Conectarse
Últimos temas
Torreón SilenteAyer a las 11:35 pmLupinBiblioteca MágicaAyer a las 10:24 pmJackBahía de los NaufragiosAyer a las 12:45 pmAesLa habitación de los abrazos27/07/21, 06:48 amLathspellInmediaciones del castillo27/07/21, 12:59 amNihil
Estadísticas
Tenemos 195 miembros registradosEl último usuario registrado es EumanValNuestros miembros han publicado un total de 46792 mensajesen 905 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Torre Serpentaria

+18
Zarket
Alicia
Jack
Dal
Evanna
Tak
Kanon
NH
Yber
Red
Aes
Merodeador
Seth
Poblo
Leonart
Naeryan
Lupin
Rocavarancolia Rol
22 participantes
Ir abajo

Torre Serpentaria - Página 52 Empty Torre Serpentaria

02/08/11, 06:42 pm
Recuerdo del primer mensaje :

Refugio para neotransformados de cinco plantas. La torre culmina en una cúpula. Está situada junto a la plaza de la fuente y su puerta protegida por un hechizo que solo pueden desactivar los inquilinos. En las plantas inferiores se encuentran las habitaciones, dos salas comunes con dos chimeneas centrales interconectadas y una cocina comedor. En la planta superior, bajo la cúpula, hay una sala de entrenamiento mágico que cuenta con medidas de seguridad para no dañar el edificio. La mayoría de los muebles están hechizados y a algunos les gusta gastar bromas.

Los pomos de las puertas de los cuartos ocupados se vuelven de color rojo y una placa con el nombre de la o las personas que lo ocupan aparece en medio de la puerta.

Ver mensajes archivados:

Habitantes actuales:


Aldhias (PNJ)
Ayne y Eara
Baste 12 (PNJ)
Evelhan Kaw
Fiuxy's (PNJ)
Galiard Syl
Granta (PNJ)
Gres (PNJ)
Heraldo Rocuo
(Dama) Isis
Irianna
Jace
Kimbra
Kirés
Lanor Gris
Lulú (PNJ)
Naeleth (PNJ)
Onyx
Saria Omen
Sekkeh Reikayame

GM

Ficha de cosechado
Nombre: Lethe
Especie: enderth
Habilidades: conocimiento de técnicas de supervivencia, orientación y vista de lince.
Ver perfil de usuario

Torre Serpentaria - Página 52 Empty Re: Torre Serpentaria

13/12/20, 11:43 am
Charlaba animadamente con Jace, ya que ambos se dirigían a la sala de entrenamiento con el fin de estudiar y poner en práctica algo de magia, cuando les recibió el caos absoluto. La idrina intercambió una mirada de sorpresa con el dullahan e inmediatamente centró su atención en lo que tenía ante sí: centellas ambarinas, totalmente descontroladas y que cada vez aumentaban su número, y varios pares de manos que emergían del suelo. Por suerte para la nebulomante reconoció aquellas manos como un dominio, porque Neil le había hablado de las transformaciones de sus amigos en el trabajo. Y hablando del brujo de la cera…

¡Neil! ¿Qué…?
No pudo decir mucho más, pues en el transcurso de aquellos segundos las centellas habían aumentado aún más, y un estruendo que provenía de un mueble siendo derribado por ellas la interrumpió.
>>Oh, por el Reflejo… —musitó.
Y a continuación empezó a conjurar.

Pocos segundos después ocurrieron dos cosas: la temperatura de la sala se elevó considerablemente y una ola de magia se expandió por toda ella, deshaciendo por completo las centellas ambarinas y deteniendo el caos. Volvió a girarse hacia el sinhadre.
¿Cómo ha sucedido esto?
No sonaba acusatoria, ya que sabía que el aurva no era asío de irresponsable, pero tenía cierta sospecha.

Ficha de cosechado
Nombre: Kahlo
Especie: Varmana granta
Habilidades: Habilidad manual, inmutabilidad, carisma
Ver perfil de usuario

Torre Serpentaria - Página 52 Empty Re: Torre Serpentaria

14/12/20, 08:43 pm
Pocas veces se alegraba Jace de no tener cabeza: al jugar al póker con Sekk, cuando Isis se ponía uno de sus conjuntos de espanto y cuando la ausencia de esta evitaba que recibiera un centellazo en el ojo.

Había usado pocas veces la sala de entrenamiento, y desde luego nunca en semejantes condiciones. El paso de una de las centellas disolvió momentáneamente el humo a su paso, dejándole con el mareo y una maldición para el culpable de aquello. Lo primero que vio al recuperar la vista fue una mano sin cuerpo desatándole los cordones de las botas y otra rebuscándole en los bolsillos de la sudadera.

«¿¡Pero qué cojones es esto!?» acertó a “gritar”, apartándose para evitar las manos al tiempo que evitaba otra dichosa centella. ¿Por qué le sonaban tanto?

Irianna actuó deprisa, anulando el hechizo mientras él intentaba patear la mano a sus pies. Se había fijado en los dos enanos de la sala, el de pelo azul que parecía estar teniendo un ataque de ansiedad mientras otro, más enano aún vivía el momento. Les reconoció; eran del grupo de novatos que había estado en la inauguración de la boutique. Aparentemente su amiga conocía al de azul por su nombre, el único motivo por el que el dullahan no se lanzó a comérselos con patatas.

No diría nada, pero a los dos les llegaría un constante runrun molesto, como el sonido de un torrente en el fondo de sus cráneos.

Ficha de cosechado
Nombre: Sarah
Especie: Humana
Habilidades: Intuición, inmutabilidad y rapidez mental
Ver perfil de usuario

Torre Serpentaria - Página 52 Empty Re: Torre Serpentaria

16/12/20, 03:21 pm
Guille estaba dando saltitos cuando vio que derrepente las bolas que había creado habían desaparecido y un ambiente cálido lo sustituyó.

Fue entonces cuando pudo darse cuenta del pequeño desastre que había montado, los libros y papeles se habían desperdigados y algunos muebles le guardarian evidente rencor.

Busco corriendo la mirada de Neil que se encontraba claramente en pánico. Guille le miró encogiendose de hombros y seguido de una mirada y sonrisa inocente que claramente decía "por favor no te enfades no sabia lo que estaba haciendo soy pequeño e ignorante perdoname yo no quería hacer nada malo pensaba que era divertido"

Ficha de cosechado
Nombre: Irenneil
Especie: Sinhadre
Habilidades: Artesanía, imaginación y habilidad manual
Ver perfil de usuario

Torre Serpentaria - Página 52 Empty Re: Torre Serpentaria

16/12/20, 07:18 pm

Neil estaba en absoluta crisis, tan nervioso que no se le ocurría ninguna forma de contener la centella, por lo que la cerca a su alrededor tomó varias formas aleatorias como si no pudieran ser capaces de tomar una decisión entre todas ellas.

La visión de Irianna entrando a la habitación le llenó de alivio, pero en seguida volvió el pánico cuando se dio cuenta que la idrina no solo iba a poder ayudarle, sino que también podría enfadarse por el desastre.

-¡Guille! -volvió a exclamar con más alarma que advertencia a pesar de sus intenciones, más nervioso si cabía por la presencia del amigo sin cabeza de Irianna, el cual estaba claramente molesto con la situación-. ¡Lo siento mucho, Irianna! ¡Lo siento! -exclamó esta vez dirigiéndose hacia la nebulomante y su amigo notando que mientras hablaba Irianna ponía solución al problema-. ¡Es culpa mía! Me distraje. Fui a por un libro y lo deje solo. ¡Solo fue un par de minutos! Parecía tan concentrado... ¡Incluso había reprendido a las manos para que se comportaran! No pensé... Lo siento mucho, de verdad -intentó disculparse entre balbuceos apurados. Luego se giró hacia Guille, quien le miraba de vuelta con expresión inocente-. ¡Guille! -exclamó de nuevo sin saber mucho cómo reprender al humano delante de personas desconocidas.
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Lethe
Especie: enderth
Habilidades: conocimiento de técnicas de supervivencia, orientación y vista de lince.
Ver perfil de usuario

Torre Serpentaria - Página 52 Empty Re: Torre Serpentaria

17/12/20, 11:01 pm
Jace estaba molesto, era muy obvio por el mensaje telepático que había enviado. Lo cierto es que ella misma no le veía tampoco la gracia al asunto, muy a pesar del lenguaje corporal del niño rubio que se acercó ¿intentando dar pena? Por suerte estaba Neil, quien tenía bastante más cabeza que su amigo.
Neil: tranquilo —le dijo añadiendo gestos con el mismo mensaje—. No eres el responsable de todo lo que hagan los demás y tampoco ha ocurrido nada grave. —A continuación se giró hacia el otro niño— . Hola, eres amigo de Neil, ¿verdad? Yo soy Irianna, su compañera de trabajo. ¿Has sido tú el que conjuró las centellas?
Lo primero era tantear el terreno, por muy molesta que estuviese con la situación no dejaba de estar tratando con un niño pequeño.
Kanon
Status : es medianoche en la discoteca cementerio
Personajes :
Jace Stanfield: Dullahan imbécil procedente de la Tierra. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Seo Rox: Cambiante pinche furro, humano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’59m (sin botines)

Heridas/enfermedades : Alguien que le eche una mano xfi

Ficha de cosechado
Nombre: Kahlo
Especie: Varmana granta
Habilidades: Habilidad manual, inmutabilidad, carisma
Ver perfil de usuario

Torre Serpentaria - Página 52 Empty Re: Torre Serpentaria

20/12/20, 08:23 pm
¿Dejar solo a un crío en Rocavarancolia? Jace se cruzó de brazos y resopló mientras escuchaba al tal Neil explicarse. En realidad por la cara y las acciones del enano el dullahan sospechaba que el peligro de dejarle solo venía por otro lado. El apuro del mayor hizo que se sintiera mal por él así que optó por suavizar su lenguaje corporal, consciente del susto que le estaría metiendo. Las cosechas ya eran bastante malas como para encima tener aguantarlas con niños, qué decir de responsabilizarte de niños con superpoderes luego.

«Eh, tú, ¿es que no te han enseñado a pedir perdón?» le diría única y exclusivamente a Guille. Sus métodos eran menos delicados que los de su amiga, pero a Jace no podía importarle menos; no era justo que el peliazul pagase el pato y los críos le gustaban tanto como pisar un lego. Por otro canal que solo oirían Irianna y Neil respondería en un tono muy distinto, aún mosca pero menos agresivo. «Sí, ya está, al menos no había mucha gente. ¿Las manos esas son suyas? Porque menudo peligro tiene.»

_________________________________________

♪♫♬:


Torre Serpentaria - Página 52 Mercad11

Zarket
GM
Status : Jinete del apocalipsis (¡ahora con extra de torpeza social!)
Humor : En muerte cerebral.
Personajes :
Spoiler:
Bastel (antes Bran/Branniel): Trasgo de Ewa sexto sacerdote de la Secta, sádico, aficionado a matanzas y luchador en los bajos fondos. No tocarle los cojoncios, que muerde.

Lanor Gris: demiurgo procedente de Carabás. Tímido, llorica y buena gente.

Rádar (o Rad): astrario carabés tsundere hacia la magia, mandón, brusco y estricto. Fashion victim. Reloj andante.

Galiard syl: mago rabiosamente rocavarancolés, despiadado antihéroe brutalmente pragmático y compasivo antivillano bienintencionado.

Armas :
Spoiler:
Bastel (antes Bran): magia, garras, dientes y una espada de longitud media a larga. O lo que haga falta.

Lanor Gris: magia y sus criaturas.

Rádar (o Rad): espada de longitud media. Sus habilidades de desviación de hechizos.

Galiard Syl: magia y, si hace falta, una espada de longitud corta a media.


Ficha de cosechado
Nombre: Rádar
Especie: Carabés
Habilidades: Resistencia, velocidad natatoria, nociones de lucha
Ver perfil de usuario

Torre Serpentaria - Página 52 Empty Re: Torre Serpentaria

02/01/21, 05:30 pm
Galiard contempló una vez más la Luna Roja. Cada vez que la veía se encontraba completamente pletórico, repleto de su hermosura y su ferocidad. El mundo era imperfecto, claro, pero mientras pudiera contemplarla aunque solo fuera un segundo más sentiría que todo era correcto en su vida. Incluso sentía lástima por los innumerables seres esparcidos a lo largo del universo que jamás podrían bañarse en su luz, que nunca sentirían la majestuosidad del renacimiento que otorgaba a aquellos lo bastante fuertes para llegar a ella.

Tras esto entró en aquella increíble biblioteca, todavía fascinado con el lugar.

Llevaba apenas unos días siendo un mago (¡un mago!), y ya había notado la permanente contradicción en la que se encontraba todo rocavarancolés, al menos cuando la Luna Roja estaba en el cielo. Las energías de su cuerpo iban y venían, el cansancio hacía acto de presencia hasta que te echabas a dormir, pero parecía como si el gigantesco océano de su magia corriera siempre sin agotarse. No sabía si era porque los escasos hechizos que conocía eran de nivel tan bajo, por la presencia del astro que pendía de los cielos, por ambas cosas o por ninguna, pero el hecho era así.

También había notado que, aunque los hechizos que probaba ahora le salían más rápido que antes, todavía necesitaba un tiempo para hacerlos completamente funcionales. Imaginaba que el proceso de aprendizaje se empinaría conforme llegara a los más complejos, pero aquello le daba igual.

Mientras pudiera hacer magia todo estaría bien.

Paseó en aquellas largas hileras de estanterías, deleitándose simplemente con el poder que emanaba de aquel lugar. Tanto conocimiento, tanta capacidad, tanta… infinidad. Realmente Rocavarancolia era el mundo más colosal de toda la vasta creación. La suma de miles y miles de planetas, satélites, humanidades y sociedades aunada en una sola ciudad. Todo gracias a la Luna Roja.

De verdad que no había suficientes palabras para agradecer a ese astro.

Imaginaba que debería aumentar su conocimiento de hechizos defensivos: lo primero que había hecho allí era aprender la defensa más básica de todas y aplicársela. Por otra parte…

La verdad es que en aquel momento no tenía ganas de ser práctico. Ya habría tiempo para ello.

Galiard había leído o escuchado en algún lado que había un hechizo capaz de convertir cualquier ser en roca. Eso era igual de bueno para defenderse y le parecía mucho más atrayente de aprender que los diferentes tipos de barreras.

En los siguientes días aumentó su conocimiento mágico de forma irregular, yendo generalmente a aquello que le parecía más impresionante y atrayente. Sabía que debería ser más sistemático, más pragmático, pero… Le era imposible. La magia era desorden y caos, y eran esas dos posibilidades las que le llamaban como la miel a las moscas. Además, tampoco es que hubiera tanta prisa. ¿Verdad?

El ataque de la torre de los soñadores proporcionó una respuesta definitiva a las palabras que Enael les había dado tiempo atrás. Una respuesta que, a estas alturas, al mago le era completamente indiferente. Aquel ente podía haber infectado su cerebro y susurrado palabras seductoras en sus sueños, pero el nublino fue el que decidió hacerle caso. Fue su decisión la que lo convirtió en un peligro para todos ellos, y fue ese peligro lo que lo condenó.

Fue un alivio, sin embargo, comprobar que sus antiguos compañeros seguían vivos.

Estigro entrenaba para entrar en el ejército. Ser un mago de batalla sonaba atrayente a oídos de Galiard, pero no estaba muy seguro de que realmente fuera su mayor deseo. Lo que le gustaría, lo que le gustaría de verdad, era resucitar algún antiguo gremio de magia. El principal problema con ello era que no poseía los medios, ni los conocimientos ni la habilidad mágica necesaria para ello, y no poseería nada de ello hasta que pasara unos cuantos años en la ciudad. Además de que ni siquiera estaba seguro de que los gremios pudieran resucitarse sin que el gobierno se implicara, viendo el papel que habían tenido en la antigua Rocavarancolia.

Por qué el gobierno no se implicaba en la reconstrucción de la ciudad, por otra parte, estaba más allá de su imaginación.

Entonces llegó la noticia de una fiesta. El mago lamentó no tener nada más adecuado con lo que ir que la ropa que se encontraba en la Torre Serpentaria. Habiendo leído que en ocasiones las fiestas rocavarancolesas podían ponerse bastante violentas acabó optando por la armadura de cuero ligera más elegante que pudo encontrar (que no era mucho), que se aseguró de limpiar bien mediante magia, y una sencilla capa azul, un poco desvaída, un poco basta, pero decididamente sólida y entera.

Cuando se miró a un espejo grunció los labios. Aquel atuendo lo marcaba claramente como un nuevo ciudadano pobretón, saltaba a la vista. Aunque creía que sería suficiente para indicar que quería dar buena impresión.

(Y que no era estúpido).

Cuando llegó no pudo sino fijarse en aquel barco increíble e hipnotizante. A Rocavarancolia había venido por un deseo infantil de aventuras (que, cierto era, no había desaparecido exactamente, aunque ahora sabía realmente qué significaba esa palabra… y tenía una capacidad infinitamente mayor que la de siquiera un mes antes para definir sus propias aventuras), pero si había llegado a amarla era por cosas como estas. Barcos voladores. No, mejor: barcos voladores vivos. Toda la gloria de la magia condensada en tres míseras palabras que no alcanzaban a definir la perfección de su existencia.

—¡Galiard!

El mago se dio la vuelta. Allú estaba dama Reina, con dos enjambres (casi seguro que uno de avispas y otro de abejas) posados en sus brazos. Con una sonrisa el mago se le acercó y la sumió en un abrazo tan fuerte como pudo. Ella, por supuesto, le dio el mismo trato.

¡Qué de tiempo! ¿Cómo estás, sigues con lo de la alquimia?

Cuando se alejó un paso se fijó en que sus bigotes eran… ¿Eran hormigas? La bruja tuvo que darse cuenta de su pasmo, porque soltó una risita y prefirió aclararlo.

—No, no es una modificación, ya me gustaría a mí tener el dinero o la habilidad para hacérmela. Simplemente les he ordenado que se peguen a los bigotes y no se muevan ni aunque se acabe el mundo —soltó una risa que era casi de bruja malvada de cuento (y que sonaba por completo verosímil, lo cual no le extrañaba)—. Y sí, sigo aprendiendo alquimia. ¡Tendré que aprovechar mi afinidad! ¿Y tú, qué? ¿Has elegido especialización?

Iba a contestar cuando el rey empezó a hablar. El mago lo observó fascinado. Aquel era el hombre más poderoso de Rocavarancolia, su gobernante máximo, aceptado por el propio Trono Sagrado y (lo más importante, con mucha diferencia) el portador de las legendarias Joyas de la Iguana. Galiard haría cualquier cosa, cualquiera, por poder usar un artefacto mágico que tuviera, aunque fuera, la centésima parte de poder que esa fascinante colección de anillos, collares, tiaras y los dioses sabían qué más.

La noticia de un nuevo torreón le era indiferente, pero no así la noticia de una torre para magos. Quizás no fuera uno de los antiguos gremios de hechicería, pero no había, para él, nada mejor que la idea de tener un lugar en exclusivo para el trabajo e investigación mágica. Un lugar que compartir con el resto de hechiceros del reino, donde quizás pudiera incluso aprender de estos. Con suerte incluso habría textos míticos de la biblioteca del castillo.

Oh, por todos los dioses. Qué ganas de que aquel lugar estuviera terminado.

De la siguiente parte no reconoció mucho, por no decir nada, pero mantuvo toda su concentración en ello. Esas personas… eran, ya, leyendas. Eran el poder y la gloria que podía regalar Rocavarancolia, en acto, completamente refinada. Eran, quizás, su futuro, si lograba hacerse merecedor de ello.

Sintió particular envidia hacia el asreniano. Nuevo y ya tenía una estatua a su nombre. Ojalá pudiera él decir lo mismo.

Y entonces llegaron los dragones.

Galiard les contempló con sus ojos tan abiertos como podían. Sus rodillas temblaban con la misma fuerza que Rocavarancolia cuando salió la Luna Roja. Si aquel astro era la fuente de todo poder, entonces aquellas criaturas eran la encarnación viva de la gloria y la majestad. Eran la fuerza y el dominio convertidos en materia viva. Y todos esos conceptos los expresaban a través de su escamas iridescentes, de la insultante facilidad con la que se movían y volaban, del fuego que expulsaban por la boca, de su resistencia a la magia. Eran seres imposibles, pero existían. Y allí estaban, otra vez, listos para ser la más alta expresión de magnificencia que poseía aquella ciudad.

Los ojos de Galiard Syl se anegaron de lágrimas. Tocaría a uno de esas bestias majestuosas. Montaría a una de esas bestias majestuosas. Incluso si era lo último que hacía en su maldita vida.

A partir de ese momento supo bien lo que hacer. A medio-largo plazo se pensaba especializar en magia de batalla. Antes de ese momento, por supuesto, venían muchos meses por delante de aprender bien los hechizos de bajo y medio nivel.

Y no solo eso. Era un mago, por los oscuros dioses de aquella ciudad. Ya era suficiente de memorizar y lanzar hechizos como si aquello fuera un videojuego con una lista de magias programadas. No lo era. Aquello era el mundo real, un mundo real donde la magia existía, y venía en infinitas formas. No podía aprender a usar simplemente una plantilla predeterminada, o limitarse a mezclar diferentes plantillas.

¿No era un mago? Entonces no iba a limitarse a aprender hechizos, no: iba a estudiar magia.

Para ello leyó mucho sobre teoría y filosofía de la magia, un tema que pronto le encantó y fascinó. Hasta cierto punto sentía que todas las diferentes escuelas tenían cierta parte de razón en su manera de ver el mundo, de muchas formas muy diferentes. Pero con la que más concordaba era, sin duda, con la magia ámbar. El caos y la destrucción no eran horrores a evitar, sino la esencia misma de la realidad. Las formas a través de la cual nacían las estrellas, las especies y el dominio de la debilidad fracasada era sustituido por el de la fuerza triunfante.

Ello también abrió nuevas puertas a la fascinación y el encandilamiento con sus nuevos poderes. Antes había lanzado hechizos. Ahora era un mago. No era simplemente un aumento de poder (su comparación con los superpoderes no se le podía antojar ahora más infantil: las transformaciones no eran un simple compendio de grandes habilidades, sino algo infinitamente mayor). Era que su propia comunión y unión al poder arcano había aumentado de una forma mayúscula, colosal. Ahora entendía por qué Los mil hijos de la Luna Roja había insistido en que la magia era para los magos lo que el fuego, la caza (de personas), la muerte o la guerra eran para los piromantes, los trasgos, los ángeles negros y los guerreros.

La magia, la hechicería, era el núcleo de su poder, de su esencia, de su alma y de su existencia. No había otra forma de definirlo.

Galiard tenía claro que en el futuro, cuando su dominio de la magia ofensiva y su maestría en la magia ámbar fuera mayor, acudiría muchas veces a aquellos textos. Analizar la magia, diseccionarla, estudiarla… Había incontables eones de aquel conocimiento en Rocavarancolia, y cuanto más leía más comprendía que aquellos trabajos respondían tantas preguntas como nuevas cuestiones creaban. Si se seguía con aquella investigación, ¿qué verdades podían descubrirse sobre la materia, la realidad, la energía y la magia?

Los meses pasaron de esa forma. Charlando tranquilamente en el desayuno con algunos compañeros de Serpentaria (algunos de la misma criba que él, otros de otras), al menos si le daba tiempo. Estudiando magia. Viendo, de vez en cuando, a Estigro o dama Reina. Y, a veces, contemplando las dragoneras, escuchando a los dragones. Lo hacía con ansia y anhelo. Su cara, en esos momentos, era idéntica a la que podría tener al encontrar un oasis alguien que se hubiera perdido en el desierto.

Tenía claro que le quedaban todavía meses de aprendizaje antes de que se atreviera a presentarse a las pruebas del ejército Al fin y al cabo nada le daría más vergüenza que fracasar en ellas, que mostrar a la propia Comandante que, quizás, todavía seguía siendo en el fondo un niño demasiado inmaduro, demasiado abalanzado sobre sus deseos, incapaz de pensar antes de tomar decisiones. Y después de eso no sabía cuánto tardaría después en poder convertirse realmente en jinete de dragón. Pero lo lograría, eso lo sabía. Así tuviera que entrenar durante un maldito siglo. Lo lograría.

Redujo algo el tiempo a sus entrenamientos físicos, pero solo en lo estrictamente necesario para las horas que necesitaba invertir en el estudio de la magia. Todavía le gustaba correr, todavía amaba el pinchazo de adrenalina y agotamiento tras una buena carrera y las hondas respiraciones necesarias durante el ejercicio.

Y le seguía gustando usar la espada, aunque prefiriera la magia: el movimiento de los músculos, la adrenalina ante el peligro, la forma en la que toda dimensión temporal se comprimía en un único segundo… Era intoxicante. Por desgracia, sin embargo, esos entrenamientos sí necesitaron reducirse más de lo que deseaba. Estigro se había vuelto mejor que él a una velocidad endiablada (no podía ser de otra manera, por supuesto: mago y guerrero no dejaban de tener naturalezas opuestas, al menos en lo referido a las habilidades) y le aventajaba ya tanto que entrenar entre ellos no servía absolutamente de nada a ninguno de los dos. Dama Reina, pues, se convirtió en su única compañera de pelea física. Y a ella la veía muchos menos.

Además, a la bruja le costaba controlar la ira de su dominio cuando Galiard tomaba ventaja. O eso decía.

A veces, no muchas, soñaba con la familia dejada atrás y los amigos que nunca podría volver a ver. Lo hacía más que durante la criba, e imaginaba que tenía sentido. Ahora que su miedo era menor su subsconciente podía entregarse a esos nauseabundos accesos de melancolía con más ímpetu y frecuencia. El mago tenía claro que no lamentaba nada de los últimos meses: ni el dolor ni el placer, ni el llanto ni la risa, ni los descubriemtos realizados ni el renacimiento que le había otorgado la Luna Roja. Y, por encima de todo, no lamentaba haberse cambiado el nombre y renunciado a su pasado.

Pero… Bueno. Quizás algún día se había quedado un par de horas más en la cama, con una sonrisa triste y la mirada perdida en el pasado. Tal vez había habido una o dos ocasiones en las que los recuerdos le abrumaron y lamentaba que no pudiera traer a su familia y a sus amigos y convertirlo en lo que él era. O, incluso, disfrutar de la Tierra tanto como de Rocavarancolia.

El resto del tiempo, sin embargo, agradecía lo que había pasado y lo que había aprendido. La criba había sido dolorosa, y el aguijón al pensar en Étrame y Aryanne; en Kiyut, Medorya y Phadea; en Drunu, Determinación y Druza; y en Bria, Deste y Jade era doloroso. Aquellos recuerdos, sin duda, nunca se enfriarían en su interior. Incluso pensar en Enael provocaba, a veces, un revoltijo de emociones indescifrables, si bien la mayor parte del tiempo lo único que sentía hacia el nublino era una fría indiferencia y un odio soterrado. Pero…

Sí había habido una cosa buena en la criba. Le había hecho fuerte, le había dado sabiduría, le había cambiado profundamente mucho antes de que viera la Luna Roja. A veces Galiard recordaba lo infantil y (si había que ser sincero) absolutamente estúpido que había sido José un año antes. Un simple adolescente un poco insoportable y con la cabeza en las nubes. Lo que había aprendido… Era algo que no podía rechazar. Y si a veces echaba de menos la sencillez de su niñez, pues bueno. Suponía que era inevitable. Eso no reducía su agradecimiento general a las lecciones aprendidas, ni su pura determinación por aplicarlas el resto de su vida.

Y así, de forma imprevista hasta para él, llegó el día siguiente a Samhein. Ya podía ir a cualquier mundo que se le antojase. Y, con ello, el momento de cumplir una antigua promesa.

Sigue en Nubla.
Cuervo
Personajes : ·Guillermo: Humano Brujo de las Pendicularia
·Sarah: Humana y enterradora

Unidades mágicas : 5/5
Heridas/enfermedades : El cubito y el radio de su brazo derecho destruidos, heridas y moratones por la caída aunque no son graves.
Síntomas : su carácter se agriará y se distanciará de todos sus compañeros, buscando pasar todo el tiempo posible sola. Por algún motivo, sin embargo, abandonará el torreón en absolutamente todas las salidas.
Armas : ·Guillermo: ¿El poder de la amistad? y manos.
·Sarah: Lanza y pala




Ficha de cosechado
Nombre: Sarah
Especie: Humana
Habilidades: Intuición, inmutabilidad y rapidez mental
Ver perfil de usuario

Torre Serpentaria - Página 52 Empty Re: Torre Serpentaria

06/01/21, 06:29 pm
Guille se acerco a Neil, cabizbajo para no le regañaran, pero parecía que ya era tarde ya estaban hablando dos personas con Neil.

-....Si- dijo cabizbajo- así que se llaman Centellas, no lo sabiaaaa- dijo curioso pero volvió a agachar la cabeza.

-Perdon, Perdon, lo siento- dijo corriendo al escuchar en su cabeza el regaño, pero cambio de nuevo muy rápidamente de actitud- ooooo no tienes cabeza ¿donde la has dejado? Como mola ¿Como comes?- Después al comentario de las Pendicula-  Si son mis Pendicularias, esa se llama ketchup y esa Miel creo que esta enamorada de Neil. Les gusto tanto el hechizo de las centellas...

_________________________________________

☽◯☾:


BRUJA 1.ª
Habla.
BRUJA 2.ª
Pregúntanos.
BRUJA 3.ª
Á todo te responderemos.

Muffie
Humor : Absurdo

Personajes :
Wednesday: Vouivre humana británica.
Karime: Licántropa loba libense de la capital.
Kimbra: Demonio rakshasa krabelinense Hija de Lunas engendro.
Irenneil: brujo de la cera aurva sinhadre.


Heridas/enfermedades :
Ka: Le falta el ojo izquierdo.

Armas :
Wen: Guadaña doble y arco.
Ka: Espadas gemelas, arco y dardos.
Kim: Arco, machetes y dagas.
Neil: Cuchara de madera y cera.



Ficha de cosechado
Nombre: Irenneil
Especie: Sinhadre
Habilidades: Artesanía, imaginación y habilidad manual
Ver perfil de usuario

Torre Serpentaria - Página 52 Empty Re: Torre Serpentaria

13/01/21, 02:50 pm

La hostilidad palpable en el amigo de Irianna estaba poniendo muy nervioso y asustado a Neil, pero cuando esta se suavizó un poco y la nebulomante le intentó tranquilizar diciéndole que no tenía culpa y que no había sido grave, el aurva pudo relajarse un poco y respirar más tranquilamente aunque todavía con el corazón acelerado por el susto.

Irianna se presentó a Guille con esa amabilidad que siempre mostraba y tanto le gustaba a Neil, a lo que el niño comenzó a disculparse, con el aurva asintiendo hacia él con aprobación en un intento de darle ánimos a su disculpa, pero el sinhadre sabía que esperar una disculpa completa del humano era mucho pedir y en seguida Guille lo demostró distrayéndose con el amenazante amigo de la idrina.

-¡Guille! -le reprendió abochornado al oir las preguntas de su amigo sobre la cabeza del dullahan y respondió a su pregunta sobre las pendicularias intentando distraer la atención del comentario maleducado del humano-. Sí, esas manos son de Guille, son su dominio.

Guille, al oir sobre sus pendicularias, procedió a presentarlas fantaseando de nuevo sobre el hechizo que había hecho y comenzado ese lío mientras Neil le miraba con el ceño fruncido.

_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."
Giniroryu
GM
Status : Rest in fucking pieces.

Humor : REALLY NOT FEELIN' UP TO IT RIGHT NOW. SORRY.

Personajes :
Noel: Draco de Estínfalo de origen sueco.
Archime/Krono Rádem: Kairós irrense.
Irianna/Dama Enigma: Nebulomante idrina lacustre.
Adrunelia: Gamusino sinhadre, edeel.
Lethe: Horus, enderth.


Armas :
Noel: hacha de dos manos y espada bastarda.
Archime/Krono Rádem: sus monólogos sobre biomecánica avanzada.
Irianna: arco y estoque.
Adrune: lanza, espadas cortas y arco.
Lethe: arco y lanza.



Ficha de cosechado
Nombre: Lethe
Especie: enderth
Habilidades: conocimiento de técnicas de supervivencia, orientación y vista de lince.
Ver perfil de usuario

Torre Serpentaria - Página 52 Empty Re: Torre Serpentaria

15/01/21, 10:05 pm
La actitud del pequeño amigo de Neil resultaba un tanto exasperante a decir verdad y estaba claro que el dullahan tenía menos paciencia que ella. A pesar de que pidió perdón como se le dijo, su tono y lenguaje corporal cambió de inmediato y la nebulomante tenía la total seguridad de que no se arrepentía en absoluto. Al menos el sinhadre parecía haberse calmado un poco y le confirmó que aquellas criaturas tan extrañas eran el dominio de Guille. Dejó escapar un pequeño suspiro.
Sí, son centellas ambarinas y no puedes ir lanzando hechizos que ni siquiera dominas de esa manera. Es verdad que esto es una sala de entrenamiento mágico, pero hay la magia puede ser muy peligrosa si no se usa con cabeza. —Hizo su mayor esfuerzo porque sus palabras no sonasen muy reprendedoras, pero sí firmes y serias—. De ninguna manera deberías conjurar tantas centellas ambarinas a la vez, mucho menos en un lugar cerrado. Entiendo el entusiasmo por experimentar, pero primero hay que tomar las precauciones adecuadas. Por ejemplo… ¿Conoces el hechizo de contención?

Tal vez un enfoque más pragmático que no le prohibiese por completo llevar a cabo sus ideas podría ser más efectivo con un niño revoltoso como era fácil de adivinar que era aquel humano. Aun así tenía claro que el aurva era poca supervisión para alguien como Guille.

_________________________________________

La quinta GM oculta representada en un gif:
Torre Serpentaria - Página 52 WLJLnOD
Kanon
Status : es medianoche en la discoteca cementerio
Personajes :
Jace Stanfield: Dullahan imbécil procedente de la Tierra. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Seo Rox: Cambiante pinche furro, humano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’59m (sin botines)

Heridas/enfermedades : Alguien que le eche una mano xfi

Ficha de cosechado
Nombre: Kahlo
Especie: Varmana granta
Habilidades: Habilidad manual, inmutabilidad, carisma
Ver perfil de usuario

Torre Serpentaria - Página 52 Empty Re: Torre Serpentaria

19/01/21, 11:22 pm
El humo en el cuello de Jace se volvió tan negro como el hollín. El crío había pedido perdón para segundos después quitarse la máscara y volver a cagarla; lejos de asustarse por un tío sin cabeza el enano había tenido el valor de hacerle preguntas, demostrando una cantidad de curiosidad poco sana en Rocavarancolia. Quizás si la introducción hubiera sido menos brusca le habría hecho gracia su actitud y hasta le habría gustado de una, pero necesitó unos largos segundos para saber si era el caso. El dullahan se quedó en el sitio descolocado antes de soltar una carcajada.

«¡Cojones con el crío, tiene huevos!» volvió a reírse, preguntándose cómo habían aguantado él y sus manos tanto tiempo vivos en la ciudad. «Eso es secreto, chaval» le dio una palmadita en el hombro a su amiga, un gesto de ánimos y disculpas por igual. «Voy a salirme un rato. Ánimo con la contención, porque le va a hacer falta».

Si se quedaba la terminaría liando, y no por pasarse de borde, sino por todo lo contrario. Le hubiera encantado quedarse a mirar pero el rubito no necesitaba peores influencias que chinchasen su vena caótica, además, tenía muy mala mano con los niños y poca paciencia cuando las preguntas desvergonzadas no las hacía él.

_________________________________________

♪♫♬:


Torre Serpentaria - Página 52 Mercad11

Cuervo
Personajes : ·Guillermo: Humano Brujo de las Pendicularia
·Sarah: Humana y enterradora

Unidades mágicas : 5/5
Heridas/enfermedades : El cubito y el radio de su brazo derecho destruidos, heridas y moratones por la caída aunque no son graves.
Síntomas : su carácter se agriará y se distanciará de todos sus compañeros, buscando pasar todo el tiempo posible sola. Por algún motivo, sin embargo, abandonará el torreón en absolutamente todas las salidas.
Armas : ·Guillermo: ¿El poder de la amistad? y manos.
·Sarah: Lanza y pala




Ficha de cosechado
Nombre: Sarah
Especie: Humana
Habilidades: Intuición, inmutabilidad y rapidez mental
Ver perfil de usuario

Torre Serpentaria - Página 52 Empty Re: Torre Serpentaria

20/01/21, 08:29 pm
-¿Continencia? no no se que es eso ¿es una enfermedad?- dijo pensando  en que podría ser eso.

-No te vayas- dijo mientras el Dulahan se alejaba y la Pendicularias le hacían con la mano al irse - Parece muy majo me cae bien.- Dijo dando por hecho que había echo un nuevo amigo.

_________________________________________

☽◯☾:


BRUJA 1.ª
Habla.
BRUJA 2.ª
Pregúntanos.
BRUJA 3.ª
Á todo te responderemos.

Muffie
Humor : Absurdo

Personajes :
Wednesday: Vouivre humana británica.
Karime: Licántropa loba libense de la capital.
Kimbra: Demonio rakshasa krabelinense Hija de Lunas engendro.
Irenneil: brujo de la cera aurva sinhadre.


Heridas/enfermedades :
Ka: Le falta el ojo izquierdo.

Armas :
Wen: Guadaña doble y arco.
Ka: Espadas gemelas, arco y dardos.
Kim: Arco, machetes y dagas.
Neil: Cuchara de madera y cera.



Ficha de cosechado
Nombre: Irenneil
Especie: Sinhadre
Habilidades: Artesanía, imaginación y habilidad manual
Ver perfil de usuario

Torre Serpentaria - Página 52 Empty Re: Torre Serpentaria

26/01/21, 08:15 pm

Neil estaba entre avergonzado y enfadado con la actitud de Guille ante Irianna y su amigo. No es que algo de aquello le sorprendiera, porque había vivido toda una criba con Guille y su transformación en brujo no había mejorado sus formas, pero al menos había esperado que se comportara frente a veteranos. Aunque probablemente aquello fuera demasiado esperar.

No le extrañó nada que el amigo de Irianna decidiera irse y el aurva esperó que esta situación no afectara negativamente si llegaba a conocer o tener relación con alguno de su grupo. Por otro lado, agradeció mucho el intento de la nebulomante de explicarle a Guille lo que había hecho mal y lo que debería haber tenido en cuenta, a pesar de que fuera a caer en saco roto.

-Contención, Guille -le corrigió Neil con un resoplido-. Ha dicho contención, no continencia. No es una enfermedad, es para evitar que destroces la habitación o hagas daño a alguien cuando estas practicando magia. ¡Tienes que tener más cuidado!

_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."
Giniroryu
GM
Status : Rest in fucking pieces.

Humor : REALLY NOT FEELIN' UP TO IT RIGHT NOW. SORRY.

Personajes :
Noel: Draco de Estínfalo de origen sueco.
Archime/Krono Rádem: Kairós irrense.
Irianna/Dama Enigma: Nebulomante idrina lacustre.
Adrunelia: Gamusino sinhadre, edeel.
Lethe: Horus, enderth.


Armas :
Noel: hacha de dos manos y espada bastarda.
Archime/Krono Rádem: sus monólogos sobre biomecánica avanzada.
Irianna: arco y estoque.
Adrune: lanza, espadas cortas y arco.
Lethe: arco y lanza.



Ficha de cosechado
Nombre: Lethe
Especie: enderth
Habilidades: conocimiento de técnicas de supervivencia, orientación y vista de lince.
Ver perfil de usuario

Torre Serpentaria - Página 52 Empty Re: Torre Serpentaria

28/01/21, 02:17 pm
Asintió hacia Jace, dedicándole también una mirada entre resignada y divertida antes de que este se fuera. Tuvo que contener la risa cuando el niño humano preguntó si hablaban de una enfermedad, aunque Neil le sacó enseguida de su error. Estaba claro quién de los dos se tomaba verdaderamente en serio la magia. Por otro lado, tampoco sentía que pudiese juzgar tan duramente a un niño tan pequeño, pero su comportamiento distaba de ser deseable.

Es majo, pero creo que no tiene paciencia suficiente para lidiar con determinadas cosas —le dijo tratando de no sonar demasiado directa, pero enseguida se quiso asegurar de que no malinterpretase su comentario—. Si la consideración con los demás no fuese motivación suficiente, aunque debería, piensa que puedes ponerte en peligro a ti y a tus amigos si molestas a la persona equivocada. Jace no iba a hacerte daño, pero no todo el mundo es así. Tienes que hacer más caso a Neil y tus otros amigos mayores.

Desde luego aquel niño necesitaba que alguien más firme que el brujo de la cera le dijese las cosas, porque Neil era responsable y bienintencionado, pero por lo que había tratado con él tenía la certeza de que no sabía ser duro cuando fuese necesario.

Te puedo enseñar a conjurar el hechizo de contención y probablemente os vendría bien aprender el que he usado antes para deshacerme de las centellas ambarinas. Se llama disipación, pero es bastante más complejo.

_________________________________________

La quinta GM oculta representada en un gif:
Torre Serpentaria - Página 52 WLJLnOD
Cuervo
Personajes : ·Guillermo: Humano Brujo de las Pendicularia
·Sarah: Humana y enterradora

Unidades mágicas : 5/5
Heridas/enfermedades : El cubito y el radio de su brazo derecho destruidos, heridas y moratones por la caída aunque no son graves.
Síntomas : su carácter se agriará y se distanciará de todos sus compañeros, buscando pasar todo el tiempo posible sola. Por algún motivo, sin embargo, abandonará el torreón en absolutamente todas las salidas.
Armas : ·Guillermo: ¿El poder de la amistad? y manos.
·Sarah: Lanza y pala




Ficha de cosechado
Nombre: Sarah
Especie: Humana
Habilidades: Intuición, inmutabilidad y rapidez mental
Ver perfil de usuario

Torre Serpentaria - Página 52 Empty Re: Torre Serpentaria

02/02/21, 05:34 pm
-Vale suena genial muchas gracias…  sí que puede que a no todo el mundo le apetezca la magia tienes razón- dijo arrepentido de haberla liado en serpentaria- pero es que la magia es tan genial, que a veces se me pasa una idea por la cabeza y tengo que hacerla.

Miro a su alrededor y las cosas seguir alborotadas, guille miro a las Pendicularias y le susurro a kétchup:

-Podéis ayudar a colocar por fa- les dijo y se pondría al acabar la charla a colocar.

_________________________________________

☽◯☾:


BRUJA 1.ª
Habla.
BRUJA 2.ª
Pregúntanos.
BRUJA 3.ª
Á todo te responderemos.

Muffie
Humor : Absurdo

Personajes :
Wednesday: Vouivre humana británica.
Karime: Licántropa loba libense de la capital.
Kimbra: Demonio rakshasa krabelinense Hija de Lunas engendro.
Irenneil: brujo de la cera aurva sinhadre.


Heridas/enfermedades :
Ka: Le falta el ojo izquierdo.

Armas :
Wen: Guadaña doble y arco.
Ka: Espadas gemelas, arco y dardos.
Kim: Arco, machetes y dagas.
Neil: Cuchara de madera y cera.



Ficha de cosechado
Nombre: Irenneil
Especie: Sinhadre
Habilidades: Artesanía, imaginación y habilidad manual
Ver perfil de usuario

Torre Serpentaria - Página 52 Empty Re: Torre Serpentaria

05/02/21, 06:25 pm

Neil asintió cuando Irianna le dijo a Guille que debería tener más en cuenta el ponerse en peligro o a sus amigos.

-Si, Guille, tienes que tener cuidado. No todas las personas son tan majas y agradables como Irianna y su amigo Jace -añadió el brujo, con la intención de que la repetición hiciera que se le grabara en la mente a su amigo-. Yo estoy de acuerdo con que la magia es genial, pero eso no quiere decir que no sea también peligrosa.

Cuando la idrina se ofreció a enseñarles a conjurar el hechizo, el sinhadre se animó mucho ante la idea, mirándola con los ojos iluminados y asintiendo con la cabeza, contento de tener la oportunidad de aprender cosas nuevas con una profesora experimentada.


_________________________________________

"Rocavarancolia es una ciudad llena de misterios y sorpresas, como un acertijo complicado y excitante."
Giniroryu
GM
Status : Rest in fucking pieces.

Humor : REALLY NOT FEELIN' UP TO IT RIGHT NOW. SORRY.

Personajes :
Noel: Draco de Estínfalo de origen sueco.
Archime/Krono Rádem: Kairós irrense.
Irianna/Dama Enigma: Nebulomante idrina lacustre.
Adrunelia: Gamusino sinhadre, edeel.
Lethe: Horus, enderth.


Armas :
Noel: hacha de dos manos y espada bastarda.
Archime/Krono Rádem: sus monólogos sobre biomecánica avanzada.
Irianna: arco y estoque.
Adrune: lanza, espadas cortas y arco.
Lethe: arco y lanza.



Ficha de cosechado
Nombre: Lethe
Especie: enderth
Habilidades: conocimiento de técnicas de supervivencia, orientación y vista de lince.
Ver perfil de usuario

Torre Serpentaria - Página 52 Empty Re: Torre Serpentaria

08/02/21, 01:46 pm
Tuvo que reprimir un suspiro de exasperación ante las palabras de Guille: no le parecía que hubiese sacado la conclusión más adecuada de sus palabras, pero creía que debería conformarse por el momento. Al menos estaba dispuesto a aprender la contención y ordenó a su dominio que recogiese el desastre que habían provocado las centellas. Parecían criaturas bastante dóciles, porque aunque estaba segura de que el humano no era el brujo más firme le hicieron caso enseguida. Ella también ayudaría recogiendo algún libro o colocando muebles. La verdad es que podía usar un cántico del orden para que se hiciese solo, pero creía que era mejor dejar que el brujo solucionase sus errores.

Tan solo tienes que delimitar el área que quieres encapsular a tu alrededor —comenzaría a explicar una vez estuviese todo en su sitio—. Así. Y entonas el hechizo. Es simple, aunque hay que especificar con modificadores cuánto quieres que resista y si necesitas que contenga hechizos de nivel muy alto puede llegar a consumir bastante energía. Os haré una demostración y luego os lo puedo escribir para que practiquéis. Los gestos son muy simples también.
La nebulomante conjuró despacio, asegurándose de pronunciar con mucha claridad y exagerando los gestos. Enseguida apareció alrededor de los tres una barrera de energía de unos pocos metros cuadrados. La había reforzado más de lo que posiblemente fuese a ser necesario, solo por si acaso.

_________________________________________

La quinta GM oculta representada en un gif:
Torre Serpentaria - Página 52 WLJLnOD
Contenido patrocinado

Torre Serpentaria - Página 52 Empty Re: Torre Serpentaria

Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.