Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Torreón Letargo
por Tak Hoy a las 01:51 am

» Faro
por Bellota Ayer a las 11:29 am

» Torreón Maciel
por Zarket Ayer a las 12:03 am

» Acantilados
por Bellota 16/10/17, 12:02 pm

» Trama
por Giniroryu 16/10/17, 03:01 am

¿Quién está en línea?
En total hay 5 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 4 Invitados

Tak

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35820 mensajes en 683 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

1ª Incursión de Jack: Nubla

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1 1ª Incursión de Jack: Nubla el 31/03/12, 11:46 pm

Jack

avatar
Por fin tras el corto viaje sorteando edificios, acomplándome a las ya conocidas brisas de la ciudad, llego al lugar donde está el portal. Desde el aire le echo un vistazo para luego aterrizar y quedarme mirándolo con la cabeza ladeada <<<Es como si no tuviesen otro sitio mejor para poner un portal, maldita sea. Lo han encajado aquí, como si hubiesen movido sin más los edificios estos de alrededor. Qué desastre...>>> En fin, me encamino hacia la sala con paso decidido, la zurda apoyada en el mango de la espada y el brazo derecho relajado. Cuando paso al interior apreto la espada por puro instinto, aunque ya había olido la presencia de alguien, no esperaba un guardia armado y con una máscara de dragón. No sabría decir cómo me mira, pero los gestos son cansados. Quizá nadie use el portal y esté aburrido, o quizá nadie salga y entre con ganas de bronca y se aburre aún más. Me pregunta mi nombre y cuando se lo doy, me apunta en un libro, para después pedirme que extienda el brazo izquierdo, donde me cierra un brazalete bastante extraño. Dice que es para localizarme y cuando pregunto por el libro, para comprobar luego que vuelvo y castigarme si llamo demasiado la atención.

-Vale, solo voy de visita, curiosidad nada más.-comento cuando todo el "papeleo" acaba.

Aunque el guardia debe saber qué soy e imaginarse otro motivo. Diantre... Sea como fuera, el guardia me deja pasar a la siguiente sala, levemente iluminada, y el origen de la luz es una extraña brecha flotando en el espacio vacío del lugar. Me la quedo mirando, perplejo. Esperaba algo distinto, sí, no esta grieta en... ¿En el aire? Doy la vuelta alrededor con cuidado de no acercarme, pero la abertura, el portal, flota en el aire, sin más. ¿Y esto es? Ladeo la cabeza y veo al guardia asintiendo, así que desando mi rodeo y me planto frente al portal. Es de color ligeramente gris, no muy oscuro. Parece como si me fuera a bañar en un maldito pozo de fango... ¿Bañar? A saber qué se siente al pasar por ahí... Por precaución extiendo la mano derecha y rozo con los dedos la brillante superficie, sobre la que se dibujan ligeras ondas al tacto. Puedo notar la mirada impaciente del guardia sobre mi nuca, así que doy una última calada de aire y me lanzo hacia delante con rapidez. Lo noto agitarse sobre mí como si hubiese caido en el agua desde gran altura pero no puedo mantener los ojos abiertos apenas pues hay demasiada luz, lo cual me pone en estado de alarma <<<¡ALLÍ ES DE DÍA! ¡DA MEDIA VUELTA!>>> Lo intento pero no puedo, solo siento como si me derrumbase, mi cuerpo no responde, la cabeza me da vueltas por el miedo a salir al sol abrasador del mundo desconocido, pero no puedo moverme. Sigo gritándome mentalmente, sin éxito. Todo da vueltas, no siento el suelo a mis pies, no reconozco olor alguno, no alcanzo siquiera a tocarme la cabeza con las manos, no sé qué pasa. No me da tiempo a entrar en estado de pánico, a pensar en la muerte, pues de estar quemándome lo sentiría, sentiría el abrasador calor devorando mi piel, pero no lo siento. No siento nada hasta que de pronto una fresca brisa nocturna me acoge mientras caigo de rodillas en un suelo desconocido. Aún aturdido abro los ojos y parpadeo, mirando al frente. Lo que veo me saca un suspiro...

Es de noche... No volveré a cometer el error de usar estos artefactos sin preguntar. Miro a mi alrededor mientras me reincorporo, vislumbrando únicamente una vasta extensión de campo, todo llano, sin más. Y nublado, bastante. Casi diría que aquello de allí son nubes descargando. Hace tiempo que no siento la lluvia... Vamos para allá. Quizá encuentre a los nativos incluso. Iría volando, pero en Rocavarancolia acababa de anochecer, así que no tengo prisa, espero. Iré corriendo, que quiero ver y sentir este nuevo mundo. Echo a correr con la capa de piel de lobo ondeando tras de mí y perfilando mi sombra sobre las suaves colinas que salpican el terreno de poco en poco. Corriendo y corriendo me doy cuenta pronto de que no convendria perderme, así que paro en seco y miro hacia atrás: creo haber ido en línea recta, pero no puedo ir así todo el día. Me cruzo de brazos, pensativo, pero al hacerlo veo el brazalete y algo en este que indica un punto en la distancia. Muevo el brazo y el indicador se mueve, apuntando si no me equivoco al portal.
-Genial.


Retomo la carrera disfrutando de la fresca brisa nocturna y del espectáculo que supone ver varias lunas, todas diferentes y variopintas, pero no menos hermosas. Y según corro, voy oliendo la humedad de la lluvia, que cada vez está más cerca, hasta que detecto un olor nuevo en este mundo: sangre. Voy frenando y rastreo la fragancia, pero de pronto una criatura completamente nueva para mis ojos sale de su escondite y echa a correr. Es...Parece un lagarto con alas, pero sin ser lagarto, y con plumas de varios colores. No es nada grande, en absoluto, debo haberlo asustado. En fin, a correr. La lluvia me alcanza y doy un par de vueltas sobre mí mismo para mojarme mientras sigo con la carrera. Me suelto el pelo, lo agito con las manos y dejo que el agua me empape la cara, fría y deliciosa, mientras no me llegue a la boca. Pero pronto me topo con una valla de madera y la salto sin problema, para luego seguir con mi camino hasta que un nuevo aroma a sangre me detiene: una especie de "vacas", por compararlo con algo conocido, de pelo muy largo y blanco y grandes cuernos. Otro nombre que no recuerdo, ni este ni la otra criatura, diantre. Mejor no acercarse, no quiero espantarlas y liar un estropicio. Y si están aquí, tras la verja, estoy en una propiedad privada... Mejor daré un rodeo. Vuelvo a salir al campo abierto y sigo corriendo junto a la valla, contemplando a las criaturas desconocidas durmiendo y más allá, campos y más campos con estas bestias, acá campos sembrados pero entonces empiezo a ver casas diseminadas por los campos, cubiertas de hierba, donde seguramente todos duerman. No me dejaré ver todavía, no.

Por lo que sé esto tiene una capital, a ver si la encuentro. Sigo correteando y con cuidado de no caer en algún charco, ya chorreando, hasta que veo unas torres no muy altas elevarse en el horizonte, cada vez más cercanas. Y por fin, llego, o eso creo, a la ciudad. Varanublia creo que era... Y como sale en el libro, casas circulares y abovedadas y casi se podría decir que algunos de los edificios más "complejos" me recuerdan a Rocavarancolia. Hum...

-No llamar demasiado la atención...-susurro, para darle énfasis al pensamiento.
Así pues me echo la capa de forma que me tape de la nariz para abajo. Solo se me ve, de piel pálida, la cara, cubierta ahora por el chorreante pelo suelto. Bueno, también se ve la espada y el extremo colgante del látigo (a modo de cinturón), pero dudo que me digan algo por eso. Y además, me podría parecer a ellos de no ser por la altura y forma física, y el pelo rubio, que destacará bastante. Bajo el ritmo para perderme entre las calles, debería buscar algún sitio donde pasar el dia o contactar con algún nativo, solo para saciar mi curiosidad. Y no sé qué esperar, sabiendo lo que sé de su dependencia de Rocavarancolia... Pero al girar una calle casi me choco con alguien de frente y me echo hacia atrás rápidamente, mirando disimuladamente a la criatura.

-Di...disculpe, buenas noches.-saludo con la boca tapada por la capa y con un gesto de la mano con el mitón negro.
Y puedo fijarme en que aún no le han florecido los cuernos, así que aprovechando su juventud le digo rápidamente:
-¿Sabría decirme algún sitio donde pasar la noche?-aunque ya ha dejado de llover. Y ahora a esperar, a ver si el disfraz sirve de algo o la Luna sabe qué pasará...



Última edición por Jack el 10/04/12, 11:15 pm, editado 1 vez


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

2 Re: 1ª Incursión de Jack: Nubla el 05/04/12, 12:37 am

Sepalian Xila

avatar
Elinun miró con suspicacia el raro atuendo del visitante. No era muy normal taparse la cara por ahí, tan al Sur. Pero había algo en él, en sus gestos y su complexión que le llamó la atención.
-Los... los viajeros siempre hablan con los encargados de la biblioteca -le explicó. Todos los que acudían a Varanublia tenían bien claros sus intereses. Elinun se apoyó en una piedra cercana a una de las casas desperdigadas y observó las tres lunas que en aquel momento estaban en el cielo. Luego a Jack.
-La biblioteca está por... -y por fin ató cabos. El nublino cayó al suelo de rodillas, creyendo estar en un sueño.
-¿Verdad que esta vez es real? ¿Verdad? -susurró suplicante. Sus ojos estaban empañados y no podía ver- Habéis vuelto, habéis vuelto, y pensar que creí que Rocavarancolia había sido realmente destruida, habéis vuelto, hijos de la Luna, cuánto tiempo. Varanublagálago ya no va a servir. Pobre Alfa Necir, qué buen padre fue para todos nosotros -murmuraba agradecido.
El nublino efectivamente no cabía en sí, y se postró ante Jack tembloroso. Se quedó sollozando a sus pies un momento y luego alzó la cabeza.
-¿Qué vais a hacer ahora? -dijo, esta vez con el miedo empezando a nacer en su voz.


_________________________________________

3 Re: 1ª Incursión de Jack: Nubla el 05/04/12, 05:34 pm

Jack

avatar
El menudo nublino me mira con cierto brillo en sus ojos, después empieza a responder pero se detiene en la primera palabra y luego sigue, como dudando. <<<La biblioteca...vale, de acuerdo, buen sitio para empezar>>> Antes de seguir hablándome mira al cielo y frunzo el entrecejo, pues podría darse cuenta de que soy de Rocavarancolia. Luego sigue hablando para indicarme cómo llegar al lugar pero, repentinamente, confirmando mis sospechas, cae al suelo de rodillas y suelta un torrente de preguntas y cosas sobre el retorno de los "hijos de la Luna", que se refiere a las cosechas sin duda, así como un par de datos que no acabo de comprender. <<<Qué rápido... Yo esperaba pasar desapercibido más tiempo...Aunque... con la pinta que llevo, paseando de noche y mi forma física...maldita sea...¿Qué hago con este ahora?>>> El sollozante ser acaba postrándose a mis pies y tras alzar un poco la cabeza, me pregunta precisamente aquello para lo que, de momento, no tengo respuesta. Pero entre el olor de su sangre, la lluvia y su situación, empiezo a sentirme poderoso, aunque sea un mero nublino fácilmente vencible. ¿O quizá lo esté subestimando? No, míralo, ahí tirado, con los ojos empapados, como ofreciéndose en sacrificio a un dios... <<<¡Basta! Maldita vocecita... ¿Qué me pasa? No soy dios de nadie... Vine aquí para ver el mundo y con el otro motivo. Primero necesito conocerlo y para ello necesito ir a la biblioteca que mencionó. Y no iré solo>>> Así pues me descubro el rostro y mientras sonrío le enseño los colmillos, pero decido empezar con buen pie con él y respondo:

-Ahora vas a ser mi g...-sin embargo un impulso me detiene y me corrijo.-Mi servidor. Los intereses de Rocavarancolia no te incumben, nublino.-empiezo a decir con voz férrea-Llévame a la biblioteca que mencionaste y no comuniques a nadie mi presencia en la ciudad. Sírveme bien y te recompensaré.-acabo, inclinándome para ayudarle a levantarse, como gesto amistoso.

Después miro a la oscuridad que lucha contra las lunas, disfrutando del repiqueteo de las gotas en mi rostro, para después volver la vista al nublino <<<¿Cómo saldrá esto? Si saliera mal... hechizo de parálisis y sangre, aunque no quisiera llegar a eso. Y en cuanto a los deseos de poder y ambición pura... con calma, mucha calma>>>
-Rocavarancolia no tiene todo el día, nublino. Guíame. Y no te asustes, me voy a convertir en humo y te seguiré desde el aire. Obedece.-le digo mirándole fijamente a los ojos. <<<Imagina un hechizo para doblegar la voluntad de alguien... Eso sí que sería útil y peligroso>>> Ya transformado y suspendido en el cielo, inmutable ante la brisa nocturna, espero a que camine. Ojalá las cosas salgan bien, no tengo prisa por derramar sangre.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

4 Re: 1ª Incursión de Jack: Nubla el 07/04/12, 04:24 pm

Sepalian Xila

avatar
Elinun escuchó atentamente al rocavarancolés. Su miedo a ser asesinado fue desapareciendo gradualmente pero cuando oyó la palabra sirviente comenzó a temblar de excitación.
Se fue levantando despacio, con las manos encogidas frente a su pecho, y fue arrastrando su largo poncho por entre las casas en dirección a un edificio con una gran cúpula y una torre. No dijo nada hasta haber llegado.
-Mi señor... -titubeó- ...esto ya es la biblioteca. Yo he entrado a veces, muy pocas pero la conozco. Aquí guardamos todo lo que nos queda de vuestro muy venerable reino, y lo estudiamos -Enilun abrió la puerta dejando salir el tenue resplandor de las lámparas que iluminaban el edificio-. Tal vez sería conveniente que entraras por una de las ventanas de arriba, hay gente aquí.
Enilun entró y cerró la puerta. Segundos más tarde se asomó desde la torre.
-Aquí no hay nadie -susurró desde lo alto.
El nublino se encontraba en una habitación de tamaño mediano pero abarrotada. La planta circular estaba decorada con una decaestrella rodeada de nubes y de los muros pendían pergaminos varios con aspecto de baratijas y algunos símbolos mágicos y leyendas escritos. En una estantería podían verse bastantes libros, algunos de ellos simples libros de cuentas y otros tratados sencillos o atlas. En el centro, sobre una mesa, había un cesto con cristales romboidales y un amuleto de bronce con forma de garra palmeada. En el fondo de la sala, junto a las escaleras, podía observarse un gran plano de un edificio parecido a Rocavaragálago, pero con un aire más indolente o enclenque. Más tosco y demasiado redondeado. Además esta versión tenía complejos de runas en las paredes.
Apenas una lámpara pendía de la pared, apagada. La otra la sostenía Enilun, y temblaba en su mano.


_________________________________________

5 Re: 1ª Incursión de Jack: Nubla el 07/04/12, 10:37 pm

Jack

avatar
Al final el nublino obedece, llamándome "Señor", cosa que una parte de mí disfruta de lo lindo, y me conduce a la biblioteca, pero cuando me comunica que hay gente, caigo en la cuenta de que no debo ni quiero llamar la atención tan pronto... Sin embargo, él se adelanta y tras hablar sobre lo que hacen en el edificio, sube y abre una ventana en lo alto de la torre, dejándome materializarme una vez dentro. Me aliso las ropas y le miro, primero sonriente y luego serio:
-Te has portado bien. Ahora necesito saber cómo están los gobernantes y cómo van las cosas en la ciudad. Habla.

El titubeante nublino comienza a hablar sobre Alfa Necir y Brinael, de lo maravillosos que son y de lo bien que se portan con ellos. Al parecer la tal Brinael les ha prometido que Necir, rocavarancolés, construirá una catedral como la nuestra en una de las lunas. <<<Eso es imposible. Si acaso la construirá en piedra, pero no podrá dotarla del poder que emana la nuestra. ¿Tanto quieren parecerse a nosotros? Diantre.>>> El ser sigue hablando y hablando de las apariciones en público que Necir hace, realizando portentos mágicos y deleitando a sus súbditos. <<<¿Así les controlan, los embelesan y los dominan? Vale, punto a mi favor>>> Y Brinael profetiza un futuro en el que sean totalmente idénticos a Rocavarancolia y puedan unirse a nosotros... <<<Buf. ¿De eso se nutre su gobierno, de mentiras? ¿Y si no fuesen mentiras y lo lograsen? Nah, no es imposible pero les queda mucho. No pueden lograr algo así siendo tan dependientes de Rocavarancolia>>>

Mientras le escucho, me paseo por la habitación circular, llena de cosas. La decoración simulaba la familiar decaestrella, pero rodeada con nubes; pergaminos con símbolos y enormes textos cuelgan de las paredes, libros y libros en una estantería, unos sencillos, otros no, y un atlas, el cual cojo con cuidado y lo abro sobre una mesa. ¿Y esto? Cristales con forma de rombo dentro de una cesta, junto a un amuleto con forma de garra. El nublino me sigue hasta la mesa y cuando vuelve a mencionar la nueva Rocavaragálago, emocionado por la promesa de Brinael, me enseña el plano de la original, más basto y sin ser las puntas tan afiladas. Pero... tiene runas en las paredes. ¿Para qué? ¿Protección, energía? Sin embargo él se me adelanta, señalándolas y casi saltando de la emoción al asegurar que la catedral les transformará como a nosotros, una vez acabada. <<<Eso es aún más imposible, pero no puedo decírselo, tengo que seguirle el rollo>>>
-Vaya, me encantaría verlo.

<<<Ahora toca jugar a las cartas... ¿Podría visitar a los gobernantes? Buf...Y a este no puedo preguntárselo, puede irse de la lengua cuando me vaya...Y de todas formas falta poco para el amanecer, maldita sea. Mañana volveré. Aun así, tendré que matarlo o dejarlo muy débil o asustarlo para que no hable de esto...>>>
-Bueno, mi querido servidor se ha portado estupendamente, pero debo volver ya a Rocavarancolia.
-¿Mi Señor se marcha ya? Podría... podría a...acompañarlo? O hacer...hacer una pequeña visita. -dice de pronto, mirándome ilusionado y temblando de emoción.
<<<Llevármelo... En ocavarancolia hay esclavos, ¿por qué no? Mientras no le de un infarto de la emoción... Y tendría sangre siempre que lo alimente. Vivirá en el burdel. Hecho.>>>
-Mi servidor vendrá conmigo, por supuesto. ¿Acaso lo dudabas? Te necesito junto a mí. Eres mío.-le digo sonriendo, pero previendo un ataque de euforia, le ordeno que se acerque.

Temblequeante él y ansioso yo, por ser la primera vez que voy a beber sangre de verdad, embotellada en un cuerpo vivo y no en cristal, se me aproxima y espero paciente, arañándome el labio inferior con los colmillos.

-¿Qué desea mi Señor...?
<<<Lo ha vuelto a decir, me encanta>>>
-Ladea la cabeza hacia un lado para que tu dios pueda besarte y hacerte suyo.-le ordeno de pronto <<<Pero no será un beso de la Muerte, solo un poco>>> .

Le rodeo y le abrazo por la espalda, apretando los brazos y acariciándole allí donde llegan las manos, mientras me inclino sobre su cuello, disfrutando con el mero olor de su sangre, recorriendo acelerada su interior. La puedo vislumbrar surcando su cuello, casi saborearla al lamer la cetrina piel y estremecerme al sentir el escalofrío del nublino. Si fuera una bestia ya habría acabado con ella, pero quiero disfrutar del momento... Así pues araño apenas la curva del cuello, que empieza a colmarse de sudor. Tiemblo inconscientemente a cada arañazo, a cada cual más profundo pero con toda la delicadeza que puedo, sin dejar de acariciarle el pecho bajo y sobre la ropa, buscando que no se asuste. Pero cuando la primera gota de sangre mana de las heridas, no puedo casi resistirlo y comienzo a clavar los colmillos al tiempo que lamo las primeras perlas carmesíes. Noto su calor pasando a mi interior mientras me apreto contra su cuerpo, marcando mis dedos en su piel y sintiendo cómo todo desaparece, solo su sangre, nosotros existimos. Podría abandonarme a este inmenso calor que me llena, pero el placer debe llegar a su fin, no así la vida del nublino.

<<<Es mío, su vida, su sangre, él es mío. Es mi servidor, mi esclavo, y ¡debe vivir!>>> me grito mentalmente para conseguir separarme de él mientras aún lamo la sangre y le abrazo para que no se caiga. Me lamo los labios, los colmillos, disfrutando y gimiendo con cada gota que atrapo, respirando entrecortadamente y buscando tranquilizarme. <<<La herida, ciérrala>>> Raudo me muerdo la muñeca y dejo que unas gotas caigan en su cuello, curándole casi al instante. Aún abrazado a su espalda, pruebo a soltarle pero está muy inestable, así que le vuelvo a coger pero esta vez en brazos.

-Duerme, duerme. Cuando despiertes estarás en Rocavarancolia, querido mío. Ahora duerme.-le susurro al oído mientras me acerco a la ventana, lanzo el hechizo de levitación y nos elevamos para finalmente dirigirnos al portal.

El viaje es rápido, debido a la sangre que aún noto ardiente en mi interior, en maravilloso contraste con la fría lluvia; y cuando atravesamos el portal sin problemas, le explico al guardia que no hubo escándalo alguno al conocernos ni al traerlo, nadie nos ha visto juntos ni sospecha nadie de nada. Una vez aclarado todo, y con el nublino plácidamente dormido en mis brazos, sigo camino por el cielo de la ciudad hacia el Burdel...


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.