Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Torreón Silente
por Dal Ayer a las 11:46 pm

» Torreón Sendar
por Tak 21/05/19, 03:35 pm

» Buscando ayuda para Limón
por Yber 20/05/19, 07:13 pm

» Bajos Fondos
por Yber 20/05/19, 06:37 pm

» La resaca. (Tras el desfile de la bahía)
por Reifon 20/05/19, 05:37 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 1 Registrado, 0 Ocultos y 2 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Tak

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 28 el 03/08/18, 11:03 pm.
Estadísticas
Tenemos 182 miembros registrados.
El último usuario registrado es Mrrblake

Nuestros miembros han publicado un total de 39947 mensajes en 756 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Otros Mundos » Mundos vinculados » Libo

Libo

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... 9, 10, 11

Ir abajo  Mensaje [Página 11 de 11.]

1Libo - Página 11 Empty Libo el 12/08/12, 06:27 pm

Rocavarancolia Rol

Rocavarancolia Rol
Recuerdo del primer mensaje :

Libo

Portal situado en una escarpada montaña lejana a la capital.


121Libo - Página 11 Empty Re: Libo el 21/03/19, 01:33 am

Nihil


-Es una diosa fuerte -repuso Mánia con orgullo. Recordaba las visitas al templo cuando era más pequeña y seleccionar ella misma las piezas de caza para las ofrendas. La bruja nunca se había planteado que las panteras sagradas fuera infelices, ni siquiera tras haber escapado ella misma de su cautiverio.

La propuesta de Varsai de usar ''su llamada'' con los felinos le hizo dudar. Eran animales territoriales que no habían tenido competencia de ningún tipo y tal vez podrían sentirse amenazados si veían a otro felino en sus dominios, pero por otro lado también podría ser un estímulo interesante, algo diferente a lo que solían ver a diario.

-Tengo otra idea...

Condujo a Varsai de vuelta al interior de los corredores, a unas escaleras talladas en piedra que conducían a los niveles superiores del templo. Las guaridas de las panteras no solo estaban expuestas, si no que estaban excavadas en la montaña formando una red de túneles, pero siempre había cámaras especiales y entradas para que las cuidadoras pudiesen supervisarlas. Llegaron a una cámara iluminada vagamente por varios candelabros de pie. Uno de los muros era una enorme cancela de metal rojo que separaba la cámara de la contigua, que era uno de los escondrijos de los felinos. Tenía una poza de agua tibia que contrarrestaba con el frío de la otra cámara y había panteras bañándose o echadas contra los barrotes echando la siesta. No había nadie, era una sala de rezos privados y solo se oían el rumor de la cascada y los suaves gruñidos de las panteras. Cuando entraron la que estaba más cerca de la cancela se incorporó y soltó un chuflido de advertencia, pero no se movió del sitio.

-Aquí las sacerdotisas y cuidadoras vienen a hablar con los felinos sagrados y a veces dejan entrar a fieles para rezar. No se entregan ofrendas por aquí así que no se pondrán agresivos si ven a otro felino.

**

No debería desconcertarle que su amigo se preocupase por él, pero aun así ocurrió. No fue tan extremo como la sorpresa por la reacción general de sus compañeros por su vuelta milagrosa a la vida pero se acercaba bastante. A ello se le sumaba que su maestra había permitido que le visitase, le había indicado cómo encontrarle. Seguía un poco enfadado por haberle obligado a marcharse pero agradecía que hubiese tenido ese detalle.

-Gracias por venir -dijo con una sonrisa tímida. Se rascó la nuca, incómodo -Confieso que no esperaba que lo hicieras.

Se tensó un poco cuando Evelhan se le sentó encima. Ya debería estar acostumbrado por Nai y Veren pero con el brugho era distinto, estaba muy contento de tenerlo allí. Recibió el beso con una risa nerviosa y movió las piernas como amenazando con desequilibrar al daeliciano, sin embargo la noticia hizo que la broma se le fuera un poco de las manos y acabó moviéndose de más y efectivamente tirando al pobre Evelhan sobre el colchón.

-¡¿Están restaurando las dragoneras?! ¡Eso es alucinante! Ah, perdona…
Ayudó a Evelhan a incorporarse en el colchón pero él ya no podía estarse quieto.

-Por los Dioses Oscuros si las están restaurando significa que esperan que vivan dragones en ellas, ¿no? O puede que las quieran reciclar como hicieron con la Sede de los Taumaturgos, eso sería una lástima. Pero tú has visto que estén cambiando la estructura para algo que no sea acoger dragones, ¿verdad? Joder mataría por ver a un dragón de cerca, solo vi al del rey pero me estaban regañando y no pude disfrutar del momento, sería…

Había pasado muchos días sin estímulos más allá de los que podían darle sus nuevos amigos, sin magia y sin noticias y saber algo de ese calibre había sido suficiente para sobreexcitarlo. Quería ver las dragoneras y quería interrogar a su maestra sobre los planes que tenía el Consejo para estas, seguro que podía sonsacarle algo a Siloco. O podía preguntarle a Ariven si Jau sería capaz de sacarle algo a Gahna, pero la hechicera era muchísimo más profesional y menos fácil de persuadir que el viejo Siloco. Zmey se dejó caer de cara contra el colchón y gruñó crispado.

-Jooooooo, quiero volver a la ciudad.

122Libo - Página 11 Empty Re: Libo el 21/03/19, 03:07 pm

Evanna


El brugho se rió al ver como le respondía con timidez inicial a su preocupación y aun mas a que fuese a verlo, realmente Evelhan no podía entender porque eso parecía extrañarle tanto. ¿Era tan raro que se preocupase por el y quisiera verlo? A el no se lo parecía.

-Claro que vendría, eres importante para mi y como no sabía donde estabas me preocupe- dijo Evelhan con obviedad mirando  fijo  aunque sonriendo. Su tensión cuando se sentó encima fue evidente y Evelhan se pregunto si tal vez estaba pasándose de cariñosos, recordaba vagamente que a Zmey esas cosas aprecian incomodarlo. A Evelhan en el pasado también, para que mentir, pero con Zmey se desinhibía con bastante facilidad. Notarlo moverse bajo el un tanto incomodo le hizo reírse un poco, no podía evitarlo verlo todo feliz pero algo avergonzado siendo mayor que el le parecía tierno.

-¡Ey, oye!- protestó entre risas cuando se revolvió rápidamente haciendo que que cayese de espaldas, viéndolo con ojos muy abiertos por el, viendo como parecía haber pasado de estar tranquilo, pero incomodo, a bullir de excitación tras entender de lo que estaba hablándole. Evelhan que había fruncido un poco el ceño ante el empujón no intencionado, termino riéndose ante la emoción del brujo, mientras tomaba su mano que lo ayudo a volver a sentarse. Ya sabía el que le iba a encantar la noticia.

Verlo todo excitado por la noticia era digno de ver Evelhan se sentó cómodamente en la cama en estilo indio moviendo ligeramente las rodillas entretenido.

-Estábamos reformandolas, no parecía que fuesen a reciclarla para otra cosa. Pero ¡ey! nada de matar gente cosas por ver un dragón, no vale la pena llevarse otro regaño del rey para eso- reprocho Evelhan como aviso, aunque lucia feliz de verlo todo emocionado y alegre- Si reconstruimos la dragoneras por algo será, se paciente- rió viéndolo como al explosión emotiva acaba con Zmey tirado en la cama bocabajo casi como si pataleara como niño pequeño queriendo un mascota que no le quería dar.

Evelhan se movió sobre la cama para llevar su mano a la cabeza de Zmey acariciando sus cabellos, y rozando esas curiosas orejas de dragón al hacerlo.

-No seas impaciente, si tu maestra te pidió quedarte un buen motivo tendrá.  Ademas seguro que vives como un pequeño rey – rio Evelhan, mirandolo entretenido ante sus pequeños gruñidos- ¿Esto es un burdel no? Imagino que hay bastante formas de divertirse aquí, ambos sabemos que los burdeles no te son desconocidos. - añadió con un suave malicia, sursurrandolo en su oreja- Seguro que todos son muy agradables acá si es un negocio de Cain - dijo pinchandole un poquito con travesura,  mientras se tumbaba en la cama junto a el también bocababajo pero apoyando su cabeza en una de sus manos para seguir jugueteando con el cabello y orejas del brujo con la otra, acariciándole a veces la nuca y cuello, curioso por la suavidad de su pelo tan distinto al propio.

- ¡Venga, te toca! Tienes que contarme un poco de como es todo por aquí... -pidió sonriendo también un poco  impaciente.

123Libo - Página 11 Empty Re: Libo el 21/03/19, 11:09 pm

Dal


Varsai siguió a la bruja por los corredores admirándose de la arquitectura libense. Se preguntó cuánta gente y tiempo habían hecho falta para excavar aquello, hacer el lugar habitable para las panteras. También se preguntó si la cultura libense también menospreciaba a los felinos machos como las mujeres hacían con los hombres.

Emitió un gritito de alegría mental cuando vio tantos felinos reunidos allí. Una pantera le soltó un chuflido y Varsai se lo devolvió imitándola pero sin amenaza, con un tono juguetón.

"¿Podemos estar aquí? Entiendo que tú eres especial, pero me estoy colando en un lugar importante para vuestra religión. No quiero que haya problemas" dijo ligeramente preocupada. En realidad Varsai supuso que no pasaría nada, era más por confirmar.

Se acercó a la cancela y adoptó la forma de Zarpa con mucha desenvoltura, apoyó una de sus enormes patas sobre la reja y emitió un ronroneo hacia la pantera que le había dado el chuflido, posó sus ojos sobre los de ésta, parpadeó lentamente y luego desvió su mirada al resto de la sala. Tras ella su cola se movía nerviosamente.

Desde fuera quizá se vería ridícula, una leoparda con mochila.

"¿Y la reina tiene siempre una cerca? ¿Cómo las entrenábais para poder montarlas sin que os atacaran?" le preguntó a Mánia.

124Libo - Página 11 Empty Re: Libo el 28/03/19, 02:59 am

Nihil


Zmey giró la cabeza para mirar a Evelhan, que se había tumbado a su lado en el colchón. Hizo un mohín para mostrar su desacuerdo. Si el rey lo metiese un mes en las mazmorras del castillo le parecería bien con tal de ver dragones de verdad. No quería quedarse allí sin hacer nada mientras ocurrían cosas interesantes, por mucho que Nihil dijera que corría peligro.

-El favor de Cain a mi maestra no se extendía a mantenerme entretenido, solo a mantenerme a salvo -se lamentó -No me ha dado presupuesto para probar a nadie de aquí, pero al menos hice amigos.

Le resultaba tan rara esa frase en sus labios que le dio un poco de vergüenza. No era la persona más sociable del mundo, aunque no fuera por voluntad propia.

-Hay dos chicos aquí, uno de mi edad y otro más pequeño. Son los responsables de que no me haya muerto de aburrimiento; me traen libros, a veces me sacan a dar una vuelta, hablamos de cosas, jugamos a cosas…

No especificó a qué jugaban para ver cómo lo interpretaba el brugho, pero lo cierto es que solo jugaban a las cartas o a algún juego de mesa libense.

**

-Claro que podemos estar aquí, todo el mundo tiene derecho a hablar con los Grandes Felinos si lo solicita a las sacerdotisas -aseguró Mánia.

Tomó algo de distancia para darles espacio pero atenta por si tenía que intervenir.

La pantera se levantó de un salto sorprendida al ver la metamorfosis de Zarpa y retrocedió unos pasos gruñendo. Las demás panteras se pusieron alerta y hubo un momento de tensión, pero el olor nuevo parecía apelar a su curiosidad. La pantera más cercana, la que se había sobresaltado en primer lugar, era un macho joven. Se puso a pasearse ante Zarpa a una distancia prudencial, como si la estuviera evaluando. Mánia movió los dedos con disimulo para invocar un hechizo de feromonas que mantuviese el ambiente calmado.

-Las panteras que iban a batalla eran criadas y entrenadas por sus jinetes desde el destete, tenían un vínculo especial. Las de la Reina Madre también han sido criadas para estar en la corte. Estas no pueden ir a batalla porque no están preparadas para ello, pero tampoco para vivir en la naturaleza, se han adaptado a las atenciones y cuidados de las sacerdotisas. -explicó.

125Libo - Página 11 Empty Re: Libo el 29/03/19, 12:11 am

Evanna


Evelhan miró a su compañero al ver que estaba inmensamente aburrido y sobretodo quejoso de su tiempo en Libo, su mohín de desacuerdo era tan evidente que le hizo reír, más las siguientes palabras del piromante hicieron que el brughou expresara total confusión en su rostro.

<<¿No que libo era una sociedad hembrista? No lo entiendo muy bien, ¿pero no era algo así como que las mujeres tiene mas poder que los hombres o algo similar? Y luego aparte estaban los androginos >> pensó intentando recordar cuando en su momento se lo explicaron y algo de eso le sonaba, pero no tenía claro cuanto estaba metiendo la pata. Igual siguiendo esa linea de de pensamientos incomprensible para el brughou ¿no significaba entonces que en el burdel habían puros chicos? <<Pero está Mater >> concluyó mirando al brujo confundido por lo que implicaba esas palabras de "probar a alguien" allí.

-Tal vez me equivoque pero...¿no es un burdel masculino?- pregunto Evelhan con confusión y sin maldad alguna, porque estaba bastante despistado-Digo, siguiendo el pensamiento de como es la sociedad libense y todo eso...pensaba que lo era- no había critica en su voz mas bien andaba uniendo cabos mirando a Zmey especialmente curioso y con un sensación extraña en la boca del estomago. Era cierto que el y el brujo ya se habían besado antes, pero también era cierto que Zmey, ponía una clara disposición a no pasar de besos inocentes. Y esos ademas había que sacárselos con sacacorchos.

Al parecer que fuese un chico, físicamente hablando, ayudaba a eso. Evelhan no tenía pechos femeninos, no genitales y era ademas un niño pequeño para siempre...que eran todos los componentes que parecía echarle para atrás...o al menos así había parecido hasta entonces.

Que estuviera diciendo eso de usar el burdel cuando según el solo había puros chicos en el lugar sorprendida bastante a Evelhan. Le sorprendía y le hacia sentir un sensación amarga, frustrada y un tanto molesta. Especialmente cuando menciono sobre la existencia de esos dos libenses con los que compartir tiempo. Exaltandolo un poco ante la mención del libense “mas pequeño" seguido de "jugar". No pudo evitar malpensar un poco, inquieto.

-Ya veo...¿Jugar a qué? - preguntó Evelhan en un murmullo mientras intentaba parecer desinteresado jugueteando con su pelo, pro no consiguiéndolo de forma alguna. Había dicho no podía pagar lo servicios del burdel, pero suponía que había ciertos limites. Dudaba mucho que el coqueteo entrase en esos limites. Puso un ligero puchero disconforme al pensar en ello, aunque no supiera bien porqué. No le preocupaba que Zmey fuera de burdeles, eso le daba igual. Pero que fuera con otro chicos le dolía un poco especialmente cuando a el parecía verlo todos el tiempo como a un niño pequeño. Y ano era un niño pequeño, tengo casi 15 años, aunque su cuerpo se hubiese quedado estacado en el cuerpo de un niño de 14 que no había dado su estirón y mantenía aun sus rasgos infantiles. <<Aun morí con 11, no significa que sea mi edad >> pensó Evelhan con un mohindad mas acentuado aun.

-¿Como son? No he visto nadie mas que a Mater al entrar- dijo con un pinchazo de curiosidad y tal vez un poquito de celos, solo un poco, ya que Zmey pasaba todo el tiempo con ellos desde que había sido enviado a la ciudad.

126Libo - Página 11 Empty Re: Libo el 03/04/19, 10:14 pm

Dal

Dal
Varsai no puntualizó que no le habían preguntado a ninguna sacerdotisa pero supuso que no habría ningún problema igual.

Escuchó la explicación interesada. "¿Hay algún documento con el proceso que usáis para entrenarlas? Es por echarle un vistazo si es algo público" preguntó curiosa.

Mientras tanto observó a la pantera, se sentó en el suelo con las orejas atentas, las pupilas dilatadas y la cabeza ladeada observando los movimientos del felino. Mientras recogió la cola alrededor de su cuerpo y sólo la punta se movía del suelo al aire. Aumentó la cadencia del ronroneo con curiosidad por conocer a otro felino de verdad.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

127Libo - Página 11 Empty Re: Libo el 10/04/19, 02:26 am

Nihil

Nihil
-Sí que es un burdel masculino -confirmó Zmey -Aunque hay burdeles femeninos también. Hay menos, pero los hay.

Zmey le lanzó una mirada inquisitiva al brugho, no entendía a qué venían sus preguntas, pero conforme iba hablando empezó a deducir el porqué. Se le dibujó una sonrisa maliciosa en los labios y cambió su postura en la cama, incorporándose para quedar a la altura de Evelhan.

-¿Es que estás celoso? -le picó.

No tenía mucho sentido ya había ido muchas veces a ver a Ariven y el daeliciano nunca había parecido molesto por ello, pero desde luego era lo que parecía por sus reacciones. ¿Qué era distinto esa vez? Zmey no lo sabía, pero igual era una buena oportunidad para burlarse un poco de su amigo.

-¿Cómo que estás celoso? ¿Eh? ¿Querías jugar tú también? -preguntó entre risas pinchándole en un moflete con la punta del dedo -Puedo presentártelos si quieres jugar.

Un sonido fuera le hizo ponerse alerta. En un segundo invocó niebla mágica para ver a través de la puerta pero en cuanto vio quien estaba al otro lado su expresión se relajó.

-Mira, puedo presentarte a uno ahora mismo…

Con un gesto de la mano abrió la puerta y un chico cayó de bruces dentro de la habitación. Era delgado, algo más alto que Evelhan y tenía el pelo oscuro con raíces rubias muy avanzadas.

-Hola Nai -saludó el piromante.

-Zmeeeey eso ha dolido-se quejó el chico. Se notaba que era bastante joven, aunque llevaba maquillaje muy recargado y varias perforaciones en la cara.

-Te lo mereces por espiar -respondió Zmey. Su tono parecía de reproche pero su rostro denotaba diversión. Se giró hacia Evelhan -Este es Nai, uno de mis amigos de aquí. Nai, este es Evelhan Kaw, es un brujo como yo.

Nai miró a Evelhan con sus enormes ojos azules como si lo estuviera evaluando, pero finalmente entornó los párpados e inclinó la cabeza en una reverencia.

-Es un placer y un honor señor Kaw.

**

Mánia se llevó el índice a los labios.

-Hmm supongo que habrá algo en la biblioteca privada de la Reina o en algún archivo histórico pero la verdad es que yo nunca lo he visto. Podría investigar.

El macho joven que había reaccionado primero se acercó con precaución para olisquear a Zarpa a través de los barrotes, parecía realmente interesado en ella. Otros miembros de la colonia, sin embargo, no recibieron tan bien la visita. Hubo algunos bufidos y gruñidos graves, una hembra trató de sacar su zarpa para alcanzar a la varmana. Mánia se vio en el deber de intervenir. Se acercó a Zarpa y puso una mano con cuidado sobre su lomo.

-Quizás sea mejor que las dejemos, pero puedo preguntar quien es este chico y así podrías venir a visitarlo en otro momento -propuso.

Si le preguntaba a alguna de las sacerdotisas podría buscar alguna forma de atraerlo hasta otro lado del recinto. Tal vez presentar un estímulo tan grande a tantas panteras al mismo tiempo no había sido la mejor idea y desde luego habían tenido suficientes emociones por un día.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

128Libo - Página 11 Empty Re: Libo el 11/04/19, 05:56 pm

Evanna

Evanna
¿Estaba siendo muy obvio con sus preguntas a pesar de todo? A juzgar por la mirada inquisitiva que Zmey le puso y su sonrisa maliciosa, al parecer si. Evelhan desvió ligeramente la mirada como si su iteres hubiese sido tomado por las decoraciones de la habitación. Aun así no pudo evitar sonrojarse ligeramente cuando Zmey dio en el clavo a la primera, volviendo su mirada de nuevo a el sin poder remediarlo para captar su expresión.

-¡No, claro que...!- su mentira resultaba tan evidente que el niño termino riendiendose a lo evidente- Si...un poco– intento desmentirlo porque al final solo era un poco de celos, solo un poquito y no tenia muy claro de donde llegaba, pero al final se rindió, refunfuñando. Sabía que era por el pensamiento de que el piromante “jugaba” o lo haría si pudiera, con los chicos del burdel. Para Evelhan parecía bastante claro el motivo, aunque el sentir celos le era algo raro, lo que no podía llegar a comprender era cómo el otro brujo no se daba cuenta del motivo también. Hinchó los mofletes que fueron tocados, que claramente andaba molestando un poco por ese hecho.

-Podría, yo si traigo dinero ...¡pero no, jolines, no es por eso!- dijo medido enredándose solo por un momento. Ya si tenía permisos para entre en los burdeles de Cain como un cliente cosa que antes no podía hacer debido a su edad. <<Estúpida llamita morada >> pensó a punto de responder que se sentía celosos de que sí pensara en la posibilidad de jugar con los chicos de burdel, de tener dinero vaya, cuando con el parecían darle todos los males cuando se ponía cariñoso.

No pudo un golpecito en la puerta le advirtió de llegada de alguien, Hugin desde lo alto de mueble grazno y abrir ligeramente sus ojos para mirar la hacia la puerta al igual que hacia su dueño, que se sentía extrañada de que alguien estuviera espiándolos.

Cuando vio que al parecer Zmey lo conocía intento no colocarse muy inquieto viendo como un chico ligeramente mas alto que el, de lindo rostro, piel muy blanca y cabellos que parecía están recuperando ya su color original en las raíces. Era joven, bastante joven ¿tal vez la dad que tenia Zmey cuando lo conoció? Aproximadamente, tal vez. Evelhan alzo una ceja viendo a Zmey y como se relacionaba con el recién llegado <<¿He de suponer que es uno de los dos con los que dijiste que jugabas? >> se contuvo mucho para que ese pensamiento no acabase siendo telepático para Zmey, volviendo su mirada a Nai cuando Zmey lo presentó.

Ante su mirada entrecerrada, solo le sonrió sin ninguna malicia. Intento guardarse para si la incomodidad y ser maduro. El libense no había hecho nada de nada para ser malo con el y ciertamente que fuese amigo de Zmey no le molestaba tampoco, era algo diferente. Inseguridad tal vez.

- Encantado Nai, puedes llamarme Evelhan también si quieres, “señor” es extraño...creo que tenemos la misma edad- dijo finalmente con una sonrisa tranquila, al tiempo que como quien no quiere la cosa  se apoyaba contra el cuerpo de Zmey como si intentase ver mejor al recién llegado pero siendo claramente un acto de cierta posesividad. Si antes sentía celos de algo imaginario, ahora se sentina mas proclive a tenerlos <<Es lindo >> admitió, cosa que hacía que sintiese mas atento-  Y como dice Zmey soy un brujo también, aunque un poco diferente - dijo con algo de humor antes de llamar a su dominio sin mirarle- Hugin, saluda a Nai - la estirge en lo alto del mueble dirigió sus ojos negros hacia el recién llegando, graznando suavemente como saludo antes de enterrar de nuevo su pico entre sus plumas para seguir dormitando, tan quieta sobre el mueble que bien parecía andar disecada.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Rua habla =  #9932CC
Rua piensa = #CD5C5C
Dédalo piensa = #FFFAFA

129Libo - Página 11 Empty Re: Libo el 16/04/19, 02:56 am

Dal

Dal
Varsai agradeció mentalmente el ofrecimiento de la bruja de investigar cómo entrenaban a las panteras. Quizá podría aplicar ese entrenamiento a otros animales. También observó al macho de pantera que la olisqueaba, hizo lo propio con él y memorizó su olor. Se apartó del zarpazo que le lanzó una hembra sin mucha preocupación y le dio la razón a la libense.

"Sí que me gustaría poder visitarlo en alguna otra ocasión. Parece bueno, asustado de mí por la novedad, pero bueno al fin y al cabo" le dijo y volvió grupas. No cambió de forma hasta que todas las panteras dejaron de verla.

"¿Ahora qué, cuál es la siguiente parada en nuestro itinerario?" preguntó con curiosidad.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

130Libo - Página 11 Empty Re: Libo el 24/04/19, 01:21 am

Nihil

Nihil
Nai dio un respingo cuando se percató de la presencia del gran pájaro negro. El animal se había camuflado perfectamente en la penumbra de la habitación.

-Vaya, ¿cómo has conseguido que Lady M lo deje entrar? A mi nunca me deja meter animales en la casa.

-Privilegios de brujos -dijo Zmey encogiéndose de hombros. Nai le respondió con una mueca.

El gesto posesivo de Evelhan fue bastante evidente y tanto el piromante como el joven rubio lo notaron. Compartieron una mirada cómplice y sendas sendas sonrisas maliciosas. Nai se sentó en la cama junto a Zmey, en el lado opuesto al brugho y en un gesto aparentemente casual se apoyó en el muslo del mayor con ambas manos y se inclinó ligeramente hacia adelante para hablar.

-¿Cómo conociste a Zmey? ¿Fuisteis de la misma promoción? -preguntó.

-No, Evelhan se graduó un año después -explicó Zmey. En ese momento estaba relajado pero a saber cuanto tardaba en darle la risa.

**

-Dependiendo de la hora podríamos visitar algún museo -respondió Mánia.

Por desgracia las pocas horas de luz del día estaban llegando a su fin y eso significaba que debían volver a la casa y prepararse para su cita con la Reina Madre. Por deferencia a Zarpa Mánia sugirió bajar la colina donde estaba el templo a pie, atravesando un parque público que era prácticamente un trozo de bosque con caminos de piedra y bancos. La bruja le habló de los monumentos que lo decoraban, algunas estatuas y pequeñas fuentes. Abajo les esperaba el rickshaw para recogerlas.

Cuando llegaron a la casa la chimenea estaba encendida y los sirvientes habían preparado un almuerzo ligero con scones con mantequilla, ahumados y fruta.

-Yo necesito dos horas mínimo para prepararme -dijo Mánia -Puedo ayudarte a prepararte si quieres o que lo hagan mis ayudantes de cámara. Tu baño estará listo pronto, te sentará bien después de la caminata.

Cuando tenía prisa Mánia recurría a hechizos de limpieza y similares pero iban muy bien de tiempo así que no iba a negarse el placer de un buen baño. Los sirvientes avisaron en cuanto ambas bañeras estuvieron listas. Una criada esperaba a la licántropa en la puerta del baño sujetando dos toallas pulcramente dobladas.

-Será un honor asistirla si lo desea, mi señora.



Última edición por Nihil el 24/04/19, 09:03 pm, editado 2 veces


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

131Libo - Página 11 Empty Re: Libo el 24/04/19, 03:39 am

Evanna

Evanna
El brughou vio como el rubio pareció sobresaltarse un poco por la presencia de Hugin, que lejos de verse peligros y agresiva, estaba medio dormida sobre lo alto de mueble ignorando a todo el mundo. Se rió ante eso.

-Es preferible que este conmigo donde pueda vigilarle a que vagabundee por fuera. Este lugar le resulta interesante y hay demasiada cosas brillantes que podrían captar su atención- añadió pues aunque el tenía pleno dominio de Hugin, a este no se le dejaba de ir los ojos ante cualquier cosa que brillara y en la capital abundaba los metales brillantes y el oro. No quería problemas.

A pesar de su tono suave y sociable a responder Evelhan no podía evitar sentirse un poco incomodo en fondo ante la presencia de Nai o mas bien su posible significado. Estaba siendo un poco idiota y sensible con el tema, imaginándose cosas,  pero no podía evitar sentirse un poco a la defensiva pese a todo. Le era raro sentirse así con ese chico que no había hecho nada.

<<Que yo sepa al menos >> su cabecita no estaba por la labor de tranquilizarlo, recordandole de nuevo las desafortunadas palabras anteriores de Zmey.

Evelhan intento sacárselas de la mente de nuevo, de verdad que lo intentó porque le parecia muy tonto estar siendo de esa forma, pero ver al Nai cercarse para sentarse al otro lado de Zmey y como se apoyaba sobre el para hablarle, teniendo tanto espacio justo a su propio lado para hacerle le hizo crisparse. Evelhan no pudo evitar fruncir un poco el ceño, sintiendo el ardo y nudo en su interior volviéndose aun mas fuerte.

<<¿Si querias hablarme a mi porque no te sientas al otro lado mio en vez de usar a Zmey de zona central de apoyo?>> pensó mascullando internamente con fastidio, al tiempo que se sentía un poco tonto y avergonzado por sus celos. Estaba siendo demasiado sensible cuando el chico no estaba haciendo nada malo, pero no podía evitarlo.

<<Ademas a él no le molesta>> añadió viendo a Zmey de reojo con un pequeño puchero. Si, posiblemente era eso lo que mas le fastidiaba de todo aquello, que el piromante no luciera incomodo con la cercanía de libense, ni con sus manos en sus muslos, las cuales no podía obviar...y con el siempre parecía tenso e incomodo a la mínima que se acercaba un poco de mas.

<<Idiota>> refunfuño antes de responder también a Nai, intentando mantener su sonrisa y apretando aun mas el agarre contra Zmey. Por un momento lamento el no tener pechos notorios como los de Ariven, que hiciera alguna diferencia al agarrar a Zmey del brazo y apretarlo contra el, pero eliminó ese pensamiento de su cabeza o solo se sentiría aun mas incomodo consigo mismo.

-Nos conocimos no mucho después de mi graduación- dijo usando el mismo termino que había usado Zmey- Una de mis estirges intentó robarle. Nos conocimos cuando impedí que hiciera pájaro a la brasa con ella. - dijo sonriendo antes de apoyarse su cabeza contra el brazo de Zmey y mirarlo- ¿Te acuerdas, no? Nuestros primeros encuentros fueron todo un poco inusuales y siempre en situaciones un poco raras o incomodas- añadió con una suave risa agarrando la mano de Zmey para jugar con sus dedos- Estas manos casi me dejan sin una de mis aves, menos mal que logre aparecer a tiempo, por suerte ya no volvió a ocurrir nada similar- añadió con cierta malicia aprovechando de forma un tanto descarada para sostenerla contra la suya, en un torpe intento de mantener mas contacto con el brujo que evidenciara su cercanía con el a ojos de Nai. Al tiempo que se sentaba mas cómodamente en la cama y se movía un poco para mirar de frente a Nai, no muy seguro de querer saber como empezaron a tratarse ellos dos, pero igualmente comiéndole la curiosidad.

-¿Y vosotros como habéis terminado llevándoos bien? Por que imagino os conocisteis de simplemente vivir aquí ¿no?-pregunto Evelhan suavemente con cierta duda en la voz que no pudo reprimir. No podía evitar recordar con fastidios persistencia donde se encontraban.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Rua habla =  #9932CC
Rua piensa = #CD5C5C
Dédalo piensa = #FFFAFA

132Libo - Página 11 Empty Re: Libo el 29/04/19, 06:49 pm

Nihil

Nihil
Nai se acomodó boca abajo en la cama apoyándose en el regazo de Zmey y casi pegado a Evelhan. Observó cómo este jugueteaba con la mano del piromante sin perder la sonrisa.

-Jo, pobre pajarito -respondió -Zmey es un bestia. A mi casi me deja sin algo también pero por suerte se contuvo o habría estropeado mi debut… ¡Auch!

Zmey había levantado la pierna para darle un amago de patada en la tripa al rubio. Nai enseguida se echó a reir aunque se contuvo tras la mirada que le echó el piromante.

-Está de coña -aclaró Zmey. Decidió darle un pequeño respiro a Evelhan así que se soltó de su agarre para rodearle con el brazo. También fue el que respondió a su pregunta -Lady M le dio a Veren la tarea de vigilarme y ocuparse de que estuviese atendido, y Nai siempre está con Veren así que…

-Sip, siempre estamos juntos, es como mi hermano mayor -confirmó Nai. No parecía molesto en absoluto por la reprimenda de Zmey, de hecho parecía divertirse con la situación.


_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.

133Libo - Página 11 Empty Re: Libo el 15/05/19, 01:54 pm

Dal

Dal
Varsai siguió, contenta, a la bruja. Escuchaba a la chica describirle estatuas y monumentos y la licántropa prestaba especial atención a las plantas que se encontraban por el camino.

Por fin llegaron a la mansión y tomaron unos panecillos que estaban muy buenos con fruta. Asintió a sus palabras y la vio marchar hacia sus habitaciones. La varmana nunca había necesitado tanto tiempo para prepararse pero ciertamente sí le apetecía un baño caliente.

Miró a la criada que le ofrecía ayuda y negó con la cabeza. "No será necesario gr... Vuelve a tus quehaceres diarios". Tuvo que morderse la lengua mentalmente para no decir gracias. Recogió las toallas de la mujer y entró en el baño.

Nada más entrar tocó la runa de su cuello que hizo desaparecer sus ropas. Hizo desaparecer la cola y se metió en la bañera. Normalmente no le importaba mojarse la cola, pero tardaba demasiado tiempo en secar y no quería importunar a la bruja.

Cuando el agua estuvo casi fría la chica salió de la bañera, se secó y volvió a hacer aparecer la cola. Se peinó y aprovecho para cepillarse el rabo. Salió del baño y sacó el vestido que le había hecho Twix para la ocasión. De color negro con adornos morados. Se vistió, y se miró al espejo, empezó a acentuar sus rasgos felinos, aumentó el tamaño de los colmillos sin que llegase a ser molesto, parte de su cara se volvió más parecida a su forma animal sin llegar a perder del todo sus rasgos varmanos. Cuando estuvo satisfecha se puso las botas que había comprado ese mismo día, recogió los pendientes que había comprado y se encaminó a la habitación de la bruja.

Tocó a la puerta y esperó a que ésta le diese permiso para pasar. Varsai quería que le ayudase a ponerse los pendientes y también que le diese el visto bueno o le sugiriese cosas que cambiar.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 11 de 11.]

Ir a la página : Precedente  1, 2, 3 ... 9, 10, 11

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.