Conectarse
Últimos temas
Estadísticas
Tenemos 199 miembros registradosEl último usuario registrado es Slow_frzNuestros miembros han publicado un total de 47911 mensajesen 951 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Ir abajo
Tak
GM
Status : タコです

Personajes :
Gael/Koval: fuego fatuo terrícola.
Kin: demonio raigaurum irrense.
Ayne: anima sinhadre.
Eara: sinhadre sin esencia.
Nime: demonio mineral libense.
Iemai: cercana, fallecida.


Armas :
Gael/Koval: espadas rectas, maza y quimeras.
Kin: alfanje y guan dao.
Ayne: sable.
Eara: ballesta de repetición.
Nime: dagas.



Ficha de cosechado
Nombre:
Especie:
Habilidades:
Ver perfil de usuario

Comerciando con Dédalo Empty Comerciando con Dédalo

28/11/21, 02:25 pm
Ayne solía ser quien se encargaba de las compras en el mercado mientras Eara empezaba los preparativos del menú en la cocina, pero cuando podía permitírselo le acompañaba para dar un paseo y, esos días, se tomaban las cosas con más calma. Miraban más puestos, tal vez se probaban algo de ropa o ojeaban algún capricho o necesidad secundaria.

Aquel día habían podido salir los dos. Les venía bien tomar el aire, porque tras haberse cerrado el portal de Sinhdro sus ánimos seguían por los suelos. Eara trataba de llamar la atención del anima sobre ropa bonita y utensilios de cocina que no tenían, pero él simplemente respondía que no podían comprar cosas sin pensar. La deuda del restaurante aún no estaba pagada, pero normalmente no era tan negativo a la hora de darse algún capricho.

A pesar de eso, el que se detuvo ante un puesto ambulante del mercado fue él. Eara miró qué era lo que le había llamado la atención y su vista se fue de inmediato a los productos de alimentación que había en el puesto. Algunos nombres eran más que familiares. Sinhadres.
Vamos a preguntarle si tiene muestras de plantas que no tengamos nosotros —dijo Eara, dando un paso adelante hacia el puesto. Ayne la detuvo discretamente agarrándola de la muñeca.
¿Y si les ha puesto un precio que no podemos pagar? Intenta que no se note que nos interesan de verdad, o podría aprovecharse aún más —le susurró. Ella asintió y se acercaron al puesto a preguntar.

Buenas —se dirigió Ayne al comerciante—. Hemos visto que tenías bastantes especias y nos gustaría echar un vistazo. ¿A cómo las vendes? —No se refirió a ninguna en concreto a propósito, pendiente de ver cómo los abordaba.
Evanna
Personajes :

Armas :

Ficha de cosechado
Nombre: Rua
Especie: Humana. Sueca
Habilidades: Rapidez mental, valor, astucia
Ver perfil de usuario

Comerciando con Dédalo Empty Re: Comerciando con Dédalo

28/11/21, 05:10 pm
Dédalo se encontraba revisando momentáneamente una capeta con algunos papeles, donde mantenía parte de registro de los productos que poseía y de los pedidos que había recibido. Había recibido reciente un pedido de la taberna por parte del Trasgo aquella mañana antes siquiera de poner el puesto apenas había tenido tiempo de comprobar que tendrá que hacer un viaje es anoche para poder tenerlo completo. Había apenas terminado de cerrar su libreta de pedidos y faltantes cuando escucho una voz dirigiéndose a él. Levanto la vista, sonriendo guardando el cuaderno ay partando un mechon largo de su cabello blanco hacia un lado el cual tenia algunas trenzas y abalorios de cuentas, viendo que se trataban de dos sinhadres, los cual ya le sonaba haberlo visto antes. La trasformación del chico era difícil de confundir. <<Los que servían la comida en la inaugura de la boutique dama Isis, sino me equivoco. ¿No estaban abriendo un restaurante o algo así?>> le sonaba muchísimo algo de aquello.

-Bienvenidos a ambos…- dijo saludándole de bueno humor aunque no pudiendo evitar mirarlos por algunos segundos reafirmándose en su conjetura anterior- ¿Vosotros sois la pareja del catering que estuvo en la apertura de la Boutique de dama Isis, no es así? Supongo no me recordáis…no importa. Tengo aún pendiente ir a vuestro negocio a probar vuestra comida. - dijo Dédalo sonriendo con bastante cortesía y calma atento a los que diría viendo que era las especias lo que había traído su atención, asintió despacio antes de hablar, acercando al lado de su puesto donde tenía expuestas no solo pequeñas botellas con las muestras de las especias, sino que frente a cada una había como un vasito con una cucharilla mucho más pequeña, donde se podría echar un poco en el caso de decidir probarla por no sabe exactamente su sabor u olor.

- Bien, veamos…- dijo volviendo de nuevo a una actitud un poco más centrada en responder sus dudas. Incluso si se tomaba en serio su trabajo y era profesional al respecto tenia de normal una actitud un tanto cercana en sus negocios, sin llegar a excesos- Podéis mirar cuanto queráis, estos son solo muestras. También podéis probarlas y oledlas si estáis indecisos en lo que buscáis. Y no os preocupéis, son todas seguras, aunque aviso, estas de aquí pican como el infierno -indico Dédalo, señalado con un gesto del mano indicando algunas botellas que tenía especie de un color rojo bastante intenso- Y sobre el precio, varían un poco de unas a otras, dependiendo de la cantidad que queráis… -explico el cambiante de manera tranquila pero segura indiciando el valor de cada una de las especias y cuál era el mínimo que se podía comprar ya envasado en su frasco, que eran bastante mayores a los que se veian de muestras, el cual le mostro uno vacio como eejemplo para que viesen la cantidad. De entras las que tenía las que costaba un poco más caras eran las especias Sinhadres y asi se los indico, el stock que tenía era limitado y era además algo que al final ya no podría conseguirse de nuevo, y un par de especias de Krabelin que le había costado un poco conseguir

- De las especias sinhadres en específico, tengo aun en stock bastante pero es limitado…no me queda la misma cantidad de cada una– añadió incluso sino le habian preguntado, revisando mientras hablaba de su cuaderno la decirlo comprobando que era lo que le quedaba en su almacén y confinando sus propias palabras- ¿Así que, hay algo que os interese entonces? Si tenéis cualquier otra duda, no dudeis preguntar…– preguntó al final Dédalo mirándolo con detenimiento y una sonrisa bastante tranquila.

_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Tak
GM
Status : タコです

Personajes :
Gael/Koval: fuego fatuo terrícola.
Kin: demonio raigaurum irrense.
Ayne: anima sinhadre.
Eara: sinhadre sin esencia.
Nime: demonio mineral libense.
Iemai: cercana, fallecida.


Armas :
Gael/Koval: espadas rectas, maza y quimeras.
Kin: alfanje y guan dao.
Ayne: sable.
Eara: ballesta de repetición.
Nime: dagas.



Ficha de cosechado
Nombre:
Especie:
Habilidades:
Ver perfil de usuario

Comerciando con Dédalo Empty Re: Comerciando con Dédalo

28/11/21, 05:54 pm
Cuando el comerciante levantó la mirada para atenderlos a ambos empezaron a sonarles aquellos ojos dorados y el pelo blanco. Antes de que abriese la boca estaban intentando recordar dónde le habían visto, pues desde que habían abierto el mesón no paraban de ver caras nuevas todas las semanas, pero él mismo se encargó de recordárselo.
¡Y tú eres Dédalo! —exclamó Eara, sonriendo, cosa que Ayne agradeció, porque él había olvidado su nombre—. No pudimos hablar mucho cuando se inauguró la Boutique, así que no tenía muy claro con qué tipo de cosas comerciabas. Fue un día un poco loco —admitió.

En cierto modo era un alivio que el dueño del puesto fuese un conocido. Seguían sin saber qué esperar, pero al menos no se habían llevado una mala impresión inicial de él. El puesto también se veía bien ordenado para tener materiales tan diferentes, o el estado de las especias les habría resultado un poco preocupante. Les explicó por encima los precios de lo que había, y si bien las especias sinhadres eran más caras, no se había excedido con la subida. Aunque aún estaba por ver si no les regateaba los precios.
Gracias, nos hará falta un momento para ver todo lo que hay —le dijo Ayne cuando terminó de dar explicaciones.
Tiene semillas de yaia —musitó Eara, mirando al anima con ilusión en los ojos. Era una especia cara de por sí en Sinhdro, con un sabor muy fuerte y cierto picor cuando se pulverizaban. No necesitaba decir nada más para dar a entender que tenían que hacerse con una pequeña muestra. Con ayuda de Giz podrían intentar cultivarla, seguramente.

Ayne siguió mirando durante unos instantes, todavía empeñado en no mostrar desesperación, y luego se dirigió a Dédalo.
¿A cuánto vendes el gramo de yaia?
Eara divisó entonces otra hierba de la que no tenía ninguna muestra y se la señaló con efusividad. El anima esperaba que nadie le sugiriese nunca a Eara interpretar un papel en una obra de teatro.
Evanna
Personajes :

Armas :

Ficha de cosechado
Nombre: Rua
Especie: Humana. Sueca
Habilidades: Rapidez mental, valor, astucia
Ver perfil de usuario

Comerciando con Dédalo Empty Re: Comerciando con Dédalo

28/11/21, 07:20 pm
El cambiante sonrió al ver como el reconocimiento surgía en el rostro de la pelirosa, la cual exclamo con efusivo animo su nombre haciéndolo reírse. Era evidente que la inspiración había llegado en aquel momento, y no le extrañaba en realidad, la apertura de la boutique había sido un tremendo éxito y muchísima gente había asistido.

- Supongo estamos iguales entonces, recordaba como lucíais. Tengo facilidad para esas cosas…y por supuesto recordaba vuestra comida- dijo señalando su cabeza con algo de humor aludiendo a la buena memoria de su transformación- Pero lamentablemente no soy tan bueno recordando nombres- añadió Dédalo dejando caer su falta de conocimiento sobre los nombres de ambos sinhadres y dándole una oportunidad medio de poder presentarse también.

- Tomaros todo el tiempo que queráis- indico Dédalo observando la curiosa interacción de ambos sinhadres y sus diferentes respuestas a lo mismo. Si el chico por un lado intentaba claramente mantenerse sereno, relajado y con un intento de cara de poker, la chica era por el contrario burbujeante, enérgica y el culmine de la expresividad. Incluso si debido a la transformación del sinhadre, leer sus expresiones podía hacer un tanto más difícil, no era tampoco un imposible para Dédalo. Mucho menos si junto al chico un poco más sereno estaba la chica con cabellos como algodón de azúcar, que lo expresaba todo por él.

Igual si Dédalo claramente noto el evidentísimo y nada sutil interés por las especias sinhadre, no dijo nada por el momento. Dejando al pobre chico en su enorme esfuerzo truncado por quien imaginaba era su aurva, de no ser muy obvio, mirándolo con una media sonrisa un tanto divertida.

La pregunta del sinhadre sin embargo le hizo mirarlos atentamente, quedanddose pensativo porun instante. No respondio al momento sino que reviso primero su cuaderno de cuentas donde tenia todos sus apuntes. Tras una rapida verificacion, ya que habia tenido que hacer ajustes en el precio un par de veces tras que el portal se cerrase, levantó de nuevo la vista hacia el anima para responder a su pregunta indicandole el precio por el gramo, que era evidentemente un poco mayor al de otras especias mas comunes no sinhadres. Dédalo al fin de cuentas deseaba vender sus productos no que se quedasen eternamente en su almacen cogiendo polvo, no los iba abaratar por que si y ganancias mayores a lo normal iba a obtener de todos modos. Pero tampoco pensaba ponerles precios exorbitante o imposibles que haria que al final no tuvieran salida del almacen;  y que ademas le diera una mala imagen que no le interesaba. Eso era perder posibles clientes.

- Si te es mas facil para hacerte una idea mas clara en cantidades, asi que puedas ver. Un bote de muestras de semillas de yaia como el que ves ahi, contiene aproximanente uno 15 gramos – explico el cambiante, viendo la efusividad de la pelirrosa al señalar otras de las especias. Sonrio ligeramente entretenido por aquello, casi podía ver la exasperación del anima batallando por salir ante la reacciones de la chica aurva- ¿Cuanto tenias en mente comprar?  - pregunto osbrervandolo con detenimiento ahora, ya que el anima era quien parecia tener las cosas un poco mas claras, aunque dandose igualmente cuenta de los actos de la aurva hablo de nuevo- Mm ya que estamos...¿Quieres saber tambien el precio en gramos de la especia que tu compañera señala tan animadamente?- pregunto Dédalo entonces con un ligera risa tranquila mostrando efectivamente, que no, no estaban siendo sutiles en lo que buscaban.

_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Tak
GM
Status : タコです

Personajes :
Gael/Koval: fuego fatuo terrícola.
Kin: demonio raigaurum irrense.
Ayne: anima sinhadre.
Eara: sinhadre sin esencia.
Nime: demonio mineral libense.
Iemai: cercana, fallecida.


Armas :
Gael/Koval: espadas rectas, maza y quimeras.
Kin: alfanje y guan dao.
Ayne: sable.
Eara: ballesta de repetición.
Nime: dagas.



Ficha de cosechado
Nombre:
Especie:
Habilidades:
Ver perfil de usuario

Comerciando con Dédalo Empty Re: Comerciando con Dédalo

29/11/21, 11:29 am
Cuando Dédalo admitió que no era bueno recordando nombres, Eara decidió hacer las presentaciones de nuevo.
Es normal, no te preocupes. Yo soy Eara, y él es Ayne —dijo, señalándose a sí misma y después a él.
Tras eso pasaron directamente a hablar de negocios. Después de haber indicado la otra hierba que no tenían, Eara dejó que se encargarse Ayne, puesto que normalmente iba él al mercado y se le daba mucho mejor regatear con los comerciantes que a ella.
Ah, las vendes solo envasadas. De acuerdo.
Antes de que Ayne pudiese preguntar a cuánto vendía el bote, Dédalo les ofreció también el precio de la hierba que había señalado Eara, que se sonrojó ligeramente por cómo había descrito sus acciones el comerciante.
Ah, sí, estaría bien saberlo. ¿Ves algo más que te llame la atención? —Dirigió aquella pregunta a Eara, porque ya que estaban bien podía negociar por un buen precio si se llevaban varias cosas. Ni siquiera tenían que ser solo cosas de Sinhdro.

Eara señaló otro frasco, que precisamente no era de Sinhdro, pero sí de la tierra, por lo que tampoco iba a salirles barato. A Ayne le dieron ganas de suspirar, pero se contuvo.
¿Puedes decirnos también el precio de la cúrcuma?
Evanna
Personajes :

Armas :

Ficha de cosechado
Nombre: Rua
Especie: Humana. Sueca
Habilidades: Rapidez mental, valor, astucia
Ver perfil de usuario

Comerciando con Dédalo Empty Re: Comerciando con Dédalo

29/11/21, 01:40 pm
<< Eara y Ayne ¿eh? Bien, ahora sí que no olvidare de sus nombres >> concluyo mirándola primero a ella y luego a él cuándo Eara los presentó, cosa que probablemente hicieron en la boutique también, aunque no se acordase.

No era muy difícil suponer, por las actitudes de cada uno, de que Eara no parecía muy dada en venir a los comercios de la ciudad. En su caso no habría mucho problema al respecto porque estafar no era su objetivo, pero probablemente más de uno ya se habría aprovechado ya de la activa forma en la que la que Eara mostraba su interés para encarecerlo todo aún más. Imaginaba que por eso era Ayne quien mantenía todo el peso de la conversación desde el inicio.

-Lo siento si te avergoncé, Eara, solo me sorprendió y me alegro ver alguien mostrar un interés tal real en mis productos -dijo Dédalo con tranquilidad, sonriendo, antes de asentir a las palabras de Ayne- De acuerdo entonces, dadme un momento- añadió Dédalo comprobando el bote que había señalado Eara y revisando sus apuntes y rápidamente, prefería tenerlo todo así organizado, porque tenía tal cantidad de productos mercancías y muestras varias que sino luego podía volverse más caótico siendo que lo llevaba todo el solo.  Una vez dio con ello les dio el precio en gramos a Ayne, su precio era muy similar a la de la semilla de yaia y en este caso envase de muestra contenía un poco más, como unos 20 gramos. Los botes completos de cada especia, era al menos tres veces más en cantidad.

Ante la mención de la cúrcuma y aun teniendo el libro en la mano Dédalo no tardo apenas en dar con él, dándole también la respuesta del precio al igual que había hecho con el anterior. Al ser una especia humana y que solo podía irse a por ella una vez al año, ciertamente era cara, pero no al nivel de las otras dos.

- Si os interesan las especias terrestres…- indico Dédalo una vez le dio las indicaciones que había pedido ambos al ver su interés por la cúrcuma y los dejo pensar en cuanto iba a querer de cada especie sin prisa alguna, mientrasles añadia algo- Durante la apertura de portales de la próxima cosecha, tengo pensado hace un corto viaje a la tierra, para traer algunas cosas de allí y estoy tomando pedidos. – añadió no olvidando que el también era cosechador pero dado que el portal a la tierra abría un día antes de Samhein, tendría tiempo suficiente para traerse algunas cosas antes de volver, prepararse e irse a Carabas. Los telestransportadores ahorraban mucho tiempo para moverse- Si hay algo de allí que os intereses tener, podría traéroslo. No trabajo con productos frescos, eso sí. – les ofreció Dédalo mirando primero a Eara y luego a Ayne con tranquilidad, antes de sonreír ligeramente y hablar de nuevo- Dije la tierra, por el interés que mostrasteis y porque abre poco tiempo, pero pedidos en otros mundos son viables también. Soy un proveedor aparte de vendedor, abastezco a otros negocios de algun producto que necesitan, como es el caso de la boutique de Dama Isis. - indicio sonriendo ante la mencion de la mujer- Sino me encontrais por el mercado y quereis reuniros conmigo con mas tranquilidad, mi oficina esta en la Clinica Luna Roja– les informo Dédalo con calma osbervandolo con atencion, exlplicandoles con un poco mas de detalle como trabajaba, nunca se sabia sino podrian necesitar sus servicios como proveedor a futuro asi que ahi les habria las puertas para que lo considerasen en tal caso mientras les daba a tiempo a decidir sobre las especias por las que habian preguntado inicialmente.

_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Tak
GM
Status : タコです

Personajes :
Gael/Koval: fuego fatuo terrícola.
Kin: demonio raigaurum irrense.
Ayne: anima sinhadre.
Eara: sinhadre sin esencia.
Nime: demonio mineral libense.
Iemai: cercana, fallecida.


Armas :
Gael/Koval: espadas rectas, maza y quimeras.
Kin: alfanje y guan dao.
Ayne: sable.
Eara: ballesta de repetición.
Nime: dagas.



Ficha de cosechado
Nombre:
Especie:
Habilidades:
Ver perfil de usuario

Comerciando con Dédalo Empty Re: Comerciando con Dédalo

30/11/21, 12:59 am
A Eara le sorprendió que el comerciante se disculpara, y negó con las manos.
No, no, en absoluto —le aseguró, aunque no dio más explicaciones por no meter la pata—. Bueno, lo normal en un mercado es que a la gente le interesen los productos, ¿no? —agregó sonriendo.

Cuando Ayne escuchó los precios sopesó cuánto se podían permitir pagar, y aunque el precio le pareció sorprendentemente asequible dentro de lo caro, no llevaba encima suficiente dinero para pagarle en ese momento si se llevaban los tres botes. Entre tanto Dédalo había continuado hablando, ofreciéndoles la posibilidad de ser un intermediario en nuevos negocios. Era algo de lo que convenía tomar nota mental.
Podría interesarnos tener un proveedor en el futuro, si surtir a un mesón entra dentro de tus posibilidades. Dependería de tus tarifas y de cuánto crezca el mesón, así que ahora mismo sería un poco prematuro hablar de negocios —explicó en respuesta al ofrecimiento de Dédalo—. Pero lo tendremos en mente. Desde ahora incluso, cuando vengamos al mercado a comprar material.
»¿Podría ser que hagas alguna clase de descuento dependiendo del volumen de la compra? En nuestro caso tendemos a necesitar cantidades grandes de todo.
Evanna
Personajes :

Armas :

Ficha de cosechado
Nombre: Rua
Especie: Humana. Sueca
Habilidades: Rapidez mental, valor, astucia
Ver perfil de usuario

Comerciando con Dédalo Empty Re: Comerciando con Dédalo

03/12/21, 12:26 pm
Dédalo asintió al comentario de Eara, no estaba falto de razón, aunque él lo decía más por un motivo ligeramente diferente.

-El mercado puede ser bastante competitivo así que lograr que tus productos sobresalgan sobre los de otro siempre es un halago-  explico  encogiéndose de hombros, antes de que sus ojos dorados se volvieran hacia Ayne de nuevo que parecía estar aun pensándose bastante seriamente sus opciones de compras. Parecía estarle costando bastante decidirse.

- Solo tened en cuenta no me hago cargo de productos fresco o del día, lamentablemente, pero con otra mercancía necesaria no tan perecederas no habría problema. – añadió de nuevo Dédalo queriendo dejar al menos claro ese detalle, pero en cuenta a otro tipo de productos más durados, como pasta, granos, envasados, bebidas y similares no era realmente un problema si sabias donde conseguirlos. El cambiante sonrió observándolo, ciertamente ver como el mesón evolucionaba primero y ver cuánto iba a necesitar era también una apuesta- Cuando queráis, ya sabéis donde encontrarme si en algún momento necesitáis algo. Voy renovando mi stock constantemente y añadiendo cosas nuevas, así que probablemente siempre encontréis alguna que otra novedad. -añadió Dédalo señalando el puesto con un gesto, ya habiéndoles dicho también que podrían encontrarlo en su casa de igual forma, cuando no estuviera viajando y en ese caso bastaba con pedirle una cita para reunirse.

- Sí que podría hacerlos si, no hay problema con ello – respondió mirándolos atentamente, tras algunos segundos viendo pros y contra y realmente no había muchos contra como si los pros. El no tenía pensando hacerse rico ni nada, ya obtenía ganancias suficientes incluso ahora- Sois un negocio que esta apenas en auge y que intuyo ira creciendo bastante rápido. No hay muchos sitios en la ciudad donde sirvan comida como en vuestro mesón- dijo el peliblanco con énfasis en aquello, muchas competencias en ese sentido no tenían- A mi también me conviene el poder proveeros, eso me abriría puertas a otros negocios a futuro igualmente. En esta ciudad a boca a boca se mueve mucho y a mí me gusta tener una buena relación de confianza con quienes piden mi servicio - añadió Dédalo sonriendo animadamente mirando primero a Eara y luego a Ayne, con bastante tranquilidad pese a todo, dejándolo simplemente ahí para que decidieran lo que prefirieran, igualmente era un algo a futuro el tema de proveerles en todo caso, lo que tenían así a más corto tiempo era el asunto de las especias.

Ante lo cual Ayne parecía aun dubitativo sobre qué hacer, asi que Dédalo decidido facilitarle un poco las cosas. Todo fuese por el bien de un posible futuro buena relación de negocios. Al final los pequeños detalles contaban tambien o al menos asi trabajaba el.

- Estabais interesado en estas ¿no es así? - dijo Dédalo tomando con cuidado los botes de muestra donde venían, la semilla de yaia, la cúrcuma y la otra especia, que era sinhadre también-  Ya que es la primera vez que comprais en mi tienda y espero tener una buena relacion con vosotros  en el futuro...– dijo Dédalo sonriendo antes de proseguir- os hare una oferta. Si os compráis estas dos - dijo señalando los botes de las dos semillas sinhadres- Os podéis llevar la cúrcuma de regalo - les ofreció Dédalo finalmente a ambos.

_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Tak
GM
Status : タコです

Personajes :
Gael/Koval: fuego fatuo terrícola.
Kin: demonio raigaurum irrense.
Ayne: anima sinhadre.
Eara: sinhadre sin esencia.
Nime: demonio mineral libense.
Iemai: cercana, fallecida.


Armas :
Gael/Koval: espadas rectas, maza y quimeras.
Kin: alfanje y guan dao.
Ayne: sable.
Eara: ballesta de repetición.
Nime: dagas.



Ficha de cosechado
Nombre:
Especie:
Habilidades:
Ver perfil de usuario

Comerciando con Dédalo Empty Re: Comerciando con Dédalo

03/12/21, 04:46 pm
Eara asintió, comprendiendo lo que quería decir el comerciante. Al menos era un alivio saber que su interés le había halagado. Cuando Dédalo les explicó sus limitaciones ambos asintieron. Por la clase de productos que tenía allí podían hacerse una idea de qué cosas podía conseguirles, pero la especias, y sobre todo las de otros mundos, siempre eran muy necesarias en su mesón. La cocina sinhadre era muy especiada y todo lo que hacía Eara experimentando con los alimentos de otros mundos también tendía a serlo. Tenían suerte que por el momento el volumen de pedidos en el restaurante era bastante bajo, pero la ayuda de un comerciante sería más que bienvenida cuando el negocio despegase, ya que había demasiadas cosas de las que surtirse.

Ten por seguro que recordaremos tu nombre cuando busquemos un proveedor habitual —le aseguró Ayne. Lo cierto era que los precios que tenía le habían convencido. No parecía desear tomar demasiada ventaja de la posesión de especias raras, y eso le inspiraba confianza. Lo que propusiese cobrarle por los pedidos grandes acabaría de inclinar la balanza cuando llegase el momento.

Dédalo terminó de sorprenderlo cuando le ofreció la cúrcuma si compraba ambas especias sinhadres. Había esperado que se lo pusiese un poco más difícil, pero era obvio que lo que quería el comerciante era que volviesen y le encargasen el suministro del mesón, y en ese sentido lo que había hecho le beneficiaría a la larga.
Vaya, te lo agradezco. Creo que haremos justo eso —le respondió.
¡Muchas gracias, Dédalo! —se sumó Eara, mostrándole una sonrisa.

Ayne contó cuánto dinero quedaba en el monedero, y mientras lo hacía Eara sacó una pequeña bolsa que llevaba atada al cuello con algunos de sus ahorros personales y se empeñó en que los usaran para cubrir la cantidad que se habían excedido del presupuesto de compras para el mesón.
Aquí tienes. —Ayne le tendió las monedas a Dédalo y agregó—: Ha sido un placer hacer negocios contigo.
Espero que nos volvamos a ver pronto. Si te pasas por el mesón nos aseguraremos de devolverte el gesto —le aseguró Eara.
Evanna
Personajes :

Armas :

Ficha de cosechado
Nombre: Rua
Especie: Humana. Sueca
Habilidades: Rapidez mental, valor, astucia
Ver perfil de usuario

Comerciando con Dédalo Empty Re: Comerciando con Dédalo

04/12/21, 12:08 am
Para Dédalo fue bastante evidente la sorpresa en el rostro de Ayne, cuando les hizo aquella oferta, pero solo sonrió ante aquello, un tanto entretenido, aun así, esperando ver qué dirían. Cuando ambos aceptaron finalmente su venta, Dédalo ya supo que había plantado en cierta forma ya una semilla de interés para que futuramente pudieran seguir negociando y se sintió satisfecho y feliz por ello. En aquella ciudad al final la mayoría de negocios solo crecían de aquella forma, mediante contactos. Y aunque hacerse rico no era su intención para nada, sí que quería prevalecer y mantenerse y ser el posible proveedor de un negocio como el mesón que iría creciendo en la ciudad era una oportunidad que evidentemente esperaba conseguir.

- No es nada- dijo riéndose  con buen humor ante el efusivo agradecimiento de Eara y viendo que ambos ya habían decidí finalmente aceptar su oferta, tomo las tres botellitas firmemente cerradas- ¡Perfecto! Voy a preparó para que os lo podáis llevar entonces- añadió dejándolos tomarse su tiempo en buscar su dinero mientras el metía las tres botellas en una bolsa de tela roja, firmemente amarrada con un cordón negro  y se lo entrego a Eara, para después tomar las monedas que Ayne le entrego- El placer ha sido mío, espero veros por aquí de nuevo. A nte cualqueir cosa ya sabeis dodne encotnrarme.- añadió finalmenteantes de mirar a la sinhadre y asentir convencido de aquello.

- Me vereis pronto por alli, eso seguro, que tengo mucha curiosidad de que tiipo de platillos preparais.- asintio finalmente antes de despedirse de ello. No era por ganárselos, era la verdad, si algo había descubierto le encantaba hacer, era comer y probar cosas nuevas. Así que  si podia conseguir eso sin tener que estar yendo a otros mundos para probar cierta comida, porque aunque Enredo cocinaba bastante bien no podia tenerlo cocinando todod el tiempo, entonces el mesón esperaba se volviese un lugar al que ir habitualmente.

_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.