Conectarse
Últimos temas
No estamos solos: los otros cosechadosHoy a las 02:18 pmGiniroryuTorreón SendarHoy a las 11:11 amGiniroryuSubterráneosHoy a las 10:11 amSethPrimer sueño de Rägjynn22/05/24, 01:24 pmTakTio, me he rallado21/05/24, 11:21 pmIsma
Estadísticas
Tenemos 203 miembros registradosEl último usuario registrado es LiebreNuestros miembros han publicado un total de 52072 mensajesen 1057 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Ir abajo
Tak
Tak
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Airi
Especie: Sanaí
Habilidades: Habilidad manual, memoria, imaginación.
Personajes :
Gael/Koval: fuego fatuo terrícola.
Kin: demonio raigaurum irrense.
Ayne: anima sinhadre.
Eara: sinhadre sin esencia.
Nime: demonio mineral libense.
Iemai: cercana, fallecida.
Airi: sanaí.


Unidades mágicas : 5/8

Síntomas : Tendencia a alargar sus baños.

Armas :
Gael/Koval: espadas rectas, maza y quimeras.
Kin: alfanje y guan dao.
Ayne: sable.
Eara: ballesta de repetición.
Nime: dagas.
Airi: diálogo y esconderse.


Status : (ノ☉ヮ⚆)ノ ⌒*:・゚✧

Primer sueño de Connor - Página 2 Empty Primer sueño de Connor

26/03/24, 11:32 am
Recuerdo del primer mensaje :

La conciencia de Connor se ve arrastrada de vuelta a su cuerpo al protestar este contra el contacto frío e incómodo del suelo donde se encuentra tirado. Pedruscos y arena que pertenecen a un entorno desconocido se clavan en su piel incluso a través de la ropa. Un frío húmedo y cortante, propio de una catacumba donde nunca da el sol, cala en sus huesos. El aire hiede a musgo y a tierra húmeda.

Si hubiera que describir en una sola palabra el lugar que ven sus ojos al abrirse, podría decirse que se trata de un coliseo. Sin embargo, se encuentra cerrado o bajo tierra. No hay haces de luz natural que entren por ninguna rendija, sino una iluminación uniforme y artificial del color de las antorchas, sin origen claro, que hace posible ver en todas direcciones como si se tratase del filtro de una película.

Connor se encuentra en la zona central de la arena, frente a la pared de piedra que la separa del primer nivel de palcos. Aunque la estructura todavía se encuentra en pie, muchas piedras se han ido desprendiendo y desperdigando por el suelo. Más arriba, en la semioscuridad, se alzan más y más niveles de gradas hasta que apenas puede distinguirse un escalón de otro. Los distintos niveles están unidos por una red de escaleras, y divididos por las aberturas de los vomitorios.

A la altura de la arena tan solo hay salidas en ambos extremos del ovalo que es el coliseo, dos portones de madera podrida que se caen a pedazos por la humedad y que seguramente sean el acceso más rápido a los pasillos bajo las gradas. Pero lo que más llama la atención es el enorme boquete que se abre en el centro mismo de la arena, revelando que bajo esta se oculta un hipogeo, pero inundado hasta arriba de agua turbia.

El lugar puede parecer abandonado, dejado al azar ante los estragos del tiempo, pero no lo está. Al menos, no en ese momento, cuando dos pares de pasos resuenan en el primer nivel de las gradas, emergiendo desde la salida más cercana a donde se encuentra Connor. De los dos hombres que se aproximan al borde, solo uno, el más joven, le dedica un saludo burlón, llevándose un par de dedos a la frente en cuanto le ve. Ambos tienen la cara tan cubierta de cicatrices que sus expresiones aparentan toscas. El de pelo largo lleva el rostro cubierto de heridas de bala, y el de más edad lleva un intrincado dibujo de navajazos por todo su cuerpo. Connor podrá reconocerlos perfectamente pese a su deformidad. El porte, los gestos… pero sobre todo las cicatrices, ya que en el pasado fue él mismo quien se las hizo.

—¿Pensaste que no nos volverías a ver, eh, cabrón? —pregunta la voz inconfundible de Markus, que está haciendo crujir su puño derecho.
Roderick le hace un gesto para que calle, dando a entender que cuanto menos abra la boca, mejor. Cuando es él quien habla, lo hace de forma contenida y relajada, como lo haría alguien que tiene todo bajo control.
—Hace mucho tiempo que mataba por verte así. El perrito faldero de Eva, solo, desarmado… Tus buenos tiempos ya quedan lejos, ¿eh?

Sus labios esbozan una sonrisa torva, deformada por las cicatrices. Mirarlo desde su posición privilegiada parece causarle un placer que no puede ni pretende ocultar.

Seth

Ficha de cosechado
Nombre: Connor
Especie: Humano
Habilidades: Fuerza bruta, inmutabilidad, rapidez mental

Primer sueño de Connor - Página 2 Empty Re: Primer sueño de Connor

02/04/24, 09:04 am
Connor trepó por el muro medio derruido que daba a las gradas vacías, dejando tras de sí tanto a vivos como a muertos. El motero se repetía así mismo que había valido la jodida pena, que eran su familia y había hecho lo necesario para salvarlos... Y aunque así lo creía eso no le libraba de sentirse también un puñetero cabrón. Como todo lo que tenía que ver con el club nada era blanco y negro, sino gris. Solo lamentaba que sus compañeros de torreón hubieran estado en el otro lado de la balanza...

No. Tenía que centrarse, joder. No podía pensar en aquello, ahora no.

Con pasos a medio camino entre las prisas y la precaución, Connor llegó hasta el pasillo por donde habían desaparecido Markus y Roderick con la adrenalina disparada a la espera de la puta acción. Pero allí no había nadie y ni siquiera huellas que le guiaran. Sola piedra solitaria y ajena a lo ocurrido en aquel coliseo. Siguió avanzando con ojos vigilantes y cuerpo tenso cuando al par de minutos algo le hizo detenerse. Dos pares de pasos apresurados encima de su jodida cabeza. Roderick y Markus...

-Hijos de puta...- El rostro de Connor se torció de rabia otra vez mientras aumentaba la velocidad hasta la escalinatas que había en el fondo del pasillo y que ascendían al piso superior, corriendo con el pulso acelerado. Tras aquellos pasos apresurados de arriba no podía permitirse tener cuidado o ser sigiloso, porque no sabía si le tenían algo más preparados a sus hermanos moteros de las celdas. Tenía que pillarles cuanto antes.
Tak
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Airi
Especie: Sanaí
Habilidades: Habilidad manual, memoria, imaginación.

Primer sueño de Connor - Página 2 Empty Re: Primer sueño de Connor

05/04/24, 12:59 pm
Cuando Connor echa a correr y el eco de sus pasos retumba por los vomitorios, los otros pares de pasos se silencian durante un momento, si es que el Wyvern llega a percibirlo. Después cambian de dirección y se apresuran, pero Connor es más rápido, y su empeño en perseguirlos lo lleva a acercarse cada vez más, hasta dar con el origen del sonido en un corredor en la planta superior.

No podían ir muy lejos, porque sus pasos eran cortos. No pudieron huir de él porque estaban igual de perdidos, maniatados y con vendas cubriéndoles la boca. No eran Markus y Roderick, ni siquiera eran otros Wyverns. Solo eran Aniol y Damian, encogidos por el miedo. Los ojos del italiano se desorbitaron al verle llegar corriendo y su culo dio en el suelo del susto. Aniol cayó a su lado, pero para tirar de él y tratar de levantarlo, empujándolo con urgencia como podía con sus manos inmovilizadas.
Seth

Ficha de cosechado
Nombre: Connor
Especie: Humano
Habilidades: Fuerza bruta, inmutabilidad, rapidez mental

Primer sueño de Connor - Página 2 Empty Re: Primer sueño de Connor

06/04/24, 10:19 am
El pulso acelerado de su corazón era como un puto tambor que marcara el ritmo de sus rápidos pasos en carrera. Porque eso era jodidamente lo que estaba haciendo, correr y correr en busca de unos cabrones que no sabía lo que podían tener preparado. Puede que no fuera el mejor plan del puñetero mundo, pero a esas alturas Connor estaba lo suficientemente desesperado como para dejar de pensar y solo dejarse llevar por su puto instinto. Y ese le decía que siguiera corriendo, alcanzara a Markus y Roderick y luego les reventara la cabeza antes de salvar a sus hermanos del club.

-¡DEJAD DE CORRER, COBARDES DE MIERDA!- Gritó fuera de sí mientras los oía intentar alejarse todo lo que podían de él. Su rostro estaba torcido a medio camino entre la rabia, el esfuerzo de dar todo de sí en aquella persecución y el triunfo por sentir que los estaba alcanzado. Finalmente el origen de ese par de pasos se dio a conocer... Y Connor casi frenó en seco ante aquella imagen.

No eran Roderick y Markus. No eran más Wyverns. Eran Aniol y Damian. Maniatados y amordazados. Corriendo por sus vidas y el puto miedo ensombreciendo sus rostros. La boca de Connor se abrió un poco por la sorpresa al verlos así, al igual que sus ojos... Y dentro de él sintió otra amalgama de emociones que le abrumó nuevamente. Alivio y alegría al verlos vivos, al ver que tenía razón. Rabia por lo que les habían hecho... Y culpabilidad por lo que había hecho él mismo y que la enemistad con Roderick y Markus les hubiera salpicado.

-Joder...- Susurró afectado por todo aquello mientras daba un par de pasos hacia ellos.- No sabía que eráis vosotros, yo... Tranquilos... Soy yo, ¿veis? Tranquilos....- Terminó por acercarse a los dos pequeños con las manos un poco alzadas en un intento por relajarles. Connor se arrodilló ante ellos con el corazón en el puto puño por verlos así y sus ojos danzando del polaco al italiano y viceversa, ceño fruncido y expresión preocupada. - Vale, no os mováis... Voy a quitaros estas mierdas de aquí...- Rápidamente empezó a desatarles aquellas cuerdas y vendas que les impedían moverse y hablar con libertad, sin dejar de mirar en todas direcciones por si aparecían Roderick y Markus. Sin embargo, en cuanto estuvieron libres Connor olvidó toda cautela y los atrajo hacía así en un rápido abrazo.- Lo siento, joder... Yo... Estáis bien, estáis bien...- Murmuró con un tono de voz aliviado mientras les apretaba, luego no pudo evitar fruncir el ceño por la duda y separarse suavemente de ellos.- ¿Estáis bien, verdad? ¿Os han hecho daño esos cabrones? - Tras sus preguntas Connor les empezaría a echar unos rápidos vistazos preocupados en busca de heridas, con sus manos aún apoyadas en los hombros de los críos para mantenerlos cerca y sobre todo para intentar tranquilizarles.
Tak
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Airi
Especie: Sanaí
Habilidades: Habilidad manual, memoria, imaginación.

Primer sueño de Connor - Página 2 Empty Re: Primer sueño de Connor

07/04/24, 07:32 pm
Aniol pega un último tirón fuerte que consigue levantar a Damian justo cuando Connor se cierne sobre ellos. Al arrodillarse, ambos se quedan paralizados mirándole con los ojos anegados de pánico y lágrimas. El sobresalto es evidente cuando Connor les toca para liberarlos, pero se quedan quietos, casi sorprendidos, mientras se ven liberados de sus ataduras y mordazas.

Es al recibir el abrazo inesperado cuando Aniol comienza a revolverse y Damian a escurrir su cuerpo elástico entre los brazos para apartarse de él.
—¡Suelta, capullo! —chilla el italiano, dando un último empujón hasta liberarse.
—¡No me toques! ¡No me toques! —protesta Aniol—. ¡Te odio! ¡Por tu culpa…!
Sus ojos se cruzan un instante con los de Connor. Miedo, furia, dolor. No es la mirada de desconfianza de cuando no se conocían, sino la mirada de quien sabe lo que ha hecho. De alguien que lo ha visto todo desde lo alto de las gradas, inmovilizado y sin poder gritar por culpa de la mordaza.

Entonces Damian tira de él y echan a correr hacia las escaleras cogidos de la mano.
—¡A lo mejor aún están vivos, vamos, vamos, rápido! —apremia. Su voz hace eco por los corredores de piedra, igual que el golpeteo de sus pasos.
Seth

Ficha de cosechado
Nombre: Connor
Especie: Humano
Habilidades: Fuerza bruta, inmutabilidad, rapidez mental

Primer sueño de Connor - Página 2 Empty Re: Primer sueño de Connor

09/04/24, 04:33 pm
A pesar del alivio que podía sentir en una situación como esa, las cosas no tardaron en torcerse. Había visto los rostros descompuestos y las lágrimas de Aniol y Damian y rápidamente lo había relacionado con todo lo que tenían que haber sufrido. Capturados por dos desconocidos peligrosos y sin tener ni puta idea de dónde estaban o cómo habían llegado hasta allí... Pero no tardó en darse cuenta de lo jodidamente equivocado que estaba cuando el abrazo no solo no fue correspondido, si no que además fue rechazado con energía tanto por el italiano como por el polaco.

-¿Qué...?-
Fue lo único capaz de murmurar con el ceño fruncido por la confusión mientras veía con sus propios ojos a Aniol revolviéndose y a Damian escurriéndose gracias a su delgado cuerpo. Los insultos del segundo fueron como putas balas cuyo motivo aún no había logrado descubrir... Sólo pensaba que debía estar asustado todavía y jodidamente fuera de control.- Damian tranquilo, joder. Soy Co...- Su boca se cerró y se quedó en silencio, mudo y con falta de palabras antes las pronunciadas por Aniol y su mirada reveladora cargada de miedo y odio. Quién esclareció la puta verdad detrás de aquel comportamiento. "¡Por tu culpa...!" Así que de eso se trataba. Lo habían visto. Le habían visto hacerlo... Joder. ¿Y quién cojones podía culparles por reaccionar así? Había tenido que tomar una decisión y eligió a los Wyverns... A los suyos. Pero para aquellos críos Räg, Szcheniak, Ethan, Nohlem... Eran los suyos tras todo ese tiempo sobreviviendo juntos. ¿Y acaso no lo habían sido para él también de alguna jodida forma? Ojalá nunca se hubieran visto involucrados... Ojalá Roderick y Markus no le hubieran obligado a participar en ese puto juego enfermizo. Obligado a tener que matarles...

Connor parpadeó varias veces, asimilando las palabras lanzadas en su contra y el hecho de que hubieran visto algo tan puñeteramente monstruoso por parte de él. Podía soportar hacer algo así por el club, pero no que Aniol y Damian lo hubieran visto... Su mirada aturdida y danzante entre ambos críos acabó por bajar, donde quedó fija en la sucia piedra de aquel pasillo del coliseo. Una parte egoísta sentía rabia por todo ese odio hacia él, la mayor parte mucho más racional solo vergüenza y asco de sí mismo... Pero sobre todo pena y dolor por todo lo que estaba ocurriendo. No sabía qué decir ni mucho menos qué hacer. Así que se quedó así. Aún arrodillado y en silencio mientras observaba a Aniol y a Damian hablar del resto de compañeros y salir corriendo. Hablar de jodidas esperanzas de que ellos aún podían estar vivos... Lo que hacía que todo fuera más difícil aún.

Fue solo unos segundos después, cuando los críos habían recorrido casi la mitad del pasillo, que Connor se obligó a reaccionar. No podía dejar que vieran al resto ahogados en esa puta jaula... Y desde luego no podía dejar que fueran por allí solos. No con Roderick y Markus en alguna parte.

-Joder...- Masculló con el rostro compungido por la preocupación y la tristeza, para luego suspirar y fruncir el ceño en una mirada algo más concentrada y decidida. Se levantó todo lo rápido que pudo y empezó a correr tras ellos.- ¡Esperad! ¡Es peligroso, joder! ¡Tenéis...! ¡Tenéis que confiar en mí...!- Gritaba el motero a la par que seguía corriendo por el pasillo y se iba acercando. No tardó mucho en alcanzarlos antes de que llegaran a las escaleras y les agarró de las muñecas. No con demasiada fuerza como para hacerles daño, pero lo justo para impedirles avanzar y que se vieran quizás obligados a escucharle. - Esperad, por favor cojones...- Murmuró todavía casi sin poder mirarles a la cara y manteniendo su agarre.- Es... jodidamente peligroso ir solos por aquí, ¿vale? No sabéis de qué son capaces esos cabrones, y la verdad es que yo tampoco puedo estar seguro de saberlo... Ya no sé una mierda...- Su tono de voz era sincero e intentaba ser tranquilo, al menos todo lo que podía estarlo en una situación así. Si los críos intentaban zafarse o protestar Connor haría oídos sordos mientras seguía hablando.- ¡Pero tengo que sacar de aquí a los míos y a vosotros, joder...! Y no puedo hacerlo si está cada uno por un puñetero lado...- Era evidente que Connor no sabía muy bien qué decir ni mucho menos expresarlo. No podía irse de allí con los niños y dejar atrás a los Wyverns porque sabía que cuando volviera ya estarían muertos, pero tampoco podía seguir adelante sabiendo que Aniol y Damian andaban por ahí solos.

Connor suspiró mientras cerraba los ojos y negaba con la cabeza, aunque su agarre seguía intentando mantenerles en el sitio. Abrió los ojos nuevamente ésta vez sí buscando el contacto visual.

-Lo siento, joder... Lo siento... Puedo explicarlo todo... Yo...- Dijo con toda la culpabilidad que sentía antes de volver a quedarse sin palabras. Suspiró otra vez y habló más decidido, aunque no carente de dolor.- Podéis odiarme todo lo que os dé la puta gana, ¿vale? Pero tenéis que venir conmigo. Esos cabrones nunca nos dejarán en paz y yo tengo que terminar con esta mierda... Es más seguro si estáis conmigo, joder... Al menos mientras no sepa donde están esos dos... Por favor...-
Tak
Tak
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Airi
Especie: Sanaí
Habilidades: Habilidad manual, memoria, imaginación.

Personajes :
Gael/Koval: fuego fatuo terrícola.
Kin: demonio raigaurum irrense.
Ayne: anima sinhadre.
Eara: sinhadre sin esencia.
Nime: demonio mineral libense.
Iemai: cercana, fallecida.
Airi: sanaí.


Unidades mágicas : 5/8

Síntomas : Tendencia a alargar sus baños.

Armas :
Gael/Koval: espadas rectas, maza y quimeras.
Kin: alfanje y guan dao.
Ayne: sable.
Eara: ballesta de repetición.
Nime: dagas.
Airi: diálogo y esconderse.


Status : (ノ☉ヮ⚆)ノ ⌒*:・゚✧

Primer sueño de Connor - Página 2 Empty Re: Primer sueño de Connor

12/04/24, 12:44 pm
Los niños no se giran ni al escuchar la irónica petición de confianza por parte de Connor. No está claro si corren por las vidas de sus compañeros o por las suyas propias, para no acabar del mismo modo, pero corren sin mirar atrás. Solo los brazos de Connor pueden detenerlos cuando los alcanza, y es que les saca demasiado tamaño como para que ninguno de los dos crea que tiene una oportunidad contra él. Aun así se revuelven y se niegan a mirarle a los ojos cuando trata de explicarse. Las lágrimas ruedan ahora por las mejillas de ambos, que parecen haber aceptado que no pueden salvar a sus compañeros ahogados.

Las disculpas de Connor hacen temblar a Aniol, que mira con fiereza al suelo, negándole la palabra. Damian, en cambio, clava sus ojos en los del Wyvern con el ceño fruncido y mostrando los dientes.
—Y si vamos contigo, ¿qué? ¿Nos vas a hacer lo mismo que a los demás? —masculla con rabia.
Antes de que Connor pueda replicar, escuchará una risotada retumbar por las paredes del corredor. Podrá reconocer sin problema la voz de Roderick tras ella, sonando  peligrosamente cerca.

Cuando Connor levante la mirada se dará cuenta de que persiguiendo a los niños ha llegado a una sala demasiado grande como para pertenecer al coliseo pero que sin duda forma parte de él. Al otro lado se encuentra Roderick, pero no está solo. Tras él, Markus sostiene en alto un revólver con el que apunta a la cabeza de alguien inmóvil atado a un poste. El pelo blanco y corto le cubre en parte los ojos y la mitad inferior de su cara está tapada por una mordaza, pero la figura rechoncha será tan familiar para Connor que la reconocerá antes incluso de ver el arma que le apunta a la sien. Eva.

—¡Qué irónico que lo diga, Connor! Creo que el crío tiene razón —ríe Roderick—. Si quieres recuperarla —dice, señalando con la cabeza hacia atrás— vas a tener que matarlos. Esta debería ser una decisión aún más fácil, ¿no? Tu salvadora o ellos.
Al hacerle un gesto a su compañero, este envuelve el gatillo con más firmeza y lo mira a los ojos con burla.

Que no puede alcanzarlos antes de que Markus apriete el gatillo es evidente. La distancia que los separa es de unos quince metros. Por si fuera poco, Roderick también tiene algún tipo de pistola en la cintura, y apoya casualmente la mano derecha sobre la culata. Connor no tiene nada más que su cuerpo.
—Tienes cinco segundos para elegir —apremia el antiguo contable de los Wyverns, sonriendo de oreja a oreja.
Seth
Seth

Ficha de cosechado
Nombre: Connor
Especie: Humano
Habilidades: Fuerza bruta, inmutabilidad, rapidez mental
Personajes :
Devoss: Humano (Países Bajos) Licántropo Tigre

Maila: Humana (Hawaii) Bruja de la Arena

Connor: Humano (Canadá)
Unidades mágicas : 8/8
Síntomas : Sufre episodios de insomnio.

Primer sueño de Connor - Página 2 Empty Re: Primer sueño de Connor

15/04/24, 09:46 am
Las reacciones de los niños solo hacían más difícil todo aquello, al ver un dolor que él mismo les había provocado. Sus lágrimas aceptando que el resto ya estaban muertos y no podían hacer nada por ellos. La cabeza gacha y el temblor furioso de Aniol aceptando un destino que el propio motero había causado, la expresión feroz y desafiante de Damian odiándolo con todas sus fuerzas. Connor era realista y a esas alturas no esperaba perdón alguno, aunque una parte desesperada de él lo deseara, solo quería que le hicieran caso y poder empezar a pensar en cómo encontrar a Roderick y Markus y sacar de allí a los Wyverns y a los críos. Las acusaciones del italiano le sacaron de sus pensamientos, provocando que Connor abriera los ojos por la sorpresa y el dolor.

Iba a replicar que eso no era cierto. Que no pensaba hacerles daño ni lo mismo que al resto, pero una parte de él se sentía tan jodidamente miserable solo de pretender defenderse que su boca volvió a mantenerse cerrada y se limitó a negar con la cabeza. De todas formas, antes de que pudiera empezar a decir cualquier cosa una voz salió de las sombras. Roderick.

El cuerpo de Connor se tensó al momento y se dio la vuelta mientras se ponía de pie, para centrarse en el origen de aquella voz y listo para enfrentarlo. La rabia apoderándose poco a poco de él. Pero lo que vio le quitó las putas ganas de pelear. Había una sala demasiado grande para formar parte del coliseo, aunque ahí estaba, y dentro de ella y a unos quince metros estaba Roderick. Pero no iba solo. Markus también se encontraba allí y apuntaba con una pistola a una figura atada a un poste. Una figura imposible de no reconocer. Eva. La respiración de Connor se aceleró presa del más puro miedo, mientras sus ojos danzaban de una silueta a otra casi sin poder aceptar lo que estaba ocurriendo. Y de ese miedo volvió a salir la rabia, ésta vez una más propia de un animal acorralado.

-¡HIJOS DE PUTA! ¡YA LOS MATÉ, JODER! ¡YA TUVE QUE ELEGIR! - Gritó con todas sus fuerzas mientras daba un solo paso para poner a los niños detrás suya. Aquello no podía estar pasando. No podía ser real. NO. NO. NO. Lo que le pedía hacer Roderick era volver a elegir, tomar otra decisión de vida o muerte. Aniol y Damian o Eva. La burla en el tono de voz del italiano o en la expresión de Markus solo avivaban su puñetera mala hostia, deseando poder derribarlos a ambos y vengarse como tenía que hacerse, joder. Hacerles cosas feas y desagradables de cojones mientras Eva miraba. Quizás sí era el perro de Eva después de todo, quién sabe, y ahora mismo solo quería morder y despedazar. Y aún así no podía. Los dos estaban armados y era imposible alcanzarles antes de que dispararan... La otra opción era clara, pero no por eso fácil. Elegir.- Voy a mataros, joder... Voy a mataros...- Repitió inútilmente con una rabia derrotada y débil, mientras agachaba la cabeza y escuchaba que solo tenía unos segundos para decidir. En esos escasos segundos los recuerdos se amontonaron en su cabeza con velocidad. Apretó los puños.

Eva le había salvado de las calles y ya puestos su puñetera vida. Aún recordaba aquella conversación debajo de ese puente nevado, en Canadá. Todo lo que era y lo que no, se lo debía a ella. Le había dado una familia a la vez que le arrebataba la idea de que estaba solo en el mundo. Le había convertido en un Wyvern junto con todo lo que eso implicaba. Hermandad, lealtad, compromiso. Una jefa que los gobernaba con mano de hierro cuando debía hacerse, pero que también era amigable y confiable. No por nada todos eran hermanos en el club. Al verla atada a ese poste su corazón se encogía al tamaño de la jodida bala que amenazaba su vida, y no podía evitar pensar en todas las conversaciones que habían tenido. En el orgullo que significaba saber que era su ojo derecho, aunque ella fuera una puta cabezota que nunca lo admitiría. Eva también le había animado a dar el último paso y convertirse en un monstruo como había dicho, en un Wyvern de pleno derecho: Matar a los dos hombres que tenía frente a él ahora mismo salidos de la puta tumba. En su momento lo único que tenía sentido para Connor era el club, y no fue muy difícil acatar sus órdenes. Porque se lo debía jodidamente todo y estaba encadenado a una promesa.

Al otro lado estaban Aniol y Damian. Habían convivido juntos con el resto un par de meses y aunque eso era una mierda comparado con los diez años que llevaba con los Wyverns, no pudo evitar cogerles cariño. Esperaba que dentro de aquella celda mortal no estuvieran todos sus compañeros, pero sin duda quienes más había esperado ver a salvo habían sido ellos dos. Connor llegó a la ciudad con todo el peso de las lecciones del club en su puta espalda. Todos los malos modos, la violencia, la desconfianza... Aquello le hizo empezar con mal pie con Aniol y Damian y también le enseñó que no quería ser así. Que no quería causarles miedo ni recelo y en cambio podía aprender a abrirse con ellos y mostrarles que no era el cabrón que creían... Ahora mismo eso era jodidamente difícil de negar. Pero al mirarlos no veía una elección fácil. Ninguna elección de aquel día lo había sido. Veía a Aniol robándole el chaleco para hacerle una carta sorpresa de Navidad. Veía a Damian queriéndole enseñar a hacer el pino y hablar con ese entusiasmo del circo que siempre le recordaba a su propio entusiasmo por el club.

Los segundos parecían ir a cámara lenta mientras su mente viajaba a toda velocidad, acompañada de su respiración entrecortada y la desesperación al ver cómo se acababa el tiempo y no hacía nada para impedirlo. Un ligero temblor recorría sin descanso su cuerpo mientras sus ojos danzaban  entre aquellos dos cabrones. Finalmente cerró los ojos unos segundos y negó con la cabeza con pesar y dolor.

-No puedo, joder... No puedo.- Murmuró cuando se acabaron esos cinco segundos, la vista clavada en el suelo y lo puños apretados. Su tono de voz débil y trémulo, suplicante. Alzó la vista para mirar a Markus y Roderick carente de orgullo y rabia.- Por favor, joder... YO os maté, ¿vale? Fui yo... Ni ella ni ellos... Yo os maté, pedazo de cabrones...- Connor volvió a negar con la cabeza, completamente superado por la situación y sin poder elegir a nadie. A nadie excepto a él.- Yo os hice esas mierdas que lleváis... Por favor... Soltadlos a todo y matadme a mí de una puta vez... Haced lo que queráis conmigo, pero... No me hagáis elegir más...-
Tak
Tak
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Airi
Especie: Sanaí
Habilidades: Habilidad manual, memoria, imaginación.

Personajes :
Gael/Koval: fuego fatuo terrícola.
Kin: demonio raigaurum irrense.
Ayne: anima sinhadre.
Eara: sinhadre sin esencia.
Nime: demonio mineral libense.
Iemai: cercana, fallecida.
Airi: sanaí.


Unidades mágicas : 5/8

Síntomas : Tendencia a alargar sus baños.

Armas :
Gael/Koval: espadas rectas, maza y quimeras.
Kin: alfanje y guan dao.
Ayne: sable.
Eara: ballesta de repetición.
Nime: dagas.
Airi: diálogo y esconderse.


Status : (ノ☉ヮ⚆)ノ ⌒*:・゚✧

Primer sueño de Connor - Página 2 Empty Re: Primer sueño de Connor

18/04/24, 01:17 am
La escena desconcierta a los dos niños, que se quedan muy quietos al ver las armas, pero una mirada cómplice entre ellos sirve para prepararlos para lo peor, para lo que pueda hacer Connor. Casi a la vez que él toma, o deja de tomar, una decisión, Aniol y Damian salen corriendo por el corredor que han venido, alejándose de allí a pasos gigantes.

—¿Y qué gracia tiene matarte, Connor? —brama Roderick para responderle, con una sonrisa pérfida que enseña sus dientes—. Muerto no puedo ver el terror en tus ojos, el dolor, o las lágrimas.
La pistola de su cintura está ahora en su mano, apuntando hacia el Wyvern. El sonido ensordecedor de un disparo y el olor a pólvora inundan sus sentidos, pero no siente dolor. El disparo no era para él.
—¡¡Damian!! —chilla Aniol, deteniéndose al lado del italiano, que cae a plomo al suelo con un grito de dolor—. ¡No, no! ¡No me dejes tú también!

Los sollozos de ambos retumban por los túneles a espaldas de Connor. Roderick vuelve a colocar sus manos en posición de apuntar, seleccionando su próximo objetivo, uno que se encuentra más allá de Connor. Markus se remueve con regocijo, apoyando el cañón en la sien de Eva. Su cabeza se deja llevar por la pequeña presión sin ofrecer resistencia.
Seth
Seth

Ficha de cosechado
Nombre: Connor
Especie: Humano
Habilidades: Fuerza bruta, inmutabilidad, rapidez mental
Personajes :
Devoss: Humano (Países Bajos) Licántropo Tigre

Maila: Humana (Hawaii) Bruja de la Arena

Connor: Humano (Canadá)
Unidades mágicas : 8/8
Síntomas : Sufre episodios de insomnio.

Primer sueño de Connor - Página 2 Empty Re: Primer sueño de Connor

21/04/24, 10:23 am
Y el caos volvió a hacerse notar, regocijándose en el dolor y la confusión. Tan pronto como Connor dejó de hablar, o más bien de suplicar, Aniol y Damian salieron corriendo por el pasillo huyendo de todo y de todos. El motero no podía culparles por ello y dentro de él agradeció que fueran capaces de intentar ponerse a salvo cuando él solo se estaba rindiendo ante ellos... <<CORRED. CORRED>> Pensaba mientras solo le daba tiempo a echar un rápido vistazo hacia atrás antes de volver a centrarse en las palabras de Roderick.

-Hijo de puta...- Escupió con los puños cerrados mientras el italiano dejaba claro que no quería matarlo, solo aterrorizarlo y verlo sufrir... La rabia le quemaba por dentro como un puto veneno, pero por mucho que le jodiera Roderick tenía razón. Estaba acojonado y no era solo por él mismo. Tenía miedo por Eva, por los críos, por el resto de Wyverns atrapados en ese coliseo de los cojones. Tenía miedo de fallarles como ya les había fallado a Räg, Ethan, Nohlem o Szheniak y los demás. Miedo de matarlos o dejarles morir... Su cuerpo se tensó en cuanto Roderick desenfundó su pistola y apuntó con ella, sorprendido y paralizado porque fuera a matarlo al contrario de lo que decían sus palabras. Y por segunda vez el caos volvió a hacerse notar, regocijándose de nuevo en el dolor y la confusión. El sonido de la deflagración y el olor a pólvora inundó sus sentidos y Connor pegó un pequeño salto esperando que el dolor no tardara en llegar.

Pero nunca llegó.

Los gritos de Aniol y Damian fueron tan reveladores como la promesa de muerte que traían consigo. Connor se quedó congelado en el sitio incapaz de creer lo que acababa de ocurrir hasta que un par de segundos después se dio la vuelta para mirarlos, armándose de un valor volátil y ligero. Sus ojos abiertos de par en par y su boca entreabierta, sus puños cerrados eran putos martillos de hueso que temblaban sin control alguno. Su respiración agitada como una máquina defectuosa y oxidada... O una a punto de explotar. Su vista clavada en el dolor físico de Damian tirado en el suelo por el disparo. Su vista clavada en el dolor emocional de Aniol que suplicaba que no le dejara solo... Connor dejó salir toda su respiración como si fuera su último y jodido aliento, mientras el dolor de verlos así le abrumaba y se adueñaba poco a poco de cada parte de su ser. Pero de una forma autodestructiva no podía apartar la mirada de ellos... ¿De verdad había estado suplicando que le mataran hace unos segundos? ¿Y dejar solos a Aniol y Damian en aquella ciudad de mierda con la amenaza de Roderick y Markus a cada segundo? No, joder... ¿Era un puto Wyvern, verdad? Su cuerpo empezó a temblar de arriba a abajo sin que pudiera hacer nada para evitarlo, pero al contrario de lo que pudiera parecer no era el miedo quien lo motivaba. Era la ira. Tan explosiva y ácida que su respiración era entrecortada y frágil, absolutamente incapaz de contener la oleada de emociones que le sobrepasaban.

Connor se dio la vuelta lentamente en una expresión deformada por la rabia. Su pecho y hombros subiendo y bajando en un ritmo de baile que conocía muy bien: la puta adrenalina haciendo su trabajo. Sus puños cerrados como tenazas deseando impactar una y otra vez contra lo que fuera. Y en un arranque incontrolable de ira... el caos volvió a hacerse notar. El motero saltó hacia delante en dirección a Roderick en un acto de completa locura y nulo sentido común. ¿Pero acaso podía seguir manteniendo la puta cordura después de todo aquello?

-¡ROOOODEEEEERIIIIIIICK!- Gritó con tanta fuerza que sintió cómo su garganta se resquebrajaba en pedazos cortantes de cristal. Tenía ante él a dos personas armadas con pistolas. Aquello era una puta locura. Pero tras tanta tensión, muerte y dolor... Connor se había roto por dentro y su conciencia había quedado relegada a un segundo plano. ¿Su intención si el factor sorpresa le ayudaba y era capaz de llegar hasta Roderick?

Arrancarle la pistola de las manos antes de que pudiera disparar. Y de paso arrancarle también la puta cabeza a puñetazos.
Tak
Tak
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Airi
Especie: Sanaí
Habilidades: Habilidad manual, memoria, imaginación.

Personajes :
Gael/Koval: fuego fatuo terrícola.
Kin: demonio raigaurum irrense.
Ayne: anima sinhadre.
Eara: sinhadre sin esencia.
Nime: demonio mineral libense.
Iemai: cercana, fallecida.
Airi: sanaí.


Unidades mágicas : 5/8

Síntomas : Tendencia a alargar sus baños.

Armas :
Gael/Koval: espadas rectas, maza y quimeras.
Kin: alfanje y guan dao.
Ayne: sable.
Eara: ballesta de repetición.
Nime: dagas.
Airi: diálogo y esconderse.


Status : (ノ☉ヮ⚆)ノ ⌒*:・゚✧

Primer sueño de Connor - Página 2 Empty Re: Primer sueño de Connor

22/04/24, 01:23 pm
Roderick está listo para apuntar, con munición cargada y el dedo en el gatillo. Pero también disfruta de la reacción de Connor, y se permite esperar al mejor momento, saboreando cada segundo de dolor. Cree tener una ventaja enorme por la distancia, y cuando se dispone a apretar el gatillo para matar también al otro niño ve la cara de Connor. Escucha el grito visceral que parece salir de lo más profundo de sus entrañas y su mano tiembla, a la vez que su expresión delata una pérdida momentánea de seguridad, tal vez abrumado por los recuerdos de su primera muerte.

Se oye la detonación del gatillo apretado por instinto, pero su pequeña vacilación le cuesta la puntería. La bala impacta en la pared a un metro de Aniol, que se encoge en sí mismo haciéndose una bolita.
—¡M-Markus! —llama, pero el otro ya se había puesto en marcha incluso antes de escucharle, interrumpiendo la última sílaba con un disparo de su revólver.

La bala impacta cerca del hombro de Connor, alejada de cualquier punto vital. Roderick recula y empuja a Markus hasta quedar ambos escudados tras el cuerpo de Eva. Roderick trata de volver a apuntar a Connor, pero al cambiar de posición es algo a lo que no tendrá tiempo si este no se detiene; Markus se asegura de volver a posar su arma en la cabeza de la fundadora del club, donde el canadiense pueda verla.
Seth
Seth

Ficha de cosechado
Nombre: Connor
Especie: Humano
Habilidades: Fuerza bruta, inmutabilidad, rapidez mental
Personajes :
Devoss: Humano (Países Bajos) Licántropo Tigre

Maila: Humana (Hawaii) Bruja de la Arena

Connor: Humano (Canadá)
Unidades mágicas : 8/8
Síntomas : Sufre episodios de insomnio.

Primer sueño de Connor - Página 2 Empty Re: Primer sueño de Connor

01/05/24, 10:04 am
El tiempo parecía ir más lento en apenas esos segundos de carrera. El corazón de Connor bombeaba con una fuerza inusitada, como si le animara a seguir cometiendo aquella locura y a mover sus piernas con más velocidad. Porque de eso se trataba: de una jodida y puñetera locura. Correr hacia dos cabrones armados podía ser la peor idea que había tenido nunca, pero llegados a ese punto al motero le importaba dos cojones. Nunca le dejarían salir con vida de aquel lugar, ni a toda la gente atrapada en él. Connor esperaba una rápida respuesta por parte de Roderick... Quizás un disparo a la pierna para intentar detenerlo. Pero cuando vio el miedo en su rostro y el temblor en su mano, joder... Fue como una especie de deja vú de aquella pelea en el granero. El miedo de Roderick antes de ser apuñalado múltiples veces en el torso. Cicatrices que ahora casi mostraba con orgullo. Ver a Roderick asustado le insufló fuerzas para correr más rápido, le dio esperanzas, y cuando el disparo se perdió detrás suya fruto de los nervios del italiano... Connor solo pudo hacer algo mientras se acercaba.

Gritar con todas sus fuerzas. Como solo lo hacen los putos locos suicidas. Sin pararse. Como solo lo hacen los trenes descarrilados.

-¡AAAAAAAAAAHHHHHHHHHH!-
Su garganta estaba rota y despedazada a esas alturas, pero eso importaba poco cuando sabías que alguna bala acabaría por impactar tarde o temprano. Y ese momento llegó cuando Markus le encañonó con su arma, la deflagración retumbó entre las paredes y la bala se alojó cerca de su hombro izquierdo, lejos de cualquier punto vital. No era la primera vez que recibía una herida profunda pero sí la vez que menos la sentía, apenas una molestia comparado con lo que pensaba hacerles. La puta adrenalina tenía sus buenos momentos. Su cuerpo se giró unos instantes hacia la izquierda por el impacto de la bala, pero eso no frenó su avance hacia sus agresores. El problema de dispararle tan cerca a alguien que estaba hasta arriba de adrenalina era que ni de coña ibas a pararlo a tiempo. Podían hacerle daño y destrozarle, pero Connor sabía que iba a llegar. Podía llegar. Tenía que llegar.

Cuando vio a Roderick y a Markus esconderse tras el cuerpo de Eva y a este último encañonarla, Connor no frenó. Consciente de que la suerte estaba echada. Consciente de que Eva podía morir. Consciente de que quizás su rabia había elegido a Aniol y Damian por encima de quién le había salvado la vida. Consciente de que todo eso ya daba igual. No podía parar, no ahora.

-¡AAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHH!-Con un último grito que terminó por partir su garganta en dos, Connor cerró los últimos pasos que quedaban de distancia y saltó hacia Markus y Roderick. Con la intención de llegar hasta sus muñecas y apartar las pistolas de Eva y de sí mismo e intentar forcejear para quitárselas. Estaba empeñado en no parar ni aunque el sonido de los disparos y el olor de la pólvora inundaran la habitación.
Tak
Tak
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Airi
Especie: Sanaí
Habilidades: Habilidad manual, memoria, imaginación.

Personajes :
Gael/Koval: fuego fatuo terrícola.
Kin: demonio raigaurum irrense.
Ayne: anima sinhadre.
Eara: sinhadre sin esencia.
Nime: demonio mineral libense.
Iemai: cercana, fallecida.
Airi: sanaí.


Unidades mágicas : 5/8

Síntomas : Tendencia a alargar sus baños.

Armas :
Gael/Koval: espadas rectas, maza y quimeras.
Kin: alfanje y guan dao.
Ayne: sable.
Eara: ballesta de repetición.
Nime: dagas.
Airi: diálogo y esconderse.


Status : (ノ☉ヮ⚆)ノ ⌒*:・゚✧

Primer sueño de Connor - Página 2 Empty Re: Primer sueño de Connor

06/05/24, 11:39 am
La carrera desesperada de Connor hace entrar en pánico a Roderick y a Markus. La coordinación entre ambos desaparece cuando se dan cuenta de que a pesar de tener todos los cabos atados sus vidas vuelven a estar en peligro. La mano de Markus tiembla cuando retira el revólver de la cabeza de Eva e intenta disparar de nuevo a Connor al ver que las amenazas no lo detienen. Pero este ya está encima de él, y cuando trata de agarrar su muñeca el disparo se pierde contra la pared. Roderick, en cambio, trata de zafarse dándole una patada al poste que sostiene a Eva, que termina por venirse encima de Connor con todo su peso.

Cuando cae contra él, podrá verle la cara a la mujer durante un momento. Tras el pelo, sus ojos están abiertos de par en par, inertes, perdidos. Un hilillo de saliva brilla en la comisura de su labio y tiene dos moratones pintados a ambos lados del cuello, escondidos tras las solapas de su cazadora. Inerte, choca contra Connor, obligándole a forcejear con el cuerpo en vez de alcanzar a Roderick. Si no lo deja ir en el proceso, todavía tendrá agarrada la mano armada de Markus con firmeza.
Seth
Seth

Ficha de cosechado
Nombre: Connor
Especie: Humano
Habilidades: Fuerza bruta, inmutabilidad, rapidez mental
Personajes :
Devoss: Humano (Países Bajos) Licántropo Tigre

Maila: Humana (Hawaii) Bruja de la Arena

Connor: Humano (Canadá)
Unidades mágicas : 8/8
Síntomas : Sufre episodios de insomnio.

Primer sueño de Connor - Página 2 Empty Re: Primer sueño de Connor

15/05/24, 09:52 am
La mente del motero era poco más que un cúmulo de instintos e impulsos a aquellas alturas. En esa escasez de segundos había logrado acortar distancias con Markus y Roderick, ganándose un disparo que apenas sentía gracias a la adrenalina. Y aunque no fuera así no pensaba parar ni de puta coña. El tiempo jugaba en su contra, teniendo en cuenta cómo el revólver de Markus apuntaba a la cabeza de Eva. Sin embargo, tras toda esa rabia que sentía hubo lugar para el alivio cuando presa del pánico decidió apuntarle a él en vez de a la mujer.

Markus y Roderick estaban descoordinados, temblorosos y asustadizos. Y la parte más vengativa y oscura de él disfrutó con esa pequeña tortura que solo anticipaba una mayor que estaba planeando hacerles. Markus terminó por apretar el gatillo ante un Connor que avanzaba como un tren descarriado casi imposible de frenar y ya iba a agarrar su muñeca. La bala se perdió detrás de él sin carne a la que adentrarse y el motero redobló sus esfuerzos como un depredador cuando veía la sangre. Su mano se cerró en torno a la de Markus como una puta trampa para osos, queriendo evitar que le apuntara con el arma de fuego y de paso arrancársela de las manos. Con su otra mano quiso hacer lo mismo con Roderick, pero éste siempre tan astuto, le propinó una patada al poste dónde estaba Eva para zafarse de su agarre.

Connor había recibido muchos golpes en su vida. Pero sin duda ese fue el más duro de todos: Eva estaba muerta. Su cuerpo, poste incluido, se precipitó rápidamente hacia él. Mostrando tras su blanco flequillo una mirada perdida, vacía y carente de vida. Eva estaba muerta. Y fue como si su corazón se parara durante unos segundos. Un hilo de saliva salía de una boca inerte y unos moratones se presentaban en su cuello. En aquellos escasos segundos su cabeza iba a toda velocidad con miles de pensamientos y recuerdos cruzándose entre ellos: La fría mañana que conoció a Eva en Toronto. El largo camino desde allí hasta Texas. Su voz dura como el hierro, inflexible y amenazante. La voz de un Wyvern. Eva estaba muerta. Su voz amigable y cálida en los buenos momentos, dónde decidía mostrar que tras esas escamas de dragón solo era una persona más. Eva estaba muerta. Le había salvado de las calles y dado una familia. Una familia que no había podido proteger... ¿De qué cojones servía llevar los colores del club? ¿De qué mierda servían sus tatuajes?

No tuvo más tiempo para recordar. El poste y Eva impactaron de lleno contra su cuerpo y le obligaron a soltar a Roderick y a Markus para evitar que todo el peso acabara aplastándole. Eva estaba muerta. Él estaba vivo. ¿Por qué? Eva empezó a caer a un lado cuando Connor puso sus brazos en medio para apartarla. Ni siquiera pensaba. Solo era instintos e impulsos. Solo dolor. Su rostro desencajado por el miedo y la angustia de verla en ese estado, su corazón bombeando con tanta fuerza que parecía suplicarle que por favor se muriera de una puta vez y dejara de hacerle sufrir. Ya basta. Su respiración apenas el motor viejo y oxidado de una motocicleta antigua. Algo húmedo empezaba a caerle en el rostro, pero no sabía qué era. En ese par de segundos de cortesía Connor solo tuvo tiempo para dos cosas: Volverse hacia Markus, al cuál tenía algo más cerca y... gritar. Un grito desgarrador y al contrario que los otros carente de rabia o ira. Solo dolor. Solo pena.

-¡NOOOOOOOOOOOOOOO!- El lamento fue el de un cachorro desvalido que se quedaba solo en el mundo. Porque de alguna forma así era. Alguien estaba llorando... Espera... ¿Era él? Estaba llorando... ¿Cuánto hacía que no lloraba? Desde la muerte de Sean... ¿Y qué más daba eso? Estaba muerto. Lo sabía. No creía salir de allí con vida, no tras soltarles las manos. No tras llevarse ese duro golpe. Pero no había nada más peligroso que un animal acorralado o una persona que no tenía nada que perder. Y ahora mismo, Connor se había olvidado de todo. De Aniol y Damian. Del resto del club. Eva estaba muerta. Y si ahora le tocaba a él... Lo haría peleando. El motero se abalanzó hacia Markus olvidándose por completo de Roderick, sus manos apuntando a su cuello. Olvidándose del revólver. Solo quería estrangularlo. Partirle el cuello. Si iba a morir, quería morir matando.

En algún lugar apartado de su mente esperaba que Aniol y Damian ya se hubieran ido. Que hubieran logrado escapar entre la puta confusión. Porque él no iba a ser capaz de salvarles. Ni siquiera estaba peleando por eso, joder.

Ojalá escaparan por su cuenta. Porque él no era el héroe de esta historia.
Tak
Tak
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Airi
Especie: Sanaí
Habilidades: Habilidad manual, memoria, imaginación.

Personajes :
Gael/Koval: fuego fatuo terrícola.
Kin: demonio raigaurum irrense.
Ayne: anima sinhadre.
Eara: sinhadre sin esencia.
Nime: demonio mineral libense.
Iemai: cercana, fallecida.
Airi: sanaí.


Unidades mágicas : 5/8

Síntomas : Tendencia a alargar sus baños.

Armas :
Gael/Koval: espadas rectas, maza y quimeras.
Kin: alfanje y guan dao.
Ayne: sable.
Eara: ballesta de repetición.
Nime: dagas.
Airi: diálogo y esconderse.


Status : (ノ☉ヮ⚆)ノ ⌒*:・゚✧

Primer sueño de Connor - Página 2 Empty Re: Primer sueño de Connor

20/05/24, 12:13 pm
Al caer hacia un lado el poste con Eva, impacta en una de las piernas de Markus, que se desequilibra también. Apenas tiene tiempo de forcejear para intentar ponerse en pie cuando el grito de Connor lo paraliza, exponiéndolo a la acción impulsiva del canadiense.

Roderick entre tanto ha echado a correr y rodea a Connor para desaparecer a su espalda, dejando tirado a Markus, como en el pasado, a su suerte. En cierto modo los hechos se repiten. Las manos de Connor se hunden en el cuello de Markus, impidiéndole respirar. El joven pierde un hilo de saliva, boquea y forcejea, cada vez con menos energía. El revólver se dispara, y una bala penetra en el abdomen de Connor, pero el dolor no es suficiente para apagar su fuego interno. Tal vez, si acaso, lo aviva. Quien comienza a apagarse es Markus; la misma muerte que Eva está viniendo a por él, y llega pronto. Su cabeza cae a un lado y sus pulmones paran de subir y bajar, dejando a Connor con el muñeco inerte de lo que una vez fue su compañero entre sus manos.

Entonces se oye un disparo, y otro más. Solo un balbuceo previo al segundo le hará reconocer la voz de Aniol en él. Después, silencio.

Cuando se gire, Connor podrá ver los cadáveres de Damian y Aniol con sendos agujeros de bala atravesándoles el cráneo. Sus cuerpecillos tirados contra la piedra del suelo no tardarán en enfriarse, en dejar de ser aquellos compañeros de juego que el motero había encontrado en el lugar más inesperado.

Roderick se yergue a su lado, con la pistola aún apuntando hacia abajo. Después la levanta despacio, girándose hacia él.
—Al menos esta vez me aseguré de quitártelo todo. No te daré la satisfacción de matarme una segunda vez antes de que mueras tú mismo.
Connor no tendrá tiempo de llegar a él, no mientras habla. No antes de que la pistola se apoye en su sien y una gran cantidad de sangre y fragmentos viscosos salga disparada por el otro lado.

El cuerpo de Roderick cae inerte sobre los niños, aplastándolos con su peso. Connor podrá ver la escena borrosa, distorsionada. No son solo las lágrimas que habían caído por su cara, sino que la pérdida de sangre empieza a afectar a su consciencia. En su estómago la sangre se mezcla con los jugos gástricos, produciéndole un dolor extremo. No va a llegar a muy lejos, y lo sabe. El grupo de Wyverns que le espera en la jaula van a morir también esperándole. Es cierto que Roderick se lo ha quitado todo.

En el culmen de su agonía, cuando crea que su vida se apaga tras haber decepcionado a todos cuantos conocía, se despertará en la cama de Sendar.
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.