Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Calles
por Jack Hoy a las 01:58 am

» El Cuchitril
por Giniroryu Hoy a las 12:41 am

» Acantilados
por Red Ayer a las 10:51 pm

» Torreón Silente
por Dal Ayer a las 05:36 pm

» Burdel de Dama Espasmo
por Cuervo Ayer a las 04:39 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


Hubieron 43 usuarios en línea en la fecha 08/07/19, 06:17 am
Estadísticas
Tenemos 182 miembros registrados
El último usuario registrado es Mrrblake

Nuestros miembros han publicado un total de 40145 mensajes en 757 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Noroeste » Torreón Silente

Torreón Silente

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 8 de 10.]

1Torreón Silente - Página 8 Empty Torreón Silente el 10/03/19, 06:50 pm

Rocavarancolia Rol

Rocavarancolia Rol
Recuerdo del primer mensaje :

Torreón de cuatro plantas que cuenta con un patio que comienza con el suelo empedrado desde la puerta para acceder a él y hacia la mitad está al descubierto. Una estatua de un hombre envuelto en un traje de infiltración y dos dagas que blande en una postura de ataque preside el centro. La inscripción bajo la estatua dice: "en memoria de Silente, Capitán del Cuerpo de Espías". Similar al resto de torreones, aunque resulta visible que es de construcción reciente. Su principal diferencia radica en el muro exterior, que es más ancho y se puede caminar sobre él, accediendo desde una escalera en el patio. Varios metros por encima del portón de entrada, en la fachada, se encuentra un reloj como el que había en Margalar. Hay compartimentos ocultos repartidos en el interior del torreón donde caben objetos de pequeño tamaño.


85Torreón Silente - Página 8 Empty Re: Torreón Silente el 20/05/19, 10:38 pm

Giniroryu


GM
Los quirópteros tan solo sentían curiosidad y se limitaban a volar en círculos cerca de la cabeza de Kolja. Tal vez si el humano no agachaba la cabeza podrían llegar a chamuscársele algunos pelos sueltos. Tanto si el humano decidía irse o quedarse sin hacer ningún movimiento brusco continuarían un rato más aquella suerte de danza en círculos alrededor de la azotea, hasta finalmente irse. Si detectaban algún signo de amenaza procedente de Kolja se alejarían a toda prisa.

86Torreón Silente - Página 8 Empty Re: Torreón Silente el 20/05/19, 10:45 pm

Percy


Kolja no podia hacer mas que quedarse mirando a aquellos murcielagos en llamas, totalmente embelesado. Cuando estuvo seguro de que no representaban una amenaza bajó el arco y devolvió la flecha a su carcaj. Le hacia gracia ver como los murcielagos hacian piruetas sobre su cabeza, alguno demasiado cerca para su gusto, y le alegraba saber que al parecer si era posible devertirse en aquel planeta. Finalmente se fueron y le dejaron a Kolja de vuelta en la oscuridad, pero poco importaba ya, porque aquellos murcielagos juguetones habian cambiado en animo del vikingo, llenandole de expectación y esperanza.

87Torreón Silente - Página 8 Empty Re: Torreón Silente el 21/05/19, 01:54 am

Goliat


A menos que el pretendiente lo elijas tú, no son más que un quebradero de cabeza —ladeó la cabeza en una pequeña sonrisa, reposando las manos sobre su regazo. Había un toque de humor en su tono. Sentir sus problemas reflejados en alguien tan distante le causaba un sentimiento reconfortante. Podría haber esperado una mayor diferencia sociocultural por parte Reina, pero por como expresaba y conocía de aquellos asuntos, era difícil para la varmana no asumir que sus mundos eran iguales, si no, muy similares. Matrimonios por obligación legal, herencias, familias influyentes... incluso clases sociales marcadas, o lo que a ella le parecían como tal. Ni consideraba que el resto de terrestres pudieran tener una experiencia muy diferente a aquella.
Sus pupilas se ensancharon en alerta cuando la morena pronunció la palabra “posesión”. Ella misma se había sentido como un juguete para su familia hasta hace nada, como una moneda de cambio, pero pensar que la buscaban por ello resultaba demasiado doloroso. Escurrió el sentimiento como pudo a un lado, forzándose a centrar su atención en cosas más nimias como su breve explicación a esa fiesta de su mundo.
«Eso explica la ropa» pensó, suponiendo que Reina llevaría vestimentas mucho más elegantes de no ser por la tal noche de Jalogüin.

La molestia de la asiática creció, igual que lo hizo la suya propia. Sabía bien a qué se refería con la humanidad de su secuestradora, pero no la interrumpió para añadirlo. Aunque la hubiera confundido con un espíritu y aún no tuviera claro si lo era o no, no cabía duda en que la tipa que la había arrancado de su hogar había sido una varmana balera. Sin embargo… esa cola, esas orejas, nadie en Varmania tenía semejantes rasgos, ni siquiera los piel muerta del norte.
Sus pupilas se contrajeron, hasta no ser más que una pequeña y fina línea negra perdida en el violeta de sus ojos. Un humo había inundado su habitación, se había aprovechado de su debilidad y la había reforzado con aquella droga que inhaló sin rechistar. Había pulsado los botones perfectos en el momento preciso con demasiada facilidad. Kahlo se había sentido estúpida por aceptar, pero ahora que el enfado bullía dentro suya gracias a las palabras de Reina, empezaba a creer que, dijera lo que dijera, no habría tenido otra opción desde el principio. Por supuesto que había aceptado conscientemente, pero jugando con sus esperanzas. Si ese humo había sido la droga, entonces no tenía porqué culparse tan duramente a sí misma. Apretó los puños.

Desde luego —una chispa de peligro brillaba en sus ojos, ansias de venganza, de repercusiones. Aquellos gritos, las muertes, quedarían por siempre grabadas en su cerebro, todo sin contar el inmenso miedo a acabar como ellos. Kahlo nunca había mirado demasiado por los demás, nunca más que en sí misma o su familia, pero solo un monstruo podía ignorar aquel crimen. Aunque no lo hiciese solo por la inmoralidad del asunto, por el secuestro en masa de jóvenes y niños pequeños. Lo que más la movía era ver peligrar su propio bien—. ¿Sabes? Pensaba que había sido estúpida por caer en sus engaños, pero no soy tan ingenua. Jamás en sano juicio habría aceptado el trato de una completa desconocida que aparece en mi habitación como un ladrón o un… un fantasma. Mi secuestradora también era de mi especie, incluso de mi edad me atrevería a decir. Y a la vez no... no lo era. No llevaba juguetes, no que yo hubiese visto, pero tenía rasgos de animal salvaje. Mi habitación se llenó de humo, sospecho que esa fue la droga que me hizo aceptar tan rápido —llevó una mano a su boca para morderse el labio inferior sin delatar el gesto, pensativa ¿Y si eran el mismo espíritu? ¿Y si cambiaba de pieles para asemejarse a quienes quería secuestrar? Habría tomado a Reina por loca ante su descripción de los juguetes vivientes, pero no tras todo lo sucedido en las últimas 24 horas. Zarpa apareciendo detrás suya en el reflejo de su espejo, el barco volador, los monstruos, la masacre—. Es ridículo. No sé que ganan con todo esto. Un espectáculo morboso para verdaderos enfermos. Y eso que matarnos de hambre no suena muy interesante.
Cada palabra iba impregnada de veneno, de un profundo rechazo salido desde las entrañas de su miedo. En el fondo, la desnutrición no era la peor forma de morir que se le ocurría para aquel infierno. Hizo girar uno de los anillos en sus dedos con nerviosismo.

88Torreón Silente - Página 8 Empty Re: Torreón Silente el 21/05/19, 08:37 pm

Poblo


Alyssa tampoco era capaz de dormir, lo cual no era precisamente una sorpresa teniendo en cuenta las circunstancias, pero saber eso no hacía que se sintiera mejor. El caso es que estaba despierta cuando la gente empezó a hablar. Lo hacían con un tono bajo e intentaban no despertar al resto pero, por muy bajo que hablaran, en el silencio absoluto que había era imposible que alguien que ya tenía dificultades para dormir consiguiera hacerlo. Estaba a punto de decirles que se callaran o que se fueran a hablar fuera, pero en aquel momento uno de ellos empezó a llorar. Ahora se sentía mal por haberse enfadado. 
Sintiéndose culpable, pensó en ir a decir algo para calmarle pero… ¿Qué se suponía que le iba a decir? Quería ayudar, pero no tenía ni idea de cómo hacerlo y al final no tuvo que hacer nada, porque tanto el otro con el que estaba hablando como el que se parecía algo a una nutria se levantaron de sus respectivas camas y fueron en su lugar. Una tercera persona probablemente sería demasiado.
Al final decidió levantarse de la cama y se sentó sobre esta para escucharlos. No iban dirigidas hacia ella, pero escuchar un par de palabras de ánimos tras el día que había tenido no le iba a venir mal,o eso había creído, porque cuando llegó al final acabó poniendo los ojos en blanco.  
No es que hubieran dicho nada malo, o raro, pero el que se llamaba Chromsa, aunque empezó bien al o principio estaba, a ojos de la griega, alargándolo todo innecesariamente.

Decidió hacerse notar.
Hablas demasiado – fue lo primero que dijo, dirigiéndose al ochrorio. –Pero se aprecia la intención. Tan solo intenta acortar esos discursos la próxima vez que los des dentro de una sala llena de gente intentando dormir.
Quiso acompañar lo último de gestos con sus brazos señalando las camas a su alrededor, pero se había olvidado que, como pijama, llevaba un jersey y pantalones largos de lana grises que le quedaban grandes, así que no se dio cuenta al principio de que no se le veían las manos. Quiso remangarse y repetirlos para que se viera bien, pero al final se paró a medio gesto y soltó un resoplido al darse cuenta de que estaba perdiendo el tiempo. –Bueno, ya me entendéis.

Tras eso decidió dirigirse al de piel rosada. No sabía realmente qué podría decir que le animara que no le hubieran dicho los otros ya, pero al menos podía dar una opinión optimista sobre el tema.

En cualquier caso, estoy de acuerdo. Nos dijeron que habría refugios y comida, y si lo primero ha sido verdad no veo por qué mentirían en lo segundo. Encontraremos esas bañeras igual que hoy hemos encontrado este sitio.

89Torreón Silente - Página 8 Empty Re: Torreón Silente el 22/05/19, 12:43 am

Nihil


Luci se sorprendió por el abrazo pero no apartó a Alec. En ese momento necesitaba contacto físico y el humano era tan grande y cálido que ni siquiera le importó que su olor corporal fuera mucho más agrio que el de los hombres de su mundo. Había olido cosas cien veces peores ese día.

-La Carandela es… un monstruo horrible y traicionero que roba niños -explicó. ¿Es que la Carandela no existía en su mundo? -De lejos parece colorida y bonita pero según te acercas ves que en realidad es chirriante y huele mal y su voz da miedo. Al menos eso es lo que me contaba mi madre.

De pronto el daeliciano se dio cuenta de algo: Fue la Carandela la que se lo había llevado de su casa. Lo había atraído con mentiras, justo como en los cuentos.

-Estamos en el mundo de la Carandela -susurró para sí. Era la explicación perfecta a por qué todo era tan desagradable, aunque no entendía bien la finalidad de abandonarlos una vez los había secuestrado. Tampoco tenía una explicación para los monstruos del barco. ¿Acaso eran todos carandelas? ¿Había Carandelas en todos los mundos y era de esta ciudad de donde venian?

Chromsa lo sacó de sus cavilaciones al sentarse a su lado en la cama. Incluso bajo esa luz siniestra su cara seguía pareciéndole graciosa. Si no fuera por sus colores bien podría haber sido un personaje de cuento. Agradeció de veras sus palabras, aunque no terminaron de convencerle.

-En mi mundo los agricultores tienen coquetas casitas con macetas de menta en las ventanas y están rodeados de rosa. Aquí todo es gris -dijo, abrazándose las piernas y acurrucándose contra el pecho de Alec.

La repentina intervención de la única chica del grupo de la que no sabía el nombre le hizo fruncir el ceño. << Eso no ha sido muy amable>> Sin embargo, lo que dijo a continuación o fue ninguna tontería. A lo mejor no les habían mentido, al menos no en eso concretamente.

-¿A todos os prometieron magia? -Chromsa ya había dicho que sí, tenía curiosidad por el resto, también por el aspecto de sus respectivas Carandelas.

90Torreón Silente - Página 8 Empty Re: Torreón Silente el 22/05/19, 09:46 pm

Leonart

Leonart
Reina

La linea de pensamiento de la Varmana llevaba a un sitio. Reina comenzó a vadear en aquellos pensamientos, intentando sacar sentido de algo en claro. Era muy funesto el pensar en los motivos de aquellos seres que les habian secuestrado. Claramente habian seleccionado a gente joven, o lo que la nipona podría imaginar como joven en el caso de otras de las especies. Sin duda, la cultura pop le recordaba demasiado a ciertos temas recientes de películas y videojuegos. No sabia si compartir esta información con Kahlo. ¿De qué serviria? Reina pensaba que le aquello tan solo la crisparia más, y por lo pronto, la chica le caia bien, no tenia motivos para molestarla.
Y, además, si al final resultaba como pensaba ella, cuanto menos supieran de ello, mejor seria para ella misma.
Es un poco deprimente, la verdad. No se si el discurso, por llamarlo de alguna manera, que nos dieron al lado de la fuente cambia-idiomas será el primero de muchos o si será nuestra única guia.— se calló unos segundos, pestañas largas acompañaron a sus ojos azul electrico mientras estos se dirigieron al suelo. Si se iban a quedar mucho tiempo, seguramente convendria cambiarse de zapatos también. —Pero sino, puedo imaginar que haya que ganarse la comida, o directamente cazarla. No me gustan nuestras expectativas. Nunca he cazado en mi vida y preferiria no tener que hacerlo.

Aquella sensación se esparció por su pecho. Cada vez que pensaba en el tema, se acordaba de aquel momento de su pasado y como si fuese una enfermedad, el desagrado y el miedo se esparcian por su sistema, infectando cada recoveco de su ser con una profunda aversión. Con un escalofrío se mordió el labio.
Hablar de estos temas es tan inconsecuente, en verdad.— se cruzó los brazos por encima, cubriendose el pecho. Sus ojos habian perdido el brillo por un instante. —Estos derroteros nunca acaban bien y en verdad aún no sabemos nada. Salvo que ahí fuera hay un lagarto asesino.—


_________________________________________


"I must inform you, first
and
foremost, that our country has its own bloody past."

Admiral Tōgō Heihachirō, 25 May 1905
Spoiler:
Torreón Silente - Página 8 84B12D08F9ECBDE88EC9836E2BED2586787DA335

91Torreón Silente - Página 8 Empty Re: Torreón Silente el 22/05/19, 11:46 pm

Dal

Dal
Las palabras de Chromsa hicieron al escocés fruncir el ceño, y la respuesta de Alyssa le hizo sonreír ligeramente, estaba de acuerdo con ella. El ochrorio daba demasiadas vueltas a las cosas.

-Nunca lo había oído. Nosotros tenemos algo parecido que llamamos el hombre del saco - le explicó en voz baja a los dos no terrestres.- Es un hombre feísimo, y para que lo diga yo imagínate - trató de bromear para que el chico pensase en otra cosa,- que se lleva a los chicos malos y se los come. Pero no existe, no es más que un cuento... - luego Alec pensó que la magia también estaba en los cuentos y no existía en la realidad así que igual se equivocaba de cabo a rabo. Y si pensaba eso... ¿habría algún mito terrestre que fuese real?

Pasó distraídamente una mano por el pelo del daeliciano acariciándole la cabeza, pensar en aquello quizá no fuese buena idea en medio de aquella noche oscura. Y no es que el escocés fuese asustadizo ni mucho menos. Pero en todo el folclore y leyendas urbanas de la Tierra había cosas verdaderamente terroríficas con las que el joven no quería cruzarse jamás. La última pregunta del daeliciano lo sacó de sus pensamientos.

-La chica que me trajo aquí me dijo muchas cosas. Entre ellas que no podía mentirme por contrato, de hecho me hizo firmar uno antes de traerme. Recuerdo que era bastante guapa, de raza negra aunque el color de su piel no era del todo correcto. Y tenía como juguetes que despedían un humo verde - respondió al chico.- Sí que dijo cosas de magia, y me levantó del suelo levitando. Dijo que está ciudad me necesitaba y que podría volver a casa en un año. No sé si será verdad pero...

-Por cierto, ¿has dicho que los agricultores de tu mundo viven rodeados de rosa?¿Cómo tu piel? - preguntó.- Mi casa era de color marrón, y los campos de labranza tenían un precioso color verde en primavera y aún más hermoso cuando era tiempo de siega, de color dorado los campos de trigo. Supongo que tardaré mucho en volver a ver esos colores.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

92Torreón Silente - Página 8 Empty Re: Torreón Silente el 24/05/19, 11:39 pm

Harek

Harek
Mientras pensaba, la voz de Alyssa lo hizo volver a la conversación. Su discurso le había hecho sentirse de ayuda, así que le cogió un poco de sorpresa la crítica. Al menos parecía que les había gustado a todos. -Gracias, lo tendré en cuenta para la próxima vez. Perdón si he molestado.- dijo, un tanto sonrojado.-

Aquello de la chica rara que había "contratado" a Alec le hizo cuestionarse algunas cosas sobre el Heraldo Rocuo. Eran bastante raros dentro de su especie y ambos tenían algo que despedía humo. Aparte, todos los captores de los allí presentes parecían que les habían prometido prácticamente lo mismo a todos. Chromsa todavía quería creer que aquel miembro de la Iglesia no le había mentido, pero la semilla de la duda ya había germinado en él.

-Mi casa se parecía a la tuya, Alec, y desde luego un campo listo para la cosecha también es bonito en mi mundo. Aunque por desgracia en general no hay muchos colores en Ochroria, al menos en las zonas lejanas a las ciudades. Es un mundo bastante gris, pero aun así no es tan monótono como esta ciudad.-

Tras un rato, Chromsa empezó a notar como el cansancio ya empezaba a aparecer así que se despidió de los tres: -Bueno, me voy a dormir. Que descanséis y que la Acromía nos ayude mañana.- Se dirigió a la cama y antes de meterse en la cama dio un sorbo a su taza con agua mientras miraba una última vez por la ventana. Pensó a que se debía al sueño y al cansancio en general de todo el día, pero habría asegurado que había visto algo volando en llamas. Sin darle muchas vueltas al asunto se acostó y al poco tiempo se durmió.

93Torreón Silente - Página 8 Empty Re: Torreón Silente el 25/05/19, 09:00 pm

Nihil

Nihil
Luci se estremeció, el Hombre del saco de Alec sonaba mucho más terrorífico que cualquier criatura de la que él supiese. Apartó la mano del humano de su cabeza con cuidado de ofenderle. Ya tenía el pelo bastante asqueroso por todo lo acontecido en el día y no quería añadirle grasa de las manos de nadie. Además no le gustaba que le tocasen el pelo si no era para peinárselo.

Había algunas diferencias importantes en la narrativa del pelirrojo, como el tema del contrato y la información extra que le habían dado (la cual le alegró pues volver en un año siempre era mejor que no volver nunca), pero también había muchas coincidencias con la suya.

-¡Mi Carandela también tenía humo! -exclamó, y en seguida se tapó la boca con las manos y murmuró una disculpa por haber hablado demasiado alto -La habitación se llenó de un humo verde apestoso, aunque cuando me quejé la Carandela le cambió el olor.

No mencionó la pluma, pensar en ella le hacía volver a cuando se despertó en la celda y lo estúpido que se había sentido.

Alec y Chromsa hablaron de sus respectivas casas y del color de sus campos. El daeliciano no podía dejar de mirarles asombrado por lo diferente que sonaba todo. ¡Sus plantas eran verdes! No todas, pero la mayoría, igual que eran rosas en su mundo. ¿Qué otras cosas tendrían los colores cambiados?

-Mi casa es azulita pero a veces se cubre de naranja por la nieve y de noche con las luces de la calle todo es super bonito -explicó. Era raro sentir tanta morriña cuando llevaba tan poco lejos de casa. -Allí nunca se hace oscuro del todo…

Chromsa se fue a dormir y Luci le dio las buenas noches y bendiciones del Demiurgo. Ya no tenía tanto miedo pero seguía sin querer dormirse así que le pidió a Alec y Alyssa (así se llamaba la chica al parecer) si podían quedarse un poco con él y hablarle de su mundo.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

94Torreón Silente - Página 8 Empty Re: Torreón Silente el 28/05/19, 01:32 am

Dal

Dal
Alec asintió a las palabras de Luci.

-Creo que todos vamos a tener eso en común - le respondió al chico cuando afirmó que el que se lo había llevado también usaba humo verde.- Debía de ser algún tipo de droga para obligarnos a venir - por muy borracho que hubiese estado la noche anterior el escocés quería creer que nunca habría dejado a sus hermanos solos, salvo con aquellos métodos.

Dio las buenas noches a Chromsa pero se quedó con el daeliciano. En cierto modo le recordaba a sus hermanos y cuando les contaba historias de noche.

-¿Entonces la nieve en tu mundo tiene el color de mi pelo? - aquel dato divertía a Alec, estaba claro que ambos mundos eran muy distintos.- En mi mundo es blanca, completamente blanca. Las montañas nevadas son muy bonitas, aunque no me hacía tanta gracia cuando las primeras nieves me pillaban con las ovejas - se rió en voz baja.

Continuó hablando con el chico, compartiendo cosas de sus respectivos mundos. En ningún otro momento volvió a mencionar cosas turbias o que dieran miedo, sólo anécdotas divertidas y cosas bonitas por ver en la Tierra. Cuando empezó a ver que el daeliciano se dormía Alec se levantó con cuidado, lo arropó, le deseó buenas noches y se marchó a su cama. Esperó un poco a que el chico estuviera profundamente dormido para apagar la vela, no quería que hubiera un incendio en la torre.

Casi nada más tocar la almohada el escocés cayó en un profundo sueño, plagado de pesadillas donde mujeres lobo repletas de heridas supurantes y mujeres medio desolladas le perseguían.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

95Torreón Silente - Página 8 Empty Re: Torreón Silente el 30/05/19, 07:30 pm

Goliat

Goliat
No sé que sería más incordioso. Que tuvieran el valor de seguir dándonos pruebas desde su barco mágico o que no lo hicieran en absoluto —resopló—. Cazar… —arrugó la nariz—. A saber cuántas bacterias o enfermedades tienen las criaturas que viven aquí.
Hasta el momento no había rastro de vegetación y los únicos seres vivos no inteligentes (o al menos, menos inteligentes) que habían visto habían sido los gusanos gigantes bajo la cicatriz de huesos. En Varmania no es ninguna rareza alimentarse de insectos, tampoco lo es ver bichos gigantes, pero comerse unos cuya dieta regular consiste en varmanoides y todo lo que caiga sobre ellos… No, ni en sueños.
El silencio se expandió entre ellas unos instantes. Arriba no se oía nada, ni fuera. Si bien estaban todos durmiendo, esa calma tan antinatural no le agradaba lo más mínimo. No escuchaba el leve sonido de la ciudad, el trinar de los pájaros nocturnos, las fuentes de agua, los pasos de los sirvientes: nada. Dirigió la mirada hacia la salida una vez Reina volvió a tomar la palabra, regresando en pensamientos a lo que habían vivido apenas horas atrás.
Eso y que debemos esperar a la salida de una luna —agachó la cabeza y se quitó el anillo de su meñique izquierdo, el mismo cuyo rubí había sido tallado con forma de media luna, representando una de las dos de su mundo. Jugueteó con este entre sus dedos de forma desinteresada—. Deseo que la condenada no tarde en salir.

Aunque hablaran de cosas que hicieran hervir su sangre o pusieran su piel de gallina, la noche se hizo menos infernal de lo esperado gracias a la compañía de la asiática. El cansancio era menos fuerte de esa manera, y pasado el umbral del sueño ya poco le importaba no dormir. Para cuando comenzó a amanecer sus ojeras eran algo destacable, pero su humor no era ni de lejos tan malo como podría haber sido. El hambre era mucho más molesta que la pesadez general de su cuerpo.
La varmana aprovechó para salir al patio a ver los primeros rayos de sol, consciente de las voces arriba de los recién despertados. El frío aire matutino del exterior le provocó escalofríos, pero que la noche hubiera acabado era suficientemente reconfortante. No tanto pensar que seguían ahí. Si tan solo tuviera ahora un desayuno...


_________________________________________

♪♫♬:


Torreón Silente - Página 8 Mercad11

96Torreón Silente - Página 8 Empty Re: Torreón Silente el 30/05/19, 08:26 pm

Nihil

Nihil
Lo primero que pensó cuando Alec le dijo que la nieve en su mundo era blanca era en lo terrorífico que debía ser, pero al describir las montañas nevadas como ‘bonitas’ y la forma en que describía el paisaje le hizo replanteárselo. Estaba claro que en ninguno de los mundos de sus compañeros el color blanco tenía la misma connotación que en Delicia. De pronto recordó a su padre colocando rosas blancas cuidadosamente sobre un difunto. En esos momentos el blanco no le había transmitido miedo, si no calma y paz. Tal vez el humano sintiese esa misma paz cuando miraba nevar por su ventana, como la que sentía él mismo.

Estuvieron un buen rato contándose anécdotas y detalles curiosos de sus mundos. La Tierra parecía un sitio tan enorme y variado que no podía esperar al día para preguntarle a los otros humanos por sus respectivos países. Al final incluso fue capaz de dormir algo a pesar del hambre, aunque tuvo algunas pesadillas cortas.

Despertó con los primeros rayos del sol como si hubiese sonado una alarma y saltó de la cama. Se asomó a uno de los ventanucos de la habitación y una brisa fría y húmeda que no olía a nada le recibió. El cielo ya no era una boca negra si no que estaba salpicado de violetas y naranjas. La verdad es que en ese momento el cielo tenía más color que a mediodía.

Se puso las zapatillas y salió del dormitorio tratando de hacer el menor ruido posible. Tenía la boca pastosa y el hambre le mordía las tripas con rabia pero había otra prioridad y necesitaría de toda su fuerza de voluntad para llevarla a cabo.

Cruzó el salón de puntillas, susurró un ‘Buenos días’ a las chicas y salió al patio, hacia las letrinas. << Muy bien Luci, ya te has enfrentado a esto una vez, puedes hacerlo>> El día anterior había sido completamente incapaz de limpiar las letrinas, incluso aunque le aseguraron que estaban nuevísimas y solo tenían un poco de polvo y telarañas. Luci había aguantado todo lo que había podido pero haber estado todo el día bebiendo agua no había sido de ayuda. Cuando salió de la letrina se sintió un poco más valiente, incluso se creyó capaz de sacar agua del pozo él solito. No pudo. La cuerda se le resbaló y le hizo un raspón en la palma de la mano.

-¡Amarguillos! -maldijo, mirándose la sangre que salía del corte.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

97Torreón Silente - Página 8 Empty Re: Torreón Silente el 31/05/19, 01:23 pm

Giniroryu

Giniroryu
GM
Lethe se despertó con un silencioso bostezo y las plumas revueltas. A pesar de la situación en la que se encontraban había dormido como un pollito y sin interrupción: aquellas camas eran demasiado cómodas. En cuanto se deslizó fuera de las mantas le sobrevino un escalofrío. En la comodidad de la cama también se estaba razonablemente a gusto de temperatura, pero una vez fuera fue devuelta a la realidad del clima de Rocavarancolia. Apenas echó un vistazo al cuarto, donde todavía parecía haber gente durmiendo y se dirigió al lugar que Luci había nombrado el día anterior como “cuarto de baño” donde se encontraba aquella bañera. Por supuesto no pensaba usarla, pero ya que se suponía que era el sitio destinado al aseo juzgó oportuno llevar a cabo el acicalado de su plumaje en ese lugar. No pretendía llenar el dormitorio de plumas a fin de cuentas y como allí no había demasiadas cosas sería más fácil barrerlas. El frío le hizo darse prisa e invirtió menos tiempo del habitual en el acicalado: a fin de cuentas tampoco es que corriese peligro de caerse al agua en el interior del torreón. Suspiró ante el pensamiento, volviendo a visualizar su caña rota por un instante antes de sacudir la cabeza. Sería mejor que se dirigiese al pozo para hidratarse y después… ¿Qué? Supuso que debería esperar a que se despertase la mayoría para poder elaborar alguna suerte de plan de acción. Tenían todo el día por delante y debían centrarse en encontrar comida lo antes posible, mientras todavía tuviesen fuerzas. Su propio hambre empezaba a resultarle molesto a pesar de que sabía que su cuerpo podría aguantar bastante más que eso sin comer. Por suerte tenían agua.

Con su poncho pero no su capa, la cual había asumido silenciosamente que ahora pertenecía a Kradko, bajó las escaleras hasta el patio, encontrándose con Kahlo al atravesar la puerta.
Buenos días —saludó sin detenerse.
Ya había alguien usando el pozo. El pequeño Luci parecía estar teniendo problemas con la cuerda y la enderth se encaminó hacia allí chasqueando la lengua. El accidente ocurrió sin que pudiera evitarlo y el daeliciano realizó una extraña exclamación. Cuando se acercó lo suficiente pudo ver que tenía una herida en la mano. <<Vaya color de sangre más extraño>> fue lo primero que pensó, pero posiblemente hubiese sido estúpido decirlo en voz alta. Eran alienígenas, seguro que el color de la sangre no era lo más… alienígena que tenían.

Límpiate con agua y utiliza algún trozo de tela limpia para tapar la herida hasta que deje de sangrar —le recomendó mientras ella misma comenzaba a manipular la cuerda del pozo, evitando tocar allí donde se había manchado con la sangre de Luci. Sacó un cubo lleno y comenzó a cargarlo en dirección a la cocina, esperando que el daeliciano le siguiese.
Una vez allí llenó la jarra con agua y se sirvió un vaso, dejando el agua sobrante a disposición de Luci. Ella desde luego no pensaba hervirla porque le parecía una tontería teniendo en cuenta que era agua perfectamente potable: el daeliciano solo tenía un raspón y no estaba impedido para algo tan simple.


_________________________________________

El quinto GM oculto representado en un gif:
Torreón Silente - Página 8 WLJLnOD

98Torreón Silente - Página 8 Empty Re: Torreón Silente el 31/05/19, 09:17 pm

Percy

Percy
Kolja estaba todavia despierto. Habia conseguido no pegar ojo en toda la noche, aunque eso tambien significaba que su estomago no habia dormido. El vikingo habia bebido más agua que en toda su vida y desde luego habia tenido que visitar las letrinas a menudo. Cuando el cielo empezó a tornarse azul oscuro en vez de negro volvió a coger la cota de malla para terminar de arreglarla. En ello estaba cuando oyó la puerta del torreón abrirse y de ella salio aquel niño(/a?) rosita. Le vio entrar a las letrinas y perdió el interés. Volvió a girarse cuando escucho la exclamación del niño y más tarde los consejos de la pájara. Se levantó decidiendo que ya era hora para volver con el grupo. Cuando estaba recogiendo las cosas escucho un extraño y desafinado cantico que venia de las montañas. Unas bañeras surcaban el cielo magicamente mientras que el piloto anunciaba unos manjares de dudoso deleite.
-Eh, vosotros dos, creo que ya llegan los suministros-les gritó a la pajaro y el niño rosa.
-Creo que va siendo hora de despertar al resto de los vellos durmientes, dudo que nos lo pongan fácil y nos traigan la comida a domicilio, asi que habrá que organizar una batida-pensó en voz alta.


_________________________________________

Levántate y pelea…héroe.

99Torreón Silente - Página 8 Empty Re: Torreón Silente el 31/05/19, 11:44 pm

Harek

Harek
Las primeras luces de la mañana despertaron a Chromsa, que despertó con ánimo de trabajar en el campo hasta que recordó el detalle de que ya no estaba en Ochroria. Un tanto desacostumbrado de su rutina se puso su ropa de siempre haciendo el menor ruido posible (por suerte nadie parecía ir a despertarse mientras lo hacía, aunque algunos ya se habían levantado antes que él), hizo la cama también sin hacer ruido y bajó a la planta baja.

Algo de lo que se había percatado es que tenía bastante hambre y un poco de sed. Lo primero iba a ser complicado de suplir hasta que encontraran las bañeras, aunque lo segundo tenía fácil solución. Por ello se dirigió al patio a por agua. Allí estaban Kahlo, que tenía aspecto de no haber dormido en toda la noche, Luci y Lethe, que estaban sacando agua del pozo. También parecía estar Kolja en la muralla, aunque no lo veía tan bien como al resto. Justo después de saludar a Kahlo (-Buenos días, Kahlo-) y al ir a dirigirse al pozo, Kolja gritó algo sobre los suministros. Esperanzado, Chromsa miró en todas direcciones buscándolos y consiguió ver algo en el cielo que no distinguía muy bien, pero desde donde alguien gritaba que tenía alimentos bastante peculiares. Llevaba poco en Rocavarancolia, pero ya había visto barcos y bañeras voladoras. Y si lo de aquella noche no era fruto del sueño, también un animal en llamas.

Pasado ésto, se acercó a Luci y Lethe y dijo: -Buenos días. ¿Puedo coger un poco?- llenó un poco la taza que había usado aquella noche con el agua del cubo y siguió- Si no me equivoco eso que había en el cielo era una de esas bañeras. Creo que deberíamos ir a buscarla, aunque habría que despertar al resto primero. Si nos damos prisa todavía podremos seguirla.-

100Torreón Silente - Página 8 Empty Re: Torreón Silente el 01/06/19, 12:49 am

Goliat

Goliat
La varmana dio un "buenos días" distinto para según la persona: curioso para Luci, seco para Lethe, amable para Chromsa. La educación ante todo, incluso sin haber pegado ojo y tener el humor especialmente susceptible a cambios. La leve brisa se colaba por sus piernas y la instaba a meterse dentro para acobijarse, pero se quedó lo justo para ver el accidente de la pequeña de piel rosa.

«¿En serio? ¡¿Qué le dije ayer?!»

Rodó los ojos fuertemente, llevando una mano a su cara. Sin decir nada (aunque ganas no le faltaban) se metió de nuevo al torreón en busca de unas tijeras motivada por las palabras del ave. Al dar con ellas analizó la fea falda que llevaba y, tras calcular un espacio de tela con los dedos, hizo un tajo recto en los bajos de la misma dejando una tira hueca relativamente precisa. Podría haber cogido cualquier trozo de tela sin uso, pero a parte de dudar por la higiene de estas, la granta pensaba recoger el ruedo de la prenda de todas formas. Ya que iba a ser suya, que menos que darle un toque.

Lethe y Luci entraron con el cubo, y al ver la ¿sangre? azul de la daeliciana, arrugó el morro. Trató de ignorar la rareza del color, volcándose en su molestia.
¿Qué es lo que te dije, Luci? Que pidieras ayuda con la cuerda del pozo —dijo, en tono calmado pero severo. Tomó aire solo para soltarlo después en un silbido disconforme entre sus dientes —. A ver, límpiate y tiende la mano.
«Lo último que necesitamos es a alguien con una infección.»

En cuanto lo hiciera, Kahlo haría una suerte de vendaje en su mano. Sus conocimientos sobre primeros auxilios eran escasos, pero si tan solo tenían que cubrir el corte poco más haría falta. Un cántico extraño captó su atención, dirigiendo imperceptiblemente la punta de sus orejas hacia la salida. Kolja gritó y Chromsa confirmó lo que oían. Al procesar las palabras del desconocido y la lista de "alimentos" que guardaba, no hubo desagrado, enfado o incredulidad en su rostro, solo la neutralidad que precede a la tormenta. Apenas frunció el ceño. Ni siquiera tuvo tiempo a cuestionar eso de "bañeras en el cielo".

¿"Suministros"? —pronunció despacio—. Ah, no. Esto es de locos. Me niego a participar en este chiste.
Aquello iba en todos los sentidos posible. No pensaba salir, y si era eso lo que traían, tampoco pensaba comer. Morir de hambre era algo lento y tedioso, pero lo prefería a perder su dignidad o encontrarse a sí misma vomitando envenenada en las letrinas. Si en la Tierra o en Ochoria comer eso era habitual, mucho que se alegraba por ellos. Ya les daría indicaciones de como enterrar su cadáver.


_________________________________________

♪♫♬:


Torreón Silente - Página 8 Mercad11

101Torreón Silente - Página 8 Empty Re: Torreón Silente el 02/06/19, 12:18 am

Nihil

Nihil
Luci siguió a Lethe como un pollito hasta la cocina. Estaba avergonzado por haber hecho el ridículo por segunda vez y un poco decepcionado consigo mismo. << Es el hambre. Seguro que cuando coma algo lo conseguiré>>

La emplumada se limitó a beber sin decirle nada, cosa que Luci agradeció en cierto modo. Le sorprendió, eso sí, verla beber el agua directamente del cubo, sin hervir primero.

-¿No te da miedo ponerte pocha de la tripa? -le preguntó. Por lo poco que sabía del mundo de Lethe y Kradko tenían pinta de ser gente resistente, pero también podría ser que el agua no estuviese sucia a pesar de la mala pinta que tenía.

Kahlo llegó y le regañó por haber sido descuidado. Realmente no era una regañina propiamente dicha, pero algo en la severidad de su expresión hizo que el daeliciano agachase la cabeza y pidiese perdón. Vertió el agua que quedaba en el cubo en un cuenco grande, lo más parecido a una palangana que tenía, y ahí se limpió el raspón.

-¡No, tu falda! -exclamó cuando vio de donde venía la tela con la que le estaba vendando la mano. Por muy horrible que fuera la falda le sabía mal que se la hubiera rasgado por él. Le prometió que le compensaría de alguna forma, tal vez haciéndole algún arreglo a la falda. No era el mejor cosiendo y bordando pero se defendía bien y nunca había suspendido labores domésticas.

La varmana apenas había acabado su tarea cuando Kolja y Chromsa trajeron noticias. La primera reacción de Luci fue entusiasmarse. Por fin iban a comer. Salió corriendo al patio para ver cómo eran esas bañeras de las que les habían hablado y allí estaba, surcando el cielo como un barco imposible y destartalado. Sin embargo en cuanto prestó atención a su canto y empezó a descifrar lo que decía su expresión cambió. Y se echó a llorar.

-¡¡No quiero comer nada de eso!! ¡¡Quiero comida de verdad!! ¡¡Odio este sitio!!


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 8 de 10.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5, 6, 7, 8, 9, 10  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.