Conectarse
Últimos temas
Torreón SendarHoy a las 11:09 amHarekSubterráneosAyer a las 06:31 pmGiniroryuBosque FantasmaAyer a las 06:07 pmGiniroryuCasino Lago ÁureoAyer a las 05:58 pmGiniroryuPrimer sueño de RägjynnAyer a las 05:43 pmGiniroryu
Estadísticas
Tenemos 203 miembros registradosEl último usuario registrado es LiebreNuestros miembros han publicado un total de 52130 mensajesen 1058 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Ir abajo
Raven
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación
Personajes : Ethan: Humano, Ingles/Japonés 1.75

Síntomas : En ocasiones, se le desenfocará brevemente la vista.
Armas : Ethan Lanza partesana y una daga

Status : Ciego y cojo, el chiste se cuenta solo.

Noche de chicos Empty Noche de chicos

09/06/23, 07:13 pm
-Ethan, ¿lo has hablado ya con ellos?

Aquella noche el cielo brillaba con especial intensidad. Una luna resplandeciente dibujaba una media sonrisa adornada con multitud de constelaciones a su alrededor. Los hermanos descansaban en la terraza de una pequeña casita rural, disfrutando de las vistas desde la comodidad de sus hamacas. Jasper estaba tumbado, con una pierna tirada en uno de los laterales y ambos brazos descansando tras su nuca. Ethan por el contrario retraído en un pequeño espacio de su asiento, escondido tras sus propias piernas. Ambas apoyadas en su pecho.

-Nah, que va. No se aún siquiera si es buena idea.

Y ahí seguía, dando las mismas vueltas al mismo tema. Jasper le dedicó un resoplido liberando una de sus manos para echarse el pelo hacia atrás.

-¿En serio sigues con eso? ¡Si la última vez estabas ilusionado de cojones!

-Ya, pero… Es que no les va a gustar y es verdad que tampoco sé si lo conseguiré quiero decir es… No sé. Da un poco de miedo, ¿y si no es la opción correcta?

Otro suspiro. El joven llevaba así toda la semana, debatiéndose entre dudas que ya deberían de estar resueltas.

-¿Qué quieres hacer tú? Al margen de lo que puedan decir esos viejos amargados.

-Pues… Supongo que me gustaría intentarlo. Sé que estudiar medicina está bien pero, no sé. -Ethan ya no sabía ni a dónde mirar. Entrar a la universidad cada vez le parecía más lejano y no precisamente por sus notas, si no por sus ganas. Desde hacía tiempo se había estado planteando la opción de intentar meterse a bombero. El problema era la incertidumbre que le daba aquel cambio tan radical.

-Bueno, pues entonces ya está.

-¿Ya está? ¿El qué? - Ethan levantó la voz, agobiado ante respuestas tan insulsas. No como una incriminación a su hermano, si no como una queja al aire.

- Ay la leche, te comes demasiado la cabeza. Escúchame, mira, que soy un viejo pellejo y ya me he llevado palos por todos lados. No hay decisiones buenas o malas, porque la vida es una perra y te puede joder escojas la que escojas. - Termino la frase con una media sonrisa, encogiendose de hombros como si estuviera orgulloso de sus propias palabras.

-Pues vaya, gracias. Ya me siento mucho mejor. -Le respondió siendo notoriamente irónico.

-No he terminado, shu! Lo que quiero decir es que, como no podemos ser adivinos, no sirve de nada darle tantas vueltas al asunto. -A medida que hablaba gesticulaba con una de sus manos, como si aquella charla se la estuviera dedicando a las estrellas. -Olvídate de lo que pueda ocurrir en un futuro y quédate con lo que de verdad sientas que quieres hacer ahora mismo. Que además, sabes que te voy a apoyar sea cual sea tu decisión.

Ethan estaba lejos de quedarse tranquilo, pero parte de esas palabras lograron calar en él. Dejando que aquella actitud más relajada se le contagiara y procediera a recostarse sobre su asiento. Imitando de forma más retraída la postura de Jasper.

-Supongo que tienes razón. Algo. Un poquito.

-¿Un poquito solo? -Le respondió sonriendo, con notable burla en su voz.

-Un poquito solo. -A su pesar, hicieron contacto visual, viéndose cegado por la felicidad de su hermano mayor. Entre piqué y piqué el espacio no tardó en llenarse de risas compartidas. -Te odio. -Sentenció con una amplía sonrisa invadiendo su rostro.

-Yo también te quiero, estúpido. Y recuerda, toma siempre las decisiones que quieras, que ya tendrás tiempo de arrepentirte más tarde.

La escena se desdibujó en un paraje mucho menos bonito. Uno sin estrellas, ni el consuelo de un familiar cercano. Ethan tachaba por quinta vez uno de los folios que tenía sobre el escritorio. Arrodillado en el suelo para estar medianamente cómodo mientras escribía.

-No si ya, tengo para rato. Esto es una absoluta mierda. No he tomado peores decisiones porque no me han dejado, que sí no... - Farfulló para sí mismo, mientras se rascaba la mejilla con la parte trasera del lápiz.

Su hospedaje en el cuarto no había sido precisamente tranquilo. Al llegar decidió quedarse con la cama más alejada de la puerta, donde había una ventana. Dejó doblada su camisa térmica y el calcetín compresor que escondía bajo su pantalón sobre la misma, pero lejos de irse a dormir pensó que podría aprovechar el tiempo en redactar alguna norma de convivencia.

Si Connor había soportado el repiqueteo constante del lápiz contra el papel, y la luz irregular que generaba la antorcha colocada sobre el escritorio, aún le quedaban los murmullos constantes que el asiático profería en bajo. Mezclando sus quejas con suspiros resignados ya que nada de lo que escribía lograba convencerle. Un ejercicio que en un inicio consistía en un mero entretenimiento se le había terminado volviendo frustrante. Imaginando la multitud de conflictos que podrían formarse por el mero hecho de proponerlas.

-De verdad, ¿cómo puede ser todo esto tan complicado?

Nada. No le salía nada. Cansado de sus nulos intentos y con un folio en el que apenas quedaba hueco entre tanto grafito decidió rendirse. Para suerte del pelirrosa, los siguientes minutos pasaron en relativo silencio interrumpido solo por el suave ruido de las hojas al doblarse.

-Hmm perdón eh, no quiero molestar… Bueno, creo que ya lo estoy haciendo qué tontería…  
-Esto último lo comento en un tono más bajo, hablando de nuevo para sí. -Es que vi el símbolo de tu chupa, el dragón que tienes en tu espalda… y eh…

Se estaba rifando una hostia o dos y seguramente merecidas. Dudoso, se acercó al lateral de la cama del canadiense, manteniendo una distancia prudencial y sin separarse del suelo donde seguía sentado. Para acercarle una mano donde podía enseñar lo que le tenía preparado. Ofreciendo que lo cogiera si lo quería.

-Es una tontería. Tengo la mania de regalarlos pero vamos, puedes tirarlo si no te gusta.

En su palma descansaba la figurita pequeña de un dragón blanco con manchitas negras. El pobre no podía sostenerse pues ambas alas se encontraban desplegadas, simulando que estaba apunto de echarse a volar aún careciendo de vida.
Seth
Seth

Ficha de cosechado
Nombre: Connor
Especie: Humano
Habilidades: Fuerza bruta, inmutabilidad, rapidez mental
Personajes :
Devoss: Humano (Países Bajos) Licántropo Tigre

Maila: Humana (Hawaii) Bruja de la Arena

Connor: Humano (Canadá)
Unidades mágicas : 8/8
Síntomas : Sufre episodios de insomnio.

Noche de chicos Empty Re: Noche de chicos

10/06/23, 04:25 pm
Connor se había tumbado en la primera cama que vio en cuanto entró en la habitación: la izquierda, de las dos alejadas de las ventanas. Se había quitado las botas de cuero y también el chaleco del club, que había dejado encima de su baúl. Era su prenda favorita y más que eso, un símbolo de su banda. Su familia. Era capaz de hacer cosas muy malas en nombre del parche y el nombre que llevaban en su espalda. Pero estaba acostumbrado a quitárselo siempre que se iba a dormir, y aunque intuía que ésta no sería una de esas noches, estaba mucho más cómodo en la cama sin el chaleco puesto. Decidió no ponerse ninguna de las prendas que había en los baúles, al menos la primera noche, por lo que seguía con sus vaqueros y su camiseta blanca de tirantes. Estaba completamente tumbado bocarriba, apoyando su cabeza en ambas manos.

El canadiense asintió con la cabeza y un corto "Entra" cuando Ethan pidió si podía pasar y dormir allí. No le importaba la compañía siempre que no hubiera charla. Prefería estar tranquilo con el único ruido de sus preocupaciones en su cabeza y la vista posada en el oscuro techo. Pronto descubrió que la intención de Ethan no era estar callado, más bien hacer ruido y hablar consigo mismo. El motero suspiraría en algún momento, lamentándose por haberle dicho que pasara. Quizás en otra situación, en la Tierra... le habría dicho que se callara la puta boca y dejara de tocar los huevos. Pero estaba en otro mundo, donde necesitaría la ayuda de los demás. Se guardaría las amenazas para molestias más graves.

Por otro lado Ethan le caía bien. Todo lo bien que le podía caer alguien que no era un Wyvern a alguien como Connor, pero ya era algo bastante admirable. El británico se había ganado un poco su respeto desde que tomó iniciativa y quiso organizar un poco el grupo cuando se fueron de la fuente. Pero sobre todo cuando examinaron las plantas superiores del torreón y le dio el cuchillo, alegando que si había alguien peligroso que lo acuchillara. A ojos de Connor eso decía mucho de una persona, y se sentía en sintonía con su línea de pensamiento. Pero ahora mismo, con tantas quejas y ruidos de lápices y papel... empezaba a plantarse como de bien le caía. <<¿Qué cojones está haciendo?>>. Pensó el motero.

Finalmente pareció callarse y Connor dio gracias mentalmente. Solo se escuchaba el ruido del papel y Connor volvió a caer en los mismos pensamientos fatalistas que llevaban acosándolo desde que se tumbó en la cama. No podía dejar de pensar en el club y su familia. ¿Lo estarían buscando? Sí. Y lo que más miedo le daba es que pensaran que había sido secuestrado, que así había sido, porque estaba seguro que Eva y los demás serían capaces de empezar una guerra con cualquier banda rival que fuera sospechosa de ello. Y él no estaba allí para pararles antes de que salieran heridos. ¿Y si creían que había desertado? Eso también lo acojonaba... <<No dudarían de mí...Ya demostré mi puta lealtad a ellos...>> Se dijo para animarse, incapaz de evitar pensar en Roderick, Markus... Rhona y Yasser. Entonces volvió a hablar Ethan, obligando a Connor a meter esas dudas que tenía en un cajón para poder atenderlo. Ésta vez agradeció al británico que le hablara y lo distrajera.

Connor escuchó en silencio a Ethan disculparse, con la vista en el techo, esperando que fuera al grano. Frunció el ceño cuando mencionó el dragón de su chaleco, algo alerta con que el chico quisiera saber más sobre aquello. Y cuando se empezó a acercar Connor se incorporó poco a poco hasta apoyar la espalda en la pared y así poder mirarlo a los ojos con curiosidad. Por suerte no quería preguntarle nada, pero...¿Una figurita de papel? Connor adoptó una expresión confusa en su rostro, pasando del dragoncito de papel a Ethan y viceversa. <<¿Me acaba de hacer un puto regalo?>>

-Ehhm... Joder, es un puto dragón...- Comentó como si no fuera algo obvio. El motero tomó el dragoncito de papel con su mano, intentando no cargárselo, y volvió a mirar con el ceño fruncido y confuso a Ethan. El mundo de Connor era uno con muchas tonalidades de grises, pero en cuanto a relaciones personales se trataba era un mundo de blanco o negro. Personas cercanas al club/Personas que no lo eran. Y con éste último grupo tenía una relación complicada que se resumía en: hacerles daño de muchas maneras o evitarlos. Que alguien ajeno a la banda le hiciera de manera altruista un regalo lo ponía en tensión y le hacía sentir extraño. Era una situación completamente diferente.- Se te da de... puta madre. Vi los que les hiciste a los enanos.- Halagó su talento visiblemente incómodo, pero reponiéndose un poco volvió a hablar.- Pero te han faltado las jodidas llamas, cabronazo...- Le soltó con ironía y una leve sonrisa, queriendo disimular lo incómodo que se había puesto antes.

El canadiense bajó las piernas de la cama hasta estar sentado y alzó la figura de origami para verla mejor.

-¿Y qué coño estabas escribiendo?- Preguntó con curiosidad, intentando entender las letras de aquel nuevo idioma en el papel-dragón. Cosa que era imposible sin abrirlo hasta convertirlo en un hoja normal y corriente.- No me gustaría destriparlo para saberlo, joder.- Comentó con sorna antes de observar de nuevo al británico.

<<Eres raro de cojones...>>. Pensó el motero.
Raven
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación

Personajes : Ethan: Humano, Ingles/Japonés 1.75

Síntomas : En ocasiones, se le desenfocará brevemente la vista.
Armas : Ethan Lanza partesana y una daga

Status : Ciego y cojo, el chiste se cuenta solo.

Noche de chicos Empty Re: Noche de chicos

11/06/23, 02:03 am
-Si, si lo es.

Había cierta alegría en su tono, lejos de sonar burlesco se le notaba aliviado ante su reacción. Cuando comentó que podía tirar la figurita no bromeaba. Él mismo sabía que no todos apreciaban de igual manera ese tipo de regalos y menos cuando era considerado un hobby meramente infantil. Por ello, ver que Connor lo aceptaba de buenas maneras le hizo acomodarse en el sitio a medida que ganaba una postura mucho más relajada, atreviéndose a apoyar un codo en el espacio de cama que ahora estaba vacío y dejando la mejilla reposar sobre su palma. Definitivamente después de un primer encuentro tan alocado, estaba consiguiendo que aquel bruto de metro noventa le fuera cayendo en gracia.

Si, seguía dándole bastante respeto y joder seguía pensando muy seriamente que era algún tipo de delincuente, pero al menos aquella situación tan extraña les estaba dando margen para interactuar sin querer matarse. Que visto el panorama tan hostil con otros del grupo, era de agradecer.

-Oh ya bueno, si tuviera algo más que un triste lápiz yo te prometo que te hacía fuego. -Le respondió con el mismo tono bromista. El cambio de ambiente logró alejar parte de aquellos sentimientos negativos, así que viéndose algo más animado, quiso continuarla. -Te diría que con tu mechero son fácil conseguirlas pero… ehmmm, digamos que será espectacular durante 5 segundos y ya pues, no más dragón.

Se encogió de hombros distraído, hasta que Connor le preguntó por aquellas palabras y él mismo fijó la vista en algunas que se dejaban entrever en las alas. No había caído hasta ahora, pero claro, el agua mágica de la fuente no sólo les permitía hablar otro idioma, si no también leerlo y al parecer escribirlo. Esa extraña normalidad le metió en un trance confuso durante los siguientes segundos, donde su cerebro se debatía entre asumir que aquel texto era perfectamente común y la extrañeza al verlo de no sentirlo como propio. La verdad es que todo estaba siendo tan raro como extraordinario.

-Es… Una tontería. -Sé sinceró volviendo a centrar su atención en el pelirrosa. -Estaba pensando en posibles normas de convivencia y tal. Supongo que por intentar evitar situaciones desagradables a futuro. -Ni él mismo acababa de sonar seguro mientras se lo contaba, dejando entrever cierta vulnerabilidad solo porque se imaginaba que a su compañero le daría igual. -¿Bah, te puedo ser jodidamente honesto? Esto es una absoluta mierda, y no me apetece generar más discusiones el segundo día, la verdad. Además, da igual lo que se diga o deje de decir, es un papel de mierda, si alguien quiere hacer lo que le dé la gana lo hará de igual manera.

Señaló al pobre dragón de origami para remarcar sus palabras, reafirmando que aquel pequeño poco podía hacer llegado el caso.

-Pero por otro lado… Siento que hablar las cosas pues está bien y organizarse un poco pues siempre ayuda a que la gente se sienta más segura, no sé... -Cuando terminó de hablar, se quedó un breve momento en silencio. Se había motivado de más, dejando escapar parte de su frustración ahora que disfrutaba de cierta privacidad. Ahora bien, la vergüenza estaba creciendo por momentos así que trato de rectificar rápidamente, notando ya como sus mejillas iban a empezar a sonrojarse. -¡Ay dios, perdóname! Has preguntado algo súper sencillo y te acabo de dar toda la chapa. Será culpa del cansancio que me vuelve más tarumba, perdona.
Seth
Seth

Ficha de cosechado
Nombre: Connor
Especie: Humano
Habilidades: Fuerza bruta, inmutabilidad, rapidez mental
Personajes :
Devoss: Humano (Países Bajos) Licántropo Tigre

Maila: Humana (Hawaii) Bruja de la Arena

Connor: Humano (Canadá)
Unidades mágicas : 8/8
Síntomas : Sufre episodios de insomnio.

Noche de chicos Empty Re: Noche de chicos

11/06/23, 09:04 pm
Connor bufó algo divertido al escuchar las ocurrencias de Ethan sobre prenderle fuego al dragoncito. El motero aún no sabía qué hacer con aquel inesperado regalo y sobre todo no sabía cómo se sentía con aquello. Había sido...raro. Que alguien completamente ajeno al club y que además acababa de conocer de hace poco le hiciera un regalo no entraba dentro de su normalidad. Aunque fuera un estúpida figura de papel seguía siendo eso: un acto de generosidad desinteresado.<< Jodidamente raro...>>.

El canadiense escuchó su explicación sobre qué estaba escribiendo en el papel y frunció el ceño cuando dijo que se trataba de una lista de normas. Connor odiaba seguir las normas que no tuvieran que ver con la banda, así que por eso no las acataba. Pero aunque no le hacía gracia entendía la idea de Ethan. Estaban en un mundo desconocido con gente igual de desconocida, algunos de ellos de otros mundos con sus diferentes culturas. Poner un poco de orden no le parecía lo más raro que había visto en el jodido día. Finalmente el británico terminó con una disculpa por haberle dado tanto la lata.

-No voy a dormir una mierda de todas maneras...- Le contestó restándole importancia y encogiéndose de hombros. Después se puso algo más serio observando la pared de la habitación, como si su mente estuviera en otro lugar recordando algo. -Y estoy contigo, joder...Las putas normas son importantes, ¿cuáles habías pensado?- Preguntó volviendo a mirarlo a los ojos, mientras dejaba el regalo entre el hueco de la cama que quedaba entre él y el brazo apoyado de Ethan.- Como quieras prohibir la carne te saco a hostias del puto cuarto.- Soltó de forma irónica con una leve sonrisa.
Harek
Harek

Ficha de cosechado
Nombre: Rick
Especie: Humano
Habilidades: Puntería, habilidad mental y carisma

Personajes :

Heridas/enfermedades : Raspazos y contusiones varias, luxación del tobillo izquierdo
Síntomas : A veces tendrá ataques de claustrofobia.
Armas :

  • Rick: Sable y arco
  • Erknest: "Espada legendaria" y cuchillas de aire

Status : The journey never ends

Humor : Cualquier cosa me vale.

Noche de chicos Empty Re: Noche de chicos

11/06/23, 11:15 pm
Por mucho que lo intentara, Rick era incapaz de dormir. Dando vueltas en la cama, cambiando de postura cada pocos minutos, la preocupación y todas las dudas del día habían decidido quedarse en su cabeza sin intención de irse. El neoyorquino no era alguien al que le fuera difícil dormir en una cama distinta a la suya cuando tenía que irse de viaje o en situaciones así, pero por supuesto estar en otro mundo donde la magia y los alienígenas estaban a la orden del día era un factor importante. Boca arriba, resopló dándose un poco por vencido. -Pues nada, a trasnochar- dijo cansado.

Fue entonces cuando en la completa oscuridad escuchó dos voces cercas: las de Ethan y Connor. No se había fijado, pero parecía que los dos habían decidido quedarse en la habitación de al lado. -(Ya que va a ser imposible, al menos puedo acercarme)- sopesó. Al instante, el chico salió de la cama y a tientas fue saliendo al pasillo. Iba despacio y tanteando los alrededores para no chocarse con nada. Podría haber encendido una antorcha, pero ni cayó por el cansancio ni le habría parecido gastar una cerilla para un momento. Quitando un casi tropezón con la puerta, pudo llegar al pasillo y vio una claridad tenue por debajo de la entrada. Desde allí pudo captar parte de la conversación que estaban teniendo dentro, algo sobre unas normas. Se acercó y llamó a la puerta con dos toques: -Hola. ¿Se puede pasar?-

La respuesta (más bien respuestas) llegó al instante, siendo cada una totalmente diferente a la otra. Momentos antes de abrir la puerta, contestó al canadiense: -Soy Rick- Una vez dentro saludó con la mano y cerró tras de sí. A la vez que se acercaba a ellos explicó: -Veo que no soy el único que no puede dormir. Os he escuchado desde aquí al lado y em parecía mejor idea unirme que quedarme viendo a la nada. ¿Qué os contáis?- Con la luz pudo ver además la figura de origami que tenía el motero. Teniendo en cuenta lo que había visto a la tarde, imaginaba quien lo había hecho. -Vaya, te ha quedado chulo- alagó a Ethan.
Raven
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación
Personajes : Ethan: Humano, Ingles/Japonés 1.75

Síntomas : En ocasiones, se le desenfocará brevemente la vista.
Armas : Ethan Lanza partesana y una daga

Status : Ciego y cojo, el chiste se cuenta solo.

Noche de chicos Empty Re: Noche de chicos

12/06/23, 12:58 pm
Que Connor le quitara peso al asunto le animó a querer seguir hablando. Llevaba tanto tiempo compartiendo soledad con sus figuritas de papel que temía haber olvidado una actividad tan sencilla como la que era socializar con otros de su edad. El encontrar cierta  validación en sus palabras le permitía al menos, disipar parte de las dudas e impedir que estas siguieran floreciendo por el momento.

-Bueno eh… No eran tan -Una corta risa se le escapó al ver cuál había puesto como ejemplo, negando rápidamente con la cabeza. -Yo no me meto con los gustos personales de nadie, aunque eso signifique tener que mantener una cacerola llena de bichos en la cocina… -Esto último lo menciono bastante menos convencido, y es que el asco que le provocaba era bastante grande. Rezaba porque cuando pudieran obtener comida, saliera algún voluntario dispuesto a cocinar esas cosas, él a su desgracia aún se veía incapaz de hacerlo.

Cuando iba a continuar la charla, se vio interrumpido por el repiqueteo de la puerta. En un principio pensó que se trataría de Rag o Airi que quizá estaban faltos de ayuda, pero al escuchar a Rick se le iluminó el rostro. En el poco tiempo que tuvo el placer de conocerle le había resultado un joven bastante educado y capaz así que le alegraba la idea de que pudieran hablar en un contexto menos agotador.

-¡Claro, pasa! -Respondió Ethan ignorando que su compañero iba a tener una respuesta menos amable. Al menos el chico cumplió con la pregunta de Connor antes de pasar, así que con suerte no se generaba ningún problema con ello. -Nada nada, si normal. Dudo que nadie vaya a descansar mucho así que toma asiento que nos sobra. -Exclamó con tono desenfadado, señalando al resto de camas de forma un tanto sarcástica. Entre que solo eran 2 personas para un cuarto de 4 y que encima estaban apelotonados en solo una de ellas, tenía espacio de sobra para escoger donde quería estar.

-Ah y gracias! -Ahí volvía el sonrojo a sus mejillas, salvado por su sutileza y los tonos anaranjados que proyectaba la antorcha cercana. Intentó contenerse ante la nueva llegada, para no tropezar con la misma piedra varias veces… Pero que le iba a hacer, se estaba viniendo arriba con tanto halago. -Si quiereees, me sobra papel… Así que te puedo hacer cualquier animal que me digas, bueno no. No se hacer todos, pero tú pide y yo miro si lo recuerdo o no. -Se le quedó mirando, antes de carraspear. -Bueno, si quieres uno claro.

En cuanto tuviera ya asiento escogido volvería al tema en cuestión, no pretendía ignorar la pregunta de Rick y menos sabiendo que seguramente podría aportar algo más que el bruto de Connor. Así que aún sentado giraría de ángulo para poder tener a ambos a fácil vista antes de seguir la conversación. -Y estábamos comentando sobre alguna norma de convivencia pero no acaba de salir bien, así que bueno… Han sido transformadas en un dragón como castigo.  
Seth
Seth

Ficha de cosechado
Nombre: Connor
Especie: Humano
Habilidades: Fuerza bruta, inmutabilidad, rapidez mental
Personajes :
Devoss: Humano (Países Bajos) Licántropo Tigre

Maila: Humana (Hawaii) Bruja de la Arena

Connor: Humano (Canadá)
Unidades mágicas : 8/8
Síntomas : Sufre episodios de insomnio.

Noche de chicos Empty Re: Noche de chicos

13/06/23, 03:57 pm
Connor puso durante un segundo una mueca de desagrado, al recordar gracias a Ethan los gustos de algunos de sus compañeros por los bichos. Lo entendía teniendo en cuenta que uno era una planta reptiliana y el otro directamente un puto lagarto gigante... Pero seguía siendo jodidamente asqueroso, y el motero no sería el que cocinaría aquello. <<Asqueroso de cojones...>> Pensó el canadiense mientras recordaba a Tawar ir coleccionado aquellas arañas.

Antes de que su compañero pudiera explicarle qué cosas había escrito en el papel sonó la puerta con dos toques secos y una voz pidiendo permiso para entrar.

-¿Quién cojones es?- Preguntó Connor con curiosidad, pero con el ceño fruncido y algo molesto por ser interrumpidos. Sus sospechas sobre la identidad de la persona se resolvieron al entrar y que fuera Rick. No había tenido oportunidad de hablar mucho con él, pero parecía una persona razonable. Aún así, todavía no sabía qué pensar sobre que también fuera capaz de usar armas de fuego. Para el canadiense era un detalle a tener en cuenta aunque no hubiera pistolas en el torreón, ya que no todo el mundo sabía manejarlas y decía mucho de alguien. Aunque por el momento no pensaba preguntarle tenía mucho interés en aquel tema.- Otro más que está jodido. Vaya mierda de noche...- Comentó negando con la cabeza al escuchar al neoyorquino decir que no podía conciliar el sueño.

Connor se limitaría a  encogerse de hombros para secundar a Ethan, cuando invitó a Rick a sentarse donde quisiera. Estaban teniendo una cómoda charla y teniendo en cuenta que no podía dormir no le importaba que se uniera más gente. Así podía conocer mejor a Rick mientras hacía lo propio con Ethan. Iban a ser compañeros durante un tiempo, así que cuanto antes supiera de qué palo iba todo el mundo mejor, en realidad. Y estar con otros humanos podía ayudarlo a sentir cierta normalidad, por poca que pudiera haber. Por otro lado no pudo evitar que le hiciera gracia que el británico se ofreciera en hacerle una figura de origami al neoyorquino. Estaba claro que hacer eso parecía más que un puto hobby una pasión para él. ¿Quizás como montar en moto o tocar la guitarra como era en su caso?

-¿Alguna buena idea que se te ocurra?- Le preguntó a Rick con curiosidad en cuanto Ethan lo puso al día sobre lo que hablaban, aunque todavía deseaba saber lo que había escrito el británico. El motero mostró una leve sonrisa antes de hablar, mientras observaba al chico de ojos diferentes.- Yo me conformo con que no nos matemos entre nosotros como putos gilipollas, joder.- Después se acomodaría un poco en la cama, echando el cuerpo hacia delante y apoyando ambos brazos en las rodillas. Estaba algo ladeado así que no tenía problemas en ver a ambos compañeros.

Tenía en su cabeza algunas normas de convivencia de las que quería hablar, ya que el tema había salido. Pero primero quería escuchar las ideas del resto.
Harek
Harek

Ficha de cosechado
Nombre: Rick
Especie: Humano
Habilidades: Puntería, habilidad mental y carisma

Personajes :

Heridas/enfermedades : Raspazos y contusiones varias, luxación del tobillo izquierdo
Síntomas : A veces tendrá ataques de claustrofobia.
Armas :

  • Rick: Sable y arco
  • Erknest: "Espada legendaria" y cuchillas de aire

Status : The journey never ends

Humor : Cualquier cosa me vale.

Noche de chicos Empty Re: Noche de chicos

14/06/23, 05:19 pm
-Gracias- respondió asintiendo ligeramente a la oferta de Ethan y se sentó en la cama de al lado de donde estaban él y Connor, de tal forma que pudiera ver a los dos mientras hablaban. Antes de ello se fijó en la ventana que tenía al lado, pero fuera no se veía absolutamente nada. Siendo otro mundo no tenía por qué tener una luna (aunque justo les habían dicho que tenían que aguantar hasta que saliera), pero al oscurecer no se esperó que tampoco se vieran las estrellas. Era cuanto menos preocupante y algo triste.

El halago por la figurita de papel hizo tanto efecto en el chico que incluso se ofreció a hacerle una también. Algo sorprendido, el neoyorquino sonrió contento y aceptó: -¡Vaya, no esperaba un regalo de bienvenida, pero con mucho gusto me encantaría si te apetece!- Lo pensó rápido y añadió: -Las rapaces me gustan bastante. No se si sabes hacer un águila o un búho, aunque tampoco se si me estoy pasando con algo difícil- El gesto era bonito, pero tampoco quería abusar de la buena fe del medio japonés.

Zanjando eso, le pusieron al corriente de lo que habían estado hablando. -Ya veo...- comentó de brazos cruzados tras la explicación de Ethan, mirando con una sonrisilla al dragón que tenía el motero en las manos. Justo este le preguntó por ideas, aunque el neoyorquino no es que tuviera nada en mente. -Pues no se me ocurre mucho, todavía estamos conociéndonos al fin y al cabo. Aunque espero que no se llegue a ese punto- respondió, lo último ligeramente preocupado. A Rick le quedaba claro que el grupo era muy diverso y ya desde la fuente e incluso antes se podía ver que podían chocar en ciertas cosas, pero la conversación que habían tenido horas antes le daba esperanzas de que podían llegar a convivir. -Creo que esperaría unos días a que estemos más asentados antes de proponer nada, por si acaso- dio su opinión, pero añadió: -¿Teníais algo en mente ya?- Tenía curiosidad por saber que habían pensado.
Kanyum
Kanyum

Ficha de cosechado
Nombre: Nohlem
Especie: Varmano granta
Habilidades: Puntería, intuición, carisma
Personajes :
Jace: Dullahan, humano americano. 1’73m (con cabeza 1’93m)
Rox: Cambiante, humano australiano/surcoreano. 1’75m
Kahlo: Aparición nocturna varmana granta. 1’62m
Nohlem: varmano granta. 1’69m
Xiao Taozi: Fuzanglong carabés. 1’55m

Unidades mágicas : 5/5
Síntomas : Mayor interés por acumular conocimiento.
Status : Prrrr prrrrr

Noche de chicos Empty Re: Noche de chicos

14/06/23, 07:33 pm
Nohlem tardó un buen rato en hacer otra cosa que no fuera pensar y mirar los anillos en su mano. Los hizo girar sobre sus dedos, fijándose en los pequeños detalles que los hacían suyos mientras la poca luz que se colaba dentro del cuarto se iba perdiendo.

¿Qué iba a pasar con ellos? ¿De verdad iban a estar encadenados a ese limbo durante un año entero? ¿Cómo iban a aguantar tanto, buscando su propio alimento en bañeras flotantes en una ciudad hecha ruinas? O peor, ¿cazándolo? Encima tenían niños a cargo. ¿Y si enfermaban? No tenían medicinas. Tan siquiera agua corriente. Y luego estaban sus padres. Ah, Santos, había estado evitando pensar en ello, ya tenía demasiado en el plato para añadirle un remordimiento más. ¿Habría ido su madre expresamente a buscarle al jardín? Ya podía imaginar a todos los sirvientes movilizados para encontrarle, a su padre saliendo confuso del taller preguntando qué pasaba. Primero una simple orden para mandarle frente a su madre y llevarse la riña del siglo. Luego la rabia de pensar que habría salido por la ciudad sin su permiso, rabia que poco a poco, según llegaba la noche, se iría deshaciendo en el miedo mortal de haber perdido a su hijo. Desaparecido sin dejar rastro…

Espera.
¿No era eso lo que había pasado con Kahlo?

El varmano se deshizo la corbata, pues de repente sentía que le apretaba de más. Pero no, no era eso, su ahogo venía de dentro. Se quitó el chaleco y lo dejó sobre su chaqueta a un lado, pero eso tampoco le deshizo de la presión.

Su hermana había desaparecido, sin más. Hoy habían entrado en su casa sin que nadie se diera cuenta, y una chica, fantasma, lo que fuese, una balera con rasgos extraños como los tipos de la plaza le había drogado y luego… ¿qué?

¿Dónde estoy? ¿Dónde estás?

Él no tenía hermanos, y de repente no solo tenía una melliza sino que recordaba todos sus años con ella, como si alguien hubiera metido esa información con una jeringuilla a presión en su cerebro. La última vez que había visto a su hermana… ¿Cuándo fue? Joder. En una fiesta. Estaba comprometida. Bueno, iba a estarlo, con Ovhirio, el mismo idiota que le había metido a él en las apuestas. Después de eso, nada. Hijo único. Aquel no había sido un evento para firmar un contrato, ni siquiera sus padres despilfarraban tanto por un simple acuerdo, había sido- no, habría sido mucho más que eso. Nohlem dejó descansar los codos sobre ambas rodillas, y a su vez el rostro entre las manos. Nada tenía sentido, o al menos le costaba dárselo. ¿Por qué la recordaba ahora? ¿Es que a Kahlo le había pasado lo mismo? ¿Acaso el fantasma sabía cuando tenían miedo y lo usaba para llevárselos? ¿Se aprovechaba de sus deseos de escapar para engañarles? Porque es lo que ella habría querido esa noche: desaparecer. Se la había encontrado en las escaleras, le había pedido tiempo para esconderse en su cuarto…

Si lo que pensaba era cierto su hermana estaba allí también. Pero, ¿de eso hacía ya cuánto? ¿Un año…?
Ah.
Mierda.
Era hijo único, pero tenía una hermana. Tenía una hermana, pero volvía a estar solo. Y si ella había vuelto a casa, ahora le tocaba a él no existir.
No llores más. No llores más. Habías conseguido parar, por favor…

El sonido que estaba haciendo su zapato de tanto mover una pierna no solapó el sonido de una puerta abriéndose no muy lejos suya. A este le siguió un murmullo de voces. Y él no quería estar solo.
Tras unos largos segundos de duda en los que todo su cuerpo estuvo en tensión, Nohlem se levantó hecho un manojo de nervios y salió a paso lento de su habitación. La tenue luz de las antorchas le indicó el recorrido, el cual hizo con la misma delicadeza de un niño que, desvelado por una pesadilla, teme despertar bruscamente a sus padres. Además, era tarde, seguro más de uno estaba ya dormido.

Sin embargo Nohlem no entró. Se quedó ahí, en silencio, a escasos metros de la puerta oyendo las voces de quienes estaban dentro en un intento de ponerles cara, que al no ser familiares todavía costaba asociar instantáneamente a sus dueños. Al reconocerlos como humanos otro pinchazo le hizo desabrocharse el botón más alto de la camisa, pero de nuevo eso no ayudó a quitar el nudo en su garganta. Claro. Estaban juntos. Ellos eran de la misma especie, era lógico que hicieran piña. Mientras, él era el único varmano. Se sentía tan fuera de lugar que pensó en desandar el camino, hacerse una bola en la cama mugrosa y acartonada donde se había sentado antes y aguantar, mas tan solo fue capaz de dar dos pasos atrás antes de quedarse quieto en el sitio, abrazado a sí mismo.

Porque es que no quería estar solo.

_________________________________________

♪♫♬:
Raven
Raven

Ficha de cosechado
Nombre: Ethan
Especie: Humano
Habilidades: Buen oído, valor y motivación
Personajes : Ethan: Humano, Ingles/Japonés 1.75

Síntomas : En ocasiones, se le desenfocará brevemente la vista.
Armas : Ethan Lanza partesana y una daga

Status : Ciego y cojo, el chiste se cuenta solo.

Noche de chicos Empty Re: Noche de chicos

15/06/23, 12:21 am
Ninguno de sus compañeros era consciente de la chispa que estaba resurgiendo en el interior del asiatico. Aún era pequeña, apenas el inicio de lo que podría llegar a ser pero que se reanimara aquella fogata ya apagada era un buen indicio. Un año llevaba sin poder regalar una figurita a nadie, un año donde el único reclamo para hacerlas era decorar una tumba fría y solitaria. Era una situación extraña pero le alegraba encontrar cierto confort entre aquel malestar constante. Regalárselas a un muerto nunca tuvo más sentido que el consuelo propio, hacerlo con ellos tenía muchos matices diferentes. Le permitía revivir una tradición y una historia que al menos hoy no contaría.  

-Pff nunca vi un búho bueno de origami y mira que lo que más me gusta hacer son pájaros pero… águilas si se. -Intento obviar lo Americana que había quedado aquella propuesta. Sin conocer la nacionalidad de Rick empezaba a hacerse una idea de cuál podía ser, controlar pistolas a su edad tampoco es que dejará muchas dudas al respecto. -En verdad no es taan difícil como parece, solo requiere cierta memoria y mucha paciencia. -Se quedó a medias en su explicación, cortado por sus propios nervios al no querer incomodar explayándose en un tema tan ridículo.

Se incorporó del suelo solo para dirigirse de vuelta al escritorio improvisado, pues necesitaba una superficie plana donde poder doblar correctamente el papel. Un ruido en el exterior le hizo dudar apenas un segundo, tensandose con la inercia de quien nunca había logrado llegar a relajarse por culpa de las circunstancias. Por suerte, tan pronto como el miedo vino se fue, al razonar que serían los del baño yéndose a descansar. Terminó su trayecto de rodillas, extendiendo los folios que había subido. Con un lápiz y ayudándose de otro papel a modo de regla empezó a trazar líneas que manchaba el blanco puro. A falta de guía era su mejor opción para ir recordando los pasos sin llegar a liarla. Le iba a costar un buen rato sacar algo de ahí.

-Bueno, mi plan es hacerlas para prevenir encontrarnos todos los problemas de cara... -Empezó a comentar con la vista centrada en el trabajo, levantando el lápiz como para afianzar su punto. -E irónicamente una de mis ideas era similar a la que ha comentado Connor. Quería hacer un consenso para prohibir cualquier tipo de violencia entre nosotros… Que se que parece una estupidez pero solo hoy ya hemos tenido dos golpes a falta de uno y por mucho que quiera justificar ambos no me agradan, menos cuando fueron hacía un niño.

Tuvo que parar de dibujar al no verse suficientemente concentrado para ello, se le notaba por el tono que ese tema le tenía ciertamente cabreado. Después del calor del momento y analizándolo en frío le daba igual las normas sociales que tuviera cada uno, pegar a un pequeño no tenía excusa. Bueno, en verdad a nadie pero el hecho de que encima la violencia se hubiera proyectado hacía una de las personas más vulnerables del grupo solo lo convertía en un peor acto.

-La otra era con el tema de armas, es verdad que a mi me pueden generar mayor inseguridad que a otros que bueno, simplemente estáis más acostumbrados pero me gustaría que se pudiera limitar en cierta manera su uso. Que nadie pueda pasear con una por la casa y que si se van a tomar sea o para salir o para usarlas en el patio. -Ante esto se encogió de hombros, se imaginaba que podría ser controversial. -Creo que si todos vamos con una solo se generaría un ambiente inseguro y agrandaría los posibles accidentes que.. -Un suspiro intercalo la frase al recordarlo. -Sin botiquines nos dejaría con un problema grave ante el mínimo corte.
Seth
Seth

Ficha de cosechado
Nombre: Connor
Especie: Humano
Habilidades: Fuerza bruta, inmutabilidad, rapidez mental
Personajes :
Devoss: Humano (Países Bajos) Licántropo Tigre

Maila: Humana (Hawaii) Bruja de la Arena

Connor: Humano (Canadá)
Unidades mágicas : 8/8
Síntomas : Sufre episodios de insomnio.

Noche de chicos Empty Re: Noche de chicos

16/06/23, 07:09 pm
Connor escuchó la respuesta de Rick desde el asiento de su cama. Que prefiriera esperar unos días antes de proponer nada tenía sentido en cierto modo, en el caso de que acabaran llevándose mejor de lo que creían y ni siquiera hiciera falta... Pero Connor estaba seguro de que no sería así, teniendo en cuenta lo diferentes que eran unos de otros y los problemas que habían tenido entre ellos ya el primer día. Cuando el neoyorquino preguntó qué tenían en mente ellos el motero volvió a pensar en algunas ideas de las que quería hablar, mientras Ethan contestaba a la par que le hacía a Rick su correspondiente figurita de papel.

De primeras el motero no estaba de acuerdo con la primera norma que comentó Ethan. Connor no veía mal una gran y justificada colleja a un crío si con eso se le quitaba la tontería. Al fin y al cabo él mismo había sido criado de esa forma entre los miembros del club. Cuando solo era un niño se acostumbró a que esa fuera la forma que tenían los Wyverns de decirle que se había portado mal. Una buena colleja a tiempo seguida de un "No vuelvas a faltar el respeto". Por eso mismo su primera reacción fue levantar en volandas a Damian cuando se portó mal aquella misma tarde, un reflejo de cómo lo habían educado a él. Pero después no pudo evitar pensar en aquellos horribles años en el orfanato y en que
el se veía exactamente como uno de esos trabajadores. Aún así estaba dispuesto a seguir regañando de esa forma a Damian si era necesario, a pesar de que le pudiera traer malos recuerdos. Porque era eficaz y porque era por su puto bien. Pero quizás una colleja sí sería demasiado y no quería sentirse tan jodidamente miserable.- Está bien, joder...-Diría Connor asintiendo con la cabeza.- Nada de putas collejas.- Por otro lado no se le escapó lo profundamente cabreado que se le veía a Ethan con aquel asunto. Estaba claro que eran muy diferentes entre ellos...

Con el otro tema estuvo más que de acuerdo desde el principio, asintiendo con la cabeza para trasmitírselo tanto a Ethan como a Rick. Si aquel torreón era seguro no tenían por qué ir armados hasta los dientes dentro. Además, normalizar portar armas solo las acercaría peligrosamente a los críos.

-Yo tengo otra idea.- Comenzó Connor mirando a sus dos compañeros, con el ceño fruncido y volviendo a apoyar su espalda en la pared.- Puede que mañana encontremos comida, pero joder, a lo mejor no da para todos. Si ese es el caso... que los putos niños coman primero.- Dijo el motero completamente convencido de lo que decía, la mirada perdida en algún punto de la pared. Su mente perdida en su pasado. Él sabía lo que era sufrir el hambre a una edad tan temprana, y ni de coña pensaba dejar que Aniol o Damian pasaran por lo mismo. Lo hacía por ellos, si. Pero también tenia una connotación egoísta. Verlos sufrir de esa manera le acabaría trayendo recuerdos que prefería que estuvieran enterrados en un cofre bajo llave.

Puede que no todo el grupo estuviera de acuerdo con esa idea suya, pero le bastaba con cumplirla él mismo.
Harek
Harek

Ficha de cosechado
Nombre: Rick
Especie: Humano
Habilidades: Puntería, habilidad mental y carisma

Personajes :

Heridas/enfermedades : Raspazos y contusiones varias, luxación del tobillo izquierdo
Síntomas : A veces tendrá ataques de claustrofobia.
Armas :

  • Rick: Sable y arco
  • Erknest: "Espada legendaria" y cuchillas de aire

Status : The journey never ends

Humor : Cualquier cosa me vale.

Noche de chicos Empty Re: Noche de chicos

24/06/23, 04:13 pm
Rick asintió a la explicación de Ethan sobre el origami: -Entiendo- No tenía motivos para dudar de lo que decía, aunque tampoco es que hubiera intentado hacer figuritas para confirmarlo. Desde luego, la habilidad del chico lo hacía parecer fácil.

Lo miró con curiosidad coger lápiz y papel para empezar a marcar los pliegues de la futura águila. El neoyorquino también escuchó algo fuera, aunque no le dio demasiada importancia. -(Con lo viejo que parece este sitio normal que las tablas crujan solas)- razonó antes de centrarse en la conversación. También podía ser perfectamente alguien que había ido a los servicios en realidad, pero para el caso era lo mismo.

Escuchó las propuestas de los dos de brazos cruzados, encontrando lógicas las tres. En cuanto a la primera, quería achacarlo más al encontronazo que había sido encontrarse todo el mundo sin saber bien dónde estaban que a que hubiera gente agresiva en el grupo (que podía ser, sin ir más lejos Connor parecía alguien con quien no parecía buena idea meterse). Por lo general, claro, porque el golpe que había recibido Ethan había sido aposta por lo que le habían contado Airi y Connor. No tenía claro que Damian fuera malo, pero desde luego le faltaba educación. Lo segundo lo veía igual, Kalna había cogido la espada creyendo que había algún peligro y Abel... más o menos parecido salvando las distancias de habilidad de cada uno.

-Estoy con vosotros. Quiero pensar que ambas vendrían solas en cuanto se calme un poco la situación, pero no estaría mal comentarlo- opinó soltando los brazos. -Lo que seguramente haya allí abajo no tiene pinta de parecerse a nada que haya manejado, pero tengo claro que con armas no se juega.- Del único que podía tener cierta preocupación de que no entendiera eso era Damian, pero Rick sabía que el resto se encargaría de avisarle.

Miró a Connor antes de contestar: -Y sobre eso... Es lo justo. Les hace más falta que a cualquier otro.- Demasiado tenían con tener que aguantar allí como para que no comieran, sobre todo teniendo en cuenta el grado obvio de desnutrición del chaval de los gritos. Le rugía la barriga solo con mencionar la comida, aunque el neoyorquino no podía hacer nada para remediarlo. Resopló y continuó diciendo: -No han dicho nada de la frecuencia, pero espero que mañana aparezcan también esas bañeras. Si no vamos a estar en problemas.- Que tuvieran que racionar lo que encontraran era un inconveniente menor y más llevable a sus ojos, pero para eso necesitaban tener asegurado un alimento que no sabían cuando aparecería.
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.