Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Manual de Kiki: De como dormir con el enemigo (??)
por Reifon Hoy a las 12:30 am

» Sede de los Taumaturgos
por Giniroryu Ayer a las 11:51 pm

» Torreón Silente
por Giniroryu Ayer a las 11:40 pm

» Barrio de los Mil Dioses
por Jack Ayer a las 11:37 pm

» Burdel de Dama Espasmo
por Aes Ayer a las 07:48 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


El record de usuarios en línea fue de 113 durante el 20/11/19, 02:41 am
Estadísticas
Tenemos 185 miembros registrados
El último usuario registrado es Luki_137

Nuestros miembros han publicado un total de 41255 mensajes en 775 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Noreste » Burdel de Dama Espasmo

Burdel de Dama Espasmo

Ir a la página : Precedente  1 ... 31 ... 58, 59, 60

Ir abajo  Mensaje [Página 60 de 60.]

1Burdel de Dama Espasmo - Página 60 Empty Burdel de Dama Espasmo el 02/08/11, 06:13 pm

Rocavarancolia Rol

Rocavarancolia Rol
Recuerdo del primer mensaje :

Edificio de cinco plantas de madera pulida con fachadas llenas de balcones y techadas con tejas azules. La entrada es un arco rectangular decorado con farolillos y da a una sala circular decorada con doseles y tapices. Una abertura atraviesa el edificio verticalmente, filtrando la luz que va a dar a una fuente de cristales de colores. Se utilizó como refugio para cosechados durante la primera cosecha pero actualmente es un negocio puesto en funcionamiento.


Planos del interior:

Catálogo del burdel:
Nombre: Vivia.
Género: mujer.
Especie: idrina sin esencia.
Transformación: no tiene.

Descripción física: es una joven de piel gris perla, finísima y delicada sin ningún tipo de marca ni cicatrices, algo increíble teniendo en cuenta sus orígenes. Su cabello es liso y largo hasta media espalda y lo lleva teñido de verde pálido.  Tiene los ojos verdes, grandes y almendrados. Su cuerpo es esbelto, de estatura media, con cuello fino y piernas bien torneadas. Es increíblemente flexible. Le gusta la ropa de colores claros y prefiere las telas ligeras y transpirables. No usa casi joyas salvo en ocasiones especiales o para complacer a algún cliente.

Personalidad: se le da bien leer a las personas y ha desarrollado sus habilidades sociales para adaptarse a cualquier situación. Su vivacidad y encanto la hacen realmente popular, especialmente entre hechiceros y brujos ególatras, pues se le da muy bien halagar a la gente. A veces usa su habilidad para leer a las personas para manipularlas a su favor, y no es raro que consiga sacar más de un regalo mágico.  Le entusiasma la magia  y tiene la habitación llena de regalos mágicos de sus clientes, además de libros de hechizos que nunca podrá utilizar.  Cuando está cómoda deja salir su insaciable curiosidad.



Nombre: Zedrig.
Género: hombre.
Especie: nublino sin esencia.
Transformación: no tiene.

Descripción física: de complexión delgada y algo alto para ser un nublino. Su piel es blanca con degradados hacia el azul celeste en algunas partes de su cuerpo. Tiene la parte superior de la espalda, los hombros cubiertos de escamas, con algunos parches más en las caderas y la parte delantera de los muslos.  Sus manos terminan en garras pero usa fundas de silicona para no hacer daño con las uñas. Lleva el cabello corto azul oscuro y sus ojos son del mismo color. Suele vestir con ropa al estilo de su mundo pero de colores apagados para contrastar con lo llamativo de su piel. No muchos adornos salvo algunas gargantillas de cuero pero le gusta maquillarse.

Personalidad: puede interpretar los roles sexuales de pasivo o activo, aunque se siente más cómodo con el primero. En un principio parece un chico dulce, de sonrisa fácil y complaciente con todos, pero en realidad es bastante retraído y muy desconfiado. Esto de debe seguramente a que fue sujeto de experimentación mágica, lo que explica su extraño aspecto. Gran observador, sabe leer el ambiente y cuándo debe quitarse de en medio. Le encantan los libros y los cómics, son su pasatiempo favorito. No le gusta la magia. Es muy amigo de Mephis, nadie sabe muy bien cómo lo consiguió.



Nombre: Ariven.
Género: mujer.
Especie: nublina
Transformación: demonio del fuego arruinado (tiene una piedra de Luna incrustada sobre el escote).

Descripción física: es bastante alta, de cuerpo bien trabajado, caderas anchas y pechos firmes. Su piel tiene un color rojizo y es bastante oscura. Sus ojos rasgados son como brasas encendidas; varían de color, pasando por distintos tonos característicos del fuego. Sus labios son carnosos y muchas veces se tiñe los dientes de negro para compensar lo que no le dio la Luna. Tiene el cabello negro azabache, largo y ondulado, y le gusta recogérselo en trenzas, colas altas, moños... Posee una cola fina y larga terminada en punta de flecha. Puede chamuscar cosas tocándolas y tiene la capacidad de aumentar mucho su temperatura corporal, además de ser resistente al fuego; por desgracia su nivel de magia es menor de lo que debería y no tiene afinidad para la magia de invocación.

Personalidad: es una chica pasional y fogosa, pero mide sus acciones al milímetro y parece tener siempre todo bajo control. Le gusta reír y es aficionada a la bebida fuerte y las largas conversaciones sobre cualquier tema. Tiene una fuerte presencia, como de llama contenida, por lo que no suele pasar desapercibida. Mantiene una fachada emocionalmente distante con los clientes pero es muy cariñosa con sus amistades. Posee mucho aguante y le gusta la música, ya sea escucharla, bailarla o incluso cantarla. Adora las joyas, siempre lleva pulseras o pendientes de algún metal precioso y viste con colores oscuros. Le gustan las sedas para trabajar pero de diario usa mucha ropa terrícola.



Nombre: Vanyme
Género: hombre.
Especie: ulterano terra sin esencia.
Transformación: no tiene.

Descripción física: aparenta unos 17 años humanos. Es alto y esbelto, con musculatura marcada por el trabajo. Tiene el pelo morado berenjena, algo por debajo de los hombros y lo suele llevar trenzado y recogido en una cola alta. Sus rasgos son duros y regios. Tiene la piel muy morena, marcada con cicatrices y cayos en manos y pies. Sus ojos son dorados, ligeramente rasgados, y son los que le dan su nombre. Intenta vestir con ropa cómoda; faldas largas, pantalones anchos de tela fina y suave, algunos adornos de piel yhueso, pero nada muy llamativo ni ostentoso. Acaba cogiendo cierto gusto por los kimonos de seda y los bordados de tonos metálicos.

Personalidad: timido y desconfiado al principio, de pocas palabras, acaba abriéndose poco a poco. Suele tener una expresión seria, y su mirada profunda mezclada con su porte le dan mucha presencia. Sabe escuchar, es paciente y delicado pero firme en sus movimientos. Una vez aprende a leer desarrolla cierta pasión por los libros y también por las armas blancas y las artes marciales.




Nombre: Mephis.
Género: agénero (usa principalmente pronombres femeninos)
Especie: desconocida
Transformación: cambiante.

Descripción física (aspecto preferido): puede tener cualquier aspecto que desee pero su forma favorita es el de una persona menuda y andrógina, de rasgos finos y aniñados. Tiene los ojos enormes y con pestañas espesas, nariz algo respingona y una boca pequeña y carnosa. Todo en ella es completamente blanco a excepción de los ojos, cuyo iris suele colorear de rosa o azul pálido.  El cabello le gusta llevarlo rizado y por encima de los hombros. Suele usar maquillaje discreto, a excepción de los labios que le gusta pintar de distintos tonos de azul. Le gusta llevar ropa pomposa con muchos encajes y volantes y los adornos de flores para el pelo. Sus joyas favoritas son las perlas. Siempre viste colores claros.

Personalidad: sus servicios son los más caros de todo el burdel ya que puede ser literalmente lo que el cliente desee y por eso mismo se lo tiene bastante creido.  Suele comportarse como una diva, tiene mucho temperamento y por lo general es difícil de tratar. Con los clientes es complaciente pero sin perder la vena de princesita caprichosa que muchos encuentran encantadora. Le gusta ser el centro de atención pero solo de determinadas personas. Es muy demandante con Cain y él la consiente todo lo que puede. No se la suele ver en las zonas comunes y no se lleva con los demás trabajadores a excepción de Zedrig, con quien tiene una estrecha amistad. Le encantan las flores y las rosas en particular, siempre tiene flores frescas en la habitación.




Nombre: Jau.
Género: hombre.
Especie:  terrícola.
Trasformación: licántropo tigre.

Descripción física: es un tipo grande, de espaldas anchas y cuerpo musculado. Tiene la mandíbula bien marcada, nariz recta y unos ojos penetrantes y brillantes de color ambarino.  Su piel bronceada a veces muestra las rayas negras propias del pelaje de su forma animal.   Le gusta llevar otros rasgos de su transformación parcial como la cola, los colmillos o nariz oscura. Lleva el pelo corto, rapado en la nuca degradado de negro a naranja. Le gusta demasiado ir sin camiseta y suele vestir pantalones anchos de algodón o de lino, y no más complementos que alguna pulsera de cuero.

Personalidad: posee unos instintos animales muy marcados, por lo que es bastante salvaje e impulsivo pero sus años de experiencia le han dado el suficiente autocontrol. Es amistoso y muy agradable, le gusta socializar y estar rodeado de gente. Tiene una presencia algo intimidante pero se disipa pronto una vez lo oyes hablar. Adora bailar, los deportes de equipo y en general cualquier actividad física que le permita quemar energía. No puede pasar mucho tiempo encerrado o se pone nervioso e irritable. Es el predilecto de Gahna y a menudo está reservado solo para ella.



Nombre: dama Circe.
Género: mujer.
especie: terrícola
Transformación: licántropo.

Descripción física: en su forma humana es de estatura media, quizá un poco baja. Tiene curvas marcadas: caderas anchas y pecho generoso. Su piel suele estar bronceada. Los rasgos de su rostro son redondeados, si bien algo asalvajados por el brillo especial de sus ojos marrones o la chispa de su sonrisa. Su cabello es castaño y le gusta llevarlo corto.  En su forma lobuna, su pelaje es moteado, sus ojos están vascularizados y es más grande que un lobo normal. Tiene una forma de vestir llamativa y le gusta seguir como puede las últimas tendencias tanto de la Tierra como de Frivo. Adora los pendientes grandes y los estampados animales.

Personalidad: debido a sus instintos animales, es algo salvaje e impulsiva. Se pica con facilidad y tiende tener rabietas, pero también es muy juguetona. Es algo menos refinada que sus compañeras, muchas veces habla más de lo que debería y le traiciona el entusiasmo. A veces también es que es sencillamente borde, a pesar de todo se preocupa por sus compañeros y resalta por su sentido del humor y su animosidad.



Nombre: Wheem
Género: hombre.
Especie: varmano.
Transformación: brujo de las opiaceas.

Descripción física: tiene una estatura media varmana, lo que en Rocavarancolia lo hace más bien bajo. De espaldas anchas y cuerpo bien formado pero ágil gracias al baile. Tiene la piel oscura y el cabello rojo a media melena, que le gusta llevar recogido en una coleta baja. Ojos anaranjados siempre atentos, y boca de labios finos generalmente con un cigarro entre ellos (fuma como un carretero). Tiene las orejas perforadas. Le gusta la ropa de su mundo; pantalones de vestir, camisas y chalecos, a veces algún sombrero.

Personalidad: lo que se suele llamar un vividor. Desconfiado y de palabras comedidas salvo cuando su sinceridad le traiciona. Directo, brusco y con un ácido sentido del humor, también sabe endulzar sus palabras para conseguir sus objetivos. Apasionado del baile y el incienso a lo que suele oler su dormitorio. No tiene muchos remilgos, por lo general.



Nombre: Vlad (empleado esporádico).
Género: hombre
Especie: terrícola
Transformación: íncubo.

Descripción física: es un hombre realmente alto y de presencia imponente, con rasgos regios y elegantes. Su piel es pálida, adornada con diversas cicatrices y escarificaciones. Tiene piercings en los pezones, al inicio del hueso pélvico y en la base del pene. Su cuerpo está bien trabajado pero con una musculación más estética que por trabajo físico. Apenas tiene vello corporal.  Unos cuernos curvos asoman entre su melena oscura, larga y lisa. Tiene los ojos rojos y sus uñas son largas y negras. Su lengua es larga y sus dientes afilados, y posee una cola acabada en punta que se va oscureciendo desde la base hasta adquirir el tono rojizo  de la sangre seca. Viste con ropa libense de buena calidad para trabajar: faldas largas, gargantillas de cuero, cadenas… De diario usa ropa formal terrícola.

Personalidad: la personificación del libertinaje. Aun conservando los modales y el porte de su pasado noble, su desproporcionada libido le hace tener la mente puesta siempre en el sexo, aunque con la experiencia ha acabado aprendiendo a disimularlo realmente bien. No es demasiado exigente pues suele interesarle más la recarga de magia que el dinero, pero le gusta tomarse su tiempo en el cortejo, seduciendo y jugando con sus objetivos. Morboso y calculador, sumiso ante su única ama, Mánia, cuya autoridad reconoce aun por encima de la de Cain. Es un ávido lector, tanto de novela como de poesía, y un amante de la música clásica.


Ver mensajes archivados:


709Burdel de Dama Espasmo - Página 60 Empty Re: Burdel de Dama Espasmo el 16/12/19, 07:06 pm

Lathspell


La poca confianza de Zob había ido y venido durante aquel día como nunca antes. Y de nuevo decayó cuando supo que su pregunta no había sido del todo certera, aunque le causó cierta gracia que aun entre ellos parecían tener celos de poder. Se preguntaba si algún día estaría celoso de la fuerza de Rena o de que Pam volara y el no. ¿Quién sabe? Aun así sonrió un poco antes de callarse unos momentos.

- Sssi claro…nosotros..n-no ustedes  digo….bueno esso.. – pudo alcanzar a decir, de nuevo en siseos nerviosos. Su postura sin embargo no era tensa, estaba relajado. O estaba venciendo su timidez, o tal ves estaba acostumbrándose a no ser un hacha socialmente y tratar de manejar mejor su escaso nivel, tomándolo ya como normal. Al menos pocos segundos después continuo con la conversación, ya no con cosas serias, sino cosas mundanas como las mañanas en Rocavarancolia, que horas eran peligrosas o por que zonas se podía encontrar mas gente, las fiestas que habían en la ciudad, o si había algún que debían conocer o que recomendaran para ir a ver.  Así, poco a poco, el tiempo fue pasando ya entre aprender cosas nuevas y echarle un ojo a los enanos o solo en conversar de cosas más simples. Nunca había pensado que el lugar más normal que encontraría en la ciudad que siempre ansió, hubiese sido un burdel en horas de descanso, supuso que eran cosas de los dioses.

Cuando salieran de allí se despediría de Wheem y Ariven agradeciéndoles mucho, pero muchísimo y quizás demasiado efusivamente, y del señor Cain de una forma mucho, muchísimo más formal. Caminaría con su amiga spriggan al costado pero sin detallarle nada de lo conversado. Las preguntas a Pam las dejaría para después en la sede, pero si bromearía (pesimamente) por el camino de vuelta a lo que ahora llamaban hogar.  Cosas como   “Bonito sitio, ha sssido muy divertido, estaría bien regresar…de mañana digo…en la mañana…siempre que ellos nos permitan….”

710Burdel de Dama Espasmo - Página 60 Empty Re: Burdel de Dama Espasmo el 16/12/19, 11:00 pm

Muffie



Neil siguió a Adru cuando esta le indicó a Zob y a él que fueran con ella a ver más de cerca a los conejitos. La verdad es que Neil quería también acercarse a acariciarlos por lo suaves y blanditos que se veían. Así que enseguida se encontró a sí mismo comiendo tortitas con una mano y acariciando a un conejito con la otra mientras escuchaba tranquilamente la conversación de los demás sin querer entrar en ella. Rechazó amablemente la oferta de café, nunca le habían gustado las cosas amargas y la cara de desagrado de Eitne solo corroboró que había tomado la decisión correcta, aunque no pudo evitar reir con su explicación de a qué sabía cuando Nime le preguntó.

El brujo decidió animarse a coger algún trozo de fruta cuando Vivia les trajo el tazón que le pidió Vanyme, alimentando con algo de miedo al conejito que acariciaba, temeroso de asustarle. El conejito por su parte no puso ninguna resistencia y encantado se acercó a la mano del aurva para comer los pedazos de fruta que este le ofrecía.

Mientras Neil disfrutaba de alimentar al conejito, Eitne y luego Nime preguntaron sobre la posibilidad de tener ellos conejitos, pero en seguida Vanyme les dijo que no podrían ser de estos, ya que no podían tener hijos. Eso claramente puso triste a los niños, pero en seguida se les ofreció una alternativa. Con esto, los niños comenzaron a trazar un plan con entusiasmo para aprender a cuidar de los conejos y así cuando fueran a cazarlos los mayores no podrían decirles que no para quedárselos. Mientras Neil no podía evitar pensar en lo fácil que parecía tener una mascota en aquel lugar, pero lo complicado que sería tener a sus abejas. No es que tuviera rencor o le molestara que sus amigos fueran a tener conejitos y él todavía no pudiera tener abejas, pero no podía evitar ver las diferencias entre la facilidad de conseguir uno y la complejidad del otro.

711Burdel de Dama Espasmo - Página 60 Empty Re: Burdel de Dama Espasmo el 17/12/19, 01:36 am

Kanon


Rox notó en seguida el cambio en el ambiente. Estaba claro que había dado en una tecla delicada y la situación le hizo reacomodarse en la silla a una postura más alerta. Y escuchó. Lo hizo en absoluto en silencio, con una expresión indescriptible en el rostro: la seriedad del asunto le pesaba sobre los hombros casi fisicamente, y en sus ojos, antes centrados en Mephis pero ahora perdidos en algún punto de las sábanas, se veía un atisbo de miedo creciente.

Después del incidente que había afectado a toda la ciudad, las pesadillas de Rox no habían cesado: solo se habían moderado. Aún se despertaba a media noche con las mejillas húmedas, demasiado alterado como para volver a dormirse. Seguía soñando, soñando con colas de escorpión clavándose en su carne y la de sus amigos, con dientes desgarrándole el hombro mientras cientos de ojos observaban atentos desde las paredes. Soñaba con Ain ardiendo en silencio, con el cuerpo desfigurado de Mike rodeado de tierra y pájaros negros, con Drake con sus ojos muertos y la cabeza en un ángulo imposible, con los gritos de Eitne al desangrarse. Había sufrido esas pesadillas antes de transformarse, pero desde que todos tenían habitación propia y dormía solo, sus ataques de pánico al despertar habían empeorado considerablemente. La Luna le había regalado un cuerpo nuevo, pero la ciudad le había jodido con heridas que no sabía como curar.

El pelirrosa tardó en reaccionar. Sentía que sus hilos perdían consistencia, deteniendo en acto reflejo el perder su imagen cuando la taza chocó contra el suelo. El ruido le sacó de su agujero de sentimientos, aunque ver a Mephis abrazándose las rodillas le desestabilizó todavía más. Ni siquiera ella estaba bien. Emitió un ruido gutural de afirmación, apenas audible, en un intento de sacar voz. Luego tomó aire y sacudió la cabeza suavemente para recomponerse, con menos éxito que ella.

Sí. Lo siento. Descansa, Mephis. Muchas gracias por todo.

El cambiante se levantó con cierta dificultad al tener todo el cuerpo tirante. Una vez de pie le dedicó a la muchacha una mirada de empatía y preocupación. Le habría encantado decir algo más, agradecerle con más énfasis todo lo anterior, pero en esos instantes estaba centrando todos sus esfuerzos en no derrumbarse. Salió a paso ligero de la habitación, cerrando la puerta detrás de sí con sumo cuidado para no hacer ningún ruido, y al encontrarse con la soledad del pasillo el chico apoyó la espalda contra la pared y se dejó caer hasta el suelo. Igual que lo había hecho Mephis, Rox se abrazó a sus rodillas, indeciso de si quería llorar o no antes de bajar con los demás. Había leido lo suficiente de cambiantes perdiendo la razón como para que aquello no le afectase de esa manera. Pasaron por lo menos 5 minutos en los que el australiano no se movió, tratando de ocupar el menor sitio posible y deshacerse de ese malestar. Durante la criba había pasado meses ocultando sus problemas por el bien de los más pequeños, todos lo hacían, ¿por qué le costaba tanto tragárselos ahora?

Cuando bajó fingió su mejor sonrisa y su mejor expresión de ánimos. Saludó de nuevo a los allí presentes y retomó su sitio el poco tiempo que les quedase para darle un mordisco a cualquier dulce, casi con confianzas de más. Si preguntaban por como había ido respondería positiva pero vagamente, y sobretodo omitiendo toda información sobre la última parte. La facilidad con la que podía mentirse a sí mismo era pasmosa, sin embargo algo dentro suyo se achicaba a cada rato que se aguantaba la verdad. Se centró en preguntar por el resto, interesarse en todo lo que habían hablado en su ausencia para mantenerse distraido. El chico echaría de menos el sitio, la decoración refinada y hasta la extraña compañía de sus integrantes, pero agradeció el salir de allí no mucho más tarde. Quizás de vuelta a la Sede sacase el valor de sincerase con algunos. De momento hablar de conejos era más agradable.

712Burdel de Dama Espasmo - Página 60 Empty Re: Burdel de Dama Espasmo el 27/01/20, 09:18 pm

Red


Vac escuchó en silencio las palabras de la spriggan, procurando no interrumpirle mientras se sinceraba con él de aquella forma, pero cuando sacó a colocación el tema de ser una cobarde no pudo evitar que soltar un suspiro.
Esta ciudad no es famosa por mejorar la confianza de la gente, Pelusa, no la de la mayoría al menos… Rocavarancolia está plagada de monstruos de muy diversa naturaleza, tanto buena como mala, y es responsabilidad de cada uno abrirse un hueco con todas las herramientas de las que dispone —aseguró, guardando silencio durante unos instantes después de soltar aquello—. Lo que quiero decir es que sentirse cobarde es normal, pero sentirse mal por ello no sirve de nada… tienes que recomponerte, levantar la cabeza y seguir avanzando. Si sigues creyendo que eres débil durante mucho tiempo al final esos pensamientos se harán realidad y no podrás recuperarte de ellos. —sentenció en un tono demasiado serio.

La seriedad de su rostro no duró demasiado, sin embargo, pues no pretendía asustar a la mona del queso, y la mención a su flexibilidad le arrancó una sonrisa divertida.
Si que sería una imagen ridícula, si. —rió con ganas, acomodándose sobre sus piernas cruzadas en el suelo cuando la spriggan tomó asiento en el puff frente a él.

Con mano experta y gestos cuidados el hado infernal empezó a separar las delicadas alas de la pequeña, deslizando sus dedos por la superficie membranosa con extrema suavidad. Su toque apenas era perceptible y Pam siquiera notaría un roce más similar a una brisa que a una caricia.
Claro que sí —respondió a su pregunta sobre si antes le había ofrecido ayuda más allá de ocuparse de sus alas en aquella ocasión—. Ya te dije que a mi me habría venido bien tener más ayuda durante mis primeros días de transformado, así que lo menos que puedo hacer por ti es brindarte ese apoyo que a mi me faltó en su momento —razonó, alcanzando el cepillo que había dejado a un lado—. Tengo tiempo, no te preocupes por eso,  así que todo sea por el compañerismo entre camaradas. —aclaró antes de empezar su tarea. Aún dándole la espalda la mona del queso podría notar la sonrisa en su tono de voz.

A partir de entonces el griego guardó silencio y se centró exclusivamente en su trabajo, liberando poco a poco las alas de la pequeña de su exceso de polvo y suciedad. A sus pies no tardó en formarse un buen montón de diminutas escamas de quitina que el chico ignoró deliberadamente al no tener las mismas propiedades que las que generaban sus propios apéndices, y cuando terminó de purgar las alas de la spriggan eliminó los residuos con un rápido hechizo de limpieza.
¿Las notas más ligeras? —le preguntó a Pelusa, deslizando un dedo por el borde del ala superior izquierda mientras admiraba el bonito patrón de puntos. Liberadas del exceso de escamas eran mucho más brillantes y llamativas—. Ahora viene el verdadero secreto. —informó, alzando el bote de spray y agitándolo con suavidad.

El fijador resultaba fresco cuando se aplicaba, pero la sensación de seguridad que transmitía el tener las alas mínimamente protegidas era casi inmediato. Aquel líquido impermealizaba la estructura membranosa, ayudaba con la producción de quitina y mantenía a raya la suciedad.
¿Qué tal las notas? —preguntó, mostrándole varios movimientos que podía hacer para evaluar su estado.

Milo mientras tanto se tambaleó en su asiento tras sufrir el empujón de Rena.
Vale, vale, tampoco hace falta recurrir a la violencia —respondió en tono de fingida indignación, alisándose las arrugas de la manga con gesto afectado—. Esta claro que aquí la transformación que no mola es la mía. —añadió. Su bola de cobre se agitó a la altura de sus rodillas y empezó formar figuras extrañas en clara actitud de protesta, pero el irrense dejó de prestarle atención y desvió la mirada hacia las escaleras por las que volvía Rox.

Por la expresión del cambiante parecía que su reunión con Mephis había ido bien, razonamiento que parecía de lo más acertado tras su saludo efusivo y las respuestas positivas que dió cuando le preguntaron al respecto. La mente inquisitva del brujo, sin embargo, le advertía de que algo no cuadraba del todo. Quizás era porque conocía demasiado al cambiante, pero la vaguedad de las respuestas de su amigo se le antojaba inusual.
Me alegro mucho, Rox. —respondió a pesar de todo, obviando sus sospechas mientras alcanzaba otra magdalena.

No creía que fuera necesario recordarle al coreano que si quería hablar de cualquier cosa podía contar con ellos. «Pues ya podrías aplicarte el cuento, gilipollas» se recriminó, torciendo el gesto durante un segundo al recordar su secreto particular.

713Burdel de Dama Espasmo - Página 60 Empty Re: Burdel de Dama Espasmo el 29/01/20, 04:09 am

Yber


GM
Eitne se había despistado durante un rato, enfrascado en dar amor a los conejos para “afinidarlos” mucho. Si se llevaban muy bien con él y los demás niños, probablemente a los prostitutos les haría más ilusión tenerlos por allí de vez en cuando; aunque lo más importante era que a Eitne también le haría ilusión poder ir a menudo. Se lo había pasado muy bien, le habían parecido todos gente maja (incluso aquellos con los que no había cruzado ni una sola palabra, por simple contagio) y Vanyme le parecía una persona muy… ¿ejemplar? Eitne no sabría expresarlo aunque le preguntaran.

¡Vamos a ser un montón! —exclamó sonriente al escuchar que Rena también quería cazar.

Dicho eso, se ayudó de las palmas de las manos para incorporarse en un movimiento rápido, fruto de la costumbre por el tiempo que se había prolongado su cojera, y se hizo levitar. Ya en el aire se despidió uno por uno de todos aquellos a los que le sabía poner nombre y luego añadió, en general:

¡Nos vemos pronto!

Una vez fuera, abordó a sus compañeros con multitud de preguntas:

¿Podemos volver pasado mañana a ver si los conejos están bien? ¿De qué habéis hablado con los demás? ¿De verdad os gusta el café? (...) ¿Existen los conejos gigantes? Sería super divertido subirse en uno y saltar muy lejos (...) ¿Queda mucho para que se haga de noche?

Su verborrea habitual se multiplicó durante media hora larga.

714Burdel de Dama Espasmo - Página 60 Empty Re: Burdel de Dama Espasmo el 12/02/20, 08:55 pm

Tak

Tak
GM
Habían conseguido solucionar el asunto de los conejos e incluso los mayores no se podían oponer. Cuando Milo bromeó sobre que eran menos interesantes que la gente del burdel Nime iba a replicar, pero cuando Rena se excluyó se echó a reír.
Dices que no mola pero con esa bolita de metal puedes hacer las jaulas para atrapar a los conejos —dijo en cambio a Milo con un tono que parecía indicar que intentaba chincharlo cuando estaba haciendo todo lo contrario. Lo cierto era que para la niña era molesto, aunque fuera en broma, que insinuase que su transformación era aburrida, porque lo que la libense echaba más de menos era poder hacer magia.

Al cabo de un tiempo, cuando Nime se encontraba totalmente confortable en aquel sitio, decidieron volver al refugio. Al despedirse, la libense lo hizo con más énfasis al dirigirse a aquellos con los que había estado hablando durante la tarde, y recordándoles su promesa. En el camino de vuelta, sus palabras se sumaron a las de Eitne haciendo preguntas sobre las cosas de las que habían hablado esa tarde y sobre el burdel en sí, sin mostrar apenas reparos.

715Burdel de Dama Espasmo - Página 60 Empty Re: Burdel de Dama Espasmo el 14/02/20, 01:20 am

Nihil

Nihil
-Tu transformación mola un puñao, so tontopollas -le dijo Rena a Milo. Odiaba que sus amigos menospreciaran sus habilidades. Cuando Nime dio una idea de lo que podía hacer con el cobre le hizo una seña al irrense como diciendo: ‘’¿Ves???’’

Rox volvió de su charla con Mephis sin dar muchas explicaciones pero mostrándose animado. Rena le siguió el juego, le puso al día de lo que habían hablado en su ausencia y le recomendó los mejores dulces, pero había pasado el tiempo suficiente con él, también fingiendo que todo iba bien, como para saber que algo le preocupaba. Intercambió una mirada con Milo. Ya le preguntaría cuando estuvieran en la Sede.

La velada terminó bien, con muchos planes emocionantes para el futuro y nuevos contactos. Rena pudo hablar un poco con los dos licántropos que aunque no compartían el mismo animal sí que coincidían en muchas cosas. Uno de ellos, el tigre, incluso se ofreció para acompañarles a la excursión de caza. La ursántropa no sabía si dos días entre visitas era demasiado poco, pero por su parte no le importaría nada volver al burdel.

*

Los habitantes del burdel fueron dando por terminadas sus conversaciones y despidiéndose del grupo de novatos. Cain los acompañó a la puerta por ser el anfitrión y Vanyme lo siguió tratando de estirar al máximo la conversación con los niños. Los demás prostitutos intercambiaron miradas de sorpresa. Ver a Vanyme acercarse a la puerta por voluntad propia era todo un acontecimiento.

-Nos ha encantado teneros. Sed libres de venir a visitarnos cuando queráis -dijo Cain.

-Sí, y ya concretaremos al día de la excursión. ¡Tengo muchas ganas! -añadió Vanyme.

El grupo de novatos no podría verlos, pero mientras se alejaban del burdel Mephis y Zedrig les observaron desde uno de los balcones, y en la mirada de la cambiante había algo muy parecido a la curiosidad.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

716Burdel de Dama Espasmo - Página 60 Empty Re: Burdel de Dama Espasmo el 15/02/20, 04:44 pm

Evanna

Evanna
Se le hacía aun algo extraño estar sincerándose con un extraño, realmente no se quitaba esa sensación. Porque en el fondo seguía siendo un poco desconfiada y de personalidad independiente, pero todo aquello se le había hecho tan grande y un mundo tan nuevo, que sentía la única opción que tenía era pedir ayuda.

Agradeció por ello en silencio que el hado escuchase sin decir nada, porque aquello le costaba bastante más de lo que se podría esperar por como andaba expresando sus temores. No esperaba una solución mágica a sus dudas y miedos, es más le molestaría una solución así, teniendo aun la magia tan lejos de su alcance.

Escucho atenta a Vacuum, pensativa, como tan bien sabía hacer mientras estaba atenta a cada palabra. Y no veía falta de sentido en lo que decía. La cobardía era algo normal, podía aceptar eso y que no se repusiera de ella y de sentimiento de ser débil, podría hacer que acabara mal también lo entendía. <<Tal vez… ¿necesito mostrarme más claramente a mí misma que puedo protegerme sola? Sé que soy fuerte, lo comprobé contra los muñecos de prácticas, pero no por ello se defenderme. Ni puedo cuidar de otros, que es lo que necesito conseguir si alguna vez quiero obtener magia>> pensó ante la posibilidad. Iba a estar siempre en desventaja física contra los demás, era un hecho, por más fuerza que tuviera, por mas ágil, o resistente, habría cosas que no podría suplir por simple tamaño. <<Pero, puedo suplirlo con inteligencia >> pensó abriendo lentamente los ojos ante aquella comprensión repentina.

Lo que por tamaño no pudiera realizar, lo haría con inteligencia e inventiva. Los repobladores eran más pequeños que ella, mucho más pequeños que ella y tenían forma de defenderse, luchar, ser molestos y hasta dañinos, con palabras y actos. ¿Por qué no ella? <<Además ¿no solo obtengo magia dañando físicamente, no? Vale cualquier tipo de daño mientras se por cuidar a otros>> pensó sintiendo que estaba llegando a algo, poco a poco, un posible camino por el que seguir para no sentirse frágil y débil, dependiente. Al menos hasta saber defenderse físicamente, hasta saber volar, hasta tener mayores armas a su alcance, tendría que trabajar con la que poseía. Su mente, su ingenio y su ahora, larga lengua mordaz, capaz de atacar en los puntos débiles de la gente.

-Creo que empiezo a ver una forma de dejar de sentirme frágil y débil- murmuro Pelusa con una cierta esperanza creciente, sintiendo que aquella conversación estaba por fin abriéndole un poco los ojos, mientras sentía a sus espaldas el apenas ligero toque de las grandes manos de Vacuum sobre sus alas. Curiosa y atenta intentaba mirar por sobre su hombro cuanto podía, mientras escuchaba con satisfacción y alivio, como afirmaba que seguiría ayudándola en el futuro más allá de aquello- Si quiero, cuidar de otros y de mi misma, necesitare saber pelear, aunque se aun poco. Y también cosas de la ciudad y de sus habitantes- afirmo Pelusa, porque una buena forma de saber si sus amigos estarían en riesgo es conocer todo lo que pudiera de los habitantes de la ciudad, especialmente de la zona más turbia de ella.

Pronto el tratamiento que Vacuum estaba haciéndole en las alas empezó a surtir efecto, las notaba más ligeras, menos pesadas y mustias. Intento moverlas un poco. Ya no las sentías apelmazadas cual membranas pegajosas y secas. ¿Todo eso era por haberlas cepillado?

-Es la primera vez que las noto tan ligeras- afirmo Pelusa con un suave voz sorprendida, mirando tras ella, todo lo que podía pudiendo ver parte del patrón que tenía y que nunca se había visto tan claro como en ese momento. Le miro ligeramente muy atenta, cuando aseguro que lo mejor llegaba, notando la frescura en sus alas, que aprecia casi absorber el líquido, humectándose y dándole una sensación calmante de seguridad. Y ano sentía que hija resquebrajarse al más mínimo movimiento. Era una sensación extraña, tras todos esos días de incomodidad- Es una sensación rara tras tantos días temiendo que fuese a romperse, pero me siento…con más seguridad para moverlas sin temor- admitió Pelusa, abriéndolas por primera vez totalmente a sus espaldas, siendo claramente visible el patrón incluso para ella. Negras, con puntitos blancos en su zona central cual cielo estrellado y bordeadas del color lavanda. Lavanda sobre negro, igual a sus ojos.

Pelusa sintió por primera vez en todo ese tiempo, que sus alas eran preciosas y el tener algo tan bonito saliendo de su cuerpo, pálido, pequeño y delgado, era fascinante. << ¿Como algo tan bonito puede estar en el cuerpo de alguien que podría llegar a matar por protección? >> era de alguna forma fascinante. Y no le desagradaba, era una sensación casi revitalizante.

Daba igual las cosas que tuviera que hacer por obtener magia, por cuidar de sus amigos o lo que haría por lealtad. Sus alas siempre permanecerían hermosas, con aquellos puntitos blancos como recordatorio de que seguiría habiendo luz en ella. Era un pensamiento casi místico, pero que le trajo cierta calma. Se giró hacia Vacuum completamente.

-Gracias, cuidare bien de mis alas desde ahora para mantenerlas limpias, brillante y cuidadas, intentare aprender a usarlas pronto para que puedas enseñarme a volar. Quiero aprender todo lo que pueda, porque el conocimiento es mi mayor arma - dijo con una brillante mirada. El aprendizaje era algo que siempre despertaba su ilusión e interés. Eso no había cambiado y si encima le sería útil en el futuro para su vida en la ciudad, no dejaría de intentarlo.

Su charla no pudo continuar mucho más de aquello, pues sus amigos empezaron dar señales de tener intenciones de irse, por lo que Pelusa admitió que ya era hora de irse. Habían tomado mucho tiempo de los empleados del burdel, no podían seguir abusando de aquello y aunque ella seguía teniendo muchas preguntas como era normal en ella, también tenían muchas cosas que descubrir por sí misma. Tener además la certeza de que volvería a encontrarse con el hado, a quien claramente le dijo que vivía en la Sede y que también podría encontrarla en la boutique de Dama Isis. Se aseguró de decirle que le buscaría pronto, porque tenía muchas cosas que aun quería aprender y acepto con gusto el regalo del cepillo y el spray que tan útil iba a serle desde ahora.

Una vez estuvo más que segura que la conversación había terminado bien y que se encontrarían en el futuro se reunión con sus amigos batiendo ligeramente las alas, con alivio y orgullo al sentirlas tan libres.

Pelusa se aseguro de despedirse de todos los de burdel con un suave gesto de cabeza, curiosa ante la mención de un excursión. Tendría cosas que preguntar a sus amigos sobre sus propias charlas con los demás miembros del burdel, así como también enseñarles a quien quisiera ayudarla, el como cuidar de sus alas.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Rua habla =  #9932CC
Rua piensa = #CD5C5C
Dédalo piensa = #FFFAFA

717Burdel de Dama Espasmo - Página 60 Empty Re: Burdel de Dama Espasmo el 20/02/20, 10:36 pm

Dal

Dal
Obel se plantó ante el edificio que era el burdel con el corazón bastante acelerado, no sólo por el tipo de lugar que era si no porque iba a conocer a mucha gente veterana de golpe. Los de Letargo le habían comentado que eran buena gente y con todo le debía una visita a Caín, del cual se alegraba que no le hubiera pasado nada durante el sueño. Había invitado a Tay por supuesto, y habría hecho lo propio con su hermano si no estuviera muy ocupado trabajando. Por suerta Samika había estado presente durante la invitación y decidió acompañarlos.

Evidentemente la ciudad seguía sin ser segura y, aunque el gárgola confiaba en sus nuevas capacidades, llevaba consigo una lanza sacada de la armería de la Sede. La tenía cruzada a la espalda con el mango pasando entre las dos alas para que no resultase incómodo. Seguía yendo sin camiseta pero había empezado a acostumbrarse a aquello. Sus alas no eran precisamente poco rígidas y tendía a romper las camisetas al intentar ponérselas.

-Bueno pues... - dijo a sus acompañantes.- ¿Vamos? ¿Cómo pico, con los nudillos? ¿O tienen alguna forma de llamador?


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

718Burdel de Dama Espasmo - Página 60 Empty Re: Burdel de Dama Espasmo el 22/02/20, 06:58 pm

Evanna

Evanna
No había esperado inicialmente unirse a aquella pequeña visita al Burdel, pero había decidido acompañar tanto a Obel como a Tayron, el chico lémur, con el que no había hablado demasiado pese a coincidir con el de vez en cuando en el torreón. La mención de Cain por parte de Obel, le había recordado de inmediato el suceso del sueño y viendo que ninguno parecía saber dónde encontrarle, Samika había decidido echarles una mano y llevarlos al Burdel. Aunque no es como si pasase desapercibido.

Y ahí se encontraba finalmente frente al edificio del Burdel, con una sonrisa ante la curiosa pregunta de la gárgola, que como siempre, al menos que ella supiera, iba medio desnudo. Sus alas estaban siéndole una seria dificultad a la hora de vestirse, era evidente.

- Es posible que nos abra, sino el vigilante algunos de los empleados del burdel que este despierto. Ya estuve aquí antes con Dama Isis, pero no tuve oportunidad de conocerles. – indico suavemente la Evaki, tomando el golpeador de la puerta ella misma para llamar. - Eh...buenos días, venimos buscando a Caín- dijo suavemente con algo de duda, preguntándose de pronto por primera vez, sino estarían molestando viniendo así de la nada. suspiro, mirando a la puerta, pues sino recordaba mal eso hacía que alguno de los demonios del brujo avisara de la llegada de posibles invitado, así que esperó, intentando enfocarse en si la puerta cambiaba en algún aspecto. Los demonios eran entidades un tanto curiosas para Samika, curiosas e inquietantes, pues alguno era capaz de medio visualizarlos, caso contrario a los fantasmas que jamás podía verlos.

Por un segundo, mientras esperaban, vagamente se preguntó si el lémur habría venido solo con ellos o le acompañaba algún fantasma, pues sabía que al menos uno solía estar con él por conversaciones que había oído. Y por los escalofríos que a veces sentía en el torreón sin venir a cuento y que reconocía perfectamente como la sensación que había llegado a tener en el pasado ante la cercanía de Tesón.

Miro ligeramente alrededor, aunque sabía que de poco serviría. Por mucho que la evaki intentara concentrarse en ver a un fantasma, era algo imposible, estaba completamente fuera de su rango visual. Ya podría haber una docena de fantasmas entre ellos que, si no se le acercaban o hablaban, ella no se enteraría de nada. Era un asco.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Rua habla =  #9932CC
Rua piensa = #CD5C5C
Dédalo piensa = #FFFAFA

719Burdel de Dama Espasmo - Página 60 Empty Re: Burdel de Dama Espasmo el 25/02/20, 02:12 pm

Aes

Aes
No lo negaría ante nadie, cuando el pequeño grupo se plantó ante aquel gran edificio de tejas azules Tayron sintió el nerviosismo acumularse en la barriga, incluso se atrevería a decir que una mezcla de expectación y excitación comenzaba a apoderarse de él. El nuevo lémur aceptó encantado la invitación de su amigo, quería acompañarle ante tantos desconocidos y a decir verdad... se moría de ganas de ver lo que significaba un burdel en un lugar tan disparatado como Rocavarancolia.

La última integrante la componía Samika, una transformada más antigua que ellos y con la que no había mantenido conversación a penas, aunque siempre que se cruzaba con ella se quedaba embobado mirando sus alas de murciélago, esa tía molaba tela. De vez en cuando se quedaba observándola, ya preguntó de manera discreta y sabía que era ciega o parcialmente ciega, lo que desconocía era si a raíz de la Luna Roja con su transformación o si lo sufría de antes. A pesar de que de vez en cuando la evaki miraba a su alrededor no sería el quién le preguntara al respecto.

Ojalá Dafne le hubiera acompañado porque sentía que se había encalomado un poco, pero la chica cada vez salía menos de la habitación y Tay decidió no insistirle cuando también se negó a acudir a la merienda del día siguiente. Pero logró apartar aquellos pensamientos de su mente, pues cuando Samika llamó a la puerta sin quererlo tomó un poco la posición de resguardarse tras su ala, aunque no era muy propio de él... ¿qué podría decirle a ese tal Caín?. Ellos al menos se interesaban por él tras compartir una pesadilla, Obel se lo había contado todo. “Sí, muy buenas, soy un niñato que no puede dormir sin saber que albergan las paredes de tu negocio, encantado”.

Encontró alivio al percibir que al parecer no había fantasmas en el interior, aunque no descartaba otras presencias extrañas. Si ya de por sí quería mantener su rol de acompañante no le gustaría llamar la atención con un número fantasmal. No quería molestar a nadie si un fantasma decidía echarle la bronca por su mera existencia como había ocurrido antes.
Más relajado deslizó su peluda cola a rayas tras su espalda con movimientos suaves, no lo había pensado pero sus colores combinaban con la chaqueta de cuero que vestía. Aquel día la llevaba abierta con con una camiseta verde oscuro y de cuello muy amplio, más los pantalones más pegados y rechulones que pudo encontrar en la Sede.
-No entiendo por qué vas provocando- le susurraría a la gárgola mientras esperaban para intentar picarle y rebajar su propia tensión- joder, como mucho te pueden poner de adorno en la fachada con un saquito en el suelo para que te echen moneditas y te muevas un poco. ¿No?- remató, pensando en lo poco informado que estaba del resto de la ciudad. ¿Quién carajos era Dama Isis?.


_________________________________________

"Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Son Un Sentimiento Suspendido En El Tiempo, A Veces Un Evento Terrible Condenado A Repetirse."

"Deja Que Tu Fe Sea Más Grande Que Tus Miedos"

720Burdel de Dama Espasmo - Página 60 Empty Re: Burdel de Dama Espasmo Ayer a las 01:48 am

Nihil

Nihil
La cara perruna de un demonio de ojos saltones apareció en la superficie de la puerta como si hubiese estado tallada en ella toda la vida. Miró a los visitantes de arriba a abajo y luego, sin decir nada, volvió a hundirse en la madera. Unos instantes después la puerta se abrió y una figura grácil de larga melena blanca les recibió al otro lado. Parecía nublina, salvo por el hecho de que tenía dos pares de ojos, suaves pezuñas de caballo en lugar de pies y un único cuerno dorado en la frente.

-Por favor, pasad, el señor Cain les recibirá enseguida.

Cain había estado con Mephis cuando los novatos llamaron a la puerta. La expresión de horror del brujo cuando vio a las tres figuras en su bola de cristal duró apenas un segundo, pero fue suficiente para que Mephis la notara y para que se apresurase a bajar la primera a ver qué tendrían esos novatos para descolocar al rubio. Les echó miradas fugaces mientras los guiaba por el corredor hasta una de las salas de la planta baja. A la evaki ya la conocía, de hecho seguramente reconocería el camino pues les llevaba a la misma sala donde Cain la recibió en su última visita.

Dentro y fuera de la sala correteaban diablillos azules poniéndolo todo a punto. Llevaban cojines para que los invitados se sentasen, encendían velas, quitaban cualquier resto de polvo que pudiera quedar.

-Por favor, tomad asiento -dijo, señalando unos cojines dispuestos alrededor de una mesa baja finamente tallada.

En ese momento Cain apareció por el pasillo. Llevaba un kimono de seda verde con dragones dorados bordados ceñido a la cintura con un corsé de cuero. Llevaba el pelo recogido en una coleta baja y no llevaba más maquillaje que la ralla negra tatuada en su ojo sano. No llevaba zapatos, pero tenía anillos en los dedos de los pies, al igual que en las manos.

-Gracias, ya puedes irte -le dijo a la cambiante invitándola a salir de la sala con un gesto.

Mephis puso cara de poker para disimular una sonrisa, sabía que estaba enfadado, por mucho que fingiera, y eso avivaba aún más su curiosidad. Aun así, hizo una reverencia a los invitados y enfiló el pasillo hacia las escaleras. Cain dejó escapar un suspiro y luego se recompuso para sonreír al trío de visitantes.

-Lamento la espera, no esperaba visitas.
Y tanto que no las esperaba. El burdel estaba vacío por una vez y Mephis y él estaban aprovechando para ''ponerse al día'' ya que la cambiante se encontraba mejor. Los habría mandado con viento fresco de no ser porque eran Samika y Obel, precisamente, quienes le buscaban.

-Samika, es un placer volver a verte. ¿En qué puedo ayudaros? ¿Queréis tomar algo? ¿Driv? ¿Té? Si no os importa, yo tomaré vino. Es mi hora del aperitivo.

Le dio la orden a un diablillo de los que correteaban por la habitación antes de despedirlos a todos y cerrar la puerta.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

721Burdel de Dama Espasmo - Página 60 Empty Re: Burdel de Dama Espasmo Ayer a las 01:10 pm

Evanna

Evanna
La evaki advirtió como el lémur parecía reguardares tras ella y se le hizo curioso. De las veces que lo había escuchado en el torreón, porque no habían interactuado demasiado, no le había aparecido tan tímido. Más bien lo contrario. Aunque tal vez solo estaba siendo prudente por ser un sitio desconocido.

Aunque si la idea era usarla de parapeto, para no ser casi visto fallaba un poco siendo que ella era bastante más baja que él. Fue inevitable a su vez, dada la cercanía y su buen el oído, el escuchar el susurro de Tayron hacia Obel, con el claro pique y broma implícita. Samika se rió, moviendo ligeramente las largas orejas puntiagudas ante eso, mirando por encima del hombro a ambos chicos.

-Así que eres de ese tipo de amigos que pinchan a sus amistades. No te preocupes Obel, esos son luego los que más te quieren. – bromeo Samika logrando atisbar vagamente como la puerta del burdel parecía mutar frente a ella. Una figura borrosa con forma de cabeza apareció y Samika se sintió observada. Pronto la cabeza borrosa desapareció. Parpadeo lentamente, suponiendo que no tardaría en llegar alguien para abrirles- Y perdonad por escuchar, no puedo evitarlo. Tengo muy buen oído. – añadió suavemente viendo como apenas unos minutos después la puerta se abría y aparecía una figura que aun viendo borrosa, se veía tan blanca, que su confusión aumento por unos segundos. << Es como una especie de pequeña ninfa unicornio o algo así, debe ser monísima.>> pensó Samika sintiéndose curiosa. No conocía a los empleados del burdel y sinceramente de lo que sabía no recordaba tampoco que hubiera nadie con esa descripción. << ¿Tal vez es la cambiante? Había oído que había una trabajando aquí >> también podía ser una nueva empelada sin más, concluyo, mientras con un asentimiento la siguió hacia el interior.

No pudo evitar hacer un chequeo del lugar, sonriendo. A Samika le agradaba el lugar, ya lo había hecho la primera vez que fue y no tardo en reconocer hacia donde se dirigían y de sorprenderse ante las pequeñas figurilla azuladas que correteaba por todos lados y que no lograba identificar. <<<¿Duendes? No, imposible. ¿Diablillos o algo así?>> si eso tenía más sentido teniendo en cuenta el dominio del dueño del burdel.  

- Gracias- dijo Samika sonriendo ante las palabras de la desconocida, mientras miraba de nuevo de reojo a sus acompañantes, curiosa de sus reacciones. Mas no tuvo tiempo de decir nada, porque sus oídos captaron pasos sobre el suelo y volteo hacia la puerta, notando la figura de Cain adentrarse. Ese pelo rubio reconocible, aunque se viera todo borroso. Podía notar los puntos de color en su ropa. <<Creo que la última vez llevaba ropa que parecía oriental, japonesa o algo así ¿también lleva algo parecido?>> no podría asegurarlo sin que se acercase más. Desde luego si algo podía decir es que el brujo tenía muy buen gusto vistiendo, Isis debía estar más que satisfecha con él como cliente.

- Creo que tendríamos que ser nosotros los que no disculpásemos por venir así repentinamente, perdona por si interrumpimos algo. Y también es un placer volver a verte, ya me entiendes– rió Samika con humor, una vez noto que la chica que ella había confundido con una especie de ninfa se había marchado. Tenía un poco de curiosidad por ella realmente, pero tal vez preguntaría si eso luego por ella, si surgía- Té está perfecto para mí, gracias. –dijo alegremente antes de mirar de reojo a los dos chicos, pensando en que tal vez sería bueno presentarlos, así tal vez se soltaban a decir algo

-Hum, ellos son Obel, no sé si lo recordaras -admitió pensativa, realmente no tenía idea si lo recordaría. ¿Había llegado a decir Obel su nombre en el sueño compartido? No se acordaba, sinceramente. Habían pasado muchas cosas en ese entonces y para ese momento ella había estado aparte de ciega, sorda- Y él es Tayron, son de la misma cosecha y están en la sede conmigo. -los presento la evaki intentando allanarles un poco el camino de alguna forma.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Rua habla =  #9932CC
Rua piensa = #CD5C5C
Dédalo piensa = #FFFAFA

722Burdel de Dama Espasmo - Página 60 Empty Re: Burdel de Dama Espasmo Ayer a las 04:14 pm

Dal

Dal
-¿Que yo voy provocando? - contestó Obel también en voz baja.- ¿Y tú qué, que vas con la cola fuera todo el día? - respondió en doble sentido.- Si a mi me tiran monedas por ser una estatua contigo podrían hacer un show de fantasmas y cobrar entrada - le sacó la lengua.

La cara que se formó en la puerta sorprendió al gárgola que se sobresaltó ligeramente. Una chica que a Obel le pareció muy guapa les abrió la puerta. Tenía cascos de caballo y un cuerno dorado en la frente, así como dos pares de ojos. Obel se planteó varias cosas en ese momento, una tan común como si aquella chica no sería también de Nubla. Y otras preguntándose si era posible que te gustase la gente con rasgos animales.

Pasó adentro y miró alrededor. Observó con mucha curiosidad a los diablillos moverse de un lado a otro mientras disponían y limpiaban.

-Gracias, eres muy amable - respondió también a la chica unicornio con un asentimiento de cabeza y sonrojándose levemente al pensar si esa chica trabajaría allí como prostituta.

Obel se sentó con cuidado, rezando para que la silla aguantase su peso. Observó con cuidado a Caín cuando entró en la sala, no tenía aquellas manos blancas saliendo de su espalda como en el sueño, así que el joven supuso que no había sido más que cosa de la pesadilla.

-Sí, disculpa que no hayamos dicho con anterioridad que veníamos - se disculpo Obel con atropello.- Oí a los chicos de Letargo decir que habíais sido muy amables y al escuchar tu nombre recordé que te debía una visita. Nunca supe qué te había ocurrido tras el sueño y... bueno, quería asegurarme de que estabas bien - el sonrojo fue más agresivo esta vez. ¿Qué rayos estaba diciendo Obel? ¿Que se preocupaba por un veterano que solo la Luna sabría cuantos años llevaba en la ciudad? Era ridículo desde luego.

-Té, sí. Té está bien, está bueno y no quiero molestar más de lo necesario... - Obel se obligó a callar, tenía la sensación de que cada vez metía más la pata.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

723Burdel de Dama Espasmo - Página 60 Empty Re: Burdel de Dama Espasmo Ayer a las 07:48 pm

Aes

Aes
Tayron rio con la broma de Samika tras su sorpresa porque escuchara el comentario, aunque no con las palabras de Obel, con quien fingió algo de molestia retirando la cola de su cercanía lo máximo posible.
-Discúlpanos a nosotros, no deberíamos estar susurrando en primer lugar- aunque menos mal que no estaba hablando mal de nadie, se lo apuntaría para la próxima- pues ya ves, a veces hay que quererlos así o se te suben a la espalda.

Poco después la puerta tomó forma perruna y dio paso a una joven con un cuerno dorado en la frente, quien les indicó que la siguieran. Tay no sabría discernir qué punto de todo aquello le llamaba más la atención, si la desconocida, los seres azules que adecentaban el lugar o el burdel en sí por dentro, el cual parecía bastante amplio y acogedor. Se tomó su tiempo mientras era conducido por la chica para observar los tapices y doseles, además del arco con farolillos que era la entrada, pero no se quedó atrás y tomó asiento junto con Obel y Samika en los cojines que se les ofrecían. A priori le gustaba, no solo porque no pareciera una trampa mortal.

El nuevo lémur continuó observando a los duendecillos mientras correteaban y hacían sus tareas un ratito más mientras esperaba con ansias quién podía ser la persona a la que su amigo y la evaki querían visitar. Así que esas eran las presencias que había advertido antes de entrar en el edificio, no era una sensación insistente como podía ser la de un fantasma pero estaba allí de lejos como en segundo plano y de manera dispersa, el chico podía decir que se extendía a todo el lugar. ¿Eran pequeños demonios o algo así?.

Pero por fin llegó Cain y el muchacho tuvo que luchar para no hacer notar que su aspecto despertaba curiosidad en él, lo mismo que la chica de melena blanca de antes. Lo primero que pensó fue que notaba a leguas que era un pez gordo aún si no supiera su identidad por palabras de su amigo, solo un verdadero jefazo se presentaría en kimono a recibir invitados desconocidos, y vaya kimono, por cierto. Sin embargo se quedó con el detalle de la línea negra tatuada bajo su ojo, era lo que más le gustaba.
-Sí, Tayron, encantado- respondió con agilidad tras Samika, le habría gustado presentarse él mismo pero no le molestó que lo hubiera hecho ella, y aún menos cuando dejó claro que vivían juntos en la Sede- aún no tengo nombre rocavarancolés- y le tendió una mano amistosa para que se la estrechara, al mismo tiempo que sonreía divertido por lo tímido que Obel se mostraba, pocas veces le había visto tan nervioso, aunque debía admitir que él mismo no paraba de tamborilear con los dedos en su rodilla izquierda- yo...- habría querido tomar aquel vino, la verdad, pero se decantó por seguir la estela del resto- un té estaría bien, gracias- y se dispuso a dejar que Samika y Obel llevaran la voz cantante, y al fin y al cabo él sobraba y no había compartido ninguna pesadilla de tal calibre, no quería perturbar lo que fuese que hablaran. Así que permaneció en silencio dando pequeños sorbitos aunque ruidosos a su té y observando sin parar de arriba a abajo tanto a Cain cuando creía que no le miraba como a todas las esquinas, como si algún empleado pudiese salir por arte de magia de ellas.


_________________________________________

"Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Son Un Sentimiento Suspendido En El Tiempo, A Veces Un Evento Terrible Condenado A Repetirse."

"Deja Que Tu Fe Sea Más Grande Que Tus Miedos"

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 60 de 60.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 31 ... 58, 59, 60

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.