Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Torreón Letargo
por Cuervo Hoy a las 03:11 pm

» El Cuchitril
por Giniroryu Hoy a las 01:34 am

» Krabelin
por Giniroryu Ayer a las 05:31 pm

» Las Dragoneras
por Tak 20/06/18, 11:58 pm

» Luna Alta
por Giniroryu 20/06/18, 05:29 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 175 miembros registrados.
El último usuario registrado es Frontera.

Nuestros miembros han publicado un total de 37164 mensajes en 703 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Burdel de Dama Espasmo

Ir a la página : 1, 2, 3 ... 27 ... 54  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 54.]

1 Burdel de Dama Espasmo el 02/08/11, 06:13 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Edificio de cinco plantas de madera pulida con fachadas llenas de balcones y techadas con tejas azules. La entrada es un arco rectangular decorado con farolillos y da a una sala circular decorada con doseles y tapices. Una abertura atraviesa el edificio verticalmente, filtrando la luz que va a dar a una fuente de cristales de colores. Se utilizó como refugio para cosechados durante la primera cosecha pero actualmente es un negocio puesto en funcionamiento.


Planos del interior:

Catálogo del burdel:
Nombre: Vivia.
Sexo: Femenino.
Raza/Transformación: Idrina sin esencia.
Descripción física: Su piel es plateada, algo común entre los miembros jóvenes de su raza. Tiene el cabello largo y liso teñido de un color verde pálido similar al de sus ojos, bastante grandes y con un brillo intenso cuando esta emocionada. Su cuerpo es esbelto, de estatura media, con cuello fino, piernas largas y pechos firmes. Tiene el rostro algo aniñado y le gusta llevar una sonrisa traviesa en los labios.
Personalidad: Sabe usar la capacidad de interpretar el lenguaje corporal de las personas  en su favor, lo que la convierte en una de las mejores empleadas del burdel por ser tremendamente versátil en la cama, ya que complace los gustos del cliente en todo momento, anticipándose a sus peticiones.  Esto influye en su necesidad de ir por delante de los demás y en que le guste jugar con las personas. Es algo marisabidilla y se enfada cuando las cosas no  salen como ella quiere. Le entusiasma la magia  y tiene la habitación llena de regalos mágicos de sus clientes, además de libros de hechizos que nunca podrá utilizar.



Nombre: Zedrig.
Sexo: Masculino.
Raza/Transformación: Nublino sin esencia.
Descripción física: Su piel es blanca, aunque en algunas zonas tiene una coloración azul muy clarita. Motas de distintas intensidades de azul cubren su espalda, sus hombros, la parte superior de sus brazos y sus muslos, y las manos, que terminan en garras. El pelo y los ojos son de color azul oscuro, similar al cielo nocturno. Posee una complexión delgada y fibrosa y es bastante alto (para ser un nublino).
Personalidad: Puede interpretar los roles sexuales de uke y de seme, aunque se decanta más por el primero. En un principio parece animado y dulce, de sonrisa fácil y complaciente con todos, pero en realidad es bastante falso y muy desconfiado. Esto de debe seguramente a que fue sujeto de experimentación mágica, lo que explica su extraño aspecto. Gran observador y aficionado a la lectura y a los adornos de cuero. No le gusta la magia.



Nombre: Ariven.
Sexo: Femenino.
Raza/Transformación: Nublina/Demonio del fuego arruinado (tiene la piedra de Luna incrustada sobre el escote).
Descripción física: Su piel sedosa, de un color rojizo que no alcanza la intensidad propia de su transformación. Tiene el pelo negro azabache, largo hasta la cintura y liso aunque se le ondula en las puntas. Posee una cola fina y larga terminada en punta de flecha. Puede chamuscar cosas tocándolas y tiene la capacidad de aumentar mucho su temperatura corporal. Sus ojos rasgados son como brasas encendidas; varían de color, pasando por distintos tonos característicos del fuego. Tiene una complexión atlética y curvas pronunciadas, además de labios carnosos
Personalidad: Es una chica pasional y fogosa, pero mide sus acciones al milímetro y parece tener siempre todo planeado. Le gusta reír y es aficionada a la bebida fuerte y las largas conversaciones sobre cualquier tema. Tiene una fuerte presencia, como de llama contenida, por lo que no suele pasar desapercibida. Posee mucho aguante y le gusta la música, tanto oirla como bailarla. Le pierden los metales brillantes y las sedas.



Nombre: Vanyme
Sexo: Masculino
Raza/Transformación: Ulterano terra sin esencia
Descripción física: Aparenta unos 17 años humanos. Es alto y esbelto, con musculatura marcada por el trabajo. Tiene el pelo morado berenjena, algo por debajo de los hombros y lo suele llevar trenzado y recogido en una cola alta. Sus rasgos son duros y regios. Tiene la piel muy morena, marcada con cicatrices y cayos en manos y pies. Sus ojos son dorados, ligeramente rasgados, y son los que le dan su nombre. Intenta vestir con ropa cómoda; faldas largas, pantalones anchos de tela fina y suave, algunos adornos de piel yhueso, pero nada muy llamativo ni ostentoso. Acaba cogiendo cierto gusto por los kimonos de seda y los bordados de tonos metálicos.
Personalidad: Timido y desconfiado al principio, de pocas palabras, acaba abriéndose poco a poco. Suele tener una expresión seria, y su mirada profunda mezclada con su porte le dan mucha presencia. Sabe escuchar, es paciente y delicado pero firme en sus movimientos. Una vez aprende a leer desarrolla cierta pasión por los libros y también por las armas blancas y las artes marciales.




Nombre: Mephis.
Sexo: Andrógino/hermafrodita (se suele tratar de ‘’ella’’)
Raza/Transformación: Desconocida/Cambiante.
Descripción física (aspecto preferido): Piel completamente blanca, del mismo tono níveo que su cabello, que lleva por encima de los hombros rizado en bucles. Ojos de color rosa pálido con espesas pestañas, pecho incipiente y pene. Cuerpo menudo y de aspecto infantil, poca estatura. Usa maquillaje bastante ligero, pero le gusta pintarse los labios cada día de un color distinto (suele usar tonos fríos o pastel)
Personalidad: Sus servicios son los más caros de todo el burdel ya que puede ser literalmente lo que el cliente desee, por lo que se lo tiene muy creído y se comporta como una diva. No muestra desprecio abierto por sus compañeros, aunque no suele tratar mucho con ellos, a excepción de Zedrig. Está muy mimada por Cain y casi siempre dispone de su atención si la requiere. Tiene una tendencia inquietante a tomar formas menudas e infantiles. Le encantan las joyas y la ropa pomposa, con muchos encajes y volantes, y las flores frescas. Las rosas azules son sus preferidas.




Nombre: Jau.
Sexo: Masculino.
Raza/Trasformación: Terrícola/Licántropo tigre.
Descripción física: Es bastante grande, de musculatura muy marcada y bien trabajada. Su pelaje es de color anaranjado, con rayas negras irregulares, e incluso cuando no esta transformado, su piel mantiene un tono parecido. Los ojos, brillantes y penetrantes como los de un tigre, son de una tonalidad ambarina. Tiene orejas de felino redondeadas, dientes afilados, cola a rayas, y nariz achatada, oscura y ancha. Sus dedos terminan en garras negras y afiladas. Puede llevar más allá su transformación, adquiriendo la forma de un tigre enrome, pero rara vez usa su forma de humano completo. Le gusta llevar el pelo muy corto, rapado en la nuca y a veces de punta.
Personalidad: Posee unos instintos animales muy marcados, por lo que esta un poco asalvajado. Amistoso y agradable, aunque muy intenso. Se siente cómodo rodeado de gente y es fácil de tratar incluso fuera del trabajo. Tiene una presencia algo intimidante y aunque es una buena persona, inspira cierto temor si no se le conoce. Es el predilecto de Gahna y a menudo está reservado solo para ella.



Nombre: Dama Circe.
Sexo: Femenino.
Raza/Transformación: Terrícola/Licántropo.
Descripción física: En su forma humana es de estatura media, quizá un poco baja, de cabello castaño oscuro que suele llevar corto. Sus ojos son marrones con vetas verdosas cuando les da la luz. Posee curvas muy marcadas, con caderas anchas, muslos torneados  y pecho muy generoso. Su piel originariamente pálida se ha ido bronceando con los años (y algunos hechizos) Le gusta la ropa llamativa y los tacones altos. En su forma lobuna, su pelaje es pardo moteado, sus ojos están vascularizados y es más grande que un lobo normal.
Personalidad: Debido a sus instintos animales, es algo brusca. Se pica con facilidad y tiende a tener rabietas, pero también es muy juguetona. Es algo menos refinada que sus compañeras pero igualmente tiene gustos caros, especialmente en tema de zapatos. Aunque es bastante borde y desagradable con la gente fuera del negocio, es divertida y animada, y realmente se preocupa por sus compañeros y amistades.



Nombre: Wheem
Sexo: Masculino
Raza/Transformación: Varmano/brujo de las opiaceas.
Descripción física: Tiene una estatura media varmana, lo que en Rocavarancolia lo hace más bien bajo. De espaldas anchas y cuerpo bien formado pero ágil gracias al baile. Tiene la piel oscura y el cabello rojo a media melena, que le gusta llevar recogido en una coleta baja. Ojos anaranjados siempre atentos, y boca de labios finos generalmente con un cigarro entre ellos (fuma como un carretero). Tiene las orejas perforadas. Le gusta la ropa de su mundo; pantalones de vestir, camisas y chalecos, a veces algún sombrero.
Personalidad: Lo que se suele llamar un vividor. Desconfiado y de palabras comedidas salvo cuando su sinceridad le traiciona. Directo, brusco y con un ácido sentido del humor, tambien sabe endulzar sus palabras para conseguir sus objetivos. Apasionado del baile y el incienso a lo que suele oler su dormitorio. No tiene muchos remilgos, por lo general.



Nombre: Vlad (empleado esporádico).
Sexo: Masculino.
Raza/Transformación: Terrícola/Incubo.
Descripción física: Su piel es pálida, apenas tiene vello corporal, y unos cuernos asoman entre su melena oscura, larga y lisa. Tiene los ojos rojos y sus uñas son largas y negras. Su lengua es larga y sus dientes afilados, y posee una cola acabada en punta que se va oscureciendo desde la base hasta adquirir el tono rojizo  de la sangre seca. Bastante alto, esbelto y de musculatura marcada, solo lo justo.
Personalidad: La personificación del libertinaje. Aun conservando los modales y el porte de su pasado noble, su desproporcionada libido le hace tener la mente puesta siempre en el sexo. No tiene escrúpulos, cualquiera le vale, pero le gusta tomarse su tiempo en el cortejo, seduciendo y jugando con sus objetivos. Morboso y calculador, sumiso ante su única ama, Mánia, cuya autoridad reconoce aun por encima de la de Cain.


Mensajes Anteriores:

2 Re: Burdel de Dama Espasmo el 28/05/12, 05:42 pm

Red

avatar
Al principio la chica se quedo inmóvil, pero no tardo en alzar los brazos y rodearle con ellos, estrechándole contra si. El aroma de la chica era embriagador, y Vac cerro los ojos relajado, pero la dullahan no tardo en empujarle de espaldas en el suelo, inmovilizándolo con su cuerpo y riéndose, mientras el humo que danzaba en su cuello acariciaba insistente sus labios y su manos recorrían su torso, definiendolo bajo la camiseta con sus dedos.

Vac no sabía como iba a acabar aquello, pero tal vez no tuviera fuerzas. No le duro mucho la duda, porque Elliot se lo dejo bien clarito, al parecer estaba castigado durante un tiempo indefinido. En un principio Vac puso una mueca extraña, pero termino por resignarse, se lo merecía a fin de cuentas. Elliot se levantó y tiro de él, poniéndole en pie, era hora de irse al casa. El chico se encamino hacia Feliks y ayudo a la dullahan a subirse a su lomo, después de apagar el fuego y asegurarse de n dejar nada en la playa, se aupó tras Elliot y emprendieron el vuelo hacia el burdel.

El vuelo no fue muy largo, y en nada de tiempo estuvieron casa. Entraron por la ventana de su habitación, mientras Feliks se acomodaba en el balcón, y Vac observo a estancia con nostalgia, hacía mucho que no ponía los pies en ella. Se giro hacia Elliot y la cogió de las manos, tirando de ella hacia la cama.

-Solo mimos, ¿verdad? -dijo quitándose la ropa y arrastrando a la muchacha a la cama, metiéndose debajo de las sabanas-. Pues mimos tendras.

El hado acarició la piel de la muchacha con los labios, dejando leves besos por todo su cuerpo, evitando las zonas comprometidas, no iba a saltarse el castigo. Sus manos trazaban el contorno de figura con suavidad, como si tratara de memorizar hasta el mas mínimo detalle. Bebía de su aroma como si fuera agua freca en medio deldesierto, y jugueteaba con el humo de su cuello en la boca.

Vac podría haber seguido así durante mucho rato si no estuviera tan cansado, pero tras un rato de mimos empezó a desvanecerse. Las últimas horas habían sido muy intensas y le estaban pasando factura. El cómodo colchón bajo su cuerpo le invitaba al sueño, y el hado ya no tenía fuerzas para retrasar mas lo inevitable. Vac rodeó a Elliot con sus brazos y, tras esconder el rostro en su cuello, fue hundiéndose poco a poco en la niebla del sueño. Su respiración bajo el ritmo, y el hado se encerró por fin en un sueño reparador.

3 Re: Burdel de Dama Espasmo el 28/05/12, 08:11 pm

Elliot

avatar
Durante el vuelo, Elliot jugaba deslizando sus manos por debajo de la camiseta de Vacuum haciendo suaves cosquillas por su estómago. Pronto llegaron al burdel y entraron por la ventana. El chico cogió a Elliot de las manos y la llevó hasta la cama. Ella se tumbó mientras su ropa elevaba volutas de humo en el aire, deshaciendose para rehacerse convertida en el camisón semitransparente con el que solía dormir.

Miró al chico mientras se desvestía relamiendose. "No Elliot, hoy no... está castigado... otro día, cuando pague... otro día..." se repetía a sí misma. "Oh... esto si que va a requerir autocontrol y no los entrenamientos, eh pequeña?" Rió el Deatach en su interiór, provocando en la niña un espasmo candente de rabía por un instante. "No es asunto tuyo, ¡cállate!" Notó la conciencia del Dragón alejándose de la suya mientras su risa de humo y niebla se desvanecía en sus pensamientos.

-Solo mimos. - Dijo ella con firmeza mientras el chico se metía en la cama. Esperó quieta a que el chico se acercase y rió mentalmente cuando éste comenzó a besar su cuerpo. Ella había esperado algun brote de rebeldía por parte de Vacuum, como algun beso en lugares menos recatados, pero, para su asombro, se encontró con que el chico no se salía de su castigo. Disfrutó de los besos y de el roce de sus manos sobre su piel, e incluso, por unos segundos, deseó no haberle castigado... pero debía mantenerse firme. Correspondió a sus caricias recorriendo las lineas de su piel con los dedos, repasando cada uno de los musculos del chico que quedase a su alcance. El humo de su cuello recorría la boca del griego, jugueteando con su lengua como si realmente le besase, saboreandole, abrazandole, acariciandole, como si con ello pudiese compensar todos los meses de ausencia.

Poco a poco el ritmo de los mimos fue haciendose mas pausado, y Elliot sabía que el chico se dormiría en poco tiempo. La verdad es que ella tambien estaba cansada. No lo había notado porque el enfado, los nervios y más tarde las atenciones de Vacuum habían actuado como placebos, pero poco a poco notaba como su cuerpo pesaba más y más, como el agotamiento entumecía sus músculos y nublaba sus pensamientos.
-Te quiero, Vac - Dijo ella mientras el chico le rodaba con los brazos. El aliento del griego sobre su cuello le hacía cosquillas y no pudo reprimir una sonrisa interna mientras miraba al chico quedarse profundamente dormido. "¿Como puedes ser tan mono asi dormidito, mi bello-durmiente, y tan cabrón despierto?" Pensó con ironía mientras, envuelta en los que parecían ser los mismísimos brazos de morfeo, dejaba que el aroma que desprendía su cuerpo hiciese efecto en ella y desconectara su consciencia durante unas horas.


_________________________________________

Me haré una cama con tus huesos, Invitado, Muajajaj!


Taceant Colloquia.
Effugiat risus.
Hic locus est ubi mors gaudet succurrere vitae.

¡Superpor la aceptación, la integración y los derechy'x Frivy's!

Spoiler:




Click en la imagen para ver el esquema de relaciones entre los Cosechados del Rol

4 Re: Burdel de Dama Espasmo el 30/05/12, 11:10 pm

Red

avatar
Vac se despertó varias horas después, con dificultad. Tenía la cabeza embotada y el cuerpo agarrotado. Aun así se sobre puso y observó a la dullahan durmiendo entre sus brazos. El chico recorrió su cuello con los labios, saboreando su piel, trazando su contorno con las manos, con tal suavidad que la muchacha tardó un rato en despertarse.

-Buenos días -le saludo el hado con una sonrisa cansada-, ¿qué tal has dormido?.

El hado continuó con sus mimos otro rato, pero necesitaba comer y tomarse algún reconstituyente para paliar el mareo y el agarrotamiento. Así se lo dijo a Elliot antes de salir de la cama, ponerse unos pantalones de tela negros como única prenda de vestir, y encaminarse descalzo hacía la puerta, algo tambaleante. Antes de salir de la habitación y la miro con una sonrisa inquisitiva.

-Te prepararía el desayuno, pero no te lo comerías, así que mejor lo dejo. Estaré entrenando un rato, necesito hacer ejercicio, luego nos vemos, ¿vale? -le dijo, tras lo cual salió al pasillo.

Vac bajó las escaleras algo inseguro, y se metió en la cocina, donde se preparó un buen desayuno a base de gachas y miel. Devoró la comida junto con un reconstituyente ligero que encontró en un armario y suspiro aliviado cuando terminó. El hado limpió la cocina y se enjugo la cara con agua, despejándose por completo. Subió de nuevo las escaleras, directo hacia el dojo, hacía mucho que no entrenaba allí.

Atravesó las puertas de la estancia en silencio, parecía que el lugar estaba tal y como lo recordaba. Se quedó ensimismado unos instantes, recordando anécdotas que parecían muy lejanas, pero sacudió la cabeza, despejandola, y se puso a calentar, realizando varios ejercicios y estiramientos, ¿qué podría ponerse a practicar?.

5 Re: Burdel de Dama Espasmo el 15/06/12, 08:47 pm

Elliot

avatar

Los sueños de Elliot se iban haciendo más cálidos y etereos mientras las caricias de Vacuum tiraban de su conciencia de nuevo a a la tierra. Reticente a despertarse, Elliot finjió continuar dormida unos minutos, disfrutando del momento. Pronto rodeo con sus brazos al chico, aun sin estar demasiado segura de si estaba dormida o despierta.

-Buenos días... - contestó ella es un suspiro mental. - Bueno... podría haber sido mejor... podria... - Dijo con una sonrisa mental.

El griego siguió dándole mimos, mientras ella, como una niña malcriada, se dejaba hacer sin devolverle el favor. Aun estaba enfadada, y el chico aun estaba castigado. Tras un rato el chico se separó de ella, y la niña estuvo a punto de agarrarle y obligarle a quedarse, pero tras ver el mal aspecto que tenía decidió que sería mas prudente dejarle comer.

Ella no contestó a lo que había dicho, simplemente se levantó de la cama y fue hacia el balcón mientras oia la puerta cerrarse. "Hoy no voy a entrenar" le dijo a Deatach. "Tengo asuntos pendientes..." Se apoyó en la barandilla mientras miraba la ciudad. "Como quieras" Respondió el dragón hundiendose en sus propios pensamientos.

La niña se dio la vuelta y salió del cuarto. Fue directamente a las termas, y, lavándose con el cubo antes, se metió dentro y se quedó alli durante un buen rato, sin pensar en nada en concreto. Mas tarde fue al salón, pero no encontró a nadie allí. Recordó entonces que Vacuum le habia dicho que estaría entrenando y decidió subir a verle.

Cuando llegó se encontró al chico estirando. Elliot se apoyó en la puerta mientras le miraba. "Lo está haciendo mal... Dile que gire un poco esa pierna" Dijo Deatach en sus pensamientos.

-El dragón dice que lo haces mal, que gires la pierna. - le transmitió ella. "Y que ponga recta la espalda o no le servirá de nada..." - Y que... - "¿Por que no se lo dices tu directamente?" Acabó la frase hablando en privado con el dragón. "Porque tendría que salir y..." "Hazlo" Le cortó la chica. "Quedate con él, yo voy al mercado, volveré en un rato" Dijo Elliot mientras se daba la vuelta para irse. "Pero... vale. Si necesitas algo estaré alli enseguida. No te metas en problemas... y no seas tan borde, tonta e imprudente como de costumbre." Dijo mientras empezaba a materializarse fuera de ella.

La niña bajó las escaleras rápido, sin despedirse siquiera de Vacuum... en cierto modo, una parte de ella se quedaba junto al chico asi que no vio necesidad de hacerlo. Le hubiera gustado haber podido ir volando al mercado, pero finalmente, salió del burdel andando y se encaminó hacia alli.

Deatach, por su parte, cabía de forma bastante justa en la sala. No le gustaban los espacios tan pequeños y se sentía un tanto ridículo plegando las alas con cuidado de no darle a nada. El dragón miró a Vacuum unos segundos analizando su fisico y sus posibilidades antes de empezar a entrenar.


Elliot sigue en el Antiguo Mercado.



Última edición por Elliot el 21/06/12, 04:42 pm, editado 1 vez


_________________________________________

Me haré una cama con tus huesos, Invitado, Muajajaj!


Taceant Colloquia.
Effugiat risus.
Hic locus est ubi mors gaudet succurrere vitae.

¡Superpor la aceptación, la integración y los derechy'x Frivy's!

Spoiler:




Click en la imagen para ver el esquema de relaciones entre los Cosechados del Rol

6 Re: Burdel de Dama Espasmo el 17/06/12, 02:14 am

Jack

avatar
Por fin llegamos al ajetreado hogar. Elunin va a mi derecha y rápidamente gira la calle para ir a nuestro balcón. Es una maldita costumbre, pero además es que no me gusta pasar por entre la clientela cuando estoy ocupado. Ahora bien, no suelo negarme si solicitan un rato conmigo. ¿Por qué negarse? Diversión y sangre. Placer doble. Y oro, por supuesto.

Una vez en nuestra habitación, el nublino corre a cambiarse la armadura de cuero por el kimono, escogiendo uno amarillo con flores rojas. Mientras tanto, yo limpio la sangre de mi ropa y cuerpo, reparo las costuras de la camisa y luego la abro entera <<< Malditos gusanos de la Cicatriz... >>> y desenvaino luego las dos dagas dobles que conseguí de entre los cadáveres. La primera daga tiene una hoja serrada y la otra hoja posee un filo irregular, ideal para desgarrar y provocar heridas muy dolorosas. La otra daga, después de repararla con magia, presenta un filo afilado y liso en ambas hojas así como dos cuchillas que nacen en la empuñadura, perpendiculares al cuerpo del arma. En caso desesperado puedo asestar un puñetazo con esto en vez de usar la daga. Tengo que practicar su uso y a cambiarlas de mano en mitad del combate o del aire.

Haciendo florituras con ellas se me ocurre una idea: me convierto en humo y voy hasta el ignorante Elunin, me coloco a su espalda y cuando recupero mi forma, las dagas rozan su cuello y sus riñones. El nublino se ha sobresaltado aunque poco, no me tiene miedo y apenas tiembla ligeramente.
-Muerto. -digo mientras enfundo las dagas en sus fundas cruzadas a la espalda con un movimiento de unos segundos.
-Me has asustado, Señor. Solo un poco, como puedes ver.-se gira y me mira.-¿Plan de la noche?
-Aún falta para que amanezca... -pensativo, miro inconscientemente a la puerta del pasillo.
-¿Clientes?
-¿Eh? Oh, no, solo miraba al vacío... -ahora miro a la pared, sin parpadear. No se me ocurre qué hacer aparte de entrenar.
-¿No vas a practicar, Señor?-inquiere, refiriéndose a las dagas.
-Estás débil, necesitas comer.-y en respuesta, baja la cabeza.-Anda, ve a la cocina y pide algo en cantidad. Come mucho, proteínas, verduras, pan, de todo.

Le acompaño hasta la puerta y luego le veo corretear escaleras abajo, eludiendo a algunos clientes. Por si acaso, decido esperarle apoyado en la pared del pasillo, con las manos en los bolsillos y los pulgares por fuera. Para cuando me doy cuenta, hay alguien devorándome con la mirada, parado en la escalera. No necesito ni mirarle de reojo para notarlo, su sangre le delata a kilómetros. Pero una rápida ojeada denota su atractivo... Como Elunin no suba en un minuto...

Elunin
Casi escondido en un rincón de la cocina, espero a que los diablillos acaben mi encargo. No tengo ganas de que me vean los clientes: tengo una orden directa de mi Señor, no puedo dejarla de lado y ser camarero. Pronto la cena empieza a oler y me acerco a los fogones, con la boca hecha agua. Realmente tengo hambre. Y mucha. Les ayudo a servir los platos en una bandeja y luego, con total soltura y práctica, comienzo el ascenso hacia nuestro cuarto. No me sorprendo sin embargo cuando veo a un cliente envuelto en una nube de humo subiendo a la tercera planta.
-Plan de la noche... Vaya pregunta, Elunin.-murmuro y río tímidamente para mí mismo.

Ceno encerrado en el dormitorio, sentado en el suelo mientras sigo leyendo el libro de espada y escudo del que estoy aprendiendo. Mi Señor insiste en que al menos aprenda a manejar el escudo, para que pueda defenderme y atacar aún sin tener una espada. Y quiere conseguirnos armas mágicas, a ver si con sus incursiones o dinero lo consigue...

Tras una... ¿una hora? ¿Dos? No sé cuánto tiempo llevo aquí solo. Sea como sea, de pronto escucho un resoplido y veo a mi Señor con la camisa abierta, arreglándose el peinado en el umbral. Yo sigo en el suelo, leyendo; ya bajé las cosas de la cena a la cocina. Cuando le veo limpiarse con un hechizo, no puedo evitar sonreír y preguntar:
-¿Plan de la noche?

Jack
Suelto una carcajada, me paso las manos por la cara y estiro los brazos, algo agarrotados.
-¿Quieres saber qué hemos estado haciendo?
No se esperaba esa pregunta y se pone coloradísimo, se da cuenta y baja la cabeza, intentando esconderse.
-Te he visto. Te has sonrojado.-le digo divertido mientras le obligo suavemente a incorporarse.-Oh, venga, todo esto es normal. Deja de desviarme la mirada. Elunin, eh, ¡oye!-exclamo, consiguiendo que me mire.-Es una broma, diablos. No pensaba contártelo...
-¿No?-dice de pronto en un impulso y vuelve a sonrojarse. Sonrío y le voy empujando hacia la cama hasta tirarlo de espaldas sobre esta. Me mira entre asustado y agitado.
-No, no voy a contártelo.-digo con un falso tono serio mientras me inclino sobre él.- ¿Sabes lo que dicen de que una imagen...

Spoiler:
Lo que ocurre a continuación sí que era inesperado, pero divertido: el nublino me coge del cuello de la camisa y termina de tumbarme sobre él. Puedo notar sus jadeos ahogados en mi cuello. Sus tímidas manos rozan tanto mis brazos como pi pecho desnudo, para luego retirarse como víctimas de un calambre. Me apoyo con los codos en la cama y levanto la cabeza para mirarle
-¿Seguro que...

Y de nuevo vuelve a tumbarme, pero esta vez para besarme en los labios. Yo solo le imito, divertido: si quiere algo va a tener que luchar por ello. Al minuto noto su húmeda lengua abriéndose paso hacia mi boca. Mientras respondo recorriendo sus dientes y jugueteando con su lengua, le abrazo y le acaricio la espalda sobre el kimono, alternando con algunos arañazos para romper la seda. Mi otra mano libre vuela a su pecho, bajo la tela, donde hago laberintos acariciándole con mis uñas, pudiendo sentir su corazón acelerado cada vez más. Sus manos se pierden en mi torso y se envuelven en mi cabello, desanudando la coleta y haciéndome cosquillas en la nuca. ¿Qué habrá cenado que sabe a menta? Cuando rompemos el beso, da varias caladas de aire, con el rostro ardiendo. No, todo su cuerpo arde, emanando una fragancia aún más enloquecedora, pero mantengo la calma. Aún con su sabor en mis labios, le dejo que respire tranquilo mientras recorro todo su rostro con mi lengua, mordiéndole los labios, la nariz, acariciándole los párpados con la lengua y mordisqueándole las orejas. Él no se queda atrás y me muerde el mentón, el cuello, besándome la barbilla y allí donde llegue.

De pronto sus manos se deshacen de mi camisa y mientras una me acaricia y araña la espalda, la otra baja a la cintura, pero le impido bajar más tomando su mano y atrayéndola a mi rostro para entretenerme besando su palma, sus dedos, siguiendo el curso de sus venas. Estiro su brazo por encima de su cabeza y lo recorro con mi boca, besándolo aquí y hallá, surcando su piel con mis colmillos para provocarle cosquillas y escalofríos. A la vez siento su fría y juguetona lengua por mi torso, causando un fugaz contraste de temperaturas que me estremece. En una de esas noto cómo aprieta su rostro contra mi pecho y le oigo aspirar con fuerza. Bajo por su brazo con los colmillos suavemente para acabar mordiéndole en la clavícula y de ahí a su cuello, guiado por su mano en mi nuca. La mordedura no es total, ya que dejo que la sangre se escurra por su pecho. Le curo la herida y luego sigo las gotas con mi lengua, bajando por su torso y jugando con mi saliva y su sangre hasta que me tira del pelo para que suba y me besa con hambre, probando su propia sangre. Tímidamente atrapa mis labios con sus dientes y me apreto contra su cara para animarlo a que siga hasta que sangro y me limpia a lenguetazos. Mientras tanto he ido rompiendo y quitándole el kimono de cintura para arriba y mis manos ahora arañan ligeramente su espalda hacia la cintura, pero no más allá. Respondiendo a sus caricias y mordiscos en el cuello, bajo a su clavícula izquierda para morderle en el hueco del cuello y dejar la sangre correr.

Pero de pronto el ambiente se tensó, como si hubieran absorbido el aire a nuestro alrededor y algo hubiera invadido nuestro momento, nuestro cuerpo y nuestra mente. Hasta Elunin lo notó, despegándose de mí y mirando furtivamente a mi espalda. Su mirada, antes lujuriosa, repentinamente rezumaba miedo y al tiempo que vi un brillo en sus ojos, me giré a toda velocidad, a tiempo de sentir algo afilado clavándose en mi brazo izquierdo hasta el hueso. Otra hoja asesina buscó mi cuello desde la derecha, pero logré esquivarla desapareciendo en humo negro. Negrura que pronto rodeó al atacante hasta formar un tupido capullo negro a su alrededor, impasible a sus aspavientos y mandobles. En una de las vueltas me hice sólido y recuperé mis dagas, dibujé las runas pertinentes del libro de sangre y las clavé a diestro y siniestro en la líquida y negruzca superficie. No sé quién es, pero me da igual. Ha intentado matarme y ahora escucho sus gritos mientras la sangre pasa a las runas y luego a mí por mis manos, reparando la herida.
Ahora sí:
-¿Quién eres, escoria?-inquiro con voz afilada, sin respuesta. Clavo otra daga, la serrada, y la retuerzo.-Responde.-de nuevo sigue callado, o callada. Giro unos milímetros la empuñadura y por fin dice algo:
-Cliente.

Genial... Recupero mi arma esparciendo sangre por doquier y mientras la figura cae de rodillas, el hechizo de oscuridad se deshace. Es el mismo de antes. Maldita escoria...
-¿No te quedaste satisfecho?-le susurro mientras le obligo a mirarme con la hoja en su barbilla.
-Nadie me rech...rechaza.-logra responder con un hilillo de sangre.
-Dame una razón para que no acabe lo que empecé.
-Rechazado por un escla...

No le dejo acabar: delineo su barbilla, cara y cuello buscando las arterias y le sesgo toda la zona en apenas unos segundos, dejando un reguero de sangre por toda la herida desde la barbilla. Intenta decir algo más pero solo logra ahogarse y precipitarse al suelo.
-Se...Señor... ¿Estás bien?
-Espérame aquí. O escóndete.
Después recojo el cuerpo y lo llevo a mi balcón, desde el que salto y me encamino hacia la Cicatriz. Pronto las alimañas se me acercan, atraídas por su olor. Mejor así. Hienas, colaespinas, quimeras atroces me rodean y se gruñen, como jugándose las presas. Solo tendrán una. Cuando oigo sus chillidos y se lanzan hacia mí, me disuelvo en humo y me alejo a toda velocidad sin pararme a ver cómo le devoran. <<< Aún recuerdo su maldito olor y figura atractiva, diablos... >>>

De nuevo en la habitación, tras limpiar toda la sangre tanto dentro como fuera, me dejo caer contra la pared, abatido y pensativo...
-Señor... ¿Quién era?-pregunta Elunin, apareciendo por la puerta. No me fijo en este detalle.
-Escoria. Un cliente al que rechacé. Iba todo bien pero empezó a entrar más gente en la habitación... Uno o dos pasan, tres depende, pero más...-niego con la cabeza repetidamente.-Puede pasar de todo. Ya has visto. Ahora me he cargado a un cliente... No sé si notarán su ausencia, si vendrán a por mí, si Cain se enfadará...-me paso las manos por la cara y sigo murmurando.-No sé...
-Pero Señor... Le intentó matar, fue defensa propia. Y abajo nadie lo ha comentado...
-¿Has bajado? Te dije...
-Sí, me dijo, pero quise bajar y comprobar que no había peligro. No se habrían atrevido a atacarme en público. Y mira, nadie ha subido, nadie me miró mal ni dijo nada raro.-murmura con voz firme, sentándose frente a mí.
Suspiro y respondo: Vale... Vale, vale, está bien...-pero vuelvo a negar, confuso.-No, no está bien... Es todo culpa mía... Si hubiera aceptado no tendrías que haber visto esto...
-Pero si hubieses aceptado no habría pasado esto.

Y con una rapidez inusitada se sube en mi regazo y me besa con dulzura, tirando suavemente de mis labios para luego reírse. Acabo sonriendo y me levanto con él a cuestas para volver a la cama y dejarle allí. Bloqueo la puerta con un mueble, preparo la habitación para el pronto amanecer y retorno al abrazo de su fragancia y sus labios.
Mañana será otra noche.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

7 Re: Burdel de Dama Espasmo el 12/07/12, 07:57 am

Alicia

avatar
El sol se acercaba a su cenit cuando Pyro encontró por fin el maldito Burdel. Llamó a la puerta con ninguna suavidad sintiendose muy estúpida.
- ¿vac?.... -TOC, TOC, ¡TOC! el último marcado con el pie. No, ya que había llegado allí no se iba a dar la vuelta. Podían ser amigos. Él lo había dicho. Ella no era la misma de antes. Una visita no le iba a suponer donar un riñón.- ¿VAC?....¡VAC!....hmm..SOY PYRooo..¿o?- al fin le había abierto la puerta, interrumpiendo su presentación a voces.- ah, hola.
Perdiendo de golpe toda la decisión se quedó plantada unos segundos mirando a Vac.
-Pensé en hacer una visita.


nota fdr: pasa algo por hacer que me abrieras? Porque estas ahi, no? sorry :< pero si no me quedaba muy corto~


_________________________________________

-

8 Re: Burdel de Dama Espasmo el 17/07/12, 12:19 am

Red

avatar
Alguien interrumpió los pensamientos de Vac en mitad del estiramiento. Se giro y descubrió a Elliot apoyada en el marco de la puerta, al parecer su dragón le había dicho que corrigiera una mala postura. Vac atendió al consejo y notó una mejoría en el ejercicio al instante. Se puso derecho sonriendo, y asistió a lo que le pareció una conversación mental entre la chica y el dragón, sin saber que se decían. Un humo negro empezó a condensarse en la sala, y mientras Elliot desaparecía escaleras abajo, el dragón tomo forma en la habitación, que le quedaba algo estrecha.

-Buenos días, Deatach -le saludó el chico, con un asentimiento de cabeza.

Mientras Deatach le observaba, el chico se mantuvo derecho, esperando al juicio del dragón. No le importaba que le corrigieran en un entrenamiento, siempre y cuando el corrector supiera mas que él, y sin lugar a dudas el dragón de la dullahan era un experto. El entrenamiento con el dragón se extendió durante muchas horas, y el chico no puso objeciones, le venía bien el ejercicio. Hubo un par de descansos, para comer y discutir detalles del entrenamiento, principalmente. El dragón era un buen maestro, y al hado le caía bastante bien. No había hablado mucho con él antes, pero a lo largo de ese día le había cogido confianza, y al chico no le costaba entenderse con él.

Casi al final de la tarde, unos golpes resonaron en el edificio, llamaban a la puerta, y la voz que se oía tras los golpes parecía reclamar a Vac. El chico miro al dragón, y con una disculpa y una promesa de regresar en un momento, salió aprisa del dojo y bajo a la puerta del burdel, esquivando sombras que bien podían ser clientes o bien empleados.

-Hola Pyro -dijo al abrir la puerta y encontrarse con la chica de rojo, parecía que le había interrumpido a mitad de la frase.

La chica se quedo unos instantes sin decir nada, tras el primer saludo, para luego decir algo ambiguamente. Vac sonrió y le hizo un gesto para que pasara dentro, tras lo cual cerró la puerta tras ella.

-Bueno, si no te importa, ¿podrías acompañarme durante lo que queda de entrenamiento?, ya casi he acabado -le explico con una sonrisa mientras la conducía al dojo.

Vac no notaba las miradas de los clientes, era bastante despistado para esas cosas, y solía rechazar cualquier acercamiento cuando se producía. Deatach le había explicado, en uno de los descansos del entrenamiento, lo del resurgimiento del negocio, y le parecía bien, pero rechazaba a los clientes cuando se le acercaban interesados en la novedad que era el hado infernal. No daba muchas explicaciones, no tenía porque darlas y no se molestaba en ello; así que seguían insistiendo, pero al chico no le importaba, ni siquiera le prestaba atención al asunto.

-Te presento a Deatach -le dijo a la chica de rojo entrando en el dojo, mientras se posicionaba de nuevo en el lugar en el que había dejado un ejercicio de combate a medias-; esta es Pyro, ¿te importa que asista al entrenamiento hasta que acabemos? -le preguntó al dragón con una mirada expectante.

9 Re: Burdel de Dama Espasmo el 17/07/12, 12:55 am

Elliot

avatar
El dragón se sentía un tanto aprisionado. No le gustaban los espacios pequeños... bueno, la sala no era precisamente pequeña, pero teniendo en cuenta su tamaño, podría haber deseado un poco mas de amplitud. Miró al chico durante unos segundos. Deatach le había visto muchas, muchas veces. Le había conocido cuando tan solo era un cosechado, y seguramente sabía más cosas de él que las que el chico podría saber del dragón.

-Hola - Hizo resonar en la mente de Vacuum, y sin esperar, comenzó con el entrenamiento. Por suepuesto no era lo mismo entrenar a aquel muchacho que a la Dullahan, pero había cosas que si que eran iguales.
Al contrario que las primeras veces con Elliot, Vacuum no se quejo por nada de lo que le mandaba a hacer. Decidió forzarle demasiado pues aun no sabía cual eran los limites exactos del chico, pero aun asi, él respondió bien a todo.

Cuando ya estaba anocheciendo, alguien llamó a la puerta y Vacuum bajó a abrir. Cuando subió lo hizo con una chica, que en un principio al dragón no le hizo ninguna gracia. En eso era en algo que se parecia a Elliot. No le gustaban los desconocidos pero, por el contrario que ésta, Deatach había aprendido a ser amable.

-Por supuesto que puede asistir, no veo motivo por el que negarselo. - Le dijo mentalmente al chico. "Pero puede que Elliot si lo tuviese... mejor tener cuidado y estar preparados para cuando se entere... porque se enterará" añadió para si mismo. Observó a la chica y en cuanto vio el talisman reconoció lo que era al momento. "Una bruja escindida... perfecto, la amistad con ella solo nos traerá problemas... con su otra parte."

-Vacuum, ten cuidado con ella. Al menos con la parte de ella que no está aqui. - le advirtió mentalmente al chico.


_________________________________________

Me haré una cama con tus huesos, Invitado, Muajajaj!


Taceant Colloquia.
Effugiat risus.
Hic locus est ubi mors gaudet succurrere vitae.

¡Superpor la aceptación, la integración y los derechy'x Frivy's!

Spoiler:




Click en la imagen para ver el esquema de relaciones entre los Cosechados del Rol

10 Re: Burdel de Dama Espasmo el 17/07/12, 01:13 am

Alicia

avatar
Vac la hizo pasar y le pidio que le acompañara en sus entrenamientos. Pasaron frente a una gente que miraba fijamente al chico, algunos de forma lasciva. Si era consciente de ello, no daba muestra alguna. Entraron en una habitación. Pyro se quedo plantada frente a un dragón. ¿habia mencionado algo así Vacuum? Porque no lo recordaba. En absoluto. Lo primero que pensó estúpidamente es que era Elliot transformada en aquel lagarto sin cabeza, del que manaba humo. Ciertamente era dullahan, pero eso no significaba que fuera Elliot, de hecho, lo habia llamado Deatach. El dragón no dijo nada, aunque Vac parecía estar escuchando algo. O quizás estaba abstraído. Pyro también lo estaba mirando con desconfianza a aquel bicho cuya cola escamosa se movía como la de un gato impaciente o molesto.
- Soy una bruja, Vac, no una guerrera, aunque viva en la sede. Lo único para lo que cogería una espada es para atravesar a mi hermana con ella y ya te expliqué porque eso era inutil.
>> Al principio si aprendí esgrima. Pero mi magia no se agota, deje de lado esa manera de luchar y aprendí otros trucos prácticos.
- sonrió a su pesar.- si de todas formas hay algo para lo que me quieras...
eso era mentira, por supuesto, pero no le apetecía entrenar con el dragón


_________________________________________

-

11 Re: Burdel de Dama Espasmo el 17/07/12, 01:57 am

Red

avatar
Vac atendió a las palabras del dragón en su mente, ya sabía algo sobre las brujas escindidas, y había tenido unas palabras con Azura, la hermana de Pyro. La recordaba arisca con él, por el simple echo de tratar con su hermana, pero Vac no le había dado mucha importancia, de todos modos agradeció los consejos del dragón mentalmente.

El hado atendió a las palabras de la muchacha, y tras evaluar la situación le dio una respuesta.

-No te preocupes, no hará falta, ya casi he acabado -dijo, finalizando el ejercicio que había empezado.

No tardo mas de cinco minutos, y cuando finalizó se despidió del dragón en su mente. "Tenemos que repetir este entrenamiento... ¿quizás hacerlo regular?. Si no te importa podríamos hablarlo con Elliot, a ver que opina... podríamos probar el entrenamiento aéreo... bueno, ya lo hablaremos, hasta luego maestro". Tras esto salió del dojo con Pyro, mientras el dragón se iba difuminando en el aire.

-¿Te apetece comer algo?, en la cocina... -empezó el chico, pero algo había llamado su atención.

Faltaba algo en el telar de fondo que era el burdel, al principio no se había percatado, el echo de tener que abrir la puerta le tenía que haber extrañado, pero ahora se daba cuenta. No había demonios, ninguno, por mucho que busco con la mirada no fue capaz de encontrar a ninguno de los siervos del invocador, y por un momento se preocupo, ¿qué podía haber pasado?. Por un momento no supo que hacer, pero decidió esperar a ver si Cain aparecía y se explicaba. Algo inquieto bajo hasta la cocina y preparo algo para que Pyro y ella pudieran cenar, mientras la chica de rojo esperaba en el salón. Llevó una bandeja con comida y té helado hasta donde esperaba Pyro y lo puso sobre una mesa baja. Unos clientes estaban cerca, murmurando cosas mientras los miraban, pero una mirada negra del chico les alejó con prisas, no estaba de humor para aguantar acosos.

La noche iba entrando, y la conversación de la bruja y del hado se extendió. A Vac se le daban bien las conversaciones, cosa que le habría parecido ridícula antes de llegar a la ciudad. Siempre había sido muy reservado, pero aunque aun solía estar en su mundo, sabia apreciar una conversación agradable. Vac le habló de sus últimos viajes, y la chica le contó sobre su cosecha. El hado apenas era consciente del paso del tiempo.

12 Re: Burdel de Dama Espasmo el 19/07/12, 02:18 pm

Elliot

avatar
Cuando Elliot llegó al burdel, el sol ya iluminaba las calles borrando las sombras que habían hecho su escondite. La chica caminaba tranquila. Podía sentir el peso de la bolsa de dinero que llevaba. Se sentía feliz... Pero no era exactamente por el dinero. Se sentía bien por haberlo ganado ella, por haber hecho las cosas bien, por demostrar qu eno era del todo inutil.

Cuando llegó a la puerta, algo le llamó la atención. El diablillo que normalmente le miraba con mala cara mientras leia el periodico no eraba hoy en la puerta. "Que raro... ¿Le habrá dado Cain el día libre?... ¿Tienen los diablos días libres?"

La chica entró al edificio y se sorprendió ante la gran tranquilidad que se respiraba. Ni uno de los demonios de Cain se encontraba alli. Eso le resultó muy, muy extraño. Elliot vio a Vacuum sentado en una de las mesas del salón y fue rápidamente hacia él.

-Vac, ¿que ha pasado con los demonios de Cain? - le preguntó mentalmente mientras hacía el amago de ir a sentarse sobre él. Luego vio a la chica que estaba al lado de Vacuum, y Elliot decidió sentarse en uno de los cojines al otro lado. - Y, ¿ésta quien es? - Le preguntó sin demasiadas ganas. Pero antes de que el chico pudiese responder, Deatach le habló de nuevo en su mente. "Es Pyro, una bruja escindida... amiga de tu querido Vacuum... lleva aquí desde hace varias horas" Elliot podia verlo en los recuerdos de Deatach como si hubiese estado.

Otra amiga de Vacuum... Elliot suspiró interiormente. Vacuum siempre tenia demasiados amigos... - Hola, yo soy Elliot. - Le dijo a la chica en un tono neutro y sin la mas minima intencion de moverse.


_________________________________________

Me haré una cama con tus huesos, Invitado, Muajajaj!


Taceant Colloquia.
Effugiat risus.
Hic locus est ubi mors gaudet succurrere vitae.

¡Superpor la aceptación, la integración y los derechy'x Frivy's!

Spoiler:




Click en la imagen para ver el esquema de relaciones entre los Cosechados del Rol

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 54.]

Ir a la página : 1, 2, 3 ... 27 ... 54  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.