Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Biblioteca Mágica
por Lathspell Hoy a las 05:12 am

» Luna Alta
por Dal Ayer a las 01:54 pm

» Sede de los Taumaturgos
por Dal Ayer a las 01:44 pm

» La Cercanía
por Giniroryu 13/11/18, 06:03 pm

» Torre Serpentaria
por Tak 10/11/18, 12:23 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 181 miembros registrados.
El último usuario registrado es Percy

Nuestros miembros han publicado un total de 38480 mensajes en 726 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Área Este » Bahía de los Naufragios

Bahía de los Naufragios

Ir a la página : Precedente  1 ... 20 ... 37, 38, 39, 40  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 38 de 40.]

1 Bahía de los Naufragios el 02/08/11, 06:21 pm

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Esta playa no es de arena, sino que está hecha de diminutos trozos de concha y cristal pulido que brillan cuando les da la luz, algo que no pasa muy a menudo, pues la playa está a la sombra de los acantilados, y solo se puede llegar a ella a través de un estrecho pasaje entre la roca. Una ingente cantidad de barcos naufragados y maderos descansan allí.



Última edición por Rocavarancolia ROL el 01/11/11, 08:57 pm, editado 1 vez


445 Re: Bahía de los Naufragios el 12/08/18, 05:54 am

Jack


Jack y Erika

El vampiro lamentó durante un tiempo el no haberse enterado del ataque a Wen, pero lo superó días después de hablarlo con ellos. Había contemplado pedirles un comunicador para Elunin para situaciones así, pero lo descartó rápido. El nublino era vulnerable y cualquier rival con uno de sus walkies tendría demasiada ventaja sobre ellos.

Así que el tiempo pasó sin más, yendo y viniendo mientras la crisis pasase. Sus empleados tenían la opción de dormir en las instalaciones del Macetero y Erika se había mudado temporalmente allí después de que sus pociones empezaran a perder efecto. Tenían un plan, sin embargo: añadir más metros a La Bodega para que la bruja tuviera su propio espacio, con opción incluso a tener otro laboratorio allí. Era un plan a muy largo plazo, no obstante, porque el negocio sufría su propio bache por las pesadillas generalizadas, pero creían que se recuperaría.

Y así llegaron a la Luna. Jack estaba aceptando por fin la muerte de Xindra, y aunque la Luna Roja le recordaba a su amiga por los planes de juerga que habían pensado, prefería andarse con cuidado esta vez. Lo preferían. Erika y él tenían hasta una broma al respecto: se veían como "monstruos adultos responsables". Pero no iban a dejar de divertirse por ello. Ni de ver a sus amistades, su familia. Visitarían a conocidos mientras atardecía, pasarían por el Burdel, echarían un rato con sus mercenarios favoritos y después... Improvisar. ¡Era fiesta grande, noche de milagros! No la iban a gastar con planes fijos.

El rubio recibió el mensaje de la ballena en plena recogida del bar. Los escuchó comentar y reír mientras terminaba de limpiar y guardaba varias botellas en la bolsa sin fondo, reservadas para esa noche. Habían quedado Erika y él en que irían juntos desde allí al Cuchitril, pero se pusieron en marcha hacia la bahía tras preguntarles. Iban comentando el suceso. ¡Una ballena voladora!
Los no-terrícolas van a alucinar cuando la vean —reía la bruja.
Creo que no veo ballenas desde... Hostia, ¿no cayó una en nuestra cosecha?
Me suena, es verdad...
Igual ellos se acuerdan. Pero vamos a ver qué tienen liada allí.

Fueron de paseo, charlando, bromeando. Atajaban y acabaron levitando, pues no querían perderse el espectáculo de sus amigos. Solo hicieron un alto en el camino por la sorpresa de los fuegos desde las Montañas.

Lo primero que escucharon fue el canto de la enorme criatura, seguido de la música y las risas del grupo. Poco después, el vampiro captó el rastro que dejaba algo flotando tras ellos. Olía a mar, a muelle pesquero. Pero opinaban de manera diferente al respecto.
¡Qué hambre!
Los voy a matar. No podré beber nada con este olor encima —dijo con una falsa mueca de desagrado.

Bromeaba, pero la rusa le dio un codazo y se sumó a sus risas.
Calla, aguafiestas. Trae la petaca, anda.

Se la dio y la vio verter un poco en la mano. Sin embargo, no todas las gotas llegaron a la piel sino que flotaron en el aire como burbujas. Rodearon la cabeza del vampiro mientras este la miraba con un falso mohín. Si aspiraba, disimulaban el olor. Pero le hacía gracia la escena.
Ahí tienes tu plancton, envidioso.

Le devolvió la petaca pero él le cogió y acarició la mano en el proceso. Seguía manchada. Se miraron y se acercaron un poco, prácticamente ambos tiraron del otro.
¿Sabes que...?
¿Que te estoy tentando? ¿Que preferirías comerte a cierta bruja bromista? Todo a su tiempo... ¿O quieres que huela a pescado? —Se separaron entre risas pero él le hizo un corte de mangas—. Vaya, hombre, te iba a pedir que me limpiaras de esa forma tan sexy tuya peeero ahora te fastidias.

Le dio un pico, le sacó la lengua y echó a correr hacia la ballena. El otro se quedó tieso en el sitio, perplejo, pero después la siguió entre risas. <<¡Pero será posible! Siempre habrá un pez bromista más grande, ¿eh?>>

Por fin les alcanzaron por el aire, juntos, aunque pararon a una distancia prudencial de las enormes aletas. Antes de saludar, Erika intentó sorprenderles. Mientras el vampiro volcaba unas botellas, ella las repartía en burbujas de distintos colores y las enviaba alrededor de los Cuchitrileros. Eran del mismo tamaño que las del vampiro, las primeras. Las siguientes, en cambio, llevaban botellas enteras o a medias en su interior.
¡Ahoy! —exclamó Erika poniendo voz ronca— . ¡Por fin hemos encontrado a Moby Dick!
¡Menudo bicharraco, Giz! ¡Menuda fiesta tenéis montada! ¿Todo bien, marineros?
Me habéis dado una idea con lo del plancton así que ahí tenéis el vuestro —reía mientras señalaba las burbujas.



Última edición por Jack el 19/08/18, 10:01 pm, editado 1 vez

446 Re: Bahía de los Naufragios el 15/08/18, 09:19 pm

Muffie



Wen rió encantada con la situación y se recostó sobre la ballena sintiendo las vibraciones del canto del animal bajo ella y las de la magia sobre ella. Aquello era tan relajante. La Luna, la ballena, sus amigos y Noel. Aquellos "pequeños" detalles de sus vidas siempre hacían valer la pena a todo el sufrimiento al que siempre tenían que enfrentarse.

Wen miraba los fuegos artificiales en las montañas mientras disfrutaba de la música que había puesto Noel, cuando Gael preguntó sobre la posibilidad de que la ballena se tirara al mar.

- No, por favor- pidió arrugando la nariz con desagrado ante la idea. Ella era una gran amante del agua, pero dulce. El agua salada siempre resecaba su piel y su pelo e irritaba sus ojos y los bordes de su gema. En cambio, le encantaba retozar por la arena las pocas veces que iban a la playa-. Si va a ocurrir, avisa para echarnos los hechizos pertinentes.

Sorprendida, la vouivre vió como burbujas de alcohol se acercaban a ellos y les rodeaban e inmediatamente las reconoció como obra de Erika, lo que alegró mucho a Wen. "Por desgracia, Erika siempre viene con una sanguijuela pegada a su culo" pensó con sorna.

- Dichosos los ojos- exclamó para saludar a los recién llegados-. Y habéis traído alcohol. Genial. No hacía falta, pero se agradece. No es como os hubiéramos echado de la ballena si veníais con las manos vacías. Bueno, a ti no, Erika. A él sí, él tiene que sobornarnos primero.- comentó de buen humor.


447 Re: Bahía de los Naufragios el 18/08/18, 11:57 pm

Yber


GM
Giz se sentía pletórico, en contraste con las semanas anteriores. Tenía ganas de ponerse a saltar sobre el cetáceo, de celebrar la lluvia, la luna y la ballena que acababa de crear. En parte ya lo hacía, de forma mucho más contenida y estática, pero el goliat daba las gracias realmente por aquellas emociones. Las había necesitado.

Sería un desperdicio dejarla caer sobre los cosechados —se rió siguiendo la broma de Gael y Noel. Él llegó después de que ocurriera, pero la historia de Maciel era demasiado buena como para desconocerla. ¿Cuántas veces se habrían reído a su costa?—. Y mejor que la mantengamos fuera del mar, no vaya a ser que formemos una ola que ahogue a los del faro.

El entusiasmo de Adara se le contagió, Giz sonrió de lado a lado, arropado por sus amigos y la euforia lunar.

¿Te parece poco que sea tan grande? —respondió a la ángel negro con tono jocoso—. Este es el séptimo bebé ballena y el primero que flota como Nassandra manda. Los primeros murieron asfiiados por su propio peso y los últimos pesaban menos, pero no se levantaban del suelo. O no del todo —soltó una carcajada—. Pero esta es la buena. —Se llevó las manos a la boca, dispuesto a gritar—. ¿Verdad que sí, preciosa?

La ballena respondió a su voz con un potente rugido que hizo vibrar todo su cuerpo. La cola de Giz se movía bajo el poncho al ritmo de la música. Giz se sentó y, todavía marcando el ritmo con cola y pies, observó el horizonte a lomos de tan tremendo animal. Había algo mágico en todo aquello, algo más allá de la energía y los precios, de rescoldos y hechizos. ¡Estaban sobrevolando la ciudad sobre una ballena porque podían! Porque él lo había hecho. Esa maravilla era de ellos. Y en ese ellos cabían también los recién llegados. Giz los saludó agitando la mano con más fuerza que de costumbre.

¿Os gusta? —les preguntó como un padre orgulloso de su hijo.

Mientras esperaba respuesta, dio las gracias por la bebida. Giz no tardó mucho en explotar una burbuja morada para agenciarse una botella. La abrió con cuidado y dio un trago largo, descuidado. ¿Podía ir mejor la noche?

448 Re: Bahía de los Naufragios el 19/08/18, 11:49 am

Lupin


―¡Jaaack! ¡Erikaaa! ¡¡¡HOLAAA!!! ―Me voy a quedar afónica a este ritmo.

¿De qué será esta botella? Qué más da, se prueba y a ver. Mierda, he roto el cuello de la botella para descorcharla. Tanto dará… Ay, y encima me he cortado el labio. ¿Es esto ron? O algo que se le parece. No es mi bebida favorita, pero la verdad es que es apropiada para esta situación.

Ahoy, mateys! Let’s find some booty! ―Vale, no me sé más frases de piratas―. Me encanta esto.

Para demostrar mis palabras, empiezo a dar vueltas alrededor de la ballena como una especie de… Chiflada. Realmente loca, Adara. Se te ha ido.

―¿Nos entiende cuando le hablamos, Giz? ―Ya me he cansado de hacer el canelo.



Última edición por Lupin el 19/08/18, 05:33 pm, editado 1 vez

449 Re: Bahía de los Naufragios el 19/08/18, 01:46 pm

Giniroryu


GM
El sueco no paraba de sonreír y de carcajearse a cada poco, totalmente contagiado de la euforia colectiva. No es que él mismo no viniese con su propia ración de influencia lunar, pero las sensaciones se multiplicaban al estar rodeado de los suyos en el mismo estado.
Es como si fuera Navidad en junio. Solo que mejor, porque en lugar de Santa Claus a traernos un jersey feo, viene el Capitán Lagartijo con una fucking ballena —respondió a la pregunta del goliat acerca de su creación—. Este sería el momento de vaciar una botella entera a la salud de Giz y Wailord —comentó entre risas tras el arranque de Gael.
De pronto fue como si una entidad superior, la propia Luna Roja posiblemente, le hubiese escuchado. Una burbuja de un llamativo color plateado pasó por delante de él y el sueco alargó la mano hacia ella para encontrarse con una botella.
>>¿Pero qué…? ¡Ah, claro!

Su mente hizo la conexión justo antes de ver claramente las dos figuras que se sumaban a la fiesta y empezó a abrir su botella, que resultó ser ron del bueno, sin dejar de sonreír ampliamente ante los comentarios de Wen al respecto de la aparición de la pareja.
Erika siempre es bienvenida, y encima es como si me hubiera leído la mente —alzó la botella hacia la bruja de las burbujas y le dio un trago—. A ver, Jack, ¿tú que nos ofreces? Y nada de intentar vendernos humo.

Tras reírse estúpidamente de su propio juego de palabras, observó a Adara que al parecer había acabado con una botella del mismo tipo de licor que él, cosa que era fácil de deducir al oírla hablar como un pirata.
Creo que tengo una canción bastante apropiada aquí, a ver… —Justo en el momento que iba a manipular el aparato para buscar, empezó a sonar otra canción del mismo grupo, ya que estaba puesto el modo aleatorio—. Esta casi mejor que no: a mí me parece que da un ambiente estupendo a cualquier situación, pero estoy seguro de que es una opinión impopular —comentó entre risas mientras ya buscaba la canción correcta—. Mucho mejor.
Su cola también se balanceaba al ritmo de la música, casi sincronizándose con la de Giz.

450 Re: Bahía de los Naufragios el 19/08/18, 10:27 pm

Tak


GM
Gael se lo estaba pasando en grande, al estar todos contagiados por el ambiente. No se cansaba de mirar al horizonte a su alrededor, porque aunque hubiese volado más veces, e incluso con la Luna en el cielo, aquello se sentía diferente. Tal vez porque las miradas de toda la ciudad seguramente estarían clavadas en ellos.

Justo se unieron dos viandantes, aunque eran bienvenidos a la fiesta. Además, les traían regalos.
¡¡Hola!! —saludó efusivamente a Jack y Erika, agitando un brazo hacia ellos mientras se acercaban. Entre tanto, Noel andaba cambiando el hilo musical y se partió con la canción que había salido.

Una de las burbujas pasó a su lado y el fuego fatuo trató de echarle la boca, sintiéndose como un astronauta bebiendo en el espacio. Pero los astronautas no bebían alcohol. Y mucho menos estaban en llamas.
Erika… acércame otra, por favor. No sé si me gusta la queimada. —Gael no podía contener la risa al fingir aflicción mientras señalaba la burbuja en llamas—. ¿Alguien ha traído pajitas?

451 Re: Bahía de los Naufragios el 20/08/18, 11:08 pm

Jack

avatar
Erika soltó una carcajada cuando su amiga les saludó.
No os hacía falta hasta ahora, que para soportar sus bromas ya te digo yo que sí... —le respondió entre risas a expensas del rubio.
Yo solo quiero dejar constancia de lo buen capitalista que soy y de mis dotes de... —estaba a punto de tener un ataque de risa por Adara— de conseguir grandes cosas con mis sobornos, como... Por la Luna, ¡Adara! Me encanta esta tía —remató entre risas, pero algo hizo click en su cabeza y dejó de reír de golpe.

Le había recordado un poco a Xia, pues habría reaccionado de forma muy parecida si le hubiera pasado lo mismo. La bruja lo notó y le dio un beso en la mejilla, para luego acercarse a charlar con Wen. Jack, en cambio, intentó sonreír de nuevo y se acercó a Noel y los demás. Ignoraría la broma... de momento.
La de los gritos no sonaba mal, pero esa nueva mola bastante; me las tienes que pasar algún día de estos —y después miró al asreniano—. La ciudad entera estará flipando, Giz. Hacía años que no veía un bicho de estos y solo los he visto en la tele y en libros. ¡Es genial!

>>Ah, por cierto, pensaba venderos un terreno en el Macetero para montaros un circo, ya que se os dan tan bien los espectáculos, pero no sé si...

Se interrumpió cuando la bolsa sin fondo le golpeó en el hombro, pero pudo cogerla a tiempo de que cayera al vacío.
¿Pero qué...? —Buscó a su "atacante" y vio a Erika sacándole la lengua— ¿Ya te han contagiado la lunitis?
Calla, bobo. ¿Pajitas no tenemos? ¿No has pensado en tu amigo?
¿Qué...? ¡Claro que he pens...! — se cortó. No cuadraba. Frunció el ceño y se dirigió al fuego fatuo—: ¿Pero será posible? ¡Jovencito, compórtese! —le dijo entre risas mientras buscaba alguna botella para él y se la pasaba.

>>¿Estamos contentos, Vincent? ¿Tenéis más planes para liarla hoy?

Parecía que sí, así que buscó un hueco donde montarse con ellos para seguir adentrándose en Alta Mar.


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

452 Re: Bahía de los Naufragios el 24/08/18, 12:56 am

Tak


GM
La gente no paraba de llegar y unírseles, algo que acabó haciendo que Eara se riese. Era agradable que estuviesen todos juntos aquella noche, aun si la Luna en el cielo la intimidaba, afectándole de forma diferente que a todos los demás.

La aurva no participó en la conversación entre transformados precisamente por creerse diferente a ellos, pero Ayne le respondió a Rasqa.
No diría tanto, pero sí que tengo la impresión de que el aire mismo está vibrando, y nosotros con él. Con él y no con el suelo, porque eso ya es evidente —añadió tras una pequeña pausa.

Entonces fue cuando Twix les hizo notar aquella cosa enorme que sobrevolaba la ciudad. No llevaban demasiado allí, pero jamás habían visto algo como eso. Ni Eara ni Ayne fueron capaces de relacionarla con la estructura ósea que descansaba sobre Maciel, ya que los años la habían deteriorado demasiado y, a fin de cuentas, solo eran huesos. Nunca habían visto una ballena viva.

La mayoría estaban de acuerdo en seguirla, por lo que los sinhadres se dejaron llevar por la corriente.
Decidido, entonces —dijo Ayne, que en realidad se sentía decepcionado por el rechazo al plan de escuchar música en la taberna. De todos modos, podían ir a allí más tarde, y la ballena también había despertado su curiosidad.

Eara solo quería ir a donde los demás quisiesen, pero seguir a aquella cosa podía ser peligroso. No se sentía amenazada con sus amigos cerca, pero eso no le impedía preocuparse. La parte buena es que el animal parecía dirigirse al mar, y Eara no se había acercado a la costa las suficientes veces. Le gustaba, y aquella noche probablemente sería espectacular gracias al reflejo de la Luna. No se equivocó. En cuanto pudieron ver la extensa superficie de agua, la aurva se detuvo unos instantes a contemplarla.

453 Re: Bahía de los Naufragios el 25/08/18, 05:14 pm

Zarket

avatar
GM
Pronto llegaron más amigos al grupo que empezaba a reunirse. Su cosecha había estado, lo sabía, excepcionalmente unida, y su corazón de demiurgo no dejaba de sentir calor por ello. Lanor los saludó, pero no llegó a decir nada más debido a la interrupción de dama Isis.

La sorpresa lo dejó embotado al ver aquel portento, por supuesto. Lanor sabía que cosas así eran perfectamente posibles, pero en Carabás... Aquello habría sido visto como estúpido, como superfluo, como un gasto absurdo de energía. Algo carente de finalidad más allá de ser una maldita ballena voladora. Una sonrisa tan luminosa como la propia Luna Roja se extendió por su cara al pensar en aquello, por supuesto. «Qué impresionante».

Vamos, sí —alentó, tanto como suplicó, a sus amigos. «Que le den a Carabás y su enfermiza obsesión con la eficiencia», pensó. Porque aquella noche había salido la Luna Roja, y una ballena voladora surcaba los cielos de Rocavarancolia.

A través de terremotos y relámpagos, de tormentas y templores, el grupo la siguió hasta tener al mar a la vista. Los signos de magia y maravillas inundaban aquella ciudad de monstruos, al igual que las pavesas rojas. Rocavaragálago se unía a la celebración a su propia manera: ayudando a liberar la esencia de la cosecha, su verdadera forma, su genuino poder... su auténtica naturaleza. Lanor Gris, el último demiurgo arribado en aquella ciudad, inspiró hondo, llenando su nariz del olor a mar y espantos, a hechicería y cambios.

A Rocavarancolia y Luna Roja.

La vista del mar en aquella noche enloquecida no lo defraudó. Era la primera vez que lo veía con aquel astro en el cielo, por lo que aquellas mareas brutales y aquel hervir de monstruos resultó una novedad por completo, incluso tras haber leído sobre ello. El demiurgo se quedó allí, contemplando con admiración aquel bullir de espantos, desde las medusas del tamaño de buques hasta los krakens y las serpientes marinas que luchaban tan cerca de la costa. Unos engendros que iban más allá de todo horror, y que, a pesar de ello, resultaban tan bellos como todo lo que está vivo.

Unos monstruos que estaban tan exaltados como toda Rocavarancolia por la Luna Roja que, como cada año, tomaba sus vidas sin misericordia y las rendía a sus pies, exigiendo pleitesía del universo entero como solo ella podía hacerlo.

Criaturas acompañantes de Lanor Gris:

-Acompañante: su bufanda, con dos botones a modo de ojos.
-Libélulas (10): alas de papel enmarcado por alambres, el cuerpo es de metal segmentado y los ojos de unos pequeños cristales verdes.
-Defensores (5): "mosquitos". El cuerpo es un pequeño cilindro de madera, ojos que son cabezas de alfileres y patas que son pequeñas piezas de metal segmentadas. Las alas son casi idénticas a las de las libélulas. Donde estarían sus bocas hay una triada de alfileres puntiagudos y relativamente largos.
-Vigilante (2): esferas de madera con dos grandes alas de tela (el "esqueleto" de las alas es alambre) en la parte superior y un gran botón pegado en la parte inferior.

454 Re: Bahía de los Naufragios el 26/08/18, 05:16 pm

Yber

avatar
GM
A Rasqa también le pareció admirable la presencia del cetáceo flotante. Durante unos instantes quiso arrancar a volar, incluso antes de que dieran el visto bueno a acercarse. Quería rodearlo, sobrevolarlo y pasar por debajo de su estómago para recortar con sus llamas la sombra que invocaba sobre el mar. Sin embargo, no había dejado de llover, el océano no era su area geográfica preferida y en el fondo sabía que lo más divertido de acercarse a aquel animal sería quemarlo vivo, pero no era una opción. Así que demostró su interés de forma un poco particular.

¿De verdad nos vamos a acercar a un pescado gigante? —costaba saber si lo decía con emoción o pereza, porque ni el propio moloch lo tenía claro.

Sin embargo, la confirmación por parte del resto del grupo le sirvió para animarse y echar a volar. Inconscientemente se despegó un poco del grupo, todavía incómodo con la presencia de Twix, y se dedicó a sobrevolarlos, girando en círculos de cuando en cuando, haciendo cabriolas. Jugaba en las alturas como si tuviera poco más que diez años, lo cual no dejaba de ser cierto, con la ventaja de que la Luna le había dado juguetes nuevos. A veces encendía las púas y provocaba un leve fogonazo, imitando a los truenos; otras dejaba las llamas a fuego lento para que el agua de lluvia las apagara y dejara tras de sí una estela de humo.

Cuando llegaron a la bahía, aterrizó sobre la arena y dirigió a las olas la misma mirada que solía dirigir a Roaxen.

La Luna Roja tiene una obsesión con el agua que no es normal —se quejó.

Sin exponerlo en voz alta, se preguntó si en alguna luna futura podría contemplar incendios o si serían todas iguales. Este año parecían reinar los temblores ante el resto de cosas, así que tal vez no fuera descabellado que en el futuro hubiera fuego. Distraído por sus propios pensamientos, el moloch trató de atrapar con la lengua pavesas rojas.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

455 Re: Bahía de los Naufragios el 01/09/18, 04:11 am

Nihil

avatar

Casi no habló en el camino hacia la bahía, pues su voz apenas podia oirse por encima de la tormenta. De todas formas, parecía que la vela solo tenía ojos para la ballena gigante. Su vuelo era tan elegante y fluído como podría serlo si nadara y eso le provocó cierta añoranza. Levitaba a la cabeza del grupo, dejando que la tormenta le alborotase el pelo, centelleando igual que los relámpagos en el cielo.

La costa de Rocavarancolia los recibió rugiendo. Si ya el caos en la ciudad era una locura allí parecía multiplicarse. Los temblores azotaban tierra y mar y el viento revolvía las aguas y soliviantaba a las bestias. Una amplia sonrisa se dibujó en sus labios al ver al kraken envolviendo navíos con sus tentáculos. Qué bestia tan majestuosa << Y qué ricos están>>

Por desgracia la ballena ya se había alejado de la costa y volaba mar adentro. El viento traía retazos de música que no lograba identificar y algunos gritos que no parecían precisamente de sufrimiento. La larga experiencia de la veela en el tema le dijo que allí se estaba montanto una buena fiesta y que ella se la estaba perdiendo.

-Jooooo, están muy lejos ya –dijo hacienda un mohín.

Quería seguir a la ballena, verla de cerca y tocarla y decirle lo bonita que era y ya de paso conocer a quienes estuvieran fiesteando sobre ella, pero por un lado el mar estaba demasiado peligroso en ese momento y por otro cabía la posibilidad de que se hubiesen llevado la ballena a alta mar a fiestear porque no querían que los molestasen. Esa última idea le fastidiaba un poco, ella quería formar parte de las cosas.

-Supongo que tendremos que quedarnos aquí –dijo. Hizo como si se sentara en el aire, cruzando las piernas.

En realidad no eran tan mala perspectiva. Tenían una buena vista, buena compañía, la Luna los bañaba con su luz y con su poder. En un acto impulsivo, dama Isis invocó el hechizo ofensivo más llamativo que conocía y lo lanzó hacia el mar (evidentemente no en la dirección en la que iba la ballena) solo por el placer de gastar magia porque sí y por ver la explosion de luz sobre las olas.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

456 Re: Bahía de los Naufragios el 01/09/18, 11:37 am

Evanna

avatar
La exclamación de dama Isis, le había sorprendido, peor no tanto como cuando al usar su ecolocalización llego a visualizar una enorme ballena volando sobre sus cabezas. La expresión de Samika al percibir un mezcla de asombro y risa. Decir que no podría creerlo seria mentir. Era como esta siendo testigo de la verdadera magia de la ciudad, como si por un instante en vez de estar rodeadas de desgracias,estuvieran rodeado de esa magia fantástica delos cuentos infantiles. Una ballena voladora ¿que había mas mágico que eso?.

Samika no dudo en aceptar la propuesta de dama Isis, emocionada y tal como ella y a pesar de la lluvia,esta vez si desplegó sus alas,dejando que la capucha no le molestase para realizar piruetas mientras se reía, protegida por la magia térmica que le habían echado. Al llegar a la bahía, basto escuchar la desilucion de sus compañeros para saber que la ballena ya estaba lejos de su alcance, irónicamente sobrevolando el mar de la ciudad que ninguno de ellos nunca había osado pisar mas allá de las agua que rozaban la orilla.

Se sentía llena de energía, con ganas de hacer mil cosas, de volar y correr, de expresar el poder de la luna a su propia manera. Ella no podía admirar el espectáculo presente ante los ojos de mas, pero no se sentía especialmente triste por ello. La mera presencia de los demás junto a ella incluso si solo eran formas borrosas en la semioscuridad era suficiente.

-¡Hey, Varsai, Rasqa, Eara, corramos por la playa! - dijo de la nada mirando hacia la forma borrosas de estos-Y cualquiera mas que quieras disfrutar de la luna sudando un poco mientras que los que no quieren, desprenden su magia entre luces, lluvia y truenos- dijo Samika sonriendo alegremente mientras se acercaba a Eara para tomarla de las manos suavemente, hablándole a ellos por ser en todo caso o los que no podían hacer magia por un lado o los mas hiperactivos por otro-Tal vez no podamos hacer a una ballena volar, pero podemos disfrutar de esta noche a nuestra manera...mas tonta, mas infantil y limpiarnos de las preocupaciones por un día...- añadió Samika irradiando alegría y buscando contagiarlos de su propio animo.

Sabía que posiblemente estaba siendo algo egoísta queriendo divertirse sabiendo que en otros puntos de la ciudad muchos niños como ellos estaban sufriendo los cambios de la  luna. Dolor, sangre, sorpresa, temor...algunos sobrellevarían mejor el cambio y otros, no tanto. Pero Samika creía realmente que ver las cosas de forma positiva, incluso si tenias todo en contra intentando hundirte, incluso si el día a día en la ciudad se había vuelto difícil en el último tiempo, te hacia sobrellevar mejor todo, ver las cosas desde otras perspectivas mucho menos pesimista. Era algo que buscaba arraigar en si misma, trasmitir a sus amigos como si ella misma fuese una fuente inagotable de positivismo, un hombro donde apoyarse emocionalmente en las buenas y en las malas. Una perspectiva mas positiva del mundo, que cuando los nuevos convertidos llegasen; si podía, quería transmitírselo también a ellos.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

457 Re: Bahía de los Naufragios el 11/09/18, 01:01 am

Giniroryu

avatar
GM
Irianna

Estupendo, vamos allá.
Irianna irradiaba energía a través de la fina capa de niebla que había desplegado a su alrededor. Aquella noche no quería que su dominio se mantuviese encerrado permanentemente dentro de su cuerpo. Ya no era la necesidad continúa de protección lo que más le hacía sentirse apegada a él, era simplemente su contacto y la tranquilidad que inspiraba, pero al mismo tiempo, le trasmitía fuerza por muy etéreo que este fuera. No es que no apreciase la niebla antes de ser bañada por la Luna, pero se preguntaba por qué no había sentido la fascinación que ahora sentía cuando era un fenómeno tan hermoso.

La idrina recorrió las calles junto a sus amigos, disfrutando de su compañía como nunca. Aquellos meses que habían transcurrido entre su visita a Idris y la salida de la Luna se había propuesto socializar más con sus amigos masculinos y poco a poco notaba como cada vez le costaba menos. Sentía, sobre todo, que se había librado de muchos prejuicios al respecto, lo cual la hacía sentir que se había quitado un peso muy desagradable de encima.

Cuando vislumbró a aquella criatura voladora gigantesca no tardó en señalársela a Sekk y Jace con gran asombro.
¡Tenemos que acercarnos a verla!
Antes de recibir una respuesta ya había echado a correr en su dirección, reconociendo enseguida que sus pasos la conducían hacia la playa. No supo cuándo conjuró levitación pero así fue como entró en la bahía. Saludando desde lo alto cuando reconoció a un grupo de personas cercanas reunidas allí. No le resultó sorprendente puesto que estaba segura de que todos estaban allí por el mismo motivo.
>>Buenas noches a todos —dijo con una gran sonrisa mientras empezaba a levitar más cerca del suelo—. La Luna es preciosa, pero creo que ese enorme cetáceo le está haciendo mucha competencia. Parece que viene hacia aquí, ¿no?


Noel

Todavía comentando la peculiar intervención del clinger, Eclipse había puesto rumbo de vuelta hacia la costa y comenzaron a acercarse al lugar donde se reunía aquel grupo de transformados recientes, todavía bebiendo y con la música puesta. El draco se levantó porque le pareció reconocer caras y extremidades, asomándose sobre el lomo de la ballena para cerciorarse.
¡Samika! ¡Rasqa! —Llamó agitando los brazos al reconocer a la evaki y parqios respectivamente—. Mirad, esa es la chica murciélago de la que os hablamos —dijo en voz mucho más baja hacia sus amigos que no habían llegado a conocer a Samika—. Anda, si también están Irianna y el berserker… —Señaló cuando reconoció a idrina y ulterano allá abajo—. ¡Hola, a vuestra salud!
Bebió un trago muy largo de la botella de ron y volvió a fijarse en los de abajo, reconociendo todavía más rostros: Kirés, Varsai, Twixy’s… Parecía haberse reunido casi todo aquel grupo allí.

458 Re: Bahía de los Naufragios el 12/09/18, 12:45 am

Tak


GM
De cerca, pudieron comprobar lo revuelto que estaba el mar. No se trataba solo del influjo de la Luna –habían aprendido sobre las mareas una vez en la ciudad– sino también de las criaturas que se revolvían dentro del agua y de las que de todos modos tampoco querían saber más.

El animal que sí les interesaba se les había escapado mar adentro, pero como ya estaban allí se decidió no desperdiciar el viaje hasta la costa. La sugerencia de Samika cogió a los sinhadres con desconcierto, y especialmente a Eara, que no esperaba ser nombrada, para empezar.
¿Eh…? —balbuceó cuando la evaki la tomó de las manos, pero se dejó llevar. La arena mojada bajo sus pies no hacía fácil el correr, pero Eara quiso contagiarse del entusiasmo de su amiga y rió al verse arrastrada por ella. Ayne, que las observaba sin moverse, esbozó una pequeña sonrisa al ver el gesto de su aurva.

No tardó demasiado en aparecer por allí otro grupo de conocidos. Los sinhadres se alegraron de ver a Irianna entre ellos y saludaron desde la distancia agitando las manos al reconocerla. Aquella distracción hizo que perdieran de vista la ballena el tiempo suficiente para no percatarse de que estaba regresando por donde había venido. La apreciación de Irianna les hizo darse cuenta de que ya casi la tenían encima.

No tardaron en descubrir que el grupo de la Brecha estaba, aparentemente, detrás del asunto de la ballena. Ni Eara ni Ayne habían tenido trato con ellos, quitando el encuentro del aurva con dos de ellos en el mercado, pero habían escuchado hablar a veces de ellos a sus amigos o a Jack. Aun así no era suficiente para ir más allá de devolverles el saludo con un gesto. Preguntar acerca de la ballena era algo de lo que debería encargarse otro.


Gael tampoco conocía mucho mejor a la mayoría de los que estaban allá abajo, pero no le importaba demasiado. Querría decirle a los que conocía mejor que subiesen hasta allí arriba, pero consideró que estaba algo feo invitar a unos y excluir a otros, así que cambió de idea y, tras saludar con una gran sonrisa y agitando ambas manos, gritó:
¿Alguien se anima a echarnos una carrera?

459 Re: Bahía de los Naufragios el 12/09/18, 10:57 pm

Poblo

avatar
Acompañando al grupo improvisado que se había formado en el mercado, Kirés se encontraba también en la bahía con los demás después de ver que aquel animal gigante se había adentrado en el océano.  Al final se quedaron en la costa, y una vez allí el enderth en  no hizo gran cosa. Se quedó quieto junto a los que no se habían ido corriendo, y observó lo que sucedía: los juegos, la magia, el caos que era ahora el horizonte. Por supuesto aquella era una noche impresionante, y a pesar de su actitud pasiva el enderth la estaba disfrutando tanto como los demás, pero había algo más, lo notaba, pero aquella noche no le costó mucho darse cuenta de lo que era.
Más allá de la sensación de poder que le proporcionaba la luna,  de las tormentas o los terremotos, simplemente estaba contento por poder compartir la experiencia con alguien más.

Satisfecho consigo mismo cerró los ojos un momento, tomó aire lentamente y lo soltó. Levantó la cabeza y abrió los ojos mirando directamente a la luna, contemplando el astro y dejando que la luz rojiza del astro se reflejara sobre sus ojos dorados. Por alguna razón el paladín sentía que ahora se entendía a sí mismo un poco mejor que antes.

El saludo de Irianna sacó a Kirés de sus cavilaciones. Le devolvió el saludo a la idrina y lo que la bruja les dijo después, junto con el sonido de la música, hizo que el enderth se diera cuenta de que la ballena volvía a la costa.
Reconoció a varios de los que iban subidos, entre ellos su cosechador. Quizás fue casualidad pero ver al draco en aquel momento le hizo recordar su cosecha. Al haber estado bajo los efectos de la picadura de morfeo recordaba bastante mal la conversación, y tal vez por eso se había olvidado de la parte final: la razón por la que, picadura o no, el enderth había aceptado venir a aquella ciudad.
Frunció el ceño pensativo. En realidad llevaba queriendo hablar con él sobre aquello desde hacía casi un año, pero lo había estado posponiendo. En parte porque siempre que se habían visto había sido en grupo y aquello para él era un asunto privado ¿Se lo preguntaba? Estaban todos juntos, pero no debería ser problema apartarse un poco para hablarlo rápidamente y luego volver…
Miró pensativo a su alrededor, observó cómo  sus compañeros festejaban y disfrutaban de la noche y con esa imagen en su mente el ave tomó su decisión.
“Hoy no”

Aquella noche era para que la disfrutaran él y sus compañeros, no para perseguir fantasmas de su pasado en Dryfus. Aquello podía esperar.

460 Re: Bahía de los Naufragios el 15/09/18, 12:53 am

Nihil

avatar
Dama Isis se quedó mirando las chispas de su hechizo según se disipaban. Los reflejos sobre el mar revuelto eran bonitos. La voz de Samika la sacó de su ensimismamiento.

-¡Eh yo también quiero correr! -dijo, echando a correr (o más bien a flotar) tras sus amigos.

Apagó algunas de sus luces mágicas y descendió a la arena húmeda de la orilla. Ni siquiera se paró a pensar en lo soberanamente asquerosa que debía estar la arena de esa playa, en cuanto sus pies la tocaron enterró los dedos para sentirla, húmeda y dura, y a continuación salió corriendo con los demás. No podía alcanzar a los mejor entrenados, eso estaba claro, pero por suerte tenían cuidado de no dejar a Eara detrás así que no tuvo que preocuparse mucho. De vez en cuando se alzaba unos centímetros y avanzaba en saltos largos y gráciles. Rompió su escudo para dejar que la lluvia la empapase, manteniendo solo los hechizos térmicos y bailó bajo la tormenta, se rió a carcajadas junto a sus compañeros, dio vueltas sobre sí misma…

Irianna y sus dos crushes aparecieron en escena. Dama Isis los saludó con entusiasmo, agitando ambas manos y sonriendo como si pretendiera competir con la Luna en belleza. Les animó a acercarse y unirse a ellos, haciéndose oir por encima de la lluvia.

Tampoco se percató de la cercanía de la ballena hasta que la bruja la mencionó. La reacción de la veela al verla fue chillar con deleite. Era aún más bonita de cerca. Además los que fiesteaban sobre su lomo eran conocidos, lo que hacía toda la situación todavía más maravillosa. La música que tenía no le gustaba demasiado pero daba igual, quería unírseles, quería bailar.

-¡Quiero acariciarla, es muy preciosa! -les gritó.

El chico muerto, Koval, el que le devolvió a su querido Surimy's (ahora rebautizado como Osiry's) les retó a una carrera. Dama Isis atrapó a Samika en un abrazo y le susurró al oído.

-Tienes que ganar. Rasqua,Varsai y tú tenéis que ganar y ellos nos dejaran subirnos a su ballena como premio -dijo en tono confidencial. Sus ojos brillaban con algo entre ilusión y locura.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

461 Re: Bahía de los Naufragios el 15/09/18, 07:26 am

Jack

avatar
Estaba claro que llamaban la atención tanto en el agua como en el aire... Y al avistar la ciudad desde más cerca pudieron comprobar que en tierra también causaba furor la ballena. Un nutrido grupo de transformados recientes se encontraba allí. Casi todos conocían a algunos de ellos y la pareja no se quedaba atrás.

Erika se fijó antes y avisó con un codazo al vampiro. Les saludó brindando en su dirección.
¡Vaya, hola! ¡Mira, son los sinhadres e Irianna!
¿Eh? ¡Anda! ¡Muy buenas!
¿Cómo lo estáis pasando?


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 38 de 40.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 20 ... 37, 38, 39, 40  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.