Conectarse
Últimos temas
Torreón SendarHoy a las 11:09 amHarekSubterráneosAyer a las 06:31 pmGiniroryuBosque FantasmaAyer a las 06:07 pmGiniroryuCasino Lago ÁureoAyer a las 05:58 pmGiniroryuPrimer sueño de RägjynnAyer a las 05:43 pmGiniroryu
Estadísticas
Tenemos 203 miembros registradosEl último usuario registrado es LiebreNuestros miembros han publicado un total de 52130 mensajesen 1058 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.
Ir abajo
Isma
Isma

Ficha de cosechado
Nombre: Damian
Especie: Humano itaiano
Habilidades: Agilidad, dibujo, espontaneidad
Personajes :
Síntomas : En ocasiones se desconcentra con más facilidad.
Armas :
  • Adam: Cimitarra y cuerpo de caballo. La incomodidad
  • Damian: Dientes
    Daga

Status : muñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñones
Humor : ajjaj

Imagina ser: El macho Empty Imagina ser: El macho

07/09/23, 10:55 pm
Por la escalera llegaba una agradable corriente que, después del baño que tuvo con Rag y Airi, se le hizo agradable. Por seo Damian, mientras Aniol estaba con alguna otra cosa, se dedicaba a estar sentado en uno de los peldaños, echado sobre la pared. Aunque por esa hora a la noche ya andaba bastante adormilado, estar solo y sin nada que hacer le aburría demasiado y, con un suspiro, se levantó con la intención de dar vueltas por ahí.
Su objetivo inicial fue la primera planta, no muy concurrida a esa hora excepto por los que andaban bañándose. Tarareando la primera canción que se le vino a la cabeza, fue a paso ligero dando algún que otro saltito observando sus alrededores. Le agradaba todo el sitio, no podía estar más a gusto dentro de su castillo con pasillos grandes, habitaciones gigantes y... ¿una caja?

El circense se tuvo que detener para verlo. Por el rabillo del ojo pudo ver en la puerta un poco abierta una cajetilla. Se parecía mucho a esas cajas llenas de esos palillos llamados "cigarros" que más de una vez vio fumando de Stefano. Connor tambien parecía fumarlos.

—<<Ahhh. Son cigarros, como los de Stefano>> —pensó mientras con una mano la metía a través de la apertura, colando el brazo para alcanzar esa caja puesta encima de la mesa. Lo hizo con mucho cuidado, no quería que Connor lo viese con las manos en la masa y, para su sorpresa, al agarrarla estaba bastante ligera. Una vez con el tesoro en su poder habiéndolo "tomado prestado" se puso a ver el frente de la caja con su marca y una foto que daba bastante asco que decía en grande y bien grueso: "FUMAR MATA"—. Pero si Stefano fuma todos los días, estaría muertísimo —se encogió de hombros y abrió la caja con solo tres cigarros—. Joder, no hay casi nada. Bueno, algo es algo.

Fue bajando, observando uno de los cigarrillos con curiosidad y metiéndose el resto en el bolsillo. Por el camino olió uno de ellos, olía raro era como fuerte y a la vez suave. Eso le hizo arrugar la nariz un poco, le recordó un poco al tufo que dejaba el contorsionista dentro de su caravana. ¿Por qué fumaban si olía fatal? ¿Es medicina para la salud? ¿Te hace crecer más rápido? Le asaltaban muchísimas dudas en cuanto a la funcionalidad de esos palitos misteriosos, lo único que sí sabía era como hacerlos funcionar. necesitaba fuego y que bien que las llamas de la madera de la cocina aun estaban apagándose. Se acercó al rescoldo y puso la punta del cigarro en lo más rojo. El calor no tardó en pasar al tabaco, echando un pelín de humo por la parte en la que se estaba quemando.

El italiano, emocionado, fue bien ligero y tapando su nuevo juguete por lo ligero que iba al patio de fuera, concretamente al sitio que él mismo se reservo para hacer su rutina matutina de ejercicios.

Ehh... Esto... ¿Va en la boca? —hizo una pregunta retórica, no muy seguro de si hacerlo. ¿Dolería? Está muy caliente la punta. Pero eso lo hacía Connor y con bastante facilidad. Quizás si él lograse hacerlo igual, sería igual de fuerte que el de la cresta rosa y, desde lo que pasó con ese bicho negro, tuvo una especie de admiración hacia ese tío tan grande.

Con decisión se puso el filtro en la boca y aspiró con fuerza, demasiada. Eso hizo que el humo invadiese a tanta velocidad sus pulmones limpios que tuvo que toser con urgencia, teniendo lagrimones en los ojos.

¡¡COFF COOFF COFFF UGHH COFF COFF!!
Seth
Seth

Ficha de cosechado
Nombre: Connor
Especie: Humano
Habilidades: Fuerza bruta, inmutabilidad, rapidez mental
Personajes :
Devoss: Humano (Países Bajos) Licántropo Tigre

Maila: Humana (Hawaii) Bruja de la Arena

Connor: Humano (Canadá)
Unidades mágicas : 8/8
Síntomas : Sufre episodios de insomnio.

Imagina ser: El macho Empty Re: Imagina ser: El macho

10/09/23, 12:20 pm
Era ya de noche, y Connor estaba terminando de ducharse tranquilamente. Llevaba ya un buen rato ahí, así que el agua se estaba poniendo bastante fría y se le estaban quitando las ganas de permanecer en la bañera más tiempo. Una bañera a la que le costaba entrar para empezar, debido a su altura. Se encontraba tumbado, pero tenía que tener ambas piernas algo recogidas para estar mínimamente cómodo. Andaba perdido en sus pensamientos como siempre que se encontraba solo, recordando todo lo acontecido de esos días. Los entrenamientos, la nueva zona a la que iban para conseguir las cestas... Los peligros.

Sin muchas más vueltas que darle a todo aquello, Connor saldría de la bañera con un suspiro y se secaría y vestiría con rapidez. Tenía ganas de dormir y descansar un poco, pero antes pensaba fumarse su cigarrillo de las buenas noches. Sin embargo, cuando entró en la habitación descubrió algo que lo puso nervioso de cojones. Podía ver su cajetilla, pero estaba vacía. Y abierta.

-¿Qué cojones? No, no, no, no...- Empezaría a decir el motero poniéndose más nervioso con cada negativa, el ceño fruncido por la preocupación. ¿Dónde estaban? Creía que no los había sacado... No, joder. Ni de coña los había sacado. Antes de ir a ducharse había tres putos cigarrillos dentro, y ahora no había ninguno. El rostro de Connor empezó a deformarse en una mueca de mala hostia, mientras pensaba en quién podría habérselos mangado y tener tantos cojones para eso. Su primer pensamiento fue que tenía que ser Serena, con la intención de joderle por haberla amenazado días antes. ¿Quién si no? Y con esa idea en la cabeza se encaminó a la planta baja, pisando con fuerza los escalones como señal de la ira que empezaba a invadirle. <<Te vas a cagar, gilipollas>>. Pensaba entre bufidos y una respiración agitada.

Justo cuando se encaminaba a la puerta de la pelirroja escuchó a alguien toser en el patio, y Connor se paró en seco procesando aquella mierda. Era Damian tosiendo...¿Pero no habría sido capaz de hacer lo que estaba pensando, no? ¿VERDAD? Nada más dirigirse al patio, sus sospechas se confirmaron. El pequeño italiano se encontraba tosiendo con fuerza, y con la prueba de su crimen (uno de sus cigarrillos) en el suelo a sus pies. <<Yo me lo cargo, a éste puto enano me lo cargo>>.

-¡DAMIAN!- Diría para llamar su atención, mientras avanzaba hacia él con grandes zancadas. El ceño fruncido, y una incipiente vena marcada en el cuello por la rabia acumulada que llevaba encima.- ¿¡Qué mierda haces tocando mis putas cosas, eh!?- Le preguntó cuando llegó hasta él, con tono iracundo. Llevaba días pasándolo jodidamente mal con su puta adicción, dosificando el consumo para que le duraran más los cigarrillos y sufriendo por ello. Estaba casi siempre nervioso, muy irritable, y la verdad es que dormía una auténtica mierda. Movido por el instinto y la costumbre el canadiense haría el ademán de querer alzarlo de nuevo en el aire, como ya hizo días antes cuando se portó mal.- A mí no me vuelvas a robar, cabro...- Pero antes de que alzara siquiera la mano para agarrarlo, se paró en seco. ¿De verdad quería hacer eso? La última vez que lo levantó en volandas o lo insultó después se sintió como una mierda, recordándole a cómo lo trataban a él de pequeño. ¿Y no había tenido una charla con Ethan sobre moderarse con sus compañeros? <<Mierda>>.

Connor cerró los ojos un par de segundos y suspiró pesadamente, para intentar calmarse. Poniendo todos sus esfuerzos en el autocontrol, apoyó una rodilla en el suelo para estar a la altura del crío. Y empezó a darle palmadas en la espalda, para ayudarle a sacar todo ese humo de los pulmones. Mientras tanto intentó recordar cómo le hablaban alguno de sus compañeros como Räg, Airi o Ethan para regañarle al italiano.

-Venga. Tose con fuerza, cojones.- Le diría con tono molesto y el ceño fruncido, ya que seguía enfadado, pero también con un matiz cansado en su voz. De vez en cuando miraba hacia el cigarrillo del suelo... ¿Pasaría algo si lo recogía y se lo fumaba? ¿Cogería un virus o algo de ese mundo? Era asqueroso, pero un cigarrillo era un cigarrillo... Aumentó un poco la fuerza de las palmadas en el chiquillo, para acelerar su recuperación.- Ahora te traigo un vaso de agua, pero me has puesto de muy mala hostia. Que lo sepas, joder.-
Isma
Isma

Ficha de cosechado
Nombre: Damian
Especie: Humano itaiano
Habilidades: Agilidad, dibujo, espontaneidad

Personajes :
Síntomas : En ocasiones se desconcentra con más facilidad.
Armas :
  • Adam: Cimitarra y cuerpo de caballo. La incomodidad
  • Damian: Dientes
    Daga

Status : muñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñones
Humor : ajjaj

Imagina ser: El macho Empty Re: Imagina ser: El macho

11/09/23, 08:59 am
Era horrible la sensación, notaba su fatigosa garganta raparse, ahogarse con el desagradable aire aparentemente inofensivo que aspiró. Damian estaba teniendo un buen par de lagrimones en sus ojos que no le dejaban ver bien mientras su cuerpo expulsaba todo ese humo, la ponzoña que naturalmente rechazaba sus pulmones para nada acostumbrados a ello. En su cabeza, mientras cerró los ojos y las gotas caían sobre sus mejillas teñidas de rojo, no podía parar de preguntarse: ¿Cómo eran capaces de disfrutar fumando… eso? Simplemente quedaba eso fuera de sus pensamientos, luchando por no ahogarse entre la tos que no paraba y las ligeras arcadas.

Apenas pudo escuchar a Connor gritando su nombre, girándose al ruido con el rostro totalmente colorado de toser y sus dos ojos siendo dos cataratas de lágrimas. No era capaz de pensar en que se había metido en un lío.

¡COOF! ¡COFF! ¡ccCOÑO! ¡COFF!

Seguía tosiendo con fuerza, no pararía hasta que notase su garganta abrirse de nuevo con normalidad y no contraerse de nuevo de aquella manera tan malditamente desagradable. Lo único que veía con claridad era la cresta rosa que adornaba la cabeza del tío al que quiso imitar, estaba enfadado y Damian estaba realmente avergonzado de que lo viesen así, tosiendo a raíz de un cigarrillo inofensivo. Se echó a si mismo las culpas de fallar, martirizándose de no ser como Stefano o Connor.

El tono amenazante del grandullón se detuvo por un momento, deteniéndose también el propio Connor. Damian con sus manos hizo el gesto de quitarse las lágrimas que le emborronaban la visión y una vez terminó se lo encontró a su lado, con una rodilla en el suelo. No se lo llegó a esperar tan cerca, dando un ligero bote.

¡COFF! ¡Coff! ¡Ufff! Uff… Joder… Ostia puta… —hizo caso a Connor, dejando salir todo lo que quedaba gracias a las palmadas en su espaldas. No le molestó que fueran fuertes, mas bien todo lo contrario. Se tuvo que sentar en el suelo, respirando fuerte—. Un vaso... Lo necesito… coño —dijo al que ya se le notaba el cabreo. En una mezcla de propia vergüenza y algo de arrepentimiento sorbió por la nariz, quitando lo que quedaba de lágrimas en su cara—. Como… ¡¿Cómo cojones lo haces tío?! ¡Sabe horrible! Coff… ¡Puto horrible!

Se levantó del suelo, medio mareado de tanto menear la cabeza producto de la tos. Miró a Connor, un poco con la mirada gacha y el ceño un poco metido para dentro, más frustrado que enfadado.

Quería saber… qué coño era esa cosa que fumáis. Vaya puta mierda… —escupió de su boca con mala leche, tampoco demasiado alto y poniendo morros. Aún tenia ese desagradable sabor de mierda en la boca, arruinando su sentido del gusto—. Lo he intentado, pero no sé fumar —de nuevo, las palabras de Rag y Airi resonaron en su cabeza, y con más peso tratándose de Connor, una persona que de cierta manera admiraba y con la que quería, por otra parte, llevarse bien—. Esto… es tuyo. Te lo quité antes, perdón —sacó los otros dos cigarros de su bolsillo y dijo sus disculpas un poco mecánico y no con demasiados signos de arrepentimiento, aun le costaba ceder la pelota.
Seth
Seth

Ficha de cosechado
Nombre: Connor
Especie: Humano
Habilidades: Fuerza bruta, inmutabilidad, rapidez mental
Personajes :
Devoss: Humano (Países Bajos) Licántropo Tigre

Maila: Humana (Hawaii) Bruja de la Arena

Connor: Humano (Canadá)
Unidades mágicas : 8/8
Síntomas : Sufre episodios de insomnio.

Imagina ser: El macho Empty Re: Imagina ser: El macho

14/09/23, 04:13 pm
Connor siguió golpeando la espalda de italiano, mientras éste seguía tosiendo y tosiendo con lágrimas en los ojos. El motero estaba muy enfadado, y era un detalle fácil de ver y para el que no hacía falta ser un jodido genio. A pesar de ello estaba intentando con todas sus fuerzas contenerse y no catalogar a Damian con todos los insultos posibles... aunque ganas tenía muchas. No tenía mucha idea de la vida del crío, pero desde luego no parecía sacado de un puto colegio de monjas y no tenía reparos en robarle a los demás... <<Mierda, se parece a mí>> Pensó durante un segundo.

-Ya he dicho que ahora te traigo el vaso de agua, cojones. Tú sigue tosiendo.- Le diría con tono autoritario pero también cansado de escucharlo quejarse, suspirando un poco. Aunque también se lo decía por su bien. No tenía sentido que hablara cuando aún tenía humo en los pulmones.- Ya, ya... saben horrible, ¿verdad? Pues por eso mismo me los fumo yo, hostias.- Le diría como regañina al crío. Le había costado mucho ir dosificando los cigarrillos, y por culpa de aquella putada Damian le acababa de joder pero bien. Connor intentaba serenarse y pensar en cómo actuaban Räg, Airi o Ethan para dialogar con el niño, pero no era sencillo.

Finalmente Damian dejaría de toser y se levantaría para hablar, la cabeza gacha y frustrado. Connor siguió arrodillado de una pierna para estar más o menos a la misma altura, mientras lo escuchaba con el ceño fruncido. Tal y como explicaba, el crío no lo había hecho con malas intenciones, pero ni siquiera eso suavizaba la expresión del motero. Vale que quisiera moderarse: no levantarlo en volandas ni insultarlo. Pero estaba jodidamente cabreado y eso no iba a cambiar porque Damian dijera que se había sentido curioso. De hecho, ahora que se encontraba mejor podía ser más duro con él. Cuando le cedió los cigarrillos faltantes pidiendo perdón (de forma muy poco creíble y sin signos de arrepentimiento), Connor bufó negando con la cabeza, más molesto aún.

-Ya sabía que me los habías quitado antes, no te jode...- Dijo mientras se incorporaba, guardándose los cigarrillos en los bolsillos, molesto. Después lo señaló con un dedo varias veces.- Voy a por el puto vaso de agua, pero ni se te ocurra irte a tomar por culo. Tú y yo todavía tenemos que hablar.- Le ordenó mientras se daba la vuelta directo a la cocina, rumiando varias maldiciones por el camino. El motero no tardaría el volver con un vaso de agua lleno, que le tendió para que lo cogiera, y un cubo en la otra mano, por si el niño quería más tragos. Cuando el niño empezara a beber Connor vería el momento para hablar en condiciones, soltando el cubo en el suelo y cruzándose de brazos.

-Ahora que no estás echando los putos pulmones por la boca... ¿En qué coño estabas pensado, eh?- Le recriminó peleándose consigo mismo para no insultarlo aunque fuera un poquito.- Me importa una mierda que te sintieras curioso, que quisieras aprender a fumar o cualquier otra excusa.- Su tono era enfadado, aunque también estaba intentado hacerle entender algo como hacían sus compañeros. El canadiense suspiró un par de segundos para relajarse, y consciente de la hipocresía que estaba a punto de decir teniendo en cuenta su vida, volvió a hablar.- Robar está mal, Damian. ¿Te gustaría que cogiera y te quitara a tu puto Rambo? O peor aún... ¿que me lo fumara? Porque me has hecho perder un puto cigarrillo, joder.
Isma
Isma

Ficha de cosechado
Nombre: Damian
Especie: Humano itaiano
Habilidades: Agilidad, dibujo, espontaneidad

Personajes :
Síntomas : En ocasiones se desconcentra con más facilidad.
Armas :
  • Adam: Cimitarra y cuerpo de caballo. La incomodidad
  • Damian: Dientes
    Daga

Status : muñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñones
Humor : ajjaj

Imagina ser: El macho Empty Re: Imagina ser: El macho

16/09/23, 03:08 pm
El chico, carraspeándose la garganta después de tanto toser, no llegó a entender el por qué Connor dijo que se fumaba los cigarros aunque sepan horrible. ¿Entonces para qué fuma si eso debe de pudrirte la lengua? O es que el de la cresta tiene el sentido del gusto en el culo, si al menos tuviesen un sabor dulce o algo sería guay aspirar uno de esos cigarros.

Al final tuvo que quedarse quieto a órdenes de un Connor bastante cabreado. Damian suspiró cuando lo oyó decir palabrotas por el camino, la que le iba a caer por intentar fumar iba a ser una bien gorda y a saber si lo llegaría a levantar por la ropa como la última vez. Al menos vendría con un vaso de agua, que le hacía falta como agua en mayo.

¡Ahem! ¡Ahem! —seguía aclarándose la garganta cuando ya vino con el bendito vaso que agarró el chico con mucha ansia, bebiendo a puro buche el contenido. La sensación de tener limpia la garganta de humo y de ese puto horrible sabor a quemado le hizo sonreír con aire bobo, regalando un suspiro bien alto al mundo de que estaba todo bien. Y como no, ahí venía la pregunta del millón—. ¡Quería fumar, como tú! —respondió como un muelle de simple, sin excusas. Y ahí también venía lo de robar, joder. ¿Es que nadie podía compartir nada con él? Si, eran suyos pero si los dejaba tan a huevo normal que cualquiera pudiese pillarlos—. ¡A Rambo no te lo fumes, él no te ha hecho nada coño! —otro suspiro llegaba, ¿cómo lo hacían para hacerlo sentir mal? Mencionar a Rambo le cabreó, Rambo era suyo. Claro. Suyo. El italiano estuvo forzando los engranajes de su coco, el cambiar de lugar al afectado, en este caso el propio Damian, provocó un pensamiento en el chico—. No sabia que eran taaan importantes coño, ¿no tienes más o qué? En el circo parecen que tienen infinitos, ¿no los hacéis con cosas que tenéis a mano? —Echó su cuerpo, apoyándolo en la pared de la muralla y cruzado de brazos—. Solo te tomé prestado un cigarrillo tío, UNO joder.

Vale, era la pataleta propia de un crio que Damian en sí lo era. No quería verse envuelto en tanta regañina, solo quería…

Lo siento tío. Es que... solo quería hacer como tú haces… —su tono bajo mucho, mucho más de lo que tenía acostumbrado al resto. Su semblante era un pelin triste, agarrando su otro brazo miró al cielo, dando un runrún a su cabeza—. Y solo quería… ¡Ugghh joder! Yo quiero hacer las cosas como tú también, por eso te tomé prestado el cigarro. ¡Agg es que me salvaste el culo cuando quería subir las putas armas arriba! ¡Si fuese tan grande como tú, como el resto tío sería un tío más fuerte y sabría hacer más cosas por-! Por mi cuenta —Damian era pura frustración, esos eventos en los que se vio ahogado en la angustia de no poder hacer nada le afectaron mucho. Miró a Connor con el ceño fruncido, en una mezcla de impotencia y duda—. ¿Cómo lo haces tío? ¿Cómo eres tan fuerte? —la pregunta era muy inocente, pero su mirada decía que iba totalmente en serio. Lo admiraba mucho, deseaba tener ese cuerpo tan imponente y en cambio, él era un palillo andante.
Seth
Seth

Ficha de cosechado
Nombre: Connor
Especie: Humano
Habilidades: Fuerza bruta, inmutabilidad, rapidez mental
Personajes :
Devoss: Humano (Países Bajos) Licántropo Tigre

Maila: Humana (Hawaii) Bruja de la Arena

Connor: Humano (Canadá)
Unidades mágicas : 8/8
Síntomas : Sufre episodios de insomnio.

Imagina ser: El macho Empty Re: Imagina ser: El macho

20/09/23, 02:26 am
Connor siguió con el ceño fruncido, mientras esperaba a que Damian terminara de beber. Su postura era la de alguien enfadado, pero también la de alguien que quería mostrar autoridad: los brazos cruzados y ahora no se encontraba de rodillas, si no que lo miraba completamente desde arriba estando ya de pie y asintiendo con la cabeza. Quería que entendiera lo que le estaba diciendo, pero si no lo lograba, al menos pretendía ser lo suficientemente autoritario para que no lo intentara de nuevo.

La respuesta de Damian no le gustó demasiado, ya que la excusa fue una auténtica mierda, si acaso podía llamarse así. "¡Quería fumar, como tú!" <<¿Qué cojones significa eso? >>Pensó el motero a la par que ponía una completa expresión de confusión, con los ojos algo abierto de más. Aún así no le dio tiempo a decir o pensar mucho más, pues Damian siguió hablando, dando a entender totalmente que no sabía mucho cómo funcionaban los cigarrillos ni cómo se hacían. <<¿Pero cómo van a ser infinitos...JODER? Eso quisiera yo>>. Connor bufó pesadamente, molesto con la cantidad de cosas que tenía que explicar ahora.

Al principio, Damian estaba teniendo la típica pataleta de un puto crío, minimizando el robo diciendo que solo se había tratado de un cigarrillo. Pero luego... pareció sincerarse un poco más, o al menos se estaba mostrando triste mientras bajaba la voz. Connor escuchó atento, sin saber del todo por dónde quería llegar el niño. Aunque luego empezó a hablar de cómo él lo había ayudado a subir las armas aquel día y... su frase le confirmó lo que empezaba a sospechar: "Yo quiero hacer las cosas como tú también... Quiero ser tan grande como tú..." Damian parecía admirarlo, y ante esta nueva información Connor frunció el ceño confundido, para que poco a poco el enfado se fuera disolviendo y en su lugar quedara una leve sonrisa, más por incomodidad que porque le pareciera divertido (que en parte se lo parecía y le halagaba un poco).

Aún así aquella revelación le provocaba sentimientos encontrados, y no pudo evitar suavizar su rostro a uno de comprensión, mientras su mente trabajaba a todo vapor. Transportándole a momentos antiguos de su vida. Desde que había llegado a la ciudad la presencia de Aniol y Damian le había provocado un pequeño problema, y ni siquiera se trataba de ellos en sí. Ver a dos críos en peligro, llenos de suciedad, hambre y miedo... Le hacía recordar su pasado y toda la mierda que había sufrido. Ahora se encontraba en una situación parecida... Porque Damian parecía admirarlo. Y aquello solo le hacía recordar cuando él mismo era un niño, y solo sentía admiración por los miembros del club... Quería ser tan grande como Sean, tan implacable como Rhona, tener la dureza de Eva o la puntería de Yasser. No podía negar que se sentía halagado, pero tampoco sabía muy bien qué decir. En la banda había varios compañeros con hijos, los cuáles ya empezaban a ser inculcados en la filosofía de los Wyverns poco a poco. Y joder, le parecía bien. Eran los herederos del club. ¿Pero él? Nunca había sido la figura para nadie. Se sentía reconfortante, extraño y aterrador a partes iguales...

-A ver, Damian...- Empezó a decir estando enfrente suya, con la pierna derecha arrodillada para quedar casi a la misma altura de los dos. Se podía ver que estaba algo incómodo, aunque no podía esconder una leve sonrisa, en parte por ello y por el halago.- Sólo para dejarlo claro... Da igual que sea un puto cigarrillo que medio, no se roban las cosas de los demás, ¿entendido, cojones?- Volvió a incidir en aquel tema, ya que le parecía que el crío seguía sin entender muy bien esa parte. Luego suspiró, frotándose la nunca mientras pensaba en qué decir.- No tienes por qué ser tan grande como yo, ni como nadie. Solo tienes que ser... tú mismo, joder.- Vale, aquello se le daba como el puñetero culo. Estaba seguro de que Ethan, Räg o Airi sabrían decir cosas mucho más inteligentes.- Hmmm... Mira, cojones... Lo importante no es ser grande, Damian. Eso no vale una mierda aquí. Creo...- Connor se quedó un par de segundos en silencio, pensando en una respuesta medianamente comprensible para el niño. ¿Qué es lo que él habría querido escuchar a esa edad? Tras varios largos segundos, el motero por fin pareció dar con la respuesta para el italiano.- No sé cuántos años tienes, pero estás aquí. Solo en esta ciudad de mierda. Y aún así tuviste un buen par de cojones contra esas ratas, llevando cestas de comida. Creo que eso importa más que ser grande, ¿no, cabroncete?- Le dijo con una leve sonrisa y dándole un pequeño toque con el dedo al hombro del italiano. El haber empatizado de aquella manera le hacía mostrarse algo más cercano.

Connor se sentó en el suelo, con la espalda pegada a la pared y con Damian de pie a su lado. El rostro de Connor era pensativo, ya que no podía dejar de pensar en lo mucho que se parecía a aquel niño a su edad. Con la diferencia de que él nunca había sido tan hablador ni lleno de vida. Puede que a pesar de lo molesto que fuera Damian... aquellos gritos suyos y forma de ser fueran otras de sus cualidades.

-Pero si quieres ponerte grande, vas a tener que comer como un puto cabrón. No hay ningún jodido secreto para eso.- Le dijo con sorna.- ¿No comías mucho en casa?- Le preguntó con interés el motero. Sabía algunos detalles de su vida, como algo de un circo. Pero no mucho más.
Isma
Isma

Ficha de cosechado
Nombre: Damian
Especie: Humano itaiano
Habilidades: Agilidad, dibujo, espontaneidad

Personajes :
Síntomas : En ocasiones se desconcentra con más facilidad.
Armas :
  • Adam: Cimitarra y cuerpo de caballo. La incomodidad
  • Damian: Dientes
    Daga

Status : muñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñones
Humor : ajjaj

Imagina ser: El macho Empty Re: Imagina ser: El macho

04/10/23, 12:16 pm
Aferrarse a la idea de ser fuerte, un adulto. Ese era en parte su reflejo de querer ser mayor, siempre se sentía mirado por lo bajo en el circo, todos lo hacían porque él era “muy pequeño” o “lo haría cuando fuese mayor”. El chico nunca tuvo un igual en su entorno, alguien que comprendiese su situación. Aniol le demostró que aunque fuese ese el caso, no todos los niños eran como el italiano quien aun se sentía un poco perdido debido a los roces puntuales que compartían. Quizás necesitaría crecer de una buena vez en un adulto que sabe bien lo que hacer y apoya a los demás.

Bajó la mirada que mantuvo en Connor, tensando sus párpados y arrugando la cara un poco. Le dio cosa hacer esa pregunta de golpe a un tío tan guay como Connor, seguro que lo veía como un pringado para nada cerca a su nivel, Damian mismo se estaba poniendo a una altura inferior a quien tenía delante. Pero aun así…

Alzó la cabeza al sentir a Connor a su lado, a su misma altura. Eso le calmó inconscientemente un poco por dentro al verlo de tú a tú, al mismo nivel. El de la cresta estaba sonriendo un poco pero el italiano seguía afectado tal y como se leía en su cara seria pero un poco confundida, abriendo los ojos un poco más de lo normal.

Si era tan importante para ti… perdóname tío —al final se disculpó rascándose la cabeza, comprendiendo que si era algo especial. Le sirvió bastante el ejemplo de Rambo, eso le hizo sentir bastante mal en cuanto a cómo podría sentirse el grandullón si le quitaban sus cosas también—. Vale, pediré las cosas primero a ver si me dejan —asintió velozmente meneando sus brazos en el aire, al menos así se ahorraría más discusiones dirigidas a él.

El canadiense comenzó a explicarse sobre las preguntas de Damian y sus deseos de ser más fuerte. La respuesta pilló por sorpresa en varias partes al niño, girando la cabeza un poco.

¿Yo… mismo? Ni puta idea, ¿eso que significa? —se cuestionó bien aligerado, su curiosidad atacaba de nuevo y quería saber más. Connor continuó su explicación y ese “creo” le hizo girar la cabeza otra vez, inclinando todo el cuerpo. Quería dejarle acabar pero ya se hacía algunas dudas mentales como que aunque no valga ser grande, como Connor dice, las ventajas que te da son ya motivo de sobra para querer ser así. Maldita sea, si ya solo por pillar cosas en sitios altos merecía la pena.

Y lo siguiente, en mitad de la explicación, hubo halagos. Halagos que Damian no se esperó para nada de repente lo atacaron.

Tengo doce… —dijo con un bloqueo mental y un terremoto en su pecho que le hacía difícil tragar. Ese tío tan grande, capaz de levantar tantas armas, un tío tan increíble acaba de reconocerlo como alguien valiente, admitiendo que sus actos han sido dignos de elogio. El toque en el hombro fue como tocar la compostura agrietada del chico, con los ojos mirando a nada en particular y los labios apretados, muy apretados. Amenazaba con llorar pero el chico se aguantaba, enrojeciendo su cara. No quería hacerlo, no quería, procedente de una emoción positiva era muy difícil contenerlo y se limpió la cara con sus manos. Tomó unos suspiros, controlando la tormenta. No se esperó nada así de Connor, lo llevó de vuelta a cuando estuvo ensayando para esa función y todos lo admiraban. Eso lo llenaba más que nada en el mundo, más viniendo de la persona más grandullona del lugar. Damian tuvo una sonrisa llena en su cara, mirando con brevedad a Connor—. ...Gracias tío, tú también eres la ostia.

Damian se sentó al lado del tío que le regañó hace unos minutos pero que ahora, por azares de la conversación, se sentía muy cómodo a su lado. Le habló de que tenía que comer más y eso le trajo recuerdos.

¡Es verdad joder! ¡Eso me lo decía mamá siempre! Si quiero ser más alto y grande, hay que comer mucho —en eso estaba tranquilo en el castillo, en ese sitio tenía comida de sobra. Con eso le vino una pregunta relacionada a ese tema y Damian se giró—. Aquí se come de puta madre. En el circo... había días que tenía un poco de hambre, ya está. Pero se comía bien, si —lo último que dijo el chico no convencía a nadie, reflejando sus dudas en la entonación tan obviamente forzada. Damian era consciente de que pasaba hambre en casa, quería comer más y muchas veces se quejaba. Recibía promesas de que comería más al siguiente día, la mitad de las veces eran mentira. Aprendió a acostumbrar su estomago pero esas raciones mayores que lo llenaban más que tenían poquísimas veces al mes… le hacían querer, desear comer más—. ¿Es por eso que soy… chico? Mierda…

Miró al cielo. ¿Cómo serían las reacciones del resto del circo? ¿De Luciano, Stefano, los dos hermanos? ¿De su mamá? ¿Qué caras pondrían al tener una mesa llena de alimentos para llenar bien la panza?
Seth
Seth

Ficha de cosechado
Nombre: Connor
Especie: Humano
Habilidades: Fuerza bruta, inmutabilidad, rapidez mental
Personajes :
Devoss: Humano (Países Bajos) Licántropo Tigre

Maila: Humana (Hawaii) Bruja de la Arena

Connor: Humano (Canadá)
Unidades mágicas : 8/8
Síntomas : Sufre episodios de insomnio.

Imagina ser: El macho Empty Re: Imagina ser: El macho

15/10/23, 11:39 am
Connor asintió con la cabeza conforme, en cuanto Damian empezó a pedir disculpas y prometer que no volvería a coger las cosas de los demás sin permiso. Estaba claro que el niño no era malo, simplemente era jodidamente molesto de cojones. Al menos parecía haber entendido la importancia de lo que le había querido decir. Aún seguía un poco enfadado con él, por mucho perdón que dijera... acababa de perder uno de sus putos cigarrillos. Pero estando más que zanjado aquel tema, Connor se limitó a escuchar las respuestas del italiano con la mirada fija en la pared del otro lado del patio. Y aunque no pudo evitar sonreír cuando Damian le devolvió los cumplidos, no dijo nada. No consideraba que "fuera la puta ostia" como decía el crío, menos aún tras los sucesos con el monstruo y cómo se quedó paralizado.

Por otro lado al motero le sorprendió escuchar que tenía doce años, ya que con su estatura y su flaqueza le había echado como tres años menos. Estaba claro que no comía una mierda de dónde venía, más claro aún cuando dijo que en esa ciudad se comía de puta madre y en el circo había días que pasaba hambre. Aquello lo hizo mirarlo unos segundos con el ceño fruncido, mientras veía en aquel pequeño italiano un reflejo de su propio pasado. De un niño canadiense famélico en pleno invierno, envuelto en un abrigo que ocultaba el delgado cuerpo que había debajo. Las palabras poco convincentes de Damian demostraban que él mismo era consciente de su situación respecto a la comida en su hogar. Connor apartó la mirada del crío, y la fijó en el pozo adornado por las figuritas de Ethan. El italiano parecía lamentarse por ser pequeño al no poder alimentarse bien... ¿Qué cojones podía decir a eso? No se le daban demasiado bien esas mierdas, y por milésima vez en aquella conversación intentó imaginarse lo que dirían gente como Räg o Airi. El motero suspiró antes de hablar.

-¿Te cuento un secreto, cabroncete? Pero no se lo puedes decir nadie o te prometo que me fumo al puto Rambo.- Su tono era confidente, aunque algo autoritario para dejar claro que no quería que Damian fuera pregonando por ahí. Una leve sonrisa dejaba claro que era una broma lo de fumarse a su juguete favorito. Connor volvió a hablar, pasando su mirada de figurita de papel a otra en el pozo, aunque su cabeza estaba muy lejos de allí.- Cuando era un puto crío pasé mucha hambre, como tú, joder. Era un canijo, y estoy seguro de que era más bajo.- Mintió en esto último.- Y mírame ahora, cojones. No te comas la puta cabeza y date tiempo, Damian, seguro que te pones como un puto gigante.- Animó al crío con una leve sonrisa.

Connor se quedó unos segundos en silencio, antes de salir del puto bucle de recuerdos y volver a dirigirse al italiano.

-Pero eh, Damian... Te he visto hacer volteretas y esas mierdas éstos días.- Lo cierto es que lo que hacía el crío era algo sorprendente, y dejaba bastante claro que tenía muy buen dominio de su cuerpo.- ¿Seguro que quieres ser un puto peso muerto y grande como yo? Porque ni de coña puedo hacer el pino.- Dijo con una leve sonrisa, aunque luego se apresuró a añadir con tono gruñón pero divertido.-Ni se te ocurra pedírmelo, cabroncete.-
Isma
Isma

Ficha de cosechado
Nombre: Damian
Especie: Humano itaiano
Habilidades: Agilidad, dibujo, espontaneidad

Personajes :
Síntomas : En ocasiones se desconcentra con más facilidad.
Armas :
  • Adam: Cimitarra y cuerpo de caballo. La incomodidad
  • Damian: Dientes
    Daga

Status : muñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñones
Humor : ajjaj

Imagina ser: El macho Empty Re: Imagina ser: El macho

16/10/23, 12:53 pm
Si bien no estaba triste por ello, el tema de la comida le tenía bien pensativo, dudoso. No era lo suyo razonar cosas tan complejas teniendo en cuenta que desde pequeño se encontraba nadando en la ignorancia, acomodado en un entorno que le forzó a encontrar dicha en cosas que cualquier otro con acceso a mejores recursos repudiaría y siquiera lo toleraría.

Ehhh claro, no diré ni mú —dijo algo extrañado por esa amenaza de Connor seguida de esa propuesta que, por ello, debía de ser importante o al menos lo suficientemente personal. Igualmente prestó atención, parecía interesante de narices.

Y la respuesta fue una sorpresa que pilló para bien a Damian, genuinamente. Sentía que podía reflejarse en Connor, sentía que la similitud le hacía encajar más con aquel tipo. También tuvo hambre, de nuevo el tema lo exponen como una rareza y ahí se confirmaron las sospechas del circense. Ya en películas y en familias que veía a escondidas para allá y para acá era normal, comer más era normal, repetir todos los días comida era normal. Por eso siempre se sentía un poco raro, aceptaba cualquier respuesta que su mamá le daba. “Cuando pase un tiempo tendremos más comida”. “Tendremos más en las siguientes ciudades”.

Mhm, por lo menos creciste un huevo —fue una respuesta algo sosa para venir de Damian. El tema de la comida, como muchos otros en el circo, eran muy delicados y lo silenciaban. Eso se le quedó y no indagó mucho en el tema de la infancia de Connor por lo pronto, apuntaba a ser por el estilo y no quería llegar a algo "prohibido".

Al menos la afirmación de Connor sobre tener el cuerpo que tiene ayudó a sacar al niño de esa comida de cabeza, sacándole una sonrisa con las esperanzas de ser tan gigantón como él.

Como un camión por lo menos joder —afirmó apuntando bien alto.

Normal que le viese hacer volteretas, se dedicaba todas las mañanas a ser el culo inquieto que siempre estuvo destinado a ser y esa duda de Connor le hizo hasta gracia, ¿quién no querría un cuerpo como el suyo?

Pero eso da igual, ¿no? ¿Tu no puedes, en serio? —vaya, vaya. Eso estimuló un lado peligroso de Damian: su ego—. Venga ya, si está tirado de hacer el pino cabrón. Mira esto.

Y como si fuese algo de todos los días, en un cabeceo hacia delante, invirtió su eje vertical viendo todo boca abajo y sobre sus manos. No se tambaleaba casi nada por su nulo peso y se meneaba dando “pasos” con sus manos y los pies por encima de su cabeza controlando el equilibrio. Se giró a Connor así, juguetón.

Va, intentalo. Con esos brazacos que llevas tío lo deberías de tener tirado. Intentaloooooo vengaaaaaa.
Seth
Seth

Ficha de cosechado
Nombre: Connor
Especie: Humano
Habilidades: Fuerza bruta, inmutabilidad, rapidez mental
Personajes :
Devoss: Humano (Países Bajos) Licántropo Tigre

Maila: Humana (Hawaii) Bruja de la Arena

Connor: Humano (Canadá)
Unidades mágicas : 8/8
Síntomas : Sufre episodios de insomnio.

Imagina ser: El macho Empty Re: Imagina ser: El macho

22/10/23, 02:02 pm
Hablar de aspectos de su pasado como la comida y el hambre siempre era algo más jodido de contar que otras cosas. Y aunque no podía evitar que algunos recuerdos asomaran por las esquinas de su mente, lo cierto es que había un detalle que lo suavizaba todo. Damian era jodidamente gracioso hablando tan mal. Ya se lo había parecido el primer día, y además su forma de hablar escupiendo tantos tacos le provocaba la misma reacción que cuando escuchaba a Szecheniak: sentía cierta familiaridad porque le recordaba al club. Y lo cierto es que se veía muy reflejado en el italiano. Pero sí, aquello era divertido de cojones porque esas palabras malsonantes venían de un puto crío de metro y poco.

Aún así se dio cuenta de la respuesta escueta del niño, y con el ceño fruncido el motero pensó si había dicho algo fuera de lugar. Sin embargo no pareció ser nada, ya que pronto el crío se vio ilusionado ante la promesa de que podría ser tan grande como él. La verdad es que no tenía ni puta idea de si sería así... ¿Pero qué otra mierda podía decirle? Ya era bastante jodido para un niño estar en esa ciudad lejos de su familia, como para que viniera él a decirle: "No tengo ni puñetera idea de cómo crecerás, joder. Igual te pones grande o lo mismo eres un puto enano de adulto." No, ni de coña podía decirle algo así. Por eso había optado por darle unos ánimos que buscaban avivar un poco su humor, como pensaba que podrían hacerlo gente como Nohlem, Ethan, Räg o Airi si estuvieran en su caso.

Cuando dijo que no podía hacer el pino, Damian se sorprendió, alegando que no era tan difícil y enviándole un "cabrón" que le sacó una sonrisa a Connor y una breve risotada. Aún así era algo de pura lógica, ya que al ser tan grande era mucho más complicado levantar su cuerpo. El canadiense estaba acostumbrado a levantar pesos pesados, sí. Pero una cosa era hacer press de banca y otra muy distinta hacer el pino. Ejercicio que no tardó en mostrar Damian con una facilidad increíble, como todas las veces que se le veía hacer algún truco alzando su cuerpo.

-Pero serás cabroncete...- Halagó el motero su demostración con una leve sonrisa, mientras lo aplaudía un par de veces. Sin embargo pronto bufó divertido y negando con la cabeza, cuando el crío insistió en que hiciera el pino.- Ya te he dicho que no puedo, Damian. ¿Quieres que me parta el puto cuello?- Bromeó mientras se incorporaba y se acercaba al niño que aún hacía el pino, con una sonrisa. Lo cierto es que tras el enfado inicial con los cigarrillos, al menos ahora se estaba distrayendo. Y ya que no podía volver atrás en el tiempo para evitar el robo ni pegarle dos hostias por hacerlo porque era un crío... al menos podía pasarlo bien un rato. Asintió convencido, era una puta locura. Pero peores había hecho estando borracho con su familia.- Qué cojones... Voy a hacer el puto pino. ¿No puede ser tan difícil aguantar un segundo... verdad, joder?- Le preguntó a Damian mientras daba un par de pasos hacia atrás para hacer carrerilla y se frotaba las manos. No pensaba durar ni la mitad que el crío, pero esperaba hacerlo al menos un segundo. Lo justo para mantenerse en pino y luego retraer las piernas al suelo.

Connor suspiró un par de veces. Luego y sin previo aviso dio tres pasos rápidos hacia adelante, puso las manos en el suelo y echándole unos cojones que en aquel momento no sabía de dónde salían... Hizo el pino. Para ser exactos hizo el pino durante 0,5 segundos. Porque nada más hacerlo sus brazos fallaron de forma automática, precipitándose contra el suelo y cayendo literalmente con la puta cara.-¡AHHHGG MIERDA!- Se quejó del golpe, mientras veía impotente como no podía controlar ni un ápice de su cuerpo en aquel instante. Sus piernas por otro lado siguieron adelante por la inercia de la carrerilla, por lo que por un momento parecía que estaba simulando la jodida figura de un escorpión, entre quejidos. Después todo su cuerpo siguió el mismo camino haciendo una absurda burla de voltereta, desastrosa y muy dolorosa. Un motero de más de 1,90 y que pesaba 97 kilos, precipitándose hacia Damian.- ¡Quítate, Damian! ¡Quítate, JODER!- Avisaría mientras dejaba de ver el mundo del revés y torcido para empezar a ver el cielo. Estaba terminado de dar la vuelta y solo esperaba que Damian no estuviera por el camino.
Isma
Isma

Ficha de cosechado
Nombre: Damian
Especie: Humano itaiano
Habilidades: Agilidad, dibujo, espontaneidad

Personajes :
Síntomas : En ocasiones se desconcentra con más facilidad.
Armas :
  • Adam: Cimitarra y cuerpo de caballo. La incomodidad
  • Damian: Dientes
    Daga

Status : muñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñonesmuñones
Humor : ajjaj

Imagina ser: El macho Empty Re: Imagina ser: El macho

25/10/23, 03:33 pm
Damian se meneó contentillo cuando Connor lo aplaudió un poco, pasando de una mano a otra y meneando sus pies. Su pelo ya algo largo barría levemente el suelo y si le viesen Rag o Airi probablemente se llevarían las manos a la cabeza por no cuidar su pelo rubio.

¡No te lo partes si lo haces bien, que no es tan complicado cabroncete! —animó el chiquillo, sacando su pulgar aprobador mientras mantenía el equilibrio con la otra mano. De vez en cuando daba palmadas con sus pies, en un conjunto de payaseo propio de Damian, realmente quería ver a Connor haciendo el pino y tenía muchas esperanzas depositadas en que lo haría de escándalo—. ¡Eeeeso es! ¡Si esto es más simple que un muelle, joder!

El italiano dio una voltereta para incorporarse, quería ver bien al enorme tipo ponerse boca abajo. Puso sus brazos en jarra y se puso bien cerquita de míster músculos para animarlo.

Pilla un poco de carrerilla o si no te ostias —y si que lo hizo, casi sin avisar. Damian puso su boca en forma de “o”, sorprendido de ver por un breve momento a Connor boca arriba pero vaya yoya se llevó el de la cresta. Literalmente besó el suelo en un giro tan pasional que el circense no pudo evitar descojonarse sin cortarse un pelo—. ¡JAJAJAJAJAJAJA, VAYA OSTIA!  —y ahí, como si el karma estuviese haciendo de las suyas, una rueda humana de más del doble de peso que su víctima iba en camino. Los gritos de Connor eran inútiles pues el niño pido ver casi en cámara lenta como se precipitaba sobre él, mirando hacia arriba e incluso haciéndole sombra.

Y con un golpe seco Damian fue aplastado, atrapado bajo la espalda de Connor como si de un edificio se tratase.

¡OWWFFFFF! —menos mal que Damian tuvo mucha suerte de no haberse roto nada pero para haberse matado poco se estaba quejando, apretando los puños y meneando sus bracitos enrabietados—. ¡Quitatequitatequitatequitate! —intentó escurrirse pero era todo en vano.
Seth
Seth

Ficha de cosechado
Nombre: Connor
Especie: Humano
Habilidades: Fuerza bruta, inmutabilidad, rapidez mental
Personajes :
Devoss: Humano (Países Bajos) Licántropo Tigre

Maila: Humana (Hawaii) Bruja de la Arena

Connor: Humano (Canadá)
Unidades mágicas : 8/8
Síntomas : Sufre episodios de insomnio.

Imagina ser: El macho Empty Re: Imagina ser: El macho

28/10/23, 09:29 am
Mientras daba la vuelta pudo escuchar la risa de Damian, pero todo fue tan rápido como cabría esperar de aquella voltereta tan desastrosa y ridícula. El motero pudo notar como sus piernas impactaban contra el pequeño cuerpo del italiano, y como si fuera una apisonadora el niño quedó por completo aplastado bajo sus 97 kilos. Debido a ello el golpe fue amortiguado y mucho menos doloroso, aunque igualmente Connor dejó escapar un quejido cuando acabó por caer.

Aún con todo, el canadiense abrió los ojos como platos siendo consciente de lo que acababa de pasar. <<MIERDA. MIERDA>>. Y mientras Damian pedía a gritos que se quitara de encima Connor ya estaba haciendo eso mismo con velocidad.

-¡Joder, Damian! ¿Estás bien?- Empezó a preguntar con gesto preocupado en su voz y arrodillado en el suelo, mientras no podía evitar mirar de vez en cuando hacia la entrada del salón. Deseando que nadie se diera cuenta ni de que le había hecho daño sin querer al niño, ni del espectáculo desastroso que había protagonizado con su intento de hacer el pino.- No era mi puta intención, cabroncete... Se me ha ido todo el puto cuerpo...- Empezó a disculparse, mientras se pasaba la mano por el cuello dolorido.

No estaba seguro pero... ¿Se había puesto las jodidas piernas casi en la espalda? Porque es lo que le había parecido y ahora le empezaban a doler hasta las putas caderas.
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.