Conectarse

Recuperar mi contraseña



Últimos temas

» Libo
por Nihil Hoy a las 03:22 am

» Clínica y taller de biomecánica
por Nihil Hoy a las 02:00 am

» Torreón Silente
por Birdo Ayer a las 04:52 pm

» El Cuchitril
por Tak 15/11/19, 05:12 pm

» Torreón Sendar
por Tak 15/11/19, 04:44 pm

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


El record de usuarios en línea fue de 98 durante el 13/08/19, 07:13 am
Estadísticas
Tenemos 184 miembros registrados
El último usuario registrado es aceice

Nuestros miembros han publicado un total de 40715 mensajes en 770 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

No estás conectado. Conéctate o registrate

Rocavarancolia Rol » Rocavarancolia » Anexos » Incisos » Con unas puntadas basta

Con unas puntadas basta

Ir abajo  Mensaje [Página 1 de 1.]

1Con unas puntadas basta Empty Con unas puntadas basta el 05/03/18, 01:36 am

Goliat

Goliat
En momentos como ese se arrepentía de no haber aprendido a coser. Tras el incidente con Verael, una de las tiras de su binder había quedado rasgada, y aunque con la parálisis poco le había importado llevarlo mal (o no llevarlo), ahora que estaba recuperada no podía dejarlo pasar. Sobrevivir había sido una sorpresa, y ya que lo había conseguido al menos quería mantenerse a gusto consigo misma, y a ser posible sin tener que esconderse el pecho con vendas a lo Mulán.

El tejido estaba demasiado desgarrado como para ponérselo con efecto alguno, y a pesar de haberlo lavado concienzudamente, todavía le quedaban manchas de sangre. Requería de buena mano, y para eso la mejor era Pam.
Arrugó el binder para que pareciera a simple vista una prenda cualquiera y lo dejó en su cama, junto a la camiseta que había corrido la misma suerte tras el mordisco. No podía llevarlo a sala, delante del resto; la idea era llevar a Pelusa al cuarto, sin nadie de por medio. Con suerte, Pam no haría muchas preguntas, y si las hacía siempre podría refugiarse en las diferencias culturales entre planeta y planeta. Sin duda no estaba ni la mitad de nerviosa de lo que había estado cuando le tocó explicarse con Hyun, aunque el resquemor seguía allí. Sabía que tarde o temprano iba a salir el tema, y no era su plan el ir contándolo uno a uno pudiendo matar varios pájaros de un tiro, pero aún no se sentía con fuerzas ni en la situación de hacerlo.

Encontró a la mona en la sala. Tomó una bocanada honda de aire antes de acercarse, deshaciéndose de sus inseguridades. «Venga hombre, ni que le fueras a pedir cocaína.»

Pelusa, ¿estás ocupada? ¿Me podrías coser un par de cosas?


_________________________________________

♪♫♬:


Con unas puntadas basta Mercad11

2Con unas puntadas basta Empty Re: Con unas puntadas basta el 20/03/18, 05:17 pm

Evanna

Evanna
La mona del queso se encontraba en el salón con su atención en los hechizos por terminar, dado que su movilidad aun seguía precaria por las quemaduras en los pies, cuando vio a Rox entrar bajar y acercarse. Ante su pregunta levanto la vista de sus hojas, observándole.

-Claro, me ayudara a distraerme -indico la mona del queso que viendo que no cargaba consigo lo que sea que quisiera que le cosiera, supuso que lo tenia arriba y no querría ir restregándolo a todo el torreón o simplemente prefería que cosiera arriba, ciertamente no le molestaba demasiado- Ayúdame a subir y le echare un vistazo, a ver que puedo hacer...así de paso guardo esto, que no es plan de dejarlo desperdigado por aquí con tanto pequeñajo- añadió reuniendo las pocas hojas de los hechizos que poseía para hacer un pequeño montoncito y poder ser ayudada por Rox a ir hasta el cuarto.

Ya cuando estuvo arriba y sentada en la cama, observo a Rox atentamente, con curiosidad.

-¿Que quieres que arregle? -pregunto interesada pues el humano había tenido realmente días difíciles tras todo el incidente de Verael y apenas si iban volviendo a normalidad y organizándose en el torreón, si es que existía alguna normalidad en ese sitio.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Rua habla =  #9932CC
Rua piensa = #CD5C5C
Dédalo piensa = #FFFAFA

3Con unas puntadas basta Empty Re: Con unas puntadas basta el 24/07/18, 12:14 am

Goliat

Goliat
Sí, ¡marchando! —esbozó una sonrisa para dejar escapar por ella todos sus nervios. Surtió algo de efecto—. Gracias Pelusa.

Mientras la ayudaba a subir, aprovechó para mentalizarse y ponerse en el papel. Tenía el discurso rallado de tanto haberlo hecho en previas ocasiones, pero no era lo mismo salir sin más del armario que dejar una prenda privada bajo el cuestionamiento de otro.
Ayudó a la mona a sentarse en la cama y acto seguido fue a por su ropa. El binder estaba doblado dentro de la camiseta rasgada, con tal de darle menos importancia.

Son estas dos cosas. —se las tendió antes de tomar asiento a su lado—. Con todo... lo de la semana pasada, quedaron hechas jirones.

Esperó, paciente, a que Pelusa las viera y/o comentara algo. Aún si no preguntaba de que se trataba, Rox ya se habia mentalizado a sincerarse de una vez con ella.


_________________________________________

♪♫♬:


Con unas puntadas basta Mercad11

4Con unas puntadas basta Empty Re: Con unas puntadas basta el 27/07/18, 04:16 pm

Evanna

Evanna
La mona del queso observo lo que Rox había dejado sobre la cama y luego observo con atención al humano por unos segundos. Había notado mientras la subía algo que no terminaba encajarle del todo con la imagen general que Rox mostraba, especialmente tras cocer al resto de sus compañeros y conocer recientemente sobre lo del la existencia de sujetadores o camisas adaptadas para el pecho. Tomo la camisa para observarla viendo el estado, fácil de coser y seguidamente lo que parecia una camisa ajustable que se encontraba debajo. No había visto antes algo así, no lucia a simple vista muy cómoda, parecía ser mas bien..¿opresiva?.

-Esta camiseta, luce bastante apretada y tiene bastante uso a simple vista, debes usarlas casi siempre, imagino- dijo tocando al tela mientras verificaba que podía hacer para coserla de nuevo pues si era de oprimir debía asegurarse que no se quedase muy suelta al coserla o no tendría el mismo efecto- No luce como una armadura interna para protegerse, ¿porque usas algo que luce tan apretado sino es por un factor de protección? - cuestiono Pam mas con duda que otra cosa, pues no terminaba de entender su funcionalidad real, sin mirar en si a Rox mientras sacaba agua de su muñequera y algo de hilo para la camisa empezando a remendarla al ser la mas sencilla de las dos a espera de ver si decía algo para luego cuando terminase ponerse con la otra mas apretada.

No quiso cuestionar directamente lo que le había parecido notar parcialmente mientras Rox la subía, pues ni estaba segura ni sabia si eso era algo normal para algunos humanos.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Rua habla =  #9932CC
Rua piensa = #CD5C5C
Dédalo piensa = #FFFAFA

5Con unas puntadas basta Empty Re: Con unas puntadas basta el 16/01/19, 04:06 am

Goliat

Goliat
La peor parte de las montañas rusas es cuando esperas para montarte en ellas, y para Rox su equivalente a la situación actual era que Pam viese el binder. Cuando la mona del queso cogió la prenda, la australiana sintió una suerte de ansiedad combinada con la aceptación de que ya estaba hecho.
Sonrió, con la característica sonrisa incómoda de un niño pequeño al que han pillado en plena trastada e intenta disimular lo obvio. No podía hacer otra cosa, ya que la forma de deducir de la mona del queso era tanto certera como cómica.

Ya, es que... no es una camiseta. —añadió, sin saber bien qué decir. Luego se sentó en el borde de la cama, cerca de Pelusa, mas lo suficientemente separada de ella como para no molestarla en su trabajo—. Se llama binder. Es como los sujetadores que tenemos por ahí. Sirve para ocultar, en fin... esto. —hizo un círculo alrededor de su pecho con la mano abierta, sin llegar a tocarlo—. Al menos protege mi autoestima.

Una risa corta, luego un suspiro. Miró a Pelusa, concretamente como sus manos se movían al manejar la aguja y la concentración que mostraba. La australiana tuvo la corazonada de que no le costaría tanto sincerarse con ella; puede que por la repetición, por saberla razonable o por poder respaldarse en las diferencias culturales entre ambas. Fuese como fuese, la pequeña había demostrado ser lo suficientemente coherente y madura como para tener qué no ponerse en lo peor.

Yo, bueno… no nací exactamente hombre. La gente como yo lo usa cuando no está cómoda con su cuerpo. Por eso está gastado. —echó el cuerpo para atrás, guardando silencio unos segundos—. Es un poco complicado, aún tengo que hablarlo con el resto.


_________________________________________

♪♫♬:


Con unas puntadas basta Mercad11

6Con unas puntadas basta Empty Re: Con unas puntadas basta el 16/01/19, 05:12 am

Evanna

Evanna
Pam escucho en silencio, dando puntada tras puntada de forma tranquila y diligente pero sin perder detalle de las palabras de Rox. Saber el nombre de especie de camiseta interior ajustada no le decía mucho, pero el porque de su uso si que lo hizo, por ello levanto lentamente la mirada hacia Rox, en una suerte de confusión genuina. Ella no usaba sujetadores porque era plana como una tabla, pero había sabido de estos por sus compañeros, así que sabia  de su utilidad. Ese binder, como Rox lo había llamado, ya no era que sujetase el pecho para mantenerlo en su sitio...es que con lo opresivo que se veía a simple vista debía simplemente aplastarlo contra el cuerpo. No debía ser nada cómodo.

Y ante todo, no le vio tampoco sentido a que un hombre lo usase, al menos hasta que Rox hizo aquel gesto circular sobre su pecho, fue ahí lo comprendió aunque le resultase aun confuso con la imagen que poseía de Rox. <<Entonces eso era lo que sentí antes cuando me cargaba...>> creía haberse confundido o que era algo característicos de algunos humanos, no lo había atribuido a que era simplemente pechos sin mas, como los que ella misma tenia pero mas desarrollados.

Pelusa se mantuvo en silencio, parpadeando despacio buscando procesar la información, no se alarmo ni mostró mas expresión que de la sincera confusión, cuando recorrió la figura de Rox de nuevo. << Entonces, era realidad es una mujer y no un hombre...¿pero oculta sus pechos para parecer un chico? ¿porque? ¿Es un particularidad de habitantes de su mundo?. Entonces...Hyun o Ain, ¿podrían ser chicas? >> pensó un poco confundida por un instante. No se le estaba aclarando realmente. << Aquellos que no se sienten cómodos con su cuerpo...>> aquel pensamiento se quedo grabado en la mente de Pam por uno instantes antes de finalmente hablar.

-Naciste mujer..., pero no te gusta el cuerpo que posees por serlo y usas este ¿binder?, para intentar ocultar eso que no te agrada de ti mismo en la medida de lo posible...¿es algo así? - murmuro Pam en un intento de buscarle sentido dentro de lo que si entendía de aquella explicación. Se le hacia entendible y a la vez complicado de entender al mismo tiempo. Miraba a Rox y aun a pesar de aquella explicación del conocimiento de lo que realmente se ocultaba bajo aquellas prendas, no veía a un hombre o a una mujer....veía solo a Rox. Tal vez debería mostrarse mas extrañada, aunque confusa si que lo estaba, o tal vez resultarle abominable, no estaba segura, pues realmente no sentía nada de eso.¿Cambiaba a algo el cuerpo que poseyera bajo aquellas prendas el hecho de que Rox...seguía siendo Rox? Para Pam no había mayor diferencia, realmente.

El porque de aquella emoción de disgusto por su cuerpo era lo que no entendía, pues no sabia si era algo puntual suyo, o algo mas generalizado que también podría estar ocurriendo en otros humanos del grupo. Y no es como si fuese a intentar ir viendo desnudo a todos sus compañeros para averiguarlo, no le interesaba lo que ocultaba bajo sus prendas.

-¿Por qué?...- indico Pam volviendo su mirada a la costuras que hacia- ¿Te has sentido así siempre....o te ocurrió algo que hizo que el cuerpo con el que naciste ya no te agradase? - pregunto Pam de forma suave y directa, pero aun así intentando tener cierto tacto- Veo que todo esto, parece causarte una gran incomodidad, contármelo quiero decir...pero no me importa lo que haya bajo tus ropas, no cambia que sigues siendo Rox.- indico Pam levantando un poco la vista de nuevo para observar al humano- Y creo que de algún modo, puedo entender esa incomodidad con tu cuerpo de la que hablas, aunque creo que nuestros motivos tal vez sean diferente...eso si puedo entenderlo...pues llegue a sentirme ya no incomoda, sino asqueada del cuerpo femenino que tenía y de la utilidad que intentaban darle allá donde vivía. Ese si es un sentimiento que conozco, en cierta forma - dijo con un voz gelida por un instante, cerrando los ojos uno segundos antes de posar sus ojos lavanda de nuevo directamente en los ojos de Rox, tranquilos y serenos pero con un tinte de preocupación apenas notorio en su expresión de muñeca.Su voz se suavizo perdiendo aquella frialdad anterior- Por eso lo pregunto...¿te ocurrió algo que hizo que intentaras ocultarlo y te sientieses incomodo?


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Rua habla =  #9932CC
Rua piensa = #CD5C5C
Dédalo piensa = #FFFAFA

7Con unas puntadas basta Empty Re: Con unas puntadas basta el 17/01/19, 02:16 am

Goliat

Goliat
«Yyy, ahí está» pensó al ver la evidente confusión de la mona, anticipándose aquella expresión. Sus gestos le sacaron una pequeña sonrisa, en especial cuando notó como esta revisaba su figura. Ante la primera respuesta de Pam, Rox sacudió la cabeza suavemente, convirtiendo el movimiento poco a poco en afirmativo.
Sí… Más o menos algo así.

Esperó a que esta continuase hablando o bien, terminara de reaccionar para no atragantarla a información, más el rumbo que tomó la conversación le pilló por sorpresa. La rubia abrió bien los ojos, tensándose ante sus suposiciones. En parte, le resultaba entrañable que se preocupase tanto, pero por otro lado no quería hacer de aquello algo más violento de lo que realmente era. La manera en la que Pam describía su desagrado le hizo pensar en lo mucho que debía haber visto y vivido, sobre todo teniendo en cuenta la clase de cosas que pasaban en el mundo de la menor; y es que a veces olvidaba que la propia Pelusa había sido una esclava. Quería preguntarle de dónde y a qué venía tanta repulsión, pero algo le decía que sería más agradable no saberlo. Tragó saliva, claramente consternada, mas forzando una sonrisa apurada cuando sus ojos se encontraron directamente.

¡No, no! No me pasó nada, no te alarmes. Diría que es de siempre. Es… distinto, sí, creo. —dirigió la vista al suelo, callando el tiempo justo para conducir sus pensamientos—. En mi mundo también se hacen algunas cosas con el cuerpo femenino que no me gustan nada, pero… no sé si son parecidas. Se utiliza como objeto y reclamo sexual constantemente, pero lo mío no viene de ahí. Aunque bueno… —hundió los dedos entre el pelo de su nuca, pensativa—. No te niego que algo me haya influenciado.

Tenía la impresión de que su explicación se quedaría muy corta para lo que se pudiera estar imaginando Pelusa. Hasta le daba cierto apuro que pudiera quedar como algo nimio, pero se limitó a seguir hablando y no pensárselo dos veces. Era peor si se agobiaba con sus propias paranoias.

Lo que tengo se llama disforia. No le pasa a todo el mundo, pero… en fin, soy uno de los afortunados que nació con ello. Básicamente mi cerebro no concuerda con mi cuerpo. Provoca ansiedad e incluso depresión. Ser mujer pero nacer en el cuerpo de un hombre, ser hombre pero nacer con el cuerpo de una mujer… El tema del género es algo bastante complejo en la Tierra. —juntó ambas manos. Las tenía frías—. Lo mío es más complejo aún, porque no caigo ni en hombre ni en mujer. A veces tener pecho me da… mucho asco. —pronunció las palabras despacio, como si tuviera que suavizar lo que sentía—. Incluso vestirme como una chica o utilizar pronombres femeninos me da apuro. Pero luego hay cosas que están asignadas a ser mujer que no me desagradan en absoluto, y al revés. Cosas del género masculino que no quiero ni con cola.

Se frotó los ojos, suspirando nuevamente.
Al final solo quiero ser yo misma. No me han hecho nada malo para que quiera ser así, pero si que me lo han hecho por querer serlo. —explicó vagamente, con la vista perdida en algún punto del suelo. Gesticulaba con suavidad—. En mi mundo casos como el mío son cada vez más normales, pero hay muchos que todavía no lo aceptan. Hasta hace menos de medio siglo a la gente como yo se le hacían cosas horribles, y aún quedan. Yo voy a seguir siendo yo, pero… en fin. He visto tanta mierda que me es inevitable ponerme nerviosa cuando me toca hablar de esto.

Soltó una sola carcajada, casi un resoplido, con un toque de sarcasmo en ella. Después, levantó la mirada hacia Pam, esta vez dedicándole una sonrisa más animada según se ponía cómoda en la cama. No quería darle pena ni buscar su consuelo, con sincerarse, no confundirla demasiado y tener una conversación con ella le bastaba.

Pero en serio, no te preocupes por mi. Además, ¡estoy muy a gusto con vosotros!, y tú me estás haciendo un favor enorme al coserme estas cosas. El binder me ayuda a sentirme mejor.


_________________________________________

♪♫♬:


Con unas puntadas basta Mercad11

8Con unas puntadas basta Empty Re: Con unas puntadas basta el 20/01/19, 04:49 pm

Evanna

Evanna
La mona del queso suspiró suavemente cuando escuchó las palabras de Rox confirmando que su intuición estaba equivocada sobre su situación y Pam, agradeció enormemente que esta hubiese fallado en aquella ocasión.  Conforme fue hablando nuevos conceptos aparecieron, conceptos que sin embargo si le eran conocidos en cierta medida y que hizo que su ceño se frunciera en claro desagrado. “Reclamo sexual” le daba nauseas tan solo pensar en ello y ver que hasta Rox había pasado por algo similar, a juzgar por sus palabras mas leves que en su caso le hacia darse cuenta que en cierta medida sus mundos no eran tan diferentes en ciertos aspectos.

<<Al parecer es algo que vaga por todos los mundos,haya esclavitud o no, el ser vistos como objetos no parece cambiar demasiado...Aunque según parece en su mundo solo parece ser con las mujeres, extraño. En ordesta el sexo no importaba mientras fueses un mono del queso, acabarías perdiendo de todas formas>> pensó sin dejar que sus pensamientos enturbiaran su atención a las palabras de Rox, que sincerandose, buscando explicarle de la mejor manera posible para que ella entendiera y Pam no iba a desmerecer su esfuerzo.

Le interesaba saber que era lo que parecía causarle tantos problemas de aquel asunto. Le escuchó con toda sus atención puesta en sus palabras mientras sus manos trababan sobre la tela habilidosamente, casi sin prestarle verdadera atención movida por la costumbre. Y la explicación que Pam oyó sobre la disforma, otro termino nuevo que no conocía le resulto extraña, entendible pero extraña.<< Es difícil de creer que esto pasa, pero quien soy yo para negarlo...la suerte desde luego puede ser muy perra a veces si es verdad que se la pasa dándoles a algunos, cuerpos que no les pertenecen >> pensó Pam con un leve suspiro, no sonaba cómodo definitivamente, mas al oirle decir como el hecho de tener mucho a veces le desagradaba tanto, igualmente que le aprecia desagradar cosas propias de un cuerpo masculino. No era entonces sentirse de una forma ni de la otra, indefinido. <<Debe ser un autentico dolor de cabeza >> pensó Pam que solo la explicación le estaba confundiendo no imaginaba como debía ser estar sintiéndose así todo d el tiempo, aborreciendo y ansiando ala vez cosas de un cuerpo que es tuyo y a la vez no lo es.

Era evidente cuanta incomodidad sentía Rox a pesar de que trabajaba de explicárselo, no había que ser muy genio leyendo ala gente para darse cuenta de ello. Aun así Pam no sabia como darle ánimos o si decía hacerlo, no sabia bien que decir al respecto porque era algo enteramente nuevo para ella.

-Puede que haya cosas que no entienda de tu explicación pera ¿es necesario definirte de una forma u otra...para ti mismo o para el resto?- pregunto Pelusa por lo bajo mientras sus manos terminaba las ultimas puntadas de la camiseta y cortaba el hilo para acabarlo antes de coger el binder y ponerse con este mas cuidadosamente para que estuviera bien ajustado- Si es para ti mismo, entonces ahí no puedo meterme, pero si es para el resto...dejame decirte que tu explicación no cambia mi forma de verte, no eres un hombre o una mujer, simplemente eres Rox, eso ya te define por si mismo a mi parecer. Lo eras antes de saber que hay realmente bajo tu ropa y seguirás siéndolo incluso aunque lo sepa – indico Pelusa mientras observaba con atención el binder para empezar a trabajar con el, sin alzar la voz en un tono tranquilo y calor notando por el rabillo del ojo como Rox se echaba hacia atrás en la cama, resoplando con un sarcasmo sin precedentes

-Esto no es la Tierra, y aunque hayamos tenidos roces culturales...no creo que aquí nadie vaya a juzgarte por esto, entiendan o no tu explicación al 100%, porque a nadie mas que a ti le incumbe,...aquí eres libre de ser como quieras y sentirte como quieras...algo bueno tenía que tener estar en este sitio infernal donde lo que es catalogado como correcto o incorrecto, carece de significado- dijo Pam sin titubear antes de mirar detenidamente a Rox por un instante. - Y si en algún momento te sientes con ganas de contarle al resto y ves que alguno reacciona de esas forma que hace daño que tanto sentías en tu mundo...ignoralo, olvidalo, porque no merecerá tu atención. Menos si te atacan por ello- dijo Pam con una mirada tranquila pero algo tenebrosa- Ahí entonces no dudes en dar un golpe en respuesta., porque nadie tiene derecho a decirte que o quien eres- dijo Pam volviendo su mirada al binder para ajustar bien las costuras y ver si estaba quedando bien el tirante de este o perdería su forma. No sabia si lo que decía tenia algún sentido o si le servia de algo en si, probablemente no, probablemente estaba diciéndole a Rox cosa que ya sabia y tenia asimiladas de alguna forma pero su ansiedad y nervios le jugaban malas pasadas al respecto. No podía hacer nada sobre su percepción sobre su propio cuerpo, pero si intentar, al menos, tranquilizarle sobre su excepcionar de las opiniones que los ajenos podrían tener de ello.

-Lo arreglare bien para que no tengas problema con ello y aguante todo lo que pueda – indico Pam con una mirada tranquila sobre su trabajo- Me equivoque cuando dije que no sirve para protegerse....al contrario, es una armadura....una fuerte armadura que mas que proteger tu cuerpo, protege tu mente.- aseguro Pam covnencida con eso y mas que decidida a hacer un buen trabajo arreglándolo- Así que, me asegurare que esta armadura dure mucho tiempo, todo el que necesites.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Rua habla =  #9932CC
Rua piensa = #CD5C5C
Dédalo piensa = #FFFAFA

9Con unas puntadas basta Empty Re: Con unas puntadas basta el 28/01/19, 03:34 am

Goliat

Goliat
Es para ambas cosas, en realidad. –respondió rápidamente a su primera pregunta–. Yo sé quién y qué soy, así que obviamente quiero reflejar eso y que me traten como tal.

Sonrió ligeramente ante las palabras de la mona del queso, sin poder guardarse un resoplido al pensar en profundidad sobre lo que decía. Hacía que todo pareciera fácil, simple, pero incluso en la ciudad la joven seguía arrastrando parte de sus prejuicios. A lo largo de su vida se había desecho de muchos, pero ese último año en Corea había traído de vuelta a viejos enemigos, y vaya que si los notaba. Es cierto que en Rocavarancolia se había sentido más relajada, al menos respecto a su propio género y el ser juzgada por otros, mas querer despacharse de repente de toda una secuela no era tan sencillo. Cuando Pelusa le dijo que ignorase a quienes no le aceptaran, la rubia no pudo evitar poner una mueca irónica, sonriendo como quien vuelve a escuchar un viejo chiste.

“Ignóralo”, “no le hagas caso”, “pasa de él”, “si te dice eso es porque nunca fue tu amigo”, “no te rayes”, tantas formas distintas de decir lo mismo, tantas veces que lo había oído. No solo viniendo de sus amigos, sino también de sí misma. Tantas veces que se había dicho que no le importaba, pero lo cierto es que sí lo hacía; no los ataques de desconocidos, de mentes cerradas por Internet, sino de gente a la que le tenía verdadero aprecio. Aunque ahora tuviera la coraza de la experiencia, fuese psicológicamente más fuerte y dentro de lo que cabe estuviera contenta consigo misma, era imposible no verse afectada por el rechazo de un ser querido. No quería decir que a la mona le faltase razón, claro. Ya se había desecho de gente tóxica antes y, si sobrevivían y volvían a sus vidas anteriores, posiblemente lo tuviera que volver a hacer en un futuro, pero eso no le quitaba todas las capas de dolor al asunto.

Ojalá fuera tan fácil, Pelusa. ¡Por mi no se lo contaría a nadie, no creas! No tienen porqué saberlo, y yo sigo siendo fiel a mi misma. Si cambio es porque la ciudad me tiene amargada. –dijo, en un tono más animado, dejando salir una risa al final–. Te aseguro que en la Tierra no se lo iba contando a todo el mundo, pero… a veces es peor cuando sale el tema por sorpresa. –se encogió de hombros, haciendo una mueca resignada, pensando concretamente en el momento en el que Hyun la pilló. Eso por no mencionar que a las playas de Brisbane no iba precisamente con binder y camiseta–. No sé si es la costumbre, pero a ratos sigo sintiendo como que tengo que justificarme. Y porque no me conociste a los 15 años, uff. –fingió un escalofrío, negando brevemente con la cabeza y los ojos cerrados en desagrado–. Entonces era mucho peor, como si estuviera mintiéndole a todo el mundo o escondiendo un tabú imperdonable. ¡Esto ya no es nada!

Aunque hablase entre risas y en su tono no hubiera preocupación, algo del desagrado se le había quedado pegado. No le gustaba recordar sus 15, cuando entre muchos de sus problemas se encontraban la transfobia internalizada y sentirse acomplejada por no creerse “lo suficientemente trans”. Tomó aire para quitarse la sensación de encima y así despejarse, no sin una chispa de orgullo por ser consciente de que aquello se había quedado atrás para no volver. Además, gracias a la madurez de Pam -sobre todo tratándose de un tema posiblemente muy ajeno para ella-, así como poder sincerarse sin miedo alguno, tenía una paz interior considerable.
Sus últimas palabras chocaron en la australiana como un camión a todo gas. La sonrisa se le ensanchó y los ojos le brillaron peligrosamente. Pestañeó rápidamente para evitar que se acumulara agua en ellos, pero sin duda alguna le había pillado de imprevisto. Terminó dejando el cuerpo reposar abruptamente contra la pared a la que daba su cama, abriendo la boca unos segundos en un grito silencioso.

¡Muchas gracias Pelusa! –la voz le sonó más aguda de lo normal, notablemente conmovida. Se contuvo en darle un abrazo, sobre todo porque no quería clavarse la aguja o peor aún, clavársela a ella. Aunque Pam fuera menor que ella, a sus ojos había pasado a ser casi como una figura materna–. Tienes el cielo ganado. Eso ha sido muy bonito, de verdad. No sé como agradecértelo.

Aún sintiendo el corazón blandito, escudriñó en su cabeza formas de compensar a la mona, así fuera encargándose de sus tareas durante por lo menos una semana o pidiéndole ayuda a Neil para cocinar algo especial para ella. Se le ocurrió algo más inmediato. Tras unos instantes paseando la mirada por su muñeca y analizando en silencio, se quitó una de sus pulseras y se la ofreció. Era simple, de cuero negro con una concha de cauri en medio, no muy gruesa y ajustable. De esa manera no le abultaría ni se le escurriría de las manos con facilidad.

Entre amigos nos robábamos las pulseras los unos a los otros. Es una chorrada, pero quiero que te la quedes. Además creo que esta siempre ha sido mía, ¡está “casi” sin estrenar!
Miró a la mona con una sonrisa, esperando a que se la pusiera, o al menos que la aceptase. Aquel solo era un detalle simbólico antes de que se le ocurriese como pagarle verdaderamente el favor.


_________________________________________

♪♫♬:


Con unas puntadas basta Mercad11

10Con unas puntadas basta Empty Re: Con unas puntadas basta el 11/03/19, 02:18 am

Evanna

Evanna
La mona del queso escucho con atención su explicación pero no añadió mas al respecto, ciertamente no conocía todos los detalles de su vida en su mundo y también que cada cual sabia mejor que nadie, cuanto le dañaban las cosas. Sus palabras era mas que nada una opinión propia vista desde fuera, no podía ponerse completamente en el lugar de Rox porque no era algo que había vivido, igual que sabia que Rox no podría ponerse totalmente en el suyo, porque tampoco había vivido su vida. Era normal que hubiesen cosas que cada cual no comprendiera de la otra. Eran crecimientos distintos y vivencias distintas.

Entendía el punto de Rox por lo que no vio necesario decir algo mas al respecto, ante todo era decisión de Rox si contarlo o no, en quien confiar y en quien no hacerlo. Solo podía esperar que el resto fuese mas comprensivos con el de lo que aprecian haberlo sido en su mundo, pues incluso cuando la mona del queso no podía entenderlo por completo le aprecio enormemente ridículo tratar a alguien por sentirse como Rox lo hacia. No es como si hubiera daño a nadie. << La gente es demasiado estúpida, superficial y le encanta juzgar, insultar y criticar a todo el mundo por cosas que no les importa>> pensó la niña con hastió. Le aprecia enormemente injusto.

Suspiro largamente alejando esos pensamientos de su mente y volvió a concentrarse en su trabajo hasta que el agradecimiento de Rox llegó a ella haciendo que le viese de reojo con una cierta extrañeza, no comprendiendo el por qué de este. La niña no era realmente consciente en ese momento del peso de sus palabras, tan solo había dicho lo que pensaba tal y como lo sentía.

Su agradecimiento sincero, le incomodo un poco no muy acostumbrada a esto, haciendo que desviase de nuevo su mirada del humano hacia el movimiento de su aguja sobre el descocido de binder que estaba próximo a terminar.

Sus manos estaban dando las ultimas puntadas para ajustarlo, sin saber que responderle cuando vio extender aquella pulsera hacia ella y su sorpresa se hizo evidente en el parpadeo rápido de sus ojos, que miraron primero a Rox y luego a la pulsera como si fuese alguna entidad extraña.

-¿Un regalo?- le sorprendió aquello realmente, no esperando aquello, ya siendo la segunda vez que obtenía algo de alguno de sus compañeros, ya que lo primero de todo fue aquella pluma de escribir que aun conservaba consigo y que había sido algo dado por Guille por esa festividad suya. miro al humano con un brillo algo nerviosos en sus ojos lavandas y aunque no llego a sonreír, sus mejillas generalmente tan blancas como e lresto de su cuerpo se sonrojaron ligeramente- Gracias Rox, no necesito mas que esto. Regalos...ya son dos,  es...extraño recibir estas cosas- aseguro la niña tomando la pulsera, a la que tuvo que darle dos vueltas enteras para que se ajustara en su muñeca, en el lado contrario donde se encontraba la pulsera con la esponja, donde estaban las agujas y carrete de hilos. Su pies se movieron ligeramente sobre la cama con un gesto medio infantil de ilusión- No creo que sea una chorrada, aunque este usado es valiosos porque has decidido dármelo por que así lo has querido ¿no? Y no viene dado con sentimientos de hacerme sentir mal, al contrario - añadió la niña volviendo sus ojos al binder para dar la ultimas puntadas antes de extenderlo hacia el para que lo tomara.

- Con esto tengo dos cosas que son solamente mías, es mas de lo que tenía antes de llegar aquí. La pluma de Papa Noel de Guille y esta pulsera...podría decirse que son mi propia espada y escudo, contra a mi yo de antes, igual que este bidner es tu protector. Van a traerme suerte, estoy segura- indico la niña poniéndole el binder ya listo en las manos, perfectamente ajustado aunque con la costuras realizadas de un color diferente al del original, pero siendo útil aun para la función que debían tener.

Proteger lo sentimientos de su dueño y darle esa confianza que a veces se tambaleaba.


_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Rua habla =  #9932CC
Rua piensa = #CD5C5C
Dédalo piensa = #FFFAFA

Contenido patrocinado


Volver arriba  Mensaje [Página 1 de 1.]

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.