Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Adru y Rox charlan sobre género
por Giniroryu Hoy a las 02:29 pm

» Explanada de los portales
por Lupin Hoy a las 12:37 pm

» Resumen del rol (borrador)
por Kial Hoy a las 12:23 am

» Torreón Maciel
por Zarket Ayer a las 09:39 pm

» Trama de los Sueños
por Yber Ayer a las 08:29 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 2 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 2 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 27 el 26/09/15, 12:02 am.
Estadísticas
Tenemos 177 miembros registrados.
El último usuario registrado es jeff_98.

Nuestros miembros han publicado un total de 37451 mensajes en 707 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Torreón Letargo (Archivo IV)

Ir a la página : Precedente  1 ... 30 ... 56, 57, 58, 59  Siguiente

Ir abajo  Mensaje [Página 57 de 59.]

1 Torreón Letargo (Archivo IV) el 08/08/13, 11:29 am

Dal

avatar
Recuerdo del primer mensaje :

-Uffff, menos mal que llegamos, este tío no se vuelve ligero por momentos,- digo llegando al fin frente al torreón,- que alguien busque la puerta entre toda esa maraña de plantas.- dejo el cuerpo de Ozzchreanos en el suelo y segundos después encuentran la puerta.- Yo entraré sola, no quiero peros,- digo mientras compruebo la expresión que empezaba a formarse en sus caras,- Si he de pelear puedo protegerme a mi misma, si venís vosotros ahora mismo solo me estorbaríais. No os preocupéis, estaré bien, en cuanto vea si es seguro os pego un grito.- Voy a entrar pero antes prefiero repetirles una cosa,- No me sigáis,- digo en tono de orden.

Sin esperar mas me adentro en el torreón en completo silencio. Lo primero que me llama la atención es la ingente cantidad de polvo, <<Joder, ni en los barracones estaba tan sucio, y mira que nos encargábamos de ensuciar ¿eh?>>. Lo segundo que me llama la atención es algo escrito en la pared, "estamos rodeados". <<Sí, si que vamos a estar rodeados, de porquería hasta que no limpiemos>>. Me acerco con cuidado a ese mensaje y lo borro, no quiero inquietar a los demás, y desde luego no el primer día.

Abro una puerta que casualmente da a una especie de patio, que seria bastante bonito de no ser por la estatua que esta en el centro. <<En esta ciudad tienen un sentido del gusto encantador>>. Más allá hay mas puertas que al abrir veo que llevan a las letrinas. <<Bueno, al menos tenemos algún lugar donde hacer nuestras necesidades, pensé que tendríamos que hacerlo en el foso>>. Casi al irme veo lo que parecen ser unas tumbas, me acerco y compruebo que realmente son eso. <<Gente que murio aqui, yo no pienso cavar tumbas>>.

Vuelvo al torreón y aseguro el primer piso mirando en lo que parece ser una cocina. Subo al primer piso lentamente por las escaleras, tratando de no hacer ruidos, veo varias puertas y las escaleras que dan al segundo, miro en cada puerta y todos parecen despachos o cosas parecidas, me sorprende lo revuelto que esta todo allí. La ultima puerta que abro me pone de buen humor, hay una bañera.

Sigo subiendo y veo dos puertas, al abrir ambas veo dos habitaciones comunales con unas cuantas camas en un estado mediocre. <<Mira, cada vez se parece mas a los barracones, de lo malo un sitio en que dormir>>.

Subo al último piso ya sin tanto cuidado, si no ha habido peligro hasta ahora dudo que vaya a haberlo ahora. El último piso resulta ser una sala de entrenamiento, algo que me vendrá bien a mi y a los que quieran entrenar conmigo <<Bueno, y a los que no quieran también, por que de este torreón no salen si no es conmigo o entrenados>>.

Bajo ya sin cuidado y abro la puerta.

-Ala podéis pasar, no hay nada peligroso, a excepción de las arañas que hay un huevo y más.- les digo tratando de comprobar cuan valientes son,- Bienvenidos a vuestro nuevo y sucio hogar, iros acostumbrando por que hasta que no limpiemos seguirá así, hay habitaciones, una cocina, un patio, baños, una bañera, una sala de entrenamiento y.....-dejo pausa para darle emoción- arañas, así que aprended a convivir con ellas,- y me alejo riéndome en busca de un cubo para empezar a limpiar. Pero cuando doy dos pasos me acuerdo de Ozzchreanos y salgo a por el, lo levanto y lo dejo tumbado en un sofá.



P.D.: No ha examinado los sótanos por que no se ha fijado en las escaleras, asi que el que se fije que avise o algo ^^



Última edición por Aleazar el 08/08/13, 10:07 pm, editado 1 vez


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

673 Re: Torreón Letargo (Archivo IV) el 19/07/14, 03:09 pm

Evanna


Aquel ser, Malahierba como se decía llamar, les dijo algunas cosas que ya les había mencionado los dos anteriores y también algo nuevo sobre Ozzchreanos cuyo rostro realmente parecía esta pudriéndose y no sabia como tratar aquello. ¿Tal vez Ozzchreanos también necesitara  comer carne de difuntos para evitar pudrirse? Pero el no había cambiado de color de piel como el mismo. ¿Era un ghoul u otra cosa? No sabia decirlo, estaba demasiado confundido ante la poca información que poseían.

La respuesta de aquel pequeño ser a su pregunta sobre las estirges no tardo en llegar. Al parecer si que podían ser parte de un dominio, al igual que aquellas onyces de Alice y que su brujo se encontraba entre ellos, lo que explicaba el que no se fueran. Lo que no termino de encajar en la mente de Dhelian fueron las ultimas palabras del recién llegado, al menos a lo que a el se refería, no con aquello que dijo el chico de cabello rizado, que según aquel ser era un estafador junto al otro ¿A quien creer? "Si vienen luego exigiendo un pago ya les pagaremos con creces" pensó el ghoul no del mejor animo, dejando eso apartado en su mente por el momento para centrarse en lo mas inmediato: su tranformacion.

Dhelian intento unir cabos en su mente. Las estirges habían llegado al torreón y ahora que lo recordaba fueron a el al primero en atacar de todos los presentes, teniendo mas cerca a Surasara o a Marsi. Posiblemente todo fuese cosa de su imaginación y estuviera pensando demasiado, pero de verdad no se le ocurría que otra cosa podía ser aquello que lo hacia ser un ghoul diferente.

En eso aquella cosita con mala uva decidió hacerles la jugarreta de meter tres estirges intangible en las mazmorras, las aves cogidas primero un poco desprevenidas al verse atravesar la puerta, graznaron sonoramente clavando sus ojillos negros en todos los reunidos en la mazmorra. Dos de ellas se lanzaron sobre Dhelian y una tercera fue directamente a por la presa mas fácil de aquel lugar y que no estaba siendo protegida, Ozzchreanos. Antes de siquiera de pensar en lo que hacia Dhelian tan solo actuó, temerosos de los ataques de las aves sobre su amigo, mas que sobre el mismo.

-¡Estaros quietas! ¡No nos ataquéis mas!- exclamo desesperado intuyendo que seria una orden que de poco valdría, pero para su sorpresa, no llego a sentir los picotazos de las aves, solo el roce de las plumas sobre su cuerpo. Cuando consiguió fijarse en la situación vio que Ozzchreanos no había sufrido daño y las tres estirge graznaban descontentas desde encima de la barricada que habían hecho en la puerta donde se habían posado. El puzzle en su mente por fin encajaba.

-No les ataquéis, creo...que me obedecen-murmuró aun incrédulo mirando a sus compañeros. Al parecer si que era el quien comandaba a esos pájaros negros- ¿Y ahora que hago con ellas?- pregunto confundido, pues no tenia idea de que hacer con el nuevo poder que la luna parecía haberle querido entregar. Las tres estirges le miraron con sus ojillos negros, soltando un graznido que Dhelian interpretó como una risa desdeñosa.

674 Re: Torreón Letargo (Archivo IV) el 20/07/14, 05:46 pm

Dal


Levanto la mirada de la cola que se mece a izquierda y derecha cuando Dhelian dice que le obedecen. Siento una ligera envidia, ya me podía haber tocado a mi eso y no esta cosa tan rara. Pero el chico no tiene la culpa así que suspiro y sigo intentando mover la cola.

El movimiento de un lado a otro ya lo tengo dominado, no ha sido algo muy difícil. El proceso de levantar la punta ya me cuesta algo más y los primeros intentos son un desastre. Le empiezo a pillar el truco cuando aparecen Alice y Marsi, de ésta última me sorprende el verla caminar sin cabeza, por mucho que me lo hayan contado me sigue sorprendiendo, y yo que creía haberlo visto todo... Anda que no me queda. Nos dicen lo que van a hacer ahora, nos dejan un libro para que busquemos cosas y se van no sin que antes les desee suerte.

No tardo en encontrarme en el libro, bueno a mi no claro, si no en lo que me he convertido. Mientras leo muevo la cola intentando acostumbrarme.

-Vaya, assssí que tengo colmillossss retráctilesssss y venenossssosss - comento mientras leo. <<¿Y no podía venir una guía para hablar bien?>>.- Que me acosstumbre rápido a la cola dice, no te jode, haber tenido tú una. Ssse nota que la que essssscribió el libro no era una naga - una vez leído paso el libro a otro y apoyándome en la pared intento ponerme en pie. Bueno, "en pie", todo lo en pie que puedo sin tener pies. <<Al menor cachondeo de piernas empiezo a decapitar gente>>.

Creyendo que ya está me separo de la pared y durante dos segundos gloriosos me lleno de euforia, euforia que termina cuando acabo con la cara en el suelo. Si esto es lo que me espera me veo conociéndome cada grieta de la ciudad.

675 Re: Torreón Letargo (Archivo IV) el 21/07/14, 12:40 am

Evanna


Alice y Marsi llegaron oportunamente pues necesitaba algo de información para lo que ocurría, aun así no tardaron mucho en marcharse y  aunque le  hubiese gustado ir con ellas no lo hizo. Si hubiese sabido como habría enviado a una de las estirges con ellas por si algo ocurría pudieran ser informados, peor aun si conseguía que la estirge le obedecer a¿como iba a poder "explicarle" lo que ocurría? No podía hablar. Por ello se quedo, necesitaba sabe primero a lo que atenerse.

Escucho atentamente el información sobre la tranformacion de Surasara y pudo ver el momento exacto en el que la naga intentaba mover su cola y se comía el suelo en el proceso.

-¿Estas bien?- dijo Dhelian viendo si se había hecho mucho daño, sintiéndose un poco extraño al ver la semidesnudez de Surasara, aunque realmente no es que estuviese semidesnuda, o si, depende de como si interpretara la cola de reptil- Esto es muy extraño, tal vez deberías probar ir agarrándote a alguien como bastón mientras intentas mover la cola-dijo rascándose un poco la nuca y tras que ella dejase el libro busco sobre su tranformacion como Ghoul, los datos que aun venia no diferían mucho a los que el tal Enredo le había explicado. Tenia  mayor fuerza física y se suponía debía tomar sangre de un ser llamado vampiro para no perder la conciencia. Ese hecho no parecía surtir efecto en el, pues el seguía la mar de lucido tal vez afectado por su otra parte, esa que le daba control sobre las estirges.

Aquello fue lo siguiente que buscó. Si aquello no era diferente a lo de Alice y sus onyces, entonces debía buscar sobre brujos con dominio. No tardo en encontrarlo y aunque no venia nada de las estirges si encontró otros ejemplos con seres vivos.

-Veamos...me obedecen, puedo entenderlas y ellas a mi -susurro para si mismo mirando a las estirges que le devolvieron la mirada y una de ellas soltó un graznido que Dhelian creyó interpretar reproche o aburrimiento, no estaba seguro. Al parecer necesitaba familiarizarse con su dominio, pasar tiempo con ellas, darles ordenes claras y precisas. Según el libro al parecer los dominios podían ser variados y volubles sino se les daba ordenes claras, contra mas inteligente fuese el dominio mas fácil era que interpretara la orden como se le diera la gana-Uh...no viene mucho sobre ellas, creo que necesitare información especifica sobre las estirges aunque al menos ya se lo que me pasa - murmuro mirando a las aves y sintiéndose un poco confundido sobre ellas. Pero eran suyas, eran sus ojos, sus alas, sus picos y garras ahora o lo seria cuando se ganara su afecto y obediencia.

-Espero que nos llevemos bien...- dijo mirándolas sin saber aun muy bien que hacer, nunca había sido bueno dando ordenes era mas bien seguidor a líder. Pero ahora no le quedaba otra que cambiar de papeles si quería que aquellas estirges le obedecieran. La estirge de la derecha tan solo le miro fijamente con la cabeza en alto, retadora a su parecer; la del medio le ignoro olímpicamente limpiándose con parsimonia las plumas internas de su ala y la tercera era la personificación misma del aburrimiento. Pues se encontraba picoteado y  arañando con sus uñas la barricada de la puerta. Dhelian suspiro hondamente, aquello iba a ser difícil, carraspeo bajito mirando a sus compañeros- Bueno creo que por ahora deberíamos salir de aquí ahora que sabemos a lo que atenernos. Creo que podría sacar a las que quedan afuera- dijo viendo la barricada y a las tres estirges que había allí subidas- Vosotras tres, bajad, poneros aquí y no os mováis- dijo intentando ser lo mas preciso y claro posible señalando un punto junto a una de las celdas, dos de las estirges dudaron pero terminaron obedeciendo, la tercera, la que estuvo en la derecha al inició, tardo aun mas en hacerlo y antes desplegó sus alas y voló en círculos alrededor de su cabeza antes de posarse a saltitos en el suelo. Dhelian no necesito tener ojos en la espalda para saber que era eso caliente que sentía en esta "Maldito pájaro" gruño lanzandose un hechizo de limpieza y mirando a la estirge que le había volado por encima, que abrió el pico en lo que a Dhelian le parecía una autentica sonrisa burlona.

676 Re: Torreón Letargo (Archivo IV) el 25/07/14, 06:40 pm

Dal


-Ssssí, esstoy bien - le digo a Dhelian que suena preocupado.

El mismo proceso se repite durante aproximadamente una decena de veces y tres dientes menos. <<Al menos no son los colmillos>> pienso volviendo a intentarlo. Esta vez parece que lo consigo, me quedo quieta erguida sobre la cola memorizando la posición y la sensación, así sabiendo como lo tengo que hacer y la forma en que es evitaré caídas innecesarias.

-Passso uno completado - digo y pido el libro otra vez.- Todo ssssería infinitamente másss fácil ssssi ssupiera levitarme, pero teniendo en cuenta la forma en que hablo dudo que fuera possssible - comento pensando en que en cuanto aprenda a moverme me tiraré a hablar mejor. Levanto la mirada del libro, justo estoy mirando como usar mis nuevos colmillos, con las palabras del daeliciano.- Claro, dame un minuto que aprenda a andar y sssubimosss - mi boca se curva en un amago de sonrisa cuando veo la cagada del pájaro, de forma literal. Disimulo bajando la cara y haciendo como que me concentro en la cola.

Después de unos minutos y sujetándome a la pared consigo avanzar de forma precaria. Tengo que reconocer al menos que cuanto más me acostumbro más fácil me resulta.

-Bien vamosss - siseo avanzando como puedo.

677 Re: Torreón Letargo (Archivo IV) el 25/07/14, 08:29 pm

Evanna


Tras limpiarse el estropicio cortesía de la estirge orgullosa y recibiendo el visto bueno de Surasara, que ya no sabia siquiera como tenia aun cabeza para hablar con la de cabezazos que se estaba dando contra el suelo, Dhelian quito la barricada y salio al salón, siendo observado nada mas salir por casi una veintena de estirges. Habia algunas muertas en el suelo y las que había sido paralizadas al inicio del enfrentamiento ya estaban de vuelta con el grupo. Nada mas salir por la puerta vio como empezaban a aletear, con evidente intención de lanzarse sobre el a picotearle. Se ve que no lo tenían en mucho aprecio.

-¡No podéis atacarme!- dijo Dhelian rápidamente y escucho un coro de graznidos en descontento y fastidio, o al menos eso entendió. Le era aun muy raro medio entender lo que intentaban trasmitir aquellas aves con sus graznidos pero al menos servia para saber sus estados de animo. "Tomate esto como que estas traduciendo un nuevo idioma, lo entiendes ya de serie, ahora debes interpretar esos sonidos" pensó mirando a las estirges que debería sacar de allí para que sus compañeros pudieran salir de las mazmorras- Ehm...Salid del torreón - ordeno mirando a las aves, abriendo la puerta del patio para que saliera, a eso si que obedecieron la mar de felices seguramente por librarse de el. Aun así pudo ver como cada una interpreto su orden como le dio la gana. Un buen número de ellas, se alejo completamente perdiéndose de vista y un número mas reducido, unas cinco o seis, se quedo allí afuera en el patio o subidas a las ventana del torreón para espiarles de allí. "Vaya, así que sino son ordenes claras y precisas lo interpretaran como quieran..." Aquello iba a ser difícil. Volviendo adentro se dirigió a las mazmorras avisando que ya las había echado y que solo quedaba alguna fuera que no quería marcharse pero que nos les atacarían, que podían subir. Tras decir eso se acerco a las tres estirges que quedaban allí abajo: La orgullosa, la aburrida y la pasota...¿que hacía ahora con esas tres?

Por el momento no sabiendo que hacer con ellas tan solo les ordeno quedarse allí quietecitas, y mirándolas de reojo por si obedecían, lanzo un hechizo de levitación sobre Ozzchreanos para subirlo al salón. Ya arriba lanzo un hechizo de limpieza sobre los desperfectos causados por las estirges antes de dejarlo en el sofá, viendo a Korasihanna subir tras el.

-Surasara ¿necesitas ayuda para subir?- le pregunto a la chica que había conseguido por fin mantener de pie agarrándose a la pared. Desde el suelo pudo escuchar un graznido de atención de parte de "Pasota" que había dado saltitos hasta sus pies y estaba picoteandole el bajo del pantalón- Tu si puedes ignorarme pero yo a ti no ¿es eso? -dijo mirándola y alzando una ceja, la estirge viendo cumplido su aparente deseo de atención le soltó el pantalón y se alejo de vuelta con las otras dos. Dhelian confundido por aquello volvió a mirar a Surasara- Perdona, debo verme la mar de estúpido hablándole a un pájaro- dijo rascándose la nuca nerviosamente acercándose para poder echarle una mano- Agárrate mejor de mi en vez de la pared para subir ¿No te duele al rozar con el suelo, no?

678 Re: Torreón Letargo (Archivo IV) el 26/07/14, 03:00 pm

Dal

avatar
Todo muy fácil de decir hasta que llego a las escaleras, obstáculo en el que no reparo hasta tenerlas enfrente. <<¿Y yo como coño subo esto?>>. Por suerte para mí Dhelian se ofrece a ayudarme y yo acepto.

-Un poco ssssí, pero no te preocupesss, no másssss de lo habitual - le digo con una sonrisa burlona. Parpadeo sorprendida por su pregunta, no me había parado a pensarlo pero es cierto que no me duele al arrastrarme por el suelo, en el libro decía que las escamas son resistentes, pero hasta ahora no me lo he creído por la apariencia que tienen de ser suaves y frágiles.- Puessss no, no me molesssta lo mássss mínimo - le respondo.- Dhelian... - digo después de mirar hacia abajo y darme cuenta de que está tirando por casi todo mi peso que no debe ser poco con la enorme cola que tengo.- ¿Desssssde cuándo tienesss tanta fuerza? - pregunto asombrada.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

679 Re: Torreón Letargo (Archivo IV) el 26/07/14, 03:33 pm

Evanna

avatar
Sonrió un poco ante la burla de la chica, que pese a todo le animo un poco, porque se sentía un poco agobiado con todo lo que estaba descubriendo tan de golpe.

Dhelian no se dio cuenta de lo raro del asunto hasta que Surasara hablo, y miro sus manos y  de nuevo a Surasara. No sabia cuantos kilos podría pesar ahora la naga con aquella inmensa cola, pero definitivamente no debía ser un peso que el pudiera haber llevado con la soltura con la que estaba tirando de ella.

-Pues si que incrementa la fuerza, si- susurro sorprendido sin soltar a Surasara y notando claramente que no se cansaba a pesar de estar jalando de un peso que bien podría triplicar al suyo- Esto parece ser cosa de la transformación, ya sabes, a cambio de morirme obtengo fuerza- dijo con una sonrisa nerviosa por estar casi bromeando con su propia muerte. Definitivamente no se acostumbraba a aun a ese hecho aunque no le quedase mas remedio que asimilarlo, porque ser consciente que tu corazón no late y aun así ser capaz de moverte y hablar era un poco inquietante.

-Por cierto Surasara, tu alimentación no cambio ¿no?- dijo mirándolo detenidamente observando su cola y la parte superior de la chica, sintiéndose extraño porque al fin de cuentas era como verla desnuda o algo así. Con un cuerpo tan largo hacer la digestión seria problemático. Aquello le hizo recordar su propia base de alimentación a partir de ahora, lo que a su vez le hacia recordar que debería comer pronto antes de que las fases de descomposición avanzaran- Creo que voy a ser el único que cambie su dieta obligatoriamente -susurro con gesto de incomodidad, pues por el momento solo Gres y Naeleth habían escuchado sobre aquello.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

680 Re: Torreón Letargo (Archivo IV) el 26/07/14, 03:52 pm

Dal

avatar
Llegamos al salón donde ya no quedan pájaros y me dejo caer cerca del sofá. Por supuesto no se me han pasado ninguna de las palabras del daeliciano y le hago una seña para que se acerque y se siente a mi lado.

-¿Qué hassss querido decir con todo esssso? - le pregunto sin andarme por las ramas.- ¿No ssse sssupone que eressss un dominante de los pájarossss que nosss atacaron? - no entiendo bien todo lo que ha dicho antes.- Puedessss contármelo, ¿lo sabessss no? - y le doy una respuesta.- No, mi dieta no ha cambiado, al menosss el libro no decía nada, ssssólo que tengo que comer máss. Cossssa lógica viendo que mi cola mide basssstante máss que yo.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

681 Re: Torreón Letargo (Archivo IV) el 26/07/14, 05:00 pm

Evanna

avatar
Tras ayudar a Surasara para que se sentara en el sofá se acerco a Ozzchreanos para ver su estado, su cara seguía pudriéndose de aquella extraña forma, pero por lo demás se le veía estable, osea seguía vivo y eso. Dejándolo al cuidado de Korasihanna, se acerco a Surasara que le llamo con un gesto y le miro incomodo cuando comenzó a preguntarle.

-Si, si que domino a las...estirges Pero...- no sabia como decirlo, al parecer transformaciones mixtas no es que fuesen excesivamente habituales aunque al parecer si que debía haber alguna si Enredo se había dado cuenta de su condición. La cual tras leer el libro y sobre los ghoul se hacia aun mas evidente- ¿Viste que mi piel cambio de color, no? Y no tengo pulso...estoy muerto- murmuro un poco agobiado mirándola- Soy brujo con dominio de las estirges como Alice y esas onyces, esas sombras que viste cuando vino a traer el libro -le recordó rápidamente pues Surasara había estado inconsciente durante el tiempo que vinieron a informarles aquellos dos extraños- Pero ya viste que ella no cambio físicamente, yo si...y es porque bueno....yo también soy algo mas. Según dijo uno de los chicos que vino a informarnos, soy un ghoul...un come cadaveres y el libro me lo confirmo- dijo  hablando cada vez mas bajito como si quisiera que solo la chica le oyera, prefería que Korasihanna no pudiera oírle pues ya intuía como se tomaría aquello y no esta mentalmente preparado para rechazos. Aun así esperaba que la propia Surasara no hiciera eso que temía, pues era esa parte de su tranformación la que mas inquietud le daba.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

682 Re: Torreón Letargo (Archivo IV) el 26/07/14, 06:52 pm

Dal

avatar
Lo escucho hablar y suspiro. <<Vaya, entonces eso es lo que le pasa, ¿Y por qué tiene miedo a contárnoslo? Vale, no es plato de buen gusto pero somos sus amigos, si no lo aceptamos nosotros ¿quién?>>. Observo su expresión y hago algo que no hacía mucho tiempo, lo atraigo hacia mi y lo abrazo. No soy muy dada este tipo de cosas, pero me parece que lo necesita.

-Venga, no te preocupesss - le susurro.- A mi no me importa, y dudo mucho que a Alice o Marsi less importe, essss algo que no puedesss evitar igual que yo - le digo en voz baja mientras señalo mi cola.- O pienssssasss que yo me quiero ver assssí. Todosss hemosss cambiado, de una forma u otra y cito a Alice cuando dijo que no nos íbamosss a sseparar asssí que no te preocupess tanto. Iremossss poco a poco hasssta que nossss acosstumbremosss. ¿Vale? - le pregunto levantándole la cara para mirarlo a los ojos.


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

683 Re: Torreón Letargo (Archivo IV) el 26/07/14, 08:03 pm

Evanna

avatar
El abrazo le tomo un poco por sorpresa, pero no lo rechazo, no se había dado cuenta de cuanto necesitaba algo y un poco de apoyo moral hasta que lo tuvo. Habia entendido que no le quedaba otra que comer, peor aun no había llegado el momento, en cuanto tuviera que hacerlo....realmente temía ese instante, por mas que supiese que debía hacerlo y por mas que integraba en su razonamiento el ritual del mundo de Gres, sabia iba a ser difícil igualmente.

- Vale. Al menos...dentro de lo malo que pueda parecer...al menos no tendré que hacerlo con nadie con vida- murmuro sonriendo un poco nervioso al sentirse observado tan de cerca por Surasara, que realmente intentaba tranquilizarlo como mejor podía. Intentando encontrar algún punto positivo en sus palabras sobre algo que no tenia nada de positivo.

Queriendo cambiar un poco de tema sobre si mismo, darle muchas vueltas al asunto no haría que saliera del problema , miro atentamente la cola de Surasara y luego al rostro de la chica.

-Parece que te esta costando bastante trabajo manejar algo mas que la cola-añadió cambiando un poco el tono nervioso a uno mas animado y divertido, trabándole su propia lengua para indicarle a lo que se refería, al ver los intentos de la naga para no sisear. Un vistazo a la puerta que daba al patio y que aun estaba abierta le hizo ver la cabeza de una estirge que se asomaba con disimulo pero sin entrar adentro y que hizo a Dhelian parpadear con sorpresa, recordando los cuerpos que aun había muertos de las cuatro estirges que Surasara había matado rato antes- ¿Que hacemos con ellas?- pregunto no sintiéndose aun demasiado cercano a aquellas aves como para lamentar su muerte.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

684 Re: Torreón Letargo (Archivo IV) el 28/07/14, 05:38 pm

Jack

avatar
Fastidiaba mucho pensar que habíamos tenido una taberna tan chula cerquísima de casa pero que había pasado desapercibida para nosotros hasta hoy. Incluso aun sabiendo que no teníamos ni un céntimo, la idea de haberla conocido antes habría molado. Aunque fuera por volver a sentir aquello de entrar a un lugar donde solo pueden entrar adultos. Bah, tonterías, habría sido incluso peligroso para nosotros y la Taberna que pudiéramos haber entrado solo a observar. ¡Y de preguntar ni hablemos! Y ahora no solo podíamos entrar libremente, aunque siempre con cuidado, sino que seguíamos sin un céntimo. ¡Genial! Pero, a cambio, todo lo demás parecía mejor. Tenía estas onyces tan curiosas, nadie se había transformado en nada peligroso —o al menos eso me había parecido al llevarles el libro— y habíamos conocido a varios habitantes "tratables" de la ciudad. Lo que seguía fastidiándome era que Marsi —sin chistes— hubiera perdido la cabeza..., pero en fin, no iba a dejar de quererla por algo así, diablos, así que ya superaría ese bache.

<<Y hablando de baches...>> Por fin llegamos al torreón. Por lo visto habían descubierto quién era quien comandaba a las estirges, pues solo quedaban unas pocas, menos de diez incluso, revoloteando alrededor y posadas en el muro. Nos miraron desconfiadas pero en cuanto las onyces se les acercaron, los pajarracos volvieron a lo suyo y nos dejaron tranquilas.

Toma ya, tenemos escolta personal y gratis—bromeé.
Vigila tu lengua, niñata ton...
A callar. No os he dado permiso para hablarme mal. Gracias—la corté con tono seco. Y funcionó.

¡Y me encantaba que funcionara! Y ahora que miraba a mi alrededor... Lo cierto era que me seguía un auténtico ejército, volando casi todas sobre nosotras excepto algunas que iban caminando, jugueteando entre sí, a nuestro alrededor... Y la lluvia. Casi me había pasado desapercibida, más ahora que, en ocasiones, una capa de onyces nos pasaba por encima y nos cubría, pero era algo aleatorio y no duraba mucho. Estábamos chorreando y no me había dado cuenta en absoluto. ¡Era una noche de locos! Parecía que estaba en una nube, maldita sea, solo con Marsi y mis onyces, que ni siquiera la lluvia me importaba, ¡con lo que me gustaba! Y es que estaba diluviando, aquí, que nunca habíamos visto un cambio en el clima. <<La Luna Roja hace todo esto... Este sitio es mágico>> Ya lo sabía, pero no hacía ningún mal pensarlo mil veces. <<Eh, hablando de magia, los que se pegaban antes hacían muchos hechizos raros... Quizá ahora que nos hemos transformado... ¡Y Serpentaria es un refugio para hechiceros! No creo que vayamos a aprender únicamente los hechizos sencillos que ya conocemos... ¿Podremos hacer más y mejores? Piénsalo... La sola idea hace que la noche sea aún más... ¡mágica!>> pensaba divertida.

Quizá nuestros libros digan algo sobre la magia... Osea, quizá yo pueda hacer mejores hechizos y quizá tú puedas hasta hacer magia también. ¡Imagina la de cosas que podríamos hacer!—exclamé, ilusionada.

Algo me decía que tenía razón, pues el cosquilleo que sentía bajo el influjo de la Luna era el mismo que cuando lanzaba algún hechizo, solo que más intenso. ¿Y los demás? Ya bajaban el puente, ¡tenía que ver cómo estaban y si habían terminado de transformarse! Así que casi corrí al interior cuando vi a Dhelian abrirnos, aunque me fui parando lentamente al ver su estado. Estaba aún más cadavérico que antes, con claros síntomas de putrefacción, por lo que me debatí unos segundos entre abrazarle o no. No quería hacerle daño si le tocaba con fuerza... Si es que eso era posible, pero la mera posibilidad me aterraba, así que solo le abracé con mucha suavidad, aunque andaba algo confusa ya que no olía como tal. <<¿Se habrá hechizado o es así?>>

Hey, ¿cómo andáis?
¡No entres, son todos monstruos peores que tu amiguito el trasgo!
Onyces, esperad fuera. Todas. ¡Y manteneos en calma!—les ordené antes de entrar.

¡Y volvía a funcionar! <<Me encanta, me encanta>> Una vez dentro, me mordí el labio al ver a Sura peleándose con una enorme cola de serpiente que había sustituido a sus piernas.

Eh... Perdón, no tenía intención de hacer ningún chiste...—dije nerviosa, no quería ofender. Y como el resto también estaba en el salón y todos estaban aparentemente bien, añadí—Me alegra que estéis todos bien... Conseguisteis echar a las estirges... ¿Quién es el brujo? Hemos conocido a un dullahan, un vampiro, un trasgo, y otro ciudadano muy amable. ¡Y la Taberna es genial, tenemos que ir todos algún día!—dije, algo acelerada.

Por esa energía me obligué a sentarme donde hubiera hueco, abrir el libro que Biblios me había prestado y usarlo como pisapapeles ¡pero en una versión nueva y exclusiva... pisa-alices! Definitivo. En cuanto me pusiera al día con mis amigos saldría a descargar toda la euforia y energía que me corroían. Solo esperaba que no durase para siempre. O que al menos hubiera hechizos para contrarrestarlo... <<¡Atiende a tus amigos, que están hablando!>>


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

685 Re: Torreón Letargo (Archivo IV) el 28/07/14, 08:36 pm

Dal

avatar
-Menosss guassssssssssssssssssssa - digo exagerando aún más el sonido sibilante en la palabra. Sigo la mirada del chico y veo una estirge en la puerta aunque técnicamente esté fuera.- Dejémossslassss fuera de momento, aunque no entiendo por qué nosss atacaron en un principio - miro al chico y observo que está más calmado.- Bueno, ssssi no te importa voy a practicar. Quiero dominar esssto antesss de que ssse me haga de día.

Al principio me voy apoyando en las cosas para avanzar pero conforme avanzan los minutos cada vez menos. Pasados unos minutos no necesito apoyarme pero voy muy lenta, cuesta mucho aprender a moverse correctamente cuando te han desaparecido las piernas y arrastras una cola de serpiente gigante. Por suerte a cabezota no me gana nadie, cuando por fin me consigo mover con un poco más de soltura llegan Marsi y Alice.

Fulmino a Alice con la mirada y luego me echo a reí. Sí, ahora que me muevo mejor me río, si el comentario hubiera llegado hace una hora de seguro no me lo habría tomado bien.

-Eh, eh, tranquila que andasssss muy acelerada - le digo a la humana.- ¿Qué osss parece sssi nosss lo contáissss con másss calma?


_________________________________________

Soy Dal, hijo del Estío y el Crepúsculo. Señor del Vacío y Amo del Infinito. Destructor de Mundos y Artífice de Infiernos. Conde de la Nada y Duque de los Océanos. Rey del Purgatorio y Terror del Cielo. Marqués del Inframundo y Barón de la Muerte. Por todos estos titulos, Invitado, reclamo tu vida para mí .

686 Re: Torreón Letargo (Archivo IV) el 29/07/14, 01:17 pm

NH


Marsi pasó todo el camino de vuelta mirando embelesada la bolsa que Saren le había dado. Le habían faltado hojas en la libreta para agradecérselo, y rostro para expresar la ilusión que le hacía. La llevaba colgada del cinturón, bien asegurada, y la palpaba de vez en cuando para asegurase de que seguía en su sitio. Evitó el comentario de Alice sobre la magia, sin dar una respuesta clara, no quería que se le agriase el humor, y prefería esquivar cualquier situación incómoda hasta que fuese imprescindible contarle a su amiga lo de su precio.

Llegaron a Letargo, y comprobaron que alguien había hecho limpieza de estirges. Apenas quedaban unas pocas, o tal vez estaban todas escondidas en algún punto del torreón. Todos parecían estar bien, salvo alguna dificultad por sus respectivas transformaciones, como en el caso de Sura. Al parecer, era Dhelian el responsable de las estirges, y el que se había encargado de echarlas del torreón. Un brujo, como Alice.

Se pusieron al día. Marsi dejó escapar pensamientos venenosos ante la menciçon de Tap y su inoportuna y nada productiva visita. Dejó que Alice se encargase de dar detalles sobre la taberna y ella habló de su conversación con el violinista, y del hecho de que tendrían que mudarse en breves a otro refugio.

''Yo me iré a la Sede esa, pero están bastante cerca los refugios así que podremos seguir viéndonos aunque nos separemos''

687 Re: Torreón Letargo (Archivo IV) el 29/07/14, 05:05 pm

Evanna

avatar
Dhelian fue el encargado de abrir a Marsi y Alice cuando volvieron, el abrazo de Alice al llegar le reconforto y le hizo tranquilizarse aun mas de lo que lo estaba. Escucho atento toda la explicaicon que habían obtenido en la taberna aquella charla "amena" con aquellos transformados y lo que Marsi había podido descubrir sobre aquel otro dullahan.

Por otro lado Alice había dejado a sus onyces afuera y aprecia estar rebosante de una energía que Dhelian ya había empezado a notar desde hacia un rato. Sus dedos cosquilleaban, sus pies pedían movimiento, pero la explicación de que pronto deberían irse del torreón a uno de esos refugios mencionados le hizo volver un poco a tierra.

-Yo también tengo algo que añadir para evitar...sorpresas- dijo algo incomodo pero el apoyo anterior de Surasara le había dado valor suficiente-Soy el brujo de las estirges de allí afuera, pero también soy un ghoul, mi tranformacion es mixta...así que no os sorprendáis mucho si mi alimentación cambia radicalmente- dijo rascándose un poco la nuca con una sonrisa nerviosa, haciéndose un hueco en el sofá para coger el libro de transformaciones-Y bueno...tengo que buscar información sobre las estirges, pero supongo que lo haré en Serpentaria que es donde creo me mudare ¿Y los demás?- dijo cambiando rápidamente de tema aun la situación le era un poco incomoda de tratar, ya se acostumbraría- Ah...dijisteis algo de cambiaros el nombre ¿os lo cambiareis?- pregunto mas rápidamente levantándose de nuevo del sofá con cierta impaciencia. Vale, no podía estarse sentado, quería moverse y por extraño que apareciera, quería salir, verse rodeado de aquellos pájaros negros volando a su alrededor escuchando sus graznidos y el aleteo de sus alas, quería hacer magia...quería...no sabia ni lo que quería. Solo lo deseaba todo en aquellos momentos. Pero antes....debían solucionar los detalles que quedaba un sueltos por el torreón.

-Y deberíamos hacer algo con Drael- aviso a las recién llegadas pues, no era por nada, seguían teniendo el cuerpo del difunto sinhadre en el torreón como si solo estuviese dormido u algo.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

688 Re: Torreón Letargo (Archivo IV) el 31/07/14, 04:32 pm

Jack

avatar
Estuvimos un rato hablando de lo que habíamos hecho y de lo que había pasado en el torreón entre tanto. Un tal Malahierba les había visitado y advertido sobre los dos anteriores que vinieron, pero ya nos había avisado Bastel así que tocaba tener cuidado con malajes como ellos. ¡Y Dhelian era brujo! Pero también ghoul. <<Qué cosas>>

Entonces... ¿eres un brugho?—inquirí, medio en serio medio en broma—. Yo creo que me mudaré a Serpentaria también, aunque visitaré la Sede a menudo para que ninguno se olvide de mí.

Luego volví la mirada al libro y empecé a leer, sabedora de que las onyces me llamaban desde fuera y tendría que salir pronto... Hasta que Dhelian volvió a hablar, sacando a colación un tema que me hizo abrir mucho los ojos. ¡Me había olvidado de Drael! ¿Es que estaba loca y ciega?

¿Q-qué hacemos? S-se me olvidó preguntar en la Biblioteca sobre rituales sinhadres... ¿No teníamos un cuaderno de un sinhadre de la cosecha anterior? Quizá salga algo ahí...

Me había levantado a la vez que hablaba, cabreada conmigo misma por haber olvidado algo así. <<Por lo menos podríamos taparlo o algo... O...>> Pero un portazo escaleras arriba me sobresaltó. Salí disparada hacia la escalera, cogiendo mi espada de camino, pero solo vi un par de onyces escaleras arriba. Me miraron burlonas al tiempo que otras daban otro portazo.

¡Basta! ¡Os digo que paréis!
¡Pues ven con nosotras!—exclamaron varias a la vez que se lanzaban en picado contra mí pero me esquivaron en el último instante.
¡Llevas un año con esos niñatos, ven con nosotras!—exclamaron otras aún molestando a las estirges. Por suerte no les entenderían.
Estás deseándolo. Ellos pueden encargarse del niño, ven con nosotras, anda—me susurró una dando vueltas alrededor de mi cabeza.

Y tenía razón. No tenía ni idea de qué hacer con él ni ganas. Así que alcé las manos y les pedí calma.

¡Calmaos, parad de una vez! ¡Iré, pero comportaos!—y como eso las apaciguó, me giré a mis amigos y, crispada, dije—. Ahora vuelvo, ¡no os preocupéis!

Aventuras de Alice:

Dicho eso, salí al patio. No iba a bajar el puente para mí sola, levitaría y punto. Así que lancé el hechizo y salí corriendo de allí, llevando a todas las onyces conmigo. Pero no me fui muy lejos sino que me quedé a un par de calles del torreón. Y ni siquiera bajé al suelo, temerosa aún de las trampas de la ciudad.

¿Ves? Ya tenemos la ciudad para nosotras. ¡La noche es nuestra!
Vale, vale. A ver, antes tuve una idea. Si podéis cubrirme del agua...—empecé, pero varias, solícitas, se lanzaron a hacerlo y dije riendo—¡No, no! ¡Dejad que me empape! Decía que si podéis hacer eso, podéis... ¿servirme de apoyo? Ahora estoy levitando, pero... ¿podría caminar sobre vosotras?
Eso depende. ¿Te fías de nosotras?—me susurró al oído una de forma humanoide.
No respondí. Si eran mi dominio y debían obedecerme, debería fiarme. Sin embargo, aún no me obedecían del todo, así que no podía fiarme del todo... Al menos, gracias al libro, ya sabía que no podían ni matarme ni herirme voluntariamente.

Poneos debajo de mí. Impedid a toda costa que me caiga. Vamos.

En lugar de lo esperado, formaron un amasijo sin forma a mis pies. Parecía mullido pero no era mi idea.
No, así no. Suelo, plano.
Aclárate, boba.

Ahora sí hicieron algo más decente, aunque demasiado pequeño. Tras varios intentos conseguí que formaran varios pares de "losas" de sombras. Apenas estábamos a medio metro del suelo, así que probé. Primero bajando yo misma para probarlo con las manos y luego deshaciendo el hechizo justo encima. La sensación fue rara, pero con un poco de equilibrio me mantuve en el sitio. Era mullidito pero sólido.
¿Vas a estar ahí todo el día? ¡Venga ya!
¡Hacedla más larga! Quiero varios metros idénticos y un par de escaleras.
¿Para qué?
Oh, venga, ¿es que no podéis? Menudas onyces me han tocado.

Lo hicieron, entre gruñidos, pero lo hicieron. Y fue genial. Caminé y correteé durante un rato en el que el tiempo desapareció, aumentando más y más la altura, hasta que les ordené hacer un pasillo sobre los tejados de la calle hasta Letargo y, una vez allí, una espiral en torno al torreón. Cuando pasé por las troneras del salón saludé a los de dentro con la mano para luego volver a alejarme por otra calle.

¡Niña, podemos hacer mil cosas más que esto!
¡Ponnos a prueba si te atreves!
¿Ah, sí? Pues... Bajad todas a la calle. ¿Habéis visto la plaza de las estatuas? Pues vamos a hacer lo mismo pero de otra forma.
¿De qué forma?
¿Os fiais de mí?

¿Qué forma iba a darle? Pues cual si no: la de un teclado de ajedrez con sus dos hileras de piezas dispuestas para la batalla. Todo se hizo a toda velocidad y no quedó perfecto tampoco, con excepción de las onyces de aspecto monstruoso que dejé tal cual. Fue relativamente sencillo porque, además de que tuve que modelar lentamente algunas de las piezas, las que estaban listas tardaban unos segundos en aburrirse, como era de esperar. Pero en cuanto les dije de luchar ambos bandos entre sí y que yo lideraría uno de ellos, volvieron a tomar esas formas. Y así estuve jugando, a lomos de una amalgama de onyces con forma de escorpión. Entre tanto, el tiempo voló, ni me di cuenta. Pero cuando terminé, más o menos, fue más épico de lo que había imaginado, con toda la lluvia, la Luna Roja resplandeciente, las onyces jugando su papel de forma excesivamente realista y mi escorpión arrasando con sus tenazas y aguijón. Ojalá hubiera tenido una cámara para grabarlo todo... Estornudo. Diablos. Estaba chorreando, normal que estornudara. Así que pensé en volver al torreón y desmonté... Y de pronto todo el ajedrez se deshizo de forma caótica, envolviéndome.
¡Eh!

Las onyces se lanzaron contra mí, tanto formando una esfera a mi alrededor como pegándose a mi ropa.
¡Así no me voy a secar!
Pero no te mojarás más. Usa tu magia, que pareces recién cosechada.

<<Uh, cierto...>> Pero también... ya llevaba mucho rato fuera, debería volver... Sí, mejor.
Llevadme a la última planta de Letargo—no quería aparecer por el patio por si estaban de funeral allí.
¿Qué? Venga ya...
Obedeced. ¡Rápido!

Y obedecieron. Sin romper el "habitáculo" en el que me habían encerrado, me llevaron al lugar indicado, ignorando a las estirges que nos vieron ascender. Una vez allí, se despegaron de mí pero no rompieron el "paraguas esférico" hasta que hube entrado al torreón.
Muchas gracias. ¿A que os ha gustado el ajedrez?—les dije con una sonrisa a cambio de burlas.

Llegué cuando estaban todos dormidos... o no, porque escuché el deslizamiento de Sura en el salón, pero no bajé. En lugar de eso, entré a hurtadillas en nuestro dormitorio, cogí ropa limpia, me sequé y cambié en el baño, y volví al dormitorio. Había una onyce ocupando mi cama, así como otras sentadas en los muebles. Reí en silencio y me dirigí a la cama, pero la onyce me bufó.
Aquí duermo yo. ¡Búscate otra!—y la condenada se estiró a todo lo largo mientras lo dijo.
¡Eh! ¡En esta hay sitio!—exclamó otra cuando estaba a punto de echar a la ocupa.

Me giré hacia esa y la vi señalar una cama. Automáticamente me sonrojé, me giré hacia mi cama y susurré:
Largaos.
Tú sabrás, pero te vendría bien algo calentito para no resfriarte—dijo la de la cama con una sonrisa burlona.
Fu-e-ra.
La de la cama sacó la lengua y, junto a la otra, se fueron por las troneras, riendo, pero las de los muebles se quedaron. Me senté en el borde de la cama, indecisa, empezando a tiritar. <<Serán... ¿Y ahora qué hago?>> Me daba cosa que siguieran observando, aunque nunca podría librarme de ellas. Al menos razón en lo de enfriarme tenía... Pero como si eso fuera lo realmente importante del asunto.

Unos minutos después, volví a escuchar a una onyce segundos antes de dormirme.
¿Y para esto me echaste? Anda que... —y siguió parloteando, primero sola y luego con otras, pero sin molestar. Es más, aunque hubieran gritado habría seguido durmiendo como si nada.



Última edición por Jack el 31/07/14, 06:22 pm, editado 1 vez


_________________________________________

Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier...
Spoiler:
El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Sed...

Compis de Sinceridad:
De momento, estos son los deseos/nombres que Sinceridad coloca a sus compis:
Sox= Chamán
Nadzieja = Silencio
Mónica = SinGritos
Tay = Directo
Eorlir = Mapa
Ina = Tímida
Eriel = Fanático 1
Barael = Fanático 2
Dafne = Cría
Lorenzo = Enrevesado
Sakrilt = Sakosa
Siete = Dudoso
Rádar = Callado/Carabés
Fahran = Madura

Warning: estos nombres están sujetos a cambios según el parecer de Sinceridad.

689 Re: Torreón Letargo (Archivo IV) el 31/07/14, 05:15 pm

Alicia

avatar
- ¿Os dais cuenta de a que hora llegamos?- preguntó Alder con guasa. Se les había ido el tiempo entre charlas.- tienes más posibilidades de ver a la varmana soñando que aqui ahora.
- ¿Que quieres hacer, Dirke? Es un poco violento entrar sin llamar...
- No porque lo sepamos por experiencia..
- Pero quizás sigan despiertos. Es la Luna después de todo.
- Sí, quizas se les haya muerto alguien y se haya cagado encima antes. O tengan una en coma. Suena a insomnio.


_________________________________________

-

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 57 de 59.]

Ir a la página : Precedente  1 ... 30 ... 56, 57, 58, 59  Siguiente

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.