Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» El Cuchitril
por Yber Ayer a las 06:28 pm

» Torreón Sendar
por Lathspell Ayer a las 05:38 pm

» Pozos
por Lupin 16/01/20, 11:09 pm

» Libo
por Evanna 12/01/20, 09:24 pm

» La Boutique de dama Isis
por Nihil 10/01/20, 12:52 am

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


El record de usuarios en línea fue de 113 durante el 20/11/19, 02:41 am
Estadísticas
Tenemos 184 miembros registrados
El último usuario registrado es aceice

Nuestros miembros han publicado un total de 40961 mensajes en 773 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Noroeste » Torreón Silente

Torreón Silente

Ir a la página : Precedente  1 ... 12 ... 19, 20, 21

Ir abajo  Mensaje [Página 21 de 21.]

1Torreón Silente - Página 21 Empty Torreón Silente el 10/03/19, 06:50 pm

Rocavarancolia Rol

Rocavarancolia Rol
Recuerdo del primer mensaje :

Torreón de cuatro plantas que cuenta con un patio que comienza con el suelo empedrado desde la puerta para acceder a él y hacia la mitad está al descubierto. Una estatua de un hombre envuelto en un traje de infiltración y dos dagas que blande en una postura de ataque preside el centro. La inscripción bajo la estatua dice: "en memoria de Silente, Capitán del Cuerpo de Espías". Similar al resto de torreones, aunque resulta visible que es de construcción reciente. Su principal diferencia radica en el muro exterior, que es más ancho y se puede caminar sobre él, accediendo desde una escalera en el patio. Varios metros por encima del portón de entrada, en la fachada, se encuentra un reloj como el que había en Margalar. Hay compartimentos ocultos repartidos en el interior del torreón donde caben objetos de pequeño tamaño.


241Torreón Silente - Página 21 Empty Re: Torreón Silente el 01/12/19, 11:19 pm

Dal


-Sí, es posible que tengas razón - respondió a la mujer pájaro.- Veamos si mañana nos traen comida también, tres veces consecutivas forman una pauta. Y sí que estaría bien encontrar algún libro con información o más gente... Puede que en algún edificio encontremos algo de eso.

Miró a Qirra cuando se acercó y le sonrió por su ofrecimiento.

-Serás de gran ayuda - dijo para luego levantarse, despedirse e irse.

Alec pasó el resto del día pensativo. No evitaba a la gente, sólo le apetecía estar a solas con sus pensamiento. Se preguntaba cómo estarían sus padres y hermanos, como le iría a su mejor amigo allí en su mundo. La melancolía llenó sus pensamientos como el agua una bañera. En esos momentos el escocés habría mentido vilmente si hubiera negado que deseaba una buena cerveza negra o, mejor todavía, una copa del whisky que guardaban en casa.

Con un suspiro en cierto momento bajó las escaleras para ir a la armería, dejó allí la lanza y se paseó entre las armas disponibles. No terminaba de convencerle aquella en concreto, si bien Lethe seguro que podía echarle una mano para aprender a manejarla no terminaba de ser lo que el chico quería. No se veía con la destreza necesaria para ello, lo suyo siempre había sido la fuerza bruta.

Miró las espadas más grandes que había pero negó con la cabeza. No, aquello seguía siendo necesario tener algún tipo de destreza. Finalmente llegó a las mazas de guerra y entrecerró los ojos, quizá... Sí, si algo necesitaba más fuerza que otra cosa seguro que sería aquello. Sólo tendría que golpear su objetivo con la mayor fuerza posible para hacer daño. Con una sonrisa descolgó el arma y la balanceó ligeramente con ambas manos. Sí, aquello serviría.

Más tarde se dio un baño de agua fría. No era la primera vez que lo hacía y estaba claro que no iba a ser la última vez pero no terminaba de gustarle.

No se echó a la vez que el resto, se quedó despierto hasta muy tarde en la azotea. No es que viese mucho de la ciudad desde allí, pero sí había brillos en el cielo. Luces emitidas por murciélagos de fuego, otros brillos de varios colores se extendían por varias partes de la ciudad. Pero lo más llamativo, de lejos, era una catedral monstruosa que se elevaba cerca de las montañas que brillaba como iluminada por un foco desde abajo. Se preguntó qué sería aquel brillo y no fue lo último que se preguntó. También pensó en el resto de chicos que había visto en aquella plaza hacía sólo unos días. ¿Estarían bien? ¿Heridos? ¿Muertos? ¿Habrían visto las bañeras volantes y conseguido comida? ¿Tendrían un refugio para pasar la noche?

Alec se estiró, crujió varios huesos, el cuello y finalmente bajó las escaleras hacia su cama. Se desnudó casi por completo y se metió entre las sábanas.

Se despertó por unos ruidos provenientes del patio que le hicieron soltar un gruñido de frustración. Había dormido poco y le picaban los ojos horrores. Se levantó maldiciendo y se acercó a Luci que miraba por una ventana.

-La madre que lo parió - refunfuñó mientras Luci volvía a la cama. Él mismo volvió a su cama y se tapó hasta la cabeza para bloquear la luz.- Que alguien lo mate por mí y así pueda volver a dormir, por favor - dijo con voz lastimera de forma deliberada para ver si conseguía sacarle una risa al niño.

242Torreón Silente - Página 21 Empty Re: Torreón Silente el 02/12/19, 06:54 pm

Giniroryu


GM
Se quedó satisfecha con la conversación mantenida en el patio, especialmente al poder comprobar una vez más que la estupidez de Kolja no resultaba contagiosa para la mayoría de los mamíferos. Qirra no era un mamífero, pero la pequeña depredadora había demostrado que no traía ideas absurdas en su cabeza y no veía necesidad de establecer una categoría aparte para reptiles en su poco riguroso sesgo siendo ella la única.

Cuando terminó de comer se fue directa a lavar sus utensilios y a continuación se dedicó a observar durante un rato como escalaba Kradko el torreón. La clinger no hizo ninguna temeridad, por lo que regresó al interior del edificio confiando en que era lo suficiente sensata como para no intentar matarse. Le costó encontrar tareas en las que ocupar su tiempo el resto del día, pero hizo algo de limpieza, practicó un poco su puntería y sus movimientos con la lanza y examinó un poco más a fondo algunas partes del torreón. Así fue como descubrió que una de las piedras de la pared del sótano se deslizaba si se apretaba en un pequeño saliente no muy perceptible. Detrás de esta había un hueco forrado de madera, pero no había nada dentro. La enderth no tenía nada que quisiera guardar fuera de la vista de los demás, pero tampoco habló de su pequeño descubrimiento. Era un hueco demasiado pequeño de todos modos y no comprendía demasiado el por qué de su existencia.
La mañana siguiente compartió el despertar con sus compañeros de cuarto, preguntándose a qué se debía aquel sonido metálico que llegaba a través de los vanos. Masculló el nombre del mamífero responsable al verlo pasearse por el patio con un montón de chatarra encima, de poco a nada sorprendida ante tal estampa. Al contrario que Alec, no obstante, decidió que era una buena hora como cualquier otra para levantarse, por lo que se desperezó y se dirigió al aseo para su acicalado matutino. Una vez con el plumaje en perfectas condiciones descendió hasta la cocina y, bostezando sonoramente rebuscó entre las cestas hasta encontrar algo de su agrado para desayunar. Le había cogido el gusto a la mayoría de frutas que se encontraban entre las provisiones, así que se hizo con una de sus favoritas y un par de insectos. Desde la mesa de la cocina lanzaba alguna que otra mirada al patio, observando con reprobación como Chromsa se empeñaba en juntarse con aquel desastre enlatado. Chasqueó la lengua sonoramente y picoteó su desayuno.

243Torreón Silente - Página 21 Empty Re: Torreón Silente el 03/12/19, 12:19 am

Percy


Una vez hubo terminado de correr, cogió el arco y dos carcajs y empezó a practicar su puntería, sin quitarse la armadura. Iba alternando entre las dianas aleatoriamente, disparando a distintas distancias para no acostumbrarse a una misma diana y para no poder ajustar el tiro tras el primer tiro. Gastó los dos carcajs sin salirse de la diana, pero hacia un tiempo que no practicaba con el arco, así que sus resultados no fueron los mejores que podría llegar a conseguir. Para alternar disciplinas, continuó con unos entrenamientos con la espada y el hacha, para terminar con el lanzamiento de hacha, no contra las dianas, puesto que las hubiese dejado inservibles, sino que usó un tablón que tenía una marca en el centro. Tras media decena de lanzamientos, dió el entrenamiento por terminado, tras intensa hora y media, y se quitó la armadura para guardarla, junto con las armas de vuelta en los baules, que colocó contra la pared del patio. Sin embargo dejó las dianas repartidas por el patio, al igual que los monigotes. Cuando hubo terminado subió los cubos de agua al baño para asearse antes de bajar a desayunar. El agua estaba bastante fría, lo cual no le sirvió para relajar los músculos precisamente, así que aunque cansado pero satisfecho, bajó a desayunar algo, encontrandose con la pajaro, a la cual prefirió no hablar. Cogió unos cuantos huevos y verduras y se puso a hacer unos huevos revueltos para todos, esperando poder hacer las paces después de las últimos días en los cuales no había causado demasiada buena opinión. Cuando estuvieron listos, llenó unos cuantos vasos con una especie de leche que olía raro y que encontró en las cestas. Estando todo listo, cogió el tablón que había estado usando para el lanzamiento de hacha y colocó varios platos y los vasos sobre él,al igual que cubiertos, para subirlos a las habitaciones.
-Hola chicos, he hecho el desayuno para todos, a ver si os gusta. Os lo dejo aquí ¿Vale?- dijo dejandolo sobre una cama vacia. A continuación salió de la habitación y bajó al salón para disfrutar de su propio desayuno con los que ya estaban abajo. A pesar de no hablar con ella, también dejó un plato para la pájaro.

244Torreón Silente - Página 21 Empty Re: Torreón Silente el 04/12/19, 05:23 pm

IsmalKreek_24


Habiendo terminado de lavar platos, Adam no fue muy activo con los demás tomando la decisión de explorar el torreón a solas. Miró con asombro cada rincón del curioso edificio y los recientes cambios en éste debido a la corta estancia de los demás.  A través de los ventanales de la primera planta observó cuidadosamente a cada uno de los cosechados que decidieron salir del interior del torreón. <<Todos parecen buenas personas a su manera. Espero no llevarme mal con ninguno>>
Adam siempre fue observador desde que estuvo en el reformatorio, distinguiendo con un margen de error muy bajo quienes estaban realmente arrepentidos por sus actos y quienes no. Se percató de que todos estaban asustados, incluido él mismo. Esa imagen global de todos le entristeció, yendo incluso a peor cuando se dio cuenta de que Kahlo se frotaba la cara. <<Incluso ella...>>.

Tras un largo rato de suspirar mientras miraba la plantación de Chromsa, fue a asearse ya que no pudo evitar arrugar la nariz al oler su propia ropa. No tardo mucho en limpiar su suciedad y vestirse con otra muda que abrigaba bastante menos, aunque aún conservaba su bufanda la cual se puso rápidamente tapando su maldito tatuaje <<Ojalá hubiese algún hechizo para quitarme esto…>> . Ya era de noche y fue uno de los primeros en caer redondo. Apenas le costó dormir debido al agotamiento mental de ese día, recordando brévemente el monstruoso esqueleto que los asaltaron.

No pudo evitar levantarse de sopetón por el ruido que hacía Kolja al entrenar con su armamento metálico. Bajó muy lentamente de la cama al estar aturdido de dormir tanto, dando un enorme bostezo que mínimo resonó por toda la estructura. —...Buenos días a todos —saludó bajito mientras estiraba sus largos brazos que apuntaban al techo. Mientras se espabilaba sentado al borde de la cama y mirando probablemente a nada en particular, se sorprendió de que Kolja subió con desayuno.

Gracias… —agradeció sorprendido por su amabilidad. No parecía el mismo que se burló de él cuando entró por primera vez en el torreón, llamándolo cartero. Bajó rápidamente con el desayuno en mano adelantándose a Kolja —Oye mira… —al principio le costó hablar un poco —no os guardo rencor ni a ti ni a Chromsa por lo de ayer aún si fuisteis imprudentes. Es normal que tomemos malas decisiones después de todo. Así que, ¿amigos?
—finalizó mientras le extendía la mano a Kolja con una pequeña sonrisa en su rostro.

245Torreón Silente - Página 21 Empty Re: Torreón Silente el 05/12/19, 10:43 pm

Goliat


Kahlo se reacomodó en el sofá con un mohín en la cara, molesta por el ruido que alguien estaba formando fuera. Oficialmente había perdido toda esperanza de volver a dormirse o empezar de buen humor, pero nada de aquello le impedía el quedarse tumbada todo el tiempo que le fuera posible. No era típico de ella desperdiciar el tiempo, aunque tampoco es que hubiese mucho en lo que aprovecharlo una vez fuera de las mantas. Apenas se movió al notar nuevas presencias en el salón, aunque era consciente de que cuanto más tardase en levantarse, más gente se acumularía ahí. La falta de privacidad del torreón era de los choques que peor llevaba; no acostumbraba a dejarse ver en ropas de cama y sin arreglar, asi que estaba claro que las mañanas iban a ser un infierno de ahí en adelante. No solo daría lo que fuera por volver a casa, daría lo que fuera hasta por cuatro paredes extras para ella sola en ese edificio.

Esperó el mejor momento para sacar una pierna, oyendo unos pasos perderse al piso de arriba; el ruido metálico de fuera había cesado y ahora le llegaba a la nariz el olor del desayuno. Se estiró con un suspiro desganado, levantándose despacio mientras se llevaba los dedos al pelo con timidez para peinar los bucles rebeldes con los que solía amanecer. Se giró lo justo para ver a Lethe por el rabillo del ojo, arregló su camisón al ponerse en pie y salió al patio a por un cubo de agua con el que lavarse la cara. La fría temperatura de esta bastó para espabilarla. Ahora solo tenía que subir deprisa a los aseos para cambiarse. Entró sin detenerse demasiado a mirar el tinglado que había montado fuera, cogió su ropa y demás abalorios y subió a la planta de arriba. Pasó todo lo disimuladamente que pudo, y ya en la grata soledad del baño se vistió -todo lo bien que le permitían las ropas del torreón- y adecentó en relativas condiciones. No encontró un solo espejo, así que tendría que confiar en que no llevaba el pelo demasiado mal. Ya tenía nuevo objetivo: encontrar algo que usar de espejo en ese condenado lugar. Al salir se encontró con Kolja y Adam en las escaleras, pero prefirió pasar discreta y en silencio a entrometerse y empezar peor el día.

Buenos días —dijo, por fin, cuando se encontró de nuevo abajo. Ver el desayuno servido no era algo fuera de lo común para ella, acostumbrada a esa imagen día tras día por el trabajo de los sirvientes de su familia, si bien lo extraño le sería dar las gracias por ello—. No hay un solo espejo en este sitio. Si encontráis uno me harías tremendamente feliz.
Cogió una cuchara y trató de verse en ella. No es que fuese lo mejor, pero le permitió devolver algún mechón a su sitio.

246Torreón Silente - Página 21 Empty Re: Torreón Silente el 06/12/19, 12:23 am

Nihil

Nihil
A Luci se le escapó una risa, que tapó rápidamente con el borde de la manta. No estaba bien desearle la muerte a nadie pero entendía la frustración de Alec. Aquella no era la mejor forma de despertarse. Se quedó en la cama viendo a sus compañeros ir y venir y dándoles los buenos días cuando reconocían su presencia o coincidían sus miradas. No tenía intención de levantarse hasta que el hambre o su vejiga le dijesen lo contrario. Entonces llegó Kolja con el desayuno.

Ya de primeras no olía bien. Era menos potente que el estofado pero seguía pareciendo algo sin terminar. Le dio las gracias por educación (una ofrenda de comida siempre debía agradecerse) y cuando el chico se fue olisqueó mejor con cara de no estar nada convencido. Probó un bocado. No, definitivamente la cocina no era el fuerte del rubio. Se lamentó de que su ración fuera a echarse a perder, aunque hizo saber al resto que la cedía a quien la quisiese. Se llevó una muda y el vaso de leche al piso inferior, donde ya estaban Kahlo y Lethe.

-¡Buenos días! -saludó. Kahlo se estaba acicalando mirándose en una cuchara. Con cuidado le colocó un mechón rebelde en su sitio -A mi también me gustaría tener algún espejo, seguro que me veo horrible.

Solo pensarlo le revolvía el estómago.

Puso agua a calentar para su baño. Mientras, peló fruta que se pudiera machacar fácilmente e hizo un puré con ellas, la leche y una buena cantidad de miel. Como los excursionistas habían traído cuerda nueva no tuvo que desmontar el tendal para poner su cortina improvisada. Quería bañarse antes de tomarse su papilla de frutas. En casa siempre desayunaba en pijama, pero por alguna razón el ambiente del torreón le hacía querer asearse cuanto antes todas las mañanas, y la comida nunca le sabía bien cuando se sentía sucio.

-¿Qué vamos a hacer hoy? -preguntó desde su barreño. Se había recogido el pelo para no mojárselo.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

247Torreón Silente - Página 21 Empty Re: Torreón Silente el 08/12/19, 02:08 pm

Lupin

Lupin
Aquello era para ella, sin duda. Si no fuera por la que para ella era una extraña arquitectura, hubiera hasta olvidado que se encontraba en Rocavarancolia. Disfrutaba escalando y sabía que era buena en ello. No iba a hacer el canelo con una superficie nueva como aquella, pero tampoco hubiera sido la primera vez. Igual en un futuro.

Encima del torreón se encontró al mamífero bonachón. Parece que le había asustado, lo cual le pareció muy gracioso. La pequeña clinger no dudó en reírse de él. Ni siquiera se le pasó por la cabeza que Chromsa nunca debió haber visto un insecto de metro y pico escalando un edificio en su dirección. En fin, niños…

¡Porque soy la mejor escaladora! —Se limitó a responderle con orgullo. Siguió riéndose durante un buen rato. Vete a saber tú ya de qué.

*********

Al día siguiente la clinger madrugó, como era su costumbre. Lo cierto es que no le había costado mucho acostumbrarse a su nueva cama, posiblemente debido al hecho de que los sustos y trajines de esos dos días en Rocavarancolia eran suficiente para agotarla. Y era demasiado cabezahueca para pasarse las noches con miedo y preocupada.

Algunos de los mamíferos se encontraban ya despiertos y no tardó en ver a Lethe también. «¿Es que no duermen estos?», pensó. Observó durante un rato el entrenamiento del gran mamífero enlatado preguntándose en su perezoso cerebro cuál era el sentido de todo aquello. Vale, sí, entendía lo del entrenamiento y pensó que a ella misma le iría bien practicar algo con la vara —aunque no conocía más que unos poquitos ejercicios básicos—, ¿pero a qué venía el añadirse peso extra? Decidió que algún día le preguntaría, aunque no sabía cuándo.

Decidió seguir remoloneando por el salón mientras el resto iban despertando y bajando. Observó curiosa el plato que estaba cocinando el humano. No olía mal y tampoco tenía mala pinta. Nada precioso, pero no es como si Kradko se preocupara mucho por la estética en la cocina. La comida debía estar rica, el resto era totalmente innecesario. Y la verdad, aquella le gustaba.

Ehhh… —Dudó durante unos segundos qué responder a Luci—. Creo que necesitamos más comida.

Realmente no lo sabía, ¿pero qué había en el mundo que fuera más importante que la comidita? Además, eran muchos en el torreón, así que dudaba que fuera a durar mucho la que recogieron el otro día. Sí, estaba bastante convencida de que necesitaban más.

248Torreón Silente - Página 21 Empty Re: Torreón Silente el 09/12/19, 02:04 pm

Birdo

Birdo
oofTras la charla en el patio, Qirra pasó el resto del día trajinando con las piedrecillas de su bolsa. En algún momento recordó la piedra ensangrentada que enseñó el vikingo, pero decidió que hoy no sería el día en el que se interesase por ella.
oof
oofCuando cayó la noche, se llevó el primer trozo de carne que se encontró en la cesta a la boca y se metió debajo de la misma cama de la otra noche. Sin duda tenían que empezar a reponer la comida, ya que la carne empezaba a saberle rara. Pasaron unos minutos y la chica no era capaz de conciliar el sueño. En su hogar, Qirra dormía junto a Riga y Eqo, y ahora echaba en falta el calor de un amigo. Sin hacer ruido, la chica se deslizó bajo la cama ocupada más cercana. No era la mismo, pero quizá así dormiría más tranquila. Y así fue.
oof
oofA la mañana siguiente le despertó un tintineo que venía del patio. Era el vikingo con piedras brillantes encima. Qirra, no lo entendía, así que decidió preguntarle más tarde. Alec y Luci estaban mirando por la ventana cuando ella salió de debajo de la cama. Resulta que había estado durmiendo debajo de la cama del chico mayor, pero nadie se había dado cuenta de ello. Para cuando volvió a meterse en la cama, ella fue hasta la ventana y se quedó mirando a Kolja hasta que entró al edificio. No tenía claro que estaba haciendo, pero se daba un aire a algún tipo de entrenamiento extraño.
oof
oofCuando subió con la comida le dió las gracias y empezó a comer. Era raro. Le sonaba mucho el sabor, pero nunca había probado algo así, y no sabía si le gustaba o si le disgustaba. Fuera como fuese, la chica se lo comió todo, y ya de paso también acabó con el plato que no quiso comerse Luci, dándole a este también las gracias.
oof
oofCuando acabó con el desayuno, bajó y preguntó a los presentes:
¿Saldremos hoy a por comida?


_________________________________________

upper secret oof
secret oof
*cries in scalie*
secret oof

249Torreón Silente - Página 21 Empty Re: Torreón Silente el 09/12/19, 02:28 pm

Leonart

Leonart
Reina

Quizás estaba siendo demasiado egoista con Luci. A medida que entretenia al pequeño, se preguntaba más y más sino lo hacia por si misma. Por no tener que decirse que ella no habia hecho nada mientras un niño pasaba un mal rato. Quizás, si. Cuantas más vueltas le daba, más paranoica se volvia. Cierto era que habia tenido el querido efecto en el jovencillo, pero poco se podía decir de ella, quien durante la noche, no consiguió sacarselo de la cabeza. Una debilidad más, pensaba. Una larga lista documentada en su privacidad mental. Si quieria llegar a ser alguien sabia que tendría que tenerlo en cuenta. Se dirigieron a Kahlo, quien se le veia en su mejor intentona para intentar ocultar lo que le habia afectado la confrontación. Reina se mantuvo escueta pero atentiva con la chica, intentando que se despejase la cabeza momentaneamente. Pasó la noche medianamente ocupada, a medida que se encargaba de recoger y acomodarse sobre una de las camas. No se podría decir que dormia, pero si descansaba y cerraba los ojos que le pesaban por aquel entonces.

Fue levantarse y todo el mundo le dió vueltas, los ruidos de afuera, el dolor y un mareo extraño, a saber. La cadera le temblaba, lo acusaba a la herida. Se habia quemado en el pasado, una cerilla, la placa de cocinar, un cigarro, pero nunca se habia quemado tanto como esa vez. Era como si hubiera estado inconsciente mientras parte de su piel se derretia por el telefono. La habian drogado, sin duda. Sin embargo, se encontró culpandose de ello. Tendria que haber pegado un grito, podría haberlo evitado. O eso pensaba. Ahora pagaría por aquello que no habia hecho en su momento, por miedo, por temor a saltarse las normas societales que mantenian a cada persona en su lugar. Se despejó con agua fría del pozo y se aregló el pelo a medida que pudo. Volviendo a entrar, se encontró con que Kolja se habia adelantado a muchos y habia preparado un desayuno para todos. Mientras que en teoría era productivo, teniendo en cuenta las necesidades de todos los presentes, tal generalización iba a acabar malgastando demasiada comida. Sin embargo, aprendió que habia sido el chico occidental que habia montado el jaleo temprano por la mañana y casi se vio forzada a contenerse y no soltarle una reprimenda. Con ignorarle bastaba, por el momento.

Un escueto 'Buenos días' dirigido a todos y a nadie a la vez la precedió a medida que tomó lo más minimo y se sentó a la mesa, sino por parecer sociable, aunque no lo estuviera. Sus entrañas se retorcian y se le antojaba dificil esconder el tembleque, pero por suerte este estaba disminuyendo a medida que dejaba de prestarle atención. Ante lo que dijeron Kahlo y Luci, la nipona instinctivamente tomó para su lado, intentando agarrar algo que ya no estaba. Su bolso, se habia despertado sin él en aquella ciudad, pero temprana, se habia olvidado de aquel hecho. Le era raro no tener todas las comodidades a las que estaba acostumbrada. Si acaso, le otorgaba una ansiedad de la que rara vez habia experimentado con anterioridad. Mirando al suelo, optó por pretender que no les habia escuchado y se mantuvo en silencio.

Parecia que habia un consenso. La comida se estaba acabando, parte por el consumo natural, pero también por la mala organización. Quiso sugerir algo, pero ya que ella no habia, ni tenia el interes, por salir y exponerse a los peligros que acechaban fuera, se conformaría con ponerse de acuerdo.
Habría que ir calculando a medida que vayamos consumiendo, los días más optimos para salir a por ella. Simplemente para no vernos en una situación de hambruna.— La nipona mencionó casualmente, pero en sus gestos, se traicionó a si misma, dejando bastante claro que querría decir algo más pero se estaba conteniendo.


_________________________________________


"I must inform you, first
and
foremost, that our country has its own bloody past."

Admiral Tōgō Heihachirō, 25 May 1905
Spoiler:
Torreón Silente - Página 21 84B12D08F9ECBDE88EC9836E2BED2586787DA335

250Torreón Silente - Página 21 Empty Re: Torreón Silente el 09/12/19, 05:16 pm

LEC

LEC
Amira estaba cansada. Las peleas por absolutamente todo estaban drenando toda la energía que le quedaba, y sin la posibilidad de hacerse una bola en la cama y estar escuchando música o viendo vídeos hasta estar menos cansada lo único que le quedaba era dormir. Estaba durmiendo puede que incluso demasiado, pero le daba igual. Necesitaba alejarse de todas las discusiones del torreón, y no llevaban tantos días conviviendo. ¿Era aquello lo que pasaba en los pisos de estudiantes que tanto molestaba a sus compañeras de clase? Porque ahora lo entendía todo. Kolja subió el desayuno a la habitación, y aunque no le hubiera molestado comerlo, Amira decidió bajar a desayunar abajo, con el resto.

Buenos días —sonrió. Solía estar de buen humor por las mañanas, antes de que hubiera algún problema y dejase de hablar por el agobio que le suponía estar en esa situación con casi desconocidos. Llegó a tiempo para oír a Kahlo y a Luci lamentarse por la falta de espejos y asintió ante sus comentarios —. Yo debo tener el pelo horrible, no hay quien se lo cuide con esta falta de medios —le daba verdadera pena tenerlo tan descuidado. Con lo bonito que era cuando estaba en la tierra.

Miró los huevos revueltos que había hecho Kolja y comió con hambre, aunque no probó la leche. No le inspiraba confianza el olor, y no le apetecía ponerse enferma cuando lo más parecido que tenían a un baño era una letrina. —¿Entonces vais a salir hoy? Yo preferiría quedarme, si no hay problema con ello..
Le apetecía darse un baño, y cuanta menos gente hubiera mejor.


_________________________________________

On se tiendra prêt parce qu'on a la rage, le cœur et la foi

251Torreón Silente - Página 21 Empty Re: Torreón Silente el 09/12/19, 06:50 pm

Giniroryu

Giniroryu
GM
La enderth siguió con la mirada pero sin mover la cabeza algunos de los movimientos de Kolja por la cocina, frunciendo visiblemente el ceño cuando le dejó un plato con huevos delante de su pico sin mediar palabra.
¿Quién te ha pedido que hagas nada? Yo ya estaba desayunando—masculló cuando el humano ya se había encaminado hacia otro sitio, en tono de voz moderado.
La enderth no sabía si aquello era un absurdo intento por caer bien a los demás, al comprobar que le había dado un plato a cada uno de los habitantes del torreón, o qué significaba, pero tampoco iba a dejar echar a perder la comida. Por lo cual comenzó a comer sin demasiadas ganas, aunque debía admitir que no estaba malo.

La cocina pronto se volvió más concurrida y devolvió el saludo matinal a cada uno según se acercaban para desayunar. No parecía ser la única a la que le costaba comprender el arrebato de cocinillas de Kolja, pero prefirió ignorar el asunto y centrarse en lo que de verdad importaba, al igual que estaba haciendo con la conversación sobre espejos.
Así es, es necesario regresar a por más provisiones — respondió a Kradko y a Qirra—. Yo iré —dijo después de que Amira anunciase que prefería permanecer en el torreón en aquella ocasión.
Se levantó y se dirigió a lavar los utensilios que había empleado para desayunar, incluido el plato del huevo. Exteriormente se le podía notar con gesto de hastío, porque interiormente estaba deseando que por algún milagro de la providencia a Kolja se le ocurriese la, por una vez, buena idea de quedarse. Sabía que no, no obstante, pero prefirió postergar el momento de suspirar fuertemente yendo en busca de las armas.


_________________________________________

El quinto GM oculto representado en un gif:
Torreón Silente - Página 21 WLJLnOD

252Torreón Silente - Página 21 Empty Re: Torreón Silente el 09/12/19, 09:25 pm

Poblo

Poblo
Despertó debido a los ruidos del patio, como probablemente todos los demás aquella mañana, por lo que nada más abrir los ojos parecía el día ya empezaba mal. Sin embargo, al menos de momento, el ruido fue el único problema con el que tuvo que lidiar. El ambiente en general parecía menos deprimente que el día anterior, y hasta llegó a escuchar alguna risa cosa que, pese a su sencillez e insignificancia, le subió los ánimos y le proporcionó las fuerzas que necesitaba para levantarse a tiempo para encontrarse con algo que jamás habría imaginado: A Kolja trayendo desayuno para todo el mundo, cosa que la dejó perpleja unos segundos.

Aquello le hizo preguntarse si el chico se sentiría culpable por lo del día anterior o si simplemente estaba intentando mejorar su situación tras lo que pasó el día anterior, pero pronto llegó a la conclusión de que era mejor aceptar cualquier cosa positiva y evitar ponerse paranoica preocupándose por posibles segundas intenciones. Además, algo de lo que sí que estaba segura era de que aquello era lo más parecido a una disculpa que iba a recibir, así que decidió aceptarla tan silenciosamente como se la habían ofrecido y se limitó a comer su parte.

Con el estómago lleno, y de mejor humor que los días anteriores, bajó al salón y saludó a los presentes al mismo tiempo que se enteraba de los dos temas de conversación que se hablaban en aquel momento.
Lo del espejo era algo que ni se había planteado, la verdad. Ya de forma normal Alyssa nunca había sido una persona que se preocupara demasiado de su imagen más allá de lo indispensable, en parte por la relativa pobreza en la que había vivido, y en parte por falta de interés personal unido a su baja autoestima. Ahora, con todo el asunto de estar en peligro de muerte, ni siquiera se había planteado el tema hasta ahora pero, la verdad, le era indiferente lo del espejo.

El tema de salir, en cambio, fue otro cantar. Eso sí que era necesario ya que necesitaban comida, y aquel día estaba de suficiente buen humor como plantearse ir… hasta que recordó lo que había pasado el día anterior y, más importante para ella, la serpiente gigante que casi se los come el único día que había decidido salir del torreón.

Yo… prefiero quedarme también. –Terminó por decir. –No creo que beneficie a nadie que vaya, de todos modos.

Si iba probablemente sería un lastre para el resto, o peor, podría matarse ayudando inútilmente a alguien, como había estado a punto de pasar la última vez.

253Torreón Silente - Página 21 Empty Re: Torreón Silente el 09/12/19, 11:37 pm

Percy

Percy
Kolja se quedo parado en las escaleras al oir que alguien bajaba tras él. Se trataba del chico ruso que había llegado más tarde. Le dió las gracias por el desayuno, a lo que el respondió con un simple asentimiento. Aunque lo que le dijo después le gustó menos.
-Mira Adam, para futuras referencias, si digo que no estoy de acuerdo con que fuese algo imprudente, no voy a cambiar de opinión unas cuantas horas después. Y en lo que respecta a si somos amigos, no te conozco desde hace mucho, pero tampoco me caes mal, así que dejemoslo ahí de momento y ya iremos viendo- le dijo antes de seguir su camino no sin antes estrechar la mano que le tendía.
Una vez llegó al salón, se puso a limpiar su propio plato, mientras que otros miembros del grupo bajaban del piso de arriba. Cuando se habló de salir, simplemente levantó la vista desde el sillón en el que se había sentado y se apuntó a la salida.


_________________________________________

Levántate y pelea…héroe.

254Torreón Silente - Página 21 Empty Re: Torreón Silente el 10/12/19, 12:10 am

IsmalKreek_24

IsmalKreek_24
La confusión interior de Adam era notoria. Esos años de soledad sin ningún contacto humano aparte de su profesor de música realmente le pasaron factura teniendo serias dudas. ¿Acaso se olvidó de cómo relacionarse con otros? Durante su época de bala perdida era conocido por ser sociable, pero ahora realmente no atinaba en el por qué a Kolja no le sintió muy bien el mensaje, mirándose pensativo la mano que estrechó al alemán. <<Debo acostumbrarme a hablar con los demás sin pasarme. Si me dijeron que puedo ser alguien mejor en este lugar, lo seré>> Pensó animándose ante tantas dudas, aunque su cara reflejaba lo contrario.

Bajó al salón con cuidado de no tirar el desayuno para acompañar a los que estaban ya despiertos. Mientras comía el desayuno, que para su gusto no estaba nada mal, alcanzó a escuchar que iban a salir a por más provisiones.

Se que puedo sonar repetitivo pero quiero ayudaros, os debo mucho por vuestra hospitalidad. ¡Así que me apunto! —Ni él mismo se dio cuenta del enorme bocinazo que se le escapo al final de la frase. Segundos después se percató de lo obvio agachando la cabeza y apretando los labios con fuerza mientras su coloración facial pasaba rápidamente a un rojo muy notable. —P-perdón... —alcanzo a decir en un tono muy poco audible mientras carraspeaba. Sabía perfectamente que era peligroso el exterior pero debido a los pocos problemas físicos que tuvo durante su vida debido a su enorme cuerpo sintió una confianza ciega ante las posibles adversidades, incluso habiendo presenciado el día anterior en primera fila la poderosa magia usada por Ataulfo.

255Torreón Silente - Página 21 Empty Re: Torreón Silente el 10/12/19, 11:45 pm

Dal

Dal
La risa del pequeño daeliciano mejoró considerablemente el humor de Alec. Oír una risa en aquel sitio era como un bálsamo para las heridas. Ayudaba.

Se levantó de la cama y observó a Kolja llevando el desayuno a la habitación. Recogió un plato y bajó a comer al salón. Saludó a los que ya se encontraban allí y se sentó a la mesa.

Mientras comía escuchó las quejas por parte de la varmana y más gente de que no había espejos. Para sí mismo Alec pensó en alguno de los escudos que había en la armería. Algunos era lisos y de metal, si se pulían lo suficiente quizá reflejasen algo. Decidió probar más tarde y darles una sorpresa.

Respecto a la proposición de salir a por comida el escocés asintió y bajó a por el martillo. Lo cargó al hombro y esperó en la entrada por el resto que fueran a salir.

-Tendremos que darnos prisa para evitar a esa serpiente voladora - dijo mirando a Lethe esperando su apoyo. Luego se dirigió a Qirra.- Nos vendría bien si pudieras alcanzar la bañera antes de que deje las cestas donde los pozos, así no tendrás que bajar al pozo a por ellas - esperaba que no se negase.

Sigue en los Pozos.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

256Torreón Silente - Página 21 Empty Re: Torreón Silente el 11/12/19, 04:45 pm

Harek

Harek
Ante lo que había dicho, Kolja se limitó a asentir mientras seguía con sus ejercicios. -(Bueno, me parece que eso significa que me estaba escuchando. Creo que es mejor dejarle seguir corriendo, parece muy concentrado.)- pensó mientras volvía dentro del torreón. Pensó que, con lo limpia que había podido dejar la armadura y el ruido que hacía al correr con ella puesta, el terrestre parecía que estaba haciendo ejercicio con cacerolas. La imagen de Kolja con una armadura de sartenes, cazos y similares le hizo soltar una risita.

Ya en el interior se quedó por el salón mientras alguno del grupo bajaba, como Lethe. Ya estaba mucho mejor en comparación de como se encontraba ayer y la verdad es que el ochrorio no quería llevarse mal con nadie. Por el momento se limitó a decir buenos días a los que estaban presentes allí. Un rato después Kolja se dirigió y salió (mejor dicho, fue saliendo) con platos para todos de lo que supuso que eran huevos revueltos. No es que fueran exactamente iguales a los de Ochroria, pero se parecían lo suficiente para saber que era eso. -Oh, gracias Kolja.- dijo mientras el terrestre le daba su plato. La verdad es que ya no tenía tanta hambre, pero el ochrorio se lo comió. A pesar de que estaban bastante bien, notó que le faltaba algo, aunque no sabría decir el qué.

Después de que Kolja subiera para llevar platos a las habitaciones, el resto del grupo fue llegando al salón mientras se daban algunas conversaciones. Kradko fue la primera en sacar el tema de la comida. Chromsa no se había fijado hasta ahora, pero la comida que recogieron ya estaba terminándose. -(Hasta que no crezca el huerto vamos a tener que seguir saliendo a por más cestas)- pensó cruzándose de brazos. Se decidió entonces formar un grupo para salir a por la comida al que se fueron apuntando los de siempre en cuanto a salir al exterior se refiere (al menos las pocas veces que se había salido). -No pasa nada- le dijo a Adam mientras le daba unas palmaditas en la espalda. Le intrigaba bastante el chico desde ayer por esa actitud tan curiosa. Tal vez tenía que ver con aquello que quería contarles, aunque parecía que se le había olvidado. Tal vez cuando volvieran al torreón se lo recordaría. -A mí me gustaría ir también, Lethe.- dijo con un poco de vergüenza encima, como si tuviera miedo de lo que la chica pájaro pudiera decirle. -Estoy empezando a ubicarme por esas calles y, bueno, me gustaría ser útil sin poneros en peligro al resto. Te prometo que estaré alerta al menor signo de peligro.- Fuera por el motivo que fuese, Lethe no se opuso y Chromsa fue a por el bastón que había llevado las dos veces anteriores con una sonrisa.

Esperó después al resto del grupo y se marcharon a por las cestas. Mientras salía se giró la cabeza hacía salón para decir: -Kahlo, me fijaré por si ahí fuera hay algún espejo.- La verdad no es que fuera el más indicado para buscar algo de lejos por su visión, pero al menos lo intentaría.

257Torreón Silente - Página 21 Empty Re: Torreón Silente el 15/12/19, 12:40 am

Nihil

Nihil
Parecía que iban a salir a por más comida. Eso le aliviaba y aterraba a partes iguales; le agobiaba lo rápido que se acababa la comida de las cestas pero aún más la idea de que volvieran a encontrarse con algún ser de pesadilla. Se quedó en silencio dentro de su improvisada bañera mientras oía el trajín de los preparativos, abrazándose las piernas y con la vista fija en los restos de jabón sobre el agua. Al final, antes de que salieran, se apresuró a salir, envuelto en una toalla grisácea y deshilachada del uso.

-¡Tened cuidado! -les dijo a los que iban a salir -Tenéis que volver todos así que mucho cuidado.

Su mirada estaba llena de determinación, como si solo sus palabras fuesen a ser suficientes para proteger a sus compañeros de todos los males, pero era un ensayo para las horas siguientes. Si se convencía entonces de que el grupo volvería sano y salvo era menos probable que pasase las horas siguientes devorado por la ansiedad.

Una vez se fueron volvió tras su sábana/cortina y terminó de secarse y vestirse. Luego se sentó a la mesa a desayunar. Se había quedado más gente que la vez anterior y con suerte eso significaría más entretenimiento.

-¿Qué os apetece hacer? -preguntó estirándose sobre la mesa del comedor, como intentando alcanzar el otro extremo con las puntas de los dedos. Había cientos de tareas para hacer, como limpiar el torreón, remendar ropa y esas cosas, pero Luci no tenía ningunas ganas. Incluso tras su ejercicio de autoengaño seguía teniendo un nudo en el estómago -¿Conocéis algún juego? Aunque a lo mejor no está bien jugar si no están los demás…  


No obtuvo respuesta. Sus compañeras parecían tener el ánimo tan bajo como él. Al final dejó el tema estar y concluyó que lo mejor sería que cada cual se ocupase a sus cosas.

Muy a su pesar acabó haciendo una colada. Consiguió hacer un tendal permanente en el patio con la cuerda que le habían traído los exploradores aunque seguramente luego tendría que pedirle a alguien que revisase su trabajo pues no estaba acostumbrado a trabajar con materiales tan recios. Princpipalmente enjuagó prendas en buen estado para quitarles el polvo y el olor a cerrado ya que con lo poco que llevaban allí no tenía ropa sucia (o al menos no lo bastante sucia como para lavarla aún). No tardó mucho, y en cuanto se quedó sin cosas que hacer se puso a dar vueltas por el torreón como forma de evitar hacer otras tareas y para alejarse de la tentación que era la comida. Luci no estaba acostumbrado a comer tan poco.

En sus exploraciones dio con más ropa, cachivaches rotos, unas sandalias manchadas de barro seco escondidas en lo alto de un armario, un montón de muebles feos, cestas deshechas, un cordón trenzado de colores que rápidamente se puso de pulsera... En una ocasión, al mover un pequeño escritorio se abrió un hueco en la pared de piedra. A Luci se le iluminó la cara ¡Un escondite secreto! Rápidamente bajó a la cocina a por un trozo de carbón para marcar el sitio y poder enseñárselo a Kradko cuando volviera. Siguió dando vueltas con el trozo de carbón en el bolsillo, pensando en qué podría esconder en el pequeño hueco. No tenía muchas pertenencias y la verdad es que se sentía mejor teniéndolas a mano. Tampoco es que desconfiara de sus compañeros como para querer mantenerlas lejos de su vista. No encontró ningún otro compartimento secreto, pero sí el valor para subir por la trampilla de la azotea. Algunos de sus compañeros habían subido, él no, él tenía miedo, pero no le quedaban más sitios por explorar que ese y las mazmorras, y el aire fresco (aunque fuese el apestoso de la ciudad) parecía mejor opción.

El daeliciano no era tan ágil como otros miembros de su grupo pero era un niño activo y estaba en buena forma. Se las apañó para hacer una torre de muebles lo bastante estable para subir y abrir la trampilla. El viento le golpeó la cara en cuanto se asomó al esterior. Estaba todo terriblemente sucio, lleno de... caca de algo. Luci estuvo a punto de cerrar la trampilla y no volver nunca, sin embrago algo en la forma de las almenas y un rápido destello de rojo alimentaron su curiosidad lo bastante. Cuando se asomó al borde de piedra lo primero que llamó su atención fue la masa roja y terrorífica que era Rocavaragálago. Su cuerpo entero se estremeció. Como otros tantos edificios de la ciudad en los que se había fijado, no era feo porque estuviera mal hecho, si no que parecía construido específicamente para ser desagradable a la vista. Además había un aura de maldad a su alrededor, algo indescriptible que le hacía sentirse pequeño y a la vez le atraía enormemente. No lo miró mucho tiempo, pasó a centrarse en el castillo al pie de las montañas, menos amenazante pero igualmente imponente, y luego en otras cosas. Estaba claro que aquella ciudad era un desastre sin importar desde qué ángulo se mirara. Las calles subían y bajaban y serpenteaban sin ningún tipo de orden, los edificios se apilaban unos contra otros; a veces había áreas completamente arrasadas, como si alguien hubiese barrido todo lo que hubiera allí. Pero entre el mar de gris Luci pudo detectar algunas notas de color. Las más grandes y evidentes a la vista eran verdes; no el verde pálido de las fresas de temporada, si no un verde intenso, oscuro y salvaje. Luci recordó lo que Alec le había contado de los bosques de su tierra y por primera vez desde que pisó esa maldita ciudad su corazón se contrajo un poco de emoción. Tenía que contárselo a los demás.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 21 de 21.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 12 ... 19, 20, 21

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.