Conectarse
Últimos temas
SubterráneosAyer a las 11:48 pmHarekPrimer sueño de RägjynnAyer a las 01:24 pmTakTio, me he rallado21/05/24, 11:21 pmIsmaBarrio Gigante21/05/24, 05:11 pmHarekTorreón Sendar21/05/24, 03:39 pmLEC
Estadísticas
Tenemos 203 miembros registradosEl último usuario registrado es LiebreNuestros miembros han publicado un total de 52067 mensajesen 1057 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Ir abajo
LEC
LEC

Ficha de cosechado
Nombre: Kalna, hija de Mánide
Especie: libense, del imperio
Habilidades: Automotivación, nociones de lucha, valor.
Personajes :
Dama Puente/Kaila: Maga logomante austriaca (1.60).
Kaethe/Dama Sobras: Ghoul nublina (1.46).
Yttria: Bruja percusionista canadiense (1.53).
Amira/Cálamo : Valkyria francesa (1.63).
Kalna : Libense, del Imperio (1.78).
Nefer : Ammut hijo de luna Levyna. (1.85)

Armas :
Dama Puente/Kaila: Magia, báculo
Kaethe/Dama Sobras: Daga, fuerza bruta
Yttria: Arco, hacha, magia, mala leche, cucharillas y otros objetos metálicos.
Amira/Cálamo: Espada corta, pegaso (shire)
Kalna : Espada bastarda; lanza y escudo
Nefer : Lanza, venenos

Status : One flesh, one end
Humor : Permanent resting bitch face

Las cadenas con las que nos atamos - Página 2 Empty Las cadenas con las que nos atamos

07/11/23, 04:37 pm
Recuerdo del primer mensaje :

Había ido a tantos funerales que hacía tiempo que había dejado de contarlos. De familiares cercanos y lejanos, de nobles a los que no había visto más que un par de veces de pasada pero en los que se suponía que tenía que estar, de familiares de amigos y, los que menos, de gente de su edad. Eran todos iguales en cierto modo, y es que exceptuando los privilegios de enterramiento que tenía la nobleza, no es que en Libo hubiera mucha más tradición que la de velar el cuerpo. Una noche y un día, aunque dudaba que pudieran mantenerlo en el torreón tanto tiempo, ya que no podían evitar la descomposición del cuerpo, y viendo las reacciones de sus compañeros ante la muerte suponía que tampoco iban a querer que siguiera allí más de lo necesario.

Subió al cuarto donde habían dejado a Serena al anochecer, viendo por primera vez el cuerpo cubierto con una sábana a modo de sudario. No iba a ser el primer cadáver que viese, ni tenía un vínculo con Serena que le hiciera aquello difícil, pero sabía que cuando la retirase se encontraría su cara hinchada por el veneno, muerta por algo que no habían previsto, y tardó un par de segundos en hacerla. Las familias en Libo solían quedarse algo del difunto, y lo más sencillo iba a ser algo de pelo. Ató con una cuerdecita que habían apañado como coletero un mechón de la pelirroja y cortó un fragmento de este antes de volver a taparla. Lo ideal sería tener algún guardapelo, pero de momento lo guardaría donde pudiera. A lo mejor alguno de los humanos se lo podía dar a su familia cuando volviesen, y es que estaba convencida de que sus familiares querrían algo para recordarla, no que volviesen a avisarles de su muerte con las manos vacías.

No esperaba que nadie subiera con ella, así que se sentó en una banqueta que habían dejado cerca de la cama. Iba a estar allí bastantes horas, y prefería estar cómoda durante ese tiempo. La posibilidad de no hacerlo, de pasar una noche normal en su cuarto, ni siquiera había sido contemplada. Aquello era lo que se hacía en los funerales, no había otra opción.

_________________________________________

Regocijaos, pues ahora sois parte de la leyenda de Kalna, hija de Mánide

Harek

Ficha de cosechado
Nombre: Rick
Especie: Humano
Habilidades: Puntería, habilidad mental y carisma

Las cadenas con las que nos atamos - Página 2 Empty Re: Las cadenas con las que nos atamos

12/11/23, 09:14 pm
Había creído en ella, pensaba que con esfuerzo si Serena ponía de su parte la convivencia iría a mejor. Había querido ver un potencial que, si bien había dudado de si era posible un par de veces, no había terminado de desechar aún cuando se encerró. Estaba dispuesto a darle una oportunidad más, pero eso ya daba igual. La había fallado, tanto a ella como al grupo.

Kalna volvió a hablar y el neoyorquino giró la cabeza en su dirección en cuanto terminó. Sí, eso se lo había repetido durante el día. -(¿Pero es posible?)- se cuestionó. Hacía unos días confiaba en ello, pero ahora lo veía complicado. El torreón era su supuesto refugio, pero además de sombras monstruosas que atravesaban paredes ahora tenían que preocuparse de que no se colara alguien más. ¿Había algún lugar de esa maldita ciudad donde de verdad no estuvieran en peligro?

Cuando su mirada se cruzó con la de ella, sintió lo mismo que cuando Ethan cargó con la escocesa hasta allí. Aún con todo lo sucedido, la veía imperturbable, haciendo lo necesario. Era totalmente admirable. La promesa le sacó una mueca similar a la primera, aunque esta vez con un efecto más real. Además de que sus comisuras se movieron más, consiguió tranquilizarlo lo justo para que no empezara con el enésimo llanto del día. -Ojalá sea así- dijo, con un tinte de esperanza envuelto en melancolía. Quería creer, pero le costaba encontrar hechos para hacerlo.

Bajó la mirada un poco, mientras terminaba de decidir en verbalizar su inquietud. Era mejor sacarlo ahora que tenía fuerzas. -Pensaba que... con los entrenamientos y la estrategia podría mantener a salvo a todos. Me he estado esforzando para mejorar y ayudar, pero...- Se llevó la mano libre al brazo contrario, buscando un apoyo propio. -Cuando pasó todo, me bloqueé, no sabía qué hacer. Aunque pudisteis arreglároslas os dejé vendido a lo que pudiera haber hecho ese Sutileza y ni siquiera pude ayudar a Serena. Pensaba que estaba listo por si las cosas se torcían, pero me equivocaba.- Con el entrenamiento y los encuentros del segundo día pensaba que podía hacer frente a otra situación peligrosa, pero esta vez había sido inútil. Tal como lo veía ahora, su error podría haber llevado a que más gente hubiera salido herida o hubieran sufrido el mismo destino que la escocesa si el azar hubiera querido ser más despiadado aún ese día. Daba gracias de que al menos sus compañeros habían sido mucho más competentes que él.
LEC

Ficha de cosechado
Nombre: Kalna, hija de Mánide
Especie: libense, del imperio
Habilidades: Automotivación, nociones de lucha, valor.

Las cadenas con las que nos atamos - Página 2 Empty Re: Las cadenas con las que nos atamos

12/11/23, 10:23 pm
«Por los grandes felinos, no llores». No sabría qué hacer en esa situación. Prefería que dudase de sus palabras, que se ofendiera, que le sirvieran como consuelo, cualquier cosa menos que llorase. Por suerte, pareció que había servido de algo hacerle una promesa que la libense veía difícil de cumplir. No imposible, y haría todo lo que estuviera en su mano por cumplirla, porque Kalna no hacía promesas vacías y consideraba que su palabra valía más que papel mojado.

Se obligó a no poner los ojos en blanco con las palabras de Rick. No entendía a qué venían esas ganas de ser una caballera de brillante armadura que quería ayudar a todo el mundo cuando ni siquiera podía reaccionar en una situación de peligro.
Rick, escúchame —su tono era más serio que de costumbre, aunque no llegaba a ser gélido. No era el momento para echarle una bronca, pero necesitaba que Rick espabilase—. Llevas aquí una semana, nunca antes habías cogido una espada. ¿Cómo pretendes salvar a todo el mundo si apenas sabes lo básico?

No apartó la mirada. Le daba igual si Rick se iba después de aquello, si se echaba a llorar, si no volvía a dirigirle la palabra. Necesitaba que escuchase. Podía vivir con las consecuencias de sus palabras.
»Tienes que dejar de pensar en lo que has hecho o has dejado de hacer hoy y pensar en lo que va a pasar mañana, o dentro de un mes, y qué vas a hacer cuando pase. Entrena más, medita para ser capaz de mantener la calma, lo que quieras. No te sirve de nada lamentarte si no aprendes de los errores y mejoras para que no se repitan.
Harek

Ficha de cosechado
Nombre: Rick
Especie: Humano
Habilidades: Puntería, habilidad mental y carisma

Las cadenas con las que nos atamos - Página 2 Empty Re: Las cadenas con las que nos atamos

13/11/23, 02:21 pm
Aún intentado ser racional cuando podía, Rick era consciente de que podía tomarse muy a lo personal ciertas cosas aunque lo negara. El asunto de sus padres siempre lo había perseguido y la situación de ahora era similar. En La Tierra o bien había contado con Bob y el resto de sus apoyos o bien había conseguido ir templando sus sentimientos para que fueran más manejables, normalmente una mezcla de ambos. Allí en cambio le estaban abrumando más de lo que se creía capaz de soportar, pero por suerte desde fuera se podía conseguir que espabilara más fácilmente de lo que consideraba.

Miró a la libense en cuanto empezó a hablar, más seria que antes. Estuvo tentado de apartar la mirada en algunos momentos o de intentar contestar, pero no llegó a hacer nada de eso, simplemente atendió mientras cada palabra lo golpeaba. Tal vez no llegaban como le hubiera gustado, pero todas y cada una se le hicieron necesarias. Hasta hacía una semana no se había visto nunca en un peligro real y solo unos días antes había empezado a practicar con armas que no había usado en su vida. Demasiada suerte había tenido de haber podido actuar contra los colaespinas y el monstruo, aunque claro, en ambas todavía podían evitar que alguien muriera. Pero no iba a darle más vueltas cuando Kalna le estaba pidiendo que parara.

Hubo unos segundos de silencio cuando terminó de hablar, en los que el neoyorquino pensó en ello. Luego, dijo: -Tienes razón. Me estaba cegando, pero con eso no vamos a ningún sitio.- Por primera vez desde que la escocesa había bajado, en la voz de Rick volvió a aparecer decisión, un objetivo con el que salir del círculo vicioso que era su mente. -Ten por seguro que aprenderé, cueste lo que cueste.- No hubo una sonrisa que lo acompañara, pero lo siguiente que añadió era totalmente genuino: -Gracias por recordármelo, de verdad.-

Ya estaba más calmado, pero no por ello dejaba de doler la pérdida. Aún así, si quería evitar que pasara algo así iba a tener que mantener la cabeza fría. -(No se pueden resolver casos sin mantener la calma, al fin y al cabo)- se dijo. Era cuestión de práctica. Y hablando de ello... Se mantuvo un poco en silencio, pero Rick acabó preguntando: -Imagino que es parte de vuestra formación tenerlo en cuenta, ¿no?- Mucho más bajito, pues no estaba seguro de preguntarlo tan directamente dijo un pequeño "o..." Esperaba que fuera lo primero, lo que menos quería era incomodar al intentar cambiar de tema.
LEC

Ficha de cosechado
Nombre: Kalna, hija de Mánide
Especie: libense, del imperio
Habilidades: Automotivación, nociones de lucha, valor.

Las cadenas con las que nos atamos - Página 2 Empty Re: Las cadenas con las que nos atamos

13/11/23, 03:13 pm
Los hombres eran blandos y, los humanos, por lo que había ido viendo (y con tal vez la excepción de Connor), aún más. Por eso había esperado que sus palabras afectasen a Rick, que le hicieran llorar, o cabrearse. Buscaba en su lenguaje no verbal algo que le dijese por donde iban a ir los tiros, si iba a poder decirle más o se iba a ir directamente del cuarto sin siquiera responder.  

Pero no hubo nada de eso, y en un giro agradable de los acontecimientos Rick le dio la razón. Ya le había caído en gracia cuando le había pedido ayuda con la estrategia, y ver como sus palabras hacían en él el efecto deseado (y no por ello esperado) solo afianzó la sensación de que Rick merecía la pena en cierta manera. Sonrió cuando le dio las gracias, más por cortesía que por realmente sintiera que necesitaba que se lo agradeciera.
Confío en que lo harás, no hagas que me arrepienta.

Sus siguientes palabras, incluida aquella duda en bajito, hicieron que la que guardase silencio fuese ella. En su cabeza había encajado por fin la pieza que le faltaba para solucionar el puzle. No era que los humanos se comportasen como si nunca hubieran visto una muerte, era que muy posiblemente no lo hubieran hecho. Aquello sonaba tan inverosímil que no se le había pasado por la cabeza hasta ese momento, hasta que Rick lo había asociado a un entrenamiento y no a que fuera común.

No. La muerte es muy común en mi mundo. Es parte de la vida, y no se oculta —no había dolor en su voz, y es que hablaba de algo que era totalmente normal —. Dejas de sentir dolor y se te olvidan las heridas y se te infectan, o tienes un accidente, o cualquier cosa, y mueres. Estoy acostumbrada a esto.

Se le hacía raro que en la Tierra aquello pudiera no ser norma, que la gente no viviera aquello como algo normal, que tal vez nunca hubieran visto morir a nadie.
»¿En la Tierra no…? —no acabó la pregunta, dándose cuenta de que igual era un tema doloroso para el humano— No hace falta que respondas si no quieres.

Pero ojalá lo hiciera. Quería saber.
Harek

Ficha de cosechado
Nombre: Rick
Especie: Humano
Habilidades: Puntería, habilidad mental y carisma

Las cadenas con las que nos atamos - Página 2 Empty Re: Las cadenas con las que nos atamos

13/11/23, 08:51 pm
Kalna podía estar segura de ello. El neoyorquino no tenía intención de fallar en su objetivo ni al grupo otra vez. Ahora mismo necesitaba un poco de tiempo para pasar el duelo, pero iba a retomar los entrenamientos y las investigaciones con mucha más fuerza que antes. Si había alguna forma de ayudar, se esforzaría en que saliera bien.

La respuesta de la libense llegó sin problema, cosa que le tranquilizó. La explicación ya... era curiosa. -Ya veo... Suena complicado aún así.-  comentó. Teniendo en cuenta las heridas con las que acabó el segundo día y alguna que otra reacción, más o menos se había imaginado que como mínimo sentían menos que los humanos, pero que directamente dejaran de hacerlo le daba escalofríos. Podía ser un engorro, pero con todo lo que le estaba mostrando Rick se alegraba de contar con ese sentido. Con curiosidad preguntó: -¿No tenéis ninguna forma de evitarlo, o al menos de ralentizarlo un poco?-

Negó en cuanto le llegó el turno de responder. -Ah, no pasa nada.- le aseguró antes de empezar con calma. -Depende mucho del país y las condiciones en las que estés, pero por lo general la mortalidad es bastante menor que antiguamente con los avances que tenemos. No es difícil llegar a la vejez con la medicina moderna, si puedes permitírtela, claro. Al menos donde vivo es así, aunque en otros lugares se ocupa el gobierno de ello.- Sí, ese era un problema grave. Menos mal que tanto él como Bob habían tenido siempre una buena salud.

Un pelín más serio, continuó mientras movía el mechón de Serena en su mano: -Cuando llega el momento depende de la persona y sus creencias, pero no suele ser fácil decir adiós- Le costó verbalizar lo siguiente manteniendo la mirada en la libense, aunque lo logró con un ligero temblor en la voz: -Yo... Es la primera vez que paso por esto.-
La muerte era algo inevitable, lo sabía, pero si siempre dolía tanto esperaba que pasara mucho tiempo hasta que tuviera que enfrentarse a ella de nuevo. Y desde luego que fuera natural.
LEC
LEC

Ficha de cosechado
Nombre: Kalna, hija de Mánide
Especie: libense, del imperio
Habilidades: Automotivación, nociones de lucha, valor.

Personajes :
Dama Puente/Kaila: Maga logomante austriaca (1.60).
Kaethe/Dama Sobras: Ghoul nublina (1.46).
Yttria: Bruja percusionista canadiense (1.53).
Amira/Cálamo : Valkyria francesa (1.63).
Kalna : Libense, del Imperio (1.78).
Nefer : Ammut hijo de luna Levyna. (1.85)

Armas :
Dama Puente/Kaila: Magia, báculo
Kaethe/Dama Sobras: Daga, fuerza bruta
Yttria: Arco, hacha, magia, mala leche, cucharillas y otros objetos metálicos.
Amira/Cálamo: Espada corta, pegaso (shire)
Kalna : Espada bastarda; lanza y escudo
Nefer : Lanza, venenos

Status : One flesh, one end
Humor : Permanent resting bitch face

Las cadenas con las que nos atamos - Página 2 Empty Re: Las cadenas con las que nos atamos

13/11/23, 09:51 pm
Es degenerativo. Hay estudios para intentarlo, pero… nada que funcione —suspiró. Era útil a veces, el que no doliese. El dedo roto podía haber sido mucho más molesto, mismamente. El problema residía en las heridas internas de las que no te enterabas, o en que se te olvidase algo y empeorase. De no ser por el aviso de Connor, ni se hubiera dado cuenta de que tenía las manos irritadas por el veneno.

Por suerte Rick no tuvo problemas en responder a su pregunta, y escuchó atentamente sin poder evitar una mueca de estupor cuando habló de “poder permitirse” una sanidad. Decididamente, los humanos eran raros, y rayaban en comportarse como psicópatas. Aunque parecía que en otros sitios era como en Libo, y el propio gobierno se encargaba de la salud de sus habitantes. La esperanza de vida de los humanos le sorprendió también. ¿Cuántos años le quedaban a ella? ¿Veinte? ¿Treinta, si tenía mucha suerte?
En Libo nadie llega a los cincuenta —exhaló un intento de risa. Lo tenía asumido, aunque casi prefería morirse joven en un combate a la altura de su nombre en Rocavarancolia antes que a los cuarenta y muchos en una cama por alguna herida interna que no había detectado a tiempo.

La primera vez. Ahora entendía más cosas. Su cerebro no registraba del todo aquella debilidad abierta, pero podía en cierta medida entender que costase. Le miró con algo que intentaba ser ternura y que más bien parecía lástima, y es que realmente le daba pena verle así. La primera vez siempre era dura. «No debería importarte que le duela», pero no podía evitarlo. Le puso la mano en el hombro y apretó lo justo, en un intento de darle confort. Seguía sin ser buena consolando a nadie.
La primera vez yo tenía seis años, cuando murió mi abuela —apartó la mirada hacia Serena—. Lloré un montón, ¿sabes? —una risa nerviosa. Ojalá pudiera decir que había sido fuerte, que no había llorado. Pero era una niña, y era la primera vez que se enfrentaba a aquello. Ni siquiera su Madre le había reñido demasiado, y eso que lo había acabado haciendo también en público, porque por supuesto que tenía que ir al funeral

No había necesidad de contárselo, ni de decirle la verdad. Podía haberle mentido, haberle dicho que ni siquiera entonces había llorado. Odiaba sentirse vulnerable, débil. Pero Rick estaba siendo abierto con ella, y en cierto modo sentía que ella le debía lo mismo. «Más te vale que esto no salga de aquí».

_________________________________________

Regocijaos, pues ahora sois parte de la leyenda de Kalna, hija de Mánide
Harek
Harek

Ficha de cosechado
Nombre: Rick
Especie: Humano
Habilidades: Puntería, habilidad mental y carisma

Personajes :

Heridas/enfermedades : Raspazos y contusiones varias, luxación del tobillo izquierdo
Síntomas : A veces tendrá ataques de claustrofobia.
Armas :

  • Rick: Sable y arco
  • Erknest: "Espada legendaria" y cuchillas de aire

Status : The journey never ends

Humor : Cualquier cosa me vale.

Las cadenas con las que nos atamos - Página 2 Empty Re: Las cadenas con las que nos atamos

16/11/23, 01:56 pm
-Entiendo- comentó comprensivo. No le era algo desconocido cuando en La Tierra estaban igual con algunas enfermedades, pero el caso de Libo parecía bastante peligroso si afectaba a todo el mundo inevitablemente.

Si ya aquello le daba algo de pena, en cuanto mencionó la esperanza de vida el chico sintió un escalofrío. -Joder... Es poco en La Tierra- exclamó sorprendido y aterrado a partes iguales. No es que llegar a los cien fuera común, pero a alguien en sus cincuenta todavía le quedaba buena parte de vida en condiciones normales. Sin saber la edad exacta a Kalna le echaba una edad parecida a la suya y, prácticamente, ambos estarían en la mitad de la esperanza libense. La idea era bastante triste, aunque lo que le dejó con peor sensación fue la expresión con que lo dijo. -(¿Es consciente del tiempo que le queda?)- teorizó mientras la observaba preocupado. Si era aquello, no quería imaginarse el peso que debía ser cargar con ello sabiendo que no tenía forma de remediarlo. Lo más cercano que había sentido era la presión de que cualquiera del grupo podía ser el siguiente en estar descansando en una cama mientras velaban por él, sin que estar en el torreón sirviera de refugio.

Tal vez no fuera lo que mejor se le daba, pero la mano que le puso la libense en el hombro lo ayudó. Después de todo el día, el neoyorquino agradecía cualquier gesto de cercanía y comprensión, por pequeño que fuese. Aunque siendo justos, no se lo habría esperado de ella en un primer momento. La siguió mirando incluso cuando ella apartó la vista, atento a la confesión. De nuevo, Rick se sorprendió y se le ensombreció el rostro. Si le preguntaban a él, Kalna era de las más estoicas del torreón, una tipa dura en toda regla, por eso se hacía tan raro que estuviera compartiendo algo tan personal. Además, estaba claro que le costaba.

-Lo... Lo siento mucho. Tuvo que ser muy difícil, y más siendo tan pequeña- empezó con calma, pensando bien lo que decía para no herir por error. ¿Sería así como se sentirían Aniol y Damian con el shock? La posibilidad era horrible, desde luego. -No es algo que se debería pasar de tan joven. Si me hubiera pasado lo mismo con Bob...- Ah no. Como pensara en ello se derrumbaría de nuevo. Ya solo la idea de que le pasara algo no le gustaba, además de que si hubiera faltado en aquel entonces habría muchos más problemas que solo ocuparse del funeral. -Sí, es normal que estuvieras tan triste.- Estaba tentado a devolverle el gesto, pero no estaba seguro de si prefería tener espacio o no le molestaría. Mejor esperar de momento.
LEC
LEC

Ficha de cosechado
Nombre: Kalna, hija de Mánide
Especie: libense, del imperio
Habilidades: Automotivación, nociones de lucha, valor.
Personajes :
Dama Puente/Kaila: Maga logomante austriaca (1.60).
Kaethe/Dama Sobras: Ghoul nublina (1.46).
Yttria: Bruja percusionista canadiense (1.53).
Amira/Cálamo : Valkyria francesa (1.63).
Kalna : Libense, del Imperio (1.78).
Nefer : Ammut hijo de luna Levyna. (1.85)

Armas :
Dama Puente/Kaila: Magia, báculo
Kaethe/Dama Sobras: Daga, fuerza bruta
Yttria: Arco, hacha, magia, mala leche, cucharillas y otros objetos metálicos.
Amira/Cálamo: Espada corta, pegaso (shire)
Kalna : Espada bastarda; lanza y escudo
Nefer : Lanza, venenos

Status : One flesh, one end
Humor : Permanent resting bitch face

Las cadenas con las que nos atamos - Página 2 Empty Re: Las cadenas con las que nos atamos

16/11/23, 07:17 pm
Ya había supuesto que para los humanos cincuenta años eran poco cuando había hablado de llegar a la vejez, pero no por ello le sorprendió menos el horror que había en su voz. Era normal, algo que había asumido desde siempre. No había manera de evitar aquello, y no lo veía como algo a lo que tenerle miedo. Pasara cuando pasara, no temía morir. ¿Por qué a los humanos les afectaba tanto algo que era natural? Nadie vivía eternamente, cuanto antes se aceptase mejor. Negar algo inevitable, fingir que no existía, no les iba a ayudar a sobrellevarlo mejor.

Las palabras de Rick chirriaban. No las entendía. El motivo de comentar aquello no era dar lástima, no era buscar apoyo; era todo lo contrario, intentar hacerle sentir algo mejor, que todo el mundo tenía algún momento de debilidad.
No tienes que consolarme —volvió a mirarle. No pensaba mostrarle más debilidad que aquella, así que se esforzó en no pensar que le acababa de decir que había llorado—. Lo que quería decir es que cuando es un ser querido puede doler.

Serena apenas llegaba a conocida. No debería haberle afectado tanto como lo había hecho, no quería imaginarse qué le hubiera pasado con Bob. Capaz le veía de tirarse al cementerio detrás del cuerpo, visto cómo reaccionaba ante la muerte de alguien que n debería importarle tanto. Era la primera y costaba más, pero aún así rechinaba la reacción.
»Se acaba pasando, antes o después. No vas a olvidarla, pero tampoco vas a sufrir así eternamente.
Tampoco le iba a dar tiempos. Estaba claro que lo que ella, como libense, consideraba normal, estaba muy alejado de lo que los humanos pensaban que lo era.

_________________________________________

Regocijaos, pues ahora sois parte de la leyenda de Kalna, hija de Mánide
Harek
Harek

Ficha de cosechado
Nombre: Rick
Especie: Humano
Habilidades: Puntería, habilidad mental y carisma

Personajes :

Heridas/enfermedades : Raspazos y contusiones varias, luxación del tobillo izquierdo
Síntomas : A veces tendrá ataques de claustrofobia.
Armas :

  • Rick: Sable y arco
  • Erknest: "Espada legendaria" y cuchillas de aire

Status : The journey never ends

Humor : Cualquier cosa me vale.

Las cadenas con las que nos atamos - Página 2 Empty Re: Las cadenas con las que nos atamos

17/11/23, 01:22 am
Y había hecho bien en esperar. En cuanto Kalna contestó y le miró, el neoyorquino tuvo claro que había vuelto a su normalidad. La normalidad fría de una guerrera de la que nunca habría esperado un intento de abrirse, pero que lo había hecho. Relajó su expresión, volviendo a la seriedad del que escucha una lección importante. Asintió levemente, echando mientras la libense hablaba un rápido vistazo al cuerpo que yacía en la cama. Por supuesto que no la olvidaría, ni a ella ni a cualquiera de los que había conocido esa semana. El recuerdo de la cruda supervivencia lo perseguiría a su vuelta a La Tierra dentro de un año, cuando retomara una vida común que no involucraba las monstruos y el peligro tan fuerte de esa ciudad. -(¿Dejará de doler para entonces?)- se preguntó. Sus emociones le hacían dudar, pero si lo racionalizaba, lo más probable es que lo superara. Aunque solo fuera por una cuestión de sobrevivir. O aprendía y mejoraba o podía ser el siguiente.

-Ya veo. Es bueno saberlo.- contestó. Esperaba que fuera así y, con los argumentos que tenía ahora, no tenía razón para pensar que las heridas quedarían para largo. Las cicatrices tal vez, pero justo como le había dicho Kalna dejarían de estar abiertas. -Gracias- volvió a decirle. Estaba lejos de estar de buen humor, pero aquella charla le insuflaba una pizca de fuerza que le hacía falta para seguir adelante.

Se hizo el silencio luego, mientras Rick pensaba en todo lo anterior. Con todo lo que estaba haciendo, lo mínimo que podía y quería hacer era devolverle el favor, aunque no tenía claro que fuera a ser tan fácil visto lo visto. Había muchas posibilidades de que cayera en saco roto, pero aún así el neoyorquino se quedaría más tranquilo si dejaba esa propuesta al aire. Sin mirarla, ofreció con cordialidad y sin presiones: -Oye, si alguna vez quieres hablar... puedes avisarme, te escucharé sin problema. No se si en tu mundo no estáis acostumbrados, pero de donde vengo no es raro comentar ciertas cosas con otra persona. Viene bien para aliviar la carga cuando empieza a hacer daño.- Se conformaba con que no lo mandara a la mierda después de eso, aunque en el fondo esperaba que lo considerara. Con todo lo que había pasado pensaba que todos necesitarían algo de apoyo para sobrellevarlo mejor.
LEC
LEC

Ficha de cosechado
Nombre: Kalna, hija de Mánide
Especie: libense, del imperio
Habilidades: Automotivación, nociones de lucha, valor.
Personajes :
Dama Puente/Kaila: Maga logomante austriaca (1.60).
Kaethe/Dama Sobras: Ghoul nublina (1.46).
Yttria: Bruja percusionista canadiense (1.53).
Amira/Cálamo : Valkyria francesa (1.63).
Kalna : Libense, del Imperio (1.78).
Nefer : Ammut hijo de luna Levyna. (1.85)

Armas :
Dama Puente/Kaila: Magia, báculo
Kaethe/Dama Sobras: Daga, fuerza bruta
Yttria: Arco, hacha, magia, mala leche, cucharillas y otros objetos metálicos.
Amira/Cálamo: Espada corta, pegaso (shire)
Kalna : Espada bastarda; lanza y escudo
Nefer : Lanza, venenos

Status : One flesh, one end
Humor : Permanent resting bitch face

Las cadenas con las que nos atamos - Página 2 Empty Re: Las cadenas con las que nos atamos

17/11/23, 11:48 am
Quiso decirle que no había nada que agradecer, pero supuso que solo lo había dicho por educación, así que simplemente hizo un gesto con la mano para quitarle importancia. No se le daba bien dar consuelo a nadie, y realmente no esperaba que a Rick le hubiera servido tanto lo que había dicho. A lo mejor un poco, pero eran consejos tan genéricos, algo que le podrías decir a un niño pequeño en su primer funeral, que a ella le sabían a poco. No iba a poder ayudarle más, de todas maneras. Si quería más consuelo, probablemente otros del torreón iban a ser más útiles que ella.

Y ya debería de estar. Aquel silencio empezaba a ser indicativo de que Rick no querría estar allí mucho más, y de que se iría a descansar un rato, o al menos a intentarlo. Pero la vida no quiso darle aquella facilidad, y en su lugar se encontró escuchando un discurso que cortaba. Había sido un error mostrar la más mínima debilidad, lo tenía más claro a cada segundo que pasaba. Ahora Rick la veía como alguien que necesitaba hablar, o ayuda de algún tipo. Como si aquello le doliera o le costase lo más mínimo. Apretó la mandíbula, tensa, mientras pensaba qué decirle. «No sé cómo pretendes ayudar a nadie cuando eres tú el que peor lleva esto» era lo que quería decir, lo que le salía de las entrañas. «No soy tan débil como tú» seguía sonando demasiado cruel para decir a alguien con quien tenía que convivir un año y que no pasase nada.

No necesito ayuda —terminó por decir. Ojalá haber sido capaz de conjurar una sonrisa falsa y un “te lo agradezco”, pero resultaba casi insultante que la viese de aquella forma.

No volvería a pasar. No habría más vulnerabilidad.

_________________________________________

Regocijaos, pues ahora sois parte de la leyenda de Kalna, hija de Mánide
Harek
Harek

Ficha de cosechado
Nombre: Rick
Especie: Humano
Habilidades: Puntería, habilidad mental y carisma

Personajes :

Heridas/enfermedades : Raspazos y contusiones varias, luxación del tobillo izquierdo
Síntomas : A veces tendrá ataques de claustrofobia.
Armas :

  • Rick: Sable y arco
  • Erknest: "Espada legendaria" y cuchillas de aire

Status : The journey never ends

Humor : Cualquier cosa me vale.

Las cadenas con las que nos atamos - Página 2 Empty Re: Las cadenas con las que nos atamos

17/11/23, 12:53 pm
El breve silencio no era un buen indicativo para su propuesta y Rick empezó a temerse que la había cagado. Los nervios por la respuesta empezaban a acumularse y el neoyorquino se debatió si era mejor seguir con la mirada al frente o girarse hacia ella a riesgo de empeorar las cosas. Sus tres palabras de respuesta resonaron desestabilizando sus esfuerzos de ayudar. Podría haber sido mucho peor, pero estaba lejos de ser un buen escenario.

Todavía nervioso y algo incómodo por el error, se disculpó: -E-Está bien. Perdona.- No había tenido maldad ninguna en la propuesta, realmente estaba abierto a escuchar a todos en el grupo. Con algunos habría tenido menos trato o no esperaba que fueran a ir a consultarle sus dudas así como así, pero quería al menos dejarle la puerta abierta por si alguna vez lo necesitaba. No se arrepentía de ofrecerla, pero la incertidumbre de cómo se lo había podido tomar la libense o lo que podía acarrear a la larga lo reconcomía un poco. Era fuerte, eso lo tenía claro, pero eso no la dejaba exenta poder tener algún momento difícil, ¿no?

Rick se quedaría en la habitación unos minutos más, velando a Serena en silencio. No era buena idea tensar más la conversación. Pasado ese tiempo, el chico se levantó. -Creo que voy a intentar dormir algo- anunció mientras devolvía el taburete en su sitio. Quería decir algo más aunque, ¿qué era lo más apropiado para alguien que iba a pasarse la noche en vela vigilando un muerto? Las ideas que se le ocurrían le sonaban horribles, más aún si no quería fastidiarlo más. Acabó decantándose por un simple pero cordial: -Buenas noches.- Mientras abría la puerta para salir, miró una última vez a las dos. -(Espero que no se te haga muy largo)- pensó antes de marcharse.

El cansancio parecía que le estaba ganando a todo el dolor, con suerte conseguiría descansar algo. El día siguiente iban a tener que despertarse temprano, había mucho que hacer con prisa. Necesitaban comida, pero antes habría que darle un último adiós a la escocesa. No iba a ser fácil, pero tenía que seguir adelante. -(Un primer paso para sanar, supongo.)- Habrían llegado tarde para Serena, pero aún tenían que ser fuertes para ayudarse unos a otros. No volvería a pasar, se esforzaría para ello.
LEC
LEC

Ficha de cosechado
Nombre: Kalna, hija de Mánide
Especie: libense, del imperio
Habilidades: Automotivación, nociones de lucha, valor.
Personajes :
Dama Puente/Kaila: Maga logomante austriaca (1.60).
Kaethe/Dama Sobras: Ghoul nublina (1.46).
Yttria: Bruja percusionista canadiense (1.53).
Amira/Cálamo : Valkyria francesa (1.63).
Kalna : Libense, del Imperio (1.78).
Nefer : Ammut hijo de luna Levyna. (1.85)

Armas :
Dama Puente/Kaila: Magia, báculo
Kaethe/Dama Sobras: Daga, fuerza bruta
Yttria: Arco, hacha, magia, mala leche, cucharillas y otros objetos metálicos.
Amira/Cálamo: Espada corta, pegaso (shire)
Kalna : Espada bastarda; lanza y escudo
Nefer : Lanza, venenos

Status : One flesh, one end
Humor : Permanent resting bitch face

Las cadenas con las que nos atamos - Página 2 Empty Re: Las cadenas con las que nos atamos

17/11/23, 03:23 pm
No necesitaba, ni quería tampoco, una disculpa, por muy sincera que esta fuese. Había sido idiota confiando de más en un hombre (y encima humano) y ahora Rick la veía como alguien débil. Ni siquiera lo era, ¿cómo había llegado tan rápido a esa conclusión por una anécdota tonta de cuando era una niña?

El silencio se volvió tenso, pero por una vez era ella la que estaba en posición de crearlo y no su hermana. A lo mejor si las circunstancias no hubieran sido las que eran se hubiera planteado si Velia se sentiría así cada vez que lo hacía, pero en aquellos momentos no tenía tiempo para pensar en el pasado.

«¿Por qué no te vas a llorar al cuarto de una vez?», pensaría en algún punto, con tanto veneno que dejaba en ridículo al que había tocado esa mañana. Se sentía tonta por haber depositado confianza de más en alguien, y aunque pensaba aprender del error y no volver a revelar nada que incentivase a pensar lo más mínimo que era alguien que necesitaba ayuda, en aquellos momentos no había demasiada solución.

Rick decidió irse por fin, con palabras justas, algo que agradeció. No tenía muchas más ganas de mantener conversaciones con él en ese momento, y todavía quedaban muchas horas de tener que velar como para tener que hacerlo en tensión. Prefería hacerlo sola y más calmada.
Descansa —«Si es que puedes».

Ella no lo haría. Las tradiciones había que cumplirlas, y no pensaba dejar de hacerlo.

_________________________________________

Regocijaos, pues ahora sois parte de la leyenda de Kalna, hija de Mánide
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.