Conectarse
Últimos temas
Torreón SendarAyer a las 10:56 pmReifonTramaAyer a las 10:49 pmTakNuestros personajes durante la pandemiaAyer a las 06:15 pmPePoEntrevistas a los personajesAyer a las 05:58 pmTakBurdel de Dama EspasmoAyer a las 04:13 pmAes
Estadísticas
Tenemos 185 miembros registradosEl último usuario registrado es Luki_137Nuestros miembros han publicado un total de 41843 mensajesen 793 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Ir abajo
Rocavarancolia Rol
Rocavarancolia Rol

La Tierra - Página 12 Empty La Tierra

el 23/07/13, 05:12 pm
Recuerdo del primer mensaje :

La Tierra

Portal situado en Centroeuropa, en la cara norte de los Alpes. El portal solo se abre durante la época de cosecha y después vuelve a cerrarse por precaución.


Última edición por Rocavarancolia ROL el 21/10/13, 05:36 pm, editado 1 vez

Dal

Ficha de cosechado
Nombre: Alec (Alasdair)
Especie: Humano; Escocés.
Habilidades: Fuerza bruta, nociones de lucha y resistencia.

La Tierra - Página 12 Empty Re: La Tierra

el 24/03/19, 03:13 am
La chica le dijo su nombre y le aseguró que no era ningún tipo de broma y Alec la creyó, la picadura estaba empezando a hacer mucha mella en él. Sin embargo, cuando la chica le dijo lo de la magia estuvo a punto de reírse en su cara. De no haber sido por la demostración que hizo a continuación.

-¡Cojones! ¿Qué eres? ¿Algún tipo de bruja como las de Harry Potter? - preguntó asombrado viéndose elevado unos centímetros del suelo.

-¿Y dices que podré hacer lo que tú si voy contigo? - preguntó ligeramente emocionado. Empezaba a pensar que en realidad todo era un sueño, uno de esos sueños vívidos. Todos sabían que la magia de verdad no existía, aunque sus hermanos creyeran en ella fervientemente. Alec cogió la pluma y estuvo a punto de escribir su nombre en el papel.- Mis hermanos... no puedo dejarlos solos. ¿Y de todas formas para coño queréis mi firma? - preguntó extrañado, pero ya eran palabras sin fuerza, la voluntad de Alec estaba a punto de quedarse completamente dormida, ahogada por la picadura de Morfeo.
Giniroryu
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Lethe
Especie: enderth
Habilidades: conocimiento de técnicas de supervivencia, orientación y vista de lince.

La Tierra - Página 12 Empty Re: La Tierra

el 24/03/19, 03:18 am
—Algo así —respondió ante su pregunta sobre si era una bruja—. Pero mucho mejor que las de Harry Potter. Porque mi magia es real. Y sí, también estará a tu alcance si vienes conmigo. No puedo mentirte, al fin y al cabo.
Parecía que aquella cosecha se acababa allí, pero Alec expresó una preocupación que Akeyo ya se esperaba.
>>No tienes nada que temer por tus hermanos o el resto de tu familia, para ellos será como si nunca te hubieses ido. —Tan solo un poco más de Picadura—. Y seguro que estarán entusiasmados y orgullosos de que su hermano se convierta en un portento. Tu firma es necesaria para poder llevarte. Es un mero trámite. Por desgracia no somos totalmente libres de la burocracia.
Dal

Ficha de cosechado
Nombre: Alec (Alasdair)
Especie: Humano; Escocés.
Habilidades: Fuerza bruta, nociones de lucha y resistencia.

La Tierra - Página 12 Empty Re: La Tierra

el 24/03/19, 03:34 am
Alec asintió, Akeyo tenía razón. Sus padres llegarían, el día siguiente de noche y sabía que sus hermanos podían cuidar de sí mismos durante un día. Había comida en la nevera y entre los dos podían ocuparse dar de comer a los animales. No iba a pasar nada.

-Tiene sentido - dijo Alec acercándose otra vez al papel. De haber estado menos bebido y mucho menos afectado por la picadura se habría llamado gilipollas a sí mismo. Claro que no tenía sentido.-Seguro que flipan cuando vuelva haciendo magia. ¿Porque podré volver no? Al fin y al cabo tú estás aquí - Alec preguntó aquello mientras estampaba su firma sobre el papel que flotaba en el aire. Una sonrisa tonta se plantó en su cara.
Giniroryu
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Lethe
Especie: enderth
Habilidades: conocimiento de técnicas de supervivencia, orientación y vista de lince.

La Tierra - Página 12 Empty Re: La Tierra

el 24/03/19, 03:39 am
La pluma saltó de las manos de Alec y se clavó un poco en su muñeca, empapándose con su sangre. La firma que había puesto fue sobreescrita por la pluma por sí sola con la sangre del cosechado.
—Así es, aunque no hasta dentro de un año —respondió Akeyo a su pregunta final—. Buena suerte.
El escocés perdió la consciencia.
Percy

Ficha de cosechado
Nombre: Kolja Günterson
Especie: Humano/Alemán
Habilidades: Nociones de lucha. Rapidez mental. Resistencia.

La Tierra - Página 12 Empty Re: La Tierra

el 24/03/19, 12:10 pm
La casa estaba abarrotada. Kolja miró por encima de las cabezas en busca de alguno de sus mejores amigos, pero no fue capaz de ver a ninguno entre tanto disfraz. Era la noche de Halloween y uno de los chicos de su equipo de rugby propuso dar una fiesta de disfraces. Kolja enseguida ofreció su casa, ya que sus padres y sus hermanos estaban fuera en un viaje de trabajo. En seguida se había corrido la voz y ahora docenas de personas se apretujaban en la planta baja. Kolja se había puesto un abrigo de pieles y bajo el llevaba su cota de maya y una túnica hasta las rodillas. De la cintura colgaba su cinturón con un hacha de dos manos y una daga larga en una vaina de cuero. Llevaba puestas unas botas altas forradas de piel y con suela de cuero endurecido. A la espalda llevaba un escudo redondo de madera con el
centro reforzado con acero y pintado en cuatro cuartos de negro y plata, dos cuartos de cada color. Se había peinado el pelo y se había hecho una trenza que se había colocado
alrededor de la cabeza para que mullese el casco de Wenceslao que llevaba puesto. También se había peinado la barba en dos cortas trenzas y las había adornado con anillos y cuencas. Con su metro noventaisiete de estatura Kolja estaba imponente y si no fuese porque todos los invitados lo conocían, algunos ya hubiesen huido con el rabo entre las piernas. Soltó un resoplido y se abrió el abrigo. La verdad es que tenía un calor tremendo, así que se encaminó hacia las escaleras para dejar el abrigo en su habitación de arriba. Cuando llegó a la habitación cerró la puerta y soltó la cinta del escudo, para dejarlo contra la pared, acto seguido se desato el casco y lo dejó sobre la cama. Después, con un gruñido de satisfacción, fue a quitarse el abrigo, cuando una voz le hizo girarse mientras su mano agarraba la empuñadura de la daga.
-Buenas noches Kolja, tienes montada una buena fiesta.
Al darse la vuelta pudo ver que se trataba de una mujer alta y de piel oscura. Debía de estar en la veintena, pero no estaba seguro de si más cerca de los treinta o de los veinte. Vestía un vestido amarillo y parecía que no era parte de ningún disfraz, por lo que Kolja se preguntó que hacía en su casa.
-Que coños haces aquí, no esta permitido subir las escaleras, vuelve abajo a la fiesta- le mandó con una voz que sonaba más bien como un gruñido.
Por la ventana que estaba abierta no dejaban de entrar mosquitos y otros insectos, algo muy raro pues hacía bastante frio desde hace un tiempo ya y no había visto ninguno desde algunas semanas. Pero la cosa se puso más rara, ya que de repente esos insectos empezaron a soltar un humo verde y espeso.
-No soy ninguna de tus invitadas Kolja Günterson, estoy aquí para hacerte una oferta- susurró la mujer. -Este no es tu lugar, aquí nunca podrás desarrollar todo tu potencial, aquí nunca serás lo que estas destinado a ser, lo que eres desde el día que naciste, aquí nunca podrás sentirte a gusto, porque este no es tu mundo Kolja, nunca lo ha sido, tu cuerpo y tu alma pertenecen a Rocavarancolia, allí descubrirás que estas destinado a grandes cosas, allí podrás desarrollar todo tu potencial, allí descubrirás quien eres de verdad, allí por fin estarás en casa. Tu nombre será recordado, serás aclamado o maldecido, pero nunca jamás serás el segundo plato de nadie otra vez, nunca volverás a sentirte infravalorado. Te ofrezco la oportunidad de tu vida, te ofrezco la opción de ser tu quien decide tu vida, y no tus padres o estúpidas tradiciones, te ofrezco una aventura donde podrás limpiar el nombre de tu antepasado, la oportunidad de ser tu el antepasado según el cual se juzguen las futuras generaciones, la oportunidad de descubrir que clase de persona eres. Ven conmigo a Rocavarancolia y se quien estas destinado a ser, no en quien te quieren convertir.
Kolja empezaba a dudar que realmente estuviese despierto y el humo empezaba a llenar la habitación, lo que confería a todo un aspecto aun más irreal. Pero la verdad es que lo que decía esa mujer sonaba muy bien, no volver a ser la segunda opción de nadie, no deber explicaciones de nada, recuperar el honor perdido de su familia, ser recordado para la eternidad… Sacudió la cabeza un par de veces intentando aclarar las ideas y lo único que consiguió es marearse, teniendo que sentarse en la cama.
-Pero yo aquí tengo familia, tengo amigos, tengo una vida. Además ¿Dónde decías que esta esa Rocavarancolia? Dudo que mis padres me dejen mudarme a otro país- empezó a musitar Kolja, todavía algo mareado.
-No te preocupes por esas cosas, ni tus padres ni nadie pondrán objeciones. Y bueno Rocavarancolia está en otro planeta. Es la ciudad de los milagros y los portentos, de los sueños y las maravillas, es la ciudad en la que todo el mundo es quien estaba destinado a ser- dijo la mujer mientras quitaba importancia a las dudas de Kolja con un gesto de la mano.
Ya estaba seguro, aquello debía ser un sueño, no podía estar pasando de verdad ¿Otro planeta? Si claro, y la tierra sabe a lasaña. Le seguía extrañando, el no solía tener sueños tan vividos y fantasiosos. Pero bueno, si aquello era un sueño iba a seguir la corriente a aquella mujer, seguro que todo tenía un final feliz.
-Bien, llévame contigo a Rocavarancolia, acepto la oferta- aceptó Kolja animado.
La mujer mostró los dientes más blancos que había visto en su vida en una enorme y sincera sonrisa.
-Me alegro Kolja, solo tienes que firmar este contrato- le explicó mientras le tendía contrato y pluma.
¿Un contrato? Vaya, que sueño más oficial, bueno, si lo que necesita es un contrato, encantado de dárselo. Pensó Kolja. Lo leyó dos veces, pues su mareo no había remitido y le resultaba complicado concentrarse en las letras. Luego se dispuso a firmarlo y cuando colocó la pluma sobre el papel sintió un dolor punzante en el dedo. Una gota de sangre cayó sobre el papel y la pluma, que había soltado al ver la gota de sangre, empezó a moverse sola imitando la firma de Kolja a la perfección. Kolja no tubo tiempo ni de extrañarse, todo se volvió negro y el alemán se desplomó sobre su cama, roncando tranquilamente sin saber que su vida estaba a punto de cambiar.


Última edición por Percy el 27/03/20, 10:42 pm, editado 5 veces
Aes
Aes
Personajes :
Ruth: Humana (Israel)
Demonio de Fuego
Tayron: Humano (Bélgica)
Lémur
Fleur: Humana (Francia)

Ficha de cosechado
Nombre: Fleur
Especie: Humana
Habilidades: Agilidad, oído musical y salto.

La Tierra - Página 12 Empty Re: La Tierra

el 24/03/19, 12:36 pm
-Por el amor de Dios ¡¿Dónde se habrá metido esta niña?! ¡No tiene remedio! ¡Ninguno!- Fleur se encontraba escondida en el almacén de alimentos entre un mar de cajas de cartón de comida enlatada destinada a la caridad. Desde allí, su escondite favorito, podía escuchar a las monjas maldecir y recorrer todo el convento en su búsqueda. Sus doce meses de estancia le habían servido para memorizar turnos, salidas y aquellas monjas más despistadas que no se percatarían de su ausencia. En cambio, sus últimas escapadas fueron demasiado continuas y su tía Célestine, la madre superiora, se había encargado personalmente de tenerla vigilada. Todas las hermanas la temían, Célestine era una mujer antigua y autoritaria que no dudaría en pisotear a cualquiera que actuara en desacuerdo a sus órdenes. Todos la temían, todos menos Fleur, quién además de tenerle miedo la odiaba aunque implicara caer en pecado, y por si fuera poco era su sobrina. Conocía las conductas de su familia, la madre superiora no permitiría que manchara el nombre de la familia Camus bajo ningún concepto, y menos en presencia de gente de fe- ¡Es una desgracia para la casa del señor!

Fleur permaneció en silencio, su flexibilidad entre las cajas iba a su favor y en contra de las rígidas articulaciones que frecuentaban aquella prisión. Se marcharía, en cuanto Sor Helena abandonara el pasillo contiguo y se dirigiera a repasar las habitaciones. Pobre mujer, se lamentó, destinada a perseguirla como el ratón y el gato.

La chica salió de su escondite cuando la voz fue alejándose hasta perderse totalmente en la distancia, >>Ahora<< se dijo rezando para que la puerta no hiciera demasiado ruido en contraste con todo aquel silencio y soledad. Se encontró al fin en el pasillo. Mirando a ambos lados se dirigió a su destino, la puerta trasera, oficialmente solo abierta para visitas excepcionales pero usada también por sus compañeras más jóvenes para reunirse con sus amantes y tener encuentros poco ortodoxos. Tras atravesarla a Fleur solo le quedaba el patio trasero y saltar los bajos muros del convento. Pero algo se interpuso en su camino.
-¿Dónde te habías metido? ¿Fleur?- la voz grave de su tía Célestine sonó a su espalda, a la vez que la francesa notó un firme agarre en su muñeca deteniendo sus intenciones. Fleur se volvió asustada, notando el contacto gélido con su piel arrugada. Célestine se alzaba ante ella, dos palmos más alta vestida con su hábito habitual y un cuello tan alto y estirado que la muchacha pensó que se partiría de un momento a otro. El color negro de la muerte no favorecía a su rostro, todo tensiones y ojos fríos que la traspasaban-¿Ibas a escaparte otra vez señorita? ¿Eso es lo que hacen las buenas damas?- exigió saber con el tono de quién no quiere que le respondan con la verdad o habría que atenerse a las consecuencias. Los muslos de Fleur comenzaron a temblar y agachó la mirada incapaz de decir nada coherente.
-No, tía Célestine… - pero fue interrumpida.
-¿Ya lo has olvidado?- su cara se convirtió en una mueca de repugnancia, Fleur percibió un leve temblor en su mejilla y en los labios, como si fuera a azotarla allí mismo de la rabia- soy tu Madre Superiora, dejé de ser tu tía Célestine en cuanto ingresaste a este centro por tus pecados. ¿Cuándo vas a redimirte? ¿Ibas a ver a esa chica verdad? La del pelo sucio y piel morena.
-Madre Superiora yo... .
-¡La verdad! ¡Fleur!, siempre te pido la verdad, no es tan difícil- arguyó con la voz en alto y tirando con fuerza de su muñeca hasta acercarla hacía sí. La monja se agachó hasta la altura de Fleur, mirándola intensamente, un cruce de ojos azules oscuros contra los suyos, celestes y límpidos. Le encantaba aquello, había sido la única en heredar los ojos de su tía Agathe, tan claros que recordaban al hielo. Puede que como una señal de sus conductas tan reprochables, parecidas a las de su tía favorita, aislada voluntariamente del estilo de vida Camus.
-Sí...  - afirmó encogiéndose del miedo.
-¡Lo sabía!- el cuello de Célestine se estiró unos segundos, dejando a la vista sus tendones marcados como cables de acero sujetando un rostro antiguo de mármol. Su tía le cogió la cara con las manos y la obligó a mirarla de nuevo sin disimular su aliento a cebolla. Su voz bajó varios tonos-Oh Fleur, lo tenías todo ¿lo sabes?, todo. Eras tan brillante, tan prometedora, nunca he visto a ninguna mujer Camus bailar como tú lo hacías, ni siquiera tu padre te llegaba a los pies a tu edad. Cuando bailabas el escenario se paraba, los hombres te miraban, deseosos de acercar sus hijos a tu éxito- tensó la boca, su voz siguió bajando hasta un tono tan ruin y lastimero que Fleur sintió verdadero miedo, incapaz de saber qué había en ella que producía tanto odio en su tía-y lo arruinaste, te mereces estar aquí. Y me aseguraré de que no vuelvas a brillar, jamás.
El peso de las palabras de la madre superiora caló tanto en su interior que Fleur bajó los hombros instintivamente.
-Sí, Madre Célestine, me lo merezco- dijo mostrando sumisión con la cabeza agachada. ¿Qué otra cosa podía hacer?. Pero su tía cometió un error, uno que no recordaría.
-Así me gusta, ahora ve con tus hermanas a repartir la comida en la entrada. Y para que no lo olvides... ¿Sabes  lo que le ocurrió a la niña de los cuartos de baño? Con la que cometiste... aquellos... improperios.


Fleur se giró alarmada, consciente del poder de su familia. El horror trepó por ella como haría una araña apunto de inyectarle una picadura.
-No... .
-Fue retirada de la academia, al igual que tú. Pero de hecho, dudo que alguna academia abra sus puertas para ella. Tus padres pueden ser muy... influyentes- Fleur quiso pensar que era mentira, mentiras de su tía para anclarla a aquella vida. Pero sabía que era verdad, aunque fuera una verdad horrible. Sus pies comenzaron a correr antes que su mente, pasando por el lado de su tía en dirección al muro. Tenía que huir, las lágrimas que surcaban su cara se lo decían- ¡Vuelve aquí! ¡Fleur! ¡Condenarás a tu familia! ¡Vuelve! ¡Nos condenarás a todos!- pero esta vez sería distinto, Fleur se había escapado muchas veces pero siempre sabiendo que tendría que volver. Ahora había un pulso en ella que la repelía de ese lugar a gritos. Fleur chillaba por dentro y sin embargo solo tenía la sensación de que le había pegado una fuerte patada a la puerta de su jaula. No había valentía en ella, únicamente un pánico atroz.
-¡¿Y qué si lo hago?!- gritó rechistando por primera vez en su vida y  saltando el muro. De alguna manera fue consciente que sería más difícil que nunca regresar.



Solo la brisa del mar pudo tranquilizarla. Fleur resoplaba, cansada y se dejó caer en la arena como el mejor de los colchones. Había caminado por dos horas, que era lo que tardaba en llegar a la playa, esta vez sin detenerse a cuidar de los necesitados con la piel curtida por el sol. Solo necesitaba paz. Una paz que ni siquiera el Señor quería darle. ¿Por qué era tan injusto? Su amiga de la academia había pagado la ira de sus padres y ella todavía no sabía distinguir si ambas se merecían tal respuesta. Sin embargo...
Allí estaba ella, a lo lejos, capaz de borrar toda preocupación. Maila surcaba las olas con la destreza de quién llevaba años montándolas, olas monstruosas que no dudarían en tragársela si fuera ella quién lo intentara. Se dejó maravillar por su piel morena, reluciente por el agua y la luz solar. Maila era incontrolable, pensó. Como aquellas olas o aquel mar. No había velero que pudiera navegarla, porque a veces podía ser un lago tranquilo y calmado y otras una tormenta lluviosa. >>Pero al menos es libre<<.

_________________________________________

"Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Son Un Sentimiento Suspendido En El Tiempo, A Veces Un Evento Terrible Condenado A Repetirse."

"Deja Que Tu Fe Sea Más Grande Que Tus Miedos"
Evanna
Evanna
Personajes :


Ficha de cosechado
Nombre: Rua
Especie: Humana. Sueca
Habilidades: Rapidez mental, valor, astucia

La Tierra - Página 12 Empty Re: La Tierra

el 24/03/19, 04:08 pm
Al fin era libre de toda esa mierda. La sueca pensaba que una vez consiguiese poner fin a su contrato con la compañía que había estado respaldándola como modelo desde los 15 años, se sentiría mal, pero por el contrario la satisfacción que sentía era inmensa. Su sueño de ser modelo ya se había cumplido y no sentía pena alguna por dejar atrás eso por el bien de su salud.

¿Que mierdas se creían intentando hacer de su cuerpo un puñetero alfiler? Su cuerpo era ideal con sus kilitos de mas y ella estaba súper feliz por ello. Pero no, habían estado exigiéndole que perdiera esos kilitos hasta tener una talla usual en niñas de 16 años con un claro problema de peso y Rua había acabado hastiándose. Es decir, había acabado yendo literalmente a la sede principal a mandarlos a la mierda de forma muy legal, con elegancia y educación tal y como su madre Ebba le rogó que hiciera. Nora tan solo le pidió que por todo lo que quisiera, aunque alguno se lo mereciera, no pegase a nade. Rua se comportó, al menos visualmente hablando.

<< Encima llamándome gorda en mi cara, sera retrasado. ¡Pues tío, si soy gorda según tu, seré gorda y a mucha honra! No te jode. Al menos lo mio es solucionable si me sale de las ovarios. ¡Tu cara de pulpo, por el contrario, no te la arregla ni el mejor cirujano!>> cada vez que lo recordaba la sueca se enfadaba y cuando eso ocurría una nuevo trago de la bebida era deslizado por su garganta mientras escuchaba el ruido de la música y las molestas luces del club.

Una vez había terminado su contrato y se había quitado ese peso de encima, Rua había decidido ir a tomarse algo a los bares de la ciudad con algunos amigos, que llevaban años aguantándola sin mandarla a tomar viento; o sin que ella los mandase a pastar al campo. Lo que fuese primero.

Desde ese momento había pasado ya algunas horas, Rua había perdido la cuenta de las copas que habían pasado por sus manos, meciéndose entre la música del club en compañía de algunas de sus amigas, saltando y riéndose, ya libre de aquellas ataduras que no le dejaban comer lo que quisiera cuando se le antojaba. ¡No mas dietas inútiles que intentaban que fuese invisible de perfil!

Mas tarde que pronto, dada su innegable tolerancia alcohol, la sueca necesito ir al baño, su amiga Lyra le acompañó. Una vez salió Rua se sentía aun demasiado mareada e  intoxicada por las molestas luces y el pesado ambiente del club, sus labios cosquilleaban peligrosamente desde hacia rato, su cabeza estaba en vete a saber donde. Con pasos indecisos se dirigió a la salida de cercana a los baños, sin darse cuenta que no era seguida, donde pillo de la taquillas su abrigo por pura suerte y una vez puesto salió de allí, revisando la hora de su móvil que saco de su bolsillo y que parecía desdoblarse ante sus ojos.

- woow...es...la hoga del coso con cuegnos...– hipo, mareandisisma ante los tres 6 que según ella se veían en la pantalla de su móvil-¿Ugh? ¡¿pa que sali?! Ah ya...- rió de nuevo confundida mirando hacia la entrada del club. Lyra no estaba, su pobre victima favorita cuando estaba ebria no estaba allí con ella-¡No lyraaa, zoorra....me abandogaste! -se quejo golpeteando el suelo con sus botas con irritación. Lyra le había dejado sola- Mala amiga...ya no te qiero- gruño por lo bajo ofendida.


Última edición por Evanna el 24/03/19, 05:15 pm, editado 1 vez

_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Rua habla =  #9932CC
Rua piensa = #CD5C5C
Dédalo piensa = #FFFAFA
Giniroryu
Giniroryu
GM
Personajes :
Noel: Draco de Estínfalo de origen sueco.
Archime/Krono Rádem: Kairós irrense.
Irianna: Nebulomante idrina lacustre.
Adrunelia: Gamusino sinhadre, edeel.
Lethe: enderth.



Ficha de cosechado
Nombre: Lethe
Especie: enderth
Habilidades: conocimiento de técnicas de supervivencia, orientación y vista de lince.

La Tierra - Página 12 Empty Re: La Tierra

el 24/03/19, 04:20 pm
—¿Necesitas ayuda?
La voz de Akeyo sonó cerca de ella y la demiurga se mostró. Bajo la falda de su vestido amarillo salió un pequeño animal. Un roedor que olisqueaba curioso los pies de su dueña y de Rua. Si la humana se fijase en él podría ver que no era un animal normal y corriente, si no que estaba hecho de madera y algodón. De sus bigotes comenzó a emanar la Picadura de Morfeo. Un pequeño insecto en su hombro también hizo lo mismo.
>>Me llamo Akeyo Kau y eres justo la persona a la que busco.

_________________________________________

La quinta GM oculta representada en un gif:
La Tierra - Página 12 WLJLnOD
Evanna
Evanna
Personajes :


Ficha de cosechado
Nombre: Rua
Especie: Humana. Sueca
Habilidades: Rapidez mental, valor, astucia

La Tierra - Página 12 Empty Re: La Tierra

el 24/03/19, 05:18 pm
Rua se sobresaltó ante la voz que escucho repentinamente junto a ella, volviéndose rápidamente con una ceja en lo que intentaba pareciera una expresión fastidiada por ser interrumpida en sus maldiciones contra su mejor amiga. Pero se cayo, la chica que apareció ante ella le quitaron todas las ganas del maldecir ¿o eran gemelas? Rua no estaba segura de nada pero le daba igual <<Sin son dos premio doble, nunca me he liado con unas gemelas >> pensó claramente no enterándose de gran cosa <<Aunque es muy amarillo todo para mi gusto...bueno, da igual >> dijo mostrando una deslumbrante sonrisa lo menos borracha que pudo. No tuvo mucho éxito.

Se acerco un poco a la joven viendo como una roedor salia de entre sus ropajes, Rua mas que asustarse se quedó extrañada. <<Una chica rara que trae roedores encima a un club...¡Me encantas!>>  ese roedor recordaría mas tarde que se veía muy raro pero en esos momentos Rua andaba en otra cosa con su ya espaciada mente. O mas bien con sus ojos volviendo su atención a otra parte mucho mas interesante de la anatomía de su interlocutora.

-...oh...me busscabaas...que lanzada- rio Rua ligeramente levantando una de sus manos con intención de acariciar la mejilla de la chica de bonitos labios que decía cosas raras, pero que en ese momento a Rua le importaba un pimiento. Su boca le llamaba y no precisamente por lo que fuera a decirle-¿Y que quiegue una cosita liiinda como tu....de una borrachina como yo, hip?- pregunto sin mucho interés en lo que fuese a decir, su cabeza andaba muuuy lejos de allí.

_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Rua habla =  #9932CC
Rua piensa = #CD5C5C
Dédalo piensa = #FFFAFA
Cuervo
Cuervo
Personajes :
·Guillermo: Humano Brujo de las Pendicularia

·Sarah: Humana


Ficha de cosechado
Nombre: Sarah
Especie: Humana
Habilidades: Intuición, inmutabilidad y rapidez mental

La Tierra - Página 12 Empty Re: La Tierra

el 24/03/19, 06:14 pm
-Voy a estar toda la noche en casa de Jessica, no va a ser nada muy impresionante, seguramente veamos alguna peli de miedo y estemos hablando- dijo acercándose a su madre con una sonrisa, mientras abría sus brazos abrazándola.

-Ten cuidado, que últimamente hay mucho loco suelto- dijo su madre acariciándola la cabeza con ternura- nos vemos mañana y me vas diciendo, si pasa algo me llamas.
Sarah se despidió, cogió su bolso, se colocó un abrigo y una bufanda, y con paso firme salió de su casa.

El frió de la calle le recordó que ya comenzaba el frió. Caminó mirando el infinito, con la mirada perdida, sin sentimiento, dejando a un lado la casa de Jessica la cual ni siquiera estaba ahí, ni había quedado en estar tranquilamente en su casa.
Siguió caminando y caminando, buscando perderse en la incipiente oscuridad de la noche. No supo cuánto camino, pero sus pasos la llevaron a un jardín entre los recovecos de las calles con grandes arboles y sin mucha luz, en él pudo encontrar un banco donde se sentarse mirando el cielo, con los ojos vacíos.

Del bolso saco un paquete de cigarrillos, se encendió uno, y dio una profunda calada, lo que hizo iluminarse la punta roja del cigarro. Todos estaban de fiesta habían alquilado un local y estarían emborrachándose hasta el día siguiente, Sarah les dijo que sus padres no la dejaban ir a la fiesta.

Volvió a dar otra calada al cigarrillo, nadie vendría, únicamente quería estar sola. ¿Estaba bien sentirse tan vacía? ¿Estaba bien que no le importara nadie? Se suponía que debía querer a su familia y amigos, pero ella no sentía nada, por supuesto no los odiaba, entendía la utilidad de tener amigos y familia, pero eso no era amor, a veces solo quería descansar, huir de todo, aislarse. Fingir una vida gasta mucha energía, fingir ser estúpida, fingir ser atenta, amable, femenina, inocente y pura. Fingir amar.  De alguna manera solo había dejado que la vida la llevara, solo hizo lo que se esperaba de ella, solo hizo lo que la sociedad le marcaba, y lo hacia realmente bien.  

Dejo pasar el tiempo. Rebusco en su bolso, y de él sacó una baraja de tarot ya gastada por el uso, no creía en ello, pero aun así no le solía fallar, quizás solo le servía para que su pensamiento avanzara a lugares que no se le habían ocurrido y brotaban nuevas ideas, o realmente si funcionaba y la dejaban ver el futuro. Sin pensar mucho en ello, automatizada por la costumbre, las barajo, corto, y de el mazo saco tres cartas.

La sacerdotisa, La Luna y La Muerte.

Se sorprendió, tres cartas demasiado fuertes para una noche que pensaba pasar mirando el cielo nocturno, guardo enseguida las cartas en el bolsillo de su abrigo. Miro a su alrededor como a la espera de que ocurriera algo.

_________________________________________

☽◯☾:


BRUJA 1.ª
Habla.
BRUJA 2.ª
Pregúntanos.
BRUJA 3.ª
Á todo te responderemos.

Giniroryu
Giniroryu
GM
Personajes :
Noel: Draco de Estínfalo de origen sueco.
Archime/Krono Rádem: Kairós irrense.
Irianna: Nebulomante idrina lacustre.
Adrunelia: Gamusino sinhadre, edeel.
Lethe: enderth.



Ficha de cosechado
Nombre: Lethe
Especie: enderth
Habilidades: conocimiento de técnicas de supervivencia, orientación y vista de lince.

La Tierra - Página 12 Empty Re: La Tierra

el 24/03/19, 09:16 pm
Akeyo apartó la mano de Rua con firmeza pero sin ser demasiado brusca.
—Caramba, chica, sí que necesitas ayuda... Te has pasado un poco con la bebida, ¿no crees? No te busco por eso. No me malintepretes: tú también eres linda, pero me temo que estoy pillada y que además eres un poco joven para mí.
La demiurga le hubiese quitado la borrachera si no fuera porque esta debería facilitarle el trabajo, así que en su lugar decidió aprovecharla de otro modo.
>>Pero si lo que quieres es buscarte una buena chica, es posible que en el lugar del que vengo la encuentres, junto a muchas otras cosas. Pero de forma sana, ¿eh? Sin acoso ni borracheras de por medio. Es más... Con el poder y la gloria que podrías obtener seguro que tendrás muchas pretendientes. ¿O qué me dices de esto?
Akeyo hizo un gesto con la mano y un arcoiris apareció en el aire, deshaciéndose a continuación en un espectáculo de luces de muchos colores alrededor de ambas. La demiurga se elevó en el aire, pero esta vez decidió no aplicar el hechizo de levitación a la cosechada: en su estado no le parecía seguro.

—En Rocavarancolia tendrás todo esto y más. Y podrás ser como tú quieras mientras alcanzas la máxima expresión de tu ser. —La Picadura de Morfeo aumentó—. No más contratos injustos y malsanos. Solo este.
El pergamino y la pluma aparecieron frente a Rua.
>>Solo necesito tu consentimiento y te llevaré al lugar al que perteneces.

_________________________________________

La quinta GM oculta representada en un gif:
La Tierra - Página 12 WLJLnOD
Seth
Seth
Personajes : Devoss: Humano transformado en Licántropo Tigre:



Ficha de cosechado
Nombre: Maila
Especie: Humana
Habilidades: Velocidad natatoria,intuición, carisma.

La Tierra - Página 12 Empty Re: La Tierra

el 24/03/19, 09:40 pm
La luz del amanecer brindaba al oleaje de un color anaranjado, creando destellos brillantes que cegaban la vista. Maila estaba en el piso superior del faro, disfrutando del paisaje que podía verse desde allí. Todo aquello le recordaba a su madre, la cuál llevaba muerta siete años tras un trágico accidente. <<Espero que me veas desde aquí, Ma>>. Pensó con nostalgia, llevaba allí arriba un buen rato. "Hablando" ,como a ella le gustaba decir, con su madre. Acto seguido se escuchó un lloriqueo, y la chica puso los ojos en blanco. <<Bueno, ahí va de nuevo Stitch metiendo la pata. Me ha gustado hablar contigo, Ma.>> Se despidió con una sonrisa y dando dos palmadas a la barandilla del faro. Bajando las escaleras se encontró con Mana, su hermana de diez años. Tenia el pelo rizado como su padre y unos ojos verde esmeralda.

-¡Mailaaaaa!- Gritó lloriqueando y con un peluche de unicornio en la mano.

-¿Qué haces aquí, Mana? Sabes que tienes completamente prohibido subir. Solo podemos estar Pa y yo.- Dijo cogiéndola de la mano y bajando los escalones.

- ¡Pero es que Api no me deja jugar con los muñequitos de dinosaurios! Dice que son suyos porque él ha visto más veces Parque Jurásico que yo.- Se quejó con otro ruidoso grito y lloriqueo.

Maila volvió a poner los ojos en blanco, cansada de esa situación. Ella era la mayor de todos sus hermanos, seguida de Api. Pero lo cierto era que a veces se comportaba como si tuviera siete años. Cuando llegaron a la planta baja se encontró con un completo desastre:  juguetes por el suelo, rollos de papel tirados por el sofá... Los culpables eran sus dos hermanos Api y Arthur Jr. Y en el centro de todo ello estaba su padre, Arthur, impasible a lo que pasaba a su alrededor y terminándose el desayuno. Su padre era el dueño del faro, pero no siempre habían vivido allí. Sólo se mudaron cuando la madre de la familia falleció en el accidente. Antes de eso, su padre nunca hacía el turno de noche, siempre lo hacía su compañero. Pero tras el trágico accidente Arthur lo despidió y se encargaba del faro él solo, por lo que casi nunca dormía y menos aún hablaba tras la muerte de su mujer. Maila suspiró al verlo.<<Si al menos me ayudara un poco>>  

-¡Qué es esto, Stitch! ¡Ya puedes estar recogiendo esto ahora mismo!-.
Regañó al mayor de sus tres hermanos. Stitch, o Api se giró bruscamente. Con el ceño fruncido y una cara de absoluto odio. Sus ojos eran marrones como los de su padre, con un pelo muy espeso similar al de una vaca.

-¡No me llames así, me llamo Apikai! - Gritó el niño muy enfadado.

-Pues entonces compórtate como un adulto y dejaré de llamarte así, Api. Recoge esto ahora mismo y después le vas a dejar a Mana jugar con los dinosaurios.- Le ordenó con su mejor tono autoritario.

-¡No! Son mis juguetes, Maila.- Respondió Api, pero enseguida cambió de decisión y se puso a recoger  cuando vio la mirada que le echó la chica.

-Y ayuda después a Arthur Jr. con sus tareas, sobretodo con las mates-. Como si le hubieran llamado Arthur Jr. empezó a reírse señalando a su hermano, mostrando la carencia de uno de sus dientes de leche. En ese momento su padre terminó de comer y empezó a subir las escaleras. -¿Ya te pones a trabajar? Es temprano, ¿no?-. Su padre la miró y asintió después. <<Genial, no esperaba otra cosa de ti, Pa.>> Pensó Maila con rabia. -Vale chicos, volveré a las dos. Y no pienses que hemos terminado aquí, Api. - Añadió señalándolo con el dedo antes de cerrar la puerta y que el chico le pudiese contestar.

Cuando salió del faro la brisa matutina le golpeó el rostro, provocándole una sonrisa y una sensación de paz después de ese caos. Para Maila no había mayor sensación de libertad que salir de ese faro sabiendo que iba a surfear. Quería a sus hermanos, claro. Con todo su ser. Pero también necesitaba momentos para ella sola, y esos momentos solo se lo daba surfear con sus amigos. Así que se encaminó hacia la caseta del club de surf, que estaba a veinte minutos del faro. Allí se encontraba su mejor amigo Josh, al que conocía desde los once años. Era un chico alto de veintidos años. Fue quién la convenció de entrar en el club, y aunque era bueno Maila no tardó en superarle. Algo con lo que Josh siempre bromeaba.

-Hoy llegas tarde-. Dijo tendiéndole el traje acuático. -¿ Qué ha sido esta vez?- Preguntó pasándose la mano por el cabello corto y rubio.

-Ha sido Api, como siempre. Ya sabes. Piensa que por ser mayor que Mana y Arthur Jr. puede hacer lo que quiera como un rey. Es curioso como olvida que esa lógica me sitúa a mi como su superiora- Bromeó guiñándole el ojo.  Josh se rió mientras cogía la tabla de surf.

-Por tu buen humor no me gustaría ser Api en estos momentos. Pero no estamos aquí para hablar de hermanos, ¿verdad?-  Le dijo con una sonrisa pícara y empezando  a andar hacia la costa.

-No, señor.- Contestó Maila sonriendo y deseosa de practicar con la tabla. Ese día las olas eran bastante grandes, y aunque eso significaba que eran más difíciles de cogerlas para Maila era más un desafío que un problema. Lo cierto es que cuando estaba ahí, encima de un buen oleaje, era cuando más se sentía conectada a su madre. Y para ella el surf era más que un hobby o un deporte, era una parte más de su vida. Así que se puso el traje lo más rápido posible y corrió hacia el mar, adelantando a Josh por su izquierda, quien al ver tal reto la siguió a toda velocidad.

Maila agradeció el contacto del agua y juntos surfearon durante horas. Fue a media mañana cuando encima de una ola la vio, a una chica de piel pálida y rubia, tendida en la arena. <<Fleur, si sigues escapándote Sor Satanás te encerrará en un cuarto oscuro para siempre>> Pensó alegrándose de que siguiera escapándose para verla. Con la distracción no pudo mantener el equilibrio y el mar se la tragó por completo. Cuando salió Josh no podía dejar de reír. <<Menuda impresión has dado, campeona.>>

-Parece que lo del alumno que supera al maestro no siempre es verdad, ¿no?- Dijo chinchándola.

-Cállate, Josh.- Dijo enfadada y salpicándolo con agua.- Sabes por qué me he caído, listillo.-Añadió mientras empezaba a nadar hacia la orilla.

-¡Claro que lo sé! ¡Voy a tener que pedirle un autógrafo si es tan importante como para hacerte caer de la tabla !- Le dijo a gritos. Maila le hizo un corte de manga con una sonrisa después de llegar a la orilla. Después se paró frente a ella y se apoyó en la tabla.

-Solo se me ocurren dos motivos por el que estés aquí. O has venido a tomar el sol o a verme. Y no pareces de las que le gusta la arena y la playa-. Le dijo a la francesa con una sonrisa.
Evanna
Evanna
Personajes :


Ficha de cosechado
Nombre: Rua
Especie: Humana. Sueca
Habilidades: Rapidez mental, valor, astucia

La Tierra - Página 12 Empty Re: La Tierra

el 25/03/19, 04:36 pm
Ese sencillo “estoy pillada” brillaron en la mente confundida de Rua como luces de neón. La sueca se consideraba, y lo era, una coqueta y una zorra de cuidado, pero eso de tocar a chicos o chicas que ya estaban con alguien, a no ser que ambas partes le diesen permiso, no le gustaba nada. E incluso borracha como estaba sabía bien eso y que era momento de recular.

Ya había sufrido una vez un desengaño por este tema por causa de la falta de sinceridad de la otra persona con la que ligaba, que en ningún momento le dijo de tener novia. Nunca mas. Rua soltó un risa ida dando golpecitos con sus manos en los hombros de Akeyo antes de alejarse tambaleandose un poco.

-Entiendgo, entiendgo....wooow, graaacias cielo, por la hip sincegidad – asintió Rua un par de veces muy de acuerdo, con la mirada cada mas turbia, Akeyo empezaba a desdoblarse frente a sus ojos y resistió la tentación de restregar o se le iría el rimel. Viéndose frustrados su usual manía de besar a otro ser vivo, Rua empezaba a ya a pasar a la segunda fase de su estado de alegre borracha: la desconexión.

Las palabras de Akeyo resonaron difusas en su mente en ese momento, pero que le serian muchas mas claras una vez despertarse. Solo sabia que sonaba muy interesante. Su amiga Lyra le había abandonado, Akeyo la había mandando a paseo y no había dado su beso de buenas noches...no estaba siendo una buena noche tal y como pensaba, no.

-Poder....gloria...petendientas...wooh suegna hip bonito- rio Rua parpadeando soñolienta al ver frente a sus ojos algo brillante y colorido que pareció haber sido creado de manos de Akeyo <<¿Que demo..?¿¡Quien me ha metido drogas en la bebida?>> Rua alucinaba, incrédula y demasiado borracha para reaccionar adecuadamente.

Rua frunció apenas el ceño confundida y demasiado ida ya, algo sonaba tan raro ahí, pero sentía tanto sueño que no era capaz de pensar correctamente ya. <<Un contrato...justo...y expresarme...con todo mi ser >> las ultimas palabras de Akeyo tomaban peso en la sueca empezando a convencerla. Rua hipo de nuevo. Una pluma y una pergamino estaban frente a ella.

A Rua le había enseñado a no firmar nada sin leer antes la letra pequeña, pero las letras pequeñas y las grandes, y el inicio y todo podían estar bailando conga o celebrando su propia orgía frente a sus ojos, que la sueca no se enteraría de nada.

-jejeje...orgia...de ketras....jejej hip- rió Rua, tomando la pluma con los ojos ya a medio cerrar. Estaba segura de haber firmado algo, mas el sueño terminó por cerrar sus agotados ojos por completo antes de pensar mucho mas allá en ello.

_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Rua habla =  #9932CC
Rua piensa = #CD5C5C
Dédalo piensa = #FFFAFA
Giniroryu
Giniroryu
GM
Personajes :
Noel: Draco de Estínfalo de origen sueco.
Archime/Krono Rádem: Kairós irrense.
Irianna: Nebulomante idrina lacustre.
Adrunelia: Gamusino sinhadre, edeel.
Lethe: enderth.



Ficha de cosechado
Nombre: Lethe
Especie: enderth
Habilidades: conocimiento de técnicas de supervivencia, orientación y vista de lince.

La Tierra - Página 12 Empty Re: La Tierra

el 25/03/19, 04:48 pm
Akeyo todavía tenía muchos contratos de sangre por delante y su siguiente destino era cumplir las expectativas de Sarah Wildes y hacer que ocurriera algo. La demiurga se dejó ver ante la chica, esperando no encontrarse con más borrachos aquella noche, y desde el principio permitió que varias de sus creaciones se moviesen junto a ella: un pájaro, un pequeño robot, un conejo y un roedor de madera, metal y tela corretearon en dirección a Sarah.
—No creo ser una sacerdotisa, pero tranquila: la muerte seguro que no soy. De hecho mi cometido es dar vida —señaló con un gesto a sus creaciones y varias de ellas se acercaron curiosas a la chica—. Me llamo Akeyo Kau y vengo a ofrecerte aquello que llevas tanto tiempo esperando. Eres especial y en este planeta nunca te van a reconocer como te mereces.
La Picadura de Morfeo comenzó a emanar en ese momento de sus creaciones. El pequeño robot que recordaba a a wall-e se elevó con unos pequeños propulsores que tenía en sus ruedas e hizo un sonido mecánico al mover la cabeza con lo que parecía curiosidad en dirección a Sarah.

_________________________________________

La quinta GM oculta representada en un gif:
La Tierra - Página 12 WLJLnOD
Aes
Aes
Personajes :
Ruth: Humana (Israel)
Demonio de Fuego
Tayron: Humano (Bélgica)
Lémur
Fleur: Humana (Francia)

Ficha de cosechado
Nombre: Fleur
Especie: Humana
Habilidades: Agilidad, oído musical y salto.

La Tierra - Página 12 Empty Re: La Tierra

el 25/03/19, 08:28 pm
Fleur disfrutaba desde la arena de su estado imperceptible, pudiendo observar sin tapujos. Cada vez que Maila parecía ser engullida por los muros de agua que se alzaban hambrientos la joven viraba o hacía trucos, manteniendo el equilibrio. Fleur sonrió para sí trazando círculos en la arena, tenía talento, eso era innegable. Aunque no pudo evitar soltar una risa cuando la hawaiana perdió el equilibrio al establecer contacto visual con ella.
¿Qué era eso? ¿Hormigueos? ¿Por saberse la causa de su distracción?
Cuando vio que salió del agua toda brillante para saludarla se sonrojó.

-Yo... he venido a verte- explicó con cansancio. >>¿Qué puedo decirle?<<, al verla de cerca y mirar directamente a sus ojos verdes comprendió qué quería hacer, pero a menudo se veía dividida entre lo que deseaba, y lo que le correspondía -me he escapado- >>¿Y ahora?<<. Temía por Maila, la última vez que se le había relacionado con una chica a esta se le habían cerrado las puertas a su sueño. Podría decir que no entendía el significado de eso pero sería mentira, a ella le había pasado exactamente lo mismo. ¿Cuánto hacia que no pisaba un escenario? No era lo mismo hacerlo sola en su habitación cuando sus compañeras desayunaban y ella fingía estar indispuesta. Le habían quitado la cosa que más en su propia esencia la hacía sentir. Célestine era capaz de presentarse en el faro, ante la familia de Maila. Los Camus eran así.
- Me siento segura aquí- era cierto. La playa, el sol reconfortante contra su piel, el olor a pescado por los bares de la costa, y sobre todo ser la espectadora número uno de surf. No tenía ganas de hablar, prefería preguntar a Maila por su padre, pero tampoco era buena idea. Lo último que deseaba era molestar- no aguanto más- pero lo dejó ahí, sabiendo que ocultar algo a Maila era mejor que decirle la verdad, pues sería capaz de plantarse en el convento. Y entonces si que no habría retorno, no estaba preparada para un choque entre ambas. Prefería que de momento, Célestine y su amiga permanecieran en universos distintos- déjame quedarme en el faro, sólo hoy, por favor. Puedo ayudarte con tus hermanos, Mana me echará de menos.

_________________________________________

"Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Son Un Sentimiento Suspendido En El Tiempo, A Veces Un Evento Terrible Condenado A Repetirse."

"Deja Que Tu Fe Sea Más Grande Que Tus Miedos"
Lathspell
Lathspell
Personajes : Zobriel: Nublino transformado en Basilisco
Kyllikki: Humana cosechada.

Ficha de cosechado
Nombre: Kyllikki Paasikoski
Especie: Humana
Habilidades: Buena menoria, muy buena, lealtad, y facilidad para los idiomas.

La Tierra - Página 12 Empty Re: La Tierra

el 26/03/19, 04:39 pm
- Que si mama, no te preocupes ya la vi... de hecho también le conté a papa algo del desenlace, me dijo que le estaba arruinando la obra pero así no tendrá decepciones....pero si, tu tranquila iré a casa de Inkeri, ojala que esa mujer haya arreglado todo porque...¿eh? No no no tomare mucho, y si me paso me quedo durmiendo allí, estoy a dos cuadras...si lo sé.....aunque deberían contar este parque...vaaale cuídate, diviértete...kiitos. Adiós mama... -

El aire frio no evitaba que Kyllikki dejara de hablar con pequeños respiros mientras caminaba. Había insistido tanto por ver aquella obra teatral en cooperación con la sinfónica, que cansada de esperar y esperar había ido hace cuatro días. Y ahora sus padres por fin habían decidido ir justo en Halloween y cuando ella tenía otras cosas que hacer. Aun faltaban varias calles para llegar a casa de su mejor amiga y la cantidad de personas en el exterior se había reducido drásticamente. Los niños ya se habían metido en sus casas a empacharse de golosinas y las madres cansadas se alegraban por eso. Quedaban muy pocas personas caminando o esperando por alguien, casi casi le daban ganas de haberle pedido a Neida alguno de sus cigarros. - Eso me pasa por no prever este clima estúpido...aunque por otro lado me hubiera cobrado de más, si se los pido ahora probablemente me los de gratis, y luego me pedirá algún favor y tendré que ayudarla, y eso significa....¡Que frio!

Se detuvo en una esquina, mientras los sonidos de las fiestas se mezclaban en el aire y sin poder contenerse mas empezó a dar pequeños saltitos y a soplar en sus guantes para calentar su rostro un poco.  Ella y su maldita idea de ir caminando para no llegar muy tempano ni que sus padres la dejen en la puerta - Yo y mis ideas..aunque así podrán ver la obra completa y no se perderán la...pero si no les cuento el detalle del inicio no la van a entender y claro yo tendría que explicarlo... - Y aun hablándose sola, se quedo en esa esquina, frente a una casa de jardín muy cuidado y luces solo en el piso superior. Tenía frio y no quería caminar hasta que el viento amainase un poco. Los dueños de la casa, una pareja casada hace tres años, estaban viendo documentales aburridos por televisión después de comer lasaña. -Frio, frio frio..¡¡quiero un porro maldición!!...frio frio ¡¡iiiiihhhhhhh!! Si hubieran salido a su ventana habrían visto por última vez a Kiki en este planeta antes de lo que pasaría esa noche.

_________________________________________

El Odio es por mucho el placer mas duradero. El hombre Ama con prisas, pero llega a Odiar con mucha calma.
Seth
Seth
Personajes : Devoss: Humano transformado en Licántropo Tigre:



Ficha de cosechado
Nombre: Maila
Especie: Humana
Habilidades: Velocidad natatoria,intuición, carisma.

La Tierra - Página 12 Empty Re: La Tierra

el 26/03/19, 08:14 pm
La chica escuchó con atención lo que  Fleur le contaba. Para Maila, Sor Satanás tenía de monja lo que ella de pelirroja. <<Quizá tendría que cantarle las cuatro cuarenta>>. Pensó un tanto enfadada. No era la primera vez que se planteba hacer eso, ni la primera vez que Fleur se escapaba contando más de lo mismo. Relatos como aquellos hacían que la hawaiana valorara mucho más la libertad que tenía y su vida en general.

-Claro que puedes venirte, Fleur. Mi casa es tu casa, ya lo sabes. Y seguro que Mana se pone muy contenta de verte, ¿verdad?-. Dijo la chica mientras ayudaba a la francesa a ponerse en pie y la abrazaba fuerte.- Mejor vamos a darnos prisa, antes de que Arthur Jr. vea divertido pintar la casa con permanente-. Bromeó Maila para aliviar la situación.

Era mediodía y el sol estaba en su completa magnitud, era cuando más calor hacía y Maila lamentaba en parte no poder estar más tiempo en la playa, refrescándose. Durante el trayecto le habló a Fleur sobretodo de las riñas de sus hermanos y los silencios incómodos de su padre. Aunque también le preguntó sobre Sor Clara, una monja que a los ojos de Maila era una maestra del sigilo y el ocultamiento. Pues llevaba un tiempo ocultándole a la Madre Superiora el embarazo en el que se encontraba. ¿El responsable? Uno de los amigos de Josh. <<Mike...Serás capullo, encima te quitas de en medio.>> Se dijo mientras meditaba en la increíble habilidad de Josh para entablar amistad con tíos imbéciles.

Cuando llegaron a la cuesta el faro podía verse por completo. El oleaje rompía con fuerza en aquella zona contra las rocas, los graznidos de las gaviotas se escuchaban por todas partes y en el horizonte se divisaban  las siluetas de cruceros, veleros y algún que otro buque con destino desconocido. Todos ellos atravesando con velocidad el agua, rasgándola a su paso y dejando estelas blancas allí por dónde pasaran.

Nada más llegar las dos chicas se encontraron con Api, ayudando a Arthur Jr. con los deberes y a Mana jugando con  los juguetes de dinosaurios, la cuál salió disparada hacia Fleur en cuanto la vio con un:-¡¡FLEUR!! ¡¿JUEGAS CONMIGO, PORFI?!
Contenido patrocinado

La Tierra - Página 12 Empty Re: La Tierra

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.