Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Manual de Kiki: De como dormir con el enemigo (??)
por Reifon Hoy a las 12:30 am

» Sede de los Taumaturgos
por Giniroryu Ayer a las 11:51 pm

» Torreón Silente
por Giniroryu Ayer a las 11:40 pm

» Barrio de los Mil Dioses
por Jack Ayer a las 11:37 pm

» Burdel de Dama Espasmo
por Aes Ayer a las 07:48 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


El record de usuarios en línea fue de 113 durante el 20/11/19, 02:41 am
Estadísticas
Tenemos 185 miembros registrados
El último usuario registrado es Luki_137

Nuestros miembros han publicado un total de 41255 mensajes en 775 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Consejo » El archivo » Cosechas » Cuarta Cosecha » Torreón Letargo (Archivo III)

Torreón Letargo (Archivo III)

Ir a la página : 1, 2, 3 ... 34 ... 67  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 67.]

1Torreón Letargo (Archivo III) Empty Torreón Letargo (Archivo III) el 09/09/12, 11:32 pm

Elliot

Elliot
Tras mucho andar, los chicos habían acabado dando con un enorme torreón de piedra cubierto casi completamente con enredaderas. Era el edificio mas aceptable que habían visto desde que habían llegado y, que tuviese algo vivo en él, les daba un poco de tranquilidad. Era lo unico verde que habían visto desde que llegaron a Rocavarancolia.

Empezaron a rodear el torreón y tardaron un buen rato en encontrar la puerta, puesto que la hiedra la había tapado casi completamente. Cuando consiguieron apartar las ramas, aun tuvieron que conseguir abrir aquel portón de madera vieja. Estaba atascada por lo que obviamente pudieron deducir que llevaba mucho tiempo sin usarse.

Cuando entraron se encontraron con una imagen que, a los ojos de Thras, era desoladora. Se encontraron con un enorme salón con una mesa y varias sillas. También había una especie de cocina con trastos tirados por medio y todo lleno de una gruesa capa de polvo.  Thras avanzó en silencio y dejó la cesta sobre aquella mesa. - Pero... ¿megaseguro que queréis así como dormir aquí? - preguntó. No le gustaba. Estaba muy sucio, olía a polvo y a cerrado, era feo y estaba oscuro. No tenía nada de diseño... no le gustaba nada... pero le gustaba mas que las mazmorras o que las calles... o que aquellas casas con lengua.

-Tendremos que superllamar al servicio de limpiecy's para que hiperadecenten esto. - Dijo pasando un dedo por la mesa, dejando tras el un caminito y después sacudiéndose el polvo del dedo. Vio unas escaleras que subían y otras que bajaban, pero decidió no aventurarse solo... aun tenia demasiado reciente el discurso que le habían dado y la visión de aquellas casas.



Última edición por Elliot el 10/09/12, 01:17 am, editado 1 vez


_________________________________________

Me haré una cama con tus huesos, Invitado, Muajajaj!


Taceant Colloquia.
Effugiat risus.
Hic locus est ubi mors gaudet succurrere vitae.

¡Superpor la aceptación, la integración y los derechy'x Frivy's!

Spoiler:
Torreón Letargo (Archivo III) 47695438.th



Click en la imagen para ver el esquema de relaciones entre los Cosechados del Rol

2Torreón Letargo (Archivo III) Empty Re: Torreón Letargo (Archivo III) el 10/09/12, 01:07 am

Poblo

Poblo
Seguimos al otro grupo hasta un torreón enorme y cubierto de enredaderas. Los que se habían adelantado acababan de encontrar una puerta y la estaban abriendo, por lo que entramos justo detrás.

Una vez dentro, dirigí una rápida mirada a toda la estancia para hacerme una idea de lo que había. Se trataba de un salón bastante grande con algunos muebles. También parecía haber una cocina. Todo estaba cubierto de polvo, hasta el punto de que al pisar dejabamos huellas. Veo que las únicas marcas en el polvo las hemos hecho nosotros. "Bien. Eso significa que nada ni nadie ha pisado este sitio en mucho tiempo"

Me fijo en los demás. -Gracias por esperarnos ¿Eh?- Digo con sarcasmo. Luego me fijo en Thras. -Si, está algo sucio, pero servirá- Me doy la vuelta pero Thras hace otro comentario, asi que me vuelvo hacia él de nuevo.

-¿Servicio de limpieza? Ojalá, pero no creo que haya nadie en las cercanías dispuesto a venir a limpiar, asi que nos tocará limpiarlo a nosotros.-

Me dirijo hacia las escaleras. -Subo a ver que hay arriba-

En la que parece ser la primera planta encuentro lo que parece ser un estudio, con una mesa y estanterías vacias. Distingo una puerta y la abro. Dentro hay unas bañeras de latón y parece que hasta un poco de jabón, aunque parte está tirado en el suelo.

Vuelvo a las escaleras y sigo subiendo hasta la segunda planta. Esta es una única sala, llena de camas, algunas sillas y un armario. Las camas están sin hacer y todo está tirado por los suelos, pero algo es algo.

-He encontrado un dormitorio- digo tras haber bajado a la planta baja de nuevo. -Pero... no creo que os vaya a gustar-

3Torreón Letargo (Archivo III) Empty Re: Torreón Letargo (Archivo III) el 10/09/12, 01:31 am

NH


Parecía que eso de pedir cosas al aire servía más de lo que Yrio creía. Allí estaba, el refugio que buscaban, todo verde y frondoso. A Yrio le pareció una primera impresión, y el hecho de que les costase tanto encontrar la entrada no hizo más que añadir puntos al lugar << Más dificil para que se cuele alguien>> El interior estaba oscuro y lleno de polvo. El aire estaba enrarecido y todo apestaba a cerrado.

Pablo se adelantó a explorar los pisos superiores mientras que Yrio dio una vuelta por la planta baja. Había una salida a algun sitio que estaba atascada, pero que tras empujar un poco y pelearse con la cerradura cedió. Daba a un patio amplio con una estatua en medio, que representaba a una mujer atravesada por muchas estacas. Yrio hizo una mueca ante la macabra escultura y apartó la vista rápido, dandose una vuelta por el patio. Había un pequeño... bueno, parecía un huerto abandonado, donde las malas hierbas crecían sin control. << Qué plantas más feas...>> Pero eran plantas, que era más de lo que le podía pedir a la ciudad, por lo que parecía. Volvió a entrar justo cuando Pablo bajaba las escaleras.

-Si no has bajado gritando ni con un brazo de menos, por mí son perfectas. Este sitio parece seguro, y tenemos hasta un pozo ahí fuera- dijo, algo más animado de haber encontrado un refugio.- Hmmm lo malo es la luz. No tiene muchas ventanas...

Deberían buscar alguna vela o antorcha por el lugar, o aguantar con el artefacto luminoso de Erin hasta que diesen con alguna solución. Trasteando en la cocina dio con algunas velas, pero no tenían con qué encenderla. << Fuuu...>>

4Torreón Letargo (Archivo III) Empty Re: Torreón Letargo (Archivo III) el 10/09/12, 05:08 am

Yber

Yber
GM
El zumbido de la avispa verde se esparcía por la ciudad como las esporas, llamando la atención de forma peligrosa. El repoblador que se encaramaba a su espalda lo sabía. Había intentado volar raso y lo más escondido posible, pero se hacía de noche y no es que la noche lo asustara. Pero había descubierto para su horror unos monstruos como jamás se había podido imaginar. Fuegos voladores. Conforme la luz se escondía, la oscuridad se extendía sobre él y su animal, sin puntos luminosos ni rocas grandes relucientes en lo alto, tan solo esas llamas aterradoras habían comenzado a aparecer aquí y allá flaseando el cielo. Y el domador había perdido toda su entereza, haciendo gala de la más absoluta de las corduras. Nada que arda puede ser bueno.

Sepalian lo había timado. Lo había timado pero bien. Ese gigante desmembrado y sin cola y le había dicho que encontraría un gran poder en esta ciudad, de nombre tan largo que le costaba repetirlo. Y el pobre repoblador le había creído. ¿Cómo no se lo iba a creer si estaba sembrado de plantas y frutas de arriba a abajo? <<¡Soy un cabeza musgo! Era imposible que un gigante, por listo que fuera, pudiera trabajar por la Flora >>. Y lo peor era que no solo no había encontrado nada que le asegurara ningún poder especial para repoblar, sino que se había encontrado un sitio lleno de colmenas enormes, montones de piedras ordenados de formas extrañas (probablemente movidos por gigantes), suelo duro, aparentemente poco fértil, y ni una sola brizna de hierba. Nada. Y ahora los malditos fuegos aéreos. Había pensado en volver volando a la roca tallada que escupía agua en mitad de un terreno llano, pero tampoco sabía si sería seguro o si no habría más llamas por allí. Asíque prefirió moverse todo recto hacia delante. << Vuela, vuela, vuela, vuela, vuela >> No paraba de repetirse esa palabra en la cabeza, como si las alas fueran cosa suya...

Y por fin lo vio. En un principio parecía un tronco enorme recubierto de algún tipo de planta o musgo. Era perfecto. El único sitio en toda la ciudad que le recordaba ligeramente a su bosque o su colonia. Tardó poco en llegar y pudo comprobar para su suerte que los fuegos no parecían querer seguirles. << Somos poca cosa >> pensó palmeando el lomo de su animal, como gesto de agradecimiento por su esfuerzo. Lo primero que hizo fue aterrizar y dejar que la avispa se escondiera, camuflándose entre las hiedras y, tras eso, comenzó a trepar por ellas con ligereza. No tardó en decepcionarse al ver que tras la capa de plantas había más piedras. << Esto es otro panal >> se dijo decepcionado. Sin embargo, no tenía un sitio mejor donde ir.

Llegó a lo alto y pudo ver uno de los compartimentos de la guarida que se encontraba al aire libre, un espacio bastante amplio y con una pequeña parte del suelo cubierta de pequeños brotes de poco más que su tamaño. Estaban poco cuidados, la mayoría secos y solo alguno en regulares condiciones, probablemente porque la semilla hubiera alcanzado por sí misma la tierra tras caer, porque la verdad es que parecía estar bastante abandonado. << Mejor >>. En mitad del terreno había una enorme figura tallada con forma de alguna especie de animal que desconocía.

Descendió tallos abajo y alcanzó tierra firme. Nada más hacerlo se metió entre las plantas, enterró los pies en el suelo y se tapó con un par de hojas secas. El repoblador no hacía más que pegar tiritones, aunque no podía adivinar cuales por frío y cuales por miedo. En el bosque también convivía con seres de enormes proporciones, de hecho, su especie era una de las más pequeñas, pero vivían en grupos y en condiciones de camuflaje óptimas. Esto de ahora, este pequeño terreno repoblado en el interior del panal de rocas lisas, no era más que un cardo en comparación a su hábitat. << Pero los cardos también merecen ser plantados >>. Trató de consolarse a sí mismo.

La criatura se hizo un reguño bajo el par de hojas y, respirando lo más calmado que podía para que su espalda no lo delatara, trató de dormir. Estaba tan cansado que ni se percató de las voces que se salían del interior.

FdR: No sé si me explico bien, porque por las horas ando más espeso que el chocolate caliente cuando se enfría, pero el repoblador se ha colado por el muro en el patio y se ha escondido en el huerto.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

5Torreón Letargo (Archivo III) Empty Re: Torreón Letargo (Archivo III) el 10/09/12, 11:26 am

Alicia

Alicia
Seon

Después de relajar el paso tras salir de aquella calle horrible, y al cabo de un buen rato caminando, habían dado con un refugio que incluso tenía algo de vegetación.
Pasó la mano por las enredaderas que trepaban por la piedra.
- Aqui todo es parduzco...- murmuró con lastima. Alguien le dio un manotazo. Alguien no; Alder.
- ¿tu nunca has oido hablar de plantas venenosas?
- La he tocado y sigo viva, ¿no?- replicó muy molesta. Pero la cara de Alder había cogido un tono amarillento de pronto.- ¿que ocurre?...
¿que viste en las casas, Alder?-
dijo recordando de pronto.
- Nada.-y se dio la vuelta y subió con Pablo a explorar los pisos superiores.
Seon bufó de irritación.

El lugar después de una inspección mas o menos a fondo, parecía seguro, e incluso tenía pozo. Pero después de sacar algo de su interior, vio que solo era mas agua, fría y sin una pizca de color.- tampoco hay syv...- y aquello le produjo mas preocupación. En el cielo habían empezado a danzar algo que parecían pajaros en llamas. Era un espectaculo precioso, y relajó el corazón de Seon. "los farolillos de esta ciudad" pensó emocionada.
Entró dentro y escuchó a Thras, nada convencido con el lugar. "este chico habla de criados..." Alder por una vez guardó silencio, quizás porque aun no pensaba limpiar en absoluto. "Pobrecillo....necesita entender que aqui somos todos iguales..."
- Thras...- dijo con dulzura- ahora necesitamos descansar todos, no es normal pasar el día en vela. Pero si después te sientes mas a gusto con este sitio limpio, vas a tener que colaborar en la limpieza. Lo entiendes, ¿verdad? Aqui todos tenemos que trabajar, asi no tenemos malentendidos. Incluso la gente importante.


_________________________________________

-

6Torreón Letargo (Archivo III) Empty Re: Torreón Letargo (Archivo III) el 10/09/12, 12:00 pm

Elliot

Elliot
Thras se quedó mirando el torreón con un gesto de profunda preocupación cuando Pablo le dijo que no había nadie que fuese a limpiar por ellos. ¡Estaba todo muy sucio! ¿Como iban a vivir allí si nadie se lo limpiaba?

El Frivy no entendió demasiado bien eso de que no era normal pasar el día en vela, lo que si entendió a la perfección es que aquellas personas pretendían que el limpiase. ¡Pero el no sabía limpiar! -Pero... pero... yo no superse... - comenzó a decir, pero Pablo le interrumpió al bajar de las escaleras. Decía que habia un dormitorio. Thras se sintió alegrado, ya era de noche y sin duda hora de dormir, aunque si aquello estaba tan sucio como el salón...

Thras subió las escaleras seguido por alguno de sus compañeros y al llegar a la segunda planta dieron con aquel dormitorio. Era una habitación enorme con un montón de camas deshechas. El chico avanzó hasta una de las ultimas, que estaba justo en frente de una ventanita y la miró. "¿Quien superhabrá dormido aquí?" Se preguntó. Alguno de sus compañeros quitaron las sabanas para sacudirlas y el trató de imitarles como mejor pudo. Lo de ponerlas no se le dio tan bien. El chico se quitó su ropa dejándola sobre una silla y se metió desnudo en la cama, que tenía todas las sabanas sueltas.

Tardó bastante en dormirse. Por un lado estaba el asco que le daba aquella cama, dura, fría y desconocida. También tenía miedo, a lo que había escuchado en la plaza de la fuente, a lo que había visto en aquella avenida y a lo que le esperaba.

Despertó muy temprano, como tenía acostumbrado y vio que sus compañeros aun dormían. El chico se puso el slip de plástico negro semitransparente, que, sin los cinturones cruzados por encima dejaba poco a la imaginación, y bajo al salón, muerto de frío. Le tranquilizo comprobar que nadie había entrado durante la noche y, que por el día, aquel lugar, aunque mas sucio, también parecía menos terrorífico.

Se acercó a las cestas en las que estaba la comida, pero lo que vio no le gusto. ¿Eso era comestible? Decidió no aventurarse. Quería ver limpio el torreón, pero ni siquiera sabía por donde empezar... Debería esperar a sus compañeros...

Salió al patio y sonrió al ver el sol. Por lo menos eso no había cambiado... seguía habiendo sol y este le calentaba un poco eliminando algo de frío de su cuerpo. Tratando de no saltarse completamente todas las rutinas que había llevado en su mundo, el Frivy comenzó su dura sesión de whoopunchy’x diaria. Algún día, dentro de mas o menos tiempo, volvería a su mundo y no podía dejar de estar perfecto para ello...


Off: No podre postear mas hasta la tarde, si alguien se pone a limpiar, que le enseñe y él lo hará... lo mejor que pueda, si no, dejadle ahí con su bailecito xD


_________________________________________

Me haré una cama con tus huesos, Invitado, Muajajaj!


Taceant Colloquia.
Effugiat risus.
Hic locus est ubi mors gaudet succurrere vitae.

¡Superpor la aceptación, la integración y los derechy'x Frivy's!

Spoiler:
Torreón Letargo (Archivo III) 47695438.th



Click en la imagen para ver el esquema de relaciones entre los Cosechados del Rol

7Torreón Letargo (Archivo III) Empty Re: Torreón Letargo (Archivo III) el 10/09/12, 01:02 pm

Jack

Jack
Guiados por la luz de Erin, los pasos seguros de Alder y Seon y cargando con una de las cestas junto a Thras, llegamos a una torre que se eleva imponente en mitad del lugar. O al menos parece una torre, ya que está cubierto casi por completo por enredaderas << ¿Serán venenosas? Mejor no acercarse... Casas que comen gente, ¿por qué no enredaderas que te atan y te hacen algo? >> En grupo empezamos a dar vueltas en torno al edificio, buscando alguna entrada entre el matojo de ramas y tallos, hasta dar con esta y lograr entrar. Al otro lado lo esperado: un enorme salón y una escalera al fondo, así como una salida lateral a otro sitio y una cocina en un lado. Lo inesperado es que está todo tirado por el suelo, cubierto de polvo, telarañas y suciedad, como hace destacar Thrasmy. << ¿Servicio de limpie... limpieza? Aquí no parece haber tal cosa... Si nos quedamos, como parece que sucederá ya que no parece habitado, limpiamos nosotros >> Y estoy a punto de decirle algo similar, pero Seon se me adelanta e intenta convencerle de limpiar entre todos.

Al mismo tiempo, Pablo y Alder suben a explorar mientras yo dejo mi cesta en la caótica cocina, buscando un sitio donde guardar y dividir los alimentos, sin éxito.
-Hace falta un limpiado intensivo... A no ser que os guste la carne con telaraña.-bromeo.

Los exploradores vuelven, anunciando que hay un dormitorio e Yrio descubre un pozo y un patio fuera. << Agua... Bien, solo habrá que ir a por las bañeras >> Y como nadie ha bajado las escaleras, aviso de esto a los demás y comienzo el descenso, en silencio. Llego a una división, a un lado y a otro distintas habitaciones. << ¿Izquierda o derecha? >> Tomo la puerta de la derecha y me encuentro de lleno en una especie de mazmorra, con un par de celdas vacías, por suerte. Examino el sitio unos minutos y después voy a la otra puerta, que resulta en una pequeña armería, con diversos baúles y estantes para armas, así como piezas simples de armaduras de metal o cuero, escudos, arcos y demás. Aunque hay pocas cosas, creo que habrá suficientes para repartirnoslas, siempre y cuando aprendan a manejarse.
-Necesito dagas...-murmuro, rebuscando pero al mover las cosas, la cantidad de polvo que desprenden es inaudita, así que salgo del sitio tosiendo.

Vuelvo al salón y recuperando el resuello les digo
-Abajo hay armas y un par de celdas para prisioneros. Y polvo, mucho polvo. Mañana nos toca limpieza.-acabo y miro las escaleras.-Si me disculpan, necesito tumbarme y dormir si puedo. Intenten descansar.-me despido de todos, acompañado de una reverencia, más profunda hacia las chicas y aún más hacia Macak, un simple saludo hacia los chicos.

Subo las escaleras sin hacer ruido, ya que Thras y alguien más subieron y pueden estar dormidos. Cuando llego y veo la sala común llena de camas, frunzo el entrecejo y miro hacia abajo << ¿A esto se refería Pablo que no nos gustaría? Son camas... Y mejor dormir todos juntos, por si pasa algo >> Me acerco a la cama más cercana a la puerta, sacudo las sábanas y almohada, y me siento con cuidado, probando el camastro. << Servirá >> Me quedo un rato sentado, con la cabeza apoyada en las manos y los codos en las rodillas, pensando en todo lo que ha sucedido desde que desperté, el discurso, Gahna y Cicatriz, mis nuevos compañeros, sus nombres, sus cuerpos y culturas sin duda diferentes... Hasta que me voy tumbando por puro cansancio, en paños menores con toda la ropa, algunos piercings y los arneses al pie de la cama, las garras bajo la almohada; y me duermo...

Tras una noche de moverme y perderme en el laberinto de mantas, soñando con todo lo del día anterior, despierto convencido de que todo fue una pesadilla. Abro los ojos y el techo de la habitación me recibe en silencio, tenuemente iluminado por el nuevo día. Me incorporo lentamente y tras examinar el sitio, sacudo la cabeza
-Tan real como yo mismo... Maldita sea...

<< En fin... >> Salgo de la cama, recupero mi ropa y accesorios, y descubro que falta Thras en el lugar, así que recupero las garras y bajo por las escaleras a buscarle. << Quizá haya... No, ayer dijo que no sabía... Demonio de chico... >> Ni rastro de él en el salón, cocina, baño, armería ni encerrado en las mazmorras por accidente. Así que salgo al patio y me lo encuentro haciendo ejercicio físico... Pero le pone mucho empeño, como si lo viviera. Me recuerda a mí investigando en las bibliotecas. << Y tiene un buen cuerpo, bastante atractivo >> La ropa... "ropa", quizá llame la atención a los demás, que van más tapados, pero es perfecta para el ejercicio que está haciendo. Decido saludarle acercándome a él y haciendo mi propio set de ejercicios, más relajados. Mientras tanto, contemplo la estatua de una criatura de cuento atravesada por estacas << ¿Será alguien de la historia de Rocavarancolia? >> y los extraños montículos de tierra que sobresalen en algunas partes del patio, así como un huerto hecho un estropicio, abandonado. << Yo no tengo ni idea de plantar y cuidar vegetales... >>

Cuando el chaval acaba y va a asearse, yo preparo los estiramientos y luego también acabo, preparándome mentalmente para lo que viene a continuación. Paso por la cocina para devorar una pieza de fruta tras mojarla en agua del cubo y luego cojo dos trapos. Localizo a Thras y le paso uno.
-Todo tuyo. Vamos a empezar a limpiar. Si no sabes, aprendes. A ver si lo dejamos más limpio antes de que bajen las chicas.-y como aliciente, añado.-Después te hago el desayuno, palabra de Atol. Pero primero limpiamos.-acompañado de una mirada sincera, sin trucos. << Desayuno para los dos, claro >>

Así pues, volvemos a la cocina, ya que necesitamos sitio para almacenar la comida. Lo que sigue es un tanto raro, por tener que estar casi todo el rato a su lado indicándole cómo limpiar los muebles con el trapo, ayudándonos en ocasiones de agua en un cubo. Las telarañas van desapareciendo, sus habitantes huyen o perecen aplastados y ambos acabaremos, sin duda, cubiertos de polvo, pero como había una bañera, no será un problema. Y ya bajarán los demás...


_________________________________________

«Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier nach Liebe!»
Spoiler:
«El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Codicia de Amor!»


New Sincy:

Torreón Letargo (Archivo III) Birds_in_the_buff_3


Alt:
+0171 / +0187 / +0151


Banda sonora de mis pjs:

8Torreón Letargo (Archivo III) Empty Re: Torreón Letargo (Archivo III) el 10/09/12, 01:59 pm

Alicia

Alicia
Alder

Se despertó con la noche aun en lo alto, y las llameantes alas de los murcielagos dando vueltas como estrellas inquietas. Seon había dormido pegada a ella, y por eso ninguna de las dos había pasado frío. Agitó su hombro.
-¿hum?- Seon rodó hacia un lado con la intención de dormir un poco más.
- Es ya noche oscura me parece.- su aurva se incorporó mas espabilada.
- ¿y los demás, no despiertan?
- He pensado en intentarlo, pero parecen cansados.He oido roncar a uno -susurró Alder.
- [color=white]Yrio ya esta despierto, no?color].. - luego echó un vistazo a los dormitorios- por cierto, Thras está desnudo.
- Sí, cuesta no mirarlo. - Alder sofocó una risa. Bajaron y encontraron a Yrio con una vela en la mano. Alder aun guardaba recelo por lo que les había contado. Tenía que haber socorrido a su edeel. Tenía que haberlo socorrido incluso si fuera un desconocido. Pero puesto que Seon parecía dispuesta a disculparle, y que ellas estaban allí en un lugar donde nadie parecía entenderse bien, ni siquiera después de beber de la fuente, Yrio era lo que tenían y estaba dispuesta a intentar olvidar prejuicios.
- Buenas noches, Yrio. ¿llevas mucho rato despierto?

Nfdr: Noche oscura es el periodo de tiempo que corresponde a la tarde diurna, es decir, despues del almuerzo. Claridad es la mañana nocturna.
Ntfdr2: Nibi, edité, pero tu también tienes que tener en cuenta, que igualmente Alder y Seon bajan en mitad de la noche.



Última edición por Alicia el 11/09/12, 12:09 am, editado 2 veces


_________________________________________

-

9Torreón Letargo (Archivo III) Empty Re: Torreón Letargo (Archivo III) el 10/09/12, 05:11 pm

NH


Parecía que al resto del grupo le importaba bien poco que no tuviesen luz. Se pasearon por el polvoriento torreón como por su casa y tras inspeccionar un poco más se subieron todos a los pisos superiores y no volvieron a bajar. Yrio se quedó con la palabra en la boca y una vela apagada en la mano. Bufó a las escaleras y luego continuó buscando entre los trastos de la cocina, tan concentrado en su tarea que se le olvidó por completo de que en una situación normal estaría aterrado de tener estar solo en el piso inferior y habría salido corriendo con los demás. Encontró un aparato con forma de cabeza de dragón que parecía ser un encendedor, por lo que pudo encender la vela y después ponerla en un platito de latón para transportarla más fácilmente.

La vela estaba bastante entera, y aunque no alumbraba mucho Yrio podía ver bastante bien con ella incluso cuando cayó la noche. Alder y Seon bajaron poco después, así que les estuvo haciendo compañía mientras comían algo cogiendo él un poco de pan y queso, sin atreverse a comer demasiado. Luego exploró el sótano, de aspecto demasiado siniestro como para pasar demasiado tiempo en él, por lo que subió de nuevo a la cocina, y allí se sentó en un sillón junto al horno. << Tenemos horno, no tenemos que pasar mucho frío... Me pregunto si habrá leña en algún sitio...>>. Al acomosarse en el sillón notó que algo le pinchaba bajo el cojín... << ¿Qué es...?>> Ropa, joyas, y piedras raras amontonadas debajo.

- ¿De quién será todo esto?- susurró.

Se pasó el resto de la noche jugueteando con el pequeño tesoro que había encontrado, y cuando despuntó el sol corrió a escabullirse en una de las camas para dormir. Estaba agotado. << Malditos compañeros dormilones, luego no van a poder dormir en todo le día...>>


Nota del master: A partir de aquí no quiero tochacos, sino un resumen de la llegada para los que aun no han podido postear. Ahora es de madrugada. No me volvais a hacer esta cagada.



Última edición por NH el 10/09/12, 10:11 pm, editado 1 vez

10Torreón Letargo (Archivo III) Empty Re: Torreón Letargo (Archivo III) el 10/09/12, 08:02 pm

Poblo

Poblo
Abrí los ojos bruscamente. Sentía un dolor agudo en la palma de mi mano derecha, pero desapareció casi al instante "Como siempre".

Seguía teniendo las mismas pesadillas, como todas las noches. No es que fueran iguales, pero seguían todas el mismo patrón. Eso le molestaba. Una de las cosas que le habían dicho cuando aceptó venir a la ciudad era que aquí sus pesadillas podrían desaparecer, pero de momento seguían como hasta ahora.

Me incorporo y trato de acordarme de lo que había pasado ayer. Poco después de encontrar el dormitorio, Atol e Yrio le habían contado lo que había en el sótano y el patio. Luego había subido al dormitorio de nuevo y tras tratar de adecentarlo un poco, se había tumbado en una de las camas y rápidamente se había dormido.

Me levanté de la cama y descubrí que algunos ya se habían levantado, así que bajé a la planta baja esperando encontrarlos allí. En el patio encuentro a Atol y a Thras, los dos haciendo ejercicio. Los ejercicios de Atol no me llaman demasiado la atención, en cambio los de Thras si. Parecía aeróbic, pero mucho mas bestia que cualquier tipo de aeróbic que hubiera visto antes.

Tras saludarlos vuelvo al salón, y tras picar algo de pan de las cestas dirijo una mirada a toda la estancia. "Bueno... Si vamos a quedarnos aquí habrá que adecentar esto un poco."

Busco por toda la sala hasta que encuentro cosas para limpiar y comienzo las labores de limpieza, empezando por la cocina. Al cabo de un rato Thras y Atol aparecen tras haber terminado con sus ejercicios. Atol enseguida coge una escoba y empieza a barrer el suelo, pero Thras se queda quieto sin saber que hacer. "No sabe limpiar" recuerdo.

Me acerco a él con un trapo. -Mira- Quito parte del polvo de una de las sillas y le paso el trapo. -Tan solo haz eso hasta que no quede polvo en la silla y después pasa a otro mueble, y sigue así con los muebles que veas. Si ves que el trapo tiene mucho polvo sacúdelo fuera.-

Una vez le he explicado lo que tiene que hacer sigo limpiando la cocina.



11Torreón Letargo (Archivo III) Empty Re: Torreón Letargo (Archivo III) el 10/09/12, 08:37 pm

Serokrai

Serokrai
Tras caminar un rato veo como se alza ante mi un imponente torreón, cubierto en su totalidad por frondosas enredaderas. El rastro que estaba siguiendo me conduce hacia él, lo cual tiene sentido, ya que es el edificio más solido y que más protección parece ofrecer de todos los que he visto desde que abandone la biblioteca.

Comienzo a caminar alrededor del torreón, buscando una puerta a través de la cual poder acceder a su interior. Vi una estatua que representaba a una mujer, con el cuerpo sembrado de afiladas estacas, lo cual me hizo preguntarme el caracter de este edificio. En mi recorrido por el exterior del torreón encontre también un huerto. <<Bueno, al menos parece ser que tenemos una manera de obtener vegetales.>> pense mientras lo observaba. A su lado se alzaban cuatro tumbas, que realzaron más las palabras del reclutador. El peligro era real. Sonrio secamente.

Sigo rodeando la torre hasta que entre las lianas y las flores veo una puerta de madera. Tiro del picaporte, y no me sorprendo al ver que esta cerrada por dentro. Golpeo con el dorso de la mano tres veces sobre la madera. 3 secos golpes que rompen el silencio del ambiente. Me aparto un poco de la puerta y, sin que se note demasiado, adopto una posición defensiva y preparo mi hoja oculta por si me viera en la necesidad de usarla. Es hora de encontrarse con el resto.

12Torreón Letargo (Archivo III) Empty Re: Torreón Letargo (Archivo III) el 10/09/12, 09:12 pm

LEC

LEC
Habían llegado a un torreón enorme, que estaba rodeado en su totalidad de enredaderas << ¿Serán venenosas? Después de lo de las casas no me sorprendería nada >>, pensó, mientras buscaban la puerta. Cuando la encontraron, se tranquilizó, pues las enredaderas no eran venenosas (había tenido que tocar la planta para buscar la puerta y no la había pasado nada) y el torreón parecía bastante seguro con la entrada tan camuflada. Aunque aquel desorden que se encontró al entrar la sentó como un cubo de agua fría. El espectáculo de telarañas y polvo acumulado que se extendía ante sus ojos no era para nada algo agradable, mucho menos cuando descubrió que todo estaba tirado por el suelo y al andar dejaban huellas en la capa de polvo que cubría el suelo del torreón << Pero, pero… esto no es normal, ¿quién deja un torreón así de sucio? >>Alguien dijo algo sobre llamar al servicio de limpieza, lo que la pareció realmente gracioso teniendo en cuenta todos aquellos edificios en ruinas.

La gente fue explorando el torreón. Los que subieron, mencionaron un baño y un dormitorio
<< Al menos hay un sitio donde dormir >>e Yrio, que había salido al patio, había dicho algo de un pozo. Al menos tenían agua, lo que ayudaba mucho, ya que, al menos ella, no iban a estar yendo hasta la plaza de la fuente cada vez que necesitasen agua. Apenas un rato después, subió al cuarto. Dejó la mochila apoyada contra la pared y sacudió las sábanas llenas de polvo, para después volverlas a colocar. Cuando la mayor parte de sus compañeros se hubo dormido, ella ya llevaba en la cama un rato, con la ropa puesta. Lo único que se había quitado eran las botas.

Fue una noche algo extraña. Se quedó despierta la mayor parte de ella, como era costumbre para Erin, por lo que vio como dos personas a las que no llegó a identificar se levantaban y bajaban abajo, aunque no le dio importancia. Ella era la primera que odiaba dormir. Cuando se hizo de día, apenas había dormido dos horas, aunque no la importó. Cuando se levantó, se dio cuenta de que se había dormido con las gafas
<< Mierda, podrían haberse roto, tengo que tener más cuidado >>


Bajó abajo y vio a Atol y al chico de la ropa rara haciendo ejercicio. Los del primero no llamaron demasiado su atención, pero los del otro… Aquello era una cosa muy bestia para su gusto. Frunció el ceño y fue a la cocina. Cogió una fruta de una de las cestas y fue a sentarse en uno de los sillones, aunque no lo hizo porque estaban llenos de polvo
<< Habrá que limpiar pronto el torreón >>.
Mientras Atol y Pablo enseñaban a limpiar al otro chico, ella los observaba, ya que Atol se había negado a que ella limpiase, lo que la frustró bastante. De pronto recordó que el chico había bajado abajo y había dicho que había armas. << Oh, seguro que hay espadas. Voy a bajar a… >> . Algo interrumpió sus pensamientos. Tres golpes en la puerta la hicieron acercarse a ella. Se subió el puente de las gafas y abrió, para encontrarse con un chico de pelo blanco y ojos rojos que medía bastante más que ella, lo que la hizo retroceder un paso. -¿Quién eres y qué quieres? - dijo, intentando no sonar demasiado borde por si acaso la atacaba. La voz la tembló un poco a causa de la impresión que la había causado el chico.


_________________________________________

On se tiendra prêt parce qu'on a la rage, le cœur et la foi

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 67.]

Ir a la página : 1, 2, 3 ... 34 ... 67  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.