible refugio cerca, de veras lo necesitaba. A su cabeza vinieron los edificios comunales de su centro educativo. Y con esa imagen, vino la del comedor. Casi olvidándose de los peligrosos reptiles —más querrían esos asesinos psicópatas que se olvidara de ellos para que se la pudieran comer—, echó a andar con ritmo más animado junto a la enderth. De hecho, hasta soltó una risilla ante la respuesta que esta le dio al mamífero, que por suerte no pareció haberla oído.

«Este mamífero está tonto… ¿Cómo vamos a huir si no vamos deprisa?» Por supuesto, ella no pensaba ir a ninguna parte sola, por muy lentos que fueran el resto. No quería ni imaginárselo.

Cuando finalmente pudo divisar el lugar al que le dirigían, su ánimo se esfumó por completo. Aquello no era para nada lo que se esperaba. Se notaba que era mucho más nuevo que los edificios de su alrededor, eso era algo sin duda positivo, pero no tenía pinta de que hubiera nada en su interior ni de que les fueran a dar comida allí dentro.

Con el hambre que tengo… —murmuró.

Se preguntó si un edificio como ese podría aguantar mucho tiempo en pie, siendo de piedra. Todo clinger de la sociedad nómada sabía, sin duda, que un edificio que no era de metal, no era de fiar. Aún así, no les quedaba otro remedio que entrar y comprobarlo, y Lethe iba a hacerlo.

«Espero no enfadarla nunca, qué mala uppa», pensó ante lo último que dijo la enderth, pues tenía una cantidad de veneno que rivalizaría con el mordisco de una mamba alada. Aún así, se puso detrás de ella y entró. No pensaba quedarse a solas de nuevo con esa panda de mamíferos.

Por suerte, dentro no parecía haber nada malo. Por desgracia, tampoco nada bueno. Era hasta aburrido. Pasó la mirada por lo poco que se veía hasta que vislumbró una especie de cocina, momento en el que se detuvo. Su cabeza no tardó mucho en establecer la equivalencia más lógica, más sencilla aún que reptil es igual a bestia comeniños. Cocina equivale a…

¡Comida!

Tras el repentino grito, salió disparada hacia la susodicha, en busca de cualquier cosa para comer. No tardaría en asistir, decepcionada, a la ausencia total y absoluta de sustento con el que saciar por fin su hambre.

6Torreón Silente Empty Re: Torreón Silente el 15/04/19, 11:11 pm

Harek

Harek
Tras cruzar el puente, Chromsa vio como la pájaro bajaba del techo destrozado de una casa diciendo que había visto un refugio, cosa que repitió al instante Kolja una vez la joven se marchó sin esperar a nadie. Acto seguido el terrestre empezó a correr en dirección a la pájara y Chromsa dijo hacia él: -¡Espera Kolja!- Pero ya se había marchado, así que Chromsa decidió esperar a los rezagados.

Una vez todos cruzaron el puente siguieron por las lóbregas calles de aquella ciudad extraña. De camino al refugio, Chromsa se acercó a Amira y a Luci y habló con ellos: -Parece que ya tienes mejor cara, Luci. Me alegro de que estés mejor. En cuanto lleguemos al refugio y tengamos comida te prepararé una buena sopa de verduras, seguro que te pondrás como nuevo si te la tomas. Por cierto Amira, estaba pensando...¿tú sabes que es eso de "Luna" y "bañeras"? Porque las mujeres esas lo dijeron como si todos supiéramos que son y en Ochroria nunca he escuchado nada de esas dos cosas. No se si en La Tierra o en tu mundo- miró a Luci también esperando que si la terrestre no sabía nada que el chico rosa si supiera algo.- existen...

Siguieron hasta que se encontraron ante una construcción diferente en comparación a las que había visto por el camino. Esta era un torreón alto que contaba con una muralla de apariencia gruesa para protegerlo. Tenía un portón levadizo y, más arriba, lo que parecía un reloj. No había visto muchos relojes en Ochroria, pero era lo único que se asemejaba a aquello. Mientras observaba todo, la pájara encontró la forma de abrir la puerta del edificio y, tras unos cuantos esfuerzos, el portón se abrió por completo.

Chromsa pasó al interior observando todo a su alrededor. El interior del torreón era más o menos amplio y, al menos en la planta baja, había mobiliario y una pequeña cocina. No parecía que hubieran sido muy usadas, aunque en general el torreón estaba en muy buen estado en comparación con las casas semiderruídas del camino. -Bueno, hogar dulce hogar.- dijo pensando en que aquel lugar sería su casa durante un tiempo indefinido.

Después pasó al jardín del torreón mientras que el resto entraba al interior. Se fijó en el suelo, medio empedrado y otra parte con tierra y algunas hierbas. Chromsa se alegró bastante por ello. -Con un poco de trabajo se podrá hacer un buen huerto.- pensó. Después se acercó a la estatua que había en el centro. Era la figura de un pícaro muy elaborada, tanto que hasta por un momento dudó de que fuera una estatua. -Aquel Silente debía de ser muy bueno en lo que hacía para que le hicieran una estatua.- pensó.

Cuando escuchó jaleo en el interior del torreón comprendió que la mayoría estaba dentro ya y se dirigió de vuelta al grupo.

7Torreón Silente Empty Re: Torreón Silente el 16/04/19, 02:00 am

Dal

Dal
Alec asistió a la discusión del pájaro y del humano perplejo. No era el momento para ponerse a discutir con un lagarto asesino que podía estar siguiéndoles. El escocés puso los ojos en blanco cuando el su compatriota mencionó que la unión hacía la fuerza, eso podía ser cierto en algunos casos pero contra aquel ser lo mejor era poner tierra de por medio, un abismo de huesos y si pudiera un buen trecho de cielo. De hecho miró con cierta envidia como la dragona volaba, no por poder volar, si no por poder ponerse a salvo más fácilmente que el resto.

Le alegró comprobar que ave no se equivocaba en su suposición de que había un refugio cerca. La construcción parecía nueva, con una muralla cercando el recinto, un foso y hasta un puente levadizo. Oyó la pulla del pájaro y se acercó al humano.

-Eh - le dijo en voz baja intentando que nadie más se enterase.- No discutas con el ave, no quiero malos rollos desde un principio. Como bien dijiste la unión hace la fuerza, si nos dividimos antes de empezar no duraremos mucho.

Miró el lugar, no estaba demasiado sucio pero tendrían que limpiar un poco. Observó también unas escaleras que subían y otras que bajaban. Sin esperar a nadie pero con cuidado por si las moscas Alec bajó las escaleras y llegó a un descansillo con dos puertas. Abrió una y cuando su vista se acostumbró a la penumbra abrió los ojos desmesuradamente.

Montones de armas estaban apiladas en montones y algunas por las paredes. Abrió un arcón y encontró algún escudo, en otro encontró flechas. Todo parecía rudimentario pero les serviría bien para defenderse de posibles peligros.

-¡Tíos, venid a ver esto! - les gritó a los que estaban arriba.- Nos ha tocado la puta lotería - le diría a la primera persona que entrase en la habitación.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

8Torreón Silente Empty Re: Torreón Silente el 16/04/19, 03:17 pm

Leonart

Leonart
Reina

No importaba si con aquel grupo intentaba alejarse, adelantarse o atrasarse un poco para separase ligeramente de ellos. Estaban llendo a la misma dirección y juntos, como un ganado. Aquella sensación no le era demasiado agradable, como la ciudad misma o la grieta llena de huesos que habian dejado atrás, pero como con todo lo demás se ahogó el malestar. Siguieron avanzando un rato y se frotaba por debajo de la falta al lado derecho. La quemadura habia dejado a la piel bastante sensible, y el frotar de la falda no ayudaba. Discretamente, se agarró de la falda y siguió andando con los demás, molesta.
Llegaron a divisar una torre en la distancia. ¿Seria aquello el refugio? Se acercaron a verla abierta. Era tan siniestra como el resto de la ciudad, pero pudo comprobar que era habitable, al menos por fuera.
No pudo centrarse demasiado en aquel pensamiento pues pronto la animosidad se fue de madre, a medida que aumentaba la tensión que pasaba de una mera discusión a algo más. Lo unico que necesitaban era un segundo cadaver. Otro europeo, otro occidental, habló sobre como en la tierra la fuerza era la union, pero aplicado de manera incorrecta, pensó la Heredera. En esta situación, se acercaba más en la mentalidad del pájaro. Si tenia que eligir entre ella misma o cualquiera de los demás, también se eligiria a sí misma. No era una persona sin moralidad, sin embargo, simplemente consideraba que el estado natural de la cuestion es que cualquier otro personaje de estos también se eligiria antes que a los demás. Sin contar, que para los más estrafalarios, ella y los otros terricolas tambien les parecerian en su concepto de inhumanidad. Es facil ver muertes de aquellos quien no consideras un igual.

La nipona se quedó mirando la estatua. No parecia ser una estatua de caracter militar, como las de la tierra, pues no compartia la simbología necesaria. Al tratarse de un ser que asemejaba a una persona, una especie de guerrero, pensó en estatuillas modernas, conmemorando a personajes de lucha libre más bien, donde el honor era posar semi desnudos y fardando de músculos. Tan solo que, para quien quiera que la erigió, parecia que le importaba más caracterízar un aspecto más siniestro de aquella persona, quien se debaja entreveer como un asesino, como de cubierto que iba y la opción con la que iba armado.
¿Qué tipo de sociedad levantaba una estatua a un asesino y lo conmemoraba como tal?



Entre esta introspección y otras, se adentró en el edificio en sí. Sin mover ni un dedo, otros habian facilitado el acceso al torreón, pero no seria ella quien señalase aquello. No habia que destacar mucho de la primera sala que les recibió y sin embargo Reina se quedó atrás, dejando que otros explorasen el torreón por su cuenta. Los habian llamado refugios, pero no por ello significaba que eran seguros. Espero a que la última persona cruzase el umbral y se encargó personalmente de cerrarlo todo, en medida que vió como.  
Habria que limpiar, si es que se iban a asentar en tal lugar. Era un siniestro retiro, aquel torreón. No sabia exactamente como otros podrían contemplar el dormir fuera de sus hogares, pero la nipona era consciente que iba a pasar la noche en vilo hasta que las cosas se aclarasen un poco. Por lo que se moria en aquellos instantes seria por un kit de primeros auxilios, un baño caliente y una cama mullida y apartada del resto. Sin embargo, era consciente que tales expectativas no eran reales.

No planeaba moverse de aquella planta, ni investigar otros cuartos hasta que otros lo hubiesen hecho. Y el primer reconocimiento llegó las manos de quien reconoció como el blanco que habia optado por ser tan agresivo. Gritos de júbilo al parecer. Quizás el chaval era demasiado pasional y eso le hacia ser tan irrespetuoso, pero algo dentro de ella le sugirió que quizás habría encontrado algo útil. Si pudiera haber elegido, habría elegido una loción para aliviar dolor por quemaduras. No llegó la segunda, ni la tercera, de hecho, ya habia otros ahí presentes cuando llegó, moviendose a un paso sereno y correcto. Mirando a su alreadedor, de lo que parecia una armeria medieval humilde, pudo ver muchas cosas distintas de estilos distintos, sin un patron, y ciertas armas que ni era capaz de reconocer pero que sin embargo entendia su funcionalidad, y sin embargo todo era...
Menudo montón de chatarra...— mencionó entre dientes con ojos inexpresivos. Los arcos no le eran familiares, pero sabia de sobra su funcionalidad, por su estudio de técnicas europeas. Sin embargo, no podía decirse que sus ánimos hubieran subido en aquel momento. Necesitaban comida, medicina, calefacción y agua corriente. No armas. ¿Por que armas, de todas las cosas? Y estas armas. No habia ningun arma de fuego, ni semi automatica siquiera. ¿Por que les darian armas de todas las cosas que necesitaban? La idea que todo aquello no era más que un Battle Royale morboso se asentó más firmemente en su cabeza. ¿Por que sino les iban a dar armas sino para matarse? Dudaba siquiera si armas como esas servirian para pelear a los lagartos de dos metros que componian sus compañeros. Quizás pensaban que habría que establecer alianzas. Podría ser, pero al final seguramente querrian tener uno, para lo que fuera que quisieran.
Aquello era muy macabro y asumia muchas cosas, era consciente de ello, pero en aquellos momentos se encontraba muy fatalista y de mal humor. Rodó con los ojos suavemente y giró hacia la salida, volviendo a la planta donde se habia encontrado.
Giró en otra dirección, donde se habia adentrado aquel extraterrestre tan pequeño con forma de insecto andante, la cocina. Ahí puede que hubiese algo más útil. Sin más dilación, asomó la cabeza por la puerta y murmuró una frase por respeto.
Perdon por la intrusión...—musitó a medida que se adentró en la cocina y, de nuevo, contempló una absoluta y rara mezcla de utensilios, materiales, herramientas que podian asemajar algunas que conocia o bien de su cultura o bien de occidente, pero muchas le eran extrañas. Se giró suavemente hacia el alien haciendo sus cosas y le llamó la atención suavemente para hacerle una pregunta.
Disculpa, ¿has llegado a ver algún botiquin de primeros auxilios? ¿Medicinas?—añadió después, por si acaso no se lograba entender así.


_________________________________________


"I must inform you, first
and
foremost, that our country has its own bloody past."

Admiral Tōgō Heihachirō, 25 May 1905
Spoiler:
Torreón Silente 84B12D08F9ECBDE88EC9836E2BED2586787DA335

9Torreón Silente Empty Re: Torreón Silente el 17/04/19, 05:54 pm

Goliat

Goliat
Kahlo siempre está dispuesta a participar en discusiones, no tanto a presenciarlas. Podía entender ambas partes de la discusión, así como buscarles pegas por igual. No quería presentaciones estúpidas al borde de la muerte, no quería unión de parte de un puñado de seres estrafalarios desconocidos, le desagradaba el carácter del pájaro a pesar de sentirse exactamente igual, con la diferencia de que ella había aportado bastante menos. Se mantuvo al margen del grupo, lanzando miradas cada cuanto a los integrantes que lo conformaban así como al camino que habían dejado atrás.

«Y con estos tengo que convivir. Genial.»

La ausencia de vegetación en la ciudad era notable, y sólo hacía del panorama algo más horrendo de lo que ya era. No esperaba que el refugio las tuviera, y sin embargo, ver la muralla completamente pelada desde fuera apagó la pequeña chispa de esperanza que se había formado inconscientemente en su pecho. No se molestó en inspeccionar a fondo una vez dentro, molesta con toda la situación y con la creciente necesidad de hacer notar su disconformidad, aunque tuvieran motivos de sobra para celebrar haber encontrado un refugio seguro como aquel.

Cuatro hierbajos secos conformaban el “jardín”, con una estatua de mal gusto plantada en medio. Arrugó la cara. Los muebles parecían nuevos, pero en lo que pasó el dedo por encima de uno y dibujó una línea sobre el polvo, resopló con bochorno. Su mal humor crecía por momentos, hasta el punto de pensar «si salgo y me matan me ahorrarían vivir en este vertedero.»

Iba a inspeccionar la cocina, pero el insecto gigante se le adelantó en la jugada. Justo entonces alguien gritó en la planta de abajo, llamado que Kahlo consideró lo suficientemente interesante como para dejar la cocina -así como acercarse al bicho- para luego. La varmana no esperaba nada especial, ya que para ella nada que no fuera un billete de vuelta a casa o un sótano con muebles de caoba, plantas y tapices exóticos sería lo suficientemente bueno para sacarla de aquel cúmulo de mierda. Aún así, tampoco esperaba eso. Armas. Lo último que quería conviviendo con monstruos.

Abrió los ojos como platos y la expresión de su rostro fue todo un poema. Una mezcla de molestia, asco y miedo tapizados bajo una fría impresión de calma y sorpresa. Un largo suspiro salió de sus labios.

¿Y por qué supone que nos ha tocado la lotería exactamente? —se cruzó de brazos— ¿Que ahora nos podemos matar los unos a los otros? ¿Pillar el tétanos?

Apretó la mandíbula y respiró profundamente, dejando que el aire hiciera un ruido afilado entre sus dientes. No confiaba en ellos, en absoluto, y no tenía reparos en demostrar la incomodidad que le causaban tantas armas a disposición de cualquiera.


_________________________________________

♪♫♬:


Torreón Silente Mercad11

10Torreón Silente Empty Re: Torreón Silente el 18/04/19, 01:00 am

Nihil

Nihil
A Luci no le gustaba la sopa de verduras, pero en lugar de rechazar el ofrecimiento se limitó a no dar una respuesta clara. Lo que sí respondió fue su pregunta sobre las bañeras y la luna.

-Las bañeras se usan para bañarse, por lo general, aunque en ocasiones especiales te puedes bañar en leche con cereales o crema y fresas o en chocolate… -Luci daría cualquier cosa por un baño de crema para dejar de oler horrible. -La luna es como… un espejo enorme en el cielo que refleja la luz de los soles, pero nunca he oído que se pusiera roja -Y lo agradecía, el rojo no era de sus colores favoritos.

En el interior del torreón echó de menos una luna, dos doles y sus lamparitas nocturnas porque no veía prácticamente nada. Solo pudo avanzar algunos pasos antes de tropezarse con una silla y caerse de bruces contra el suelo pegando un chillido. El suelo que era (vaya sorpresa) de piedra tosca como la de la habitación en la que había despertado le raspó las palmas de las manos. Se levantó aguantándose las ganas de llorar y fue hacia la única fuente de luz que veía: la puerta hacia el patio.

Llamarlo patio era un poco un insulto, y llamar a ese sitio ‘’hogar’’ y ‘’dulce’’ una blasfemia como poco. Luci miró a Chromsa con disgusto, preguntándose si no tendría el peludito el gusto un poco roto, luego miró a la estatua del tipo encapuchado con los dos cuchillos. Le dio la misma sensación que las serpientes de la fuente; el estilo era claramente idealizado y había sido creado por manos habilidosas pero la intención de lo que transmitía era algo completamente nuevo para Luci. Se quedó ensimismado estudiando al tal Silente, incluso después de que Chromsa volviera al interior del torreón. << ¿Qué clase de persona podría hacer una obra como esta?>> se preguntó.

El barullo del resto del grupo le hizo entrar a ver qué pasaba. Al parecer habían encontrado algo en el sótano pero estaba demasiado oscuro para que el daeliciano se plantease bajar, por mucha curiosidad que le diera. La expresión de una de las chicas que subió, pálida como la muerte y con unos pechos enormes, le dio a entender que no se había perdido nada, así que la siguió a la cocina donde además estaba el bicho gigante.

El bicho era asquerosito de a primeras, pero tenía detalles del mismo amarillo que sus uñas, que además era uno de sus colores favoritos, así que se aferró a eso para empujar a un lado cualquier tipo de aprehensión. La chica tenía unas proporciones bonitas a pesar de su piel y su expresión terrorífica.

-A mí también me vendría bien un botiquín -comentó, mirándose las palmas de las manos manchadas de sangre cian. Solo eran raspones superficiales pero verse rodeado de tanta suciedad no le daba demasiada confianza para dejar que se curasen al aire. -Todo es un asco -Se quejó -No hay ni agua corriente. ¿Vamos a tener que beber del pozo?

El pozo olía mal, como todo allí, y si encima el agua era como la de la fuente de las serpientes el pelirrosa se estaba viendo que iba a pasar bastante sed.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

11Torreón Silente Empty Re: Torreón Silente el 18/04/19, 01:03 am

Giniroryu

Giniroryu
GM
Lethe parpadeó observando al mamífero de pelo amarillo y tratando de procesar lo que le estaba diciendo. Se había quedado el tiempo suficiente como para asistir como uno de los lagartos asesinaba al otro y no parecía ser capaz de adaptarse de forma lógica a las circunstancias a juzgar por su incoherente perorata. Tampoco parecía comprender que había hecho exactamente lo mismo que le había criticado: juzgar sus acciones desconociendo las características del lugar en el que vivía. La enderth no creía justo meter a todos los mamíferos en el mismo saco por un único representante por lo que posiblemente fuese prematuro afirmar que, efectivamente, no eran inteligentes, pero si tuviese que hacerlo con la información obtenida hasta el momento sin duda así sería. Por ese motivo había decidido que tratar de mantener una conversación habría sido una pérdida de tiempo y, sin duda, eso no era lo que necesitaban en aquel momento. Aunque debía reconocer que sí había un punto rescatable de la diatriba del mamífero: ahora sabía que solo uno de los reptiles quedaba con vida, que si bien no hubiese cambiado nada en sus decisiones hasta el momento estaba bien saber que solo había un loco peligroso en vez de dos.

Siguió a Kradko hacia la cocina y echó un vistazo a su alrededor, buscando en cajones y revisando cada rincón.
Mala suerte, pequeña, la despensa está vacía. Si tan solo tuviese mi caña… —Alzó el trozo de caña roto, lo observó con desagrado y chistó antes de dirigirse hacia otro lugar.
El patio fue lo siguiente que examinó, especialmente asegurándose de que el agua del pozo estuviera en buenas condiciones y juzgando la altura del muro exterior. Le preocupaba un poco que el reptil asesino pudiese escalar por allí, ya que ella misma podría hacerlo sin demasiado problema, pero también era improbable que les hubiese seguido el rastro hasta allí de todos modos.

Regresaba al interior cuando escuchó la voz de un mamífero procedente del sótano que quería que viesen algo. Encogiéndose de hombros siguió a la mamífera de pelo naranja y descendió las escaleras a unos pasos tras ella. No había entendido nada de lo que se suponía que les había tocado, pero una vez llegó abajo supo por qué les había llamado.
Defendernos. —Empezaba a pensar que de verdad no eran inteligentes—. ¿Qué si no? —Lethe ya se había acercado a una ristra de lanzas colocadas sobre un soporte vertical. Sacó una y la examinó—. A falta de mi tridente esto tendrá que servir.
Y cargando con la lanza en una mano y su trozo de caña en la otra se dirigió hacia la puerta del cuarto con la intención de seguir explorando el lugar.


_________________________________________

El quinto GM oculto representado en un gif:
Torreón Silente WLJLnOD

12Torreón Silente Empty Re: Torreón Silente el 18/04/19, 12:05 pm

LEC

LEC
La francesa siguió al resto cerca de Luci. Había intentado quedarse con todos los nombres, aunque ya se había olvidado de alguno y no era el momento de volver a preguntarlos. Ignoró deliberadamente la discusión que estaban teniendo el pollo y el humano, porque no quería meterse y su autocontrol en esos casos no era muy alto. Además, no le parecía ni el lugar ni el momento adecuado como para ponerse a discutir.
Miró a Chromsa algo sorprendida por sus preguntas, chocándole que en su planeta no tuvieran luna, aunque Luci se adelantó a responderle.
Donde yo vengo a veces se pone roja, si hay un eclipse —dijo, aunque no sabía si entendería lo que era aquello, y ella tampoco iba a saber explicarlo muy bien— . Es… Cuando la Tierra se sitúa entre el Sol y la Luna y la tapa, o algo así. No soy astrónoma, no se bien como va.

No tardaron en vislumbrar lo que el pájaro identificó como un refugio. Era un torreón alto, aunque menos que los edificios a los que Amira estaba acostumbrada en su ciudad, de piedra y con vanos repartidos por la fachada. Se le antojaba extraño pensar que tendría que vivir en una torre que parecía sacada de un castillo medieval, pero no tenían otra cosa. Sobre la puerta había un reloj, pero no parecía marcar la hora. Tal vez estuviera estropeado, teniendo en cuenta lo ruinoso que parecía todo

Cruzó el puente levadizo y observó el interior. Iban a necesitar limpiarlo y estaba oscuro, pero al menos los muebles no estaban muy desgastados. —¿Tendrán velas o algo? Dudo que aquí haya electricidad… —preguntó a nadie en concreto. Mientras el resto iban al patio o hacia abajo, Amira subió las escaleras para encontrar cuartos. Las camas parecían estar en las mismas condiciones que los otros muebles, pero al menos no estaban muy rotas. Solo esperaba que no hubiera bichos en los colchones o en las sábanas.

Volvió a bajar y salió al patio. Había una estatua de lo que parecía un pícaro de algún RPG o similar «Una elección… extraña para una estatua». Leyó la placa de debajo, lo cual tampoco le dio muy buenas vibraciones. Lo de Cuerpo de Espías no sonaba muy bien, y que le hubieran hecho una estatua a un personaje que destacara pro ser su capitán tampoco le hacía especial gracia. También había un pozo, y no es que le fuer a hacer mucha gracia tener que beber agua de allí, pero tampoco creía que fueran a tener agua corriente.

Entró de nuevo y oyendo el barullo de abajo se dirigió allí, llegando a tiempo de ver al pollo con una lanza saliendo. —Eh… no creo que te vaya a hacer falta eso ahora… —dijo—. Creo que con subir el puente nos vale por ahora... y además deberíamos limpiar


_________________________________________

On se tiendra prêt parce qu'on a la rage, le cœur et la foi

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 9.]

Ir a la página : 1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.