Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Faro
por Bellota Ayer a las 09:12 pm

» Torreón Letargo
por Tak Ayer a las 06:05 pm

» El Macetero
por Giniroryu Ayer a las 03:25 pm

» Torreón Maciel
por chicoaeseg15 Ayer a las 10:19 am

» Feliz navidad
por Yber 21/10/17, 09:54 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35850 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Cementerio

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 11, 12, 13  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 4 de 13.]

1 Cementerio el 03/08/11, 10:54 am

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Situado en una hondonada a la que accede a través de ocho rampas. En el centro se alza majestuoso el panteón real, de planta pentagonal y coronado por una cúpula negra. A su alrededor, en los cuidados jardines, se alzan tumbas y obeliscos, fuentes y estatuas. Y en este paraíso resuenan sin descanso las voces de los muertos.


37 Re: Cementerio el 26/08/12, 02:11 am

Vlad


Vlad se quedó mirando al hombre ebrio que se tambaleaba a su lado, vestido con tan estrambóticos atavíos y con una cohorte de tan desmenuzadas criaturas. Le gustaba su estilo. Y el brujo no estaba tampoco nada mal. Aceptó el trago que le sirvió el pequeño lémur en mal estado, no sin antes olerlo. El potente aroma a alcohol le provocó una ligera mueca que ocultó tras el vaso. Se planteó durante unos segundos lanzar el contenido a alguna tumba y hacer que se la bebía de un trago, pues ante todo no quería ofender a su “anfitrión”. Había oído a los muertos lo suficiente de camino hasta allí cómo para saber que tenía poder suficiente cómo para repartir sus trocitos por toda la necrópolis. Además, su sentido común le dictaba que no era buena idea contrariar a un nigromante en un cementerio. A punto estaba de representar la patraña cuando los restos de su orgullo nobiliario, que aún ofrecían resistencia en alguna recóndita esquina de su psique, se pronunció severa y tajante al respecto. Vladimir venía de una de las familias más famosas de Rumanía, y sus antepasados se habían echo temer por su brutalidad. ¿Cómo demonios iba a rechazar un trago de vodka muy seco?

Decidido, se bebió de un trago el contenido, para luego retener, haciendo acopio de todo su estoicismo, una arcada y una mueca de esas que parece indicar que el que la lleva en la cara se está muriendo por dentro. No estaba fuerte, no. Estaba lo siguiente. El vodka a palo seco parecía limonada en comparación. Se le antojó durante unos segundos que era posible que aquello estuviera destilado con cadáver fermentado. Pero desecho la idea pronto, convencido de que debía de ser algo mucho peor.

Cuando se recompuso y ya no necesitó hacer esfuerzos sobrehumanos para no dar la impresión de que le habían metido una rata colérica en el intestino delgado, se acercó de forma pícara al hombre, mostrándole la mejor de sus sonrisas.

-Se lo agradezco de veras, caballero… Ojalá tuviera una forma de compensarle por ello…- dijo, mirándole de arriba a bajo con un dedo en los labios, con aspecto provocativo.- ¿Es usted Siloco? He oído hablar mucho de usted… Un gran nigromante, ¿ no es así? Siempre quise saber un poco más del tema… ya sabe, curiosidad científica.

38 Re: Cementerio el 26/08/12, 02:28 am

Cain


Siloco bebió directamente de la botella como si su contenido fuese zumo de uva. Hipó y se rió de forma infantil.

-Siiiii... Yo soy Siloco... Y soy nigromante. ¡El mejor nigromante! Todos los demás están muertos, y algunos en mi colección. ¿No es gracioso? Un nigromante muerto sirviendo a otro nigromante- estalló en carcajadas como si fuese el mejor chiste del mundo- Si... Soy bueno. -miró a Vlad de reojo y le agarró la cara entre sus largos dedos- Y tú eres muy guapo. Aunque no eres del todo mi tipo, tienes el pelo muy largo, casi como yo...- jugueteó con los mechones del íncubo, y su sonrisa se desvaneció al percatarse de algo.- ¡Tienes el pelo más bonito que yo! ¡¡Serás furcia!!

Se alejó dando tumbos con aire ofendido pero acabó de nuevo en el suelo. Sus abominaciones le ayudaron a levantarse y Siloco empezó a gimotear. Ya había bebido demasiado.

-¡¡Me dueleeeee la cabezaaa!! ¡¡Todo giraaa!! ¡¡¡Me mareooo!!! -pataleó, sosteniéndose en sus ayudantes. Lograron sentarlo en una tumba donde la dueña empezó a reñirle por su comportamiento indecoroso- Cállate Gertrudis, nadie te ha preguntado.- ordenó. Luego hizo un gesto a Vlad para que se acercase. Cuando lo tuvo a su lado le pasó el brazo por encima del hombro y miró al infinito con gesto melancólico- Yo quería ser demiurgo. Pero noooo Siloco no podía ser un demiurgo. Yo veía a esos desgraciados hacer bichitos monos que los seguían a todas partes ¿Los has visto? Son adorables, con todas sus patitas...- el nigromante imitó el movimiento con sus largos dedos- Yo todo lo que he podido conseguir ha sido,.. Bueno, esas cosas- señaló a sus creaciones- No os ofendáis, chicos, yo os quiero y lo sabeis.

-Creo que va siendo hora de que lo llevemos a la cama- comentó uno de los porteadores, el unico con mandíbula.

Arrastraron a su amo a una cabaña cercana y lo metieron en su dormitorio, mucho más grande, lujoso y decorado que la propia cabaña, mientras Siloco seguía contandole sus penas a Vlad

39 Re: Cementerio el 26/08/12, 02:54 am

Vlad


Vlad acompañó a Siloco en su ebria travesía hasta su cabaña, arrastrado por sus aberraciones nigrománticas. Cuando lo postraron en su cama, el brujo continuó relatándole sus sinsabores al conde, y él os escuchaba atentamente. Se sentó a su lado y le acarició el pelo, pasándole una mano por la mejilla mientras le clavaba su mirada enternecida. Le resultaba francamente mono.

-Pobre… lo ha pasado mal, ¿verdad? Le recomiendo dormir un poco, y ya hablaremos cuando despierte. Creo que ha bebido demasiado, señor Siloco…. Pero descuide, yo le esperaré. ¿Quiere que le traiga algo? ¿Una bebida, algo de comer… un poco de calor en la cama?

Ciertamente, los meses de necesidad que había pasado en la calle aguardando el despertar de su ama le habían enseñado a Vladimir un tipo de cortesía distinta a la que le habían inculcado sus progenitores. Servil. Y además, la vida en común con Mánia le había ayudado a reforzar esa faceta, que antes hubiera sido imposible de ver en el Conde. Pero los tiempos cambian, y hay que tener recursos para obtener lo que se quiere.

40 Re: Cementerio el 26/08/12, 03:09 am

Cain


Siloco continuó quejándose y contando su vida hasta que, sin previo aviso, se puso a llorar.

-¡¡Nadie me quiereee!!!- berreó desconsolado el hombre que ya pasaba del siglo. Un esqueleto con pintalabios y uniforme de sirvienta le ofreció a su amo un ajado saco relleno con ojos cosidos de boton, que fue rechazado al instante- No quiero a Saquito!! Ya no soy un crio!-se quejó- Nunca me acuerdo de reprogramarla...- le comentó a Vlad, casualmente. Aquella había sido una de sus primeras creaciones, y lo más parecido a una madre en sus primeros años en Rocavarancolia.- Verás, no le suelo caer bien a la gente... Tengo a mis creaciones, tengo a mis aprendices... Tengo un horrible dolor de cabeza...- El mismo lemur de antes le acercó un brebaje verduzco que seguramente sería para la jaqueca (o para la resaca) Se lo bebió de un trago y continuó- Oh, mis aprendices! Son una monada. Míralos- dijo sacándose un par de retratos de sus túnicas.-El pequeñín lo tengo hace apenas un año... Es listo, pero no lo veo mucho. Y con la otra llevo... ¿siete? ¿Ocho? La recuerdo cuando recién llegó, era una cría... -se quedó mirando los retratos con cariño. Guardaba varios de Nihil incluso antes de transformarse pero sabía que la súcubo lo descuartizaría si se los enseñaba a alguien.

Se echo en la cama y volvió a juguetear con los mechones de Vlad, tenía que preguntarle su secreto...

-Pues sí que me vendrían bien mimos ahora que lo dices...-insinuó

Y ahora que lo pensaba. Cuando había sido la ultima vez que había tenido contacto físico con alguien... Evidentemente alguien vivo... ¿Y por voluntad propia? << Caramba, Siloco, ¡¡te van a salir telarañas!!>> Se miró con disimulo para asegurarse de que no las tenía << ¿Te imaginas? Que vergüenza...>>

41 Re: Cementerio el 28/08/12, 12:37 am

Vlad


Vlad contempló con una sonrisa tierna en el rostro al adorable hombre, que estaba mostrando aquel comportamiento tan infantil. Le acarició el pelo durante unos segundos, cómo pensativo, para luego quitarse los cintos, dejándolos a un lado, liberándose del peso de sus armas. Se estiró cómo un gato recién levantado, explotando su sensual flexibilidad, dejando escapar entre sus labios un gemido de tímido placer tremendamente felino. Tras esto, se deslizó entre sus sábanas, alcanzándolo por la espalda. Pasó rápidamente su mano por encima de su cadera, certera, y comenzó a retirarle capas de ropa, mientras que con la mano contraria le acariciaba su pálida mejilla. Aproximó lentamente su rostro a su oído, transmitiendo dulzura con cada uno de sus movimientos. Para cuando pudo notar su respiración sobre su oreja, ya había deslizado su pierna por encima de la suya, enredándose en él, mientras que con el rabo le acariciaba la entrepierna.

-¿Sigue queriendo mimos, señor Siloco? Yo puedo dárselos…- le susurró en un tono que podría haber derretido un glaciar y haber prendido fuego a un bosque, mientras su cálido aliento recorría su oreja, cosquilleando en su piel…

42 Re: Cementerio el 28/08/12, 12:50 am

Cain

avatar
Siloco dio un respingo. No se esperaba para nada que el íncubo fuese a seguirle el juego << En un íncubo, viejo tonto, ¡claro que iba a seguirte el juego!>> A veces se olvidaba de cómo eran esos demonios... Se revolvió nervioso en los brazos de Vlad, paseando la mirada frenética por sus facciones y líneas, sin atreverse a trazar con los dedos el mismo camino que trazaba con los ojos. No estaba acostumbrado a eso. Podía aguantar los insultos, las miradas de desagrado, de miedo, las súplicas ¿Pero eso? Siloco se había encerrado en su pequeño mundo de amarga locura, de celos absurdos y sufrimiento, y se había olvidado por completo de cómo era que alguien se interesase por uno. Básicamente tenía la inteligencia emocional de un crío de 5 años, y el estado de indefensión que le producía su borrachera le hacía sentirse ligeramente asustado....

De pronto recordó que era el maldito Señor de los Asesinos y se olvidó de todo lo demás. Sabía como manejar la magia de los íncubos, sus hechizos mezquinos e hipnotizantes... o más bien cómo aprovecharse de ellos. Pensó en lo que Nihil le diría en ese momento... << Probablemente me echaría la bronca por haberme emborrachado..>> Se echó a reír de forma maníaca por una razón que solo existía en su cabeza, y con su sonrisa preferida pidió:

-¿Mimitos?


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

43 Re: Cementerio el 04/09/12, 06:25 pm

Vlad

avatar
Vlad contestó a la sonrisa de Siloco con la suya propia, pérfida y llena de colmillos.

-Mimitos. –respondió con tono ronroneante.




Justo tras acabar, con cierta prisa, Siloco lo despidió, alegando que tenía una importante reunión. Vlad no tenía muy claro si debía creerle o no, pero desde luego tampoco parecía muy relevante que el estrambótico nigromante dijera la verdad. No hizo más que dejarle su dirección y, con la promesa de que estarían en contacto, se fue de nuevo al palacete, agitando alegremente el rabo.


_________________________________________

¿Qué es más divertido que matar a un bebé en una batidora?

Matarlo con la tapa abierta.

44 Re: Cementerio el 14/01/13, 09:21 pm

Yber

avatar
GM
Tap había intentado seguir el mismo camino que recorrió para llegar al Libro, pues la estúpida actitud del mono y el loco flotantes le resultaba más tragable que la de los gigantes hoy. Con un poco de suerte, hasta se podría aprovechar de alguno de ellos, que parecían conocer bien el lugar. Por suerte o por desgracia, no debió de recordar el camino muy bien y a lo lejos lo que vio fue una mancha verde.

Una preciosa mancha verde que se fue convirtiendo en un bosque diminuto y ordenado conforme se acercó volando a ella. << ¡Plantas! >> Por primera vez en tres semanas, más allá de su huerto, estaba viendo plantas. << ¡Y bien cuidadas! >>. Bajó volando tan sumamente ensimismado, que tardó varios segundos en escuchar las voces y girarse con la cerbatana a punto.

Procedían del suelo, manteniendo una conversación con tanto sentido como una semilla echando raíces en el aire. Tap saltó de la avispa y pegó la cabeza contra la tierra, subido a un pequeño montículo. No notó movimiento alguno, ni siquiera estaba seguro de que hubiera nadie ahí abajo. << Tal vez sean más flotantes de esos... >>. Decidió que, fuera lo que fuese, no era peligroso y por fin pudo centrarse en lo que le interesaba.

Con su avispa siempre cerca, el repoblador se acercó saltando de pura emoción a los primeros matorrales. Trepó por las ramas y saltó silbando de unas a otras, solo por qué podía. Realmente echaba de menos vivir en el bosque; el panal en concreto, y en general la ciudad, eran bastante aburridos para desplazarse. Al tiempo que se columpiaba, iba arrancando algunas hojas, intentando compararlas con lo que recordaba de su libro de herbología. Y se llevó una decepción. No conocía la mayoría, y las pocas que sí, ni eran comestibles, ni útiles para fabricar ningún tipo de ungüento.

También buscó entre la tierra, esperando encontrar alguna semilla, pero solo consiguió acabar de frustrarse. Quien quiera que dedicara su atención a este lugar, lo hacía tan bien que Tap no tenía nada que hacer por él, salvo maldecirle por ser tan vago de no esforzarse en repoblar mejor el resto de la ciudad. Y además estaban las voces.

-¡¿Os queréis callar, estúpidos lo que seáis?!-respiró hondo varias veces y se acercó a su montura, barajando si sería peor aguantar ese cuchicheo estúpido del jardín o a los gigantes del panal. Al final optó por quedarse ahí un poco más, el lugar seguía siendo agradablemente más verde.

<< ¿Y si me encuentro con otro repoblador? >>.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

45 Re: Cementerio el 15/01/13, 11:35 pm

Cain

avatar
-¿Qué son esos bichos verdes que traen ahora los cosechadores?- se quejó airado el cadaver de un noble- En mis tiempos traían cosechados de verdad, no hadas chillonas e impertinentes

-Ah, nuevas caras, nuevos cachorros, muchas cribas sin ver cachorros, dulces y lindos cachorros- croó una bruja bajo una lápida cubierta de musgo.

-¡Los bichos! Nos tenían rodeados, eran enormes y feos como jamás habíamos visto a ninguna criatura. Escupían ácido y derritieron mi espada ¡y mi brazo!

Con todo el alboroto que montaban los muertos Tap no se dio cuenta de que una criatura había estado acechándolo. Panchito llevaba un par de días vagando por el dementerio, ya que su am había salido a por materiales a algún mundo vinculado. Claro que esto Panchito no lo sabía, él solo era vagamente consciente de que estaba solo, y de que tenía hambre, y tambien estaba bastante aburrido. Pero no podía salir de los límites del cementerio (o eso creía él) así que la visita de una criatura viva y ruidosa llamó poderosamente su atención. Se abalanzó sobre Tap y lo aplastó contra el suelo apreisionandolo con una garra.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

46 Re: Cementerio el 16/01/13, 12:16 am

Yber

avatar
GM
Tap hizo lo peor que podía hacer: dormirse en los laureles. Y ahora estaba en una situación un pelín escamosa. Lo que se había abalanzado sobre él, por lo poco que había podido ver, se parecía mucho a un repoblador en anatomía, salvo por la ausencia de cola y los varios puñados de veces más grande que era. Lo suficiente como para que Tap no pudiera levantarlo ni en sus mejores días, ni en sus mejores sueños.

Silbó casi de forma instantánea a su avispa y, mientras esta comenzaba a volar en círculos, preparada para embestir, él tanteaba su cinturón como podía (malamente en tan poco espacio). Esperaba poder embadurnar uno de sus dardos en veneno para clavárselo a su cazador particular antes de intentar escaparse. Le dolía en el alma reconocer que su vida dependía de su suerte, pero le dolería más si se moría espachurrado por un ser tan parecido a él, pero tan feamente enorme.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

47 Re: Cementerio el 16/01/13, 01:00 am

Cain

avatar
Panchito pudo oír a la avispa, y también pudo verla. Era enorme y hacía mucho ruido. Y se movía, algo que la hacía mucho más interesante que su actual presa. Se levantó y aun con el repoblador agarrado en una mano saltó para atrapar a la avispa. Tardó un par de intentos, pero por fin el bicho atacó y clavó su aguijón en la carne putrefacta del ranta, lo cual evidentemente no sirvió para nada, salvo para facilitarle mucho la captura. Ahora tenía la avispa agarrada con dos manos, y con una tercera se entretuvo arrancándole las alas, las patas, luego le sacó el aguijón para que no le molestase y por último se la comió. No tenía chicha apenas, pero a Panchito le dio igual, se pasó un buen rato masticando y remasticando como si el sonido crujiente de la avispa le resultase divertido. Se había olvidado completamente de Tap, que seguía colgando de uno de sus brazos inferiores.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

48 Re: Cementerio el 16/01/13, 02:18 am

Yber

avatar
GM
El zumbido de la avispa dio a Tap unos segundos de falsas esperanzas en los que creyó que ella le picaría, lo envenenaría y podrían escapar. Pero su predicción apresurada acabó por ser uno de esos finales alternativos que solían imaginarse para los cuentos que acababan mal. La garra que lo apresaba se zarandeó con violencia, regalándole una sensación ligeramente parecida a cuando se columpiaba en el bosque y algo de vista, pues el apretón perdió parte de la fuerza y Tap consiguió acabar colgando bocabajo de una de las manos de su opresor. Justo para ver como la avispa hendía su aguijón en el estómago y el resto ocurría justo como no debía.

El ser no pareció afectarse por el veneno y el ataque del insecto fue justo lo que necesitaba para capturarlo. A Tap no le pudo doler más lo que vio después, pero procuró centrarse en lo que era importante para él: sobrevivir, y trató de olvidarse de que animal que estaban desmenuzando frente a él era su avispa. A pesar del miedo consiguió mantener un mínimo de cordura y puso todas sus fuerzas en escapar de la mano del gigante. El calambrazo que le recorrió uno de los brazos cuando amortiguó la caída contra el suelo no le pudo haber sabido mejor.

Lo primero que hizo en cuanto se puso de pie, fue lanzar tan lejos como pudo la cerbatana, esperando que entrara en el campo visual del depredador y lo distrajera. Inmediatamente después, corrió hasta unos arbustos a su espalda. Trepó entre los tallos y saltó de planta en planta hasta que encontró una de color parecido al de su piel. Se aferró a ella, buscando a tientas un ángulo desde el que no pudiera ser visto, y permaneció en silencio allí, procurando respirar lo más mínimo. << Por mi capullo que eso no me va a comer >>. Sin embargo, la adrenalina que empujó ese primer pensamiento fue perdiendo brio y las ideas de Tap acabaron rezando algo distinto: << Que no pueda verme. Que no pueda verme. Que no me vea>>. Cuando estuviera a salvo, si llegaba a estarlo, tendría tiempo para sentir la muerte de su montura.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

49 Re: Cementerio el 16/01/13, 10:37 am

Cain

avatar
Panchito se percató vagamente de la huida del repoblador, pero también de que algo había saltado volando en la otra dirección. Dudando, se acercó a la cerbatana y al comprobar que no era más que un palo retomó el rastro de Tap. Lo había oído revolver entre los arbustos y hacia allí se dirigió. Como Panchito no entendía de sutilezas empezó a destrozar las ramas con sus cuatro brazos esperando que en una de estas alcanzase al repoblador, y lo hizo. Salió volando enganchado a una de las ramas que había arrancado, pero justo cuando iba a capturarlo vio a Lil' zombie acercádose a ellos. Estaba lleno de cicatrices de garras y de mordiscos, obra evidente del ranta, pero eso no le importaba, en cuanto comiese de su carne pútrida se curaría. Panchito echó a correr en dirección opuesta a Lil' y este le persiguió tan rápido como pudo, lo cual no era mucho. En cualquier caso, el ranta se había olvidado de Tap.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

50 Re: Cementerio el 16/01/13, 12:01 pm

Yber

avatar
GM
La embestida de uno de los brazos del gigante destrozó la rama a la que Tap le había apostado la vida, pero tuvo suerte. La rama salió volando e hizo que Tap cayera de forma poco grácil al suelo. Tenía el cuerpo lleno de raspaduras, le dolían un brazo y buena parte del orgullo. La avispa estaba muerta. Pero él estaba vivo. Y no gracias a sí mismo, sino a otro gigante que parecía perseguir a su atacante. << Bendita suerte de mierda >>.

El repoblador no perdió el tiempo y corrió a por su cerbatana. Se quedó un par de segundos parado frente a una de las alas de la avispa, bajó la mirada y se escribió un "lo siento" con la mano en el pecho. En la colonia les enseñaban a no encariñarse de las monturas, pues en el bosque se daban este tipo de situaciones con frecuencia. Pero esa era justo la parte de teoría que a Tap más se le atragantaba. Y además, la culpa de que el animal muriera era suya. Hoy había sido más gilipollas que varios gigantes juntos y le costaría olvidarse.

Aunque ahora lo importante era huir de ahí. Y eso fue lo que hizo, corriendo a seis patas y sufriendo la horrorosa perspectiva de verlo todo al nivel del suelo.




_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

51 Re: Cementerio el 26/03/13, 12:46 am

Naeryan

avatar
-¡Cachorros, sucios y despreciables cachorros! ¡No pisoteéis mi tumba con vuestros pies de cribados!
-¡Que vuelen, que vuelen! Que desplieguen sus nuevas alas bajo la luz de la Luna Roja...
-Y como iba diciendo, yo fui la mano derecha de Coraza antes de que se la arrancaran...
-¡Nigromante! ¡Sácame de aquí inmediatamente!
-¡Mis dientes! ¡Mis dientes! ¡Mis dientes!
Tales fueron las voces que recibieron a los letarguinos en cuanto pusieron un pie en el cementerio. Ni un solo momento se escurría en silencio, siempre guiado por un susurro o una cacofonía.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

52 Re: Cementerio el 29/03/13, 04:26 pm

Alicia

avatar
Uno esperaría el silencio donde descansan los muertos. Un silencio triste, apagado y respetuoso para gente que una vez había sido querida. A la ciudad, evidentemente, le gustaba jugar con las expectativas: en medio de aquel secarral pardo lleno de edificios derruidos, un oasis verde lleno de vegetación; Y en vez del callado recibimiento esperado, una cacofonía de voces de todas las tonalidades. Prestabas atención y nada tenía especial sentido.

Seon se apartó alarmada de un muerto que le pedía que no le pisase la tumba, y miró a su alrededor con los ojos muy abiertos. "¿pero esta gente esta muerta de verdad, o vive bajo tierra?" . Volvió el rostro hacia a Atol. Ante la falta de Alder, solo el guerrero le daba cierta tranquilidad de espiritu. Era alguien con quien compartir el peso de las responsabilidades y de los miedos. Al menos ella empezaba a sentirlo así.
- Yo no soy ningun nigromante...- murmuró a otra tumba, consciente de que quizás no le estaban prestando atención. "¿de verdad es buena idea enterrar a Macack aquí?" Pero no llegó a pronunciarlo en voz alta.
Le costaba concentrarse en como se sentía respecto a la gata, cuando estaba rodeada de tantos estímulos nuevos. De una forma extraña, el cementerio rocavarancoles le transmitía paz e intranquilidad a partes iguales. Acercó la mano a una planta que crecía erguida, como si fuese a acariciar la hoja. Le pareció escuchar a Alder regañandola como la primera vez, por tocar algo sin saber si era venenoso. Apartó la mano como si hubiera visto un bicho de repente y deseó saber más sobre las plantas para poder tocarlas sin miedo o coger sus semillas para el torreón.
Se volvió de nuevo al grupo, y al cadaver que cargaban. El vacío había sido sustituido por un peso extraño en el estomago.


_________________________________________

-

53 Re: Cementerio el 01/04/13, 09:26 pm

Serokrai

avatar
El cementerio se distinguía desde la distancia. Los edificios destruidos y el terreno devastado daban paso a un vergel exuberante. Y no solo destacaba por eso. Los muertos hablaban. Sus voces surgían de las profundidades de la tierra, hablando sin parar sobre miles de temas de diversa índole. Seon, que había terminado por acompañarlos, respondió en un murmullo a una de las voces.

Atol y yo condujimos el improvisado ataúd por el cementerio, abriendo la marcha. Por el camino ya les había dicho mi opinión sobre enterrar el cuerpo. En Ulterania hacia siglos que no había un entierro. Los muertos eran incinerados, salvo que se tratase de alguien realmente importante, en cuyo caso se momificaba para preservarlo y exponerlo. Había dado su opinión, aunque no pensaba discutir. Macak era muy importante para Atol y si era su deseo enterrarla, debía ser así.

De todas formas, cuando nos detuvimos y dejamos el féretro en el suelo intenté abrir las puertas de dos panteones cercanos, sin éxito. Por mucho que empuje las puertas no cedieron ni un ápice así que, resignado, volví junto a un pensativo Atol. Le lance una de las palas y le pedí a los demás que vigilaran por si aparecía algún peligro.

Entre el libense y yo no tardamos mucho tiempo en cavar un agujero lo suficientemente grande como para meter el cuerpo en su interior. Una vez estuvo hecho el trabajo, volvimos a cubrir el agujero con la tierra.

- Demostraste tu valentía al aceptar venir aquí y te respeto por ello. No te olvidare.- Despues de dedicarle esas breves palabras me retiré, poniéndole una mano en el hombro a Atol al pasar a su lado, como muestra de apoyo.

Oía las voces de los muertos sin escucharlas, sumido en mis pensamientos. Debíamos apresurarnos a volver al torreón. No me gustaba dejar a los demás tan desprotegidos, sin contar que en la aparente seguridad del cementerio podían esconderse todo tipo de peligros macabros. Nunca podía saberse que destino te depararía esta ciudad. En silencio, espere a que los demás terminaran, sin dejar de vigilar mi alrededor.


Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 4 de 13.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3, 4, 5 ... 11, 12, 13  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.