Conectarse
Estadísticas
Tenemos 199 miembros registradosEl último usuario registrado es Slow_frzNuestros miembros han publicado un total de 47914 mensajesen 951 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Torreón Maciel (Archivo VII)

+18
Kanon
Dal
Muffie
Leonart
Giniroryu
Aes
Red
Tak
Shiogen
Merodeador
Evanna
NH
Zarket
Alicia
Jack
Carmesí
Poblo
Rocavarancolia Rol
22 participantes
Ir abajo

Torreón Maciel (Archivo VII) - Página 47 Empty Torreón Maciel (Archivo VII)

05/08/13, 03:48 am
Recuerdo del primer mensaje :

Torreón de cuatro plantas de piedra azulada, cuya azotea y última planta fueron destrozadas por una ballena, de la que ya solo queda el esqueleto. Allí anidan las estirges. Se accede por un puende levadizo y un portón. El corredor de la entrada está plagado de pintadas y mensajes y termina en una reja llena de púas. El patio, donde se reparten algunas vértebras del animal del techo, está rodeado de un muro coronado con cristales, y en el centro de éste hay una estatua de gran pájaro negro con el pico serrado en cuya base está apoyado el reloj robado del torreón Margalar.

Ver mensajes anteriores (click aquí):


Última edición por Rocavarancolia Rol el 31/10/15, 02:19 pm, editado 1 vez


Ficha de cosechado
Nombre: Nadzieja Sikorski.
Especie: Humana.
Habilidades: Resistencia, oído musical e imaginación.
Ver perfil de usuario

Torreón Maciel (Archivo VII) - Página 47 Empty Re: Torreón Maciel (Archivo VII)

24/10/15, 10:00 pm
-Bu-Bu-Buenos días, Samika… yo, yo, yo tampo-po-poco he dormido-mucho. E-e-esta-taba prac-ticando como volver a-a-a-a-a-andar.- La voz temblorosa del repoblador no se debía a una súbita tartamudez o timidez sino a sus acciones al tiempo que hablaba. El véspido soldado luchaba con su precario equilibrio, mientras se levantaba de su caída, siempre le costaba más volver a recuperar sus facultades después de haber estado en el suelo. Zarandeando los brazos en círculos, intentaba evitar que el peso de su nuevo abdomen-trasero ayudase a la gravedad a tirarle de nuevo al suelo. Al final consiguió incorporarse y mantenerse con un ligero tambaleo, la mitad superior de su cuerpo inclinada para hacer de contra peso para la trasera. Sonrió satisfecho una vez consiguió su proeza y desde esa extraña postura volvió a hablar:

-Deberíamos bajar a desayunar. Eara ya habrá terminado de cocinar.-

Iba a volver a luchar por incorporarse del todo y así bajar al piso de abajo cuando una idea le asaltó “¿Y si vuelo?”. El repoblador movió sus alas en un frenesí inquietante, era la primera vez que las usaba y, ya se ha dicho de paso, que intentaba tan siquiera moverlas. A lo largo de la noche las amarillentas y semitransparentes alas se habían estirado y solidificado, ya podían servir. El bicho había tenido una buena idea para más adelante pero no para aquel momento en el cual aún no tenía la fuerza para elevarse en el vuelo, por lo menos las alas daban impulso. El impulso era hacia delante por lo que Ergot se comió el suelo con la cara, otra vez. La segunda desde que había llegado a Rocavarancolia, muchas cosas indicaban que no sería la última.

-Id bajando sin mí. Estoy bien. Ya os alcanzare.- les dijo a los que aún quedaban en el cuarto. Tardo unos cinco minutos en recuperarse del todo.

Y aunque tardó mucho más que el resto, al final consiguió bajar por su propia pata al piso de abajo y así poder desayunar con los demás. Que la mitad final del trayecto en escalera lo hiciese rodando no era para tanto, además la experiencia le había servido para averiguar que se recuperaba muy rápido de las heridas.

Ficha de cosechado
Nombre: Rena
Especie: Irrense
Habilidades: Fuerza bruta, habilidad manual, automotivación.
Ver perfil de usuario

Torreón Maciel (Archivo VII) - Página 47 Empty Re: Torreón Maciel (Archivo VII)

25/10/15, 06:16 pm
Solo quedaban Samika y Ergot en la habitación, los demás ya debían haberse levantado. << He sido la última...>> era la primera vez que le pasaba. Le lanzó un beso al aire a Ergot por el cumplido y se levantó estirándose ruidosamente. No le sentaba bien dormir tanto.

-Ya dormirás cuando hayamos superencontrado información de nuestras transformaciones. - le respondió a Samika.

Tenía un hambre lobuna. Ayudó a su amiga a bajar las escaleras, haciendo esfuerzos por contener la risa que le había dado Ergot haciendo el payaso. Una vez llegaron al final, antes de que les diese tiempo siquiera a dar los buenos días, una voz desconocida llenó el torreón, trayendo noticias.

-¿Qué superha sido eso?

Decían que tenían que marcharse, que había nuevos refugios para ellos. Twixy's sintió un pánico repentino. Ya les habían dicho que tendrían que dejar el torreón, pero ¿tan pronto? Aquel había sido su hogar durante mucho tiempo. En la puerta encontraron un mapa con las localizaciones y características de cada refugio, que la frivy puso sobre la mesa de la cocina.

-¿Qué hacemos?- preguntó preocupada.¿Debían dejar la biblioteca para otro momento? ¿Ir con sus preguntas a los miembros del Consejo? Pero, ¿y si no se las respondían? Se mordió el labio inferior.
GM

Ficha de cosechado
Nombre:
Especie:
Habilidades:
Ver perfil de usuario

Torreón Maciel (Archivo VII) - Página 47 Empty Re: Torreón Maciel (Archivo VII)

25/10/15, 10:40 pm
Pasó un poco de tiempo hasta que Kirés entró desde el patio. Eara había sido consciente de que no estaba en la habitación, pero a Ayne lo cogió por sorpresa. Especialmente cuando le habló. Lo miró en silencio, sin ser consciente de que clavar la mirada en el enderth con su nueva cara podía ser bastante inquietante, un tanto extrañado de que se hubiese dirigido a él, pero también agradecido.
Normal. Supongo. —¿Era la verdad? No se lo parecía—. ¿Has descubierto tú algo nuevo?

Los demás no tardaron en aparecer, y Eara sintió una pequeña satisfacción al ver que había terminado los bollos justo a tiempo. El pregón la cogió sacando la bandeja del horno, y del susto estuvo a punto de dejarla caer. Aun sabiendo ya de antemano que iban a tener que abandonar aquel torreón, el pregón parecía haber llegado demasiado rápido. ¿Moverse de nuevo? ¿Empezar otra vida? Les había llevado demasiado tiempo acostumbrarse a aquello como para marcharse de nuevo a otro lugar desconocido por la fuerza. Ambos se preguntaron qué había pasado con Rasqa, pero no tenía caso hacer preguntas a ninguno de los presentes al respecto. Sin embargo no dejaba de ser preocupante, ¿se habría vuelto loco como Lemus? ¿Quería eso decir que alguien podía haber salido herido o algo peor?

Eara dejó la bandeja sobre la mesa y se acercó al mapa que traía Twix. Ayne quería verlo y comprobar dónde estaban esos refugios y si habían pasado por delante de ellos con anterioridad, pero no se atrevía a acercarse al grupo.
Deberíamos ir todos juntos, ¿verdad? —dijo Eara. No quería separarse, no quería vivir entre veteranos si lo hacían divididos.
¿Puedo ver el mapa cuando acabéis? —preguntó Ayne poco después. Se había levantado del sofá y había dejado la manta atrás, pero solo había dado un par de pasos vacilantes hacia la cocina antes de quedarse parado. Su cuerpo parecía pedirle que dejase el miedo atrás, que se acercase, ¿qué podía suceder si lo hacía?

Ficha de cosechado
Nombre: Rua
Especie: Humana. Sueca
Habilidades: Rapidez mental, valor, astucia
Ver perfil de usuario

Torreón Maciel (Archivo VII) - Página 47 Empty Re: Torreón Maciel (Archivo VII)

26/10/15, 12:28 am
Agradeció firmemente la ayuda de Twixy's, para bajar, riéndose al ver la pequeña figurilla cambiaba de Ergot caerse al intentar alzarse del suelo. El que estuviera tan animado luciendo diferente a sus ojos era positivo.

Ya abajo Samika se sentó en el sofá, mirando sus piernas y sus brazos que intento mover, notando cierto revuelo a su alrededor. Confusa comía, enfocándose sus ojos en grueso del grupo allá en la cocina siendo meras sombras, sabiendo que hablaban de algo pero siendo incapaz de escuchar. Samika volvió a bostezar, notando vagamente como su cuerpo se balanceaba de un lado a otro como un péndulo y queriendo mantenerse despierta se dio un par de golpes en las mejillas, buscando espabilarse. Necesitaba moverse o iba a quedarse dormida. Con dificultad se levanto sintiéndose aun adolorida y con cuidado casi perezoso consiguió llegar junto a sus amigos.

Agradeció a Eara los dulces preparados, cogiendo uno de los bollitos con la dificulta que da no saber como estirar o plegar las alas. Al morderlo sintió que revivía, sintiendo el deliciosos sabor a frutar llenar su boca. Se relamió sintiendo de nueva cuenta aquellos nuevos filosos colmillos formando parte de su dentadura y que seguía sintiendo extraños.  Su atención no tardando mucho en ser tomada por el libro de mapas.

-¿Estáis mirando donde iremos ahora?- no había escuchado el pregón, pero recordando lo que habían comentado el día anterior de que debían irse pronto, no era difícil sacar conjeturas- Dijimos anoche de ir a ver a los letarguinos y también pasar por la biblioteca. ¿O hay algo mas que no se?- pregunto notando cierta incomodidad en sus compañeros. Fue Eara la que le explico por escrito que ahora tenían otro añadido mas en cuanto a donde ir. Suspiro frustrada, ya sabia que debían irse ¿pero tan pronto? Algunos aun estaba sufriendo las consecuencias de su transformación, demonios- Mira que son jodidamente impacientes para echarnos. - añadió con cierto fastidio, dándole otro mordisco a su bollo de frutas y sintiendo como el dulce sabor calmaba un poco su molestia.

-Ya que tienen tanta prisa, podríamos ir a esos refugios, asentarnos y luego ya sin prisas ir a la biblioteca. Así no estamos dando vueltas como locos por esta ciudad- añadió respondiendo con eso a lo dicho por Twix  y mirando con sus ojos semiciegos las figuras borrosas de sus compañeros- Si los letarguinos lo escucharon irán también allá en algún momento, así podríamos saber como están. - continuo Samika viéndolo como la opción mas factible en la situación actual, pues para ella ya iba a ser costoso ir a esos refugios como para ponerse a dar vueltas por toda la ciudad. Porque podía moverse sola, siempre que no hubiera escaleras, pero su lentitud era tal que una oruga seria mas rápida, por lo que probablemente iba a necesitar algo de ayuda.


Ficha de cosechado
Nombre: Rena
Especie: Irrense
Habilidades: Fuerza bruta, habilidad manual, automotivación.
Ver perfil de usuario

Torreón Maciel (Archivo VII) - Página 47 Empty Re: Torreón Maciel (Archivo VII)

26/10/15, 10:37 pm
Twix cogió con disimulo un bollo recién hecho y empezó a mordisquearlo mientras los demás miraban el mapa.

-Yo superquiero ir allí- dijo señalando Serpentaria.- Si hipervan todos los magos a esa torre NECESITO ir yo también. Superquiero aprender más magia.

Estaba de acuerdo en lo de no separarse, y aunque le pesaba un poco arrastrar a todo su grupo por un capricho suyo, igualmente insistió en que fuesen a Serpentaria. Desayunaron, trazando el plan para dejar el torreón, comentando las cosas que iban a echar de menos y aventurando cómo sería su nuevo hogar. La frivy se iba emocionando por momentos, al recordar lo cutre que era Maciel a pesar del cariño que le tenía, y pensar en que era muy posible que Serpentaria lo fuese menos.

Cuando acabó de desayunar y felicitó a Eara por la comida, fue a buscar sus cosas. Le sacó la lengua a Ayne según pasaba por su lado y le daba el mapa para que lo mirase.

La ropa con la que había llegado, el pantalon y las pezoneras, estaban hechas un horror, por lo que optó por irse con el mono negro de neopreno que había arreglado y sus tacones. Quería causar una buena impresión. El problema fue su pelo, demasiado largo para ser manejable y de un lacio aburrido desde que se levantó. Tras pelearse con él un rato consiguió un recogido alto que dejaba dos largos mechones cayéndole sobre el pecho. Como no, su pequeño costurero iría con ella, y aunque seguramente no sirviera para nada, tambien su reproductorde música y las llaves de su casa. Bajó pletórica de nuevo al salón deseando irse, comenzando ya a olvidarse de su ''hogar''. Quien iba a decirle que despues de tanto tiempo su cerebro frivy iba a seguir haciendo su trabajo.

Sigue en la Torre Serpentaria


Última edición por NH el 27/10/15, 02:40 am, editado 1 vez
Evanna
Personajes :

Armas :

Ficha de cosechado
Nombre: Rua
Especie: Humana. Sueca
Habilidades: Rapidez mental, valor, astucia
Ver perfil de usuario

Torreón Maciel (Archivo VII) - Página 47 Empty Re: Torreón Maciel (Archivo VII)

27/10/15, 02:04 am
En realidad el refugio al que fueran le daba lo mismo mientras se mantuvieran juntos, por lo que estuvo de acuerdo a las palabras de Twix. Hablaron un poco mas sobre que harían y finalmente Samika podido un poco de ayuda para poder darse un baño, para poder quitarse la sangre pegada de encima y vestirse con algo decente.

Con las alas encontrar algo de ropa fue un coñazo, pero consiguió apañarse un top negro anudado bajo el pecho y uno vaqueros, aunque ponérselos fue en general un juego de paciencia y equilibrio, pues se negaba a pedir ayuda incluso para vestirse. Tras eso fue a por su sari, pues no pensaba dejarlo allí, que doblo cuida mente y que se ato en el cabello como un pañuelo; junto con su bastón que se sujeto por el cordón a la cinturilla del pantalón.

Ni que decir tiene que cada movimiento de brazos necesito de varios minutos intentando no desgarrarse la espalda y aun así fue lo mas incomodo del mundo. Cuando Samika al fin estuvo lista; bañada, vestida y peinada, estaba agotada y el sueño parecía querer vencerla tras toda la noche sin dormir. Bostezando sin parar y conteniendo la tentación de hacerse un ovillo sobre el sofá, advirtió a sus compañeros, no sin cierta frustración, que tendrían que ayudarla en el trayecto por su lentitud.

Con todo aquello, dejaban atrás Maciel y los muros que habían estado cobijandoles durante meses. Guardaba tanto buenos recuerdos como malos de aquel lugar, pues muchos de sus amigos murieron entre sus paredes. Ahora transformados no sabia lo que les esperaban, había tantas cosas que aprender, tanta información que buscar que Samika aun se sentía como si fuese una cosechada a pesar de que su apariencia dijera lo contrario.

<<Supongo uno no deja de ser siempre un simple cosechado hasta que no es uno con la ciudad, por mas monstruo que sea>> pensó viendo a sus amigos ya preparados para irse de allí.

Observo sus manos y los pellejos que colgaban de sus brazos y suspiró. Fue a aquella ciudad para recuperar su visión y todo había cambiado menos esta. Y ahora pasaba de vivir una aventura con sus muchos peligros a vivir otra diferente. Al menos en esta tenían armas reales que Samika pensaba aprender a usar en cuanto recuperase la libertad de usar su cuerpo.


Última edición por Evanna el 27/10/15, 02:39 am, editado 1 vez

_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Merodeador
Status : Las dudas son como los muertos, siempre acaban saliendo a flote.
Humor : Epístola de San Pablo a los adefesios: "Sois feos de cojones."
Personajes :
    Ergot: -Véspido Soldado Repobladoril-
    Nadzieja: -Escoria Cosechada HomoSapiens-


Ficha de cosechado
Nombre: Nadzieja Sikorski.
Especie: Humana.
Habilidades: Resistencia, oído musical e imaginación.
Ver perfil de usuario

Torreón Maciel (Archivo VII) - Página 47 Empty Re: Torreón Maciel (Archivo VII)

27/10/15, 02:36 am
Ergot se agobio con las noticias. Sabía que tendrían que marcharse pero nunca pensó que fuese a ser tan pronto. El repoblador sintió un ramalazo de nostalgia en cuanto se lo comunicaron. Aun no se había marchado y ya lo echaba de menos.

El repoblador escuchó los planes e ideas de sus compañeros que se comentaron durante el desayuno. Iba a proponer que observasen ambos torreones antes de decidir pero, la toma de decisión por parte de la frivy le hizo cambiar de idea. Con tal de permanecer todos juntos se iría a donde fuera.

Una vez trazaron por completo el plan, el véspido soldado siguió con sus ejercicios para recobrar el movimiento y el control mientras sus compañeros se preparaban. Fue apenas unos minutos antes de marchar cuando el repoblador recordó algo de suma importancia.

Gastó gran parte del tiempo que le quedaba en subir las escaleras, pero una vez allí la cosa se hizo más fácil. El repoblador agarró un trozo de tela en donde colocó su colección de pelos y pelusas como si se tratase de un hatillo. Salió corriendo de la habitación para pararse en la puerta entreabierta donde un tiempo atrás estuvieron los roquenses. Desde la marcha de Tesón Ergot no había vuelto a entrar en aquel cuarto pero tenía que recoger una cosa de suma importancia que había intentado olvidar, sin mucho éxito, a lo largo de los meses. Entró despacio arrastrando tras de sí su improvisada bolsa, escudriño la sala con cautela hasta que las encontró. Las tallas con motivos florales que le había hecho Tesón estaban cubiertas de polvo a causa del tiempo, pero a ojos del repoblador seguían igual de bellas que el primer día. Se las guardó en el paño junto a su nido apelotonado y complacido bajo abajo.

Una vez más en la planta baja y por última vez como cosechado, el bicho-planta desarmado se acercó, justo antes de cruzar el umbral de salida, a su sofá y no pudo evitar acariciarlo. Por su mente pasaban gran parte de las memorias que había hecho allí, tanto los momentos tristes como los alegres. Aquí había convivido con sus compañeros. Aquí había conseguido un nombre. Aquí había cantado sobre tallas y flores. Aquí había visto muertos a algunos de los que había considerado suyos. Aquí había aprendido a leer gracias a Ayne y Eara. Aquí había conocido lo que era el demonio floral y sus jornos infernales. Aquí había visto a Lemus y a Twixy’s en acción. Aquí había conocido el gran invento que era un sofá. Aquí se peleó con Tesón. Aquí se había sentido seguro. Aquí se había sentido atrapado y aterrado por el Duende. Aquí había visto a una casi ciega entrenar y pelear. Aquí había jugado a la limpieza y había coleccionado pelusas. Aquí había conversado con Emmit y el resto… Tantas cosas en tan poco tiempo. Ergot aquí no había sobrevivido. Ergot aquí había vivido, y plenamente además.

Sacó de su fardo una pelusa que estaba enroscada en los rosados cabellos de Eara y la escondió debajo del sofá, como un último recuerdo que se debía de quedar. Salió de Maciel con un paso tambaleante y una sonrisa triste. Sintiéndose más ligero que nunca.

_________________________________________

"Mientras no tengan conciencia de su fuerza no se rebelarán, y hasta después de haberse rebelado no serán conscientes. Éste es el problema." G.O.
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.