Conectarse
Últimos temas
CallesHoy a las 01:04 pmIsmalKreek_24KankriHoy a las 12:38 pmKanonTorreón SendarHoy a las 12:29 pmYberLa Boutique de dama IsisHoy a las 02:40 amKanonLa TierraHoy a las 12:51 amMuffie
Estadísticas
Tenemos 188 miembros registradosEl último usuario registrado es henukNuestros miembros han publicado un total de 43429 mensajesen 828 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Ir abajo

Salón del trono - Página 11 Empty Salón del trono

el 03/08/11, 01:07 am
Recuerdo del primer mensaje :

Una amplia sala con el centro ocupado por una gran mesa rectangular con una decaestrella en madera roja inscrita sobre madera más clara. Algunas paredes tienen tapices bien cuidados o armaduras limpias. El tradicional Trono Sagrado de Rocavarancolia preside la estancia.

GM

Ficha de cosechado
Nombre: Ulmara.
Especie: cercana alaí.
Habilidades: Velocidad, nociones de lucha y resistencia.
Ver perfil de usuario

Salón del trono - Página 11 Empty Re: Salón del trono

el 09/03/19, 10:20 pm
El cuerpo de Saria fue de los últimos en llegar al Salón del Trono, pues la ordesa fue de las últimas en incorporarse a la pesadilla. El sueño la pilló en ese momento de ligereza en el que se abandona un portal y el cuerpo cae de nuevo en las garras de la gravedad. Cayó de boca, bajo el vórtice de Ordesta, y así quedó hasta que la recogieron los voluntarios. Mientras tanto, su cabeza se llenó de imágenes horribles de bebés muertos, desastres imposibles de frenar y otros tantos bebés no-muertos. Siloco la perseguía por la ciudad azuzándole cadáveres reanimados de niños. Una pesadillas terrorífica para Saria, pero también común. Jamás había necesitado una torre para sufrir en sueños, eso era algo con lo que ya convivía la mala sombra. Un superpoder que obtuvo el día en que trajo a sus cinco retoños a Rocavarancolia, el día que sin saberlo los condenó a morir.

La diferencia más palpable era el grado de nitidez. No había borrones, ni copia-pegas, ni traslados imposibles. La ciudad se sentía real excepto por la marea de bebés que la buscaban. Saria se asustó y, como hacía siempre con todo, buscó en los porcentajes la forma de sobrevivir. Tuvo suerte y, cuando abrió los ojos en el suelo frío del salón del trono, seguía de una pieza, indemne.

Dio las gracias a Granta y se levantó tan rápido como se lo permitió su cuerpo. Sorprendentemente, el salón ERA un lugar seguro. Los porcentajes que bailaban entre dormidos y despiertos eran amables, todo lo que podían serlo en la ciudad. La ordesa se permitió el lujo de pisar allá donde sus pies cayeran sin fijarse demasiado en las lecturas del suelo y buscó entre la gente.

No tardó mucho en dar con Kin y Krono, gracias a los destacables cuernos del demonio. Les dio un abrazo, se preocupó por ellos y se informó del resto de sus amigos. No había señales de Keiria ni de Kud. Lo segundo era normal a estas alturas, lo primero… La mala sombra prefería no ponerse en lo peor. Quería creer que ambos volverían de algún portal felices y rebosantes de horas de sueño, ajenos a lo que había pasado.

Con esa brizna de esperanza en mente, Saria salió a las calles en busca de cualquier durmiente. De una forma un tanto retorcida, la ordesa entendía que aquel momento era su turno de brillar.

Ficha de cosechado
Nombre: Alec (Alasdair)
Especie: Humano; Escocés.
Habilidades: Fuerza bruta, nociones de lucha y resistencia.
Ver perfil de usuario

Salón del trono - Página 11 Empty Re: Salón del trono

el 10/03/19, 12:22 am
Enredo.

El brujo se derrumbó contra una pared cercana a la hermaga de dragones. Se dejó caer hasta el suelo y quedó sentado enterrando la cara entre las manos.

Estaba cansado pero se sentía mucho peor. El balance de víctimas era demasiado alto, no sólo contando a los muertos que había en el salón. Además el gasto en magia había sido enorme y más sin el apoyo de su bastón. Enredo opinaba que las magias de curación eran las que más degastaban al que las usaba, no sólo por la complejidad de algunas, había que contar también con la concentración extrema que se necesitaba.

Irdil se acercó a él y se sentó pegado al humano. No dijo nada pero contempló el escenario que se desplegaba ante él. Había gente apenada por sus muertos, gente enfadada por los problemas causados. Empezó a preguntarse si la opinión que tenía en un inicio sería aplicable a todos. Quizá hubiera más excepciones como Enredo de las que el idrino pensaba.

Enredo levantó la mirada y miró al chico.

-Vámonos a casa - le dijo haciendo un esfuerzo para levantarse. Se dirigió al primer miembro del Consejo que vio y le dijo.- Si necesitáis ayuda y está en mis manos no dudéis en pedirlo.

Salió de la sala apoyándose en su aprendiz.

Sigue en la Clínica Luna Roja.


Varsai.

La niña se abrazó a Devoss y lo apretó mientras lloraba. Había estado cerquísima del desastre, ninguno de sus amigos llegaba a imaginar cuanto. Aún tenía demasiado fresca la impotencia que había sentido, las ganas de rendirse antes que seguir sufriendo aquello.

"¿Puedo dormir con alguien?" preguntó a sus amigos. No quería dormir sola, no se veía con ánimos. Y era posible que no pudiera en los próximos días.


Sigue en La Sede de los Taumaturgos.


Eriel.

El gárgola despertó a tiempo de ver una cola escamosa de color rojo saliendo por la puerta del salón del trono. Extrañado miró alrededor y lo que vio no le dejó buen cuerpo. Buscó con la mirada a Samika y la encontró en la distancia, parecía estar bien pero ya hablaría con ella.

Se reunió con los cercanos a él y por el camino buscó a Caín pero no lo vio por ningún lado. Llegó a pensar que se lo había imaginado.

Recibió la noticia de la muerte de los sinahdres con pesar. Pero no le dolió tanto. El hecho de haberlos perdido y llorado ya con anterioridad mitigó bastante el dolor. Aún así era un duro golpe, por suerte el resto estaban bien, en mayor o menor medida. Podían estar heridos pero estaban vivos.

Sigue en La Sede de los Taumaturgos.

Ficha de cosechado
Nombre: Irenneil
Especie: Sinhadre
Habilidades: Artesanía, imaginación y habilidad manual
Ver perfil de usuario

Salón del trono - Página 11 Empty Re: Salón del trono

el 10/03/19, 05:25 am

Irenneil

Neil despertó entre llanto desconsolado, horrorizado ante la idea de perder a Adru, quien en seguida estuvo sobre él abrazándolo y calmándolo. Neil no pudo evitar suplicarle entre sollozos que jamás le abandonara.

Cuando por fin se calmó entre los brazos de su edeel, Neil consiguió comprobar que todos sus amigos se encontraban también sanos y salvos y con un suspirando de alivio se mantuvo cerca de Adru diciéndose así mismo una y otra vez que aquello había sido solo una pesadilla y que ya había terminado. Pero la pesadilla en realidad no había terminado porque el dolor volvió cuando una nebulomante que se presentó como Irianna se acercó para darles una terrible noticia. Ina y Eorlir habían muerto, aquella pesadilla les había matado. Con un jadeo Neil se arrodilló junto a Adru y rompió a llorar de nuevo abrazado a ella.


Kimbra

Kimbra nunca se había sentido tan inútil en toda su vida. A la demonio la embargaban cientos de sensaciones y sentimientos con los que hacía poco había comenzado a familiarizarse, pero siempre había sido consciente de la sensación de utilidad, la cual había sido motor de su vida durante toda ella antes de llegar a Rocavarancolia. Nunca se había sentido tan inútil. Tan vulnerable e impotente.

Y lo peor de todo era ser consciente que ni siquiera su angustia valía nada, porque eran ellos, todos ellos, quienes estaban sufriendo. Kimbra, encerrada en su propia mente, solo podía observar como su cuerpo se mantenía de pie e impasible en el centro de la enorme sala mientras a su alrededor los seres más mortíferos torturaban y descuartizaban a todos aquellos a los que había llamado alguna vez amigos.

Kimbra, que siempre había sido impasible ante cualquier cosa, se veía ahora obligada a ello sin ser capaz de salvar a nadie. Porque era débil. Porque era insignificante. Porque era inútil.

Cuando por fin despertó, después de haber visto morir de las formas más espantosas posibles a sus amigos una y otra vez, se mantuvo quieta, incapaz de aceptar que ahora que ya nada podía hacer por ellos es cuando podía por fin recuperar el control de su propio cuerpo. No fue sino hasta que escuchó la voz de Irianna a la distancia cuando pudo suspirar de alivio pensando que, si fuera por ella, nunca más volvería a dormir.


Karime


Lo primero que vió la loba cuando despertó fue la imagen preocupada de Saren.

- Joder- exclamó con la voz ronca, como si hubiera estado gritando con todas sus fuerzas-. Eres la imagen más jodidamente maravillosa del universo- le dijo aliviada de verlo a él y no a aquello con lo que había estado soñando, pero sintiendo todavía sus manos manchadas de sangre y con la risa de las hienas en sus oídos.


Ficha de cosechado
Nombre: Luci
Especie: Daeliciano
Habilidades: Carisma, oido musical, olfato fino
Ver perfil de usuario

Salón del trono - Página 11 Empty Re: Salón del trono

el 10/03/19, 03:13 pm
Nihil cayó sobre el suelo de piedra como salida de la nada. El dolor de la realidad la recibió en compañía de algunos rasguños y un ligero mareo, era una sensación muy diferente a sus habituales retornos del plano onírico.
Siloco corría hacia ella, la súcubo detuvo su marcha con un gesto.

-¡Trae al velador! -gritó, y dotó a sus palabras un tono de orden inconscientemente -Hay que despertar al soñador. ¡Ya!

A Siloco ni siquiera le hizo falta llamar a nadie, Granta había sido alertado por los gritos de Nihil y se aproximaba lo más rápido que podía. La súcubo le lanzó una mirada ansiosa a Melodes por el rabillo del ojo, como para cercionarse de que todavía estaba ahi, que ninguna herida había aparecido de repente sobre su cuerpo. Cuando Granta puso las manos sobre el soñador por fin pudo respirar tranquila.

-Ha terminado -susurró en un suspiro aliviado.
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Lethe
Especie: enderth
Habilidades: conocimiento de técnicas de supervivencia, orientación y vista de lince.
Ver perfil de usuario

Salón del trono - Página 11 Empty Re: Salón del trono

el 10/03/19, 03:15 pm
Melodes apenas tuvo tiempo de cubrirse de la cegadora luz que anunciaba el principio del fin de la Torre cuando fue arrastrado fuera de aquel lugar. Mientras su consciencia era absorbida fuera de aquel lugar en el que ya solo quedaba destrucción creyó haber visto dos sombras difuminadas a través de una pequeña ranura de sus ojos.

Su visión tuvo que acostumbrarse a una nueva luz, una mucho menos cegadora pero igualmente excesiva para alguien recién despierto. El libense se incorporó despacio, dándose cuenta primero de la presencia del velador junto a él.
—Gracias —dijo realizando una reverencia con la cabeza.
A continuación se giró hacia los rostros de los miembros del Consejo, que lo observaban expectantes.
>>Está hecho.

---

En el salón del trono continuaban los reencuentros, las tareas médicas y el barullo generalizado. Algunos ciudadanos ya se habían ido, aunque la mayoría había decidido permanecer allí ya fuese en busca de alguien, ayudando a allegados y desconocidos o simplemente a la espera de más información. Los miembros del consejo, acompañados de Granta, Nihil, Melodes y Akeyo, se acercaron en su conjunto hacia la mesa donde se reunian habitualmente y Andras Sula pidió silencio mediante el uso de un hechizo amplificador.
—Ciudadanos de Rocavarancolia: todo ha terminado. La Torre de los Soñadores ha sido destruida. Estamos a salvo.

El salón del trono se llenó de exclamaciones de victoria y alegría, pero también de alivio y cansancio. A continuación los miembros del Consejo explicaron por qué habían sido transportados al plano onírico, quién había sido el responsable, la implicación de dama Sueño en todo el asunto y como habían logrado evitar una catástrofe más que segura si permitían que la influencia de la Torre se extendiese hasta llegar al alma del planeta. Cuando Andras Sula pronunció sus últimas palabras, instándoles a abandonar el salón del trono, todos los allí presentes había comprendido una cosa sin duda: Rocavarancolia había hecho frente a sus peores pesadillas y había ganado la batalla.
Zarket
GM
Status : Jinete del apocalipsis (¡ahora con extra de torpeza social!)
Humor : En muerte cerebral.
Personajes :
Spoiler:
Bastel (antes Bran/Branniel). Trasgo de Ewa. Sexto sacerdote de la Secta, sádico, aficionado a matanzas y luchador en los bajos fondos. No tocarle los cojoncios, que muerde.

Lanor Gris. Demiurgo procedente de Carabás. Tímido, llorica y buena gente.

Rádar (o Rad). astrario carabés tsundere hacia la magia, mandón, brusco y estricto. Fashion victim. Reloj andante.

Armas :
Spoiler:
Bastel (antes Bran). Espada bastarda.

Lanor Gris. Magia y sus criaturas.

Rádar (o Rad). Espada de mano y media. Escudo redondo pequeño de madera en el antebrazo izquierdo..


Ficha de cosechado
Nombre: Rádar
Especie: Carabés
Habilidades: Resistencia, velocidad natatoria, nociones de lucha
Ver perfil de usuario

Salón del trono - Página 11 Empty Re: Salón del trono

el 10/03/19, 04:57 pm
El Salón del Trono de Rocavarancolia se hallaba inusualmente silencioso, en especial teniendo en cuenta que casi todos los integrantes que quedaban del Consejo Real se hallaban presentes. Sus miradas, perdidas, vagaban por la estancia, posándose en ocasiones sobre un rey recostado, más que acostado, sobre el Trono Sagrado, con sus ojos fijos en el infinito que había detrás de los ventanales.

Los últimos pasos apresurados comenzaron a escucharse. Cicatriz entró en el salón resollando y mirando casi con vergüenza a todos los presentes. No es que hubiera demasiada culpabilidad en aquellos rostros imposibles de describir. Agotados a la par que excepcionalmente descansados, impactados y alertas de forma simultánea. Incluso los miembros del Consejo Real de Rocavarancolia podían desbordarse ante los acontecimientos de los últimos meses. Incluso el piromante que gobernaba aquella ciudad podía hacerlo.

—Disculpad la tardanza —resolló la Comandante—. El trabajo me desborda.

—¿Seguro que no querías robar un poco más de tiempo a ese sueño acumulado? —la pregunta de Gahna apenas poseía la burla que la caracterizaba, aunque aquello no evitó que la licántropa frunciera el ceño.

—Pues no. Te recuerdo que sin Señor de los Asesinos soy la número dos del reino. Y todo el asunto de la Torre ha dejado mucho trabajo. Por no hablar de todo lo demás —la Comandante de los Ejércitos suspiró, mirando a a diversos asientos vacíos. Se posó una fracción más de la necesaria en aquella silla que Doce Punto no volvería a ocupar jamás, y lanzó una larga y penetrante mirada al asiento que había dado descanso a todos los Señores de los Asesinos de Rocavarancolia: desde Hurza el Comeojos hasta Siloco.

Luego se giró hacia el rey, poniéndose de pie. Cicatriz habló con el respeto que debía a su monarca, pero también con firmeza.

—Su Majestad, necesitamos sustituirlos. A todos. Y en especial necesitamos un nuevo Señor de los Asesinos. El reino ha de recuperar un brazo ejecutor oficial.

—Pues mirad en el cáliz de sangre —musitó el priomante, mirándola de reojo—. Ni siquiera entiendo por qué no se ha hecho hasta ahora. ¿Es que sois marionetas incapaz de moveros si no os lo digo o qué?

Una chispa brilló en los ojos de Gahna y Garoni, compartida. Ambos seguían exhaustos, pero dama Gato los conocía lo suficientemente bien como para saber que no podía permitir que aquella chispa se convirtiera en un incendio por culpa de un jovencito que ni siquiera sabía muy bien qué se suponía que debía hacer.

—No es lo único que debemos hacer —expresó mientras Cicatriz solicitaba a un mensajero que le llevaran el preciado objeto—. Rocavarancolia siempre debe tener un demiurgo, y Altabajatorre siempre debe tener un custodio. Y además de eso tenemos hasta tres vacantes.

—Y hay que enterrar por todo lo alto a Doce y Silente —dijo Gahna—. Han muerto como héroes. Rocavarancolia les debe ese reconocimiento.

—Sí, ¿pero cuándo hacemos eso? —Garoni había sacado varios pergaminos y empezaba a mirar cifras, datos y hacer cuentas. Cuánto esperar podía ser, en principio, irrelevante: la podredumbre no tenía que ser necesariamente existente en aquella ciudad, al fin y al cabo—, ¿antes o después de-?

—Antes —la interrupción de Andras fue tajante, aunque carente de malos modos. Cicatriz, la más cercana desde su lugar casi en la cabecera, lo miró a los ojos y pensó si acaso no habían malinterpretado todos el estado de su rey—. Todo quedará mucho mejor si lo hacemos antes.

—¿Y alguna idea de sustitutos?

—Yo tengo varias —ronroneó dama Gato—. Y no solo de sustitutos. Quiero exponer algunas ideas sobre Doce y Silente.

La charla empezó a hilvanarse a partir de aquel momento. Había menos energía de la habitual, y quizás por ello fueron más productivos. Los asientos que habían pertenecido a Sepalian Xila, dama Liviana, Silente y Doce Punto quedaron sustituidos, así como el momento y lugar de hacer públicas aquellas sustituciones. Todos acordaron media docena de detalles que debían realizarse en los siguientes días, ascensos en los ejércitos, cabos sueltos que terminar de atar... Cuando un criado llegó con el objeto que le diría cuál sería el siguiente Señor de los Asesinos, Rocavarancolia, por primera vez en mucho tiempo, estaba siendo gobernada de verdad.

Por eso fue doblemente sorpresa cuando Garoni, el más cercano en ese momento a la puerta, agarró el cáliz de sangre y se quedó lívido al mirar en él.

—¡Ni hablar! ¡Me niego! —lanzó la preciada reliquia hacia la mesa, con tal fuerza que todo el contenido se habría derramado si no hubiera estado encantada—. ¡Que elija a otro! ¡Semejante ser no puede entrar al consejo!

—¿Pero qué te pasa? —Cicatriz no dejaba de mirar con la boca abierta a su compañero, y sin dudar mucho alargó sus manos para cogerlo. Una sola mirada la dejó congelada en el sitio—. No puede ser...

—Dejad de jugar a las adivinanzas, ¿quién es? —el rey recibió el cáliz de sangre de una cautelosa Cicatriz, y cuando lo miró no pudo sino gruñir como si fuera, en realidad, la loba que anteriormente había sido su compañera de cosecha—. ¿De verdad? ¿Es imprescindible?

Dama Gato y Gahna, extrañadas ante este aparente rechazo unánime, se acercaron hacia la cabeza de la mesa. Miraron ambas a la vez al cáliz, y ambas a la vez cambiaron su expresión: por un momento hubo genuino dolor en sus caras, como si alguien las hubiera acuchillado

—Esto tiene que ser una pesadilla —mascullaba sin cesar Garoni, mientras la Comandante miraba hacia la pared como si intentara tragar algo francamente repugnante y el rey miraba con auténtico odio la cara que mostraba el Cáliz—. Nunca vencimos de verdad —con cada palabra el Tesorero real se hundía más y más en la miseria, creyéndose su propia excusa hacia una vigilia que le parecía más desagradable que una pesadilla—. Ganó la Torre. Ganó la Torre, y ahora Rocavarancolia estará sumida en una pesadilla eterna.

—No digas tonterías —protestó Gahna—. Rocavarancolia venció, como siempre lo hace. Esto es la realidad, simplemente.

—Por poco que nos guste, el cáliz de sangre ha hablado —apostilló la bruja de los gatos, buscando consuelo en uno de sus felinos, al que había subido a sus brazos.

—¡Pues que hable otra vez!

—En Rocavarancolia tenemos pocas leyes, pero las que hay se respetan —Cicatriz habló con una frialdad inescrutable hacia Garoni: acaso la forma de defenderse contra el desagrado de aquel nombramiento—. No se interviene en la cosecha, las puertas del Castillo nunca quedan sin protección, el Panteón Real es suelo sagrado en el que no cabe ánimo violento alguno... Y el puesto del Señor de los Asesinos lo ocupa la persona que más asesinatos haya cometido, designada por el cáliz de sangre —había necesitado inhalar antes de realizar aquella afirmación, casi como si no pudiera creerse que estaba defendiendo aquello—. Es la ley.

—Muy bien, muy bien, de acuerdo —rezongó el rey—. Llamad entonces al heraldo. Tiene mucho trabajo que hacer.
Yber
GM
Status : Es complicado.
Humor : La gracia de dios.
Personajes :
Dirke/Ramas.
Giz.
Tap/Malahierba.
Lara 37/Saria Omen.
Rasqa: parqio transformado en moloch.
Eitne.


Unidades mágicas : 5/5
Heridas/enfermedades : Eitne: le falta la pierna derecha de rodilla para abajo.
Síntomas : Pierde la paciencia con mayor facilidad.

Ficha de cosechado
Nombre: Ulmara.
Especie: cercana alaí.
Habilidades: Velocidad, nociones de lucha y resistencia.
Ver perfil de usuario

Salón del trono - Página 11 Empty Re: Salón del trono

el 26/03/20, 07:50 pm
El consejo se había reunido con celeridad al escuchar la noticia, unos con más entusiasmo y otros más fastidiados por aquel encuentro repentino. Un murmullo bajo de cuchicheos y refunfuños se disolvió de golpe a la vez que se abrían las puertas al salón del trono. La Legión entró encabezada por Leahrrä: tras ella el inmortal, el mago, la fénix, la airávata… Rey y Consejo les esperaban en pie. Andras Sula ante el trono, el resto junto a las sillas de sus respectivos cargos. Las primeras miradas que se intercambiaron fueron variadas. A dama Gato se le empañó la vista al ver a Suzaku, la cual le respondió con una sonrisa que le achicó los ojos. Las arrugas de Advay acentuaban su expresión, haciendo de su enfado algo palpable. En el resto se podía percibir la pena o la desconfianza, salvo por Aberyk, al que parecía que la situación se la sudaba.

La dríade inició una reverencia que fue seguida por todos los legionarios, incluso por Advay. A pesar de que se encontraban ante unos extraños sobre cuyas habilidades sentían dudas, los monstruos de la Legión mostraron respeto. Tras eso, Andras Sula nombró uno por uno a todos los miembros del consejo y su respectivos cargos para presentarse. Leahrrä hizo lo propio con los suyos.

—Gracias por venir a nuestro rescate —dijo una vez acabaron las presentaciones, toda sarcasmo y rencor.  

Al rey se le encendió el rostro y varios legionarios sonrieron brevemente ante el poco instinto de supervivencia que parecía mostrar su líder. Dama Azahar les acompañó en la risa, veía a los recién llegados como un regalo enviado por su dios: la experiencia del pasado dispuesta a alborotar la suavidad negligente que traían los nuevos cachorros.

Andras estuvo a punto de abrir la boca, pero fue Gahna la que habló por él.

—Perdimos muchos documentos durante la guerra, era imposible saber dónde os encontrábais.

—Aun así, los pocos exploradores que tenemos estaban avisados para que investigaran cualquier anomalía en mundos previamente anexionados a Rocavarancolia —añadió Cicatriz, visiblemente molesta. Si no fuera una heroína de guerra, tal vez habría saltado a su yugular.

—Hemos hecho lo que estaba en nuestra mano, os lo prometo —Dama Gato miraba a Suzaku al hablar, intentaba poner un poco de cordialidad sobre la mesa.

—Lo hemos visto con nuestros propios ojos —se quejó Advay.

Y lo que veían no les gustaba. Rocavarancolia estaba mustia, desecha; las heridas que tenía todavía sangraban y apenas parecía que pudiera volver a recomponerse del todo. Caminaban por el interior de un lobo sin garras, mutilado. Se le había arrebatado la gloria que lo convertía en leyenda y ahora era poco más que un lugar triste, sin importancia real dentro del tejido que unía los mundos. Los miembros del consejo que tenían enfrente eran los únicos a los que podían señalar como culpables, aunque no lo fueran.

—¡Todavía podéis morir quemados! —Andras Sula tardó en hablar, probablemente para medir lo que decía, aunque no pudiera apreciarse. Golpeó la mesa con la mano abierta y un par de llamas se le escaparon, lamiendo el dibujo de la decaestrella—. Si los exploradores de Cicatriz no os han encontrado es porque el portal se abrió hace poco.

Cicatriz se irguió aún más antes de retomar la palabra:

—Tarde o temprano habríais vuelto como los héroes de guerra que sois.

Dama Azahar se le coló en ese instante.

—Sé cómo os sentís. La derrota fue el peor golpe que jamás ha sufrido Rocavarancolia, hay vergüenza entre las ruinas y los huesos, y entre estas sillas que ocupamos. Sin embargo, vuestra llegada puede ser determinante. La oportunidad de que los nuevos niños conozcan a los viejos monstruos y beban de su saber hacer.

Entre los legionarios había una pizca de orgullo por aquellas palabras, pero también suspicacia. Les hablaba una anciana muy patriótica y muy viva, lo cual, en Rocavarancolia solía ser una contradicción.

—Vosotros también deberéis acostumbraros a la situación actual —añadió Garoni con dejadez, para quitarle peso a la sentimentalidad de la vieja de al lado—. Para eso, hemos decidido prestaros nuestro valiosísimo tiempo y dos de las casas mejores conservadas en el barrio de Luna Alta. Podréis vivir en ellas mientras lo consideréis oportuno...

Por el retintín, quedó claro para la legión que Garoni no estaba de acuerdo con aquella medida.

—Os lo agradecemos —habló Suzaku.

Leahrrä, Eritehia y Misticia asintieron. Advay reforzó su gesto de disgusto y compartió miradas con Zircón, que parecía inescrutable. Dama Huella y Rubí se buscaron con pesimismo y nervios hasta que las manazas de dama Temple se posaron sobre sus hombros para reconfortarlas. No era necesario que la arpía les dijera nada. Cada miembro de la legión se daría cuenta a su debido tiempo de que volvían a tener un futuro.

Tras un breve silencio, Aberyk se dignó a hablar.

—Entonces, ¿nos podemos ir ya o… ?

Andras Sula apretó los puños, contó en silencio hasta tres y les dejó marchar.

_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.
Yber
GM
Status : Es complicado.
Humor : La gracia de dios.
Personajes :
Dirke/Ramas.
Giz.
Tap/Malahierba.
Lara 37/Saria Omen.
Rasqa: parqio transformado en moloch.
Eitne.


Unidades mágicas : 5/5
Heridas/enfermedades : Eitne: le falta la pierna derecha de rodilla para abajo.
Síntomas : Pierde la paciencia con mayor facilidad.

Ficha de cosechado
Nombre: Ulmara.
Especie: cercana alaí.
Habilidades: Velocidad, nociones de lucha y resistencia.
Ver perfil de usuario

Salón del trono - Página 11 Empty Re: Salón del trono

el 29/03/20, 11:11 pm
Tras la audiencia de bienvenida a la Legión de los Audaces, el consejo abandonó el salón del trono y se encontró a Suzaku esperando pacientemente junto a la puerta. Los demás legionarios se habían marchado hace minutos, pero ella se había encontrado con una vieja conocida por sorpresa y sospechaba que hablar con ella podría ayudarla a entender mejor lo que había pasado. Así, la fénix no se movió un ápice, recostada contra una columna, hasta que no vio salir a dama Gato.

La bruja felina movió sus orejas en dirección a Suzaku, todavía emocionada, y aceleró el paso para reunirse con ella. De alguna forma, ambas se esperaban, bien hubiera sido ahí o bien en Luna Alta.

—Te había dado por muerta —reconoció dama Gato.

—Y yo a ti.

Las dos viejas amigas se sonrieron. Había tantas posibilidades de que una vieja como Gato hubiera llegado a su edad tras tantos contratiempos como que una legionaria perdida encontrara el camino de vuelta a casa. Era lógico y ambas lo sabían. No se detuvieron en reproches, porque no los había, y pasaron a ponerse al día. La bruja habló de la posguerra, la desolación y la ruina, también de la esperanza que significó la última cosecha de Denestor Tul y el advenimiento de Hurza y Harex. La fénix le habló de la pérdida y la incertidumbre, de la isla que les dió cobijo y de las relaciones que nacieron de aquel retiro forzoso. Ambas le habían dedicado parte de su intercambio de palabras a los caídos, porque para ambas era importante. Al fin y al cabo se conocieron en el gremio de sanadores.

—Ay, el viejo Estriga… El gremio murió con él en la última batalla —dijo dama Gato—. Hizo todo lo que pudo, pero al final no hubo magia para tanta herida. Así que peleó, vaya que si lo hizo.

—No podía irse de otra forma — respondió Suzaku. No parecía dolida; al contrario, esbozó una sonrisa divertida en recuerdo de su maestro—. No habría sabido adaptarse a una Rocavarancolia sin guerras, al contrario que tú.

Dama Gato miró al suelo y agachó la cola.

—Lo siento —la bruja no sentía haber hecho algo mal. Sentía la pérdida de Suzaku. Las pérdidas en las que no había pensado hasta ahora y que movían sus palabras.

Suzaku suspiró. No quería atacar a su vieja amiga.

—No lo sientas. Hay que ser valiente para ver al reino en su último estertor y decidir que todavía queda algo que salvar. Estriga se sentiría orgulloso de ti.
La bruja sonrió y acabaron por sumirse en un abrazo sereno, que era mitad pelo y mitad plumas.

—Gracias por vigilar estas cenizas, dama Gato.

—Sabía que saldría algo bueno de ellas.

_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.
Giniroryu
GM
Status : Rest in fucking pieces.

Humor : REALLY NOT FEELIN' UP TO IT RIGHT NOW. SORRY.

Personajes :
Noel: Draco de Estínfalo de origen sueco.
Archime/Krono Rádem: Kairós irrense.
Irianna: Nebulomante idrina lacustre.
Adrunelia: Gamusino sinhadre, edeel.
Lethe: enderth.


Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Oscurecimiento de las plumas alrededor de los ojos.
Armas :
Noel: hacha de dos manos y espada bastarda.
Archime/Krono Rádem: sus monólogos sobre biomecánica avanzada.
Irianna: arco y daga.
Adrune: lanza, espadas cortas y arco.
Lethe: ser un pollo.



Ficha de cosechado
Nombre: Lethe
Especie: enderth
Habilidades: conocimiento de técnicas de supervivencia, orientación y vista de lince.
Ver perfil de usuario

Salón del trono - Página 11 Empty Re: Salón del trono

el 25/04/20, 05:37 pm
—A ver si lo he entendido bien —Andras se paseaba manos en la espalda y pretendiendo ocultar su nerviosismo por el salón del trono, sin mirar hacia Melodes que era su única audiencia en ese momento—. No sabes más detalles, pero sabes que hay un futuro catastrófico si no comprobamos cuanto antes el Cáliz, ¿no es así?

El soñador asintió con gravedad.
—Así es, Su Majestad. Estoy completamente convencido de ello. Por alguna razón ese es un punto de inflexión crucial en el que se bifurcan los posibles caminos y, aunque se me han mostrado altamente imprecisos, aquellos que parten de la omisión de dicha acción convergen en un único punto claro: el fin de Rocavarancolia tal y como la conocemos.

El piromante se detuvo y se llevó una mano a un rostro agotado, emitiendo un suspiro.
—No salimos de una y nos metemos en otra, por los Dioses Oscuros... No me entiendas mal, Guardián: soy el primero que quiere consultar el Cáliz ahora que sé que al parecer hay una razón para ello. Quiero decir, ¿qué puede ser peor que el último resultado? —miró con cierta burla a su interlocutor, el cual se encogió levemente de hombros con una ligera sonrisa de comprensión—. Pero me preocupa lo que todo esto signifique. Debes intentar averiguar más a toda costa. Quizás deberías pasar más tiempo soñando si es necesario.

El oniromante asintió nuevamente.
—Por supuesto, lo haré. —Era una orden camuflada, fuese como fuese, pero el libense sabía que era lo mejor—. No parece que en esta ocasión el plano onírico se vaya a ver afectado, por lo que confío en poder moverme por él sin incidentes.

—Menos mal, porque si vuelve a ocurrir una tragedia onírica creo que voy a terminar de enloquecer —respondió el monarca con tono exasperado—. En ese caso, Melodes...

Lo que fuese a decir Andras Sula fue bruscamente interrumpido por unos golpes apremiantes en las grandes puertas que daban al Salón del Trono. Al otro lado de la puerta la voz de un guardia se alzó clara.
—¡Su Majestad! ¡Un asunto de máxima urgencia requiere su atención!

El piromante intercambió una mirada grave con el soñador y ambos se dirigieron a la puerta. El propio Andras la abrió con celeridad.
—¿Qué ocurre?
—Su Majestad, varios de los guardianes de los portales han traído noticias graves de diversos mundos vinculados —el guardia hablaba algo atropelladamente—. Hay ciudadanos rompiendo la política de restricción en Roca Sagrada, el Macetero y Frivowaldanny. Las consecuencias pueden ser fatales si no se actúa cuanto antes.

Andras compuso una mueca de incredulidad antes de provocar la aprición de una llama ante él de pura rabia. El guardia retrocedió varios pasos.
—¿¿Qué diablos está sucediendo?? ¡¡Guardias, avisad a la Comandante y a la Custodia del Panteón!! ¿Dónde se ha metido Gahna? ¡Mirad si se encuentra en sus aposentos! ¡Ya!
La Guardia del Castillo comenzó a organizarse de inmediato para acatar las órdenes del rey. Melodes fue el único que permaneció allí, a la espera de que se reuniesen algunos miembros del Consejo.
>>¿Qué está pasando, Melodes?
—Me temo que no lo sé.

_________________________________________

La quinta GM oculta representada en un gif:
Salón del trono - Página 11 WLJLnOD
Giniroryu
GM
Status : Rest in fucking pieces.

Humor : REALLY NOT FEELIN' UP TO IT RIGHT NOW. SORRY.

Personajes :
Noel: Draco de Estínfalo de origen sueco.
Archime/Krono Rádem: Kairós irrense.
Irianna: Nebulomante idrina lacustre.
Adrunelia: Gamusino sinhadre, edeel.
Lethe: enderth.


Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Oscurecimiento de las plumas alrededor de los ojos.
Armas :
Noel: hacha de dos manos y espada bastarda.
Archime/Krono Rádem: sus monólogos sobre biomecánica avanzada.
Irianna: arco y daga.
Adrune: lanza, espadas cortas y arco.
Lethe: ser un pollo.



Ficha de cosechado
Nombre: Lethe
Especie: enderth
Habilidades: conocimiento de técnicas de supervivencia, orientación y vista de lince.
Ver perfil de usuario

Salón del trono - Página 11 Empty Re: Salón del trono

el 02/08/20, 09:31 pm
Andras acababa de despachar a Akeyo Kau, a quien encargó ocuparse de la situación en Frivowaldanny y no era capaz de estarse quieto. Gahna y Cicatriz también se había ido ya a realizar sus respectivas tareas y en ese momento se encontraban unos silenciosos Garoni y dama Aroma, y un durmiente Melodes aparte de él en el salón del trono, el cual el piromante recorría con inquietud.

Las puertas se abrieron una primera vez para dejar pasar a dama Gato y una segunda cuando llegó dama Azahar. Ambas se sentaron en sus respectivos asientos, pero el piromante no se veía capaz de ocupar su lugar.
—El Ejército ya está movilizado por completo —anunció la Custodia—. Cicatriz ha dejado a Tenebra a cargo de las tropas que no han sido destinadas al Macetero y el Cuerpo de Espías ha sido enviado a distintos mundos vinculados en busca de posibles nuevos focos  de insubordinación.

El rey se pasó una mano por la frente y detuvo por primera vez en varios minutos sus pasos inquietos.
—Bien, lo siguiente que debemos hacer es...

—¡Deprisa!
La súbita exclamación de Melodes, que se había despertado de pronto interrumpió a Andras.
>>No hay tiempo que perder. Debemos consultar el Cáliz ahora. Lo he visto. Es la única opción.
Había una urgencia evidente en la voz del soñador.

Todos excepto el piromante observaron confusos al soñador. Andras dudó unos instantes pero enseguida dio la orden.
—¡Todos los miembros del Consejo presentes que me sigan a la sala del Cáliz de Sangre!

----

Mientras tanto, algunos miembros de la Legión de los Audaces se encontraban reunidos en la habitación que le habían asignado a Leährra. Estaban al tanto a grandes rasgos de la situación que había puesto el castillo patas arriba y debatían acerca de cuál debería ser su papel en todo aquello.
—Deberíamos ofrecer nuestra ayuda al Ejército, aunque ahora mismo no formemos parte de él —opinaba Eritehia.
—Estoy de acuerdo, pero, ¿crees que se fiarán de nosotros sin más? —expresó sus dudas Zircón.
—Si no son unos completos incompetentes creo que comprenderán que la ayuda de unos veteranos de guerra puede resultar bastante valiosa —afirmó Leahrrä.
—¿Estás del todo segura de eso? —Preguntó Avday en tono algo desdeñoso.
—Avday, ya hemos hablado de...

<<Se convoca a Oberyk de la Legión de los Audaces a presencia de Su Majestad Andras Sula>>.
El mensaje que resonó en aquel ala del castillo hizo que todos mirasen hacia el inmortal, el cual tan solo había aportado un sonoro bostezo a la conversación. Se señaló a sí mismo con desgana y gesto inquisitivo.

_________________________________________

La quinta GM oculta representada en un gif:
Salón del trono - Página 11 WLJLnOD
Yber
GM
Status : Es complicado.
Humor : La gracia de dios.
Personajes :
Dirke/Ramas.
Giz.
Tap/Malahierba.
Lara 37/Saria Omen.
Rasqa: parqio transformado en moloch.
Eitne.


Unidades mágicas : 5/5
Heridas/enfermedades : Eitne: le falta la pierna derecha de rodilla para abajo.
Síntomas : Pierde la paciencia con mayor facilidad.

Ficha de cosechado
Nombre: Ulmara.
Especie: cercana alaí.
Habilidades: Velocidad, nociones de lucha y resistencia.
Ver perfil de usuario

Salón del trono - Página 11 Empty Re: Salón del trono

el 03/08/20, 11:28 pm
Bastó la mención al cáliz para que dama Azahar se cubriera la cara, tanto con las capuchas de sus ropajes bordados como con la máscara de piel colgante que le crecía periódicamente. Era difícil atisbar cualquier emoción bajo la tela y el pellejo, pero la momia fruncía el ceño y los labios descarnados, y sus ojos disparaban miradas severas a cualquiera que buscase en ella un momento de flaqueza para regodearse. A pesar de los años, de las décadas a sus espaldas, la anciana se irguió y les acompañó.

Le dolió, claro que le dolió, pero si el cáliz señalaba a Aberyk era por un motivo tan simple y llano que no había manera de argumentar en contra: el inmortal había matado a más que ella. Desconocía la edad del legionario, no podía asegurar que no se tratase de los gajes de vivir mucho tiempo (los gajes que le habían concedido a ella misma aquel asiento) o si Aberyk sentía la llamada de la sangre tan común en los Señores de los Asesinos (y tan ausente en ella). En el fondo daba igual.

—No puede ser, ¿cómo voy a ser yo…  —su sucesor se había mostrado tan sorprendido que la momia rodó los ojos.

—El cáliz no miente y la ciudad no está en su mejor momento —le respondió tajantemente, con una autoridad que rayaba lo irónico, dada la situación—. Sígueme. Empezarás a trabajar en cuanto te ponga al día.

En su habla severa se podía intuir algo de malestar. Pero, si algo quería la momia era la prosperidad de Rocavarancolia y, si de algo estaba segura en aquel momento de pérdida, era que aquellos legionarios tenían más reciente la vieja gloria que los monstruos acomodados que ostentaban el resto de sillas.

_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.
Contenido patrocinado

Salón del trono - Página 11 Empty Re: Salón del trono

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.