Conectarse
Últimos temas
Primer sueño de AniolHoy a las 10:48 pmAesPalaceteHoy a las 06:30 pmAes¡Eureka!Hoy a las 01:16 pmTakSede de los TaumaturgosAyer a las 11:50 pmKanyumPrimer sueño de Damian20/02/24, 12:12 pmTak
Estadísticas
Tenemos 203 miembros registradosEl último usuario registrado es LiebreNuestros miembros han publicado un total de 51563 mensajesen 1050 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Antiguo Mercado

+21
Reifon
Evanna
Vlad
Zarket
Poblo
Dal
LEC
Yber
Matt
Giniroryu
Muffie
Leonart
Alicia
Jack
Naeryan
Administración
Elliot
Red
Tak
Fundador
Rocavarancolia Rol
25 participantes
Ir abajo
Rocavarancolia Rol
Rocavarancolia Rol

Antiguo Mercado - Página 14 Empty Antiguo Mercado

02/08/11, 06:11 pm
Recuerdo del primer mensaje :

Área llena de puestos y negocios de todo tipo que ha ido creciendo con el paso de los años y cada nueva Luna ve amentado su trajín. La mayoría de comerciantes establecen tenderetes temporales que recogen a diario o con cierta frecuencia, pero el número de pequeños locales fijos también ha empezado a aumentar cada vez más debido a su prosperidad como punto de abastecimiento. El bullicio ha provocado que los negocios más turbios de la ciudad se trasladasen a lugares menos concurridos y obvios.

Leonart

Ficha de cosechado
Nombre: Reina Tomoe
Especie: Humana, Asiática
Habilidades: Punteria, Reflejos, Oido Musical

Antiguo Mercado - Página 14 Empty Re: Antiguo Mercado

12/02/14, 10:43 pm
Tania

La nublina fue conducida hacia el vendedor de fiar de Vac. Con una transformación que le daba la apariencia de una rata, Tania normalmente no habria pasado mucho por aquella tienda, simplemente porque se sentia más cómoda si trataba con transformados que no lo pareciesen. Por otra parte, si era el mercader de confianza de Vac, la nublina lo trataria como tal, aunque esperaba no tener que ir a hacer futuros recados del ulterano de este estilo, ya que no tendría la misma suerte de encontrarsele dos veces. Juntos, esperaron fuera de la tienda, cuidando de la lagarta. La nublina no parecia estar apunto de romper el hielo y indagar en una charla con el griego. Pero, por otra parte, lo deseaba.
Suerte para ella fue, que el hado rompió de nuevo a hablar.
-Oh... Lo llevo bien... He empezado ya con la teoria.-respondió hundiendose de hombros.-Me gustaria avanzar más rápido, pero la verdad es que llevo bastante hecho, teniendo en cuenta mis posibilidades.-dijo, con otra sonrisa un tanto débil.

¿Porque hacia eso? ¿Acaso queria darle pena? ¿Así es como la notaria? En aquella ciudad ese tipo de cosas no existian. No iba a conseguir nada. Ni así, ni de ninguna forma. Estaba condenada a no ser notada. Suspiró cansada. Sin darse cuenta, habia exteriorizado parte de aquellas preocupaciones y el hado las habia captado. Antes que dijese nada, la nublina intentó cambiar de tema.
-P-Pues vaya alivio que te haya podido encontrar. Si volviese al cuchitril con las manos vacias probablemente se volveria insoportable.-
¿Y porque de entre todas las cosas que podia elegir para desviar de tema, elegia precisamente al ulterano?
Red

Ficha de cosechado
Nombre: Doe
Especie: Ninguna conocida
Habilidades: No tiene

Antiguo Mercado - Página 14 Empty Re: Antiguo Mercado

15/02/14, 08:18 pm
Al hado no se le paso por alto el abatimiento en la voz de Tania al responder a su pregunta, y a pesar de que no le comentó el motivo, Vac creyó adivinar a que se debía. La nublina trató de desviar el tema de conversación, y de entre todas las cosas que había en la ciudad, escogió al ulterano albino mas insufrible de todos.
Posiblemente, tiende a ser un insoportable a todas horas —masculló el chico frunciendo el ceño, pero volviendo a relajar la expresión casi al instante—. Aun así debería hablar con el en algún momento, ya hace demasiado tiempo que no nos dirigimos la palabra y eso no es sano. De todos modos, Tania, si vuelves a necesitar ayuda con alguna cosa, del mercado o de lo que sea, puedes llamarme con el comunicador —le dijo, señalando primero la muñeca de la chica y luego la suya propia—, te puedo echar un cable si no estoy ocupado con nada, ¿de acuerdo?

El mercader varmano llamó su atención en ese momento, informándoles de que el pedido estaba listo. Vac esperó junto a la lagarta a que la nublina entrara a pagar, y cuando salió le ayudo a guardar las cosas en las alforjas de la criatura. El puesto de música que quería ver quedaba cerca, así que siguió caminando con la muchacha entre la multitud.
Oye, sobre las runas... no deberías agobiarte. A lo mejor te da la impresión de que avanzas algo lenta, pero en realidad es un campo bastante complicado. Hay que ser muy metódico y dedicarle muchas horas de estudio, no creas que el resto del mundo va mucho mas rápido que tu. A mi, por ejemplo, no es que se me den excesivamente bien, apenas me se el lenguaje de runas básico. Seguro que si nos hacen un cuestionario me dejas en ridículo —sonrió.
Leonart

Ficha de cosechado
Nombre: Reina Tomoe
Especie: Humana, Asiática
Habilidades: Punteria, Reflejos, Oido Musical

Antiguo Mercado - Página 14 Empty Re: Antiguo Mercado

15/02/14, 09:26 pm
Tania

A decir verdad, la nublina sabia que el argos andaba buscando al griego, pero no pensaba decirselo, no en aquel momento. No cuando habian esquivado el hablar del ulterano tan fácilmente. Tania pagó la cantidad que le habia dicho aquel mercader y regresó con las herramientas. Vac le ayudó a guardarlas en el fardo que traia la lagarta y, juntos reemprendieron la marcha por el mercado. La nublina ya habia acabado de hacer sus compras y habia decidido voluntariamente acompañar al griego para aprovechar la situación y llegar a conocerle mejor, ahora que estaban charlando solos, pero un miedo se apoderó de la nublina de nuevo, sintiendose como una molestia, no queria agobiar al chico con su compañia. Ni siquiera era una buena persona con la que compartir una conversación. Ella solo escuchaba y rara vez aportaba algo.

La nublina rió por lo bajo la gracia del chico. Por una parte la tensión desapareció con aquello.
-Bueno... Cuando estuve estudiando en la ciudad, solia aprovecharme mucho de las clases y de cualquier lectura que pudiese alcanzar. Aquí, es igual, solo que cambian las asignaturas y estas son sin duda una lectura mucho más interesante que los libros de allí.-le confesó al griego.
Red

Ficha de cosechado
Nombre: Doe
Especie: Ninguna conocida
Habilidades: No tiene

Antiguo Mercado - Página 14 Empty Re: Antiguo Mercado

17/02/14, 10:31 pm
Si te soy sincero, yo de crío no era muy aplicado —rió el griego, observando distraído las mercancías expuestas—. Solo disfrutaba con la música, el resto de asignaturas las iba sacando a trompicones. Con el tiempo le cogí el gusto a aprender cosas nuevas, madurar tiene sus ventajas, pero no fue hasta llegar a Rocavarancolia, y en cierto modo espabile por las malas.
No tardaron mucho en llegar a la tienda que el hado quería visitar. Vac se disculpo con la nublina y la dejo sola unos instantes, entrando al local y hablando con el propietario. Apenas fueron unos minutos, y cuando Vac terminó de conversar con el mercader, salió a la calle de nuevo con un ligero gesto de decepción.

Ya había previsto que no iba a tener mucha suerte, pero en cierta medida se había hecho ilusiones. Tendría que esperar hasta la próxima noche de Samhein para que el comerciante pudiera conseguirle algo, y le iba a salir algo mas caro que el precio de mercado. Quería un vinilo demasiado raro.
En fin, no a habido suerte, otra vez sera —sonrió el muchacho a Tania, encogiéndose de hombros con gesto despreocupado—. Yo no debería tardar en volver al trabajo, y tu tienes que regresar al Cuchitril, ¿no es cierto? Si quieres podemos ir juntos hasta la salida del mercado, hay demasiada gente y prefiero caminar con alguien conocido. ¿Te parece bien?
Evanna

Ficha de cosechado
Nombre: Rua
Especie: Humana. Sueca
Habilidades: Rapidez mental, valor, astucia

Antiguo Mercado - Página 14 Empty Re: Antiguo Mercado

19/02/14, 09:18 pm
Como era habitual en las contadas ocasiones en las que había ido al mercado, los mercaderes gritaban sus mercancías y los compradores iban y venir de un sitio a otro. Conociendo ya un poco los tejemanejes de mucho de los vendedores, que hacían cualquier cosa para vender, se paseo entre las distintas tiendas con sus mercancía expuesta. No tenia claro que buscaba pero evidentemente era mejor busca entre las tiendas que vendiera accesorios "Brazaletes, guantes o incluso un medalla, aunque en este ultimo me costaría bastante dibujar la runa, es demasiado pequeña" pensaba viendo atentamente la mercancía y encotnrandose en mas de un accesorio runas que no podía reconocer grabadas, otros directamente estaban hechizados con resultados desconocidos.

"La de dolores de cabeza que me ahorraría de tener el dinero" pensó viendo como a un par de metros de el un tipo alto, casi de dos metros, pagaba directamente por un extraño medalla de plata hechizado con algún conjuro que el vendedor menciono pero que DL no llego a escuchar. Antes de que el vendedor se percatara de su presencia se alejo, aunque preguntara si tenia algo que contuviera un potente hechizo de ocultamiento no podría pagarlo, así que solo le quedaba seguir buscando ideas, observando atentamente las diferentes tiendas y la mercancía expuesta. Ya tenia el circuito hecho, saber si funcionaria estaba aun por ver, seguramente le tocaría volver realizarlo entero pero bueno...buscaría primero ideas sobre donde grabarlo cuando finalmente estuviese seguro de que funcionase. Con todo, y si no sufría demasiados contratiempos, como mínimo le quedarían aun un par de semanas en tenerlo todo listo, teniendo en cuenta su experiencia con runas y el hecho de no saber si alguno de sus compañeros sabrían realizar los hechizos que necesitaba. Por ahora miraría un poco mas, con suerte encontraría algo que llamara su atención y le diera alguna idea, si es que no encontraba algo mejor que hacer.

-----


Finalmente tras estar casi dos horas mirando tienda por tienda y esquivando los intentos de los vendedores de meterle por los ojos su mercancía, se le ocurrió algo, aunque suponía que le llevaría mas tiempo era lo mas seguro sin duda. La idea le vino al ver los tatuajes de runaS de un tipo corpulento con el que se cruzo en una tienda donde vendían peculiares brebajes de lo que prefería no saber su contenido. Se sintió realmente estúpido al darse cuenta de lo fácil que tenia la cosa cuando podía cambiar de cuerpo y piel a placer, incluso crear formas en este"Soy un melón...¡soy un jodido cambiante! ¿Que leñe hago buscando un lugar donde anclar una runa si tengo mi piel para ello? Ni siquiera necesito tatuarla..." pensó un poco sorprendido del descubrimiento y de su estupidez  por no darse cuenta de ese detallito, era obvio que aun no tenia ni idea de el alcance de su tranformacion y de su real versatilidad. Por primera vez en cierto tiempo en verdad se sintió satisfecho con esta. Evidentemente dudaba que eso fuera fácil de hacer. Por suerte su manejo en el cambio de pieles y en crear formas en esta no estaba mal, así que esperaba que eso ayudara un poco, y tenia la runa la que probaría primero en papel, por si se había equivocado con esta y debía rehacerla, antes de hacer los intentos de pasarla a su cuerpo. Para ello iba necesitar cierta ayudita con el hechizo.

Sigue en la Sede de los Taumaturgos.
Leonart
Leonart

Ficha de cosechado
Nombre: Reina Tomoe
Especie: Humana, Asiática
Habilidades: Punteria, Reflejos, Oido Musical

Personajes : Nia: Nayade
Toima: Argos Magnetico
Kudryavka: Vánara
Basilisco de Un Solo Ojo Cizaña
Lorenzo: Centauro
Reina: Cosechada
Heridas/enfermedades :
Heridas:

Antiguo Mercado - Página 14 Empty Re: Antiguo Mercado

16/04/14, 07:58 pm
Nia y Tania

Lo primero raro que notó la ulterana en la otra chica fue que el color se habia apoderado de su cara. Sin embargo, no daba señales de tener fiebre salvo aquel sonroje. Aparte, parecia bastante nerviosa e inquieta, pero pronto llegaron al mercado y pareció pasarsele.
Con gran gusto encontraron una tienda de joyeria en la que Nia compró un pequeño colgante de piedras aguamarina y, para su sorpresa, la nublina mostró interés por un set de dos pares de pendientes algo estrafalarios para su gusto (que ya es decir) y supuso que se debia a la desinibición. Si honestamente era lo que le gustaba y ella no era nadie para juzgar para empezar, la ulterana accedió a comprarselos. De nuevo, gracias a la desinibición la nublina agradeció el obsequio y la niña pudo observar lo emocionada que estaba con su nuevo regalo.
Pero a partir de ahí todo cambió. Mientras cobraban a Nia, el dependiente le dijo que en la trastienda le podian hacer los agujeros. Algo perpleja, vio como la nublina accedió a ir a la trastienda para "hacerse unos agujeros". La boticaria se quedó de piedra cuando pudo ver en los ojos de la chica el mismo nerviosismo que antes, tan solo que este estaba tintado por la emoción. Pagó y esperó unos minutos a que saliera. Cuando lo hizo, volvió con dos de los pendientes colgandole de las orejas y los otros dos en sitios tan aleatorios como eran la ceja y debajo del labio. ¿Le habian hecho un agujero para eso tambien? La ulterana empezó a arrepentirse. Ella no podria ser intolerante al producto, estaba testeado de sobra y estaba recibiendo los resultados de la inhibición pero ¿Llegaba a tanto?
-¿Te gusta?-dijo la nublina, exhibiendo sus nuevas decoraciones.
La ulterana mantuvo silencio un instante antes de contestar.
-Lo importante es que te gusten a ti. Dime, ¿No te ha dolido cuando te lo han hecho?-se notó cierta preocupacion en su tono. La ulterana, aun asi, queria estar convencida que la nublina de verdad lo deseaba así.
-Un montón.-admitió con una risotada un tanto poco común en ella.-Pero ahora ya no duele nada, lo ha hecho muy bien.-
La náyade frunció los labios y el ceño un instante, pero la nublina no llego a fijarse.
-¿Seguimos?-

La siguiente parada fue en una tienda de ropa, por petición de Tania misma. Si aquella era la elección de ropa de la nublina, la ulterana no iba a rechazarse, pero si fuese ella sola, ni se habria fijado en aquella tienda. Casi todo lo que tenian era ropa oscura, con mensajes en idiomas que no sabia que ponian. Los habia algunos con signos más o menos macabros y, la ulterana se preocupó por el gusto de ropa de su amiga entonces.
Por suerte para la consciencia de la rubia, el conjunto de ropa que eligió, una camiseta de Nirvana (aunque ninguna de las dos sabia que era) y unos pantalones vaqueros color negro ajustados con más de un roto. Aunque ilógico y totalmente estrafalario, la niña se alegró de ver a la nublina sincerandose y por una vez, pensando en ella misma. En un probador se cambió y, tras comprobar que le quedaba bien, la ulterana se volvió a ofrecer a pagar y de nuevo la nublina no se opuso. La cuchitrilera decidió salir con la nueva y cara ropa puesta.
Fue entonces cuando la niña se dió cuenta de algo. ¿Estaba haciendose un lavado de imagen radical? Para cuando terminaron de ojear lo que habia en el mercado, la nublina habia pasado cerca de dos fiebres más, sonrojandose de pies a cabeza durante minutos, pero sin llegar a temperaturas criticas y, además, le preguntó a Nia algo que confirmó su teoria: Queria ir a un peluquero.

Nia no conocia a mucha gente que se dedicase a los negocios de la estética y ella normalmente se arreglaba a si misma, pero cuando tenia mucha prisa si que solia recurrir a un conocido suyo que tenia un establecimiento de estética. Sentadas mientras sus pelos eran tratados con los mejores perfumes y lociones, la ulterana probó a preguntar sobre las intenciones de la nublina.
-Pendientes, ropa y ahora peluqueria... ¿Qué pretendes, Tania?-comentó con cierta jocosidad.
La nublina se acomodó en el asiento mientras masajeaban su cabello.
-Me cansé de ser tan plana. Quiero que los demás vean como soy. Quiero sentirme guapa.-
La ulterana suspiró. Así que esas eran sus temores e incomodidades, cosas que lograron sacar el desinibidor.
-¿Y bien? ¿Para quien quieres sentirte tan guapa que te abres un puñado de agujeros en tu piel sin necesidad alguna?-dijo la ulterana entonces, con cierto tono recriminatorio.
La nublina esbozó una sonrisa de complicidad mientras alzaba una ceja.
-Una persona.-
La ulterana chasqueó con la lengua y rodó los ojos.
-Si, ya suponia. ¿Pero que quien es?-pegó un brinco en el asiento, creyendo formular una pregunta mejor.-¿Le conozco?-La ulterana tenia sus teorias ya sobre la nublina, pero aquella ocasión se habia dejado llevar y se habia aprovechado de que la otra chica estaba desinibida para sonsacarle aquello. Se sintió mal y no la dejó contestar, recurriendo a otra cosa.-Espera da igual, no me lo digas. Intentaré adivinarlo.-

Se pasaron el rato compartiendo gustos e información sobre diferentes chicos de la ciudad, entre risas como dos verdaderas marujas y, fue entonces, cuando la ulterana se sintió mucho más unida hacia su amiga de lo que nunca habia estado de nadie. Si acaso, aquel cambio, podria ser una cosa positva para ella.
Pasaron a secarles el pelo. El pelo ulterano necesitaba unas lociones especificas, diferentes a las de otros tipos de pelo así que no habian compartido el mismo tratamiento. Sin duda, la ulterana se llevó una sorpresa cuando vió que la nublina habia hecho que le tiñeran el flequillo de dos colores distintos, fucsia y esmeralda. Pero se quedó aun más boquiabierta cuando al pasar por la caja, Tania mostró interés por una especie de extensión de pelo grisaceo que servia, aparentemente como accesorio. La ulterana no pudo negarse, pero aún así no pudo evitar quedarse boquiabierta al contemplar a la nueva Tania. Con sus nuevos accesorios, color y corte de pelo, casi podia parecer una persona nueva.

Punk!Tania:

Ni la ulterana misma supo cuanto habia cambiado por dentro gracias al desinibidor cuando fueron andando de vuelta a la botica. Estaban hablando sobre formas de lograr hacer que Toima llevase, aunque fuese mínimo, protecciones mágicas básicas cuando, una gran fiebre se sobrepuso a la nublina. No fue hasta que se puso a jadear de calor que la ulterana se dió cuenta. Sacó de su bolsa un termometro y miró la temperatura. Tenia 38º de fiebre y estaba empezando a sudar. Pensó en rebajarsela con un analgésico pero entonces, ocurrió algo impredecible: La nublina se le abalanzó encima.

Empujandola contra la pared, sujetada por las muñecas la ulterana se quedó perpleja. Hasta ahora Tania que habia estado tranquila con ella, parecia muy alterada. Quizás la fiebre o quizás algo más la habia hecho reaccionar así. Pero por lo que dijo a continuación, enseguida supo que aquello iba a más de lo que su deshinibidor hacia.
-¿Sabes? Nunca habia considerado besar a otra chica hasta hace unos minutos.-
La ulterana se sonrojó durante un instante de debilidad, en el que estaba completamente perpleja por el cambio de actitud de la nublina. Podia liberarse por la fuerza y la nublina lo sabia, pero no lo haria sin un buen motivo, pues temia herir a la nublina. De eso, supo que ella tambien lo sabia, pues esbozó una sonrisa torva cuando la náyade logró recuperar su serenidad y le contstó.
-Tania. Sea lo que sea que estes haciendo, paralo. Si es una broma, no tiene ninguna gracia.-
La nublina no dijo nada en respuesta y se limito a soltar una risilla dulce con mirada delirante hacia la ulterana. Entonces, la nublina comenzó a, lentamente, acercar su cara con la de la niña.
-Tania si no me sueltas, me soltaré yo misma.-le avisó. Su frialdad se cargó con amenaza.
La nublina se limitó a soltar otra risilla delirante.
-Hazlo entonces...-
La cara de la nublina estaba tan cerca de la suya que ya no podria apartarse aunque quisiera. En el último segundo, la ulterana se zafó una mano y, con una caricia, dejó dormida a la nublina. Esta se colapsó en el suelo y, detras de ella, posandose gracilmente, estaba la ulterana, que respiraba fuertemente  de puro nervios de la situación. Le dirigió una mirada de extrema preocupación a la nublina inconsciente que, aun en sueños, deliraba y padecia una fuerte fiebre.
Cuando la niña logró recuperarse, le inyectó un fuerte analgésico en el lugar y se la llevó levitando a la botica. Ahí, comprobó como el dosificador estaba casi vacio. La nublina deberia haber entrado en pánico y se habria dosificado entre cinco y ocho veces de más. Aquello lo explcaba todo. Las fiebres ocasionales, la necesidad por cambiar. No habia deshinibido a Tania. Le habia causado un trastorno de personalidad mediante una sobredosis de droga. Entonces, aquel día, no habia hecho ningun avance real con la chica que consideraba su amiga. Sin embargo, le alivió el saber que lo que habia ocurrido solo habia sido una ilusión. Pero sin duda ellas dos lo recordarian. Deberia borrarle la memoria. Pero tambien estaba haciendose tarde y los cuchitrileros estarian preguntandose donde andaria.

El efecto de la sobredosis le duraria aun un buen rato y ella debia estar ahí para vigilar que no perdiese el control de nuevo, pero tampoco queria dejarla perpetuamente inconsciente, pues podria remitir la fiebre, pero seguiria teniendo la sobredosis. Además debia de comer algo. Eso ayudaria, eso, y un pequeño coctel casero para contrarrestar lo que ya se habia metido.

Finalmente decidió llevarla al cuchitril y afrontar a los cuchitrileros cara a cara. Pues habia sido su culpa todo aquello y no pensaba evadir la responsabilidad.

_________________________________________

す           争            基         ま
べ           は            づ         す
て           欺            い          。
の           瞞            て          
戦           に            い          

Poema de Despedida Japonés (Anónimo, Sin Datar)
Leonart
Leonart

Ficha de cosechado
Nombre: Reina Tomoe
Especie: Humana, Asiática
Habilidades: Punteria, Reflejos, Oido Musical
Personajes : Nia: Nayade
Toima: Argos Magnetico
Kudryavka: Vánara
Basilisco de Un Solo Ojo Cizaña
Lorenzo: Centauro
Reina: Cosechada
Heridas/enfermedades :
Heridas:

Antiguo Mercado - Página 14 Empty Re: Antiguo Mercado

29/08/14, 10:32 pm
Kudryavka

Al final decidieron salir a dar una vuelta. El lugar que decidieron ir a visitar era el mercado. Mientras que la ulterana se habia tomado su tiempo preparandose, el ruso no podia caberse en si. Cierto era que habia tenido ganas de visitar el mercado pero que no habia visto una oportunidad clara para hacerlo, pues todavia no tenia dinero alguno.

En el paseo con la mestiza pudo adivinarse que el vánara estaba cargado de energia, bailoteando, saltando y canturreando. Una vez que llegaron al mercado, Kudryavka se quedó boquiabierto por el bullicio.
-¿Recuerdas tu haber visto a tanta gente en la ciudad antes?-bromeó con la kitsune.

Se integraron con el gentio. Entre las bizarras criaturas que se abrian paso, habia más alienigenas que no habian visto aún. Kud no pudo identificar ni a la mitad de las personas y, entre el ruido del público, se podian oir los cantos de regateo y ofertas que propagaban los mercaderes. Entre las especias, joyerias, criaturas exóticas, el sonido de las bolsas de dinero y algún que otro estruendo ocasional sumian una atmosfera tan caotica que captó el espíritu del vánara. En cuanto abandonaron un puesto y divisó otro plausible para lo que queria hacer, decidió avisar a la ulterana.

-Eh, Keiria...-dijo para llamar la atención de la chica.-Espera aqui y observa.-le dijo con una sonrisa traviesa.

El vánara se dirigió entonces al comercio, una pequeña fruteria exótica, el dueño era un ser grueso con forma de botijo, una barba y cejas tan espesas que cubrian la mayoria de los rasgos de su rostro. Keiria pudo observar, desde donde se encontraba como el ruso entablaba conversación con el dueño, mientras le iba preguntando por sus productos. Si la ulterana se fijaba, a partir de la tercera pregunta el vánara habia empezado a usar su cola para coger fruta y guardarsela en los bolsillos, mientras distraia al dueño con sus preguntas. Finalmente, cuando se dió por satisfecho, se disculpó con el dueño y volvió hacia Keiria con una sonrisa algo nerviosa, cargado de adrenalina, que acabó estallando en una carcajada al alcanzarla. Sacó una mandarina de su bolsillo.
-Como aún no tenemos dinero...-se explicó.

Lo cierto es que era algo nostalgico aquello. Quien lo diria de un delito, pero en aquella ciudad el vánara estaba seguro que el delinquir estaba a la hora del día, que si acaso, la culpa era la del dueño del comercio por dejarse distraer tan facilmente.-¿Qué dices? ¿Te apetece ayudarme a "hacer la compra"?-le preguntó, alzando una ceja, mientras pelaba la mandarina.

_________________________________________

す           争            基         ま
べ           は            づ         す
て           欺            い          。
の           瞞            て          
戦           に            い          

Poema de Despedida Japonés (Anónimo, Sin Datar)
Red
Red

Ficha de cosechado
Nombre: Doe
Especie: Ninguna conocida
Habilidades: No tiene
Personajes :
Vacuum: Hado infernal originario de la Tierra.
Saren: Selkie roc idrino.
Keiriarei: Kitsune de nueve colas ulterana.
Sekk: Berserker ulterano.
Remilo: Brujo del cobre irrense.
Qwara Khumalo: Ifrit sudafricana.

Antiguo Mercado - Página 14 Empty Re: Antiguo Mercado

07/09/14, 03:33 am
Keiria camino hacia el mercado bastante mas tranquila que Kud, pues el vánara iba saltando y bailoteando, demostrando su nerviosismo. La ulterana, por costumbre, seguía prestando atención a todo lo que le rodeaba, preparada para enfrentar cualquier clase de peligro, y aferraba con fuerza el arma que había tomado prestada de la armería de la Sede. A pesar de que ahora podía hacer magia, no tenía ni idea de como emplearla para nada. Dependía de su precaria pericia en combate para salir airosa de cualquier cosa. Cuando llegaron al mercado su amigo se dirigió a ella.
La verdad es que no —respondió en voz alta, con la misma expresión boquiabierta del humano pintada en el rostro.

El mercado estaba muy concurrido, y la variedad de personas y criaturas que caminaban entre los puestos era abrumadora. La disparidad de transformaciones era igual de alta que la racial, y la ulterana no acertó a reconocer el mundo de origen de muchas de las personas con las que se cruzaron. El ambiente del mercado era agitado y, para la ulterana, resultaba embriagador. Después de una vida de aislamiento y de una cosecha peligrosa, aquel jaleo era refrescantemente nuevo.

La kitsune observó en silencio como Kud hacía de las suyas, debatiéndose entre la risa y la responsabilidad cuando vio como robaba unas piezas de fruta con la cola mientras ditraía al tendero. Se aseguró de no estar a la vista del mercader antes de reír por fin, negando con la cabeza. La propuesta del humano era descabellada y peligrosa, pues si les pillaban el castigo podía ser terrible, pero una nueva faceta de su personalidad presionaba contra su conciencia.
De acuerdo —aceptó, con una sonrisa traviesa pintada en la cara—. Pero con cuidado y sin llamar la atención, no vayas a por nada demasiado llamativo —masculló por lo bajo, imperando al final su sentido común.
Leonart
Leonart

Ficha de cosechado
Nombre: Reina Tomoe
Especie: Humana, Asiática
Habilidades: Punteria, Reflejos, Oido Musical

Personajes : Nia: Nayade
Toima: Argos Magnetico
Kudryavka: Vánara
Basilisco de Un Solo Ojo Cizaña
Lorenzo: Centauro
Reina: Cosechada
Heridas/enfermedades :
Heridas:

Antiguo Mercado - Página 14 Empty Re: Antiguo Mercado

07/09/14, 10:10 pm
Kudryavka

-¡Si, señora!-dijo en una pose con saludo militar. Con una gran sonrisa, cogió la chica de una de sus muñecas y tiró de ella con una gran carcajada, mientras se abrian paso por los puestos.-¡Hay muchos sitios! ¡Mucho donde elegir!- Kud no tenia muy claro que queria o que necesitaba. Pero la idea de hacer algo tan excitante ya era suficiente recompensa para él.

>>¿Quién sabe? Quizás ya sea un kleptomano de pelo en pecho... Ehehehe... ¿Lo pillais? Pelo... En pecho... Ehehehe

El primer puesto era un puesto con ingredientes y especias exóticas. Dos mercaderes. Uno siempre andaba ocupado tras el mostrador mientras que el otro se encargaba de atender a los clientes. Kud vigiló con que frecuencia cambiaban de turno para poder trazar un plan. Le habia echado el ojo a tres cosas: Un pequeño saco de curry, una tinaja de soja y un tarro que olia a miel de la tierra. Frotandose las manos, le comentó su plan a Keiria y le preguntó si ella tenia interés en coger algo. De asi serlo, lo harian por turnos. Mientras uno distraia al encargado, el otro vigilaria al que estaba tras el mostrador mientras se hacia con los bienes.
Cinco minutos y muchas astucias después, ambos salieron del sitio con lo que querian. Kud sacó de su pantalón las tres cosas, estratégicamente colocadas para que no se notase demasiado el bulto.

El segundo puesto era de bisuteria variada. No habia joyeria demasiado cara o lujosa, pero si que habia alguna que otra pieza bonita aquí y allá. Solo habia un mercader, pero tenia un guardia. Por suerte para los neotransformados, el guardia no les habia puesto mucho el ojo y enseguida se habia centrado en controlar a otros clientes más sospechosos. Fue entonces cuando ambos pudieron coger lo que quisieran. Kud cogió unos pendientes de bronce pequeños y un pequeño colgante de falso marfil.

El tercer puesto era de antiguedades. Su dueña era una mujer muy ostentosa, pero muy estúpida y gracias a una enrevesada conversación con esta, logró hurtar un reloj de bolsillo algo estropeado justo por debajo de sus narices. Sin embargo, como el resto de cosas que habia parecian protegidas por algún tipo de magia o eran muy grandes para ser transportadas o robadas asi tal cual, Kud no se interesó más por el local.

Y finalmente, con unos pantalones bien cargados de cosas, Keiria y Kud se dirigieron a un último puesto, uno que le habia llamado la atención al vánara en la distancia: Un puesto de animales exóticos. Kud en su vida habia visitado muchas tiendas de animales, pajarerias y veterinarios, pero si algo podia sacar en conclusión de aquel lugar era que los animales parecian miserables.
En una misma urna, podian contemplarse unos lagartos cuasi inmoviles. La poca vegetacion implantada en la urna estaba pochada y los pequeños reptiles parecian muertos o aletargados. No mucho más lejos, habia una cacatua con una autodestructiva costumbre de arrancarse plumas y eso se podia ver a simple vista con las numerosas calvas que recorrian su cuerpo. Investigando más, podia comprobar que muchas de las jaulas y peceras los animales estaban muertos o apunto de estarlo. Una pecera estancada en la que los peces flotaban inertes en la superficie mientras que en el fondo habia lo que parecia un cangrejo totalmente calcificado.
El aprendiz se sintió a la vez incómodo y preocupado. Miró al dueño de la tienda, un rico mercante, vestido con pieles. La mayoria de sus dientes, así como sus rollizos dedos estaban engalardonados de oro. Y por su enorme estómago podia apreciarse que no se privaba ni una onza de comida, cosa que no se podia decir lo mismo de los animales a su cargo. En una jaula grande, al fondo, una yegua cuyo esqueleto podia apreciarse bajo la piel se revolvia, histérica. No fue hasta que el dueño se acercó y coló una vara metálica que le dió una descarga que se calmó.

Kud cerró los ojos, iracundo. Aquel lugar aparte de deprimente, le hacia su espíritu arder. La mayoria de aquellos animales habian sido arrebatados de su entorno, de sus familias. Y justo cuando pensaba irse, por no poderlo aguantar más, escuchó un leve resoplido.
Se giró y vió en una de las jaulas, sobre un montón de paja maloliente a un pequeño primate. En otras circunstancias, el pelaje del mono abria brillado con un color dorado caracteristico, pero tal y como estaba, viviendo entre sus propias heces, apenas podia distinguirse un destello dorado entre tanto pegote marrón. La criatura, que no debia ser ni una cría, se retorcia en sueños. Seguramente pesadillas por la manera que manoteaba y se aovillaba entre la paja. Kud, instintivamente, se llevó la mano a su colgante y pensó en Hēishǒu y en el grupo y en lo que él habria hecho en aquella situación.

>> Él habria liberado a todos los animales y se hubiera puesto a liarse a golpes contra el dueño por ser tan cruel.

Miró entonces al dueño, su espiritu ardia con ira justiciera. No parecia ser una gran amenaza, probablemente, si se las ingeniaba con la magia, podria dejarle inconsciente con facilidad pero, los dos guardias apostados en la entrada estaban fuertemente armados y Kud era capaz de reconocer los trazados de runas que, aunque no sabia distinguirlas, sabia que podian significar aún más problemas.

>>Entonces la lucha está descartada... No hay razón por la que pelear en vano... pero...

Por un momento se habia olvidado que estaba con Keiria. Se giró hacia la kitsune, no sin antes dirigir una última mirada a la cria de mono que esos momentos tosia con debilidad.
-Voy a liberar a estos animales.-le informó, decidido. Queria saber si la ulterana iba a ayudarle en aquella empresa también o si preferia no involucrarse.-Si no quieres ayudarme lo entiendo, no te preocupes. Pero yo no me voy de aquí sin librar a estos pobres bichos del infierno por el que les está haciendo pasar ese desgraciado.-susurró a keiria finalmente, con el colgante en mano.
Red
Red

Ficha de cosechado
Nombre: Doe
Especie: Ninguna conocida
Habilidades: No tiene
Personajes :
Vacuum: Hado infernal originario de la Tierra.
Saren: Selkie roc idrino.
Keiriarei: Kitsune de nueve colas ulterana.
Sekk: Berserker ulterano.
Remilo: Brujo del cobre irrense.
Qwara Khumalo: Ifrit sudafricana.

Antiguo Mercado - Página 14 Empty Re: Antiguo Mercado

14/09/14, 09:19 pm
Keiria se dejó conducir con una sonrisa y asistió en primera fila a las monerías del vánara. En un principio le hizo gracia e incluso le ayudo distrayendo al primer mercader, pero a medida que la seguridad en los puestos aumentaba, los nervios de la kitsune se iban poniendo mas y mas de punta. Inconscientemente empezó a ocultar sus colas, enrollándolas entre si para minimizar el espacio que ocupaban y llamar menos la atención. Se rehusó a robar nada para si y de vez en cuando el pequeño zorro de nueve colas ocupaba su espacio, ocultando su figura y esquivando a los transeúntes. Estaba convencida de que así pasaba desapercibida, pues apenas destacaba entre la multitud, y por eso se sentía mas segura.

La ambición de Kud le preocupaba, sin embargo, pues aunque acababan de dejar atrás su tercera "presa", el humano tenía los ojos puestos en una cuarta, y cuando le contó lo que pretendía hacer con o sin su ayuda, los ojos de la pelirroja se abrieron asustados. Un rápido vistazo a las jaulas del negocio le hizo comprender los sentimientos del muchacho, pues a ella tampoco le hacía gracia alguna ver a aquellas pobres criaturas medio muertas en semejantes condiciones, pero por otra parte los dos enormes guardias apostados en la entrada parecían peligrosos.

La chica no sabía que hacer, pero tenía claro que aquello no podía salir bien: semejante alboroto en la tienda de un compañero llamaría la atención de todos los mercaderes de la zona.
A mi tampoco me gusta, Kud, pero no van a durar nada si los dejas sueltos. Sabes perfectamente como es esta ciudad y esos animales apenas pueden caminar, cualquier engendro se los desayunara en cuanto doblen la esquina —dijo, tratando de hacerle entrar en razón—. Los dos maromos de la puerta no se van a quedar de brazos cruzados, no con el lió que pretendes formar. Se va a escuchar en toda la calle y vamos a tener a todo el mundo en contra —masculló, bajando la voz para que nadie escuchara sus palabras.

Aun seguía mirando hacia la pajarearía de los horrores, y en cuanto vio a la cría de mono supo que no convencería al vánara. Maldijo para si y empezó a calcular la mejor ruta de escape, preparada para llevarse al chico a rastras si era necesario.
Mira, soltarles a todos es una completa locura, pero si quieres llevarte a un par te ayudaré a hacerlo. No van a sobrevivir sin alguien que les atienda y no te van a dejar meter a semejante zoológico en la Sede ya que llamaría demasiado la atención, así que escoge. Se que suena cruel, pero me da igual, sabes perfectamente que es la verdad —añadió, mordiéndose el labio con nerviosismo.
Leonart
Leonart

Ficha de cosechado
Nombre: Reina Tomoe
Especie: Humana, Asiática
Habilidades: Punteria, Reflejos, Oido Musical

Personajes : Nia: Nayade
Toima: Argos Magnetico
Kudryavka: Vánara
Basilisco de Un Solo Ojo Cizaña
Lorenzo: Centauro
Reina: Cosechada
Heridas/enfermedades :
Heridas:

Antiguo Mercado - Página 14 Empty Re: Antiguo Mercado

15/09/14, 12:47 am
Kudryavka

Ciego como estaba por la furia, el vánara tuvo que pasearse en circulos unos instantes, resoplando para poder darle la razón a Keiria. Pero allá a donde mirase, habia animales heridos, moribundos o muy descuidados. Y en jaulas. La idea de las jaulas o de que la propiedad de un ser vivo pudiese transferirse a otro se le antojaba terriblemente humana y, despreciable.

Podia ver un enorme rinoceronte lanudo en una jaula. Encadenado por las cuatro patas, los gruesos barrotes que le mantenian preso eran más bien una decoración. Podría empezar por aquel animal. Si le provocaba y con algún hechizo vigorizante, así como otros para librarle de las cadenas y barrotes, el rinoceronte bien podria hacerle todo el trabajo de distraer a los guardias y podria dedicarse exclusivamente a liberar al resto.
La cacatua graznó roncamente, mientras se arrancaba otra sección de plumas. Con la violencia que lo hacia, se habia hecho heridas a lo largo de la piel, ahora rosada y vulnerable, sangraba. El vánara cerró los ojos y se acercó a la jaula. Con algo de dificultad, lanzó un hechizo de curación sobre este. La cacatua, lejos de notarlo, siguió arrancandose las plumas, como posesa.

Aquella acción habia llamado la atención de los guardias y uno de ellos ya se acercaba lentamente hacia los dos neotransformados. El ruso, instintivamente, se llevó la mano al bõ, dispuesto para entablar una pelea con el guardia. Este iba armado con una pesada alabarda y una gruesa armadura le protegia el torso, brazos y cabeza. Todavia a unos metros, el vánara habia dejado su espíritu arder y ardia en deseos de darles a los tres rocavarancolenses la paliza de su vida, o al menos eso creia que haria.

Sin embargo, casi no tuvo un impás para reflexiónar, cuando vió la expresión de Keiria, visiblemente nerviosa y, asustada. Ahí el ruso perdió el equilibrio en su determinación. Seria injusto involucrarla a ella también.
-Está bien.-le dijo a la kitsune.-Hagamos lo que dices.-

Y, tras aquello, se giró y con un potente golpetazo vertical con el bõ, destrozó el candado de la jaula de la cria de mono y la cogio con una de sus manos. Para cuando se dió la vuelta, habia pasado a cogerla con la colapreparaba un hechizo de impacto contra el primer guardia.

Ambos guardias corrian entonces, el segundo apunto de lanzar algún tipo de hechizo contra los neotransformados.
Red
Red

Ficha de cosechado
Nombre: Doe
Especie: Ninguna conocida
Habilidades: No tiene
Personajes :
Vacuum: Hado infernal originario de la Tierra.
Saren: Selkie roc idrino.
Keiriarei: Kitsune de nueve colas ulterana.
Sekk: Berserker ulterano.
Remilo: Brujo del cobre irrense.
Qwara Khumalo: Ifrit sudafricana.

Antiguo Mercado - Página 14 Empty Re: Antiguo Mercado

28/09/14, 08:48 pm
En un principio el vánara pareció ignorarla y, enfadado, empezó a pasearse en círculos. La kitsune no apartaba la mirada de los guardias, que de momento les estaban ignorando. Tenían que irse de allí, antes de que alguien se fijara en ellos, pero Kud no parecía entenderlo, y a medidas que pasaban lo minutos el peligro era mayor. Cuando por fin pareció decidirse, el humano se encaminó hacia la jaula de pájaro que se arrancaba las plumas con su propio pico y le lanzó un hechizo de curación a través de los barrotes. Este, lejos de aliviar aquella actitud auto destructiva, solo agravó el mal estado del ave, que empezó a arrancarse las plumas con mas violencia.

El alborotó llamó la atención de los dos guardias y estos empezaron a acercarse a su posición, pero Kud, en vez de huir, se tensó como si quisiera enfrentarlos. Era una locura, aquello no iba a salir bien, pero a pesar de su reticencia, la ulterana se resistía a la idea de dejarlo tirado. Por suerte el vánara pareció entrar en razón al ver su expresión y, con un golpe de su bõ, rompió el candado de la jaula de la cría de mono. Al mismo tiempo que recogía a la criatura con su cola, el ruso lanzó un hechizo de impacto hacia los guardias y provocó una distracción que Keiria no dudó en aprovechar.

Echó a correr al mismo tiempo que su figura desaparecía y era sustituida por la de un zorro de pequeño tamaño y de únicamente una cola. El pelaje de la ilusión era oscuro y apenas llamaba la atención, recurso que la mestiza utilizó para derribar cestas y cajas a su paso, frenando el avance de los guardias y dificultando su persecución. Dejó que Kud y el mono fueran delante, y no paró de correr hasta que estuvo completamente segura de que nadie les seguía.

Su aspecto volvió a la normalidad mientras se apoyaba en una pared para recuperar el aliento y, con el ceño fruncido, encaró al vánara.
Eres un descerebrado y un imprudente, ¡podían habernos matado! —exclamó, visiblemente enfadada—. Kud, no puedes actuar así y esperar que no haya consecuencias, esto sigue siendo Rocavarancolia, ¿recuerdas? ¿Quién te asegura que no se hayan quedado con nuestra cara, eh? —inquirió, resoplando por lo bajo. El enfado no le duro mucho, sin embargo, pues los gemidos de la cría de mono no tardaron en ablandarla.

Con un suspiro la kitsune recuperó la vertical y, tras asegurarse de que nadie se les había acercado, sugirió ir regresando a la Sede.
Me gustaría saber como piensas ocuparte de este bicho —comentó, rascando con un dedo la cabezita del simio antes de abrir la marcha hacia el torreón—. Deberías esconderlo, al menos los primeros días...
Leonart
Leonart

Ficha de cosechado
Nombre: Reina Tomoe
Especie: Humana, Asiática
Habilidades: Punteria, Reflejos, Oido Musical

Personajes : Nia: Nayade
Toima: Argos Magnetico
Kudryavka: Vánara
Basilisco de Un Solo Ojo Cizaña
Lorenzo: Centauro
Reina: Cosechada
Heridas/enfermedades :
Heridas:

Antiguo Mercado - Página 14 Empty Re: Antiguo Mercado

29/09/14, 04:14 am
Kudryavka

El hechizo de impacto que habia conjurado el vánara golpeó al guardia que estaba más cerca en el pecho, impulsandole hacia atrás hasta hacer que se estrellara contra un montón de jaulas vacias. Aunque habia sido un golpe duro, las protecciones de este le habian salvado de la mayoria del daño.
El segundo guardia ya lanzaba su hechizo, un rayo de apariencia peligrosa, apuntada directamente hacia la cabeza del ruso. Kudryavka desconocia de aquel hechizo y no tenia intención de hacer de cobaya para descubrir sus efectos. Algo aparatosamente, dobló la espalda hacia atrás, dejando que el rayo se estrellase en una pared donde creó un gran boquete.

Alarmado pero con la mente más clara que nunca, el ruso reafirmó a la cria de mono que agarraba su cola con fuerza, como le dictaba el instinto y entonces echó a correr en un sprint a cuatro patas. De tener la cola libre, sin el peso extra de la cria, el joven vánara estaba convencido de que podria haber hecho una finta y habria podido eludir el enfrentamiento con el enemigo, pero la situación no le favorecia. El guardia zarandeó el arma en diagonal, apuntando hacia el mono peludo que pretendia zafarse de él, obligandole entonces a retroceder. Muchos de los golpes eran extremadamente precisos y Kud se llevó un par de cortes menores y algún que otro más profundo, pero logró evitar cualquier tipo de daño vital o a su movilidad.
Gracias a la distracción de Keiria vió una abertura en la guardia de su oponente y, apoyando sus nalgas en el suelo con una grácil voltereta, descargó una potente patada doble a la base de la mandíbula de su enemigo, elevandole en el aire unos centímetros antes de que cayese contra el suelo.
Poniendose a cuatro patas de un salto de nuevo, echó a correr, a la par que Keiria. El comerciante habia sacado una ballesta pero para cuando quiso abrir fuego, los dos neotransformados ya habian salido al exterior del mercado y ahi habian seguido corriendo, mezclandose con la multitud, arrastrando el jaleo que habian causado bastantes metros más adelante.

Para cuando estuvo claro que ya no les seguian, algo alejados del mercado, el ruso alcanzó a la cria en su cola y la tranquilizó, lanzandole un hechizo para hacerla dormir y otro para limpiar la mugre que se habia adherido a su pelaje. Entonces fue cuando la ulterana procedió a regañarle. Escuchó, intenando aunar paciencia.

>> No, si en verdad me lo merezco.

El vánara gesticuló una pregunta sobre si ya era su turno de responder, no queriendo interrumpir a la chica, para finalmente ponerse a hablar.
-Si, soy un descerebrado. Si, eso de antes ha sido muy imprudente. Y no tengo ni una sola excusa por haberte involucrado. Ni tengo palabras de disculpa suficientes y estoy profundamente en deuda contigo por haberme ayudado pero...-vaciló, antes de dirigirle una triste mirada a la cría que todavia murmuraba en sueños.-No podia irme de ahí sin ella.-terminó por decir, con cierta debilidad.

Por suerte, el encanto natural de los bebes hizo mella en el ceño fruncido de la kitsune y esta acabó cejando el asunto, provocando una bucólica risotada en el chico. A continuación, la pelirroja le preguntó sobre que planes tenia con la cría, lo cual pilló bastante desprevenido al ruso.

-¿¡E-Eh!? ¿¿No vas a ayudarme??-preguntó, mientras sus ojos se abrian con horror.-¡Y-Yo no se cuidar de bebés! ¡Ni siquiera se cuidar de mi mismo!-exclamó, alarmado, señalando las numerosas heridas que entonces le cubrian el rostro y brazos. Jamás habia cuidado de nadie más. Mil dudas se asomaron a la mente del vánara que bien pronto se veia asesinando por accidente a aquel cachorro. La imaginación del ruso se fue a otros lugares y tras visitar los siete infiernos buddhistas, el aprendiz del estilo del mono volvió en si, arrancado de sus delirios por lo último que habia dicho la ulterana.-¿Esconderlo? ¿Por qué? Vamos... No pensaba llevarla en volandas como si fuera un trofeo pero... ¿Tanto como esconderlo?-

Quizás era por la naturaleza del ruso que preferia no pensar mal de los demás, pero aquello le habia descolocado un tanto. No era capaz de vislumbrar un motivo por el cual la ulterana creia que fuera necesario. Lo atribuyó a su propia idiotez íntegra y se hundió de hombros.
-Bueno, en todo caso, somos cómplices de su rescate. Deberiamos ponerle un nombre. A ver...-dijo y con gentileza levantó a la cria hasta ponerla por encima de su cara. Escudriñó con la mirada la entrepierna de la cria durante unos breves segundos.-No veo pito asi que tiene que ser una chica...-informó a la pelirroja.-¿Qué te parece Zira?-planteó con con una radiante sonrisa queriendo meter aquella referencia a la cultura pop en el nombre de la criatura.

>> Aunque no es un chimpancé, eso seguro...
Red
Red

Ficha de cosechado
Nombre: Doe
Especie: Ninguna conocida
Habilidades: No tiene
Personajes :
Vacuum: Hado infernal originario de la Tierra.
Saren: Selkie roc idrino.
Keiriarei: Kitsune de nueve colas ulterana.
Sekk: Berserker ulterano.
Remilo: Brujo del cobre irrense.
Qwara Khumalo: Ifrit sudafricana.

Antiguo Mercado - Página 14 Empty Re: Antiguo Mercado

08/10/14, 12:08 am
Kud se alteró cuando le preguntó sobre sus intenciones para con la cría y, para su sorpresa, le salió con algo que la ulterana no se esperaba para nada.
¿Ayudarte? —preguntó a su vez la pelirroja, mirando al vánara con expresión confundida—. ¿Qué te hace pensar que yo si se cuidar de un bebé? —inquirió con expresión alarmada, echando a caminar en dirección a la Sede.

Era una locura, no había cuidado nunca de algo tan pequeño, y solo de imaginarse sosteniéndolo en brazos se le hacía un nudo en la garganta. Ella estaba acostumbrada a los mecanismos y a las maquinas, los niños y cachorros no eran lo suyo. ¿Como se suponía que había que alimentarlo?, ¿qué había que hacer con él? Algo tan complicado tenía que venir con manual de instrucciones, pero no lo veía por ninguna parte.
No se —masculló indecisa. Había sido cómplice directa en su liberación, sin embargo, y en el fondo no podía negarse—. Bueno, está bien, te echare una mano... pero sigo pensando que es mejor esconderlo los primeros días. Es demasiado llamativo —aclaró, señalando su pelaje dorado.

Este resulto ser esta, y con el nuevo género en mente el nombre le parecía bastante apropiado. Sonaba bien, tenía fuerza y a la mona parecía gustarle. Era perfecto.
Me gusta —opinó con una sonrisa, extendiendo el brazo y rascando la coronilla de la criatura—, y a ella parece que también —añadió cuando la susodicha empezó a hacer ruiditos que recordaban a una risa—. ¿De donde has sacado el nombre? —se interesó, muy consciente de la tendencia del chico a buscar referencias en la cultura de su planeta.

De vez en cuando Keiria echaba un vistazo a sus espaldas, preocupada por si alguien les seguía, pero hasta el momento nada había activado sus alarmas, y con la Sede a la vuelta de la esquina prácticamente ya estaban a salvo.

Continúa en la Sede de los Taumaturgos.
Leonart
Leonart

Ficha de cosechado
Nombre: Reina Tomoe
Especie: Humana, Asiática
Habilidades: Punteria, Reflejos, Oido Musical

Personajes : Nia: Nayade
Toima: Argos Magnetico
Kudryavka: Vánara
Basilisco de Un Solo Ojo Cizaña
Lorenzo: Centauro
Reina: Cosechada
Heridas/enfermedades :
Heridas:

Antiguo Mercado - Página 14 Empty Re: Antiguo Mercado

11/10/14, 04:41 am
Kudryavka

El ruso accedió a lo de esconderla los primeros días asintiendo con la cabeza. Aun no se le ocurria alguna manera de esconder una cría de mono de manera efectiva, pero estaba seguro que ya encontraria alguna solución. Habiendo visto a las crias de monos antes, sabia que por delante tenia una tarea un tanto dificil, pero al no encontrarse solo en ello, esperaba que fuera más fácil.

Fue entonces cuando la ulterana preguntó por la procedencia del nombre. Y el ruso soltó una risilla nerviosa a modo de primera respuesta.

>> ¿Como de mal me juzgaria si le digo que de ser chico le habria llamado Dr.Zaius? Si, el Dr de "Doctor" incluido.

Cabilando unos instantes, el aprendiz se puso a canturrear en su cabeza.

>> Hehe... Dr Zaius~ Dr Zaius~ Dr Zaius~ Dr Zaius~ Dr Zaius~ Dr Zaius~ Oh~! Oh~! Dr Zaius~!

Por otra parte, Keiria seguro que no sabia sobre El Planeta de los Simios entre otros peliculones, asi que tuvo bastante más soltura al pensar que ser sincero no le acarrearia más que un "Ahm..."

-Es... ¿Como decirlo?... Un personaje de ficción, de una peli MUY IMPORTANTE, que es una cientifica y aparte de eso es un simio ultra inteligente. Y ayuda a los humanos.-acabó por contestar con otra risilla nerviosa.

Entonces pusieron rumbo hacia la sede. Lo primero que pensaba hacer era darle un baño a la mona, que lo necesitaba la pobre. Y para que lo dijera el aprendiz...
Evanna
Evanna

Ficha de cosechado
Nombre: Rua
Especie: Humana. Sueca
Habilidades: Rapidez mental, valor, astucia
Personajes :

Armas :

Antiguo Mercado - Página 14 Empty Re: Antiguo Mercado

24/11/14, 10:45 pm
Pasearse por el mercado había sido al final una buena decisión, por mas tiempo que hubiese estado ya en la ciudad seguía sorprendiéndole las cosas tan entrañas que podía encontrarse uno en las diferentes tiendas que pululaban por el lugar. Buscar trabajo no fue algo fácil de ningún modo, había tiendas de dudosa procedencia a las que DL ni se acerco ante el peligro de que fuese su piel la que se pusiera a la venta y no de una forma muy agradable.

Al tiempo que curioseaba los artículos a la venta, encontrando especial interés en los amuletos con grabados en runas, llego a una tienda de ropa donde se realizaban y vendían no solo ropa a medida para cualquier tipo de transformación sino también armaduras.

De algún modo DL consiguió trabajo en la tienda cuando entro a preguntar, en un inicio la dueña, una asreniana con el nombre de Heiss, no pareció de acuerdo con contratarlo hasta que descubrió su especialidad al cambiar de forma por lo que no tardo en aceptarlo. Para DL descubrir que un cambiante era un tipo de transformación bastante aceptada y buscada por su versatilidad fue un poco sorpresivo "Si lo llego a saber busco trabajo antes, al parecer ser un cambiante te beneficia en estas situaciones"

Tras conseguir el trabajo, la suerte se puso de su parte al encontrar un día a Noel, pudiendo por fin iniciar una de las cosas que había tenido que dejar aparcada por falta de conocidos con alas y que podía serle útil para su próximo viaje a la tierra. Gracia a Noel, y a un mono que le entregó para aprender a formar las alas, pudo aprender y las clases que este le dio aprendió a volar. El animal estuvo un tiempo viviendo con el, pero al final se hizo evidente su total nulidad cuidando de mascotas y temía que en cualquier momento se le muriera en algún descuido o por falta de atención. Por suerte la cosa termino bastante bien pues Heiss tras escucharle habla del monillo emplumado, decidió quedárselo. DL no puso muchas pegas al respecto pues su jefa a pesar de su actitud algo hosca, no era precisamente una persona de la cual desconfiar y era bastante cuidadosa de todas su pertenencias.

Durante el tiempo siguiente su tiempo se vio repartido en las continuas charlas con Enredo sobre el viaje a la tierra y la preparación que el mismo tuvo que hacer para dicha visita, las conversaciones con Shizel que aunque era desenvueltas tenían en ocasiones cierta tensión, lo que el intentaba evitar siempre que podía, siendo un poco vergonzoso a veces. Para DL la declaración había sido algo difícil y aunque era algo que tenia aun clavada como una espinita permanente que dudaba poder sacar con facilidad, intento tomárselo lo mejor posible por su sanidad mental, y el trabajo ayudo bastante a ello. No iba a olvidarse y a dejar de sentir lo que sentía pero al menos se distraía y no se comería mas la cabeza sobre algo que no podía evitar. Por mucho que quisiera algo con Shizel no pretendía que todo su mundo girase en torno a eso, no seria sano para ninguno volverse dependiente.

En cuanto a su trabajo, tuvo que hacer varios viajes a Irraria pues la tienda recibía bastante a menudo peticiones de los clientes de armaduras o accesorios hechas con los metales de allí. Para ello, y dado que era algo que iba a tener que usar a menudo, se le fue entregado un amuleto logomantico con el idioma. Evidentemente antes de realizar el primer negocio en Irraria se documento un poco de como era la situación alla, y aun ya sabiendo como se movía todo en la ciudad y lo que le recibiría al travesar el portal, para DL la primera visita fue aterradora. Nieve, frió...ya se había enterado de como era la cosa, pero aun así la primera imagen para el casi le dio ganas de volver por el portal por el que había entrado. La bronca que recibiría de su jefe sino volvía con la mercancía fue lo que le hizo desistir de volver a Rocavarancolia.

Su labor en el trabajo aparte de conseguir la mercancía para la creación de las ropa y armaduras, era ser el maniquí de la tienda. A los clientes no le gustaba esperar ni estar desperdiciando su tiempo mientras eran medidos o se probaban las armaduras, por lo que ahí entraba la transformación de DL en juego. Se convertía en dichos clientes emulando su musculatura (y a veces los miembros extras o faltantes que poseían) siendo así capaz su jefe de crear el pedido de forma eficiente teniéndolo a el allí para cualquier prueba de tallas que necesitara.

Su trabajo era relativamente fácil y beneficioso económicamente, pero también en términos de contactos con personajes de la ciudad y nivel de desenvolverse en los mundos a los que a veces era enviado por materiales.

La noche donde nuevos novatillos serian llevados a la ciudad, salio un poco tarde de la tienda y se dirigió directamente a la Sede para bañarse, antes de ir al encuentro de Enredo y Shizel para su viaje a la Tierra.

-Me tomare este viaje de un día como unas pequeñas vacaciones, para variar- dijo de buen humor mientras salia del torreón para dirigirse a la Explanada de los portales

_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Evanna
Evanna

Ficha de cosechado
Nombre: Rua
Especie: Humana. Sueca
Habilidades: Rapidez mental, valor, astucia
Personajes :

Armas :

Antiguo Mercado - Página 14 Empty Re: Antiguo Mercado

16/03/15, 09:45 pm
La tienda se encontraba en una zona bastante transitada del mercado pero lo suficientemente alejada del bullicio de los mercaderes que pululaban por todo el lugar intentando vender sus mercancías. En principio la tienda no llamaba demasiado la atención, era un edificio de color rojizo desgastado con una chimenea al fondo de la que salia durante gran parte del día humo negro. Tenía puerta de hierro con un hechizo de alarma grado sobre esta y un amplio escaparate de cristal reforzado con magia, desde donde podían verse algunas de las piezas forjadas por Heiss, desde brazaletes protectores engastados con gemas, hasta prendas de vestir y armaduras personalizadas. 

Su interior era bastante mas amplio de lo que parecía desde fuera, ya que era mas largo que ancho. En centro de la estancia podía verse un atril, donde estaban expuestas algunas de los accesorios para vestir que Heiss fabricada, collares, pulseras, anillos etc. La armaduras completas para exposición se encontraba siendo vestidas por una par de maniquíes y los protectores, como cascos, rodilleras guanteletes y demos se encontraban siendo expuestos  a los lados de la estancia dejando un camino abierto a cada lado del atrio del centro. Un espacio vació junto al mostrador, servia como probador. Al fondo de la estancia se encontraba el mostrador detrás del cual se encontraban dos puertas, una de ella daba al cuarto donde guardaban los pedidos y las reservas. La otra puerta daba a la forja y el cuarto de costura, donde Heiss creaba y perfeccionaba todo lo que había en el local, y donde a su vez guardaba los materiales que usaba en baúles con compartimentos.

Ese día era como cualquier otro para DL, un cliente había ido esa mañana pidiendo un armadura de cuerpo entero, liviana y que le diera movilidad sin quitarle la flexibilidad, un pedido que aun ahora el cambiante no comprendía. Heiss si pareció entender el pedido, pues tras cogerle algunas medidas y que este se fuera alegando que no poseía todo el tiempo del mundo para estar allí, le dijo claramente que se convirtiera en el. DL no tuvo tras que convertirse en el cliente, un enorme licántropo cocodrilo, con cabeza de uno, cola y garras. Al parecer quería una armadura en aquella forma especifica. Como si no fuese ya lo suficientemente impenetrable ya.

-Los pedidos que hace la gente son cada vez mas extraño, te viene mucho bicho raro, jefa -hablo chasqueando los colmillos de reptil ya que su cabeza también tendría que ser medida para las protecciones de esta. Heiss no dijo palabra alguna mas concentrada en desde su cintura hasta su cuello,  sus hombros, brazos y cabeza.

-El único bicho raro aquí eres tu -gruño la guerrera, siendo ese su tono habitual. DL no le negó aquello, era un cambiante, mas raro no podía ser. Esta ni siquiera lo miro sino que prefirió observar algo mas interesante, las medidas tomadas mientras iba planeando ya como lo haría- Cambia de forma, un cliente debería llegar pronto por un pedido. Le dije que estaría listo para hoy. Y tráeme alcohol -ordeno con brusquedad de nuevo pasando por detrás del mostrador y metiéndose sin decir nada mas a la forja dejando a DL en el mostrador.

_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.