Conectarse
Últimos temas
Torreón SilenteHoy a las 01:57 amNihilIdrisHoy a las 01:14 amNihilEl octavo rey trasgoAyer a las 11:37 pmDalTemplo de los suicidas abnegadosAyer a las 11:23 pmDalAnunciosAyer a las 11:32 amGiniroryu
Estadísticas
Tenemos 195 miembros registradosEl último usuario registrado es EumanValNuestros miembros han publicado un total de 46802 mensajesen 906 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Ir abajo
Cuervo
Personajes : ·Guillermo: Humano Brujo de las Pendicularia
·Sarah: Humana y enterradora

Unidades mágicas : 5/5
Heridas/enfermedades : El cubito y el radio de su brazo derecho destruidos, heridas y moratones por la caída aunque no son graves.
Síntomas : su carácter se agriará y se distanciará de todos sus compañeros, buscando pasar todo el tiempo posible sola. Por algún motivo, sin embargo, abandonará el torreón en absolutamente todas las salidas.
Armas : ·Guillermo: ¿El poder de la amistad? y manos.
·Sarah: Lanza y pala




Ficha de cosechado
Nombre: Sarah
Especie: Humana
Habilidades: Intuición, inmutabilidad y rapidez mental
Ver perfil de usuario

La cosecha de Guille Empty La cosecha de Guille

15/01/17, 12:08 am
“ Llore, llore de verdad, llore de la manera que duele, sin lágrimas.  Lloré hasta que no pude más.
Sigo en el mismo sitio, parado, solo en mi habitación, apoyado contra la puerta, sentado en el suelo, temblando.
No era verdad, no podía serlo. Escucho la oscuridad. Desde la cocina, veo venir un ruido, cae de golpe, de una estantería, cristal rompiéndose, plástico y caramelos por el suelo.  
Escucho el agua, escucho que bebe, que traga, una vez, otra, otra y otra, es mamá, quiere olvidar, pero no puede.
<<-Tu hermano… nos ha dejado para siempre… cruzaba la carretera cuando…- me dijo llorando, lo vuelvo a recordar.  - ¡No es verdad, es mentira! - le grité. -Debo ser una madre horrible, es culpa mía, es mejor que estés con otras personas y te puedas olvidar de nosotros, de tanto dolor. No me nec...- grité e intenté no escuchar más, huí.>>
Me vuelvo a tapar los oídos: no es verdad todo es mentira, no quiero olvidar, no quiero que desaparezcan.
Me intento enrolla aún más sobre mí mismo, me aprieto con más fuerza, no es verdad, él no nos dejaría.
<<-Levántate, ya está el desayuno- >>le escucho, en mi cabeza.
Ya no le pobre escuchar.
<<-Jajajajaja no se lo diremos a mama- sonríe>> y le veo, en mis recuerdos.
Ya no le podré ver.
<<-No creas que puedes ganar a tu hermano, te faltan muchos años para poder pillarme por sorpresa joven ninja – me coge y me hace cosquillas >>
Ya no podremos jugar más.
<<-¿Vas a llevar puesto ese gorro todos los día? Jajajaja>>
Si.
<<-No puedes escapar de mí, nunca vas a dejar de ser mi hermano pequeño, aunque te cases >>
¿Y dónde estás ahora?
Quiero recordar quiero recordar qué dijo, no quiero olvidar las palabras, porque si las olvido desaparecerá y no quiero que desaparezca. ¿Por qué no me acuerdo de todas sus palabras? ¿Por qué no puedo recordar? Lo puedo traer de vuelta mientras lo recuerde, si lo olvido no podrá volver jamás.
Suena el silencio, estoy solo.
Duele, ¿Por qué?, ¿Por qué duele tanto?, tengo que encontrar la manera de traerlo de vuelta, tengo que traerlo de vuelta, no quiero olvidar. Por favor quiero salir de aquí.
<<-…. No te voy a dejar que hagas daño a mama- mientras se interpone entre medias>>
¿Qué es esto?
<<Un monstruo que secuestro a una princesa, pero la princesa no lo vea, no quería ver, un caballero que se enfrentó a él, pero era muy débil, era solo un niño no un caballero, nadie le pidió que lo fuera, la princesa tuvo que decidir, tuvo que ver al monstruo, hizo un hechizo, le arrebato su nombre todo lo que significaba, tenía que proteger a sus hijos, aunque eso significara luchar contra el monstruo, contra todos los monstruos del mundo, incluso si este fuere su padre. >>
¿Por qué recuerdo esto ahora?…
Cada vez todo está más oscuro, todo se tiñe de una niebla verde, no puedo ver nada, ni quiero ver, un olor fuerte me llega ".

De pronto algo le sacó de sus pensamientos.
La silueta de un hombre se recortó entre los abrigos, envuelta en humo verde.

-Buenas noches- dijo quitándose la chistera con un elegante movimiento acompañando su saludo.
Guille escuchó su saludo, pero se mantuvo en la misma postura. “No puede ser, estoy solo” pensó.
Doce Punto salió de entre los abrigos mientras daba una calada de su pipa y soplaba las volutas de humo hacia Guille. Era imposible ignorarle.

-Buenas noches- repitió.
¿Será un sueño, al final me habré dormido?” pensó mientras levantaba la cabeza y observaba lo que podría ser la silueta de un mago. “¡Es un mago!

-¿Has venido a ayudarme? Necesito ayuda.
Doce Punto se acercó al niño, acuclillándose delante de él.

-He venido a llevarte a otro mundo. Lleno de milagros y portentos.

-Pero yo tengo que traer de vuelta a mi hermano y ayudar a mamá; no es una mala mamá, solo está muy triste.
El demiurgo volvió a fumar de su pipa.    
                   
-Te puedo ofrecer magia, magia de verdad. Aventuras. Es a donde pertenecemos, tú y yo.

-¿Y en el mundo hay magia que me puede ayudar a ver a mi hermano?
Guille se suena los mocos y se seca las lágrimas con la manga del pijama.

-Hay todo tipo de maravillas.                      
Doce Punto hizo una floritura, sacando de su bolsillo un pergamino. Guille le miró ensimismado. “Es un mago de verdad” pensó ilusionado.

-¿Vendrás? - le preguntó el demiurgo.

-¿Y podré hacer magia? ¿Y vivir aventuras? ¿Y conocer muchos amigos? ¿Y… y podré llevarme a lechuga? Y… y… yy… -mientras, levantaba el oso y las palabras se le agolpaban en la cabeza.

-Es posible. Rocavarancolia te necesita... y tú allí encontrarás quién eres realmente -Doce Punto fumó un poco más y el humo se hizo más denso-. Lechuga podrá acompañarte. Sólo tienes que firmar...
El demiurgo le tendió una pluma extendiendo el pergamino delante del niño. Guille le miró con los ojos muy abiertos, la niebla le hacía sentir en un sueño, como si el dolor de hace un momento fuera solo un recuerdo lejano. "Solo tengo que firmar y podré tener muchas aventuras que contar a mamá y a hermanito".
Guille estaba maravillado, era como uno de sus sueños hecho realidad. Cogió la pluma, la acerco al papel y firmó. Entonces la pluma le arrebató algo de sangre con un corte limpio. Una vez el pequeño firmó el demiurgo guardó el pergamino y la pluma.

-¡Auuuu!, tu pluma tiene problemas, muy mal genio -dijo Guille mientras se sujetaba el dedo con la otra mano.

-Es una pluma peculiar, desde luego -comentó con voz suave.

-Pues tienes que hablar con ella, creo que está enfadada por algo.
Doce Punto pasó por alto el comentario del pequeño y se incorporó.

-Ven conmigo.
Guille se levantó, pero al ponerse en pie todo se volvió negro y cayó contra el suelo.
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.