Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Faro
por Bellota Ayer a las 09:12 pm

» Torreón Letargo
por Tak Ayer a las 06:05 pm

» El Macetero
por Giniroryu Ayer a las 03:25 pm

» Torreón Maciel
por chicoaeseg15 Ayer a las 10:19 am

» Feliz navidad
por Yber 21/10/17, 09:54 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 174 miembros registrados.
El último usuario registrado es Lily Bell.

Nuestros miembros han publicado un total de 35850 mensajes en 684 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

El Río

Ir a la página : Precedente  1 ... 13 ... 21, 22, 23

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo  Mensaje [Página 23 de 23.]

1 El Río el 03/08/11, 12:55 am

Rocavarancolia Rol

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

Bajando de las montañas, serpentea por la zona sur de la ciudad, pasando entre ambos torreones. Varios puentes de mármol negro situados a lo largo del cauce lo cruzan.


265 Re: El Río el 30/01/16, 07:56 pm

Naeryan


Aquella reunión tan limpia había sido afortunada. Terminaron por decidir, ya que de momento todo estaba saliendo bien y Sak estaba ilesa, seguir el plan original y comprobar si la bañera levitante de antes seguía un patrón frecuente.  Algo productivo tenía que salir de aquella salida, como mínimo. Habían obtenido muchos datos, en realidad, pero Sox se reservaba juicios sobre su utilidad hasta examinarlos con calma. Cruzado de brazos y una mano llevada a la barbilla, pensaba intensamente mientras los demás ponían en común lo que necesitaran para ponerse en marcha.

Tuvieron suerte. La bañera con las cestas aterrizaba rondando el mediodía, y a menos que se tratara de un patrón de dos en dos días o cualquier variante, era razonable esperar que pasaran diariamente. Parecía un hechizo programado de manera simple. Como de momento no podían más que cruzar los dedos y estar atentos al patrón los días siguientes, Sox se contentó con el conocimiento de que como mínimo hoy habían tenido suerte. De momento cargó con todo el peso que pudo, para no ser menos que nadie.

Ahora sí se fijó en las motas que volaban erráticas cerca de la cumbre de la torre, ya que ese mismo día habían visto confirmada la existencia de más criaturas que podían hacerles daño. Si preferían la carne podrida de la torre a las provisiones frescas eso suponía noticias excelentes para ellos, pero si no interceptar las cestas antes podría ser un curso preferible de acción.

Lo que le llevaba al dilema que llevaba rumiando las últimas horas, y que necesitaba contrastar con los demás para poder avanzar.
—Cuando estemos todos hay un tema que quiero sacar —dijo mientras regresaban, interrumpiendo la conversación si la había para entonces—. Si os interesa, nos reunimos cuando estemos descansados en una celda de las mazmorras—él mismo deseaba alejarse del grupo un rato, recargar las pilas, y eso que había salido bien parado de la excursión. No estaba acostumbrado a tener que ir prácticamente pegado a tanta gente de una forma tan literal.

Las palabras del adepto cambiaban mucho las cosas, y Sox organizaba mejor sus ideas exponiéndolas al habla o en papel.

Sigue en las Mazmorras de la cosecha .

266 Re: El Río el 31/01/16, 08:22 pm

Alicia


- Guardar silencio es una cosa, decir deliberadamente algo falso es otra- señaló Siete. Monica le preguntó si incluía bromear y cuando comprendió a lo que se refería unida a la respuesta seria del nublino, se echó a reir, aclaró a Monica que no, bromear no contaba y se relajó visiblemente. Frunció el ceño con el otro nublino y por pura indignación barbotó la primera mitad "Lo sé perfectamente, por eso estoy frustrado. Esto es nuevo para mi." Pero se ofendió demasiado con lo siguiente para elaborar. "No soy un niño."
Con todo, estaba más tranquilo. No iba a dejar que el mal humor de Barael se le pegase. Tampoco a explicarle porque estaban en desacuerdo, que solo supondría conflicto. Asintió a las palabras de Sox.

267 Re: El Río el 04/08/16, 07:52 pm

Naeryan


El único lugar con tierra que conocían era el río. A Sox le ponía los pelos de punta enterrar algo cerca de donde podrían necesitar un día pescar o purificar agua, si algún día sucedía lo peor y la hasta entonces constante remesa de cestas cesaba bruscamente. Pero, de nuevo, era la única opción disponible.

Eligieron un lugar alejado del agua, más bien cerca de los árboles. A Sox ni se le ocurrió que quisieran marcar la tumba y se opondría fuertemente a ello si alguien lo mencionaba. Que memorizaran el lugar. Les recordaría la torre leprosa y todo lo que implicaba si hacía falta.

Solo había dos palas, pero eran suficientes personas para cavar por turnos y Sox quiso ser de los primeros. No estaba acostumbrado a aquella clase de ejercicio. Enseguida le ardieron los músculos y pasaría a respirar trabajosamente. Se lo tomó como una suerte de castigo, la clase de castigo que sí tenía sentido. Trabajar porque no había estado donde los demás sí. Emplearse a fondo porque le haría más fuerte. Era un preludio a lo que pensaba hacer consigo mismo a partir de entonces, cómo pensaba remodelarse de forma brutal por haberse dormido en los laureles. No había estado atento a qué clase de examen era aquél, y si había debilidad en él, tenía que aplastarla.

Había tenido tiempo de pensar mientras esperaban para salir en qué significaba aquella muerte para ellos. ¿Era un símbolo de su fracaso como grupo? ¿Se suponía que tenían que llegar todos juntos al final de aquella prueba, o que cada uno solo era responsable por su propia supervivencia? Una vez más Sox sintió ira contra aquella suerte de examinadores que les secuestraba y les sometía a penalizaciones de muerte, pero que nunca habían dejado claras las reglas.

Cavó con más energía. Los músculos le chillaron de nuevo. Pararía cuando ya no pudiera cavar bien, no antes. Parar por cansancio era un lujo.

268 Re: El Río el 04/08/16, 08:21 pm

Yber


GM
Los niños muertos son uno de los manjares más selectos de los que ofrece la ciudad a las alimañas. El aroma de Nad, tan fresca como está, llama la atención de las criaturas con el olfato más selecto de Rocavarancolia. Desde el momento en el que dejan reposar el cadáver de la belga para cavar su tumba, los macieleros pueden sentirse ampliamente observados.

A lo lejos, en el río, la superficie líquida se ve perturbada de vez en cuando por los morros de una especie de pirañas de piel dorada, que se asoman atentas, deseosas de que el cuerpo muerto de la niña dé causalmente contra el agua. Más adelante, a estas les acompañarán un par de tentáculos que tantean la orilla con la esperanza de ser ellos quien acerquen la comida al rio.

Pero no son los únicos. Varios roedores les observan desde la seguridad de las ruinas más cercanas y un trio de buitres de doble par de alas aguardan entre las ramas a que se cansen de cavar y abandonen a Nad a su suerte. Uno de ellos, el más impaciente, intentará acercarse al cadáver desde el suelo, con tanto sigilo como su cuerpo le permita.

269 Re: El Río el 04/08/16, 09:15 pm

Reifon


Barael agradeció para sus adentros que le hubieran esperado dado que el enterrarla debía correr prisa. No le sorprendió demasiado que Lorenzo hubiera ignorado sus advertencias decidiendo acompañarles, durante todo lo que le habló no parecía convencido de quedarse quieto.

El trayecto pasó lento, con todos con el ánimo caído, en cierto sentido le pareció todo muy ritual a Barael, una marcha por un cadáver hacía su lugar de descanso. No habló, se limitó a asegurarse de que iban en la dirección correcta y a seguir pensando en cómo consolar a su hermano.

Cuando llegó acompaño a Sox en el primer turno, marcando con la pala la medida del hoyo y poniéndose a cavar. Enterrar la pala, ayudar a clavarla con el pie y sacar tierra, tal y como le habían enseñado, la tierra más seca era más ligera, pero más difícil de extraer que la de nubla y pese a que su cuerpo acostumbrado a todo tipo de trabajos no se cansaba con rapidez, el dolor de espalda por cargar con Mónica se fue acentuando poco a poco. En un principio le dio igual, no era la primera vez ni sería la última que trabajaba dolorido, pero cuando el dolor rebasaba su aguante a cada palada cedió su turno al que quisiera y se puso a estirar.

Ahí fue cuando se empezó a dar cuenta de que algo no marchaba bien, lo primero que vio fue a aquel ave grande que se acercaba despacio a ellos, agarró su espada con la zurda y con la diestra hizo ademanes para que se fuera mientras decía "fus" repetidamente. Entonces observó alrededor. <<¿Eso son tentáculos?>> -Pensó cuando vio que algo se movía por el río. De repente, algo pareció moverse en las ruinas.

-Creo que vamos a tener que cavar más hondo. -Anunció a sus compañeros. Si alguno le preguntaba le indicaría lo que había visto.

270 Re: El Río el 04/08/16, 09:44 pm

chicoaeseg15

avatar
Tay vino de vuelta cargando con ambas palas y esperó a que el resto estuviera preparado para salir. Sin más demora partieron todos los que él esperaba más Lorenzo (que aunque no se había recuperado de las heridas decidió asistir) y Dafne que fue a mirar, Tay no estaba seguro de si la muchacha había asistido a algún entierro y si era buena idea que lo hiciera pero al fin y al cabo tampoco él había visto la muerte de cerca hasta ahora e iba a enterrar a una niña por primera vez. Sus instintos de protección en esos momentos saltaban alarmados pero no podía hacer nada para que la muchacha se quedase en Maciel.

Para su sorpresa no caminó distraído, no divagó en sus pensamientos si no que avanzó alerta, con la mano fuertemente aferrada al mango de la pala y apretando los dientes por la vorágine de sentimientos que le golpeaban en el pecho. De vez en cuando miraba al cadáver, pero solo eran vistazos rápidos y no soportaba más de varios segundos contemplar la sangre derramarse por su menudo cuerpo, para el belga las masacres de las pelis eran una mierda comparado con aquello.

Llegaron al río por fin y el muchacho mantuvo la cabeza agachada todo el tiempo mientras sus compañeros cavaban y cavaban, sin mirar hasta que le tocó a él. Tayron enterró enfurecido y podía notarse fácilmente en como  clavaba la herramienta en el suelo una y otra vez con el ceño fruncido,  la tierra no era demasiado dura pero el trabajo resultaba agotador y poco a poco notó el cansancio en la espalda y en los brazos, no paró pues el dolor le hacía sentir que tenía que desenterrar con más fuerza e ímpetu. No fue hasta que sus músculos le pidieron que se detuviera que pasó el relevo a alguien que ni siquiera se molestó en mirar.

Cuando Barael habló Tayron despegó los ojos del recorrido del río para entenderle, no hizo falta preguntar, no sabía que fue lo que el nublino vio pero por su parte fueron tres buitres posados en las ramas de los árboles más cercanos. No, no iban a impedir el entierro, y por supuesto no se iban a comer a Nad, aunque tuviera que liarse a patadas.
-Y más rápido- avisó con cierto tono de urgencia- no estamos solos.


_________________________________________

" Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Conquistar Sin Riesgo, Es Triunfar Sin Gloria."

271 Re: El Río el 05/08/16, 12:06 am

Zarket

avatar
GM
Rad cargó con el cadáver todo el camino, alerta a su alrededor. Su cerebro comenzaba a desarrollar planes, normas y clases. Se sentía culpable por no hacer más, especialmente sabiendo que sus dotes y habilidades no eran de las inferiores del grupo. Por ello tenía la firma intención de cambiar: a partir de aquel momento iba a darlo todo de sí y a hacerse realmente merecedor de los (pocos) recursos que les daba la ciudad. Había ido a Rocavarancolia para demostrar que ser tipo E no le restaba valía, que era tan o más merecedor del premio de la ciudad que el más dotado de los magos. No podía perder de vista ese horizonte. «Y no pienso dejar que sádicos de tres al cuarto nos diezmen» añadió para sí, apretando levemente el cuerpo que una vez había habitado Nad. Comenzaba a sentir la ira, que no era más que su propia forma de lidiar con la pena. De momento la había empujado al fondo, sabiendo que las prioridades en aquel instante eran otras

Vio las alimañas que comenzaban a acercarse a la vez que el nublino, lo que le hizo fruncir el ceño. Si era honesto consigo mismo no le importaba demasiado el destino del cuerpo de Nad: aquello era un pedazo de carne muerta sin conciencia. Ello no significaba que le diera igual lo que hicieran aquellos bichejos, porque además de provocar un efecto pernicioso sobre el resto del grupo podía herir a alguno de ellos. O matar, si alguno se revelaba más peligroso de lo que aparentaba.

El carabés se reprochó mentalmente no haber cogido armas antes de salir del torreón. El daño, en cualquier caso, estaba hecho. Ahora solo podía ponerse parches.

—Barael, dame tu espada —el tono imperativo quizás había traslucido más de lo que el carabés quería, pero si el nublino se había molestado Rad no lo había notado. Recibió la espada, blandiéndola un momento con el ceño fruncido. Era una espada bastarda, pero un poco corta para su gusto (o, al menos, para su talla)—. Tayron tiene razón, mejor os dais prisa. Si os cansáis y estos bichos nos dejan en paz podemos intercambiar posiciones —a continuación miró al belga, esperando que lo que iba a aclararle ya lo tuviera claro—. Nos vamos a limitar a alejar a las alimañas del cuerpo. No estamos aquí para cazar.

Le echó una mirada de soslayo al otro humano. Para colmo de males tenía que cuidar de un herido especialmente vulnerable a cualquier ataque. «No podría haberse quedado en el torreón, no». Rad estaba enfadado con cómo había actuado Lorenzo al salir, pero una vez más tuvo que echar aquello al fondo de su mente.

Su arma no era la mejor en aquella situación, pero tendría que servir. Estaba especialmente atento a los tentáculos, más fáciles de cortar con la espada que con una lanza, pero no dejaba de echar vistazos al resto de alimañas. Si notaba que alguna se acercaba procuraría espantarla. La empuñadura la tenía apretada con fuerza, sospechando que si la criatura del río decidía atacarles y resultaba ser demasiado fuerte podía quitarle la única arma de la que disponía en ese momento.

272 Re: El Río el 05/08/16, 01:10 am

Yber

avatar
GM
El buitre grazna a Barael tras su intento de ahuyentarle y se aleja dando un par de saltos hacia atrás. Lo suficientemente lejos para que ninguno de los cosechados se preocupe por él e intente atacarle, pero lo suficientemente cerca como para no perder de vista el cadáver.

Los tentáculos siguen tanteando la orilla, pero solo cuando los cosechados se olvidan del río. De alguna manera notan cuando se fijan en ellos y aprovechan para descansar.

El resto de alimañas espera a que pase algo, tal y como siempre sucede en Rocavarancolia.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

273 Re: El Río el 07/08/16, 01:07 am

Naeryan

avatar
Sox se había puesto tenso cuando alguien dio la alarma, pero liberó el aliento cuando comprobó que no eran más que eso. Carroñeros. Animales.
Mientras no fueran nigromantes, mientras se limitasen a alimañas, las cosas no iban del todo mal. Los seres sin inteligencia se rendían más fácil y presentaban mucho menos peligro: los que sí poseían intelecto eran sus verdaderos oponentes. Y aun si la cosa llegaba a lo peor, era sólo un cadáver. Incinerarlos en el Carabás moderno era una cuestión de limpieza, y un resquicio de la época en la que podían reanimar a tu cadáver. Sox no sentía ninguna atadura emocional hacia lo que ya no estaba vivo, y si la cosa se ponía peligrosa no se le ocurrió dudar de que los demás se opusieran a tomar la ruta más sensata y sacrificaran la integridad del cadáver en lugar de las suyas.

Rádar se hizo cargo enseguida. Bien. El E no había estado presente en aquella salida clave, así que lo lógico era compensarlo. Sox también planeaba hacerlo, y recordarlo hizo tomar nota de pensar en ello a fondo más tarde, cuando no tuviera nada más entre manos. Le molestó el tono de orden que utilizó el otro carabés, pero pararse a discutir eso en mitad de algo importante sería de estúpidos, y Sox estaba por encima de hacer comentarios pasivo-agresivos cuando había algo prioritario pendiente por hacer. Controló su temperamento.

Se dieron más prisa que antes, los ojos vigilantes fijos en ellos causando que no hubiera palabras de despedida; o tal vez a nadie se le ocurría qué decir. El agujero que cavaron fue, probablemente, más hondo de lo que habían planeado en un principio.

Sigue en el torreón Maciel.


_________________________________________

"And if you gaze long enough into an abyss, the abyss will gaze back into you."
Al veros conspirar... (CLICK):


Al poner un evento... (CLICK):
Durante el transcurso del evento... (CLICK):

274 Re: El Río el 08/08/16, 09:57 pm

Reifon

avatar
<<Buen punto Tay.>>  -Pensó ante las palabras del peliverde.

La reacción del ave era algo que Barael simplemente esperaba, después de todo sin una bandada poco podrían hacerles, le preocupaban más los tentáculos y lo que pudiese ocultarse en las ruinas, pero al parecer no se movían de ahí. Mejor para ellos.

<<Espero el dueño de esos tentáculos no pueda vivir en superficie.>>

Cuando Rad le pidió el arma decidió no responder al tono desproporcionadamente autoritario que arrastraba, la situación y el mismo no necesitaban más problemas. Le pasó la bastarda sin más, simple y toscamente, si se hacía daño a sí mismo por no haber aprendido lo básico con Lorenzo no era cosa suya, el mismo hubiera tenido ya alguna lesión entrenando de no ser porque sus muñecas estaban acostumbradas al trabajo duro y fluido. Además, su daga y su brazo derecho eran más que suficientes para los pájaros o los animalillos que vigilaban desde las ruinas.

Al parecer no se atrevieron a más, cavó como el que más cuando le tocó y vigilo el resto del tiempo, había que hacer la tumba lo suficientemente profunda para que no tocaran el cuerpo y no podían demorarse todo el día, no quería hacer preocupar a su hermano empeorando la situación.

-Lo mejor en el menor tiempo. -Susurraba para sí cuando el dolor acuciaba.

-Ya es suficiente. -Les dijo cuando efectivamente, habían logrado hacerlo más profundo de lo que planearon. En comparación a formar aquel hoyo donde dejaron el cadáver de su pequeña compañera caída, llenarlo pareció un trabajo fugaz y ligero y a cada palada de tierra que cubría el cadáver Barael solo podía pensar en una cosa.

<<Podría ser él.>> -La tierra tapó por fin el cadáver de la niña. <<Podría ser él y yo no podría haber hecho nada.>>

No dijo nada, siquiera disculparse con la pequeña era una pérdida de tiempo, ya era solo una cáscara.

Otro trayecto sombrío, en el que seguía sin saber que hacer.


Sigue en torreón Maciel


_________________________________________

Un blanco que es mas negro que el negro.

Un negro que es mas blanco que el blanco.

275 Re: El Río el 10/08/16, 08:33 pm

Yber

avatar
GM
La próxima vez que volvieran los macieleros, encontrarían la tierra de la tumba revuelta y no necesitarían cavar para descubrir que había sido profanada. Varios huesos de Nad asomaban a medio enterrar, entre ellos el cráneo, con restos de carne podrida pegada a ellos. Moscas y mariposas de alas marrones reposaban sobre ellos y varios gusanos habitaban su interior. Alrededor, varias huellas de pies demostraban que no habían sido las pirañas, ni los pulpos, ni las ratas, ni los buitres. Había sido algo mucho peor y mucho más listo que las alimañas de la zona quien había despojado a la belga de su último descanso.


_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.

Contenido patrocinado


Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba  Mensaje [Página 23 de 23.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 13 ... 21, 22, 23

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.