Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Torreón Letargo
por Evanna Hoy a las 12:30 am

» Rocavaragálago
por Zarket Ayer a las 09:38 pm

» Calles
por Giniroryu Ayer a las 05:08 pm

» IMPORTANTE: Sobre la 7ª cosecha y transformaciones
por Yber 21/01/18, 11:43 pm

» Torreón Maciel
por chicoaeseg15 21/01/18, 08:44 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 36155 mensajes en 686 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Faro

Ir a la página : Precedente  1 ... 12 ... 20, 21, 22

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 22 de 22.]

1 Faro el 02/08/11, 06:25 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Construido en piedra blanca, de una sola pieza, mide 150 metros de alto, terminado en una linterna que atrae a los barcos para hacerlos naufragar.

Descripción del interior:
La puerta del faro da a un vestíbulo. Allí se encuentra una trampilla que conduce a una bodega repleta de maromas, herramientas y barriles. A todo esto se les suman unos rollos de papel fino, granuloso, apilados en el suelo. Cada uno mide más de dos metros y en cada extremo hay ceñida una arandela metálica.

Al fondo del vestíbulo también comienza una gran escalera de caracol robusta, con escalones de madera y una barandilla oxidada y poco fiable. Esta les conduce hasta la parte alta del faro, compuesta por dos pisos habitables y un tercero para la linterna.

La escalera acaba frente a un arco sin puerta tras el cual se abre paso una sala de estar muy sencilla, con muy poca coherencia a nivel estético. Pegado a una pared hay un sofá y, a ambos lados de este, un par de muebles entreabiertos, desordenados y más vacíos que llenos. Cada pieza de la decoración es de un color y formas diferentes, parecen no ser del mismo lugar o de la misma época; esto incluye los cajones de los muebles, que nisiquiera cierran bien. Dentro de ellos pueden encontrar algún que otro amuleto y ropa en desuso de varios mundos vinculados. Una mesa coja preside el salón, con la pata corta apoyada sobre un par de revistas de Frivowaldanny y la Tierra. Cuatro sillas  de diferente tamaño la rodean.

En la pared frente al arco de entrada se abren dos puertas: una da a una cocina ligeramente más moderna que las de los torreones e igual de disparatada que la sala de estar. La otra da a un pasillo por el cual continúan las escaleras hasta el siguiente piso.

La segunda planta está ocupada enteramente por un baño y dos habitaciones. La primera es una estancia grande con cama de matrimonio, frente a esta hay un gran ventanal que ocupa toda la pared. Destacan un par de mesitas de noche en mitad de la habitación y un espejo rectangular, de cuerpo entero, apoyado en la misma pared que la cabecera de la cama. La segunda habitación es mucho más pequeña, apenas tiene una cama individual y un armario diminuto. La luz entra en ella por una ventana mucho más modesta, apenas mide el metro cuadrado.

El pasillo que une ambas habitaciones y el baño tiene unas escaleras que conducen al último piso. Esta planta es completamente circular: en el centro está la habitación de la linterna, a la cual se accede por una arcada. A un lado de esta arcada descansa un arpón clavado en la pared, sobre una vieja mancha de sangre. Desde la habitación de la linterna se puede salir a una balconada que rodea toda la planta y que permite asomarse al exterior. El suelo está repleto de mantas y toallas con motivos variopintos, entre las que destacan algunas con aspecto de banderas piratas.

Hechizos disponibles:
-Hechizo térmico
-Levitación
-Inmovilizar
-Curación superficial



Última edición por Rocavarancolia Rol el 04/08/17, 07:38 pm, editado 1 vez


253 Re: Faro el 04/12/17, 05:53 pm

Jack


Coincidía con Lebra: tendrían que tener cuidado al conjurarlo. Aquella columna de fuego les podría ser tan útil en el futuro como mortal para sí mismas. Por eso, cuando Mónica pidió probar, la roquense aconsejó no desear nada peligroso.

De nuevo repitió el proceso para su compañera y esta probó. Sinceridad volvió a pegarse a la pared del faro, por si acaso, pero esta vez solo notaron una onda expansiva que desplazó algunas piedras.

—Hum, hemos deseado algo inofensivo y solo ha movido eso... ¿O has pensado algo concreto al hacerlo? —preguntó a Mónica—. ¡Qué hechizo más raro!

Pero lo importante era que funcionaba. Sin embargo, lo curioso de todo era que funcionase. Lo había soñado. Su tren de pensamiento empezó a acelerar y entonces tragó saliva. Cuando volvió a hablar, se la veía nerviosa, agitada.

—Eh... s-si esto ha funcionado, ¿c-cuánto de mi sueño pudo ser... real?

¿Había sido un sueño o realmente había ocurrido? ¿Podrían haberla separado del grupo unas horas sin que nadie se diera cuenta, ni ella misma? Tragó saliva otra vez. Se estaba poniendo pálida por momentos. ¿Y Nime? ¿Real o ficticia? ¿Habr... habría muerto de verdad? Estaba temblando, y no por frío. Si había sucedido de verdad, había muerto por su culpa. Era abrumador y acabaría resbalando de la pared del faro, al suelo.

—Esto... e...esto n... no puede ser, era un sueño, ¡un sueño! —exclamó con las manos en la cara, sintiéndose tan frustrada como impotente.

254 Re: Faro el 05/12/17, 11:18 am

Bellota


Mónica aplaudió, emocionada, al ver cómo las rocas se alejaban por la onda. ¡El hechizo había funcionado! Aunque…

¡Eh! ¡Yo no había deseado esto! —se quejó, respondiendo a Sinceridad poniendo un mohín disgustado. Lo iba a volver a intentar, esta vez pensando en una docena de rosquillas, cuando la roquense sufrió un derrumbe mental.

La terrestre se apresuró a ponerse a su lado y le pasó un brazo por encima, mirando a Lebra con gesto de preocupación. «¿Qué hacemos?» gesticuló. Era evidente que Since estaba angustiada, y con razón. Mon no sabía qué decir. Para ella era evidente que su sueño no podía cumplirse: Nad estaba muerta, la habían enterrado, no podía salir de la tumba para convertirse en un monstruo y perseguirla por Gran Vía, sobre todo porque volver ahora a Madrid se le antojaba algo lejano. «Tengo que conseguir hablar con Doce Punto» se dijo con cierta urgencia.

Volvamos dentro —sugirió tras un momento de silencio. Hacía demasiado frío como para estar fuera pensando en lo que podría ser. Arrastraría a Sinceridad y a Lebra si era necesario.

Una vez en el torreón se apresuró a preparar algo caliente para la roquense, a quien había dejado en manos de Lebra, y, tras tenderles sendas tazas humeantes, se sentó junto a ellas.

¿Quieres hablar, Since? —le preguntó con cierta inseguridad.

Los motes:
-Barael.
-Daerhien: Gominola.
-Dafne: Lerdafne.
-Eorlir: Picasso.
-Eriel: Cenizo.
-Innadriel: Calimero.
-Lorenzo: Íñigo Montoya.
-Nad: Zanahoria/Zana.
-Rádar: Mandón.
-Sakrilt: Krit.
-Siete: Tritón.
-Sinceridad: Doña Plumitas.
-Sox: Vampy.
-Fahran Xaorhalan: Rapunzel.
-Tayron: T-fichas.

255 Re: Faro el 09/12/17, 06:58 pm

Jack


Pudo oír a Mónica, pero parecía como si estuviera lejos. Sin embargo, notar su brazo tuvo un mejor efecto y la roquense pudo incorporarse y caminar. Se dejó guiar al interior del faro y, una vez dentro, buscó una silla por inercia. Le vino bien sentarse y abrigarse con la manta, centrarse en recuperar el calor, para "volver", salir lentamente de la crisis y respirar con más calma a cada segundo que pasara. Pero no volvió a estar "bien", no del todo, no en aquel momento. La verdad era demasiado.

—He soñado... con un hechizo y funciona... —les dedicó una mirada significativa, sobraban las palabras, y añadió lo que no les había contado hasta ahora—: Había una chica, cosechada, en el sueño... Y moría, por mi culpa y ese hechizo. Nos habían secuestrado, teníamos que luchar entre nosotras pero nos negamos... y entonces nos dieron caza.

No supo qué más decir. No sabía qué decir, no sabía qué hacer, y ni mucho menos sabía qué hacer con respecto a Nime. ¿Cuánto del sueño había sido real? ¿Pero cómo iba a pensar en buscarla, después de lo bien que les había ido con los sinhadres? Si no habían podido encontrar ni los cuerpos de sus compañeros, ¿cómo iban a encontrar a una sola persona? Hacía ya tanto tiempo del sueño... que podía haber muerto. <<Como ellos...>> Ya había perdido toda esperanza con la pareja... y se tuvo que forzar a pensar en algo alejado de ellos, de Nime, del hechizo...

Pero fue a parar al sueño, a volverse a dormir. ¿Y si volvía a pasar? Empezó a temblar otra vez y les miró asustada.

—¿Y si mis sueños o los vuestros... —pero sacudió la cabeza y se detuvo—. Nonono, mejor no, todo lo que digo en esta ciudad se vuelve realidad... —pero no podía dejar de pensar en eso como si nada. Le temblaba la voz al hablar—. Esto es una locura, joder, ¿no tenemos bastante con los monstruos ya? No quiero volver a dormir...

Y tampoco querían que le vieran así. Se suponía que debía ser fuerte y resistir lo que le echaran, no sentirse vulnerable y débil con un sueño. ¿Qué pensarían de ella? Se dio vergüenza, se dio asco. Se levantó y, si no se lo impedían, se iría escaleras arriba.

256 Re: Faro el 10/12/17, 12:09 pm

Giniroryu


GM
El desconcertante resultado del hechizo realizado por Mónica -pues la nublina no esperaba otra cosa que una nueva columna de fuego en realidad- cayó enseguida en el olvido debido al repentino derrumbe de Sinceridad. La propia Lebra había tratado de evitar pensar demasiado en qué significa todo aquello para no emparanoiarse, pero la roquense no podía ignorar con tanta facilidad algo que provenía de sus propias pesadillas.

Acompañó a sus compañeras dentro, intercambiando alguna mirada de preocupación con Mónica y tratando de no ceder a su propia ansiedad al escuchar los ominosos pensamientos de la roquense. Colcó una mano sobre su hombro cuando la humana la dejó al cargo durante los instantes en los que se fue a preparar una bebida caliente y trató de sonar tranquilizadora.
—Tienes que calmarte primero para que podamos hablar sobre lo que sucedió en ese sueño... Que el hechizo fuese real no quiere decir que el resto también, ¿no crees? Ya has comprobado que el conjuro funciona pero todo lo demás no ha sucedido. —Con dificultad, trataba de hilar un argumento que pudiese convencer a Sinceridad de que no existía una única opción. Por su propia salud mental tenía que creerlo también— No has sido secuestrada junto a otra cosechada ni nadie te ha dado caza. Y te aseguro que eso no vamos a permitir que ocurra.
Miró hacia Mónica al finalizar, en busca de ayuda.

257 Re: Faro el 11/12/17, 12:22 pm

Bellota


Mónica se sentía inútil. Sinceridad estaba entrando en crisis, barbotando cosas sobre los sueños, y ella no sabía qué hacer.

«No tendríamos que haber probado el hechizo hoy» se dijo. «Hoy es un mal día».

Sin duda alguna, Since estaba asustando a Lebra, y la estaba inquietando hasta a ella. Por ello la chica actuó sin pensar. Tenía que cortar el ataque de pánico de la roquense como fuera, y estaba visto que las palabras calmantes de la nublina no estaban surtiendo efecto. En cuanto la roquense se levantó, Mónica se levantó también y, rápida como el rayo, le plantó dos bofetadas que resonaron en toda la sala.

Deja de decir eso y tranquilízate — dijo, tan seria que daba miedo, obligando a la roquense a volver a sentarse y a beber de la taza que le tendía—. Está claro que pasa algo y que los sueños quieren decirnos algo, pero dudo mucho que sean reales. No pueden serlo. Yo sueño con Nad y ella no va a volver de la tumba para matarme, por muy real que parezca mientras duermo. Tú no has sido secuestrada, como dice Lebra, y ni siquiera sabemos si hay más gente aquí más allá de los locos que viven en este lugar. Esa tal Nime bien puede ser producto de tu imaginación… o alguien la ha puesto ahí. Lebra no se está ahogando, por mucho que lo parezca en el sueño.

Mónica tomó aire, tratando de desembrollar sus propios pensamientos y expresar bien lo que ya llevaba un tiempo pensando, antes de continuar hablando. —Creo que algo nos provoca los sueños. Para asustarnos o para darnos pistas. Para ver quién resiste y quién cae. Como la ciudad. Es una prueba, ¿no os habéis dado cuenta? Puede que Barael y Eriel fueran unos fanáticos, pero puede que los nublinos tengáis razón en algo: a lo mejor están examinándonos.

Se dejó caer al lado de las chicas. Y suspiró. —No creo que lo que pasa en nuestros sueños pueda pasar en la realidad. Aunque sean horribles. Aunque parezcan reales. Aunque nos hagan desear no dormir nunca más… Y creo que si nos aislamos no vamos a aguantar mucho.

Después de un rato de silencio, se volvió hacia Sinceridad. —Siento las bofetadas —sonrió, insegura, con la voz temblando—. Tenía que hacer algo y no escuchabas. Lo… lo siento mucho.

Los motes:
-Barael.
-Daerhien: Gominola.
-Dafne: Lerdafne.
-Eorlir: Picasso.
-Eriel: Cenizo.
-Innadriel: Calimero.
-Lorenzo: Íñigo Montoya.
-Nad: Zanahoria/Zana.
-Rádar: Mandón.
-Sakrilt: Krit.
-Siete: Tritón.
-Sinceridad: Doña Plumitas.
-Sox: Vampy.
-Fahran Xaorhalan: Rapunzel.
-Tayron: T-fichas.

258 Re: Faro el 19/12/17, 05:14 am

Jack

avatar
Oía a Lebra, pero sus miedos se imponían. No reaccionó hasta que Mónica le golpeó. Dos veces. Se quedó sin aire, sin voz. Entreabrió la boca, pero no llegó a producir sonido alguno. Parpadeó, se llevó una mano a una de las mejillas, y se dejó sentar sin resistencia. Como si hubiera estado hechizada, bebió de la taza sin dejar de mirar a la humana. Y sin dejar de escucharla. Al principio sonaba lejano, como si el dolor y el pitido en los oídos lo tapasen, pero según menguaban esas sensaciones pudo ser capaz de atenderla. Aún no asimilaba que le había golpeado. Escuchaba, bebía y parpadeaba. El calor por las bofetadas se fue haciendo más palpable y al deseo de que Mónica tuviera razón se le unió el estupor por que le hubiera golpeado. Alucinaba y escuchaba a partes iguales. Pero pudo dejar de temblar. Pudo centrarse. Pudo asimilar sus palabras y las de Lebra. No estaba bien del todo, el miedo seguiría haciendo mella ese día, esa noche, esa semana, pero el ataque había menguado considerablemente.

Por eso, cuando la chica se disculpó, Sinceridad se levantó y le dio un abrazo. Le acarició el pelo y la espalda, pero no dijo nada.

Se sentía fatal. Por el espectáculo, por vulnerable, por frágil, por dejar de ser fuerte ante algo así, por el miedo, por haber dejado que escalase tanto, por haber necesitado la reacción de Mónica para salir del bucle, por... Por todo.

Cuando la chica dejó de temblar, la roquense se separó y habló por fin:

—Est... Estoy mejor. Tenéis razón. Nos vigilan. Pero nos cuidamos, como vosotras ahora. Yo... Me ha superado... esto. Lo siento. Gracias —terminó mirando a ambas.

Quiso decir que no volvería a pasar, pero no las tenía todas consigo. Podría ocurrir varias veces más. Solo hacía falta tener un mal sueño o una mala experiencia fuera del Faro. Así que no, no lo dijo. <<Además,>> pensó <<así no les miento. Bastante tengo con sentirme un fraude>>

—Y, Mónica, esos golpes no tumbarían ni a un pájaro del otro faro, hay que entrenar más —bromeó con una media sonrisa. Quería quitarle hierro al asunto, que viera que no le guardaba rencor.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

259 Re: Faro el 19/12/17, 10:38 am

Bellota

avatar
El estrés hizo mella por fin en Mónica, que se echó a temblar. Lo que menos esperaba la chica es que Sinceridad la acabara calmando a ella, y de la sorpresa, los nervios y el arrepentimiento se le humedecieron los ojos cuando la roquense la abrazó, aunque trató de ocultarlo devolviéndole el abrazo y atrayendo a Lebra al mismo.

«No puedo creerme que le haya coscado dos leches y que me esté abrazando» se dijo, todavía atónita.

Miradnos, parecemos unas náufragas —bromeó. Luego, al separarse y escuchar el agradecimiento de Since, Mónica se puso colorada—. En las pelis y los libros hacen mucho eso para hacer salir de las crisis a la gente. Perdón —repitió bajando la cabeza—. Ha sido demasiado dramático.

Sonrió con lo del entrenamiento. Desde luego, sí que era algo que comenzaba a hacer falta de nuevo, aunque solo fuera para entrar en calor y… prevenir un nuevo ataque como el de los pájaros.

Qué… ¿qué hacemos ahora?

Los motes:
-Barael.
-Daerhien: Gominola.
-Dafne: Lerdafne.
-Eorlir: Picasso.
-Eriel: Cenizo.
-Innadriel: Calimero.
-Lorenzo: Íñigo Montoya.
-Nad: Zanahoria/Zana.
-Rádar: Mandón.
-Sakrilt: Krit.
-Siete: Tritón.
-Sinceridad: Doña Plumitas.
-Sox: Vampy.
-Fahran Xaorhalan: Rapunzel.
-Tayron: T-fichas.

260 Re: Faro el 20/12/17, 11:00 pm

Giniroryu

avatar
GM
Lebra asentía vigorosamente a las palabras de Mónica.
—Por supuesto que es una prueba, una prueba para saber si eres digno de pertenecer a esta locura. Y por eso es normal asustarse, porque tú no eres ninguna sádica sanguinaria como parece que son los "dioses" de esta ciudad.
No le dio tiempo a añadir nada más. Los bofetones de Mónica la pillaron totalmente por sorpresa y dio un pequeño bote en la silla al contemplar la escena. De algún modo la humana consiguió sacar de su bucle a la roquense, no obstante. La nublina se puso en pie para acercarse a Sinceridad y acariciarle la espalda mientras ella se explicaba.
>>Puedes contar con nosotras siempre, ¿verdad? —Se giró hacia la humana—. A mí desde luego se me han quitado las ganas de preocuparme si las consecuencias son recibir el método de Mónica. Sabes cómo persua... diir —el fin de su frase fue semi-interrumpido por el abrazo en el que de prnto se vio envuelta.

Lebra se permitió dejarse llevar por la calidez de sus compañeras y la seguridad que le transmitía tener a alguien en quén confiar de verdad en aquel lugar para diluir las preocupaciones que, por mucho que hubiese dicho, continuaban flotando por su cabeza y arrastrando los pensamientos positivos a su paso.
—Aguantaremos hasta el final y encontraremos la forma de abandonar este lugar, convertidas en diosas o en demonios —dijo para convencerse sobre todo a sí misma.

Se encogió de hombros ante la pregunta de la humana.
—Me encuentro algo fatigada, la verdad. Ha sido el hechizo, creo. —No le había dado importancia en el momento, más ocupada sorprendiéndose por su efecto y el hecho de que hubiese funcionado—. ¿Qué tal si organizamos una pequeña merienda con un poco de esa infusión caliente y algunas frutas para picar? Yo creo que nos la merecemos; y podemos contar alguna historia agradable, para variar.

261 Re: Faro el 26/12/17, 04:50 am

Jack

avatar
La roquense se rió cuando a Lebra le pilló por sorpresa el abrazo de las tres y les dio unos buenos apretones a ambas. Era raro que no tuvieran plumas... Y de hecho eso le dio una idea que llevaría a la práctica más tarde porque en aquel momento solo importaba el abrazo, sentir su calor y los latidos de las tres. Por fin pudo respirar hondo, calmada de nuevo, y volver a sonreír. Pudo volver a la tierra, dejarse traer de vuelta y aplacar sus miedos. Seguirían ahí, pero la cercanía de sus amigas los harían retroceder.

—Cuento con vosotras, y vosotras conmigo. Aguantaremos y nos convertiremos en lo que sea, pero de momento nos hemos convertido en amigas; lo que venga después ya se verá —añadió a las palabras de la nublina.

Ya separadas, se estiró un poco y volvió a inspirar hondo variad veces. Había echado de menos los abrazos así sin saberlo. Sonreiría al recordar los de sus amistades en su hogar, pero no quiso pensar ellos.

—La merienda me parece bien, y como segunda sugerencia: tenemos que darnos más abrazos así —les sonrió.

Fue a coger las frutas y unos platos para preparar aquello mientras pensaba en algo agradable que contar... Echaba de menos las salidas a cazar en Roca Sagrada, por ejemplo, así como sus ratos libres cantando y tocando al calor de una hoguera con sus compañeros en Tierra Bruja...

—Una vez en el campamento, a uno de mis conocidos se le cayó el tambor cerca de la hoguera mientras tocaba... Y cuando se dio cuenta, se le habían quemado las puntas de algunas plumas —dijo entre risas, cortando fruta—, el pobre... Es una tontería, ¡pero bueno! Esa misma vez, de la risa, mi tambor se me resbaló y se me fue monte abajo... —negaba con la cabeza y los ojos en blanco-, qué carrera me pegué, acabé bonita de arañazos de ramas —y volvió a reír.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

262 Re: Faro el 26/12/17, 12:36 pm

Bellota

avatar
Mónica no se había esperado realmente hacer amigas. Y menos en Rocavarancolia. Ya se le daba mal en su vida real… pero sin embargo, ahí estaban. «Sara, te caerían bien» le dijo a su amiga de la Tierra mentalmente. «Si vuelvo a casa… ¡Cuando! ¡Cuando vuelva a casa tendré que presentártelas!».

Yo también estoy algo cansada. La idea de la merienda me parece espléndida —les sonrió.

Se rio con la historia de Sinceridad, que le pareció muy tierna, y le robó un cacho de fruta pensando en qué historia contar ella.

Mi hermano y yo, los domingos, el día antes de ir al instituto —«la escuela», les aclaró por si acaso— salíamos en pijama de casa por las tardes a dar una vuelta y nos íbamos a la tienda a por chucherías y dulces. Una vez comimos tantísimas chuches que tuvimos una indigestión horrible y al día siguiente tuvimos que quedarnos en casa, por lo que estuvimos todo el día jugando. Desde ese día, cuando a veces cuando no queríamos ir al insti, el día anterior nos inflábamos a dulces y así podíamos quedarnos en casa. Mi padre lo sospechaba, pero aun así nos dejaba quedarnos, y a veces para que nos sintiéramos mejor nos regalaba alguna chorradita. Sé que suena a que es una tontería, pero en ese tiempo era lo mejor.

Los motes:
-Barael.
-Daerhien: Gominola.
-Dafne: Lerdafne.
-Eorlir: Picasso.
-Eriel: Cenizo.
-Innadriel: Calimero.
-Lorenzo: Íñigo Montoya.
-Nad: Zanahoria/Zana.
-Rádar: Mandón.
-Sakrilt: Krit.
-Siete: Tritón.
-Sinceridad: Doña Plumitas.
-Sox: Vampy.
-Fahran Xaorhalan: Rapunzel.
-Tayron: T-fichas.

263 Re: Faro el 26/12/17, 09:41 pm

Giniroryu

avatar
GM
Lebra siguió a Sinceridad para ayudar a preparar la comida, contenta con que su sugerencia hubiese sido bien recibida. Rio con las anécdotas de sus amigas, aunque como siempre había algunos conceptos humanos que se le escapaban.
—¿Qué es un instituto? No debe de ser un lugar agradable si tu hermano y tú no queríais ir —preguntó con curiosidad—. Hablando de hermanos... El día que nació mi hermano pequeño, mi otro hermano y yo estábamos tan nerviosos antes del parto que mi abuela nos llevó fuera a que recogiésemos algunas flores para nuestra madre y el bebé. Al parecer mi hermano no entendía el propósito de aquello y tras quedarse rezagado pensando le preguntó a mi abuela: —la nublina carraspeó y puso voz de pito tratando de imitar a un niño pequeño— "pero abu, ¿para qué quiere flores el hermanito. ¿¿Es que mamá va a tener un linac??". Yo me reí por la ocurrencia, pero creo que a mi pobre abuela casi le da algo del ataque de risa que le entró.

264 Re: Faro el 11/01/18, 06:58 pm

Jack

avatar
Se abstrajo de la conversación momentáneamente y cayó en la cuenta de lo a gusto que estaba entonces, después incluso del ataque de pánico, que necesitaban más ratos como aquel, que pese a que la ciudad era una verdadera pesadilla podían tener sueños apacibles dentro de su faro, o dentro del torreón donde estaba el resto de su grupo. La ciudad les machacaba, les arruinaba las noches, les perseguía, les intentaba matar... Prueba, examen, tortura o estafa, fuera lo que fuera aquello, les aplastaría tan lenta o rápidamente como fuera necesario, según lo que sus fuerzas dieran para resistir.

Y los ratos así les ayudarían. Se notaba. A ella al menos le daban esperanzas. Merecía la pena enfrentarse a la ciudad, no solo por sobrevivir. Podía sobrevivir por el hecho de hacerlo, acostumbrarse a la pesadilla y a nadar en la desgracia, pero no quería eso. Aún no. Sobreviviría por sonreír y ver a sus amistades reír. Como en Tierra Bruja. Y en aquel momento, en aquella conversación, la risa era música para sus oídos. Música.

—No venceremos con pesadumbre... —pensó, pero lo dijo en un susurro sin darse cuenta hasta que fue consciente de que lo había hecho. Sacudió la cabeza entonces y les sonrió por si le habían escuchado, y añadió—: ¿Música? Tenéis música en vuestros mundos, ¿no? Nosotros tenemos habilidad con la voz y nos encanta cantar y tocar música en reuniones y fiestas. Tenía un tambor y me quiero hacer otro, pero no tengo materiales... —miró entonces en derredor, a los muebles, pensativa.

>>Hum... Quizás tampoco me he parado a pensar en hacerlo con tiempo y ganas... Pero, ¿qué me decís de vuestros mundos? —y volvió a mirarles.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

265 Re: Faro el 12/01/18, 12:59 pm

Bellota

avatar
El instituto es un sitio donde se reúnen los jóvenes de 11 a 18 y nos enseñan cosas. Cosas que ahora no me sirven para nada. No es horrible, pero a veces puede ser aburrido sentarse y escuchar hablar a un profesor durante horas.

Mónica sonrió con la anécdota, que evidentemente, divertía a Lebra. —¿Qué es un linac? —preguntó con curiosidad.

Sinceridad, por el contrario, parecía haberse abstraído. Mon meneó la mano delante de sus ojos.

La hemos perdido —dijo jocosamente. Entonces, la roquense empezó a farfullar algo sobre la música—. Sí, claro, en mi mundo hay. ¿Quieres que cantemos? Yo sueno un poco como un gato al que estén asesinando, eh.

Los motes:
-Barael.
-Daerhien: Gominola.
-Dafne: Lerdafne.
-Eorlir: Picasso.
-Eriel: Cenizo.
-Innadriel: Calimero.
-Lorenzo: Íñigo Montoya.
-Nad: Zanahoria/Zana.
-Rádar: Mandón.
-Sakrilt: Krit.
-Siete: Tritón.
-Sinceridad: Doña Plumitas.
-Sox: Vampy.
-Fahran Xaorhalan: Rapunzel.
-Tayron: T-fichas.

266 Re: Faro el 12/01/18, 01:34 pm

Giniroryu

avatar
GM
—Oh... es como la escuela entonces —respondió a Mónica—. A mí me gusta aprender cosas, pero sí que es verdad que algunos maestros son un rollo —rio—. Ah, un linac es un animal de granja del que se sacan pigmentos a partir de su grasa. Tienen un pelo muy largo y blanco que cuando sudan se tiñe de muchos colores. ¿No tenéis nada parecido? —Preguntó curiosa.

Fijaron entonces su atención en Sinceridad, que tal y como decía Mónica parecía sumida en sus pensamientos.
—Parece que tenía música en la cabeza —añadió a la jocosidad de la humana—. A mí me gusta mucho la música. Sobre todo el sonido de la flauta, es muy bonito. Y también podría cantar algo si prometéis que no os vais a reír —ofreció tras pensarlo un poco, no queriendo ser menos atrevida que Mónica—. Aunque... creo que va a sonar raro con el cambio de idioma y eso.


Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 22 de 22.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 12 ... 20, 21, 22

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.