Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Burdel de Dama Espasmo
por Aes Hoy a las 02:12 pm

» Barrio de los Mil Dioses
por Evanna Hoy a las 02:07 pm

» Manual de Kiki: De como dormir con el enemigo (??)
por Reifon Ayer a las 08:18 pm

» Sede de los Taumaturgos
por Reifon Ayer a las 11:03 am

» Torreón Silente
por Dal 23/02/20, 11:53 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 6 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 6 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


El record de usuarios en línea fue de 113 durante el 20/11/19, 02:41 am
Estadísticas
Tenemos 185 miembros registrados
El último usuario registrado es Luki_137

Nuestros miembros han publicado un total de 41228 mensajes en 775 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Noreste » La Boutique de dama Isis

La Boutique de dama Isis

Ir a la página : 1, 2  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 2.]

1La Boutique de dama Isis Empty La Boutique de dama Isis el 18/12/19, 06:36 pm

Rocavarancolia Rol

Rocavarancolia Rol
Edificio de tres plantas con fachada de ladrillo y techo de tejas esmaltadas en colores iridiscentes. La fachada principal está cubierta por una malla verde que que deja solo la puerta de entrada al descubierto. En el lateral derecho hay una escalera de hierro forjado que sube hasta la planta superior, donde está el taller.

El taller consiste en una sala principal con un gran ventanal. Hay una mesa de trabajo en el centro y otras más pequeñas pegadas a una de las paredes donde están las máquinas de coser. En una esquina hay un telar de tamaño medio y en la opuesta la escalera de caracol que baja a la tienda. Repartidos por la sala hay maniquíes y rollos enormes de tela. Tras una cortina está la salita de descanso con dos sillones y un aparador con una máquina de café, tazas, etc. En esa misma salita está hay un lavabo para empleados, un pequeño almacén (con montacargas) y la puerta que da a la escalera exterior.

2La Boutique de dama Isis Empty Re: La Boutique de dama Isis el 18/12/19, 08:12 pm

Kanon

Kanon
Jace le estaba pillando el puntillo a recoger a ¿su chica? del trabajo; no en moto como habría sido de haber tenido una vida normal en la Tierra, sino en el enorme quebrantahuesos que era su montura. El animal era visible a varios metros desde el suelo, y aunque no fuera una Harleys lo cierto es que al chico le gustaba incluso más. Desde que le tenía no había sitio al que fuese sin él, aunque estuviera a tiro de piedra; muchas otras veces simplemente montaba por placer.

Su relación con Twix había evolucionado a algo... extraño, algo diferente de lo que hubiera imaginado en el pasado. Pensar en ella le ponía de buen humor, más del que de por sí sentía cada vez que el pájaro elevaba el vuelo. La veela de una forma u otra le había animado a hacer más cosas con su vida, desmotivado desde que llegó a la ciudad. El animal debió sentir sus crecientes ganas de verla, porque empezó a hacer círculos en torno al edificio que sería la boutique de dama Isis a la espera de órdenes para aterrizar.

Tras levantar una buena polvareda y tocar el suelo, Jace bajó del lomo del buitre de un salto. Este pasó a arreglarse las plumas tan pronto el americano se le quitó de encima. Iba con su conjunto más clásico: unas botas bajas negras, unos vaqueros ceñidos del mismo color, una camiseta manga corta blanca y, colganda de un hombro, una vieja mochila color vino en la que guardaba su cabeza. De abrigo una de sus chupas de cuero negro, cerrada hasta el cuello para evitarse el frío del vuelo, de la cual sacó un paquete de papel de liar y tabaco. Viendo que la puerta del establecimiento seguía cerrada y podría tardar en salir, apoyó la espalda en el quebrantahuesos y procedió a liarse un cigarro.



Última edición por Goliat el 19/12/19, 08:59 am, editado 1 vez


_________________________________________

♪♫♬:


La Boutique de dama Isis Mercad11

3La Boutique de dama Isis Empty Re: La Boutique de dama Isis el 19/12/19, 02:19 am

Nihil

Nihil
Era el día libre de Rena y había quedado para comer con Rox después del trabajo. Desde que la mitad del grupo había encontrado algo con lo que sacar dinero se veían mucho menos de lo que a la osa le gustaba. Se sentía en parte culpable, pues sabía que algunos intentarían usar parte de ese dinero para pagar su brazo. De hecho había tomado medidas para que no pudieran hacerlo.

Ya que no tenía trabajo pudo levantarse más tarde, entrenar un poco y ducharse con tranquilidad. Ese día llevaba unos pantalones cortísimos negros con leggins debajo, botas de combate amarillas, una camiseta negra de manga corta y su nuevo chaleco vaquero decorado con tachuelas en los hombros y un parche de oso en la espalda. Se había acercado por el callejón pegado al lateral derecho del edificio por lo que no había visto al pájaro aterrizar, pero sí que lo había visto volar en círculos sobre su cabeza.

<< Y hablando de cabezas… >>

Rena no había visto todavía un dullahan en persona. Sabía de su existencia, le habían hablado del violinista de la taberna y de alguno más, pero no había coincidido todavía con ninguno. Era algo bastante impresionante de ver, y no solo por lo obvio: el tío era imponente, y su montura también l era. Rena se mantuvo fuera de su vista, apollada en el muro como quien no quiere la cosa, observándolo con disimulo. El tío no parecía tener intención de moverse, a lo mejor estaba esperando igual que ella. Y el capullo de Rox se retrasaba.

Al final, tras darle muchas vueltas, se acercó a saludar. Estaría mintiendo si dijera que no sentía curiosidad.

-¡Eh! ¿Trabajas aquí? -preguntó. A lo mejor podía decirle si le faltaba mucho a Rox -Mola la chupa, por cierto.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

4La Boutique de dama Isis Empty Re: La Boutique de dama Isis el 20/12/19, 01:18 am

Kanon

Kanon
Ver a un dullahan fumar era algo confuso. Jace daba claras caladas al cigarro puesto que la punta se deshacía en cenizas cuando inhalaba, pero el humo expulsado del mismo se confundía con el suyo propio. A simple vista era humo expulsando más humo.

No se movió al ver a la chica aparecer. Sin cabeza ni ojos no resultaba fácil saber si la estaba mirando, pero con un sutil movimiento de cuello y la tensión de sus músculos la irrense tendría el indicativo de que había captado su atención. El pájaro por otro lado demostró más expresividad: dejó su tarea de acicalarse y sus plumas se hincharon según posaba los ojos directamente en la muchacha. Parecía estar dudando en si considerarla una intrusa o no. Por suerte Jace no tardó en identificarla como una de las nuevas, mandando una orden mental a su montura para relajarse.

No era fan de interesarse en la cosecha, ni siquiera de molestarse en conocer personalmente a los supervivientes, esquivando así la dudosa moralidad de las prácticas de la ciudad y la de su propia naturaleza como podía. Tampoco es que pudiera haber hecho nada por ellos, y ya transformados le resultaba hiriente ofrecerles ayuda. Era más fácil ignorarlos que sentirse culpable por no haber hecho nada al respecto. Además, la inmensa mayoría había ido a caer a la Sede, así que no había tenido muchas oportunidades de verles en Serpentaria. Todo aquello sin embargo no significaba que fuese a hacerle el vacío ahora.

Se cruzó de brazos y separó la espalda del quebrantahuesos para observarla mejor. La nariz se le antojaba similar a la de Varsai, pero no creía que se tratase de otra varmana. Las orejas no se parecían y todo su sentido de la moda descasaba con la imagen mental que tenía de Varmania.

«No», la voz de Jace sonaría en la mente de la muchacha. Llevó el cigarro a la altura en la que estarían sus labios para dar otra calada, relajando su pose tras el cumplido de la peliverde, de buen humor. «Gracias. Tu rollo también mola» dijo, señalándola de pies a cabeza con la mano en la que sostenía la colilla.

«He venido a recoger a mi novia» había convicción en su frase, aunque lo cierto es que la última palabra le hizo dudar. «¿Tú?»
Se abrió la chupa y volvió a apoyarse en el quebrantahuesos, más receptivo. De todos los nuevos transformados con los que podía toparse, no había tenido ni tan mala suerte encontrándose con aquella. Se preguntaba cual sería su transformación, en que torreón había caído y otras cosas que le había contado Twix sobre ellos.


_________________________________________

♪♫♬:


La Boutique de dama Isis Mercad11

5La Boutique de dama Isis Empty Re: La Boutique de dama Isis el 10/01/20, 12:52 am

Nihil

Nihil
Rena

Rena se esforzó en mantener una actitud relajada, pero lo cierto es que el pájaro gigante intimidaba. Se alegraba de que Eitne no estuviera allí para intentar ‘’afinidarlo’’ porque desde luego no tenía pinta de ser un bicho que tolerase muchas tonterías. También se esforzó en que no se notara en su expresión lo mucho que le desagradaba el olor de lo que fuera que estaba fumando. Su nuevo olfato osuno estaba siendo más un dolor que una maldición. Encima que un veterano estaba siendo agradable con ella no quería ofenderle. Metió las manos en los bolsillos del chaleco y mantuvo una distancia de cortesía.

Su respuesta le pilló por sorpresa a medias. Por descarte la única persona a la que podía referirse era la mismísima dama Isis y aunque nunca habría imaginado un tipo así como su pareja… de alguna forma pegaban. Claro que Rena solo había visto una vez a la hechicera.

-Yo he quedado con un colega -respondió -Trabaja aquí junto con otros dos amigos.

En principio solo había quedado con Rox pero no sabía si Pelusa y Arcan se unirían también.


*

Dama Isis

Dentro de la boutique, en el taller del último piso, dama Isis daba por terminada la última sesión de fotos para el book de la colección. Habia tenido a Rox posando con distintos modelos y distintos rasgos como colas, alas, cuernos o miembros extra, todo en un estilo sencillo y minimalista acorde a la estética de su colección y en deferencia a la experiencia de su modelo. El taller tenía bastante buena luz, y cuando no la tenía tan solo tenía que recurrir a algunos hechizos sencillos.

-Muy bien, creo que con esto hemos superterminado. Mañana me acercaré a Frivowaldany a que las editen así que no hace falta que vengas. Muchas gracias, Rox -le dijo al cambiante. En sus manos de manicura perfecta sujetaba una versión muy futurista de lo que en la Tierra sería una cámara reflex. La apagó y la guardó en uno de los armarios del taller, no sin antes sacar la tarjeta de memoria. Sus botines de tacón sonaron por todo el suelo de madera cuando fue a buscar su bolso.

A Isis le gustaba vestir cómoda para el trabajo, claro que eso no significaba que fuera a estar menos divina. Llevaba unos pantalones ceñidos de una versión más elástica y resistente de la polipiel y una camiseta de un grupo terrestre anudada bajo el pecho de forma que debaja el ombligo al aire. Tenía los labios pintados de negro y su pelo era de color vino ese día, liso y recogido en una coleta alta.

-Llevamos muy buen ritmo, chicos, ¡estoy super orgullosa de la total! -dijo, ya con el bolso colgado del hombro, dispuesta a irse. -Os llamaré cuando tenga los books impresos. ¡Pasad un buen día!


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

6La Boutique de dama Isis Empty Re: La Boutique de dama Isis el 19/01/20, 08:09 pm

Kanon

Kanon
Jace
«Guay» respondió simplemente. Ahora que los tenía tan cerca sí que sentía curiosidad por los nuevos, y con tal de no asentar el silencio incómodo entre los dos pensó que sería mejor satisfacer su curiosidad dándole conversación. Fijándose en ella tampoco es que hubiera indicio alguno que le dijera lo que le había hecho la Luna. «¿Tú en que te has transformado?»

Dio otra calada, soltando el humo hacia un lado. Pareció caer en algo de repente porque se reincorporó y se acercó a la novata sin apenas darle tiempo a responder.

«Joder, que cabeza la mía. Mi nombre es Jace» dijo y le tendió la mano «Me transformé en dullahan la cosecha anterior. Ese de ahí es...» 

Señaló al quebrantahuesos con la otra mano, dubitativo. «No puedes llamarle Pollo», pensó. Por su mente cruzaron fugazmente diversos nombres, todos demasiado típicos para su gusto. El pájaro le miró con curiosidad, sintiéndose involucrado.

«Es mi montura» dijo, no dándose mucho tiempo de todas formas. «Aún no le he encontrado nombre»

Rox
Rox estaba eufórico, casi apenado de que la sesión hubiera acabado ya. Al principio había posado con timidez, sin saber como reaccionar a la cámara y con poco atrevimiento dentro de sus cambios, pero unas cuantas fotos después el chico se había venido arriba: si dama Isis le pedía cola, la hacía lo más bonita posible con escamas pulidas y brillantes, si le pedía garras las hacía lo más intimidante y aún elegantes que podía. Las alas seguían costándole, pero con empeño hacerlas visualmente atractivas era fácil. Llevaba tiempo practicando, así que verse capaz de efectuar tantos cambios en un mismo día y con buenos resultados le llenaba el pecho de satisfacción. También influía que toda la ropa le quedase como un guante y que su jefa fuera tan positiva.

En esos momentos tenía el aspecto de una chica menuda de piel tostada y ojos grises, con el pelo blanco ondulado recogido en un moño. Sus manos eran totalmente negras, pigmentación que se iba perdiendo según se acercaba al codo. De detrás de sus orejas salían dos cuernos del mismo color, rectos y finos. Sus rasgos se inclinaban más a lo frivy que a lo humano. El cambiante se quitó el chubasquero que llevaba para la foto y se llevó las manos al pelo para soltárselo. 
Si necesitas cualquier cosa de última hora avísame —dijo mientras se metía detrás del probador. Había recurrido a ese trabajo como fuente de ingresos para ayudar a pagar las prótesis de sus amigos, pero había terminado gustándole mucho más de lo que esperaba.

Ya no necesitaba tanto tiempo para volver a su cuerpo. Aún no tenía el manejo suficiente como para poder hacerlo sin la ayuda de un espejo, pero sí era capaz de hacer en unos minutos lo que antes le habría costado una hora. Recuperó su aspecto de siempre, manteniendo sin embargo los cuernos por gusto. Se vistió con un jersey negro de cuello alto, unos vaqueros azul claro y los mismos zapatos que había llevado a la fiesta de la bahía.
Al salir del probador corrió tras dama Isis mientras se ponía un viejo abrigo beig, echándose su mochila a un hombro.
¡Espera, salgo yo también!

No sé describir los cuernos, asi que imagen al canto:

La Boutique de dama Isis 874b9810


En la calle Jace escuchó el ruido de la puerta con suficiente antelación como para tener el tiempo exacto de reaccionar.
«Mierda» tiró la colilla al suelo y la pisó, expulsando rápidamente el humo al lado opuesto de la entrada. Sabía lo poco que le gustaba a Twix que fumase, y no quería mohines por ello. No podía camuflar el olor, pero al menos no le pillaría en el acto.



Última edición por Goliat el 20/01/20, 07:23 pm, editado 1 vez (Razón : imagen actualizada lmao)


_________________________________________

♪♫♬:


La Boutique de dama Isis Mercad11

7La Boutique de dama Isis Empty Re: La Boutique de dama Isis el 20/01/20, 04:41 pm

Reifon

Reifon
De una esquina surgió aquella pequeña figura con un armario y un mueble parecido a un escritorio flotando detrás suya, mucho más grandes que él. Llevaba algo que seguramente Rena reconocería fácilmente, un sombrero Scala clásico, una gabardina oscura junto a unas botas marrones, unos pantalones negros en los que se veía un cinto una espada bastarda en este, unos guantes de cuero y una mochila a la espalda de tonos grises apagados, todo bastante grueso y con runas de protección simples grabadas por aquí y por allá. Era su ropa de trabajo.

Alzó la mirada con curiosidad a la puerta de la futura tienda de Isis, no se había equivocado, el ser volador que había visto desde lejos era Pollo. Lo que si le sorprendió fue ver a Rena allí, aunque no le era difícil imaginar a que venía.

Según se acercó ambos podrían ver claramente varias manchas de sangre adornando su ropa.

-Vaya. -Se lamentó. -Si hubiera sabido que venías hoy Pollo te hubiera traído un tentempié. -Había dejado los muebles algo lejos pues no quería que el ave los considerase una amenaza y los atacara. Miró al dueño de este y novio de su jefa y miró después a Rena. -Buenos días por cierto. -Hablaba en tono calmo y alegre. Se quitó su sombrero dejando más al descubierto aquella cara peluda. Sus guantes eran el principal cúmulo de sangre mientras que la espada en su cinturón parecía completamente limpia. -Yyyy ahí están. -Dijo perfectamente coordinado con que alguien abriera la puerta mientras esbozaba una sonrisa relajada.

Hoy había sido un buen día de recolecta para él, con aquellos dos muebles serían cinco de buen estado en un día, había obtenido unos pocos premios que guardaba en la mochila y ni siquiera tuvo que usar su espada para librarse de las criaturas que se lanzaban a molestarle. Estaba deseando llegar a casa, tomar un té con su comida tranquilamente y después de colocar los libros en su estantería antes de volver aquí a ayudar a Mahel.



Última edición por Reifon el 21/01/20, 06:12 pm, editado 1 vez


_________________________________________

Motes:


Fleur = Fleurporquecojonesteparecestantoamihermanaaaaaaaaah
Iemai = ave1, en proceso
Jose antonio = Colmilly´s
Kyllikki = Nieve, porque es blaquita y frágil
Maila = Nofrivy, parece una frivy, pero no lo és chan chan CHAAAN
Nharee = no decidido
Pefka = Maniquí que mono es por dioooo
Qwara= Depis, por deportis porque esta en forma
Rubina = Avys, de altivys
Sarah = hmmmmmmmmmmmmmmmm
Ulmara = ave2, en proceso



Equilibrio:

Un blanco mas oscuro que el negro.

Un negro mas claro que el blanco.

El gris se desborda en mil tonos.

Y el arcoiris se hunde en monotonia.

Vivimos caminando el sendero dejado por los muertos.

Mientras brindamos nueva muerte a nuestro paso para extenderlo.

8La Boutique de dama Isis Empty Re: La Boutique de dama Isis el 21/01/20, 12:27 am

Nihil

Nihil
Rena

Rena relajó la postura al ver que el tipo le daba conversación. No supo si debía reirse o no con el comentario sobre su cabeza así que se limitó a sonreir y le estrechó la mano con el brazo del implante. Supuso que sería humano por el tipo de saludo aunque también podría habersele pegado la costumbre de algún compañero.

-Yo soy Rena -se presentó -Soy un ursántropo, eh… me convierto en oso -No sabía cómo de guay sonaría eso para los demás pero para ella en ese momento desde luego no mucho. Saludó al pájaro. No sabía si estaba bien o mal saludar a la montura de alguien pero lo hizo igualmente -Hola, montura de Jace, molas un montón -se echó a reir. -Uno de mis amigos es un maestro en poner nombres, a lo mejor debería presentaros.

Reconoció a Arcan al instante en cuanto entró en su campo de visión y le hizo una seña para que se acercase, aunque en cuanto lo tuvo lo bastante cerca en lugar de saludar hizo una mueca.

-Tío, qué asco ¿De dónde ha salido esa sangre? -dijo la irrense arrugando el morro -¿Tienes magia para hacer levitar movidas y no para limpiarte la roña de encima? Se te van a pegar las moscas.

Como invocado por la presencia de Arcan, Rox apareció por fin en lo alto de la escalera exterior. Bajó acompañado de dama Isis y ambos fueron hacia ellos. A Rena nadie nunca le había hecho cuestionarse sus preferencias como dama Isis. Le desconcertaba muchísimo el efecto de su presencia y a la vez le gustaba ver qué modelito llevaba cada vez que se encontraban. Saludó a Rox con un gesto.

*

Dama Isis

Dama Isis esperó a Rox cuando vio que él también salía y aprovechó para levitarlos a los dos hasta el suelo. Jace ya estaba allí con su Pollo y parecía que se había reunido gente a su alrededor.

-Hola, cari, ¿has esperado mucho? - le dijo a Jace con voz cantarina. Saludó a la chica que reconoció como amiga de... todos sus empleados y luego pasó a Arcan -Oh, Arcan, querido, buen trabajo. Vamos al día con el calendario, no hace falta que te quedes esta tarde -le dijo, y haciendo una pequeña mueca de desagrado añadió: -Tan solo deja los muebles en la tienda y por favor lávate las manos antes de tocar nada

A dama Isis Los métodos de su empleado le importaban bien poco si obtenía resultados. Además, en ese momento tenía otras prioridades, como el atractivo humano que iba a llevarla a comer. Rodeó a Jace con los brazos y le besó el cuello, pegándose a él un poco más de lo que podría ser apropiado en público. Estaba muy guapo con su chaqueta de cuero, pero en lugar del olor que tanto le gustaba la veela percibió otro no tan bienvenido. Se separó del dullahan y le perforó con la mirada.

-¿Has estado fumando otra vez? -le regañó, poniendo los brazos en jarras. No era un regaño serio, si embargo le desagradaba profundamente que su novio oliese a tabaco.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

9La Boutique de dama Isis Empty Re: La Boutique de dama Isis el 21/01/20, 11:13 pm

Kanon

Kanon
«¡¿En oso?! Hostia, que guapo. Tengo un amigo que se transforma en tigre y otra en leopardo, pero no sabía que también existían licántropos de oso. Tiene que molar un huevo» Jace no había pasado por alto el brazo de Rena, pero sin rostro su confusión -y sobre todo fascinación- era difícil de entrever. Tenía que ser de la misma especie de Kin y Krono, aunque no se acordaba del nombre de la misma. Le habría sacado el tema en ese mismo instante, pero Rena mencionó al quebrantahuesos antes. «Pues si se le ocurren nombres polluos estoy dispuesto. ¿Has oído campeón? ¡Te vamos a poner un nombre decente!»

El pájaro no parecía muy interesado. En contraposición miraba fijamente un punto de la calle, la misma esquina de la que acababa de salir Arcan. Dio un golpe seco al suelo con una garra, luego con la cola, agachando la cabeza para calcular las distancias entre él y el rapiña. No eran precisamente los muebles los que le interesaban. Jace siguió la mirada de su montura y tan pronto se fijó en su lenguaje corporal dio una fuerte palmada en el aire, llamando su atención.

«Eh» chistó en tono imponente. «Quieto

A simple vista no parecía haber surtido efecto, pero el pájaro no se volvió a mover, limitándose a mirar a Arcan en silencio. Menos tenso, el dullahan observó como el recién llegado se les acercaba. Por el gesto supuso que debía de ser compañero de Rena, y estaba claro que, por alguna razón, a Pollo no le caía en gracia.

«¿Y esas confianzas?» el neoyorquino se cruzó de brazos, escudriñando al nuevo cuando se puso a hablarle a su montura. Él y el ave se conocían, lo que no sabía era de qué. Pollo era independiente cuando no estaba con él, así que sería lógico que se hubieran encontrado de cualquier manera antes, pero si el chico sabía su nombre es porque les habían presentado. Tampoco tenía claro que fuera la experiencia, su transformación o la sangre que tenía encima lo que inquientaba tanto a Pollo. «¿De qué conoces a mi montura?»

Sekk le había contado como le fue en la fiesta de la bahía, pero el dullahan había estado tan ensimismado con como le había ido a él que tampoco le había prestado demasiada atención. Twix salió en ese momento, así que la conversación tendría que esperar un poco más. Se acordó de pisar fuerte la colilla una última vez antes de que la veela le hiciera pensar despacio.

«Que va. He tenido compañía.»

Aunque su voz tratase de sonar relajada y madura delante de los novatos, lo cierto es que frenaba con fuerzas ponerse moñas con Twix ahí mismo. La frivy estaba espectacular -como siempre-, y que llevase una camiseta de Muse le hacía quererla un poco más.

Rox se dejó levitar por dama Isis de buen humor. Le sorprendió encontrarse con tanta gente fuera, por no mencionar al pájaro gigante que ocupaba buena parte del paisaje. Sabía que la pareja de dama Isis era un dullahan humano y que iba a pasarse a por ella, pero ni advertido conseguiría sorprenderse menos al verle. Ver a alguien sin cabeza era ya bastante desconcertante, pero si encima era tan alto y con pintas de poder partirte la cara... Le dio unas palmadas a Rena en la espalda, algo absorto.

Ey... Perdona Rena —le dijo en un susurro, pensando que la espera habría sido incómoda—. Se nos fue la hora. ¡Hola Arcan! Eh... —se fijó en la sangre que tenía encima y abrió bien los ojos, preocupado—. ¿Qué te ha pasado tío?

En cuanto Jace tuvo a Twix encima sus manos recorrieron su espalda, respondiendo a los besos de la misma. Por suerte para el resto no tenía labios con los que corresponder con efusividad a la joven.

«Uhm... lo siento, solo ha sido uno y te juro que ni me lo he acabado» su voz sonaba apurada. Necesitaba escurrir el bulto. «Estás preciosa» dijo de manera que solo lo recibiera ella, en tono suave, antes de volver a hablar para los demás. Señaló al del sombrero, luego al de los cuernos. «¿Arcan, no? Entonces tú eres el cambiante.» Twix le había hablado ya de él.

«Parece un influencer de estos por los que chochean las quinceañeras de internet» se burló, divertido, solo para la veela.
Rox, que había procurado mirar a otro lado cuando la pareja intercambiaba cariños, se puso recto al ver que se dirigían a ellos.
¡Sí! —respondió rápido, con una sonrisa algo ida—. Rox. Tú Jace, imagino.
El australiano no tardó en ofrecerle la mano, y el americano tampoco en estrechársela. Jace repitiría el gesto tendiéndosela a Arcan, aún espectante por sus respuestas.


_________________________________________

♪♫♬:


La Boutique de dama Isis Mercad11

10La Boutique de dama Isis Empty Re: La Boutique de dama Isis el 22/01/20, 04:41 am

Reifon

Reifon
Seguía calmado y alegre incluso ante la amenaza de Pollo, era la misma reacción que en la bahía y era un alivio saber que iría a por él y no a por sus muebles. Y como siempre la presencia de Isis hacía callar a todo el mundo, incluido él, durante unos momentos. Le dedicó un gesto de agradecimiento con el sombrero y la cabeza a ella cuando le felicito por él trabajo.

-Descuida, no pensaba hacerlo. -Dijo mirándose las manos también con cierto desagrado frío. Alzó la vista mirando a Rox y a Rena y contestó algo burlón. -Abrí aquel armario y me cayó encima un cubo con sangre. -Se rió un poco entonces, hoy era un buen día y estaba de aún mejor humor. -¿Vosotros que creéis? -Su tono de voz pasó a ser su neutro habitual. -Once... cosas. Aspecto humanoide insecto de aproximadamente uno cuarenta de altura media, extremidades largas y duras y... -Le echó una mirada a los presentes, mejor no seguir. -Es la hora de la comida así que no arruinaré el apetito entrando en detalles. Me sorprendieron dentro de uno de los templos del barrio de los mil dioses y como no tuve margen de reacción no fueron muertes precisamente limpias. -Mostró con un gesto sus guantes llenos de sangre y otras cosas que ya se había limpiado. -Cuando estaba con el quinto los otros seis huyeron. Tenía ya eso que parece un escritorio a la vista así que simplemente lo levité y me fui. -Había tomado también un libro que parecía religioso y una especie de cuenco decorado que olían a algo parecido a euforia, pero no consideraba oportuno hablar de aquello. No es que no confiara en ellos pero aquella faceta de tener que ir recogiendo cosas por ahí para no volverse un berserker y ganar algo de magia le daba bastante vergüenza.

-Ah, lo siento. -Le dijo al Dullahan con una voz menos neutra y más tranquila. -Me he enfrascado en la batallita y casi no te respondo. -Se quitó los guantes desvelando sus manos limpias cubiertas de pelaje y acabadas en unas garras negras limadas aunque afiladas, las mantenía así para que no le molestasen al trabajar o al empuñar un arma. Le tendió su mano y la tomó sin usar fuerza ni sacudir demasiado. -Encantado. Pollo y yo nos conocimos en la fiesta cuando estuve bebiendo con Samika y Sekk, reaccionó igual que ahora conmigo... hmmm. Samika menciono que podría ser por puro instinto, debo de parecerle una hiena que va a robarle la comida.

-Y Rena. Al contrario que Rox y Dama Isis los transformados como Jace y yo no tenemos magia infinita, nos toca ahorrar. -Miró a Rox entonces mientras los muebles iban moviéndose solos hacía alguna puerta de almacén. -De hecho... si pudieras tu encargarte de esto Rox... -No le hacía demasiada gracia pedirlo pero era más eficiente que hacerlo el mismo. Entonces se fijó bien en los cuernos y ladeó la cabeza a un lado y al otro para verlos mejor. -Están perfectos, has mejorado mucho ya y además te quedan genial con el pelo. Enhorabuena Rox. -Le dedicó una sonrisa amable. En cierta manera le alegraba bastante ver a sus compañeros mejorando, era como ver a sus hermanos y a Brina y a Per aprendiendo a hacer cosas.


_________________________________________

Motes:


Fleur = Fleurporquecojonesteparecestantoamihermanaaaaaaaaah
Iemai = ave1, en proceso
Jose antonio = Colmilly´s
Kyllikki = Nieve, porque es blaquita y frágil
Maila = Nofrivy, parece una frivy, pero no lo és chan chan CHAAAN
Nharee = no decidido
Pefka = Maniquí que mono es por dioooo
Qwara= Depis, por deportis porque esta en forma
Rubina = Avys, de altivys
Sarah = hmmmmmmmmmmmmmmmm
Ulmara = ave2, en proceso



Equilibrio:

Un blanco mas oscuro que el negro.

Un negro mas claro que el blanco.

El gris se desborda en mil tonos.

Y el arcoiris se hunde en monotonia.

Vivimos caminando el sendero dejado por los muertos.

Mientras brindamos nueva muerte a nuestro paso para extenderlo.

11La Boutique de dama Isis Empty Re: La Boutique de dama Isis el 28/01/20, 01:15 am

Nihil

Nihil
Rena

Rena temió tener que intervenir en favor de Arcan visto cómo había reaccionado tanto el pájaro como el dullahan con su llegada. Ya se había dado cuenta de que las habilidades sociales del nublino a veces fallaban un poco, pero no era un mal tío. Por suerte la presencia de la hechicera calmó los ánimos de todo el mundo. Ella le saludó, y Rena saludó de vuelta, sintiendo las piernas de mantequilla. Se alejó un poco para no sentirse tan rara.

Le hizo un gesto a Rox que venía a significar algo como: ‘’No te rayes’’ mientras Arcan contaba sus batallitas. La irrense no comprendía cómo se metía en semejantes berenjenales por unos jodidos muebles, pero no hizo ningún comentario en voz alta por estar dama Isis presente. Su respuesta con respecto a por qué nos e había lavado no le hizo mucha gracia, además. Tal vez fuese por la propia inseguridad que tenía sobre el tema pero las palabras de Arcan tenían cierto retintín sabiondo que le daban ganas de pegarle una paliza y quitarle el dinero del almuerzo.

-¡Como sea! Usa magia o métete en remojo como hacemos el resto de pardillos. Vámonos a comer ya u os comeré a alguno de los dos. ¿Vas a venir? -le preguntó Arcan.

No tenía un plan concreto con Rox así que no le importaba si el rapiña se apuntaba también. Sólo quería irse rápido porque el hambre y los arrumacos de los dos tortolitos le estaban poniendo de los nervios.

*

Dama Isis

Dama Isis hizo un mohín, aunque el cumplido del dullahan apaciguó su disgusto.

-Lo sé -respondió. Claro que sabía que estaba preciosa, siempre lo estaba, pero igual le gustaba que se lo dijera -Tú estás para comerte, pero ese asqueroso olor me quita las ganas.

Volvió a echarle los brazos encima al tiempo que gesticulaba un hechizo rápido para quitarle el olor a tabaco. Nada de perfumes, solo quitarle ese olor. Después volvió a hundirse en su cuello. El comentario cobre Rox le arrancó una risita.

<< Esa es la idea, cariño >> respondió telepáticamente.

Tenía ganas de irse, no podía esperar a ver dónde iba a llevarla Jace, pero antes tenía que terminar con sus interacciones con los novatos. Se apartó un poco para dejar espacio a las presentaciones y aprovechó para saludar a Pollo como es debido.

-Así que eso hacías mientras nosotros jugábamos, ¿eh pillín? -murmuró, casi solo para el pájaro, mientras le acariciaba el pico y la frente. -Qué buen chico, todo sociable e independiente.

No tenía especial interés en conversar con los novatos. No eran malos chicos pero le gustaba separar su vida personal de la profesional, por razones que había aprendido a las malas en su mundo. Además tener a Jace cerca últimamente era una tentación muy grande. << Maldita sea, Twix, ¿cuándo te has convertido en una necesitada?>> se reprendió mentalmente.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

12La Boutique de dama Isis Empty Re: La Boutique de dama Isis el 02/02/20, 01:27 pm

Kanon

Kanon
Rox solo alzó una ceja ante la primera respuesta de Arcan, captando rápido el gesto de Rena. Sabía que el chico debía cumplir ciertos requisitos para obtener magia, lo que desconocía era el instinto que tenía que apaciguar con los mismos, así que inevitablemente arrugó la nariz ante su descripción de los hechos. No se imaginaba a sí mismo haciendo otra cosa que no fuera evadir a los bichos de la ciudad. Le dedicó otra mirada de preocupación, esta vez de otros contextos: que lo contase como si fuera su pan de cada día.

El humo del dullahan salió más despacio y bajo, su modo de darle un poco de pena a la frivy. Solo ella conseguía que se arrepintiese un poquito de fumar. Para su suerte la molestia de la veela fue cosa de instantes, y en cuanto hubo desaparecido el olor a tabaco la tuvo de nuevo cerca. Rodeó su cintura con un brazo mientras escuchaba con desinterés los -a sus ojos- pavoneos de Arcan, aunque sin rostro tampoco había forma de decir que tanto estaba atendiendo o no. Lo cierto es que su transformación le tenía en ascuas y estuvo tentado en interrumpir su historia solo para preguntarle.

«Nada» respondió escuetamente, dejando que Twix se apartase. Observó su mano con curiosidad mientras la estrechaba, y de haber podido habría levantado el labio en molestia cuando llamó otra vez Pollo a... a Pollo, cagándose tanto en los muertos de Sekk como en los suyos propios por el nombre. Sin darse cuenta había apretado algo más su mano «Ah, ya, algo me contó el mamón ese...»

Había un deje de molestia dirigida a su amigo, aunque no fuera nada realmente preocupante teniendo en cuenta como se trataban el uno al otro. «Será eso. Al menos se portó, porque sigues de una pieza» dijo con una carcajada.
«Necesito encontrarle un nombre decente de una puta vez» le comentó de menos gana a Isis.

El pájaro había inspeccionado a todos los allí presentes hasta perder el interés en ellos, sin embargo y para confirmar sus palabras, de cuando en cuando le dedicaba especial atención a Arcan, sin quitarle ojo de encima durante buenos segundos. La única que se libraba del escrutinio era la frivy, a la cual toleraba tan bien como al berseker. Cuando esta se acercó dejó de mirar a los novatos para centrarse en ella, pegando las plumas al cuerpo en pose más relajada. Cerró los ojos y bajó la cabeza, a gusto con los mimos, dejando escapar un silbido suave por el pico cuando la joven le habló.
«¡Ey, no te apalanques que nos toca viaje!»

El dullahan se había acercado para espabilar al animal, aprovechando la situación para abrazar a Isis por detrás. Al hablar volvió a hacerlo solo para ella, en un tono mucho más suave. «Oye, había pensado... ¿te apetece que vayamos a un mundo vinculado?» apoyó el cuerpo en el suyo, dejando el cuello en su cabeza sin soltar el abrazo. Su humo se solidificó para darle un beso en el pelo. «Comemos algo por ahí, damos una vuelta y lo que surja...»

Rox por su lado no compartía el valor de los allí presentes. El condenado pájaro era más alto que su jefa en tacones y le intimidaba lo suficiente como para querer dar un paso atrás cada vez que les miraba. Quería irse, y a ser posible en direcciones contrarias, aunque la imagen de este recibiendo mimos le sacó una sonrisilla de la cara. No tanto la excusa de Arcan para seguir así de manchado. Frunció el ceño por sus palabras, echando un vistazo fugaz a Rena antes y después de que hablara, divertido.

Tío, mi magia no es infinita, ¿lo sabes, no? Que el brujo es Milo —ladeó levemente la cabeza, con una ceja alzada y media sonrisa algo abochornada. Su tono iba a medias de en serio y en broma. Puede que él no tuviera que cortar cabezas o rapiñar por la ciudad para recargar, pero sí que tenía que dejar todas las noches su cuerpo en el vulnerable estado de un muñeco de costuras. Y eso cuando no soñaba y despertaba transformado en cualquier cosa desde a saber que hora—. A mi también me toca ahorrar.

Mientras hablaba había sacado una mano del bolsillo de la chaqueta para conjurar el hechizo de limpieza sobre su compañero. Dama Isis se lo había enseñado en caso de que se manchasen las prendas, y lo tenía bien dominado desde que se había pasado una tarde dejando impolutos todos los zapatos y ropa que se había ido agenciando.

El cumplido le pilló por sorpresa, coloreando sutilmente sus mejillas. Se llevó la misma mano que había usado para el hechizo a un cuerno, dándole dos golpecitos suaves.
¿Esto? Si solo son dos palos tío —rio, tratando de quitarle mérito mientras enredaba los dedos en su pelo. Comparado con los cambios que ya sabía hacer y aquellos que había ido introduciendo en su imagen le hacía gracía que comentase uno tan simple, aunque para ser justos Arcan a penas le había visto en acción, ni conocía su aspecto previo a la Luna. Como fuere, el cumplido le había hecho sentir bien—. ¡Pero gracias! —sonrió —. Pues vas a flipar entonces cuando veas las fotos.

Antes de que Rena volviera a amenazar con comérselos les hizo un gesto con la cabeza en una dirección para ponerse en marcha.

¿Vamos? Que yo no tengo que estar bueno, fijo sepo a tela orgánica o algo. No quiero que te lleves la decepción y encima me mates para nada. Además —susurró— somos mayoría pero me siento como un candelabro y no quiero ver como se frotan más.


_________________________________________

♪♫♬:


La Boutique de dama Isis Mercad11

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 2.]

Ir a la página : 1, 2  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.