Conectarse
Últimos temas
PalaceteHoy a las 06:30 pmAes¡Eureka!Hoy a las 01:16 pmTakSede de los TaumaturgosAyer a las 11:50 pmKanyumPrimer sueño de Aniol20/02/24, 09:13 pmYberPrimer sueño de Damian20/02/24, 12:12 pmTak
Estadísticas
Tenemos 203 miembros registradosEl último usuario registrado es LiebreNuestros miembros han publicado un total de 51562 mensajesen 1050 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Ir abajo
Isma
Isma

Ficha de cosechado
Nombre: Damian
Especie: Humano itaiano
Habilidades: Agilidad, dibujo, espontaneidad
Personajes :
Armas :
  • Adam: Cimitarra y cuerpo de caballo. La incomodidad
  • Damian: Dientes
    Daga

Status : muñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñones
Humor : ajjaj

¿No entiendo la broma? Es un tío Empty ¿No entiendo la broma? Es un tío

26/11/23, 05:13 pm
Ya habían pasado unas tres semanas desde que ese maldito bicho feo con voz de pito envenenó a Serena y Damian, aunque no olvidaba los actos de esa cosa, intentaba distraerse un poco para alejarse de esos pensamientos tan negativos que lo cansaban bastante. Optaba muchas veces por dar vueltas, caminando en todas direcciones y hablando con los que se cruzaba. En muchas de esas se enteraba de algunas conversaciones antes de irrumpir en ellas y una de ellas, en particular, se le hacía tan raro para él que no era capaz de meterse en medio.

¿Por que Nohlem seguía con esa broma tan... incómoda? Desde ese día que montaron el fuerte de mantas y colchones ya quería que se lo tragara la tierra cuando mencionaba a ese tal Oliver, ¿o era Olivar? Estaba tranquilo cuando también mencionaba a otra chica que decía era la hija de una jardinera pero... otra vez con el de la cocina. Estaba confundido, pensaba genuinamente que era coña y, sin embargo, parecía que no era tan coña cosa que le hizo alzar una ceja de sospecha y, por desgracia en su mente ignorante, disgusto.

En una tarde entrando ya a la noche, el italiano se encontró de casualidad a Nohlem de camino. Pensaba en... ¿preguntarle? El asunto de la pregunta ya le tenía lo suficientemente incómodo pero quería asegurarse de que Nohlem no...

¡Ey, Nohlem! ¡Un segundo! ¡Un segundo! —se acercó rápido llamándole la atención—. ¿Puedes venir conmigo fuera un rato? Es una tontería te lo juro, un-un-un momentito de nada tío.

Aunque Nohlem accediese, Damian ya estará agarrándole de la mano para llevárselo al patio a toda prisa. Tenía intriga y la respuesta muy cerca.

A ver... Emmmm... —la cosa era cómo preguntarlo al pelinaranja. Le caía muy bien y tampoco buscaba ofenderlo señalándolo de lo que no es. Empezó un poco nervioso—. Como te lo explico. Mira. ¿Es una... broma rara que tienes con todos? Lo que dices del tío ese, el-el Olimár ese que estarías con él y esas movidas tan raras de hue- de narices. ¡Ay, es que-! Seguro que son bromas de coleguéo tuyas o vuestras que yo no pillo, para que me las digáis y me pongo a decir algunas cosas anda porfi. Queeee no os imagino haciendo esas mariconadas, por si pensáis que os veo así, ¿eh?

Y ahí soltó la bomba, en una risa nerviosa pero que dejó ir con una naturalidad llevada por una crianza llevada por personas muy chapadas a la antigua. No era odio concreto, ni siquiera sabía bien de que se hablaba. Era algo que miraba por debajo, debía serlo por todas las cosas que le decían. Comparativas vulgares, menosprecios gratuitos, todo se unía en la manera de ver las cosas del chico italiano que no hacía sino mirar expectante a Nohlem, temiendo haberlo "ofendido" de una forma bien distinta en su cabeza.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Status : Prrrr prrrrr

¿No entiendo la broma? Es un tío Empty Re: ¿No entiendo la broma? Es un tío

26/11/23, 09:16 pm
La mayoría de veces Nohlem no era ni consciente de lo que decía. No porque no tuviese clase o elegancia para medir sus palabras (a su parecer dichas cualidades le sobraban por todos los costados), sino, simplemente, porque lo que para él era natural por cultura para otro podía ser una rareza. Ya lo había comprobado al hablar de la vida del estudiante joven, de amoríos, de ritos funerarios, de ojos y almas o al hacer algo tan normal como comer insectos… y ahora iba a comprobar otra disonancia cultural firmada por el joven circense.

Como quien busca las gafas que ya lleva puestas, el varmano estaba buscando el lápiz que tan bien escondido tenía tras la oreja para anotar una canción de última hora cuando Damian le llamó con urgencia. Le miró confuso por lo repentino, aún palpando la mesa del comedor como si el lápiz estuviera ahí, tangible pero invisible, siendo arrancado de su tarea tan pronto el niño le tomó una mano para guiarle al patio.

¿Hmm? ¿Qué- vale, ¡vale, te sigo!

Mierda, se le iba a escapar la inspiración. Bueno, no pasa nada, sería un segundo nada más…

¿Qué pasa? —le animó una vez fuera, con prisas maquilladas en su tono amable. En segundo plano seguía murmurando una melodía que ya estaba perdiendo su letra.
Y vaya que si la perdió de golpe.

Las palabras del chiquillo le dejaron tan perplejo que ese trabajo artístico suyo obtuvo una nueva importancia: ninguna. Al principio el varmano no supo entender al niño, e igual que cuando se quedaba trabado en la misma frase de un libro denso sin sacar nada en claro, achacó la confusión a su habitual mente dispersa, el castigo de las musas por estar ignorándolas. O a lo mejor es que Damian hablaba muy rápido. ¿Quién era Olimar? ¿Verles… verles como? ¿A quiénes? ¿Él? Pestañeó con la evidente expresión de quien no ha entendido nada. Después de unos segundos tortuosamente lentos, dijo:
¿Qué?
Rió tras él, apurado, apartándose el pelo de la frente y echando el peso de una pierna a la otra.
A ver, eh… —rió otra vez, sin quitarse la mano de la frente, peinándose una ceja por pura inercia—. No sé si te entiendo, campeón, perdona. ¿Olimar? No sé quien… O no sé si- ¿Te refieres a…? —algo hizo click. Abrió mucho los ojos, con una sonrisa victoriosa—. ¡Ah! ¿Olván? ¿Qué pasa con…?

Ah.
El segundo click.
Colegueo. Estarías con él. Mariconadas.
Todas las historias de terror que le habían contado los chicos sobre la heteronormatividad en la Tierra. Porqué Ethan prefería no hablar, porqué a Connor le daba por culo que le juzgaran. Matrimonios legales, parejas imposibles, conceptos que se mezclaban y fundían con los propios.

Ah. Es… Sí —su mano viajó hasta su nuca y sus dedos por los mechones de pelo más cortos, su peso a la pierna contraria. Encontró el lápiz en el proceso pero no le prestó atención. Si su sonrisa flaqueó, la recuperó pronto—. ¿Qué pasa con él, Damian?

A la mierda la canción, esto era más importante.

_________________________________________

♪♫♬:
Isma
Isma

Ficha de cosechado
Nombre: Damian
Especie: Humano itaiano
Habilidades: Agilidad, dibujo, espontaneidad

Personajes :
Armas :
  • Adam: Cimitarra y cuerpo de caballo. La incomodidad
  • Damian: Dientes
    Daga

Status : muñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñones
Humor : ajjaj

¿No entiendo la broma? Es un tío Empty Re: ¿No entiendo la broma? Es un tío

28/11/23, 09:46 am
¡E-Eso, Olván! ¡Ese tío! —confirmó asintiendo en unos meneos de cabeza bien contundentes, siguiendo su melena rubia el movimiento, y señalando con sus dos índices en un rápido aspaviento.

La pregunta directa de Nohlem le hizo ponerse el triple de nervioso, rascándose la mejilla y levantando su ya largo flequillo, mirando a todos lados. No quería que el chico con morro pensase que tuvo acusaciones gratuitas por su parte, que no las veía en absoluto ciertas. En el circo lo tenían frito al chico, en muchas situaciones de sustos que les pegaban o cuando no podía colgarse adecuadamente de las barras, siempre le llovía un “mariquita” que lo asociaba por completo a algo malo ya de rebote.

Al menos parecía sonriente, puede que no lo pensase.

¡N-No es que tenga problemas con ese pavo! ¡Ni de coña! —se intentó explicar, colocando sus palmas por delante. Seguía meneando sus brazos conforme hablaba—. Pero… ¿Por que coj-? ¿Por qué cojines dices que lo quieres besuquear todo el rato? ¡Que intento verle la gracia pero-pero tío, es muyyyyy raro que lo repitas tanto! Yo si se lo dijese todo el rato a Aniol o a Rag se van a pensar cosas raras de mí, que no quiero hacerles nada… —ya andaba perdiendo el hilo, meneando rápido la cabeza para centrarse—. Lo que quiero decir eeees que me digáis por donde va la broma con ese pavo, hombre. ¿Es alguien que conocéis o algo así? Es que no tengo ni puñetera idea, no sé ni quien es. ¿Me dices quién es?

Aún seguía viéndolo como una coña interna, incluso como un motivo de burla o una novatada pesada a ese conocido de Nohlem. Para empezar quería saber más sobre ese misterioso señor.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Status : Prrrr prrrrr

¿No entiendo la broma? Es un tío Empty Re: ¿No entiendo la broma? Es un tío

28/11/23, 01:21 pm
Sus temores se estaban confirmando y la inquietud le hacía removerse dentro su propio cuerpo. No es que se notase, más allá del ocasional cambio de pierna el varmano adquirió un aire despreocupado incluso, esgrimiendo una sonrisita afable con ambas manos en los bolsillos del pantalón. Aparentar era un excelente método de defensa, y en discusiones la seguridad era un arma. Le oyó sin interrupciones, demostrando con leves muecas como recibía su información y que no se lo estaba tomando a malas (el ingenioso uso de la palabra "cojines" le arrancó una risa nasal y todo), aguantando a pesar de que algunos golpes desestabilizaban. No porque lo encontrase hiriente, era tan diferente al circense que no podía tomarse ciertas cosas como ataque, pero eso no lo salvaba de lo extraño que era.

Bueno, hmm... —miró arriba y rumió la "m" por unos segundos, balanceándose sobre talones y tobillos lentamente mientras—. Es que no es broma —respondió finalmente con simpleza, mirándole de frente—. Me gusta Olván y por eso quiero besuquearle —remató con humor.

Excusarse y salir del paso sería fácil, solo tenía que achacar sus diferencias a ser de otro mundo, de otra especie, pero Damian merecía más que eso. Además, sabía que no todos los humanos del grupo pensaban como él, asi que quizás explicándose le hacía un favor a todos.

Olván es un chico de mi edad que trabaja para mi familia. Es cocinero —explicó—. Le conozco desde hace poco más de un año. ¡Pensé que ya te había hablado de él! Fallo mío —sonrió con suavidad—. Y a ver... Si digo todas esas cosas sobre él es porque son verdad, ¡sino no las diría! Le echo mucho de menos —su sonrisa se hizo más suave, casi melancólica—. Era algo así como... —arrugó la cara, no en desagrado sino en duda—, ¿mi novio, más o menos?

Podía imaginar la burda estupefacción del cocinero de oírle decir aquello, y la imagen le arrancó una leve risa privada. El término estaba muy pero que muy lejos de lo que eran, su relación con Olván era mucho más casual, más varmana, pero sería más fácil partir de ahí que del concepto "amigo con derecho a roce" especialmente si ni los mayores de su especie lo tenían tan normalizado. Nohlem se echó hacia atrás hasta dar con la pared del torreón, donde apoyó la espalda y la planta de un pie.

¿Piensas raro de mi por eso? —sacó las manos de los bolsillos en gesto pacificador—. ¡No me voy a enfadar, tranquilo! —las volvió a guardar, torso ligeramente inclinado en su dirección—. Es solo que me gustaría saber porqué.

_________________________________________

♪♫♬:
Isma
Isma

Ficha de cosechado
Nombre: Damian
Especie: Humano itaiano
Habilidades: Agilidad, dibujo, espontaneidad

Personajes :
Armas :
  • Adam: Cimitarra y cuerpo de caballo. La incomodidad
  • Damian: Dientes
    Daga

Status : muñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñones
Humor : ajjaj

¿No entiendo la broma? Es un tío Empty Re: ¿No entiendo la broma? Es un tío

29/11/23, 03:49 pm
Si bien estaba en una mezcla de curiosidad y tensión, Damian no dejaba de mirar a Nohlem fijamente mientras no se quedaba exactamente quieto en el sitio. No paraba con aquella sonrisilla, no sabía leer por encima de esa expresión cuando le hizo aquellas preguntas.

Y por eso puso expresión de poker cuando Nohlem empezó a hablar, abriendo sus ojos en cuanto el varmano rumiaba en el aire. Y ahí llegó la primera respuesta que le hizo parar en el sitio, sin saber muy bien que decir.

Ehh… ¿No? ¿Cómo que no?—arrugó la cara con mucha confusión, como quien oye lo que no quería oír en un inicio negando con la cabeza un poco—. ¡¿Eeeeehhhhh, qué?! ¿Cómo que b-besos?

Los pensamientos internos de Damian fueron una vorágine de contradicciones. Para comenzar no podía entender bien que Nohlem se dirigiese de una forma tan… normal a ese chico que dijo era cocinero como a alguien que le gustaba. Por otro lado sintió algo parecido, muy similar a la ligerísima emoción que le daba escuchar el chisme de Ethan estando colado por la grandullona de Kalna. El varmano hablaba del tiempo que lo conocía y Damian, un poco colorado por la situación tan nueva para él, asintió muy levemente con los labios apretados, ya había escuchado de él pero no tanto.

¿No…vio? —todo eran preguntas, dudas que no paraban de formularse en su cabeza y ya se le notaba demasiado en su rostro girado, como si estuviese teniendo que afrontar cosas muy, muy nuevas, que era el caso. Toda su vida creyó instintivamente que chico mas chico era la cosa mas fuera de lugar del mundo, al fin y al cabo todos se lo tomaban a cachondeo.

Quien diría que Nohlem sería un tío tan rar-

¡E-EH... NO NO NO! ¡No! No… N-no pienso eso —extendió los brazos en negación, sorprendido por el interrogante que Nohlem lanzó. Bajó los brazos con lentitud yy se los metió en el bolsillo y encogió la cara, un poco arrepentido de haber pensado exactamente lo contrario hace unos segundos, afrontando la pregunta con mentiras. Al menos dijo que no se enfadaría y el italiano, con la mirada esquiva al inicio y los parpados inferiores tensos, retomó viendo los verdes de Nohlem—. Ehhh Nohlem, es que nunca, nunca, nunca, nunca, nunca, nuuuunca he visto nada parecido a lo tuyo. No eeeeeees raro es que… ¡Ay! —se balanceó hacia atrás, frustrado—. Es que siempre me han contado de toda la vida que un hombre va con una novia, ¿no? A mi me han dicho que tendré una novia para mí cuando sea mayor no… como tu dices, uuun novio. ¡Yo es que si me pongo a pensar para mí, me-me veo mas con una...! Con una tía, ya sabes Nohlem...

Damian se rascó el coco, perdiendo el contacto visual de nuevo en su nerviosismo y exhalando aire por la nariz un poco entrecortado. No quería tampoco que Nohlem se picase por lo que él decía, al fin y al cabo todo lo que contó de Olván sonaba muy genuino y dar la opinión contraria ya le puso un poco en guardia por lo que podría recibir de parte de su amigo con morro, aunque haya declarado que no se enfadaría.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Status : Prrrr prrrrr

¿No entiendo la broma? Es un tío Empty Re: ¿No entiendo la broma? Es un tío

30/11/23, 09:09 pm
Y ahí estaba la reacción que esperaba: confusión, rechazo, caos… Y de alguna forma Nohlem lo encontró hasta gracioso. De ser humano como él otro gallo cantaría, una canción muy diferente además, pero el escudo que le proporcionaba pertenecer a otra sociedad hacía mucho en su favor. Al final para él ese problema era ficticio, temporal, y podía tomarlo desde un enfoque más impersonal.

A su estupefacción por los besos asintió una única vez de forma solemne, con ganas de picarle, pero no sería tan malo. Lo último que necesitaba era crear hostilidad. Y su paciencia dio resultados, porque Damian en seguida negó tener malas ideas. Independiente a si estuviera siendo sincero o no, el varmano valoraba que hubiese tenido el detalle de querer quedar bien. Después de todo muchos niños no pasaban el filtro cuando de opiniones se trataba.

¿En serio? ¿Nunca? —preguntó con divertido asombro, teatrillo para reforzar que estaba bien—. Vaya —se tocó la línea de la mandíbula, con actuado aire pensativo. No le iba a decir lo que sabía sobre los otros humanos, no eran sus secretos para revelar, y prefería interpretar el papel del exclusivo—. En mi mundo es muy normal. Seas hombre o mujer, no importa. Digamos… Te puede gustar el color verde o el azul, pero tampoco tienes porqué elegir cual es tu preferido. Hay quien tenga su favorito, claro, y no pasa nada, pero… —se encogió de hombros—. A su manera los dos colores son bien bonitos, ¿no?

Con un empujoncito Nohlem separó el cuerpo de la pared, todo para sentarse en el suelo a lo indio. Si llevase su traje le estaría dando asco estar en contacto directo con la tierra -en parte se lo estaba dando, y eso que vestía harapos-, pero era más cómodo mantener un lenguaje corporal relajado de esa forma.

Pero es verdad que aunque Varmania es diferente a la Tierra, coincidimos en algunas cosas —puso una mano en el suelo a su lado y miró al italiano, indicando de forma no verbal que podía sentarse a su vera si quería—. Yo también tendré que tener una novia cuando sea mayor. Es decir, un poco más mayor —sonrió con ligereza—. En Varmania un hombre se tiene que casar con una mujer, porque es parte de la ley. Así podemos tener hijos. Pero por otro lado, no hay nada que te impida querer a quien tú quieras. Y yo, bueno… —tomó aire. Decir que “quería” a Olván era mucha mentira hasta para él—, a mi me gusta Olván. ¡Pero también me gusta Ensha, que es una chica preecioosa!

Rió. Después se reacomodó en el sitio, apoyó la espalda contra el ladrillo y miró arriba, reflexivo.

¿Una persona como yo sería muy rara en tu mundo, Damian? ¿Crees que me tratarían diferente?

_________________________________________

♪♫♬:
Isma
Isma

Ficha de cosechado
Nombre: Damian
Especie: Humano itaiano
Habilidades: Agilidad, dibujo, espontaneidad

Personajes :
Armas :
  • Adam: Cimitarra y cuerpo de caballo. La incomodidad
  • Damian: Dientes
    Daga

Status : muñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñones
Humor : ajjaj

¿No entiendo la broma? Es un tío Empty Re: ¿No entiendo la broma? Es un tío

01/12/23, 11:45 am
A Damian nunca le gustaron los debates, siempre escapaba de ellos o se llevaba una buena regañina. Lo veía conflictivo en su contra y siempre hacía oídos sordos, dando la razón a la otra parte para escurrir el bulto. Siempre usaba esa estrategia pero Nohlem tenía algo que no le ayudaba a hacerlo e incluso le invitaba a escuchar más a fondo: su calma ante la contradicción del italiano.

En el circo siempre le llevaban la contraria a tono alto, restrictivo y autoritario. Sin embargo con Nohlem y, anteriormente, con Ethan no era el caso. Le hablaban de tú a tú, sin adornos ni levantamientos de voz. Eso le recordaba mucho a su madre cuando daba la razón en todo lo que el chico decía y gracias a esa curiosa coincidencia, las orejas del chico estaban enfocadas en Nohlem.

Pues… ¡Pues sí, yo tengo dos favoritos! A mí me gustan mucho mucho el rojo y el blanco, los dos esta chulos y molan tela juntos —esa analogía hizo mucha mella en el coco duro de Damian quien empezó sonriendo, empezando a mirar al varmano con sus ojos un poco más brillantes. Aunque no fuese exactamente lo mismo, su subconsciente estaba abriendo sus puertas a la idea cerrada que tenía de las relaciones. Había más horizontes, cosas que desconocía y que con ese viaje estaba aprendiendo. ¿Por qué esto no sería una cosa más que aprender?

¿En qué cosas? —preguntó, sentándose en el suelo en el suelo y cayendo en él con ligereza. Apoyó sus manos detrás de su espalda, al lado de Nohlem. Quería seguir escuchando, atento a cosas nuevas que no sabía. Ante lo que dijo sobre que debía tener una novia y casarse por ley hizo alzar las cejas de Damian, ligeramente extrañado por la contradicción en un inicio pero inmediatamente corregido después. El italiano acercó las rodillas a su torso, abrazado a ellas—. Ah... No sabía que te gustaban dos personas a la vez. Bueno… vaya coñazo sería elegir entre dos, si te gustan los dos.

Iba a decir un par de cosas más al respecto. Nohlem, sin embargo, insistió con una pregunta parecida a la que formuló anteriormente y Damian alzó la cabeza, confundido.

¿Raro? Pueees… no sé, tío. No tengo ni idea, a mi me resultan raras muchas cosas —empezó al aire, se lamentaba de tener que responder una duda a otra duda—. Nunca he visto a alguien como tú, ni nadie como Rag ni a nadie como los demás. Si es por lo de que te gusta Olván, no sé, es algo nuevo para mí. Del resto, no sé que pueden pensar —en un principio lo interpretó en relación a su aspecto pero recuperó el hilo, dando su punto de vista que le hizo recordar que no estaba muy puesto en lo que le rodeaba. Eso le hizo sentir pesar, bajando un poco sus párpados—. Deberías preguntar a Connor o a Ethan o también a Aniol, yo siempre lo hago cuando no sé algo. A mi me caes bien, para mí no eres naaaada raro —confesó, dando ese detalle de su parte con sinceridad y una sonrisa amplia.

Reflexionó sobre eso, las relaciones entre personas. En toda su vida romantizó la idea de tener pareja, de tener a una chica que estuviese a su lado tal y como siempre escuchó de todos. Sonaba tan bien que le encantaba la idea.

Nohlem, ehhh… Una cosa, ¿qué piensas cuando tienes a un novio? ¿Es-es distinto a cuando tienes novia? ¿Qué se siente cuando estas con él o... con ella? —no obstante aun tenía la espina larga, las ideas de doce años de convivencia con personas que no pensaban igual que Nohlem, aún no sabía si ellos estaban equivocados o tal vez no sabían nada. Tenía dudas y lo veía distinto, separaba ambas vertientes sin poder evitarlo y necesitaba saber más, preguntar más, llevado por su curiosidad. Estas preguntas, por su tono y la vergüenza de haber tenido que preguntar lo que se siente, le hicieron sonrojar un poco tanto sus mejillas como sus orejas.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Status : Prrrr prrrrr

¿No entiendo la broma? Es un tío Empty Re: ¿No entiendo la broma? Es un tío

02/12/23, 08:33 pm
Y más de dos” pensó con sorna. Que los frecuentes fueran Olván y Ensha no los hacía los únicos, pero datos extra eran irrelevantes. Se limitó a asentir con una sonrisa y un “¡hm!” positivo. El niño estaba entiendo bien las cosas, o eso parecía, no hacía falta liarlo. A parte, ahora quería oírle a él.

La sencillez de su lógica le hizo sonreir un poco más, su pregunta llevada a un terreno completamente distinto. Claro que no había visto a nadie como Räg o él en su mundo porque, bueno, para empezar no eran ni de planetas vecinos, pero mejor si esa clase la dejaban para otro día. No le corrigió, conforme con lo obtenido.

Cómo me alegra oír eso —pasó una mano por encima de su hombro para estrujarle fugazmente—. Creo que a ellos tampoco les parezco raro, no te preocupes —le guiñó un ojo—. Puede incluso que… tengamos algunas cosas en común y todo.

Estuvo tentado en sacar nombres y ejemplos específicos (seguro que saber de la bisexualidad de Connor le resultaba sorprendente), pero por mucho que le gustase darle al pico no era tan bocazas. Por educación no iba a jugar con fuego, menos aún con datos cuya privacidad era incierta, especialmente viniendo de alguien tan intimidante como el pelirrosa.

Oh, pues… —miró al suelo del frente, pensativo—. Buena pregunta.

¿Qué se sentía al tener novio? Ni idea. Él no tenía. Menuda risa, la mentira le estaba pisando los talones. Había tenido enamoramientos, muchos, incluso con los ya mencionados. Nohlem tenía el corazón débil pero también volátil, y una pareja era algo estable, más serio, algo como lo que tenía su padre con el escritor de la casa azul o su madre con la vecina. Con esta última al menos es lo que todos sospechaban. Tarde o temprano debería especificar que ni Ensha ni Olván eran sus parejas, pero por lo pronto reformuló la pregunta (las dos últimas, la primera mejor la evitaba), simplemente comparando su relación y sentimientos cuando estaba con ellos.

Hmmm pueees… sí pero no —dijo finalmente—. Pero no tiene que ver con que sean “novia” o “novio”, diría que… que eso no es lo que cambia. Con los dos soy muy feliz, pero al final son dos personas diferentes. Creo que lo que cambia no son ellos, sino yo —miró al rubio con la duda en la cara—. ¿Tiene sentido? —rio—. Por ejemplo a Olván me gusta picarlo porque se pone muy nervioso, es muy gracioso. Siempre se queja mucho y es un poco tonto, pero me tiene muy mimado —resopló con humor—. A Ensha no, a Ensha la tengo entre flores, y eso que es la hija de nuestra jardinera —rio de nuevo—. Soy yo el que la malcría, y ella es quien me chincha y se ríe de mi. Para uno soy un bicho y para la otra un señorito.

El corazón le dio un pellizco. Santos, como los echaba de menos. La distancia le hacía ser más romántico de lo que sería con la rutina. Solo eran amigos, un rollo, separados además por sus clases sociales.

>>Peeero… eso no tiene que ver con que sean chica o chico. Los dos son iguales. En el sentido de que los dos son como… —guardó silencio unos segundos, y sus ojos entrecerrados se abrieron al encontrar un buen simil—. Aniol y yo somos diferentes, pero los dos somos tus amigos, ¿a que sí? Pero conmigo hablas de unas cosas y con Aniol de otras, ¿verdad? Pues tener novio o novia no debería ser distinto, simplemente pues… depende de su personalidad. Incluso si solo te gustan las chicas… cada una es un mundo. ¡Ya lo verás cuando empieces a tener muchas novias!

Y con una risa le revolvió el pelo. Ese ruborcillo que tenía no se le había escapado.

_________________________________________

♪♫♬:
Isma
Isma

Ficha de cosechado
Nombre: Damian
Especie: Humano itaiano
Habilidades: Agilidad, dibujo, espontaneidad

Personajes :
Armas :
  • Adam: Cimitarra y cuerpo de caballo. La incomodidad
  • Damian: Dientes
    Daga

Status : muñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñones
Humor : ajjaj

¿No entiendo la broma? Es un tío Empty Re: ¿No entiendo la broma? Es un tío

05/12/23, 03:00 pm
Le daba toda la vergüenza del mundo admitir que era nuevo en eso, que nunca había tenido la novia de la que tanto le hablaban los del circo. Incluso su madre le decía cosas preciosas de su futura pareja y lo mucho que valía él para eso. Hasta le decía que sería “todo un hombrecito”. Por eso mientras escuchaba a Nohlem se encontraba ruborizado como un tomate.

Ehhhhhhhhhhhhhhhhh… ¿Sí? ¿No? Eh.. ¿No sé? —al principio respondió confundido alargando la boca. ¿Tenía que ser Nohlem el que cambia? Siguió atendiendo, intentando entender un poco acerca de las dinámicas que seguía el chico de orejas puntiagudas con sus parejas. Ambas partes parecían personas dignas de conocer y Damian estaba alegre de conocer más sobre la vida de Nohlem, con ambas personas parecía ser contento.

Asintió concentrado a lo que intentaba decir Nohlem, de que ambas partes son esencialmente iguales. Sin embargo se detuvo cuando éste hizo la comparativa con Aniol y él mismo. Eso le hizo pensar más de la cuenta, alzando su mirada habiendo caído bien en la cuestión.

Ahhhh, es de ese rollo —añadió con un dedo en su mejilla. El propio Nohlem añadió lo que él pensaba, Damian tampoco lograba ver a los chicos como algo que les guste tener como pareja o siquiera besar pero ya dejó un poco de lado pensar eso de forma tan cerrada, teniéndolo en cuenta como cosas ajenas a él que puede comprender—. Aja, aja, pueees si, si si, ahora me queda claro. ¡Gracias por contarme! —confirmó asintiendo más fuerte, meneando su cabellera.

Y lo de tener muchas novias remató al circense que ya estaba rojo de antes, reaccionando con un bote en el sitio y encogiendo sus labios. Luego se le escapó una sonrisa tímida cuando Nohlem le revolvió el pelo, ese gesto le encantaba recibirlo.

Me encantaría tener mi primera novia ya mismo. Una así guapa, con un pelazo muuuy largo y rubio y unos ojos que te cagas de azules muy grandes pero aún no encontrado ninguna así, que me mole del todo. ¡Buah! Daría todo por tener una novia así de guapetona  —sacó una risa picarona mezclada con vergüenza, notaba su cara ardiendo—. ¡Pero bueno, que tu también tienes por ahí a estos dos! Has dicho que es tu novio pero hablas muy bien de esa Ensha y los dos parecen buenas opciones asiiiii que venga, ¿con quien te quedarías si tienes que elegir por fuerza? ¿O hay alguna personilla más que te llame la atención por ahí, eh ligón?

Damian alargó la cara burlón, haciendo la pregunta para buscarlo pero también por pura curiosidad. Se inclinó a Nohlem, regalando un buen par de palmadas a su ancha espalda.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Status : Prrrr prrrrr

¿No entiendo la broma? Es un tío Empty Re: ¿No entiendo la broma? Es un tío

15/12/23, 01:24 am
Sus carcajadas crecieron cuando el rostro de Damian se incendió. Nohlem había sentido una leve incomodidad aquí y allá durante su charla, pero ahora que había dado en el clavo, que estaban en la misma onda, le costaba hasta pensar en ello. No sabía que tanto había calado su explicación, no porque desconfiase en la capacidad comprensora del pequeño sino porque desconocía que tan profundo era el estigma entre los de su especie, pero por lo pronto su sabor de boca no podía ser mejor.

Silbó, una sola nota ascendente. A pesar de estar más rojo una luna Damian no se amedrentaba, y por mucho que uno de los pasatiempos favoritos del granta fuera picar y ruborizar, si algo valoraba él era esa naturalidad. En su justa medida avergonzar a uno era divertido, cohibir por otro lado, no tanto.

Alguien tiene las cosas bien claras, ¿eeh? —le revolvió el pelo con más ahinco, dejando descansar su mano en el hombro de Damian después. No obstante la seguridad en su sonrisa flaqueó cuando el ataque le fue devuelto, incluso si el otro no lo considerase como tal. Notó su espalda tensarse, como una marioneta cuyo titiritero quiere enderezar, un cambio más psicológico que físico. Sus orejas se agacharon sutilmente, su mirada se desvió y una risa apurada le sacó el primer aliento. La mano le pesaba sobre el hombro del rubio pero no la movió del sitio—. ¡Bueno eh- más o menos, sí! Digamos que lo nuestro no era eh, exactamente…

Mierda. No podía recrearse en explicar que Olván no era su novio, ni que sea excusarse con que “ya” no lo era (como si en algún momento sí, solo por seguir la lógica de su engaño), estaba en camisa de once varas con algo que de alguna forma echaba por tierra su alegoría de colores y preferencias. ¿Por qué tenía que elegir?

Eh… Uf, ¿no lo sé? ¿Con ninguno? —a su rostro ligeramente sorprendido lo irrumpió una risa y un rubor mucho más sutil que el que llenaría una mejilla blanca. Ninguno era la opción más lógica, aplastantemente lógica. Es decir, fantasear estaba bien, los dos le gustaban, eran muy buenos amantes y su añoranza era tan sincera como lo fue el flechazo en su momento, peeeero seguían siendo de clase media. Por mucho que los mantuviese en su vida, igual que algún día tendría esposa también tendría amantes acordes a su estatus—. No sé… Puestos a elegir solo a uno mejor que sea alguien totalmente nuevo.

Resopló por la nariz con humor, recuperando su mano con la excusa de querer ajustarse la manga y el reloj.

Si tú supieras… —suspiró—. Me llaman la atención demasiados, Damian, es un dilema —confesó dejando caer la cabeza con dramatismo, ladeada como su sonrisa—. Por ahí, por aquí… —su sonrisa se ensanchó con picardía. Luego se apartó las gafas, dejándolas sobre su cabeza con el flequillo sujeto por las mismas y se masajeó los párpados—. A lo mejor debería quitarme las gafas para no enamorarme tanto. Escoger no es lo mío, no sé si me gusta más el verde o el azul, o el negro o el dorado. Tú por otro lado… —le dio un par de palmaditas con el dorso de la mano, devolviéndole la pelota—. Je. No sé si te puedo conseguir chicas de esas características en mi ciudad, pero si necesitas ayuda para conquistaaar… ¡Más te vale contar conmigo!

_________________________________________

♪♫♬:
Isma
Isma

Ficha de cosechado
Nombre: Damian
Especie: Humano itaiano
Habilidades: Agilidad, dibujo, espontaneidad

Personajes :
Armas :
  • Adam: Cimitarra y cuerpo de caballo. La incomodidad
  • Damian: Dientes
    Daga

Status : muñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñones
Humor : ajjaj

¿No entiendo la broma? Es un tío Empty Re: ¿No entiendo la broma? Es un tío

19/12/23, 01:30 pm
Damian siempre tuvo una gran imagen de sí mismo en cuanto a belleza personal, constantemente alimentado por los comentarios de su amorosa madre y algunos del circo que solo buscaban inflar su ego para ver las reacciones del halagado, en su mayoría siendo un sonrojo tonto pero que, en realidad, terminaba creyéndoselo todo.

Sin embargo podía ver en Nohlem un aura, una energía de chico que podía atraer mucho romance a su alrededor. Por como hablaba, la experiencia que cargaba a sus espaldas era notable y el italiano sentía envidia y admiración entrelazadas entre sí. Por eso estuvo tan atento a lo que respondería, pícaro pero inocente, esperando aprender un poco de su sabiduría.

¡Oh! ¿Ninguno? Que raro, ¿estás seguro? —le pilló un pelín de sorpresa aquella respuesta tan ambigua, colocando un dedo en su labio inferior jugueteando con él mientras pensaba en ello sin éxito—. ¿Tanta gente te gusta, tío? Si que conocerás un huevo de gente guapa si dices esas cosas.

Se le escapaban risillas curiosas, imaginando todo el escenario en su cabeza. Vaya si debía de tener tremendos bellezones como para ponerse en una duda tan grande, hasta se puso a sonreír el chico con morro cuando sacaba el tema. ¿En su caso como sería? Nunca tuvo la oportunidad de conocer a nadie, ni siquiera de las gradas del circo. Si estuviese rodeado de chicas rubias, babeando por él…

Si ya estaba rojo de por sí, notaba hasta calor en su rostro. Irradiaba el color en su tonorrona sonrisa seguida de risas entrecortadas que no hicieron sino aumentar cuando Nohlem, el chico que tenía tanto romance a su alrededor que no le daba ni para elegir, le ofreció tutela y consejo para conquistar chicas.

Jeje… Enseñame porfa —se animó a aceptar la oferta sin perder la sonrisa de oreja a oreja ni su tomatismo facial, nerviosísimo a la vez que emocionado—. ¡Venga venga, dime! ¡Dime como lo haces! —en un arranque de energía agarró el brazo del varmano, agitándolo un poco y con sus ojos iluminados—. ¡Tienes que tener mucho donde elegir si te enamoras tanto! ¿Como haces para hablaaar de eso? Ya sabes, cuando… te mola a la que miras yyyyyy quieres decirle a-aalgo, no se, algo, ya sabes, algo Nohlem. Cunado quiera hablar con la chica de mis sueños quiero ehhhhhhh, ¡sorprenderla! ¡Eso! ¡Que se enamore de mí!
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Status : Prrrr prrrrr

¿No entiendo la broma? Es un tío Empty Re: ¿No entiendo la broma? Es un tío

21/12/23, 02:55 pm
Será que soy muy sociable. O a lo mejor es que tengo mucha suerte —se encogió de hombros con una sonrisita suficiente—. O que soy muy atractivo y por eso atraigo a la gente —remató echándose flores—. ¿A ti no te parece que hay gente muy guapa en el torreón?

Por supuesto no era tan tonto como para dar nombres (o eso perjuraba), no mientras recordase el incidente entre Kalna e Ethan por la jugarreta de Aniol. No es que él no hubiera aprovechado la coyuntura de trampolín, pero por poca vergüenza que tuviera en el cuerpo si evitaba lidiar con rumores y malentendidos, mejor.

Acostumbrado a rubores mucho más discretos al no haber pieles pálidas en Bermellón, la explosión que era el rostro del niño le sacó una sonora risa. Tuvo ganas de ponerle las manos en las mejillas para rebajarle el tono, pero prefirió hacerlo con las suyas propias que de tanto sonreír empezaban a dolerle.

¡Soo, sooo, fiera! —pidió calma con las manos. Pensar que eso había empezado como una serie de dudas morales sobre amor y género... ¿Dónde exactamente se habían metido? Y lo que es peor, que fuera buen ligón no le hacía el mejor ejemplo a seguir, claro que su fuero interno no opinaba lo mismo. Por suerte veía a Damian demasiado pequeño para darle ningún consejo extraño—. A ver, a ver, por partes diente de león. Lo más importante de todo es la educación, la seguridad e ir perdiendo la vergüenza poco a poco. ¡Pero sin llegar a ser descarado! —añadió rápidamente. Conociendo a Damian el problema es que vergüenza tenía más bien poca—. Ser simpático, elegante y considerado son las normas de la etiqueta general, pero cada persona es un mundo y dependiendo de como sean la cosa varía, así que no es que haya una fórmula mágica para enamorar a alguien. Hay a quienes les gusta sentirse deseado y quienes se agobian si notan que vas detrás suya, así que es importante aprender a leer el ambiente. Pero eso es cuestión de prueba y error, supongo. Hmm...

Miró arriba, dirección al mustio cielo, pensativo. Para él llevaba siendo natural muchísimo tiempo, lo esperable de alguien de alta sociedad era, valga la redundancia, sus altas habilidades sociales, y resumir una vida de manerismos con su dosis personal de picardía no era cuestión de una sola charla. Y por supuesto no iba a caer en el consejito insulso de "sé tu mismo".

Tú... moléstate en querer conocer a la otra persona, como si estuvieras conociendo a un amigo. No hay nada de malo en que te guste alguien solo por su físico o quieras algo pasajero, pero si lo que buscas es enamorar tienes que ser un caballero. Le puedes decir cosas bonitas y... —rio—. Mira, tú primero encuentra a la chica, luego ya vemos, ¿sí? Tú quédate con lo dicho —le revolvió el pelo una vez más, esta vez teniendo la consideración de peinarle al terminar—. Y oye, quien sabe, lo mismo cuando te enamores descubres ser un romántico por naturaleza y no necesitas más consejos, ¿eh? Yo casi no los necesité —todas esas veces tumbado en la cama de su hermana contándole desamoríos cruzaron culpables por su mente—. Casi.

_________________________________________

♪♫♬:
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.