Conectarse
Estadísticas
Tenemos 202 miembros registradosEl último usuario registrado es Héctor Alma de DragónNuestros miembros han publicado un total de 48087 mensajesen 964 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Ir abajo

Magia de Cristales Empty Magia de Cristales

04/12/22, 06:38 pm
MAGIA DE CRISTALES

Esta rama de la magia proviene del mundo vinculado Sanai. Este hilo tiene utilidad tanto para aquellos que se hagan un personaje y quieran conocer mejor los artefactos existentes allí, como para los rocavarancoleses que deseen importarlos o desarrollar por su cuenta nuevas formas de usar los cristales en la ciudad.

La principal ventaja de este sistema de magia es que, al estar contenida la magia en los cristales, no es necesario poseer ningún tipo de caudal mágico, por lo que es útil para transformados sin magia, personajes sin esencia, o cualquiera que necesite moderar el uso de su propia magia. A diferencia de los artefactos rúnicos, no es necesario que nadie los cargue o esperar a que las runas se recarguen, sino que basta con reemplazar el cristal gastado como si fuese una pila.

Los artefactos mágicos se componen de dos partes: un cristal emisor reemplazable (la pila) y un aparato con cristales efectores conectados por circuitos mágicos internos. Los efectos del aparato estarán determinados por los cristales efectores.

Hay tipos de hechizos que simplemente son complicados de llevar a cabo con este sistema, pero donde destaca es a la hora de implementar facilidades para el día a día, como en electrodomésticos mágicos. Más abajo están listadas las posibilidades que ofrecen, pero antes de eso es necesario explicar cómo funcionan. Por otro lado, es factible implementar los cristales emisores en otras ramas de la magia. Se pueden usar como fuente de energía de circuitos rúnicos o como amuleto para hacer hechizos, solo es necesario añadir la cláusula necesaria para convertir la energía de un sistema a otro.

Tipos de vidrio
Aunque se les llame cristales, en realidad se trata de vidrio al que dan formas geométricas. No basta con fundir y solidificar la arena del desierto para obtener los efectos mágicos, ya que los procedimientos y materiales empleados a la hora de fundir la arena influencian el efecto y la eficiencia de los cristales. Existen varios tipos de vidrio mágico que se combinan en estos artefactos:

Vidrio acumulador: el más sencillo, la arena del desierto fundida por sí sola.
Vidrio conductor: mezclando la arena con ciertos elementos metálicos se obtiene vidrio capaz de conducir la energía mágica de forma veloz y minimizando la pérdida de esta al ambiente, por lo que se usa tanto en los circuitos internos de los artefactos (en forma de fibra de vidrio), como en los propios cristales para crear un polo positivo por el que la magia fluya abandonando el cristal.
Vidrio antimágico: mezclando el vidrio con ciertos minerales se crea un aislante necesario para limitar la pérdida ambiental de la magia contenida en los cristales acumuladores o para construir componentes de los circuitos de los artefactos. El vidrio común también puede servir de aislante, pero no evita la disipación de magia de forma eficaz.
Vidrio efector: cuando este recibe el estímulo de la magia emite un efecto predeterminado por su composición elemental. La forma que se le da posteriormente como cristal también afecta a su funcionalidad.

También cabe mencionar estos términos:
Metal mágico: no es un vidrio, sino una aleación con una pequeña porción de vidrio mágico mezclado, lo que lo vuelve conductor de la magia sin perder sus cualidades originales.
Cristales hermanos: en algunos artefactos es necesario usar cristales que resuenen unos con otros, amplificando o transmitiendo efectos entre ellos. Esto requiere el uso de determinados componentes y se logra cuando dichos cristales poseen exactamente la misma composición, es decir, habiendo sido separados unos de otros en la misma remesa de fabricación.

Cristales emisores
El cristal emisor es el que, insertado en el artefacto mágico, hace de pila. Se les da forma de prisma rectangular de diferentes tamaños, dependiendo de en qué artefacto se vayan a usar. El tamaño también determina la cantidad de energía que contienen. Dependiendo de la energía que consuma el artefacto en cuestión, pueden durar semanas, días o un instante. También vale la pena mencionar que el mismo artefacto hecho por distintas personas puede tener un consumo diferente, ya que un circuito interno eficiente minimiza la pérdida de magia.

Los emisores están cubiertos de una fina capa exterior de vidrio antimágico para evitar la pérdida de energía hacia el ambiente, y también dirige esta hacia el circuito del artefacto por una cara o abertura hecha de cristal conductor que funciona como el cátodo de una pila (solo que sin la necesidad de un ánodo como contraparte, ya que no es necesario cerrar el circuito). Cuanto más pequeño sea el canal de paso del caudal de magia más durará cargado el cristal, pero también necesitará un tamaño mayor para permitir el paso inmediato de grandes cantidades de energía. Para ver un diagrama simplificado de su estructura pulsa aquí.

Algunos efectos sencillos se pueden lograr solo usando este cristal, como emitir luz, por ejemplo, pero permanecería encendido constantemente hasta que la energía se acaba, por lo que no es útil.

Se fabrican en 5 tamaños diferentes, aunque no exactamente estandarizados porque diferentes alianzas de tribus nómadas pueden hacer formas diferentes para obtener la exclusividad de sus clientes. Cada tamaño será requerido para un tipo de artefacto. Lo que nos interesa del tamaño en este caso es que es lo que determina cuánta energía contienen en su interior.
Enano: del tamaño de una moneda.
Pequeño: del tamaño de una memoria usb.
Mediano: del tamaño de una caja de cigarrillos.
Grande: del tamaño de un libro de bolsillo.
Gigante: del tamaño de un libro de tapa dura.

Cristales efectores
Van en el interior de los artefactos y son los que determinan la utilidad de este. Al recibir el estímulo mágico del cristal emisor se “encienden”, ya que sin él aparentan ser cristales normales. En su elaboración se pueden incorporar todos los tipos de vidrio descritos previamente y vidrio regular. La composición del vidrio efector del que se componen es lo que le otorga su utilidad, pero además estos cristales se pueden optimizar creando estructuras internas de diferentes tipos de vidrio en su interior. La función de estos cristales es permitir el flujo de la magia, no su acumulación. Como es lógico, los efectores son la parte más difícil de producir de los artefactos.

Mezclar el vidrio con diferentes elementos es lo que origina principalmente los efectos mágicos. Aunque los sanaís no pueden extraer elementos puros, lo que hacen es incorporar sustancias que los contienen (metales, minerales, o restos de materia viva), por medio de prueba y error. No hace falta detallar los elementos ni la cantidad de estos que se deben incorporar al cristal mágico para alterar sus efectos a nivel del rol, pero por dar un ejemplo ilustrativo, las explosiones que tienen lugar en el cielo por el choque violento de la arena tienen relación con la presencia del oxígeno atmosférico, por lo que para crear cristales explosivos sería necesario incorporar más oxígeno en el vidrio efector.

Para entender mejor el concepto, podéis ver este diagrama simplificado.

Artefactos mágicos
La forma más rápida de describirlos es imaginar que los sanaís, en vez de descubrir la manera de utilizar la electricidad, descubrieron la forma de usar la magia como si se tratase de esta, y han construido máquinas que funcionan con magia (lo que también ofrece posibilidades muy diferentes).

Un artefacto puede contener en su interior uno o más cristales efectores, unidos por un circuito de fibra de vidrio con capacidad para conducir la magia. Los efectores pueden ser iguales, para potenciar el efecto del conjunto, o diferentes entre sí, para crear efectos nuevos al enfrentar dos diferentes. El diagrama del circuito más sencillo posible sería algo así (ignorad la perspectiva pocha).

Por fuera los artefactos pueden parecerse a aparatos que conocemos de sobra, o simplemente ser cajitas que se pueden incorporar a otros objetos o usar directamente. La carcasa de los artefactos puede hacerse de metal, piedra, madera, barro… no importa qué sea mientras no se trate de un conductor mágico. Se puede incorporar también arena en pequeñas cantidades a metales para crear una resistencia mágica, útil en algunos circuitos. Para que sea más fácil de entender, adjunto un dibujo un poco más detallado de una linterna mágica.

Como puede ser algo difícil de entender, pasamos a los ejemplos.

Magia de Cristales Empty Re: Magia de Cristales

04/12/22, 06:38 pm
TIPOS DE ARTEFACTOS

Artefactos curativos e higienizantes

El potencial de los cristales es limitado en este campo, pero aun así ofrece varias posibilidades que los sanaís aún no han podido explorar. Algunos de los que más utilizan son los siguientes:

Sanador: se trata de una caja pequeña que tiene a la vista el cristal efector por uno de los lados. Su efecto es acelerar la curación natural del cuerpo, por lo que también potencia los efectos de los medicamentos que se estén empleando en un paciente. Para usarlo solo se debe poner en contacto con la zona herida del paciente y dejarlo actuar durante el tiempo que haga falta. Pueden tratarse a varias personas con un solo emisor, ya que consume energía muy despacio; podría estar encendido durante 6-8 días de forma consecutiva. Usa un emisor de tamaño pequeño a mediano, dependiendo del tamaño del sanador.

Esterilizador: emite energía nociva para la microbiota, por lo que si el efector se acerca a una superficie la esteriliza. Se fabrican con diferentes formas dependiendo del uso que se le vaya a dar. Pueden ser cajitas como las del apartado anterior, usadas en hospitales para desinfectar heridas, o para limpiarse cuando escasea el agua (los nómadas los usan mucho de este modo). También se fabrican con cristales efectores en varias caras de la caja para ponerlos en contacto con agua y que la desinfecten, por ejemplo. Pueden durar de semanas a meses porque generalmente solo es necesario activarlos un momento para obtener su efecto. Emisor de tamaño enano a pequeño.

Purificador de agua: este cristal actúa a un nivel más complejo que el anterior, siendo capaz de eliminar sustancias orgánicas disueltas en cualquier fluido inorgánico. Se le puede dar la misma forma que al esterilizador para purificar agua, ya que este se deshará de toxinas presentes que puedan dañar a quien las beba. Los artefactos más avanzados para purificar agua suelen llevar combinados cristales purificadores y esterilizadores. Duración como el anterior, al usarse de forma similar. Emisor de tamaño enano a pequeño.

Sedante: se trata de otra cajita atada a una banda ajustable cuyo cristal emite magia que induce el sueño. Los hacen de mayor o menor potencia, dependiendo del uso que se les vaya a dar, ya que pueden tranquilizar o inducir el sueño cuando se ata la banda en torno a la cabeza de un paciente. Prácticamente solo se usan para tranquilizar o anestesiar pacientes. También pueden durar varias semanas usados con moderación. Emisor de tamaño enano o pequeño.

Calmante: induce analgesia. Similar al anterior en forma y usos al anterior, con una banda de mayor tamaño para atarlo en torno a la parte del cuerpo que más duela. Si es un dolor general o de cabeza, se pone en la cabeza. La carga puede durar varios días, ya que suele requerirse un uso más intensivo hasta la mejoría del paciente. Emisor de tamaño enano o pequeño.

Paralizante: emite magia que relaja los músculos del cuerpo y permite operar, hacer remitir una crisis espasmódica o, con cristales más pequeños, relajar músculos doloridos. Se fabrican como cajas a las que se le puede o no acoplar la banda para ajustarlas dependiendo del uso que se les vaya a dar. Si se masajea con estas a un paciente con tensión muscular se obran milagros. La carga puede durar de semanas a meses, también. Emisor de tamaño enano o pequeño.

Purificador de aire: aunque el nombre es el mismo, el efecto que tiene no se parece al del purificador de agua; ese, de hecho, también purifica el aire de la misma forma, pero los sanaís no le han dado nunca ese uso. El purificador de aire utiliza un efector que transforma el dióxido de carbono que entra en contacto con él en oxígeno y, aunque tardó en descubrirse su efecto, cuando los sanaís comprendieron que purificaba el aire y ayudaba a respirar mejor a los enfermos de los pulmones, empezaron a dejarlos al lado de estos cuando dormían. Hoy en día se insertan en bombonas con tubos acoplados para que los enfermos puedan respirar directamente de ellos. Empezaron a usarse también para bucear (útil en puertos y para reparación de grandes embarcaciones). Las bombonas son pequeñas y metálicas, conteniendo dentro el cristal efector, y en el exterior está la ranura a través de la que se reemplaza el emisor. Solo es necesario respirar a través de un tubo intercambiando aire con el interior de la bombona, donde no es necesario que el aire esté a presión, ya que la calidad del aire se recupera rápidamente. Una bombona de buzo puede durar unos días, y las usadas con pacientes (consumen mucho menos) pueden durar semanas. Se usan emisores pequeños o medianos.

Artefactos ofensivos

Explosivos: de un solo uso, y lo más parecido a pólvora que tienen los sanaís. Liberan toda la energía contenida en el emisor para causar una explosión cuando se conectan ambos cristales. Son muy fáciles de crear, pero difíciles de usar de forma eficiente. Conforme muchos nómadas no quieren saber nada de estos artefactos, en el Sur los ven útiles para la minería o para defenderse de los animales salvajes, sobre todo en el mar, y así convencen a algunas tribus para que los desarrollen para ellos. Algunos son tipo granada, se detonan tirando de una cuerda atada a la placa que separa efector y emisor, y están desarrollando mecanismos internos que demoren la detonación para poder tomar más distancia de las explosiones y, por tanto, hacerlas mayores. Otros se usan en proyectiles, puestos en el vértice de arpones por ejemplo, ya que al impactar los cristales se unen y detonan. También se puede usar una explosión pequeña y controlada para disparar bolas de cañón. Se pueden crear explosiones desde pequeñas hasta bastante destructivas dependiendo del tamaño del cristal emisor que se utilice, y también de la pureza del efector.

Abrasivos: queman al contacto, como un ácido fuerte, pudiendo llegar a deshacer la carne. Por su peligrosidad, se investigan solo para defenderse de los monstruos marinos, acoplando estos artefactos a proyectiles para aumentar el daño que hacen. De un solo uso, pero a diferencia de los anteriores basta con un emisor enano o pequeño.

Secantes: El efector que se coloca en la punta de estos proyectiles deriva de los cristales que captan humedad ambiental, pero una variante que la extrae con tanta intensidad que es peligrosa para  la vida. Usado como un arma, se ponen emisor y efector en la punta de un proyectil que, al impactar, se conectan y crean un efecto que succiona los fluidos del animal alcanzado hacia ese punto de forma rápida, forzándolos a desangrarse e incluso deshidratando los tejidos adyacentes. Hay variantes con utilidad a la hora de secar alimentos o pieles rápidamente, pero se usa poco porque no vale la pena  el gasto energético. Utilizan emisores enanos y el efecto dura sobre un minuto, hasta pasado el cual no es recomendable acercarse demasiado al proyectil.

Artefactos defensivos

Escudos antimágicos: se llama así a un conjunto de artefactos que, actuando en resonancia unos con otros, crean un campo antimágico. Uno solo es suficiente para proteger a la persona que lo sostiene, pero cuando se quiere proteger a un grupo de personas debe darse forma al campo deseado poniendo un cristal en cada vértice. Estos cristales, para resonar unos con otros, deben ser cristales hermanos. A mayor área se quiera cubrir, más vértices deberán ponerse, ya que si se alejan demasiado los cristales el efecto antimágico se debilita entre estos. Estos escudos son esenciales para los nómadas, si se levanta una tormenta de arena mientras cruzan el desierto los miembros de los flancos de la comitiva deben sostener artefactos antimágicos para repeler las explosiones de energía. Las tribus que viven relativamente cerca de Saohkos también instalan pilares con artefactos antimágicos en torno a sus asentamientos para activarlos cuando ven llegar la calima (que, en esas zonas, sí entrañan peligro). En Rocavarancolia servirían como escudos contra ataques mágicos. Los emisores, de tamaño grande, pueden durar cerca de una semana con uso continuado.

Escudos: Se descubrieron efectores que son capaces de crear un campo de fuerza que detiene el movimiento dirigido hacia ellos. Sirve para hacer escudos, por lo que algunas ciudades del sur están interesadas en implementarlos en los cascos de sus barcos para protegerse de los ataques marinos, pero aún no está claro cuál es la manera más eficiente de hacerlo. La respuesta parece residir en utilizar algún tipo de cable conductor para cerrar el circuito de cristales hermanos, haciéndolos más imprácticos. Esto se debe probablemente a que, a diferencia de los escudos anteriores, requieren mayor concentración de magia en el circuito para que esta se convierta en una fuerza física. Emisores grandes. Se agotan más rápido que los anteriores, y depende de la fuerza que sea ejercida contra sus campos de fuerza.

Artefactos de ocultación o búsqueda

Eclipse: aunque apenas se le ha dado uso, existe un cristal efector que absorbe la luz, impidiendo que esta se refleje, lo que visualmente crea una zona oscura allí donde esté el artefacto. En la noche se puede llevar encima para pasar desapercibido por lugares mal iluminados. En Sanai solo está bien visto que lo utilicen las guardias de las matriarcas para investigar, y es casi imposible conseguir uno, salvo que se hurte. Son aparatos que caben en una mano, con varios cristales efectores a la vista, y que utilizan emisores de tamaño pequeño que pueden proporcionar invisibilidad para un par de noches.

Lentes mágicas: hay artefactos que agrandan las imágenes mediante el uso de lentes mágicas. Con la fabricación apropiada, estas lentes pueden usarse en telescopios y microscopios e incrementar su utilidad aún más. Es decir, en apariencia son aparatos normales que ya funcionan sin necesidad de magia, pero cuando se conecta un emisor a las lentes, se obtienen imágenes más nítidas y aumentadas, ya que la magia potencia la refracción. Es por esto que los sanaís poseen conocimiento más extenso sobre la micriobiota del que cabría esperar. Usan emisores desde enanos hasta pequeños, y pueden servir para investigar durante un mes o más (ya que no se encienden continuamente y consumen poco).

Artefactos de comunicación

Eco: este artefacto en vías de desarrollo sienta las bases de un posible sistema de comunicación que transmite la vibración del sonido de un cristal a otro. Por ahora solo saben que funciona con cristales hermanos (misma composición y misma remesa) de un tipo específico que vibran al unísono, aunque se alejen unos de otros. Con la tecnología adecuada, esas vibraciones pueden convertirse en sonido, pero hasta ahora en Sanai solo se ha conseguido reproducir ciertos ecos a través de ellos, de ahí su nombre. Emisor de tamaño pequeño.

Artefactos de transporte

Artefactos ingrávidos: comúnmente también llamados boyas. Su tamaño puede variar según el uso que vayan a recibir, pero suelen ser cajas que contienen cristales que levitan y pueden, a su vez, levantar bastante peso si se adhieren bajo un objeto. No propulsa, simplemente se repele del suelo, y dependiendo del peso que necesiten levantar deben añadirse más o ser de mayor tamaño. También deben equilibrarse entre sí; por ejemplo, los carros que levitan suelen llevar una boya en cada esquina. No se alcanzan alturas demasiado elevadas por este sistema porque requeriría mucho gasto energético. La carga suele durar semanas, a menos que se haga un uso continuo. Por ejemplo, cuando los nómadas cruzan el desierto levitando su carga podrán avanzar solo unos pocos días sin reemplazar los cristales emisores. Estos son grandes o gigantes.

Propulsores: aunque teóricamente se podían usar como los anteriores, son mucho más difíciles de controlar porque su efecto es la propulsión. Lo ideal sería usarlos para acoplar a los carros y que estos se muevan sin necesidad de ser tirados por animales. El problema de su uso es que se debe encontrar aún la manera de controlar el consumo energético del cristal para aumentar o reducir la potencia, o un modo eficiente de cambiar la dirección o frenar. Se ha conseguido crear prototipos de elevadores con esta tecnología, pero todo lo demás parece fuera de cuestión por ahora. Emisores grandes o gigantes, cuya duración varia según la potencia que utilicen.

Portales de cristales (hipótesis): Otra rama que se está estudiando es la posibilidad de conectar diversos cristales hermanos para abrir un portal entre ellos que les permita desplazarse, ya que se ha descubierto una composición de vidrio que parece alterar el espacio alrededor de él, pero es peligroso y complicado de usar, por lo que por el momento en Sanai solo es una posibilidad. Emisor de tamaño grande o gigante.

Artefactos del día a día

Artefactos lumínicos: Los hay de muchas formas y tamaños, porque se pueden usar para iluminar interiores, como lámparas (de techo, de pared, de pie, de mesa…) o para llevar con uno cuando se sale por ahí (con forma de linterna o de candil). El cristal efector que contienen es de los más sencillos de hacer y a mayor tamaño tenga emite más luz (por lo que los que iluminan interiores suelen ser más gruesos). El efector puede estar rodeado de cristal normal, o de espejos para dirigir la luz que emite, y la forma de estos artefactos puede ser decorativa por sus usos. La linterna ya se ha descrito más arriba, pero una lámpara podría tener el cristal efector rodeado de una cristalera y el emisor situarse justo encima, pudiéndose deslizar en un compartimento para reemplazarlo. A mayor tamaño usen estos cristales, más tiempo se podrá tener encendida la luz; como no es un efecto costoso, un cristal emisor puede durar de dos a tres meses dependiendo de la época del año. Emisores desde pequeños hasta grandes dependiendo del artefacto.

Artefactos calefactores: Sus efectores emiten calor, por lo que uno de los usos más comunes que se les da es calentar las casas. Inicialmente se hacían aparatos grandes con un cristal de gran tamaño que consumían mucha energía y eran poco eficientes, hoy en día se fabrican de forma similar a los radiadores y calefactores. Algunos tienen un circuito de tubos con aceite en su interior, de modo que se puede usar un cristal mucho menor para mantener el aceite caliente y que este emita el calor poco a poco. Otros usan el cristal para mantener caliente unas resistencias de metal mágico que tiene detrás un cristal disipador que empuja el aire caliente hacia fuera. Emplean emisores de grandes y si se usan con moderación uno puede durar de varias semanas a un mes.

Cocinas mágicas: Las cocinas mágicas requieren un foco de calor aún más potente que los calefactores, por lo que se usan cristales muy similares a los de los artefactos calefactores, pero más gruesos, y se dirige su energía hacia una placa de metal mágico que suele estar insertada en la parte superior de un mueble (quedando el mecanismo enterrado en este). El cristal efector y el emisor están rodeados de un circuito de pequeños cristales refrigeradores para que el aumento de calor de la placa metálica no los pueda deteriorar. Cocinando dos veces al día el emisor puede durar hasta un mes. Emisores gigantes.

Artefactos refrigeradores: Su efector emite frío, por lo que se usan para incorporar a las alacenas donde se almacenan alimentos para retrasar su deterioro. Los hay en forma de caja que se añade sin más, y algunos maestros artesanos han empezado a crear muebles que incorporan uno o más cristales, mejor aislados para  optimizar la eficiencia. Se han intentado usar para enfriar las casas en verano pero la eficiencia es tan baja que casi nadie se lo podría permitir. Los refrigeradores pueden trabajar de forma continuada dos-tres semanas, por lo que normalmente se usan solo si hay algo que es necesario refrigerar. Por ejemplo, para refrigerar una bebida se puede poner en contacto con el cristal y la enfriaría mucho más rápido que poniéndola dentro de una alacena refrigerada, por lo que a veces se encienden un instante solo para eso. Emisores medianos o grandes.

Artefacto disipador: Hay cristales que forman una pequeña brisa a su alrededor que, dependiendo de la forma y tamaño que tengan, se puede dirigir en diferentes direcciones y dar diferentes grados de intensidad, respectivamente. Aparte de utilizarse en otros artefactos, por sí solos sirven para crear brisas refrescantes dentro de los hogares (también se pueden combinar con los refrigeradores, pero aumenta mucho el consumo). Suelen contener una piedra en forma de cono en el centro y una carcasa de metal o madera. Usándose unas pocas horas al día, uno de estos artefactos puede funcionar cerca de un mes. Emisores medianos o grandes.

Captadores de humedad: Estas piedras atraen el agua hacia ellas, por lo que son capaces de reunir todas las moléculas de agua presentes en la tierra y el aire a una distancia determinada por la potencia que alcancen sus cristales efector y emisor combinados. Los nómadas las utilizan mucho para obtener agua en zonas secas o en sus aldeas, pero también tendrían uso como deshumidificadores (aunque es muy raro necesitar algo así). En sus aldeas, muchos nómadas tallan pilones en piedra que tienen en su centro un pilar hueco con aberturas donde se colocan captadores de humedad. El agua se licua dentro de este pilar y fluye hacia el pilón, con lo que se puede obtener así una fuente en medio de tierras secas, aunque si el ambiente está excesivamente seco, el flujo será muy lento. También se pueden instalar versiones en miniatura de estos dentro de edificios para tener siempre algo de agua a mano. Aunque su uso requiere ser constante, no es magia costosa, por lo que pueden funcionar durante meses sin cambiar el emisor. Estos serán medianos o grandes.
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.