Conectarse
Estadísticas
Tenemos 199 miembros registradosEl último usuario registrado es Slow_frzNuestros miembros han publicado un total de 47914 mensajesen 951 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Torreón Letargo (Archivo V)

+14
NH
Evanna
Dal
Daninokuni
Leonart
Yber
Kanon
Giniroryu
Red
Aes
Muffie
Seth
Aliera W
Rocavarancolia Rol
18 participantes
Ir abajo

Torreón Letargo (Archivo V) - Página 4 Empty Torreón Letargo (Archivo V)

05/08/13, 03:54 am
Recuerdo del primer mensaje :

Este torreón de cuatro plantas está completamente cubierto de enredaderas, por lo que en un inicio es un poco complicado encontrar la puerta, algo más pequeña que en los otros torreones. El puente levadizo suele estar bajado, y da a una franja de tierra que rodea la parte delantera del torreón. Los capullos de las flores, que solo se abren con la Luna Roja, despiden al anochecer una fragancia que atonta y adormece a quien la huele. En el patio tiene suelo de tierra y también está repleto de plantas, en su mayoría secas o raquíticas. En el centro hay una estatua de una ninfa atravesada por cientos de estacas.

Ver mensajes anteriores (click aquí):


Última edición por Rocavarancolia Rol el 31/10/15, 02:21 pm, editado 1 vez


Ficha de cosechado
Nombre: Reina Tomoe
Especie: Humana, Asiática
Habilidades: Punteria, Reflejos, Oido Musical
Ver perfil de usuario

Torreón Letargo (Archivo V) - Página 4 Empty Re: Torreón Letargo (Archivo V)

08/09/14, 07:06 pm
Roaxen Tenvrai

Maldiciendo sus funciones vitales en voz alta, el ulterano volvio a centrarse en su aseado. El agua fria habia acabado por calarle y hasta podia sentirse cómodo en aquella bañera. Una vez pasado algo más de cuarto de hora, el ulterano se dió por satisfecho, viendo que poco más podia hacer él por su higiene.
Salió, se secó el cuerpo y se puso a recoger el baño. Se recogió el pelo con una toalla, formando una suerte de turbante abultado y, casi media hora después de haber recibido la visita de la idrina, salió vestido de nuevo, con la diferencia del turbante y de las gafas que ya habia limpiado y colocado sobre el puente de su nariz.

Y entonces bajó, sin demostrar demasiada prisa, casi con parsimonia, pues no queria parecer tan hambriento como lo estaba y, por otra parte, avasallado por un terrible sentimiento de verguenza.

Se dirigió a la cocina y contempló la olla.

Cogito Ergo Sum escribió: Ugh... ¿Qué diablos será esto? ¿Polvo con estiercol?

Se quedó contemplando la olla un rato. Casi habia perdido todo el calor.

Cogito Ergo Sum escribió: ¿Entrañas y moho?

Con un gran cucharón se sirvió una cantidad minuscula en un plato.

Cogito Ergo Sum escribió: ¿Bolas de pelo muerto con mucosidad nasal?

Cogiendo una cuchara más pequeña, se lo llevó todo a la mesa y se sentó, contemplando el plato y la minuscula cantidad servida.

Cogito Ergo Sum escribió: Cerumen con Casqueria


Habiendo concluido de que se trataba, el ulterano le rugia el estómago. Queria pensar que no seria comestible. Deseaba que no lo fuera, asi no tendria que tolerar más aquella indignante verguenza ominiosa. Hundio la cucharra en la ración y la separó del plato. Con el rostro compungido en una expresión de asco, lo contempló mientras lo acercaba lentamente a su cara. No era que no pareciese comestible. Era más bien que no creia que lo fuera, aun a pesar de su apariencia.
Miró a todos lados, esperando a algún xenoide espiandole mientras comia, como si fuera una señal de que lo habian envenenado, pero al no hallar a nadie, se sintió incómodo, en vez de como seria lo normal. Preferiria que estuviera envenenado.

-Comida de la plebe...-susurró con exhasperación.

Y, entonces, muy lenta y dolorosamente, se lo introdujo en la boca y cerró los ojos para saborearlo. Quizás, de haberlo planteado desde otro punto de vista, al ulterano le habria gustado el sabor. Pero en aquel caso, no podia ni queria aceptar el sabor. Pero se conformó con que no sabia especialmente raro y que, de hecho era comestible. Y entonces sus instintos hicieron el resto. Tras acabarse la ración, volvió a la cocina y se sirvió en el mismo plato una ración considerablemente más grande y volvió a ocupar su asiento. Sin impás alguno, se terminó el plato al cabo de un rato.
Comia sin voracidad en sus formas y en sus gesto, pero sin duda se notaba que habia pasado hambre. Eso era algo que aunque años de entrenamiento de modales y otras tantas enseñanzas no eran capaz de ocultar del todo.

Cuando terminó, recogió todo con pulcro espíritu y se limpió tambien a si mismo, como a los dientes, uno por uno, aunque algunos amenazaban con caerse durante las siguientes horas. Era una costumbre no tenia intención de perder.
No fue sino entonces cuando se quitó el turbante. Su pelo se estiró, por fin libre y brillante de nuevo habiendo recibido todos los cuidados que su dueño podia permitirsele. Se sentó en el sillón y retomó la tarea de trenzarselo de nuevo. Trenzaba con la habilidad de una tricotadora veterana, pero mientras lo hacia su mente parecia en otro sitio. Más de una vez se despistó y tuvo que reacer la trenza completamente. Y así pasó casi otro cuarto de hora.

El movimiento dentro del torreón parecia indicar que estaban limpiando lo que quedaba. Bufó por lo bajo. Teniendo en cuenta el trabajo que habia visto hecho por los xenoides sabia que él mismo tendria que seguir sus pasos a arreglar lo que su incompetencia dejaba como "limpio".
Se levantó del asiento y empujó el puente de sus gafas contra el entrecejo. Cogió la misma escoba que antes habia usado y subió por las escaleras, retomando el trabajo de limpieza con más energias, evitando siempre cuando pudiera, compartir el cuarto con cualquier otro que estuviera limpiando.
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Lethe
Especie: enderth
Habilidades: conocimiento de técnicas de supervivencia, orientación y vista de lince.
Ver perfil de usuario

Torreón Letargo (Archivo V) - Página 4 Empty Re: Torreón Letargo (Archivo V)

08/09/14, 10:22 pm
Agradeció todos los comentarios favorables acerca de la comida y, una vez todos hubieron terminado de comer se levantó de la mesa con la intención de fregar los platos. De dicha tarea, no obstante, se encargó Ruth, por lo que la idrina decidió entonces comprobar primero el resto del torreón para buscar una tarea que hacer a continuación. Empezó por el patio y el sótano, comprobando que además de la armería de la que le habían hablado también había algunas celdas. En su cabeza comenzó a forjarse la historia de un preso que había permanecido encerrado durante décadas en un lugar deprimente como aquel, pero decidió no profundizar en ello al menos por el momento. Tal vez fuese mejor no escribir situaciones aún más deprimentes que en la que se encontraban inspiradas en aquel lugar.

Ahora que estaba libre pudo comprobar cómo era el baño y también vio aquel cuarto que sin duda llamó la atención por parecer el más indicado en el que sentarse a escribir. Cuando llegó a la planta en la que se encontraban los dormitorios, no pudo evitar comenzar a darle vueltas en su cabeza al hecho de que eran comunales. Inmediatamente se le presentó un dilema. ¿Dónde dormiría ella? No le hacía gracia alguna pensar en compartir el cuarto con alguno de los hombres del grupo, pero probablemente el resto del grupo no pensase en establecer una separación por sexos. Y desde luego ella no iba a proponerla. Se dio cuenta de que se había quedado traspuesta en el umbral del dormitorio que se encontraba vacío en aquel momento y se dio la vuelta para dirigirse a Varsai y Devoss, que se encargaban en aquel instante del otro dormitorio.
Yo me encargo del otro —les anunció—. Le preguntaré a Kimbra si me echa una mano.

Dicho y hecho, buscó a la morena y cuando la encontró le expuso su petición, diciéndole que podrían hablar cuando hubiesen terminado con las tareas. La chica accedió a ayudarla e Irianna se aseguró de indicarle en todo momento lo que tenía que hacer cuando la veía dudar, ya se había fijado que durante la comida que a Kimbra le había costado utilizar los cubiertos. Sin duda provenía de una sociedad poco avanzada y la idrina cada vez sentía más curiosidad por ello.

Con la ayuda de la otra chica, Irianna se centró en limpiar y airear el cuarto, sacudiendo la ropa de cama y colocando las más limpias que encontró, mientras que las que estaban sucias las fue amontonando para después lavarlas, aunque seguramente tendrían que hacerlo en varios días ya que el tendal que había visto en el baño se llenaría enseguida. Por ello pidió a los que se encontraban cerca que si encontraban alguna cuerda o similar que pudiese utilizarse para tender la ropa que avisasen y así podrían buscar un lugar en el que crear un segundo tendal.

Durante la limpieza había encontrado los baúles con ropa de toda clase y la idrina había guardado tanto su chaqueta como sus guantes para no mancharlos. Aunque había varias prendas a las que le había echado el ojo para cambiarse a partir del siguiente día y que por tanto lavaría más tarde, se afanó sobre todo en encontrar ropa para dormir. Un pijama verde con el dibujo de un oso llamó su atención, pues además de ser de un color que le agradaba era muy probable que fuese más o menos de su talla, por lo que lo lavó antes de continuar con la limpieza y lo colgó en el baño para secar.

Cuando Kimbra y ella terminaron de limpiar aquel cuarto, Irianna decidió continuar con el estudio, ya que era muy probable que lo utilizase pronto, y finalmente subir a la última planta de la torre. Consistía en una única habitación que se encontraba prácticamente vacía, pero las dianas y las armas que había tiradas por toda la sala dejaban bastante claro para que se empleaba aquel cuarto. Allí también vio la trampilla de la que les había hablado Devoss, pero decidió explorar la azotea en otro momento y bajar a por una escoba para barrer aquella planta.

En cuanto estuvo satisfecha con su parte del trabajo, Irianna no perdió el tiempo y se dirigió al pozo para comenzar a subir cubos para llenar la bañera. El día había sido agotador y sentía su piel verdaderamente seca, por lo que no dudó en que necesitaba aquel baño a pesar de la reticencia que le producía tener que bañarse en agua fría. Una vez hubo atracado la puerta del baño y la bañera se encontraba llena, se desvistió lentamente, como queriendo postergar el momento en el que se metería en el agua y de hecho decidió empezar por lavar al menos su ropa interior antes de entrar en la ducha, utilizando un barreño que había subido para tal fin.

Una vez puso a secar las prendas que había lavado, se acercó a la bañera y, tras observar la superficie del agua durante unos segundos, decidió introducir tentativamente un pie. El contacto con aquella agua totalmente helada le hizo retirarlo casi al instante. Irianna frunció el ceño y se reprendió mentalmente <<solo es un poco de agua fría, no seas estúpida>>. Así pues, mordiéndose el labio inferior, la idrina decidió entrar lo más rápido que pudo en el recipiente, conteniendo un grito en un siseo cuando aquella agua tan fría invadió todo su cuerpo. Tiritando ligeramente, la idrina comenzó a bañarse sin perder el tiempo, cuanto más tiempo permaneciese quieta peor sería. Por suerte al cabo de unos instantes su cuerpo se fue acostumbrando poco a poco a la temperatura y la idrina dejó de temblar.

Se me va a quedar el pelo hecho un desastre con este jabón tan cochambroso —se lamentó en voz baja en algún momento durante el baño.
Tampoco es que tuviese un peine, por lo que una vez hubo salido y secado, cuando terminó de lavar el resto de sus prendas envuelta en toallas, dedicó un buen rato a desenredarse el cabello con las manos como pudo. Una vez estuvo satisfecha, todo lo que podía estar dadas las circunstancias, descolgó el pijama del tendal y se lo probó. Los pantalones le quedaban casi perfectos y la camiseta, aunque algo más ceñida en el pecho de lo acostumbrado en un pijama, también le servía.

Estaba a punto de salir del cuarto de baño por fin, empezando a desatrancar la puerta, cuando se giró hacia su ropa tendida, fijándose específicamente en su ropa interior. No quería dejarla allí, no sabía quién iba a utilizar el baño a continuación. Pero todavía no estaba seca, por lo que a Irianna se le presentó un nuevo dilema. Sabía que si iban a convivir todos allí, cosas como tender la ropa interior a la vista de los demás iban a ser inevitables, pero un runrún insistente en su cabeza, en forma de recuerdos desagradables y demasiado recientes, le impedía abandonar aquella sala dejándola allí. Cuando salió del baño, lo hizo con los brazos cruzados, poniendo mucho cuidado en que no se le cayeran las prendas que llevaba bajo los mismos.

Ficha de cosechado
Nombre: Irenneil
Especie: Sinhadre
Habilidades: Artesanía, imaginación y habilidad manual
Ver perfil de usuario

Torreón Letargo (Archivo V) - Página 4 Empty Re: Torreón Letargo (Archivo V)

12/09/14, 12:30 am

Kimbra se sentó donde y cuando se le indicó aunque no ocultó su desconcierto al ver los utensilios que había sobre la mesa. Entendía vagamente la idea de que cada uno se sirviera la comida que iba a alimentarle en una fuente pequeña propia en vez de coger lo que quisiera de fuentes comunales, ya que Ekatechs le había contado que algunos Seguidores de Lakra preferían comer en lugares distintos de la mesa y, por lo tanto, necesitaban de fuentes individuales para transportar la comida al lugar elegido. Aunque, en este caso, todos iban a comer en la mesa, por lo que no deberían estar fabricados con la misma finalidad. Lo que no llegaba a comprender era la razón por la que alguien fabricaría versiones en miniatura de los utensilios que ella conocía y utilizaba para cocinar, y por que habían sido repartidos a todos cuando no eran ellos los asignados como cocineros. Además, las dagas eran significativamente diferentes, a diferencia de las más conocidas por ella que había encontrado en la herrería.

Kimbra observó detenidamente los utensilios desde distintos ángulos y luego pasó a hacer lo mismo con la comida servida, aunque sin moverse demasiado, que se basaba en una carne aguada y otra más bien seca que ni siquiera parecía carne normal, todo ello acompañado con verduras frescas. La engendro se preguntó si habían realizado los experimentos pertinentes para verificar que aquellos vegetales no tenían veneno y para suprimirlo en el caso de que lo tuvieran. Como ninguno de los catadores parecía sufrir muerte repentina o algún otro tipo de enfermedad, Kimbra decidió proceder a comer ella también aunque tanto el horario como la comida y el proceso en si junto a los utensilios atentaba contra todo lo aprendido en su mundo. Ni siquiera la forma de sentarse de todos ellos era la habitual.

Aprendiendo a base de observación, Kimbra dio sus primeros pasos en el manejo de aquellos extraños utensilios, no sin dificultades, y terminó agarrándolos de una forma burda, aunque efectiva, que serviría para alimentarse de momento. Ciertamente, Kimbra podría haber despreciado toda la forma de alimentarse de sus compañeros y haberlo hecho de la manera en la que había sido instruida, pero aquello sería una rebeldía al orden establecido mudamente sin precedentes, así que la Hija de Lunas se limitó a adaptarse a la situación como mejor supo hacerlo.

La comida le resultó, para su sorpresa, deliciosa, especialmente la carne seca que resultó no serlo exactamente, ya que, por alguna razón, despertaba una especie de recuerdo en su paladar que le producía una sensación agradable.

Cuando todavía no había conseguido dar el segundo bocado a su comida, Irianna volvió, ya que había ido en busca de Roaxen antes de proceder a alimentarse, indicando que este se estaba dando un baño. Kimbra se preguntó si habría dado con una vena de Bakaiar cercano al torreón y dónde se situaba este para que Irianna pudiera haber hablado con él desde el torreón y sin que ellos los escucharan. Ciertamente, tenía que haber dado con la forma de bañarse sin la necesidad de tener que ir a una vena. “Quizás estos seres utilicen estanques como venas artificiales” se dijo al recordar el estanque volador que había encontrado en una de las estancias superiores, aunque lo desechó al instante ya que, no solo el estanque se encontraba vacío, sino que además no era una opción practica al ser un artefacto volador.

Siguió comiendo sin más contratiempos, sin pasársele por alto que el resto de compañeros bebía esa extraña sangre de Bakaiar sin potabilizar, a diferencia de ella, que mantuvo su hoja de ylia bajo la lengua durante toda la comida. Al terminar de comer, una de las chicas se autodesignó para la limpieza pertinente y una vez más Kimbra quedó sin cometido que llevar a cabo y de nuevo le invadió la sensación de encontrarse fuera de lugar, sensación que le desagradaba enormemente. Para su suerte, Irianna no tardó en sacarla de aquel estado al pedirle que le ayudara a limpiar alguna de las estancias. Aunque a Kimbra se le antojó una tarea innecesaria, no dudo en aceptar la petición y dar su ayuda. A pesar de su buena intención y disponibilidad, Irianna tuvo que explicarle e indicarla más de una de sus tareas, puesto que la engendro no las conocía o nunca había sido instruida en ellas, aunque no tuvieron mayores dificultades para llevar a cabo la limpieza.

Durante la limpieza descubrió varias cosas, como que los troncos de formas regulares que había desperdigados por las estancias no eran macizos sino que guardaban en su interior prendas de vestir tan extrañas y desconocidas para Kimbra como las que vestían sus nuevos compañeros. Además, Irianna le informó que las pacas de lana no eran tal cosa, se llamaban camas y eran el lugar sobre el que iban a dormir. La engendro le explicó que en Krabelin esas camas vendrían a ser una sucesión de pieles extendidas sobre el suelo y amontonadas.

Cuando terminaron de limpiar, Irianna le informó que se iba a dar un baño, gracias a lo cual la Hija de Lunas confirmó que llenaban el estanque volador con agua extraída de lo que llamaban pozo, que era una especie de agujero en la tierra que daba hasta una vena de Bakaiar subterránea. Kimbra, por su parte, decidió buscar en la cocina posible semillas para poner el huerto de nuevo en funcionamiento, ya que no quería quedarse sin tareas que realizar y aquella era una actividad que, no solo le agradaba, sino que además sabía que terminaría por llevar a cabo. Comenzó buscando entre los suministros con los que contaban y dio con algunos alimentos cuyos restos, una vez consumido o tratado, podrían hacer de fertilizantes o semillas.

Seguidamente, salió al patio donde encontró a uno de los chicos, el que cubría sus ojos con un extraño instrumento, observando el huerto. Kimbra ignoró su presencia y procedió a verificar que, aunque el lugar no se encontraba en las mejores condiciones, la tierra fuera optima y, por lo tanto, útil para la finalidad que le había sido asignada. Una vez confirmado, la engendro volvió a entrar en busca de instrumentos de jardinería para llevar a cabo su trabajo cuando encontró a Irianna con el pelo mojado y una vestimenta diferente a la que llevaba con anterioridad. Entre sus brazos, sujetaba un montón de ropa húmeda y Kimbra supuso que necesitaría de ayuda para ponerla a secar.

- Si lo deseas puedo poner esas prendas en algún lugar para que puedan secarse.- sugirió.


GM

Ficha de cosechado
Nombre: Lethe
Especie: enderth
Habilidades: conocimiento de técnicas de supervivencia, orientación y vista de lince.
Ver perfil de usuario

Torreón Letargo (Archivo V) - Página 4 Empty Re: Torreón Letargo (Archivo V)

12/09/14, 08:55 pm
La idrina se sobresaltó internamente al cruzarse con alguien en el pasillo camino hacia el cuarto que había estado limpiando, aunque se relajó al ver que se trataba de Kimbra. Un repentino nerviosismo contenido, no obstante, volvió a asaltarla ante la propuesta de la chica e Irianna se apresuró a negar no solo con palabras, sino también con su lenguaje corporal, queriendo transmitir que no deseaba que le insistiese.
No, no, gracias. —La chica ocultó todavía más todo lo que pudo de su ropa bajo sus brazos—. Ya me encargo yo… Oye, ¿quieres que hablemos ahora cuando vuelva? Puedes esperarme en aquel estudio de allí, estaremos más cómodas.
Le señaló el cuarto en cuestión y, en cuanto Kimbra mostró su acuerdo, se perdió escaleras arriba en dirección al dormitorio.

Todavía no sabía si sería aquel cuarto en el que dormiría y el dilema que se le presentaba al respecto volvió a asaltarla, temiendo el momento en el que llegase la hora de acostarse. Irianna examinó la habitación durante unos segundos y, tras arrimar la puerta hasta asegurase de que nadie podría ver en el interior sin moverla –de lo cual se enteraría porque no hacía precisamente poco estrépito-, colgó su ropa del respaldo de una silla que ella misma había limpiado con anterioridad. A continuación recogió su chaqueta de donde la había dejado y la colocó sobre el respaldo de modo que tapase las otras prendas. Finalmente la silla la colocó en una esquina de la habitación con sus guantes sobre el asiento, tratando de prevenir que cualquiera que la viese comprendiese para el propósito para el que se estaba utilizando y no la tocase. Con una sensación de inseguridad que la hacía sentirse verdaderamente estúpida, la idrina abandonó el cuarto y se dirigió al estudio.

Dedicó una leve sonrisa a Kimbra mientras se apartaba el pelo de la oreja de un lado antes de empezar a hablar.
Antes, cuando estábamos fuera tratando de encontrar el refugio, dijiste algo sobre que no sabías qué eran unos padres. ¿No existen las familias en la sociedad de la que vienes? —Antes de que su interlocutora pudiese responder a la primera pregunta, la idrina permaneció pensativa unos instantes y añadió algo más de inmediato—. O a lo mejor debería empezar por algo más básico. Lo siento si te resulta una pregunta tonta, pero, ¿sabes cómo has nacido?

Ficha de cosechado
Nombre: Fleur
Especie: Humana
Habilidades: Agilidad, oído musical y salto.
Ver perfil de usuario

Torreón Letargo (Archivo V) - Página 4 Empty Re: Torreón Letargo (Archivo V)

13/09/14, 06:02 pm
Con esfuerzo no me lleva mucho tiempo realizar el trabajo de lavar los utensilios de comida. Es algo que se me da bastante bien, lo hago a bastante velocidad pero con buenos resultados. Solo me he servido de un cubo de agua llenado por mí del pozo y unos trapos >>Los más limpios<< de Dios sabe donde. Una vez terminado los clasifico en varios cajones para no tener también un caos en la cocina, de esta forma nos será mas fácil encontrar cada cosa. >>Un poco de orden no le viene mal a nadie<<.

Salgo de la cocina con verdadero calor por todo el cuerpo. Mi piel está sudorosa, el pelo un poco grasiento y la frente cubierta de perlas de sudor. Inmediatamente me huelo a mí misma, >>Me recuerda al olor matutino de correr<<. El vestido no me ayuda, es muy grande, a parte de pisarlo constantemente, me agobia bastante. Me dirijo al cuarto de baño remangándome la parte de la falda con cara cansina. Abro la puerta y caigo en la cuenta de de que no me he traído agua para asearme. Por suerte ya hay algunas palanganas llenas que me servirán.

Agarro desde la falda y tiro hacia arriba con fuerza quitándome así el vestido con brusquedad, un repelús de satisfacción me hace estremecer con alegría. Es alivio sobre todo lo que siento en este momento. Debería analizar la situación, el entorno, la pérdida de los otros dos humanos. Pero este momento es único y solo para mí. >>Tengo que tomarme un descanso, hoy ha sido un día muy raro, y algo me dice que los demás se asemejarán mucho<< .

Después de llenar la bañera me dispongo a introducirme en ella cuando veo un vergonzoso error. >>¡He dejado la puerta totalmente abierta, de par en par vamos¡<<. Me examino con alerta. Por suerte aún estaba en ropa interior y no me había desnudado por completo. De un salto ya estoy justo al lado y la cierro de un portazo quedándose atrancada. Por si acaso coloco varios baúles a modo de una especie de barricada inútil. >>Pero que tonta eres<<.

Me desnudo al completo con un atisbo de desconfianza, el agua está cristalina y quieta como un lago. Primero meto la mano para ver la temperatura y me sorprendo al ver que está congelada. En el fondo quería que fuera así. >>Después de este calor insufrible no me apetece ducharme en agua caliente.<<.

Me meto hasta las rodillas poco a poco, y luego hasta la cintura saboreando cada momento de frescura. Reprimo un grito cuando el agua entra en contacto con mi cuello, especialmente en la zona de la nuca. Me quito las horquillas dejándolas en el suelo. Mi cabello flota danzante en el agua, como si tuviera vida propia. >>Parecen los de Roaxen<<. No puedo evitar pensar cosas cómicas en situaciones así, quizás lo hago para olvidar el resto de los problemas.
Mi barbilla también siente ahora la fría agua, me quedo así observando la superficie del agua con tristeza. Luego reacciono y me lavo con una asquerosa pastilla de jabón. Me froto con energía por todo el cuerpo eliminando todo rastro de suciedad posible u olor. Cuando salgo sitúo todo mi cabello hacia el lado izquierdo de manera muy repeinada y dejando el flequillo en la misma dirección, no antes de haberlo escurrido adecuadamente. Me seco con mi propio vestido debido a la ausencia de toallas. >>No pienso secarme con trapos de mierda<<.

El vestido está ahora mojado por lo rebusco en los baúles a mi disposición. Nada me parece bonito pero hay algunas prendas aceptables. >>Tampoco te emociones, como si tuvieras grandes vestidos de princesa en tu apartamento<<. Así que me coloco una camiseta negra de tirantes de una talla casi idéntica a la mía con tonos azulados por la parte inferior. Las prendas de abajo me cuesta muchísimo más a la hora de quedarme satisfecha. Unos pantalones cortos y un poco sucios pero frescos. Dejan al descubierto mis piernas trabajadas, aunque me da vergüenza salír con esto es lo mejor que hay. >>Al menos hasta que el vestido se seque<<. De este lo cuelgo en un tendal con la esperanza de que esté listo pronto. Me olvido de las horquillas que ni recuerdo su lugar. Antes de ponerme las sandalias casi resbalo debido al agua derramada al salir de la bañera, pero recupero el equilibrio pronto apoyándome en la pared.

Salgo colorada y sigo las voces de Irianna y Kimbra que se pierden en una habitación cerca. No me gusta la idea de ser una pesada pero me da miedo al idea de quedarme sola aquí, ya que no veo a nadie por los alrededores. >>Bueno está antes vi a Sigrún lanzando piedras a las paredes pero parece reflexionar, es un momento suyo de soledad, no me gustaría interrumpir su ritual mental<<
Entro a la habitación que parece hacer de escritorio. >>Aquí están<<. Las palabras de Irianna suenan estúpidas pero supongo que se debe a Kimbra, costumbres diferentes o algo parecido.
Finjo buscar algo desesperadamente por todos lados.

>>Antes tenía miedo a estar con los demás o en su presencia, ahora a quedarme sola. Bueno también la situación es muy distinta. Nunca me había atacado un escarabajo gigante.<<
Seth
Personajes :

Devoss: Humano (Países Bajos) Licántropo Tigre

Maila: Humana (Hawaii) Bruja de la Arena


Armas : Devoss: Forma animal y lanza


Ficha de cosechado
Nombre: Maila
Especie: Humana
Habilidades: Velocidad natatoria,intuición, carisma.
Ver perfil de usuario

Torreón Letargo (Archivo V) - Página 4 Empty Re: Torreón Letargo (Archivo V)

15/09/14, 10:54 pm
Deseaba preguntarle muchas cosas a Varsai, de su mundo, su religión, incluso de la forma de sus edificios. Pero debía limpiar y ya está, había que hacerlo rápido, en vez de hablarle solo sonreí.

Entonces llega Irianna y dice que va a limpiar el otro cuarto con Kimbra. Debido al incomodo momento me pongo a silbar una de mis canciones preferidas, mientras le quito el polvo a los muebles, pared...

Cuando ya decido que está limpio dejo el trapo en una mesita, cojo la lanza que me dejé apoyada en la pared,>> se me olvidó por completo con la comida<<.

-Creo que me ducharé después, uf, cuando saldremos de aquí-. No espero a que conteste, más bien estaba hablando solo...

Bajo los escalones ruidosamente con dirección a la armería.>> Me cuesta mover con ligereza la lanza, o cojo otra arma o hago ejercicio extra... A parte del de correr de mosntruos asesinos<<.  

Estas mierdas no nos ayudarán mucho contra la ciudad, sería mejor armas de fuego, pero claro, el mundo siempre te lo pone difícil. De todas maneras no tengo buena puntería, y eso que mi padre es militar y nunca he cogido su pistola. Aún tengo ese sentimiento tan oscuro en mí, el miedo. Se que es normal tenerlo, pero aún así.... me da rabia.

¿Tendrán los demás miedo? Supongo que si, pero si vamos juntos no tiene que pasar nada, aunque es cuestión de tiempo que nos separemos, ya lo hemos hecho. Siempre pasa en las pelis, al final el grupo se separa, pero esto es real así que supongo que tendremos el sentido común que los personajes esos carecen. Salgo de la armería y voy a la azotea buscando movimiento del otro grupo. Tengo esperanzas, en ellos y en mí. Se que lo conseguiremos, todos, unidos...
Muffie
Humor : Absurdo

Personajes :
Wednesday: Vouivre humana británica.
Karime: Licántropa loba libense de la capital.
Kimbra: Demonio rakshasa krabelinense Hija de Lunas engendro.
Irenneil: Brujo de la cera aurva sinhadre.
Edén Damkinea: Atlante daeliciano de la Ciudad del Norte.



Heridas/enfermedades :
Ka: Le falta el ojo izquierdo.

Armas :
Wen: Guadaña doble y arco.
Ka: Espadas gemelas, arco y dardos.
Kim: Arco, machetes y dagas.
Neil: Cuchara de madera y cera.
Edén: Magia y sonrisas amables.




Ficha de cosechado
Nombre: Irenneil
Especie: Sinhadre
Habilidades: Artesanía, imaginación y habilidad manual
Ver perfil de usuario

Torreón Letargo (Archivo V) - Página 4 Empty Re: Torreón Letargo (Archivo V)

18/09/14, 01:07 pm

El sobresalto de la idrina hizo que la Hija de Lunas también se sorprendiera, pues n se lo esperaba. Al ver la reacción de la chica, Kimbra pensó que tendría un recelo especial por sus objetos privados, por lo que ni insistió ni hizo mención alguna del hecho de que los apretara contra su pecho con tanta insistencia. La engendro asintió con la cabeza ante sus palabras y se dirigió a la estancia que Irianna le había señalado, deduciendo por su gesto que se trataba del nombrado estudio. Mientras esperaba, quedó de pie en la estancia observándola y preguntándose a qué tipo de comodidad se había referido la chica, pues según le había explicado Ekatechs, cómodo era algo agradable, como recostarse sobre Ámarok, pero ella no veía ninguna montura sobre la que recostarse en la estancia por lo que quedó confusa. “Seguramente el significado de cómodo varía de un mundo a otro, como tantos otros significados.” Se dijo.

Irianna no tardó en llegar y, retirándose el pelo de la cara, comenzó a hablar. Kimbra se fijó en las extrañas orejas que poseía. Ya las había visto con anterioridad, pero nunca tan de cerca y se preguntó si era una extremidad especial como el pelo de Roaxen o se trataba de algo más sencillo o solo aspectual.

- Desconozco el concepto padres, así como el concepto familias- comenzó respondiendo-. Y no resulta una pregunta tonta teniendo en cuenta que venimos de mundos distintos. Los Hijos de Lunas, raza genérica a la que pertenezco,- “aunque a la mayoría de mis congéneres les pese.” Añadió para sí- aparecemos en la Fuente de los Nacimientos todos los días de luna. Según nuestra creencia, la energía superior de las lunas nos forma y nos da vida en el interior de la fuente. El día de luna concluye nuestra formación y es entonces cuando nacemos y salimos de la fuente- le explicó lo mejor que pudo, a pesar de que resultaba extraño y difícil explicar el nacimiento de uno mismo-. Por otro lado, esta no es la única forma de nacimiento que hay en Krabelin. Los Hijos de Bakaiar, por el contrario, fecundan a sus hembras y estas ponen los huevos de los que saldrán los nuevos Hijos de Bakaiar- terminó de explicar. Luego añadió-. Espero que esto resuelva tus dudas acerca de mi nacimiento, así como del nacimiento de otras razas de mi mundo. Si lo deseas o lo necesitas, puedo también explicarte la forma de reproducción de las bestias de Krabelin- terminó ofreciendo y luego quedó callada a la espera de que Irianna procediera a explicarle los conceptos que ya le habían sido nombrados.



_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."
Aliera W
Personajes : Sigrún


Ficha de cosechado
Nombre: Sigrún
Especie: Humano
Habilidades: Puntería, orientación y resistencia
Ver perfil de usuario

Torreón Letargo (Archivo V) - Página 4 Empty Re: Torreón Letargo (Archivo V)

18/09/14, 06:07 pm
La entrada de Ruth en el patio lo sacó de su ensimismamiento. Había estado mirando las enredaderas fijamente hasta ese momento, sin saber si acercarse a ellas o no. Pero la llamada de Irianna anunciando la comida y el gruñido de su estómago lo persuadieron de dejar el dilema para más tarde. Aunque había supervisado la comida durante un tiempo, prefirió esperar unos minutos antes de probar los alimentos. Como no a nadie pareció pasarle nada, comió con ansia. Le supo bien, pero sospechaba que, con el hambre que tenía, cualquier cosa le habría sabido bien. Imitando a sus compañeros de mesa, felicitó a los cocineros y, sin saber muy bien qué hacer, volvió al patio a mirar el huerto. Si bien lo consideraba algo necesario, no se veía cuidando de él. Esbozó una media sonrisa mientras rememoraba su infancia con plantas. De pequeño las quemaba, con lo que la diversión acababa pronto. Con los años fue perfeccionando su técnica; las mataba poco a poco, contaminando el agua con productos químicos. Para quemar ya tenía las colas de los gatos callejeros.

Chasqueó la lengua y se giró para irse, pero apareció la chica que era como un maniquí <<¿Kimberly? ¿Kim qué? Kim… ¿bar?>> Ella apenas le dirigió una mirada bicolor y se puso examinar el huerto con detenimiento. Él la imitó mientras la observaba. Ya le había parecido curiosa la primera vez que la vio, pero seguía pareciéndoselo. Bajó la cabeza cuando se dio cuenta de que se le notaba demasiado y la dejó hacer hasta que se fue.

Sigrún suspiró y se sentó de nuevo al lado del pozo, en frente de las enredaderas, a las que, al cabo de un rato de divagar, comenzó a ver de otra manera. ¿Y si eran carnívoras? En ese caso no estarían seguros… vacilante, recogió unos guijarros del suelo y se los tiró, alejándose un poco y dejando unos segundos de margen entre un lanzamiento y otro. Aún no había acabado de tirar piedras cuando la virgen Fátima lo sorprendió en plena faena. Sólo entonces se percató de lo ridículo que debía de parecer. Sintió la obligación de explicarse, pero ella se metió en el edificio antes de que pudiese decir nada. Sigrún refunfuñó, entró de nuevo – pasar mucho tiempo al sol podía quemarle la piel- y recordó que la armería que Devoss había comentado. Buscó con la mirada a la gatita, pero no la vio y, como no tenía nada mejor que hacer, bajó a mirar. No había mucho donde elegir, además había algunas en mal estado y otras tan pequeñas que parecían de juguete. No tardó mucho en escoger una daga. Manejaba más o menos bien sus cuchillos, no le sería difícil aprender a manejar una daga… o eso esperaba. Tal vez alguno de los demás tuviese nociones básicas de lucha y enseñase a los demás, porque él tenía claro que iba a callarse lo de los cuchillos, como un pequeño secreto. Para los demás, él era tan inútil como el belga. << ¿O era holandés…?>>.
Se encontró el baño con ropa  tendida, pero no tenía grifo alguno ni forma de llenar la bañera. Por la ropa tendida de los demás, estaba claro que ellos habían encontrado la forma de bañarse. Ahora que lo pensaba, recordaba a más de uno cogiendo agua del pozo… <<No me jodas. Vuelta a la Edad Media. Genial>>.

Maldiciendo al que le engañó con todos los insultos que sabía – antes tenía varios idiomas para elegir, ahora estaba  limitado a uno- llenó la bañera y cogió la ropa que le pareció medio aceptable entre la que había lavado Ruth. Ahora que lo pensaba, no le había dado las gracias. Seguro que le agradaría que lo hiciera.

Cerró la puerta con recelo, y lavó y tendió su ropa junto a la de los demás. Contó las prendas. Estrenaría su daga como no volviesen todas con él. Se metió en el agua helada cogiendo aire y se frotó con el asqueroso jabón lo más rápido que pudo. Había encontrado una camiseta de manga larga junto con unos pantalones también largos, pero era sólo una capa, por lo que abultaría menos. Frunció el ceño. Al menos era de manga larga, y con su abrigo no se quemaría.


Última edición por Aliera W el 21/09/14, 04:48 pm, editado 1 vez
Giniroryu
GM
Status : Rest in fucking pieces.

Humor : REALLY NOT FEELIN' UP TO IT RIGHT NOW. SORRY.

Personajes :
Noel: Draco de Estínfalo de origen sueco.
Archime/Krono Rádem: Kairós irrense.
Irianna/Dama Enigma: Nebulomante idrina lacustre.
Adrunelia: Gamusino sinhadre, edeel.
Lethe: Horus, enderth.


Armas :
Noel: hacha de dos manos y espada bastarda.
Archime/Krono Rádem: sus monólogos sobre biomecánica avanzada.
Irianna: arco y estoque.
Adrune: lanza, espadas cortas y arco.
Lethe: arco y lanza.



Ficha de cosechado
Nombre: Lethe
Especie: enderth
Habilidades: conocimiento de técnicas de supervivencia, orientación y vista de lince.
Ver perfil de usuario

Torreón Letargo (Archivo V) - Página 4 Empty Re: Torreón Letargo (Archivo V)

18/09/14, 06:15 pm
Irianna se estaba sentando en una silla, también acercando otra por si Kimbra quería sentarse, cuando escuchó a Ruth entrar en la sala. Le dirigió una mirada, pero no mencionó nada al respecto. Realmente le daba igual que la niña se uniese, aunque pensó que no hubiese estado de más que la propia Ruth hubiese preguntado. Un simple “¿molesto?” era un mínimo de cortesía que difícilmente suponía un esfuerzo.

Esuchó a Kimbra con atención, memorizando todos los datos que le daba, ya que durante su discurso comprendió que el mundo del que provenía se llamaba Krabelin y, al parecer, el nombre de su especie era “hijo de lunas”. Pero sin duda lo que más sorprendió a la idrina fue la explicación de su nacimiento.
¿Aparecéis… sin más? —preguntó Irianna, tratando de contener el escepticismo en su tono.
No es que creyese que la krabelinense le estuviese mintiendo, al fin y al cabo no había más que verla con su aspecto de marioneta para recordar que un planeta podía ser radicalmente distinto de otro y, con él, sus seres vivos. Pero le daba la impresión de que en aquella explicación faltaban datos, o tal vez los hijos de luna no conociesen el auténtico fenómeno que estaba detrás de su nacimiento, al fin y al cabo la propia Kimbra había etiquetado como creencia a parte del proceso. No obstante, afirmó que existían otras especies que se reproducían sexualmente, en este caso de forma ovípara. Eso, desde luego, sí era terreno familiar para Irianna.
>>No es necesario que me lo expliques, pero me imagino que habrá animales vivíparos y ovovivíparos, ¿verdad? Así es como nacemos los idrinos, somos ovovivíparos —le explicó después de la respuesta afirmativa de la hija de lunas—. Pero también existen el resto de tipos de reproducción sexual en otras especies animales… Aunque desde luego no hay nada parecido a tu nacimiento.

Si en la sociedad de la que provenía Kimbra no existía el concepto de familia, cosa que no la extrañó en absoluto por varios motivos, era lógico que tampoco conociesen el de padres. Y mucho menos en el caso de los hijos de luna.
La otra especie que mencionaste, los hijos de Bakaiar… O cualquier animal que se reproduzca de forma sexual. Biológicamente, el macho y la hembra que se reproducen, serían los padres de su… —¿Si no conocía el concepto de padres, conocería el de hijo? Bueno, las especies de su mundo llevaban esa palabra en su denominación, así que parecía probable que sí. Aunque Irianna no tenía muy claro si significaba lo mismo—. De su hijo, del ser que concibieron. —Tal vez explicarlo de las dos formas fuese lo mejor. De ese modo no ofendería a la krabelinense pero se aseguraba de que la entendía—. En Idris, generalmente los padres se ocupan de sus hijos, porque se dice que forman una familia. Cómo te lo explicaría sin complicarlo demasiado… Una familia está formada por dos personas que deciden vivir juntas y todas aquellas personas consanguíneas que vivan en el mismo lugar, normalmente los hijos de la pareja.

Aunque se había explicado lo mejor que había podido, Irianna se mordió el labio inferior, insegura sobre si le habría aclarado algo a la hija de lunas o solo la habría dejado más confusa. Desde luego su explicación tenía muchas carencias, social y culturalmente hablando sobre todo, pero estaba segura de que aquella clase de información era mejor omitirla por el momento o Kimbra se haría un lio. A continuación se giró hacia Ruth, que no había dicho una sola palabra desde que llegó. Ya que se encontraba allí le parecía lo más correcto incluirla en la conversación.
¿Y tu especie, Ruth? ¿Se parece a lo que he contado o tu mundo también difiere mucho de Idris?

Antes de que la chica pudiese responder, Irianna captó a Sigrún acercándose por el pasillo, quien parecía que volvía de bañarse. En ese momento se sintió aliviada de haber decidido sacar su ropa interior del tendal del cuarto de baño.
Aes
Status : Bailando entre llamas
Humor : Me meo ;D
Personajes :

Ruth: Humana (Israel)
Demonio de Fuego
Tayron: Humano (Bélgica)
Lémur
Fleur: Humana (Francia)
Siwani


Ficha de cosechado
Nombre: Fleur
Especie: Humana
Habilidades: Agilidad, oído musical y salto.
Ver perfil de usuario

Torreón Letargo (Archivo V) - Página 4 Empty Re: Torreón Letargo (Archivo V)

19/09/14, 06:28 pm
La conversación gira en torno al nacimiento de cada una, los padres y familiares en general. Parecen explicarse mutuamente sus orígenes. Lo de Irianna me queda bastante claro, sin embargo lo de Kimbra me resulta extraño, no he entendido nada de lo que acaba de decir.
Me fijo bastante en sus ojos, me agrada el color de sus ojos, ni siquiera en La Tierra había llegado a ver a alguien con ojos de distinto color. >>Es alucinante, son preciosos<<.
Intento no quedarme ensimismada demasiado y quito la vista con vergüenza. >>Idiota<<.
Las palabras de Irianna me sumergen en la conversación, una conversación en la que no tenía intención de entrar. Solo escuchar. >>Bueno Ruth, no todo el mundo es como tú. O mejor dicho, tu no eres como los demás.<<

Al principio me quedo en blanco, así sin más. No logro procesar algo en mi mente, más bien le presto atención a la mención de la palabra especie. >>Parece mentira, hace menos de veinticuatro horas ni se me pasaría por la cabeza que tendría que explicarle a alienígenas cosas de los humanos. Ni que visitaría otro planeta, y menos con atmósfera respirable<<.

-Pues sí, se parece bastante. Los padres...-suspiro con confusión intentando expresarme bien sin parecer una idiota, aún sigo extrañada por tener que nombrar estas cosas, hay un momento de silencio, no puedo mirarlas a los ojos, deben de estar esperando- lo siento. No sé en vuestros casos pero en el mío siempre me había referido a La Tierra como el único mundo habitado, por lo que...es difícil.- ahora continúo mucho más rápido sin pararme ni interrupciones- Los padres cuidan de sus descendientes a los que llamamos hijos, bueno no todos lo hacen...pero la mayoría suelen quererlos.
Termino así, en seco, no es como quería acabar exactamente pero podría haberme salido peor.

Siento que debo añadir algo, no quedarme callada, es lo que siempre hacía en el instituto. Estar en silencio todo el rato. >>Quizás si participo más en las conversaciones puede que convivir en con ellos no sea tan incomodo como parezca, Dios no quiero ni pensar la hora de dormir.<<
El primer tema que veo adecuado lo saco de mis propias preocupaciones, el resto del grupo que huyó. Tejo mis palabras con cuidado, por si acaso había alguien cercano a ellas entre los desaparecidos.
-Llevo planteándome desde que ya sabéis- una interrupción para dejarles pensar o intuir por que camino va mi frase, pero sus rostros no parecen expresar comprenderlo, cosa normal por mi estúpida y corta explicación- pues que deberíamos buscarlos. A mí, a mi...me gustaría que se preocupasen por mí, no sabemos lo que pueden estar pasando en estos momentos, puede que no todos sigan vivos.
Espero unos segundos sus reacciones por si quieren evitar el tema.
-No es necesario que contestéis si queréis, ni que les busquemos pronto, pero no creo que sobrevivan mucho en esa ciudad, a menos que llegaron al refugio.- digo un poco más amable.
Me interesaría mucho que me contestaran. Veo correcto lo que he hecho. >>Yo en su lugar estaría aterrada<

_________________________________________

"Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Son Un Sentimiento Suspendido En El Tiempo, A Veces Un Evento Terrible Condenado A Repetirse."

"Deja Que Tu Fe Sea Más Grande Que Tus Miedos"
Muffie
Humor : Absurdo

Personajes :
Wednesday: Vouivre humana británica.
Karime: Licántropa loba libense de la capital.
Kimbra: Demonio rakshasa krabelinense Hija de Lunas engendro.
Irenneil: Brujo de la cera aurva sinhadre.
Edén Damkinea: Atlante daeliciano de la Ciudad del Norte.



Heridas/enfermedades :
Ka: Le falta el ojo izquierdo.

Armas :
Wen: Guadaña doble y arco.
Ka: Espadas gemelas, arco y dardos.
Kim: Arco, machetes y dagas.
Neil: Cuchara de madera y cera.
Edén: Magia y sonrisas amables.




Ficha de cosechado
Nombre: Irenneil
Especie: Sinhadre
Habilidades: Artesanía, imaginación y habilidad manual
Ver perfil de usuario

Torreón Letargo (Archivo V) - Página 4 Empty Re: Torreón Letargo (Archivo V)

20/09/14, 03:50 pm

- Surgimos de las aguas, si a eso es a lo que te refieres- contestó, sin saber mucho a que se refería con la expresión “aparecéis sin más”.

La idrina se refirió a su nacimiento como una mezcla entre el nacimiento de los Hijos de Bakaiar y el de las bestias mamíferas. Kimbra se preguntó como funcionaría exactamente ese proceso, pero no hizo alusión a ello, ya que le resultaron más interesantes los conceptos de padres y familia que Irianna procedió a explicarle.

Desde un primero momento, Kimbra sospechó que Irianna hacia un mal uso del término “hijo”, aunque posiblemente se debiera a que el concepto tenía una distinta interpretación en uno y otro mundo. Según su explicación, la engendro dedujo que los idrinos llamaban padres a una especie de cuidadores privados que, además, resultaban ser fecundador y fecundada. El concepto de familia, por otro lado, le resultó más complejo de entender.

- Creo haber entendido correctamente, aunque el concepto krabelinense de hijo dista del idrino- comenzó diciendo-. En Krabelin se denominan hijos a las creaciones de los dioses, no a un ser mortal concebido por mortales. En el principio de los tiempos el gran dios dragón Bakaiar creó a los Kievek y a los Lynokek, les dio la vida y un lugar en su interior donde poder vivir sin tener que exponerse a la mortífera atmosfera exterior. Son sus hijos, él los cuida y protege y ellos a cambio luchan por su amor y lo alimentan con sus descompuestos cadáveres. Los Hijos de Bakaiar solo necesitaron de ser creados una vez, mientras que nosotros, al no ser capaces de reproducirnos, necesitamos de las lunas para la creación de nuevos levynos y keprynos que se sumen a nuestras filas o nuestra raza perecería en pocas generaciones- explicó, pues ciertamente los conceptos eran diferentes y quería que Irianna entendiera esto para que no hubiera confusiones en conversaciones próximas-. El concepto de familia, por otro lado, escapa a mi comprensión. Si tal y como dices la familia es un grupo de personas que comparten lazos de sangre, el total de la raza sería una familia, pues el total de la raza comparte esa sangre. En este caso, ¿raza sería sinónimo de familia? Has dicho que son dos personas y sus hijos según la definición idrina, ¿Es que acaso la fecundación se lleva siempre a cabo entre el mismo macho y la misma hembra? ¿Y si no es capaz de fecundarla un día, quién la fecundará entonces? ¿Y si ella está incubando a quién le tocaría fecundar? Siento el exceso de preguntas, pero sospecho que no solo la definición de hijo dista de un mundo a otro, sino también el ritual de apareamiento.

Irianna, después de preguntarle, se dirigió a la chica que había entrado en la sala y a la que Kimbra había ignorado inconscientemente, puesto que no se había hecho notar de ninguna manera. Tras la pregunta, la chica, llamada Ruth, titubeó antes de contestar y lo hizo de forma atropellada y poco clara, dejando a Kimbra bastante confusa, pues no entendió su discurso, ni su intención ni a quién o qué se refería. La engendro se limitó a apartar la vista de la chica y volver a mirar a la idrina, pues había demostrado tener una comprensión y conocimiento palpable, además de más similitudes culturales con sus compañeros que ella, por lo que creyó que cabía la posibilidad de que hubiera entendido a la chica llamada Ruth.



_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."
Red
Personajes :
Vacuum: Hado infernal originario de la Tierra.
Saren: Selkie roc idrino.
Keiriarei: Kitsune de nueve colas ulterana.
Sekk: Berserker ulterano.
Remilo: Brujo del cobre irrense.
Qwara Khumalo: Ifrit sudafricana.


Ficha de cosechado
Nombre: Qwara Khumalo.
Especie: Humana sudafricana.
Habilidades: Rapidez mental, velocidad y nociones de lucha (boxeo y krav maga).
Ver perfil de usuario

Torreón Letargo (Archivo V) - Página 4 Empty Re: Torreón Letargo (Archivo V)

20/09/14, 10:34 pm
Sekk aceptó en silencio los elogios compartidos con la idrina por la comida y continuó trabajando, haciendo aquel refugio más confortable en la medida de la posible. En las horas siguientes recorrió el torreón de arriba a abajo eliminando la mugre que se escondía en todos los recovecos, ventilando las estancias vacías y haciendo inventario mental de todo el material que tenían a su disposición. Evitó el sótano y la armería, sin embargo, pues sabía de sobra que si entraba allí antes de acabar lo esencial terminaría perdiendo el tiempo. Siguiendo el ejemplo de Irianna y de otros de sus compañeros, el intara buscó en los baúles y armarios ropa de su talla y bajó al patio a lavarla, poniéndola a secar en un tendal improvisado en una habitación de la primera planta, al lado del estudio. Había reunido unas cuantas prendas, algunas de abrigo, y si las cuidaba podrían servirle durante todo el año.

No habló con nadie y evitó la compañía durante todo el proceso, manteniendo un semblante ensimismado en la tarea que tenía entre manos y una expresión que no invitaba a la conversación. Sekk prefería trabajar así, evitando distracciones, y una vez estuvo satisfecho con los resultados, salió al patio a refrescarse. Allí reunió agua y la subió a la primera planta para darse un baño.

Una vez se hubo asegurado de que la estancia estaba vacía, el chico cerró la puerta para que nadie le molestase y se desvistió con aire distraído, lavándose con una de las palanganas antes de meterse en la bañera. El agua estaba helada, pero no tardó en acostumbrarse a la temperatura, y aunque el jabón dejaba mucho que desear no tardó en sentirse como nuevo. Un buen baño después de un día de trabajo sentaba de maravilla.

Se permitió remolonear unos minutos bajo el agua, disfrutando el pequeño descanso, pero su naturaleza inquieta le instó a ponerse en marcha de nuevo. Se secó con una toalla y lavó la ropa que había traído de Ulterania, llendo a continuación a la habitación donde había dejado horas atrás la ropa secando. Allí tendió la que acababa de lavar y se vistió con algunas de las prendas que había recogido al principio de la tarde. Eligió unos vaqueros desgastados, una camisola blanca de manga corta y un jersey morado bastante cómodo. El color no era muy de su agrado y seguramente tendría que oir algun comentario por parte del xolnita, pero no tenía ganas de congelarse.

Se calzó y bajó a la cocina buscando algo para comer. El pelo revuelto estaba ligeramente húmedo, pero no parecía importarle, y después de hacerse sus dos trenzas habituales se sirvió un poco del pescado que había sobrado a mediodía. Merendó apoyado en la encimera, y cuando acabó volvió a dejarlo todo limpio, haciéndose con una manzana rojiza antes de subirse a la azotea.

No le costó mucho dar con la trampilla en la tercera planta, y al cabo de unos minutos estaba sentado entre las almenas con la vista perdida en algún punto entre las ruinas. Empezaba a anochecer y soplaba un viento fresco, pero el intara estaba cómodo y el rumor de las olas en la distancia le tranquilizaba. Aquella ciudad extraña iba a ser su hogar durante el próximo año, y aunque había tratado de no pensar demasiado en ello hasta el momento, lo cierto era que la incertidumbre le inquietaba sobremanera. No sabía si estaba preparado para algo así, por muchas cosas que pudiera saber nunca había salido de su ciudad-barco y ahora estaba en otro planeta, pero tenía muy claro que no quería terminar sus días allí.


Última edición por Red el 23/09/14, 10:35 pm, editado 1 vez
Giniroryu
GM
Status : Rest in fucking pieces.

Humor : REALLY NOT FEELIN' UP TO IT RIGHT NOW. SORRY.

Personajes :
Noel: Draco de Estínfalo de origen sueco.
Archime/Krono Rádem: Kairós irrense.
Irianna/Dama Enigma: Nebulomante idrina lacustre.
Adrunelia: Gamusino sinhadre, edeel.
Lethe: Horus, enderth.


Armas :
Noel: hacha de dos manos y espada bastarda.
Archime/Krono Rádem: sus monólogos sobre biomecánica avanzada.
Irianna: arco y estoque.
Adrune: lanza, espadas cortas y arco.
Lethe: arco y lanza.



Ficha de cosechado
Nombre: Lethe
Especie: enderth
Habilidades: conocimiento de técnicas de supervivencia, orientación y vista de lince.
Ver perfil de usuario

Torreón Letargo (Archivo V) - Página 4 Empty Re: Torreón Letargo (Archivo V)

21/09/14, 05:10 am
La explicación de Kimbra sobre cómo surgía su especie no aclaró demasiado a la idrina. ¿Estaba implicando que su especie era anfibia o se trataba de otra cosa? Antes había dicho que aparecían en una fuente… Lo que sí confirmó con sus palabras fue que provenía de una sociedad fuertemente ligada a unas creencias de carácter religioso o, al menos, místico. Ello tampoco la sorprendió, teniendo en cuenta que el resto de datos que la hija de lunas le había proporcionado o lo que se podía intuir de su comportamiento y sus palabras. Tal y como sospechaba, había hecho bien aclarando a qué se refería con hijo, pues en Krabelin no lo concebían de la misma forma, pero Kimbra parecía haberlo entendido. El concepto de familia, no obstante, parecía producir muchas dudas a la hija de luna, pero no era extraño teniendo en cuenta las circunstancias.

Creo que no alcanzo a imaginarme por completo como es tu mundo, pero es radicalmente distinto a Idris.
La idrina sentía mucha curiosidad por Krabelin, en su mente de escritora ya se había comenzado a gestar qué clase de historias se podían relatar con los retazos que había recibido de la hija de luna. La supervivencia y los rituales serían componentes clave del supuesto relato.
Las suposiciones de Kimbra la previnieron de perderse en las profundidades de su imaginación y trató de analizar lo que decía para tratar de responder lo mejor que pudiera. Aquel intercambio cultura interplanetario no era fácil de expresar en palabras, al fin y al cabo cada uno daba por hechos muchos de los elementos básicos que componían su sociedad.

Uhm, no, no es lo mismo que raza. Cuando se habla de lazos de sangre en Idris se refiere a los más cercanos solamente. Según transcurren las generaciones de nacimientos, esos lazos se alejan cada vez más hasta que ya no se consideran parte de la misma familia. Es complicado, ni siquiera yo estoy muy segura de estar explicándolo bien —añadió mordiéndose el labio inferior con expresión pensativa—. Es un concepto sociocultural y por eso no se puede aplicar a lo que conoces, nuestros mundos son demasiado diferentes para realizar una comparación. El mundo de Ruth, en cambio, sí que parece más similar a Idris. Supongo que para ella es mucho más fácil de comprender lo que estoy diciendo —Se giró hacia la terrestre sonriendo levemente. Había notado la incomodidad de la chica y no pretendía obligarla a participar en la conversación si no quería, pero tal vez tan solo fuese vergonzosa y necesitase un empujón. No obstante, su comentario no la obligaba a responder a nada más, pero lo había formulado de tal forma que si ella se sentía cómoda compartiendo más información pudiese hacerlo—. Y… bueno, sobre la fecundación… Sí, podría decirse que normalmente suelen llevarse a cabo entre las dos mismas personas. Generalmente cuando dos personas deciden tener hijos es porque quieren formar una familia, sino lo normal es evitarlo. En tu mundo no tenéis el concepto de padres ni de familia, pero cuando existen ello implica una serie de responsabilidades y de gastos que hay que asumir, por lo que los idrinos solemos pensarlo muy bien antes de decidir reproducirnos. Y no pasa nada cuando ya no se puede producir la fecundación, no es necesario reproducirse más de una vez o siquiera hacerlo, es una elección. Asumo que en Krabelin la reproducción debe de tener mucha importancia, pero en Idris no se parece a lo que describes…

Ruth la desconcertó comentando algo que al parecer la preocupaba y que asumía que sabían a qué se referían, pero hasta que la terrestre no dio más datos Irianna no comprendió de qué hablaba.
Los perdimos de vista muy lejos de aquí, hoy ya no hubiésemos podido buscarlos de cualquier forma. Pero ellos estaban muy cerca del refugio, el pájaro de plumaje blanco afirmó haberlo visto desde la plaza donde nos reunimos por primera vez… Lo más seguro es que hayan podido llegar todos sanos y salvos a él. —Miró directamente a Ruth, tratando de transmitirle confianza tanto con su tono como sus gestos. La chica parecía verdaderamente preocupada. No se podía decir que la propia idrina no albergase la sombra de la duda, pero no servia de nada pensar de forma tan pesimista en aquellos momentos—. Mañana podemos hablar entre todos acerca de qué hacer al respecto. Hay que tomar en consideración bastantes cosas.
Por ejemplo que la ciudad era peligrosa, ya lo habían comprobado, y se trataba de un camino bastante largo. No obstante, Irianna también deseaba saber si Eara, Ayne y los demás se encontraban bien y se preguntaba si había gente en aquel grupo que tuviese conocimientos de manejo de armas. Sería un seguro de vida al que aferrarse si así fuera.
>>Se está haciendo tarde, será mejor que busque a Sekkeh Reikayame para comenzar a preparar la cena. Kimbra, seguiremos hablando cuando quieras —le comunicó a la hija de luna esbozando una sonrisa antes de abandonar el estudio.

Dicho y hecho, un tiempo después el grupo se encontraba sentado una vez más a la mesa, comiendo lo que el ulterano y ella habían preparado. Pero fue una vez hubieron terminado y los platos estuvieron lavados cuando llegó la hora de dormir y, con ella, aquel tema tan delicado para la idrina. ¿Cómo iban a repartirse? Tenía que tratar el asunto con mucha sutileza y tal vez lo más correcto hubiera sido no preguntar lo que estaba a punto de preguntar, pero aquel miedo irracional, aquella sensación angustiosa, la empujaba a ello.
Oíd —se dirigió al grueso del grupo—. No cabemos todos en el mismo cuarto, tal vez deberíamos elegir antes de nada dónde dormiremos. Por si alguno se acuesta más tarde que no haya problemas con el reparto…
Un manojo de nervios por dentro, Irianna se mantuvo todo lo hierática que pudo al lanzar aquella propuesta. Ella no pensaba expresar su preferencia hasta que todos hubieran decidido dónde dormirían.
Dal
Status : Perdido en la ciudad de los milagros y los portentos.
Personajes :
Heridas/enfermedades : Finas cicatrices por todo el cuerpo.

Ficha de cosechado
Nombre: Alec (Alasdair)
Especie: Humano; Escocés.
Habilidades: Fuerza bruta, nociones de lucha y resistencia.
Ver perfil de usuario

Torreón Letargo (Archivo V) - Página 4 Empty Re: Torreón Letargo (Archivo V)

21/09/14, 04:14 pm
La niña no preguntó al humano por qué parecía tan abatido, le dedicó una sonrisa de ánimo y empezó a limpiar. Limpió el suelo y las paredes y más tarde se puso a limpiar las camas que tenían una cantidad considerable de polvo, arañas y algún que otro inquilino.

Una vez terminado ya se estaba haciendo tarde y los demás llamaron a cenar. Varsai muerta de hambre y de cansancio bajó arrastrando los pies, comió con ganas y agradeció la comida otra vez. Irianna preguntó dónde dormirían los demás y Varsai lo tenía muy claro.

"Me pido la habitación con contraventanas."

Y salió corriendo escaleras arriba por si alguien le quería quitar la cama a pesar de que las había de sobra. Antes siquiera de tocar la almohada con la cabeza cayó dormida en un profundo sueño, como siempre. Ni siquiera estaba tapada.

_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .
Aes
Status : Bailando entre llamas
Humor : Me meo ;D
Personajes :

Ruth: Humana (Israel)
Demonio de Fuego
Tayron: Humano (Bélgica)
Lémur
Fleur: Humana (Francia)
Siwani


Ficha de cosechado
Nombre: Fleur
Especie: Humana
Habilidades: Agilidad, oído musical y salto.
Ver perfil de usuario

Torreón Letargo (Archivo V) - Página 4 Empty Re: Torreón Letargo (Archivo V)

21/09/14, 05:13 pm
Coincido totalmente con Irianna, es complicado imaginarse nacimientos diferentes de mundos distintos, y más si no sabías la existencia de estos. Puede que lo comprenda algún día, o lo vea con mis propios ojos, >>Quien sabe, viniendo de este lugar puede que pase, en cualquier modo aún no estoy interesada por las demás razas, quizás cuando todo esté más organizado y tranquilo.<<

Presto verdadera atención en cuanto al tema del resto de compañeros, asiento mientras va pronunciando cada frase. >>Ellos deberían tener más razones para estar preocupados ya que salimos corriendo en dirección contraria al refugio.<<
-Sí.-suspiro agotada por el sueño un poco, luego con un poco de más energía- ya habrá tiempo para preocuparnos, después de todo. ¿Merecemos descanso no?- anuncio esta vez en dirección a Kimbra.

A la hora de cenar lo hago con gusto y disfrutando, intentando olvidar todo lo sucedido en el día y dejarlo todo aparte. Trago despacio y remuevo mucho la comida con la lengua para notar mucho más el sabor. Me gusta incluso más que algunas comidas de allí, o puede ser simplemente la satisfacción de llenar mi estómago.
Observo a todos cuidadosamente. Es un grupo raro sin duda, si tengo que convivir con ellos durante un año será sin duda una experiencia extraña y única, pero en el fondo de todo me gusta, esto puede resultar interesante.

Ahora se presenta el dilema más incómodo, el que creo que todo el mundo estaba por una parte deseando que llegara para descansar, y por otra no por la obvia incomodidad al estar con extraños en una misma habitación. Aún no siento la suficiente confianza como para poder estar normal, para acostumbrarme, pero por mala suerte no dispongo de nada para borrar esa inseguridad de inmediato. >>¿Qué crees que haces Ruth?, huías de tus acosadores y te alejabas de la gente por puro miedo, ¿Vas a dormir ahora con ellos?. ¿Y qué otra opción hay?. ¿Acaso debería dormir en una planta sola o fuera del torreón?. No, en Rocavarancolia no hay lugar para inseguridades, es lo que me está demostrando por ahora.<<.
Así que con voz suave pero palabras firmes expongo mi decisión cuando Varsai decide la suya.
-Voy con ella, buenas noches. >>Ja, haber quien se duerme a sabiendas del peligro que corremos todos aquí<<.

Subo lentamente las escaleras descalzándome las sandalias y portándolas en la mano derecha. Entro al cuarto y veo a Varsai reboleada y totalmente frita. >>Esa niña..., siempre igual, feliz para todo. Es mejor que sea así<<. Sonrío un poco y pongo mis sandalias al pie de mi cama, justo la de al lado de Varsai.
Inspecciono el cuarto en general con alivio. >>Por fin, a dormir<<.
Temerosa cierro las ventanas por si acaso hay algún peligro acechante allí fuera. >>Como si las maderas pudiesen protegernos<<.
Luego me tumbo boca arriba tapándome con las mantas hasta el cuello como hacía de pequeña para que no me atacasen los monstruos. Y cuando me giro hacia Varsai siento un poco de compasión, >>Es de las más pequeñas y aun así parece valiente y positiva, admirable.<<.
Me incorporo poco a poco con lentitud evitando los quejidos de la cama para no despertarla de su profundo sueño, y con un poco de curiosidad la tapo con las sábanas a pesar de no hacer frío.

Por último pego la cara a la almohada y me sumerjo en mis propios sueños.


Despierto sudorosa y temblando por la mañana, ni siquiera me fijo en si alguien se ha despertado ya o no. Lo único que hago es dirigirme a la azotea para ver donde nos encontramos exactamente. >>Alucinante, esto es mucho mejor desde arriba<<


Última edición por chicoaeseg15 el 22/09/14, 04:04 pm, editado 1 vez

_________________________________________

"Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Son Un Sentimiento Suspendido En El Tiempo, A Veces Un Evento Terrible Condenado A Repetirse."

"Deja Que Tu Fe Sea Más Grande Que Tus Miedos"
Seth
Personajes :

Devoss: Humano (Países Bajos) Licántropo Tigre

Maila: Humana (Hawaii) Bruja de la Arena


Armas : Devoss: Forma animal y lanza


Ficha de cosechado
Nombre: Maila
Especie: Humana
Habilidades: Velocidad natatoria,intuición, carisma.
Ver perfil de usuario

Torreón Letargo (Archivo V) - Página 4 Empty Re: Torreón Letargo (Archivo V)

21/09/14, 09:12 pm
Nos ponemos a cenar, sigo con hambre pero debemos reservar recursos, no podemos gastarlo todo en un día, la comida esta buena, aunque si estuviera mala me la comería igual, no se puede desaprovechar el tener alimento.

-Bien, pues me voy a duchar, la comida está buena, teníais que ver mis intentos de hacer tarta....-. Les digo con tono divertido. Cojo  varias prendas más o menos acorde con el tamaño de mi equipación, cierro la puerta y me desvisto para lavarme. >>¡ Dios, que frio esta!<<. Al meter el cuello empiezo a acostumbrarme y meto la cabeza entera. Al terminar me seco y lavo la ropa para después tenderla, ahora llevo una camiseta y pantalon gris.

Al salir del baño voy directamente para arriba sin decir buenas noches por el cansancio y me meto en uno de los cuartos con camas, me fijo en un agujero que hace por ventana.>> Lo bueno es que no creo que por ahí entre el escarabajo gigante<<. Me tiro en una cama y me tapo hasta la cintura, dejando los pies al descubierto.

Mañana será otro día y otra aventura. Cierro los ojos y tardo en conciliar el sueño, pero lo consigo.

Buenas noches maldita ciudad...


Última edición por Seth8 el 22/09/14, 04:10 pm, editado 3 veces
Leonart
Personajes : Nia: Nayade
Toima: Argos Magnetico
Kudryavka: Vánara
Basilisco de Un Solo Ojo Cizaña
Lorenzo: Centauro
Reina: Cosechada
Heridas/enfermedades :
Heridas:


Ficha de cosechado
Nombre: Reina Tomoe
Especie: Humana, Asiática
Habilidades: Punteria, Reflejos, Oido Musical
Ver perfil de usuario

Torreón Letargo (Archivo V) - Página 4 Empty Re: Torreón Letargo (Archivo V)

21/09/14, 09:56 pm
Roaxen Tenvrai

El capellán no habia cejado en su trabajo y no descansó hasta que llamaron para cenar. Aunque, eso si, no bajó hasta un poco más tarde de que los demás habian empezado a comer. Con una expresion de asco casi inapreciable, se internó en la cocina, se sirvió su parte y fue al estudio, escaleras arriba. Se encontraba extremadamente exhausto. No solo con la cantidad anormal de trabajo físico que habia tenido que emplear en aquel torreón para evitar nadar entre polvo sino que además el contacto con los alienigenas le resultaba, como mínimo ácido. Solo con contadas ocasiones se interesaria por iniciar una conversación o compartir un cuarto con uno.

Le daba igual muchas cosas que, a lo largo del día, habia dejado pasar. En lo que restaba de día, ya no queria saber nada más de nadie. Se habia subido al estudio, no solo para gozar de la comodidad de una mesa mientras comia sino para establecer ahí su punto de aguante contra intrusos xenoides. No confiaba que por la noche algún inoportuno de los demás intentase acabar con su vida mientras intentaba conciliar el sueño y, por ello, habia decidido no dormir y esperar sentado en el asiento con la ballesta apuntada hacia la puerta.

Dejó pasar las horas y bajó con su plato y cubiertos a la planta baja del torreón. Fregando y recogiendo su parte, el xolnita volvió a su habitaculo. Ya se habian repartido habitaciones y camas, como bien habia predicho. No cruzó mirada ni palabras con nadie y volvió al estudio.
Fue entonces cuando pasó a contemplar los enseres de este, si es que habia. Matando el tiempo como se le ocurria, esperaba un asalto en cualquier momento y estaba preparado para rechazarlo de inmediato o, al menos, llevarse a tantos de sus atacantes como pudiera antes de caer víctima de su crueldad.

Cogito Ergo Sum escribió: Como siempre, lo peor es la espera. Siempre es la espera antes que el calor del campo de batalla.
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.