Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Torreón Sendar
por Reifon Hoy a las 06:17 am

» El Cuchitril
por Yber Ayer a las 06:28 pm

» Pozos
por Lupin 16/01/20, 11:09 pm

» Libo
por Evanna 12/01/20, 09:24 pm

» La Boutique de dama Isis
por Nihil 10/01/20, 12:52 am

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


El record de usuarios en línea fue de 113 durante el 20/11/19, 02:41 am
Estadísticas
Tenemos 184 miembros registrados
El último usuario registrado es aceice

Nuestros miembros han publicado un total de 40962 mensajes en 773 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Noreste » La Boutique de dama Isis

La Boutique de dama Isis

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1La Boutique de dama Isis Empty La Boutique de dama Isis el 18/12/19, 06:36 pm

Rocavarancolia Rol

Rocavarancolia Rol
Edificio de tres plantas con fachada de ladrillo y techo de tejas esmaltadas en colores iridiscentes. La fachada principal está cubierta por una malla verde que que deja solo la puerta de entrada al descubierto. En el lateral derecho hay una escalera de hierro forjado que sube hasta la planta superior, donde está el taller.

El taller consiste en una sala principal con un gran ventanal. Hay una mesa de trabajo en el centro y otras más pequeñas pegadas a una de las paredes donde están las máquinas de coser. En una esquina hay un telar de tamaño medio y en la opuesta la escalera de caracol que baja a la tienda. Repartidos por la sala hay maniquíes y rollos enormes de tela. Tras una cortina está la salita de descanso con dos sillones y un aparador con una máquina de café, tazas, etc. En esa misma salita está hay un lavabo para empleados, un pequeño almacén (con montacargas) y la puerta que da a la escalera exterior.

2La Boutique de dama Isis Empty Re: La Boutique de dama Isis el 18/12/19, 08:12 pm

Goliat

Goliat
Jace le estaba pillando el puntillo a recoger a ¿su chica? del trabajo; no en moto como habría sido de haber tenido una vida normal en la Tierra, sino en el enorme quebrantahuesos que era su montura. El animal era visible a varios metros desde el suelo, y aunque no fuera una Harleys lo cierto es que al chico le gustaba incluso más. Desde que le tenía no había sitio al que fuese sin él, aunque estuviera a tiro de piedra; muchas otras veces simplemente montaba por placer.

Su relación con Twix había evolucionado a algo... extraño, algo diferente de lo que hubiera imaginado en el pasado. Pensar en ella le ponía de buen humor, más del que de por sí sentía cada vez que el pájaro elevaba el vuelo. La veela de una forma u otra le había animado a hacer más cosas con su vida, desmotivado desde que llegó a la ciudad. El animal debió sentir sus crecientes ganas de verla, porque empezó a hacer círculos en torno al edificio que sería la boutique de dama Isis a la espera de órdenes para aterrizar.

Tras levantar una buena polvareda y tocar el suelo, Jace bajó del lomo del buitre de un salto. Este pasó a arreglarse las plumas tan pronto el americano se le quitó de encima. Iba con su conjunto más clásico: unas botas bajas negras, unos vaqueros ceñidos del mismo color, una camiseta manga corta blanca y, colganda de un hombro, una vieja mochila color vino en la que guardaba su cabeza. De abrigo una de sus chupas de cuero negro, cerrada hasta el cuello para evitarse el frío del vuelo, de la cual sacó un paquete de papel de liar y tabaco. Viendo que la puerta del establecimiento seguía cerrada y podría tardar en salir, apoyó la espalda en el quebrantahuesos y procedió a liarse un cigarro.



Última edición por Goliat el 19/12/19, 08:59 am, editado 1 vez


_________________________________________

♪♫♬:


La Boutique de dama Isis Mercad11

3La Boutique de dama Isis Empty Re: La Boutique de dama Isis el 19/12/19, 02:19 am

Nihil

Nihil
Era el día libre de Rena y había quedado para comer con Rox después del trabajo. Desde que la mitad del grupo había encontrado algo con lo que sacar dinero se veían mucho menos de lo que a la osa le gustaba. Se sentía en parte culpable, pues sabía que algunos intentarían usar parte de ese dinero para pagar su brazo. De hecho había tomado medidas para que no pudieran hacerlo.

Ya que no tenía trabajo pudo levantarse más tarde, entrenar un poco y ducharse con tranquilidad. Ese día llevaba unos pantalones cortísimos negros con leggins debajo, botas de combate amarillas, una camiseta negra de manga corta y su nuevo chaleco vaquero decorado con tachuelas en los hombros y un parche de oso en la espalda. Se había acercado por el callejón pegado al lateral derecho del edificio por lo que no había visto al pájaro aterrizar, pero sí que lo había visto volar en círculos sobre su cabeza.

<< Y hablando de cabezas… >>

Rena no había visto todavía un dullahan en persona. Sabía de su existencia, le habían hablado del violinista de la taberna y de alguno más, pero no había coincidido todavía con ninguno. Era algo bastante impresionante de ver, y no solo por lo obvio: el tío era imponente, y su montura también l era. Rena se mantuvo fuera de su vista, apollada en el muro como quien no quiere la cosa, observándolo con disimulo. El tío no parecía tener intención de moverse, a lo mejor estaba esperando igual que ella. Y el capullo de Rox se retrasaba.

Al final, tras darle muchas vueltas, se acercó a saludar. Estaría mintiendo si dijera que no sentía curiosidad.

-¡Eh! ¿Trabajas aquí? -preguntó. A lo mejor podía decirle si le faltaba mucho a Rox -Mola la chupa, por cierto.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

4La Boutique de dama Isis Empty Re: La Boutique de dama Isis el 20/12/19, 01:18 am

Goliat

Goliat
Ver a un dullahan fumar era algo confuso. Jace daba claras caladas al cigarro puesto que la punta se deshacía en cenizas cuando inhalaba, pero el humo expulsado del mismo se confundía con el suyo propio. A simple vista era humo expulsando más humo.

No se movió al ver a la chica aparecer. Sin cabeza ni ojos no resultaba fácil saber si la estaba mirando, pero con un sutil movimiento de cuello y la tensión de sus músculos la irrense tendría el indicativo de que había captado su atención. El pájaro por otro lado demostró más expresividad: dejó su tarea de acicalarse y sus plumas se hincharon según posaba los ojos directamente en la muchacha. Parecía estar dudando en si considerarla una intrusa o no. Por suerte Jace no tardó en identificarla como una de las nuevas, mandando una orden mental a su montura para relajarse.

No era fan de interesarse en la cosecha, ni siquiera de molestarse en conocer personalmente a los supervivientes, esquivando así la dudosa moralidad de las prácticas de la ciudad y la de su propia naturaleza como podía. Tampoco es que pudiera haber hecho nada por ellos, y ya transformados le resultaba hiriente ofrecerles ayuda. Era más fácil ignorarlos que sentirse culpable por no haber hecho nada al respecto. Además, la inmensa mayoría había ido a caer a la Sede, así que no había tenido muchas oportunidades de verles en Serpentaria. Todo aquello sin embargo no significaba que fuese a hacerle el vacío ahora.

Se cruzó de brazos y separó la espalda del quebrantahuesos para observarla mejor. La nariz se le antojaba similar a la de Varsai, pero no creía que se tratase de otra varmana. Las orejas no se parecían y todo su sentido de la moda descasaba con la imagen mental que tenía de Varmania.

«No», la voz de Jace sonaría en la mente de la muchacha. Llevó el cigarro a la altura en la que estarían sus labios para dar otra calada, relajando su pose tras el cumplido de la peliverde, de buen humor. «Gracias. Tu rollo también mola» dijo, señalándola de pies a cabeza con la mano en la que sostenía la colilla.

«He venido a recoger a mi novia» había convicción en su frase, aunque lo cierto es que la última palabra le hizo dudar. «¿Tú?»
Se abrió la chupa y volvió a apoyarse en el quebrantahuesos, más receptivo. De todos los nuevos transformados con los que podía toparse, no había tenido ni tan mala suerte encontrándose con aquella. Se preguntaba cual sería su transformación, en que torreón había caído y otras cosas que le había contado Twix sobre ellos.


_________________________________________

♪♫♬:


La Boutique de dama Isis Mercad11

5La Boutique de dama Isis Empty Re: La Boutique de dama Isis el 10/01/20, 12:52 am

Nihil

Nihil
Rena

Rena se esforzó en mantener una actitud relajada, pero lo cierto es que el pájaro gigante intimidaba. Se alegraba de que Eitne no estuviera allí para intentar ‘’afinidarlo’’ porque desde luego no tenía pinta de ser un bicho que tolerase muchas tonterías. También se esforzó en que no se notara en su expresión lo mucho que le desagradaba el olor de lo que fuera que estaba fumando. Su nuevo olfato osuno estaba siendo más un dolor que una maldición. Encima que un veterano estaba siendo agradable con ella no quería ofenderle. Metió las manos en los bolsillos del chaleco y mantuvo una distancia de cortesía.

Su respuesta le pilló por sorpresa a medias. Por descarte la única persona a la que podía referirse era la mismísima dama Isis y aunque nunca habría imaginado un tipo así como su pareja… de alguna forma pegaban. Claro que Rena solo había visto una vez a la hechicera.

-Yo he quedado con un colega -respondió -Trabaja aquí junto con otros dos amigos.

En principio solo había quedado con Rox pero no sabía si Pelusa y Arcan se unirían también.


*

Dama Isis

Dentro de la boutique, en el taller del último piso, dama Isis daba por terminada la última sesión de fotos para el book de la colección. Habia tenido a Rox posando con distintos modelos y distintos rasgos como colas, alas, cuernos o miembros extra, todo en un estilo sencillo y minimalista acorde a la estética de su colección y en deferencia a la experiencia de su modelo. El taller tenía bastante buena luz, y cuando no la tenía tan solo tenía que recurrir a algunos hechizos sencillos.

-Muy bien, creo que con esto hemos superterminado. Mañana me acercaré a Frivowaldany a que las editen así que no hace falta que vengas. Muchas gracias, Rox -le dijo al cambiante. En sus manos de manicura perfecta sujetaba una versión muy futurista de lo que en la Tierra sería una cámara reflex. La apagó y la guardó en uno de los armarios del taller, no sin antes sacar la tarjeta de memoria. Sus botines de tacón sonaron por todo el suelo de madera cuando fue a buscar su bolso.

A Isis le gustaba vestir cómoda para el trabajo, claro que eso no significaba que fuera a estar menos divina. Llevaba unos pantalones ceñidos de una versión más elástica y resistente de la polipiel y una camiseta de un grupo terrestre anudada bajo el pecho de forma que debaja el ombligo al aire. Tenía los labios pintados de negro y su pelo era de color vino ese día, liso y recogido en una coleta alta.

-Llevamos muy buen ritmo, chicos, ¡estoy super orgullosa de la total! -dijo, ya con el bolso colgado del hombro, dispuesta a irse. -Os llamaré cuando tenga los books impresos. ¡Pasad un buen día!


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.