Conectarse
Últimos temas
Ofiuco AquaeAyer a las 08:55 pmGiniroryuLa luz rojaAyer a las 05:47 pmAesIdrisAyer a las 01:12 amRedSede de los Taumaturgos06/12/21, 11:03 pmRedPijama party con Ka06/12/21, 10:18 pmMuffie
Estadísticas
Tenemos 198 miembros registradosEl último usuario registrado es danhNuestros miembros han publicado un total de 47542 mensajesen 931 argumentos.
Licencia
Licencia de Creative Commons
Rocavarancolia Rol por los usuarios del foro está licenciado bajo Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported License.

Sede de los Taumaturgos

+14
Lathspell
Red
Nihil
Jack
Kanon
Evanna
Aes
Reifon
Giniroryu
Tak
Dal
Muffie
Yber
Rocavarancolia Rol
18 participantes
Ir abajo

Sede de los Taumaturgos - Página 24 Empty Sede de los Taumaturgos

02/08/11, 06:38 pm
Recuerdo del primer mensaje :

Refugio para neotransformados. Se trata de un minarete de madera rojiza de cinco plantas decorado con cenefas y arabescos. El interior es amplio principalmente iluminado por antorchas. Se divide en dependencias individuales donde imperan los muebles de madera ignífuga, los colores cálidos y el cuero. También hay áreas comunes como una cocina, dos salas de entrenamiento bien equipadas, un pequeño estudio y un salón decorado con tapices que narran batallas importantes de la historia de la ciudad.

Los pomos de las puertas de los cuartos ocupados se vuelven de color rojo y una placa con el nombre de la o las personas que lo ocupan aparece en medio de la puerta.

Ver mensajes archivados:

Habitantes actuales:


(Dama) Abrazos
Adrune y Neil
Arcan Rel
Devoss
Eitne
Estigro (PNJ)
Guillermo
Hyun
Karime
Keiriarei
Lorenzo
Milo
Mónica
Nime
Obel Reo
Pelusa
Rádar
Ramas
Rasqa
Rena
Rox
Ruth
Samika
Saren
Siete
Sinceridad
Sox
Surásara
Tayron (y Dafne)
Varsai
Xalkoth
Zobriel


Ficha de cosechado
Nombre: Qwara Khumalo.
Especie: Humana sudafricana.
Habilidades: Rapidez mental, velocidad y nociones de lucha (boxeo y krav maga).
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 24 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

10/11/21, 02:09 pm
El resoplido de Ulmara le arrancó una sonrisa de alivio, pues al salir de la cocina y de la extraña atmósfera que la llenaba se sintió más ligera. Esos nuevos refugios debían ser una etapa mejor en su tiempo en la ciudad, pero le había costado un poco verlo con todo el drama de la situación y el reencuentro con sus compañeros.
No tengo ni idea, la verdad —le respondió a la cercana con total sinceridad, encogiéndose suavemente de hombros mientras se aproximaban a las escaleras—. Está un poco pálida y tal, pero sus cuernos son bonitos… —murmuró, intentando no pensar demasiado en ello mientras le echaba un vistazo a su alrededor.

Las cenefas y arabescos que decoraban el edificio le resultaban agradables a la vista, como también lo eran el olor de la madera y el cuero, y de forma inconsciente la ifrit se sentía muy cómoda entre aquellas paredes. ¿Sería el otro refugio igual de acogedor? Qwara no sabía la respuesta, pero la nueva pregunta de la bruja le sacó de sus cavilaciones y le devolvió al momento presente sin saber qué contestar. Por suerte Rox les había seguido y no tardó en aclararles las dudas, indicándoles cuál era su habitación para futuros y ofreciéndoles a su novio por si necesitaban más ayuda.
Muchas gracias. —le agradeció de nuevo, aún sonriendo por su broma sobre el saqueo de baúles cuando el cambiante se giró con un suspiro para volver a la cocina y a todo lo que eso implicaba.

Ahora mismo la sudafricana solo tenía ganas de darse una buena ducha y no pensar, pero no pudo quedarse callada mientras el veterano capeaba la tormenta.
Oye, siento que tengáis que comeros ese marrón —se disculpó antes de que se alejara, mordiéndose el labio en un claro gesto de incomodidad—. ¿Sabes por casualidad qué es lo que ha pasado? Ya antes de la petición tan extraña que ha hecho Kiki el ambiente era muy raro… —quizás fuera más fácil lidiar con ambos más tarde si averiguaban qué había ocurrido entre ellos durante la noche.

Ficha de cosechado
Nombre: Nery´s
Especie: Frivy
Habilidades: Velocidad, agilidad, resistencia.
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 24 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

11/11/21, 08:55 pm
El grito de su vecina le saltó un respigo y la luz se rebajó al instante, arrepentido de haber estallado así en medio de todo el mundo. Con expresión dolida consigo mismo y con todo lo que pasaba murmuró una disculpa que se perdió en lo que él se encogía.

Tan solo asintió a sus palabras mientras trataba de reorganizar sus pensamientos y calmar el corazón que palpitaba violentamente dentro de su pecho.

No pudo evitar girarse automáticamente hacia Rox con sus palabras, dolido por aquello que parecía una locura y considerándolo un poco una traición. ¿Cómo podía dar algo así? ¿Era tan normal quitarse partes del cuerpo allí? Pero en cuanto se lo dijo a él quedó confundido. A que se estaría refiriendo con todo aquello... Confiaba en él con lo que le había aguantado. No parecía decir las cosas a la ligera, quizás sería buena idea hacerle caso...

Y cuando todo parecía que se iba calmando Kiki habló de nuevo. Recibió el golpecito, siempre los había amado, siempre le habían gustado tanto... Era como una confirmación de que ella estaba ahí, sin falta de mirarla o escucharla... Y ahora dolía tanto.

Un par de lágrimas recorrieron sus mejillas. Tan abrumado como frustrado por sus palabras, cerrando los puños para no volver a alzar la voz.

—¿Entonces porque es? —Lanzó primero. —Hay amuletos gratis, sabes tan bien como yo que ahora al menos Maila tiene magia infinita y es solo cuestión de tiempo hacer las protecciones incluso negándote a que Raelene nos dé el hechizo. ¿Si no es por putísimo orgullo porque cojones es Kiki? Porque te juro que yo no lo entiendo. —Alzó tanto la voz como el brillo de nuevo, pero pasó a cerrar los ojos aún con un par de lágrimas cayendo, abrumado, con la cabeza empezando a darle vueltas y tratando de molestar a su nueva vecina lo menos posible. —Encima vas y sueltas entre líneas que te quieres pirar sin tan solo... tan solo pensar que diría. —Gesticuló con la mano bruscamente hacia la puerta y su luz comenzó a parpadear, a oscurecerse y alumbrarse. Su cabeza daba vueltas. Parecía tambalearse un poco. Trastabilló hacia atrás y como pudo se sentó en la mesa llevándose las manos a la cara. —Solo por no... por no tomar una mano vas volverte una asesina, igual que el hijo de puta que mató a Iemai. «Igual que yo... » —Se hundió aún más en sus manos.

Derrumbado donde estaba habló con la voz muy cansada para ella. —Querría hablar... querría muchas cosas contigo... —Quería los mundos con ella, lo sabía de sobra desde hace tanto...  —Pero no parece que tú quieras escuchar. Joder. No es ni siquiera la solución fácil ni la más práctica. Es tan solo lo que tú quieres que sea. Sin más.—Declaró sin mirarla, su vista perdida en el suelo.  —Pues... —se trabó con sus palabras, ahogando un sollozo y buscando fuerzas donde no las había. Y entonces la miró a los ojos. —Salte con la tuya si quieres. Pero no cuentes conmigo entonces.
GM

Ficha de cosechado
Nombre: Ulmara.
Especie: cercana alaí.
Habilidades: Velocidad, nociones de lucha y resistencia.
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 24 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

11/11/21, 11:15 pm
Ulmara estaba igual que perdida que Qwara en cuanto a lo que estaba ocurriendo. Nisiquiera se sentía capaz de asegurar que el mal ambiente no tuviera algo que ver con las sensaciones extrañas que les causaba Nery's. Tal vez no fuera el único que imponía sentimientos... Aquella idea le hizo arrugar el morro en un gesto de repelús y decidió descartarla por el momento, asintiendo con vehemencia al comentario de la ifrit sobre los cuernos de Kiki.

Tras su pregunta, la voz que le respondió a sus espaldas le provocó otro respingo y, sin darse cuenta ella, parte de la tormenta que había absorbido anoche surgió de sus manos, ocultándolas bajo una nubecilla gris que pronto se reabsorbió hasta desaparecer. Noche de alegrías, mañana de sustos.

¡Coño! —exclamó, pero enseguida se relajó y sonrió de forma ligeramente avergonzada—. Muchas gracias, Rox. Nos conformaremos con la ropa fea y molestaremos a tu novio si hace falta —añadió con diversión.

La gente que estaban conociendo en la sede le estaba cayendo bien y Ulmara se encontraba feliz de vivir encuentros con extraños en un contexto que no tenía nada que ver con la supervivencia diaria en una ciudad mortall (aunque siguieran en ella). Había ropa, tortitas, consejos para novatos... Quizás lo más mortal en aquel momento fuera Kiki, por lo que les dio a entender con la posibilidad de encontrar a su amiga congelada. Pero si no podía partirse sus propios cuernos, dificilmente iba a matar a nadie.

Pensando en la hospitalidad, Ulmara recordó a Iemai y se dio cuenta de que este era el "sitio" al que quería llegar. A esta seguridad, rodeada de una chica de lava y una payasa tormentosa y un pavo aterrador y una excéntrica neblinosa... Su ánimo se desinfló levemente y no añadió nada más, a la espera de una respuesta de Rox que le permitiese volver a poner su atención lejos de la pérdida y la culpa por sobrevivir.

Ficha de cosechado
Nombre: Kahlo
Especie: Varmana granta
Habilidades: Habilidad manual, inmutabilidad, carisma
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 24 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

12/11/21, 02:38 am
Cuando Ulmara se sobresaltó Rox puso las manos en alto como si le apuntaran con una pistola a la vez que decía “¡son de paz, vengo en son de paz!”. Los nuevos le estaban recordando al bebé de Los Increíbles, mucha fuerza descontrolada que no conviene pillar por sorpresa por tu integridad física. Bueno, “nuevos”, lo mismo le seguía pasando con Guille.

Nada, nada —les sonrió de vuelta—. Es lo mínimo. No penséis que no os hemos ayudado antes porque no hemos querido… —terminó, algo cortado. Se estaban tomando aquello muchísimo mejor que él en su momento, pero igual no se pasaría atosigándolas.
No obstante Qwara hizo una pregunta antes de que pensara siquiera en dar media vuelta. El cambiante hizo una mueca, sin saber si era correcto exponer la privacidad del ángel y sobre todo… el asunto con la otra chica. Tampoco tenía idea de que tanto sabrían ellas. La inmoralidad de la transformación de Killykki, los miedos de Nea sobre lo que esta hiciera consigo misma, toda su relación…

Más o menos. Más menos que más —tomó aire, rascándose la nuca mientras pensaba en como proceder—. Ha tenido problemas con vuestra compañerai. Un desamorío, mucha falta de comunicación y… —dudó. “¿Sabéis lo que es un precio inmoral chicas? ¡¿Y una relación tóxica?!”. No. No quería darles tantos problemas nada más llegar, bastante tendrían en el plato, como también tenían derecho de disfrutar de la ducha—. Igualmente es mejor que os lo cuente él. Es… es bastante tocho. Vuestros amigos están un poco… —hizo una mueca comprometida—. Regular —en diversos sentidos, bufó mentalmente—. Por la luna y otras movidas entre los dos.

No quería preocuparlas, pero puso especial urgencia en la segunda mitad para insistir en que lo hablaran con él. Aquello era un trabajo digno de Naeleth y Lulú, pero por experiencia sabía que los golpes se encajaban mejor con el apoyo extra de amigos.

Venga. Usad toda el agua caliente, que no se gasta —les dijo para finiquitar y suavizar las cosas. Con un gesto de despedida y una pequeña sonrisa Rox se marchó escaleras abajo, al campo de batalla.

Yyyyy no exageraba.

La luz que le llegaba tintineante era como la de los flexos en las pelis de terror, si encima le sumaba la niebla helada escapando por lo bajo y el aura del ángel… Silent Hill en la cocina. No sabía que habría dicho Killykki en su ausencia y apenas pudo escuchar la mitad de la respuesta de Nea, lo justo para poner los ojos como platos y quedarse quieto in situ. Se quedó un par de segundos en la escalera sin gana alguna de entrar, entonces recordó que su amiga seguía ahí dentro haciendo las tortitas más tensas del mundo y se armó de valor para hacerlo.

Entró arreglándose la camisa, escondiéndose en la (afortunadamente) gruesa tela para ignorar el frío y se puso al lado de Rena. Le echó un vistazo a los otros dos, pero no estableció contacto directo para no meterse de por medio.
Dime con que te ayudo —dijo en un tono que era solo para ella, serio. En su frase había muchos interrogantes y significados más allá de medir el azúcar o pasarle la mantequilla. Dios, como deseaba tener telepatía en ese mismo instante.

Ficha de cosechado
Nombre: Kyllikki Paasikoski
Especie: Humana
Habilidades: Buena menoria, muy buena, lealtad, y facilidad para los idiomas.
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 24 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

12/11/21, 08:04 pm
Kiki abrió la boca para tratar de decir algo, para decirle que tenia razón, que era verdad mucho de lo que decía, que estaba totalmente de acuerdo en que la detestara, que no quería que se sintiera así…que no es que no pensara en el. Quería decirle tantas cosas. Se lo merecía del todo, y saberlo no la ayudaba a sentirse mejor, solo a aceptar toda la reprimenda. Incluso se le crisparon las manos cuando alzo la voz y el aura del ángel la golpeo. Estuvo a punto de hacerse una pelotita y llorar, pero no quería, estaba congelada, mas de lo que su transformación la había puesto. Sin embargo, la mención de Iemai y de aquel sujeto provoco algo en ella. “Si. No. Pero si. Aunque no.” De alguna forma eso la puso furiosa, furiosa como una niña a la que no le creen que ella no tuvo la culpa. Era odioso que ambos tuvieran razón.

Dentro de ella había dos tormentas girando alrededor de un maldito iceberg en forma de corazón. Una solo quería dejar que todo se rompiera y abrazarlo y quedarse ahí y curarle la herida del pecho y empezar de cero como había empezado hace tiempo cuando el la salvo. La otra estaba congelando mas aun el hielo, gritándole que no podía ser débil, ya no más. Que para bien o para mal ahora ya no era Kiki, era algo más, que tenía que salir adelante con lo que era. Le devolvió la mirada con la respiración paralizada, asustada y a la vez sin poder decidir. Su mente estaba confusa, pero de alguna manera frunció el ceño, apretó las garras y respiro suavemente mirándolo, molesta, sin saber si era con el, con la situación o con ella misma. Un pequeño tic le empezó a hacer temblar la ceja izquierda antes de dar un largo, laaargo suspiro y responder.

V-Vale….vale muy muuuuy bien… — le dijo con la voz agarrotada por el efecto del aura y por las ganas de llorar— D-De parte de Kyllikki Pa-Paasikoski, gracias. Por todo, por salvarla y por quererla…y-y… perdón por tan poco. Pero ya no está ¿verdad? ¿Toc toc? V-Ves… nada. No contesta… —Dijo mientras se tocaba la sien con una de sus garras. Trató de sonreír desafiante mientras unas lágrimas escapaban de sus ojos. No era la imagen más propicia para una despedida — No te molestare más, ni contare contigo, ni te volveré a pedir nada nunca jamás…No tendrás que gastar ni endeudarte ni pedir favores ni hacerte responsable más por mi…oh oh, si, mucho gusto, me presento. Soy Helcaraxë para…naaaahhh esa parte no merece la pena decirla…—las lágrimas seguían cayendo en medio de esa sonrisa falsa así que se las aparto con una mano antes de moverse hacia la puerta de la cocina.— Y Perdón por tan deplorable espectáculo —Dijo hablándoles a Rox y Rena. Hizo una terrible reverencia aun con la ropa apretada de la noche pasada— No tengo idea de los estándares de esta ciudad, pero aun así os pido disculpas por molestar tan temprano en la mañana, el desayuno es la comida mas importante del dia como dicen por ahí ¿Quién dice? Pues muchas personas…en fin…ahora me retiro y espero jamás…jamás volver a verte —Le dijo al ángel apretando los dientes. No lo odiaba, no podía, es más, era absolutamente todo lo contrario, quería estar con él. Y por eso mismo quería alejarse y no ceder, no volver a ser una damisela desvalida que dependía de él.

Se volteó dispuesta a salir y preguntar por ahí como diablos llegar al otro refugio, aun llorando, pero ya sin la sonrisa. Sin embargo, al parecer el día no quería solo ayudarla con sus planes y cuando miro afuera había mas gente, conocidos y no conocidos, y ella solo quería llorar o irse de ahi. — Aqui parece que hay mas gente y creo que necesitan a los nuevos...tranquilo Nery's todos se ven mucho mas amables y menos...como yo...— Le dijo antes de salir sin saludar e irse a un lado apartada mitad enojada y mitad soltando lagrimas, esperando por lo que le tuvieran que decir y rogando no tener que dar explicaciones.


La mente de kiki antes de volverse la mente de Helcaraxë:
Para los que quieran saber que gritaba la mente de Kiki llena de furia y caos mientras el hablaba, era algo asi:

Por supuesto que es orgullo pedazo de gilipollas, claro que es por orgullo, porque no quiero estar desvalida, porque no quiero volver a ser una chica inútil a la que salvan en un sitio monstruoso y no quiero ser una carga ni tampoco no tener nada que ofrecer. Porque orgullo y estos poderes es todo lo que tengo ahora. Me sacaron de mi mundo, me enamore de ti pedazo estupido y ahora parece que todo se va al putisimo maldito infierno. Me quitaron la magia y ahora al menos eso tengo de vuelta…. maldita sea…y si… y no…no te atrevas a compararme con ese infeliz…pero ¿sabes qué? Si…si quieres la verdad, si, ya te lo dije antes. Si tengo que ir a la Tierra y matar a mis padres con mis propias garras, congelarlos como poco a poco mientras miran horrorizados como una pesadilla les arrebata el calor… y traer sus cabezas heladas en mis manos a cambio de poder tener magia sin mendigar ni deber favores, lo hare, lo haré riendo joder. Y cuando vuelva aquí cantare y escribiré un poema bajo la maldita Luna…y cuando lo haga te daré la razón, no era la forma más fácil ni práctica, pero cuando haga eso será porque era lo que YO quería…


Última edición por Lathspell el 15/11/21, 11:54 pm, editado 1 vez
Seth
Personajes : Devoss: Humano transformado en Licántropo Tigre:

Maila: Humana (Hawaii)


Armas : Devoss: Forma animal y lanza


Ficha de cosechado
Nombre: Maila
Especie: Humana
Habilidades: Velocidad natatoria,intuición, carisma.
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 24 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

12/11/21, 08:21 pm
Maila caminó junto a sus amigos, mientras la luz carmesí de la Luna bañaba las calles y sus rostros. La hawaiana sentía una especie de euforia mezclada con terror ominoso al observar aquel gigantesco satélite. La nube de arena que la seguía se elevaba en el cielo como si quisiera alcanzarla, pero a los varios metros volvía hacia su dueña y la acompañaba durante el trayecto. La chica intentó juguetear dándole órdenes en su cabeza: "ve a esa esquina", "ponte a mi lado", "no te muevas"... Pero no todas funcionaron y Maila frunciría el ceño algo frustrada.

Por otro lado no pudo evitar mirar a Fleur más veces de la cuenta, siempre había sido muy guapa pero con su transformación lo era mucho más. El plumón negro que ahora sustituía a sus pestañas remarcaba aún más el color de sus ojos, y la corona de plumas blancas de su cabeza la hacían parecer alguien de la realeza. La hawaiana se dio cuenta en aquel preciso instante de que Rocavarancolia era el lugar donde pertenecía su amiga,  solo había que verla con esos andares tan gráciles. ¿Pero qué había sobre ella? ¿Era su lugar? Aún tenía a sus hermanos, la necesitaban... ¿Volvería Fleur con ella al faro? Lo dudaba bastante, a su amiga no le ataba nada a la Tierra y entre las dos había asuntos sin arreglar, pero ella no se había olvidado de Mana, Api y Arthur. La chica volvió a fruncir el ceño otra vez visiblemente preocupada, quizás tuviera que despedirse de sus nuevos amigos muy pronto...

Finalmente la Sede apareció ante ellos y Maila alzó la vista impresionada con su altura. La arena revoloteó a su alrededor como si estuviera impaciente por entrar y ella se giró hacia el resto sin saber muy bien qué hacer.

-¿Qué hacemos ahora? ¿Tocamos a la puerta o esperamos?- Preguntó con curiosidad.
Giniroryu
GM
Status : Rest in fucking pieces.

Humor : REALLY NOT FEELIN' UP TO IT RIGHT NOW. SORRY.

Personajes :
Noel: Draco de Estínfalo de origen sueco.
Archime/Krono Rádem: Kairós irrense.
Irianna/Dama Enigma: Nebulomante idrina lacustre.
Adrunelia: Gamusino sinhadre, edeel.
Lethe: Horus, enderth.


Armas :
Noel: hacha de dos manos y espada bastarda.
Archime/Krono Rádem: sus monólogos sobre biomecánica avanzada.
Irianna: arco y estoque.
Adrune: lanza, espadas cortas y arco.
Lethe: arco y lanza.



Ficha de cosechado
Nombre: Lethe
Especie: enderth
Habilidades: conocimiento de técnicas de supervivencia, orientación y vista de lince.
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 24 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

12/11/21, 08:24 pm
A Aberyk no se le habían pegado las sábanas exactamente, pero casi. Por supuesto Leährra no le iba a dejar levantarse tarde ese día, pero sí que cabeceaba en el salón del trono mientras observaba la entrada de la Sede de los Taumaturgos a través de un orbe. "No pienso dar el discursito varias veces y todavía no han llegado todos" le había dicho a la dríade. Ella tan solo suspiró y asintió.

Un codazo hizo que el Señor de los Asesinos se despertase con un gran sobresalto y se pusiese inmediatamente en alerta, sacando su hacha. Arma que bajó enseguida al comprobar que simplemente estaba siendo despertado por la Reina que le miraba con desaprobación con los brazos en jarras.
—Ya no hay más excusas: hay un grupo que no tenemos ni idea de dónde está, pero no puedes retrasarlo más. Si tienes que volver una segunda vez, volverás.
—Sí, mi Reina —dijo el inmortal en tono hastiado antes de, finalmente, traslocarse a las cercanías del lugar.

Leährra observó durante unos instantes a través del orbe para asegurarse de que Aberyk no intentaba alguna de las suyas, pero no se quedó mucho rato: en realidad, el que aquellos neotransformados estuviesen en paradero desconocido era, cuanto menos, preocupante.

---

Si por él hubiese sido se habría aparecido justo en la puerta, pero Leährra le dijo que mejor llegase caminando para no asustarlos y, por desgracia, tenía que obedecer una orden con sentido. Cuando llegó a la vista del grupo que acababa de llegar se detuvo y empezó a tantear dentro de su gabardina, buscando algo.
—Hola, avisad a los que ya están dentro. Vuestros compañeros, digo. Soy ehm... vengo de parte del Consejo Real —no, aquello no se le daba bien—. Y se supone que debo —se detuvo para bostezar—, deciros un par de cosas.

"¿Por qué yo?"
"Tienes que acostumbrarte a esta clase de cosas".

Farfullaba para sí mientras esperaba a que se reuniesen todos, recordando aquella conversación de la noche anterior y sacaba, finalmente, un trozo de pergamino de uno de sus bolsillos.

—¿Ya está todo el mundo? Vale, a ver... —le dio la vuelta al pergamino, pues lo estaba sosteniendo del revés y carraspeó—. Bienvenidos, hijos de las tinieblas, a Rocavarancolia —su tono de voz transmitía más aburrimiento que otra cosa—. A partir de ahora sois cuidadanos tras superar la criba y bla bla bla. El Consejo pone a vuestra disposición dos refugios: la Torre Serpentaria y este de aquí que se llama... La Sede de los Taumaturgos —le costaba descifrar su propia letra a veces—. En ambos tenéis acceso a refugio, higiene y alimento sin ningún coste, y os podéis quedar en cualquiera de ellos hasta un máximo de cinco años. Este es el refugio especializado en el entrenamiento físico y la Torre Serpentaria en el mágico. Igual os conviene uno más que otro, pero no importa demasiado la elección porque os podéis mover y mudar libremente de uno a otro... O algo.

Hizo una pausa, par seguir descifrando sus propios apuntes.

>>Hum... Ah, sí, tenéis que firmar en el registro del refugio en el que os instaléis y se os dará la contraseña de ambos. Ah, sí, tienen protecciones mágicas para que estéis seguros y esas cosas. Si le dais la contraseña a alguien que no viva en los refugios es vuestra responsabilidad.

Solo entonces los miró, con el mismo aire hastiado que transmitía su tono.
—Y creo que... ¿Eso es todo? —les dijo, como si ellos supieran la respuesta—. Soy nuevo, no me juzguéis. O hacedlo, qué más da.
Aberyk no recordaba las caras de ninguno de los presentes, pese haber matado a Lasca delante de ellos no les había prestado mucha atención y varios habían cambiado considerablemente.
>>Ah, esperad, hay algo más aquí en una esquina —dijo frunciendo el ceño para leer una anotación en un margen—. La Torre Doce. Sí. Una biblioteca equipada para aprender y practicar magia y alquimia. Parece ser que es la bomba, así que si os interesa mínimamente cualquiera de esas disciplinas pues digo yo que será buena cosa pasarse. Y... ¿alguna pregunta?

Volvió a pasar la vista por encima sin fijarse demasiado en nadie. Si fuese por él ya se habría marchado, pero Leährra le insistió en que debía quedarse a responder sus dudas, al menos un rato.
Nihil
Status : UNDEAD
Personajes : -Cain:Brujo demoníaco
-Mánia: Bruja autocinética
-Zmey: Piromante
-Twixy's: Veela
-Rena: Minera cyberPUNK

Ficha de cosechado
Nombre: Luci
Especie: Daeliciano
Habilidades: Carisma, oido musical, olfato fino
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 24 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

13/11/21, 06:36 pm
Rena ya no sabía qué demonios estaba presenciando. Al principio había pensado que Rox se había pasado recomendándoles a Lulú y Naeleth pero estaba quedando claro que esos dos necesitaban unas pocas de sesiones.

Entre los gritos y los flashes de luz y la niebla siniestra, Rena se había quedado petrificada sujetando la sartén sobre el fuego, donde los huevos ya se estaban quemando. Su instinto, uno diferente al que le había hecho casi destripar a Nea, le estaba pidiendo que interviniese, pero no tenía ni idea de cómo hacerlo. La situación no le gustaba ni un pelo, la tipa no le gustaba ni un pelo, y aun así, al ser una criatura de precio, sabía que tenía que tener en cuenta muchos más factores.

Rox llegó a tiempo para que se diese cuenta de que debía haber apartado la sartén del fuego hace un buen rato. Lo hizo. Y apartó el contenido para comérselo ella porque la comida no se tira. La chica de los cuernos ya había salido por la puerta y no le dio tiempo a decirle dónde podía encontrar Serpentaria. ‘’Bueno, -pensó – Con suerte verá el mapa que hay en el tablón de la entrada’'.

Tras pasarle la sartén a su amigo un momento se acercó al grandullón. Le tocó el brazo con la mano no mecánica, con suavidad para que no se sobresaltase y volviese a dejarla ciega.

-Creo… que deberías echarte un rato, parece que necesitas un descanso -Desde luego tenía cara de necesitar hibernar varios meses, el chaval estaba hecho un desastre -El salón está libre si no te apetece subir. Nosotros nos ocupamos del desayuno hasta que tus amigas bajen.

No sabía qué más podía decirle. No era nadie cercano, sentía que todo consuelo que pudiese ofrecerle se sentiría falso y vacío.

Mientras cocinaba puso a Rox al día de todo lo que había pasado en su ausencia, y de paso ella pudo enterarse de lo que había ocurrido cuando el cambiante y el ángel habían estado solos en la cocina. Hablaban en susurros, porque el salón estaba al lado y a saber si los ángeles también tenían mejoras auditivas. Como les había pedido la tempestomante, hicieron huevos revueltos y tortitas de plátano. Hicieron bastantes porque aunque solo fueran tres novatos uno de ellos bien podía comer como Rena con ese tamaño.

Cuando las otras dos chicas volvieron les contaron la movida, y les hicieron un tour por la cocina por si querían prepararse algo más.

-Aquí cada cual se lava sus platos. Si necesitáis lo que sea Rox ya os ha dicho dónde podéis encontrarnos -dijo sujetando su bandeja de desayuno y ya en dirección a la salida. Al final había hecho tortitas también para sus amigos dormilones porque seguro que nunca le perdonarían que los dejase sin ellas y había completado su propio desayuno con dos bagels y salmón ahumado - ¡Buen provecho!

Subieron directamente al cuarto a despertar a Milo y ponerle al día mientras desayunaban, y de paso enterarse de los detalles que no habian podido comentar por miedo a que el novato se enterase. En principio no bajarían a recibir al resto salvo que se lo pidieran. Por parte de Rena, había tenido suficiente con su primera experiencia como veterana de la ciudad.

_________________________________________

Y con este nombre yo te maldigo, y ni tan siquiera la muerte podrá librarte de tu condena, pues todo aquel que intente matarte recibirá siete veces tu castigo.
Red
Personajes :
Vacuum: Hado infernal originario de la Tierra.
Saren: Selkie roc idrino.
Keiriarei: Kitsune de nueve colas ulterana.
Sekk: Berserker ulterano.
Remilo: Brujo del cobre irrense.
Qwara Khumalo: Ifrit sudafricana.


Ficha de cosechado
Nombre: Qwara Khumalo.
Especie: Humana sudafricana.
Habilidades: Rapidez mental, velocidad y nociones de lucha (boxeo y krav maga).
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 24 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

13/11/21, 11:47 pm
Rox sí que sabía algo, aunque no demasiado, pero se mostró algo reticente a hablar del asunto y solo les dio algunas pinceladas de lo que había ocurrido. Fueron suficientes para que Qwara se hiciera una idea de que el asunto parecía grave, sin embargo, y entendió perfectamente que el cambiante prefiriera que lo hablaran con sus amigos. No estaba bien chismorrear de alguien a sus espaldas, a fin de cuentas.
Muchas gracias, de verdad —murmuró de nuevo. La ifrit sentía que se repetía demasiado, pero no podía evitar mostrarse agradecida con los veteranos por lo mucho que estaban haciendo por ellos en tan poco tiempo—. Intentaremos hablar con los dos, a ver si podemos ayudarles con lo que sea que les pase. —asintió tras su tono de urgencia, sonriendo con suavidad ante su última declaración sobre el agua caliente.

El rubio se perdió de vista escaleras abajo mientras la sudafricana intercambiaba una mirada de preocupación con la cercana. No sabía que decir, la verdad, pues después de su noche eufórica aquel drama se le venía grande y no se sentía a la altura.
Te propongo algo —dijo al final, cambiando el chip con expresión decidida—. Ahora nos vamos a dar un baño, vamos a vestirnos con algo que no de asco y ya si eso después, cuando seamos personas de nuevo, vamos a ver que les ha pasado a esos dos. —propuso en un tono casi suplicante. Por suerte para ella la tempestomante pensaba igual y durante un rato se permitieron desconectar de todo aquello.

Lo primero que hicieron fue buscar un cuarto vacío que tuviera uno de esos baúles que había mencionado el australiano, una vez lo encontraron se pusieron a rebuscar hasta hacerse con prendas de su agrado, y ya con el vestuario listo se metieron por fin en los baños. La distribución le recordaba a Qwara a la de cualquier vestuario deportivo aunque con mucho mejor gusto, lo que le traía gratos recuerdos, y ver duchas de verdad casi parecía un sueño.
Dioses, echaba de menos el agua corriente… —murmuró para sí, riendo con alegría cuando accionó el grifo y una cascada empezó a caer con un siseo familiar desde la alcachofa.

La ducha caliente con gel y champú de verdad después de meses de baños apenas templados y muy trabajosos le sentó de maravilla, tanto que al salir y envolverse en una toalla mullida desprendía un brillo que no tenía nada que ver con su pelo o sus ojos. ¡Incluso tenían secadores! O algún chisme mágico que se les parecía mucho y que desde luego cumplió con su función a la perfección.
¿Crees que querer sentirse así de bien siempre es egoísta? —le preguntó a la bruja con una sonrisa estúpida, haciendo malabares para pasar sus nuevos cuernos y su cabeza llena de rizos ardientes por el cuello de un jersey oscuro sin agujerearlo en el proceso—. Hacía meses que no estaba tan limpia… —aseguró, abrochándose los tirantes del peto vaquero que se había agenciado. Le quedaba algo corto a la altura de los tobillos, pero unos calcetines altos de color blanco completaban su conjunto y le daban un aire ochentero.

Como no sabía muy bien qué hacer con su ropa sucia terminó metiéndola en una bolsa de tela que apañó en uno de los armarios de la habitación, ofreciéndosela también a Ulmara para que guardara la suya hasta que encontraran a alguien que pudiera lavársela con el hechizo de limpieza al no ocurrírseles que ahora ellas mismas podían utilizarlo. La alternativa era quemarla, pero en verdad sería un desperdicio de tejido y en el fondo a la sudafricana le daba pena deshacerse de lo poco que le quedaba de casa. No sabía cuando iba a poder volver con aquellas pintas, a fin de cuentas.
¿Vamos entonces? —propuso, esquivando su reflejo en el espejo por inercia antes de salir por la puerta.

Abajo se reunieron con Rena y Rox al no estar a la vista ni Nery’s ni Kiki, y ambos les pusieron al corriente de lo que había ocurrido mientras les hacían un pequeño tour por la cocina. El desayuno que les habían preparado olía genial, lo suficientemente bien como para olvidarse durante un poquito más de tiempo del drama que se les venía encima, y cuando los veteranos se despidieron y se perdieron por las escaleras la ifrit se dejó caer en una de las sillas vacías con una sonrisa algo culpable.
Estos huevos revueltos tienen una pinta increíble. —reconoció, cargando bien su tenedor y metiéndoselo en la boca con un suspiro de satisfacción.
Yber
GM
Status : Es complicado.
Humor : La gracia de dios.
Personajes :
Dirke/Ramas.
Giz.
Tap/Malahierba.
Lara 37/Saria Omen.
Rasqa: parqio transformado en moloch.
Eitne.


Heridas/enfermedades : Eitne: le falta la pierna derecha de rodilla para abajo.

Ficha de cosechado
Nombre: Ulmara.
Especie: cercana alaí.
Habilidades: Velocidad, nociones de lucha y resistencia.
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 24 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

16/11/21, 07:58 pm
Ulmara agradeció saber que, efectivamente, no les habían ayudado antes porque no podían. Le daba rabia aquella ley estúpida, pero sabía que se pagaba con la muerte. No consolaba mucho y la bruja se preguntaba hasta qué punto se podía esquivar aquel juicio mortal, pero entendía que no quisiesen comprobarlo. Al final seguían siendo críos, tanto ella como los que habían venido antes. Le dedicó una sonrisa a Rox y escuchó lo que ocurría.

Vamos a tener que hablar con ellos, sí… —dijo tras Qwara, resoplando.

Se despidió de Rox con un gesto de mano y luego asintió con vehemencia a la oferta de la ifrit.

Acepto —dijo—. Si les tenemos que dar un par de collejas, que se las demos limpias —se rio.

Tras cotillear un poco por habitaciones vacías, dieron con ropa limpia. Ulmara se cogió unos bombachos negros de algodón, unas sandalias sin ningún tipo de broche y una sudadera blanca con un dibujo de un animal rollizo amarillo. Era una prenda vieja, llena de pelotillas, y, si Ulmara hubiese nacido en la Tierra, habría reconocido a la criatura como el ancestral Pikachu gordo. A Ulmara le hizo gracia lo feo que era y no necesitaba mucho más para elegirlo.

Sin embargo, lo impactante fue entrar en las duchas. No se esperaba un espacio tan grande dedicado únicamente a que la gente se mantuviese aseada, no después de haber pasado siete meses cagando en un agujero en el suelo. Era extraño pensar en una ducha como algo precioso, pero aquí lo era. Y todo fue aún más maravilloso cuando la bruja se pudo poner bajo el grifo y empezó a salir el agua. Se quedó ahí abajo durante lo que le parecieron horas, con los ojos cerrados y rememorando en el repiqueteo constante la tormenta de anoche.

Se secó con un poco de pena, pero también contenta, porque sentía que se avecinaba algo grande, divertido, y trasteó con los artilugios mágicos que había en el baño hasta que dio con uno que le dejó las plumas como si hubiese pasado un vendaval.

Egoista sería si el agua caliente no fuese infinita —respondió mientras se ponía los pantalones. No pudo evitar que se le escapase una carcajada cuando la ifrit trató de ponerse el jersey, pero continuó con la conversación—. Creo que es lo mínimo que nos merecemos: duchas, comida recién hecha con ingredientes nuevos después de meses, colchones buenos… Y aun así me parece poco —dijo. No quería entrar en temas tristes, así que continuó vistiéndose y, ya con la sudadera de Pikachu puesta, añadió—: Parecemos dos personas diferentes, es increíble.

Desde luego, Qwara estaba reluciente en todos los sentidos. Y Ulmara se sentía como si acabara de renacer.

La tempestomante agradeció la bolsa y metió en ella la ropa con la que había venido a Rocavarancolia. Se preguntó si contaba como broma dejar la ropa sucia dentro del armario y deseó que alguno de los que les habían recibido se la encontraran por sorpresa, imaginando las posibles reacciones.

Vamos —confirmó.

La tempestomante tenía ganas de ver cómo avanzaba la situación entre Nery’s y Kiki, pero para su sorpresa, ninguno seguía en la cocina. Sí estaban Rox y Rena, a quienes saludó de nuevo con un gesto leve de mano, y un olor dulzón que hizo rugir su estómago. Las trataron con aún más amabilidad, les enseñaron la cocina y las pusieron al día con más detalle de todo lo que había ocurrido. Entre las cosas más destacables, Nery’s ahora era Neariel y Kiki parecía fuera de sus cabales y, si bien la relación entre ambos no tenía mucho futuro, Ulmara confiaba en que el ambiente general mejorara.

La verdad es que sí, huelen a gloria —dijo mientras se dejaba caer sobre la silla, cargando el tenedor al mismo tiempo, como si hubiera perdido cualquier atisbo de modales. A la vez que se llevaba el primer bocado a la boca, oyó que llamaban a la puerta y a la bruja se le abrieron los ojos con curiosidad genuina—. ¿Crees que serán ellos? —preguntó con la boca llena.

La bruja se negó a dejarse el plato en la cocina y se levantó con él en una mano y el cubierto en la otra, dispuesta a recibir a quien fuera mientras continuaba el desayuno, pero antes de nada esperaría a Qwara.

_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.
Reifon
Status : Cazador de la luna de sangre.
Humor : JAJAJAJAJA *se marcha riéndose*
Personajes :
Spoiler:

Armas :
Spoiler:
  • Arcan Rel: Cuchillos de caza, espada de mano y media, hacha cazahombres.
  • Dama Abrazos: Mandobles y manguales gigantes duales, balas cañon.
  • Nery´s: Beyesha infinita. Esto que no sabe ni que es.


Ficha de cosechado
Nombre: Nery´s
Especie: Frivy
Habilidades: Velocidad, agilidad, resistencia.
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 24 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

17/11/21, 12:18 am
¿Por qué? No lo entendía.  ¿Cómo era tan importante su orgullo como para escoger irse? Como para escoger... no estar con él... Se le removía el estomago, aquel remolino al fin tirando hasta hacerle pedazos. Quería romper todo aquello y ceder, abrazarla y decirle que lo sentía y que se quedara a su lado para siempre. A la vez quería levantarse y gritar, soltar toda su frustración contra ella, todo lo miserable que le había hecho sentir desde hacía tiempo y narrarle el muro contra el que se iba a chocar creyendo que aquello le daría la felicidad. Muro contra el que él se pegó hacia demasiado tiempo antes de que llegaran Sealhy´s y Raelene. No... Mentía. Incluso con ellas ahí siguió dándose de cabezazos inútilmente contra ello, tan solo haciendo que doliera más y más. No lo dejó hasta que le arrancaron de él, hasta el día que le anunciaron como cosechado. Su actitud desafiante solo dolía más. ¿Tenía que escupirle su orgullo incluso ahora? El ángel, al contrario, tan solo la miraba con expresión profundamente dolida mientras caían sus lágrimas y su luz iba desapareciendo más y más en aquel vaivén errático. Y llegaron las últimas palabras, sonidos clavándosele como un cuchillo al rojo en su pecho y arrebatándole. ¿Por qué tenía que acabar todo así?

Hundido en el sitio sin luz y sin ánimos la observó marchar. Los recuerdos apilándose de nuevo, las ganas de simplemente rogarle que se quedara quemándole... Pero, ¿para qué? Ella siempre decidía irse y ahora... elegía ser una asesina.

—Espero....  Espero que estés bien. —El ángel arracó esas palabras de su voz como pudo, ahogado en la angustia y tratando de no romper a llorar de nuevo por sus vecinos. Sería lo último que le diría.

Se giró hacia Rox y Rena, levantándose de la mesa como podía claramente trastocado y con una pinta horrible entre las lágrimas y la falta de luz.

—G-gracias yo... Yo también los siento mucho por... todo esto. Em... Gracias. Si, iré arriba. —Dijó siguiendo el consejo de su vecina. —Tengo que llevarles esto... —agarró el tarro de mermelada resquebrajado y se giró para Rox. —Mmmm, si alguna vez necesitas ayuda o algo que pueda hacer por ti... Mmm si necesitáis algo de frivo... o... lo que sea... En fin. Gracias. —Hizo un pequeño amago de reverencia con la cabeza, un gesto de gratitud, y se fue apoyando su mano libre en las paredes. A penas escuchó el reclamo de Kiki, la mención de todo el mundo traía el tener que enfrentarse a contarles aquello y como escogió sus palabras solo le sonsacaron otra mueca de disgusto. Otra puñalada de dolor.

—Bajaré en un rato. —Declaró sin más y desapareció por las escaleras.

Sigue en La habitación de los abrazos.


Última edición por Reifon el 26/11/21, 01:03 am, editado 1 vez

_________________________________________

Equilibrio:

Un blanco mas oscuro que el negro.

Un negro mas claro que el blanco.

El gris se desborda en mil tonos.

Y el arcoiris se hunde en monotonia.

Vivimos caminando el sendero dejado por los muertos.

Mientras brindamos nueva muerte a nuestro paso para extenderlo.
Aes
Status : Bailando entre llamas
Humor : Me meo ;D
Personajes :
Ruth: Humana (Israel)
Demonio de Fuego
Tayron: Humano (Bélgica)
Lémur
Fleur: Humana (Francia)

Ficha de cosechado
Nombre: Fleur
Especie: Humana
Habilidades: Agilidad, oído musical y salto.
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 24 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

18/11/21, 04:02 pm
Fleur andaba ocupada ayudando a Rúa a caminar con aquellos ropajes por encima de la cabeza cuando vio al refugio recortado en la distancia. Ni los comentarios de sus amigos ni la arena de Maila la distrajo ante aquella construcción de madera rojiza con motivos arabescos. Quiso hablar y asegurarse de que se trataba de la Sede de los Taumaturgos antes de llamar tal y como sugería la hawaiana. Pero algo les cortó el paso, algo que definitivamente resolvió sus dudas.

Se trataba de un joven con una gabardina y un parche en el ojo, la francesa se dijo que no debía ser mucho más mayor que ellos pero cuando habló hubo algo extraño en su voz, como aburrimiento. No por ello lo que decía dejaba de ser menos importante. Venía de parte del consejo real. Definitivamente la prueba o como quisieran llamarla se había acabado pues los gobernantes habían pasado del silencio y la indiferencia absoluta durante meses a comunicarse con ellos dos veces en menos de veinticuatro horas.

Con una pizca de temor miró a Maila y a Rúa por ser a quienes tenía más cerca, y con nerviosismo esperó a que el resto de sus compañeros (acababa de descubrir que habían llegado al refugio sanos y salvo) salieran. Tuvo que esperar un poco hasta ver caminar hacia ellos figuras familiares y algunas no tanto. El alivio de verlas sin ningún rasguño aparente venció al enfado por haber desaparecido de esa forma pero sabía que la molestia volvería más tarde. En cualquier caso Fleur sonrió logrando no emocionarse demasiado y echando de menos al frivy con sus grandes alas. Quiso preguntar muchas cosas pero no pensaba interrumpir a aquel hombre y estaba demasiado impactada por el nuevo aspecto que presentaban tanto Kiki como Qwara. Mientras que la primera contaba con una cornamenta de cristal y una neblina a su alrededor la sudafricana poseía la suya propia hacia atrás y tanto el cabello como sus ojos parecían hechos de lava. Ulmara salvo algo en la mirada, parecía la misma, aunque no del todo.

Fleur escuchó atentamente el discurso de aquel hombre sin dejar de mirar de reojo con sus pestañas en marcadas en plumón a sus amigas. Fue demasiada información de golpe, y además decepcionante. Fleur no quería ninguna medalla ni trofeo condecorado pero desde luego no esperaba aquel tono monótono y poco profesional tras sobrevivir a peligros de muerte. Prefería una manta y una taza de chocolate caliente. Otro refugio, una torre de hechicería. Un registro con contraseña. ¿Qué era aquello? .

Cuando quiso saber si tenían alguna pregunta permaneció en silencio, parpadeando repetidas veces y sin pronunciar ninguna palabra. ¿Por cinco años? ¿Se podía llegar a estar tanto en esa ciudad sin morir?.

_________________________________________

"Ya No Hay Fuego, Pero Sigue Quemando."

"Son Un Sentimiento Suspendido En El Tiempo, A Veces Un Evento Terrible Condenado A Repetirse."

"Deja Que Tu Fe Sea Más Grande Que Tus Miedos"
Jack
Status : Muster the Rohirrim!
Humor : On fire!
Personajes :
Jack: Vampiro de humo terrícola.
Atol/Skarog: Helión libense.
Alice/Onyx: Onycemante terrícola.
Tesón/Eterno: fantasma roquense, sin magia.
Sinceridad: Argos magnético roquense de Tierra Bruja.
Pefka: Hijo de Luna Kepryna.
Heridas/enfermedades : Pefka perdió el ojo derecho en su rito, lleva un parche
Armas : Jack: dos espadas. Magia.
Atol: lanza, espada y escudo. Magia.
Alice: magia y onyces. Espada o arco.
Sinceridad: arco, jabalinas, espada/lanza y escudo.
Pefka: lo que pille, normalmente machete y arco



Ficha de cosechado
Nombre: Pefka
Especie: Krabelinense
Habilidades: Instinto animal, técnicas de supervivencia y resistencia.
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 24 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

23/11/21, 06:44 pm
Cuando llegaron al punto que indicaba el mapa, el hijo de Lunas no dejó de botar en el sitio. Lo hacía de un lado a otro, en diagonal, y estiraba el cuello en una dirección u otra, pues aquella torre le sorprendía. Era otra torre aparentemente cuadrada, pero ya había visto otras edificaciones parecidas. No, lo que llamaba tanto su atención era su decoración. No tenía un nombre para los adornos que iban de lado a lado y se repartían por lo que intuía serían las plantas interiores del torreón. Quería acercarse pero también dudaba sobre qué hacer respecto a su llegada. ¿Llamarían? ¿Saldrían a recibirles? ¿Vendría alguien a dar un discu...? No tuvo tiempo de pensar más pues una voz le sacó de sus pensamientos.

Había llegado junto a ellos un emisario del "consejo real" de la ciudad. ¡Por fin! Pefka no echaba de menos pomposidad o ceremonia alguna, le gustaba que el hombre apareciera como alguien llano ante ellos. Y aun así, no obstante... ¿parecía molesto por estar allí? ¿Espera, sus compañeros estaban allí ya? ¡Ahí estaban! Quería lanzarles las cien mil preguntas que se agolparon en su cabeza en cuanto vio sus nuevos rasgos, pero antes tenían que escuchar al emisario real. Había sacado un pergamino y empezó a leerlo, así que el lenguaraz intentó centrarse y dejar en un segundo plano todo lo anterior.

Fue tomando nota mental de todo lo que les decía, quieto en el suelo mientras escuchaba. Primero, habían superado "la criba", que imaginaba que era el nombre del ritual para conseguir los dones de las Lunas, y por ello eran ciudadanos de Rocavarancolia. Segundo, el Consejo les dejaba vivir en los refugios durante cinco años y cada cual se especializaba en algo... «Entonces... ¿creo que me convendría más Serpentaria?» y también les explicó cómo funcionaba la entrada y que la magia superior servía de protección (lo cual no le extrañó, sabiendo la de monstruos que había en la ciudad, pero desconocía que hubiera cosas peores que monstruos). Y tercero... ¡les habló de una biblioteca especializada para aprender magia! ¡Definitivamente debía ir allí! Lo repasó todo rápido en cuanto se calló y asintió para sí mismo un par de veces hasta que ladeó la cabeza. Les había hablado sobre su futuro en la ciudad, pero echaba algo en falta.

¡Todoperfectomuchasgracias! —carraspeó para recuperar el ritmo y continuó—. Perdón. Pero... ¿Y sobre nuestros mundos? ¿Cómo podemos volver para avisar de que estamos bien y compartir lo que hemos aprendido?—le preguntó. No había venido a Rocavarancolia solo para aprender todo lo que pudiera y seguir los designios de las Lunas, sino que esperaba poder llevar lo máximo posible de vuelta con él a su hogar.

_________________________________________

«Die wahre Macht, die uns beherrscht, ist die schädliche, unendliche, verzehrende, zerstörende, unstillbare Gier nach Liebe!»
Spoiler:
«El verdadero Poder que nos controla es la vergonzosa, interminable, desgastante, destructiva e insaciable Codicia de Amor!»


Stuff:

New Sincy:

Sede de los Taumaturgos - Página 24 Birds_in_the_buff_3


Alt:
+0171 / +0187 / +0151


Banda sonora de mis pjs:
Lathspell
Status : Disponible para cualquier debate ilógico
Humor : Culpable de dibujar horrible y hacer chistes peores aun
Personajes : Zobriel: Nublino transformado en Basilisco
Kyllikki: Humana cosechada.
Armas : Zobriel: Malicioso, Colmillo veneno, Cuchillada, Cola veneno
Kyllikki: Elataquedelasmilteoriascientificasypseudocientificasmasinutildetodoslostiempos

Ficha de cosechado
Nombre: Kyllikki Paasikoski
Especie: Humana
Habilidades: Buena menoria, muy buena, lealtad, y facilidad para los idiomas.
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 24 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

26/11/21, 05:58 pm
Helcaraxë había salido y estaba apartada, lo suficiente para escuchar sin tener que hablar con nadie. Aun tenia lagrimas por el rostro, pero curiosamente le calmaba mas la burocracia de la que le estaban hablando. Esperó un poco para secarse las lagrimas con el dorso mortecino de sus manos y en el momento que hubo un hueco entre otras preguntas le grito levantando una de sus garras desde lejos para no incomodar a nadie con la niebla.

Hay…ehhh…perdón…¿hay alguna política de la ciudad o sitio para los casos en los que tengamos…—estuvo a punto de decir “tengamos que asesinar…o de alguna manera usar las vidas ajenas de otros seres inteligentes para poder hacer magia y/o ser útiles en esta ciudad?” pero aunque fuera fría por fuera, aun era una nerd por dentro y se corrigió rápidamente antes de ponerse un letrero de sociopata en medio de sus cuernos —…dones “inmorales”? — dijo remarcando unas comillas con sus uñas heladas — ¿O algún formulario, petición o algo que podamos hacer para bueno…conseguir nuestra magia?

La pregunta de donde quedaba el otro lugar podía esperar un poco. Teniendo a alguien “oficial” en frente prefería sacarse esa espina de una buena vez y ya luego tratar de pensar que hacer con su nueva vida.

_________________________________________

El Odio es por mucho el placer mas duradero. El hombre Ama con prisas, pero llega a Odiar con mucha calma.
Evanna
Personajes :

Armas :

Ficha de cosechado
Nombre: Rua
Especie: Humana. Sueca
Habilidades: Rapidez mental, valor, astucia
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 24 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

27/11/21, 12:39 pm
Lo que menos esperaba Rua al llegar finalmente a aquel torreón, con ayuda de Fleur, fue que alguien fuera a darles la bienvenida, si se le podía llamar así al intento de torpe discurso que el sujeto comenzó a hacer pidiendo que llamasen a todos a salir. El hecho de saber que el resto de sus amigos estaban adentro fue sorpresivo pero bienvenido, pero su atención se quedó llena de sorpresa sobre extraño tipo con pachorra que parecía querer estar en cualquier sitio menos ahí. ¡Lo conocía! Definitivamente lo conocía, era el mismo hombre que había matado a Lasca, el asesino de Iemai y por tanto quien también les había salvado a ellos el pellejo. ¿Era del consejo entonces? <<No, nos estaba salvando…solo estaba haciendo pagar a alguien por saltarse las normas>> pensó apretando más fuertemente la capucha sobre su cabeza. Era frustrante y doloroso pensar que la muerte de su amiga ni siquiera había sido el motivo de llegada de alguien del consejo, sino que fue por el macielero y por el ataque contra ellos. Ella nunca fue una cosechada para empezar por lo que no tenía derechos. Era una mierda injusta.

La llegada de Ulmara y Qwara, así como la de Kiki cuyos cambios ya conocía, la devolvieron al presente. <<¿Dónde esta Nerys? Se supone que estaba con Kiki>> Aquello le extraño así que decidió preguntarles luego a las chicas cuando el hombre se fuera. Ulmara parecía estar como siempre a simple vista, tal vez un poco diferente a sus ojos, era difícil de decir llevando una capucha oscura. Pero Qwara…mostraba un clarísimo cambio en forma de cuernos curvos que salían de cada lado de su cabeza. Solo de verlos, Rua sintió un dolor en su propia frente como reflejo, recordando como se sintio como el cráneo se le partía en dos cuando el suyo salía. Se abstuvo de intentar tocarse la frente a un así, cubriéndose incluso más si era posible, mientras escuchaba finalmente a aquel tipo del consejo dar su comunicado.  El cual parecia tan distraido como ellos mismo a la hora de dar su explicación. <<Parece el tipico novato al que le han echado todo el muerto encima y le dicen “arréglatelas como puedas”>> pensó ante el desgano evidente en su voz.

El oír que podría mudarse de un sitio a otro y que tendría comida, higiene y refugio por al menos cinco años fue como una fantasía. ¿No tendría que seguir yendo a por cestas? ¿Ni seguir llenando cubos y calentando el agua como si estuvieran en el medievo? Ante aquellas simples cosas que no había sido nunca lujos para Rua pero ahora se sentían como si lo fuera, hicieron que sus ojos se iluminaran bajo la capucha, sintiendo que toda la piel le picaba ante el pensamiento de un buen baño caliente en el que no fuese necesario hace mil bajadas a por agua del pozo.

<<Torre Serpentaria…y la Torre doce >> aquellos dos lugares le habían atraído especialmente. Desde que sabía lo que era y todas las dificultades que conllevaba, definitivamente aprender más magia era primordial para sobrevivir en aquel lugar. Necesitaba algo urgente para cubrir su cuerno más allá de una simple capucha. Pronto.

Algunas preguntas se arremolinaron en su mente cuando el tipo termino, pero una de ellas, la cual estaba muy en el fondo solapada por el deseo primordial y urgente de sobrevivir, fue hecha por Pefka, trayendo a su cabeza otra orda de dudas como un torrente. Su familia ¿Podría verlos? ¿Cómo explicarles lo del cuerno y todo lo demás?…sonaba demasiado loco siquiera el pensarlo, mucho había cambiado en ella. ¿S-Se asustarían al verla? Un escalofrió la sacudió, teniendo que abrazarse ligeramente a sí misma, apegándose aun a mas a Fleur como si fuera su soporte emocional silencioso, al tener un vago recuerdo de aquella maldita pesadilla de meses atrás, donde ellos no la reconocían y ella se convertía en oso. Diferente animal, pero situación plausible de ocurrir.

Rua empezaba a sentirse nerviosa allí parada, no se sentía preparar para pensar en aquello con todo lo que ya tenía encima, pero al mismo tiempo también quería escuchar la respuesta de ese hombre. La pregunta de Kiki fue cuanto menos extraña para la sueca, al no tener idea de a que se refería con “inmoral”. No sonaba tranquilizador. Nada lo era para ella ahora mismo...y su ansieda dincluso sino lo deseaba parecia ir creciendo por segundos, como agua que lentamente comienza a hervir...¿cuanto tiempo habia pasado desde que volvio a ser ella...y cuanto le quedaba para seguir siendolo?

No pudo evitar dirigir una mirada ansiosa por debajo de la capucha a la puerta del refugio, cambiando su peso de un pie a otro. Vivir asi iba acabar con sus nervios, joder.

_________________________________________

Invitado, sueñas con un mundo perfecto...
...tu paraíso personal...
...donde lloras tu imperfecta realidad

Spoiler:
Rua habla =  #9932CC
Rua piensa = #CD5C5C
Dédalo piensa = #FFFAFA
Red
Personajes :
Vacuum: Hado infernal originario de la Tierra.
Saren: Selkie roc idrino.
Keiriarei: Kitsune de nueve colas ulterana.
Sekk: Berserker ulterano.
Remilo: Brujo del cobre irrense.
Qwara Khumalo: Ifrit sudafricana.


Ficha de cosechado
Nombre: Qwara Khumalo.
Especie: Humana sudafricana.
Habilidades: Rapidez mental, velocidad y nociones de lucha (boxeo y krav maga).
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 24 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

27/11/21, 06:54 pm
Qwara ya había acabado con la mitad de su plato para cuando llamaron a la puerta y, antes de ponerse en pie, se apresuró a dar buena cuenta de la otra mitad mientras Ulmara hacía suposiciones sobre quién podría ser. Se hizo con una manzana mientras enfilaba la puerta, pues aún tenía hambre, y con ella en la mano se unió a la tempestomante que había decidido llevarse su desayuno con ella.
¿Sabes que el bicho que llevas estampado en tu sudadera es un meme legendario? —no pudo evitar preguntar esbozando una sonrisa divertida antes de abrir el portón, olvidándose momentáneamente del pokémon y de la fruta cuando reconocieron a sus compañeros en el grupito que se había reunido frente a la Sede.

La sudafricana salió a recibirles con entusiasmo, pero la figura de un extraño en las proximidades contuvo su primer impulso y la hizo enmudecer. El individuo no tardó en explicar el motivo de su presencia allí, dando a entender que era una especie de emisario del Consejo que había venido a informarles de su nueva posición en la ciudad, y mientras les ponía al día la ifrit no pudo evitar torcer un poco el gesto al percibir la desgana y la falta de interés en los gestos del mensajero. Aunque ahora disponían de refugios adecuados y muchos lujos que no habían tenido en los últimos siete meses el camino hasta allí había sido tortuoso, por lo que todo aquello parecía un premio de consolación bastante cutre y nada se sentía adecuado. Si, a pesar de los cambios físicos su transformación le hacía sentir bien y casi comprendía lo de “la Luna solo revela quien eres de verdad”, pero eso no justificaba las muertes ni las penurias de la criba. El hastío evidente del inmortal solo hacía aún más desagradable todo aquello, así que cuando llegó el momento de las preguntas la muchacha tuvo que morderse la lengua para no escupir ninguna bordería.

Mientras Pefka planteaba una de las dudas que seguramente a todos se les había pasado por la cabeza la humana se decantó por controlar su respiración para tranquilizarse y aprovechó el impás para echar un vistazo a los cambios de los sendarios. El más significativo era sin duda el del hijo de las lunas, pues el krabeliense había perdido toda su coraza y ahora su piel se asemejaba a la de una rana del amazonas, pero Fleur también parecía más esbelta y sus pestañas ahora eran de plumón negro. Maila y Toni parecían seguir igual que antes, como la tempestomante a primera vista, y la que debía ser Rúa se había puesto una capa que mantenía su rostro oculto en las sombras. Lo poco que se adivinaba de la figura de la sueca no hacía suponer nada raro, pero sí que había algo extraño en la forma en la que la capucha caía sobre su cabeza.
Oye… ¿de dónde sale tanta arena? —le susurró a Ulmara en cierto momento, dándose cuenta algo tarde de la ingente cantidad que había ocupado la calle y que parecía converger en algún punto del grupo.
Yber
GM
Status : Es complicado.
Humor : La gracia de dios.
Personajes :
Dirke/Ramas.
Giz.
Tap/Malahierba.
Lara 37/Saria Omen.
Rasqa: parqio transformado en moloch.
Eitne.


Heridas/enfermedades : Eitne: le falta la pierna derecha de rodilla para abajo.

Ficha de cosechado
Nombre: Ulmara.
Especie: cercana alaí.
Habilidades: Velocidad, nociones de lucha y resistencia.
Ver perfil de usuario

Sede de los Taumaturgos - Página 24 Empty Re: Sede de los Taumaturgos

29/11/21, 01:46 pm
A estas alturas de la vida, a Ulmara no le sorprendía que los humanos pusieran chistes en la ropa, pero aun así volvió a mirar a la rata gorda amarilla con confusión, incapaz de entender el motivo por el que era un meme, concepto relativamente nuevo para ella también. Después se encogió de hombros con expresión divertida, todavía plato en mano, y se asomó a la puerta tras la ifrit.

Ulmara habría prestado más atención a sus compañeros, pero se tensó ante la aparición del extraño con gabardina y tardó varios segundos en entender por qué: fue el que les salvó de Lasca después de que matara a Iemai. A la cercana se le revolvió el estómago de repente y se le fue cualquier signo de alegría del cuerpo, bajó los brazos sin soltar el plato y se quedó callada. No prestó atención al discurso y apenas sintió el desdén de aquel hombre hacia su propio trabajo. Con cara de susto, lo que hizo fue volver la vista a sus compañeros y buscar en sus nuevos aspectos algo que la mantuviera en tierra firme.

El que más llamaba la atención era Pefka, que se parecía peligrósamente a una rana gigante. Luego estaba Fleur, que se veía… ¿más alta? ¿Esbelta? Y no se le escapó el plumón de sus ojos, que le habría hecho sonreír en otras circunstancias. Rua estaba rara, pero más que por el hecho de que parecía esconder algo extraño en la cara, estaba mucho más tapada de lo normal. ¿Le daría vergüenza su nuevo aspecto? ¿Escondía algo terrible? No sabía decir. Y ocurría igual con Toni y Maila, que no parecían haber cambiado en absoluto, como ella misma. Por último buscó a Sarah, pero estaba al fondo, lejana, y no pudo fijarse en ella.

Hasta que no escuchó las voces de sus compañeros, no se dio cuenta de que el discurso se había acabado. Logró procesar la pregunta de Qwara y, con unos segundos de retraso, le respondió:

No lo sé… ¿Será por la Luna? El desierto estaba cerca… --había tanto a lo que prestar atención que no fue consciente hasta ese momento de lo extraño que era tal cantidad de arena revoloteando por allí. Pero ayer les llovieron cristales, así que no se le ocurrió unir cabos por donde verdaderamente podía.

Acto seguido, alzó la voz y se dirigió a Aberyk.

Oye, tú —le interpeló con sequedad, pero luego perdió toda la valentía y se dio cuenta de que no merecía la pena echarle nada en cara si le podía partir la crisma con más facilidad que a Lasca. Igual que cuando se sintió amenazada por la presencia del frivy, la tormenta en su interior hizo un amago de escapar de sus puños y volvió adentro. Ulmara sentía una sensación eléctrica en los dedos y se moría por darle un puñetazo al miembro del consejo, a pesar de que le debía la vida, pero todo lo que pudo hacer fue venirse abajo e invitarle a seguir sus sueños—. Nada, da igual… Puedes irte cuando quieras.

_________________________________________

No llores por no poder ver tu pierna,
las lágrimas te impedirán ver los cadáveres de tus amigos.
Volver arriba
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.