Conectarse
Últimos temas
Torreón SendarHoy a las 11:09 amHarekSubterráneosAyer a las 06:31 pmGiniroryuBosque FantasmaAyer a las 06:07 pmGiniroryuCasino Lago ÁureoAyer a las 05:58 pmGiniroryuPrimer sueño de RägjynnAyer a las 05:43 pmGiniroryu
Estadísticas
Tenemos 203 miembros registradosEl último usuario registrado es LiebreNuestros miembros han publicado un total de 52130 mensajesen 1058 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Ir abajo
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Mayor interés por acumular conocimiento.
Status : Prrrr prrrrr

Para romper el silencio - Página 2 Empty Para romper el silencio

04/09/23, 06:14 pm
Recuerdo del primer mensaje :

¿Qué sería más rápido, la antorcha o él?

Las llamas creaban sombras arrojadas sobre las sábanas que hacían de pared en aquella suerte de campamento. Lo había reacomodado al creer que los niños dormirían de nuevo con ellos, pero hacía poco menos de una hora estos le habían confirmado que no. Al varmano no le importaba que quisieran volver al cuarto que compartían con Rag, Airi, Tawar y Esesenia (ya le habían dejado dicho que irían cambiando), o al menos así era hasta que se dio cuenta de que la noche era oscura y estaba solo. Por primera vez en toda su vida, el espacio de dos colchones era demasiado grande para él.

La quietud fue abriéndose paso en el torreón como lluvia de otoño, primero suave, después escandalosa. Cada sonido se acentuaba como si tuviera su propio megáfono, así fuera el murmullo distante de las últimas voces en otro cuarto o el crujir de la madera por un simple cambio de temperatura. Incluso cuando sus ojos se habituaron a la luz tenue del fuego, cada esquina era una apertura a la paranoia. Esperaba poder dormirse antes de que la antorcha se consumiese o quien sabe si podría pegar ojo en primer lugar. A lo mejor Ethan se había encontrado con los niños y había decidido volver a la habitación con Rick y Connor. Debería sentirse afortunado de tener un cuarto para él solo, mas una noche había bastado para que abandonase el encontrar felicidad en la privacidad. Sobre todo tras haber visto a la Hoja Negra, o lo que fuese esa pesadilla hecha de nada y hueso.

Cuando la puerta se abrió se incorporó sobre uno de sus codos, y le costó no saltar como un resorte más allá. No podía ser el fantasma -no si atravesaba paredes- pero bien entrada la noche el granta pensaba de cualquier manera menos con lógica. Al ver aparecer a Ethan sus hombros se destensaron gradualmente para que no se notase que había estado como la cuerda de un violín mal calibrado en un intento de conservar su orgullo.

Ah, hola —musitó—. Los niños no duermen aquí hoy.

Y calló. Se había apresurado en decir algo que a lo mejor ya sabía. Podría haberle preguntado donde estaba, más por cordialidad que por entrometido, aunque lo cierto es que sus motivaciones tiraban más a lo segundo. En su lugar se reacomodó en el sitio hasta quedar otra vez tumbado, paso a la gratificante calma de saberse acompañado.

Pensé que te habrías ido en la otra habitación —un único segundo le hizo ser consciente de que podía sonar a reproche, y estar solo era lo último que quería, así que se apresuró en continuar—. No sabía si unirme yo también…

_________________________________________

♪♫♬:

Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación

Para romper el silencio - Página 2 Empty Re: Para romper el silencio

07/09/23, 01:14 pm
¿La había liado? Probablemente la había liado. Era lógico, si él estaba aquí significaba que su hermana seguía en su hogar, no era un tema bonito del que hablar, mucho menos del que pensar. Entendía que podría echarla en falta o incluso estar preocupado por lo que  pensaría ante su desaparición espontánea, era un tema tan complicado como frágil de tratar y él como un estupido había ido de cabeza a preguntar por el mismo.  

-Hmm, ¿claro?. -Intrigado ante el cambio de voz se giró para tenerlo de cara, bajando el cojín para que no interfiriera con su visión. Sonaba por la reciente tensión a conflictos familiares, pero en su cabeza no acababa de enlazar porque algo tan cotidiano era descrito como ¨raro¨. Fue el cambio en el verbo lo que hizo que Ethan se quedara congelado en el sitio, presa de un terror que estaba reflejando en su compañero ¨Tengo, tenía¨  y si bien el curso de la conversación no fluía hacía lo tétrico que era esa mención ya no podía simplemente obviarla.

Lo siguiente, si bien en su cabeza mejoró, no fue precisamente a un lugar más positivo. Olvidos, secuestros, juegos mentales.. Ethan ladeo la cabeza un tanto confuso, incapaz de responder nada más el felino había guardado silencio. Trató de asumir la información poco a poco, como quien aún sediento prefiere saborear el agua a sumergir el rostro en un lago sin fondo. Era… bueno razonable el por que no quería compartir semejantes datos a la ligera, sus únicas hipótesis eran todas tan alarmantes como fantasiosas, pero si algo era verdad, es que a esas alturas le resultaba factible.

-Te… te creo. -Comentó en bajo pues aún trabajaban a fuego los engranajes de su mente por llegar a algún punto común. -Mírame, vaya, tú y yo sí quiera compartimos mundo y, y las criaturas que hay por aquí son inverosímiles… A estas alturas me creería casi cualquier cosa, lo que dices … tiene sentido, ¿no?

Busco su mirada con la duda de quien se veía metiendo la pata en una trampa de osos. Si de un inicio el tema le parecía delicado ahora se enfrentaba a unas arenas movedizas y no es que tuviera miedo de pisar en falso, le preocupaba más bien que al hacerlo pudiera arrastrar a los dos a asfixiarse en ellas. Sus hipótesis eran horribles, su hermana probablemente había sido secuestrada y siendo una familia noble con recursos suficientes para buscarla podrían haberla querido borrar del mapa para evitarse problemas a la hora de regresar a por su mellizo… Ahora bien, eso significaba que o la promesa de regresar a su hogar al año siguiente era falsa o… Trago saliva, sintiendo su propia garganta rasposa, no era su familia y aún así notaba el peso de la culpa como un yunque que le hundía en el sitio.

-Quizá ella esté por aquí, quizás os borraron la memoria para que eh, tú fueras más fácil de captar… -Trató de sonar convincente, hablando con una voz suave para acompañar una mentira que apenas se creía. -El juego dura un año así que no. tal vez, ¡ella regresó! -Sí eso sonaba mejor, más fantasioso pero mejor. -Un intercambio, ella pasó las pruebas tan bien que quisieron probar contigo… Supongo… nooo, no lo sé, perdón, si quieres podemos hablar de la gente con la que duermes, parece un tema interesante la verdad.

Le dedico una sonrisa horrorosamente nerviosa. Joder, es que no podía ser más incomodo el tema.
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma

Para romper el silencio - Página 2 Empty Re: Para romper el silencio

09/09/23, 10:34 pm
De haber sido alrevés, Ethan la fuente y él el oyente, Nohlem no habría sabido que augurios decir. Se imaginaba pidiendo perdón como si tuviera que dar luto y… poco más. Sin embargo el asiático estaba rascando palabras para él, palabras que si bien no iban a arrojar nueva luz sobre el asunto daban fuerza a sus teorías y validez a su cordura.

He… he pensado lo mismo. Más o menos —respondió con los ojos bien abiertos, agachando orejas y mirada al pensar en la posibilidad de que fuera parte de un plan mayor para secuestrarlos a los dos—. Que Kahlo haya estado aquí, pasase el año y esté de vuelta en casa… —tomó aire profunda pero silenciosamente—. Eso… significaría que me han olvidado a mi también.

Las connotaciones que eso tenía eran… horribles. Si moría… no había vuelta atrás. Nadie le recordaría en su casa. Que bien pensado, desaparecer por un año era a fin de cuentas lo mismo, les estaba ahorrando la pena y el pesar a sus padres de ser el caso, pero Nohlem no era tan humilde como para querer eso. Quería que le recordasen, quería que llorasen por él, aún si no tenían cuerpo que enterrar ni alma que liberar, Nohlem se negaba a dejar de existir para nadie como lo había hecho su hermana. Claro que… había estado centrándose en la parte menos cruda de aquello: ¿y si Kahlo no había superado las pruebas? Y si… ¿no había vuelto?
Entonces la idea de que la existencia de Kahlo era una ilusión producto de un hechizo se volvía la opción más amable. Atinó a dedicarle una sonrisa escueta al chico, aferrándose por su propio bien a una cuerda que si bien raspaba demasiado sus manos, siempre era mejor que el abismo que eran sus pensamientos más fugaces.

No, no, lo siento yo. Es que- —se rió débilmente, abochornado—. De verdad que no he dormido con tanta gente, tengo un listón más alto del que pudiera parecer. No todo el mundo se merece un trozo de esto —dijo señalándose de arriba a abajo con ambas manos, como si fuera mercandía. Aún se sentía raro y sin el cuerpo para bromas, y aún esforzándose por sacar su orgullo se notaba flojo. Tampoco ayudaba la ropa cutre que llevaba para dormir. Resopló por la nariz—. Además soy más de… ¡eso que decíamos la otra noche! El viaje y no el destino. Charlar y conocer, flirtear…

Y besar, y tensar y aflojar la cuerda, y perseguir y ser perseguido, y liarse a escondidas en sitios peculiares antes de que nadie les pillase, como esa vez en el establo que-… Soltó un corto bufido divertido. Al final no solo había sacado un tema escabroso a la luz para huir del tema, es que había caído de vuelta a lo que trataba de esquivar como un idiota. Bueno. Mejor que secuestros y funerales sin lágrimas tenía que ser.

Prometo que soy un tipo normal —añadió más bajo—. Oye… gracias. Por… por escucharme. Tú ¿tienes muchos hermanos?
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación

Para romper el silencio - Página 2 Empty Re: Para romper el silencio

11/09/23, 11:25 pm
Ah mierda, había pasado por alto ese pequeño e insulso dato… Ethan enfocó su mirada en la del felino preocupado por todas las connotaciones que ganaban peso con esa afirmación. Si seguían el juego podía ser que nadie le recordara, ya había pasado con su hermana tenía sentido que ahora le tocase a él. Era un tema tan escabroso como perturbador y lo peor era la incertidumbre que generaba tener un testigo del mismo. ¿Cuáles eran los requisitos para que sucediera eso? ¿Tener un hermano apto para el secuestro, ser de familia noble, venir del mundo del felino, haber muerto durante las pruebas o simplemente ser abducido? Tantas preguntas y ninguna respuesta, las dudas simplemente se amontonaban en un cajón donde ya no había espacio para más y las que sobraban caían desbordadas en una mente saturada por tanto cambio.

-Aún no lo sabemos. -Se aventuro a conjeturar. -Y si fuera el caso, no importa, tu hermana está de vuelta y tu lo podrás estar en unos meses… -La positividad estaba pinchada como la rueda de un coche que se negaba a ser cambiada, desesperado porque la conversación terminase antes de que pudiera quedarse varado en un lado del arcén. -Por ahora.. Sé que no es lo mismo, ni de lejos, pero todos te conocemos, nadie de aquí se va a olvidar de ti.

¨Y tampoco te va a pasar nada como para tener que recordarte.¨

No, superaba sus limitaciones al pronunciar esas palabras en voz alta, no iba a regalar una promesa en la que no sabía si había recorrido. No le importaba consolar, pero hasta engañar tenía un límite humano e intentar forzar tanto la maquinaría le resultaba injusto para ambos. Por suerte el tema cambió de rumbo y aún persistiendo la amargura del anterior en este había un ápice de cobijo, o eso pensaba él.  

-¡Oh, entonces no te entendí mal! -Respondió con una sonrisa avergonzada y un ligero rubor que lejos de ser por el tema que trataba el felino, se formaba ante lo estúpido que se sentía habiendo caído en una ignorancia voluntaria. -Ay perdón, es que no razone que pudiéramos compartir frases hechas entre mundos, error mío.

Y tan pronto como recuperaba cierto alivio al deshacerse del peso de una conversación inquietante notó un yunque atrapado en su pierna herida, arrastrándolo al fondo del mar. Claro, había dejado caer el tema familiar, obvio iba a preguntar acerca de ello. Ethan se sentía estupido por aquel desliz. No culpaba al gato por tenerlo arrinconado contra un abismo pues él desconocía de su existencia, ahora bien, le seguía dando miedo las alturas.

-Uno. -Respondió en un tono tan neutro que resultaba hasta robótico, carente de emoción. -Perooooo bueno, poco importa esos detalles mientras estemos atrapados aquí. -Y si el inicio había sido extraño, el intento de sonar gracioso era tan forzado como la risa que dejó morir al poco de iniciar, sin fuelle para existir en esas condiciones. -Perdón, no es… me refiero a mi familia, no es nada interesante de contar, a mi me agrada saber de la tuya, claro.

Un carraspeó incómodo le hizo bajar la mirada al coletero con el que jugaba, entreteniéndose durante unos breves instantes sin saber cómo continuar. Perfecto, acababan de salir de una conversación incómoda para ir directos a otra.

-Parece un mundo muy interesante… Tenéis trabajos chulos, estilo para la ropa, libertad sexual y eh, una nariz bastante más cuca que la nuestra. Es… es guay, siempre he sentido curiosidad sobre si esta fría.

Ahora hablaba bajo, no lo suficiente como para convertirse en susurro pero sí como para sentirse algo protegido al hablar, con el miedo de quien escapaba de una duna para excavar su tumba en la siguiente.
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma

Para romper el silencio - Página 2 Empty Re: Para romper el silencio

12/09/23, 07:23 pm
Te conocemos, nadie de aquí se va a olvidar de ti”.
Ethan no podía ni imaginarse como de valiosas eran para él esas palabras. Es verdad que no quería pensar en el extremo en el que hiciera falta hablar de él en pasado ni echarle de menos, pero si algo estaba descubriendo a raíz de esa conversación era que a su creciente lista de miedos se acababa de sumar el olvido. A fin de cuentas, ¿no era sino la máxima expresión de la soledad? No serían sus padres, ni su profesor de piano, ni la hija de la jardinera o el chico de cocina, pero… al menos su existencia no sería mero polvo.

El chico le pidió perdón por un engaño que él mismo había motivado y aunque lo encontró gracioso prefirió no delatarse como culpable. Al menos el tema había sido lo suficientemente delicado como para que la incomodidad del otro quedase relegado a lo que era, una tontería en comparación. E Ethan no estaba huyendo, eso era un punto.

Oh.
No, a lo mejor el que quería huir era él.

No había que ser diestro en leer a la gente para notar la frialdad de aquella respuesta. Ni siquiera en la relación que tenía con su madre, donde la palabra “tensa” se quedaba corta, se imaginaba a sí mismo expresándose así. Su primera idea fue que Ethan debía llevarse extremadamente mal con su hermano, y bueno, si los recuerdos que tenía de Kahlo eran ciertos… en eso algo de experiencia tenía. No porque él la odiase, más bien… como raíz del problema. ¿Odiarían todos los hermanos pequeños a sus hermanos mayores? En la mentalidad varmana adinerada al menos era fácil entenderlo. Sonrió con poca fuerza.

No, sí, no… no te preocupes. Es un tema delicado.

Santos, que horror. El silencio era como gelatina. De repente no había crugidos ni nada que lo salvase de otra cosa que no fuera el pitido de sus oídos y las ganas de que una tela como la del techo los separase. Eso o que el sueño se llevara lejos su consciencia. Nohlem se acomodó en la cama, echándose la manta por encima a pesar de no tener frío solo por hacer algo. Antes de soltar el típico “bueeeeno” que precede a un “que descanses” Ethan rescató la situación. Menos mal, porque ni de coña iba a poder dormirse así.
Aunque difería en lo de los trabajos al varmano le gustaba muchísimo su mundo, claro que no era un pensamiento que hubiera tenido en cuenta cuando aún vivía en él. La Tierra también llamaba su atención (a pesar de la variedad inconexa de cosas con las que contaban) como para devolver el interés de forma genuina, pero... Un rubor ligero y una sonrisa apurada decoró su rostro, un tanto más ligera que antes cuando, sin tener tiempo a responder primero, el moreno demostró curiosidad por su nariz. Exhaló una risa, divertido. No se lo esperaba. Tampoco podía culparle, no cuando él mismo se moría por estrujarle el morro a Schecheniak con la violencia que gasta un abuelo al ver las mejillas de su nieto.

¿Quieres tocarla? No sé si está muy fría ahora mismo… —y con el dedo índice se pulsó el centro del morro como un botón. Luego apuntó con la cabeza en su dirección, dispuesto. Su sonrisa era un “3” mal contenido.
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación

Para romper el silencio - Página 2 Empty Re: Para romper el silencio

15/09/23, 07:21 pm
Nunca había sabido responder bien a ese tema.

Desde su ingreso todo su entorno era conocedor de la situación, no había preguntas incómodas porque entre otras cosas, se evitaban. Hasta pasados un mes siquiera recordaba bien el accidente, vivía anestesiado, criado entre algodones para que ninguna noticia le pudiera afectar de más. Luego llegó el dolor de sus padres y se lo llevó por delante como un devastador tsunami. Por ello los verbos siempre habían supuesto un problema, usar el presente era una ensoñación temporal, un abrigo de confort que solo usaba cuando hablaba al recuerdo de lo que una vez fue, pero hablar en pasado resultaba demoledor, asimilar una pérdida que aún escocía. Era mejor ser conciso, librarse del malestar psicológico a riesgo de resultar incómodo o desagradable.  

Al igual que Nohlem era consciente de su malestar, Ethan no tardó en darse cuenta del que él había generado al ver como su compañero se acomodaba en la cama. Lo entendía, aunque le apenaba haber matado la conversación así. No había tenido muchos ratos a solas con el chico, menos para conocerse mejor y la forma de huir tan salvaje del tema familiar acababa de derrumbar los cimientos de una noche que podría haber sido más agradable.

Casi se le escaparon unas nuevas disculpas, por suerte, Nohlem fue más rápido reaccionando. Okay, esa salvada no se la esperaba, no solo había rescatado un barco hundido si no que encima estaban de nuevo a flote, todo por haberle confesado una intriga infantil como era la naricita de gato que el varmano poseía. La incomodidad dio paso de nuevo a la timidez, camuflada ante la sorpresa repentina por el ofrecimiento.

-N-no no, yo lo decía, es, era broma, vaya no… -Se le escapó una ligera risa nerviosa entre dientes, aquella petición se sentía tan estúpida como el querer tocar un pecho a Connor, las orejitas a Colmillo, la cola a Rag o un bíceps a Kalna, era mera curiosidad, no esperaba que le dejaran tener una posibilidad de ver cumplido tan caprichoso deseo. -Bueno, hmm.

¿Estaba bien si decía Boop? Quería decir Boop. Ethan que estaba sentado sobre él camastro se acercó al otro a base de arrastrarse levemente. Agachándose para llegar a una altura más cercana que la del felino. La mera cercanía le hacía arder sus mejillas, tratando de contener otra risa que luchaba por escapar, como si estuviera atrapado en un juego de miradas en el que ambos tuvieran la mentalidad de un crío. Menuda vergüenza daba todo, pero al menos podía contentarse.

-Boop. -Mierda, lo había dicho en alto. Su índice apenas había presionado la nariz, un leve toque para cerciorarse que tenía permiso. -Oh, es rugosa! .-Exclamó al momento, tan feliz como un crío al que acababan de regalarle un gato sorpresa por su cumpleaños. Al primer boop le siguió otro donde se permitió pulsarlo como si se tratase de un interruptor, sonriendo al ver como la naricilla se encogía bajo su peso. -¡Boop!, haha, ay perdón, es que esta gracioso, con la nuestra no se puede hacer.

-Boop. -Ah, la confianza daba asco y a falta de 2 quiso repetir una tercera antes de apartar la mano. Una suave risa y una mueca divertida hacía brillar un rostro que hacía escasos segundos se moría de incomodidad. Sí es que Ethan era de gustos sencillos, como por ejemplo, poder tocar una naricita de gato.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma

Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Mayor interés por acumular conocimiento.
Status : Prrrr prrrrr

Para romper el silencio - Página 2 Empty Re: Para romper el silencio

16/09/23, 05:29 pm
Nohlem le observó excusarse, paciente a que cayera en la tentación que era su morro. Lo movió suavemente una vez, como si olfateara el aire justo antes de que Ethan picase. Su sonrisa creció hacia los lados al ver como se inclinaba sobre él, pensando con diversión que las veces que había sido espectador de ángulos así con otra persona no habían acabado con un simple toquecito a su nariz, por muy cuca que esta fuera. La gente solía pedir más de él. Sí que tenía gustos humildes el chico, sí.

Cuando el dedo del moreno chocó con su piel el varmano cerró los ojos. No es que fuera a seguir la trayectoria y quedarse bizco a posta. El sonido que emitió antes de la apreciación le hizo reír, y más aún el siguiente “boop”. Después de la tensión a temas escabrosos el alivio le salía natural.

¿Cómo te la esper-? —otro boop y un bufido de risa por su parte le interrumpió. Al recuperar habla lo hizo más suave—. ¿Cómo la esperabas?

Nohlem había tenido tiempo y dosis de realidad constantes y suficientes como para ser consciente del tipo de situación en la que se encontraban. Habían sido arrancados de sus mundos con una magia poderosísima, dejados solos a su suerte en una ciudad más peligrosa que ninguna jungla en Varmania donde los espectros vagaban a su ancha, compartía un alimento que costaba conseguir con personas conflictivas y niños, su hermana estaba quien sabe donde, quizás a sus padres les habían borrado la memoria… No era tan tonto para no considerar alguna de estas cosas constantemente. Ahora, no era tonto, pero tampoco era ciego, ni sordo ni inmune a otros encantos. Bien había opinado desde el día uno que la mayoría de sus compañeros eran atractivos (y los que no es que sencillamente eran o demasiado jóvenes o demasiado no-varmanos), pero entre tanta desgracia no era algo en lo que se hubiera podido recrear como para sentirse afortunado por ello. Kalna, Rick, Connor, incluso Serena era guapa, y eso que mirarla tras sus acciones era tan apetecible como pisar una ortiga. En ese mismo instante, a solas y en calma, Ethan no solo le parecía buen tipo y agradable a la vista, es que el sonido de su risa se le antojaba tan bonito como el la lluvia tras meses de sequía.

Eres muy lindo”. Pensó en decirlo en voz alta, piropearle como habría hecho con cualquier otro (y por mucho menos), no obstante el granta no era ningún novato. Sabía cuando se podía y cuando no, y si no quería arruinar la oportunidad de dormir con alguien sin segundas y la comodidad a la que por fin habían llegado tras temas truculentos, más le valía mantener cerrado su piquito de oro.

… Al menos hasta que encontrase otras formas de camelárselo. Era normal querer endulzar una experiencia que ya bastante amarga estaba siendo de por sí, ¿no?

¿Con la vuestra no se puede? ¿Por qué? —examinó la nariz del otro, tanteando con la mano sin apenas alzarla en un evidente tren de pensamientos: pedir permiso a tocarla—. ¿Acaso tenéis la nariz hecha de huesos?
Y despacio para asegurarse el consentimiento (que menos, él se había dejado) la yema de su dedo índice se hundió sobre la punta de la nariz del otro.
Boop. ¡Oye! —sonrió enseñando los diente—. ¡Está fría! ¡Y es suave! —presionó otra vez en una mueca infantil, entre la extrañeza y la diversión—. Y gelatinosa…

Al primer dedo se unió un segundo y el varmano los dejó ahí un instante, sin apretar, entornando los ojos y torciendo la cabeza de un lado a otro, pensativo mientras escrutinaba el rostro del chico.

Hmmm… Hm-hm —y apartó la mano—. Si fueras varmano serías muy guapo. Más guapo. Un morrito rosa te pega.

_________________________________________

♪♫♬:
Raven
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación
Personajes : Ethan: Humano, Ingles/Japonés 1.75

Síntomas : En ocasiones, se le desenfocará brevemente la vista.
Armas : Ethan Lanza partesana y una daga

Status : Ciego y cojo, el chiste se cuenta solo.

Para romper el silencio - Página 2 Empty Re: Para romper el silencio

17/09/23, 01:07 pm
Ethan estaba absorto, como un niño chico suelto en una juguetería. De todo lo que era asumir una convivencia con extraterrestres, esta era sin lugar a dudas la mejor parte, quizá era un tanto especista relacionar animales a las especies de sus compañeros pero era muy difícil no caer en dichas asociaciones. Colmillo era como un perrito humanoide, Räg un lagarto de colores exóticos y Nohlem, pues obviamente era un gato, sólo había que palpar su nariz para reafirmarse en dicho apodo. Obviamente no era tan estúpido como para nombrarlo en alto, la lección del primer día había sido bastante clara, pero aún en esas no podía controlar su subconsciente y ahí, apartando la mano por educación, Nohlem le estaba resultando entrañable.

-Ah, pues no se.- Ignoró mencionar la realidad, a riesgo de sonar ofensivo, pero obviamente no se la imaginaba tan idéntica que la de los felinos. -No tan esponjosa, eso seguro.

Si había existido incomodidad entre ambos lejos quedaba esa sensación, ahora opacada por una sonrisa tan amplía como sincera y unos ojos que se veían entrecerrados por la naturalidad de la misma. Estaba feliz, en un ambiente tan reconfortante que cuando el pelirrojo subió una mano a pesar de la vergüenza repentina se mantuvo en el sitio para permitirle experimentar también lo que era su nariz. Un ligero rubor que se mantuvo palpable en sus mejillas fue acompañado por una suave risa ante sus comentarios.

-Hay hueso, si, y cartílago, por eso no es tan flexible. -Respondió animado por su curiosidad dejando que palpara cuanto quisiera. -Ay, eso es solo la parte de abajo si tocas arriba está más duro.

Señaló con uno de sus dedos la zona del puente para marcarle a cual se refería porque siendo sinceros, entendía de dónde venía tanta intriga. Si lo pensaba en frío ese detalle evolutivo era casi tan feo como los pies, algún sentido tendría pero él no sabía cual y a riesgo de poder escoger, tener morrito resultaba bastante más cuco que lo que sea que fuera lo que ellos tenían.

-Ouch -Fingió temporalmente estar dolorido por el detalle, una mentira que duró tan poco como recuperó su sonrisa, dejando en claro que no le había molestado. -Nunca he tenido ningún complejo con mi nariz, pero a este paso vas a hacer que me la quiera quitar. -En su tono había humor, una sonrisa de medio lado imaginando cómo sería si de verdad tuviera un hocico rosado. En papel parecía perfecto pero ya tan crecidito… se le hacía un poco inquietante.  -Te acepto el cambio si también me concedes unas orejas en punta.

Para remarcar eso se echó uno de los múltiples mechones que caían desordenados por su rostro hacía atrás, guardándolo tras una de sus perforadas orejas para que se viera que las suyas era bastante redondas en comparación. Contaba con dos hélix adornando el cartílago, pero si las tuviera como Nohlem no habría duda a la hora de invadirlas de piercings.  

-Bueno, antes de que vuelvas a meterte conmigo, diré que tu también eres muy guapo, aunque como humano lo serías más… -Le miro de reojo, con un sarcasmo velado en el que se dedicaba a imitar al felino de forma evidente. -Tu pelo lejos de ser naranja sería negro carbón, como el mío y probablemente afro por tu color de piel. Un lindo peinado de rastas para un lindo humano de nariz fea y orejas raras.

Una suave risa se le escapó al terminar de hablar, no había segundas, ni malicia alguna en sus palabras, ahora bien, la imagen que se había proyectado en su mente era preciosa, no más que la que tenía enfrente, simplemente diferente.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Mayor interés por acumular conocimiento.
Status : Prrrr prrrrr

Para romper el silencio - Página 2 Empty Re: Para romper el silencio

18/09/23, 08:51 pm
Aunque no se sentía necesariamente mal por el comentario que había hecho y entendía por el tono de Ethan que él tampoco, Nohlem agachó las orejas con aflicción.

Oh no, ¡no! He dicho más guapo, no que no lo seas ya. Si eres un diez te estaría sumando a once.

De tener que asignarle una zona le haría balera (por el color de piel), pero más allá de lo que les llegaba de libros y carteles publicitarios no es que conociera a ninguno en persona para tener mucha idea. Cuando el otro añadió a la lista de cambios las orejas el granta sonrió, un gesto que se fue apagando para dar lugar a una atenta curiosidad. No había tenido oportunidad de ver orejas cortas con tanto detenimiento. Se preguntó si oirían peor que él. Además de parecerse mucho a una ostra, las de Ethan en concreto estaban adornadas. Se había fijado en los brillos que los abalorios emitían antes, pero por fin les ponía forma. Su interés dio pronto paso a una queja que nunca llegó a sonar cuando el chico le culpó de meterse con él, que luego fue una pequeña sonrisa suficiente por el cumplido y, de nuevo, vuelta a la ofensa. Frunció el ceño, sin sentirse realmente molesto como indicaría la curva de sus labios.

Vale. Capto mi error.

Eh, no he dicho que sean feas o raras —¿o sí? Posiblemente en otro momento se le hubiera escapado, no ponía la mano en el fuego por ello, pero al menos ahora mismo no era el caso—. Solo estoy más… acostumbrado a otras características. Además tienen su encanto, así tan redondas y... cartilaginosas. Pero oye, debemos ser particularmente hermosos para encontrarnos guapos el uno al otro aún siendo de otra especie, ¿no? —rió.

Le costaba imaginarse a sí mismo con el pelo negro o rizado, mucho más con rastas y orejas recortadas, pero lo que le resultaba verdaderamente imposible era la nariz. Se llevó una mano a los aretes de una de sus orejas, tirando suavemente de él con aire pensativo.

En mi mundo nadie tiene el pelo negro. Creo. No sé si lo he dicho antes. Azul oscuro si acaso, verde selva… No me vería como muy… ¿aburrido? A ti el contraste te queda precioso, pero quiero decir: piel oscura, pelo oscuro… —se encogió de hombros y cerró los ojos al tiempo que se ponía cómodo—. Conste que no me meto con tus gustos, mientras tu imaginación me mantenga lindo… Está bien.

>>Hm, por cierto —saltó de un tema a otro rápidamente, mirando los pendientes del moreno para ello—. Tienes un montón de perforaciones. En las orejas es muy común en Varmania, mi hermana… —la frase murió momentáneamente, aunque se esforzó en recuperarla con un empujón mental—. Mi hermana las tenía llenas, pero… ¿en la lengua? —se volteó para quedar de lado, mirándole. A simple vista Kalna tenía incluso más, pero aún no había tenido la oportunidad ni la confianza de preguntarle por los suyos—. Cómo… ¿no te dolió? ¿Os hacéis en más partes del cuerpo? Como hijo de orfebres es… —sonrió entre pícaro y divertido—, un terreno inexplorado que me interesa.

_________________________________________

♪♫♬:
Raven
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación
Personajes : Ethan: Humano, Ingles/Japonés 1.75

Síntomas : En ocasiones, se le desenfocará brevemente la vista.
Armas : Ethan Lanza partesana y una daga

Status : Ciego y cojo, el chiste se cuenta solo.

Para romper el silencio - Página 2 Empty Re: Para romper el silencio

19/09/23, 11:37 am
-Ah, quita quita, un siete raspado como mucho.

Ethan empezó a reírse avergonzado tras el primer cumplido, abanicando el aire con una mano trato de restarle importancia a un sobresaliente que consideraba regalado. No estaba a disgusto con su apariencia física actual pero era consciente del trasfondo desganado que tenía. El pelo largo cortado a tijeretazo limpio, la ropa holgada para esconderse en una introversión autoimpuesta y los piercings como mero alivio sistemático ante un dolor que no se iba con caprichos rebeldes por más que quisiera. Ni de lejos podía considerarse un diez y menos estando en compañía de chicos a los que consideraba bastante más guapos: Entre Rick que parecía salido de una novela de wattpad como un hombre escrito por una mujer, Connor que era una red flag bastante sexy que te recoge en moto para hacer actos delictivos y Nohlem que no solo era exotico si no encima rico, de familia noble… Las comparativas se hacían solas. Su mayor éxito reciente fue haber tenido que cruzar la calle para no asustar a una chavalina que vendría de alguna clase nocturna, un poco lamentable.

Así que a la continuación de Nohlem solo pudo chasquear la lengua divertido, era verdad que aún no había denigrado sus orejas ahora bien, sus halagos eran la viva expresión de que tampoco eran su mayor encanto, no juzgaba, menos aún cuando le estaba resultando tan divertida el giro absurdo que había tenido la conversación.

-No se eh, no dudo en que eres bastante guapo, serías todo un éxito con las chicas de mi hogar -De nuevo se ahorró la mitad del comentario, pues en ese tono satírico escondía una verdad envenenada. No solo agradaría por guapo, sino también por gato. -Pero yooo hmmm, ¿has visto a Rick? él es la imagen perfecta de lo que se consideraría guapísimo de donde venimos. Es alto, con ojos preciosos, tiene buen porte y encima caballeroso, woah, si no fuera porque se le ve bastante novatillo en… bueno eso, sería todo un fichaje.

Cómodo con la ligereza del tema se reacomodo en la cama dejando que su postura pasará de estar sentada a apoyarse en el otro camastro, sostenido por ambos codos para no terminar de tumbarse y ladeado hacía el felino para seguir prestando atención. Que mencionara los colores de pelo de su mundo le consiguió dibujar una sonrisa en el rostro a la que no quiso dar explicación pero es que un pensamiento intrusivo invadió rápidamente su mente. Eran un poco como los pokémon iniciales, tenías a los rojos de fuego, los verdecitos para planta y unos azulados para agua, ni hecho aposta quedaban tan bien.

-A menos que te deje calvo es imposible no dejarte lindo, no te preocupes. Las pecas te suman muchos puntos. -Le dedicó una sonrisa sincera en un comentario que consideraba verdadero pero que se permitía soltar por el ambiente distendido.

Y tan rápido hablaban de belleza le giró el tema a otro muy dispar. Ethan cerró los ojos momentáneamente para hacerle un Bleh cuando comentó acerca de ese piercing, en parte como una gracia divertida y en parte porque cualquier excusa donde presumir sobre el mismo era bienvenida.

-Duele un putooo huevo. -Confesó sin miramientos cuando Nohlem terminó su ronda de preguntas. -Me pase semanas comiendo solo purés de lo hinchada que tenía la lengua pero eh, yo creo que quedo bien bonito al final -Volvió a sacar la lengua como niño chico presumiendo de su nuevo juguete. -y claro, donde te lo imagines puede existir un piercing.

Durante unos segundos se tomó su tiempo para pensar en todos los detalles que podría darle, movido entre la educación o la comedía y si bien su angelito le decía que se quedara en lo básico, por esa noche quiso dejar al diablo tomar un poco de margen.

>>Tenemos para las orejas, la nariz, las cejas , los labios… Pero si vas bajandoo -Dejó un par de segundos como antesala, queriendo crear expectación.  -los valientes se perforan los pezones y puedes ir después al ombligo o… incluso más abajo, a partes más sensibles.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Mayor interés por acumular conocimiento.
Status : Prrrr prrrrr

Para romper el silencio - Página 2 Empty Re: Para romper el silencio

19/09/23, 03:18 pm
¿Sólo entre las chicas? —preguntó en seguida con un puchero—. Sí que son exigentes los hombres en tu mundo.

Por supuesto supuso que era cuestión de la heteronormatividad que había impuesta en la Tierra y no su falsa teoría, pero a él que no lo metiese en ese saco unidireccional tan aburrido. Escuchó sin mucho interés aparente la descripción que hizo Ethan de Rick, y quizás si no estuviera tan desencantado con él a esas alturas hubiera dicho algo más. Podría darle la razón, carajo, tenía ojos en la cara y Rick no necesitaba ser varmano para que Nohlem lo encontrase más bello que un Santo joven, pero no era su pasajera molestia lo único que le ahorraba comentarios. Era la segunda vez que Ethan hacía eso, al menos en ese pequeño margen de tiempo. Si contaba previas saldrían el triple. Nohlem estiró la sonrisa forzosamente pero no reclamó nada, siquiera frunció el ceño, rumiando un motivo que moría por ser verbalizado. En cambio se dejó halagar, dedicándole una carcajada y una sonrisa más bonita cuando mencionó sus pecas. Eran junto a sus ojos su mejor baza para ligar. Adoraba cada puntito que pintaba su cuerpo y cara, pues igual que una flor vistosa atraía más abejas, le dotaban de una inocencia que volvía fáciles las conversaciones. La hija de la jardinera tenía muy pocas en comparación, pero vaya si habían funcionado con él.

Y ahí estaba otra vez, la bolita metálica que seguía sorprendiéndole. Nohlem rozó el cielo de su boca con la lengua por la zona donde tenía Ethan el piercing, preguntándose como sería que el metal chocara con esa parte, o peor aún, con los dientes. Que encima de todo el proceso para obtenerlo fuera doloroso (¡lógico!) le arrancó una única risa bañada en sarcasmo.

Ah, fantástico... Te atraviesan la lengua y no puedes comer —volvió a observar la bolita, resistiendo la intrusiva tentación de tocarla con un dedo, o peor aún, con la boca. Sus ganas oscurecieron suavemente sus mejillas—. No sí, bonito es, la verdad... Si no me diera tanto miedo el proceso no me importaría tener uno.

Era varmano, no una piedra, el tema de los besos con un piercing ahí seguía atrayéndole. Besos y más cosas... "Que no soy un gato en celo" se reprendió.

¿Dónde sea? Eeeh... —rió por lo bajini—, no sé si quiero que mi imaginación vuele tan alto.
Los primeros sitios que enlistó Ethan eran normales. Más o menos. Cejas, labios, como Kalna, vale, nariz si la tenías tan abierta y grande como un humanoide, bueno... No obstante a medida que el chico fue bajando también lo hizo la punta de sus orejas. Nohlem arrugó el morro, con el blanco de sus dientes visible en una mueca de grima tan discreta como el anillo familiar de esmeraldas que se ponía su madre cuando tenía una reunión importante.

Pezones...
¿Por qué? —preguntó por lo bajo.
Ombligo...
¿Por qué? —en un tono más agudo.
Partes sensibles...
¿Por QUÉ? —no podía tener los ojos más abiertos—. ¡Por... Por todos los Santos, por qué?! Me retiro. Ah no. Me retiro. La elegancia ha muerto. No. No no no no. No. Creo que- no. Me arrepiento de preguntar. No sé nada, no- —se presionó ambos ojos con las palmas de la mano como si así pudiera deshacerse de la imagen mental. No sirvió de nada. Un quejidito de dolor empático salió de su boca—. ¡Noooooo! Santas reliquias y Santos sus dueños no- no. ¡¿Por qué?! —tomó una bocanada de aire, liberando sus ojos—. Sin... sin ánimo de ofender, pero como extranjero e hijo de orfébres diré que- no. No. ¡Imagínate hacer una joya para- —una carcajada nerviosa le hizo temblequear en el sitio, el inicio de un ataque de risa—. ¡Nooooojojojo! ¡El metal de tu pierna ya no me parece tan terrible!

_________________________________________

♪♫♬:
Raven
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación
Personajes : Ethan: Humano, Ingles/Japonés 1.75

Síntomas : En ocasiones, se le desenfocará brevemente la vista.
Armas : Ethan Lanza partesana y una daga

Status : Ciego y cojo, el chiste se cuenta solo.

Para romper el silencio - Página 2 Empty Re: Para romper el silencio

21/09/23, 01:13 am
Que le iba a decir si los escasos encontronazos con chicos en su mayoría habían sido cuanto menos, complicados. Exigentes era una buena forma de definirlos sí, caprichosos en algunos aspectos. Su primera experiencia se la había regalado a un joven deportista que lejos de parecerse a los de High school musical estaba obcecado en mantener su frágil masculinidad intacta en un intento de relación secreta que obviamente no acabó bien. El segundo fue más tierno e inocente, un pasito atrás para poder recuperar y vivir lo que era un corto y dulce noviazgo en el que tan pronto estaba depositando su corazón tenía que despedirse del joven. Un adiós amargo tan fugaz como su tiempo juntos. Si en otros sitios los chicos eran más sencillos lo desconocía, Ethan había ido a discotecas jóvenes pero no a bares específicamente gays por lo que ese mundillo se le hacía tan dispar como cualquier otro.

Aún así, el que Nohlem volviera a remarcar que su fijación iba más allá del género le sonsacó una sonrisilla ante la curiosa idea de una sociedad abiertamente bi. Vale, sí, el matrimonio obligatorio era un serio problema, pero si ignoraba eso y se centraba en el lado más positivo le resultaba agradable, acogedor incluso. Una sociedad donde sus problemas al menos no se centraban en tonterías como los gustos personales.

¿O quizá había supuesto demasiado? A la risa adolorida del felino le acompañaron unas carcajadas incontenibles del asiático, una risa que le hizo tumbarse en el suelo ante una reacción que si bien era esperada le resultaba sumamente graciosa vista en vivo.  Con una mano se cubrió la boca, tratando de ahogar los sonidos de pura vergüenza, intentando en fracaso absoluto no ser tan evidente.

-Ay -Tomó aire rendido entre las sábanas malamente dobladas, soltando un bufido divertido antes de continuar. -Pues creo que te alguno de esos te quedaría lindo. -La burla se juntó con una sinceridad a medias donde era más verdad el pique que el cumplido. Tampoco le veía con piercings tan extravagantes como los que él tenía pensado hacerse. -Perdón, perdón, es broma. No los recomendaría ni loco, pero eh el de la lengua seguro te quedaría genial, iríamos a juego en una especie de símbolo de paz interplanetario.

No podía evitar bromear, era la parte más divertida de compartir culturas. Convertir el choque en un juego y a cada par de verdades sumarle una mentirijilla escondida, una inocente como la del pelo de colores.

-Oye pero, si lo piensas no sabemos quién podría tenerlos. Quien sabe, quizá Connor oculta sus secretos… o Rick no es tan inocente como parece. En mi hogar es muy raro que no tengamos mínimo un piercing y si no los tienen visibles… -Alargó la frase hasta convertirla en silencio y si bien su tono era juguetón su rostro seguía siendo tan inocente como la cálida sonrisa de un niño que no había roto un plato en su vida.   -Ah y el de la pierna es que fue eh… de oferta claro, te los regalan cuando te la revientas.

Se dio la vuelta una vez tumbado, quedando boca abajo para apoyar una de sus manos sobre la mejilla, mirando en su dirección un tanto divertido.

-¿Quieres intentar tocarlo? Si apuntas bien lo puedes notar, pincha y todo.

Era ironía pura, un comentario sarcástico al que sumar para tener al pobre granta asqueado por la situación. Obviamente ni se notaba el metal ni pensaba que quisiera probar dicha suerte. El único relieve de su pierna era una cicatriz fea oculta y protegida por una malla que solo se quitaba en ocasiones contadas.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Mayor interés por acumular conocimiento.
Status : Prrrr prrrrr

Para romper el silencio - Página 2 Empty Re: Para romper el silencio

24/09/23, 01:40 pm
¡¿Perdona?! —le sosprendió el volumen de su propia voz, así que con los ojos como platos y recordando que no estaban solos en un torreón durmiente se tapó la boca entre risas avergonzadas—. ¿Perdona? —susurró.

Si no podía ni imaginarse con nariz humana, no lo haría tampoco con... no. Ni en sueños.

¿No prefieres un intercambio cultural menos doloroso? Me gusta mucho hablar sin que me duela la lengua por semanas —rio.

Nohlem no tenía manera de saber cuando una broma lo era tratándose de no-varmanos, y para su desgracia Ethan era muy eficiente al contar verdades a medias. Al menos fue capaz de distinguir el sarcasmo por su pierna -después de todo ya sabía que fue un accidente-, aunque estaba demasiado ensimismado en el escándalo que era que Connor o Rick tuvieran las partes nobles perforadas como para responder otra cosa que no fuera un simple "ja ja". El pensamiento le hacía encogerse metafórica y literalmente hablando.

Pero... —dobló una rodilla, luego la otra—. Por qué os... ¿Por qué? ¿Es que no tenéis sensibilidad en- en esas zonas o...? —y estiró la primera pierna de nuevo, arrastrando y arrugando la sábana en el proceso visiblemente inquieto—. ¿Os... os lo hace un médico? —preguntó mucho más bajito, riendo sin energía.

Sus formas de vestir podían resultarle estrafalarias pero esas modificaciones corporales eran otro nivel, claro que si era una cuestión cultural no quería ser tan faltoso como antes. Santos, ¿cómo es que ahora los humanos le intimidaban tanto? Es decir, vale, algunos intimidaban de forma natural como Connor y otros eran unos raritos antisociales como Serena y Abel, pero... Sí que eran aliens, sí.

¿Eh?

La propuesta de Ethan le hizo volver tarde a tierra, o al menos eso creyó al no entender a que se refería. El granta acostumbraba a perder trozos de información dentro de una conversación incluso si estaba participando activamente en ella, algo más que frecuente cuando se sentía incómodo. No es que estuviera sordo o poco avispado (nada más lejos de la realidad), simplemente su cerebro a veces bailaba un son diferente sin pretenderlo. En ocasiones sus propios pensamientos eran tan absorventes que consumían toda su atención. Podía ser frustrante, mucho, pero si no quería quedar como despistado no le quedaba otra que hilar como podía.

¿En serio? ¿Puedo? —si habían estado hablando de piercings en sitios extraños Ethan tenía que referirse al que tenía en la lengua. Ignoraba que el chico siquiera había especificado. Se incorporó sobre un codo, mirándole la boca con curiosidad—. ¿Pincha...? ¿Pero no es redondo?

Se le ocurrían mil maneras de hacer aquello y valentía no le faltaba, pero por suerte cabeza y elegancia tampoco. Por lo pronto esperaría que el chico sacara la lengua, si es que llegaba a pasar. La diversión le ladeaba la sonrisa.

_________________________________________

♪♫♬:
Raven
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación
Personajes : Ethan: Humano, Ingles/Japonés 1.75

Síntomas : En ocasiones, se le desenfocará brevemente la vista.
Armas : Ethan Lanza partesana y una daga

Status : Ciego y cojo, el chiste se cuenta solo.

Para romper el silencio - Página 2 Empty Re: Para romper el silencio

26/09/23, 02:25 am
La sorpresa de Nohlem le arrancó una carcajada que fue cortada tan rápido fue a cubrirse la boca para matarla ahogada en la palma de su mano. Vale no se esperaba esa reacción pero estaba empezando a cogerle un gusto inquietante a la idea de tergiversar la cultura terrestre. Ver el susto en los ojos del felino avivaba la risa como gasolina a un incendio así que intentaba no pensar en ello en una búsqueda de lograr calmar la tensión continua de sus hombros ante los suspiros entrecortados.

-Ah no tener tenemos, supuestamente el piercing además la mejora peroooo ya no te se decir tanto.  -Estaba girado hacía él, de medio lado en la cama ya acomodado entre el mar de almohadas que había creado junto a los niños. Su sonrisa era tan amplia que aún le dolían las comisuras al intentar evitar echarse de nuevo a reír. Le costaba mantener una fachada creíble cuando le hacían gracia sus propias tonterías. -Podrías preguntarle a estos dos, con suerte lo tienen y te explican mejor el procedimiento… -Bajó el tono de voz a sabiendas de que así sería más inquietante, como un secreto que no debía de ser compartido en alto. -Y no…no son médicos… es… peor. No creo que quieras saberlo, de verdad que no. Es horrible.

Con lo que no había contado era que, en su intento de sonar serio, le saliera tan bien la jugada y a la confusión inicial de Nohlem se le sumó la suya propia al no entender por qué decía que el metal de su pierna tenía que ser redondo. Su procesamiento fue igualmente lento a lo que a su sonrisa confusa se le sumó un ¨Ah¨ cuando su vista siguió la del felino y dio con el foco en unos segundos donde quedo prácticamente bizco. Claro, no había especificado, tonto de él.

-Ah, no eh, era una broma por… Bueno, lo de la pierna. -Intentó corregirse con una vergüenza que manchaba de excesivo rojo su rostro. ¿Cómo iba a…? No necesitaba de una imaginación muy vívida para que la escena se creará en su cabeza, daba igual la película que se quisiera inventar, no había forma de rescatar el momento sin que pareciera alguna proposición indecente. Una risa un tanto nerviosa le hizo apartar la vista para volver a recostarse sobre la cama, rehuyendo esta vez del contacto para centrar su atención en un punto fijo del telar que tenían por techo.

-El de la lengua no pincha claro, es, es solo una bolita, que vamos eh… -No encontraba el hilo adecuado que seguir pues su cabeza trabajaba en diferentes vertientes a la vez, provocando que se atropellara al hablar más rápido de lo normal. -Me lo puedo quitar si tanta curiosidad tienes pero ay, no sé, está todo mojado, no se si es muy agradable.

La sobre explicación seguía en un intento de salir del fango que solo acaba por hundirlo más en el mismo. Necesitaba algo, un gancho para escapar, algún comentario recurrente o una broma absurda… El problema es que la timidez repentina era una buena barrera que lo separaba de cualquiera de esos intentos.

-Quiero decir, que si quieres no me importa pero quizá mejor mañana que así lo saco y te lo lavo antes y tal, claro por, sabes. Aunque vamos no es, es solo una bola de metal nada no se. -Acabo suspirando atrapado en su propio ciclo. -No se… No es tan guay como parece, vaya…

Para intentar quedar natural se incorporó un poco, empezando a tomar la sábana para poderse cubrir con ella. Solo que ni era natural, ni disimulaba demasiado sus claras intenciones de protegerse con ella.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Mayor interés por acumular conocimiento.
Status : Prrrr prrrrr

Para romper el silencio - Página 2 Empty Re: Para romper el silencio

27/09/23, 11:31 pm
Ah —bueno, que mejorase la sensibilidad le daba un motivo, supuso. Quizás el granta era de gustos más sencillos, pues aunque el premio no sonaba mal, el proceso... —. No. No hace fal- no te molestes.

Lo peor de todo es que se veía preguntando en un futuro. De momento prefería ser feliz y conformarse con saciar la curiosidad que le generaba el piercing más peculiar de Ethan, aunque la expresión apurada del humano le dejó claro en seguida que lo había interpretado mal.

Ah. ¡Aaah! ¡La pierna! —exclamó con una pequeña carcajada. Eso tenía mucho más sentido.

Su nuevo interés (¿podía tocarle la pierna metálica? ¿en serio pinchaba?) era superior a la vergüenza de un error que creía suyo, mas la sobrexplicación del otro hizo imposible aventurarse a nada. Nohlem se quedó con la miel en los labios, viendo como el chico reincidía una y otra vez en algo que había descartado ya, y lo mejor de todo es que no hizo nada por evitarlo. A cambio le miró con cara de póker, esa de fingir no estar haciendo trampas, agradeciendo ahora que veía lo rápido que enrrojecían las pieles blancas no tener ese problema. Su apuro le estaba dando pena, pero… él parecía haber disfrutado con su sufrimiento. Una sonrisa ladina cruzó su rostro lentamente, con obvia malicia, más Ethan no sabría como de mucho le estaba costando no romper a reír tras ella.

¿No? A mi si me lo parece… Pero no hace falta que te lo quites —se reacomodó para tener mejor ángulo al otro, mirándole directamente a los ojos. Al hablar lo hizo suave, en lo que era un tono mucho más sugerente—. Me gusta donde está. ¿Tu lengua es más sensible también…?

Pensó en sujetarle barbilla para dar más enfasis, pero no solo era demasiado violento considerando la situación en la que estaban, sino que todo el paripé se desmontó bajo su propio peso cuando una única risa baja escapó de entre sus dientes abruptamente. Nohlem rompió el contacto visual, derrotado por sí mismo y las pequeñas carcajadas insonoras que hacían crecer su sonrisa y oscurecían la punta de sus orejas.

¡La de vueltas que has dado tú solo…! —negó suavemente con la cabeza, y aquellas risas que le pillaban inhalando o expirando se volvían audibles—. No hace falta que me dejes tocar nada, tranquilo. Al menos —y con una miradita aún más pícara que la anterior, continuó con voz sedosa—: por ahora… ¡Pfff!

Tomó aire y resopló, sintiendo los mofletes demasiado calientes y altos. Miró a Ethan de refilón, acurrucándose en la cama para parecer cuanto menos amenaza posible, dejando caer sobre sí una capa -mínima, imperceptible- de seriedad.

¿Por qué haces eso? —preguntó con suavidad—. No digo lo de ponerte nervioso —sonrió—, eso es comprensible, me he visto en el espejo —prosiguió con cuidado—. Menospreciarte. Lo has hecho ya varias veces… Entiendo el motivo de este último -aunque diré que el piercing sí es guay-, pero… —miró arriba, al techo de tela—. Cada vez que te dicen algo bueno rebotas el cumplido a otro o le quitas importancia. Eres lindo y: “¡no, Rick lo es más!”, que bonitos tus animales de papel: “¡ah, no son para tanto!” —gesticuló echando la mano de un lado a otro. Cuando su mirada volvió a Ethan no había dobles sentidos ni juegos en ella, solo genuina duda—. ¿Por qué?

Para alguien de alta cuna como él la humildad era algo de quita y pon, una herramienta que usabas en contadas ocaciones para demostrar bondad u obtener una validación de la que ya eras consciente. Él tenía que ser humilde delante de sus padres, pero incluso estos- no, sobre todo estos, esperaban de él que fuera orgulloso. Solo los Santos eran tan mártires.

_________________________________________

♪♫♬:
Raven
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación
Personajes : Ethan: Humano, Ingles/Japonés 1.75

Síntomas : En ocasiones, se le desenfocará brevemente la vista.
Armas : Ethan Lanza partesana y una daga

Status : Ciego y cojo, el chiste se cuenta solo.

Para romper el silencio - Página 2 Empty Re: Para romper el silencio

28/09/23, 07:35 pm
Woah, espera ¿Siempre hablaba así? Ethan ya sabía de la voz grave del gato, era imposible que no resaltará cuando era incluso más profunda que la de Connor, que ya era decir, pero allí y en bajo sonaba aún mejor de lo que recordaba ¿Era consciente de la voz tan perfecta que tenía de interlocutor? Quizá, si en esos precisos instantes no estuviera profundamente avergonzado y si aquel tono no le pusiera incluso más nervioso se lo habría comentado, pero no era tan estúpido como para tirar leña a su propia fogata.  

-Ah, eh ¿Gracias?. -Comentó dudoso ante una afirmación que no sabía diferenciar como ironía. Vista la repulsión que le daban los otros piercings la línea era extremadamente fina. -No, este no… Es más básico, supongo.

Que Nohlem le dirigiera la vista no significaba que él se viera en la obligación de devolverla, el techo era un espectáculo demasiado simple como para querer dejar de observar. Ahora bien, cuando empezó a reírse recuperó por completo su atención y reavivó ávidamente la rojez de su cara. Ethan se cubrió el rostro riendo por lo bajo, completamente avergonzado de haber caído en su trampa. ¡Obviamente le estaba tomando el pelo! Había pecado de ingenuo al responderle de forma automática a una pregunta que obviamente no iba en serio.

-Dios, eres… -Tragó el insulto para sí riendo algo más calmado, apartando las manos de su cara para volver a mirarle con una sonrisa de medio lado. -Va, me parece justo, por ahora estamos empatados. Bueno no, también te tomé el pelo la primera noche hmm hmm 2-1, voy ganando.

La picaresca de un juego tan infantil le hizo perder algo de timidez para sacarle brevemente la lengua, como un bleh corto que le dedicaría un niño. Se había acomodado de nuevo hacía su dirección para que la conversación pudiera fluir, pero para su desgracia lo que venía a continuación no iba a gustarle tanto como las burlas absurdas que se dedicaban.

-Ah. -Silencio, uno tan fuerte que se volvía sonoro ante su perpleja mirada. Ethan dejó la boca entreabierta incapaz de encontrar una respuesta inmediata. La cerró y pensó en silencio hasta que intentó volver a hablar pero de nuevo se encontró mudo. Fue una repetición abrumadora entre el querer y el no poder hasta que de forma temblorosa, como notas mal tocadas logró que algo escapara de su garganta. -¿No… lo sé? ¿Lo hago mucho?

Le hubiera gustado poderle decir cualquier otra cosa pero la verdad es que le pillaba de sorpresa aquella afirmación, no era realmente consciente de esa actitud y que se la mostraran era tan confuso como verse  en una imagen donde no acababas de reconocerte.

>>Quiero decir no lo hago a malas ah, no sé. Lo de Rick supongo que es por que lo pienso de verdad, quiero decir sois todos bastante guapos y eh, lo otro pues… no sé. -Se encogió de hombros, su tono reflejaba su propia inseguridad al hablar, había bajado sin darse cuenta el volumen. -No es para tanto, es un hobby y me gusta pero supongo que es lo que es y ya. Doblar papeles al final no es tan interesante. Que vaya no digo que no sean tan bonitas, solo… -Volvió a encogerse de hombros apartando la vista al verse incapaz de seguir fijándose en los ojos del contrarío, sus manos buscaron el consuelo en un pequeño cojín al que mantuvo abrazado en su pecho. -No se, perdón, no se que decirte, lo siento supongo.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Mayor interés por acumular conocimiento.
Status : Prrrr prrrrr

Para romper el silencio - Página 2 Empty Re: Para romper el silencio

29/09/23, 02:27 pm
"Vuelve a sacarme la lengua y te juro que te la como" pensó de manera intrusiva, manteniendo su sonrisa estoica.

Como era de esperar el humor de Ethan bajó dos grados. El silencio no le incomodó, al menos no al principio, pues entendía el carácter de su pregunta y que llevase al otro a reflexión. El leve crepitar de la antorcha llenó la sala como llovizna a media tarde y Nohlem sencillamente se centró en él y las sombras que reflejaba.

Bueno, no recuerdo haber atinado un solo cumplido esta noche —respondió con media sonrisa sin malicia alguna.

Le dejó explicarse de corrido, sin interrumpir, aunque su duda no quedó resuelta. Si acaso comprendió que el chico no tenía ni remedio ni constancia de estar repitiendo lo que le acababa de señalar, porque ahí estaba otra vez, quitándose valor y pidiendo disculpas. ¿Acaso el exceso de humildad era una actitud común en aquellos no tan pudientes...? Olván lo hacía a veces, pero hasta él tenía su orgullo y no se amedrentaba cuando Nohlem le adulaba. Sus orejas lucían bajas, pensativo.

Hmm... ¿Y piensas que te piropearía por que sí? —de hecho sí, era más que capaz y acostumbraba a hacerlo, pero no venía al caso. También tenía un poco de estima—. Que otro sea bastante guapo no significa que tú lo seas menos. ¿Insinuas que tengo mal gusto? ¿Que soy un mentiroso? ¡Oh! ¡Eso sí que es ofensivo! —se llevó una mano al pecho para darle dramatismo—. Disculpas NO aceptadas. Supongo que tendré que ser mas intenso a partir de ahora para que me creas —y le sacó la lengua—. Quizás si soy más específico... Hm... Ah, y antes de que me digas que no es lo mismo: ya lo sé, pero a mi me gusta tocar el piano y tampoco sirve para nada. Te podría decir que solo es darle a las teclas para que suenen notas y sería verdad —se encogió de hombros–. Ahora- se me da de lujo—añadió con una sonrisa suficiente—. Nadie me ha dicho nunca lo contrario y no está mal creérselo. Así que no se te ocurra quitarte mérito, chico lindo, te he visto hacer una rapaz con papel cuando yo solo sé hacer barquitos. A lo mejor para ti parece fácil pero no lo es. Y porque al dragón de Connor llegué tarde, que sino... Pero oye, si tienes que mandar lejos el cumplido por lo menos devuélvemelo a mi y no a Rick, ¿no? Que menos.

En su risa se notaba la nula seriedad del reproche. Claro que entre broma y broma...

_________________________________________

♪♫♬:
Raven
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación
Personajes : Ethan: Humano, Ingles/Japonés 1.75

Síntomas : En ocasiones, se le desenfocará brevemente la vista.
Armas : Ethan Lanza partesana y una daga

Status : Ciego y cojo, el chiste se cuenta solo.

Para romper el silencio - Página 2 Empty Re: Para romper el silencio

29/09/23, 04:54 pm
La vergüenza inicial se fue transformando en una extraña calma a medida que Nohlem hablaba, como un gusanito que tras un largo descanso meditando en el interior de su pupa empezaba a dar con algunas soluciones a un problema que si quiera sabía que tenía. No era fácil eliminar una cadena de pensamientos tan arraigada en la mente del joven, pero poco a poco algunos engranajes fueron girando en diferentes direcciones, buscando nuevos senderos donde avanzar.

-No creo que… -En su pequeño escondite se giró a verlo, parte de la manta cubriendo, el flequillo improvisado revuelto y el sonrojo aún visible ante una timidez convertida en gracia. Una sonrisa suave fue ganando hueco en sus mejillas a medida que Nohlem seguía con su discurso incapaz de guardar para sí una risa silenciosa, de las que salían por la nariz en vez de por la boca. -Okay, okay tú ganas, lo capto.

-Oye, crear música es muy útil, yo soy un fiel creyente de que sin ella la vida es muy sosa, insípida no se, muy insonora.

No había mentiras en sus palabras, el ejemplo era bastante efectivo pues era verdad que si quería simplificar una actividad, podía hacerlo hasta el absurdo. Eso no significaba tampoco que estuviera del todo de acuerdo, no quería iniciar un debate del porque ambas actividades no podían tener comparativas pues, por mucho que le rondara la cabeza, sabía que era caer en el mismo punto que estaba intentando abandonar. Aún así no podía estar más agradecido con todo lo que le dedicaba el gato, apenas habían tenido un contacto más personal pero podía asegurar que tras una primera apariencia superficial de niño rico, se veía que tenía buen corazón, al menos lo suficientemente grande como para andar aguantando sus tonterías.

-Vale, no es, no me parece mal trato. -Respondió al final tomando el contexto de manera literal, había recobrado parte de su confianza así que su valor volvía a germinar como una pequeña flor, aún tenía miedo de lucir todos los colores pero bien podría recibir sin pudor el primer rocío del alba. -Uno para mi y otro para ti. ¿Te parece un trato justo? Me daría una vergüenza horrible tener que hablar solo de mí, la verdad.

Y entonces como una cinta de VHS que tenías que volver a enrollar para ir hacía atrás trato de ir rememorando poco a poco. A diferencia de otras aptitudes no tenía mala memoria, al contrario, era enfermizamente buena para recordar algunas cosas.

-Nunca he querido llevar el origami más allá de un hobby pero tampoco creo que sea algo malo, es una actividad que me relaja mucho y siempre me alegra ver con que felicidad aceptáis todos los animalitos, es muy guay. -La mirada inevitablemente se le iba hacía los lados, a veces trataba de recuperar el contacto visual pero apenas eran unos milisegundos, fragmentos esporádicos por miedo a compartir de más las emociones que retenían dentro. -También me gusta mucho bailar, creo que se me da bien y eh, hacer deporte, en su día salía un montón a correr y cuando no, iba en bicicleta o monopatín con los amigos. Me sabía unos trucos chulísimos en su día y todo.

Era curioso, una suave risa cortó el proceso cuando razonó lo bien que se sentía hablar desde un lado más luminoso. Recuperar recuerdos desde una nostalgia inocente resultaba más reconfortante que todas las veces donde solo acababan siendo dolorosos.

>>Y bueno claro, esos son mis hobbys, tu tienes pinta de tener unos también increíbles. Tocar el piano me parece precioso y elegante, te pega mucho si. Además creo que tú también bailabas ¿No?

Estaba intentando hacer un primer paso, claro que le acompañaba aún sus fieles aliados desprestigio y timidez pero si lo intentaba enfocar así como una conversación a dos, le resultaba un poco más llevadero… y eso que solo hablaba de hobbys, cuando tuviera que meterse en el físico sería otro cantar.
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.