Conectarse
Últimos temas
Torreón SendarHoy a las 11:09 amHarekSubterráneosAyer a las 06:31 pmGiniroryuBosque FantasmaAyer a las 06:07 pmGiniroryuCasino Lago ÁureoAyer a las 05:58 pmGiniroryuPrimer sueño de RägjynnAyer a las 05:43 pmGiniroryu
Estadísticas
Tenemos 203 miembros registradosEl último usuario registrado es LiebreNuestros miembros han publicado un total de 52130 mensajesen 1058 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Ir abajo
Aes
Aes

Ficha de cosechado
Nombre: Aniol
Especie: Humano
Habilidades: habilidad manual, automotivación, olfato fino.
Personajes : Ruth: Humana (Israel)
Demonio de Fuego
Tayron: Humano (Bélgica)
Lémur
Fleur: Humana (Francia)
Siwani
Aniol: Humano (Polonia)


Unidades mágicas : 7/12
Síntomas : Querrá salir más del torreón.
Status : KANON VOY A POR TI
Humor : Me meo ;D

Entre sedas y tules - Página 2 Empty Entre sedas y tules

06/09/23, 12:58 pm
Recuerdo del primer mensaje :

Y por eso Anna es mi princesa Disney favorita —remató con ilusión. El niño cambió de postura, moviendo sin querer un poco el colchón donde se encontraban todos y quedando ahora hacia arriba, con un cielo de mentira haciendo de cabaña. Se encontraba apretujado entre Ethan y Damian, pero eso no le impedía mantener una conversación también con Nohlem, que yacía un poco más allá. Acababa de relatarles todo un monólogo de por qué Anna era mucho más valiente y mejor princesa que su hermana mayor, ya que aunque carecía de poderes eso nunca fue excusa para tratar mal a sus seres queridos. Incluso demostró tener gran coraje al adentrarse en el bosque nevado para hacer que Elsa regresara a Arendelle—. Bueno y porque… Kristoff es tan tan… guapo… —susurró con un tono meloso. Aquel hombretón rubio y tonto hacía que se derritiera como una tarta de sirope olvidada al sol.

Sonrió, arropado por la compañía. No era la primera vez que dormían juntos, pero quizá sí la primera que hablaban tanto pues  las primeras noches cayeron rendidos a penas sus mejillas rozaron la almohada. Pronto descubrió que ese refugio parecía tener luz propia, alumbraba sin la necesidad de antorchas. La oscuridad y el silencio era total en la ciudad, pero en ese momento el temor estaba guardado bajo llave.

Apretó con suavidad uno de los brazos del medio japonés mientras sus ojos imaginaban estrellas relucir entre las cortinas.

Seguro que por aquí debe estar mi príncipe azul, esperando en alguna parte… —dijo con tono soñador. En cambio, la melancolía fingida le duró poco y pronto una parte de él que solo mostraba a las personas que le apreciaban salió a flote. Una risita tenue emigró de su boca en forma de susurro. Estaba emocionado, pero no deseaba despertar a nadie—. ¡Aunque la princesa destinada para Ethan está entre mis hermanas! Seguro segurísimo, algunas de ellas caerían rendidas si les regalas una rosa de papel —no hacía especial frío aquella madrugada, pero la brisa que entraba por las troneras fue suficiente para que Aniol se tapara con la sábana hasta el cuello, y luego subiera para ocultar su boca, casi como si quisiera disimular que aquel tema le divertía demasiado—. A menos… claro… —se regodeó, incorporándose hasta quedar sentando y buscando la complicidad de Nohlem y Damian—. Que… Ethan ya tenga novia en casa. ¡O esté enamorado de una de las chicas del torreón! ¿Te gusta Kalnaaaaa a que sí? He visto que te preocupas mucho por sus heridas...

_________________________________________

"Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Son Un Sentimiento Suspendido En El Tiempo, A Veces Un Evento Terrible Condenado A Repetirse."

"Deja Que Tu Fe Sea Más Grande Que Tus Miedos."

"¡Se Lo Diré Al Señor Santa!"

Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación

Entre sedas y tules - Página 2 Empty Re: Entre sedas y tules

09/09/23, 12:03 pm
La vergüenza se convirtió en una sonrisa contenida pues el ambiente era propenso a esa alegría tonta e inocente. Que Aniol le sostuviera la mirada solo consiguió arrebatarle unos suspiros rotos en forma de suaves risas, ¿Que iba a decir? Si Kalna fuera Kalno cumpliría perfectamente varios de sus sueños. Ojala un chico guerrero, con la tez clara y los músculos esculpidos le llevara en brazos a un altar a confesarle lo mucho que le quería.  

Cuando la pelota pasó a Nohlem una envidia juguetona le hizo mostrarse momentáneamente indignado ¿Por que a él le habían asignado un chico? Si le preguntaban a Ethan le veía igual de  heteronormativo que su persona, quizá ganaba puntos por las sonrisillas burlescas que a veces compartía o la multitud de joyas de las que hacía gala pero… no tuvo más tiempo para regodearse en aquel calido ambiente.

La reconfortante fogata ahora le había quemado y todo por las palabras tan desacertadas que Damian decidió tener. Los comentarios a ambas muchachas estaban fuera de lugar, rozando una misoginia impropia de un pequeño que aún era tan maleable, pero es que lejos de quedarse ahí de golpe se sentía pequeño, regresando al interior de un armario donde no podría ser juzgado, donde pudiera abrazar su sexualidad en el confort que le regalaba esa privacidad.

Las respuesta de Nohlem logró ablandarlo como cuando veía desde la televisión el ambiente festivo que se generaba en las cabalgatas LGTB de su país. Una felicidad que compartía con aquellos que carecían de pudor a la hora de expresarse y que vivían con una libertad envidiable lo que eran, pero que a él le gustaba apreciar desde la comodidad de su sofá. Era esa parte silenciosa del colectivo, que apoyaba desde un anonimato en el que se sentía resguardado. Por ello aunque apreciaba la normalidad con la que el felino trataba el tema y la seguridad con la que Aniol hablaba tanto de princesas como de príncipes él tuvo que quedarse al margen.

En su rostro se vio cierto estupor y lo que era una sonrisa sincera se convirtió en una incómoda, sostenida por la presión de ambas comisuras. La calidez que transmitía Nohlem hablando de su pareja lograba compensar parte del desliz de Damian, pero ni con esas lograba limpiarse la amargura que se le había quedado.

-¿Damian, a ti te gustaría que te dijéramos cosas feas? Serena fue mala persona con vosotros porque fue muy desagradable pero si tu ahora eres desagradable con ambas chicas, ¿no crees que estás haciendo lo mismo? Hay que saber respetar a la gente, una cosa es que hagan actos malos y otra que te puedas meter con su cuerpo. Está feo.

Lo dijo al aire para quedarse con la conciencia tranquila, entendía de dónde venía el odio pero habían sido palabras muy fuertes de alguien que claramente no sabía que era tener conciencia igualmente dado el toque intentó recuperar el foco por animarse a sí mismo.

-Olván parece alguien muy lindo, seguro que hacéis una pareja muy bonita.
Aes

Ficha de cosechado
Nombre: Aniol
Especie: Humano
Habilidades: habilidad manual, automotivación, olfato fino.

Entre sedas y tules - Página 2 Empty Re: Entre sedas y tules

14/09/23, 10:12 am
La tontería que adornaba las mejillas y la risita de Aniol sería palpable para cualquiera entre aquella amalgama de sedas y tules. Solo un tema en concreto le apasionaba con el mismo ímpetu que hablar del Señor Santa; El cotilleo puro y duro.

A veces su hermana Nelka le decía que se había equivocado al nacer en aquella época, y que más bien provenía de una corte en la que la comidilla era hablar de las relaciones fuera del matrimonio que la princesa de la torre mantenía con el mozo de cuadra.

Para el pequeño, aquel juego silencioso y cómplice de intentar emparentar al británico con aquella mujer fuerte e independiente era algo parecido. Solo que la vergüenza y los suspiros rotos en forma de suaves sonrisas por parte del medio japonés alimentaban aún más si cabía sus propias conjeturas.

Al principio que Damian fuera afín a su actitud hizo que se sintiera en armonía con él. Pero pronto sus palabras fueron agriando la expresión del churumbel como si hubiera probado un batido de vinagre con una pajita de cartón. Aniol se incorporó, dejando reposar su cabeza sobre una de sus manos y sorprendido por lo burro que era el italiano. Serena no le caía bien y Kalna le infundía respeto. Pero eso no significaba que le agradara los términos en los que Damián se refería a ellas. Le seguía impactando lo cruel que podía llegar a ser cuando se lo proponía.

No comentó nada en absoluto. Si acaso subió un poco la sábana y dio un respingo cuando la voz de Nohlem llegó con un tinte seco para decirle que tuviera cuidado con esa boca. Nunca había escuchado una advertencia tan firme por parte del varmano, pero no fue el único, pues Ethan también se sumó, aunque explayándose mucho más que su compañero de refugio.

Guardó silencio con la mirada un poco perdida en el techo falso de la cabaña improvisada. Un sentimiento feo se había apoderado de su estómago y lo retorcía de manera parecida a si un puño aferrara sus intestinos. Estaba molesto. Si era sincero lo que más le chirriaba era su negativa a que Nohlem pudiera estar con un chico como Rick solo porque era... eso... pues un chico. Ni la sonrisa cálida del elfito al aceptar su proposición impidió que el polaco interviniera, eso sí, sin el menor ápice de querer empezar una discusión.

A mí también me da asquito que hables de buenas caderas para tu novia imaginaria —le dijo, dedicándole una mirada de ceño fruncido. Se obligó a suavizar su tono en los segundos siguientes—. Pero lo disimulo —si eran amigos y el italiano no entendía que algunas personas también quisieran un príncipe en su vida... ¿Podían seguir siendo amigos? Esperaba que sí, y que hiciera oídos sordos a esa parte suya tanto como él lo hacía con la grima que Damian daba la mayor parte del tiempo.

Por suerte para él las ensoñaciones del príncipe azul que esgrimía Nohlem le rescataron a tiempo para que no cayera sumido en una tristeza repentina. Aniol escuchó con atención la descripción del tal Olván, e incluso cerró los ojos imaginando su rostro con hoyuelos y permitiendo que la ansiedad abandonara poco a poco su pecho.

Anda... Ethan... ¡Tú también eres muy buen cocinero! —comentó, dejando que sus pies enfundados en sendos calcetines se rozaran con los del muchacho—. Seguro que también te llevarías bien con Olván. Aunque Kalna no parece haber tocado un plato en su vida... —susurró, volviendo a la carga en voz más baja y recuperando parte de su ánimo. Además el proceder de Damian no conseguiría que se avergonzara de ser quien era—. A mí también me gustan los príncipes que sonríen bonito, aunque prefiero que tengan la melena oscura como la mía y la piel morena. Sí no... nuestros hijitos nacerían un poco raros... ¿No? —miró a Nohlem un segundo, pero tuvo que desviar la mirada hacia otra parte para que no le pillara en su intento de parecer ingenuo con la biología humana. Solo trataba de ponerles en un aprieto para restaurar el ambiente simple y cotidiano que mantenían hacía poco.

Después de todo que creyera en Santa Claus no significaba que tuviera que hacerlo en la cigüeña.
Isma

Ficha de cosechado
Nombre: Damian
Especie: Humano itaiano
Habilidades: Agilidad, dibujo, espontaneidad

Entre sedas y tules - Página 2 Empty Re: Entre sedas y tules

14/09/23, 02:20 pm
Damian poco a poco se andaba empapando, embriagando de la sensación de hablar de un tema adulto como lo era el amor. Lo veía desde un punto de vista incluso prohibido el tema de las relaciones románticas, como si tuviesen el peso de cierto morbo a tocar el asunto por primera vez, una cuestión de la que había oído hablar por parte de los hermanos del circo. Cuando los escuchaba hablar hacían usos de palabras y términos que, cuando usaba enfrente de su madre y el resto del circo, le caía una regañina.

Y otra vez estaba pasando. Nohlem en un principio lo advirtió con suavidad y Damian solo lo dejó pasar, sin dar mucha bola al asunto. Solo bastaba con callar hasta que se pasase el tiempo de advertencia, como siempre hacía con las supuestas liadas. Sin embargo dejó escapar un bufido, llegarlo a oír de otra persona ajena al circo, ajena a su confort, fue muy raro para el niño. Tampoco conocía demasiado a nadie y se le pasó por la cabeza que, quizás, había molestado a su amigo con su aparente comentario inofensivo.

En su inocencia cristalina de verdad creía que eran comentarios sin importancia. No pasaría nada si decía palabras de adulto, ¿no? Incluso lo abordaba con cierto punto de vista hipócrita, Connor decía más de una vez esas cosas y vaya como le gritó a Serena, un buen par de cosas bien dichas con un par de huevos.

Por eso, las palabras que dijo Ethan no las pudo asimilar con dos dedos de frente. Era una impulsividad mental generada por lo que pensó antes. ¿A Connor acaso le dicen nada? ¿Y por qué a él sí? No quería pensar que le tenían manía así que se puso a escuchar al de ojos rasgados con un semblante más serio. Una cara de póker que ocultaba cierta frustración, exactamente eso porque era indefendible llevado a la lógica simple.

Ya, pero… —dijo por lo bajo, intentando refutar con lo primero que se le venía a la cabeza. Ella se lo dijo a él directamente pero Ethan no pudo tener mayor razón. Vale que a Damian le dolió mucho que Serena señalase su inutilidad y aun la tenía en su lista negra pero… Al final calló.

Pero nada servía discutirlo, la había cagado y ya estaba hecho. Tal y como Rag y Airi dijeron, el chico debía portarse para ser más amistoso con quienes quería. Le podía la angustia a veces porque era un terreno minado, no conocía cosas aparentemente básicas para otros y eso lo llenaba de impotencia.

Vale. ¡Vaaale, lo siento! —dijo echando su cabeza hacia atrás, frustradillo con eso—. A Connor no lo regañáis, coj-… —dijo para sí, callando la última palabra como quien se pone un bozal.

Y Aniol, la última persona que faltaba, también dijo lo que pensaba de Damian. El chico infló sus mofletes, teniendo un breve duelo de ceños fruncidos con el moreno para luego relajar su frente un poco. Si fuese cualquier otro, Damian habría manifestado y afirmado con cabezonería que le daba igual lo que dijese pero tenía debilidad, miedo a contestar a Aniol en parte por el pavor a perderlo.

«Yo también disimulo que habláis como si fueseis maricones» —pensó primero, mirando al polaco pero esquivando al rato, colocando ambas manos en su nuca para apoyar mejor su cabeza—. Va, perdona Aniol. Ughh… —en su disculpa forzada no pudo evitar gruñir por lo bajo, se sentía fuera de lugar.

Y así se sentiría en el resto de la conversación, hablando de príncipes azules, de ese tal Olván que no tenía ni puñetera idea y se supone que tiene una melena parecida a la suya. ¿Por qué ellos hablan de chicos y él cuando habla de chicas se molesta Aniol? Quería participar en la conversación, incluso de temas culinarios que algo entendía, pero no comprendía como a un chico le podía gustar otro chico de esa forma, entre chicos hay colegueo y amistad eso pensó siempre el italiano. Damian no podía presumir de tener una buena base para considerar siquiera las relaciones sociales, sin embargo los comentarios de los del circo resonaban en su cabeza, generando un rechazo en Damian acerca de siquiera tener hijos con, ¿otro tío?

Aja... Si... Que guayyy... —intentó "aportar" a la conversación sacando un interés que no existía realmente, pero se esforzaría por tal de encajar.
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma

Entre sedas y tules - Página 2 Empty Re: Entre sedas y tules

15/09/23, 10:11 pm
Nohlem frunció ligeramente el ceño ante las palabras de Aniol a Damian, y es que aunque entendiese el rencor del que provenían o que las descripciones femeninas del rubio eran poco elegantes, no compartía el “asco” a ninguna dirección. Profirió un suspiro suave.

Que otra persona haga algo no significa que esté bien, Damian —respondió con la misma suavidad que usó Ethan—. Connor ya está muy crecidito para regañarlo, y precisamente por lo que hizo y cómo lo hizo no me verás hablando con él hasta que mejore. Ni con él ni con Serena —también influía que a penas rozaba el 1’70m y ni de coña iba a plantarle cara a tremenda secuoya como era Connor, pero por supuesto eso era omitible. Le puso una mano en la cabeza a Damian y revolvió su pelo suavemente, echándole parte del flequillo sobre los ojos de manera amistosa—. No pasa nada.

No estaba seguro de que lo dicho hubiera calado en él, pero que menos que recompensar su capacidad de pedir perdón. Ahora, que si ya le parecían innecesariamente complicados los humanos la situación no mejoró en su dirección. Cuando Ethan habló de Olván como “pareja” la sonrisa del varmano se encasquilló como un motor poco engrasado y sus orejas bajaron como freno de emergencia. Una cosa era visibilizar algo tan normal como que te atrayese un chico siendo chico y otra MUY diferente el soñar con llamarlo pareja. Si estabas soltero y muy enamorado, vaaale, ¿podía pasarte, supuso? Pero… Él sabía que era ficción y no lo confundía con la realidad. No solo porque Olván fuera un varón y no pudieran casarse, es que -¡es que era de clase media! ¿Cómo iban a tener nada formal? Y aún pudiendo, estaba seguro de que ninguno de los dos querría. El pensamiento le arrancó una pequeña risa de circunstancias que gritaba “Necrolimbo trágame” por todos lados.

Oh no, no, no somos… ¡Sí, seguro! —secundó rápidamente tras Aniol—. ¡Yo creo que os podríais llevar bien! El príncipe chef y eh- eeeh… —y tan pronto encontró estabilidad en el pequeño se la arrancó con aquellas afirmaciones. ¿Acaso…? No, ¿no?—. Claro, ¿sí, no? Es decir- Bueno, no sé, en mi mundo hay pocos mestizos porque vivimos muy lejos unos de otros y nunca he visto… —de repente abrió bien los ojos—. ¡Oye, Ethan es mestizo y ha salido muy guapo! —y con una sonrisa amplia señaló al susodicho con la mano abierta—. ¿Verdad? ¡Anda que no!

El terror a piropearlo de más era palpable.
Ahora… ¿De qué color salía un okae mezclado con un granta? ¿Había sido una ensoñación ingenua y desconocimiento del pequeño el tener hijos con otro varón o podían los humanos…? ¿Por eso podían casarse? Pero- no tenía sentido. ¿Por qué se estaba preguntando tantísimas cosas que no quería saber delante de dos críos?
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación

Entre sedas y tules - Página 2 Empty Re: Entre sedas y tules

17/09/23, 10:59 am
Con una regañina tenía suficiente para toda la noche, Nohlem se había explicado perfectamente como para insistir en el tema y Damian mostraba un enfado resultado de las mismas. Era pequeño e inculto, le daba cierto margen por ello aunque su edad no justificaba los agravios, ni lograba hacerlos menos dolorosos. Fuera cual fuera su familia claramente eran un caso perdido y lo que les había llegado a ellos no era más que el resultado de una crianza nefasta, por eso Ethan no se lo tenía en cuenta, no iba a enfadarse con un pequeño que al fin de cuentas no dejaba de ser una víctima de sus propios padres. Ahora bien, si alguna vez tuvo la puerta del armario abierta, ahora estaba cerrada y con candado. No iba a ser quien alimentará las llamas de una conversación en la que solo él parecía salir quemado.

El comentario inicial de Aniol no fue agradable, un intercambio de una moneda sucia entre pequeños y otro argumento en el que esta vez se iba a mantener al margen, simplemente quería cambiar de tema, desentenderse en cualquier conversación banal antes de que las sábanas les reclamase por el sueño acumulado.

Y la encontró, solo que irónicamente volvió a ser el foco de la misma.

-Bueno no sé, no sé, yo cocino bastante normalito, seguro que ese tal Olván me da mil y una vueltas, aunque parece muy simpático así que no descarto nada, quizá hasta podría enseñarme otras recetas. -Sonrió tímido en la pequeña privacidad que le estaba estar tumbado y tapado tras Aniol, prefería ese espacio seguro hasta que se volviera a sentir confiado como para asomar la cabeza. A como Nohlem respondió se imaginó que era una relación simplemente complicada, ya habían hablado sobre matrimonios concertados la otra noche, lo que dejaba en su cabeza una telenovela guionizada con diferentes temporadas, cada cual más dramática que la anterior. Sí, mejor no meterse en aquel jardín no fueran a clavarse alguna espina.

-Ah, eh si. -Respondió esta vez con un ligero rubor en sus mejillas, ambas coloradas por el sorpresivo piropo. Si antes tocaba clase de ética ahora tocaba una de biología y genética. No es que fuera buen profesor en esa materia, pero al menos quitaba la vergüenza o el miedo de la ecuación, que ya era un punto a favor. -Yo eh, soy mestizo dicho mal y pronto.

Ahí sí que se incorporó de nuevo, apoyado sobre sus codos para intentar ser la viva imagen de ejemplo que un libro de colegio podría contener entre sus páginas. No era el mejor caso pues el capricho de su padre se había de alguna manera extrapolado a sus cualidades pero si se le notaba en algunos detalles, detalles claro, que dos niños sin familiaridad con los asiáticos no tendrían margen de razonar.

>>Bueno eehh, no soy el mejor caso de mi familia, mi hermano sí parece más europeo pero tiene los ojos un poquito afilados por la cosa de los párpados, yo eh… Mi madre es inglesa y mi padre... - En verdad también lo es, pero decirlo ahora era bastante bajón. -Japonés, medio japonés técnicamente, como yo. Aunque en verdad eso me dejaría a mi como un cuarto de japonés hmmm -Dios, estaba siendo un desastre de explicación. -Vaya, que no tendría por que ser raro, no todos los rasgos se mezclan para dar lugar a nuevos… A veces tu madre es rubia, tu padre moreno y tú sales como uno o como otro, no tienes por qué ser castaño.

  Desconocía si había aclarado lo que fuese así que simplemente le dedicó una sonrisa apurada al pequeño Aniol, rezando porque la lección se hubiera entendido un mínimo.

-Y eh, en general si no hay ningún papa trans en la relación no pueden tener hijos… -¿Sabrían que era eso? Con Airi siendo nb no había problemas, tenía que confiar en ello. -Aunque pueden seguir adoptando un pequeñín para quererlo igual de bien.
Aes
Aes

Ficha de cosechado
Nombre: Aniol
Especie: Humano
Habilidades: habilidad manual, automotivación, olfato fino.

Personajes : Ruth: Humana (Israel)
Demonio de Fuego
Tayron: Humano (Bélgica)
Lémur
Fleur: Humana (Francia)
Siwani
Aniol: Humano (Polonia)


Unidades mágicas : 7/12
Síntomas : Querrá salir más del torreón.
Status : KANON VOY A POR TI
Humor : Me meo ;D

Entre sedas y tules - Página 2 Empty Re: Entre sedas y tules

18/09/23, 01:40 pm
La disculpa de Damian se sintió forzada, aunque llegó de todas maneras. Aniol puso los ojos en blanco durante unos segundos al advertir su indiferencia pero en realidad había quedado más complacido de lo que aparentaba. No era la primera vez que el niño se topaba con personas tozudas respecto a ese tema. Algunos compañeros de clase hacían burlas a sus espaldas y ciertos adultos parecían hablar del asunto a pies puntillas.

Era… extraño. Y de nuevo gris. Pero su padre le dijo que tener todos los colores dentro no era motivo de vergüenza. No tenía por qué anunciarlo a los cuatro vientos, pero podía ser como Nelka y no esconderlo. Los ojos color miel del churumbel se perdieron en los esmeraldas del elfo durante unos segundos y pensó que sería realmente feliz si pudiera hablar de su Olván en unos años como lo hacía el granta. Aún era pronto para tener novio por mucho que soñara con historias de ensueño y viera en bucle reels de tik tok de dos chicos dándose la mano y un besito tierno.

Sí. Era un niño queer. Lo sabía gracias a su entorno. Así que agradeció profundamente que Damian intentara comprenderlo, porque de lo contrario no se molestaría en ser amigo de alguien tan bruto e insensible.

Por suerte el tema de conversación siguió cambiando de tema, unos más divertidos que otros. Guardó silencio cuando Nohlem explicó por qué no se le decía nada a Connor. No es que estuviera más o menos de acuerdo porque sencillamente no tenía una opinión tan compleja al respecto, más bien se trataba de que si abría la boca todos notarían el temor que le infundaba el canadiense. Estaba bien mostrarse vulnerable todo el tiempo pero hasta él podía cansarse de lloriquear.

Las sedas y los tules acariciaron luego el mestizaje, un concepto con el que se encontraba más cómodo. Y por qué no decirlo. También más gracioso. Aniol contempló entre risitas cómo los dos jóvenes hacían esfuerzos por bordear lo que implicaba un tema más morboso.

Era bromi —confesó, echando la cabeza hacia atrás con los mofletes rojos y tirando del brazo de Ethan para que se relajara—. En el cole no lo explican muy bien pero en casa ya me dijeron que lo de la cigüeña… —bajó la voz, como si les estuviera contando el mayor secreto de todos—. Bueno la cigüeña sí que es mentira, no como el Señor Santa.

Hablar de personas trans sí era un reto mayor. Sabía de su existencia, sobre todo por una serie que veía a escondidas cuando birlaba el portátil de su hermana Jassia durante la noche. Su respiración se agitaba en lo que al principio intuía como curiosidad genuina, pero sabía que en el fondo había un rumor sordo del que desconocía su procedencia.

Yo me casaré en unos años —afirmó, queriendo recuperar parte del buen humor. Aniol se incorporó, mirándolos a todos con los ojos haciendo chiribitas—. Tendré una mansión enorme y viviré con mi Olván o mi Kristoff. Y adoptaremos a varios hijitos para que sean felices juntos. ¿Quizá ocho? ¿Nueve son muchos? —uno de sus dedos se posó en su nariz tosca, planteando duda—. Seré churerro, siempre he querido ser churerro… ¿Y vosotros? ¿Qué queréis ser de mayor? —aquella pregunta fue lanzada a bocajarro, sin ser consciente de que quizá ya eran demasiado mayores para eso, o que podían no regresar a casa en absoluto. Su cabeza se acercó a la de Ethan, recordando un detalle que se le había olvidado momentos antes—. ¿Te pareces mucho a tu hermano?

_________________________________________

"Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Son Un Sentimiento Suspendido En El Tiempo, A Veces Un Evento Terrible Condenado A Repetirse."

"Deja Que Tu Fe Sea Más Grande Que Tus Miedos."

"¡Se Lo Diré Al Señor Santa!"
Isma
Isma

Ficha de cosechado
Nombre: Damian
Especie: Humano itaiano
Habilidades: Agilidad, dibujo, espontaneidad
Personajes :
Síntomas : En ocasiones se desconcentra con más facilidad.
Armas :
  • Adam: Cimitarra y cuerpo de caballo. La incomodidad
  • Damian: Dientes
    Daga

Status : muñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñones
Humor : ajjaj

Entre sedas y tules - Página 2 Empty Re: Entre sedas y tules

18/09/23, 10:37 pm
Mientras hacía el esfuerzo de escuchar toda esa conversación tan ajena a su zona cómoda de saber de lo que se habla o, al menos, de lo que le gustaría que se hablase, pensó en lo que Nohlem le dijo. ¿Crecidito? Damian exploró esa frase en otro enfoque y él también era alguien crecido, lo suficiente para hablar como alguien adulto hecho y derecho, como todos lo hacían, bien claro. Al niño no le parecía mal como Connor hablaba o se comportaba, de hecho le parecía admirable en todo momento lo intimidante que era y la seguridad que irradiaba ese armario de tío.

Prefirió no decir nada, bufando por la nariz al escuchar más sobre ese tal Olvan. Lo único que le llamó la atención de ese tío era lo de cocinero, tener a uno que hiciese unos manjares iguales o mejores que los de Ethan le era necesario. Eso le hizo sonreír un poco.

¿Oh, lo de los ojos afilados vienen de otros países como Vietnam? ¡Woooaa, no lo sabía! —lo de los ojos sí que le llamó la atención. Ya tuvieron una conversación similar anteriormente pero le generó curiosidad que por ser inglés o japonés te diese esos ojos tan curiosos—. A mi me han dicho una vez que me parezco a mi papá. Hmmm, ¡ni idea pero supongo que es eso es del palo de lo que dices jo…petas! ¡También me han dicho que de mi madre solo he sacado todo lo bruto de ella! Aunque no sé a qué se refieren, he sacado de ella tooodos sus músculos y su guapura por supuestísimo —siendo que no se podía parecer menos físicamente a su madre, de tez blanca y ojos cristalinos.

El tema de la cigüeña nunca en su vida lo llegó a escuchar pero ya sabía que para hacer un niño necesitabas un hombre y una mujer aunque no tenía ni idea del cómo hacerlo. ¿Quizás con unos besos bastan? Eso le hizo pensar en el sitio, demasiado. ¿Si él se besara con una novia ya tendría que criar hijos siendo papá? Eso se le hizo demasiado lío, se quitó la idea de encima y decidió no besar a chicas por el momento. ¿O se hacen con abrazos? ¿O con magia como le demostró Akeyo con los juguetes esos que estaban vivos? ¿Hacer hijos es tal cual montarlos y darles vida?

¿Qué es un “trans”?

Y Santa Claus… Nunca oyó hablar de él, ¿sería otro tío de esos de los que estaban hablando? Le daba muchísima cosa preguntar por equivocarse en más cosas de tío-tío pero en algún momento le gustaría saber quién es. Aniol es verdad que hablaba mucho de ese tal Claus y que es un Santo o algo así.

Tantas incógnitas le freían el cerebro y vinieron tan seguidas que no sabía por donde pillarlas, quedándose en parte bloqueado por ello. Aniol seguía hablando de vivir con “sus” Olván y Kristoff, riendo un poco incómodo ante esas “bromas”.

¡Uf que pereza ahora, pero yo también quiero muuuchos niños para enseñarles a ser como yo! —se señaló con el pulgar, triunfante—. ¡Uuuuu churros! El que hace churros, ¿no? ¡Qué rico! —alabó la profesión elegida por Aniol, le pirraban esos churros que sonaban tan ricos—. ¡Eso yo lo tengo muuuuy bien pensado! ¡Yo quiero ser el mejor circense del mundo, quiero entretener a la peña con actuaciones de la ostia, que se le caigan la boca! —contestó levantando los brazos con energía y echándose un poco para atrás. Akeyo le dijo que él era un chico con mucho que dar, quería demostrarlo con hechos y no decepcionar a aquella misteriosa mujer.

El polaco atrajo la atención de un tema que ya era un poco pasajero pero volvió a la carga: el hermano de Ethan. Es verdad, el chico tiene un hermano y estaba curioso, acercándose un poco a Ethan.

¡Eso! ¿Cómo es? ¿Los hermanos os parecéis mucho? Es que yo no tengo ni uno, ¿molan los hermanos? ¿Molan? —se acercó una poca más, quería saber.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Mayor interés por acumular conocimiento.
Status : Prrrr prrrrr

Entre sedas y tules - Página 2 Empty Re: Entre sedas y tules

18/09/23, 11:34 pm
Se sintió tonto por no pensarlo así: que la madre de Ethan tuviera el pelo amarillo y su padre negro no significaba que saliera castaño, como había creído al pensar en un okae mezclado con granta. Menos mal que no lo había expresado en voz alta. Igual que Damian estaba perdido y no sabía ni lo que era un “papá trans” ni que augurios pintaba en ello una cigüeña, pero no se metió a preguntar por ser algo tan raro como pasajero. La horripilante cantidad de hijos que quería Aniol le hizo abrir muchísimo los ojos y reírse ahí mismo, risa que se convirtió en pánico cuando oyó al otro crío aportar.
SANTOS, NO. Más como tú no.

¡¿Nueve?! —permitió que la risa siguiera, suave—. ¡Eso en mi mundo es una barbaridad! Lo normal para nosotros es tener uno y ya. Al menos para familias como la mía…

Tener dos ya es una desgracia” pensó con sorna.

La siguiente cuestión fue… diferente. Nueva. Nohlem no acostumbraba a oír “¿qué quieres ser de mayor?”, sino “¿qué vas a ser de mayor?”, una diferencia tan sutil como demoledora cuya única función era que repitiese como un loro bien enseñado lo que por lógica le correspondía: “orfebre, como mis padres”. Durante mucho tiempo esa idea le gustó. La ilusión del poder, el orgullo de la familia, una herencia exorbitada y un futuro fácil en el que lo único que tenía que hacer era seguir las vías del tren desde la comodidad del vagón en el que había tenido la suerte de nacer. ¿Qué loco podía despreciar algo así? Su hermana y él habían luchado por la aprovación con uñas y dientes en una pelea amañada hasta herir su relación, todo para que él redescubriera tarde que sus derechos de cuna no eran más que un peso muerto que quizás no quería. Que se conformaba con menos, y eso significaba que quería más. Su incapacidad para concentrarse en los estudios empeoró según lo hicieron los temarios, Kahlo empezó a odiarle, luego desapareció y… Ser hijo único había sido una horrible experiencia.
No es lo qué quieres, sino lo qué vas a ser”. Y ahí sin embargo Aniol preguntaba qué quería. Con la vista perdida en el techo de tela, Nohlem se lamió los labios.

Pianista.

Y ya. Quizás su sueño se perdiese tras el pomposo objetivo de Damian, pero… no importa. Lo había verbalizado. De todas formas no podía verlo más lejano. La pregunta sobre el hermano de Ethan le hizo agitar suavemente una oreja con curiosidad en su dirección, aún impregnado por lo raro que se sentía y la tajante respuesta que había obtenido del moreno noche atrás. “Uno”. No echaría leña a ese fuego, ni siquiera lo miraría directamente pero… atendería. Sin embargo una sensación creció en su pecho, horrible y asfixiante, cuando Damian insistió, haciéndole empatizar a niveles insospechados con el medio (¿o un cuarto?) japonés tras imaginarse esas preguntas dirigidas hacia su persona. No, ni de broma. Había hablado de Kahlo con Ethan, pero con total certeza eran los niños los últimos con los que querría mentarla si quiera. Nohlem abandonó ese barco en absoluto silencio, haciendo girar sus anillos que ahora miraba fijamente.

_________________________________________

♪♫♬:
Raven
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación
Personajes : Ethan: Humano, Ingles/Japonés 1.75

Síntomas : En ocasiones, se le desenfocará brevemente la vista.
Armas : Ethan Lanza partesana y una daga

Status : Ciego y cojo, el chiste se cuenta solo.

Entre sedas y tules - Página 2 Empty Re: Entre sedas y tules

20/09/23, 01:08 am
Que Aniol les gastara una broma fue el aire fresco que necesitaba, una brisa divertida que se llevaba consigo el peso de tener que explicar un tema tan vergonzoso como lo era la reproducción. Una suave risa acompañó a su pequeño secreto, encontrando divertida la irónica elección de mitos que creerse y aún más entretenida el cuento sobre su futura familia que tan bien tenía calculado. Nueve hijos, eso sí que era una cantidad desorbitada.

-No es… no es lo normal. -La sonrisa se le escapaba en forma de suspiros, no se quería seguir riendo ante el bello panorama que Aniol les había pintado pero había que admitir que era hilarante cuanto menos, la ensoñación ingenua de un buen niño. -Dooos como muchísimo pero oye, ¿Quién somos para negar todas esas adopciones? Espero que en tu castillo tengáis habitaciones suficientes para todos. -Le dedicó la más tierna mirada al polaco, con la comprensión de quien también tuvo en su día pensamientos así de felices. Era agradable y un poco nostálgico el verse reflejado de esa manera.

Y mientras un niño mostraba tener un buen hogar, el pobre Damian dejaba constancia con su incultura que a pesar de la horrible situación, quizá secuestrarle no había sido tan mala idea. Vale, secuestrarle era exagerado, pero llamar a servicios sociales habría sido definitivamente una buena idea en el mejor de los casos.

-Sip, es un rasgo asiatico, Vietnam está dentro de Asia así que no andas mal encaminado. -Le explicó con paciencia a medida que mentalmente anotaba como tarea pendiente el enseñarle algún día cultura general. Estaba a tiempo de rescatar el mapa malamente dibujado para Nohlem y darle una segunda vida.

La historia de Aniol era un jardín lleno de dulces, la de Damian aunque tierna solo le traía pesadillas, una guerrilla de niños siguiendo al susodicho como un líder solo podía generar un absoluto caos. Ethan negó un tanto perplejo, queriendo borrar esa imagen de su mente. Pronto el tema giró y sin desviarse de las aspiraciones del futuro dejaron atrás a la familia para centrarse en el sustento económico, joder si es que los peques tenían mejor pensado su futuro que él mismo.

Churrero, circense y pianista. Eran buenas aspiraciones, dos que técnicamente querían seguir el legado familiar (Entre comillas porque sigue dudando mucho sobre la versión de Damian) y uno que al parecer había encontrado su meta en una colina bastante diferente. De los tres del que menos se esperaba un camino musical era de Nohlem, no había razonado tras la charla de la última vez que claro, que sus padres fueran orfebres no significaba que él quisiera serlo al igual que el distaba mucho del camino de abogacía.

En su día quiso ser bombero, eso lo sabía, pero ese día quedaba tan distante como sus ganas de pensar en un futuro lejano. Ahora estaba con una pierna mala, desganado y bueno, en un mundo alienígena que precisamente no fomentaba el que quisiera recuperar sus estudios. Hacía tanto desde el accidente que en su vida solo quedaban ataduras al pasado y ahora, ahora se encontraba en la completa incertidumbre.

-Pues… yo no lo sé. -Confesó volviendo a tumbarse para dejar ambas manos entrelazadas sobre su pecho, en un aire pensativo ante unas dudas que llevaba tiempo sin plantearse.

Para su desgracia sí quiera tuvo margen para sopesar la cuestión pues la siguiente fue tan dura como una jarra de agua fría. ¿Había mencionado a su hermano? Joder sí, se le había escapado, no era la primera vez que le ocurría ese desliz. Era normal, al fin y al cabo llevaba un año muerto pero habían compartido diecisiete en vida. No era fácil quitárselo de la boca cuando de por sí se encontraba sentado en su mente, en un rincón específico donde se había mantenido rebelde, negándose a marchar a pesar de todo el dolor que generaba su constante presencia.

Ethan respiró hondo para asentar mejor una sonrisa que debía perdurar a pesar de lo que dijera.

-No, que va, de pequeños siempre me preguntaban si era adoptado así que imagínate… El odiaba cuando decían eso y se ponía de muy muy mal humor. -Lo que en un principio era un gesto fingido se transformó en uno más delicado y suave, una sonrisa tan frágil como el mar emocional que recorría a medida que decidía retomar esos recuerdos fugaces. -Los hermanos molan mucho sí, son… son como los patos, no son reyes de nada pero hacen de todo: Te cuidan sin ser tus padres, te divierten sin ser tus amigos y te consuelan sin ser tus abuelos. Son …

Decidió callar, fingir que no encontraba la forma de seguir tras una torpe risa que apenas se sostenía unida. Las palabras se le estaban haciendo un nudo en la garganta tan grueso que sabía que si soltaba una más probablemente el resto se le desmenuzarían como hilos. Así que calló y tragó la pena para que no tuviera margen a escaparse y ser visible. Calló e hizo lo mejor que se le daba hacer.

Sonreír.
Aes
Aes

Ficha de cosechado
Nombre: Aniol
Especie: Humano
Habilidades: habilidad manual, automotivación, olfato fino.

Personajes : Ruth: Humana (Israel)
Demonio de Fuego
Tayron: Humano (Bélgica)
Lémur
Fleur: Humana (Francia)
Siwani
Aniol: Humano (Polonia)


Unidades mágicas : 7/12
Síntomas : Querrá salir más del torreón.
Status : KANON VOY A POR TI
Humor : Me meo ;D

Entre sedas y tules - Página 2 Empty Re: Entre sedas y tules

23/09/23, 08:02 pm
“¡Uuuuu churros! El que hace churros, ¿no?”

Aniol se giró hacia el otro niño, permitiendo que su melena destartalada cayera haciendo ondas sobre su hombro. Luego emitió una risita divertida, por lo redundante y bruto que le resultaba Damián en ocasiones. Si se parecía tanto a su madre… ¿ella también sería así? ¿Y dónde estaba su padre? Casi nunca le mencionaba.

¡Síp, el que hace churros!—comentó sin sorna—. Creo que te gustarán cuando los pruebes. A algunos clientes les encanta que se espolvoree azúcar por encima. Pero yo los prefiero a palito seco. Oye… si vas a tener un circo… ¡Podría poner mi churrería al lado de tu carpa y así la gente aprovecha para ver la actuación con un chocolate caliente! —por mucho que pudiera imaginarse que las cabriolas del italiano venían de alguna parte… no podía creer que realmente viviera en un sitio como aquel. ¿Usarían animales de verdad? ¿Eso no estaba prohibido?

Aquel tren de pensamiento murió en sus labios cuando Nohlem emitió una risa suave por sus ocurrencias. De acuerdo, quizá adoptar a nueve niños era demasiado costoso. ¡Pero es que antes de eso tendría mucho dinero! No es que sus padres tuvieran demasiado, a veces se veía obligado a compartir zapatillas con sus hermanas pero pronto sería tan grande y corpulento que necesitaría calzado propio. Y no quería que sus hijos tuvieran que compartir zapatillas de Hello Kitty. No por Hello Kity, claro, a él le encantaba. Pero a Tabitha le olían tela los pies incluso en invierno.

Mi castillo también tendrá habitaciones para vosotros… —replicó para Ethan, sin atreverse a mirarle directamente por la vergüenza que le dio el decir aquello. Las manos rechonchas del polaco jugaron tímidamente con las sábanas. Tuvo suerte de que las respuestas siguientes del elfito y el medio japonés fueran lo suficiente llamativas como para que se concentrara en ellas, y no en la sangre agolpándose en sus mejillas.

El devenir futuro de Nohlem fue demasiado escueto.

“Pianista”

Vale pero ¿Pianista y qué? Le dieron ganas de preguntar. Pero hubo algo en la manera que el chico se comía el falso techo con la mirada que le frenó a tiempo. ¿Es que no tenía dinero para poder serlo? No le cuadraba pues su familia era adinerada. Y estaría muy guapo tocando en un piano de cola.

Más volvió a quedarse con la mosca detrás de la oreja al escuchar a Ethan. Al principio el niño esgrimió una sonrisa, imaginándose a un hermano con más barba que el muchacho, también alto e imponente. Pero luego solo se detuvo, rematando todo con una sonrisa que no parecía poner un cierre definitivo.

Aniol se revolvió en el colchón, sintiendo una leve incomodidad de desconocida procedencia. Sus dedos se deslizaron con lentitud como un acto reflejo hasta los de Ethan en lo que apenas fue un roce imperceptible. Si le dejaba agarraría su mano con suavidad mientras proseguía hablando.

Los hermanos son… lo mejor —se tomó unos segundos para procesar qué es lo que quería decirle a Damian—. No todos se parecen entre sí… pero eso no importa. Algunos hermanos no son de la misma madre, ni del mismo padre. O eso creo. Mi padre dice que algunos hermanos no tienen por qué ser hermanos —sonrió.

_________________________________________

"Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Son Un Sentimiento Suspendido En El Tiempo, A Veces Un Evento Terrible Condenado A Repetirse."

"Deja Que Tu Fe Sea Más Grande Que Tus Miedos."

"¡Se Lo Diré Al Señor Santa!"
Isma
Isma

Ficha de cosechado
Nombre: Damian
Especie: Humano itaiano
Habilidades: Agilidad, dibujo, espontaneidad
Personajes :
Síntomas : En ocasiones se desconcentra con más facilidad.
Armas :
  • Adam: Cimitarra y cuerpo de caballo. La incomodidad
  • Damian: Dientes
    Daga

Status : muñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñones
Humor : ajjaj

Entre sedas y tules - Página 2 Empty Re: Entre sedas y tules

27/09/23, 11:09 am
Cuando Nohlem manifestó lo que quería ser de mayor, Damian lo miró con brevedad algo atraído por la decisión del varmano. Sabía lo que eran los pianos, aunque no vio ninguno en persona quitando alguna que otra foto. Muy gigantescos se le hacían los pianos y ese simple atributo hizo desde siempre que le molasen mucho. Le hubiera gustado al italiano que se hubiese enrollado un poco más con ello, los pianos molan un huevo.

Pero ya esperando la respuesta de Ethan con mucha expectación, acercando la cara como pudo, el chico respondió con una sonrisa. ¿Patos? Ahí torció las cejas un poco, dudoso, pero el resto iba en buen rumbo.

Waaaaooo —exhaló sorprendido, con las comisuras bien alzadas y su mirada muy brillante de curiosidad. No pudo leer la frágil sonrisa de Ethan ni lo que escondía detrás, reflejando en su vista una inocencia bien blanca—. ¡¿Si?! No sabía que los hermanos eran tan complicados, ¿puedo tener los hermanos que quiera?

Lo que Aniol dijo le abrió muchas puertas, demasiadas quizá. Una vez le pidió a su madre un hermanito pero Stefano se encargó de hacer cobrar al niño con una buena regañina, su madre no puso muy buena cara ante esa petición y nunca llegaron a decir el por qué no podía tener hermanos de su mamá.

Yo quiero muchos hermanos, ¡muchísimos! ¡Y yo el mayor eso si! ¡Eh! —vaya idea se le acababa de ocurrir, en un grito ahogado—. ¡¿No podríamos ser todos los de aquí castillo hermanos todos?! ¡Es que me molaría una puta barbaridad!

Ahora quería hermanitos.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Mayor interés por acumular conocimiento.
Status : Prrrr prrrrr

Entre sedas y tules - Página 2 Empty Re: Entre sedas y tules

27/09/23, 11:26 pm
Dulces, circos, castillos y familias numerosas. Él se conformaba -todo desde el filtro de alguien con poder y dinero- con un hijo, una esposa que fuera simpática y un piano, la verdad.

El granta pudo comprobar que en la expresión de Ethan no había tanta tensión como la noche que habían estado solos, haciéndole creer que quizás no odiaba a su hermano, sino viceversa. ¿Por ser diferente, tal vez…? No obstante sus teorías fueron arrastradas calle abajo, a un recoveco más oscuro, cuando la descripción de lo que era un hermano mordió donde dolía. Un hermano te cuida, un hermano te divierte, un hermano te consuela. ¿En cuántas de esas cosas habían fallado en los últimos años? Quizás no hubiera perdido a Kahlo hace un año. Quizás la había perdido hace más.

Y ahí, colándose por el callejón iluminado más cercano, mezclando todos los buenos futuros con el propio, los castillos, los churros y los pianos, Nohlem disociaría de aquella conversación. O eso intentó. Por desgracia sus oídos eran caprichosos, y siempre atendían a lo que menos quería oír. En clases las voces se amortiguaban, pero cuando su madre le recordaba lo decepcionante que podía ser como hijo las palabras eran más claras y afiladas que el cristal.

Los hermanos son lo mejor. ¿Estaba Kahlo viva siquiera? No todos se parecen. Ellos eran dos gotas de agua. Los hermanos son complicados. ¿Le pasaría lo mismo a él? ¿Iba a poder volver a casa?
Sus ojos se quedaron en la esmeralda de su anillo, ese regalo de cumpleaños idéntico al de Kahlo excepto por el zafiro que adornaba el suyo. No era una invención… ¿no? Desde luego el dolor era real. Ladeó discretamente el rostro a un lado, contrario al resto, y ahogó un suspiro exhalando todo lo lento y silencioso que podía. Sus pensamientos por la idea de Damian eran más ácidos que el color amarillo, y aunque la negativa quemaba en su garganta, ansiosa por salir, sabía que no hallaría forma de expresarla amablemente sin que se notase su desagrado. Ninguno allí tenía la culpa de su malestar, pero Santos como deseaba estar en otro lado. No quería ser hermano de nadie más, era un título demasiado problemático y valioso para darlo alegremente, con una le sobraba y hasta ella temblaba como un sueño convincente, pero un sueño al fin y al cabo. Tragó saliva, tomó aire y volvió el rostro al frente. No tenía ni ánimos para corregir la palabra mal sonante del pequeño.

Sería… un poco raro —consiguió decir, con la sonrisa más apática que había esbozado hasta ahora—. No es tan fácil, ser hermano de alguien —dejó que el silencio se extendiera, lo justo para que se le ocurriera algo con lo que sonar menos… personal—. Te lo tienes que ganar. Hmm… —miró a Ethan un segundo, solo por dejar claro a quien se dirigía. Después volvió a sus anillos—. ¿Cómo es que no sabes a que quieres dedicarte? Algo habrá que te guste… ¿no? Diseñador de castillos, a lo mejor…

Y bendito fuera ese bostezo. Con suerte el gesto hacía pasar su muerte emocional por cansancio.

_________________________________________

♪♫♬:
Raven
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación
Personajes : Ethan: Humano, Ingles/Japonés 1.75

Síntomas : En ocasiones, se le desenfocará brevemente la vista.
Armas : Ethan Lanza partesana y una daga

Status : Ciego y cojo, el chiste se cuenta solo.

Entre sedas y tules - Página 2 Empty Re: Entre sedas y tules

28/09/23, 06:53 pm
Sin saberlo Aniol le estaba ofreciendo uno de los mejores consuelos que podía regalarle, uno que no necesitaba más que palabras y una promesa vaga. Ethan asintió en silencio creyendo por un momento que aquella infantil idea podría ser una realidad, se sumió en el confort de sentirse querido aunque en parte sabía que aquello no era más que un burdo engaño. No existía ese castillo, ni Aniol podría darle un lugar al que llamar hogar. Cuando toda esa pesadilla pasase y hubieran superado el escabroso juego simplemente regresaría con su familia. Todos intentarían remendar unas vidas desechas en el alivio de una normalidad recuperada y mientras para algunos eso significaba volver a tener un plato en la mesa y una fogata recién encendida para otros significa una soledad tan abrumadora como las noches del sitio.

Se sentía horrorosamente egoísta por querer un poco más del polaco, por querer aferrarse al cuento del que hablaba y por pensar que sin poder llegar a reemplazar a sus hermanas podría ser un buen sustituto. No eran más que los pensamientos desesperados de quien deseaba ser añorado, de quien necesitaba importarle a alguien, aunque irónicamente sabía la condena que traía escrito todo eso.

-A mi no me importaría vivir en tu castillo. -Le respondió en apenas un murmullo a medio camino entre hablar para sí y atreverse a compartirlo en alto.
Y si no había bastado con aquel consuelo, encontró otro en la gentil caricia que Aniol le dedicó, envolvió la pequeña mano del niño como si quisiera protegerla del exterior a pesar de que era él quien necesitaba su apoyo. Era ridículo verse tan vulnerable como para que le tuviera que ayudar un compañero de apenas diez años pero en ese momento en privacidad, donde lo que hablaran se quedaría atrapado entre sedas y tules se permitió ese pequeño capricho. Fue un pequeño apretón, un gesto sutil que no buscaba más que reafirmar que seguía ahí y solo eso bastó para tranquilizar las espesas aguas.

Gracias a eso pudo navegar mejor por la inocencia torpona de Damian, evitar que su pedido le hiciera naufragar como una ola desafortunada y que en las turbulentas corrientes marinas encontrara algún hilo por el que seguir hasta encontrar tierra segura. Aniol no lo sabía pero no necesitaba de castillos y coronas para ser toda una princesa, porque él no sería todo un pueblo, pero ya había ganado su corazón.

Durante la conversación se mantuvo en silencio, conseguido el avance sin incidentes, no es que el cambio de tema le hiciera mucha gracia pero definitivamente era mejor. Después de perder a un hermano no tenía ni hueco, ni ánimos para ceder ese apodo a nadie de allí.

-No se… -Volvió a decir de forma escueta. A su duda le siguió unos segundos de silencio introspectivo. Era complicado sacar nada en claro, hacía más de un año que había abandonado cualquier idea de carrera. -Antes quería ser bombero o policía pero eh… la pierna me dejó sin muchas opciones que me gustasen y bueno, no sé, no me plantee mucho más.

Intentó reírse, apenas un resoplido escueto y mustío ante la idea de crear castillos. Al menos esa idea parecía más real que cualquiera de sus metas, que puestos a, no existían.

>>Supongo que haría algo tranquilo, lo siento soy un poco aburrido. -Volvió a reírse, solo que esta vez si se le noto más animado al respecto.- Quiero decir jo. ¡Me habéis puesto el listón altísimo! Ser circense tiene que ser muy divertido y pianista es muy interesante y bonito, hasta ser churrero es genial, yo no puedo competir contra eso. Aunque ahora me da pena, ojalá tener un piano o chocolate, mataría por tener un poco de música en el torreón y ni os cuento de comerme algún dulce.
Aes
Aes

Ficha de cosechado
Nombre: Aniol
Especie: Humano
Habilidades: habilidad manual, automotivación, olfato fino.

Personajes : Ruth: Humana (Israel)
Demonio de Fuego
Tayron: Humano (Bélgica)
Lémur
Fleur: Humana (Francia)
Siwani
Aniol: Humano (Polonia)


Unidades mágicas : 7/12
Síntomas : Querrá salir más del torreón.
Status : KANON VOY A POR TI
Humor : Me meo ;D

Entre sedas y tules - Página 2 Empty Re: Entre sedas y tules

30/09/23, 05:06 pm
Debido a la cercanía que mantenían ambos, Aniol escuchó a la perfección el murmullo que Ethan emitió a su lado. Parpadeó durante unos segundos, sopesando si lo que había oído era tal o se lo había imaginado. ¿Acababa de expresar que no le importaría vivir con él en su castillo? Infló los mofletes, lleno de orgullo y con una felicidad contenida que parecía luchar por salir a flote. Sus orejas ardieron un poco por la vergüenza y su lengua decidió hacerse un nudo para no estropear aquel momento.

El británico se estaba convirtiendo a ritmos vertiginosos en un gran apoyo para él. Que envolviera su mano regordeta con la suya propia le hacía sentir como cuando se refugiaba al calor de la chimenea en un día especialmente frío. Aún recordaba llegar calado de nieve hasta los huesos y acercarse a la hoguera con una taza calentita para reconfortar el cuerpo. Ethan se sentía así. Después de conocerle no sabía qué regalo pedir al Señor Santa. Excepto que no le pasara nada a ninguno de ellos.

Instantes después la verborrea de Damian hizo que estallara en risitas, ajeno a que Nohlem se mostraba más apático con ese tema en particular.

¡Que no los puedes coleccionar como a los Pokemon! ¡Hombre! —le diría, adoptando el tono propio de una persona de más edad que le explicaba algo obvio a un niño pequeño. A pesar de ello el polaco sintió ternura por el italiano, sabía exactamente a qué se refería y si todo iba bien… quizás un hermano aún era pronto… pero podían ser buenos amigos. ¿Se conformaría Damian con eso?—. Seríamos una familia muy rara… —añadió sin embargo, siguiendo la estela del circense con diversión—. Como la familia Addams.

Aniol agradeció que el varmano repitiera su pregunta, él también se había quedado con las ganas de que Ethan se abriera un poco más.

¡Justifica tu respuesta! —exclamó, imitando uno de los enunciados de su último examen del colegio. Tras quedar maravillado porque el granta se sumara a sus ensoñaciones de castillos, al churumbel le costó quitarle la mirada tras advertir que el chico parecía estar siendo consumido por el sueño. Quizás estaba aburrido, debía ser eso—. Oh… —murmuró, no queriendo dotar de negatividad al hecho de que Ethan ya no pudiera ser bombero o policía. No sabía si le pegaba mucho. Así que decidió dar su pequeño granito de arena para animar el cotarro—. MMMMM… ¿Algo tranquilo? ¿¿Como las personas que trabajan en un SPÁ y dan masajitos relajantitos?

Se incorporó de manera súbita, apartándose la melena a un lado y pasando los dedos por sus cabellos como si se tratara de un peine que deshacía enredos. Su otra mano quedó inmóvil, mientras el medio japonés le sostuviera no pensaba deshacer el contacto.

¡Ya sé! ¡Serías un buen profesor! Se te da bien hacer entender… creo… ¡Y Nohlem también! ¡De música! ¡Hasta tiene gafas de profe! No se sí es algo relajado como lo que dices pero… —el ceño del pequeño se frunció y sus labios se estiraron formando una extraña mueca de duda y aspiración—. Seguro que Damian es de los que tiran bolas de papel en clase pero… si me porto bien… ¿Podrías enseñarme? Si me voy a quedar aquí un AÑOOO ENTERO…

Sus compañeros no tardarían en adelantarle. Aquello le hizo reflexionar de nuevo sobre lo lejos que se encontraba de su aula, de sus amigos y de sus padres. Pero metió aquel pensamiento en el retrete y lo arrojó al mar en un sorprendente gesto resolutivo.

_________________________________________

"Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Son Un Sentimiento Suspendido En El Tiempo, A Veces Un Evento Terrible Condenado A Repetirse."

"Deja Que Tu Fe Sea Más Grande Que Tus Miedos."

"¡Se Lo Diré Al Señor Santa!"
Isma
Isma

Ficha de cosechado
Nombre: Damian
Especie: Humano itaiano
Habilidades: Agilidad, dibujo, espontaneidad
Personajes :
Síntomas : En ocasiones se desconcentra con más facilidad.
Armas :
  • Adam: Cimitarra y cuerpo de caballo. La incomodidad
  • Damian: Dientes
    Daga

Status : muñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñones
Humor : ajjaj

Entre sedas y tules - Página 2 Empty Re: Entre sedas y tules

02/10/23, 10:29 pm
Lo de los hermanos ciertamente lo tenía loco de ilusión. No sabía lo que se podía sentir teniendo uno y se puso a pensar en algunos escenarios de forma divertida con una agradable sonrisa en su cara. Si tuviese un hermano, ¿lo querría más pequeño o más grande que él? Tener un hermano mayor sería muy guay, tener a alguien como Connor de hermano le molaba muchísimo al italiano. Sin embargo tiraba más por la idea de tener un hermanito al que enseñarle cosas y ser su guía, inconscientemente elegido para inflarse más en tu tonto ego infantil de sentirse superior al resto.

Y de verdad no le importaba tener de hermanos a todos los del castillo, le encantaba la idea y la veía como un juego muy divertido al menos para simularlo. Tendría hermanos de todo tipo: Hermano perro, hermano lagartijo, hermana tía tocha, hermano con cresta, hermano de dos ojos distintos, hermano mejor amigo, hermano con morro de gato, hermano vietnamita, minihermano, hermana cornuda, hermano fideo, hermana dormida mediotonta, todo tipo de hermanos. Eso le hizo menear la cabeza feliz con sonrisillas por lo bajo, en su burbuja de pensamiento.

¡JAJAJAJAJA! —el circense no pudo evitar carcajear bien alto cuando escuchar a Aniol decir eso—. ¡Yo los colecciono hombre, como los Porkemon esos! ¡Más mejor! —había escuchado la palabra pero ni idea de que eran esas cosas que comparó con coleccionar. Se encogió de hombros durante el ataque de risa, dejándose llevar—. ¡Rara pero putamente feliz, es lo que importa coño! —eso si que le emocionó para bien, sintiendo una extraña calidez que llegaba a sentir con su familia, su circo, esta vez proyectado en unos desconocidos que le traían sentimientos… hogareños. Eso último se le reflejó en un sonrojo tonto, de pura felicidad, alegre de que la conversación haya tomado un buen rumbo—. ¡Bah Nohlem, tampoco te lo tomes tan en serio macho! ¡Tan solo me hacía ilu cojones! —sacó la lengua burlón a Nohlem para volver de nuevo a Aniol—. ¡Bua la verdad que eso ni idea de lo que es, los Adam esos! ¿Qué coño es un Adam, una familia? ¿Es famosa?

Después de esa ronda de preguntas que no estaba demasiado seguro de si se la iban a responder, tampoco le quitaría el sueño no saber eso, atendió a la insistencia de Nohlem con el tema de Ethan y a lo que se quería dedicar de más mayor. Cruzó las piernas, agarrándose los pies en un meneo adelante-atras que era lento pero constante.

Uuuu, ¡diseñar castillos moooola! —eso le molaba mogollón, diseñar tu propio castillo y que lo construyan sonaba molón—. ¡Tenéis cara de listillos así que de profesor sí me pega de cojones para vosotros! ¡Tú también Aniol! ¡Profe de los churros, el churrero supremooo! —soltaba lo que se le venía en coco, toda la información sin tamizar ni un poco—. ¡Hombre es que somos unos putos máquinas! ¡Pero tío, lo que te propongas palante coño! ¡Si quieres te hago un hueco en el circo y le digo a mi mamá que te meta! —ofreció a Ethan con un par de buenas palmadas brutas a su espalda sin perder su sonrisota.

Con el comentario de Aniol hacia él se giró preparado para refutarlo a su manera, sacando morros—. ¡Oye, que yo aprendí a sumar y restar el año pasado, he aprendido cosas así que me porto de puta madre! Bueeeno… ¡Solo me regañó Stefano una vez, que le tiré una bola de papel en toda la cara jajajajajajaja! ¡No veas el cabreo que tenía encima, la que me cayó jajajaja! —por su reacción poco arrepentido parecía con ello pero estaba ciertamente orgulloso con saber sumar y restar—. ¡A mi me enseñáis cosas también eh! ¡OOOHHH! —le agarró la mano al polaco de pronto, dando unos meneos toscos a su mejor amigo muy emocionado— ¡Aniol es como una excursión deee aprender cosas de música y esas mmmmierdas! ¡Vaya vacaciones tío: nos darán poderes, hay comida para reventar, un castillo que flipas Y ENCIMA NOS ENSEÑAN COSAS GUAPAS! —ya por pura espesura o por un mecanismo de defensa de su cuerpo poco pensaba en los peligros que vivió, aparte entrenar bajo la tutela de Kalna y Rag le daba una valentía bastante ciega, al fin y al cabo él se lo estaba currando.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Mayor interés por acumular conocimiento.
Status : Prrrr prrrrr

Entre sedas y tules - Página 2 Empty Re: Entre sedas y tules

03/10/23, 01:39 pm
Los ojos del varmano se redondearon peligrosamente por un momento antes de regresar a su afilada verticalidad de siempre, acribillando a Damian con la mirada y nula expresión cuando este le habló. Ver reflejado en él a un yo más joven ahora quedaba ridículamente lejos, y es que cada insulto innecesario tiraba de su oreja derecha hacia abajo, la misma dirección que tomaban sus ojos esquivos con una incomodidad que solo sentía cuando se cruzaba con alguien que no le caía bien o los prejuicios de su crianza más clasista le distanciaba de aquellos como Damian. No eran solo las palabras malsonantes o la falta de modales del pequeño, mucho venía arrastrado de antes, pero que poco ayudaban los añadidos.

El tema que él mismo había rescatado salvaba, pero incluso así se notaba poco receptivo por la extraña inquietud que había anidado en su pecho. No le quedaba otra que quitar las ramitas pacientemente.

Ah. ¿Por eso hacías deporte? —preguntó a Ethan en un tono distraído. No pasó por alto que el chico se menospreciase llamándose aburrido, pero poco le importaba ahora. Él tampoco estaba para tirar cohetes y ni siquiera su cumplido por pianista resultó en más que la sombra de una sonrisa—. Hm.

La idea de Aniol fue como un rayo de sol, no porque ser profesor le atrayese sino por la inocencia que resumaban sus motivos. Una sonrisa más propia le llenó las mejillas, interrumpida por los suspiros exasperados que le proferían las desagradables formas de Damian. Por los Santos anónimos, ¿podían ser mas chabacanos los pobres? ¿Cómo educabas a un niño así? "Es de un circo", se dijo como si fuera evidente, con desdén. Y pensar que a él le habían pegado por mucho menos...

Por favor, ese lenguaje... —suspiró otra vez.

"Es un trabajo relajado si los alumnos son buenos" pensó, mordaz. Mejor si se estaba calladito y cerraba los ojos. La ilusión de los dos menores no era mala, ni siquiera el amargor que le dejaba oír llamar "vacaciones" a un secuestro horripilante, si acaso en su inocencia hallaba el alivio de que lo peor no les estuviera salpicando todavía. Por eso mismo Nohlem se esforzó en relajar sus hombros tensos, contar hasta 3 y apartarse de algo en lo que no se sentía involucrado. No porque no tuviera instrumento alguno, sino porque no era buen alumno. No iba a ser buen profesor.

_________________________________________

♪♫♬:
Raven
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación
Personajes : Ethan: Humano, Ingles/Japonés 1.75

Síntomas : En ocasiones, se le desenfocará brevemente la vista.
Armas : Ethan Lanza partesana y una daga

Status : Ciego y cojo, el chiste se cuenta solo.

Entre sedas y tules - Página 2 Empty Re: Entre sedas y tules

04/10/23, 02:24 am
La propuesta de Aniol le sacó una ligera risa sin llegar a perturbar la sonrisa formada en su rostro. No sabía si se le daría especialmente bien trabajar en un Spa, ni le apetecía dar masajes, ni calentar agua para nadie pero solo la idea le mantuvo entretenido. No le importaría un trabajo terciario, ayudar a gente o atenderla de manera educada, sería ser servicial, colaborar en la medida de lo posible.

-Profesor… -Ethan jugó con la profesión, saboreándolo en su paladar un tanto distraído. Estaría bien enseñar a ambos peques aunque dudaba que mantuvieran un mismo nivel. Al menos sería una distracción de todo lo que estaba sucediendo. No sería su trabajo idóneo pero si eso les era de ayuda entonces no le parecía mala idea. -Bueno se podría mirar, aunque creo que tendríamos que ponernos en común varios de la casa, no sé si recordaré bien que se tiene que dar a vuestra edad.

Y si Aniol era la gentil brisa de un rocío mañanero en la calma de un bello prado, Damian era la tormenta llena de relámpagos que asaltaba tus pacíficas noches. Hasta él tenía un medidor de aguante en el que ¨ser un crío¨ tenía un límite. Ambos peques desconocían el tema de Nohlem con su hermana, no iba a juzgar eso, pero tampoco le servía de excusa para una respuesta tan desconsiderada. Menos aún cuando no era la primera de la noche y cuando se le había pedido repetidas veces que corrigiera su lenguaje. Que tuviera un mal hogar era un tema delicado, su pasado no parecía haber sido fácil y en su ignorancia encontraba un refugio válido ahora bien, se le estaba tratando de la forma más considerada y respetuosa posible. Si no quería cambiar ya no era un problema suyo.

-Damian, ya. -Respondió cortante, lejos quedaba una sonrisa que había desaparecido tras un agotado rostro. Ethan soltó con suavidad la mano de Aniol para incorporarse y salir de la cama. -Creo que tienes suficiente edad para al menos escuchar, así que presta atención por primera vez en la noche porque no voy a repetirme.

Estaba incorporado, de brazos cruzados en un exterior indiferente de que no pudiera verle entero, su cuerpo quedaba apoyado sobre la puerta con el aire amenazante de lo que eso podía significar.

>>Este cuarto es de todos pero siento que tu no lo consideras así. Ni Nohlem, ni Aniol, ni yo estamos siendo irrespetuosos pero tú acabas de responder de muy mala manera a una opinión de un compañero y no es la primera vez. Te pedimos que bajes la voz y tú has decidido seguir gritando, te pedimos que no seas mal hablado porque nadie de aquí lo está siendo y tu has procedido a seguir siendo faltoso, te pedimos respeto y respondes como te da la gana.

Un suspiro de exasperación cortó el regaño, irónicamente en su tono no había molestía, no estaba enfadado sino cansado y era en esa emoción donde se encontraba una voz extrañamente tranquila.

-Así que si vas a seguir así te recomiendo que te vayas a dormir con Connor que como dices tú también habla mal o con Serena que no se fija en nadie más que en su propia comodidad. -La puerta se abrió con un ligero chasquido a medida que Ethan se apartaba del marcó de la misma como una sutil invitación. No lo quería echar, pero era una advertencia, o empezaba a respetarlos o se buscaba otro sitio para descansar.

-Tu eliges Damian.
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.