Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Torreón Letargo
por Tak Hoy a las 01:51 am

» Faro
por Bellota Ayer a las 11:29 am

» Torreón Maciel
por Zarket Ayer a las 12:03 am

» Acantilados
por Bellota 16/10/17, 12:02 pm

» Trama
por Giniroryu 16/10/17, 03:01 am

¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Giniroryu

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35820 mensajes en 683 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Mazmorras de la Cosecha

Ir a la página : Precedente  1 ... 14 ... 25, 26, 27, 28, 29  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 26 de 29.]

1 Mazmorras de la Cosecha el 02/08/11, 06:47 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Mazmorras a las que se lleva a los niños cosechados en la noche de Samhein y donde han de despertar.

Mensajes Anteriores (click aquí):


301 Re: Mazmorras de la Cosecha el 15/10/16, 10:16 pm

Cain


Nadir se dió cuenta que había estado durmiendo con los ojos entreabiertos otra vez. Cuando enfocó solo vió piedra gris, y el brillo apagado del sol de media tarde, o eso pensó ella. Le dolía a rabiar el hombro sobre el que había estado durmiendo todos esos días, y al intentar incorporarse sintió las piernas débiles y picajosas como mantequilla infestada de hormigas. No tenía miedo, sabía perfectamente dónde estaba. La ciudad de los milagos, Rocavarancolia, el lugar dónde conseguiría magia y grandeza. Se sentó en el camastro y probó a apoyar un pie sobre el suelo. Estaba sudada, olía mal, y tenía la ropa acartonada y llena de polvo. Llevaba exactamente los mismos pantalones cortos de pana, los mismos tirantes y la misma camisa verde militar. Buscó su gorra y la encontró donde antes había estado su cabeza. << Al menos he dormido con almohada>>

El horrible hormigueo de las piernas tardó un poco en remitir, pero en cuanto se vió capaz se puso en pie y dejó la habitación. No había nadie en el pasillo. Buscó a su alrededor con la mirada. <<¿Me estarán esperando?>> se preguntó, y enfiló el pasillo hacia las escaleras.

302 Re: Mazmorras de la Cosecha el 16/10/16, 05:40 pm

Hiss



No llevo ni cinco minutos aquí y ya me estoy cuestionando mis últimas decisiones.
Mientras corro en busca de una salida, me permito repasar mentalmente los sucesos de la noche anterior. No sé qué me hizo suponer que solo porque se tratara de un mago o algo así podría fiarme de un extraño. En un momento dado, el tipo me había dicho que tenía una letra preciosa con la que podría escribir sobre aventuras mágicas “de verdad” si le acompañaba y al siguiente sus bichos voladores estaban haciéndole algo al resto de las chicas de la habitación, revoloteando frenéticamente y devorando todas mis cosas, incluyendo mis escritos, mis bocetos, mi ropa y mis pocas fotos; todo lo que no tuve tiempo de coger antes de que la realidad se cubriera de negro.

Ni cinco minutos y ya est... Zum.
Una viga baja pasa al lado de mi cabeza. Me he distraído.
Sacudo la cabeza y vuelvo a la realidad, la realidad en la que mi cuerpo me grita que pare aunque acabo de levantarme. Pero aún no he dado con la salida. Entonces alcanzo a escuchar un sonido debajo del de mis pasos: Otro suave golpeteo, como un segundo juego de pasos.

Espera— oigo gritar a alguien a mi espalda. En mi idioma. Puede que siga en mi mundo, después de todo. Pero el acento parece... ¿americano? Sí, es americano, claramente. Una voz de hombre. Puede que pertenezca a quien ha matado a los pobres desdichados de la otra sala. Sé cómo suelen acabar este tipo de historias.

Si realmente se piensa que voy a parar lo lleva claro. Tengo que despistar a mi perseguidor. En una situación normal le demostraría lo difícil que es pillarme cuando huyo de algo. Doblo una esquina y luego otra. Giro, ya sin aliento, y sigo adelante...
Para descubrir una vía semiderruida. Por supuesto, ahí llega el giro argumental. Diría que se acerca el climax de la historia. Francamente, preferiría que no fuera más que un breve pico de tensión y no la conclusión.
Claro que no es el momento de pensar en esto.
Oh, mierda. Tengo que recular.

Pero él ya me ha alcanzado. Es muy rápido.Ay.

Podría intentar escalar los cascotes o intentar averiguar quién es el otro.
En primer lugar, no lleva un arma. Es bajito, un canijo para ser un tío. Y negro. Nota mental: no uses esa palabra. La persecución parece haberle agotado tanto como a mí; jadea apoyado en una pared. Además, mira a su alrededor como si buscara algo y su cara refleja algo parecido al miedo o la cautela, tal vez solo desconfianza, aunque todo esto son meras suposiciones.
No las tengo todas conmigo pero es posible que esté en la misma situación que yo. Vale la pena observar su reacción.

Buscaba... eh... la salida. Es, un, sitio, muy, grande— explico con tanta naturalidad como puedo y hablando de forma pausada para evitar que mi acento cerrado interfiera—. ¿Tú, también, te, has, perdido?

De momento será mejor que no mencione los cuerpos que he visto tirados por allí. Por si acaso. Yo no sé nada.
Coloco las palmas de las manos frente a mí en son de paz, indicando que no llevo nada peligroso encima. Ya le tengo la vista echada a una roca que fácilmente podría servir de distracción para escabullirme si la cosa se torciera. Según mi escasa experiencia, tirarle algo a la cara a alguien es una buena forma de ganar tiempo para huir.

Al mismo tiempo cruzan mi mente las preguntas que podría hacerle a continuación: “¿Quién eres?, ¿cómo has llegado hasta aquí y de dónde vienes?, ¿qué sabes de este sitio?, ¿por qué me seguías?, ¿sabes cómo salir?, ¿sabes si hay más gente?”, entre otras. Ante todo quiero dar con la salida. Sea lo que sea que haya fuera, no puede ser peor que este lugar abandonado y deprimente.

303 Re: Mazmorras de la Cosecha el 16/10/16, 10:07 pm

Lobo_Negro


Mike se arrepintió de haber gritado cuando vio que la figura que tenía delante siguió corriendo. Haciendo caso omiso del cansancio de sus músculos, redobló los esfuerzos para perseguir a la figura que intentaba darle el esquinazo. Por suerte para Mike, la persecución por los pasillos no duró mucho. Tras uno de los giros se encontró a la figura que perseguía detenida delante de unos escombros.

La figura se giró a mirarlo, y Mike descubrió que se trataba de una chica de pelo negro con pecas en la cara. Antes de que se ella se diera cuenta de que las piernas le empezaban a flaquear, se apoyó contra la pared, e intentó recuperar el aliento mientras echaba alguna mirada furtiva hacia el pasillo por el que habían llegado, temía que con el ruido de la persecución hubieran alertado a algo mucho peor.

-Buscaba... eh... la salida. Es, un, sitio, muy, grande. ¿Tú, también, te, has, perdido?- le dijo la chica de forma pausada. Mike no sabía si se debía a que la chica tenía algún tipo de retraso, o si creía que el retrasado era él mismo.

Tras dar un par de bocanadas de aire para relajar su respiración, Mike se empezó a explicar de forma rápida y directa.

-Mira, no sé quién eres, pero no me gusta un pelo este sitio. No sé cuánto tiempo llevo aquí, ni dónde estamos, sólo sé que me desperté hace un rato, y llevo intentando encontrar la salida desde entonces. Mientras la buscaba te oí correr y te seguí porque supuse que si alguien estaba corriendo, sería porque había encontrado la salida de esta ruina.

Mike no quería revelar su actual estado de debilidad a la chica, por miedo a que ella pudiera atacarlo. No le gustaba tener que confiar en otra gente, pero estar encerrado tanto rato estaba empezando a crispar sus nervios. Entre dos sería más fácil encontrar la salida, sobre todo si venían de zonas distintas del edificio.

-Creo que podríamos ayudarnos el uno al otro, al menos hasta encontrar la salida. ¿Te parece bien?- Mike miró a la chica a sus azulados ojos, poniendo cara de no haber roto un plato, la misma expresión que usaba para conseguir que la dueña de la pescadería de la octava le diera alguna de las sobras que iban a tirar.

304 Re: Mazmorras de la Cosecha el 17/10/16, 03:17 pm

Cain


Nadir bajaba las escaleras despacio, con pasos cortos. Los escalones eran irregulares, con la piedra desgastada, y a algunos incluso les faltaban trozos. Además Nadir aún sentía las piernas débiles. Estaba hambrienta y tenía la boca seca y pastosa. Se preguntó si ellos le traerían agua.

Fue al pasar de piso cuando le empezaron a llegar voces por el hueco de las escaleras. Estaban aquí. Nadir no cabía en sí de emoción. ¿Eran muchos? ¿Serían de tierras lejanas y extrañas como había visto en su sueño? Intentó apretar el paso.

305 Re: Mazmorras de la Cosecha el 17/10/16, 05:45 pm

Yber


GM
—No está por aquí —la voz de Baste se oye clara por todo el pasillo y se cuela por las escaleras en forma de murmullo inentendible—. Tampoco el niño morado, ¿creeis que se lo habrán comido las bestias?

—Doce, por la Flora —Lulú le sermonea desde el marsupio y niega con la cabeza—. No seas agorero. Ya oíste a Erevelin, habrán despertado y se habrán ido.

—¿De verdad la crees? —le pregunta en un susurro a su compañero con evidente sorpresa—. Quiero decir, ¿no te parece que está tarada? Yo estoy con Aldhias...

—Yo tampoco me fio del todo, pero ya ha estado tarada otros días y mira lo que ha pasado. ¿No te parece demasiado para ser casualidad?

—Supongo que sí... Espero que la Suerte nos ampare —la voz de Noah al otro lado del pasillo les avisa de que también falta gente en otra de las habitaciones y Baste se lleva la mano a la frente—. Esto no me gusta... De verdad que no.

El grupo se reune en mitad del pasillo y forma un corrillo.

—Faltan demasiados... Esto no me gusta un pelo y mira que tengo muchos.

—Cálmate, anda —de nuevo, Lulú.

—Erevelin ha acertado, se está despertando más gente. Solo tenemos que encontrarles y llevarlos con nosotros, ¿verdad, Ellie?

—Sí, renacuajos, todo va a estar bien. Además les traemos el agua de la fuente y todo.

—Fíjate en la cara que pondrán cuando beban, Doce —añade Lulú con cierta sorna en un intento de tranquilizarle— ¿Crees que superarán a la de Setenta?

—Uh... —el pelaje de Baste se eriza. No le resulta tranquilizador en absoluto—. Cállate, anda. Que vas a atraer las malas brisas.

Tras un suspiro, se ponen de nuevo en marcha hacia la siguiente planta.



Última edición por Yber el 19/10/16, 09:42 pm, editado 1 vez

306 Re: Mazmorras de la Cosecha el 17/10/16, 07:26 pm

Hiss

avatar

Se explica bien, vaya si se explica. No tiene pinta de chico hablador pero al menos tampoco parece mentir. Yo tampoco lo soy, de todos modos. Me alegra ver que aparentemente no tiene malas intenciones tanto como me desanima que no sepa dónde está la salida. Cuando termina hablar me limito a asentir con la cabeza mientras me planteo el siguiente movimiento.

Suspiro. La pelota está en mi campo. Tomar decisiones rápidas tampoco es lo mío. Nos quedamos en silencio y el tiempo parece alargarse de forma incómoda. Entonces, oigo algo más en medio del silencio. De hecho, oigo dos cosas.
Poniéndome un dedo sobre los labios y haciendo un gesto de “quieto” al otro con la mano izquierda, pego la oreja a un muro.

Más pasos. Pero no nos estamos moviendo.
Y a lo lejos, en dirección opuesta, un ruido imposible de identificar. ¿El exterior?

Piensa, rápido.

Vale, tomar decisiones sigue sin ser lo mío y probablemente me vaya a arrepentir de esto luego pero el chaval no parece mala persona, aunque seguramente resulte ser un diablillo retorcido y maquinador, solo que este no es el momento de darle vueltas a la mierda y hay alguien más aquí dentro, así que será mejor que salgamos por patas por la primera salida que encontremos cuanto antes, en lugar de preocuparnos por lo que no podemos controlar y ceder al pánico, ¿no?

Respira. Sonríe...
Al menos inténtalo, aunque no sea lo tuyo. Así, bien. Suficiente como para pasar por un gesto de “cese de hostilidades”.

Me acerco y le ofrezco la mano rezando por no tener que arrepentirme de esto más tarde. A decir verdad, no me abandona la sensación de que tenemos bastante en común... motivo suficiente como para no esperar demasiado de él. En fin, siempre es más peligroso ir sola que con alguien y seguro que él también lo sabe.

Aún es demasiado pronto como para que me atreva a darle la espalda de alguien en una situación tan inquietante como esta, pero señalo hacia los escombros de medio lado. Hay un espacio de más de un metro entre la columna y las rocas que bloquean el paso y el techo. Mancharme un poco es la última de mis preocupaciones; solo espero que no haya clavos sueltos.

Viene una brisa floja desde allí —explico—, creo que estamos cerca.
Y empiezo a sortear los escombros. Hay una luz muy tenue al otro lado. Odio hacer de guía pero hasta salir de aquí no puedo detenerme. Como si pretendiera animarme a continuar, se oye un sonido de lo más extraño, lejano, apagado, como un murmullo; juraría que proviene de donde vengo yo. Qué mal rollo, jodeeeer...
¡Eh! ¿Vienes o te quedas?


_________________________________________

I hit the ground and I'm still running
But I need a place to stay tonight
I swear I'll be gone in the morning
I just need somewhere warm to close my eyes

307 Re: Mazmorras de la Cosecha el 17/10/16, 07:58 pm

Cain

avatar
Al ir en busca de las voces giró en una esquina, y al fondo del pasillo vio dos figuras. Parecían ¿personas? Nadir no lo tenía claro, tenían las orejas cortas y el cabello apagado. Intentaban trepar unos escombros. << ¿Puede que sean una parte del grupo que se ha separado?>> aventuró en su mente. Se acergó unos pasos y les chistó.

-¡Hola! ¿Habeis venido a buscarme?- preguntó en voz clara.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

308 Re: Mazmorras de la Cosecha el 18/10/16, 07:13 pm

Lobo_Negro


Mike se giró para ver de quién procedía esa extraña voz a la que no había entendido. Al ver a la criatura humanoide de piel oscura y hocico que tenía delante, el recuerdo de aquel ser cornudo y sádico del sueño se le vino a la cabeza, y el pánico se adueñó de Mike.

-¡CORRE! -gritó mientras corría hacia la chica y, con su agilidad adquirida en las calles, se puso a atravesar los escombros con rapidez.

La debilidad y el cansancio parecían haber desaparecido de Mike cuando su curtido instinto de supervivencia entró en acción. Atravesó los escombros con facilidad, y una vez estuvo al otro lado, ayudó a la chica de pelo negro a que terminara de cruzar los escombros, y tiró de ella para salir corriendo, como solía tener que hacer en aquel infierno de barrio del que procedía.

Sólo miraba hacia atrás para comprobar que aquella criatura no les seguía. El resto del tiempo centró su atención en encontrar el origen de la brisa que había detectado la chica. Torcieron dos veces a la izquierda, y por fin se encontraron lo que parecía una puerta desvencijada que daba al exterior.

-¡Sigue corriendo, no te pares ahora! ¡Ya casi hemos salido! -gritó Mike eufórico mientras se acercaban a la salida.

309 Re: Mazmorras de la Cosecha el 19/10/16, 02:29 pm

Hiss

avatar
Antes de que tenga tiempo de reaccionar, el chaval echa a correr, alejándose del ser humanoide que viene hacia nosotros. Al instante, mi cuerpo se mueve solo antes de que le dé tiempo a alcanzarme y echo a correr delante de él. Tras sortear algunos trozos de la construcción, volvemos a un camino casi liso.

En un momento dado, el chico logra adelantarme y se pone por delante. No me hace nada de gracia por dos motivos: No solo estoy entre dos desconocidos, sin lugar al que huir, sino que soy yo quien va a atrás del todo. Cuando huyes de algo nunca quieres estar atrás. Por desgracia, no es algo que esté a mi alcance evitar, al menos físicamente. Giramos un par de veces y vemos al fin una puerta.
Pero hay algo que no me gusta. No puedo dejar de darle vueltas. ¿Es posible que por una vez esté seiendo demasiado precavida?

Mike me anima a seguir adelante ahora que ya casi hemos llegado, pero...

No me puedo creer que esté a punto de hacer esto.

Cojo a Mike del brazo y tiro de él hacia atrás.
¡Espera! ¡Parecía una persona! Es posible que no sea una amenaza...
Me callo el "además, tampoco es que vayamos a llegar muy lejos" porque es obvio.
No me puedo creer que esté haciendo esto.

Acto seguido, me planto delante de la puerta con los brazos estirados, la cierro de un golpe que resuena en todo el edificio y hace caer una nube de polvo enorme, y me dejo caer de culo con la espalda apoyada en ella. Las piernas me han fallado.
No me puedo creer que haya hecho esto.

En cualquier caso... ¿Sabes qué? Si esto sale bien, no pienso volver a hacerlo en la vida; no puedo con tantas emociones.
Y si sale mal, entonces seguro que no vuelvo a hacerlo en la vida.
Joder, deja de ser tan pesimista. Ten fe.


_________________________________________

I hit the ground and I'm still running
But I need a place to stay tonight
I swear I'll be gone in the morning
I just need somewhere warm to close my eyes

310 Re: Mazmorras de la Cosecha el 19/10/16, 09:22 pm

Yber

avatar
GM
El ruido de la carrera no pasa desapercibido para Baste, que avisa corriendo al resto del grupo y echa a correr. La velocidad nata del ordés y su conocimiento de las mazmorras le permiten abordar a los dos extraños por la espalda, escasos segundos después de aquel portazo molesto. Lulú conjura una bola de luz desde el marsupio de Doce e ilumina la entrada.

El resto de sendarios no tarda en llegar. Ellie va a la cabeza, seguida de cerca por Erevelin. Aldhias y Noah cierran el grupo. La muchacha peliazul se asoma curiosa tras Ellie, examinando con ayuda de la luz mágica a los recién despertados. Baste y Lulú retroceden, dejando algo de espacio. El ordés alza las manos con la esperanza de que entiendan la seña como un gesto de paz.

—No queremos haceros daño —habla enseguida Ellie, con voz calmada y un tono amistoso.

—El agua —susurra Erevelin a los suyos—. Dadle el agua.

Aldhias avanza a paso lento y estira la mano en la que lleva la cantimplora. Tras él, Baste les habla mediante gestos, llevandose la mano a la boca en un intento poco afortunado de simular que bebe.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

311 Re: Mazmorras de la Cosecha el 20/10/16, 10:50 pm

Lobo_Negro


Mike se quedó estupefacto ante la situación en la que se encontraba. Miró con furia a la chica en la que había decidido confiar, y que le había cortado el paso, alertando al grupo que ahora los rodeaba.

Una chica que parecía humana dijo algo que no fue capaz de entender, y una criatura humanoide de melena azul oscuro susurró algo que apenas fue capaz de oír, mucho menos de entender. Acto seguido, un ser de piel rosácea les tendió una cantimplora, al tiempo que un extraño ser de enormes ojos azules y pelaje gris hacía gestos que aunque no terminó de entender, supuso que querrían decir que bebiera, mientras el resto del grupo les observaba expectantes.

A Mike no le gustó nada verse rodeado de seres tan extraños, y mucho menos que la chica hubiera cerrado la puerta. Si siguiera abierta podría llegar a escapar dejando tirada a la traidora, pero con la puerta cerrada, sus posibilidades de escapar con éxito habían menguado mucho. Le echó una mirada furiosa, y después volvió a posar su vista en el ser de piel rosácea que le tendía la cantimplora.

-Tú, primero. -dijo mientras señalaba al ser rosáceo y le hacía gestos para que bebiera él primero

El ser de piel rosácea arqueó las cejas en un gesto de comprensión, encogió los hombros, y le dio un trago a la cantimplora sin inmutarse. Mike esperó un rato para comprobar que no daba muestras de envenenamiento, luego agarró la cantimplora y miró dentro: el líquido era cristalino y parecía agua. Sopesó un momento si beber o no, echando una ojeada al grupo. La chica que parecía humana llevaba una espada bastante grande. Negarse a beber no parecía ser una opción, y puestos a morir... Cerró los ojos y le dio un trago con ímpetu a la cantimplora, y un sabor metálico le llenó la boca.

Quizá había bebido con demasiado ímpetu, porque empezó a toser al poco, como si el líquido hubiera entrado por donde no debiera.

-Seguro que... ni siquiera era... agua potable. -dijo Mike mientras tosía. Cuando dejó de toser se quedó perplejo al darse cuenta de que lo que acababa de decir no era en inglés - ¿Qué demonios era eso? ¿Qué me habéis hecho y quiénes sois?

312 Re: Mazmorras de la Cosecha el 21/10/16, 01:51 pm

Hiss

avatar

Tiene sentido. Ahora todo tiene sentido.
Intento hablar con él pero no parece entenderme. Ha perdido su lengua. No es veneno ni alcohol, es magia. Con la apariencia de... ¿agua? ¿Es agua? ¿En serio? Seguro que ha salido del típico manatial mágico. Qué idea tan trillada.
Me entra la risa y siento varias miradas inquisitivas sobre mí. Mal momento

Empecemos por el principio:

Estábamos rodeados. Lo sabía, no íbamos a llegar lejos. Al menos aquí había paredes tras las que esconderse. Claro que tampoco es que hubiera a dónde huir y algo me decía que esa gente conocía mejor el lugar que yo. No son normales. Ni siquiera son humanos, con esos colores de piel (y pelaje) y esos rasgos tan extraños.

Quería escribir sobre esto. Necesitaba tomar apuntes y dibujar por encima sus formas y sus... todo. Saqué el cuaderno y empecé a poner por escrito todo lo que veía. Qué curioso. Una mina.

[...]

Después de beber, el chaval cambia de idioma como si nada. No sé de qué están hablando él y los desconocidos pero siento la urgente necesidad de saberlo. No me fío ni un pelo, él parecía enfadado conmigo. Necesito saber qué dicen. Ya.
Estoy planteándome quitarle la cantimplora a mi "compañero" cuando él mismo me la ofrece.

Antes de beber, acabo de escribir mis notas a toda velocidad. Entonces, me doy cuenta de algo.
Voy a olvidar mi lengua. Seguramente no pueda leer nada de lo que he escrito.
No quiero perder mi lengua.
Pero tengo que hacerlo.
Pero ¿qué hay de todas mis historias, mis ideas, los pensamientos íntimos que he plasmado ahí? ¿Podré recuperarlos en algún momento? ¿Qué debería hacer? No puedo preguntárselo a ellos si no me entienden.
Pero...

A decir verdad, no parecen inofensivos. Y la tía del espadón... ¿Tenía que ser tan grande? ¿Ha salido de un juego de esos de ordenador que juegan los chavales con padres o qué? En cualquier caso, fijo que podría partirme en dos de un solo golpe. Uf.

Mi mano se mueve sola y le doy un trago, esperando lo peor. Segunda acción impropia de mí en lo que va de día.
Mierda, mierda, mierda...
Ah, no. No es para tanto.

E... Exijo una explicación— susurró en medio del relativo silencio, de forma poco convincente. En otra lengua.
Tercera acción impropia del día. Qué coño te pasa en la cabeza, tía. Esta gente es peligrosa. Deberías estar buscando un resquicio por el que huir.
Quiero irme.


_________________________________________

I hit the ground and I'm still running
But I need a place to stay tonight
I swear I'll be gone in the morning
I just need somewhere warm to close my eyes

313 Re: Mazmorras de la Cosecha el 23/10/16, 06:13 pm

Yber

avatar
GM
—¡Cuidado con esos tonitos! —les regaña Lulú desde el marsupio.

Ellie no tarda en reaccionar y se coloca delante del ordés y el repoblador, tapándolos sin problemas.

—Lo que quiere decir el enano es que no venimos a haceros daño, somos un grupo de gente de diferentes mundos que se despertó aquí hace un tiempo, igual que vosotros habéis hecho ahora.

—Erevelin soñó con gente que se levantaba y nos trajo aquí para poder ayudar —les explica el chico de piel negra—. Yo me llamo Noah y ella es Ellie —señala a la grandullona—. El duende que grita es Lulú y el peluchín es Baste Doce.  

—Yo me llamo Aldhias —el daeliciano toma el relevo de las presentaciones. Finalmente apunta hacia la chica peliazul—. Y su nombre ya lo conoceis, ella es Erevelin.

La chica no dice nada a los recién despertados, pero se gira hacia su grupo y susurra.

—No está aquí...

Baste sale de la sombra de Ellie en ese momento, sabedor de que aquello podría confundir más a los dos que acaban de abordar.

—Estamos en Rocavarancolia. ¿Os dice algo el nombre? ¿Sabéis quién os trajo aquí? —les pregunta, con la esperanza de que recuerden algo y dejen de percibirles como una amenaza.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

314 Re: Mazmorras de la Cosecha el 24/10/16, 12:13 am

Lobo_Negro


Por fin era capaz de entender lo que decía aquel grupo de extraños. Si ellos no mentían, estaba en Rocavarancolia, y eso significaba que aquel majadero llamado Doce Punto había dicho la verdad.

-Mi nombre es Mike, y a mí me trajo un extraño tipo llamado Doce Punto, de piel grisácea y unas pintas extravagantes. -respondió Mike haciendo memoria, hasta que cayó en algo que dijo la grandullona del espadón - Espera, habéis dicho que vosotros despertasteis hace tiempo, ¿¡cuánto tiempo llevamos durmiendo!? ¿¡hay más gente que sigue dormida!?

La idea de llevar semanas o incluso meses dormido aterraba a Mike. El cansancio y la idea estaban haciendo mella en él, y empezó a marearse. Se agachó haciendo como si hubiera visto algo en el suelo para disimular el mareo y aprovechó para recomponerse antes de volver a ponerse de pie, aunque su intento no pasó del todo desapercibido y el grupo lo miró extrañado por su comportamiento. Mike no sabía cómo reaccionar ante la situación en la que se encontraba: en un sitio desconocido y rodeado de seres extraños.

-Espera, espera, espera. -dijo Mike, de pronto, cortando cualquier intento de contestar a sus anteriores preguntas -Dices que ella soñó que había gente que se despertaba... ¿tenéis por costumbre hacer caso a los sueños que tenéis, o es que ella es especial?

Parecía que en vez de respuestas lo único conseguía Mike era quedar más confuso.

315 Re: Mazmorras de la Cosecha el 26/10/16, 12:58 pm

Hiss

avatar
Puede que no fueran cadáveres después de todo... La idea de no haber despertado nunca hace que se me encoja el estómago. Supongo que no tengo tan mala suerte, después de todo. Prefiero vivir huyendo que morirme mientras duermo.

Para variar, el tal Mike se acelera y vuelve a tomar la delantera. Empieza a interrogar a los recién llegados, que lejos de comérselo allí mismo parecen... ¿Divertidos? ¿Intrigados? Ni idea.
Nada de lo que dicen tiene sentido pero al mismo tiempo sí lo tiene, solo que en historias fantásticas y no en un escenario tan cruel y tedioso como el mundo real.

(A todo esto, si es que la magia realmente existe, ¿cambiará acaso la naturaleza de las personas y del mundo? Cuesta menos creer en criaturas fantásticas y poderes inexplicables que en el libre albedrío y en la solidaridad.)

Por el momento no puedo hacer nada más que esperar. Claro que así me siento más tranquila. Estar en segundo plano es mucho más cómodo. No tengo nada que decir, solo observo y escucho. Intento imaginarme qué es o qué puede hacer cada uno de ellos. El que más me intriga es el de los tatuajes. Anoto lo que más me llama la atención de cada cada uno de ellos debajo de sus respectivos nombres; podría serme útil más tarde o ayudarme a identificar seres similares. Al fijarme en el cuaderno me doy cuenta de que no reconozco mi propia escritura actual pero al mismo tiempo la entiendo perfectamente.

Cuando al fin terminan de hablar de sueños y otras tonterías sin impotancia (y yo que pensaba que ese Mike sería un tipo práctico... me habré equivocado), la conversación se vuelve mucho más pragmática. Esto me interesa; no como material de escritura, sino como ser humano. Puede que nuestra supervivencia dependa de las decisiones que se tomen a continuación y estos tipos no parecen querer hacernos daño.

Una parte de mí se pregunta si nos acogerán y nos instruirán sobre el mundo exterior. Pero la dominante, más fatalista realista me dice que no sea ingenua, que las cosas nunca salen tan bien. A menos que quieran que vivamos aquí, sin comida ni agua, por el momento me basta con seguirles en silencio. Sin dejar de planear rutas de escape por el camino, por supuesto. Nunca se sabe.


_________________________________________

I hit the ground and I'm still running
But I need a place to stay tonight
I swear I'll be gone in the morning
I just need somewhere warm to close my eyes

316 Re: Mazmorras de la Cosecha el 26/10/16, 10:12 pm

Cain

avatar
-A Noah y a mi también nos trajo Doce Punto- dijo Ellie- Parece que a todos los del mismo mundo les trae el mismo... ser.

-Y llevais semanas durmiendo- dijo Aldhias con poco tacto. Noah le chistó en desaprobación.

Los sendarios se miraron incómodos cuando Mike preguntó por los sueños de Erevelin. Ellie también fue la que respondió esta vez:

-De normal no, pero Erevelin ya ha tenido sueños especiales antes.

-Y tampoco queríamos arriesgarnos a abandonar a gente aquí si de verdad se habían despertado- añadió Noah.


Entonces Nadir llegó al final de la escalera. Apareció por el pasillo andando resuelta. En cuanto la vió, Erevelin dió muestras de reconocerla, y con una enorme sonrisa corrió a su encuentro. La otra niña también sonrió y la recibió con los brazos abiertos.

-¡Has venido!- dijo ilusionada, a pesar de que nadie del grupo la entendía.

Aldhias le llevó la cantimplora con el agua. Lulú era el único que parecía poco impresionado.

-Bueeeeno, supongo que ya podemos irnos.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

317 Re: Mazmorras de la Cosecha el 30/10/16, 03:27 pm

Lobo_Negro


A Mike le atraía la idea de salir por fin de las mazmorras, pero no podía confiar a ciegas en aquel grupo. Menos aún después de que la primera persona en la que había decidido confiar desde hacía años le hubiera tendido una trampa. Su cadena de pensamientos le llevó a la opción más obvia: Seguirles la corriente por ahora, y en cuanto encontrara una oportunidad, aprovecharla para escabullirse.

-No me parece nada mal salir de aquí, pero me gustaría saber a dónde nos vamos. ¿Habéis encontrado o construido algún tipo de refugio? - preguntó Mike, intentando sonar más curioso que inquisitivo.

Mike echó otro vistazo a la fortachona con el espadón, por considerarla la mayor amenaza del grupo, y empezó a cavilar alguna forma de conseguir evitar que le rebanara el pescuezo si conseguían darle alcance cuando se fugara. Luego se dio cuenta de que no serviría de mucho pensar en eso si no se presentaba oportunidad alguna para escaparse.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 26 de 29.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 14 ... 25, 26, 27, 28, 29  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.