Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Torreón Maciel
por Aes Hoy a las 05:20 pm

» Resumen del rol (borrador)
por Lathspell Hoy a las 01:18 pm

» Torreón Letargo
por Giniroryu Hoy a las 12:50 pm

» El Cuchitril
por Tak Hoy a las 12:45 am

» Faro
por Bellota Ayer a las 04:25 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 177 miembros registrados.
El último usuario registrado es jeff_98.

Nuestros miembros han publicado un total de 37438 mensajes en 706 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Faro

Ir a la página : Precedente  1 ... 15 ... 27, 28, 29  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 28 de 29.]

1 Faro el 02/08/11, 06:25 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Construido en piedra blanca, de una sola pieza, mide 150 metros de alto, terminado en una linterna que atrae a los barcos para hacerlos naufragar.

Descripción del interior:
La puerta del faro da a un vestíbulo. Allí se encuentra una trampilla que conduce a una bodega repleta de maromas, herramientas y barriles. A todo esto se les suman unos rollos de papel fino, granuloso, apilados en el suelo. Cada uno mide más de dos metros y en cada extremo hay ceñida una arandela metálica.

Al fondo del vestíbulo también comienza una gran escalera de caracol robusta, con escalones de madera y una barandilla oxidada y poco fiable. Esta les conduce hasta la parte alta del faro, compuesta por dos pisos habitables y un tercero para la linterna.

La escalera acaba frente a un arco sin puerta tras el cual se abre paso una sala de estar muy sencilla, con muy poca coherencia a nivel estético. Pegado a una pared hay un sofá y, a ambos lados de este, un par de muebles entreabiertos, desordenados y más vacíos que llenos. Cada pieza de la decoración es de un color y formas diferentes, parecen no ser del mismo lugar o de la misma época; esto incluye los cajones de los muebles, que nisiquiera cierran bien. Dentro de ellos pueden encontrar algún que otro amuleto y ropa en desuso de varios mundos vinculados. Una mesa coja preside el salón, con la pata corta apoyada sobre un par de revistas de Frivowaldanny y la Tierra. Cuatro sillas  de diferente tamaño la rodean.

En la pared frente al arco de entrada se abren dos puertas: una da a una cocina ligeramente más moderna que las de los torreones e igual de disparatada que la sala de estar. La otra da a un pasillo por el cual continúan las escaleras hasta el siguiente piso.

La segunda planta está ocupada enteramente por un baño y dos habitaciones. La primera es una estancia grande con cama de matrimonio, frente a esta hay un gran ventanal que ocupa toda la pared. Destacan un par de mesitas de noche en mitad de la habitación y un espejo rectangular, de cuerpo entero, apoyado en la misma pared que la cabecera de la cama. La segunda habitación es mucho más pequeña, apenas tiene una cama individual y un armario diminuto. La luz entra en ella por una ventana mucho más modesta, apenas mide el metro cuadrado.

El pasillo que une ambas habitaciones y el baño tiene unas escaleras que conducen al último piso. Esta planta es completamente circular: en el centro está la habitación de la linterna, a la cual se accede por una arcada. A un lado de esta arcada descansa un arpón clavado en la pared, sobre una vieja mancha de sangre. Desde la habitación de la linterna se puede salir a una balconada que rodea toda la planta y que permite asomarse al exterior. El suelo está repleto de mantas y toallas con motivos variopintos, entre las que destacan algunas con aspecto de banderas piratas.

Hechizos disponibles:
-Hechizo térmico
-Levitación
-Inmovilizar
-Curación superficial



Última edición por Rocavarancolia Rol el 04/08/17, 07:38 pm, editado 1 vez


325 Re: Faro el 02/07/18, 02:54 am

Jack


La charla y las bromas les vinieron bien. Al cabo de un rato se fueron acostando y, aunque la roquense se quedó junto a Lebra, estaba convencida de que aquella noche solo dormiría cuando el agotamiento la venciera.

Estaba muy agobiada. Había estado tan asustada como preocupada. Había visto a sus amistades al borde de la muerte. Otra vez más. Y no contentos con ello, ahora tenían heridas importantes que no sabían tratar. Estaba muy agobiada. Perdida, frustrada, estresada... A veces creía que estaba bien y que solo tenía momentos puntuales de desasosiego, como aquella noche. Otras veces, sin embargo, y cada vez más a menudo, pensaba que en realidad vivía en un pozo de intranquilidad salpicado por tímidos rayos de luz. No sabía cómo se sentía realmente, pero temía romperse en algún momento.

Para colmo, esa noche el clima decidió empeorar. La sacó de la cama. Dio un vistazo a Lebra y se fue a la linterna a contemplar el mar enbravecido desde lo alto. Rugía tanto que sentía la humedad en la cara. Allá arriba, con semejante violencia a sus pies, se le ocurrió que el clima era un reflejo de la ciudad, sus bestias, y en cierto modo de la rabia que sentían ellos mismos. Ella, al menos, golpearía a la ciudad con tanta saña como las olas al acantilado. <<Habrá que vigilar que esas olas no nos tiren...>>

Lo hablaría con los demás al día siguiente. Su salida nocturna le iba a costar un resfriado así que volvió. Iba en busca de sus mantitas cuando escuchó un grito. <<¡¿Lebra?!>> Corrió de vuelta a su dormitorio, pero aporreó la puerta del resto en la carrera. 

Llegó con la nublina haciendo lo posible por esquivar el torrente de pensamientos intrusivos y preocupaciones oscuras que llenaban su cabeza, como "ojalá no hubiera escuchado el grito y hubiera seguido mirando las olas". No quería la responsabilidad de una muerte más en su grupo. Pero se acercó a ella decidida a hacer lo posible por ayudar.
Estoy aquí, tranquila, tranquila. Se te habrá caído el vendaje. Deja que te ayude a limpiarte.

Se apresuría a arreglar el vendaje y el torniquete como mejor sabía. No sabía ni quería saber cómo había acabado con sangre en la boca si la herida era en la pierna. No le preguntaría, no en mitad de un ataque de pánico. Debía guardar la compostura y no asustar a la chica más aún de lo que ya lo estaría. La misma Sinceridad estaba asustadísima, pero no era su vida la que huía.

Pero no sabía si señalarle esa sangre, esas toses. Tampoco sabía si llamar a Mónica. Despertaría al resto, pero ella podía hacer magia. <<¡Pero no sirvió de nada antes!>> Pero necesitaba ayuda. <<¡Pero Lebra se preocupará más!>> Pero necesitaban ayuda, maldita sea. Así que se asomó un instante al pasillo a avisar al resto.
¡Que venga alguien! ¡Despertad!

<<Si el acantilado se va a derrumbar, podría darse prisa y ahorrarnos todo el sufrimiento que traería la muerte de Lebra>> Ideas así se le cruzaban sin avisar por la cabeza, pero no eran tan consciente como rechazarlas y horrorizarse por ser capaz de pensar cosas así. ¿Tan egoísta era? ¿O solo era lógica cruel? Daba igual. Si llegaba a suceder, solo lo sabrían instantes antes del golpe final.

326 Re: Faro el 02/07/18, 05:28 pm

Bellota


Una vez Mónica vio que Lebra prometía irse a dormir, se marchó con sigilo. Antes de marchar les hizo una caricia a las chicas, y cuando pasó al lado de Lorenzo le volvió a revisar, con cuidado, la espalda. Luego volvió a su sitio en la ventana. Sin embargo, no se durmió. El temporal no se lo permitía, con los rugidos del mar azotando las paredes. Desvelada, Mon bajó a la cocina y se sentó ante la lumbre, en silencio. Fue entonces cuando se permitió volver a autocompadecerse, sollozando bajito.

Al cabo de un tiempo las lágrimas se acabaron. Mon le daba vueltas a una cuchara, siguiendo el brillo, cuando la voz de Sinceridad la sorprendió. La urgencia de su tono no se podia esconder.

"Lebra" pensó la humana mientras corría hacia arriba, con el terror atenazándole los pulmones.

Cuando llegó, dejó escapar un grito ahogado. Sangre, mucha sangre. De la herida y de la boca de la nublina. Mónica se echó a llorar de nuevo. No sabía que aún le quedaran lágrimas dentro. Al parecer, sí.

-No, no, no, no -se unió a la letanía de Lebra mientras, con más trapos y manos temblorosas, trataba de oprimir la herida de su pierna-. ¡¿Qué ha pasado?!

La chica miró con desesperación a Sinceridad. No sabía qué hacer.

327 Re: Faro el 02/07/18, 06:43 pm

Giniroryu


GM
Lebra no podía ayudar a que la ayudasen. Solo podía toser más sangre y llorar. No sabía que Mónica estaba llorando también, y no eran solo sus propias lágrimas lo que empañaba su visión. Cada vez se sentía más y más débil mientras la sangre no dejaba de salir. De su herida y de su garganta cada vez que tosía. Se movía errática y desesperadamente en la cama, tratando de incoporarse. Quería hacer algo. No sabía qué. Solo sabía que quería acabar con el sufrimiento. Pero ya no podía pensar. En su cabeza la sangre ya estaba a punto de llegar a su cuello para ahogarla. En el cuarto no había una cantidad de sangre tal como en la mente atormentada de la nublina, pero incluso si difería mucho de la visión profética de su sueño seguía siendo demasiada.

La nublina perdía fuerzas a cada segundo que pasaba. Pronto dejó de gritar y de tratar de incorporarse. Simplemente no podía. Hiperventilando y con el rostro salpicado de sangre y lágrimas se dejó caer de nuevo sobre la sucia almohada.
—Lle... llevadme... al océano... Si me tengo que ahogar... Si tengo que... —Hablaba de forma dificultosa y teniendo que hacer pausas constantemente—. No quiero ahogaros a vosotros. En el mar me ahogaré yo sola... Y... Y...
En su cabeza la petición tenía sentido. En su cabeza la sangre inundaría todo el edificio, y los demás también se ahogarían en ella. Lebra ya había aceptado que su pesadilla se iba a cumplir, pero no quería arrastrar a nadie más con ella. Sabía que la sangre seguiría ahogándola en el mar, aun mezclada con el agua, pero al menos esta acabaría arrastrándola lejos del faro. Lo haría pronto, además, debido a la violencia que había adquirido aquella noche. Lebra ya solo quería evitar contaminar a sus amigas con su propia sangre maldita, ya no le importaba nada más.

328 Re: Faro el 03/07/18, 09:47 pm

Jack


Mónica apareció, sí, pero la situación no hizo más que empeorar. Lebra tosía y lloraba sin pausa y la roquense no sabía cómo detener aquello. La humana se sumó sus lloros y tampoco sabía qué hacer. Pero para colmo, la nublina también empezó a decir cosas muy extrañas.
¡No lo sé! Empezó a toser sangre y el vendaje se le habrá caíd... ¿Qué? ¡No te vas a ahogar, no digas nada de eso!

¿Desvariaba? No parecían quedarle fuerzas para levantarse, así que no era descabellado que perdiera la cabeza un poco. Pero ni eso sabía la roquense, ni si se podían decir cosas semejantes cuando uno se veía al borde de la muerte. ¿Estaba a caso al borde de ello? No lo sabía y no quería saberlo. Así que decidió apegarse a lo que sabía que funcionó con anterioridad.
Hay que taparle la herida otra vez. Lo haremos como antes, calentamos el agua, limpiamos, vendamos y vigilar. ¡Ya vuelvo!

Intentó darse toda la prisa posible para volver con el cubo de agua, pero también aprovechó el rato para despejarse de aquello. Era la primera vez en su vida que veía tan de cerca tanta sangre y que la embargaba tanto miedo, tanto propio como propiciado por la reacciones de las demás, a la muerte. Ni en las peores incursiones en territorio del Coro lo había pasado tan mal, porque sus labores siempre la mantuvieron a cierta distancia de los tumultos.

Volvió poco después con agua y más tela para vendar. Ni se fijó en si la humana estaba más tranquila ni en si la pobre nublina seguía respirando. Solo se fijó en que si seguía tosiendo tumbada, podría ahogarse.
¿Puedes levantart...? Vale, deja que te ayude —y, mientras le pasaba un brazo para hacerlo, se dirigió a Mónica—: ¿Puedes calentar el agua mientras? Tú le limpias las toses y yo me encargo de la herida. No sé qué le pasa pero hay que mantener la calma o será peor. Venga, venga.

Y entonces cayó en algo relacionado con "mantener la calma": ¿y si Lorenzo había escuchado los gritos y corría a ver qué ocurría y sus heridas empeoraban por ello? <<Tiraré el faro yo misma contra las olas como vea más sangre esta noche>> pensaba con toda la frustración del mundo. Deseó con todas sus fuerzas que el diestro se quedase en su cama aunque la preocupación le matase por dentro. Si no acababa con ella antes, porque ¿de dónde plumas podridas salía la sangre que tosía Lebra? Solo era una herida en la pierna, no podía estar relacionado. Y encima la chica no podía hablar bien, no podía decirles si había pasado algo más. ¿Pero qué iba a haber pasado? ¡Sinceridad había dormido allí y apenas había estado fuera poco menos de una hora! ¿Acaso había entrado algo por las ventanas y le había atacado en sueños? <<¿Pero qué más da? ¡Céntrate, joder!>>

329 Re: Faro el 05/07/18, 11:59 am

Bellota


La sangre de Lebra no dejaba de fluir. «Se muere, se muere, se muere» pensaba Mónica con terror, apretando con más fuerza. No había manera de ser optimista, no cuando la rodeaba tanto rojo. «No lo entiendo» dijo la parte de su cerebro que aún actuaba de forma racional. «¡Lo habíamos controlado!».

No lo entiendo —repitió sin darse cuenta, esta vez en voz alta, restañándole también la sangre de la boca. ¿Por qué sangraba por la boca? ¿Tenía heridas internas y nadie se había dado cuenta? ¿Por qué le estaba pasando esto a ella? ¿Por qué nadie les ayudaba?

Lebra dejó de gritar, y sus resuellos y palabras le dieron a Mónica más miedo que la situación anterior. —No, no, no. No digas eso. Nadie se ahoga, Lebra, nadie —Sinceridad reapareció y ayudó a incorporar a la nublina, desmadejada y llena de sangre. Mónica calentó el agua lo más rápido que pudo, agotándose todavía más, y trató de efectuar de nuevo, infructuosamente, el hechizo de curar. Nada. ¿Qué hacer? ¿Cómo controlarlo? La nublina no paraba de hablar sobre el agua, sobre ahogarse. «No lo entiendo».

Mónica miró a la roquense con los ojos llenos de lágrimas. «Se muere», vocalizó. Y de pronto, la bombilla, nacida de la desesperación.

¿Y si quemamos la herida?

Sonaba a barbarie. Sonaba a locura. Pero el agua de Lebra le había dado la idea. ¿Qué era lo contrario al agua? El fuego. Y Mónica no estaba convencida. No, no podría hacerlo. ¿Y si con eso solo conseguían hacer más miserable los últimos momentos de la nublina? Mon tembló. ¿A quién más podían pedirle ayuda si estaban totalmente solos en esa ciudad?

Los motes:

-Barael.
-Daerhien: Gominola.
-Dafne: Lerdafne.
-Eorlir: Picasso.
-Eriel: Cenizo.
-Innadriel: Calimero.
-Lorenzo.
-Nad.
-Rádar: Mandón.
-Sakrilt: Krit.
-Siete: Tritón.
-Sinceridad.
-Sox: Vampy.
-Fahran Xaorhalan.
-Tayron: T-fichas.

330 Re: Faro el 05/07/18, 12:16 pm

Giniroryu

avatar
GM
La nublina apenas podía escuchar lo que decían, cada vez era capaz de pensar con menos claridad y le costaba discernir las palabras. Entendió las negativas, no obstante, y había repetido delirantemente que la llevasen al mar. No supo que hablaban acerca de tratar de cauterizar su herida, aunque tampoco habría reaccionado realmente ante aquello: la sangre ya ocupaba al completo sus pensamientos y evitar que esta manchase a sus compañeras su única preocupación.

Transcurrieron unos minutos entre tanto. Lebra respiraba con cada vez más dificultad. La herida ya no sangraba, no mucho y tosía sangre con menos frecuencia... Pero había perdido demasiada sangre ya. La vida se le escapaba a través de ella y la nublina había cerrado los ojos. Su pecho aun se movía, pero muy lentamente. De pronto volvió a intentar hablar otra vez. Costaba comprenderla y las cosechadas apenas podrían distinguir algunas de sus palabras.
—Sincer... Mónic... Gracias por... Amigas. Gracias. Gracias.
Un pequeño regero de lágrimas corrió por los ojos de la nublina que abrió los ojos una última vez intentando observar a las personas que siempre la habían apoyado y ayudado, que habían intentado salvarle la vida con toda su fuerza aunque fuese imposible.

Poco después sus ojos se cerraron de nuevo, en esa ocasión para siempre.

331 Re: Faro el 07/07/18, 02:21 pm

Jack

avatar
La cara de espanto que puso la roquense debería valer como respuesta ante la sugerencia de quemar la herida. Había visto hacerlo, pero no con heridas tan profundas? O quizá sí. Pero aquello podía salir tan mal que lo descartó al instante... Y no solo por las posibles consecuencias sino por la más obvia e inmediata: Lebra sufriría lo indecible. Si es que no lo estaba soportando ya... ¿O con tanta pérdida de sangre quizá no tuviera fuerzas ni para sufrir? No lo sabía. No sabía un carajo de casi nada.

La pudo incorporar y se pusieron manos a la obra, pero Sinceridad notó al poco que algo no iba bien. La pierna apenas sangraba, pero ¡apenas había podido apretar el vendaje! No podía haberse parado sin m... Levantó la mirada hacia la cara de la nublina y lo que vio le inundó los ojos de lágrimas. <<No, no, no, no, eso no, eso no, nononono>> Se les estaba yendo. Parecía que intentaba decir algo, pero la roquense se adelantó. Se sentó a su lado en la cama y la abrazó con suavidad, haciendo caso omiso a la sangre.
Te vas a poner bien, te vamos a cuidar y te vas a recuperar —le dijo poniendo empeño que no se le notase la voz rota. Sabía que era mentira. Las tres lo sabían.

Un nuevo intento de hablar hizo que la abrazase con más fuerza apenas unos instantes. Aun en sus últimos segundos de vida, la roquense se empeñaba en no hacerle daño, en no molestarla. Incluso le secó las lágrimas. Pero no pudo contenerse después de sus últimas palabras y la apretó entre sus brazos como si así pudiera evitar su marcha. Lloraba en silencio en su hombro y susurraba para ambas cuando Lebra cerró los ojos.
Estarás bien, te pondrás bien, te pondrás mejor, ya verás... —pero se refería a otra cosa que esperaba fuese verdad <<vayas a donde vayas, estarás mejor que aquí>>

Impotencia. Ni siquiera sabía si les habría dado tiempo a ir a Maciel a pedir el anillo. Podría haber muerto mientras iban y... Aquello habría sido horrible para Lebra y para ellas. Era su amiga, joder, y una amiga no podía morir sola. Para colmo no sabían qué le había pasado ni si podrían haberla curado de alguna forma o si todo habría sido en vano. Y ni tan siquiera sus últimas palabras podrían darle el mínimo confort. <<"Gracias"... No es justo, no es justo>> Habían hecho todo lo posible, las tres lo sabían y quizás se refería a eso, pero quizás también podrían haber hecho más.

Se separó de la chica unos minutos después. Ya había pasado por aquello otras veces y aunque nunca se acostumbraba, los demás no tenían pinta de haber perdido a seres queridos. Tenía que estar para ellos. Todavía quedaba Lorenzo, además. Tenían que avisarles y limpiar aquello. No quería que los demás vieran a Lebra tan manchada de sangre. Y tenían que dormir. Y despedirse. Y hacer algo con su cuerpo. Miró a Mónica con los ojos enrojecidos y esperó. Si la necesitaba, estaba ahí.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

332 Re: Faro el 09/07/18, 11:47 am

Bellota

avatar
Lebra estaba dejando de ser Lebra. El color y las fuerzas se le iban a chorro por la pierna y por la boca, y ni Mónica ni Sinceridad parecían estar haciendo mucho para salvarla. «No, por favor; no, por favor». Sin embargo, no podían ya luchar contra lo obvio. Mónica se acercó a la cabecera de la cama, donde la roquense intentaba convencer a la nublina de que se iba a poner bien mientras esta resollaba intentando meter oxígeno a un cuerpo destrozado.

Mónica también se abrazó a ellas, en un apretado nudo, sollozando crudamente mientras un dolor horrible le apretaba el corazón y le cerraba la garganta. Las últimas palabras de Lebra habrían pasado desapercibidas de no haber estado tan juntas.

Gracias a ti —respondió la humana acariciándole las mejillas, mojándoselas con su llanto. —Gracias por ser la mejor —. No sabía si la habría oído, no sabía si había llegado a tiempo.

Mónica no se alejó del cadáver hasta que Sinceridad no se movió. Era la primera vez que veía un muerto de ese modo, no en una sala aséptica de hospital, oliendo a desinfectante, sino a una amiga rota, manchada de carmesí. Los ojos se le llenaron de lágrimas de nuevo y sollozó con más fuerza, aferrándose el pecho, sin poder despegar de ese cascarón vacío la mirada. Luego se volvió hacia Sinceridad y la abrazó, tratando de, al compartir el peso del dolor, aligerarlo para ambas.

Tenemos que limpiarla. Tenemos que llevarla al mar. Como ella quería. Tenemos que… se merece algo mejor. Algo mejor que esto.

Un nuevo sollozo se le atascó en la garganta y la furia comenzó a luchar con la tristeza, y las ganas de chillar pelearon con las de llorar. «¿Por qué ha pasado esto? ¿Por qué a Lebra? ¿Por qué?».

Los motes:

-Barael.
-Daerhien: Gominola.
-Dafne: Lerdafne.
-Eorlir: Picasso.
-Eriel: Cenizo.
-Innadriel: Calimero.
-Lorenzo.
-Nad.
-Rádar: Mandón.
-Sakrilt: Krit.
-Siete: Tritón.
-Sinceridad.
-Sox: Vampy.
-Fahran Xaorhalan.
-Tayron: T-fichas.

333 Re: Faro el 10/07/18, 09:35 pm

Jack

avatar
Abrazó con fuerza a Mónica y a punto estuvo de acariciarle el pelo, pero le detuvo ver sus manos manchadas de sangre. La sangre de Lebra.
Sí... Hay que limpiarla y avisar a los demás... Y lavarnos. Ya pensaremos qué hacer con ella, ¿vale?

No quería ni pensar en llevarla al mar. No había visto las olas que restallaban contra el acantilado como las había visto ella. Las piedras la destrozarían si no la devoraban las sombras que se movían bajo el agua. Pero no quería ni pensarlo ni hablarlo. No en ese momento.

Le dio un último apretón antes de romper el abrazo. Sin embargo, antes de ponerse manos a la obra quería que la humana viera lo menos posible. Que descansase el alma. También le preocupaban los demás. O, al menos, el diestro.
Si quieres, ¿puedes acercarte a ver cómo le va a Lorenzo? A lo mejor nos ha escuchado y está asustado...

Luego miró a la nublina, cerró los ojos un instante e inspiró como buscando fuerzas. No se fijó en si Mónica salía o no, en si se quedaba a limpiar o no. Daba igual. Cuanto antes se hiciera, mejor para todos. Sola o acompañada, le limpiaría primero la sangre de la tos y después se desharía de las vendas de la pierna. La tela húmeda teñida de rojo se iría acumulando en el suelo al lado de la cama.

Pero daba igual cómo de rápido lo hiciera: los minutos se le antojaban horas. Estaba limpiando la sangre de una amiga. Una amiga muerta. No pudo hacerlo sin que le temblasen las manos, sin que le asquease la sangre de su amiga en sus plumas, sin poder evitar que se le escapasen las lágrimas.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

334 Re: Faro el 11/07/18, 11:05 am

Bellota

avatar
«Y lavarnos». Mónica se apartó de Sinceridad y miró con creciente horror su cuerpo, lleno, otra vez, de sangre de alguien conocido. Se tambaleó por un momento, con la culpa rugiendo en sus oídos al mismo ritmo que el de su corazón. «Otra vez he fallado», pensó, observando sus brazos, que habían sostenido ya dos cadáveres. Le tembló el labio y comenzó a respirar más rápido. Quería gritar. Necesitaba gritar. Pero la voz no le salía.

Asintió una vez en lo de ir a ver a Lorenzo, aunque musitó un «Volveré ahora» para que la roquense no se pensase que la iba a abandonar con el cuerpo de Lebra, y fue sigilosamente a ver al humano, que parecía que todavía dormía. Tampoco parecía que su espalda fuera a comenzar a sangrar de golpe de nuevo, como la pierna de Lebra, aunque Mónica se la examinó con ansiedad. Luego, volvió y se unió a la roquense.

Con un último esfuerzo, que la dejó temblando, templó agua, y con su querido jabón ayudó a limpiar a su amiga.
¿Pensó en los gérmenes? Sí. Pero ¿qué importan los gérmenes cuando la gente a la que quieres realmente te necesita? ¿Qué importa eso cuando has perdido a una amiga?
Cuánto duró la tarea, no lo supo. La boca le sabía a hierro, lágrimas hirvientes le quemaban las mejillas y solo veía rojo. El rojo de la vida que se le había escapado a Lebra.

Tenemos que cambiarle de ropa —susurró con la voz ronca—. No podemos dejarla así.

«Ni siquiera hemos celebrado su cumpleaños». Este pensamiento, tan absurdo, rompió su fingida compostura, y Mónica rompió a llorar de nuevo, con gemidos roncos, sobre el cuerpo de Lebra.

Los motes:

-Barael.
-Daerhien: Gominola.
-Dafne: Lerdafne.
-Eorlir: Picasso.
-Eriel: Cenizo.
-Innadriel: Calimero.
-Lorenzo.
-Nad.
-Rádar: Mandón.
-Sakrilt: Krit.
-Siete: Tritón.
-Sinceridad.
-Sox: Vampy.
-Fahran Xaorhalan.
-Tayron: T-fichas.

335 Re: Faro el 11/07/18, 11:02 pm

Jack

avatar
Si no se terminó de derrumbar al terminar fue por intentar consolar a Mónica. Se agachó con ella y la abrazó sin separarse ambas del cuerpo de Lebra. Aguardó así el tiempo que pudo, llorando en silencio a su vez. Pero se repetía una y otra vez las últimas palabras de la humana hasta que las dijo en voz alta como ella.
No podemos dejarla así. Tenemos que sacar fuerzas de donde sea. Por ella.

Se agarró a sus propias palabras como si fueran su punto de apoyo para coger fuerzas. Pudo separarse de ambas. Terminó de lavarse ella misma, destapó a la chica y fue a rebuscar ropa limpia. Cuando Mónica se vio con energía, la cambiaron entre las dos. Luego, la volvió a tumbar y la tapó con una manta limpia hasta el cuello. Le costaría taparla del todo. No se atrevió.
Los demás no tienen por qué saber cómo ha sido... Podemos dejarla en la cama, tapada... Prefiero que no sufran lo que nosotras —musitó, pero lo cierto era que quería ahorrarse el sufrimiento de contarlo. Luego añadió algo más mientras recogía las telas manchadas de sangre—: Y esto habrá que lavarlo...—Si por ella fuera, las quemaría, pero no nadaban en la abundancia así que pensó que tendrían que reutilizarlas.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

336 Re: Faro el 12/07/18, 12:57 pm

Bellota

avatar
Al final, Mon se tranquilizó todo lo que alguien en su situación se podía tranquilizar. Se tragó los sollozos histéricos, mordiéndose el interior de la boca, y asintió secamente.

Cambiarla fue otro momento difícil, pero una vez terminaron de hacerlo, se sintió extrañamente en paz. Así, limpia, parecía casi que dormía. Casi. En el momento en que uno desviaba los ojos al suelo, la ilusión se desvanecía.

Ojalá pudiéramos ponerle flores. Algo bonito —dijo en voz baja. Sabía que era un poco tonto, pero…

Al final acabaron decidiendo no contarles a sus compañeros cómo había sido la agonía final de Lebra. Aunque Mónica hervía de rabia cada vez que pensaba en que les estaban ahorrando sufrimiento, el que no le habían podido quitar a Lebra, sintiéndose absurdamente traicionada por ellos, como si al no haber estado allí, rodeándoles, hubieran tenido menos oportunidades de salvar a la nublina. Como si su ausencia hubiera sido la culpable de que ella hubiera muerto.

La humana intentó que Sinceridad se fuera a dormir, asegurándole que ella se encargaría de limpiar lo que faltaba, aunque esta insistió en hacer turnos con ella para velar a su amiga. Sintiéndose drenada, cada vez más cansada física y emocionalmente, Mon lavó los trapos de forma mecánica y, aunque quedaron limpios, la chica se sintió incapaz de pensar en volverlos a usar más.  Luego se ocupó de ella misma, nuevamente cubierta en sangre ajena: se frotó con fuerza, sollozando de nuevo, volviendo a oír la respiración dificultosa de Lebra. Incluso cuando por fin salió del baño, limpia, todavía algo mojada, seguía notando el olor metálico de la sangre en la nariz.
Finalmente volvió con el cuerpo de su amiga, quedándose con ella hasta el amanecer. Despertó a Sinceridad como esta le había pedido, pero ella se negó a irse a dormir. No quería. No esa noche, no con los recuerdos tan frescos. Cabeceó un poco durante esas horas, pero se mantuvo tercamente allí, en silencio. Velando.

A la mañana siguiente trataron de contar a sus compañeros lo que había sucedido. Sin embargo, Lorenzo casi ni se enteró, grogui como estaba, dormitando en una especie de sueño febril, de recuperación, y Fahran… sin comentarios. Mónica sintió de nuevo la rabia, al ver que, de nuevo, no estaban allí para ellas, y esta vez sí se lo dijo a Sinceridad en lugar de callárselo. Le contó acerca de su sentimiento de traición, el cómo, de forma irracional, culpaba a Fahran de la muerte de su amiga, porque si no se hubiera escapado, no habrían ido a buscarla, no habrían seguido caminando por allí y no habrían entrado en ese barrio infernal.

Y, finalmente, tras haberse ambas obligado a comer algo, subieron de nuevo con Lebra.

¿Qué hacemos con ella? —preguntó tras tragar saliva con fuerza, alargando la mano de forma inconsciente y apretando la de Sinceridad. —Se merece algo mejor que nada de lo que podamos ofrecerle en este lugar.

Los motes:

-Barael.
-Daerhien: Gominola.
-Dafne: Lerdafne.
-Eorlir: Picasso.
-Eriel: Cenizo.
-Innadriel: Calimero.
-Lorenzo.
-Nad.
-Rádar: Mandón.
-Sakrilt: Krit.
-Siete: Tritón.
-Sinceridad.
-Sox: Vampy.
-Fahran Xaorhalan.
-Tayron: T-fichas.

337 Re: Faro el 14/07/18, 01:08 am

Jack

avatar
Apenas pudo pegar ojo cuando se acostó. El agotamiento la venció y entró en un  duermevela nervioso, atenta a cualquier ruido o voz de alerta. Pero pudo despertar sin problemas cuando la humana vino a avisarla. El único problema que tuvo fue de visión: las malditas legañas. Apenas había dormido y sin embargo allí estaban. Tuvo que enjuagarse antes de poder hacer nada.

Después, la velaron juntas, negadas a descansar. Parecía que aquella noche solo descansarían los monstruos, los heridos y los muertos.

La mañana siguiente fue dura. No podían apoyarse en los demás. Lorenzo estaba como ido y Fah... Como siempre. Estaban solas. Pero mientras Mónica, la pobre, estaba rabiosa por ellos, y con razón, la roquense lo veía bien. Mejor para ellas. Lorenzo ya tenía suficiente con lo suyo. La ulterana era más una vecina forzosa que una compañera, así que no veía por qué debían compartir la carga con ella. Pero animó y consoló a la humana todo lo que pudo, sobre todo al hablar de que si no hubiera sido por Fah quizá nada de aquello hubiera ocurrido. Ella también lo pensaba. Pero también pensaba que si no hubiera sido Lebra, podría haber sido cualquiera de ellas cualquier otro día. Rocavarancolia rugía y ellos eran vulnerables.

Después de comer, volvieron a subir con Lebra. La roquense se sentó en la cama y le acarició el pelo mientras escuchaba a Mónica. Suspiró antes de hablar.
Nos pidió que la llevásemos al mar... Pero hay muchas tormentas, le puede pasar de todo y no sé si habéis visto las criaturas tan grandes que parece haber allí... —tomó aire. Estaba claro que estaba en contra, pero no quería ni violar su última voluntad ni asustar a Mónica—. Pe-pero es lo que pidió, de-deberíamos respetar sus deseos... —le costó terminar. Le costó y lo hizo llorando.

No podía dejar de imaginarse su cuerpo desmadejado, aplastado contra las rocas afiladas como cuchillos o sirviendo de pasto para las bestias. No debía acabar así. Bastante lamentable había sido su muerte.

Quiso arreglarlo un poco. Recordando las palabras de la humana la noche anterior, se arrancó una pluma verde y se la puso en el pelo a la nublina. Pero sollozaba al hacerlo. Se la podía imaginar riéndose si hubiera estado viva. Dolía. Podría arrancarse todas las plumas a tirones o incluso llevarse piel y sangre con ellas, pero el dolor por Lebra seguiría siendo más aplastante.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

338 Re: Faro el 17/07/18, 12:20 am

Bellota

avatar
La decisión de qué hacer con el cadáver de su amiga pesaba sobre sus hombros. Por un lado, las últimas palabras de Lebra. Por otra, la opinión de Sinceridad.

Sí, lo sé… el mar está picado. Más que picado —rio sin ganas—. Pero nos lo dijo. Fue lo que quería. Yo… yo respetaría sus deseos. Enterrarla en tierra, si ella quería acabar en el mar, queda mal. Está mal.

Mónica vio a Sinceridad darle a Lebra una de sus plumas, y le palmeó el hombro. A ella también se le llenaron los ojos de lágrimas. Otra vez. Y entonces decidió darle algo ella también. Algo suyo. Metió lentamente la mano en su bolsito, la sacó y rápidamente cerró los dedos de la nublina, fríos, alrededor del objeto que ahora le daba. Su espejito.

Siento no poder darte nada más —le dijo—. Pero a mí no me crecen plumas bonitas como a Sinceridad. Tendrás que conformarte con esto.

Se quedaron un rato más con ella, y finalmente la chica subió la sábana y cubrió la cara de su amiga.

Vamos. Tenemos que honrar sus deseos —abrazó a Sinceridad, fingiendo entereza… cuando en realidad por dentro le dolía el corazón.

Los motes:

-Barael.
-Daerhien: Gominola.
-Dafne: Lerdafne.
-Eorlir: Picasso.
-Eriel: Cenizo.
-Innadriel: Calimero.
-Lorenzo.
-Nad.
-Rádar: Mandón.
-Sakrilt: Krit.
-Siete: Tritón.
-Sinceridad.
-Sox: Vampy.
-Fahran Xaorhalan.
-Tayron: T-fichas.

339 Re: Faro el 17/07/18, 02:31 pm

Jack

avatar
Le dolía darle la razón. La observó darle su espejo y después se abrazaron una vez más.
Vamos... La llevaré yo.

Envolvió el cuerpo con un par de mantas y lo cargó en los brazos. Mientras bajaba, avisó a la ulterana de que salían y le pidió que cuidase de Lorenzo.
¿Cómo lo hacemos? ¿La harás levitar desde aquí arriba o bajamos? Pero solo si te ves con energía, no te fuerces —le pidió—. Pero tampoco recomendaría bajar ahí —y señaló a las olas. No había apenas costa, solo estallidos de agua contra las rocas.

Lo cierto era que le parecía un gesto solemne, llevarla al mar con un último hechizo para ella, pero no lo dijo en voz alta por no presionar a la humana. Siempre podían buscarla forma de bajar o ir a la Bahía, pero no quería arriesgarse tampoco a atraer carroñeros.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

340 Re: Faro el 18/07/18, 11:35 am

Bellota

avatar
Mónica estaba verdaderamente fatigada. No haber dormido, el estrés de la noche y el haber explotado su capacidad mágica sin descansar ni un momento la habían dejado hecha un trapo, que era como se sentía. Sin embargo, apenas se tambaleó mientras seguía a Sinceridad piso abajo, mientras esta le decía a Fahran que cuidara de Lorenzo («Eso, no vengas. No te lo mereces». Tuvo que contenerse para no hacerle una peineta, todavía rabiosa), mientras la seguía fuera del faro.

El agua estaba tranquila en comparación con la tormenta de la noche, y la chica se estremeció, no solo de frío. Era como si estuviera esperando el cuerpo de su amiga.

No, bajar tanto no. Yo tampoco me fío. Solo… solo un poco. La haré levitar. Todo lo lejos que pueda.

Mónica se concentró y pronto sintió el peso de la nublina. Apretando los dientes, ejecutó el hechizo. Notó cómo le daba vueltas la cabeza, cómo le palpitaban las sienes, cómo le empezaba a silbar la respiración, pero siguió empujando. Llegó un momento en el que no pudo mantener el cuerpo de Lebra en el aire y este rozó el agua con suavidad. Y entonces, incapaz de aguantar un segundo más, dejó que se hundiera.

Mónica cayó al suelo, las ojeras muy marcadas, la respiración vacilante, más exhausta de lo que había estado nunca, mientras las lágrimas le volvían a resbalar por las mejillas, pálidas como un lienzo en blanco. Se sentía incapaz de moverse y, por un momento, lo vio todo negro. Chispitas de colores flotaron ante sus ojos.

Los motes:

-Barael.
-Daerhien: Gominola.
-Dafne: Lerdafne.
-Eorlir: Picasso.
-Eriel: Cenizo.
-Innadriel: Calimero.
-Lorenzo.
-Nad.
-Rádar: Mandón.
-Sakrilt: Krit.
-Siete: Tritón.
-Sinceridad.
-Sox: Vampy.
-Fahran Xaorhalan.
-Tayron: T-fichas.

341 Re: Faro Ayer a las 12:46 pm

Jack

avatar
Apenas le dio tiempo a sujetar a Mónica, centrada como estaba en el destino de Lebra al tocar el agua. Quería ver cómo se hundía y qué pasaba con el cuerpo, así como vislumbrar las criaturas que moraban en las profundidades. Pero la humana tocó el suelo y al poco, Sinceridad estaba con ella, sentada al lado. Le abrazó y le apoyó la cabeza en su hombro con suavidad.
Descansa, descansa. Lo has hecho genial —le dijo en voz baja mientras le acariciaba el pelo.

No pudo ver nada de lo que ocurría en el agua, pero supo que ya no importaba nada más que ellas dos. Debían volver cuanto antes y prepararse para enfrentar la ciudad sin su amiga. Pero Mónica debía descansar unos minutos antes.
Lo hemos hecho bien. Pero si nos pasa algo por estar aquí solas, Lebra nos mirará mal —bromeó sin reírse—. Descansa, pero cuando te sientas mejor te ayudaré a volver—le dio un apretón cariñoso.

>>Y Lebra... espero que estés bien allá donde estés ahora. Gracias por todos los buenos ratos, de veras, gracias. Te haremos sentir orgullosa

Lloraba. Y lloraría lo indecible durante todo el día, todos los días, mientras se acostumbrase a su ausencia. Pero sabía que no se podría acostumbrar a algo así. No con tanta sangre grabada a fuego en su memoria. Creía que nadie podría olvidar algo así. Era atroz.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 28 de 29.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 15 ... 27, 28, 29  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.