Conectarse
Estadísticas
Tenemos 199 miembros registradosEl último usuario registrado es Slow_frzNuestros miembros han publicado un total de 47914 mensajesen 951 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Prisión (Archivo VI)

+18
Tak
Giniroryu
Muffie
Seth
Aes
Shahrazad
Alicia
Aliera W
Jack
Evanna
Carmesí
NH
Dal
Poblo
Zarket
Leonart
Yber
Red
22 participantes
Ir abajo
Red
Personajes :
Vacuum: Hado infernal originario de la Tierra.
Saren: Selkie roc idrino.
Keiriarei: Kitsune de nueve colas ulterana.
Sekk: Berserker ulterano.
Remilo: Brujo del cobre irrense.
Qwara Khumalo: Ifrit sudafricana.


Ficha de cosechado
Nombre: Qwara Khumalo.
Especie: Humana sudafricana.
Habilidades: Rapidez mental, velocidad y nociones de lucha (boxeo y krav maga).
Ver perfil de usuario

Prisión (Archivo VI) - Página 5 Empty Prisión (Archivo VI)

14/08/14, 05:00 pm
Recuerdo del primer mensaje :

A pesar de estar caminando entre la vigilia y el sueño, el agradable vaivén de la hamaca impedía que Sekk despertara del todo, reteniéndolo en el mundo onírico. Los chillidos de las gaviotas en la distancia, meras trazas de un recuerdo reciente, fomentaban dicha ilusión de descanso y provocaban que la pereza se extendiera por su cuerpo. El goteo incesante del agua, sin embargo, era demasiado molesto y al final el intara despertó del todo, encontrándose con un techo de piedra que no conocía de nada.

Trató de enderezarse demasiado rápido, visiblemente alarmado, pero haber vivido toda tu vida en alta mar pasa factura, y sin las pastillas para el mareo este le asaltó con fuerza, haciendo que se tambaleara. Apenas acertó a apoyarse en una de las frías paredes del calabozo antes de que las rodillas le fallaran. Todo le daba vueltas, estaba confuso y el pitido que taladraba sus tímpanos le impedía concentrarse. <<¿Donde demonios estoy?>>, se preguntó el chico tratando de recuperar la vertical. Solo el rostro borroso de una mujer bailaba en su cabeza, el último recuerdo que conservaba de antes de caer dormido, y no era capaz de asociarlo a nada. Le costaba pensar con claridad y le empezaba a doler la cabeza. Necesitaba salir de allí.

Con esfuerzo, el ulterano consiguió echar un vistazo a su alrededor y lo que su borrosa visión le permitió distinguir no le gustó nada. Estaba en una habitación polvorienta, bastante sucia y con humedades en las paredes, la cual tenía toda la pinta de ser una mazmorra. Un puerta hinchada por la humedad le separaba del pasillo, pero cuando logró alcanzarla le sorprendió que no estuviera atrancada y cediera con un ligero empujón. Si aquello era una prisión, sin duda era una muy extraña, pero Sekk no le dio mas vueltas y empezó a buscar la salida, avanzando renqueante por los corredores de piedra.

Por suerte estaba en la planta baja y al doblar una esquina encontró la puerta de salida. El aire del exterior estaba menos viciado que en aquel edificio, pero el intara acusaba la ausencia de salitre en el mismo y, aunque no faltaba humedad en el ambiente, sabía perfectamente que estaba lejos de casa. Estaba rodeado de ruinas y escombros, y los edificios que se mantenían en pie no parecían demasiado fiables. De haber tenido la cabeza mas despejada el ulterano se habría preocupado de averiguar donde se encontraba, pero no era el caso y, viendo una plaza a lo lejos, echó a caminar haciendo eses hacia ella. Necesitaba agua.

Continúa en la Plaza de la Fuente.


Ficha de cosechado
Nombre: Pefka
Especie: Krabelinense
Habilidades: Instinto animal, técnicas de supervivencia y resistencia.
Ver perfil de usuario

Prisión (Archivo VI) - Página 5 Empty Re: Prisión (Archivo VI)

30/09/14, 02:16 pm
El roquense respiró aliviado cuando el grupo decidió dar la vuelta y probar suerte por otro camino. Suficiente se había espantado al ver tantos huesos apilados al fondo de esa enorme grieta como para encima tener que pensar en intentar cruzarla. No quería acabar ahí abajo.

Los pasos del grupo les llevaron a una zona conocida: el edificio ruinoso del que salieron. Quizá los del otro grupo habían vuelto ahí, por ser lo único que conocían de la ciudad. Esperaba acertar y lo demostró acelerando el paso y llegando a la puerta junto a Kirés. El otro llamó física y verbalmente, pero no respondió nadie... Tesón frunció el entrecejo y se cruzó de brazos ante las palabras de su compañero.
—Ojalá...—empezó, pero no pudo acabar.

La puerta se había abierto y una monstruosidad les había hablado. La mera visión de una calavera hablando le había congelado. Pero en cuanto esta se cubrió de llamas, su cuerpo se "reactivó", profirió un grito y echó a correr. Sin embargo, al estar cerca de Kirés seguramente se chocaría con él por la brusquedad de sus movimientos.
GM

Ficha de cosechado
Nombre:
Especie:
Habilidades:
Ver perfil de usuario

Prisión (Archivo VI) - Página 5 Empty Re: Prisión (Archivo VI)

30/09/14, 11:41 pm
La vuelta al edificio ruinoso del primer día no fue tan rápida ni sencilla como cabía esperar. Si de algo no se podían quejar era de la ausencia tanto de insectos gigantes como de bolas malolientes de restos, porque por todo lo demás estaba siendo un paseo bastante poco agradable. Ayne empezaba a sentir los pies doloridos, aparte del frío, y deseaba volver cuanto antes. El pavimento de aquellas calles no estaba hecho para pies descalzos, y empezó a pensar que debía ir planteándose utilizar alguna prenda, como las que tenían los antropomórficos de otros mundos, al menos para salir.

Él no se acercó tanto a la puerta como Kirés o Tesón porque quería asomarse a alguna de las ventanas de la planta baja. Todavía no se había alejado más que unos pasos cuando empezó a escuchar el chirrido de la puerta, y retrocedió, quedándose por detrás de sus compañeros. Creía que los que abrían desde el interior eran los compañeros perdidos, pero si había alguien más que quien movía el portón, no estaba saliendo. Antes de terminar de abrirse, pudo ver algo en la penumbra del interior. «¿Es un farolillo?». No recordaba que nadie tuviera un farolillo entre los extraviados.

La presencia repentina del monstruo hizo que el corazón le diese un salto que malamente su pecho podía soportar. Las llamas lamían su calavera, pero no por eso estaba muerto. Que fuese cosa de magia o no, o un misterio más, poco le importaba en ese momento. Invadido por el miedo irracional, solo podía pensar en alejarse. De un traspiés al girarse llegó a tocar el suelo con las manos, pero se puso en pie de nuevo y echó a correr como si le fuese la vida en ello. Sus compañeros no estaban en desacuerdo con él, les había visto por el rabillo del ojo.

Ficha de cosechado
Nombre: Alyssa
Especie: Humana
Habilidades: Orientación, memoria y reflejos.
Ver perfil de usuario

Prisión (Archivo VI) - Página 5 Empty Re: Prisión (Archivo VI)

01/10/14, 06:50 pm
Sin previo aviso la puerta comenzó a abrirse, y por un momento Kirés pensó que habían acertado y que sus compañeros perdidos estaban allí… pero solo por un momento. A medida que se iba abriendo la puerta, el enderth se dio cuenta de que había cosas que no encajaban. Una de ellas la extraña lentitud con la que se fue abriendo, pero la más llamativa fue que no hubiera nadie detrás: la puerta se estaba abriendo por si sola.

Le habría gustado decir que, como único integrante con experiencia en situaciones peligrosas, había podido mantener la calma o algo parecido, pero lamentablemente no fue así. La única  diferencia fue que, poco después de ser golpeado por Tesón, se volvió para buscar muestras de apoyo por parte de los demás, y al encontrarse a todos huyendo en desbandada no tuvo problemas en reconocer que él no iba a ser menos.

Sigue en el Torreón Maciel

Ficha de cosechado
Nombre: Ziack
Especie: Enderth
Habilidades: Conocimiento de técnicas de supervivencia - Instinto animal - Planificación
Ver perfil de usuario

Prisión (Archivo VI) - Página 5 Empty Re: Prisión (Archivo VI)

21/10/14, 03:36 pm
Poco a poco, la realidad fue volviendo a materializarse, y aún con los ojos cerrados, Ziack comenzó a sentir que ya estaba despierto.
Estaba tumbado en una especie de camastro más cómodo que cualquier otro lugar en el que hubiera dormido en mucho tiempo, pero tuvo que levantarse antes de ser consciente de donde estaba. Solo tenía clara una cosa: si antes tenía hambre y sed, ahora también tenía frío, mucho frío.
Ziack observó a su alrededor mientras caminaba buscando la salida de las mazmorras. No sabía qué lugar era ese ni por qué estaba allí. ¿Sería verdad lo que había pasado en Dryfus? ¿Aquel extraño ser y sus palabras no eran solo productos de su delirio? En cualquiera caso, no se sentía seguro en aquel lugar.
Al salir de la habitación, vio un largo pasillo que terminaba en unas escaleras hacia abajo. Las recorrió y alcanzó la puerta de salida. Aquello que tenía ante sus ojos era increíble.

Jamás había visto nada semejante a aquella ciudad, pero su instinto le avisaba que no se trataba de un lugar seguro. Miró a las fachadas de los edificios y a las ventanas en busca de cualquier cosa que estuviera viva, pero no vio nada.
En ese momento la vio: Una fuente.
Los ojos del enderth se abrieron como platos.

"A...gua... ¡Agua!"—Pensó. Sin embargo, no había sobrevivido tanto tiempo en los lindes de los bosques fronterizos de Dryfus lanzándose sin pensar sobre cualquier resquicio de alimento que tuviera ante él—"Recuerda, recuerda... Evita lugares estrechos, evita toda superficie en la que un depredador pueda esconderse, y en una zona amplia, mira bien al cielo y al suelo, y busca resguardo si ves algo volar cerca."
Caminó hacia la fuente evitando acercarse a cualquiera fachada, y cuando se acercaba a zonas más vacías, empezó a observar el cielo con precaución.


Sigue en Plaza de la fuente

Ficha de cosechado
Nombre: Emmit
Especie: Humano
Habilidades: Planificación, habilidad mental, imaginación.
Ver perfil de usuario

Prisión (Archivo VI) - Página 5 Empty Re: Prisión (Archivo VI)

22/10/14, 01:39 am
Antes de abrir los ojos el olor a humedad le indico que estaba en un sitio muy cerrado, despertar no fue doloroso, sus ojos no tuvieron que adaptarse a ningún brillo, la luz era muy tenue; a duras penas diviso los barrotes de su celda, se incorporó y vio que había dormido sobre un catre. Avanzo casi a ciegas hasta dar con la salida de su prisión.

En el pasillo la luz era algo más fuerte, pudo ver que había varias celdas más, pero no percibió ruidos en ninguna, avanzo con lentitud utilizando la pared como apoyo y dirigiéndose hacia el lugar en donde la intensidad luminosa era más fuerte, esa guía lo llevo hasta unas escaleras que bajaban.

Al bajar varias dudas lo asaltaron, los recuerdos de la noche anterior, el extraño humo y el sujeto que le prometía una tierra de portentos, bueno por el momento no encontraba nada que lo sorprendiera. Con calma fue avanzando hasta llegar cerca de una puerta, antes de salir volvió a mirar a sus alrededores nada parecía ser peligroso, pero ser precavido no estaría de más, busco en el suelo pero no halló nada que pudiera usar para defenderse. Sin esperar más empujo la puerta, esta chirrió con fuerza y por fin salió de aquel lugar que lo mantenía confinado.

Parpadeo varias veces para adaptarse a la luz. Diviso más abajo una plaza con una fuente en medio. No habiendo encontrado a nada ni a nadie, se dispuso a llegar a la fuente, si tenia suerte podría encontrar alguien que le explicara donde estaba
Sigue en Plaza de la fuente
Merodeador
Status : Las dudas son como los muertos, siempre acaban saliendo a flote.
Humor : Epístola de San Pablo a los adefesios: "Sois feos de cojones."
Personajes :
    Ergot: -Véspido Soldado Repobladoril-
    Nadzieja: -Escoria Cosechada HomoSapiens-


Ficha de cosechado
Nombre: Nadzieja Sikorski.
Especie: Humana.
Habilidades: Resistencia, oído musical e imaginación.
Ver perfil de usuario

Prisión (Archivo VI) - Página 5 Empty Re: Prisión (Archivo VI)

28/10/14, 11:09 pm
El pequeño repoblador despertó en la oscura mazmorra con una sensación de hormigueo constante, le zumbaban los oídos y su visión estaba nublada por el sueño. Se enderezó y se sentó sobre el lecho mientras sus sentidos intentaban cumplir la tarea de ponerse alerta. Instintivamente sabía que algo iba mal pero el cansancio le impedía a su cerebro captar la información como algo relevante. Cuando sus ojos se acostumbraron a la tenue luz del sitio y pudo observar lo que le rodeaba entro en pánico. El primer pensamiento que le cruzo por la cabeza fue “¡No hay plantas! ¿¡Por qué no hay plantas!?”.

A pesar de lo desconocido del lugar y del agarrotamiento de sus músculos, el repoblador se alzó en un soplido y se puso a examinar la celda en la que se encontraba sin darse cuenta realmente de lo poco habitual de la situación. Toco el suelo, las paredes, examino tanto la puerta como el camastro, analizo la luz que se filtraba por el ventanuco y por debajo de la puerta, reflexiono sobre la humedad del ambiente cerrado y sobre los materiales de piedra y suciedad que conformaban el suelo, estudio cada rendija y ondulación que encontró sobre la superficie, haciendo caso omiso a los sonidos que le llegaban de alrededor, él tenía una labor y el resto del mundo ya no existía. Mucho después de que los sonidos se alejasen finalmente terminó y llegó a la conclusión de que las probabilidades de que un vegetal de gran tamaño pudiese sobrevivir en un lugar como este eran ínfimas por la falta de luz, la falta de tierra mineralizada y la falta de agua en grandes cantidades. A esta conclusión podría haber llegado con suma facilidad y un simple vistazo pero el repoblador sentía la necesidad de conocer todos los factores por los cuales no era capaz de vivir un hierbajo en la mazmorra. Pero también concluyo que un hongo podría vivir en este lugar cómodamente y se preocupó por la falta de ellos, estaba a punto de reprender su escrutinio del lugar cuando un pensamiento con varias horas de retraso decidió pasearse por la parte consciente de su ser: “Por cierto… ¿Dónde pinchos estoy?”. Estaba desconcertado pero un recuerdo vago de una invitación le murmuraba en la mente.

El repoblador sintió el impulso de salir, no tenía miedo, ya había observado con detenimiento la sala donde se encontraba y no había peligro aparente, pero no podía quedarse para siempre y un lugar sin plantas como aquel le ponía francamente incómodo. Aunque sabía que no estaba en su mundo, se forzó a aceptar la situación, por el momento no sabía cómo volver a casa o si podría hacerlo y decidió que mientras no pudiese hacer nada no ayudaría lamentarse por haber aceptado un trato como aquel y se sintió estúpido por no haber preguntado sobre la flora local, siguiendo este curso de reflexión el pequeño ser recordó algo de “reconstruir una ciudad” y pensó que tal vez a él le encargasen la jardinería, un pensamiento que lo animo considerablemente.

Soltó aire cuando se dispuso a salir, a pesar de que no llevase sus armas y venenos consigo, era un repoblador guerrero y debía demostrarlo incluso a sí mismo. Ni si quiera intento salir por la puerta, comprendía que al estar hecha de un material diferente cumpliría una función de sellado y de abertura, pero era demasiado pequeño como para ni siquiera intentarlo y no era tan estúpido como para gastar energías en una tarea tan complicada y vana. Salto al ventanuco con facilidad, observo la ruinosa ciudad que se elevaba ante él y por primera vez en su corta vida sintió el vértigo a lo desconocido y al miedo.

Sigue en: Plaza de la fuente.
Kanon
Status : es medianoche en la discoteca cementerio
Personajes :
Jace Stanfield: Dullahan imbécil procedente de la Tierra. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Seo Rox: Cambiante pinche furro, humano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’59m (sin botines)

Heridas/enfermedades : Alguien que le eche una mano xfi

Ficha de cosechado
Nombre: Kahlo
Especie: Varmana granta
Habilidades: Habilidad manual, inmutabilidad, carisma
Ver perfil de usuario

Prisión (Archivo VI) - Página 5 Empty Re: Prisión (Archivo VI)

31/10/14, 05:58 pm
Jace estaba teniendo un fantástico sueño en el que se veía rodeado de chicas guapas cuando el cerebro dejó de funcionarle hasta para dormir.
Volvió de golpe a la realidad, mareado y con la sensación de haber sido pisado por un grupo de baile de música country, tres búfalos y una docena de cherokees. Lo primero que pensó al abrir los ojos y contemplar el desgastado techo fue que se había quedado dormido en uno de los antros de mala muerte donde daba sus primeros conciertos, pero al echar un vistazo rápido a su alrededor, deseó que hubiera sido así.
Para empezar la cabeza le daba mil vueltas. Esa era sin duda la peor de las resacas que había tenido nunca.
«Macho. No volveré a mezclar Jägermeister con Bacardí. »

El moreno se puso en pie con total tranquilidad (dando tumbos, eso sí), jurando haberse despertado en sitios peores que ese. Tenía la boca más seca que los desiertos de Arizona y el estómago como si no hubiese comido en días, y no estaba muy lejos de la realidad.
Miró alrededor. Por muy idiota que fuera, hasta él se daba cuenta de que algo no marchaba bien. Se registró a sí mismo, vaciando los bolsillos de su chaqueta de cuero: su móvil, una caja de cigarrillos y un mechero. En los bolsillos del pantalón, su monedero, con 15 dólares y una foto de él y su novia, una chica de tez morena y pelo ensortijado de color rosa. Trató de encender el móvil para ver la hora, pero no tenía batería.
Chasqueó la lengua, molesto, hasta que por fin comenzó a recordar.
Un trato que prometía un "sitio guay" y él con más de cuatro copas encima. Abrió los ojos como platos, maldiciéndose a sí mismo.
Bajó las escaleras del pasillo pegado a la pared para no marearse, sin saber a donde iba.

Sigue en: Plaza de la Fuente

_________________________________________

♪♫♬:
Jack
Status : Muster the Rohirrim!
Humor : On fire!
Personajes :
Jack: Vampiro de humo terrícola.
Atol/Skarog: Helión libense.
Alice/Onyx: Onycemante terrícola.
Tesón/Eterno: fantasma roquense, sin magia.
Sinceridad: Argos magnético roquense de Tierra Bruja.
Pefka: Hijo de Luna Kepryna.
Heridas/enfermedades : Pefka perdió el ojo derecho en su rito, lleva un parche
Armas : Jack: dos espadas. Magia.
Atol: lanza, espada y escudo. Magia.
Alice: magia y onyces. Espada o arco.
Sinceridad: arco, jabalinas, espada/lanza y escudo.
Pefka: lo que pille, normalmente machete y arco



Ficha de cosechado
Nombre: Pefka
Especie: Krabelinense
Habilidades: Instinto animal, técnicas de supervivencia y resistencia.
Ver perfil de usuario

Prisión (Archivo VI) - Página 5 Empty Re: Prisión (Archivo VI)

15/05/15, 12:18 pm
El roquense se alejó de Maciel rumiando mentalmente las que esperaba no fueran las últimas palabras que oiría en el futuro a sus compañeros. Pensaba volver, vamos. Era una criatura hecha a la rutina y se había hecho a la rutina del torreón, pero su nueva realidad cambiaba las cosas. Tenían que haber sido Eara y Ergot los que hablasen y le calaran más hondo. Muy en el fondo quería creerles, pues ese mismo fondo haría que se odiara a sí mismo si se quedara solo en aquella ciudad. No necesitaba la compañía para sobrevivir, pero ¿qué pasaba con el aburrimiento? Tenía aparentemente la eternidad para explorar aquel lugar y acabaría aburriéndose... Necesitaba poder acercarse a algún grupo de gente y poder hacer algo distinto. Y eso lo sabía tanto su forma más oculta como el Tesón superficial. Vale que explorar la ciudad podría saciar su curiosidad... ¿Pero qué más le granjearía eso? ¿Qué más haría además de explorar? <<Magia>> Sí, claro, necesitaba aprender magia. Pero necesitaba algo sólido para coger libros y como no recurriera a la gente le sería imposible. Necesitaba gente con acceso a magia y hasta ahora solo conocía a dos grupos: Maciel y Letargo. Y por lo que habían dicho antes de marcharse, aún había esperanzas —aunque pocas— de que pudiera volver con su grupo y poder poner en marcha sus planes. <<Eso sí... La gente viva suele morirse... Si no se convierten en lo que yo, me durarán poco... Bueno, hasta entonces aún falta. O no, podría atacarles algo y fastidiarse todo y tendría que buscarme otros peleles. ¿Dónde voces está la gente en esta ciudad, ahora que lo pienso?>>Esperaba encontrarse con alguien que no fuera de Maciel o Letargo, pues el mero hecho de que hubiera más gente en aquel lugar significaba menos aburrimiento para el roquense. También cierto nivel de peligro, pues no sabía hasta qué punto era invencible estando muerto, pero eso también le serviría para aprender sobre su nuevo estado. ¡Necesitaba a la gente para aprender cosas! <<Maldita sea. No sé qué pretende la Voz con esto. ¿Que me convierta en un compendio de saber absoluto sobre este mundo para ayudar a convertirlo en alguna guerra santa? No sé yo si nuestra magia puede rivalizar la de este...>> pensó mientras recordaba haber visto hechizos de fuego tan suculentos como peligrosos.

Tesón iba pensando, sí. Y aunque ese detalle de ir pensando sea importante, también lo es el hecho de que iba pensando. Iba. Se deslizaba sin rumbo fijo por la ciudad, por el barrio de Maciel. Realmente ahora no necesitaba tener un destino o una ruta. ¿Para qué, pudiendo atravesar edificios enteros? Y si se perdía tan solo tendría que ascender para buscar el torreón. Así pues, vagó un buen rato hasta que el azar o quizá el recuerdo y la cierta familiaridad del sitio le hicieron detenerse. Había llegado al punto de inicio, al lugar en que despertaron y empezaron los problemas... Y donde vieron a aquel monstruo. Dos cosas pensó al recordarlo. Una era dar media vuelta y largarse cuanto antes... Pero estaba muerto. La otra, consecuencia en parte de la anterior, era acercarse al edificio hasta el punto de entrar y plantar cara a la criatura que les horrorizó aquel día. <<Pero...>> Pero ¿podría aguantar? ¿Y si le vencía el miedo y se convertía en la nueva vergüenza de la ciudad? Prefería dejar ese puesto a sus ineptos compañeros, sinceramente. <<Otro día. Cuando tenga... más práctica>> El recuerdo de ratos antes en que huía por los túneles aún le pesaba.

No tardó mucho más en decidirse y ascendió para elegir una ruta mejor. Esta vez el ascenso fue distinto. No el hecho en sí sino lo que sintió al hacerlo. Era libre. ¿Cuántos herejes serían capaces de cazar sus vecinos de Roca Sagrada a cambio de poder volar pese a tener las alas defectuosas? Los acabarían extinguiendo sin lugar a dudas. Podía hacer todo lo que hacían los roquenses alados, pero nunca sentiría el viento en la cara o el calor del sol en las plumas. Esta sensación le entristeció momentáneamente, pero solo unos segundos. Aplicándole su lógica, no tenía por qué molestarle. No podía echar de menos algo que no había ni sentido ni aspirado a sentir, pues había vivido sabiendo desde siempre que no podría usar sus alas. Se había acostumbrado a ello. ¿Que habría estado bien que su nuevo estado no le anulara los sentidos? Pues sí. Pero no se perdía nada real por ello. <<Una cosa menos de la que aburrirse: la sensación de volar>> Pero nunca se aburriría de ser libre. ¿Quién podría?

Detuvo sus veloces pensamientos unos minutos para observar la ruinosa ciudad a sus pies. ¿A dónde ir? ¿Más allá de la brecha de huesos? ¿Hacia lo que parecían unas montañas? ¿Hacia la dirección contraria, donde la ciudad parecía acabar? ¿Hacia... <<¿Qué son esos edificios tan grandes?>> Curioso, avanzó unos metros en el aire, sobre los tejados, en la dirección que le llamó la atención. Había un barrio enorme. No enorme el barrio sino los edificios que lo formaban. <<Una de dos, o los constructores de esta ciudad midieron mal... Que viendo el mal estado de todo lo veo factible... O bien lo que vive allí es enorme. Si Ergot es diminuto, ¿qué impide que haya criaturas de diez metros de alto (por decir algo)?>>

No lo sabría si se quedaba pensando en el aire. Echó a volar en aquella dirección, dispuesto a anotar el primer descubrimiento en su diario mental, ya fuera para contarlo en Roca Sagrada como a sus compañeros cuando volviera con ellos, si es que volvían a tratarse de forma pacífica. Si no, y si el lugar resultaba ser peligroso, les engañaría para ir con alguna treta. De algo tenía que servirle explorar. O bien para ser "útil" o bien para ser malo. Ambas ideas le tentaban, pero no lo decidiría ahora. <<Y también depende de ellos>>

Sigue en el Barrio Gigante

_________________________________________

«Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier nach Liebe!»
Spoiler:


Stuff:
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.